Está en la página 1de 2

La gonorrea

La gonorrea, también conocida como blenorragia, uretritis


gonocócica y como blenorrea es una inflamación infecciosa de la
mucosa genital, es decir, se trata de una infección que se
transmite a partir del contacto sexual y que la provoca la
bacteria gonococo. Se trata de una de las infecciones de
transmisión sexual más comunes del mundo, por tanto, es
frecuente que tanto hombres como mujeres puedan padecerla alguna vez en sus vidas si es
que no han sido lo suficientemente cautos a la hora de mantener sus relaciones sexuales.

¿Qué es la clamidia?

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual común. Es


causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Puede infectar a
hombres y mujeres. Las mujeres pueden contraer clamidia en el
cuello del útero, el recto o la garganta. Los hombres pueden
contraer clamidia en la uretra (el interior del pene), el recto o la
garganta.

Clamidia en los hombres

La infección por clamidia en los hombres es una infección de la uretra. La


uretra es el conducto que drena la orina desde la vejiga. Pasa a través del
pene. Este tipo de infección se transmite de una persona a otra durante el
contacto sexual.

¿Qué ocurre si no te sometes al tratamiento para la gonorrea?

Si bien la gonorrea es común y no siempre presenta síntomas, puede convertirse en un


problema mucho mayor si no se trata.

La gonorrea puede propagarse al útero y trompas de Falopio, causando enfermedad pélvica


inflamatoria (EPI). Es posible que la enfermedad pélvica inflamatoria no presente síntomas al
principio, pero puede ocasionar un daño permanente que a su vez provoque dolor crónico,
infertilidad, o embarazo ectópico. La realización de la prueba de gonorrea realmente
disminuye tus posibilidades de tener EPI.

¿Qué pasa si no recibo tratamiento de la clamidia?

SI USTED ES MUJER
• Si no recibe tratamiento, la clamidia se puede propagar al útero o las trompas de Falopio y
causar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), una infección grave en los órganos
reproductores.
• La EIP puede ocasionar daños en las trompas de Falopio. Este daño puede hacer que no
pueda quedar embarazada o llevar a un embarazo ectópico (afuera del útero).
• La EIP también puede causar dolor crónico en el área pélvica.
• Si usted ha recibido tratamiento para la clamidia, podría contagiar a su bebé en el parto. La
clamidia puede causar graves problemas de salud en los bebés.
SI USTED ES HOMBRE
La clamidia rara vez causa problemas de salud a largo plazo en los hombres. Puede causar una
infección en el conducto que lleva el esperma desde los testículos. También puede producir
dolor o fiebre. En casos muy inusuales, la infección puede causar esterilidad.

VIH/SIDA

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es el virus que causa el SIDA.


Cuando una persona se infecta con VIH, el virus ataca y debilita al sistema
inmunitario. A medida que el sistema inmunitario se debilita, la persona
está en riesgo de contraer infecciones y cánceres que pueden ser
mortales. Cuando esto sucede, la enfermedad se llama SIDA. Una vez que
una persona tiene el virus, este permanece dentro del cuerpo de por vida.

¿Cómo se trata el VIH durante el embarazo?

En primer lugar, si ya estás tomando medicación para el VIH


cuando descubras que estás embarazada, no debes de dejar de
tomar esos medicamentos. Una interrupción del medicamento
puede hacer que el virus se vuelva más resistente. De hecho,
debes consultar con tu doctor inmediatamente.

Obtén cuidados apropiados

Es importante encontrar un doctor que tenga experiencia en tratar


a mujeres embarazadas con VIH o buscar una clínica de atención prenatal para mujeres VIH
positivas, que puede ofrecer un equipo de doctores, comadronas y otros proveedores de salu
d que cuidarán de ti

¿Se puede prevenir la transmisión materno infantil del VIH?

Sí. Por causa del uso de medicamentos contra el VIH y de


otras estrategias, el riesgo de transmisión materno
infantil puede reducirse a 2% o menos. El riesgo de
transmisión materno infantil del VIH es poco cuando:

El VIH se detecta lo más temprano posible durante el


embarazo (o antes).

Las mujeres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH durante el embarazo y el parto
y, en determinadas circunstancias, se someten a una cesárea programada.

Los bebés de madres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH en las primeras 4 a 6
semanas de vida y no son amamantados.