Está en la página 1de 61

VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

BENEMERITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS SOCIALES

MAESTRÍA EN DERECHO CON ESPECIALIDAD


EN DERECHO DEL TRABAJO Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL

MATERIA:

EL SISTEMA JURÍDICO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

CATEDRÁTICO:

DOCTOR LUIS MANUEL OLIVARES ESTRADA

TEMA:

VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL


EN MÉXICO

ALUMNO:

LEOBARDO LOPEZ MORALES

Puebla, Pue., a 28 de agosto de 2008.

1
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

INDICE TEMÁTICO:
I.- INTRODUCCIÓN…..…………………………………………………………………………………. 3
1.- INTRODUCCIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO…………………………………… 4
1.1 CONCEPTO DE SEGURIDAD SOCIAL…………………………………………………. 4
1.2 CONCEPTO DE SEGURO SOCIAL……………………………………………………… 9
1.3 DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL……………………………………………… 12
1.4 DEVENIR HISTÓRICO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO………………… 13
1.5 ESTRUCTURA DEL INSTITUTO MÉXICO DEL SEGURO SOCIAL………………... 21
2.- DISPOSICIONES GENERALES DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL
Y DEL RÉGIMEN OBLIGATORIO…………………………………………………………………. 26
2.1 DISPOSICIONES GENERALES DE LA LEY DEL
SEGURO SOCIAL… …………………………………………………………………… 26
2.2 SUJETOS DE ASEGURAMIENTO Y OBLIGACIONES
PATRONALES……………………………………………………………………………… 28
2.3 DEL RÉGIMEN OBLIGATORIO………………………………………………………….. 30
2.4.- SALARIO BASE DE COTIZACIÓN Y DE LAS CUOTAS
OBRERO PATRONALES………………………………………………………………… 30
3.- SEGURO DE RIESGOS DE TRABAJO…………………………………………………………… 36
3.1 CONCEPTOS Y DISPOSICIONES GENERALES……………………………………… 36
3.2 CONSECUENCIAS DE LOS RIESGOS DE TRABAJO……………………………….. 45
3.3 DE LAS PRESTACIONES EN DINERO Y EN ESPECIE……………………………… 45
4.- SEGURO DE ENFERMEDADES Y MATERNIDAD……………………………………………… 49
5.- SEGURO DE INVALIDEZ Y VIDA…………………………………………………………………. 52
6.- SEGURO DE RETIRO, CESANTÍA EN EDAD AVANZADA Y VEJEZ………………………. 56
6.1 SEGURO DE CENSANTÍA EN EDAD AVANZADA…………………………………… 56
6.2 SEGURO DEL RAMO DE VEJEZ………………………………………………………… 58
6.3 RAMO DEL SEGURO DE RETIRO………………………………………………………. 59
7.- SEGURO DE GUARDERÍAS………………………………………………………………………… 60
II.- FUENTES DE INFORMACIÓN……………………………………………………………………… 61

2
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

INTRODUCCIÓN

El trabajo que a continuación se expone, más que una investigación


enfocada a un tema en específico, versa sobre mostrar una ventana o un
panorama general de la Seguridad Social en México y sus conceptos más
generales.

En razón de lo anterior la metodología que se aplicó fue la lógica deductiva,


en virtud de que se presentan conceptos generales hasta llegar a los particulares;
con lo cual se buscó sólo conceptualizar a las instituciones más significativas que
comprende el sistema de la seguridad social. Lo anterior constituye el objetivo
general del presente, dado que no se había tenido la oportunidad de estudia esta
materia, y es esta cuando se ingresa al posgrado de Derecho, precisamente en la
cátedra denominada Sistema Jurídico de la Seguridad Social en México, cuando
se empieza a estudiar esta fascinante materia.

De esta forma, se expone lo que es la seguridad social, así como sus


diferencias con instituciones parecidas a ella; se da una visión general de la
estructura jurídica del órgano encargado de proporcionar el seguro social: el
Instituto Mexicano del Seguro Social. Por último, de manera somera, se exponen y
definen los seguros que abarcan el régimen obligatorio del seguro social.

Ahora bien, el siguiente paso, es buscar que estos breves apuntes sirvan de
pauta para buscar que los mismos se vayan ampliando, sobre todo con los análisis
que se vayan a dar en las subsecuentes clases de seguridad social.

3
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

CAPÍTULO I
INTRODUCCIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

1.1 CONCEPTO DE SEGURIDAD SOCIAL.

La seguridad social dada su naturaleza y características propias, en


ocasiones es confundida con otras instituciones parecidas a ella, tales como la
asistencia social, la asistencia pública y la prevención social. Y a efecto de
dilucidar dicha confusión es menester conceptualizar cada de esas instituciones.

Para Ángel Guillermo Ruíz Moreno, se debe entender por asistencia social:
<… el conjunto de normas de todo tipo, que integran una actividad del Estado y en
su caso de particulares, destinadas a procurar una condición lo más digna,
decorosa y humana, para aquellas personas que, imposibilitadas para satisfacer
por sí mismas sus necesidades elementales y de bienestar social, requieren del
socorro y la ayuda altruista, no obligatoria, de los demás> 1.

Por su parte la asistencia pública es: <… una función que ha ejercido el
Estado mexicano para proteger dentro de la sociedad a la población, de los
riesgos que traen consigo la insalubridad, las enfermedades, la desnutrición, el
abandono, la contaminación ambiental y otros males sociales que afectan la salud
y seguridad vital de los individuos. Esta función no tiene como fin solamente a la
prevención de enfermedades y su curación, sino que conlleva para los desvalidos
la existencia de servicios médicos, de higiene y de protección social que requieran
cuando su vida se encuentra amenazada o en grave peligro por las condiciones de
vida que las rodean>2.

1 RUIZ MORENO, Ángel Guillermo, Nuevo Derecho de la Seguridad Social, 5ª ed., Porrúa, México, 2001, p.
28.
2 CD-ROM, Diccionario Jurídico 2000, Desarrollo Jurídico, Informática Jurídica Profesional.

4
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Por cuanto hace al concepto de asistencia, debe tomarse en consideración


la siguiente jurisprudencia:

<ASISTENCIA SOCIAL. LA ASISTENCIA PÚBLICA Y PRIVADA


FORMAN PARTE DE ELLA. Para determinar los conceptos que
comprende la asistencia social es necesario acudir a los métodos
de interpretación reconocidos en la doctrina, resultando suficientes
para ello el gramatical, el histórico, el sistemático y el teleológico,
los que permiten arribar a una conclusión general, aplicados con
relación a diversas disposiciones constitucionales y legales, a
saber: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (con
sus reformas de mil novecientos sesenta, mil novecientos ochenta
y tres, mil novecientos ochenta y siete, mil novecientos noventa y
dos, mil novecientos noventa y tres, mil novecientos noventa y
cuatro y mil novecientos noventa y seis), Estatuto de Gobierno del
Distrito Federal (con su reforma de mil novecientos noventa y
siete), Ley General de Salud, Ley sobre el Sistema Nacional de
Asistencia Social, Ley del Seguro Social, Ley del Instituto de
Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, Ley
de Instituciones de Asistencia Privada para el Distrito Federal (con
sus reformas de mil novecientos cuarenta y tres, mil novecientos
cuarenta y cuatro, mil novecientos cuarenta y ocho, mil novecientos
setenta y cuatro, mil novecientos setenta y ocho, mil novecientos
ochenta y seis y mil novecientos noventa y uno), Ley de
Expropiación (con su reforma de mil novecientos noventa y siete),
Ley de Instituciones de Asistencia Privada del Distrito Federal, Ley
Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal, Ley
Orgánica de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal,
Reglamento para el Gobierno Interior de la Asamblea de
Representantes del Distrito Federal, Ley Orgánica de la Asamblea
de Representantes del Distrito Federal, Ley de Beneficencia

5
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Privada para el Distrito Federal y Territorios Federales (de mil


ochocientos noventa y nueve, mil novecientos cuatro, mil
novecientos veintiséis y mil novecientos treinta y tres), Código
Sanitario (de mil ochocientos noventa y uno, mil novecientos dos,
mil novecientos veintiséis, mil novecientos treinta y cuatro, mil
novecientos cincuenta, mil novecientos cincuenta y cinco y mil
novecientos setenta y tres), y diversos reglamentos, acuerdos,
decretos, planes nacionales de desarrollo, programas, leyes,
Constituciones anteriores a la de mil novecientos diecisiete y otros
ordenamientos de carácter federal y local. De la interpretación de
las disposiciones relativas y específicamente del 4o., 27, fracción
III, y 122, apartado C, base primera, fracción V, inciso i), de la
Constitución Federal, 24, fracción I, 36 y 42, fracción XIII, del
Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, 1o., 2o., fracción V, 3o.,
fracción XVIII, 4o., fracción IV, 5o., 13, fracción I, 24, fracción III,
27, fracción X, y 167 de la Ley General de Salud, 1o., 3o. al 8o., 11,
fracciones V y VI, 13, 36, 37, 41, 42 y 43 de la Ley sobre el Sistema
Nacional de Asistencia Social y 1o. y 2o., fracción I, de la Ley de
Instituciones de Asistencia Privada para el Distrito Federal
(vigentes), se concluye que la asistencia social es materia de la
salubridad general que, esencialmente, consiste en el conjunto de
acciones tendentes a modificar y mejorar las circunstancias de
carácter social que impidan al individuo su desarrollo integral, así
como la protección física, mental y social de personas en estado de
necesidad, desprotección o desventaja física y mental, hasta lograr
su incorporación a una vida plena y productiva; y, que la asistencia
social la prestan diversos sectores, lo que ha motivado
particularmente la diferenciación entre la asistencia privada y la
pública atendiendo a la naturaleza de los recursos económicos con
que se presta y de los sujetos que la proporcionan (públicos o

6
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

privados), pero que coinciden en un fin común que es la asistencia


social, con independencia de la naturaleza de tales recursos>3.

Respecto a la previsión social, Roberto Báez Martínez señala lo siguiente:


<Previsión es la acción de los hombres, de sus asociaciones o comunidades y de
los pueblos o naciones que disponen lo conveniente para promover a la
satisfacción de contingencias o necesidades previsibles, y por lo tanto futuras en
el momento en que se presentan, esto es, la prevención es trasplante del presente
al futuro; la proyección de las necesidades presentes en el futuro a fin de prever
su satisfacción; el aseguramiento para el futuro de las condiciones que se
desarrolla en el presente la existencia, o en una fórmula breve, la seguridad de la
existencia futura, todo lo cual producirá la supresión del temor del mañana>4.

Ahora bien, la seguridad social <engloba un conjunto de medidas


adoptadas por la sociedad con el fin de garantizar a sus miembros, por medio de
una organización apropiada, una protección suficiente contra ciertos riesgos a los
cuales se hallan expuestos. El advenimiento de esos riesgos entraña gastos
imprevistos, a los que el individuo que dispone de recursos médicos no puede
hacer frente por sí solo, ni por sus propios medios, ni recurriendo a sus
economías, ni siéndole tampoco posible recurrir a la asistencia de carácter privado
de sus allegados>5.

Por su parte Gustavo Arce Cano, señala que: <La seguridad social es el
instrumento jurídico y económico que establece el Estado para abolir la necesidad
y garantizar a todo ciudadano el derecho a un ingreso para vivir y a la salud, a
través del reparto equitativo de la renta nacional y por medio de prestaciones del
seguro social…>6.

3 No. Registro: 193,373. Jurisprudencia. Materia(s): Constitucional. Novena Época. Instancia: Pleno. Fuente:
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. X, Septiembre de 1999. Tesis: P./J. 83/99. Página: 614
4 BAÉZ MARTÍNEZ, Roberto, Lecciones de Seguridad Social, Editorial PAC, México, 1994, p. 3.
5 Citado por RUIZ MORENO, Ángel Guillermo, op. cit., p. 36.
6 ARCE CANO, Gustavo, De los Seguros Sociales a la Seguridad Social, Porrúa, México, 1972, p. 15.

7
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

<La seguridad social es una ambiciosa pretensión común de bienestar


general, que se consigue mediante la realización de una serie de actividades
realizadas por personas físicas y jurídicas, de derecho privado o de derecho
público, mediante los cuales, de manera organizada, la sociedad se procura un
cierto grado de garantía en la previsión, reparación, recuperación, resarcimiento y
rehabilitación de las consecuencias ocasionadas por los riesgos a los que
convencionalmente se conoce como sociales>7.

<La seguridad social es uno de los mejores medios para llevar a cabo los
objetivos de la política social y económica del Gobierno y satisfacer las legítimas
demandas y aspiraciones de la población…>8.

La Ley del Seguro Social, vigente, en su artículo 2º señala: <La seguridad


social tiene por finalidad garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la
protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para
el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de una pensión que en
su caso y previo el cumplimiento de los requisitos legales, será garantizada por el
Estado>9.

De lo antes expuesto se puede concluir, que si bien es cierto que la


asistencia social, pública o privada, la prevención social y la seguridad social,
constituyen medios o estrategias tendientes a buscar el bienestar general de la
población, cada una de ellas difiere entre sí precisamente en la forma en que
pretenden otorgar ese bienestar o buscan proporcionarlo; así la asistencia social
constituye sólo un mero buen propósito de otorgar los bienes necesarios para
auxiliar a la población que lo necesite en caso de desgracia de manera gratuita,
proporcionada tanto por instituciones públicas o gratuitas; por su parte la previsión
social consiste, como su nombre lo indica, en una estrategia o plan para que de
manera prudente se tomen medidas a fin de adelantarse al futuro en caso de
7 ALCARAZ DE LA ROSA, José, Ley del Seguro Social Comentada, Editorial PAC, México, 2006, p. 4.
8 Exposición de motivos de la Ley del Seguro Social que entró en vigor el 1º de junio de 1997, citado por
MORENO PADILLA, Javier, Nueva Ley del Seguro Social, Trillas, México, 1998, p. 11.
9 ALCARAZ DE LA ROSA, op. cit., p. 3.

8
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

alguna contingencia social. Por su parte, la seguridad social sí constituye un


verdadero instrumento jurídico y económico, por medio del cual el Estado, con la
intervención de los interesados, busca otorgar, a través de distintos instrumentos,
una certeza, de que en caso de que se presente alguna contingencia, se podrán
otorgar las prestaciones correspondientes, en virtud de que existe de por medio
una relación jurídica que obliga a las partes: el denominado seguro social.

1.2 CONCEPTO DE SEGURO SOCIAL

Previo a referirnos a lo que implica el seguro social, es preciso determinar


que se entiende por contrato de seguro, pues la institución en comento se maneja
en términos similares a éste, en relación a las prestaciones que se deben otorgar
en caso de necesitarlo, no en así en cuento a la forma de cómo se origina. Así el
contrato es definido como: <… un acto jurídico bilateral que se constituye por el
acuerdo de voluntades de dos o más personas y que produce ciertas
consecuencias jurídicas (creación o transmisión de derechos y obligaciones)
debido al reconocimiento de una norma de derecho>10. Ahora bien la noción de
contrato de seguro la proporciona la Ley sobre el Contrato de Seguro, en cuyo
artículo 1º refiere: <Por el contrato de seguro, la empresa aseguradora se obliga,
mediante una prima, a resarcir un daño o a pagar una suma de dinero al
verificarse la eventualidad prevista en el contrato>11.

De lo antes expuesto se puede advertir que el contrato de seguro es aquel


acuerdo de voluntades, mediante el cual una empresa aseguradora se obliga a
resarcir el daño o a pagar una suma de dinero al ocurrir un determinado
acontecimiento que fue previamente establecido, al asegurado, el cual previo el
pago de una prima, debe obtener el beneficio de las prestaciones pactadas en
caso de ocurrir la contingencia.

10 Enciclopedia Jurídica Mexicana, 2ª ed., Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional


Autónomo de México, Porrúa, México, 2004, t. II, pp. 552 y 553.
11 Citado por DÍAZ BRAVO, Arturo, Contratos Mercantiles, Harla, México, 1997, p. 136.

9
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Ahora bien, dicho lo anterior, el seguro social es: <… el instrumento del
derecho obrero, por el cual una institución pública queda obligada, mediante una
cuota o prima que pagan los patrones, los trabajadores y el Estado, o sólo alguno
de éstos, a entregar al asegurado o beneficiarios, que deben ser elementos
económicamente débiles, una pensión o subsidio, cuando se realicen algunos de
los riesgos profesionales o siniestros de carácter social>12.

Por su parte José Alcaraz de la Rosa, al respecto advierte: <… el seguro


social es una relación jurídica, regulada por la legislación social, por medio de la
cual, un organismo público descentralizado, queda obligado, mediante el pago de
una cuota o prima, que pagan obligatoriamente los patrones, los trabajadores y el
Estado, o sólo alguno de estos sujetos, a ministrar al asegurado o a los
beneficiarios de éste, las prestaciones pecuniarias o en especie, cuando
sobrevengan los riesgos sociales regulados por la Ley>13.

Siguiendo a Ángel Guillermo Ruíz Moreno14, pueden advertirse los


elementos del seguro social, que lo diferencian del contrato de seguro privado:

a) Los asegurados, los cuales deben pertenecer a las clases


económicamente débiles, de preferencia trabajadores, sin embargo
también pueden incluirse a otras personas pertenecientes a otros grupos
sociales.
b) Las primas o cuotas, mediante las cuales se forman los fondos o
reservas técnicas para cubrir prestaciones en dinero, como son las
pensiones, subsidios o ayudas, y en especie, que se refieren a la
atención médica-quirúrgica, farmacéutica, hospitalaria, servicios
sociales, entre otras; dichos fondos se conforman por las contribuciones
de patrones, asegurados y el Estado, en su caso, dependiendo del tipo o
rama de aseguramiento.

12 ARCE CANO, Gustavo, op. cit., p. 13.


13 ALCARAZ DE LA ROSA, José, op. cit., p. 4.
14 RUIZ MORENO, Ángel Guillermo, op. cit., pp. 31 y 32.

10
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

c) Lo brinda o administra el Estado, como un servicio público, por medio de


un organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y
patrimonio propios, regido por un marco legal específico y que además
tiene el carácter de organismo fiscal autónomo.
d) Los asegurados o sus beneficiarios, en su caso, pueden exigir las
pensiones o subsidios así como prestaciones en dinero o en especie
referidos en la ley, porque tienen derecho a ellas, dado que no quedan a
voluntad del organismo asegurador cubrirlas u otorgarlas, en virtud del
pago de la cuota o de la prima.
e) El seguro social opera conforme el principio del cálculo de
probabilidades de que ocurra un riesgo o un evento predeterminado que
se encuentra previsto en la ley, denominado contingencia social
protegida. Dicho calculo se determina a través de estadísticas y estudios
matemático-actuariales, de esta forma queda determinado el monto de
las cuotas a cargo de todos los sujetos obligados, así como el monto de
las pensiones o subsidios a cubrir, por tanto no quedan al libre arbitrio
del organismo público asegurador, con lo cual se busca que exista un
equilibrio financiero y con ello que no se presente una descapitalización,
evitando de esta forma que se ponga en riesgo su existencia o
funcionamiento. Existe una excepción a lo anterior, y es la que se refiere
a que el monto de la pensión de retiro del asegurado, tratándose de los
seguros de cesantía en edad avanzada y vejez, cuyo monto se
determinará en base al ahorro que haya generado durante su vida
productiva, que se conjuntará con los rendimientos respectivos.

11
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

1.3 DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL

<… El derecho de la seguridad social… se apoya en cuatro principios


funcionales u operativos que le dan contenido a ese derecho del ser humano:
asistencia médica, ingreso social alternativo o sustituto, ingresos de base, y de
inserción, reinserción y valorización de los recursos humanos… asimismo se
apoya en cuatro principios generales que se encuentran al servicios de los
anteriores: igualdad de Tratamiento (entre nacionales y no nacionales, entre
hombres y mujeres), solidaridad, afiliación obligatoria, y responsabilidad del
Estado y participación de los individuos>15.

Una vez que se han expuesto los elementos del seguro social, puede
afirmarse que el derecho de la seguridad social está conformado por el conjunto
de normas impero-atributivas de corte administrativo, fiscal, laboral, burocrático,
económico y financiero, que tiene por objeto regular las relaciones jurídicas que se
susciten entre los sujetos que intervienen en la conformación del seguro social, así
como las prestaciones en dinero o en especie que se tengan que otorgar.

Las fuentes formales del derecho de la seguridad social son la Constitución


Federal, en especial el artículo 123 apartado “A” fracción XXIX y apartado “B”
fracción IX; los tratados internacionales aprobados por el Poder Ejecutivo y
sancionados por el Senado, según lo dispuesto por el artículo 133 del
ordenamiento fundamental antes citado; la Ley del Seguro Social, de 1995 y en
vigor desde el 1o. de julio de 1997 con reformas en 2001 y 2004; los reglamentos
de la referida Ley expedidos por el presidente de la República de conformidad con
lo previsto en el artículo 89 fracción I de la Constitución Federal y otros expedidos
por el Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social; la jurisprudencia
dictada por los órganos competentes de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación; la Ley Federal del Trabajo, el Código Fiscal de la Federación, el Código
Civil Federal y de Procedimientos Civiles y la Ley Federal del Procedimiento

15 Enciclopedia Jurídica Mexicana, op. cit., t. III, p. 191.

12
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Administrativo; los acuerdos del Consejo Técnico del Instituto Mexicano del
Seguro Social así como los contratos colectivos de trabajo que refiere el artículo
23 de la Ley del Seguro Social.

1.4 DEVENIR HISTÓRICO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO16

En las transformaciones colectivas alienta un sentimiento de justicia social,


en pugna con los intereses egoístas que ahogan la libertad de los pueblos y el
derecho de los individuos y de las comunidades a una vida mejor. De ahí que la
Revolución Mexicana, que fue esencialmente política al iniciarse, el calor de la
contienda recoge ciertos postulados sociales reivindicatorios. Los grandes núcleos
sociales anhelaban mayor respeto al valor humano, la supresión del desamparo y
de la miseria de la población, en fin establecer procedimientos de seguridad y
economía que garantizaran una democracia nueva, fresca y positiva.

En 1909, el Partido Democrático, publicó su manifiesto político en el cual


planteaba la necesidad de expedir leyes sobre accidentes de trabajo y
disposiciones que permitieran hacer efectiva la responsabilidad de las empresas
en los casos de accidente.

Don Francisco I. Madero, el 25 de abril de 1910, al aceptar la candidatura


para contender por la Presidencia de la República, por el Partido
Antirreeleccionista, se comprometió públicamente a presentar iniciativas de ley
para asegurar pensiones a los obreros mutilados con motivo de la prestación de
su trabajo, o bien pensionar a sus familiares, cuando aquéllos perdiesen la vida al
servicio de alguna empresa.

Don Venustiano Carranza, Jefe de la Revolución Constitucionalista, publicó


un decreto del 12 de diciembre del año de 1912, en cuyo artículo 2º decía: <El
primer Jefe de la Nación y encargado del Poder Ejecutivo expedirá y pondrá en
vigor, durante la lucha, todas las Leyes, disposiciones y medidas encaminadas a

16 RUÍZ MORENO, Ángel, op. cit., pp. 87-133.

13
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

dar satisfacción a las necesidades económicas, sociales y políticas del país,


efectuando las reformas que la opinión pública exige como indispensables para
establecer un régimen que garantice la igualdad de los mexicanos>.

Pero hasta el 11 de diciembre de 1915 promulgó el Estado de Yucatán su


Ley del Trabajo a iniciativa del General Alvarado, dicho ordenamiento, que es
sumamente importante en todos sus capítulos, fue el primero que estableció el
Seguro Social en nuestro país. El artículo 135 ordenó: <El Gobierno fomentará
una asociación mutualista, en la cual se asegurarán los obreros contra los riesgos
de vejez y muerte, pues los patrones eran responsables de los accidentes y
enfermedades profesionales>.

En 1916, se instaló el Congreso Constituyente de Querétaro, que expidió


nuestra Carta Magna vigente. Su artículo 123, fracción XXIX, consideró de utilidad
social es establecimiento de cajas de seguros populares de invalidez, de vida, de
cesación involuntaria de trabajo, de accidentes y de otros con fines análogos, por
lo cual, tanto el Gobierno Federal como el de cada Estado, deberían fomentar la
organización de instituciones de esta índole, para infundir e inculcar la previsión
popular. Se advierte claramente que dicho precepto pretendía que se implantara el
Seguro Social Potestativo.

El Código del Trabajo del Estado de Yucatán del 16 de diciembre de 1918,


dio un paso hacia atrás con respecto a su Ley Laboral de 1915, pues abandonó el
sistema del seguro social obligatorio para adaptarse a la Constitución Política de
1917. En el referido código se dieron facultades a la bolsa de trabajo para
fomentar el establecimiento de cajas de ahorros y de seguros populares de
invalidez, de vida, de cesación involuntaria de trabajo, de accidentes y otros, con
fines análogos.

En el año de 1919 se formuló un Proyecto de Ley del trabajo para el Distrito


y Territorios Federales, que proponía la constitución de cajas de ahorros, cuyos
fondos tendrían por objeto, entre otros, impartir ayuda económica a los obreros
cesados. Los trabajadores tendrían obligación de dar a las cajas de ahorros el
14
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

cinco por ciento de sus salarios. Los patrones, por otra parte, deberían aportar el
cincuenta por ciento de la cantidad que les correspondiera a sus asalariados por
concepto de utilidades en las empresas, de acuerdo con la fracción VI del artículo
123 Constitucional.

El Estado de Puebla promulgó su Código de Trabajo el día 14 de noviembre


de 1921, en su artículo 221, establecía que los patrones podían substituir el pago
de las indemnizaciones de los accidentes y enfermedades profesionales, por el
seguro contratado a sociedades legalmente constituidas y aceptadas por la
Sección del Trabajo y Previsión Social.

En el mes de diciembre de 1921, el presidente de la república, el General


Álvaro Obregón, envió al Congreso Federal su Proyecto de Ley del Seguro Social
voluntario. En la exposición de motivos sostuvo con visión y elocuencia que la
mayor parte de las desgracias que afligen a las clases trabajadoras no tienen su
origen en la falta de leyes, sino en las dificultades para su aplicación, que
convierten los derechos legales en simples derechos teóricos, porque dejan a los
propios trabajadores la tarea de exigir su cumplimiento y la realización tiene que
desarrollarse dentro de una legislación complicada, tardía y costosa.

El Código Laboral de Campeche, del 30 de noviembre de 1924, constituyó


en el artículo 290 lo siguiente: <El patrono podrá sustituir con el seguro hecho a su
costa, en beneficio del obrero, la obligación que tiene de indemnizar a éste en los
casos de accidentes y enfermedades de trabajo>.

Las Leyes del Trabajo de Tamaulipas, del 12 de junio de 1925 y de


Veracruz (10 de julio del mismo año), establecieron una modalidad especial del
seguro voluntario. Los patrones podían substituir las obligaciones sobre
enfermedades y accidentes profesionales, con el seguro hecho a su costa a favor
de los trabajadores, en sociedades debidamente constituidas, con suficientes
garantías y aprobación de los gobiernos de los estados, pero, a la vez, los
empresarios que optasen por asegurar a sus operarios no podían dejar de pagar
las primas correspondientes sin causa justificada. Cuando los patrones
15
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

suspendían el pago, los obreros y las compañías aseguradoras tenían acción para
obligar a los patrones a continuarlo, mediante juicio sumario seguido ante la Junta
Central de Conciliación y Arbitraje.

En el año de 1925 fue elaborado el proyecto de ley reglamentaria del


artículo 123 de la Constitución General, el cual determinó que los patrones
deberían garantizar la atención médica y el pago de la indemnización por los
accidentes y enfermedades profesionales que estimen pudieran ocurrir durante el
año, depositando en la forma y lugares previstos por el Ejecutivo Federal, la
cantidad fijada por ésta. También podían asegurarlos en empresas, ya fuesen
particulares, oficiales o constituidas por ellos mismos. Y en el caso de que se
instituyese un “Seguro Oficial, por accidentes profesionales, enfermedades de
trabajo, atención médica, etc.”, el citado proyecto disponía que los empresarios
estarían obligados a asegurar en él, al personal que tuvieran a su servicio.

En el año de 1929, el Presidente de la República, Licenciado Emilio Portes


Gil, sometió a la consideración del Congreso, la iniciativa de un Código Federal de
Trabajo, que establecía el seguro voluntario en su artículo 368 y que dice: <Los
patrones podrán sustituir las obligaciones referentes a los riesgos de carácter
profesional con el seguro hecho a su costa en cabeza del trabajador, en alguna de
las sociedades de seguros debidamente autorizadas y que funciones conforme a
las leyes de la materia, pero siempre a condición de que la suma que el trabajador
reciba no sea inferior a loa que le correspondía con arreglo al mismo
ordenamiento>.

En el año de 1932, el Congreso General concedió facultades al Poder


Ejecutivo para que en un plazo de ocho meses expidiera la Ley del Seguro Social
Obligatorio, pero el cambio repentino de Presidente de la República impidió que se
cumpliera con dicho decreto.

En los años de 1932 a 1940, se proyectaron diversas leyes del seguro


social en los Departamentos de Trabajo, de Salubridad Pública, en las Secretarías

16
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

de Gobernación y de Hacienda Pública y en la Comisión de Estudios de la


Presidencia. Quizá las más importantes de ellas son las siguientes:

1. - En el Proyecto de Ley del Trabajo y Previsión Social, elaborado en


1934, como consecuencia del Primer Congreso de Derecho Industrial, efectuado
en dicho año, se sentaron las bases sobre las que debería descansar la Ley del
Seguro Social.

2. - El Presidente de la República, General Lázaro Cárdenas, el 27 de


diciembre de 1938, envió a la Cámara de Diputados un proyecto de ley de seguros
sociales que debería cubrir los riesgos de enfermedades y accidentes de trabajo,
enfermedades no profesionales y maternidad, vejez e invalidez y desocupación
involuntaria. Siendo Secretario del Trabajo y Previsión Social, el Lic. Ignacio
García Téllez, a principios del año 1941, el Departamento de Seguros Sociales
creado por él y dependiente del órgano a su cargo ya que las atribuciones
señaladas al nuevo Departamento eran las siguientes: <Estudio de proyectos que
se relacionen con el establecimiento de seguros sociales sobre la vida, la
invalidez, cesación involuntaria del trabajo, enfermedades y accidentes, de
acuerdo con lo ordenado con la fracción XXIX del artículo 123 Constitucional,
recopilación de datos estadísticos e información necesaria para el desarrollo de
los trabajos antes indicados y vigilancia del cumplimiento de las normas legales
del seguro social>.

El Departamento de Seguros Sociales inmediatamente comenzó a trabajar,


estudió las leyes sobre seguros sociales que estuvieron vigentes, antes de
promulgado el Código Federal del Trabajo, en los diversos estados del país, los
proyectos elaborados con antelación y las Leyes del Seguro del Maestro y de
Pensiones Civiles de Retiro. Estudió también los regímenes de previsión y
seguridad sociales que rigen en los países extranjeros: <Para acoplar las bases
técnicas imprescindibles en todo ordenamiento de esta índole a la realidad
mexicana>.

17
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Se elaboraron cuadros estadísticos sobre población trabajadora, salarios,


edades, riesgos, etc. y tablas de invalidez y mortalidad en México, con sus valores
conmutativos.

Para los cálculos actuariales se utilizaron los servicios del Doctor Emilio
Schoenbaum, técnico en seguros sociales de prestigio universal, cuya experiencia
en la organización de sistemas de esta naturaleza en otras naciones, fue
indispensable para nuestro país. Con esos datos, la Secretaría del Trabajo y
Previsión Social, formuló un anteproyecto de ley del seguro social.

El 2 de junio de 1941, el Poder Ejecutivo Federal expidió el decreto,


publicado en el Diario Oficial con fecha 18 de junio del mismo año, que creó una
Comisión Técnica con el objeto de que estudiara el anteproyecto de la Secretaría
del Trabajo y Previsión Social y elaborara el proyecto de ley de seguros sociales.

El proyecto fue enviado por el Presidente de la República al Congreso de la


Unión y después de los trámites legales se convirtió en ley por decreto de fecha 31
de diciembre de 1942 y fue hasta el 19 de enero de 1943, cuando entró en vigor
dicha ley. Esa primera ley del Seguro Social representó un avance importante en
la procuración del bienestar general de la clase trabajadora; y el organismo
asegurador encargado de su aplicación se erigió así, en una de las instituciones
de mayor abolengo en la aplicación de la política social del gobierno de la
República. Asimismo establecía el esquema pensionario basado en el sistema de
formación y reparto de bolsas financieras colectivas e instituyó cuatro ramas de
aseguramiento en el régimen obligatorio: seguro de accidentes de trabajo y
enfermedades profesionales; seguro de enfermedades no profesionales y
maternidad; seguros de invalidez, vejez, cesantía y muerte; y de la continuación
voluntaria del Seguro obligatorio, del Seguro facultativo y de los Seguros
adicionales.

El 12 de marzo de 1973 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación


el Decreto del Congreso de la Unión que contiene la Ley del Seguro Social,
vigente hasta el 30 de junio de 1997, la cual establecía los tres grandes rubros con
18
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

que debe contar un seguro social, además de incluir el nuevo seguro de


guarderías, a saber:

a) Un sistema de salud;
b) Un sistema de pensiones; y
c) Un sistema de prestaciones sociales.

El 31 de diciembre de 1974 se reformó la Ley del Seguro Social, siendo


presidente Luis Echeverría Álvarez, en el sentido de extender los beneficios de la
seguridad social, especialmente servicios médicos a integrantes del núcleo familiar
del trabajador asegurado o pensionado; así como para mejorar las pensiones
otorgadas, debido a la disminución del poder adquisitivo.

El 31 de diciembre de 1976, durante la presidencia de José López Portillo,


hubo otra reforma a la Ley, la que consistió en incrementar las pensiones de
invalidez, vejez, cesantía en edad avanzada y muerte.

El mismo 31 de diciembre pero de 1981 se modificó el artículo 271 de la


Ley del Seguro, por lo que hace al procedimiento administrativo de ejecución, para
cual se crearon las oficinas para cobros.

El 11 de enero de 1982 se concretó otra reforma a la Ley, referente a que


las pensiones serían revisadas anualmente, en virtud del proceso devaluatorio de
esa época.

Otra reforma a la Ley acaeció el 28 de diciembre de 1984, en el sentido de


lograr una mejor operación institucional con incrementos automáticos a las
pensiones, en la misma proporción en que se incrementasen los salarios mínimos
generales en el Distrito Federal; se garantiza el pago de una pensión mínima
decorosa, sin importar el número de miembros de la familia; se autorizó un
incremento en las cuotas del seguro de enfermedades generales y maternidad,
para hacer frente a las obligaciones en cuanto a las pensiones derivadas de los
seguros de invalidez, vejez, cesantía en edad avanzada y muerte, que dicho sea

19
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

de paso comenzaba a dar muestras de desequilibrio financiero, en virtud de que


dichos fondos fueron utilizados sobre todo para campañas políticas del partido
oficial.

El 2 de mayo de 1986 nuevamente se modificó la Ley, a efecto de disminuir


el porcentaje de aportación que corresponde al gobierno e incrementaron
paulatinamente las aportaciones de los patrones, en los seguros de enfermedades
y maternidad, como en el de invalidez, vejez, cesantía en edad avanzada y
muerte.

La Ley fue reformada el 4 de enero de 1989, ampliándose la cobertura de


los beneficiarios al considerar como sujeto de derecho en el ramo de enfermedad
general al esposo de la asegurada o pensionada, y a falta de éste, al concubinario
con quien haya hecho la asegurada vida marital durante cinco años anteriores a la
enfermedad o con el que haya procreado hijos, siempre que ambos permanezcan
libres de matrimonio. Se estableció que tendrían derecho a las prestaciones del
seguro de enfermedades y maternidad, los hijos de los pensionados por
incapacidad permanente, cualquiera que fuera el porcentaje de valuación definitiva
de la incapacidad. Se otorgó el derecho a la atención médica para el padre o
madre de los pensionados por incapacidad permanente.

El 27 de diciembre de 1990 la Ley es objeto de otra reforma, la cual


consistió en el incremento paulatino a las cuotas obrero patronales en un lapso de
cinco años, creando la obligación institucional de llevar por separado la
contabilidad correspondiente a cada uno de los ramos de aseguramiento y de
invertir la mayor parte de las reservas del seguro de invalidez, vejez, cesantía en
edad avanzada y muerte en activos financieros.

El 24 de febrero de 1992, se introdujo una nueva rama dentro del régimen


obligatorio del seguro social básico: el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), el
cual consistía en una aportación patronal equivalente al 2% del salario base de
cotización del trabajador asegurado; estas cuotas debía depositarse en cuentas
individuales abiertas a nombre de cada trabajador en alguna institución bancaria,
20
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

de cuyos fondos podría disponer el asegurado titular de ella y dueño único de tales
recursos, al momento de ser pensionado por cesantía en edad avanzada, vejez,
invalidez, incapacidad permanente total o incapacidad permanente parcial con
más del 50% de valuación.

El 1º de julio de 1997 entra en vigor la nueva Ley del Seguro Social, vigente
actualmente, en la que se implementa el seguro de salud para la familia, la
Seguridad Social para el campo, la cuenta individual del seguro de retiro, cesantía
en edad avanzada y vejez, los seguros de renta vitalicia y sobrevivencia, el monto
constitutivo, la reserva para gastos médicos de pensionados, la formula para el
cálculo de la prima del seguro de riesgos de trabajo, se establece un nuevo
esquema de otorgar las prestaciones del Seguro Social, en el que intervienen
empresas de giro exclusivo como son las Administradoras de Fondos para el
Retiro y las instituciones de seguros autorizados para operar planes básicos de
pensiones derivados de las leyes de seguridad social.

Esta Ley, ha sufrido dos reformas: la primera del 20 de diciembre de 2001 y


la segunda del 11 de agosto de 2004.

1.5 ESTRUCTURA DEL INSTITUTO MÉXICO DEL SEGURO SOCIAL

En principio habrá que señalar que conforme al artículo 5º de la Ley del


Seguro Social, la organización y administración del Seguro Social, estará a cargo
del denominado Instituto Mexicano del Seguro Social, creado como organismo
público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios, en el que
intervienen para su operación los sectores público, social y privado. Asimismo se
le otorgó el carácter de organismo fiscal autónomo.

Ahora, el citado Instituto, conforme el numeral 257 de la Ley en comento,


tiene como órganos superiores los siguientes:

a) La Asamblea General, compuesta por treinta miembros; diez del


Ejecutivo Federal, diez más de las organizaciones patronales y los
21
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

restantes por las organizaciones de trabajadores. Constituye un órgano


tripartito, deliberativo y rector del Instituto, entre sus facultades se
encuentran la de discutir anualmente el programa institucional para su
aprobación o modificación así como el estado de ingresos y gastos; el
balance contable; el informe financiero y actuarial, entre otras. Dicha
Asamblea será presidida por el Director General del Instituto
b) El Consejo Técnico, constituye el órgano de gobierno del Instituto,
puesto que es su representante legal y administrador del mismo.
También es un órgano tripartito compuesto de doce miembros: cuatro
representantes del Estado; cuatro más representantes patronales y
últimos representantes de los trabajadores. Entre sus atribuciones se
encuentran la de decidir sobre las inversiones de las reservas; vigilar y
promover el equilibrio financiero de los ramos de aseguramiento,
resolver sobre las operaciones del Instituto; discutir y aprobar el
proyecto de presupuesto de ingresos y egresos del Instituto propuesto
por el Director General, conceder a derechohabientes del régimen, en
casos excepcionales y previo estudio socio económico, el disfrute de
prestaciones médicas y económicas, cuando no este plenamente
cumplido algún requisito legal y el otorgamiento del beneficio sea
evidentemente justo o equitativo, entre otras.
c) La Comisión de Vigilancia, de igual forma que los anteriores, es un
órgano tripartito, compuesto de seis miembros, dos por cada sector. Sus
atribuciones consisten en vigilar que las inversiones se hagan
correctamente; practicar auditoría de los balances contables y al informe
financiero y actuarial, así como comprobar los avalúos de los bienes
materia de operaciones, entre otras.
d) La Dirección General, a cargo de un Director, nombrado por el
presidente de la República. Sus atribuciones son: presidir las sesiones
de la Asamblea General y del Consejo Técnico; ejecutar los acuerdos
del propio Consejo; representar legalmente al Instituto; presentar
anualmente al Consejo el informe de actividades, así como el programa

22
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

de labores y el presupuesto ingresos y egresos; presentar anualmente al


Consejo Técnico el balance contable y el estado de ingresos y gastos,
así como el informe financiero y actuarial, entre otras.

Por otra parte habrá que mencionar que el Instituto, además de ser un
organismo público descentralizado, también ostenta la calidad de organismo fiscal
autónomo, tal y como se señala en la última parte del referido artículo 5º. Con lo
cual tiene capacidad para determinar los créditos a su favor y las bases para la
liquidación de cuotas y recargos, así como sus accesorios y fijarlos en cantidad
líquida, cobrarlos y percibirlos, toda vez que las cuotas obrero patronales son
consideradas como contribuciones, por lo tanto se autoriza al Instituto para
ejecutar por sí mismo la cobranza de los créditos, pues puede aplicar el
procedimiento administrativo de ejecución para el cobro de las liquidaciones que
no hubiesen sido cubiertas oportunamente. Lo anterior está plasmado en la
siguiente jurisprudencia:

<SEGURO SOCIAL, CUOTAS DEL. SON CONTRIBUCIONES Y


SE RIGEN POR LOS PRINCIPIOS DE EQUIDAD Y
PROPORCIONALIDAD TRIBUTARIAS. Del examen de lo
dispuesto en los artículos 2o. del Código Fiscal de la Federación y
260, 268, 269, 271 y demás relativos de la Ley del Seguro Social,
se desprende que las cuotas al Seguro Social son contribuciones,
no sólo por la calificación formal que de ellas hace el primero de
los preceptos citados, al concebirlas como aportaciones de
seguridad social a cargo de las personas que son substituidas por
el Estado en el cumplimiento de las obligaciones establecidas por
la ley en materia de seguridad social, o de las personas que se
benefician en forma especial por servicios de seguridad social
proporcionados por el mismo Estado sino que, por su naturaleza,
son obligaciones fiscales que deben ceñirse a los principios
tributarios, ya que se advierte de la evolución legislativa que el

23
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Instituto Mexicano del Seguro Social, constituido desde sus


orígenes como un organismo público descentralizado de la
Administración Pública Federal, se convirtió en un organismo
fiscal autónomo encargado de prestar el servicio público de
seguridad social, investido de la facultad de determinar los
créditos a cargo de los sujetos obligados y de cobrarlos a través
del procedimiento económico-coactivo y que, por lo mismo, en su
actuación debe observar las mismas limitaciones que
corresponden a la potestad tributaria en materia de
proporcionalidad, equidad, legalidad y destino al gasto público>17.

Así el Instituto como organismo público descentralizado presta un servicio


público de seguridad social mediante el otorgamiento de los servicios que en cada
uno de los seguros del régimen obligatorio. Y como organismo fiscal autónomo
supervisa y fiscaliza el cumplimiento de las obligaciones fiscales; determina los
créditos a su favor y precisa las bases para su liquidación y fija la cantidad líquida
de los créditos, y cobrarlos mediante el procedimiento administrativo de ejecución.

Asimismo cabe señalar que el Instituto funciona, también, a través de los


denominados Consejos Consultivos Regionales y Delegacionales.

En los regionales deben estar representadas todas las delegaciones que


correspondan a la región, manteniendo la proporcionalidad entre las
representaciones de los trabajadores, de los patrones y del gobierno. Sus
atribuciones consisten en resolver sobre las operaciones del Instituto en la región;
conceder, rechazar o modificar prestaciones económicas diferidas; conceder a
derechohabientes del régimen, el disfrute de prestaciones médicas y económicas
cuando no esté plenamente cumplido algún requisito legal y el otorgamiento del
beneficio sea evidentemente justo o equitativo y opinar en todo aquello que el

17No. Registro: 200,323. Jurisprudencia. Materia(s): Constitucional, Administrativa. Novena Época. Instancia:
Pleno. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. II, Septiembre de 1995. Tesis: P./J. 18/95.
Página: 62

24
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

director regional o cualquiera de los órganos del Instituto en ese nivel, sometan a
su consideración.

Los Consejos Delegacionales serán presididos por el delegado y será


acompañado de un representante del gobierno de la entidad federativa sede de la
delegación; dos representantes del sector obrero y dos del sector patronal. Su
principal atribución consiste en resolver los recursos de inconformidad que sean
interpuestos por los interesados.

El delegado del Instituto en cada entidad federativa tiene entre sus


atribuciones las de conceder, rechazar o modificar las pensiones que conforme a
la Ley el corresponde otorgar al Instituto, así como recibir los escritos de
inconformidad y turnarlos al consejo consultivo delegacional, adjuntando los
antecedentes y documentos necesarios del caso para su resolución. Asimismo
debe realizar el registro de los patrones y demás sujetos obligados; inscribir a los
trabajadores asalariados; dar de baja del régimen obligatorio a aquellos patrones,
sujetos obligados y asegurados que hubieren desaparecido; prever sobre la
recaudación de cuotas así como determinar los créditos a favor del Instituto, entre
otras.

También están previstos dentro de la organización del Instituto los


denominados subdelegados y los jefes de oficina para cobros. Los primeros tienen
las mismas funciones que los delegados, pero en el ámbito de su circunscripción
territorial; y los segundos se encargan de hacer efectos los créditos por concepto d
cuotas, capitales constitutivos, las actualizaciones y los accesorios legales; así
como la aplicación del procedimiento administrativo de ejecución.

25
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

CAPÍTULO II
DISPOSICIONES GENERALES DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL
Y DEL RÉGIMEN OBLIGATORIO

2.1 DISPOSICIONES GENERALES DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL

La Ley del Seguro Social en su Título Primero, Capítulo Único, establece


ciertas disposiciones genéricas que deben ser tomadas en consideración.

Así se establece el ámbito espacial de su validez, dado que es de


observancia general en toda la República y que sus disposiciones son de orden
público y de interés social (art. 1º de la Ley del Seguro Social).

De igual forma se señala la finalidad de la seguridad social, que consiste en


garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los medios
de subsistencia y los servicios sociales indispensables para el bienestar individual
y colectivo así como el otorgamiento de una pensión, siempre y cuando se
cumplan los requisitos legales (art. 2º de la Ley).

Se ha establecido que la seguridad social en México estará a cargo de


entidades públicas o dependencias, en cualquiera de los tres niveles de gobierno,
así como por organismos descentralizados (art. 3º).

Otra disposición señala que el seguro social debe brindarse como un


servicio público y que además es el instrumento básico de la seguridad social (art.
4º).

Como se ha señalado en párrafos anteriores, el Instituto Mexicano del


Seguro Social tiene un doble carácter: por un lado, como organismo público
descentralizado, brinda un servicio público, y por otro, es un organismo fiscal
autónomo, en virtud de que puede determinar los créditos que se le adeudan y

26
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

cobrarlos por sí mismo, dado que las cuotas obrero patronales se han considerado
como contribuciones (art. 5º).

El Seguro Social tiene como característica fundamental la obligatoriedad,


que lo distingue del contrato de seguro privado, que se rige por el principio de la
autonomía de la voluntad, sin embargo en la Ley se ha incluido un régimen
voluntario, así se comprenden dos regímenes: obligatorio y voluntario (art. 6º).

El artículo 7º de la Ley, establece que el Seguro Social cubre las


contingencias y proporciona los servicios respecto de cada régimen particular,
mediante prestaciones en especie y en dinero. Esto es, el Seguro Social ampara,
como los seguros privados, determinadas contingencias siempre y cuando se
cumplan los requerimientos de la ley para que proceda el otorgamiento de la
prestación contratada. Los recursos que recibe el Instituto los convierte en
servicios y prestaciones para sus derechohabientes. Las prestaciones en dinero
cubren las contingencias desde un punto de vista económico; las prestaciones en
especie buscan la recuperación y estabilidad de su destinatario.

Asimismo se ha prescrito que los asegurados y sus beneficiarios, para que


puedan recibir o disfrutar de las prestaciones que establece la Ley, deberán
cumplir con los requisitos que el propio ordenamiento establece (art. 8º).

El artículo 9º contiene dos disposiciones: una establece el principio de


aplicación estricta de las disposiciones fiscales que establecen cargas a los
particulares, las que se señalan excepciones a las mismas, como las que fijan las
infracciones y las sanciones. Al respecto debe tomarse en consideración el
contenido del artículo 2º, fracción II del Código Fiscal de la Federación, conforme
el cual las cuotas obrero patronales son contribuciones; así como lo que dispone
el artículo 287 de la Ley del Seguro Social: <Las cuotas, los capitales
constitutivos, su actualización y los recargos, las multas impuestas en los términos
de esta Ley, los gastos realizados por el Instituto por inscripciones improcedentes

27
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

y los que tenga derecho a exigir de las personas no derechohabientes, tienen el


carácter de crédito fiscal>. Y son consideradas con el carácter de fiscales, al
establecer cargas a los particulares, ya que cumplen con los siguientes elementos:
a) Sujeto (patrón)
b) Objeto (seguros)
c) Base de cotización (salario base de cotización)
d) Tasa (primas de los diversos seguros)

La otra disposición es en relación a las leyes que deben aplicarse de


manera supletoria a la Ley del Seguro Social y que son la Ley Federal del Trabajo,
el Código Fiscal de la Federación, el Código Federal Civil y del Procedimientos
Civiles, así como la Ley Federal del Procedimiento Administrativo.

Por último en el artículo 10, señala que las prestaciones que corresponden
a los asegurados y a sus beneficiarios son inembargables. Sólo en los casos de
obligaciones alimenticias a su cargo, pueden embargarse por la autoridad judicial
las pensiones y subsidios hasta por el cincuenta por ciento de su monto.

2.2 SUJETOS DE ASEGURAMIENTO Y OBLIGACIONES PATRONALES

Como se ha señalado en párrafos anteriores el seguro social comprende


dos regímenes: obligatorio y voluntario, por tanto los sujetos de aseguramiento se
determinarán en razón del régimen respectivo.

De esta forma los sujetos de aseguramiento en el régimen obligatorio lo


conforman los trabajadores eventuales o temporales que presten un trabajo
personal subordinado a favor de personas físicas o morales, según lo dispone el
artículo 12 de la Ley del Seguro Social.

Por cuanto hace al voluntario comprende a los trabajadores en industrias


familiares y los denominados independientes, comerciantes en pequeño,
artesanos y demás trabajadores no asalariados; trabajadores domésticos,

28
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

ejidatarios, comuneros, colonos y pequeños propietarios; los patrones personas


físicas con trabajadores a su servicio y eventualmente, trabajadores al servicio de
la Federación, los estados y municipios que no estén incluidos en otras leyes, en
términos de lo que estatuye el artículo 13 de la Ley.

Entonces los sujetos obligados del régimen obligatorio son los patrones,
socios de cooperativas, personas que determina el Ejecutivo Federal, las personas
que se incorporen al régimen obligatorio y al régimen voluntario, así como aquellas
personas que tengan la obligación de retener las cuotas obrero-patronales o de
realizar el pago de las mismas.

Por otra parte el artículo 15 de la Ley, establece un catálogo enunciativo,


pero no limitativo de las obligaciones a cargo de los patrones y demás sujetos
obligados, entre las más importantes se destacan:

a) Registrarse e inscribir a sus trabajadores en el Instituto, comunicar sus


altas y bajas, las modificaciones de su salario y los demás datos, dentro
de plazos no mayores de cinco días hábiles;
b) Llevar registros, tales como nóminas y listas de raya en las que se
asiente invariablemente el número de días trabajados y los salarios
percibidos por sus trabajadores; y
c) Determinar las cuotas obrero patronales a su cargo y enterar su importe
al Instituto.

Cabe señalar que existe una figura denominada responsables solidarios, y


que pueden ser:
a) Socios o accionistas de una persona moral hasta el límite de sus
aportaciones
b) Directores o gerentes generales con sus bienes personales
c) Administrador único con sus bienes personas.

29
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

El artículo 38 de la Ley, establece que es obligación del patrón retener a los


trabajadores las cuotas que le corresponden según los seguros del régimen
obligatorio y enterarlas en el término respectivo, sin embargo no lo hace, sólo
puede descontar al trabajador cuatro semanas de cotización acumuladas y las
restantes quedan a su cargo.

2.3 DEL RÉGIMEN OBLIGATORIO

El régimen obligatorio del Seguro Social es: <… el conjunto de


disposiciones que regulan la cobertura, contingencias y prestaciones para el caso
del aseguramiento forzoso e ineludible de los trabajadores por parte de su
patrón>18.

El artículo 11 de la Ley establece que el régimen obligatorio establece los


siguientes seguros:
a) Riesgos de trabajo;
b) Enfermedades y maternidad;
c) Invalidez y vida;
d) Retiro, cesantía en edad avanzada y vejez; y
e) Guarderías y prestaciones sociales.

<… se trata de un esquema integral de protección a quienes son sujeto de


aseguramiento al mismo…>19.

2.4.- SALARIO BASE DE COTIZACIÓN Y DE LAS CUOTAS OBRERO


PATRONALES
El artículo 5 A, fracción XVIII, de la Ley del Seguro Social, define al salario
como la retribución que la Ley Federal del Trabajo define como tal, entonces
salario es la retribución que el trabajador recibe del patrón por el trabajo que le
18 ALCARAZ DE LA ROSA, José, op. cit., p. 21.
19 RUIZ MORENO, Ángel Guillermo, op. cit., p. 380.

30
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

prestó. Asimismo dicha fracción establece que el salario base de cotización se


integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria; gratificaciones;
percepciones; alimentación; habitación; primas; comisiones; prestaciones en
especie y cualquier otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por su
trabajo. Al respecto puede apreciarse la siguiente tesis:

<SALARIO BASE DE COTIZACIÓN PREVISTO EN EL


ARTÍCULO 5 A, FRACCIÓN XVIII, DE LA LEY DEL SEGURO
SOCIAL. ES EQUIVALENTE AL SALARIO INTEGRADO
DEFINIDO EN EL ARTÍCULO 84 DE LA LEY FEDERAL DEL
TRABAJO. La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación al resolver la contradicción de tesis 7/99, de la que
derivó la jurisprudencia 2a./J. 37/2000, publicada en el Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XI,
abril de 2000, página 201, de rubro: "SALARIOS CAÍDOS EN
CASO DE REINSTALACIÓN. DEBEN PAGARSE CON EL
SALARIO QUE CORRESPONDE A LA CUOTA DIARIA
PREVISTA EN EL ARTÍCULO 82 DE LA LEY FEDERAL DEL
TRABAJO MÁS TODAS LAS PRESTACIONES QUE EL
TRABAJADOR VENÍA PERCIBIENDO DE MANERA ORDINARIA
DE SU PATRÓN.", estableció, en cuanto a los tipos o clases de
salarios percibidos por los trabajadores, que conforme a la Ley
Federal del Trabajo y los contratos colectivos, el salario por cuota
diaria es el efectivo que se percibe cada día; el tabulado, es el
salario en efectivo por cuota diaria, con la diferencia de que está
contenido en el tabulador de un pacto colectivo; y el salario
integrado, previsto en el artículo 84 de la ley laboral, es el pago en
efectivo por cuota diaria, más diversas prestaciones, como
propinas, alimentos, aguinaldo, etcétera, siempre y cuando se
entreguen al empleado por su trabajo, y que sirven de base para
el pago de indemnizaciones. Además de las categorías antes

31
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

precisadas por el más Alto Tribunal, en el medio laboral también


se utiliza con frecuencia la expresión "salario base" como
concepto análogo a salario por cuota diaria o salario tabulado, que
también se entiende al salario en efectivo que recibe el trabajador
diariamente. Por su parte, el artículo 5 A, fracción XVIII, de la Ley
del Seguro Social, estatuye que para efectos de esa ley, el salario
base de cotización se integra con los pagos hechos en efectivo
por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, alimentación,
habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y
cualquiera otra cantidad o prestación que se entregue al
trabajador por su trabajo, con excepción de los conceptos
previstos en el artículo 27 de dicha ley, como son: instrumentos
de trabajo, ahorro, aportaciones adicionales, cuotas que le
corresponde cubrir al patrón, alimentación y habitación,
despensas en especie o en dinero, premios por asistencia y
puntualidad, las cantidades aportadas para fines sociales, y el
tiempo extraordinario, en los términos señalados en dicho
precepto. Consecuentemente, se concluye que el salario base de
cotización contemplado en la Ley del Seguro Social es
equivalente al salario integrado a que hace referencia la Ley
Federal del Trabajo, pues además de la cuota diaria, en él se
integran otras prestaciones>20.

No obstante lo anterior, el artículo 27 de la Ley del Seguro Social, excluye


como integrantes de la base de cotización, en virtud de su naturaleza, los
siguientes:

a) Instrumentos de trabajo;
b) El ahorro;
c) Las aportaciones adicionales;
20Registro IUS: 172680. Localización: Novena Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Semanario Judicial
de la Federación y su Gaceta, Tomo XXV, Abril de 2007, p. 1827, tesis I.3o.T.161 L, aislada, Laboral.

32
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

d) Las cuotas que debe cubrir el patrón al Instituto del Fondo Nacional de
la Vivienda de los Trabajadores;
e) La alimentación y la habitación;
f) Las despensas en especie o en dinero;
g) Los premios por asistencia y puntualidad;
h) Las cantidades aportadas para fines sociales; y
i) El tiempo extraordinario.

Ahora bien, para que opere esta exclusión, dichos conceptos deberán estar
debidamente registrados en la contabilidad del patrón.

El patrón debe afiliar al trabajador con el salario real que se pacte percibirá
en el momento de la afiliación. Éste no podrá ser inferior al mínimo, lo cual genera
una garantía para el asegurado; y por otro lado, el tope con el que se puede afiliar
al prestador de servicios es de veinticinco salarios mínimos del área geográfica
respectiva, según está determinado en el artículo 28 de la Ley del Seguro Social.

El artículo 39 de la Ley, establece que las cuotas obrero patronales se


causan por mensualidades vencidas (a más tardar los días 17 de cada mes) por
cuanto se refiere a los seguros de riesgos de trabajo, enfermedades y maternidad,
invalidez y vida y guarderías. La excepción son las cuotas del seguro de retiro,
cesantía en edad avanzada y vejez, que se cubren por bimestres vencidos,
conjuntamente con las aportaciones habitacionales del Infonavit.

Por su parte el artículo 31, fracción I, de la Ley, establece que cuando los
trabajadores se ausenten por periodos menores de ocho días consecutivos o
interrumpidos durante un mes, el patrón únicamente deberá cubrir por dichos
periodos únicamente el seguro de enfermedades y maternidad. Cuando los
trabajadores se ausenten por un periodo mayor, el patrón puede presentar un
aviso de baja por este concepto, siempre y cuando se presente el aviso en el

33
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

octavo día, con lo cual puede quedar liberado de cubrir las cuotas hasta que el
trabajador regrese.

El artículo 29 de la Ley, establece que para determinar la forma de


cotización se tendrá que el mes natural será el periodo de pago de cuotas; que
para fijar el salario diario si se paga por semana, quincena o mes, se tendrá que
dividir entre siete, quince o treinta, según corresponda.

Este precepto también establece lo que se denomina jornada y semana


reducidas. Así se tiene que cuando por la naturaleza o peculiaridades del trabajo,
la jornada de trabajo comprende menos días de la semana o labora jornadas
reducidas y su salario se determina por unidad de tiempo, las cuotas se cubrián
por lo menos sobre el salario mínimo.

Cuando se trate de jornada reducida, el salario base de cotización se


obtendrá de la suma de los salarios percibidos por cada unidad de tiempo en una
semana y se dividirá entre siete, el cociente es la base salarial. Si resulta inferior al
mínimo se pagará sobre éste.

En tratándose de semana reducida, se suman los salarios percibidos


durante los días trabajados en una semana, más el importe de las prestaciones
que lo integran y la parte proporcional del séptimo día y se dividen entre siete; el
cociente es la base salarial, si resulta inferior al salario mínimo, las cuotas se
pagarán sobre éste último. Formulas que se establecen el artículo 62 del
Reglamento de la Ley del Seguro Social en materia de Afiliación, Clasificación de
Empresas, Recaudación y Fiscalización.

Por su parte el artículo 30 de la Ley, muestra los distintos tipos de salario


que pueden presentarse:

a) Salario fijo

34
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

b) Salario variable
c) Salario mixto

Respecto a la modificación del salario del asegurado, el artículo 34 de la


Ley, establece los plazos para reportar dicho cambio. Así si el salario es fijo, el
patrón tendrá cinco días hábiles siguientes a la fecha en que ocurrió la
modificación; si el salario es variable, el aviso deberá presentarse dentro de los
primeros cinco días hábiles en los meses de enero, marzo, mayo, julio, septiembre
y noviembre; si el salario es mixto, según la parte del salario que se modifique, se
aplican las reglas anteriores; y por último si la modificación se presentó en virtud
de una revisión de contrato colectivo o contrato ley, el patrón tendrá treinta días
naturales siguientes a la celebración del contrato que corresponda.

35
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

CAPÍTULO III
SEGURO DE RIESGOS DE TRABAJO

3.1 CONCEPTOS Y DISPOSICIONES GENERALES


El fundamento constitucional de este seguro se encuentra en el artículo 123
apartado “A”, fracciones XIV y XXIX, que, respectivamente señalan: <Los
empresarios serán responsables de los accidentes de trabajo y de las
enfermedades profesionales de los trabajadores, sufridas con motivo o en ejercicio
de la profesión o trabajo que ejecuten; por lo tanto, los patronos deberán pagar la
indemnización correspondiente, según que haya traído como consecuencia la
muerte o simplemente incapacidad temporal o permanente para trabajar, de
acuerdo con lo que las leyes determinen. Esta responsabilidad subsistirá aun en el
caso de que el patrono contrate el trabajo por un intermediario> < Es de utilidad
pública la Ley del Seguro Social, y ella comprenderá seguros de invalidez, de
vejez, de vida, de cesación involuntaria del trabajo, de enfermedades y accidentes,
de servicios de guardería y cualquier otro encaminado a la protección y bienestar
de los trabajadores, campesinos, no asalariados y otros sectores sociales y sus
familiares>.

Por otra parte el artículo 41 de la Ley del Seguro Social establece que:
<Riesgos de trabajo son los accidentes y enfermedades a que están expuestos los
trabajadores en ejercicio o con motivo del trabajo>, en los mismos términos está
expuesto en el artículo 473 de la Ley Federal del Trabajo. Al respecto debe
apreciarse el contenido de la siguiente jurisprudencia:

<RIESGOS DE TRABAJO. CARACTERÍSTICAS Y


DISTINCIONES. Conforme a lo dispuesto por los artículos 473,
474 y 475 de la Ley Federal del Trabajo, los riesgos de trabajo
son los accidentes o enfermedades que sufre el trabajador en
ejercicio o con motivo del trabajo, es decir, que acorde con las
disposiciones legales transcritas, los riesgos de trabajo se dividen
en dos grandes grupos, a saber: a) accidentes de trabajo, que
consisten en las lesiones orgánicas o perturbaciones funcionales
inmediatas o posteriores, e incluso la muerte, con motivo de los

36
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

siniestros originados en el trabajo, o en trayecto del domicilio al


centro laboral; y, b) enfermedades de trabajo, que se identifican
con todo estado patológico cuyo origen o motivo es el trabajo o el
medio ambiente en que el trabajador se ve obligado a prestar sus
servicios. La diferencia anterior deriva de que se trata de dos tipos
de daño, ya que mientras el primero es instantáneo, por ser
consecuencia de los accidentes de trabajo, el segundo es
progresivo y obedece a la repetición de una causa por largo
tiempo, como obligada consecuencia de la naturaleza del trabajo.
La naturaleza de una enfermedad de trabajo corresponde
demostrarla al obrero que la padece, y sobre el particular es
criterio reiterado que la prueba pericial es la idónea para tal
efecto, pero no basta que un médico diagnostique una
determinada enfermedad para que se considere de origen
profesional, ya que debe justificarse, además, su causalidad con
el medio ambiente en que se presta el servicio, salvo que se trate
de las enfermedades de trabajo consignadas en la tabla del
artículo 513 de la ley laboral, que conforme al artículo 476 de la
misma ley se presumen como tales. Contrario a lo anterior, en
tratándose de accidentes de trabajo los elementos constitutivos de
la acción son totalmente diversos, y consisten en: a) que el
trabajador sufra una lesión; b) que le origine en forma directa una
perturbación permanente o temporal, o incluso la muerte; c) que
dicha lesión se ocasione durante, en ejercicio o con motivo de su
trabajo, o; d) que el accidente se produzca al trasladarse el
trabajador directamente de su domicilio al centro de trabajo o de
éste a aquél>21.

21No. Registro: 177,814. Jurisprudencia. Materia(s): Laboral. Novena Época. Instancia: Tribunales Colegiados
de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. XXII, Julio de 2005. Tesis: I.1o.T. J/50.
Página: 1211

37
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Por accidente de trabajo debe entenderse lo que advierte el artículo 42 de


la Ley del Seguro Social: <Se considera accidente de trabajo toda lesión orgánica
o perturbación funcional, inmediata o posterior; o la muerte, producida
repentinamente en ejercicio, o con motivo del trabajo, cualquiera que sea el lugar y
el tiempo en que dicho trabajo se preste. También se considerará accidente de
trabajo el que se produzca al trasladarse el trabajador, directamente de su
domicilio al lugar del trabajo, o de éste a aquél>. El mismo sentido está
contemplado en el Ley Federal del Trabajo, en su artículo 474. Y a mayor
abundamiento deben apreciarse los siguientes criterios:

<ACCIDENTE DE TRABAJO, ELEMENTOS DEL. Son elementos


necesarios para configurar un riesgo de trabajo: a) Que el
trabajador sufra una lesión; b) Que le origine en forma directa la
muerte o una perturbación permanente o temporal; c) Que dicha
lesión se ocasione durante, o en ejercicio o con motivo de su
trabajo, o d) Que el accidente se produzca al trasladarse el
trabajador directamente de su domicilio al lugar de trabajo y de
éste a aquél. De manera que si sólo se demuestran los dos
primeros elementos es de estimarse que no se configura el riesgo
de trabajo22.

ACCIDENTE DE TRABAJO. NO TIENE TAL CARÁCTER EL


OCURRIDO AL TRABAJADOR FUERA DEL LUGAR DONDE
PRESTA SUS SERVICIOS Y, POR TANTO, NO SE
ENCUENTRA BAJO LA SUBORDINACIÓN DEL PATRÓN. Del
examen literal y teleológico del artículo 474 de la Ley Federal del
Trabajo se deduce que los accidentes de trabajo son todas las
lesiones orgánicas o perturbaciones funcionales inmediatas o
posteriores, e incluso la muerte, producidas repentinamente en
ejercicio o con motivo del trabajo, y las que se produzcan en el

22No. Registro: 242,736. Jurisprudencia. Materia(s): Laboral. Séptima Época. Instancia: Cuarta Sala. Fuente:
Semanario Judicial de la Federación. 187-192 Quinta Parte. Tesis: Página: 67.

38
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

trayecto del domicilio al centro laboral o viceversa. En esa


tesitura, para que un accidente pueda considerarse como de
trabajo es necesario que ocurra dentro del lugar donde se presta,
en el trayecto del domicilio del empleado a su centro laboral o
viceversa, o que tenga relación directa e inmediata con el empleo,
y que en el momento en que acontezca se encuentre bajo la
subordinación del patrón; lo que no sucede cuando el trabajador
sufre un accidente jugando fuera del lugar donde presta sus
servicios, porque en esos momentos no se encuentra bajo la
subordinación del patrón23.

ACCIDENTE DE TRABAJO EN TRAYECTO, CUANDO EL


TRASLADO NO ES DE MANERA DIRECTA AL DOMICILIO. El
artículo 474 de la Ley Federal del Trabajo cataloga como
accidentes de trabajo, aquellos que se produzcan al trasladarse el
trabajador directamente de su domicilio al lugar del trabajo y de
éste a aquél. Ahora bien, la exigencia legal de que el traslado sea
de forma directa, puede dejar de observarse si por encargo del
patrón o con motivo del trabajo se incurre en un desvío,
circunstancia ésta que debe probarse debidamente en juicio por la
parte interesada>24.

Por cuanto hace a la enfermedad profesional debe entenderse por ésta lo


que prescribe el artículo 43 de la Ley: <Enfermedad de trabajo es todo estado
patológico derivado de la acción continuada de una causa que tenga su origen o
motivo en el trabajo, o en el medio en que el trabajador se vea obligado a prestar
sus servicios. En todo caso, serán enfermedades de trabajo las consignadas en la

23 No. Registro: 171,557. Tesis aislada. Materia(s): Laboral. Novena Época. Instancia: Tribunales Colegiados
de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. XXVI, Septiembre de 2007. Tesis:
IV.3o.T.251 L. Página: 2452.
24 No. Registro: 204,742. Tesis aislada. Materia(s): Laboral. Novena Época. Instancia: Tribunales Colegiados

de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. II, Julio de 1995. Tesis: I.9o.T.16 L.
Página: 206.

39
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Ley Federal del Trabajo>. La Corte ha definido a la enfermedad profesional en


términos del siguiente criterio:

<ENFERMEDAD PROFESIONAL, CONCEPTO DE. La


enfermedad profesional es la consecuencia en el trabajo ordinario,
de la influencia reiterada de una causa mecánica, física, química,
etcétera, que puede preverse en relación con el medio o las
condiciones en las cuales se ejerce; su resultado depende de la
repetición misma del trabajo, no de un hecho súbito, imprevisto,
como sucede en el accidente, sino más bien una causa activa que
obra en forma insensible y constante. La enfermedad no es sino el
resultado de una evolución lenta cuya frecuencia en un medio
industrial determinado está condicionada por las modalidades del
trabajo, motivo por el cual en su origen es difícil establecerla, por la
diversidad de los síntomas que presenta, los cuales pueden
permanecer ignorados durante cierto tiempo y aparecer
súbitamente. Todos los tratadistas de esta materia están acordes
en que "las causas mórbidas" son múltiples y presentan variaciones
en relación con las personas, porque mientras en unas no
producen efectos considerables y pasan casi inadvertidas, en
cambio en otras las lesiones son tan importantes, que llegan a
interesar órganos nobles que ponen grave al enfermo; por ello en la
enfermedad deben estudiarse cuidadosamente los trastornos
fisiológicos que van minando poco a poco la resistencia del
organismo en una forma muchas veces insospechada, para
precisar si provienen del medio, del trabajo desempeñado o de una
predisposición natural a determinado estado patológico, sin cuyos
requisitos no puede catalogársele en ninguna forma como
profesional. Es necesario, cualesquiera que sean las actividades a
las que se dedique un trabajador, que el ambiente en que labore
sea clasificado científicamente como propicio para la adquisición de

40
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

la enfermedad y que se demuestre que no estuvo sometido por


circunstancias particulares a los peligros del medio ya referido, o
que la realización del riesgo previno de otra causa o de relación
contractual diversa, pues la clase de trabajo debe ser determinante
en estos casos para estimar su profesionalidad>25.

<… La enfermedad, para que sea de trabajo, aparte de que tenga una
relación de causa a efecto con el ejercicio del trabajo con la exposición al medio
ambiente laboral, debe estar catalogada como tal en la tabla del artículo 514 de la
Ley Federal del Trabajo>26, por tanto debe de tomarse en consideración el criterio
jurisprudencial siguiente:

<ENFERMEDAD PROFESIONAL DERIVADA DE UN RIESGO


DE TRABAJO. LA CAUSA-EFECTO CON EL MEDIO
AMBIENTE LABORAL ES UN PRESUPUESTO DE LA ACCIÓN.
Del texto del artículo 475 de la Ley Federal del Trabajo, se puede
deducir válidamente que a efecto de que surja a la vida jurídica el
derecho de un trabajador para reclamar un riesgo de trabajo,
producido por una enfermedad profesional, el precepto antes
invocado requiere que se constituyan dos elementos esenciales;
por una parte, que el obrero se encuentre con un estado
patológico y, por otro lado, que éste se derive de la acción
continuada en el ambiente de trabajo a que estuvo sujeto, al
desempeñar sus funciones. En atención a lo anterior, es
indudable que estos dos aspectos constituyen los elementos
esenciales de la acción y, por ende, son presupuestos de la
misma, por lo que para su procedencia debe analizarse si se
acreditaron, con independencia de las excepciones y defensas
opuestas por el demandado, de conformidad con lo dispuesto en

25 No. Registro: 277,173. Tesis aislada. Materia(s): Laboral. Sexta Época. Instancia: Cuarta Sala. Fuente:
Semanario Judicial de la Federación. Quinta Parte, XV. Tesis: Página: 83.
26 ALCARAZ DE LA ROSA, José, op. cit., p. 71.

41
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

la tesis de jurisprudencia número quince emitida por la ahora


extinta Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
visible en la página diez, Tomo V relativo a la Materia del Trabajo,
del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación de mil
novecientos diecisiete a mil novecientos noventa y cinco, con el
rubro: "ACCIÓN, PROCEDENCIA DE LA. OBLIGACIÓN DE LAS
JUNTAS DE EXAMINARLA, INDEPENDIENTEMENTE DE LAS
EXCEPCIONES OPUESTAS.">27.

El artículo 44 de la Ley del Seguro Social, en su primer párrafo establece


que cuando un trabajador asegurado que haya sufrido un riesgo de trabajo, no
esté conforme con la calificación que el Instituto le haya al accidente o
enfermedad, de manera definitiva deberá interponer el recurso de inconformidad.
Sin embargo cabe señalar que debido a la reforma que sufrió dicho ordenamiento
en diciembre de 2001, precisamente en su artículo 295, el trabajador puede optar
por presentar el recurso administrativo de inconformidad o acudir directamente a la
Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, a controvertir la calificación de que se
trata.

El segundo párrafo de dicho precepto refiere que entre tanto se tramita el


recurso o el juicio respectivo, el Instituto se obliga a otorgar al trabajador
asegurado o a sus beneficiarios las prestaciones a que tuvieran derecho en los
seguros de enfermedades y maternidad o invalidez y vida.

El artículo 46 de la Ley, establece las causas por las cuales no se puede


considerar riesgos de trabajo: <I. Si el accidente ocurre encontrándose el
trabajador en estado de embriaguez; II. Si el accidente ocurre encontrándose el
trabajador bajo la acción de algún psicotrópico, narcótico o droga enervante, salvo
que exista prescripción suscrita por médico titulado y que el trabajador hubiera

27No. Registro: 193,685. Jurisprudencia. Materia(s): Laboral. Novena Época. Instancia: Tribunales Colegiados
de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. X, Julio de 1999. Tesis: I.9o.T. J/37.
Página: 723.

42
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

exhibido y hecho del conocimiento del patrón lo anterior; III. Si el trabajador se


ocasiona intencionalmente una incapacidad o lesión por sí o de acuerdo con otra
persona; IV. Si la incapacidad o siniestro es el resultado de alguna riña o intento
de suicidio, y V. Si el siniestro es resultado de un delito intencional del que fuere
responsable el trabajador asegurado>.

Si se da el supuesto normativo antes señalado, las consecuencias jurídicas


serán las que establece el diverso 47 de la Ley, cuyo contenido advierte: <I. El
trabajador asegurado tendrá derecho a las prestaciones consignadas en el seguro
de enfermedades y maternidad o bien a la pensión de invalidez señalada en esta
Ley, si reúne los requisitos consignados en las disposiciones relativas, y II. Si el
riesgo trae como consecuencia la muerte del asegurado, los beneficiarios legales
de éste tendrán derecho a las prestaciones en dinero que otorga el presente
capítulo. Por lo que se refiere a las prestaciones en especie de enfermedades y
maternidad, éstas se otorgarán conforme al capítulo IV de este Título >.

Asimismo se establece la hipótesis de que el riesgo de trabajo haya sido


producido intencionalmente por el patrón o por medio de tercera persona, en cuyo
caso el trabajador tendrá derecho a las prestaciones en dinero y en especie y el
patrón quedará obligado a restituir íntegramente al Instituto las erogaciones que
hubiere hecho con ese motivo (art. 48).

Por otra parte se ha establecido a los trabajadores que sufran algún riesgo
de trabajo la condición de que deben someterse a los análisis y tratamientos
médicos que determine la institución, salvo cuando el trabajador afectado,
justifique la causa de no hacerlo, para que pueda gozar de las prestaciones en
dinero a que tiene derecho (art. 50).

El patrón, por su parte, deberá dar aviso al Instituto en el formato (ST-1)


establecido para el efecto en un plazo no mayor de veinticuatro horas después de
ocurrido el evento; en todo caso los trabajadores, sus beneficiarios o sus

43
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

representantes, pueden denunciar al Instituto el riesgo de trabajo, cuando el


patrón no lo haga (art. 51).

La Ley prevé que si el patrón oculta un riesgo de trabajo o lo reporte como


accidente en el trayecto de manera indebida, será sancionado (art. 52) conforme
lo establece el artículo 304 del mismo ordenamiento, es decir con una multa de
211 a 350 veces el salario vigente y del 40% al 100% del concepto omitido. Si el
patrón hubiere manifestado un salario inferior al percibido realmente por el
trabajador, el Instituto deberá cubrir las prestaciones conforme al salario con que
el trabajador fue inscrito, no obstante lo anterior el Instituto una vez que haya
comprobado el salario real, constituirá el crédito fiscal respectivo (capital
constitutivo) por el monto de las diferencias salariales, así como el 5% por gastos
de administración (art. 54).

La Ley en su artículo 53, prevé lo que se denomina subrogación de las


obligaciones patronales, que se presenta cuando el patrón que haya asegurado a
los trabajadores a su servicio contra riesgos de trabajo, quedará relevado en los
términos que señala el propio ordenamiento, del cumplimiento de las obligaciones
que sobre responsabilidades por esta clase de riesgos establece la Ley Federal
del Trabajo. A mayor abundamiento se transcribe la siguiente jurisprudencia:

<RIESGO DE TRABAJO, INDEMNIZACIÓN POR.


CORRESPONDE SU PAGO AL INSTITUTO MEXICANO DEL
SEGURO SOCIAL EN CASO DE SUBROGACIÓN, AUN
CUANDO SU PAGO SE RECLAME DEL PATRÓN. Cuando en
un contrato colectivo de trabajo, se estipulan indemnizaciones por
riesgo de trabajo iguales a las establecidas en la Ley Federal del
Trabajo y el trabajador reclame su pago al patrón, es suficiente
que se pruebe haberlo asegurado ante el Instituto Mexicano del
Seguro Social, para que llamado a juicio éste, se subrogue en el
cumplimiento de las obligaciones del patrón respecto a tales

44
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

responsabilidades, de conformidad con el artículo 60 de la Ley del


Seguro Social>28.

3.2 CONSECUENCIAS DE LOS RIESGOS DE TRABAJO

La Ley del Seguro Social en su artículo 55, en concordancia con el diverso


477 de la Ley Federal del Trabajo, ha establecido que los riesgos de trabajo
pueden producir:

a) Incapacidad temporal, la que en términos del artículo 478 de la Ley


Federal del Trabajo es: <…la pérdida de facultades o aptitudes que
imposibilita parcial o totalmente a una persona para desempeñar su
trabajo por algún tiempo>;
b) Incapacidad permanente parcial, definida por el artículo 479 de la Ley
Federal: <… es la disminución de las facultades o aptitudes de una
persona para trabajar>;
c) Incapacidad permanente total, que en términos del artículo 480 de la Ley
Federal del Trabajo es: <… la pérdida de facultades o aptitudes de una
persona que la imposibilita para desempeñar cualquier trabajo por el
resto de su vida>; y
d) Muerte, que es <… la privación de la vida del trabajador, como
consecuencia inmediata y directa del riesgo de trabajo>29.

3.3 DE LAS PRESTACIONES EN DINERO Y EN ESPECIE

Los trabajadores, asegurados o no, cuando sufran algún riesgo de trabajo,


tienen derecho a dos tipos de prestaciones en este seguro:

28 No. Registro: 195,982. Jurisprudencia. Materia(s): Laboral. Novena Época. Instancia: Tribunales Colegiados
de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. VII, Junio de 1998. Tesis: I.2o.T. J/4.
Página: 567
29 RUIZ MORENO, Ángel, op. cit., p. 462.

45
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

a) Prestaciones en especie, contempladas en el artículo 56 de la Ley del


Seguro Social, y que consisten en: asistencia médica, quirúrgica y
farmacéutica; servicio de hospitalización; aparatos de prótesis y
ortopedia; y rehabilitación.
b) Las prestaciones en dinero, de naturaleza económica, consistentes en
subsidios, pensiones y ayudas económicas, establecidas en el artículo
58 de la Ley del Seguro Social.

Ahora bien, respecto a las prestaciones en especie, cualquiera que sea la


consecuencia del riesgo de trabajo sufrido por el trabajador, esté gozará de dichas
prestaciones hasta su total restablecimiento o lo que dure la incapacidad.

Sin embargo, en tratándose de prestaciones en dinero deben hacerse las


siguientes precisiones:

a) Cuando se trata de una incapacidad temporal, el Instituto cubrirá al


trabajador un subsidio igual al salario integrado que cotizó, equivalente
al 100% del salario que se pagará desde el primer día que ampare el
certificado de incapacidad, por todo el tiempo que dure la imposibilidad
para trabajar, y hasta por 52 semanas posteriores al riesgo de que se
trate (arts. 58, fracción I, y 60 de la Ley). Transcurridas esas 52
semanas, el trabajador debe regresar a sus labores, pues han cesado
los efectos de la suspensión, sin embargo si el trabajador sufre una
recaída con motivo del mismo riesgo de trabajo, de que se trate, tendrá
derecho, otra vez, al subsidio del 100% del salario de cotización;
pasadas esas semanas, si el trabajador no ha recuperado su capacidad
para laborar, se iniciará el tramite para incapacitarlo de manera
permanente (art. 62 de la Ley).
b) Cuando se trate de una incapacidad permanente parcial, el asegurado
tendrá derecho a que se le cubra una pensión, provisional en primera
instancia, por un periodo de adaptación de dos años, y luego definitiva,

46
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

cuando su grado de incapacidad para laborar sea superior al 50%,


equivalente al 70% de salario en que estuviere cotizando, misma que
será otorgada por la institución privada de seguros que elija el
asegurado (art. 58 fracciones II y III). El monto de dicha pensión será
calculado en base a la tabla de valuación de incapacidades contenida en
los artículos 513 y 514 de la Ley Federal del Trabajo. Ahora bien cuando
la incapacidad permanente parcial es valuada hasta el 25%, en vez de
una pensión se pagará al asegurado, a través del Instituto, una
indemnización global equivalente a cinco anualidades de la pensión que
le hubiese correspondido; consistirá en un pago único y quedará con ello
quedará finiquitada, pues se entiende que ese grado de incapacidad no
le impide que regrese a la vida productiva (art. 58 fracc. III). Si la
incapacidad permanente es valuada entre el 25% y el 50%, el trabajador
podrá optar entre elegir si prefiere el pago finiquito indemnizatorio o bien
que se le cubra una pensión, cuando la valuación exceda del 25% pero
sin rebasar el 50%; y su monto se fijará conforme al porcentaje lega
respectivo y además recibirá las prestaciones en especie, de índole
médico, durante toda su vida, aunado a la atención facultativa para su
núcleo familiar derechohabiente como pensionado. Cuando se trate de
incapacidad permanente parcial valuada en un porcentaje superior al
50%, el trabajador tendrá derecho a recibir una pensión, cuyo monto
será determinado como se ha señalado en párrafos anteriores,
asimismo tendrá derecho a un aguinaldo equivalente a quince días del
importe de la pensión.
c) Cuando se trate de incapacidad permanente total, el Instituto deberá
cubrirle una pensión una pensión mensual definitiva equivalente al 70%
del salario en que estuviere cotizando en el momento de ocurrir el
riesgo; de tratarse de una enfermedad de trabajo, deberá calcularse la
pensión con base en las últimas 52 semanas de cotización, salvo que su
aseguramiento fuere por un tiempo menor (art. 58 fracción II). La
pensión mensual definitiva para el asegurado, al igual que el seguro de

47
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

sobrevivencia, que debe contratarse, para el caso del fallecimiento del


pensionado, que protege el otorgamiento de prestaciones económicas a
sus beneficiarios, serán siempre otorgadas por la institución de seguros
privados que elija el trabajador. Para contratar ambos seguros, tanto el
de renta vitalicia como el de sobrevivencia, el Instituto calculará el monto
constitutivo necesario para su contratación, se debe entender por éste:
<la cantidad de dinero que se requiere para contratar los seguros de
renta vitalicia y de sobrevivencia con una institución de seguros
privada… lo que significa que es el precio de la prima que hade pagarse
a la institución aseguradora para que ésta asuma la responsabilidad de
cubrir tal pensión durante todo el tiempo que viva el pensionado> 30.
Asimismo debe señalarse que por disposición del artículo 59 de la Ley,
la pensión que se otorgue en el caso de incapacidad permanente total,
será siempre superior a la que corresponde al de invalidez. Y además
gozara de 15 días de aguinaldo, en base al salario cotizado.
d) En caso de muerte del trabajador, se tendrás que cubrir las siguientes
prestaciones económicas: 1. Una ayuda para gastos de funeral de 60
días de salario al familiar que presente las facturas del servicio funerario;
2. Una pensión de viudez del 40% de la que le hubiere correspondido al
trabajador por incapacidad permanente total, para la esposa o
concubina (art. 64); 3. Una pensión de orfandad a cada uno de 20% del
valor de la pensión por incapacidad permanente total para los
beneficiarios en condición de orfandad simple; y del 30% a los que
tienen orfandad doble; y 4. A falta de los beneficiarios anteriores, una
pensión del 20% a los ascendientes padres que dependan
económicamente del trabajador.

30 Ibídem, p. 468.

48
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

CAPÍTULO IV
SEGURO DE ENFERMEDADES Y MATERNIDAD

Este seguro lo cubren los patrones y los trabajadores, a efecto de obtener


los servicios médicos y subsidios, durante el padecimiento de una enfermedad no
profesional y periodos pre y post natales.

Por su parte el artículo 84 de la Ley del Seguro Social, textualmente señala:


<Quedan amparados por este seguro: I. El asegurado; II. El pensionado por: a)
Incapacidad permanente total o parcial; b) Invalidez; c) Cesantía en edad
avanzada y vejez, y d) Viudez, orfandad o ascendencia; III. La esposa del
asegurado o, a falta de ésta, la mujer con quien ha hecho vida marital durante los
cinco años anteriores a la enfermedad, o con la que haya procreado hijos, siempre
que ambos permanezcan libres de matrimonio. Si el asegurado tiene varias
concubinas ninguna de ellas tendrá derecho a la protección. Del mismo derecho
gozará el esposo de la asegurada o, a falta de éste el concubinario, siempre que
hubiera dependido económicamente de la asegurada, y reúnan, en su caso, los
requisitos del párrafo anterior; IV. La esposa del pensionado en los términos de los
incisos a), b) y c) de la fracción II, a falta de esposa, la concubina si se reúnen los
requisitos de la fracción III. Del mismo derecho gozará el esposo de la pensionada
o a falta de éste el concubinario, si reúne los requisitos de la fracción III; V. Los
hijos menores de dieciséis años del asegurado y de los pensionados, en los
términos consignados en las fracciones anteriores; VI. Los hijos del asegurado
cuando no puedan mantenerse por su propio trabajo debido a una enfermedad
crónica, defecto físico o psíquico, hasta en tanto no desaparezca la incapacidad
que padecen o hasta la edad de veinticinco años cuando realicen estudios en
planteles del sistema educativo nacional; VII. Los hijos mayores de dieciséis años
de los pensionados por invalidez, cesantía en edad avanzada y vejez, que se
encuentren disfrutando de asignaciones familiares, así como los de los
pensionados por incapacidad permanente, en los mismos casos y condiciones
establecidos en el artículo 136; VIII. El padre y la madre del asegurado que vivan

49
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

en el hogar de éste, y IX. El padre y la madre del pensionado en los términos de


los incisos a), b) y c) de la fracción II, si reúnen el requisito de convivencia
señalado en la fracción VIII.

Los sujetos comprendidos en las fracciones III a IX, inclusive, tendrán derecho a
las prestaciones respectivas si reúnen además los requisitos siguientes: a) Que
dependan económicamente del asegurado o pensionado, y b) Que el asegurado
tenga derecho a las prestaciones consignadas en el artículo 91 de esta Ley>.

Se tiene entonces que los riesgos protegidos por este seguro son las
enfermedades y la maternidad (art. 84 y 85 de la Ley), y los que gozarán de este
seguro serán: los asegurados y pensionados; así como los beneficiarios de
ambos, tales como la esposa o concubina, hijos menores de 16 años o hasta de
25 si estudian en el sistema educativa nacional o cualquier edad si están
incapacitados física o mentalmente, así como los ascendientes, en cuanto a las
enfermedades; en relación a la maternidad serán las aseguradas o las esposas o
concubinas del asegurado.

Respecto al seguro por enfermedad el Instituto otorgará las siguientes


prestaciones:

a) Prestaciones en especie: se otorgará al asegurado la asistencia médica


quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria, desde el inicio de la enfermedad y
hasta el plazo de cincuenta y dos semanas (art. 91). En caso de que
concluya dicho plazo y el asegurado continúe enfermo, el Instituto
prorrogará el tratamiento hasta por cincuenta y dos semanas más (art. 92).
Y si transcurrido éste último plazo y el asegurado no sana, se le pensionara
por invalidez.

b) Prestaciones en dinero: se le otorgará un subsidio a partir del 4º día de


incapacidad, hasta por cincuenta y dos semanas, plazo que podrá

50
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

prorrogarse hasta por veintiséis semanas mas (art. 96). El subsidio será
igual al sesenta por ciento del último salario diario de cotización (art. 98). Y
sólo obtendrá dicho subsidio cuando tenga cubiertas por lo menos cuatro
cotizaciones semanales inmediatas anteriores a la enfermedad (art. 97).

Por cuanto hace al seguro de maternidad, el Instituto otorgará las


siguientes:
a) Prestaciones en especie, consistentes en asistencia obstétrica; ayuda
en especie por seis meses para lactancia; y una canastilla al nacer el
hijo (art. 94).

b) Prestaciones en dinero, en caso de ser la asegurada tendrá un subsidio


en dinero igual al cien por ciento del último salario diario de cotización,
que recibirá durante cuarenta y dos días antes del parto y cuarenta y
dos días posteriores al mismo (art. 101). Para que tenga derecho a
dicho subsidio la asegurada debió haber cubierto por lo menos treinta
cotizaciones semanales en el periodo de doce meses anteriores a la
fecha en que debiera comenzar el pago del subsidio (art. 102). Ahora
bien, el goce por parte de la asegurada del subsidio pre y post natal,
exime al patrón de la obligación del pago del salario íntegro, sin
embargo cuando la asegurada no haya cumplido con las cotizaciones
respectivas, quedará a cargo del patrón el pago de dicho salario (art.
103).

51
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

CAPÍTULO V
SEGURO DE INVALIDEZ Y VIDA

La cobertura de este seguro está compuesta por los riesgos de invalidez y


la muerte, pues ampara la inhabilitación para el trabajo derivada de una
enfermedad general, la natural fatiga irreversible y la defunción del trabajador,
según se ha establecido en el artículo 112 de la Ley del Seguro Social.

La misma en su artículo 113, establece que para el otorgamiento de las


prestaciones a cargo del Instituto, se requiere necesariamente del cumplimiento de
periodos de espera, medidos en semanas de cotización, y se considerarán como
semanas de cotización las que se encuentren amparadas por el certificado de
incapacidad médica para el trabajo, respectivo.

Por otra parte, también se ha establecido que el pago de la pensión de


invalidez se podrá suspender por el tiempo en que el pensionado desempeñe un
trabajo en un puesto igual a aquel que desarrollaba al declararse la invalidez (art.
114). Si se da el caso de que una persona tuviera derecho a dos o más de las
pensiones establecidas en la Ley, por ser simultáneamente asegurado,
pensionado o beneficiario de algún otro asegurado, recibirá en su caso, la pensión
de acuerdo a los recurso acumulados en la cuenta individual que corresponda (art.
115). Si una persona tiene derecho a una pensión de ramo de seguro de invalidez
y vida, y también a pensión proveniente del seguro de riesgos de trabajo, podrá
percibir ambas pensiones, a condición de que la suma de ellas no exceda del
100% del salario mayor que sirviera de base para determinar su cuantía; de
resultar necesario un ajuste, la pensión que provenga de riesgos de trabajo
quedará firme y se disminuirá la cuantía de la de invalidez (art. 116).

Ahora bien, la invalidez esta definida por la Ley en su artículo 119, que
señala: <Para los efectos de esta Ley existe invalidez cuando el asegurado se
halle imposibilitado para procurarse, mediante un trabajo igual, una remuneración

52
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

superior al cincuenta por ciento de su remuneración habitual percibida durante el


último año de trabajo y que esa imposibilidad derive de una enfermedad o
accidente no profesionales.

La declaración de invalidez deberá ser realizada por el Instituto Mexicano del


Seguro Social>.

En razón de lo anterior debe tomarse en consideración el siguiente criterio:

<PENSIÓN DE INVALIDEZ. PARA SU OTORGAMIENTO SE


DEBE VALORAR TODO EL MATERIAL PROBATORIO Y
DETERMINAR SI LOS PADECIMIENTOS QUE SUFRE EL
ACTOR LO INCAPACITAN PARA DESEMPEÑAR SU LABOR
HABITUAL, CON INDEPENDENCIA DE QUE SE ENCUENTRE
TRABAJANDO EN LABORES DE MENOR CATEGORÍA O
CONTRA DISPOSICIONES MÉDICAS. El artículo 128 de la Ley
del Seguro Social abrogada y su correlativo 119 de la legislación
en vigor, prevén de manera similar, que existe invalidez cuando el
asegurado se halle imposibilitado para procurarse, mediante un
trabajo igual, una remuneración superior al cincuenta por ciento
de la habitual percibida durante el último año de trabajo y que esa
imposibilidad derive de una enfermedad o accidente no
profesionales; estado de invalidez que, por su naturaleza,
corresponde determinarlo a peritos médicos, previos estudios y
exámenes que se le practiquen al trabajador. Sin embargo, ello no
debe entenderse en el sentido de que la solicitud de esa pensión
se torna improcedente por la circunstancia de que el actor esté
trabajando, si con las pruebas aportadas en el juicio, en especial
la pericial, se evidencia que la afección que padece el solicitante
le impide realizar sus actividades y, por ello, determina su estado
de invalidez. De tal suerte que, si la Junta de Conciliación y
Arbitraje negó el derecho al pago de la pensión, basada en que el

53
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

trabajador estaba prestando diversos servicios a un patrón al


momento de reclamarla, tal circunstancia no hace improcedente la
acción ejercida, pues lo que da derecho al otorgamiento de la
pensión (temporal o definitiva), es precisamente el estado de
invalidez que sufre el trabajador y la imposibilidad para procurarse
mediante un trabajo igual una remuneración en los términos antes
especificados, mas no el hecho de que al solicitarla haya dejado
de laborar en forma total, máxime si sus actividades las realiza en
contravención con las observaciones médicas>31.

Ahora el asegurado que sufra invalidez tendrá derecho a las siguientes


prestaciones económica:

a) Pensión temporal
b) Pensión definitiva
c) Seguro de sobrevivencia
d) Asignaciones familiares
e) Ayuda asistencial

Y las prestaciones en especie, referidas en el seguro de enfermedad y


maternidad.

El artículo 122 de la Ley, establece que el asegurado, para gozar de las


prestaciones del ramo de invalidez, tendrá que acreditar el pago de doscientas
cincuenta semanas de cotización, pero si se determina que si dicho asegurado
sufre el setenta y cinco por ciento de invalidez, sólo serán necesarias ciento
cincuenta semanas cotizadas; asimismo se ha establecido que si el trabajador es
afectado por una invalidez de tipo permanente e irreversible y no tiene en su

31 No. Registro: 170,673. Tesis aislada Materia(s): Laboral. Novena Época. Instancia: Tribunales Colegiados
de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. XXVI, Diciembre de 2007. Tesis:
III.1o.T.90 L. Página: 1761

54
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

cuenta individual el número de semanas que se requiere, tiene derecho a retirar el


saldo acumulado en su cuenta.

Por otra parte, cuando ocurra la muerte del asegurado o del pensionado por
invalidez, el Instituto está obligado a otorgar a sus beneficiarios las siguientes
prestaciones (art. 127):

a) Pensión por viudez


b) Pensión por orfandad
c) Pensión a ascendientes
d) Ayuda asistencial a la pensionada por viudez

Para que se puedan otorgar las prestaciones antes señaladas, se deben


cumplir con los siguientes requisitos:

a) Que el asegurado al fallecer hubiese tenido reconocidas como mínimo


ciento cincuenta semanas de cotización ante el Instituto.
b) Que la muerte del asegurado o pensionado por invalidez no se deba a
un riesgo de trabajo.

55
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

CAPÍTULO VI
SEGURO DE RETIRO, CESANTÍA EN EDAD AVANZADA
Y VEJEZ

Este seguro está previsto en el artículo 152 de la Ley del Seguro Social,
que textualmente advierte: <Los riesgos protegidos por este capítulo son el retiro,
la cesantía en edad avanzada y la vejez del asegurado, así como la muerte de los
pensionados por este seguro, en los términos y con las modalidades previstas en
esta Ley>.

<Retiro es la culminación de la vida activa de un individuo de un individuo,


que ha salido del sistema laboral por razones distintas a un riesgo de tipo
profesional o por invalidez… La censantía en edad avanzada es la perdida
definitiva del trabajo a determinada edad del sujeto, la cual es determinada por la
ley. Esta rama protege a los individuos mayores de 60 años que ha perdido su
empleo, a fin de que no se coloquen en el desamparo total por esa causa… La
vejez puede ser un término muy vago, pero para evitar confusiones, para efectos
de este seguro, este riesgo técnicamente se fija por el legislador en 65 años>32.

6.1 SEGURO DE CENSANTÍA EN EDAD AVANZADA

La cesantía en edad avanzada, se presenta cuando el asegurado quede


privado de trabajos remunerados después de los sesenta años. Para obtener el
beneficio de la pensión correspondiente, se requiere que el asegurado tenga
reconocidas ante el Instituto un mínimo de 1,250 cotizaciones semanales; si el
trabajador cesante y no reúna las semanas de cotización, podrá retirar el saldo de
su cuenta individual en una sola exhibición o podrá optar seguir cotizando hasta
cubrir las semanas necesarias para que pueda obtener la pensión; pero si el
asegurado tiene un mínimo de 750 semanas de cotización, tendrá derecho a las
prestaciones en especie del seguro de enfermedades y maternidad (art. 154).

32 ALCARAZ DE LA ROSA, José, op. cit., p. 156.

56
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

El seguro de cesantía en edad avanzada, obliga al Instituto a otorgar al


asegurado las siguientes prestaciones:

a) Pensión;
b) Asistencia médica;
c) Asignaciones familiares;
d) Ayuda asistencial

Una vez que el asegurado cumpla con los requisitos exigidos por la ley,
deberá cumplir con los requisitos que le marca el artículo 157, cual advierte: <Los
asegurados que reúnan los requisitos establecidos en esta sección podrán
disponer de su cuenta individual con el objeto de disfrutar de una pensión de
cesantía en edad avanzada. Para tal propósito podrá optar por alguna de las
alternativas siguientes:

I. Contratar con la institución de seguros de su elección una renta vitalicia, que


se actualizará anualmente en el mes de febrero conforme al Indice Nacional de
Precios al Consumidor, y

II. Mantener el saldo de su cuenta individual en una Administradora de Fondos


para el Retiro y efectuar con cargo a éste, retiros programados.

Ambos supuestos se sujetarán a lo establecido en esta Ley y de conformidad


con las reglas de carácter general que expida la Comisión Nacional del Sistema de
Ahorro para el Retiro.

El asegurado que opte por la alternativa prevista en la fracción II podrá, en


cualquier momento, contratar una renta vitalicia de acuerdo a lo dispuesto en la
fracción I. El asegurado no podrá optar por la alternativa señalada si la renta
mensual vitalicia a convenirse fuera inferior a la pensión garantizada>.

57
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

Esto es, el asegurado que quede cesante y tenga derecho a una pensión,
podrá optar por una renta vitalicia o mantener su saldo de la cuenta individual en
su AFORE, para realizar retiros programados con cargo a esos recursos.

6.2 SEGURO DEL RAMO DE VEJEZ

<Artículo 162. Para tener derecho al goce de las prestaciones del seguro de
vejez, se requiere que el asegurado haya cumplido sesenta y cinco años de edad
y tenga reconocidas por el Instituto un mínimo de mil doscientas cincuenta
cotizaciones semanales.

En caso que el asegurado tenga sesenta y cinco años o más y no reúna las
semanas de cotización señaladas en el párrafo precedente, podrá retirar el saldo
de su cuenta individual en una sola exhibición o seguir cotizando hasta cubrir las
semanas necesarias para que opere su pensión. Si el asegurado tiene cotizadas
un mínimo de setecientas cincuenta semanas tendrá derecho a las prestaciones
en especie del seguro de enfermedades y maternidad, en los términos del capítulo
IV de este Título>.

Ahora bien, el asegurado que tenga derecho a este seguro, tendrá que
recibir del Instituto las siguientes prestaciones:
a) Pensión
b) Asistencia médica
c) Asignaciones familiares
d) Ayuna asistencial.

Asimismo se ha establecido que los asegurados tendrán que cubrir los


requisitos que establece el artículo 164: <Los asegurados que reúnan los
requisitos establecidos en esta sección podrán disponer de su cuenta individual
con el objeto de disfrutar de una pensión de vejez. Para tal propósito podrá optar
por alguna de las alternativas siguientes:

58
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

I. Contratar con una compañía de seguros pública, social o privada de su elección


una renta vitalicia, que se actualizará anualmente en el mes de febrero conforme
al Indice Nacional de Precios al Consumidor, y

II. Mantener el saldo de su cuenta individual en una Administradora de Fondos


para el Retiro y efectuar con cargo a éste, retiros programados.

Ambos supuestos se sujetarán a lo establecido en esta Ley y de


conformidad con las disposiciones administrativas que expida la Comisión
Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

El asegurado que opte por la alternativa prevista en la fracción II podrá, en


cualquier momento, contratar una renta vitalicia de acuerdo a lo dispuesto en la
fracción I. El asegurado no podrá optar por la alternativa señalada si la renta
mensual vitalicia a convenirse fuera inferior a la pensión garantizada>.

6.3 RAMO DEL SEGURO DE RETIRO


Este seguro está establecido en el artículo 158 de la Ley: <El asegurado
podrá pensionarse antes de cumplir las edades establecidas, siempre y cuando la
pensión que se le calcule en el sistema de renta vitalicia sea superior en más del
treinta por ciento de la pensión garantizada, una vez cubierta la prima del seguro
de sobrevivencia para sus beneficiarios.

El pensionado tendrá derecho a recibir el excedente de los recursos


acumulados en su cuenta individual en una o varias exhibiciones, solamente si la
pensión que se le otorgue es superior en más del treinta por ciento de la pensión
garantizada, una vez cubierta la prima del seguro de sobrevivencia para sus
beneficiarios. La disposición de la cuenta así como de sus rendimientos estará
exenta del pago de contribuciones. Lo dispuesto en este artículo es aplicable al
ramo de vejez>.

59
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

CAPÍTULO VII
SEGURO DE GUARDERÍAS

Este ramo cubre el riesgo de no poder proporcionar cuidados durante la


jornada de trabajo a los hijos en la primera infancia (art. 201 de la Ley del Seguro
Social).

Los sujetos de este seguro son: la mujer trabajadora, trabajador viudo o


divorciado o aquél que judicialmente se le hubiera confiado la custodia de sus
hijos; así como los asegurados que ejerzan la patria potestad y custodia del
menor. Y los beneficiarios son los menores mayores de 43 días hasta 4 cuatros
años de edad.

Los servicios o prestaciones en especie que este seguro brinda son:


a) Aseo
b) Alimentación
c) Cuidado de la salud
d) La educación
e) La recreación.

60
VENTANA AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

FUENTES DE INVESTIGACIÓN

A) BIBLIOGRÁFICAS

 ALCARAZ DE LA ROSA, José, Ley del Seguro Social Comentada, Editorial


PAC, México, 2006
 ARCE CANO, Gustavo, De los Seguros Sociales a la Seguridad Social,
Porrúa, México, 1972.
 BAÉZ MARTÍNEZ, Roberto, Lecciones de Seguridad Social, Editorial PAC,
México, 1994.
 RUIZ MORENO, Ángel Guillermo, Nuevo Derecho de la Seguridad Social,
5ª ed., Porrúa, México, 2001.
 DÍAZ BRAVO, Arturo, Contratos Mercantiles, Harla, México, 1997.
 .Enciclopedia Jurídica Mexicana, 2ª ed., Instituto de Investigaciones
Jurídicas de la Universidad Nacional Autónomo de México, Porrúa, México,
2004.

B) LEGISLATIVAS

 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


 Ley del Seguro Social
 Ley Federal del Trabajo
 Código Fiscal de la Federación

C) DE INFÓRMATICA JURÍDICA
 CD ROM Diccionario Jurídico 2000, Desarrollo Jurídico, Informática Jurídica
Profesional.
 DVD ROM, IUS 2007, JURISPRUDENCIA Y TESIS AISLADAS, Poder
Judicial de la Federación.

61