Está en la página 1de 3

RIEGO DEL CULTIVO DE AGUACATE POR MICROASPERSIÓN.

El riego localizado es definido como un sistema de riego en el que el agua se aplica en


menos del cien por ciento del área del cultivo, esta superficie mojada varía según las
características del suelo, el caudal del emisor y el tiempo de aplicación. En esta parte
húmeda la planta concentrará sus raíces con las que se alimentará.

Dentro del riego localizado existe el riego por goteo, por micro – jet y microaspersores. En
los últimos años, el riego con microaspersores ha tenido un mayor impacto sobre todo en
cultivos arbóreos como el aguacate, debido en gran parte al desarrollo tanto de los
microaspersores mismos como en la adaptación del método de riego a condiciones locales
específicas.

Primordialmente la microaspersión se ha venido utilizando para la aplicación de agua a los


cultivos, pero en realidad es un sistema multipropósito que comprende una amplia gama de
usos, entre los cuales se encuentran: aplicación de fertilizantes a los cultivos, inclusión de
herbicidas, protección contra heladas, refrigeración de invernaderos y de gallineros, entre
otros.

EFICIENCIA DE RIEGO.

Con los microaspersores autocompensados se tiene una eficiencia de riego de 94 a 97 %, la


cual es superior a la de cualquier otro método utilizado en huertos. Esto se atribuye al
humedecimiento uniforme del área regado y a las cantidades correctas de agua aplicada.

Con los microaspersores la cantidad de agua requerida por la planta se reparte de modo
uniforme a un volumen determinado del suelo, ello permite que el sistema radicular se
desarrolle de forma uniforme y que se distribuya densamente a través del volumen de suelo
humedecido, asegurándole al árbol el suministro necesario de agua y nutrientes.

La situación varía en cultivos arbóreos que en un principio satisfacen su demanda hídrica


con las precipitaciones y solo necesitan riego suplementario durante periodos relativamente
cortos y críticos, como ocurre en las plantaciones de aguacate del estado de Michoacán. En
este caso, el sistema radicular se desarrolla según las lluvias naturales y únicamente el
mircroaspersor puede suministrarle el agua justa al sistema radicular ya desarrollada de
modo eficiente y preciso en los meses de sequías.

La tasa de riego uniforme de los microaspersores facilita el cálculo de la cantidad de agua a


aplicar en cada árbol. Con una tasa de riego pequeña y uniforme, la cual debe ser menor o
igual a la tasa de infiltración básica del suelo, no se producen problemas de escorrentía o
encharcamiento sobre la superficie del suelo, de la misma manera se evitan pérdidas por
percolación ni habrá problemas de mala circulación del aire en la zona radicular.

Es bien sabido que la distribución de las raíces sigue el diseño de la distribución del agua
en el terreno. Con el sistema de riego de microaspersión, las raíces se distribuyen de
manera mas uniforme en el volumen humedecido del suelo y el número de raices por árbol
es superior respecto a cualquier otro sistema de riego para el cultivo de aguacate.
VENTAJAS AGROTÉCNICAS.

Los microaspersores humedecen sólo entre el 40 y el 80 % de la superficie del terreno en


un huerto maduro. El área humedecida por los microaspersores puede ser ajustada de
acuerdo con el desarrollo del sistema radicular sin incurrir en gastos adicionales, pero no
solo puede ajustarse al tamaño del área humedecida, sino que también se puede cambiar la
forma de la superficie humedecida, desde un círculo completo (pequeño para árboles
jóvenes y círculos sucesivamente mayores a medida que los árboles se van desarrollando)
hasta un semicírculo o una franja.

Los microaspersores se conectan a los laterales por un tubo conector flexible que permite la
instalación subterránea de los tubos de distribución, impidiendo así el daño que pudieran
causar tanto pájaros como roedores.

Gran parte del éxito de los microaspersores en el cultivo del aguacate en Michoacán se
debe al mecanismo de autocompensación, la cual asegura una tasa uniforme de suministro
de agua y nutrientes a cada árbol, independientemente de diferencias de carga y de las
diferencias topográficas.

La microaspersión posibilita introducir fertilizantes en el terreno junto con el agua de riego,


con lo cual se utiliza menos mano de obra y mayor eficiencia en el aprovechamiento de los
nutrientes. Los fertilizantes se aplican directamente en la zona radicular y el programa de
tiempos puede ajustarse a las demandas cambiantes de los árboles, según estaciones del año
y etapas fenológicas.

BAJO COSTO DE INSTALACIÓN.

Comparado con otros sistemas de aspersión, el de microaspersión tiene un costo de


instalación muy económico debido a las pequeñas tasas de descarga. El eficiente diseño
hidráulico del microaspersor, junto al uso correcto de los mecanismos de
autocompensación, explican la diferencia en costo menor de este sistema respecto al goteo.

La meta final de todo sistema de irrigación es aumentar el rendimiento de los frutos de alta
calidad. En las condiciones actuales, cuando los insumos en los ranchos aguacateros son
cada vez más costosos, el costo del riego puede pasar a ser el factor decisivo en la
determinación de la rentabilidad de un huerto.

En la agricultura actual, cuando el objetivo principal es el mayor beneficio económico, el


tomar decisiones que atañen a los sistemas de riego implica considerar muy seriamente la
eficiencia con la que se aplica el agua o los fertilizantes. También el uso de un sistema
multifuncional que ahorre mano de obra y materiales.

La empresa NAANDANJAIN es líder mundial en la fabricación de microaspersores con


una gama de descargas que oscila entre los 20 lph y los 700 lph. Su tamaño y formas son
ajustables, y su diámetro va de 0.7 a 11 metros.
Todos sus elementos son intercambiables, de modo que el emisor puede ser ajustado a las
necesidades cambiantes del árbol.

Es muy importante la elección correcta de la marca del emisor, ya que es el elemento que se
encuentra en “comunicación” directa con el árbol, y es el elemento sensible que define en
gran medida la eficiencia de riego en todo el sistema. Además de esto, el costo de los
emisores respecto al costo total es relativamente poco.