Está en la página 1de 1

Introducción.

La problemática del trabajo se centra en la globalización y por ende, en la actualización de


los mercados virtuales donde la producción industrial es comercializada. Ali Express, Waze,
Amazon, entre otras, son evidencia de la globalización virtual y real de la epoca en la que
vivimos. Ante este escenario, el planteo del destino de los productos de diseño industrial
marcan en primer lugar, sociedades de consumo donde comercializar, mano de obra barata
(¿esclavitud?) para fabricar, un centro comercial virtual que viene a complementar el viejo
“mercado” analógico y en segundo lugar, el rol del diseñador industrial formado en el ámbito
académico y el lugar que ocupa en esta nueva cadena de valor.

Desde el punto de vista marxista, el sistema capitalista justifica la maximización de las


ganancias, por lo cual la mudanza de las fábricas a otras latitudes es moneda corriente. En
este punto, podemos notar una globalización real que permite leer en las etiquetas de los
productos que compramos, “made in...” Pero no se puede manejar la conciencia social,
debido a que la presión externa o coacción (Durkheim) obligan al habitante de cualquier país
industrializado o de consumo, a obtener los preciados bienes elaborados por este sistema.

Volviendo al DI, y de acuerdo a la conclusión del TP evaluable 2, donde no hay formación


académica en el responsable del área, hay un conocedor técnico (know how) que lo
reemplaza. Esta ausencia puede deberse a una falla en la formación (tanto técnica como
productiva) o a la interpretación externa de que el DI es un simple diseñador de moda o
alguien que no tiene experiencia en el ámbito de la producción a gran escala. Sin embargo,
esto no significa que nada pueda hacerse, o que el DI no encuentre su lugar dentro de esta
cadena de valor. Una acción social desde el punto de vista de Weber, puede generar la
conciencia necesaria para de una u otra forma, adaptar los conocimientos del diseñador por
ejemplo, como consultor externo de las empresas productoras de bienes a escala.

A nivel local, y como respuesta a esta problemática, encuentro como salida laboral
inmediata, el emprendedorismo. Sin embargo, a meses de culminar el cuarto año de la
carrera, y de manera particular, no es una opción para la cual se prepara al futuro DI.

Acercando mas el ámbito de participación de los formados en diseño industrial, y


relacionándolo con el espíritu de cooperación (visto también en el TP evaluable 2 como
crucial en el desarrollo de empresas) se puede establecer una falla en la cooperación
interfacultades que colaboren de una forma más activa o más académica, desde el punto de
vista de una universidad globalizada (aunque suene redundante). Esto concierne tanto a la
globalización real como virtual.

Como cierre, la propuesta vendría dada por la adaptación del DI al contexto global de los
nuevos mercados virtuales, o la rotación de la formación hacia nuevos DI que generen
emprendimientos para los cuales la cooperación interfacultades se asienten en la coyuntura
local.

Marisa Rojas La globalización del diseño industrial en MDP Página 3 de 13