Está en la página 1de 57

Universidad Técnica de Babahoyo

Facultad de Ciencias de la Salud


Escuela de Obstetricia

PROYECTO PEDAGOGICO DE AULA

TEMA:

“Promocionar el conocimiento de las


enfermedades de transmisión sexual y sus efecto
en la prevencion en la Unidad Educativa “Eugenio
Espejo”.
MARCO CONTEXTUAL DE LA
INVESTIGACIÓN
INTRODUCCIÓN

Las tasas de incidencia de las infecciones de transmisión sexual siguen siendo


altas en la mayor parte del mundo, a pesar de los avances de diagnóstico y
terapéuticos que pueden rápidamente hacer a pacientes con muchas infecciones
no contagiosas y curar a la mayoría.

La OMS estima que más de 1 millón de personas se infectan diariamente en el


mundo. Cerca de 60% de estas infecciones ocurren entre menores de 25 años, y
de éstos, 30% son de menos de 20 años. Entre los 14 y 19 años las infecciones
ocurren con más frecuencia en mujeres que hombres en una proporción casi de
2:1.

Las infecciones de transmisión sexual antiguamente conocidas como


enfermedades de transmisión sexual siguen siendo una de las principales causas
de morbimortalidad en el mundo afectando especialmente a los adolescentes y
adultos con vida sexual activa. Este tipo de infecciones no respeta raza, edad,
sexo, condición económica ni culturas.

En el Ecuador, el grupo de edad comprendido entre 15-29 años son los que
presentan mayor incidencia de I.T.S, con respecto a la Sífilis existe dos picos entre
los grupos etarios de 15 a 19 y de 25 a 29 años y para la Gonorrea la mayor
incidencia aparece en los grupos con edades comprendidas entre 15-19 y 20 a 29
años de edad. Es de destacar que también se registran casos adquiridos de
ambas enfermedades en los grupos de 5 a 9 y 10 a 14 años de edad.

Las ITS representan riesgos especiales para las mujeres embarazadas y sus
bebés. Estas infecciones pueden causar aborto espontáneo, embarazo ectópico
(cuando el embrión se desarrolla fuera del útero, generalmente en una de las
trompas de Falopio), parto prematuro (antes de cumplidas las 37 semanas de
embarazo), nacimiento sin vida, defectos de nacimiento, enfermedades durante el
primer mes de vida del bebé y la muerte del bebé recién nacido. Lo más frecuente
es que el bebé se infecte durante el parto al pasar por un conducto pélvico
infectado. Sin embargo, algunas de estas infecciones pueden cruzar la placenta e
infectar al feto.

Es importante prevenir estas infecciones, con una sexualidad responsable,


manteniendo una sola pareja, usando preservativos adecuados y de buena calidad
para una buena relación sexual, asociados a una adecuada higiene genital y
sexual.
CAPITULO I

1.1. PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN.

1.1.1 Problematización

Las enfermedades de transmisión sexual son todas aquellas infecciones donde


una persona sana contrae la infección después del contacto con una persona
infectada durante acto sexual.

Actualmente los embarazos en adolescente se han vuelto un problema de salud


pública en muchos países y el Ecuador no es la exacción, por tal motivo el
Ministerio de Salud Publica realiza capacitaciones a los jóvenes acerca de la
prevención de embarazos no deseados.

Unos de los problemas ocurrentes es que después de un embarazo, las


adolescentes siguen manteniendo relaciones sin protección conllevándolas no
solo a un embarazo no deseado sino a que el producto presente discapacidades y
riegos para su salud e integridad.

Por tal motivo hemos decidido realizar el presente proyecto para poder atender
las necesidades del desconocimiento que posee los jóvenes de la Unidad
Educativa Eugenio Espejo del Cantón Babahoyo en el tercer trimestre del año
2014.
1.1.2. Formulación del problema

La presente investigación toma como referencia a la Unidad Educativa Eugenio


Espejo ubicada en el cantón Babahoyo provincia de Los Ríos para indagar su
realidad y comportamiento, lo cual conduce a realizar la siguiente pregunta de
investigación:

 ¿Existe desconocimiento de las enfermedades de transmisión sexual y sus


efectos en el embarazo en la Unidad Educativa “Eugenio Espejo?

1.1.3 Sistematización

1.1.4 Problemas Derivados

 ¿Falta información acerca de los riesgos que puede adquirir el bebé


intraútero a causa de una enfermedad de transmisión sexual?

 ¿Hay ausencia de información sobre discapacidades que puede adquirir él


bebe intraútero a causa de una enfermedad de transmisión sexual?

 ¿Existe desmotivación en los adolescentes sobre la prevención de


enfermedades de transmisión sexual?
1.2 OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

 Conocer las enfermedades de transmisión sexual y sus efectos en el


embarazo en la Unidad Educativa “Eugenio Espejo” del Cantón Babahoyo
en el tercer trimestre del año 2014.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Promover el conocimiento acerca de los riesgos que puede adquirir él bebe


intraútero a causa de una enfermedad de transmisión sexual.

 Fomentar el aprendizaje acerca de las discapacidades que puede adquirir


él bebe intraútero a causa de una enfermedad de transmisión sexual.

 Sensibilizar a los jóvenes sobres los beneficios que conlleva la prevención.


1.3. JUSTIFICACIÓN

En nuestra ciudad el aumento de cifras de embarazos adolescentes se ha


incrementado en los últimos años. Los altos números de alumbramientos (80 por
cada mil mujeres de 15 a 19 años).

El aumento de la tasa de fecundidad en mujeres menores de 20 años, y el hecho


de que estas cifras sean cada vez más elevadas en los estratos socioeconómicos
más bajos, han hecho que las instancias gubernamentales y no gubernamentales
decidan adoptar medidas de intervención que permitan no sólo reducir las cifras
de embarazos, sino también acercarse a la comprensión del fenómenos del
embarazo adolescente, los factores a los que está asociado y la percepción que
tienen los mismos adolescentes sobre éste.

En el levantamiento de la línea de base encontró que: “Al momento de las labores


de encuesta, del total de mujeres que se entrevistaron se encontraban en
embarazo el 4,8% de las jóvenes del grupo de estudio, un 2,2% del grupo control
1 y un 4,0% del grupo control 2. Alrededor de un 1% de las adolescentes no
sabían si se encontraban en gestación. Existe una mayor proporción de
embarazadas en las edades de 15 a 19 años. Nueve de cada diez adolescentes
embarazadas, habían estado en gestación una vez.

La frecuencia de dos embarazos fue mayor en las mujeres de 12 a 19 años”.

Como en la mayoría de áreas urbanas en el mundo, la problemática del embarazo


en la adolescencia se acentúa en las comunas o zonas pobres. “El embarazo
adolescente, comprendido entre 10 y 19 años, es más alto en las comunas de la 1
a la 4, quienes a su vez son comunas deprimidas socio económicamente.

Si bien hay escasez de datos confiables y actualizados sobre las tasas de


infección y transmisión de VIH/SIDA entre la población adolescente, varios
estudios en otros países demuestran una correlación positiva entre las tasas de
VIH, la violencia y una serie de factores que contribuyen a la violencia.

La principal ruta de infección se da por la práctica sexual sin protección.


MARCO TEORICO DE LA
INVESTIGACIÓN
ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) o enfermedades venéreas son


algunas de las enfermedades infecciosas más comunes a nivel mundial.

Una enfermedad infecciosa es aquella que puede ser transmitida de una persona
a otra. Las enfermedades de transmisión sexual venéreas, forman una categoría
de enfermedades transmitidas mediantes actividades sexuales, tales como:
Penetración vaginal, sexo oral o anal.

Para estudiarlas la clasificaremos en:

Gonorrea o Blenorragea

Sifilis

Chancro Blanco o Chancroide

Gardnerella vaginalis

BACTERIAS Linfogranuloma Inguinal

Granuloma Inguinal

Clamidea

Mycoplasma Genitalium

Tricomoniasis

Amebiasis Parasitaria

PARASITOS Pediculosis

Sarna

Herpes Genital

VIRUS VPH / Condiloma Acuminado

Hepatitis Tipo B
VIH/ Sida

HONGOS Ureaplasma

Candidiasis

Gonorrea

Es una infección de transmisión sexual provocada por la bacteria Neisseria


gonorrhoeae o gonococo, cuyo huésped específico es el ser humano. Afecta
principalmente las mucosas del aparato genital y urinario, pero también puede
afectar la conjuntiva ocular, la faringe y el recto. Sus características más
habituales son la secreción purulenta por la uretra en el hombre y la consecuencia
de infertilidad en la mujer.

Patogenia

Los primeros lugares que afecta la bacteria son el


epitelio columnar de la uretra y endocérvix. El recto,
la faringe y la conjuntiva de los ojos también pueden
verse infectados. La vulva y la vagina de las mujeres,
normalmente, también son afectadas, puesto que
están ligadas con las células epiteliales. En las
mujeres, el cérvix suele ser el primer sitio infectado.

Cuadro clínico

En el varón

Los síntomas en el varón suelen aparecer entre los 2 y


los 21 días después de haber contraído la enfermedad.
Entre los más habituales se encuentra la secreción
uretral de carácter mucoso y tono blanquecino, claro,
purulento, grueso y amarillento que libera el pene.
También puede manifestarse en dolor al orinar,
experimentando una sensación de escozor o quemazón procedente de la uretra.
El dolor y la inflamación testiculares son bastante frecuentes en cuadros de
gonorrea.
La Neisseria gonorrhoeae puede causar otras complicaciones secundarias como
la uretritis y la prostatitis. Muy rara vez se manifiesta esta infección bacteriana de
forma asintomática en el varón, aunque en un primer momento puede pasar
inadvertida o ser confundida con otro tipo de patología urinogenital.

En la mujer

En las mujeres, la infección suele provocar dolor de


forma asintomática. Sin embargo, pueden presentarse
signos y síntomas tales como una secreción vaginal,
aumento de ganas de orinar y molestias urinarias
(disuria). La expansión del germen hacia las trompas de
Falopio puede producir dolor en la zona baja del
abdomen, encogimiento, fiebre, náusea y los síntomas generalizados de cuando
se tiene una infección bacteriana.

También produce enfermedades como vaginitis y cervicitis, pero también


endometritis, salpingitis y Enfermedad pélvica inflamatoria. Caracterizada por
enrojecimientos en el área genital.

El sistema inmune tiene serios problemas para acabar con Neisseria gonorrhoeae,
dado que posee fibras con una alta tasa de variación antigénica.

Consecuencias

Puede causar daño a los órganos reproductores.

Tanto hombres como mujeres pueden quedar estériles.

En las mujeres causa Enfermedad Pélvica Inflamatoria o EPI que causa


infertilidad.

En hombres con epididimitis también pueden verse afectado el transporte


de espermatozoides.

Una madre que tiene gonorrea puede contagiar a su bebé durante el parto
causando ceguera.

Puede causar daños al pene.

Enfermedades de la piel.

Articulaciones con artritis.


Hay una alteración inmunitaria que desencadena la bacteria que afecta a
los ojos con conjuntivitis o uveítis, articulaciones (artritis reactiva) y
genitourinarias (uretritis o cervicitis).

Secreción espesa amarilla o blanca de la vagina.

Ardor o dolor al orinar.

Menstruación anormal o pérdida de sangre vaginal entre menstruaciones.

Calambres y ardor en la parte baja del abdomen

Puede causar infertilidad.

Produce inflamación y obstrucción de las trompas o abscesos (cúmulos de


pus) en los ovarios.

En el hombre infecciones en la uretra, próstata, vesículas seminales y el


epidídimo.

Tratamiento

La gonorrea,(Neisseria gonorrhoeae) es sensible a una amplia gama de


antibióticos, pero es capaz de desarrollar resistencia frente a algunos de ellos.
Muchas cepas son resistentes a la penicilina. No obstante, antes de la aparición
de las cepas resistentes era muy sensible a este antibiótico, cosa sorprendente
dado que son bacterias gram negativas. Actualmente es efectivo en el tratamiento
de la gonorrea el uso de cefalosporinas de tercera generación como ceftriaxona,
cuya administración es por vía intramuscular en dosis de 250 mg en una sola
inyección; Se puede usar azitromicina (Zithromax), 2g en una sola dosis para
personas que tengan reacciones alérgicas severas a ceftriaxona, cefixima o
penicilina. Las parejas sexuales de la persona infectada deben recibir tratamiento
antibiótico también. Además deben rastrearse otras ITS en el paciente y en sus
parejas sexuales.

También se suele asociar la cefalosporina con algún macrólido, como azitromicina,


por la frecuente co-infección con Chlamydia trachomatis, que causa un cuadro
similar a la infección por gonococo, generalmente dos semanas de iniciado el
cuadro, cuya excreción uretral no suele ser de desagradable olor, y con test de
Gram negativo.

Las fluoroquinolonas, ciprofloxacino, ofloxacino, norfloxacino y levofloxacino no se


recomienda entre el grupo de pacientes que incluyen a hombres que tienen
relaciones sexuales con otros hombres y en caso de resistencia a estos
medicamentos, el Centro de Control de las Enfermedades y Prevención de los
Estados Unidos recomienda el uso de cefalosporinas en conjunto con tetraciclinas.
Hasta el 2007, no ha habido nuevas opciones de tratamiento para las especies
resistentes a antibióticos más allá de las cefalosporinas.

Epidemiologia

La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que se producen 106 millones


de casos nuevos en el mundo cada año. En Estados Unidos de América, la
gonorrea ha sido una de las enfermedades contagiosas de mayor incidencia de
infecciones causadas por N. gonorrhoeae es de aproximadamente 375 casos por
cada 100 000 habitantes. En México la incidencia descendió la segunda mitad del
siglo XX, desde 213 casos por cada 100 000.

SIFILIS

La sífilis es una infección de transmisión sexual crónica


producida por la bacteria espiroqueta Treponema
pallidum, subespecie pallidum (pronunciado pál lidum).

Esta bacteria necesita un ambiente tibio y húmedo para


sobrevivir, por ejemplo, en las membranas mucosas de
los genitales, la boca y el ano. Se transmite cuando se
entra en contacto con las heridas abiertas de una
persona con sífilis. Esta enfermedad tiene varias etapas, la primaria, secundaria o
principios de la latente. En la etapa secundaria, es posible contagiarse al tocar la
piel de alguien que tiene una erupción en la piel causada por la sífilis. Esta no se
contagia al tocar el asiento del baño o una toalla que ha sido usada por la persona
infectada.

Síntomas

Existen cuatro etapas por la cual puede atravesar la enfermedad si no es tratada a


tiempo.

Etapa primaria: El primer síntoma es una llaga (chancro) en


la parte del cuerpo que entró en contacto con labacteria.
Estos síntomas son difíciles de detectar porque por lo general no causan dolor y,
en ocasiones, ocurren en el interior del cuerpo. Una persona que no ha sido
tratada puede infectar a otras durante esta etapa.

Etapa secundaria: Surge alrededor de tres a seis


semanas después de que aparece la llaga. Aparecerá
una erupción en todo el cuerpo, en las palmas de las
manos, en las plantas de los pies o en alguna otra zona.
Otros síntomas que se pueden sentir son fiebre leve,
inflamación de los ganglios linfáticos y pérdida del
cabello.
Etapa latente: La sífilis, si no es diagnosticada ni tratada durante mucho tiempo,
entra en una etapa latente. En esta etapa no hay síntomas notables y la persona
no infectada no puede contagiar a otros. Sin embargo, una tercera parte de las
personas que están en esta etapa empeoran y pasan a la etapa terciaria de la
sífilis.
Etapa terciaria (tardía): Esta etapa puede causar serios
problemas como trastornos mentales, ceguera,
anomalías cardíacas y trastornos neurológicos. En esta
etapa, la persona infectada ya no puede transmitir la
bacteria a otras personas, pero continúa en un periodo
indefinido de deterioro hasta llegar a la muerte.

Tratamiento

Para un tratamiento rápido se receta la penicilina inyectada. Veinticuatro horas


luego de la inyección la persona ya no puede transmitir el virus. Este tratamiento
es efectivo en todas las etapas.

Sífilis congénita o Lúes congénita; Sífilis fetal

Es una infección severa, incapacitante y con frecuencia potencialmente mortal que


se observa en los bebés. Una mujer embarazada que tenga sífilis puede pasarle la
enfermedad al feto a través de la placenta.

Causas

La sífilis congénita es causada por la bacteria Treponema pallidum, la cual se


transmite de la madre al niño durante el desarrollo fetal o al nacer. Casi la mitad de
todos los niños infectados con sífilis mientras están en el útero muere poco antes
o después del nacimiento.

A pesar del hecho de que esta enfermedad puede curarse con antibióticos si se
detecta de manera temprana, las crecientes tasas de sífilis entre mujeres
embarazadas en los Estados Unidos han aumentado recientemente el número de
bebés nacidos con sífilis congénita.

Síntomas

Los síntomas en los recién nacidos pueden abarcar:

Incapacidad para aumentar de peso o retraso en el desarrollo

Fiebre.

Irritabilidad.

Ausencia de puente nasal (nariz en silla de montar).

Erupción en la boca, los genitales y el ano.

Erupción cutánea: comenzando como pequeñas ampollas en las palmas de


las manos y las plantas de los pies y posteriormente cambiando a
erupciones en la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies de
color cobrizo, planas o abultadas.

Secreción nasal acuosa.

Los síntomas en bebés mayores y niños pequeños pueden abarcar:

Dientes anormales mellados y en forma de clavija llamados dientes de


Hutchinson

Dolor de hueso.

Ceguera.

Opacidad de la córnea.

Disminución en la audición o sordera.

Parches grises con apariencia de moco en el ano y la parte externa de la


vagina.

Inflamación articular.

Renuencia a mover un brazo o una pierna adolorida.


Espinillas en forma de sable (problema óseo de la parte inferior de la
pierna).

Cicatrización de la piel alrededor de la boca, los genitales y el ano

Pruebas

Si se sospecha el trastorno en el momento del nacimiento, se examinará la


placenta en busca de signos de sífilis. Un examen físico del bebé puede mostrar
signos de hinchazón del hígado y del bazo e inflamación del hueso.

Se hace un examen de sangre de rutina para sífilis durante el embarazo. A la


madre se le pueden practicar los siguientes exámenes de sangre:

Prueba de absorción de anticuerpos treponémicos fluorescentes


(FTA-ABS, por sus siglas en inglés)

Reagina plasmática rápida (RPR)

Prueba serológica para sífilis (VDRL, por sus siglas en inglés)

A un bebé o a un niño se le pueden hacer los siguientes exámenes:

Radiografía del hueso.

Examen de campo oscuro para detectar bacterias de la sífilis bajo un


microscopio.

Examen de los ojos.

Punción lumbar.

Tratamiento

La penicilina se utiliza para tratar todas las formas de sífilis.

Posibles Complicaciones

 Ceguera

 Sordera

 Deformación de la cara

 Problemas del sistema nervioso.


CHANCRO

El chancro también conocido como Chancro blando, Infección por Haemophilus


ducreyi y Chancroide.

El chancro es una enfermedad de transmisión sexual.

El chancro, es una lesión genital en forma de úlcera, que empieza a ser evidente
entre los 3 y 14 días después del contagio y son muy dolorosas y molestas.

Es una enfermedad que afecta en mayor medida a los hombres, las mujeres
solamente son portadoras de la bacteria. La bacteria del chancro se detecta
sobretodo en trabajadoras sexuales.

El chancro causa las lesiones en los genitales. Y es transmitida por contacto con la
piel durante los juegos sexuales o el acto sexual.

Es importante destacar que las lesiones causadas por el chancro pueden acelerar
el contagio del VIH.

Síntomas

Los síntomas del chancro en la mujer pueden ser:

Una úlcera inflamada con bordes irregulares sobre los genitales siendo está muy
dolorosa. La úlcera puede variar en tamaño de entre 3 milímetros y 5 centímetros.

Puede sangrar fácilmente si se golpea o se rasca. Puede presentar aumento de


forma en los ganglios linfáticos de las ingles y zonas cercanas.

En la mujer pueden surgir 4 ó más llagas en los labios, horquilla y clítoris.

Los síntomas en los hombres, pueden ser:


El chancro se puede evidenciar como una pústula (ulceras) en el interior del
prepucio y del frenillo del pene, o en el pene. Y en los hombres que no evidencian
circuncisión pueden aparecer fístulas y cicatrices en el prepucio a consecuencia
de las lesiones.

Diagnóstico y Tratamiento

La exploración médica de las lesiones del chancro junto con un examen al


microscopio dará el diagnóstico con alta probabilidad.

Puede confundirse con la sífilis, por lo que siempre se deberá practicar unos
exámenes de la bacteria para dar un diagnóstico correcto y de confirmación.

Sí se detecta un diagnóstico de chancro, siempre se debería analizar la existencia


de sífilis, VIH y herpes genital.

El chancro, se trata con antibióticos por vía oral. Siempre deberá de darse el
mismo tratamiento a los compañeros sexuales, en el mismo momento y duración.
Además el antibiótico debe tomarse hasta la desaparición total de las lesiones.

Los nódulos inguinales podrían ser drenados para evitar que se rompan, a pesar
del tratamiento antibiótico.

Algunas de las técnicas de diagnóstico que se pueden emplear para confirmar el


diagnóstico del chancro pueden ser:

- Por medio de una tinción de Gram del frotis de la lesión.

- La aspiración de la adenopatía.

- Un cultivo.

El pronóstico del chancro es bueno si se realiza el tratamiento completo y correcto.

Es muy importante que el médico diagnostique el chancro excluyendo otras


enfermedades de transmisión sexual con síntomas similares o parecidos.
GARDNERELLA VAGINALIS

Es importante poder distinguir aquellas infecciones que


tienen un origen venéreo, de aquellas que se producen
sin que medien relaciones sexuales. Sus manifestaciones
más frecuentes son un flujo de color gris y de mal olor,
pero sin inflamar las paredes de la vagina. Conozca los
síntomas, formas de diagnóstico, cómo afecta a los
varones, tratamiento y pronóstico.

La vaginosis bacteriana es una enfermedad que ataca los


órganos genitales. No es una enfermedad venérea, pero
la hemos incluido porque es una infección vaginal más frecuente. Se llama
vaginosis porque, a diferencia de las vaginitis, no inflama las paredes de la vagina;
solo provoca un flujo grisáceo y de mal olor.

Esta enfermedad es producida por varias bacterias; de ellas, la más conocida es la


Gardnerella vaginalis, también llamada Haemophilus vaginalis. Esta bacteria
pertenece a la familia de los Bifodobacterium.

Frecuencia

La infección por gardnerella es muy frecuente. Afecta predominantemente a las


mujeres, y se la considera la principal causa de mal olor vaginal. Algunos autores
reportan que hasta un tercio de las embarazadas cursa con esta afección.

Contagio

Todas las personas están expuestas a padecer de una vaginosis bacteriana,


porque este germen es un habitante normal del cuerpo, que durante toda la vida
es inofensivo y ayuda a mantener el nivel bacteriano adecuado. Sin embargo, ante
ciertas situaciones, aumenta en número y genera las molestias características.

Síntomas

Como hemos mencionado, la gardnerella normalmente está presente en nuestro


cuerpo sin que nos percatemos de ella ni de sus beneficios. Esto es muy
importante destacarlo, porque es común que se reporte en los exámenes de una
persona sana. A pesar de la alarma por parte del paciente, solo se da tratamiento
si existen molestias o hay repercusiones físicas.
Para que la gardnerella produzca molestias, es necesario un factor
desencadenante que disminuya los niveles de unas bacterias llamadas
lactobacilos y aumente el nivel de otras bacterias: los anaerobios. En esas
condiciones, la gardnerella y otros gérmenes provocan vaginosis bacteriana. Entre
los factores desencadenantes más frecuentes están:

• Embarazo
• Pastillas anticonceptivas
• Antibióticos
• Ambientes húmedos
• Enfermedades debilitantes
• Diabetes
• Enfermedades de transmisión sexual
• Estrés
• Higiene inadecuada
• Duchas vaginales
• Sobrepeso

En la mujer

El síntoma más evidente de la vaginosis bacteriana es el olor a pescado en el área


vaginal. A menudo se acompaña de un flujo grisáceo, espumoso, a veces
amarillento, que no irrita ni inflama las paredes vaginales ni los labios mayores y
menores.

En el hombre

En la práctica diaria, es excepcional ver molestias por gardnerella en varones. Tal


vez eso se deba a que el varón es resistente, o a que la bacteria cursa sin
síntomas ni molestias en los hombres, o a que todavía desconocemos las
repercusiones y manifestaciones en el sexo masculino.

En varones con problemas en las defensas, como los pacientes con sida, esta
infección provoca ardor en el caño de la orina y una secreción grisácea con olor a
pescado.

La infección por gardnerella y embarazo

¿La vaginosis bacteriana afecta el curso del embarazo?

Clásicamente, se ha descrito que la gardnerella no daña el curso del embarazo.

¿Cómo se sabe si una mujer embarazada tiene vaginosis por gardnerella?


El diagnóstico de vaginosis por gardnerella durante el embarazo se realiza con los
mismos métodos que se utilizan en mujeres no embarazadas. El examen físico es
la forma más usada para efectuar el diagnóstico.

Diagnostico

El diagnóstico suele ser muy simple. En general, los médicos estamos entrenados
para realizar el diagnóstico con el simple examen físico, sin realizar ningún
examen especial.

En caso de duda se puede efectuar un frotis, que consiste en tomar una muestra y
analizarla al microscopio. También se puede realizar un cultivo. Existe
adicionalmente una prueba sencilla: se agrega hidróxido de potasio a una muestra
de la secreción; si la gardnerella está presente, despedirá un olor a pescado
característico.

Tratamiento

El tratamiento es sumamente sencillo y existen diversas presentaciones. Se puede


tratar con medicamentos tomados, óvulos y cremas.

Cuando el episodio de molestias es aislado y único, se tiende a usar los óvulos y


las cremas. En caso de recurrencia, es mejor utilizar los tratamientos vía oral y
realizar estudios más profundos para detectar si hay alguna infección agregada de
fondo.

Complicaciones

Es muy raro que una vaginosis evolucione de manera tórpida y provoque cuadros
mayores. Cuando esto ocurre, suele ser en pacientes debilitados, como los que
padecen de sida.

Para evitar los episodios constantes y recurrentes, es fundamental determinar cuál


factor está desencadenando la infección por gardnerella. Si es una diabetes,
procede un mejor control en los niveles de azúcar. Si es una enfermedad venérea
de fondo, se debe tratar de manera exhaustiva, y así sucesivamente con cada
factor desencadenante.

La vaginosis suele presentarse en múltiples ocasiones, y no genera inmunidad o


protección para un futuro episodio.

No existe ninguna vacuna para combatir esta vaginosis.


¿El preservativo es eficaz para evitar los cuadros de vaginosis bacteriana?

Como esta infección no es una enfermedad venérea, las relaciones sexuales no


juegan un papel estelar. En algunos casos el semen puede desencadenar una
vaginosis bacteriana, situación en la que está indicado el uso del preservativo.

LINFOGRANULOMA VENERIO

El linfogranuloma venéreo (LGV) es una infección crónica (prolongada) del


sistema linfático causada por tres tipos diferentes de la bacteria Chlamydia
trachomatis, la cual se disemina por contacto sexual. La infección no es
ocasionada por la misma bacteria que causa la clamidia genital.

Epidemiologia

El linfogranuloma venéreo es más común en Centro y Suramérica que en América


del Norte. Cada año, se diagnostican unos cuantos cientos de casos en los
Estados Unidos. Sin embargo, el número real de infecciones se desconoce.

El linfogranuloma venéreo es más común en hombres que en mujeres y el


principal factor de riesgo es ser VIH positivo.

Sintomas

Los síntomas del linfogranuloma venéreo pueden comenzar desde unos cuantos
días hasta un mes después de entrar en contacto con la bacteria y abarcan:

 Supuración a través de la piel de los ganglios linfáticos inguinales.

 Dolor con las deposiciones (tenesmo).

 Úlcera pequeña e indolora en los genitales masculinos o en el tracto genital


femenino.

 Hinchazón y enrojecimiento de la piel en el área inguinal.


 Hinchazón de los labios.

 Ganglios linfáticos inguinales inflamados en uno o ambos lados (también


puede afectar los ganglios linfáticos alrededor del recto en personas que
tienen relaciones sexuales anales).

 Pus o sangre del recto (sangre en las heces).

La infección puede causar diarrea y dolor abdominal bajo

Pruebas

Un examen físico puede mostrar:

 Una conexión anormal (fístula) con supuración en el área rectal.

 Una úlcera en los genitales.

 Supuración a través de la piel desde los ganglios linfáticos inguinales.

 Hinchazón de la vulva o labios en las mujeres.

 Inflamación de los ganglios linfáticos inguinales (linfadenopatía inguinal).

Los exámenes pueden abarcar:

 Biopsia del ganglio linfático.

 Examen de sangre para la bacteria que causa el linfogranuloma venéreo.

 Prueba de laboratorio para detectar clamidia.

Tratamiento

Entre los antibióticos más comúnmente formulados para tratar el linfogranuloma


venéreo se encuentran la tetraciclina, la doxiciclina, la eritromicina y la
azitromicina.

Complicaciones

 Conexiones anormales de tejido entre el recto y la vagina

 Inflamación cerebral (muy rara)

 Infecciones en las articulaciones, los ojos, el corazón o el hígado

 Inflamación e hinchazón prolongada de los genitales

 Cicatrización y estrechamiento del recto


Las complicaciones pueden ocurrir muchos años después de resultar infectado por
primera vez.

GRANULOMA INGUINAL

La donovanosis (granuloma inguinal) es causada por la bacteria Klebsiella


granulomatis. La enfermedad se encuentra comúnmente en las áreas tropicales y
subtropicales del mundo.

Epidemiologia

La enfermedad se disemina sobre todo a través de la relación sexual vaginal o


anal. En muy raras ocasiones, se propaga durante el sexo oral.

Los hombres resultan afectados con una frecuencia más del doble que las mujeres
y la mayoría de las infecciones se presentan en personas entre los 20 y 40 años
de edad. La enfermedad rara vez se observa en niños y en ancianos.

Está asociada a una pobre higiene y es más común en estratos sociales bajos. Se
trasmite principalmente por vía sexual, aunque se han reportado casos de
transmisión madre a hijo al momento del parto, o por inoculación accidental.

Síntomas

Los síntomas pueden ocurrir entre 1 a 12 semanas después de estar en contacto


con la bacteria que causa la enfermedad.

 Aproximadamente la mitad de los hombres y mujeres infectados tienen


úlceras en el área anal.

 Aparecen protuberancias carnosas, rojas y pequeñas en los genitales o en


el área perianal.

 La piel gradualmente se desgasta y las protuberancias se convierten en


nódulos levantados, aterciopelados, carnosos y rojos, llamados tejido de
granulación. Generalmente son indoloros, pero sangran con facilidad si se
lesionan.

 La enfermedad se disemina lentamente y destruye el tejido genital.

 El daño tisular se puede extender al área donde las piernas se unen al


tronco. Esta área se denomina pliegues inguinales.

 Los genitales y la piel circundante pierden color.

En sus etapas iniciales, puede ser difícil diferenciar la donovanosis del chancroide.

En las etapas más avanzadas, el granuloma inguinal puede parecerse a los


cánceres genitales avanzados, al linfogranuloma venéreo y a la amebiasis cutánea
anogenital.

Puede tratarse de la donovanosis si las úlceras genitales han estado presentes


por mucho tiempo y han estado propagándose.

Pruebas

Los exámenes que se pueden realizar abarcan:

 Cultivo de muestra de tejido (difícil de hacer y no está disponible de manera


rutinaria)

 Biopsia en sacabocado o raspados de la lesión.

Tratamiento

La azitromicina es el antibiótico de primera línea para el tratamiento del granuloma


inguinal. La eritromicina, tetraciclina, doxiciclina, trimetropim-sulfametoxazol y
cloranfenicol también son eficaces contra K. granulomatis. Si se interrumpe el
tratamiento antibiótico prematuramente, las lesiones suelen cicatrizar, pero la tasa
de recidivas es mayor.

Se utilizan antibióticos para tratar la donovanosis y la curación requiere un


tratamiento prolongado. La mayoría de los esquemas de tratamiento duran tres
semanas o hasta que las úlceras hayan sanado por completo.

Es importante una evaluación de control, debido a que la enfermedad puede


reaparecer después de que parece estar curada.
CLAMIDEA.

Es una infección causada por la bacteria Clamidia trachomatis y se transmite con


mayor frecuencia por vía sexual.

Causas

La infección por clamidia es la enfermedad de transmisión sexual más común en


los Estados Unidos. Las personas sexualmente activas y aquellas que tienen
múltiples compañeros sexuales son quienes están en mayor riesgo.

Síntomas

Hasta el 25% de los hombres con clamidia no presenta


síntomas. En los hombres, la clamidia puede producir
síntomas similares a la gonorrea. Los síntomas
pueden abarcar:

 Sensación de ardor al orinar

 Secreción del pene o del recto

 Dolor o sensibilidad testicular

 Dolor o secreción rectal

Aproximadamente el 70% de las mujeres con clamidia


no presenta síntomas. Los síntomas que pueden ocurrir en las mujeres abarcan:

 Sensación de ardor al orinar

 Relación sexual dolorosa

 Dolor o secreción rectal

 Síntomas de enfermedad inflamatoria pélvica, salpingitis, inflamación del


hígado parecida a la hepatitis.

 Flujo vaginal.

Pruebas y exámenes

El diagnóstico de la infección por clamidia incluye muestras de secreción uretral en


hombres o secreciones cervicales en mujeres. En caso de que una persona tenga
relaciones sexuales anales, pueden también requerirse muestras del recto. La
muestra se envía para que le realicen una prueba de anticuerpos fluorescentes o
monoclonales, una sonda de ADN o un cultivo celular. Algunas de estas pruebas
también se pueden realizar en muestras de orina.

Tratamiento

El tratamiento habitual para la clamidia son los antibióticos, que incluyen


tetraciclinas, azitromicina o eritromicina.

Usted puede contraer la clamidia con gonorrea o la sífilis, de manera que si tiene
una infección de transmisión sexual, también le deben hacer exámenes para
detectar otras infecciones de este tipo. Asimismo, todos los compañeros sexuales
se deben someter a un examen para clamidia.

Los compañeros sexuales deben recibir tratamiento para prevenir la transmisión


de la infección una y otra vez. No existe inmunidad significativa después de la
infección y una persona puede resultar infectada en forma repetitiva.

Se puede realizar una evaluación de control en 4 semanas para determinar si la


infección se ha curado.

Posibles complicaciones

Las infecciones por clamidia en las mujeres pueden llevar a inflamación del cuello
uterino. En los hombres, la infección por clamidia puede conducir a inflamación de
la uretra llamada uretritis.

Una infección por clamidia sin tratamiento se puede propagar al útero o a las
trompas de Falopio, causando salpingitis o enfermedad inflamatoria pélvica. Estas
afecciones pueden provocar infertilidad y aumento del riesgo de embarazo
ectópico.

Si una mujer se infecta con clamidia mientras está embarazada, dicha infección
puede causar infección en el útero después del parto (endometritis posparto
tardía). Además, el bebé puede desarrollar conjuntivitis relacionada con clamidia
(infección ocular) y neumonía.
MYCOPLASMA GENITALIUM

La infección por mycoplasma genitalium se encuentra de forma predominante en


la uretra y en los genitales del hombre y la mujer, pero se puede alojar en la
garganta y en el ano.

El mycoplasma genitalium en el hombre, es la primera causa de la uretritis


transmitida sexualmente (no es causada por la gonorrea).

En las mujeres, el mycoplasma genitalium también infecta la uretra y está


asociado a la vaginosis bacteriana, inflamación del cuello del útero, inflamación de
las trompas y enfermedad pélvica inflamatoria.

Síntomas

Los síntomas del mycoplasma genitalium pueden empezar a ser evidentes a las
tres semanas de haber tenido relaciones sexuales con la persona infectada.

Los síntomas principales del mycoplasma genitalium en el hombre pueden ser:

- Inflamación de la uretra que ocasiona ardor y dolor al orinar.


- Inflamación de la próstata.
- Salida de secreciones por la uretra.
- Dolor e inflamación en las articulaciones, etc.

Los síntomas principales del mycoplasma genitalium en las mujeres pueden ser:

- Dolor al orinar.
- Inflamación de la vejiga.
- Dolor en la zona pélvica.
- Dolor durante las relaciones sexuales.
- Secreciones vaginales anormales en olor y color.
- Enrojecimiento de la uretra.
- Dolor al caminar, etc.
Muchas personas de ambos sexos infectadas por mycoplasma genitalium,
pueden no presentar ningún tipo de síntoma.

Diagnóstico y Tratamiento

Para poder diagnosticar el mycoplasma genitalium de forma efectiva, se realizan


las siguientes pruebas:

- Muestra de las secreciones de la uretra (hombre y mujer).


- Muestra del las secreciones del cuello del útero (mujer).
- Muestra de la primera orina de la mañana (hombre y mujer).

El tratamiento del mycoplasma genitalium es por medio de antibióticos. Es


importante que sea tu médico únicamente, quien te indique el tratamiento a seguir
y lo debes cumplir al pie de la letra o la infección continuará. Pero no todos los
antibióticos son efectivos para el tratamiento de mycoplasma genitalium.

Contagio y Riesgo

El mycoplasma genitalium, se puede contagiar por medio de:

- Relaciones sexuales anales, orales y vaginales sin el uso de alguna


anticonceptivo como pueda ser el condón o el condón femenino.
- Con las manos y dedos que han estado tocando los genitales y el ano de la
persona infectada.
- Por medio de juguetes sexuales.
- Aunque la persona infectada no tenga síntomas, contagian a sus parejas.

Existe mayor riesgo de centrar la infección del mycoplasma genitalium, si:

- Si se tienen múltiples parejas sexuales.


- Si se está infectado por el SIDA.
- Si se mantienen relaciones sexuales sin protección, etc.

ENFERMEDADES PROVOCADAS POR PARASITOS

TRICOMONIASIS
La tricomoniasis es una Infección de transmisión sexual caracterizada por
la infección del aparato urogenital del hombre y de otros animales
por protozoos de la especie Trichomonas vaginalis.

En los seres humanos, Trichomonas vaginalis se suele trasmitir a través de


las relaciones sexuales. En las mujeres es habitual encontrarlo en la vagina,
donde con frecuencia origina sensación de quemazón, prurito y exudado irritativo;
en los hombres puede afectar a la próstata y la uretra ; y en ambos sexos irrita
la vejiga.

Síntomas

Muchas personas infectadas no presentan


síntomas, pero en el caso de las personas
que sí, en la mujer los síntomas incluyen:
flujo vaginal fuera de lo normal, abundante,
de color verde claro o gris, con burbujas y
un olor malo, picazón, ardor, o
enrojecimiento de la vulva y la vagina; en el
hombre, los síntomas incluyen: flujo del
pene y ardor al orinar. La enfermedad, al ser un parásito, es transmisible durante
el coito. También puede ser flujo vaginal con sangre durante la menstruación.

Tratamiento

El tratamiento de elección en este caso es el Metronidazol. La pareja o parejas


sexuales del paciente deberían ser tratadas también. Aunque hombres y mujeres
son susceptibles a la enfermedad, se cree que al menos la mitad de los hombres
infectados expulsarán el parásito de manera natural en 14 días,1 mientras que las
mujeres permanecerán infectadas a menos que reciban el tratamiento.

AMEBIASIS GENITAL

Hay enfermedades de transmisión sexual que son menos comunes o se conocen


menos. Algunas no las relacionamos directamente con enfermedades de
transmisión sexual pero sí se pueden contagiar por medio de las relaciones
sexuales. Este es el caso de la amebiasis genital

El agente infeccioso de la amebiasis genital se llama parasito Entamoeba


histolytica.

La enfermedad de la amebiasis genital es más frecuente en los hombres que en


las mujeres. Se contagia de hombre a hombre con la infección intestinal del
parásito por medio del sexo anal.

En el caso de las mujeres, pueden ser ellas mismas las portadoras del parásito en
el tracto intestinal, en ese caso pueden contagiar a su pareja si existiera
penetración por la vagina

Síntomas

Los síntomas de la amebiasis genital son diferentes si el contagio se realiza por


medio de relaciones genitales o por medio de relaciones anales, pero tanto en el
contagio genital como en el anal los síntomas comienzan con una úlcera
sangrante y dolorosa al tacto.

Los síntomas de la amebiasis genital cuando a existido contacto genital pueden


ser:

- Secreción con olor desagradable.

- Inicio de ulceras dolorosas que pueden sangrar al tacto.

- Aparición de un especie de anillo de color rojo.

- Inflamación de los ganglios inguinales, etc.

Los síntomas de la amebiasis genital cuando a existido contacto anal pueden


ser:

- En el caso de que la infección esté solo en el recto, los síntomas son los mismos
que los del contagio genital.

- Cuando parasito llega al intestino grueso se producen abscesos que al romperse


descargan sangre y mucus al propio intestino.

Diagnóstico y Tratamiento

Para diagnosticar de manera correcta la amebiasis genital se deben realizar


pruebas de laboratorio con muestras directas y análisis concretos.
El tratamiento para poder curar la amebiasis genital se realiza por medio de
antiparásitos, tratamiento que suele tener una duración de unos 10 días.

Si no tratamos la amebiasis genital, el parasito puede llegar al torrente sanguíneo


e infectar a otros órganos provocando patologías severas como pueden ser el
absceso hepático amebiástico que tienen un tratamiento más complicado.

En el caso de practicar sexo oral después de haber tenido una penetración anal,
puede producirse la autoinoculación del parásito provocando una Amebiasis
Intestinal Crónica.

Prevención de la amebiasis genital

Para poder prevenir la amebiasis genital con las relaciones sexuales,


aconsejamos que siempre se utilicen los anticonceptivos adecuados y de manera
correcta. Si se realiza el sexo oral, vaginal o anal hay que utilizar siempre el
condón o el condón femenino, ya que estos anticonceptivos te ayudan a prevenir
algunas enfermedades de transmisión sexual.

LADILLAS O PEDICULOSIS

Las Ladillas también llamadas pthirus pubis, piojos del pubis, piojos púbicos o
pediculosis púbica.

Las ladillas, son pequeños bichos o insectos anopluros ectoparásitos de los seres
humanos que infectan el vello púbico de la zona genital donde ponen sus huevos y
producen picor en dicha zona. Miden entre 1 y 3 mm de longitud, son de forma
casi redonda y de color amarillento.

La infección de la piel que produce la ladilla se llama ftiriasis o pediculosis


inguinales.

La picadura de la ladilla a veces tiene como consecuencia una reacción alérgica.


La vía principal de contagio de las ladillas es a través de las relaciones sexuales
sin protección, por lo tanto, están dentro de las enfermedades de transmisión
sexual.

En el caso de que un adolescente o un niño tengan ladillas puede indicar que


estos han tenido actividad sexual o se puede sospechar que hayan tenido abusos
sexuales.

La vida de las ladillas pasa por tres fases:

- 1ª Fase denominada liendre: son los huevos del piojo.

- 2ª Fase llamada ninfa: es el piojo ya joven.

- 3ª Fase conocida como adulto

Síntomas

Es posible que se tengan ladillas y que no se tengan síntomas.

Cuando los síntomas de las ladillas existen son fáciles de reconocer porque éstas
al alimentarse de sangre producen picor en la piel, picor que puede provocar
irritación o incluso infección en la piel.

Diagnóstico y Tratamiento

El diagnóstico de las ladillas se hace bajo identificación visual, es el médico el que


mediante un examen físico puede encontrarte las ladillas.

El tratamiento para la eliminación de las ladillas es a base de champús, cremas y


también existen medicamentos recetados por el médico.

En el momento de la aplicación del tratamiento para las ladillas se recomienda


lavar toda la ropa interior, así como el resto de ropa con agua muy caliente,
aquello que no se pueda lavar con agua caliente se puede meter en bolsas de
plástico sellándolas y no utilizándolas en unos 15 días.

SARNA

Entre las enfermedades de transmisión sexual


menos comunes, encontramos la sarna. No
podemos relacionarla de manera exclusiva con las
enfermedades venéreas, pero sí que es cierto que se puede contagiar por medio
de las relaciones sexuales.

La sarna es una enfermedad de la piel causada por el acaro Sarcoptes Scabei,


que pertenece a la familia de las arañas. Este acaro escava bajo la piel donde
hace pequeños agujeros para depositar sus huevos, que tienen un periodo
incubación de entre 6 y 8 semanas.

La sarna también es considerada una enfermedad de transmisión sexual pero no


en su totalidad ya que aparte de contagiarse por contacto cercano e íntimo con
una persona infectada, también es posible contagiarse por medio de ropas de
cama y contacto directo con una persona infectada como es el caso de los
ancianos que se encuentran en residencias.

La sarna es una enfermedad que se puede contagiar de una manera fácil y rápida.

Síntomas

Por lo general los síntomas de la sarna no suelen ser visibles, pero cuando lo son,
estos síntomas pueden ser:

- Pueden aparecer irritaciones cutáneas en pechos, pene, entre los dedos, en las
nalgas, muslos y muñecas.

- Es probable que aparezcan úlceras provocadas por el rascado y por la propia


excavación del acaro.

- Pueden aparecer líneas delgadas sobre la piel (parecidas a la línea realizada por
un lápiz fino).

- Picores fuertes que aumentan por la noche, etc.

El intenso rascado puede causar una infección secundaria, como es el impétigo,


que consiste en una infección cutánea de la piel.

Diagnóstico y Tratamiento

Para diagnosticar de manera correcta la sarna, se necesita realizar un examen


bajo el microscopio de un raspado realizado en la piel afectada. En otros casos, se
necesita de una biopsia de la piel.

El tratamiento para la curación de la sarna es con fármacos, a no ser que la


infección no sea muy extensa, en este caso se puede tratar con unas pomadas
especifica.

En la mayoría de los casos la sarna tiene curación.


Siguiendo el tratamiento indicado por el médico los picores pasaran en un par de
semanas más o menos. Para aliviar el picor use loción de calamina ya que esta
aliviaría el picor.

El tratamiento tienen que realizarlo todas las personas expuestas a la enfermedad.

Antes de iniciar el tratamiento para curar la infección es aconsejable que:

- Se lave toda la ropa interior, pijamas y toallas en agua caliente.

- Ha y que aspirar las alfombras y aquellos muebles tapizados como pueden ser
sillas o sofás.

Prevención de la sarna

Una de las formas más eficaces de prevenir la sarna es limitar la cantidad de


parejas sexuales y emplear anticonceptivos adecuados.

ENFERMEDADES CAUSADAS POR VIRUS

HERPES GENITAL

Es una infección de transmisión sexual (ITS), causada por el virus herpes simple
(VHS).

Causas

El herpes genital afecta la piel o las membranas mucosas de los genitales. El virus
se disemina de una persona a otra durante el contacto sexual.

Hay dos tipos de VHS:


El virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) generalmente afecta la boca y los labios
y causa herpes labial (boqueras) o herpes febril. Sin embargo, se puede transmitir
de la boca a los genitales durante el sexo oral.

El virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) casi siempre causa el herpes genital y se
puede transmitir a través de secreciones (líquidos) orales o genitales.

Usted se puede infectar con herpes si su piel, vagina, pene o boca entran en
contacto con alguien que ya tiene herpes.

Usted es más propenso a contraer el herpes si toca la piel de alguien que tenga
úlceras, ampollas o una erupción. Sin embargo, el virus del herpes simple se
puede diseminar incluso cuando no hay ninguna úlcera ni otros síntomas
presentes. En algunos casos, usted no sabe que está infectado.

Las infecciones genitales por el VHS-2 son más comunes en las mujeres que en
los hombres.

Síntomas

Muchas personas con herpes genital nunca presentan úlceras o tienen síntomas
muy leves que ni siquiera notan o los confunden con picaduras de insectos u otra
afección cutánea.

Si en realidad se presentan signos y síntomas durante el primer brote, éstos


pueden ser bastante intensos. El primer brote generalmente sucede al cabo de
dos días a dos semanas de resultar infectado.

Los síntomas generalizados pueden abarcar:

 Inapetencia

 Fiebre

 Indisposición general (malestar)

 Dolores musculares en la región lumbar, los glúteos, los muslos o las


rodillas

 Ganglios linfáticos inflamados y sensibles en la ingle durante un brote

Los síntomas genitales incluyen la aparición de ampollas pequeñas y dolorosas,


llenas de un líquido claro o color paja. Generalmente se encuentran:

En las mujeres: las ampollas pueden estar en los labios vaginales externos, la
vagina, el cuello uterino, alrededor del ano y en los muslos o en las nalgas.
En los hombres: las ampollas pueden estar en el pene, el escroto, alrededor del
ano, en los muslos o en las nalgas.

En ambos sexos: las ampollas pueden estar en la lengua, la boca, los ojos, las
encías, los labios, los dedos de la mano y otras partes del cuerpo.

Antes de que las ampollas aparezcan, puede haber hormigueo, ardor, picazón en
la piel o tener dolor en el sitio donde las ampollas van a aparecer.

Cuando las ampollas se rompen, dejan úlceras superficiales que son muy
dolorosas, las cuales finalmente forman costra y sanan lentamente durante 7 a 14
días o más.

Otros síntomas pueden ser:

Micción dolorosa.

Las mujeres pueden tener flujo vaginal o pueden ser incapaces de vaciar la vejiga
y requerir una sonda vesical.

Un segundo brote puede aparecer semanas o meses más tarde. Por lo regular, es
menos intenso y desaparece más pronto que el primer brote. Con el tiempo, el
número de brotes puede disminuir.

Tratamiento

El herpes genital no se puede curar. Se pueden recetar antivirales:

Ayudan a aliviar el dolor y la molestia durante un brote al sanar las úlceras más
rápidamente. Estos fármacos parecen funcionar mejor durante un primer ataque
más que en los brotes posteriores.

En caso de brotes repetitivos, el medicamento se debe tomar tan pronto como el


hormigueo, el ardor o la picazón comiencen o tan pronto como aparezcan las
ampollas.

Las personas que tienen muchos brotes pueden tomar estos medicamentos
diariamente durante un tiempo. Esto puede ayudar a prevenir brotes o a acortar su
duración. También puede reducir la probabilidad de transmitirle el herpes a alguien
más.

Las mujeres embarazadas se pueden tratar para el herpes durante el último mes
del embarazo para reducir la probabilidad de tener un brote en el momento del
parto. Si hay un brote alrededor del momento del parto, se recomendará una
cesárea para reducir la probabilidad de infectar al bebé.
Entre los posibles efectos secundarios de los medicamentos para el herpes están:

 Fatiga

 Dolor de cabeza

 Náuseas y vómitos

 Erupción cutánea

 Convulsiones

 Temblor

Posibles complicaciones

Las mujeres embarazadas que tienen una infección por herpes activa cuando dan
a luz pueden transmitirle la infección a su bebé.

El virus se puede propagar a otras partes del cuerpo, incluyendo el cerebro, los
ojos, el esófago, el hígado, la médula espinal o los pulmones. Estas
complicaciones se desarrollan con frecuencia en personas que tienen un sistema
inmunitario debilitado, debido a VIH o ciertos medicamentos.

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (VPH)

El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta
muy frecuentemente a los seres humanos, tanto a hombres como a mujeres.

Existen alrededor de 100 tipos de VPH, de los cuales 40 afectan a la zona genital
y/o anal, y se dividen en 2 grandes grupos:

- Los VPH denominados “de bajo riesgo oncogénico”, que generalmente se


asocian a las lesiones benignas, como las verrugas y las lesiones de bajo grado.
- Los VPH denominados “de alto riesgo oncogénico”. Son alrededor de 15, y los
más comunes son el 16 y el 18. Estos tipos de VPH también pueden producir
verrugas, pero se asocian fundamentalmente a las lesiones precancerosas, que
son las lesiones que pueden evolucionar lentamente a un cáncer.
El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el cáncer de cuello
de útero, en la mujer. Los demás tipos de cánceres relacionados con el VPH
(pene, ano) son muy poco frecuentes entre las personas.

Transmisión

El VPH se transmite por contacto sexual. Es un virus de fácil transmisión, y es muy


común. Se estima que 4 de cada 5 personas (es decir, el 80%) van a contraer uno
o varios de los tipos de VPH en algún momento de sus vidas.

Síntomas

La gran mayoría de las veces, la infección por VPH


se cura sola, de manera espontánea, sobre todo en
las mujeres menores de 25 años, sin producir ningún
síntoma ni manifestación en el cuerpo.

Entre las posibles manifestaciones, los VPH de bajo


riesgo oncogénico pueden llegar a producir verrugas
en los genitales y/o ano, y los VPH de alto riesgo
oncogénico pueden llegar a producir lesiones en el
cuello uterino. Pero tener VPH no significa que se vaya a desarrollar una lesión.
Se estima que solamente el 5% de las infecciones por VPH no retrogradan solas,
y se tornan persistentes. Sólo si la infección persiste por muchos años, (se calcula
de 5 a 10 años), los VPH de alto riesgo oncogénico pueden causar lesiones en el
cuello del útero de la mujer que pueden evolucionar al cáncer.

Forma de las verrugas del VPH

Son protuberancias o abultamientos que se desarrollan en la piel de la zona


genital y/o anal, que pueden ser de diversos tamaños y suelen tener forma de
“coliflor”. Las verrugas se pueden tratar, aunque pueden volver a aparecer si el
sistema inmunológico del cuerpo no ha eliminado totalmente el HPV. Los tipos de
HPV que provocan verrugas no son oncogénicos, es decir, no provocan cáncer.

Tratamiento
No existe ningún tratamiento que cure el virus. Las que se tratan son las
manifestaciones que los VPH pueden provocar, como las verrugas o las lesiones.
Existen diferentes tipos de tratamiento, según el tipo de lesión.

Las personas que contraen el VPH lo hacen de por vida pese a que extirpen las
verrugas. Por lo que en cualquier caso el mejor tratamiento es la prevención
empleando métodos anticonceptivos como los preservativos. En cualquier caso
hay que atacar esas verrugas e intentar hacer que desaparezcan. Los medios más
empleados son:

 Terapia laser

 Crema Imiquimodo

 Crioterapia (congela las verrugas)

 Electrocirugía (quema as verrugas con electricidad)

Estos son los métodos más populares, pero lo mejor es consultar con el
especialista ya que cada caso es diferente y determinados tratamientos pueden
resultar especialmente agresivos según el sujeto.

Quienes prefieran prevenir que curar, es mejor que tomen medidas


de precaución como el preservativo, eviten la promiscuidad y no usen ropa interior
ajena.

Como prevenir

Se ha desarrollado una vacuna contra el VPH. Existen por el momento 2 vacunas


en el mercado:

- CERVARIX, que previene la infección por los 2 tipos de VPH que causan la
mayoría de los casos de cáncer de cuello de útero (el 16 y el 18).
- GARDASIL, que previene la infección por los virus 16 y 18, y también los VPH 6
y 11, que causan verrugas genitales.

En el país será incorporada a partir de octubre del 2011 al calendario oficial la


vacuna CERVARIX que protege contra los virus 16 y 18 y que se aplicará en niñas
de 11 años.

¿Cómo se detectan las lesiones en el cuello del útero causadas por el VPH?
Las lesiones en el cuello del útero se pueden detectar a través del Papanicolaou, o
Pap.

El PAP es una prueba sencilla que no produce dolor y dura sólo unos minutos.

Se recomienda que se realicen un Pap todas las mujeres a partir de los 25 años,
especialmente aquellas entre 35 y 64 años. Si durante dos años seguidos el
resultado del PAP dio negativo, se recomienda hacer un PAP cada tres años.

Si el resultado del PAP es negativo, significa que no se detectaron lesiones en el


cuello del útero. Las células están sanas.

Si el resultado del PAP es anormal o con alteraciones significa que hay algún tipo
de lesión que hay que controlar y en caso que sea necesario, tratar.

El PAP se realiza en los centros de salud y hospitales de todo el país. ES


GRATUITO.

Condiloma Acuminado

Es una enfermedad causada por el Virus Papiloma Humano. Se caracteriza por el


crecimiento de verrugas blandas en los genitales o en la región anal, o sea que
crece entre los muslos y la parte interna de las nalgas, en el pene o en la vagina.
Es considerada una enfermedad de transmisión sexual, aunque en
los niños puede darse con o sin contacto sexual. Las verrugas tienen forma de
coliflor y pueden ser desde 2mm hasta varios centímetros. Generalmente crecen
en el área genital húmeda, ya que es un medio propicio para el crecimiento de las
verrugas; hay que observar que se reproducen rápidamente en las zonas
húmedas y no en las secas, cuando una persona está infectada, es difícil
mantener seca el área infectada; en el pene, las verrugas suelen ser más
pequeñas que en los genitales femeninos, por lo mismo de la humedad. Los
lugares en donde más suele aparecer es en: sitios húmedos, sitios cálidos, labios
mayores y menores, ano recto y boca.

En las mujeres el Condiloma puede infectar la vagina y el cuello uterino, estas


verrugas son planas y no son fácilmente
visibles.

Las lesiones suelen aparecer entre los dos y ocho meses después de haber tenido
la relación.

Esta enfermedad se presenta con más frecuencia en los adultos jóvenes de entre
los quince y los treinta años de edad y es una enfermedad frecuentemente
diseminada por el contacto sexual.
A veces suele suceder que las verrugas desaparezcan sin ser tratadas, pero se
corre el riesgo de que regresen, por lo que la forma más conveniente de tratarlas
es con un buen medicamento siguiendo las indicaciones del médico.

Síntomas

Estos son algunos de los síntomas más comunes y no ten comunes del Condiloma
Acuminado:

 Lesiones vegetantes.

 Superficie genital granulosa, húmeda y blanda.

 Color de piel rosa o grisáceo (hiperpigmentada)

 Las verrugas pueden estar cubiertas de un exudado seroso o hemorrágico,


pueden ser sesiles o pediculadas, algunas son puntiforme, pero pueden
llegar a medir hasta 20 cm.

 En el hombre afecta órganos genitales y en algunos casos el canal anal.

 En la mujer aparecen en cualquier zona de los genitales exteriores y ano,


pudiendo también afectar vagina y cerviz.

 En la mujer el virus que causa verrugas venéreas también se ha asociado


con el cáncer cervical y de la vulva.

 En el varón homosexual se ha relacionado la infección de este virus con la


aparición de carcinoma rectal.
 Si se han tenido relaciones urogenitales también se puede sufrir de algunas
lesiones orales.

 Las verrugas causan picazón y ardor en el área genital y el área perianal.

 En la mujer las verrugas no son fácilmente visibles, se necesitan exámenes


que lo demuestren.

Al tener estos síntomas, la persona debe contactar al urólogo y saber cuál es el


tratamiento a seguir, ya que puede que el caso no sea tan difícil como parezca,
en cambio, si se piensa desde un principio en que no es tan grave puede ser que
no lo sea pero si nos arriesgamos de esta forma nos estamos condenando a
quedar infectados por una enfermedad dolorosa y molesta que a veces puede que
sus síntomas, (las verrugas), estén presentes durante toda la vida.

Cuidados.

 Si estas embarazada, o piensas que puedes estarlo, informa al médico,


porque él bebe puede ser contagiado durante el parto, al tener contacto
directo con los genitales.

 Es conveniente, (muy recomendable) que se platique e informe a su pareja


sexual, ya que él pudo haber sido el portador, y así los dos pueden visitar al
urólogo y tomar tratamiento, para que en un futuro sean sanadas ésas
verrugas.

 Si sabes que estas infectada o tienes sospecha, no lo dudes, abstente de


tener relaciones sexuales hasta que no pongas en riesgo la vida del bebé.

Tratamiento

Afortunadamente existe algún tratamiento capaz de controlar o acabar con las


verrugas, ello requiere de mucho empeño por parte del paciente y mucho cuidado;
hay varios tipos de tratamientos, y cada uno se aplica según el tamaño y la forma
de las verrugas:

Tratamientos químicos

1.-Podofilino al 10% - 30% en solución alcohólica.

 Aplicación local por profesional médico, matrona o enfermera.

 Repetir el tratamiento semanalmente hasta la desaparición de las lesiones.


 Los condilomas genitales externos y perianales deben lavarse
profusamente con agua corriente 1 a 2 horas después de la aplicación.

 El Podofilino aplicado a las lesiones de la mucosa vaginal o anal debe


dejarse secar antes de retirar el espéculo o anoscopio

 Grandes cantidades de Podofilino presentan peligro de absorción y


toxicidad.

 Su uso durante el embarazo y la lactancia está contraindicado.

2.- Podofilotoxina al 0.5%

 Aplicación local por el paciente dos veces al día por cuatro días.

 La Podofilotoxina es uno de los componentes activos de la resina de


Podofilina. Su eficacia es similar al Podofilino, pero causa menos toxicidad
local.

3.- Ácido Tricloracético al 80-90%

 Aplicación local por medico sobre las lesiones.

 Repetir su aplicación a intervalos semanales hasta la desaparición de las


lesiones.

 Es tratamiento de elección durante el embarazo.

Tratamientos físicos.
1.- Crioterapia (nitrógeno líquido).
2.- Electro cirugía.
3.- Extirpación quirúrgica.
4.- Láser.

Con un adecuado diagnóstico y tratamiento, los condilomas son normalmente


controlables. Pero las verrugas reaparecen frecuentemente después del
tratamiento. Por lo tanto, es conveniente la consulta unos meses después de dicho
tratamiento, especialmente en la mujer, donde las lesiones pueden pasar más
fácilmente inadvertidas.
En general dan buen resultado los tratamientos tópicos con podofilino, ácido
tricloracético o nitrógeno líquido, pero en algunos casos se hacen necesarios los
tratamientos quirúrgicos, sobre todo cuando las verrugas son muy grandes.

Prevención
Como con todas las enfermedades de transmisión sexual, existen técnicas de
prevención de la transmisión.

Entre ellas el preservativo ha demostrado ser una técnica de prevención eficiente


tanto de la infección por Virus del papiloma humano como de las demás ETS.
Habiéndose demostrado mayor incidencia en personas con distintas parejas
sexuales, en especial las ocasionales, la práctica sexual monógama con una
pareja sana es la manera más práctica de evitar ETS. Hay que consignar que la
abstinencia total es la manera más segura de evitar los condilomas y cualquier
otra ETS, aunque esto no es posible para un inmenso número de personas que
desarrollan una vida sexual activa.

Quiénes hayan mantenido relaciones sexuales con una pareja infectada por el
virus del Papiloma Humano deben consultar con un médico, Es recomendable que
mantengan la abstinencia sexual o usen preservativos hasta la curación de la
enfermedad.
Es importante hacerse un auto examen para darse cuenta a tiempo de la
reaparición de las verrugas.

En mujeres que hayan padecido de condilomas, o sean parejas de hombres con


una historia de verrugas genitales, es conveniente practicar un Papanicolaou cada
6 meses.

HEPATITIS TIPO B

Es la irritación e hinchazón (inflamación) del hígado debido a infección con el virus


de la hepatitis B (VHB).

Causas

La infección por hepatitis B es causada por el virus de la hepatitis B (VHB). Usted


puede contraer esta hepatitis a través del contacto con sangre o fluidos corporales
(como el semen, los flujos vaginales y la saliva) de una persona que tenga el virus.

La exposición puede ocurrir:

 Después de un pinchazo con una aguja o lesiones con objetos


cortopunzantes.

 Si hay contacto de sangre u otro fluido corporal con la piel, los ojos o la
boca.

Las personas que pueden estar en riesgo de contraer hepatitis B son las que:
 Tienen relaciones sexuales sin protección con una pareja infectada.

 Reciben transfusiones de sangre (no es común en los Estados Unidos).

 Tienen contacto con sangre en el trabajo (por ejemplo, los trabajadores de


la salud).

 Han estado sometidas a diálisis renal por largo tiempo.

 Se hacen un tatuaje o acupuntura con agujas contaminadas.

 Comparten agujas durante el consumo de drogas.

 Comparten artículos personales (como cepillo de dientes, maquinilla de


afeitar y cortauñas) con una persona que tiene el virus.

 Nacieron de una madre infectada con hepatitis B.

Síntomas

Después de que usted resulte infectado por primera vez con el virus de la hepatitis
B:

 Puede que no tenga ningún síntoma.

 Puede sentirse enfermo durante un período de días o semanas.

 Puede resultar muy enfermo con gran rapidez (llamada hepatitis


fulminante).

 Es posible que los síntomas de la hepatitis B no aparezcan hasta 6 meses


después del momento de la infección. Los síntomas iniciales pueden
abarcar:

 Inapetencia

 Fatiga

 Febrícula

 Dolores musculares y articulares

 Náuseas y vómitos

 Piel amarilla y orina turbia


Los síntomas desaparecerán en unas cuantas semanas a meses si su cuerpo es
capaz de combatir la infección. Algunas personas nunca se libran del virus de la
hepatitis B, lo cual se denomina hepatitis B crónica.

Es posible que las personas con hepatitis crónica no tengan síntomas y no sepan
que están infectadas. Con el tiempo, algunas personas pueden presentar
síntomas de daño hepático crónico y cirrosis del hígado.

Usted puede transmitirle el virus de la hepatitis B a otras personas incluso así no


tenga ningún síntoma.

Pruebas y exámenes

Una serie de exámenes de sangre llamados pruebas analíticas para la hepatitis


viral se realiza para ayudar a diagnosticar la afección.

Los siguientes exámenes se realizan para buscar daño en el hígado si usted tiene
hepatitis B crónica:

 Nivel de albúmina

 Pruebas de la función hepática

 Tiempo de protrombina

También se realizará un examen para medir el nivel de VHB en la sangre (carga


viral). Esto les permite a los médicos saber cómo está funcionando su tratamiento.

Tratamiento

La hepatitis aguda, a menos que sea grave, no necesita ningún tratamiento. La


función hepática y otras funciones corporales se vigilan mediante exámenes de
sangre. Usted debe reposar bastante en cama, tomar mucho líquido y comer
alimentos saludables.

Algunos pacientes con hepatitis crónica se pueden tratar con antivirales. Estos
medicamentos pueden disminuir o eliminar la hepatitis B de la sangre. También
ayudan a reducir el riesgo de cirrosis y cáncer del hígado.

No siempre es claro cuáles pacientes con hepatitis B crónica deben recibir


tratamiento farmacológico y cuándo se debe iniciar dicho tratamiento. Usted tiene
más probabilidad de recibir estos medicamentos si:

 El funcionamiento del hígado está empeorando rápidamente.

 Manifiesta síntomas de daño al hígado a largo plazo.


 Tiene altos niveles del virus de la hepatitis B en la sangre.

Para que estos medicamentos funcionen mejor, usted necesita tomarlos según lo
indique el médico. Pregunte qué efectos secundarios puede esperar y qué hacer si
se presentan. No toda persona que necesite tomar estos medicamentos responde
bien.

Si usted presenta insuficiencia hepática, puede recibir un trasplante de hígado. Es


la única cura en algunos casos de insuficiencia hepática.

Otras medidas que puede tomar:

 Evite el alcohol.

 Consulte con su médico o personal enfermería antes de tomar cualquier


medicamento o suplemento herbario de venta libre. Esto
abarca medicamentos como paracetamol, ácido acetilsalicílico (aspirin) o
ibuprofeno.

El daño hepático grave o cirrosis puede ser causado por la hepatitis B.

VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA VIH

Es una enfermedad causada por el virus de la


inmunodeficiencia humana (VIH). La afección
destruye el sistema inmunitario en forma gradual,
lo cual hace que para el cuerpo sea más difícil
combatir infecciones.

Causas

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se puede diseminar de las


siguientes maneras:

 A través del contacto sexual: incluido el sexo oral, vaginal y anal.

 A través de la sangre: por transfusiones de sangre, punciones accidentales


con agujas o por compartir agujas.
 De la madre al hijo: una mujer embarazada puede transmitirle el virus a al
feto a través de la circulación sanguínea compartida, o una madre lactante
puede pasárselo a su bebé a través de la leche materna.

Las formas raras en las cuales el virus se puede propagar abarcan:

 Lesión accidental con una aguja

 Inseminación artificial con semen infectado

 Trasplante de órganos con órganos infectados

Los bancos de sangre y los programas de donación de órganos examinan a los


donantes, la sangre y los tejidos minuciosamente para evitar el riesgo de infección.
El VIH NO se transmite a una persona que DONA sangre u órganos. Las personas
que donan órganos nunca están en contacto directo con las personas que los
reciben. Asimismo, una persona que dona sangre nunca está en contacto con la
persona que la recibe. En todos estos procedimientos, se utilizan agujas e
instrumentos estériles.

La infección por el VIH no se transmite por:

 Contacto casual, como abrazarse

 Mosquitos

 Participación en deportes

 Tocar elementos que fueron tocados por una persona infectada con el virus

Las personas con mayor riesgo de contraer el VIH abarcan:

 Los usuarios de drogas inyectables que comparten agujas.

 Los bebés nacidos de madres con VIH que no recibieron terapia contra el
VIH durante el embarazo.

 Las personas que tienen relaciones sexuales sin protección, especialmente


con personas que tienen otros comportamientos de alto riesgo, son VIH-
positivos o tienen SIDA.

 Las personas que recibieron transfusiones sanguíneas o hemoderivados


entre 1977 y 1985 (antes de que la detección sistemática del virus se
convirtiera en una práctica habitual).

 Los compañeros sexuales de personas que participan en actividades de


alto riesgo (como el uso de drogas inyectables o el sexo anal).
Epidemiologia

El VIH se ha convertido en una epidemia de dimensiones mundiales.

Mundialmente, el modo más común de propagación del VIH sigue siendo la


transmisión heterosexual. Entre 1981 y 2007, el sida había causado la muerte de
aproximadamente 25 millones de personas alrededor de todo el mundo.

Síntomas

Las personas que resultan infectadas con el VIH pueden no tener ningún síntoma
hasta por 10 años, pero aún pueden transmitirle la infección a otros. Después de
entrar en contacto con el virus, pueden pasar hasta 3 meses para que un examen
de sangre muestre que usted tiene el VIH.

Los síntomas relacionados con el VIH por lo general se deben a una infección
diferente en el cuerpo. Algunos síntomas relacionados con la infección por VIH
comprenden:

 Diarrea

 Fatiga

 Fiebre

 Candidiasis vaginal frecuente

 Dolor de cabeza

 Úlceras bucales, incluida la infección por cándida (candidiasis bucal)

 Rigidez o dolor muscular

 Erupción cutánea de diversos tipos, incluidas dermatitis seborreica y


psoriasis

 Dolor de garganta

 Inflamación de los ganglios linfáticos

Pruebas

Los exámenes ELISA e inmunotransferencia para VIH detectan anticuerpos contra


el virus de la inmunodeficiencia humana en la sangre. Ambos exámenes tienen
que ser positivos para confirmar una infección por VIH. Tener estos anticuerpos
significa que usted está infectado con VIH.

 Si el examen es negativo (no se encuentran ningún anticuerpo) y usted


tiene factores de riesgo para la infección por VIH, el examen se debe repetir
en 3 meses.

 Si los exámenes ELISA e inmunotransferencia para VIH son positivos, se


pueden realizar otros exámenes para determinar qué tanto VIH hay en el
torrente sanguíneo.

Un conteo sanguíneo completo (CSC) y una fórmula leucocitaria también puede


mostrar anomalías.

Un conteo de CD4 inferior a lo normal puede ser una señal de que el virus está
dañando el sistema inmunitario.

Tratamiento

Por lo general, los médicos recomiendan medicamentos para pacientes que se


comprometen a tomar toda la medicación y tienen un conteo de CD4 por debajo
de 500 células/mm3 (señal de un sistema inmunitario debilitado). Algunas
personas, entre las que se incluyen las mujeres embarazadas y las personas con
problemas neurológicos o renales relacionados con el VIH, pueden necesitar
tratamiento sin importar su conteo de CD4.

Es extremadamente importante que las personas con VIH tomen todas las dosis
de medicamentos. De lo contrario, el virus puede volverse resistente a los
fármacos. La terapia involucra siempre una combinación de medicamentos
antivirales. Las mujeres embarazadas con infección por VIH reciben tratamiento
para reducir la posibilidad de transmitir el VIH a los bebés.

Hay que concientizar a las personas con infección por VIH con relación a la
enfermedad y su tratamiento, de manera que puedan ser partícipes activos en la
toma de decisiones junto con el médico.

SIDA
El SIDA también llamado VIH o Síndrome de la inmunodeficiencia adquirido.

El SIDA es una enfermedad que afecta a hombres y mujeres que están infectados
por el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana). El VIH ataca a las defensas
del cuerpo alterando la capacidad que tiene éste para defenderse de otros virus,
bacterias, etc.

El VIH mata a las células CD4 que son las encargadas de luchar contra los
agresores externos, integran el sistema inmunológico.

Hay que diferenciar el VIH del SIDA porque una persona con VIH es seropositiva y
no desarrolla la enfermedad del SIDA si las células CD4 no descienden por debajo
de 200 células por mililitro de sangre. Por lo tanto, se puede estar infectada por el
virus y no desarrollar la enfermedad del SIDA.

Al debilitarse las defensas se abren las puertas a otras infecciones por hongos,
bacterias, etc.

El SIDA es una enfermedad que se transmite por medio del intercambio de fluidos
del cuerpo, tales como:

-Sangre (compartir jeringuillas, etc.).

-Secreciones vaginales y semen (a través del sexo oral, vaginal y anal), siendo
una enfermedad de transmisión sexual.

-Leche materna.

Aproximadamente unas 20 mil personas se infectan con el Virus de


Inmunodeficiencia Humana (VIH) cada año en México, la mortalidad ha crecido en
los últimos 10 años.

La proporción de individuos contagiados por el VIH es del 0,3%, es decir, 3 de


cada mil mexicanos son portadores de la infección.

En nuestro país, la epidemia está infectando de manera mayoritaria a los hombres


que mantienen relaciones sexuales con otros hombres.

Síntomas

Hay personas que con el virus se sienten bien y no tienen ningún síntoma, pero su
sistema inmunológico ya está dañado. Estas personas que no saben que están
infectadas pueden infectar a otras personas si mantienen con estas relaciones
sexuales sin protección.
Existen unos síntomas principales que podemos enumerar:

- Lesiones o erupciones en la piel

- Glándulas hinchadas

- Diarrea frecuente

- Fiebre que dura más de diez días

- Pérdida de peso.

- Atrofia muscular, etc.

Diagnóstico y Tratamiento

Si una persona infectada no se trata a tiempo se irá debilitando de manera gradual


hasta desarrollar el SIDA.

La única manera fiable de saber si una persona tiene SIDA es realizarse las
pruebas de detección del VIH mediante un sencillo análisis de sangre, eso si,
ningún otro análisis detectará el virus, por lo que este debe solicitarse de forma
expresa.

El análisis debe hacerse 3 meses después del último contacto de riesgo ya que los
anticuerpos frente al VIH empiezan a aparecer a los 20 días (esto es una media,
puede aparecer entre la segunda y octava semana desde que se produce la
transmisión) y trascurridos los 3 meses es muy raro que no se hayan generado
dichos anticuerpos.

En la actualidad sigue sin existir cura para la enfermedad de SIDA, sin embargo
existen tratamientos para mejorar la calidad de vida de la persona infectada.

Existen medicamentos que atacan al VIH, éste muta de manera muy rápida y se
hace resistente a los medicamentos administrados de una manera aislada, por lo
que los pacientes tienen que tomar un combinado de estos medicamentos para
luchar de una manera más efectiva contra el virus.

La combinación de medicamentos se llama terapia Antirretrovirica. Con esta


combinación de fármacos se quiere cambiar el curso natural de la infección para
aumentar el periodo entre la infección inicial y el desarrollo de los síntomas.
Gracias a esta combinación de medicamentos se puede proporcionar a la persona
enferma de SIDA una vida más larga y prácticamente normal.

ENFERMEDADES PROVOCADAS POR HONGOS

CANDIDIASIS

Es una infección de la vagina. Con mayor


frecuencia se debe al hongo Candida albicans.

Candida albicans es un tipo común de hongo, que


a menudo se encuentra en pequeñas cantidades
en la vagina, la boca, el tubo digestivo y en la piel.
La mayoría de las veces, no ocasiona infección ni
síntomas.

La cándida y muchos otros microorganismos que normalmente viven en la vagina


se mantienen mutuamente en equilibrio. Sin embargo, algunas veces, la cantidad
de Candida albicans aumenta llevando a que se presente una candidiasis.

Esto puede suceder si usted:

 Está tomando antibióticos usados para tratar otros tipos de infecciones. Los
antibióticos cambian el equilibrio normal entre los microorganismos de la
vagina.

 Está embarazada.

 Es obesa.

 Tiene diabetes.

La candidiasis no se disemina a través del contacto sexual. Sin embargo, algunos


hombres presentarán síntomas como prurito y erupción en el pene después de
tener contacto sexual con una compañera infectada.

Tener muchas infecciones vaginales por cándida puede ser un signo de otros
problemas de salud. Otras infecciones y flujos vaginales se pueden confundir con
candidiasis vaginal.

Epidemiologia
No se conoce la real incidencia de la candidiasis vaginal. Una de las razones es la
automedicación y/o el sobre diagnóstico del problema. Por ejemplo, algunas
pacientes pueden tener un flujo fisiológico autolimitado a mitad del ciclo menstrual,
que podría confundirse con una recurrencia de la infección por cándida y si la
paciente se auto médica con cualquier alternativa disponible en el mercado, o no
se hace un adecuado diagnóstico y se le da tratamiento antimicótico, la molestia
de los síntomas pasará espontáneamente, pero la paciente y el médico que no
hizo un diagnóstico certero de la molestia quedarán con la impresión que el
tratamiento administrado tuvo el efecto terapéutico deseado.

Se considera que solo 20% a 30% de las mujeres que se automedican por
cándida, en realidad sí la tienen.

La paciente suele tener un flujo autolimitado y ella concluirá erróneamente que


tiene una recurrencia mensual del problema original. Las molestias incluso podrían
ser similares: flujo, prurito, eritema, etc.

Se estima que más del 40% de las mujeres normales, que no cursan con molestia
alguna de enfermedad activa, tienen en sus vaginas a la cándida como comensal.
La sola identificación del cándida en el cultivo de secreción endovaginal, no
siempre hace el diagnóstico de la causa de la molestia ni de la infección.

Por otro lado, se ha estimado que aproximadamente 75% de todas las mujeres, en
algún momento de su vida, va a desarrollar infección vaginal por hongos y de
éstas, 40% a 50% desarrolla recurrencias.

Cerca de 5% de las mujeres experimenta infecciones recurrentes, incluso más de


4 episodios por año.

Síntomas

 Flujo vaginal anormal. El flujo puede fluctuar de una secreción blanca


ligeramente acuosa a un flujo blanco espeso y abundante (como requesón).

 Ardor y prurito en los labios y en la vagina.

 Relaciones sexuales dolorosas.

 Micción dolorosa.

 Enrojecimiento e inflamación de la piel justo por fuera de la vagina (vulva).

Pruebas

 Se hará un examen pélvico, el cual puede revelar:


 Hinchazón y enrojecimiento de la piel de la vulva, en la vagina y el cuello
uterino.

 Manchas blancas y secas en la pared vaginal.

 Fisuras en la piel de la vulva.

 Se examina una pequeña cantidad de flujo vaginal usando un microscopio


(llamado montaje en fresco o examen de hidróxido de potasio [KOH]).

 Algunas veces, se toma un cultivo cuando la infección no mejora con


tratamiento o reaparece muchas veces.

 El médico puede ordenar otros exámenes para descartar otras causas de


los síntomas.

Tratamiento

 Los medicamentos para tratar las candidiasis vaginales están disponibles


como cremas, ungüentos, tabletas vaginales o supositorios. La mayoría
puede comprarse sin necesidad de acudir al médico.

 Tratarse usted mismo en casa probablemente está bien si:

 Sus síntomas son leves y usted no tiene dolor pélvico o fiebre.

 Ésta no es su primera candidiasis y no ha tenido muchas de estas


infecciones en el pasado.

 Usted no está embarazada.

 Usted no está preocupada acerca de otras enfermedades de transmisión


sexual por un reciente contacto sexual.

 Los medicamentos que usted mismo puede comprar para tratar una
candidiasis vaginal son:

 Miconazol

 Clotrimazol

 Tioconazol

 Butoconazol
UREOPLASMA

Ureaplasma urealyticum realmente no es una infección de transmisión sexual muy


conocida, sin embargo, se diagnostica en un 70% de hombres y mujeres.
Ureaplasma urealyticum es una infección que afecta al tracto genital humano.

Se considera que es una infección por transmisión sexual (ITS). Ureaplasma


urealyticum se contrae a través del contacto sexual – tanto con los genitales como
por contacto oral – pero una madre infectada también se lo puede transmitir a su
bebé recién nacido al dar a luz. Una persona infectada que tose o estornuda cerca
suya – generalmente en su cara – también le puede transmitir la infección.

Se estima que una gran proporción de la población sexualmente activa está


infectada por Ureaplasma urealyticum sin que provoque ningún tipo de problema.
Cuando se produce una rápida expansión de una colonia de Ureaplasma
urealyticum puede provocar síntomas de Uretritis; tales como dolor al orinar,
enrojecimiento e inflamación alrededor de la zona afectada y una secreción genital
inusual.