Está en la página 1de 2

TEMA: ÉTICA Y MORAL

Introducción

La ética y la moral son dos cosas que van de la mano, siempre ha existido la necesidad por
parte del ser humano de saber qué es lo que esa bien y lo que está mal, sobre todo cuando
se desenvuelve en una sociedad donde existen más individuos que son capaces de juzgar de
manera positiva o negativa dichas acciones.

El sentido de pertenencia del ser humano en la sociedad hace que este se comporte de cierta
manera además de las costumbres y enseñanzas que acontecen el círculo en donde se
desenvuelve.

La calidad humana siempre ha tenido un antecedente y ese antecedente es la moral. La ética


va en conjunto, ya se entiende como el conjunto de normas que rigen el adecuado
comportamiento del ser humano dentro de la sociedad y hacia sus semejantes.

Desarrollo

Los seres humanos de la misma manera que tenemos la necesidad de formar parte de un
círculo como lo es la sociedad, también necesitamos vivir en armonía.

Si bien es cierto que todas las costumbres del ser humano se aprende del el núcleo familiar,
quienes son nuestro padres los que forjan nuestra personalidad desde pequeños y la manera
de convivir y ser hacía con los demás, de igual manera, al crecer y desarrollarnos nos
desenvolvemos en otros círculos como lo es la escuela y las amistades, con el paso de los
años también en el trabajo, lo cual esto también no enseña a comportarnos de cierta manera,
claro que no se trata de fingir ser personas que no somos, sino aprender de los demás y que
sus enseñanzas y ejemplo tengan un impacto positivo en nuestras vidas para poder vivir en
una adecuada armonía.

Principios que rigen la ética y la moral, sin embargo existen aquellos invaluables e
indiscutibles que todo el ser humano debe poseer y así mismo al aplicar:

 El ser humano es un ser autónomo, libre de vivir en plenitud y dejar vivir en


plenitud a los demás, siempre y cuando sea para profesar el bien y nunca adjudicar
un mal, explicamos pues que el ser humano siempre tendrá impacto en la vida de
otro ya sea para bien o para mal.

 Integridad: El ser humano jamás debe atentar contra su persona a favor de los
intereses de alguien más o por conveniencia, debe ser un ser completo y en perfecto
equilibro para desarrollarse amenamente en la sociedad y de igual manera ser así en
el ámbito laboral
 Vulnerabilidad: Debemos de cuidarnos a nosotros mismos y cuidar a otros, somos
imparcialmente frágiles ante ciertas circunstancias, de igual forma actuar con
beneficencia y no solo ver por los intereses propios.

 EL ser humano ante todo debe de ser digno, debe reconocer asimismo a sus
semejantes y como individuos y respetar ese principio donde se deposita el principio
de la calidad moral y humana en un sentido más sensible.

Dentro del ámbito laboral, este conjunto de normas se hace aún más latente, das las
circunstancias del medio en donde el ser humano no solo tiene que poner en práctica su
código ético y moral personal, sino que la práctica que desempeña lleva consigo principios
y normas que hay que respetar para no solo actuar correctamente, sino saber que estamos
obligados y en deber a dar un excelente servicio el cliente que atendemos.

Conclusión

Puedo decir que el ser humano es un ser racional y autónomo en la sociedad sin embargo de
acuerdo a sus enseñanzas y sus criterios personales, los cuales provienen desde el núcleo
familiar y posteriormente con el desarrollo del ser humano dentro de la sociedad y
diferentes ámbitos en los cuales se desenvuelve, pueden afectar de manera positiva como
negativa el criterio de estas personas. Asimismo las costumbres adquiridas son otro
principio que se puede ver alterado por la sociedad, pero si el mismo ser humano vive su
moral de una manera intachable y asimismo ser mejor persona y hacer mejor a los demás.