Está en la página 1de 3

ANTES DE QUE SEA TARDE

En el siguiente ensayo podremos observar como Leonardo DiCaprio nos explica el


impacto ambiental que estamos causando todos los seres humanos en la tierra,
explica paso a paso como cada ecosistema está sufriendo un deterioro ambiental
y que posiblemente llegaremos al punto de la extinción de la raza humana.

Tratar de explicar, mediante el arte, las consecuencias del cambio climático, es la


estrategia de Leonardo DiCaprio en Antes que sea tarde (Before the
flood). Usando el cuadro El jardín de las delicias, del pintor holandés conocido
como el Bosco, el ganador del Óscar muestra su visión de lo que enfrenta la
sociedad. “El cambio climático es real y está sucediendo ahora”, había advertido el
actor en su discurso al recibir la estatuilla más codiciada de Hollywood el 28 de
febrero de este año.
El jardín de las delicias es un tríptico, una pintura realizada sobre tres tablillas
conectadas que permiten doblar las dos laterales sobre la del centro. En el panel
izquierdo se ve el Edén con Adán y Eva, pájaros volando, animales y ambiente
natural, todo con una gran connotación religiosa sobre el origen del hombre. La
parte central hace alusión a los pecados capitales, la superpoblación y los excesos
del hombre. La tercera parte de la obra es la referencia al pecado y la decadencia
del paraíso: una imagen apocalíptica. Viéndolo así, se podría pensar que son el
antes, el ahora y el después que DiCaprio y su documental buscan mostrar con la
esperanza de cambiar.
Leonardo DiCaprio se ha hecho popular por ser un activista comprometido con
informarse, investigar y saber qué se puede hacer para enfrentar problemas como
el cambio climático, la extinción de las especies y el calentamiento global. “Es la
amenaza más urgente que está enfrentando nuestra especie entera. Necesitamos
trabajar colectivamente y dejar de procrastinar. Necesitamos apoyar a los líderes
alrededor del mundo que no hablen en nombre de los grandes contaminadores ni
de las grandes corporaciones, sino que hablen por toda la humanidad”, continuó
diciendo DiCaprio en su discurso al recibir el Óscar por su interpretación en El
renacido (The revenant).
El actor —que también es “mensajero de paz” de la ONU— incluyó en su
documental, producido por National Geographic Channel y dirigido por Fisher
Stevens, entrevistas con personas de todas las esferas de la sociedad. Desde
políticos, como el actual presidente norteamericano, Barack Obama, el
expresidente Bill Clinton o el secretario de la ONU, Ban Ki-moon, hasta expertos
en el tema, activistas e incluso personajes religiosos como el papa Francisco.

El filme, producido por DiCaprio y Martin Scorsese, será emitido en la noche de


este lunes festivo en Especiales Caracol. Su propósito es que los espectadores
replanteen el problema que enfrenta el planeta y obtengan herramientas para
actuar y pensar en su futuro. “No quería que la película asustara a la gente, o les
presentara estadísticas y hechos que ya conocen, sino que ayude a pensar en lo
que se debe y se puede hacer para dejar un planeta habitable a las próximas
generaciones", explicó el actor en la presentación del documental.
El rodaje de Antes que sea tarde se realizó durante tres años. El director Fisher
Stevens y DiCaprio juntaron material audiovisual para mostrar las devastadoras
imágenes del cambio climático: contaminación industrial, bosques arrasados,
selvas incineradas, aumentos del mar, cosechas desaparecidas. Su recorrido por
el mundo deja ver las afectaciones se que viven en lugares como Pekín, Canadá,
Estados Unidos, Groenlandia e Indonesia a causa de las acciones humanas.
Con imágenes antiguas de personas expertas, el documental demuestra que el
cambio climático es un problema que aqueja al mundo hace muchos años.
También denuncia a empresas y políticos (entre estos el nuevo presidente de
Estados Unidos, Donald Trump), acusándolos de negarse a aceptar lo que está
sucediendo en el mundo.

La producción, con su recopilación de opiniones de políticos, científicos y


religiosos, deja como reflexión un llamado a hacer algo por el planeta antes de que
realmente sea muy tarde. Incluso plantea soluciones como cambiar la forma en
que vivimos, ciertos productos que consumimos, los elementos que compramos y
hasta al político que elegimos.

Before the flood demuestra que informar da poder, el poder del cambio. El gran
inconveniente: a la humanidad le falta unirse para ayudar con esta causa. Como al
principio del documental, cuando el “mensajero de paz” cuenta su anécdota sobre
El jardín de las delicias, se puede entender el mensaje que envía DiCaprio a
través de la obra. El cuadro cerrado es la perspectiva del Bosco sobre el tercer día
de la creación de la Tierra, y muestra la fragilidad y sutil capa que la cubre. El
exterior de la obra es un antes de nosotros y el interior somos nosotros. El
documental y la obra resumen la misma misión: darnos cuenta de lo hermosa que
es la Tierra sin todo el daño que le hemos causado y preguntarnos si seremos
capaces de cambiar el rumbo.