Está en la página 1de 7

C U LT U R A Y D E S S A R R O L LO • N O 8 • A Ñ O 2 0 1 2

OTROS CA SOS

La evolución de los museos


y su adaptación
Sachie Hernández
Consultora de la UNESCO

Museo Nacional
de Bellas Artes,
Edificio
“(…) La idea de museo está asociada
de Arte Cubano
© Museo Nacional
de Bellas Artes
a la identificación del hombre con su cultura
y al reconocimiento del valor testimonial
de ciertas evidencias como patrimonio (…)” 1
Sachie Hernández • La evolución de los museos y su adaptación 39

Museiom y Pinakothéke fue- un vuelco al progreso de estas donde se concretan algunos


ron los nombres dados por los instituciones. Como consecuen- proyectos cuyo modelo es el tem-
griegos y egipcios a los primeros cia del hito francés se concibió plo griego. Luego la autoridad
espacios destinados a la acumu- el primer museo de carácter del clasicismo se diluye en un
lación de los conocimientos de la público en el otrora Palacio Real eclecticismo que se materializa,
Humanidad. Ptolomeo Filadelfo del Louvre. En 1851 se cele- hasta finales del siglo XIX, en
construyó en Alejandría durante bra en Londres la Exposición dos tendencias fundamentales:
el siglo III a.C. un conjunto de Internacional del Comercio, en el Gótico Ruskiniano2 y la inte-
edificios que recibieron funcio- el recién construido Palacio de gración del renacimiento francés
nes variadas, biblioteca, anfi- Cristal, iniciándose así un ciclo con el barroco3.
teatro, observatorio, salas de de asistencia de grandes masas
trabajo y estudio, jardín botá- de espectadores a certámenes, En Latinoamérica también las
nico y colección zoológica, para ferias, exposiciones y museos. primeras experiencias en la
conservar y mostrar, estudiar e
investigar lo que ya en aquel mo-
mento el hombre había produci-
do y comenzaba a acumular en
materia de literatura, descubri-
mientos científicos y filosóficos,
especies naturales y artes.

Dichas instalaciones son el


antecedente más antiguo de lo
que después devino en gabine-
tes y templos decimonónicos y
tradicionales, pero también de lo
que son hoy los museos univer-
sitarios, los museos de ciencia
y técnica y los museos y centros
culturales contemporáneos con
funciones, programas y servicios
diversos e integrados.

El interés en las civilizaciones


del pasado, el reconocimiento
que se le concede al artista y la
formación de colecciones priva-
das, sobre todo por la Iglesia y
los emporios reales, fueron con-
diciones fundamentales que se
dieron en el Renacimiento para
que los museos fueran una insti-
tución identificable. Mientras la
imagen arquitectónica de estos
Galería Nacional
edificios se correspondía con el En ese período los museos de Berlín construcción de museos son
clasicismo, los primeros museos crecieron más dispares en estilo de Mies van der Rohe clasicistas y eclécticas. Y, aunque
proponían una visión secuencial y más diversos en sus conteni- en primera instancia parecieran
de las obras y programas muy dos o temas museológicos, pero imitaciones de modelos euro-
limitados. siempre mantuvieron cierta dis- peos, están en realidad muy
tancia y arrogancia con relación marcadas por las variaciones
Durante la segunda mitad del al público. que esos modelos sufrieron ya
siglo XVIII y la primera del XIX en Norteamérica. Por ese mismo
se producen las primeras con- Para comienzos del siglo XIX los filtro pasarán luego las inter-
creciones de la idea moderna del debates más interesantes desde pretaciones latinoamericanas
museo. La revolución francesa el punto de vista arquitectónico, del art-decó, el racionalismo y el
y la revolución industrial dieron se trasladan a Estados Unidos, llamado estilo internacional.
40 C U LT U R A Y D E S S A R R O L LO • N O 8 • A Ñ O 2 0 1 2

Aunque muchos de los procesos inicios del siglo XX, expresado en la Muestra Aeronáutica en
iniciales de formación de colec- en todos los movimientos de Milán, 1934; la Muestra de Orfe-
ciones y presentación públicas vanguardia que se cuestionaron brería Antigua en la VI Trienal de
de ellas pasaron por el estudio la concepción de la obra de arte Milán, 1936; la Muestra de Sci-
del objeto, o grupos de ellos, a y el modo de presentarla, gene- pione y del Blanco y Negro en la
través de las leyes y métodos ró mucha tensión con la institu- Pinacoteca de Brera, también en
de investigación de la época; no ción museo. La crisis comienza Milán, 1941 y la llamada “Mues-
sería hasta el siglo XX, y más con las exposiciones impresio- tra Leonardesca” de G. Pagano y
aún, a partir de su segunda nistas que requerían de espa- B. Ravasi, Milán 1939.
mitad, que comience a estructu- cios sin interferencias visuales
rarse una disciplina específica y una colocación más flexible de Todas estas exposiciones de
dirigida al fenómeno museal: la las obras sobre el muro. Luego carácter temporal plantearon una

Centro Georges
museología. Ciencia que estudia Pompidou se acrecienta con las obras cubis- nueva relación con el edificio his-
la historia de los museos, sus tas que exigían distintos ángulos tórico, así como la transforma-
sistemas específicos de orga- de visión. Pero, la verdadera ción de su uso. Por primera vez se
nización funcional y espacial, revolución, se encuentra en ese separa la obra de la pared, se eli-
sus colecciones y el modo de laboratorio experimental que fue minan los marcos de los cuadros,
mostrarlas (museografía) y las la “escuela italiana” a través de se reduce el soporte a una línea
relaciones de estas instituciones sus exposiciones, durante el pe- sutil, se estudia minuciosamente
con la sociedad. ríodo de preguerra: W. Gropius y la luz y se establece una relación
J. Schmidt: Muestra de Materia- directa entre la importancia his-
El desarrollo que se produjo en les no Ferrosos en Milán, 1934; F. tórica y estética de la obra.
la experimentación artística a Albini: Sala de la Aerodinámica
Sachie Hernández • La evolución de los museos y su adaptación 41

Mientras que en Europa se da que hasta la fecha nada tenían liberan de los lastres decimo-
todo ese proceso de evolución que ver. No negó el mundo de nónicos de la arquitectura de
museográfica, en Estados las bellas artes, pero legitimó el museos.
Unidos surge en 1929 el Museo valor de obras y objetos próxi-
de Arte Moderno de Nueva mos a la identidad de los hom- Le Corbusier en su proyecto
York (MOMA), con una visión bres y mujeres de esos tiempos. para el Museo de Crecimiento
globalizadora de las distintas El museo debía parecerse a su Ilimitado (1939) y Mies van der
producciones contemporáneas, época. Rohe en Museo para una Ciu-
exhibiendo en sus salas obras dad Pequeña (1942), responden
artísticas, objetos y productos Los museos que surgen con a la necesidad consustancial
industriales. Luego se incorpo- el movimiento moderno (Le de todos los museos de crecer,
ró a la institución un departa- Corbusier, Mies van der Rohe, modernizarse museográfica-

Museo Nacional de
MOMA, Nueva York

mento de arquitectura, cine y Antropología de la Frank Lloyd Wright, Alvar mente e incorporar servicios
arte industrial. Ciudad de México Aalto) se van a caracterizar complementarios (salas de con-
por la transparencia formal, ferencias, auditorios, talleres,
Si la escuela italiana cuestio- la planta libre y flexible, el tiendas, cafeterías, aulas, cen-
nó la museografía en térmi- espacio universal, la funciona- tros de información interactivos
nos conceptuales y formales lidad, la precisión tecnológica y bibliotecas, entre otros).
desde la exposición, el MOMA en función de los propósitos
cuestionó con su proyecto, museológicos del edificio, la La devastación generada por la
los contenidos mismos de la neutralidad y la ausencia de II Guerra Mundial generó una
colección y su presentación. mediación entre el espacio conciencia muy fuerte sobre la
Mezcló disciplinas y objetos y la obra. Estos maestros se necesidad de rescatar y defender
42 C U LT U R A Y D E S S A R R O L LO • N O 8 • A Ñ O 2 0 1 2

el patrimonio, a través de la apuntan a nuevas direcciones. En Entre los años 1980 y 1990 la variedad de
educación popular. Había que este sentido debemos relacionar
experiencias museísticas es inagotable.
revalorizar el objeto museal y El Whitney Museum of Ame-
los contenidos de los museos en rica Art (1966, Marcel Breuer De la mano de la euforia también pende
general, buscando el máximo y Hamilton Smith), exponente la crisis de estas instituciones, que prue-
de claridad y visibilidad -en imprescindible del brutalismo
contraste con la complejidad y arquitectónico por su imagen ban distintos modelos, quizás en su inten-
redundancia del museo ecléc- fuerte y texturizada. Asimismo, to de encontrar una opción que responda
tico-, y había que acercar a el Museo de Israel (1965, Alfred
la gente, sin importar estrato Mansfield y Dora Gad). También
a sus intereses y a las necesidades de la
social, ni nivel cultural. habría que referirse a los añadi- sociedad contemporánea
dos del Metropolitan Museum of
Con la apertura en 1959 del Art de Nueva York de estética in- Durante la década del ochenta
Museo Guggenheim de Nueva vernadero –Greenhouse Aesthe- se evidencia una expansión in-
York de Frank Lloyd Wright y tic- que pone su acento en muros usitada de los museos. Se ponen
la Galería Nacional de Berlín de trasparentes privilegiadores de de moda y así, todo país, ciudad
Mies van der Rohe, inaugurada abundante luz natural. y localidad quiere tener un
en 1968, se inicia un fenómeno museo para afianzar su posición
que se prolonga hasta la actua- En el contexto latinoamericano no dentro de la sociedad de cultu-
lidad: la realización de edificios faltan ejemplos notables reali- ra y ocio y como instrumento
de una gran espectacularidad zados por esos años. El Museo de regeneración urbanística y
arquitectónica. Nacional de Antropología de la social. Hay especialistas que
Ciudad de México (1964, Pedro consideran que nunca ha habido
Algunos expertos, más allá de Ramírez Vásquez), sintetiza a es- tantos museos y nunca han sido
reconocer sus valores arquitectó- cala monumental ciertas tenden- tan innecesarios.
nicos intrínsecos (tratamiento de cias universales que se enriquecen
la iluminación perimetral sobre naturalmente con la longeva En Europa, por ejemplo, la
los muros oblicuos, gran espacio tradición constructiva mexicana. ciudad de Frankfurt es un caso
central bañado de luz y su fuerza Este Museo a través de su mon- emblemático. Tras la Segunda
centrífuga espacial), coinciden taje museográfico y programas Guerra Mundial se convirtió
en señalar que el Guggenheim con altos niveles de accesibilidad en capital económica de la
supuso el triunfo del diseño y comunicación, logró salvar la República Federal Alemana,
arquitectónico sobre la funcio- distancia de la que adolecen los albergaba la sede del Bundes-
nalidad propia del museo y que megamonumentos en su relación bank. A partir de la década del
constituye un antecedente de lo con el público. 70 se comprobó que necesitaba
que se ha dado en llamar en la nuevos valores simbólicos y
actualidad museo-espectáculo. El Centro Georges Pompidou materiales que reforzaran su
(1977), concebido para que París importancia, más allá de sus
Si de colosalismo espectacu- recuperara su vocación de capital negocios, industria y banca. Así,
lar se trata, propio de fines del cultural y consiguiera el prota- el Partido Socialista Alemán –
siglo XX, no pueden dejarse de gonismo perdido a favor de otras en ese momento en el gobierno
mencionar el Centro Getty de ciudades europeas, pero sobre local- propuso la creación de
Los Angeles de Richard Meier y todo norteamericanas, parecie- una red de museos, idea que
el Museo Guggenheim de Bilbao ra también un ejemplo de esta más adelante concretó el Par-
de Frank Gehry, verdaderos tipología arquitectónica de museo. tido Demócrata-Cristiano, que
símbolos de la relación entre la Planta libre, abstracción compo- ganó las elecciones municipales
industria cultural y la sociedad sitiva espacial, transparencia del en 1978. Se crearon más de una
mediática. Ambos arquitectos volumen arquitectónico y solucio- docena de nuevos museos de
proyectan edificios destinados al nes con estructuras metálicas de cine, arquitectura, artes decora-
ocio y la ficción. alta tecnología, definen la recrea- tivas, arqueología, historia del
ción de esta refinería que quería pueblo judío, historia antigua y
Durante el período que sigue a desacralizar el arte y hacerlo más un pabellón de exposiciones a lo
la “crisis del estilo internacio- accesible; de acuerdo a la corrien- largo de la ribera del Main.
nal”, básicamente década de los te populista democrática afianza-
años ´60, se construyen algunos da con la revolución cultural de La sistematización de la historia
museos con valores propios y que mayo del 68. reciente de estas instituciones
Sachie Hernández • La evolución de los museos y su adaptación 43

culturales permite la iden- ponderan juego y educación;


tificación de un conjunto de recorridos especializados
tendencias en lo que se refiere a para determinados tipos
sus misiones, contenidos, tipos de públicos; proyectos de
arquitectónicos, programas y investigación que involucran
relación con el contexto social a profesionales de múltiples
donde se desarrollan. disciplinas y estudiantes
universitarios. Desarrollan
un intenso programa de
exposiciones temporales, e
itinerancia de esas exposi-
ciones a otras instituciones
extranjeras y locales; puer-
tas abiertas a sus talleres y
almacenes, conferencias y
eventos teóricos; lanzamien-
tos de libros, revistas y ca-
tálogos; conciertos, ciclos de
exhibiciones de video-arte y
cine experimental y prepa-
ran actividades específicas
para la comunidad, trascen-
diendo sus fronteras.
Museo Guggenheim
A sus funciones tradicionales de Bilbao. Arquitecto
de formación, protección y con- Frank Gehry Dada la importancia prin-
servación activa del patrimonio, cipal que se le concede a la
a las exposiciones permanentes comunicación con el pú-
que historian e interpretan blico, crecen en superficie
sus colecciones y a la labor de y equipamientos las salas
formación que más o menos expositivas -sobre todo las
siempre ejerció; la institución temporales-, las salas de
suma hoy, todo un conjunto de experimentación y las aulas
actividades que la convierten y talleres. Los espacios
en un verdadero laboratorio de polivalentes son utilísimos
participación y confrontación y se han puesto de moda. Se
social. Poseen aulas-talleres amplían también los espa-
para niños y adolescentes que cios de servicios públicos,
sobre todo tiendas y res-
Getty Centre
de Richard Meier taurantes, como resultado
de las prácticas de mercado
que se aplican con mucha
fuerza en la gestión de estas
instituciones.

La irrupción de los nuevos


medios y tecnologías en
estas instituciones, ha for-
talecido con creces todo el
sistema documental y mul-
tiplicado sus posibilidades
de investigación y difusión.
También, ha potencializado
las posibilidades museo-
gráficas y modificado de ma-
nera radical la relación del
espectador con el objeto. El
44 Sachie Hernández • La evolución de los museos y su adaptación

público interactúa con los pro- pacios deportivos -cuando hay condiciona, por lo general, las
cesos y manipula directamente eventos mundiales. El éxito de características de sus espacios.
el objeto representado. Pero, la política cultural de un país es
en esta búsqueda incesante de concebido también, a partir de La relación del museo con el
emociones y estímulos al cono- las estadísticas de estos núme- territorio, casi siempre es más
cimiento, los límites no siempre ros. Sin embargo, la afluencia natural y honesta cuando los
están claros y hay museos que masiva de público impide la proyectos son pequeños o me-
terminan convirtiéndose en realización plena de la contem- dianos y surgen como expresión
verdaderos centros de espectá- plación y valoración intelectual de las necesidades propias de
culo o parques temáticos. de la obra o del proceso cog- esa comunidad, en función de
nitivo presentado. ¿Cuántos la protección de su patrimonio,
En el contexto de la terceriza- visitantes vuelven? ¿Cuántos la preservación de su memoria
ción de la economía y la rentabi- realmente aprehendieron algo? colectiva y el afianzamiento de
lización de los bienes y espacios su identidad. Los megamuseos
públicos y privados, los museos La arquitectura de los museos intentan expresar el vigor y
forman parte de la lógica del continúa siendo un reto crea- el poder de toda una cultura
turismo, el ocio y las industrias tivo de envergadura para los nacional o incluso de la Hu-
culturales planetarias. Han arquitectos, por lo que muchos manidad y están enfocados a
pasado a ser lugares de gran terminan involucrados en me- los grandes circuitos de público
congregación pública, junto con gaproyectos que trascienden los nacional, pero sobre todo inter-
los centros comerciales y los es- propósitos funcionales de la ins- nacional. Su concepción y desa-
titución. No obstante, muchas rrollo, por lo general, se dan en
construcciones nuevas, adicio- función de regenerar el barrio
El desarrollo de la museología ha aportado nes y readaptaciones de edifi- donde queda emplazado, pero al
cientificidad a los procesos de concepción cios históricos, devienen obra margen de las necesidades rea-
de importante valor estético; les de esa comunidad. Ello no
y ejecución de los proyectos museales. que cumplen además, la función impide de modo alguno que este
El proyecto del museo debe convertirse de revitalizar determinados tipo de museo genere una siner-
entornos degradados. Aunque gia positiva con otras instancias
en herramienta práctica y creativa continúan privilegiándose los museales del territorio o con
de trabajo y su elaboración tiene que ser espacios flexibles por encima otras instancias patrimoniales
de los espacios definidos en sí que existan y se preserven fuera
fruto de la colaboración multidisciplinaria mismos, el uso dado al edificio de los museos

Notas Bibliografía Webgrafía


1
Linares, José, 1994. Linares, José, 1994. patrimonios desde la de los museos, Ediciones - http://www.unesco.org
Museo, Arquitectura y Museo, Arquitectura y diversidad, Ediciones Trea, S.L. España. - Coulomb, René. Construyendo utopías desde el centro.
Museografía, Fondo de Museografía, Fondo de Trea 2003 www.enlaceacademico.org/.../COULOMB_Construyendo_utopias_de..
Desarrollo de Cultura, Edi- Desarrollo de a Cultura, ___, La Caja de Cristal.
Museum International, Un nuevo modelo de - Declaración de Amsterdam. 1975.
ciones JF, España. p. 15. Ediciones JF, España.
Dec 2003. No. 219-220. Museo. Ediciones Trea, www.mcu.es/patrimonio/.../DECLARACION_DE_AMSTERDAM.pdf
2
Gótico Ruskiano en Bellido, María Luisa, Face a l´histoire, UNESCO, S.L. España. - Dower, Michael. Un punto fuerte para el desarrollo local: el recurso patrimonio.
referencia a John F. 2001. Arte Museo y Nue- París, Francia. http://ec.europa.eu/agriculture/rur/leader2/rural-es/biblio/herit/art01.htm
Ruskin de la Inglaterra vas Tecnologías, Ediciones ___, (cood.), Luis
- Leal, Eusebio, 2004. La rehabilitación del centro histórico de La Ha-
Victoriana, inspirado en Trea, S.L. España. ___, Sept 2005. No. Fernández, José Ramón
bana: Una obra esencialmente humana. Centro de Cultura Contem-
los siglos del XIV al XVI 227. Cultural Diversity Alacalá, 2011. ¿Cómo se
poránea de Barcelona 2004 Conferencia pronunciada en el marco del
italianos. ____, (ed.), 2007. and Heritage, UNESCO, cuelga un cuadro virtual?
debate “Traumas urbanos. La ciudad y los desastres”. CCCB, 7-11 julio 2004
Aprendiendo de París, Francia. Las exposiciones en la era
3
Segundo Imperio de la www.publicspace.org/.../a029-la-rehabilitacion-del-centro-historico-d...
Latinoamérica. El Museo digital. Ediciones Trea,
Francia de Napoleón III. como protagonista, Edi- ___, May 2009. No. S.L. España. - Llull, Josué. Evolución del concepto y de la significación social del patrimonio cultural
ciones Trea, S.L. España. 241-242. Return of Cul- www.ucm.es/BUCM/revistas/bba/.../articulos/ARIS0505110177A.PD...
4
Linares, José, 1994. tural Objects. The Athens Valdés, María del Car- - Metamorfosis arquitectónica: nuevos usos culturales para viejos edificios. Exposición
Museo, Arquitectura y Calaf, Roser/Olalia Conference, UNESCO, men, 1999. La difusión 23 de octubre al 20 de abril del 2010.
Museografía, Fondo de Fontal Merillas/ Rosa París, Francia. cultural en el museo:
- http://catalogo.artium.org/.../metamorfosis-arquitectonica-nuevos-usos-cult.
Desarrollo de Cultura, Eva Valle Florez (Coords), servicios destinados al
Ediciones JF, España, 2007. Museos de Arte Rico, Juan Carlos, 2003. gran público, Ediciones - Ortiz, Jorge, 1995. Esbozo de arquitectura histórica en Puerto Rico
p. 39. y Educación, construir La difícil supervivencia Trea, S.L. España. www.icp.gobierno.pr/zmh/PDF/ZONASesbozoarquitecturapr.pdf