Está en la página 1de 85

ÍNDICE / No. 2098 • 15 DE ENERO DE 2017

Portada: Andrew Harnik / AP photo
Portada: Andrew Harnik / AP photo

REPORTE ESPECIAL

6 Un panorama sombrío

8

13

17

22

Trump es la superficie: El problema está en su base social /Lorenzo Meyer

Enemigo jurado (cuarta y última parte) /Rafael Fernández de Castro M.

"Hay que dar la pelea": John Saxe-Fernández /Judith Amador Tello y Armando Ponce

En el horizonte, una época negra /Mathieu Tourliere

PRESIDENCIA

26

Gobierno de coalición o regresión autoritaria /Jorge Carrasco Araizaga

ECONOMÍA Y FINANZAS

32

En puerta, la "liberación" de Pensionissste /Jenaro Villamil

CISA / Co mu ni ca ción e Información, SA de CV

CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN: Francisco Álvarez Romero, Estela Franco Arroyo, Salvador Corro Ortiz, Rafael Rodríguez Castañeda, Julio Scherer Ibarra

semanario de información y análisis
semanario de información y análisis

DIRECTOR FUNDADOR: Julio Scherer García † SUBDIRECTOR FUNDADOR: Vicente Leñero Otero †

DIRECTOR: Rafael Rodríguez Castañeda

SUBDIRECTOR EDITORIAL: Salvador Corro SUBDIRECTOR DE ADMINISTRACIÓN: Alejandro Rivera

ASISTENTE DE LA DIRECCIÓN: María de los Ángeles Morales; ayudante, Luis Ángel Cruz

ASISTENTE DE LA SUBDIRECCIÓN EDITORIAL: Flor Hernández

ASISTENTE DE LA SUBDIRECCIÓN DE ADMINISTRACIÓN: Laura Ávila

COORDINADORA DE FINANZAS DE REDACCIÓN: Beatriz González

COORDINADORA DE RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda

EDICIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez, Hugo Martínez, Juan Carlos Ortega

Tomás Domínguez, Hugo Martínez, Juan Carlos Ortega CORRUPCIÓN 35 Farmacéutica israelí corrompió a

CORRUPCIÓN

35

Farmacéutica israelí corrompió a funcionarios mexicanos /Jorge Carrasco Araizaga

LIBROS

38

El tiempo de Ayotzinapa /Carlos Martín Beristain

ANÁLISIS

40

El gasolinazo y mi tristeza, malestar, deseos y sueños /Sergio Aponte Polito

41

Astutos /Hernández

43

La descomposición /Héctor Tajonar

44

El costo de apagar el fuego con gasolina /Javier Sicilia

45

La respuesta oficial: improvisación y engaños /Jesús Cantú

46

No al gasolinazo (y a la bioenergética de la derrota) /Sabina Berman

47

Quiebre social y solidaridad /Marta Lamas

Berman 47 Quiebre social y solidaridad /Marta Lamas REPORTEROS : Carlos Acosta, Jorge Carrasco, Jesusa

REPORTEROS: Carlos Acosta, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Juan Carlos Cruz, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz, Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Santiago Igartúa, Arturo Rodríguez, Mathieu Tourliere, Rodrigo Vera, Rosalia Vergara, Jenaro Villamil CORRESPONSALES: Campeche, Rosa Santana; Colima: Pedro Zamora; Chiapas, Isaín Mandujano; Guanajuato: Verónica Espinosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos; Oaxaca, Pedro Matías; Puebla, María Gabriela Hernández; Tabasco, Armando Guzmán; Veracruz, Noé Zavaleta INTERNACIONAL: Homero Campa, coordinador; Corresponsales: Madrid: Alejandro Gutiérrez; París: Anne Marie Mergier; Washington: J. Jesús Esquivel

CULTURA: Armando Ponce, editor; Judith Amador Tello, Isabel Leñero, Niza Rivera Medina, Colum- ba Vértiz de la Fuente, reporteras; Colaboradores: Javier Betancourt, Blanca González Rosas, Estela Leñero Franco, Samuel Máynez Champion, Jorge Munguía Espitia, José Emilio Pacheco , Alberto Pa- redes, Raquel Tibol , Florence Toussaint; cultura@proceso.com.mx

ESPECTÁCULOS: Roberto Ponce, coordinador. espectaculos@proceso.com.mx

DEPORTES: Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra

FOTOGRAFÍA: Marco Antonio Cruz, coordinador; Fotógrafos: Germán Canseco, Miguel Dimayuga, Benjamín Flores, Octavio Gómez, Eduardo Miranda; asistente, Aurora Trejo; auxiliar, Violeta Melo

AUXILIAR DE REDACCIÓN: Ángel Sánchez

ANÁLISIS: Colaboradores: John M. Ackerman, Ariel Dorfman, Sabina Berman, Jesús Cantú, Denise Dresser, Marta Lamas, Olga Pellicer, Javier Sicilia, Enrique Semo, Héctor Tajonar, Ernesto Villanueva; cartonistas: Gallut, Helguera, Hernández, Naranjo, Rocha

Lidia García,

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Rogelio Flores, coordinador; Juan Carlos Baltazar, Leoncio Rosales

CORRECCIÓN TIPOGRÁFICA: Jorge González Ramírez, coordinador; Serafín Díaz, Daniel González, Patricia Posadas

VISITA NUESTRO SITIO PROCESO.COM.MX // SÍGUENOS EN TWITTER #@REVISTAPROCESO Y EN FACEBOOK.COM/REVISTAPROCESO

Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062. Eva Ángeles, Rubén Báez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080 y 01 800 202 49 98

48 TIEMPO FUERA: El botón del Constituyente /Fabrizio Mejía Madrid

INTERNACIONAL

50 EUROPA: Las armas europeas provocan

migración

/Alejandro Gutiérrez

y combaten la migración

54 COLOMBIA: El fin del Bronx, la cloaca criminal

de Bogotá /Rafael Croda

CULTURA

60 Acusan nietas de Rolón despojo de su archivo musical /Niza Rivera

63 Colección Gutiérrez Canet de grabados mexicanos /Niza Rivera

PÁGINAS DE CRÍTICA

65 ESTRO ARMÓNICO

/Samuel Máynez Champion

ARTE: XVII Bienal de Fotografía: una Caja de Pandora /Blanca González Rosas

MÚSICA I: Howlin' Wolf /Ricardo Jacob

MÚSICA II: Nabucco en el auditorio /Mauricio Rábago Palafox

TEATRO: Premio de dramaturgia INBA 2016 /Estela Leñero Franco

CINE: Fuocoammare /Javier Betancourt

TELEVISIÓN: Celia Cruz en Canal 13 /Florence Toussaint

DISEÑO: Alejandro Valdés Kuri, coordinador; Fernando Cisneros Larios, Antonio Fouilloux Dávila, Manuel Fouilloux Anaya y Juan Ricardo Robles de Haro

COMERCIALIZACIÓN: Margarita Carreón, gerente. Tel. 5636-2063.

PUBLICIDAD: Lucero García. Tel 5636-2077 / 2062. Rubén Báez.

MERCADOTECNIA: Norma Velázquez. Tel. 5636-2059. Karina Valle.

CIRCULACIÓN: Mauricio Ramírez. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Bárbara López, Gisela Mares, Fernando Polo, Andrés Velázquez.

SUSCRIPCIONES: Cristina Sandoval. Tel. 5636-2080 y 01800-202-4998. Mónica Cortés, Ulises de León, Benita González. Atención a suscriptores (Reparto): Lenin Reyes. Tel. 5636-2065. Jonathan García, Rosa Morales.

TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN: Fernando Rodríguez, jefe; Marlon Mejía, subjefe; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas

ALMACÉN y PROVEEDURÍA: Mercedes Guerra, coordinadora; Rogelio Valdivia MANTENIMIENTO: Miguel Olvera CONTABILIDAD: Edgar Hernández, contador; Ma. Concepción Alvarado, Rosa Ma. García, Raquel Trejo COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz

OFICINAS GENERALES: Redacción: Fresas 13; Administración: Fresas 7, Col. del Valle, 03100 México, DF CONMUTADOR GENERAL: Karina Ureña; Susana Arellano, 5636-2000 FAX: 5636-2055, Palabra de Lector; 5636-2086, Redacción. AÑO 40, No. 2098, 15 DE ENERO DE 2017 IMPRESIÓN: Quad Graphics. Durazno No.1, Col. San José de las Peritas, Xochimilco, México, DF

No.1, Col. San José de las Peritas, Xochimilco, México, DF ESPECTÁCULOS 70 Divino Pastor Góngora ,

ESPECTÁCULOS

70 Divino Pastor Góngora, teatro libertario /Roberto Ponce

72 Documenta Polgovsky la contaminación del río Santiago /Columba Vértiz de la Fuente

del río Santiago /Columba Vértiz de la Fuente DEPORTES 74 El diamante se fracturó /Beatriz Pereyra

DEPORTES

74

El diamante se fracturó /Beatriz Pereyra

77

La dignidad tiene otro chance en el futbol mexicano /Raúl Ochoa

80

PALABRA DE LECTOR

82

MONO SAPIENS /Pactos y pactitos /Helguera y Hernández

No dejes de ver en Trump: la guerra que viene proceso.com.mx desde el domingo 15
No dejes de ver en
Trump: la guerra que viene
proceso.com.mx desde el domingo 15 a las 12 horas
agencia proceso de información EDITOR EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Sara Pantoja, Miguel Ángel Vázquez,
agencia proceso de información
EDITOR EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Sara Pantoja, Miguel Ángel Vázquez, Concepción Villaverde,
María Luisa Vivas; Tels.: 5636-2087
Villaverde, María Luisa Vivas; Tels.: 5636-2087 agencia de fotografía EDITOR: Marco Antonio Cruz;

agencia de fotografía

EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017

EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Teresa del Mazo, Armando Gutiérrez y
EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Teresa del Mazo,
Armando Gutiérrez y Alejandro Saldívar, coeditores; Tel. 5636-2010; Saúl Díaz Valadez, desarrollador,
Mussio Jair Cárdenas. Tel. 5636-2106

Certificado de licitud de título No. 1885 y licitud de contenido No. 1132, expedidos por la Comisión Calificadora de Publicaciones de Revistas Ilustradas el 8 de septiembre de 1976. Proceso es una Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2011-072215095900-102. Número ISSN: 1665-9309 Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios Registro No. 105 / 23

Suscripciones DF y zona Metropolitana: Un año, $1,490.00, 6 meses, $850.00; Guadalajara, Monterrey, Puebla y Xalapa: Un año, $1,600.00, 6 meses, $880.00. Ejemplares atrasados: $45.00.

$1,600.00, 6 meses, $880.00. Ejemplares atrasados: $45.00. Prohibida la reproducción parcial o total de cualquier

Prohibida la reproducción parcial o total de cualquier capítulo, fotografía o información publicados sin autoriza-

fotografía o información publicados sin autoriza- 1709 / 2 de agosto de 2009 5 ción expresa

1709 / 2 de agosto de 2009

5

ción expresa de Comunicación e Información, S.A. de C.V., titular de todos los derechos.

Un panorama

Un panorama Donald J. Trump, el hombre que toma posesión como el presidente número 45 de

Donald J. Trump, el hombre que toma posesión como el presidente número 45 de Estados Unidos, no entra a la Casa Blanca como una incógnita. No hay dudas de por qué y para qué ganó los comicios de noviembre de 2016. Es una certeza que la elección de este empresario multimillonario responde, entre otras razones profundas, al resenti- miento de amplias capas de la sociedad estadunidense respecto de la clase política y de la élite del poder en Washington. De acuerdo con los análisis de expertos que componen este Reporte Especial, es igualmente cierto que Trump recoge un sentimiento antimexicano que se ha venido gestando a lo largo de las últimas décadas en el medio rural y en ciudades económicamente decadentes del país del norte. Más allá de la retórica de uno y otro lado, entre México y Estados Uni- dos se advierte en el horizonte una guerra comercial y migratoria. Lo- renzo Meyer, investigador de El Colegio de México; George Friedman, fundador de la consultoría Stratfor; Rafael Fernández de Castro, in- vestigador del ITAM; John Saxe-Fernández, investigador de la UNAM; el historiador Miguel León Portilla, y el exembajador en Washington Miguel Basáñez entrecruzan sus voces para sondear el futuro que depara a México y al mundo el advenimiento del desaforado Trump a la Oficina Oval de la Casa Blanca.

AP photo / Charles Rex Arbogast

REPORTE ESPECIAL

AP photo / Evan Vucci

Partidarios. Extremismo

Trump es la superficie

El problema está

en su base social

LORENZO MEYER

El personaje y su proyecto

L a tesis es ésta: lo realmente preocupante no es el nue- vo presidente de Estados Unidos sino las actitudes y demandas de quienes lo pusieron en el poder y que representan a la mitad de la sociedad políticamente activa de ese país. Hoy, la única superpotencia ha colocado en su insti-

tución más poderosa, la Presidencia, a un personaje absolutamente improbable y peligrosamente impredecible: Donald John Trump. Se trata de un constructor multimillonario (3 mil 700 millones de dóla- res 1 ) de 70 años, exconductor de un programa de televisión –un rea-

1 Forbes (28 de septiembre, 2016)

lity show con una audiencia de 7 millones–, sin ninguna experiencia política y con obvios y serios problemas de personalidad. Los datos anteriores tienen interés por sí mismos, pero para México resultan cruciales pues el señor Trump ha decidido ca- racterizar la relación con nuestro país como fundamentalmen- te antagónica al interés nacional del suyo. Y así, lo que desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994 ha sido una situación de interdependen- cia asimétrica entre países vecinos, ahora es presentada por el próximo presidente norteamericano como una incompatibili-

dad de proyectos, como un juego de suma cero.ahora es presentada por el próximo presidente norteamericano como una incompatibili- 8 2098 / 15 DE

Al arrancar en 2015 la carrera de los aspirantes del Partido Re- publicano de Estados Unidos en pos de la candidatura presidencial, muy pocos consideraron que Trump pudiera llegar a ser realmen- te el abanderado republicano y menos aún el ganador de la elec- ción de 2016. Se suponía que entre los 17 precandidatos republica- nos iniciales, el finalista sería un político profesional como Jeb Bush –exgobernador de Florida e hijo y hermano de presidentes– o Marco Rubio o Ted Cruz, senadores por Florida y Texas, respectivamente.

Para sorpresa de casi todos, las bases republicanas le dieron ese pa- pel a Trump, el multimillonario “no político” y estrella de televisión. Desde el inicio, Trump despertó el interés de los mexicanos, pero por malas razones: porque en el arranque mismo del pro- ceso electoral, el personaje decidió construir una parte central de su discurso alrededor de temas específicamente antimexica- nos. En efecto, el 16 de junio de 2015, en la Torre Trump, en Man- hattan, el rubio constructor afirmó: “Cuando México nos manda

a su gente, no manda a los mejores. No los manda a ustedes. En-

vía a gente con montones de problemas y nos traen esos proble- mas. Ellos traen drogas y crimen. Son violadores. Aunque, supon- go, que algunos de ellos son gente buena”. 2 De esa caracterización

tan negativa como injusta de los 5.8 millones de mexicanos indo- cumentados que se calcula viven en Estados Unidos, 3 Trump pasó a proponer un remedio drástico: la erección de una gran muralla a lo

largo de los 3 mil 145 kilómetros que constituyen la frontera entre México y Estados Unidos, la deportación de los indocumentados y, finalmente, la renegociación o derogación del marco en que fun- ciona el comercio bilateral México-Estados Unidos y que asciende

a 531 mil millones de dólares anuales (2015): el TLCAN. En el primer debate público entre él y la candidata presiden- cial del Partido Demócrata, Hillary Clinton, en septiembre de 2016, el republicano aseguró que el TLCAN era “el peor tratado que se haya firmado alguna vez y, desde luego, el peor firmado por este país (Estados Unidos)”. 4 Desde ese punto de vista, Mé- xico y China, con su mano de obra barata, se habían apropiado de trabajos que deberían haberse quedado en Estados Unidos. Trump se comprometió entonces a que las plantas industriales que habían emigrado a México, particularmente las automotri- ces, volverían a Estados Unidos so pena de imponerles un im- puesto de 35% a las unidades exportadas desde México. 5 Esta última propuesta de Trump es un golpe al corazón del proyecto neoliberal en que se embarcó a México a partir de la decisión de Carlos Salinas de Gortari de firmar el TLCAN y dejar atrás el modelo económico nacionalista heredado del cardenis- mo. Lo que Salinas y los suyos buscaron fue integrar la economía mexicana a la norteamericana pese a la desigualdad entre las partes. Hoy, como ya se señaló, ese intercambio comercial con Estados Unidos llega a 531 mil millones de dólares, a lo que de- be añadirse el rubro de servicios: alrededor de 60 mil millones de dólares anuales. El 80% de las exportaciones mexicanas de ma- nufacturas se dirigen a Estados Unidos y de ahí recibe 50.2% de sus importaciones (2012). Por ello la sorpresa, temor e incerti- dumbre que se han extendido en México ante la posibilidad de que Trump, como presidente, cumpla total o parcialmente con su proyecto de deportar a millones de mexicanos y de revertir la integración económica con México con medidas arancelarias.

El fondo del problema

En la historia mundial contemporánea hay ejemplos dramáti-

2 Newsday (9 de noviembre, 2016).

3 Cálculo del PewResearch Center, Jens Manuel Krogstad, Jeffrey S. Passel y

D’Vera Cohn, 5 facts about ilegal immigration in the U. S. (noviembre 3, 2016), http://

pewrsr.ch/2f5DxP0.

4 https://www.bloomberg.com/politics/videos/2016–09–27/trump-nafta-is-worst-trade-

deal-ever-signed.

5 http://money.cnn.com/2016/09/15/news/economy/trump-tariff-ford-mexico/.

REPORTE ESPECIAL

cos del papel que un líder puede jugar en la dirección que to- me la política interna y externa de su país. A la mente vienen, de inmediato, no sólo los nombres de Hitler y Stalin, sino tam- bién de Gandhi, Roosevelt o Mandela. Sin embargo, el ascenso e importancia que esas figuras adquirieron se explica finalmen- te por el contexto social y una situación de crisis o circunstan- cias de injusticia extrema en sus países o en el sistema interna- cional. En contraste, en los Estados Unidos de 2016 que eligió a Trump no había, no hay, ninguna crisis económica ni amenaza externa que explique al personaje. La economía creció a 3.5% en el último trimestre de 2016 6 y el desempleo se encuentra en mí- nimos (5%). Sin embargo, el sentido de injusticia sí ha anidado en una parte de la sociedad norteamericana. Finalmente, el ca- risma de Trump –esas cualidades personales excepcionales que, en situaciones fuera de lo ordinario, le permiten a un individuo imponer su voluntad sobre otros y transformarlos en seguido- res– no parece alcanzar los niveles de ninguno de los grandes lí- deres históricos, pero resulta que el de su rival fue mucho me- nor o inexistente. ¿Cómo explicar entonces que Trump haya podido imponerse en las elecciones primarias y luego recibir 61.2 millones de vo- tos en las presidenciales? Y todo sin haber llegado a formular un proyecto coherente de futuro, salvo el compromiso de volver a “hacer grande a Estados Unidos”. Un primer paso en la explica- ción es la naturaleza absurda del sistema electoral; uno que da la última palabra a un Colegio Electoral donde la representación es por estados, lo que permite que alguien sea declarado vence- dor pese a no tener la mayoría del voto ciudadano. Pero dejemos de lado esa peculiaridad del sistema norteamericano y vayamos a la naturaleza misma de la contienda electoral. La candidata demócrata, Hillary Clinton, esposa de un expre- sidente, tuvo más votos directos pero nunca despertó gran en- tusiasmo entre sus partidarios. Además, los malquerientes de la demócrata estaban concentrados en estados clave para el conteo en el Colegio Electoral. De ahí que muchos observadores conclu- yeran: Trump ganó los estados clave no por él mismo sino ¡por no ser Hillary Clinton! Y es que la señora Clinton –y antes los precandidatos repu- blicanos descartados por el fenómeno Trump en las primarias–, no entendió lo que el multimillonario neoyorquino sí entendió y muy bien: que en una amplia zona de la sociedad norteamerica- na había una fuerte concentración de malestar, frustración y ra- bia por la forma en que la élite política –demócrata y republica-

6 http://www.tradingeconomics.com/united-states/gdp-growth.

Clinton. El azoro

Clinton. El azoro AP photo / Andrew Harnik 2098 / 15 DE ENERO DE 2017 9

AP photo / Andrew Harnik

Eduardo Miranda

La “amenaza” mexicana
La “amenaza” mexicana

LUCÍA LUNA

M éxico es el tema central de las

elecciones en Estados Unidos.

En medio de crecientes proble-

mas económicos, la presencia

masiva de inmigrantes de origen mexicano

–legales e ilegales– en territorio estaduni- dense alarma al gobierno de Washington y

a la población nativa. Se planean despidos

y deportaciones en masa. La tensión crece entre las dos comu- nidades y en ambos lados de la frontera. En México aumentan las voces para que el gobierno asuma una posición más firme. El presidente mexicano se confronta y el conflicto escala. Hay bloqueos, sabotajes y

algunos actos de violencia. Ambos países militarizan su frontera… Este escenario no se desarrolla en 2017, sino a partir de 2080, según las previsiones de George Friedman en su libro Los próxi- mos 100 años. Una perspectiva del siglo XXI. Con otra diferencia: que, de acuerdo con el especialista en prospectiva y geopolítica, para esas fechas México será una potencia económica regional que podría incluso desa- fiar la integridad territorial de Estados Unidos y, con ello, no sólo su hegemonía en el conti- nente americano, sino a nivel mundial. Nacido en 1949 en Hungría, en una familia judía que emigró a Estados Unidos, Friedman cursó estudios de ciencia política en el City College de Nueva York y en la

Universidad de Cornell, donde se especia- lizó en gobierno y estrategias internaciona- les. Sobre esta base fundó en 1996 Strat- for, una consultora dedicada a los temas de inteligencia, que dejó en 2015. Actualmente dirige un sitio web llamado Geopolitical futures, donde expone sus teorías. Colaborador del New York Times, Friedman se convirtió en un bestseller con otros títulos que hablan de lo que viene, como The future of war o The coming war with Japan. Sin embargo, llama la aten- ción la similitud del escenario que rodea el advenimiento de Donald Trump a la Casa Blanca con el cuadro de tensión entre México y Estados Unidos que describe en su prospectiva del siglo XXI, si bien los tiempos y la correlación de fuerzas no son precisamente coincidentes. De hecho Friedman se equivocó en sus pronósticos a corto plazo. Invitado a la Convención Nacional Bancaria en marzo de 2015, consideró que Hillary Clinton ganaría cómodamente la Presidencia de Estados Unidos. Aunque, ante los temores de los banqueros mexicanos, matizó que con Trump o sin Trump, y con o sin Tratado de Libre Co- mercio, la relación económica entre México y Estados Unidos seguiría siendo pujante. En el libro en cuestión, publicado por Doubleday en 2009, Friedman admite no tener “una bola de cristal”, sino seguir un método para comprender el pasado y anti- cipar el futuro, que “constituye un proceso racional y factible”.

Las predicciones

Friedman compara el escenario mundial con un tablero de ajedrez, en el cual los líderes y las políticas públicas son piezas

na– los había ignorado durante años y a los que la señora Clinton en un mal momento llamó “conjunto de deplorables”. Esos “de- plorables” se vieron a sí mismos como injustamente relegados por las élites políticas –personificadas por la Clinton– en el pro- ceso de evolución económica, social y cultural de Estados Unidos y tomaron su revancha. Para los “deplorables”, Trump representó la oportunidad de dar forma a una auténtica “rebelión de las masas”, para usar el concepto acuñado hace 90 años por José Ortega y Gasset. Pe- ro, y esto es fundamental, no de todas las masas norteamerica- nas, sino de unas muy específicas: las blancas, esas que consi- deran que el tipo de evolución que ha experimentado Estados Unidos en los últimos 30 o 40 años les ha cancelado su presen- te y, sobre todo, su futuro. Se trata de ciudadanos de origen eu- ropeo, que habitan en las zonas rurales de su país o en ciudades que una vez fueron el dinamo de la economía industrial como Detroit o Pittsburgh, pero que ahora ya no tienen importancia, donde las naves industriales están abandonadas o de plano son ya tierra baldía. Este grupo que fue la base del Partido Demócra- ta de Franklin Roosevelt y su New Deal en los 1930 y 1940, hoy no sólo se considera abandonado por el Partido Demócrata sino también por la dirigencia tradicional del Republicano. Es más, hay en ellos un sentido de traición por parte de todos los políti- cos tradicionales.

En 2015 y 2016 los blancos resentidos se volcaron en apoyo a un candidato sin carrera política, que se supone hizo su fortuna según las reglas del mercado y que deliberadamente se propu- so usar un lenguaje políticamente incorrecto y vulgar –similar al que emplean sus votantes– y abiertamente machista. Los resen- tidos estuvieron dispuestos a dar por buenas las vagas promesas de Trump y a creer un montón de exageraciones o francas false- dades sobre la candidata demócrata: “Hillary Clinton viola y ma- ta niños”, “es una alcohólica”, “los Clinton han asesinado al me- nos a veinte personas”, etc., (Mark Danner, The real Trump, New York Review of Books, 22 de diciembre, 2016). Trump supo leer muy bien y explotar mejor el resentimien- to y la ira acumulados en esa parte de la sociedad norteameri- cana blanca, trabajadora, sin grado universitario, habitante del mundo rural o de centros urbanos en decadencia y con bastan- te consciencia de lo injusto que es que hoy una minoría de mi- norías de los norteamericanos –0.1%– reciba un ingreso prome- dio de 184 veces el que llega a los bolsillos de 90% de quienes se encuentran en el fondo de la pirámide social, (Institute for Policy Studies. Inequality.org, Boston). Pero hay más. Si bien Trump, el multimillonario exitoso y creador de empleos, se identificó con los perdedores, no lo hi- zo con todos. Fue selectivo. Se identificó con los blancos y no con los pertenecientes a las minorías de color: afroamericanos

que se mueven en función de las circuns- tancias reales. Respecto a la geopolítica, sostiene, “se trata de amplias fuerzas impersonales que constriñen a los seres humanos y a las naciones a actuar en ciertas formas”. Entre ellas, el autor asigna un papel determinante a la geografía, fuente –o no– de desarrollo, pero también de apegos y de lealtades. “Si se entiende esto, se pueden trazar ciertas líneas a futuro”, asegura. Sobre esta base, asienta que Estados Unidos sustituyó a Gran Bretaña como potencia marítima, lo que lo convirtió en el pivote de la actividad económica mundial. “Quien controle el Atlántico y el Pacífico, controlará el comercio mundial; y quien controle el espacio, controlará los océa- nos”, expone Friedman. Para él, Washing- ton seguirá ejerciendo ese control durante este siglo. Eso no significa que Washington no sea desafiado. Al contrario. Los próximos 100 años estarán marcados por choques con naciones o coaliciones que buscarán restarle hegemonía. En este horizonte, observa actualmente tres desafíos princi- pales, encarnados en el mundo islámico, Rusia y China. Pero por causas económi- cas y geopolíticas que sería largo explicar, los desestima como verdaderos rivales de Estados Unidos y, por el contrario, ve a mediano plazo el surgimiento de otros tres retos: Japón, Turquía y Polonia. Este reacomodo, combinado con avan- ces técnicos, como la robótica; la búsqueda de energéticos alternos a los hidrocarburos, particularmente en el espacio; el decre- mento de la población mundial, que hará escasear la fuerza de trabajo en los países industrializados, y el cambio en los patro-

nes de migración por causas ambientales y económicas, serán los principales factores

que, según Friedman, llevarán a mediados de siglo a una guerra global encabezada por una sorprendente coalición turco-japonesa. Pero esa guerra, sostiene, sólo confir- mará que no hay ninguna potencia euroa- siática que logre disputarle la hegemonía

a Estados Unidos, el cual se mantendrá

como”el centro de gravedad del sistema

internacional” y gozará de “una etapa do- rada”. Luego se iniciará otra crisis y ahí se gestará el conflicto con México. En el último capítulo de su libro titulado 2080. Estados Unidos, México y la lucha por el epicentro global, Friedman sostiene que el imperativo geopolítico para Estados Unidos es dominar América del Norte. Y así como México perdió sus territorios fronteri- zos en 1848, después de 200 años “es- tará en posición de desafiar la integridad territorial de Estados Unidos y el balance completo del poder en Norteamérica”.

El desafío mexicano, dice, tendrá sus

raíces en la crisis económica de 2020, que se resolverá con nuevas leyes de migra- ción aprobadas en 2030 para incentivar la

inmigración y suplir la escasez de mano de obra. Llegarán migrantes de todas partes, pero sobre todo mexicanos, quiene se comportarán de manera diferente.

A diferencia de la mayoría de los inmi-

gantes, quienes se han asimilado o con- centrado en ciertas zonas o barrios pero nunca han dominado una región completa, dice, los mexicanos sí lo han logrado.

“Ellos no están separados de su patria por océanos o miles de millas… lo que les permite mantener sus vínculos sociales

y económicos”. Más que una diáspora,

subraya, “para una buena parte de la

e hispanos. Así, de manera no muy velada, el ahora pre- sidente electo reavivó y se benefició de un viejo fenóme- no de su país: el racismo. Fue Trump el que insistió en que Barack Obama, el primer presidente negro de Esta- dos Unidos, no era en realidad norteamericano y no te- nía derecho a estar en la Casa Blanca, lo que resonó muy bien entre su electorado que, con Trump como presiden- te, consideran “reconquistada” la mansión presidencial, construida por esclavos negros pero para que la habita- ran norteamericanos de cepa: blancos como Trump y su familia. 7 Y es aquí donde entra de lleno en la arena política norteamericana “el factor mexicano”. Trump identificó a los millones de mexicanos indocumentados no sólo co- mo criminales y violadores sino como ladrones de em- pleos de los verdaderos norteamericanos. Y, por exten- sión, también se vio igual a los mexicanos en México, al considerar que las empresas norteamericanas que al am- paro del TLCAN abrieron plantas en México eran respon- sables de la falta de empleo y de vitalidad en las regio- nes industriales deprimidas de Estados Unidos. Por eso

respon- sables de la falta de empleo y de vitalidad en las regio- nes industriales deprimidas

7 Una buena exploración y exposición del racismo de Trump y el

trumpismo la ha hecho en sus columnas de opinión de 2016 y 2017 en The New York Times, Charles M. Blow.

de Trump y el trumpismo la ha hecho en sus columnas de opinión de 2016 y

AP photo / Patrick Semansky

El muro. Eje electoral

REPORTE ESPECIAL

migración mexicana se trata de un simple movimiento transfronterizo”. Para ilustrarlo presenta un mapa de

la frontera, donde se observa una “obvia

concentración de pobladores de origen mexicano” desde el Pacífico hasta el Golfo de México; en muchos condados incluso llega hasta más de dos tercios. La mayoría de estos condados se ubica además en los territorios que antes pertenecían a México, lo que crea una sensación creciente de una frontera arbitraria o ilegítima. Así, aunque la frontera política con Méxi- co permanece estática, la cultural mexicana avanza hacia el norte. “En 2060 –escribió Friedman–, después de 30 años de estimular la inmigración, las áreas con 50% de mexicanos lo serán en casi 100%; las que tenían 25%, tendrán más de la mitad”.

Fronteras cambiantes

De forma paralela a esta inmigración masiva para apoyar la producción, entre 2030 y 2060 el boom de la economía de guerra de mediados de siglo incentivará el desarrollo acelerado de nuevas tecnologías para suplir los recursos humanos. Y el campo que más crecerá será el de la robótica. Ésta, a su vez, dará otro giro en la política migratoria. La crisis por la escasez de mano de obra habrá pasado y ahora Estados Unidos lidiará con un “excedente de población”, estimulado por la inmigración masiva y un incremento en la esperanza de vida. Con un problema adicional: el fomento a la inmigración estará arraigado en la política

y la cultura estadunidenses. Los despidos

masivos y el desempleo estructural serán

la norma y, si se suma un aumento en el

precio de los energéticos, la crisis de 2080 estára servida. Entretanto, mientras Estados Unidos

de este proceso. Pero cuando se dé cuen- ta de que México se ha convertido en una amenaza, “se alarmará en extremo”. No será

surgirá orgánicamente de la realidad geopo-

gobierno de Washington a aplicar medidas draconianas, muy similares a las que ahora propone Donald Trump:

está ocupado con sus guerras hegemó- nicas, Friedman cree que México puede

una confrontación planeada, “sino una que

“Mientras todo esto sucede, ciudadanos mexicanos que viven en Estados Unidos

seguir creciendo y pasar a ser una de las 10

lítica de los dos países

pero a diferencia

con visas de trabajo otorgadas decenios

primeras economías del mundo. Esto lo basa en tres factores: la exportación de petróleo;

de otros conflictos regionales, enfrentará al poder hegemónico mundial con un vecino

atrás son forzados a regresar a México, sin importar cuánto tiempo lleven en territorio

la

cercanía con el mercado estadunidense, el

emergente… que empezará a comportarse

estadunidense. El gobierno incrementa

mayor del mundo, y las remesas en dólares

de un modo sin precedentes”.

los controles en la frontera, no tanto para

enviadas por los inmigrantes mexicanos.

detener la inmigración, que prácticamente

Friedman hace notar también que México ha diversificado sus exportaciones

Escenarios inéditos

ha cesado, sino para cortar los vínculos entre México y los ‘mexicanos étnicos’; este

e

invertido los flujos de capital foráneo en

La crisis se iniciará como un asunto interno

fenómeno, sino como realidad geográfica.

control se presentará como una medidad de

el

desarrollo tecnológico, la industria y los

de Estados Unidos. La cultura anglosajona

seguridad. Éstas y otras acciones similiares

servicios. Significativamente, este estratega internacional incluye los fondos provenien- tes del crimen organizado, sobre todo el narcotráfico, que bien canalizados, según

ya no será dominante y el país será una en- tidad bicultural tipo Canadá, no sólo como

La cultura antes mayoritaria querrá destruir

irritarán a muchos mexicanos a ambos la- dos de la frontera, pero sobre todo servirán de combustible para los más radicales y amenazarán el vital comercio entre los dos

él, acaban integrándose a la economía legal

a

la minoritaria, “y si ésta es la extensión

países”, se lee en el libro.

y

promoviendo el crecimiento. Así, aunque visualiza múltiples crisis

de un país vecino, que piensa que sus con- nacionales habitan un territorio que antes

Temeroso de un flujo de millones de repatriados y presionado por su propia

internas, cree que hacia finales de siglo

le

fue robado, la situación puede tornarse

opinión pública, el presidente de México

México podrá emerger como una economía madura y balanceada, con una población estable. “Será la principal potencia eco- nómica de América Latina y constituirá un desafío para el dominio de Estados Unidos

explosiva”. Friedman acota que no todos los inmi- grantes mexicanos que habiten en la franja de 200 millas de la zona froteriza serán trabajadores pobres y mal capacitados.

también dispondrá el desplazamiento de sus tropas a la frontera. Y es en este punto donde Friedman lleva las tensiones entre ambos países al máximo, con manifesta- ciones masivas de protesta, acciones de

en América del Norte”, afirma Friedman.

También habrá un nutrido sector educado

sabotaje y pequeños actos terroristas

En términos geopolíticos, México nunca

y

con un buen nivel de vida que tendrá

aislados. La situación amenaza con salirse

se planteó recuperar los territorios perdidos frente a Estados Unidos, “porque era inútil”. Más bien se dedicó a mantener su cohesión interna, porque las políticas de su poderoso vecino siempre tuvieron un efecto desesta- bilizador. Pero en el siglo XXI, la proximidad estadunidense se convertirá en una fuerza estabilizadora y ayudará a incrementar el poder de México, sostiene el autor. Indiferente “como siempre” a los asun- tos mexicanos, Washington no se percatará

influencia en la economía y la política. Advierte, sin embargo, que éstos no necesariamente tendrán una postura homogénea. Unos se verán básicamente como estadunidenses; otros aceptarán esta filiación, pero reivindicarán un estatuto especial, un tercer grupo, el más pequeño, albergará intenciones secesionistas. Los sentimientos hostiles hacia los mexicanoamericanos y hacia México cre- cerán, hasta crear una espiral que llevará al

de control, mientras el mundo observa expectante, sin tomar partido. Al final, los mandatarios de ambos países se reúnen y distienden la situación, covencidos de que en realidad ninguno quiere la guerra. México porque no tiene la capacidad militar, y Estados Unidos porque no puede pacificar su frontera sur con el ejército como si se tratara de una nación extranjera. Y tampoco quiere invadir México…

en sus mítines se pudo escuchar el estribillo “built the wall, kill them all” (“construyamos el muro y matémoslos a todos”). En su- ma, el antimexicanismo fue una fuente de energía política del trumpismo. La demagogia de Trump hace caso omiso del hecho de que la pérdida de empleos en los centros industriales tradicionales norteamericanos se explica fundamentalmente por el cambio tecnológico y no por lo barato de la mano de obra mexicana o china. 8 Tampoco hace referencia al TLCAN como creador de em- pleos en Estados Unidos: alrededor de 200 mil al año. 9

Para concluir

Cuando Samuel P. Huntington, el famoso politólogo de Harvard, publicó Who are we. The challenges to America’s national identity, (Nueva York: Simon & Schuster, 2004), en México se debió ha- ber detectado una señal de peligro: que un sector de la sociedad norteamericana –el blanco y protestante– ya veía a la crecien- te población hispana –alrededor de millones– como una ame- naza a sus valores, a su identidad nacional y que podía reac-

8 Casselman, Ben, Manufacturing Jobs Are Never Coming Back, https://fivethirtyeight. com/features/manufacturing-jobs-are-never-coming-back/.

9 Council on Foreign Relations, http://www.cfr.org/trade/naftas-economic-impact/

p15790.

cionar, si alguien lo encabezaba, contra la creciente presencia

documentada e indocumentada de mexicanos en lo que algu- na vez fue territorio mexicano. Ahora bien, ese identificar a Mé- xico como un peligro para Estados Unidos tiene consecuencias:

el rechazo político y económico y la amenaza de una nueva de-

portación masiva. En 2009 George Friedman, un analista norteamericano de los procesos políticos mundiales y futurólogo, publicó The next

100 years. A forecast for the 21st century (Nueva York: Double- day). El último de los 13 capítulos de este libro está dedicado

a examinar las causas que llevarán a una guerra entre Méxi-

co y Estados Unidos. Y las causas están en la gran migración de mexicanos hacia el país del norte, originada en factores económicos, demográficos y tecnológicos, y en la concentra- ción de mexicanos en zonas norteamericanas que antes fue- ron mexicanas. Friedman consideró que las causas del con- flicto madurarían alrededor de 2060 y harían crisis alrededor del año 2080. Pareciera como si Trump hubiera leído a Friedman –cosa im- probable– y hubiera decidido adelantarse medio siglo para sor- prender a México en las peores condiciones posibles. Como quie- ra, lo realmente importante no es Trump sino las razones por las cuales el trumpismo se ha convertido en una fuerza antimexica-

na y que puede sobrevivir a Trump. sino las razones por las cuales el trumpismo se ha convertido en una fuerza antimexica- 12

Eduardo Miranda

REPORTE ESPECIAL

Enemigo jurado
Enemigo jurado

(Cuarta y última parte)

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO M. *

E n agosto de 2000, Vicente Fox, recién electo presi- dente, fue recibido como héroe de la democracia en Washington, donde se entrevistó con el mandatario Bill Clinton y con el candidato demócrata a la Presi- dencia Al Gore. Días antes de viajar a Washington, Fox sorpren-

dió al responder a la pregunta “¿le gustaría ver una frontera abierta entre México y Estados Unidos?” con un “sí, dentro de 10 años… Eso es a lo que debemos aspirar”. Su declaración fue interpretada como una visión de mediano plazo en la cual la lí- nea divisoria entre ambos países ya no sería necesaria pues, como estaba aconteciendo en la Unión Europea, la integración económica y eventuales acuerdos migratorios entre México y Estados Unidos harían de la línea fronteriza una división cada vez más tenue.

En 2016 Donald Trump conquistó al elector estadunidense y llegó a la Casa Blanca prometiendo que erigirá un muro entre los dos países, “una grande y hermosa pared… Y me encargaré de que la paguen los mexicanos”. ¿Qué pasó en México, en Estados Unidos y en la propia rela- ción bilateral para que en 16 años una visión diametralmente opuesta a la de Vicente Fox, la de Donald Trump, haya sido corro- borada por el electorado del vecino del norte?

La imagen de México en Estados Unidos

Habría que empezar por tomar en cuenta cómo se ha visto Méxi- co desde Estados Unidos en estos primeros días de 2017. Precisa- mente cuando el presidente electo Trump se prepara para tomar las riendas del país y empezar a construir el muro fronterizo,

La frontera. Profundizar la distancia

del país y empezar a construir el muro fronterizo, La frontera. Profundizar la distancia 2098 /

Octavio Gómez

Videgaray, un canciller “alineado” MATHIEU TOURLIERE L a comunidad de negocios estaduni- dense en México
Videgaray, un canciller “alineado”
MATHIEU TOURLIERE
L a comunidad de negocios estaduni-
dense en México ve con buenos ojos
el nombramiento de Luis Videgaray
Caso como secretario de Relaciones
Unidos. Aseveró que renegociaría el Trata-
do de Libre Comercio de América del Norte
e impondría aranceles a las empresas que
producen bienes en México para el merca-
do estadunidense.
El pasado martes 3, la empresa Ford
anunció la cancelación del proyecto de
construir una planta de ensamblaje en San
Luis Potosí. Aunque la empresa afirmó
que esta decisión derivó de una estrategia
comercial interna, Trump se atribuyó de
inmediato el mérito de la cancelación y

Exteriores: siempre ha estado “muy alinea- do” con sus intereses y será un “interlocu- tor muy válido para llevar adelante la nego- ciación” con la administración de Donald Trump, dice en entrevista el argentino José María Zas, director general de American Express en México. El ejecutivo, también presidente de la Cámara de Comercio Estadunidense en México (American Chamber of Commerce of Mexico, A. C. o Amcham), considera que el comercio será “el tema número uno” de la relación de los gobiernos mexicano y estadunidense. Según Zas, las empresas afiliadas a la Amcham aprecian a Videgaray, quien ideó y organizó la polémica visita de Trump a Los Pinos, junto con Jared Kushner, yerno y director de campaña del magnate. La razón: el exsecretario de Hacienda “siempre estuvo muy alineado” con la cá- mara, a la que “ayudó mucho, en muchas cosas”, subraya. Confirma que la Amcham tiene un canal de comunicación directo con el nuevo canciller y, de hecho, “lo tenemos con todas las secretarías”, precisa. Durante su campaña electoral Trump prometió a los electores estadunidenses que adoptaría medidas proteccionistas para conservar los empleos en Estados

aseveró, en su cuenta de Twitter, que “sólo es el inicio, vienen muchos más”. Los siguientes dos días, el magnate fusti- gó en la red social a General Motors y Toyota –de origen japonés–: denunció sus decisio- nes de fabricar el modelo Chevrolet Cruze en Ramos Arizpe, Coahuila, y de abrir una planta de ensamblaje en Guanajuato, respectiva- mente. “Fabriquen en Estados Unidos o paguen grandes aranceles”, amenazó.

El pasado lunes 9, Sergio Marchionne,

presidente ejecutivo de Fiat Chrysler, afirmó que consideraba “bastante posible que ten- gamos que retirarnos” de México si Trump impone tarifas aduaneras muy altas. La empresa opera ocho plantas de producción en Saltillo y Toluca, en las que trabajan 10 mil personas.

Y en la conferencia de prensa que dio el

miércoles 11, Trump confirmó que pondrá un “gran impuesto fronterizo”. Les dijo a las empresas:

“Si creen que podrán vender (los productos fabricados en México) a través de una frontera muy, muy porosa, no una frontera débil –de hecho ni tenemos fron- tera, es un colador roto–, están equivoca- dos. Pagarán un impuesto fronterizo muy pesado.”

A la expectativa

Zas reconoce que la actitud de Trump “trae nerviosismo” en la comunidad de negocios. “Algunos lo interpretan como agresividad; yo lo interpreto más como picardía políti- ca. Trump está haciendo un buen trabajo mediático a través de Twitter; lo hace muy inteligentemente, lleva buenas noticias a la sociedad estadunidense”, añade.

las imágenes de los saqueos por el gasolinazo en prácticamen- te toda la República Mexicana han llegado en directo y a todo co- lor a los hogares estadunidenses. También habría que imaginar- nos cómo se tomó la noticia de la segunda fuga del criminal más buscado en todo el continente, El Chapo Guzmán, a quien le cons- truyeron un túnel hasta su propia celda. Finalmente habría que ponerse en los zapatos de los pobladores de El Paso, Texas, en 2010, cuando su ciudad gemela –Ciudad Juárez– se convirtió en la más peligrosa del mundo, con una tasa de 229 homicidios por cada 100 mil habitantes. Según una encuesta realizada en junio del año pasado en Es- tados Unidos (levantada por Vianovo y GSD&M), 65% de los esta- dunidenses considera a México un país inseguro para ser visita- do: 31% muy inseguro y 34% inseguro. Es decir, en el imaginario estadunidense nuestro país está en la liga de los más peligrosos del continente y del mundo. Por ejemplo, en la misma encuesta 67% y 66% considera a El Salvador y Colombia, respectivamen- te, como peligrosos para viajar. En la pregunta abierta “¿cuál es tu visión de México?”, las tres primeras respuestas son: un país de drogas, cárteles, narcotraficantes y violencia (36%); no lo co- nozco lo suficiente (16%) y corrupción (12%). O bien, cuando en la misma encuesta se pregunta cuáles son las primeras palabras que te vienen a la mente cuando piensas en México, las respues- tas más recurrentes son: drogas (encabezando la lista con 31%), pobreza (13%), corrupción (12%) y migración ilegal (7%).

Aunque en décadas anteriores no hay encuestas compara- bles a la que se cita, mi argumento es que si bien México nunca ha gozado de una gran reputación en el vecino del norte, la ima- gen de nuestro país se ha deteriorado extraordinariamente en los últimos 10 o 12 años, en especial a causa de la crisis de vio- lencia que experimentamos desde 2007 así como por el fallido debate migratorio en Estados Unidos. Cronológicamente hay que empezar por el debate migrato- rio. Éste arranca en 2004, justo cuando el presidente George W. Bush pretende reelegirse. El texano hizo un llamado a mejorar lo que llamó un sistema migratorio “roto”. Durante su segundo cuatrienio (2005-2009) y la primera presidencia de Barack Obama (2009-2013) hubo un intenso y divisivo debate en el vecino país sobre la conveniencia o no de realizar una reforma migratoria. Los esfuerzos de los presidentes Bush y Obama y de legis- ladores progresistas, como Edward Kennedy (extinto demócrata de Massachusetts), fueron literalmente enterrados por una ava- lancha de xenofobia antimigratoria liderada por figuras mediáti- cas archiconservadoras, como el locutor de radio Rush Limbaugh o Lou Dobbs. El segundo mantuvo un programa diario en CNN, Lou Dobbs Tonight, de 1980 a 2009, en el que en sus últimos años presentaba a diario un segmento titulado Frontera rota para in- sistir en que los inmigrantes mexicanos estaban invadiendo el país. Los gritones extremistas de la radio y la televisión ganaron por amplio margen el debate migratorio e impidieron la reforma.

REPORTE ESPECIAL

Hasta ahora ninguna empresa afiliada

a la Amcham ha recibido instrucciones del

equipo de Trump para reubicar su produc- ción en Estados Unidos, dice. “Por ahora” no están en peligro las manufacturas de capital estadunidense establecidas en

México, pero estima que las inversiones en México se detendrán en los próximos seis meses, por lo menos:

“Como no son claras las reglas del jue- go, por sentido común básico (como inver- sionista) quiero ver qué va a pasar, como

lo queremos saber todos. A la medida que

se esclarezca el panorama, yo creo que los

buenos tiempos van a volver”, sostiene el ejecutivo. “Queremos ver cuál es el resultado

final del partido cuando el juego todavía no empezó”, ejemplifica. Añade que a partir de la toma de posesión de Trump, iniciarán las negociaciones y el diálogo con la nueva administración. “Por eso es importante que el gobierno mexicano, a través de Videgaray, tome el liderazgo y empiece a tener reuniones con

la nueva administración para ver cuáles son

los puntos que están en discusión”, plantea. La Amcham vela por los intereses de

más de mil 400 empresas afiliadas, entre ellas gigantes de las industrias automotriz, refresquera y química, aerolíneas, con- sultorías globales, empresas petroleras y corporaciones del sector de las nuevas tecnologías, las cuales suman 70% de las inversiones extranjeras en México. Esa cámara pretende “actuar y ser considerada líder de opinión en la comuni- dad de negocios estadunidense, ayudando

a moldear positivamente las políticas que

impactan el entorno de negocios entre

México y Estados Unidos”. Zas afirma que

la Amcham cabildeará en Washington para

defender el acuerdo de libre comercio.

La sorpresa

El anuncio de que Ford cancelaba la instalación de su planta en San Luis Potosí tomó por sorpresa al gobierno del estado. Gustavo Puente Orozco, secretario de Desarrollo Económico, dice que diaria- mente estaba en contacto con la empresa automotriz, a la que reportaba los avances de la remodelación del terreno donado para

la fábrica. En ningún momento la empresa

aludió a una posible cancelación. Es más, dice Puente, el pasado 2 de diciembre Mark Fields, director general de Ford Motor Co., reiteró la intención de tras- ladar la producción de su modelo Focus desde una fábrica de Michigan a San Luís Potosí, pese a las amenazas de Trump. Puente no se esperaba la llamada ma- tutina del martes 10. “Yo pregunté: ‘¿Cómo, lo van a posponer?’ Y me contestaron que

no, que cancelaban el proyecto”, recuerda en entrevista con Proceso. El directivo de Ford le explicó que la empresa había toma- do esa decisión por estrategia. Sin embargo, las obras en el terreno ya estaban avanzadas: prácticamente estaban listas 100 hectáreas, de las 280 que cubriría la planta, además de que se había iniciado la instalación eléctrica, el tendido de fibra óptica y la construcción de pozos de agua

y de la primera nave. En un convenio firmado en abril de 2016, el gobierno de San Luis Potosí ofre-

ció a Ford un paquete de incentivos: junto con el gobierno municipal de Villa de Arria- ga, se comprometió a comprar y dotar de

infraestructura el terreno de 280 hectáreas, conectarlo con la vía ferroviaria –operada por la empresa estadunidense Kansas City Southern de México– y donarlo a Ford. Según el acuerdo, el estado eximiría

a Ford de pagar impuestos sobre nómina durante 10 años y asumiría los gastos de “todas las licencias y autorizaciones fede- rales, estatales y municipales”. Además,

el municipio condonaría a Ford el total del

impuesto predial y el impuesto sobre la

adquisición final del terreno.

A su vez, Ford pagaría a sus empleados

mexicanos un promedio de 2.9 dólares por hora, cerca de una décima parte de los 26 dólares por hora que gana un trabajador

del sector automotriz sindicalizado en Esta- dos Unidos, según The Wall Street Journal.

A cambio, la empresa automotriz inverti-

ría alrededor de mil 600 millones de dólares durante siete años, generaría aproximada- mente 2 mil 800 empleos directos e intenta- ría “dar preferencia a proveedores locales”. Tres empresas extranjeras –que Puente no quiere identificar– pretendían surtir la planta de Ford y también cancelaron sus planes de instalarse en San Luis Potosí. “Por supuesto que es una mala noticia”, reconoce. De acuerdo con Zas, México todavía tiene ventajas competitivas para recibir inversiones. “Si Estados Unidos no hubiera integrado su industria automotriz a México, GM y Ford hoy no existirían. Estos son los temas que es importante platicar en una mesa de diálogo con la nueva administra- ción”, afirma.

También crearon una imagen de una frontera de papel que es- taba siendo penetrada por todo tipo de indeseables mexicanos. La narrativa de un México violento y corrupto se instaló en Estados Unidos con relativa facilidad de cara a la escalada de vio- lencia que sobrevino en nuestro país a partir de 2007 y al terre- no fértil propiciado en la opinión por los grandes ataques contra la reforma migratoria. En diciembre de 2008, por ejemplo, la revista mensual For- bes publicaba una aparatosa portada, “México se derrite” (Mexico’s Meltdown), y el influyente reporte de inteligencia Stratfor Report se- ñalaba que el país vivía la tormenta perfecta: problemas poselecto- rales, un incremento alarmante de la violencia y una recesión eco- nómica producto de la crisis financiera iniciada en Wall Street. Estas imágenes de un México en vilo no sólo se multiplicaron en los medios de comunicación conservadores, como Fox News, sino también en prensa prestigiada y liberal como el rotativo Los Angeles Times, el cual creó una sección especial en su sitio web, Mexico Under Siege, en donde se concentraban todas las notas so- bre el narco y la criminalidad. En conclusión, esta deteriorada imagen de México en Esta- dos Unidos creó un espacio de opinión pública propicio a aplau- dir las propuestas de un candidato extremista –construyamos un muro en la frontera sur para que no se cuelen los criminales y violadores; para que la inseguridad y violencia del vecino del sur no nos salpique–.

y violencia del vecino del sur no nos salpique–. AP photo / Pablo Martinez Monsivais Obama.

AP photo / Pablo Martinez Monsivais

Obama. Triste salida

Eduardo Miranda

nes Migration Policy Institute, sólo hay 820 mil in- migrantes con antecedentes criminales. El escenario más adverso para México es que el republicano, una vez presidente, denuncie el TLCAN. Sólo necesita invocar el artículo 2205 y Estados Unidos estaría fuera del tratado en seis meses. Este hecho sería catastrófico para la eco- nomía de nuestro país. Sin embargo, Trump, de acuerdo con el New York Times, señaló la semana pasada que renegociaría el TLCAN y que el pago del muro sería parte de la negociación. Es decir, aparentemente habrá un escenario cuesta arriba de renegociación, pero no de franca adversidad.

La estrategia de Peña: apaciguar

“The borderline”. Símbolo nefando

Ante el abanico de opciones de cómo enfrentar

al próximo habitante de la Casa Blanca, el presi-

dente Peña Nieto ha optado por uno de los extre- mos, apaciguar. El otro extremo, la confrontación, sería, en tér- minos de política interna, el más redituable. Según las encuestas de Alejandro Moreno de El Financiero, Andrés Manuel López Obra- dor ha ganado puntos por sus posiciones de franco antagonis- mo frente al republicano. Ante el cambio más importante del ta- blero geopolítico global que implicó la elección presidencial de Estados Unidos, Peña Nieto movió sus piezas y puso al frente de su estrategia de apaciguamiento a su hombre más cercano, quien fuera el artífice del acercamiento al Trump candidato, Luis Videgaray.

El nuevo canciller tendrá su prueba de fuego justo en el terre-

no económico-comercial. Debe asegurarse de que Trump, conside- rablemente impredecible, apueste por la renegociación del TLCAN. Como sea, la negociación permitiría al gobierno mexicano comprar tiempo, el cual es de enorme relevancia ante un Trump que tendrá prisa al llegar a la oficina oval. La renegociación dará margen a las grandes corporaciones ganadoras del libre comer- cio –como la automotriz y la aeroespacial– para hacer llegar su

mensaje al presidente-empresario: acabar con el TLCAN será un pésimo negocio. El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, lo explicó así a los embajadores y cónsules mexicanos: “No co- nozco empresario que no cuide su negocio”. Negociar un acuerdo comercial con la administración de Trump llega en un momento difícil para el debilitado gobierno de Peña Nieto. La negociación requerirá de liderazgo, disciplina, recursos y coordinación. En la negociación del TLCAN el líder in- discutible fue el entonces presidente Carlos Salinas.

A los mexicanos debe quedarnos claro que Trump es un ene-

migo jurado, como en su momento lo fue James K. Polk, el presi- dente que ordenó la invasión a nuestro país en 1846. Trump no comandará una invasión. Sí hará escarnio de nues- tro país y de nuestra gente como presidente, como ya lo hizo co- mo candidato. Lo que México ya perdió es margen de error y pa- ra divisiones internas. La lección histórica es clara: perdimos la mitad del territorio porque se juntó la división nacional con el expansionismo estadunidense. Si no logramos consensos nacio- nales ante la embestida, seremos presa fácil del depredador que llegará a la Casa Blanca el próximo viernes 20. El advenimiento de la presidencia del republicano también supone un escenario optimista pero ciertamente remoto: los mexicanos nos unimos ante el enemigo jurado, Donald Trump. Las élites mexicanas, en especial la clase política, dejan de lado sus mezquindades y se abocan a dar la pelea a quien con gozo e insolencia nos tacha de criminales y violadores.

Las amenazas

Son tres las grandes amenazas de Trump hacia México: levantar el muro en la frontera, deportar masivamente a connacionales y denunciar el TLCAN. La más preocupante es la última. En los temas fronterizo y migratorio México está literalmen- te acostumbrado a las fricciones con el vecino del norte. Más aún, en la última década en ambos temas hemos experimenta- do grandes desencuentros. Por el contrario, la cooperación comercial y económica entre ambos países ha sido profunda y sofisticada. El TLCAN ha sido el instrumento fundamental de la cooperación México-Estados Unidos del último cuarto de siglo. El tratado se negoció justo a raíz de que se transformó el mo- delo económico mexicano, de uno basado en sustitución de im- portaciones a otro que privilegiaba la exportación de manufac- turas. Según este último modelo, mantener abierto el mercado de Estados Unidos para nuestras exportaciones y un flujo hacia México de inversión extranjera (principalmente estadunidense) sin trabas, es fundamental para el bienestar económico. En 2005 la Cámara de Representantes aprobó la ley para el control de la inmigración, el antiterrorismo y la protección de las fronteras, conocida como Ley Sensenbrenner. Esta ley autorizó la construcción de 700 millas de bardas entre México y Estados Unidos. Fue una medida totalmente unilateral, que en su mo- mento dañó la relación bilateral y la vida fronteriza. Trump ya señaló que el fundamento legal para levantar su “hermoso muro” será esa ley. El muro será una afrenta más y tendrá consecuencias negativas no sólo en la frontera, sino en la relación bilateral en su conjunto. Sin embargo, su construcción tomará tiempo; varios años seguramente. El republicano, auto- ritario y bravucón, se asegurará de que en los primeros 100 días de su presidencia comience a erigirse el muro. Pero construir un muro a lo largo de los casi 3 mil 200 kilómetros de frontera re- querirá un esfuerzo político y presupuestal que, a mi juicio, se irá desvaneciendo ante el cúmulo de problemas que el republicano enfrentará una vez instalado en la oficina oval. Entre Bush y Obama deportaron a más de 4 millones de perso- nas, casi 3 millones de ellas, mexicanos. En 2012, el pico de la de- portación, el Departamento de Seguridad Interna deportó a cerca de 300 mil mexicanos. Según Marco López, un joven político mexi- cano-estadunidense, quien fungiera como coordinador de aseso- res de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, la burocra- cia estadunidense sólo tiene capacidad instalada para deportar a 400 mil personas al año. Sería terrible que volviera a la cacería de 2012. Pero según los expertos, simplemente no hay capacidad pa- ra deportar a millones por año. Más aún, los números de Trump, “deportaré a los 3 o 4 millones de migrantes con récord criminal”, no dan. Según un reporte del prestigioso centro de investigacio-

* Doctor en ciencia política por la Universidad de Georgetown, miem- bro del Sistema Nacional de Investigadores y jefe del Departamento

Académico de Estudios Internacionales del ITAMde Georgetown, miem- bro del Sistema Nacional de Investigadores y jefe del Departamento 16 2098 /

Para el investigador interdisciplinario John Saxe-Fer- nández, México está atrapado entre su gobierno, que responde a los “country managers” del capital interna- cional, y las fuertes presiones económicas y políticas que implica la llegada a la Presidencia de Estados Uni- dos de Donald Trump, un machista xenófobo. En entre- vista, el académico explica las relaciones perversas de poderes que propician cambios legales y políticas idó- neas para dejar a las naciones inermes ante el saqueo. Sin embargo, el estudioso enfatiza que existen salidas políticas.

“Hay que dar la pelea”: John Saxe-Fernández
“Hay que dar
la pelea”:
John Saxe-Fernández

REPORTE ESPECIAL

JUDITH AMADOR TELLO Y ARMANDO PONCE

C on la historia en la mano, el con- texto presente, la ley de seguri- dad interna en puerta y la vista puesta en la transición política de 2018, John Saxe-Fernández, académico del Centro de Inves-

tigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y

Humanidades de la UNAM, plantea los es- cenarios a los que se enfrentará México con la llegada Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos el viernes 20.

Los liga inexorablemente al gasolinazo

y la explosión social de los días posteriores

a su anuncio, porque a decir del intelectual,

autor de La compraventa de México, Terror e imperio y La energía en México: situación y al- ternativas, todo forma parte de un progra- ma impuesto hace más de tres décadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Banco Interame- ricano de Desarrollo (BID), organismos que representan los intereses del Departamen- to del Tesoro de Estados Unidos. Premio Nacional de Periodismo 2008, Saxe-Fernández recuerda las definicio- nes que tanto Bernie Sanders como Tony Schwartz dieron recientemente sobre Trump. El primero dijo que es “un menti- roso patológico”, en tanto su escritor fan- tasma, quien aparece como coautor con el magnate del libro El arte de la negociación, considera que es un sociópata.

El arte de la negociación , considera que es un sociópata. Aceves, Peña, Castañón. Cúpulas Benjamín
Aceves, Peña, Castañón. Cúpulas Benjamín Flores
Aceves, Peña, Castañón. Cúpulas
Benjamín Flores
León-Portilla. “Sentido surrealista” Columba Vértiz
León-Portilla. “Sentido surrealista”
Columba Vértiz

M iguel León-Portilla, especialis- ta en culturas prehispánicas del centro del país e interrelaciones culturales entre el noroeste de

México y el suroeste de Estados Unidos, alza la voz para criticar la decisión de Do- nald Trump de obligar a México a reembol- sar el muro fronterizo:

“Me parece que tal afirmación tiene un sentido surrealista. Es la de un prepotente que prescinde de la realidad y actúa como

Añade su machismo, su xenofobia, y establece, tras seguir todo el proceso elec- toral de Estados Unidos –en el cual fue eli- minando “uno a uno” a 17 contrincantes con el discurso de que chinos y mexicanos les roban el trabajo a los estadunidenses y están siendo invadidos por los musulma- nes– que Trump logró tocar “fibras impor- tantes” porque hay un malestar en la clase trabajadora blanca, a la cual “le han quita- do el sueño americano” porque sus sala- rios no han subido en décadas. Nunca, remarca el profesor, se desvió de esa línea de “guerra de clases, siendo un multimillonario, y logar ganar”. Lo hace en un contexto en el cual el mundo ya no es bipolar, tras la caída de la Unión Soviética, pero tampoco (como han dicho otros espe- cialistas) hay un control monopolar de Es- tados Unidos, sino una “creciente multipo- larización”, y así se manifiesta en el Brexit y en la presencia, para el caso de México, de empresas como Volkswagen, Toyota, inver- siones farmacéuticas, bancos europeos, ja- poneses, chinos. “Pero nos agarra a nosotros con una clase gubernamental que ya tiene 36 años siguiendo diseños precocidos por el FMI a nivel macroeconómico, por el BM por ra- ma, y por el BID, pero hay que entender que estos no son organismos económicos internacionales, esa es una verdad a me- dias: son instrumentos del Estado esta- dunidense, montados en Bretton Woods.

EU se acerca a su decadencia

COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE

si fuera señor y juez universal. Su posición

debería darle vergüenza, lo mismo que a sus conciudadanos.” Para el autor de La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes y Visión de los vencidos, las amenazas del republicano a las empresas estadunidenses que preten- den invertir en México es “inconcebible

actitud ante un país que ha sido socio y aliado en situaciones tan difíciles como la Segunda Guerra Mundial”. Al mismo tiempo le parece normal esa postura “en un país que arbitrariamente ha impuesto el bloqueo económico a Cuba;

y para México defender a Cuba ha sido

defenderse a sí mismo”, dice con enfado el entrevistado, adscrito al Instituto de Investi- gaciones Históricas de la UNAM. Y agrega: “Desde que alcanzamos la Independencia, Estados Unidos ha tratado de imponernos su voluntad, cual si fuera gobernante supremo de este continente”. –¿Qué le preocupa de los ataques y crí-

¡El Tesoro de Estados Unidos es dueño del 51% de las acciones del BM!” Recuerda que Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2001, hizo una “leve crí- tica” a los programas de globalización, sien- do el economista en jefe del BM. Ello causó que en 1999 el entonces secretario del Te- soro, Larry Summers, ordenara su despido y no se le permitiera jubilarse. Así lo reveló el propio Stiglitz al periodista Greg Palast,

ticas que Trump hace sobre los mexicanos indocumentados? –Trump ejemplifica el racismo, la impo- sición y el desprecio discriminatorio. Como historiador pienso que mientras más siga por ese camino, su país se acerca más a lo que será su decadencia. Aquello de que “a cada capillita le llega su fiestecita”, la histo- ria lo confirma. Los imperios, mientras más arrogantes y ambiciosos, se acercan más a su fin. La historia tiene muchos ejemplos de esto. A mí me gustaría ser testigo de la de- cadencia final del país al que el historiador Marcelino Menéndez Pelayo llamó “coloso de los pies de arcilla”.

Creo conocer ese país

Jeff Sessions, a quien Trump propuso como fiscal general, promete combatir el tráfico de drogas procedente de México, así como aplicar sin dilación las leyes migratorias so- bre los indocumentados. ¿Qué puede decir

colaborador del London Observer y Newsnight de la BBC de Londres, en octubre de 2001. El reportero cuenta que el extecnócra- ta les ayudó además a traducir del idioma “burocratés” un documento clasificado co- mo confidencial del BM titulado “Estrate- gia de asistencia de país”. En él se descri- ben los cuatro pasos que los organismos antes mencionados imponen a los países a los cuales otorgan créditos.

Saxe-Fernández. Opciones Miguel Dimayuga
Saxe-Fernández. Opciones
Miguel Dimayuga

REPORTE ESPECIAL

sobre esto?, se le pregunta a León Portilla “Que también debiera prometer per- seguir a los traficantes de su propio país

y no solamente de drogas, sino también a

los de armas. La mentalidad de nuestros vecinos es puritana. Ven la paja en el ojo

ajeno pero no la viga en el propio. Yo estu- dié varios años en Estados Unidos y creo conocer ese país. Siempre se dan baños de pureza, predican el bien, la democracia,

la justicia, pero en la realidad sus prédicas

se deberían dirigir a sí mismos.” Experto en lengua y literatura náhuatl, códices y defensa de los derechos indí-

genas, el investigador de 90 años señala que “el tráfico de armas procedentes de Estados Unidos trae muerte y violencia a México”. Y acentúa: “En vez de estar acusán- donos debía de atender también a los males incontables que nos han causado

y nos causan. ¿Es poco habernos robado

la mitad de nuestro territorio?, ¿es propio estar amenazándonos constantemente siendo eternos cobradores de lo que Fidel Castro llamó, no deuda externa de México, sino deuda eterna de los Esta- dos Unidos? Es imposible no repetir aquí

la frase que se atribuye a Porfirio Díaz:

Esos antecedentes son, a decir de Saxe- Fernández, “tremendamente importantes para pensar lo que viene en la relación de México con Estados Unidos con alguien co- mo Trump, que está realizando acciones de agresión económica desde Twitter, con mil 600 millones (de dólares de inversión origi- nalmente destinada a México) que niega la Ford, por ejemplo”. Considera que todo ello forma parte del contexto de la sucesión presidencial

y de lo que está pasando aquí, “en fun-

ción de algo tan grave para México como

es el gasolinazo”. Para muestra menciona

el hecho de que el magnate de bienes in-

mobiliarios eligiera a Rex Tillerson, ejecu-

‘Pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos’. Yo creo que todo lo que digamos de ellos en ese sentido es muy poco. –¿Cómo califica el papel de Estados Unidos para con México en tiempos pasados? –A mi parecer ha sido malísimo. Siem- pre dicen que les debemos algo. Somos como el cordero de la fábula al que acu- saba el león de que le estaba ensuciando el agua que corría más abajo. De veras que si la historia conlleva ejemplos de justicia, los racistas y discriminadores de ese país tienen un futuro sombrío. Y ya no digo más porque seguramente me ficha- rán para que no vuelva yo a visitarlos. No obstante, al historiador, quien ha sido reconocido por la intelectualidad estadunidense, le resulta insoportable la visión del magnate sobre México:

“Ya me había yo prometido no volver a ese país, pero cuando me dieron hace dos años en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos la Medalla de Leyenda Viviente, el propio embajador me entregó la visa y por eso al final acepté. Ahora, aun- que me la entregara el mismo señor Trump es obvio que me quedaría en mi casa.”

El paso dos es la desregulación del mer- cado de capitales, que permite que las in- versiones entren y salgan, y que los es- peculadores incidan en la moneda. Sti- glitz lo llama “dinero caliente”, que entra

y especula con bienes raíces (el negocio

de Trump). Los precios de las propiedades

pueden bajar por los suelos, explica el es- tudioso, porque las tasas de interés se ele- van, la producción industrial se hace peda- zos y las reservas del país pueden vaciarse en cuestión de días o hasta horas. Viene en el tercer orden la regula- ción de los precios de los productos por el mercado, se eliminan todo tipo de subsi- dios, con lo cual suben desde la comida,

tivo de Exxon Mobil –“¡nada menos!”– co-

“El primer paso se llama privatización

sidente a los ministros o secretarios de Es-

el

agua, el gas y demás. Todo ello irrita a

mo secretario de Estado.

la

población, que quizá participe en movi-

Luego inscribe las reformas estructura- les y el gasolinazo en el marco de los pro- gramas de asistencia a los países y desglo- sa los cuatro pasos en que consiste, relata- dos por Stiglitz a Palast:

de los bienes nacionales, pero Stiglitz dice que prefiere llamarla ‘sobornización’ por- que los funcionarios involucrados, del pre-

tado, reciben 10% en depósito en una cuen-

lizaciones sociales que Stiglitz denomina “disturbios del FMI”. Ahí el BM recomien- da simplemente enfrentar las protestas “con firmeza política”. El cuarto paso, a decir del economista, es una estrategia de reducción de la po- breza porque –ironiza– el FMI y el BM “no son tan desalmados”.

Peor que improvisados

ta suiza ¡y es legal!”

Recuerda Saxe-Fernández que la “gran subasta de bienes nacionales se dio en la Unión Soviética en 1985 con Boris Yeltsin, pero acá con Salinas (de Gortari) también”.

Saxe-Fernández retoma “la narrativa” de

la Coparmex hace unos días al negarse a

firmar el llamado Acuerdo para el Forta- lecimiento Económico y la Protección de

la Economía Familiar, propuesto por En-

Forta- lecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, propuesto por En- 2098 / 15

Eduardo Miranda

Ira interna. Otro frente J. Raúl Pérez
Ira interna. Otro frente
J. Raúl Pérez

rique Peña Nieto, por considerar que era “improvisado”. El investigador considera que en reali- dad el gasolinazo y sus consecuencias no se hicieron de última hora, y seguramen- te hubo quienes sabían lo que venía y lo que viene –que seguramente será peor–; a ello atribuye la insólita renuncia de Agus- tín Carstens al Banco de México:

“La Coparmex dijo que es un gobier- no de improvisados. Y yo me temo que no, es muy difícil que no pensaran, por ejemplo, en que podían haber avisado a la población: ‘Habrá un gasolinazo, pero va a haber una línea de subsidio al trans- porte para ir deteniendo una explosión social, o vamos a subsidiar lo fundamen- tal de la canasta básica para que no los afecte la subida de precios’.” Por el contrario, añade, la población fue afectada “brutalmente” y al gobierno no le importó, con todo y que vienen elecciones, acción “sumamente inadmisible”. Informa que la entrevista de Palast a Stiglitz es de 2001, para señalar que no se debe perder de vista lo que llama “distur- bios del FMI”, porque es crucial para en- tender la situación actual del país:

“Dije que es muy generosa la percep- ción de la Coparmex de un gobierno im- provisado. (Cabe mencionar que al cierre de la edición este organismo empresarial retomó el diálogo con el gobierno.) ¡No! Puede que aún peor, en el sentido de que es un gobierno que quiere aprobar una ley de seguridad interior, planteada mucho

antes de este gasolinazo, contra la cual hay oposición y el senador Manuel Bart- lett llegó a decir que sería un golpe de Es- tado (Proceso 2094). Ciertamente consti- tucionaliza el estado de excepción.” De aprobarse, advierte, se hará cons- titucional el hecho de privar al país de la función de defensa nacional, puesto que los altos cargos de la Marina y el Ejército, especialmente el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, han declarado que “la función de defensa nacional se dete- rioraba con las funciones policiales casi

de Ministerio Público, que además son in- constitucionales”. Tanto la Constitución mexicana como la Convención de Palermo, dice Saxe-Fer- nández, señalan que los militares no de- ben participar en la lucha contra el crimen organizado, sino las fuerzas policiales, pe- ro lo primero que hizo Felipe Calderón fue usar militares y el resultado fue un “sexe- nio atroz, y el que le siguió, también”. Explica que de esa forma “se genera una hecatombe humanitaria. Lo que tene- mos entonces es un gasolinazo que está

Stiglitz. Vía hacia la dependencia
Stiglitz. Vía hacia la dependencia

sacando a la gente a las calles, ocasionan- do saqueos, hay provocadores, gente que se aprovecha o que es pagada para hacer eso, que puede ser de dentro o de fuera, pero es viejísima esta historia.” Lo que sigue es que salen los organis- mos financieros, en voz de los country ma- nagers –como llamaba su amigo el expre- sidente de Costa Rica Rodrigo Carazo a los

altos funcionarios sometidos a los progra- mas de préstamo del FMI y BM–, a justifi- car la necesidad de que los precios se rijan por las fuerzas del mercado:

“Tenemos entonces una nación que se va desmantelando, hay fuga de capitales, baja la moneda nacional y se van sobre el tesoro de la nación, sobre la reserva, em- piezan a venderla hasta que se queda sin ella. Es decir, se está abriendo un curso de enorme conflictividad que calza al dedillo, porque lo fundamental es pasar esa ley de seguridad interior, y tratan de convencer

a sectores importantes de la sociedad de

que se requiere esta ley.” Señala el “efecto brutal” que dicha ley podría tener en el próximo proceso de transición de un gobierno a otro, y cues- tiona por qué se lanzó el gasolinazo jus- tamente en este momento, cuando se pu- dieron tomar otras medidas, como han se- ñalado varios economistas. Se pregunta: “¿Por qué incendiar al país ahora?” Y añade: “El incendio viene de una acción gubernamental. Ya las precondicio- nes estaban: la caída de los salarios, la pri- vatización, todo ese desgaste que hemos vivido ya casi 36 años, son seis sexenios acumulando todo esto, en 250 mil muertos, 28 mil desaparecidos, torturas a lo largo y ancho del país, con mecanismos de una re- presión brutal, de terrorismo de Estado que ”

hace desaparecer a 43 estudiantes

Defensa ante Trump

El

re

bierno de Estados Unidos, tendrá que ha- ber un programa de sustitución de impor- taciones, comenzando por las agrícolas, pues la política de las últimas décadas ha sido quitar todo: semillas, fertilizantes,

apoyo a la infraestructura, para poner a los campesinos a competir con los farmers es- tadunidenses, lo que ha significado sacar- los por millones del campo. Subraya que ello “es de una violencia de ese nivel”. El país requiere seguridad alimentaria, menos dependencia de la gasolina y los gobiernos han promovido una destruc- ción interna de Petróleos Mexicanos. Le parece grave que se estén importando ga- solina, maíz y alimentos en general. Ante

el poderío de Estados Unidos y las agresio-

nes de Trump, el gobierno debe optar por modernizar al campo, invertir en él y lo- grar que el país sea autosuficiente.

reconstruir al país de cara al próximo go-

analista afirma que si realmente se quie-

Añade que parte de la salida, que “es inmensa”, está en sustituir importacio- nes, producir aquí los 400 mil millones de dólares anuales que se gastan en ellas, con lo cual ese monto sería un colchón. Se pregunta si lo hará el gobierno actual, y no requiere meditar más de un segundo pa- ra responderse:

“No. Se necesita un gobierno que arti- cule el interés público nacional de México. Eso no lo tenemos. Y es un requisito funda- mental, es ahí donde veo que la ley de se- guridad tiene como dirección frenar a An- drés Manuel López Obrador, mantener la masacre de los mexicanos y constituciona- lizar el estado de excepción. Y el gasolinazo les viene muy bien, es el escenario donde se va dando la sucesión de Estados Unidos, con un señor que está activando los instru- mentos de guerra comercial con el mundo.” Y lo que hace México ante esa guerra comercial, siendo que tiene varias can- chas donde defenderse, es la “insensatez” de colocar a Luis Videgaray Caso en la Se- cretaría de Relaciones Exteriores, “cuando pudo haber sido perfectamente un emisa- rio privado para manejar bien la relación con Trump”. En su opinión se necesitaba a alguien con el perfil del fallecido embajador Gus- tavo Iruegas, “un hombre de Estado, con unos 30 o 40 años de experiencia diplomá- tica, que sabe con quién está tratando, y no el que dice que viene a aprender. No hay sensatez en esa decisión, es precipi- tada, (Peña Nieto) no está pensando en el país, lo deja vulnerable”. Cuando lo que se necesita es ir ponien- do “la casa en orden”, dice, se incendia el país, pues en ese contexto la corrupción, los robos de los gobernadores, los bonos de los funcionarios parecen una provoca- ción mayor; todo articulado de la manera descrita por Stiglitz a Greg Palast y por los documentos clasificados, donde sale to- da la idea de la provocación para poner al país de rodillas y sacar raja en el contex- to de desestabilización, para seguir com- prando los bienes nacionales. “No hay ninguna lógica nacional, por eso digo que se necesita un gobierno que articule el interés público de México.” Expresa que es buena idea desmantelar el TLCAN y el Tratado Transpacífico, renego- ciarlos. La pregunta es: si se tienen country managers en lugar de gobernantes y secreta- rios de Estado, ¿se negociaría en los mismos términos que cuando se acordaron? Advierte: “Estamos a tiempo para te- ner un gobierno nacional, creo yo. No hay nada inexorable, son situaciones e institu- ciones hechas por el ser humano y conse- cuentemente pueden ser modificadas, ahí es donde tenemos aperturas interesantes como ésta”. Recuerda que cuando se firmó el TL- CAN el empresario y político estaduniden-

REPORTE ESPECIAL

se Ross Perot se pronunció en contra, y Al Gore, entonces vicepresidente de Bill Clin- ton, lo encaró al decir que cómo se atrevía a oponerse si es tan importante para Esta- dos Unidos como la compra de Luisiana en 1803 o de Alaska en 1827. Es una cuestión territorial para ellos, y el negocio de Trump es territorio, remarca Saxe-Fernández. Tan es así que reciente- mente los funcionarios del Departamen- to de Seguridad Nacional de Estados Uni- dos (en realidad Department of Homeland Security, es decir, con la noción territorial), declararon a las cámaras de comercio de su país que, de lograrse una integración energética al sur de su frontera, se corre- ría hasta Guatemala. “Palabras textuales, sin ninguna réplica de la embajada de Mé- xico en Washington”, apunta. “Por eso la situación para México es gra- ve, muy delicada. Es cuando más necesita- mos un gobierno nacional que articule el interés público de la nación y realmente el prianismo nos está llevando a hacer un aná- lisis de los ‘síntomas mórbidos’, como decía Gramsci, del viejo sistema que se está ca- yendo y todavía no nace la nueva sociedad. “Hay que generar conciencia, por eso acepté esta entrevista con Proceso, por- que sin esperanza todo esto francamen- te no sirve. Pero hay que dar la pelea.”

, por- que sin esperanza todo esto francamen- te no sirve. Pero hay que dar la

Octavio Gómez

En el horizonte, una época negra a
En el horizonte,
una época
negra
a

Los desequilibrios que provocará Trump no se limitarán a México, afectarán al planeta entero, incluyendo a Es- tados Unidos, comenta Miguel Basáñez, quien ocupó la embajada de México durante ocho meses, justo cuando el magnate Donald Trump se posicionaba. En entrevis- ta con Proceso relata sus desavenencias con la enton- ces canciller Claudia Ruiz Massieu –a la que denomi- na “Ruiz Salinas”–, costosas para México, y advierte:

Trump va a llevar a su país a una época negra en la que perderá el liderazgo mundial.

el

Peña y Trump. Catástrofe

MATHIEU TOURLIERE

L llegada del republicano Do-

nald Trump a la Casa Blanca

viernes 20 marcará el inicio

de “una muy mala relación, tal

vez de las peores que México haya tenido con Estados Uni-

dos, que nos va a estar agrediendo y hos- tigando”, sostiene Miguel Basáñez Eber- genyi, exembajador de México en el ve- cino país. Lo deplorable es que, durante los ocho meses que Basáñez estuvo al frente de la legación –de septiembre de 2015 a abril de 2016–, la campaña de Trump especial- mente agresiva contra los mexicanos to- mó fuerza, mientras las diferencias de Ba- sáñez con la entonces canciller Claudia Ruiz Massieu se exacerbaron. La jefa de la diplomacia mexicana ni tomaba las llamadas del embajador. La

Benjamín Flores

hostilidad hacia Basáñez rompió el ca- nal de comunicación y frustró los inten- tos de movilizar actores políticos en Esta- dos Unidos. Desde Boston, donde es profesor en la prestigiosa Escuela Fletcher de Derecho y Diplomacia, dependiente de la Universi- dad de Tufts, Basáñez analiza para Proce- so el fenómeno Trump y los cambios que implica para la diplomacia mexicana. Habla sobre los errores del gobierno mexicano durante el ascenso del magna- te; estima que el nuevo canciller Luis Vide- garay Caso, nombrado el miércoles 4, “no tiene el mejor perfil” para negociar con la administración que encabezará Trump, y aprovecha para ajustar cuentas con Ruiz Massieu. Ella tomó decisiones “nefastas” des- de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dice, bajo las instrucciones de su tío, el expresidente Carlos Salinas de Gortari:

“La familia Salinas tenía mucha preo- cupación respecto a Hillary (Clinton), por- que había sido muy enfática sobre el cum- plimiento del derecho –el rule of law, en inglés–, la campaña anticorrupción y el respeto a los derechos humanos. Estos tres pilares de Hillary, a los Salinas simplemen- te no les va”, sostiene Basáñez. La peor acción de Ruiz Massieu –a la que el entrevistado se refiere como “la canciller Ruiz Salinas”– fue el cambio de adscripción de 35 de los 50 cónsules de México en Estados Unidos en febrero pa- sado, en pleno ascenso de Trump. “Los cónsules en sus adscripciones ya conocen toda la red local. Este cambio fue nefasto. Ahí me empezó a nacer la sospe- cha de que la familia Salinas estuviera de alguna forma conectada con Trump. Me pareció un movimiento muy dañino pa- ra México.” Recuerda que los 50 cónsules de Mé- xico en Estados Unidos se apoyan en 500 confederaciones, las cuales, a su vez, cuen- tan con el respaldo de 5 mil clubes de mi- grantes mexicanos en todo el país. “Es una red poderosísima”; existen además sie- te organizaciones nacionales de latinos, las cuales son muy activas a nivel político, afirma el entrevistado. Relata que intentó empoderar a esta red, pero “como ni la Cancillería ni la Se- cretaría de Hacienda le asignaban recur- sos”, buscó financiamiento en el sector privado. La respuesta de la canciller fue que México no debía intervenir en la política interior (de Estados Unidos). Pero yo no es- taba interviniendo en política interior. Es- taba protegiendo a los mexicanos”, aclara. Durante su periodo en Washington, Basáñez observó el ascenso imparable del “fenómeno” Trump en las primarias re- publicanas. Asumió el cargo en septiem- bre de 2015, tres meses después de que

el magnate se declaró candidato –con un

discurso en el que calificó a los mexicanos de “delincuentes” y “violadores”–, y fue re- movido en abril de 2016, un mes antes del triunfo de Trump en el juego interno del Partido Republicano. Cuando advirtió a la cancillería con meses de anticipación sobre la posibili- dad de que Trump ganara la candidatura del partido y probablemente la Presiden- cia, le decían: “¿Cómo crees? Eso es impo- sible”, recuerda. Y añade: “Propuse formar un equipo

con los exembajadores y los embajadores eméritos para discutir cuáles eran las mejo- res estrategias. Jamás quiso (Ruiz Massieu)”. Trump endurecía su discurso contra los trabajadores mexicanos en Estados Unidos y el Tratado de Libre Comercio para Améri-

ca del Norte (TLCAN), pero Ruiz Massieu lo

ignoraba, cuenta Basáñez. “En los ocho meses que estuve como embajador no pude tener cinco minutos con ella. Nunca. Nos veíamos en las giras, andábamos en los eventos. Y siempre le decía: ‘Oye, regálame cinco minutos para que arreglemos esto’. Y ella me respondía ‘Sí, sí’. Ese ratito nunca llegó”, deplora el entrevistado. Tan “hostil” fue la relación con Ruiz Massieu, que la cancillería aún le debe a Basáñez los gastos de viaje cuando fue em- bajador. “El oficial mayor no me tomaba la llamada por órdenes de ella”, dice.

Nadie alza la voz

A Basáñez le sorprende la reincorporción

de Luis Videgaray Caso al gabinete peña- nietista, ahora como titular de la SRE. El amigo y consejero de Peña Nieto, recuerda, organizó la visita de Trump a Los Pinos el pasado 31 de agosto, entre bambalinas y a

Ruiz-Massieu. Debilidad

REPORTE ESPECIAL

pesar de que, en sus discursos de campa- ña, el magnate atacaba con dureza a Méxi- co y los mexicanos. El 8 de septiembre, en reacción a las críticas que recibió el gobierno federal por la visita del candidato republicano, Vide- garay presentó su renuncia. De inmediato Trump escribió un tuit en el que lamenta- ba la pérdida de “un ministro de finanzas brillante y un hombre maravilloso”. “Con Luis (Videgaray), México y Estados Unidos hubieran hecho tratos maravillosos jun- tos”, añadió. Trump actúa en el entorno político co- mo en los negocios: utiliza la agresividad, la arrogancia y la grosería para amedrentar, y endurece su postura cuando ve debilidades en la contraparte, sostiene Basáñez. Y advierte: “Que Trump piense que el nombramiento del nuevo canciller es un éxito de sus acciones, no conviene para la mejor estrategia de defensa de Méxi- co… no me parece conveniente mante- ner una posición de colaboracionismo, de entreguismo”. También asegura que Ruiz Massieu sa- bía acerca de la visita de Trump a México, incluso “tenía el vuelo arreglado para ver a Trump”, pero Videgaray se adelantó. “Eso de que la canciller no sabía, no me la co- mo”, reitera. Admite que aunque Videgaray es res- petado en Estados Unidos –principalmente por ser egresado del Tecnológico de Massa- chusetts, donde se doctoró en 1998 con la tesis La respuesta fiscal a los choques petro- leros–, en un gobierno visceral como el de Trump, no estoy seguro de que tenga el mejor perfil”. Poner una gente de la inteligencia y la racionalidad de Luis, agrega, no conviene, cuando del lado de Estados Unidos “va a haber una serie de hampones”.

no conviene, cuando del lado de Estados Unidos “va a haber una serie de hampones”. 2098

En el terreno diplomático impera

El nombre de Gerónimo Gutiérrez se

había mencionado anteriormente en la SRE para esa embajada. En marzo de 2015 se

le consideró posible sucesor de Eduardo

Medina Mora, quien dejó la representación

diplomática para convertirse en ministro de

la Suprema Corte de Justicia de la Na-

ción. Finalmente el designado fue Miguel Basáñez Ebergenyi, amigo de la familia del presidente de México desde hace años. En cuanto a Sada Solana, el comuni-

la improvisación

J. JESÚS ESQUIVEL

W ASHINGTON.- Durante la LV Reu-

nión anual de Embajadores y

Cónsules que se realizó del lu-

nes 9 al miércoles 11 en la Se-

cretaría de Relaciones Exteriores (SRE), donde Luis Videgaray debutó como titular de esa dependencia, la presencia del panis- ta Gerónimo Gutiérrez Fernández sorpren- dió a muchos funcionarios. Se le asignó un lugar de primera fila en la inauguración del encuentro y posterior- mente fue el único sin rango de subsecre- tario que compartió la mesa de honor con Videgaray en la comida que éste ofreció al cuerpo diplomático. Amigo y asesor externo desde hace varios años de Videgaray, Gutiérrez Fernán- dez fue subsecretario de Relaciones Exte- riores para América del Norte en el sexenio de Vicente Fox y ahora es director gerente del Banco de Desarrollo para América del Norte (BDAN). Una fuente diplomática reveló al respecto: “Se rumoró al principio que Gutiérrez reemplazaría a Paulo Carreño King, quien esta semana sale despedido de Relaciones Exteriores, en la misma subsecretaría que ocupó en el sexenio de Fox, pero luego quedó claro que Videgaray lo invitó para pedirle que fuera embajador en Washington y le ayude a

contener y modular los ataques de Trump

a

México”.

cado de la cancillería dice que tiene amplia

El viernes 13 la SRE difundió que el pre- sidente Peña Nieto someterá a consideración del Senado el nombramiento de Gutiérrez Fernández como embajador en Estados Unidos. Sustituirá en ese cargo a Carlos Manuel Sada Solana, quien a su vez llega a

experiencia en la defensa de los intereses de México en el exterior, particularmente la protección de los derechos de los conna- cionales en América del Norte, pues ha sido cónsul general en ciudades estadu- nidenses como Los Ángeles, Nueva York,

la

Subsecretaría para América del Norte, en

Chicago y San Antonio, lo mismo que en la

lugar de Carreño King, a partir del lunes 23. El nuevo embajador mexicano ante el gobierno de Trump es licenciado en econo- mía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y maestro en administración pública por la Escuela de Gobierno John F.

Kennedy, de la Universidad de Harvard. De 1992 a 1994 fue director en la Coordinación de Asesores del Secretario de Hacienda y Crédito Público y asesor de Banobras. El comunicado de la SRE destaca que Gutiérrez Fernández también ha sido subsecretario para América Latina y el Caribe en la propia dependencia, así como subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación durante la administración de Felipe Calderón. El BDAN, que dirigía Gutiérrez Fernán- dez, tiene su sede en San Antonio, Texas, y

canadiense Toronto. Además, enfatiza la SRE, el nuevo subsecretario para América del Norte “tuvo un destacado desempeño como ministro de Asuntos con el Congreso en la Emba- jada de México en Washington, función que le permitió relacionarse y entender la operación de los órganos legislativos de esa nación”. La dependencia aclaró que Sada Sola- na asistirá a la toma de posesión de Trump como presidente el próximo viernes 20, en Washington. La falta de una estrategia sólida del gobierno mexicano ante el de Estados Unidos se refleja en el hecho de que en sólo 15 meses ha cambiado dos veces de embajador en Estados Unidos. En abril del año pasado Peña Nieto removió a Basáñez

fue creado para atender temas del Tratado

a

los siete meses de haberlo designado

de Libre Comercio de América del Norte

y

nombró a Sada Solana; ahora Gutiérrez

(TLCAN).

Fernández llega al puesto como pieza clave

Se le recuerda a Basáñez que durante la ríspida conferencia de prensa del miér- coles 11, Trump reiteró que México paga- rá por el muro fronterizo, ello pese a que ese mismo día Videgaray se jactó de tener comunicación directa con el equipo del magnate, en particular con su yerno, Ja- red Kushner. México debería “alzar la voz” frente a la nueva administración estadunidense, insiste Basáñez. –¿Videgaray tiene la fuerza de alzar la voz? –se le pregunta. –Ese es el problema. A Luis Videgaray no le queda el papel de quien debe alzar la voz.

Los aliados de México

La conferencia de prensa de Trump y sus repetidas amenazas de elevar los arance- les a las empresas que decidan desplazar

sus plantas productivas a México –Carrier, Ford, General Motors y Toyota las sufrieron últimamente, y “siguen más”, de acuerdo con el magnate– indican que no será más moderado que cuando fue candidato: “To- do lo contrario”. El exembajador presiente que el gol- pe económico será duro para México –80% de las exportaciones mexicanas se desti- nan a Estados Unidos– y a ello se sumará

una “grave crisis social” si Trump concreta sus intenciones de deportar masivamente

a millones de indocumentados.

“La defensa de los 36 millones de mexi- canos aquí la hacen los cónsules. Me hu- biera gustado que le aumentaran el presu- puesto a los consulados para dar una bata- lla jurídica y hacerle muy difícil el camino

a las intenciones de Trump”, comenta. El problema de México no es de índole consular, sino de geoestrategia, puntuali- za. El pánico que la llegada de Trump pro-

voca en México evidencia las fallas por tomar el camino del TLCAN que nos lle- vó a este 80% de dependencia con Esta- dos Unidos. “Si Trump pone 35% de aranceles a las exportaciones de México, nos obligará a buscar otros socios. Nos guste o no nos guste, tendremos que hacerlo”, sostiene Basáñez. Recuerda que Brasil tiene relaciones comerciales más diversificadas que Méxi- co, debido a su estrategia de “cuatro cuar- tos”. Mediante ese esquema, el gigante sudamericano destina un cuarto de sus exportaciones a América Latina, otro a los países del TLCAN, uno a la Unión Europea y el último a Asia. Los desequilibrios que provocará Trump no se limitarán a México, afectarán al planeta entero, incluyendo a Estados Unidos, abunda el entrevistado. Y aventu- ra: “Deberíamos elevar la vista y ver que

de Videgaray, a quien Trump reconoció co- mo el interlocutor para su visita a Los Pinos en agosto de 2016.

Agenda de “generalidades”

Mientras tanto, Trump se alista para cumplir sus promesas de campaña. Además de construir un muro fronterizo que pague México y de sancionar a las empresas estadunidenses que trasladen capitales al sur de la frontera, el magnate hotelero y de la construcción ganó votos ofreciendo la creación de más empleos, además de ata- car el programa de salud de su antecesor, el “Obamacare”. Sin embargo, a unos días de que asu- ma el mandato, Trump no ha concretado sus propuestas. La oficina de relaciones públicas de Nancy Pelosi, líder de la mino- ría demócrata en la Cámara de Represen- tantes, explicó a este semanario mediante un correo electrónico: “No tenemos nada sobre sus propósitos económicos, estamos esperando un proyecto de ley coherente… Es preocupante que el presidente Trump siga haciendo promesas sin presentar los programas para lograrlas, especialmente en los rubros económico y de salud pública”. El miércoles 11 Trump convocó a una rueda de prensa, que en vez de disipar las dudas, las amplió. Por ejemplo, afirmó que desde el arranque de su administración revocará el Obamacare, pero no fijó plazos ni habló de enviar al Congreso alguna pro- puesta para reemplazar ese plan. El mismo día, para atenuar esa laguna, senadores republicanos aprobaron un plan para iniciar la anulación del Obamacare, con el que se subsidiarían temporalmente algunos gastos médicos para ciudadanos

Trump va a llevar a su país a una época negra en la que perderá el liderazgo mun- dial, tanto político como económico”. Ante este nuevo panorama, “lo que nos toca es abrir negociaciones secretas con Alemania, Japón, Francia, China y Bra- sil; con quienes pueden sustituir a Estados Unidos. Todos los países a los que Trump está amenazando serán nuestros amigos”. Basáñez hace particular énfasis en China, que ocupa un espacio siempre más importante en el escenario internacional y cuyos líderes ven en la futura presiden- cia de Trump una oportunidad para asu- mir el liderazgo global (Proceso 2097). Observa que el martes 17, tres días an- tes de la toma de posesión de Trump, el presidente chino Xi Jinping acudirá al Fo- ro Económico Mundial de Davos junto con una delegación de 80 personas. Será la primera vez que un presidente de China participe en esta reunión anual, donde se

que padecen enfermedades muy graves y costosas. En cuanto a los nuevos empleos, Trump afirma que para conseguirlos aplicará en la industria farmacéutica la fórmula que ha se- guido en el ramo automotriz: amenazar con imponerles altos aranceles a los productos que empresas como Carrier, General Mo- tors y Ford Motor Company fabricaran en México. La amenaza también alcanzó a Fiat Chrysler y a Toyota. Además, se propone anular el TLCAN, deportar a unos 11 millones de migrantes indocumentados, reducir impuestos a las grandes empresas y quitarle a los estaduni- denses más pobres los subsidios de salud, desempleo, jubilación y vivienda que les otorgó el gobierno de Obama. No obstante, ni el presidente electo ni su equipo han detallado cómo lo harán. “Son muchas las generalidades que ha dado el presidente Trump, pero tenemos confianza de que en las próximas semanas, ya que esté en la Casa Blanca, formule un plan de acciones específicas para cada tema de la agenda nacional”, respondió a pregunta expresa de Proceso, también por correo electrónico, la oficina de prensa del líder republicano y presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan. Por mandato constitucional, Trump debe presentar al Capitolio un proyecto de presupuesto con planes específicos para el primer año de su administración. Para evitar el cierre de actividades del gobierno federal, a más tardar en abril el Capitolio debe aprobar dicho proyecto de presupuesto o al menos algunos acuerdos urgentes. Por ser mayoría en el Congreso, los republicanos pueden sacar adelante cualquier iniciativa de Trump y se prevé que

reúnen jefes de Estado y jefes de las em- presas más poderosas del mundo. “China tiene un gran interés en forta- lecerse en América Latina y en el mundo”, sostiene Basáñez, quien insiste en la ne- cesidad de estrechar los lazos con el gi- gante asiático. Por ello, no encuentra una explicación que justifique el traslado de Julián Ventu- ra Valero –embajador de México en China desde abril de 2013– a la legación de Méxi- co en el Reino Unido “¿Cómo removemos al embajador que ya conoce a todo el mundo ahí, cuando en este momento es indispensable fortalecer la relación con China?”, deplora Basáñez. El cambio del embajador Ventura a Londres fue uno de los siete nombramien- tos diplomáticos que Peña Nieto envió al Senado el 6 de diciembre último. Según Basáñez, “esa fue otra de las decisiones de Claudia Ruiz Salinas”.

fue otra de las decisiones de Claudia Ruiz Salinas”. REPORTE ESPECIAL la minoría demócrata sólo consiga

REPORTE ESPECIAL

la minoría demócrata sólo consiga conce- siones secundarias. No obstante, dada la personalidad de

Trump, es previsible que recurra a las órde- nes ejecutivas en algunos asuntos, como el Obamacare y las relaciones exteriores,

a fin de evitar la demora de los procesos legislativos. Además del endurecimiento hacia México, en la agenda internacional de

Washington se encuentran la lucha contra

el terrorismo, el narcotráfico y la estabili-

zación del Medio Oriente. Trump amenaza con imponer sanciones económicas a Irán

y anular el acuerdo alcanzado por Obama

para garantizar, bajo supervisión de la ONU, que no desarrolle armamento nuclear. El nuevo presidente de Estados Unidos puede levantar las sanciones a Rusia por el presunto espionaje cibernético durante el reciente proceso electoral, y afirma que anulará con una orden ejecutiva aquella otra con la cual Obama pretendía normali- zar las relaciones con Cuba. Trump también prometió tratar con mano dura al terrorismo internacional, en especial al Estado Islámico en Siria. Aun- que no ha informado de planes específicos, como candidato y presidente electo ha dicho que no dudará en usar armas de destrucción masiva ni en enviar fuerzas te- rrestres, aun con el riesgo de provocar una nueva carrera armamentista y tensiones con Rusia y Corea del Norte. “Serán tiempos muy difíciles, pero te- nemos confianza en que bajo el escrutinio del Congreso, el presidente Trump pueda cambiar algunas de sus ideas, que en tér- minos pragmáticos carecen de viabilidad”, señala al respecto la oficina de la legislado- ra Pelosi.

Basáñez. Críticas Mauricio Palos / Procesofoto
Basáñez. Críticas
Mauricio Palos / Procesofoto

AP photo /Félix Márquez

JORGE CARRASCO ARAIZAGA

L as instituciones en México están colapsadas. Ya no res- ponden a las exigencias de la sociedad ni cumplen las funcio- nes del Estado. No hay alterna- tiva: o se gobierna en coalición

o el país regresa al autoritarismo. El constitucionalista Diego Valadés Ríos hace la advertencia y asegura que aun con sus bajos niveles de aceptación, sin precedente para un presidente de Mé- xico en tiempos recientes, Enrique Peña Nieto podría adelantarse a la reforma constitucional prevista para 2018 y for- mar un gobierno de coalición. Si en verdad busca la unidad del país como lo ha hecho en sus llamados ante el impacto social y económico por el aumen- to a la gasolina, podría adelantar la entrada en vigor de la reforma, así como adelantó la liberalización del precio de los combus- tibles, dice en entrevista con Proceso. Doctor en derecho, especializado en presidencialismo mexicano, Valadés se ha dedicado en el Instituto de Investiga- ciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM al estudio del ejercicio de poder político en México desde la perspectiva constitucional y de los sistemas de representación.

Gobierno de coalición o
Gobierno de coalición o

regresión

autoritaria

de coalición o r e g r e s i ó n autoritaria La desconfianza y

La desconfianza y la profunda irritación se potencian y llevan al país a una “dilución del aparato institucional”, dice a Proceso el constitucionalista Diego Valadés. Frente a este desbordamiento de los cauces, cíclico y recurrente –azuzado en esta ocasión por el gasolinazo–, el entrevistado propone al presidente Enrique Peña Nieto adelantar los tiempos y optar por un gobierno de coalición.

Sus investigaciones también sobre los sistemas constitucionales de América Latina, España y Portugal le valieron para ocupar la presidencia del Instituto Ibe- roamericano de Derecho Constitucional, además de que en México es miembro de El Colegio Nacional y de la Academia Mexicana de la Lengua, entre otras or- ganizaciones académicas nacionales y extranjeras. Valadés habla también desde su ex- periencia como ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como diputado federal, procurador gene- ral de la República y embajador en Gua- temala durante los gobiernos del PRI del

siglo pasado, en el sistema que él define como de partido hegemónico.

Incapacidad institucional

Concentrado en la academia desde que en 2006 dejó la dirección del IIJ, Valadés, de 71 años, asegura que el momento político que vive México es muy complejo, pues se conjugan la desconfianza, el desconcierto y una profunda irritación, “que se poten- cian recíprocamente porque las institu- ciones constitucionales están llegando a un punto cercano al colapso”. –¿De plano al punto de colapso? –Hay colapso cuando las respuestas

26 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

al colapso”. –¿De plano al punto de colapso? –Hay colapso cuando las respuestas 26 2098 /

Eduardo Miranda

institucionales son insuficientes para atender las exigencias y satisfacer las ex- pectativas de la sociedad y para cumplir con los propósitos y funciones del Estado. “Cuando la sociedad advierte que las instituciones están fallando de una ma- nera crítica, como es el caso de México, comienzan a darse expresiones generali- zadas de desinstitucionalización y de des- constitucionalización, desde los dos polos del poder: de quienes son los titulares de la responsabilidad de aplicar la norma y de quienes son responsables de cumplir- la. Gobernantes y gobernados están con- vergiendo en un proceso de dilución del aparato institucional, aunque no hemos llegado todavía a una situación explosiva, en la que ya no hay referentes de poder. Fundamenta su argumento: en su más reciente encuesta sobre Cultura Constitu- cional del IIJ, sólo 20% de los mexicanos considera que la Constitución es funcio- nal para las necesidades del país; 60% dice abiertamente que no; 16% no sabe. Valadés asegura que los saqueos de la primera semana del año, al margen de quienes los provocaron, fueron una ex- presión de esa incapacidad institucional:

“Desde hace mucho tiempo, no meses ni años, décadas, no tenemos vectores que canalicen la protesta y las exigencias, y lo que ocurre simplemente es el desborda- miento de los cauces institucionales y la gente sale a las calles. Es un proceso que lleva años, ha sido cíclico y recurrente. “El anterior ciclo de protesta elevada fue la que se produjo con motivo de los 43 desaparecidos de Iguala. Muchos dijeron:

‘No hay que preocuparse por esto. Va a describir una espiral, alcanzará su punto máximo y luego irá en declive’. “Hoy, efectivamente, vemos desde la perspectiva de esa posición –que a mí me parece de un pragmatismo cínico– que la

protesta virulenta ya desapareció. Sin em- bargo, la lesión social sigue ahí. En el caso del aumento a los combustibles se pue- de repetir el fenómeno, pero se sumará

a muchas otras cicatrices que ya tiene el

cuerpo social y político del país.” –¿Cómo detener el deterioro institu- cional y político de México, al que ahora se suma además un entorno económi- co complicado y la hostilidad de Estados

Unidos?

–El gobierno está convocando a la unidad del país. Y tiene razón. Ante estos

llamados, lo razonable es que en las próxi- mas semanas el presidente de la Repúbli- ca comience a convocar a los dirigentes de los partidos políticos para escucharlos. Yo no entiendo, por ejemplo, que se invite

a un candidato presidencial estaduniden-

se repudiado por la sociedad mexicana y que no se invite a un líder de 15 millones de mexicanos como es (Andrés Manuel) López Obrador (líder de Morena).

–¿Y si no ocurre ese diálogo? –Si no se materializa en el curso de los próximos dos años, evidentemente las condiciones del país se seguirán deterio- rando hasta niveles inimaginables. Pero tendrá que hacerlo quienquiera que re- sulte presidente en 2018.

Adelantar tiempos

Como uno de los acuerdos del Pacto por México, la Constitución se reformó en febre- ro de 2014 para que a partir de la próxima administración pueda haber en México un gobierno de coalición. De acuerdo con el es- pecialista, esa disposición debe adelantarse:

“Así como se anticipó la liberación del mercado y del precio de las gasolinas, deben anticiparse las soluciones políticas que ya están en la Constitución, y lo que está pre- visto para el 1 de diciembre de 2018 debía entrar en vigor el 1 de febrero de 2017” (en el centenario de la Constitución Política). Coautor del reciente Estudio sobre el sis- tema presidencial mexicano y el gobierno de coalición, Valadés afirma que un gobierno de coalición “representa la verdadera opción de unidad del país”. Sea en 2017, 2018 o el año que sea, “sin coalición no habrá solución”. Sin la fuerza de los demás partidos que le den mayoría en la Cámara de Diputados y en el Senado no podrá gobernar, asegura. Dice que cuando la totalidad de los partidos, o por lo menos la mayoría, acce- da al poder para resolver la situación crí- tica del país, habrá soluciones para lo que estamos viviendo. “Lo que no se puede es seguir viviendo sólo de una unidad retóri- ca. Tenemos que pasar de la retórica de la unidad a la política de la unidad”. –Pero la representación política en el país está muy fragmentada. Los pro-

PRESIDENCIA

pios partidos tienen fuertes disputas

internas…

–Así es, pero lo que está dañado más es el régimen de gobierno. En México te- nemos un sistema de concentración del poder en el presidente de la República, que ya dio sus mejores resultados durante el periodo de la hegemonía y que es in- compatible con el periodo del pluralismo. “La concentración del poder es el opio de los sistemas constitucionales demo- cráticos porque lleva a la indolencia por parte de los integrantes del sistema, pen- sando en que las decisiones las tome so- lamente un hombre. Esto es incompatible con cualquier sistema democrático plural. “Lo que tenemos es un sistema au- tocrático de concentración del poder in- jertado en un sistema democrático de representación plural. El régimen de go- bierno no ha cambiado cuando ya cambió la sociedad.” –Las experiencias de colaboración en

las dos últimas décadas ha sido entre el PRI

y el PAN. ¿Es suficiente un gobierno de coa-

lición entre ellos que deje fuera a Morena,

que por lo demás ha dicho que no llegaría

a ningún acuerdo con esos dos partidos? –Esto es parte de la polarización a la

que hemos llegado y que debemos superar. Todos los mexicanos –y no por simpatizar

o no simpatizar con alguno de ellos, sino

simplemente porque son parte del proceso de poder–, veríamos como un elemento de satisfacción democrática ver una foto del presidente de la República y del señor López Obrador saludándose y hablando como lo

que son: dirigentes políticos. “No es posible que estemos asistiendo en México a una política de enemigos. Es razonable una política de contendientes discrepantes, pero no de enemigos exclu-

Valadés Ríos. Recomendaciones
Valadés Ríos. Recomendaciones
de contendientes discrepantes, pero no de enemigos exclu- Valadés Ríos. Recomendaciones 2098 / 15 DE ENERO

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 27

Benjamín Flores

Benjamín Flores Contradicciones priistas ante la ley de seguridad interior JENARO VILLAMIL E n la menos

Contradicciones priistas ante la ley de seguridad interior

JENARO VILLAMIL

E n

la

menos de cuatro años, de di-

das en tareas de seguridad públi-

ciembre de 2012 a finales de 2016,

presencia de las Fuerzas Arma-

ca casi se duplicó: pasó de 75 bases mi- litares mixtas de seguridad pública o de auxilio a la seguridad pública, con mil 680 efectivos desplegados, a 142 bases mix-

tas con 3 mil 386 elementos permanentes. Es uno de los datos que sustentaron la ponencia que leyó el martes 10, en el foro que realizó el Senado para presentar

iniciativas de ley de seguridad interior, el legislador panista Roberto Gil Zuarth, pro- motor de una de las cuatro propuestas. Para él, ese despliegue militar permanen- te “tiene que ver con el incentivo perver- so que se ha generado a partir de la par-

ticipación de las Fuerzas Armadas, porque sobre todo el orden local no está invirtiendo en la generación de policías”. El senador afirmó que sólo en Guerre- ro y el Estado de México se concentra 36% de las bases militares permanentes desple- gadas, sustituyendo las tareas de la policía civil, y que se necesitarían 20 mil policías federales adicionales a los 48 mil que ope- ran “para sustituir el despliegue actual de las Fuerzas Armadas” en el país. “Si asumimos el estimado del costo del policía de Nuevo León… cuesta apro- ximadamente 500 mil pesos anuales. Mul- tipliquen 20 mil policías por el costo neto anual de 500 mil pesos; de ese tamaño es

la inversión que se requiere para tener una

fuerza de orden civil”, argumentó Gil Zuar- th para plantear la necesidad de una ley de seguridad interior. El legislador negó que se pretenda “mi- litarizar al país”: “Todo lo contrario: la ley de seguridad interior prevé que si no hay declaratoria de afectación emitida por el Ejecutivo, y razonada, fundada y moti- vada, un militar no puede estar realizan- do ningún tipo de tarea” ajena a su misión fundamental. En ese foro participó el consejero jurídi- co de la Presidencia de la República, Hum- berto Castillejos Cervantes, quien reforzó y justificó la urgencia de dar sustento jurídico

a la participación de las Fuerzas Armadas

en el auxilio a las autoridades civiles en la

función de seguridad pública. Según Castillejos Cervantes, “parece que existe una gran coincidencia en cuáles son los supuestos de afectación de la se- guridad interior. Parece que también exis- te una gran coincidencia en cuáles son los procedimientos para la declaratoria de

yentes. Mientras mantengamos eso en la política lo estaremos viendo reflejado en la sociedad. Cuando la sociedad vea que sus dirigentes se hablan y que se pue- den construir puentes de entendimiento manteniendo cada uno sus posiciones, el talante del país tiene que cambiar.” –Otro de los déficit del Estado mexica- no es la falta de rendición de cuentas. –La concentración extrema del poder impide que se produzcan procesos de ar- ticulación entre los diferentes órganos de poder y del control. Esto ocasiona lo que estamos viviendo, sobre todo corrupción; y ésta genera incompetencia, porque los que llegan ejercen el poder de manera impune. Y esto ocasiona todo lo demás que vivimos: la incapacidad del Estado de cumplir con sus funciones. “Lo que estamos viendo ahora como respuesta al problema de las gasolinas, no es un episodio que corresponde a las medi-

das tomadas el día 28 de diciembre de 2016. Es el resultado de una acumulación de in- satisfacciones a lo largo de años y tal vez de lustros, en los que el Estado mexicano se ha acostumbrado a tomar decisiones de mane- ra unilateral, sin consultar y sin prever las consecuencias. Es más, sin que le importen el tipo de consecuencias que se vayan a pro- ducir. Esto tiene que acabar. –La indignación está centrada en el presidente Peña Nieto. Está cuestionado en las calles y en parte de las élites. Las encuestas, en general, indican un nivel de aceptación de menos de 20% incluso an- tes del gasolinazo. ¿Cómo puede gobernar en esa condición? –Pasando del diálogo a la construcción de una unidad real en el gobierno, de ma- nera que todos los mexicanos nos veamos representados ahí. Hablo de un gobierno de coalición, pero creo que en las condi- ciones extremas que vivimos debíamos

tener ya un gobierno de unidad nacional. Estamos viendo y nos preocupa el deterio- ro de la aceptación popular del presiden- te, en una caída demoscópica de la que no tenemos precedentes en nuestro país.

Voto de censura

El jurista observa que la baja aceptación popular del presidente no es exclusiva de México. Pero sí le llama la atención la parálisis, incluida la de la relación con el presidente electo de Estados Unidos, Do- nald Trump, quien, asegura, también re- fleja el colapso institucional. Explica que muchos gobernantes de América Latina o Europa con baja o mí- nima aceptación han podido gobernar a través de coaliciones de gobierno. “En Perú, (Alejandro) Toledo (presiden- te entre 2001 y 2016) llegó a tener 7% de aceptación popular, pero entonces desig-

28 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

te entre 2001 y 2016) llegó a tener 7% de aceptación popular, pero entonces desig- 28

Rafael del Río

PRESIDENCIA

afectación de seguridad interior” y tam- bién “hay coincidencia en la regulación de las Fuerzas Armadas en el ejercicio de esta función de seguridad interior y en la coor- dinación con los estados y los municipios para intervenir en esta función que consti- tucionalmente es originaria del Ejecutivo fe- deral, en los términos del artículo 89, frac- ción VI, de la Constitución”. Para el consejero jurídico de Los Pi- nos, la ley de seguridad interior que debe- rán discutir y aprobar en febrero de 2017 “nos permitirá regular la actuación, no sólo de las Fuerzas Armadas sino de todas las instancias públicas del país, tanto en segu- ridad pública como en seguridad nacional y en seguridad interior”. Por ello, indicó, “coincido con lo que señalan las iniciativas del senador Roberto Gil y del diputado César Camacho: la se- guridad interior parece ser una especie de género de la seguridad nacional en los tér- minos en que está establecido en nuestra Constitución Política”. Las “coincidencias” que observó el consejero jurídico de Los Pinos eran claras porque en el foro sólo participaron los le- gisladores que están a favor de una ley de seguridad interior y no invitaron a ninguna de las organizaciones de derechos huma- nos, a especialistas o a senadores que se han opuesto a acelerar y autorizar la “mili- tarización” del país. “Hablaron sólo de las ventajas de quie- nes han presentado las iniciativas favora- bles a la militarización del país”, argumen- tó el senador Manuel Bartlett, coordinador del PT, quien se retiró del recinto después de que le fuera negada la palabra, para ar- gumentar en contra, por el presidente de la Mesa Directiva, Pablo Escudero, del PVEM,

con el argumento de que sólo participarían quienes presentaron iniciativas de ley. Además de Gil Zuarth, argumentaron a favor de una ley de seguridad interior el ya mencionado coordinador de los diputados del PRI, César Camacho, y el senador Mi- guel Barbosa, coordinador del PRD, quien presentó la cuarta iniciativa “a título perso- nal” en la Comisión Permanente. Barbosa insistió en que las Fuerzas Ar- madas, en tareas de seguridad interior, “de- ben tener una activación claramente ex- cepcional” y “no pueden considerar, bajo ninguna circunstancia, como amenazas a la seguridad interior, las acciones relaciona- das con movimientos y conflictos sociales, políticos o electorales”. El doctor en derecho Jorge Islas tam- bién participó en el foro para abundar so- bre la necesidad de una ley de este tipo, señalando que “no se requiere de una de- claratoria de suspensión de garantías” para formalizar la militarización de la seguridad interior. Puso como ejemplos el Acta Patrió- tica en Estados Unidos y el decreto del pa- sado martes 10 en Francia, donde se vive bajo la figura de un estado de excepción. En ambos casos se trata de medidas para combatir el terrorismo.

La otra cara del PRI

Los argumentos de la bancada del PRI para aprobar una ley de seguridad interior son exactamente contrarios a los que expuso en 2010, cuando el gobierno de Felipe Cal- derón envió una iniciativa al Senado para aprobar una Ley de Seguridad Nacional que regulara y determinara la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de segu- ridad interior.

En esa ocasión la iniciativa del Ejecutivo federal fue frenada en la Comisión de Go- bernación, que presidía el senador priista Jesús Murillo Karam, quien iniciara el pre- sente sexenio como procurador general. En abril de 2010, un año después de que se presentara la iniciativa del Ejecuti- vo, Murillo presentó una propuesta alterna de dictamen en la cual se elimina la facul- tad del Senado para legislar sobre el envío de tropas para coadyuvar en el combate al crimen organizado, argumentando que “no existe sustento constitucional” para que el Legislativo emita leyes en este sentido. Un estudio jurídico de ese tiempo, cuya copia tiene Proceso, revela que es facultad exclusiva del Ejecutivo federal disponer de las Fuerzas Armadas “para la seguridad inte- rior y defensa exterior de la Federación” (artí- culo 85 de la Constitución de 1857), así como el texto vigente de la fracción VI del artículo 89 de la Constitución, que establece como facultades y obligaciones del presidente:

“Preservar la seguridad nacional, en los términos de la ley respectiva, y disponer de la totalidad de la Fuerza Armada permanen- te, ya sea del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea para la seguridad interior y defensa exterior de la federación.” Ese fue uno de los argumentos funda- mentales del PRI en 2010 para frenar una legislación que entonces le urgía al gobier- no de Calderón y a los principales mandos del Ejército y la Armada. En la iniciativa original de Calderón, en- viada el 23 de abril de 2009, se definió la seguridad interior como “la condición en que la estabilidad interna y permanencia del Estado mexicano se encuentran garan- tizadas a través de la aplicación coordinada de sus recursos y medios”.

de la aplicación coordinada de sus recursos y medios”. nó a un jefe de gabinete que

nó a un jefe de gabinete que correspondía a un partido distinto al que él encabeza- ba, y los integrantes del gabinete a otro elenco de partidos, que entre todos tenían más de 50% de aceptación popular. “Es así como se construyen los gobier- nos en una democracia y es lo que ha he- cho (Michel) Bachelet (en Chile) y lo que hizo durante un tiempo (Néstor) Kirchner (en Argentina). Cuando entró al poder, te- nía 21% de la votación, pero formó una co- lación del propio peronismo, lo que le dio mayoría formal no sólo en el Congreso, sino real en la sociedad. En México, el pre- sidente necesita construir una mayoría a partir de grandes acuerdos, aun cuando algunos puedan no simpatizarle.” Además, la Constitución Política no prevé la salida del presidente. Por el con- trario, dice Valadés, “hay que reforzar al presidente mediante acciones de natu- raleza político democrática… porque el

nivel en el que nos encontramos, con ins- tituciones tan débiles, cualquier percance que nos lleve a un episodio no regulado puede desencadenar condiciones de ex- trema vulnerabilidad para la vida social”. Además de proponer la creación cuan- to antes de un gobierno de coalición, el ex- perto se pronuncia por la introducción de la figura del voto de censura. “Un voto de censura para el gabinete, de ninguna mane- ra para el presidente, que debe representar siempre un factor de estabilidad institucio- nal como jefe de Estado. Pero también es jefe de gobierno y su gobierno sí debe ser objeto de control, incluida la censura”. –¿Y la revocación del mandato? –La revocación del mandato no funcio- na en ningún sistema. En el mundo existe en sólo siete sistemas constitucionales. En donde mejor funciona es en Suiza, y en Estados Unidos, pero en el ámbito local. En el otro extremo, la revocación del man-

El reclamo
El reclamo
Unidos, pero en el ámbito local. En el otro extremo, la revocación del man- El reclamo
Unidos, pero en el ámbito local. En el otro extremo, la revocación del man- El reclamo

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 29

PRESIDENCIA

Gil Zuarth. En busca de alternativas Germán Canseco
Gil Zuarth. En busca de alternativas
Germán Canseco

El predictamen que la Comisión de Go- bernación del Senado, presidida por Mu- rillo Karam, emitió el 2 de agosto de 2011, contenía otra definición: “Es la preservación de la democracia fundada en el desarrollo económico, social y político del país y sus habitantes”. En el mismo documento, dicha co- misión no aceptó la nueva definición de “amenazas” a la seguridad nacional y a la seguridad interior que propuso el gobierno de Calderón: “El dictamen no acepta que la seguridad nacional conlleva un régimen democrático, republicano, federal y repre- sentativo conforme a la Constitución. ¿Cuál es la base de su propuesta de democracia? No estamos de acuerdo con que se modi- fique la definición de democracia”, se lee

en el documento interno de la comisión, del que tiene copia este semanario. Los senadores priistas de entonces, coordinados por Manlio Fabio Beltrones, tampoco aceptaron varias de las facultades que se le otorgaban a las Fuerzas Armadas, como la de “obtener, recolectar, clasificar, registrar, analizar, evaluar, procesar, explo- tar y almacenar información sobre hechos relacionados con la afectación; asimismo, requiere información entre otras, a las auto- ridades participantes, quienes estarán obli- gadas a proporcionarlas”, según establecía el artículo 76. Los argumentos de las organizaciones defensoras de derechos humanos contra aquella reforma del gobierno de Calderón fueron la escasez de referencias a los de-

rechos humanos y a las garantías in- dividuales que contenía esta iniciativa,

así como la crítica al fuero militar y la demanda de que los elementos de las Fuerzas Armadas, en caso de transgre- siones a las garantías individuales y a los derechos humanos a civiles, fueran juzgados por jueces civiles. En las cuatro iniciativas que se presentaron en el primer foro sobre la ley de seguridad interior se trata de marcar el carácter “excepcional” de la medida. Tanto las iniciativas de Gil Zuarth, del PAN, como la de Miguel Barbosa, del PRD, plantean un plazo de seis meses para realizar la inter- vención de los militares. “Si en seis meses un determinado orden de gobierno no puede estabilizar

la situación, las Fuerzas Armadas se re-

tiran y en consecuencia se tendrán que

buscar otras alternativas”, argumentó Gil Zuarth. La Ley de Seguridad Interior “no li- mita el ejercicio de los derechos huma- nos, porque no implica declaratoria de excepción o de emergencia. No otorga

a las Fuerzas Armadas funciones de in-

vestigación o de procuración de los de- litos. No supone suplir a los militares en las tareas de los policías y, por supues- to, no genera o cierra el margen actual de discreción sobre el despliegue de las Fuerzas Armadas”, abundó el panista. En el Senado, Gil Zuarth lanzó la pregunta que le ganó el asentimiento de Castillejos Cervantes: “Habría que pre- guntarnos si se pueden ir los militares hoy del territorio nacional. Y la respuesta creo que es muy simple: no se pueden ir por una razón: porque no hay nadie que los sustituya”.

dato que se ha planteado (en Venezuela)

presidente –el actual o el que venga– ten-

al Congreso para que fuera discutido por

las fuerzas políticas. De todas maneras, va

a

ser discutido por éstas, pero en términos

y

do en la ficción democrática. O nos toma-

mos la democracia en serio o ponemos en

enriquezca. No podemos seguir vivien-

autoritarismo?

–Sí, porque hay exasperación social.

a

múltiples episodios. Entre ellos, una re-

seguir vivien- autoritarismo? –Sí, porque hay exasperación social. a múltiples episodios. Entre ellos, una re-

dos o tres ocasiones, ha llevado a la con-

drá que encontrar en el gobierno de coali-

solidación del autoritarismo (en ese país). “Se planteó con (el presidente Hugo) Chávez, quien se fue contra los medios de

ción la única solución posible para poder ejercer realmente el gobierno. –¿No hay de otra?

de descalificación, como ya está pasando. “Darlo al Congreso para que se discuta

comunicación, acabó con las televisoras

–No hay de otra. Quien no gobierne

independientes, controló los medios impre-

en coalición estará expuesto a que se si-

sos, por lo menos una buena parte, así como las radiodifusoras, para evitar expresiones adversas a él. Con (el actual presidente Ni- colás) Maduro ocurrió ya la vulneración di- recta del orden constitucional. “En lugar de la revocación del mandato

gan repitiendo los episodios que ahora estamos viendo, que resultan no de la persona, sino de la estructura de poder. Si pusiéramos a otra persona, va a pasar exactamente lo mismo; y si seguimos así durante varios sexenios, los resultados

riesgo la democracia; y si no somos ca- paces de remediarlo, a un nuevo sistema autoritario en el país. No estamos en eso todavía y podemos remediarlo. –¿Hay un riesgo real de regresar al

lo que funciona en un sistema represen- tativo es un Congreso fuerte, que sí pueda ejercer controles con relación al gobierno

van a ser sistemáticamente iguales. El problema ya no son las personas. Son las instituciones y la manera de operarlas.

La sociedad quiere mejores condiciones

y

que sí le pueda decir al ministro X o el

–El llamado presidencial de unidad

de vida. Cuando sólo dos de cada 10 mexi-

gabinete completo que es disfuncional y lo censura. Si ya tuviéramos gobierno de coa-

cayó en el vacío. –Para que funcionara el pacto al que

canos tienen la creencia y convicción de que la Constitución es funcional, enton-

lición y secretarios de estado responsables,

convocó (Peña Nieto), tendría que hacerse

ces la sociedad comienza a estar expuesta

la

inconformidad sería con relación a ellos

exactamente lo mismo que se debió haber

y

no con relación al presidente. Por eso el

hecho con el Pacto por México: trasladarlo

caída autoritaria.

30 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

presidente. Por eso el hecho con el Pacto por México: trasladarlo caída autoritaria. 30 2098 /

Miguel Dimayuga

Asociado con el proyecto de crear la Bolsa Institucional de Valores,que competiría con la Bolsa Mexicana de Va- lores, existe otro para reformar la afore que maneja los fondos de los trabajadores del Estado, Pensionissste. Esta institución formaría parte de los capitales inte- grantes de la nueva bolsa, pero ya no contaría con el respaldo gubernamental en caso de pérdidas y minus- valías de los fondos que operan.

JENARO VILLAMIL

C on el retorno de Luis Vide- garay al gabinete de Enrique Peña Nieto, como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, revivió un pro- yecto anunciado a finales de

octubre de 2015: la creación de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), una nue-

de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), una nue- En puerta, la “liberación” de Pensionissste 32
En puerta, la “liberación”
En puerta, la
“liberación”

de Pensionissste

Institucional de Valores (Biva), una nue- En puerta, la “liberación” de Pensionissste 32 2098 / 15

32 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

Institucional de Valores (Biva), una nue- En puerta, la “liberación” de Pensionissste 32 2098 / 15

Octavio Gómez

ECONOMÍA Y FINANZAS

va operadora que le hará competencia a

la actual Bolsa Mexicana de Valores (BMV)

pero que tendrá entre los capitales que la

integran al Fondo Nacional de Pensiones Pensionissste, cuyo vocal ejecutivo José

María de la Torre es un viejo amigo del ex- secretario de Hacienda e impulsor de bajo perfil de este proyecto. La autorización para que comience a operar Biva se espera a mediados de 2017

y dependerá de la Comisión Nacional

Bancaria y de Valores (CNBV), a cargo de Jaime González Aguadé, y de la regulación que establezca la Secretaría de Hacienda, según admitió en varias declaraciones de prensa el director general de Central de Corretaje (Cencor), Luis Urquiza, quien aparece como principal promotor de Biva. Según la información pública, el dine-

ro para crear esta nueva bolsa de valores

provendrá de una nueva figura conocida

como Certificados de Capital de Desarro- llo (CKD), nuevos instrumentos del mer- cado de valores que impulsan proyectos

de infraestructura, empresariales y de ca-

pital privado. Los CKD son “títulos o valores fiducia- rios destinados al financiamiento de uno o más proyectos, o para la adquisición de una o varias empresas”, según la defini- ción de la BMV. La figura de los CKD permite la crea- ción de fideicomisos en los que pueden

participar tanto socios capitalistas como las administradoras de fondos para el retiro (afores). En el caso de Biva, la CKD está formada por LIV Capital, integrada por socios capitalistas, pero más de 90% provendrá de capital de afores, entre ellas las de Banamex y Coppel así como Pensionissste. En su columna “Nombres, nombres y… nombres”, del 4 de octubre de 2016, el especialista en negocios Alberto Aguilar informó que “entre las 34 casas de bol-

sa que hay en el país no todas están de

acuerdo con el proyecto. “Es más, hasta se cuestiona la parti- cipación del LIV Capital, de Miguel Ángel Dávila, Humberto Zesatti y Alex Rossi, que inyectará 450 millones de pesos a Biva porque en el mismo CKD participan va- rias afores. “Se habla de Pensionissste, que lleva José María de la Torre, así como de Afore Ba- namex, a cargo de Luis Sayeg, y Afore Capi- tal, que encabeza Mauricio Alarcón. “Amén de que no necesariamente sue- na congruente que los dineros de los tra- bajadores participen en el capital de una bolsa, se hace ver que LIV ha tenido tam- bién sus tropiezos, como fue Mastretta, la automotriz mexicana que naufragó por problemas de gestión administrativa”, es- cribió Aguilar. Por su parte, la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos de Retiro

afirmó ante diputados y senadores, en consultas realizadas para aprobar la nue- va ley que le da autonomía de gestión a Pensionissste, que el órgano de dirección de este Fondo Nacional de Pensiones se integrará por miembros de la Secretaría de Hacienda quienes “tienen conflictos en materia de inversión, porque prefieren

que los activos de las afores se inviertan en fondos de gobierno”. La creación de una nueva bolsa de valores en México no es recomendada por especialistas del sector, ya que ven

la amenaza de una mayor fragmentación

porque “la competencia no remediará la falta de crecimiento del mercado mexica- no. En Canadá el mercado se abrió a com- petencia y no creció, pero se fragmentó”. Así lo establece el estudio Estado del mercado de capitales mexicano: iniciativas para su expansión, realizado por Equity Re- search Desk LLC (www.erdesk.com), al cual tuvo acceso este semanario. El estudio, de noviembre de 2016, com- para el mercado bursátil mexicano (que representa apenas 39% del PIB con un to- tal de 144 emisoras) con el de otras bolsas de América Latina (Chile tiene 83% y Co- lombia 41%) y el de otras regiones. En México sólo hay 25 financieras en- listadas, mientras en Chile hay 46 y en Perú hay 71. Asimismo, sólo hay una compañía enlistada del sector energía, en compara- ción con 52 en Brasil, 25 en Argentina, 25 en Chile y 20 en Perú, y en la lista del país no aparecen empresas estatales. El diagnóstico del estudio revela que la estructura del mercado bursátil mexicano “promueve la expatriación” de los capita- les y este fenómeno continuará “a menos que se consense un plan de contención”. Según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, entre 2013 y agosto de 2016 las carteras que más han crecido fueron las de las afores, que se incrementaron 65% al pasar de mil 903 millones de pesos a 2 mil 692 millones, en montos colocados tanto en ofertas públi- cas de acciones, como en CKD, en Fidei- comisos para Rentar y Administrar Bienes Inmuebles y en emisiones de deuda priva- da de mediano y largo plazos.

La aventura de Pensionissste

La reforma financiera impulsada por Luis Videgaray aceleró, entre otras medidas, una iniciativa del Ejecutivo federal para separar a Pensionissste del ISSSSTE. En septiembre de 2015 el Ejecutivo fe- deral envió a la Cámara de Diputados su

iniciativa que plantea la plena separación

y “autonomía de gestión” para convertir

a Pensionissste en un Fondo Nacional de

Pensiones que determinará dónde y cómo invertirá los fondos de los trabajadores al servicio del Estado.

De la Torre Verea. Por la autonomía http://www.gob.mx/
De la Torre Verea. Por la autonomía
http://www.gob.mx/

En su exposición de motivos, la ini- ciativa elaborada en las oficinas de la Secretaría de Hacienda advierte que Pensionissste “no cuenta con autonomía operativa, normativa y de gestión, lo cual genera diversas fracturas que le impiden atender de manera dinámica, en la línea con lo que exige el Sistema de Ahorro para el Retiro. “Esta inflexibilidad –se advierte en el documento del Ejecutivo– impide a Pen- sionissste crecer a la par que sus com- petidoras y ofrecer mayores beneficios y

calidad en el servicio a los trabajadores, lo cual la sitúa en condiciones de desventa-

ja en el mercado, que podrían, en el me-

diano plazo, conducir a una situación de

insostenibilidad”. La iniciativa modifica la composición del consejo de administración de Pensio- nissste para que lo integren cuatro repre- sentantes del gobierno federal, tres de los nueve sindicatos de la burocracia federal

y seis consejeros “independientes” de-

González Aguadé. Trabas

la burocracia federal y seis consejeros “independientes” de- González Aguadé. Trabas 2098 / 15 DE ENERO

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 33

Pensionissste. Nueva administración http://unionstunam.blogspot.mx
Pensionissste. Nueva administración
http://unionstunam.blogspot.mx

signados directamente por el Ejecutivo Federal. Todos los bienes y obligaciones de Pensionissste pasarán a manos de la nue- va empresa administradora, y el gobierno federal “no responderá por las obligacio- nes a cargo de la nueva sociedad, ni de las pérdidas ocasionadas por una variación negativa en el valor de las acciones de las siefores (sociedades de inversión especia- lizada en fondos de retiro) que operen los fondos de los trabajadores”. El 8 de diciembre de 2015 se aprobó en la Cámara de Diputados la iniciati- va enviada por Peña Nieto, con algunas modificaciones en relación con la com- posición del consejo de administración. En septiembre de 2016 la minuta llegó al Senado y sigue pendiente su análisis y aprobación. El estudio “Apuntes sobre la iniciativa que reforma la Ley del ISSSTE para separar

a Pensionissste”, elaborado por el Institu-

to Belisario Domínguez del Senado de la República, advierte que esta modificación legal podría generar implicaciones nega- tivas en el bienestar de los trabajadores:

“Tanto en la propuesta del Ejecutivo

como en la minuta se elimina la respon- sabilidad del gobierno federal si se llegan

a perder los fondos de las cuentas indi-

viduales o en caso de minusvalías en el valor de las sociedades de inversión espe- cializadas en fondos para el retiro.” Se añade que en la propuesta del Eje- cutivo federal “no existe ninguna restric- ción respecto a la obligación de buscar el bienestar social general, la iniciativa pri- vada puede disponer de estos recursos sin la regulación del Estado y sin la función obligada constitucionalmente”. Durante los foros de la Semana de la Seguridad Social, el vocal ejecutivo de

Pensionissste, José María de la Torre, de- fendió en la Cámara de Diputados y en el Senado el nuevo esquema para dotar de “autonomía operativa, normativa y de gestión” a este fondo de pensiones. De la Torre mencionó que estos cam- bios “son resultado directo de la entrada de los esquemas de capitalización indivi- dual de hace 17 años. El rol de las afores en los mercados domésticos y en la esta- bilidad macroeconómica es innegable”. El funcionario, viejo amigo de Luis Vide- garay, insistió en que el gobierno “no respon- derá” por cualquier minusvalía en el valor de las siefores con este nuevo esquema. Como Videgaray, De la Torre tiene una larga carrera en el sector bancario priva- do. Tiene maestría en administración de empresas con especialidad en ingeniería financiera por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde Videgaray realizó estudios de posgrado. De la Torre inició su carrera en Bana- mex, fue director de Citigroup, luego direc- tor de Ventas de Producción Estructuradas y Director de Estrategia de Inversión para América Latina en BBVA-Bancomer. Fue vicepresidente del banco estadunidense JP Morgan y director de Fondos de Renta Fija en la compañía holandesa ING.

La historia de Biva

Recién estrenada la reforma financiera del gobierno de Peña Nieto, en octubre de 2015, Santiago Urquiza, presidente de Cencor, presentó ante la Secretaría de Ha- cienda una solicitud para organizar y ope- rar Biva. Urquiza, con más de 20 años en el sector financiero y bursátil, sorprendió al ámbito de las finanzas al indicar que te- nía tres años trabajando esta iniciativa y

contaba con el patrocinio de Nasdaq, que le brindaría su sistema de vigilancia y sus avances tecnológicos operativos.

Afirmó que esta nueva bolsa se orien- tará hacia las medianas y pequeñas em- presas y requeriría una inversión inicial de 320 millones de pesos. Habló de un “uni- verso potencial” de más de 6 mil empresas y mencionó en rueda de prensa que en un primer momento los valores que se cotiza- ran en la Biva serían de deuda y capital. “La intención es trabajar en conjun- to para hacer el mercado de valores más

Creemos que el

mercado mexicano puede crecer 40% en tres años”, dijo Urquiza con optimismo a columnistas de El Economista, El Financiero, Milenio y Excélsior. Desde el principio, varias columnas periodísticas y especialistas del ámbito financiero y bursátil especularon sobre la viabilidad de la Biva y quiénes podrían es- tar detrás de esta nueva empresa que ge- neró nerviosismo en la BMV, dirigida por José Oriol Bosch. Durante todo 2016 Hacienda, dirigida por Luis Videgaray, así como el Banco de México y la CNBV dieron signos de que la Biva sería aprobada porque era necesario abrir la competencia en el sector bursátil. A finales de 2016, ante la renuncia de Videgaray a la Secretaría de Hacienda, co- menzaron a ventilarse las dificultades de viabilidad de la Biva. Un estudio de Accival-Citibanamex afirmó en noviembre del año pasado que “tanto las compañías listadas en México como las casas de bolsa mexica- nas ponen en duda las ventajas de que opere en el país una nueva plataforma de negociación de instrumentos de ren- ta variable”. “Las compañías listadas, especial- mente las de pequeña y mediana ca- pitalización, temen que la potencial fragmentación de liquidez resulte en una caída de los precios de las acciones en la medida en que aumente el descuento de liquidez”, afirmó el estudio de Citibana- mex, accionista de la actual BMV. Ese mismo mes Jaime González Agua- dé, director de la CNBV, comenzó a circu- lar un proyecto para regular la Biva. Con el visto bueno de la autoridad reguladora del mercado bursátil, la Secretaría de Hacien- da, le entregaría la concesión. La novedad fue el anuncio de que Latin Idea Ventures Capital (LIV Capital) apor- tará los 450 millones de financiamiento inicial a partir de su CKD para fondear la Biva y que dependerá de la aprobación de Hacienda. Los especialistas bursátiles especulan que, con el retorno de Luis Videgaray al gobierno federal, el proyecto revivirá con mayor fuerza y la concesión podría ser entregada a mediados de este año.

accesible al mercado

fuerza y la concesión podría ser entregada a mediados de este año. accesible al mercado 34

34 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

fuerza y la concesión podría ser entregada a mediados de este año. accesible al mercado 34

CORRUPCIÓN

Farmacéutica israelí

corrompió

a funcionarios mexicanos

http://www.vosizneias.com/
http://www.vosizneias.com/

Reputados médicos de hospitales públicos y funcionarios de salud mexicanos aceptaron millones de pesos para promover los productos de la farmacéutica Teva, particu- larmente un medicamento para tratar la esclerosis múltiple. Y el hecho no fue descubierto por autoridades nacionales, sino por Estados Unidos, que ya multó con más de 500 mi- llones de dólares a la empresa israelí. Al sur del Bravo, la impunidad campea.

JORGE CARRASCO ARAIZAGA

F uncionarios del sector salud durante los gobiernos federa- les panistas estuvieron involu- crados en actos de corrupción internacional perpetrados por la farmacéutica Teva, la princi-

pal productora de medicinas genéricas en el mundo. Junto a Rusia y Ucrania, México se convirtió así en plataforma para que la empresa de origen israelí colocara en el mercado –irregularmente– el medicamento

Copaxone, diseñado para el tratamiento de la esclerosis múltiple. El caso fue investigado por el Departa- mento de Justicia de Estados Unidos a partir de una denuncia de la Comisión de Inter- cambio de Valores de ese país (SEC), pues la farmacéutica ha cotizado en la Bolsa estadunidense. Teva evitó el juicio porque acordó con el Departamento de Justicia un pago por 520 millones de dólares. El acuerdo se firmó el pasado 22 de diciembre, luego de que la farmacéutica aceptara que un

millonario pago de sobornos a funciona- rios de esos tres países fue parte de su estrategia. Gracias a los erogaciones ilegales en

México, Rusia y Ucrania, Teva logró ganan- cias por más de 221 millones 232 mil 303

dólares

la multa. Con los sobornos, Teva logró –en los tres países– la aprobación de regulaciones, decisiones de compra de medicamentos por parte de hospitales públicos y su inclu- sión en recetas, con lo que incrementó su

que se esfumaron con el pago de

y su inclu- sión en recetas, con lo que incrementó su que se esfumaron con el

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 35

cuota de mercado con ventajas sobre sus competidores. En México, la investigación detectó que Teva

cuota de mercado con ventajas sobre sus competidores. En México, la investigación detectó que Teva hizo pagos ilegales a funcionarios del sector salud desde 2005 (en el gobierno de Vicente Fox) hasta 2012, durante todo el se- xenio de Felipe Calderón. La farmacéutica israelí también corrompió a través de una empresa con la que distribuyó la inyección Copaxone. Ese nombre es la marca comercial del acetato de glatiramer, una droga utilizada

para el tratamiento de la esclerosis múltiple

y uno de los pocos productos no genéricos

que vende Teva. Durante varios años ese medicamento,

que retrasa la evolución de la enfermedad, fue uno de los que dejaban más ganancias

a la empresa, por el solo hecho de que los

pacientes con ese mal deben aplicarse una inyección diaria. Al año, el costo se eleva a

miles de pesos por enfermo. No es el primer escándalo de Teva en México. En 2007 ya había sido investigada en Estados Unidos también por prácticas corruptas y actualmente se encuentra en litigio en Nueva York para intentar desco- nocer un compromiso de compra de la far- macéutica mexicana Rimsa, a la que ahora acusa de producir medicamentos que po- nen en riesgo la salud.

La trama

La investigación contra la farmacéutica is- raelí por los sobornos internacionales se hizo porque violó el Acta contra Prácticas Corruptas en el Extranjero, una ley esta- dunidense. El proceso se radicó en la Corte Federal para el Distrito Sureste de Florida, debido a que las operaciones de Teva para América Latina se manejan desde Miami. Pero la investigación se amplió y ahora toca a Teva International Group, principal unidad responsable de las operaciones de Teva fuera de Estados Unidos, que operó entre 2002 y 2010 y estuvo a cargo de un eje- cutivo israelí. Los documentos presentados ante la

un eje- cutivo israelí. Los documentos presentados ante la Recetas inducidas chosas en México y así

Recetas inducidas

chosas en México y así quedó asentado en el acuerdo con el gobierno estadunidense:

“Teva comercializó y vendió productos far- macéuticos en países con alto riesgo de co- rrupción, entre ellos México. “A pesar de conocer la naturaleza de los riesgos de corrupción de hacer negocios en México y consciente de la bandera roja sobre conductas previas relacionadas con la corrupción de la subsidiaria de Teva en México, Teva consciente y voluntariamente falló en poner en práctica un adecuado sis- tema de controles internos y en hacer cum- plir los controles internos que ya tenía, lo que se tradujo en pagos impropios en Méxi- co”, dice la investigación. Teva se instaló en México en 2004 y des- de entonces se ha dedicado a comprar com- pañías no sólo del sector farmacéutico, sino también inmobiliario y de servicios. Teva México está integrada por Lemery S. A. de C. V., de preparaciones farmacéuticas; Lemery Desarrollo y Control, de servicios de aseso- ría administrativa; e Inmobiliaria Lemery, urbanizadora y promotora de cementerios. También forman parte del grupo la compañía farmacéutica Sicor de México, ubicada en Lerma, Estado de México; Teva Pharmaceuticals México, en Naucalpan, Es- tado de México; Ivax Phamaceuticals Méxi- co, y Vitrum División Farmacéutica, ambas en la Ciudad de México. El actual director de Teva México es Enrique Villarreal Barocio, a cargo de la empresa desde 2011. El crecimiento del consorcio tuvo un primer descalabro en 2016 con la compra de la farmacéutica Rim- sa, de Guadalajara. La empresa israelí se comprometió a pagar 2 mil 300 millones de pesos por la compañía, pero el caso termi- nó en una demanda en Nueva York en un cruce de acusaciones por incumplimiento de contrato. Ante los señalamientos de Teva de que Rimsa producía medicamentos con registros sanitarios que no correspondían a lo exhibido, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios cerró en octubre pasado la planta de Rimsa en Gua- dalajara mientras emite un dictamen. La resolución se espera para los primeros me- ses de 2017. En cuanto la adquirió, Teva México re- dujo la producción de las dos plantas que Rimsa tenía en Guadalajara. Su objetivo

Corte de Florida no precisan el total de los so- bornos en México, pero mencionan que Teva pagó miles de dólares en efectivo, comidas, regalos y viajes a Cancún para médicos empleados de hospitales públicos. En el caso del distribuidor del producto, señala que dio entre 9 mil 600 y 30 mil dóla-

res cada año (entre 227 mil 904 y 712 mil 200 pesos al tipo de cambio actual) para influir en la decisión de recetar la inyección. Ya en

2012 los sobornos fueron por aproximada-

mente 159 mil dólares (3 millones 774 mil 660 pesos).

La “inversión” valió la pena… hasta que se conoció el delito. Tan sólo entre 2011 y

2012 –los últimos dos años del gobierno de

Calderón– Teva México obtuvo contratos por unos 16 millones 865 mil 489 dólares, equivalentes a 222 millones 455 mil 800 pe- sos al tipo de cambio promedio de 13.19 pe-

sos por dólar en 2012. La cifra es menor a la que obtuvo en Rusia, por casi 200 millones de dólares. Entre los corrompidos en México, la in- vestigación ubicó a un funcionario mexica- no cuya identidad se reservó, quien entre

2005 y 2012 “fue un reconocido e influyen-

te neurólogo que trató a pacientes con esclerosis múltiple”, tuvo altos cargos en hospitales y otras instalaciones de salud propiedad del gobierno. Sobre la empresa –cuyo nombre tam- bién se reservó– distribuidora de la inyec- ción, el Departamento de Justicia dijo que durante 2011 y 2012 Teva se valió de aquélla para distribuir Copaxone en los hospitales propiedad y administrados por el Estado. Precisó que en ese periodo usó al distri- buidor para hacer pagos a médicos y otros proveedores. “Algunos de éstos recibieron pagos de Teva México a cambio de recetar Copaxone al menos desde 2005”, apenas un año después de que la empresa israelí se instalara en el país. Las “mordidas” fueron conocidas por los propios ejecutivos de Teva México en- cargados desde 2009 de desarrollar y apro- bar los controles internos anticorrupción de la empresa.

Precedentes sucios

internos anticorrupción de la empresa. Precedentes sucios Teva ya había sido investigada por el De- partamento
internos anticorrupción de la empresa. Precedentes sucios Teva ya había sido investigada por el De- partamento

Teva ya había sido investigada por el De- partamento de Justicia por prácticas sospe-

36 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

Teva ya había sido investigada por el De- partamento de Justicia por prácticas sospe- 36 2098

era utilizar la estructura comercial de la empresa mexicana para aumentar su par- ticipación en el mercado de medicamentos genéricos. Tanto la acusación de la SEC como la investigación del Departamento de Justicia detallaron la manera en que Teva corrom- pió en México. Las indagatorias fueron apo- yadas con información de la Procuraduría General de la República. La SEC aseguró que a mediados de la década pasada, la administración de Teva México “de manera rutinaria entretuvo a funcionarios del gobierno de México en un hotel de Cancún para incrementar las ven- tas de Teva en México”. En ese entonces Teva reportaba directamente a su matriz en Israel. Las irregularidades fueron dadas a co- nocer en febrero de 2007 a través de una denuncia anónima al auditor interno de Teva, por lo que la matriz emprendió una investigación interna que terminó al año si- guiente. La indagatoria encontró que había “evidencia creíble” de los pagos ilegales de Teva a funcionarios del gobierno de México para influir en la aprobación de regulacio- nes y fórmulas, así como en las decisiones de compra y prescripciones. Como resul- tado, 11 empleados de Teva México fueron despedidos. Sin embargo, continuó la compra de vo- luntades de médicos en hospitales públicos para que siguieran recetando medicamen- tos de Teva. Una de sus prioridades era colocar en el mercado la inyección Copaxone. La investi- gación estadunidense encontró que el 6 de noviembre de 2008, uno de los funcionarios mexicanos comprados por la empresa is- raelí se quejó porque no le habían pagado:

“Teva México prometió y prometió y nunca hubo ningún interés para mejorar nuestra relación”, según cita el Departa- mento de Justicia de un correo electrónico escrito ese día por el funcionario mexicano. La comunicación añade que la falta de pago fue “realmente extraña, cuando soy uno de sus mejores clientes en México”. Ex- plica que ha recetado Copaxone a unos 170 pacientes, lo que lo convertía en uno de los médicos que más ha prescrito el medica- mente en la región. El correo fue reenviado a un ejecutivo de Teva en Israel –no identificado en la ver- sión pública de la investigación–, quien res- pondió a uno de los principales ejecutivos de Teva México –tampoco identificado– que “apreciaría sus buenos resultados y con- fianza de que el problema (con el funcio- nario mexicano) sería resuelto. Después de todo, no todos los días tenemos una queja de un profesor que tiene 170 pacientes con Copaxone”. La propia empresa israelí reconoció la ventaja de los pagos ilegales. En un correo del 30 de diciembre de 2008 –también cita- do en el expediente–, un ejecutivo de Teva

México reportó a su matriz que el reciente avance de Copaxone en el mercado mexica- no no se debía al apoyo científico o acadé- mico, sino a “otros incentivos” pagados del presupuesto a la comercialización y promo- ción del producto. La colocación de ese medicamento en el mercado mexicano quedó después a cargo de una Unidad de Innovación de Negocios de Teva México, que redujo el presupuesto para su promoción. Con pro- pósitos de mantener la compra de los fun- cionarios mexicanos, Teva México decidió que a partir de entonces se les pagaría en efectivo por parte del distribuidor de Co- paxone en el país. Para entonces, de acuerdo con la SEC, Teva tenía una política y medidas contra las “mordidas” en el caso de terceras par- tes, pero ninguna de ellas fue aplicada en este caso. Otro correo de la investigación, de abril de 2011, señala que un ejecutivo de Teva Israel “específicamente instruyó (a sus fi- liales en América Latina) a poner en prác- tica un sistema robusto que nos posibilite monitorear y asegurarnos que el mismo doctor no sea invitado a comer más de tres veces”. La empresa en ningún momento desis- tió de colocar como fuera su sustancia. En enero de 2012 un ejecutivo de menor nivel de Teva México acordó con su distribuidor márgenes adicionales en sus ventas de Co- paxone a través de descuentos impropios. El acuerdo consistió en que Teva México le daría un margen adicional de 2% sobre las ventas del distribuidor a sus clientes gubernamentales. Tras el acuerdo, “el administrador de Teva México le dio a ese mismo subordina- do una lista de doctores, sus números de teléfono y las cantidades de dinero que les debía pagar”.

CORRUPCIÓN

El administrador de la empresa le pidió entonces llamar a los médicos para decir- les que seguirían recibiendo dinero de Teva. Según la acusación de la SEC, “algunos de esos doctores empleados en hospitales del gobierno fueron influyentes neurólogos”. Precisa que la mayoría de los médicos que fueron sobornados por el distribuidor del medicamento en 2011 y 2012 también recibieron pagos ilegales “en o alrededor de 2007”. Indica que el distribuidor pagó entre 9 mil y 30 mil dólares cada año para influir en las recetas, mientras que Teva pagó di- rectamente 159 mil dólares a funcionarios mexicanos en 2012. Los pagos se mantuvieron durante ese año. Sólo entre el 16 de febrero y el 6 de marzo de ese año, la empresa distribuido- ra hizo pagos en efectivo al menos a siete funcionarios de hospitales e instalaciones de salud públicos. La investigación consigna también un correo del 15 de marzo, en el que la distri- buidora le reporta a Teva México cómo se entregó el dinero a los médicos, incluidos 30 mil dólares dados a un funcionario en su oficina la mañana del 17 de febrero de 2012. En total, el empleado de la distribui- dora detalló pagos en efectivo por 159 mil dólares. La SEC señaló que Teva México disfra- zó los sobornos en sus registros contables como “legítimas reducciones de ingresos” y fueron consolidados en las declaraciones financieras de Teva ante la propia Comisión de Intercambio de Valores. La empresa israelí reconoció los so- bornos ante el Departamento de Justicia y acordó pagar una multa por 283 millones 177 mil 348 dólares en beneficio del De- partamento del Tesoro de Estados Unidos; además de 236 millones 101 mil 824 dólares junto con la empresa distribuidora.

101 mil 824 dólares junto con la empresa distribuidora. Rimsa. Un pie de Teva en México
Rimsa. Un pie de Teva en México http://www.gonbar.com
Rimsa. Un pie de Teva en México
http://www.gonbar.com
junto con la empresa distribuidora. Rimsa. Un pie de Teva en México http://www.gonbar.com 2098 / 15

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 37

El tiempo de

Ayotzinapa

La mayor esperanza de saber qué ocurrió con los 43 normalistas durante la Noche de Iguala, la dio del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independien- tes, que en la práctica fue “expulsado” por el gobier- no federal. Por esta razón resulta de importancia capital conocer la labor y las versiones personales, libres y extendidas de los miembros de dicha agru- pación. Carlos Martín Beristain, uno de aquellos investigadores, acaba de hacerlo en el libro El tiempo de Ayotzinapa, publicado por Foca. Con permiso de la editorial difundimos un fragmento de la obra, que será presentada en México el próximo martes 17.

CARLOS MARTÍN BERISTAIN

E sta mañana convocamos a otros chavos, ahora que ya tenemos un mapa de autobuses y de apodos, para completar los agujeros. Cuando empiezas una inves- tigación así, al principio vas trazando el lienzo. En- cuadres. Lugares. Colores de fondo. Grandes formas. Trazos a confirmar. El cuadro tiene un cierto latido. Y

toca, en verdad, dibujar si quieres entender. Yo voy con mis ma - pas de aquí para allá, como si fueran un jeroglífico egipcio. Cada uno lo toma de un lado y lo mira, lo gira y asiente o matiza. Hay gente que tiene memoria fotográfica. Esas neuronas son mejor que una réflex. Hemos convocado a uno del escenario de los tres autobuses; a otro que estuvo en el primero de los autobuses que llegó a la ciudad, donde se quedaron encerrados y llamaron a los otros dos que estaban fuera de Iguala para que vinieran a resca- tarlos; a uno que iba en el quinto autobús del que no se habla. Te- nemos ya el boceto, pero este mural necesita de todas las manos. La tarde del sábado pasa en la sede del Prodh, el grupo de de- rechos humanos que lleva el caso de los estudiantes de Ayotzina- pa. Para tomar testimonios se necesita un espacio de confianza. Como en Guatemala, cuando discutíamos cuál era el lugar para atender a las mujeres víctimas de violación sexual y una antro- póloga indígena nos dijo: el temazcal. Ese lugar del cuerpoalma. Nadie sabe de lo que allí se habla y ahí se cura. Nuestro temazcal esta tarde está aquí. Volvemos a los detalles de la noche. Ese ca- mino de vuelta es también difícil porque no es sólo una historia. –Hablar de estas cosas duele, no hemos tenido oportunida- des de hablar de todo esto así profundo.

Los jóvenes lo guardan de varias maneras hacia dentro, a ve- ces es su protección; otras, la historia se cuenta en pocas pala- bras, mientras nosotros queremos el relato pormenorizado para volver allá con ellos. Me acuerdo de Tyte Mugreyfa, amigo y tera-

peuta ruandés en Bélgica, donde trabajaba con sobrevivientes de las masacres de 1994 de su país. –Cuando tomamos un testimonio, toca volver con los sobre- vivientes al lugar del horror. Nosotros no somos víctimas, pero tenemos que estar dispuestos a formar parte de ese camino. Pasamos horas repasando la historia, hasta que la noche se echa encima. A las nueve, salimos Alejandro y yo de la oficina. Antes dejamos todo preparado para mañana. –A las seis de la mañana nos vemos aquí. Tienen cama y cena. Vamos a ir a Iguala para hacer una inspección en los luga- res de los hechos. Los chavos están nerviosos. Dicen que nadie les dijo que te- nían que quedarse esta noche para salir mañana con nosotros. Llamo al secretario del comité estudiantil para que hable con ellos. Maganda les cuenta el plan. Por fin todo bien. Paseamos con Alejandro entre las pocas calles que nos separan del hotel. En ese recorrido comentamos los detalles y nos convocamos para mañana. A las 6:00 estamos en la puerta. Los estudiantes se quedaron a dormir. –José Luis les preparó las habitaciones –pero parece que las sábanas se les pegaron al sueño. Nadie abre la puerta, a pesar de que la insistencia se convierte ya en urgencia. Santiago, el otro abo- gado, es nuestra salvación cuando responde al teléfono. Ya viene con Juan, que se quedó ayer tarde, pero no sabe qué pasó con ellos. Buscamos por todas partes, pero no están. Las posibilidades andan aquí cerca, el sindicato que a veces los acoge. Gestiones y llamadas no sirven para nada. Desayunamos mientras hacemos tiempo y lla- mamos a otros lugares posibles. Por fin llegan las 10 y nos aventa- mos hacia Iguala sin saber. Lo haremos solos si no aparecen, ahora que ya nos tranquilizamos de que no les ha pasado nada. –Están en la escuela –nos llama Vidulfo, por fin. Anoche se

regresaron. que no les ha pasado nada. –Están en la escuela –nos llama Vidulfo, por fin. Anoche

38 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

pasado nada. –Están en la escuela –nos llama Vidulfo, por fin. Anoche se regresaron. 38 2098

LIBROS

Creo que ese sí era su temazcal. En realidad tenían miedo de volver a Iguala y, en medio de ese cuarto oscuro, decidieron regresar. No son sólo testigos, también son víctimas, y la ins- pección de las calles supone volver al escenario de la pesadilla. Para algunos de ellos será la primera vez desde aquella noche de terror.

Manipulando sentimientos

–Don Carlos. Necesitamos verlos. Es urgente. Las familias tienen su comité de búsqueda. Epifanio es parte de él. Establecimos algunas claves y un método de trabajo. Desde la primera visita en que llegaron impacientes, con rumores a la carre- ra, hemos pasado a una dinámica más pausada. El relato de las ve- ces en que les ha llegado información sobre el destino de los hijos daría para un libro tamaño biblia. Las informaciones siempre son una mezcla de rumores escuchados que alguien transmite como si fuera testigo, informaciones de cosas que apenas se tocan con la punta de los dedos y que hay que investigar, informaciones de quienes quieren ayudar y a veces empeoran todo, e informaciones de quienes quieren marear e incluso amenazar. El tiempo que ha pasado es el peor de los enemigos. Tiempo que pasa es verdad que se aleja, dice Ángela; uno al que se le ha dejado crecer. En medio de la urgencia, lo que se necesita es tener respues- tas. Es imposible tener paciencia con el cronómetro en marcha. Y para las familias de los desaparecidos ése es un tiempo que arde. La primera vez llegaron muy nerviosos; apenas habían pasado unos días desde que estábamos en el país. Un grupo de familias fue convocado a una reunión. Vino una mujer que se presentó como abogada y que se jactaba de tener contactos muy altos en Gobernación; de hecho, usaba una de esas camionetas como las del Gobierno, dicen los padres. Y vino con otras dos personas co- nocidas y siempre sospechosas. Tanto, que sus nombres sólo se dicen al oído. Los conocen. –Nos han dicho que saben dónde están, que un grupo fue lle- vado hacia el mar y otro a la montaña. Y nos convocaron a una reunión con otros más. Yo no quería ir solo como la primera vez que quedamos en un café en Tixtla. La segunda vez llegaron varios vehículos, y la comisión de padres fue llevada a un hangar en el aeropuerto de Acapulco. A ese sitio no entra cualquiera. Los familiares lo conocen porque fue el escenario de dos reuniones con las altas autoridades del Estado hace meses. Esta vez los acompañantes son otros, pero el lugar es el mismo. Hay que pasar dos controles para llegar. Cuan- do empieza la reunión, los papás esperan las noticias, ávidos de esperanza. Pero las cosas van luego luego. –Ahora tenemos que presentarles unos pape- les para firmar, para que tengan apoyo económi- co para la búsqueda. Ustedes tienen derecho a la reparación. Los padres se rebelan, no quieren firmar nada. Uno tal vez se quede y firme. No se sabe, porque todos salieron de ahí corriendo. Las ma- neras de generar división a veces parecen una decisión de los divididos. Cuenta que te cuenta, escribimos lo increíble en un cuaderno que se va llenando en estos días de historias y deta- lles. Hay que escribir para no olvidar, y recordar para darte cuenta de que es verdad. Tenemos el nombre de la señora y de los otros señores. Investigaremos. En nuestra siguiente reunión con el Gobier- no llevamos el oficio 002-SEGOB/2015. En él se hace una denuncia de los hechos para que las

autoridades investiguen quiénes son, así como todas las otras irregularidades y amenazas que conllevan. En el anexo se inclu- yen los papeles que los papás pudieron rescatar. Como ya saben que “papelito habla”, las indicaciones son siempre no perder de vista si hay documentos. Tiene membrete a color de la Segob y el texto es una copia de un intento de programa de reparación he- cho por el gobierno de Guerrero en los primeros momentos tras los hechos. Eso es lo que logramos descubrir buscando textos en archivos y páginas web. –Entonces, o es algo oficial, o alguien quiere usurpar la iden- tidad del Estado –le decimos al gobierno. La respuesta es que no se sabe y que se investigará. El futuro es a veces un tipo del que no puedes fiarte. Este intento de ma- nipulación es también una amenaza. El impacto que tuvo en los familiares fue tremendo. Un año después no tuvo respuesta.

Borrando huellas en el Palacio de Justicia

Ángela y Pancho vuelven al Palacio de Justicia de Iguala. No nos damos por vencidos con la respuesta que dice que no hay ningún video. Si hay cámaras, debería de haber grabaciones. Aunque en este caso hay tantas cosas insólitas. Cuando los despropósitos se acumulan, parece que alguien los fabrica. Desde luego no fun- ciona la explicación de que se dan por generación espontánea. También es una explicación cuando no hay otra. Como los virus, cuando a los médicos se les pregunta por qué se enfermó alguien que no sabemos de qué. En las conversaciones de la adolescencia había una cosa que llamábamos el colmo de los colmos. Era un juego para ver quién inventaba una contradicción mayor. El colmo es algo que supera la imaginación. Cuando todavía hay más, alcanza esa categoría. Aún tenemos que saberlo. En la entrada del Palacio de Justicia preguntan por el informático que controla las cámaras. Es un in- geniero afable que responde a las preguntas con interés. Sí, él llegó al día siguiente porque se enteró de lo que había sucedido, y vio las grabaciones. Se veían policías y jóvenes, pero no espe- cificó más. –Hice una copia para el tribunal, por si servía para algo. La copia pasó de mano en mano y llegó hasta la presiden- ta del tribunal. Después de varios intentos, Pancho y Ángela se entrevistan con la magistrada. Sí, ella lo vio, pero no era gran cosa. Y como no le dio importancia, mandó regrabar, no tenía interés. El informático antes, por si acaso, había hecho una copia de seguridad. No hace falta recordar dónde estamos, ni que es la presidenta de un tribunal. Ante la insistencia de los colegas, la persistencia de la respuesta. –¿Te das cuenta? –dice Ángela al llegar, indig- nada–. Es una destrucción de pruebas. Como fis- cal o magistrado no puedes hacer eso. No hace falta ser jurista para tener sentido común. Hacemos una denuncia ante la PGR para que investigue. El anuncio dice que se ponen ma- nos a la obra. Un par de semanas después pode- mos leer las declaraciones. La magistrada vuelve al refrán, donde dije digo, digo Diego. Bajo jura- mento, señala que no vio nada en el video y que ella no dijo eso que nosotros le atribuimos. Debió ser un malentendido. También leemos la del in- geniero informático. Por si acaso, hizo una copia en una USB, no vaya a ser que sí fuera importante. Pero la previsión sólo llegó a mitad de camino. La copió, pero la USB estaba dañada. No miró si se ha- bía grabado bien y desgraciadamente no se pudo recuperar.

dañada. No miró si se ha- bía grabado bien y desgraciadamente no se pudo recuperar. 2098

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 39

dañada. No miró si se ha- bía grabado bien y desgraciadamente no se pudo recuperar. 2098
dañada. No miró si se ha- bía grabado bien y desgraciadamente no se pudo recuperar. 2098

Sergio Aponte Polito*

El gasolinazo y mi tristeza, malestar, deseos y sueños

D e acuerdo con las garantías que como mexicano me otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo sexto –libertad de expre- sión– me permito hacer del conocimiento público algunas impresiones que me sur- gieron al enterarme del alto y lamentable incremento en el precio de las gasolinas, el “megagasolinazo”, con el que México ini- ció 2017.

Tristeza

La noticia me causó tristeza, porque du- rante los 49 años que estuve en activo en el Ejército mexicano recorrí varias veces nuestro país –debido a razones de estudio o trabajo– por vía terrestre, aérea y marí- tima. Así, tuve la oportunidad de conocer los grandes recursos naturales que exis- ten en nuestro territorio nacional. Pero de- bido a la mala administración, la corrup- ción, ineptitud e irresponsabilidad en las que han incurrido muchos de los funcio- narios federales, estatales y municipales, nuestro petróleo, gas, recursos forestales, minerales y marítimos no han sido debi- damente aprovechados en beneficio de la sociedad mexicana, sino que gran parte de éstos han servido para que algunos po- líticos y empresarios nacionales y extran- jeros se enriquezcan mediante fraudes, robos, engaños y sobornos. Siento tristeza porque los beneficios que se obtienen del petróleo –en varias ocasiones– han sido desaprovechados o derrochados por funcionarios irrespon- sables, corruptos y traidores a México. También el petróleo ha servido como ga-

rantía para que nuestro país se endeude. Así pasó en los años 70 y 80, cuando ban- queros de instituciones internacionales vinieron a ofrecer préstamos de largo pla- zo, a pagarse en dólares y con intereses bajos, pero no fijos, lo que dio libertad a los banqueros para subir esos intereses. Dicho fenómeno convirtió la deuda en un grave problema para nuestro país. Así sigue siendo en la actualidad: según los economistas, dicha deuda equivale a 51% del Producto Interno Bruto (PIB), y yo nun- ca me enteré dónde quedaron esos enor- mes recursos. Tristeza, porque han pasado muchos años y la corrupción en Pemex sigue pre- valeciendo a través de concesiones y con- tratos indebidos e ilegales, como lo acaba de documentar un periodista del diario Milenio. Menciono otro caso –de los innu- merables que existen– que nos ilustra la enorme corrupción que ha existido: el de los hermanos Bribiesca, hijos de la señora Marta Sahagún, que ya son millonarios, dueños de grandes negocios, edificios y hasta de un avión, pero antes eran ven- dedores de legumbres en Irapuato y uti- lizaban una camioneta de modelo no re- ciente para transportar sus productos. Su entrada a los negocios con Pemex, ayuda- dos por su madre, los hizo millonarios. Tristeza, por el uso de recursos finan- cieros para propósitos ajenos a Pemex, principalmente de tipo político. También por los robos de combustibles que –con- sidero– son distractores, propiciados en muchas ocasiones por gente de alto nivel de esta empresa, que sabe los lugares, ho- ras y clase de combustible que va a pasar

por determinado sitio… y filtra esa infor- mación para que sea sustraído ilegalmen- te por bandas de delincuentes. Paralela- mente existe el sindicato de Pemex, que ha sido nefasto por la corrupción y enri- quecimiento en el que han incurrido lí- deres como Joaquín Hernández Galicia La Quina, Salvador Barragán Camacho, y, en el presente, los actuales dirigentes, que

han estado en el gremio muchos años y son millonarios. Tristeza, porque el gasolinazo –junto con el aumento del gas, la luz y, en algu- nos estados, también del agua y el im- puesto predial– afectará el bolsillo de los mexicanos pobres, porque para los ricos

y millonarios será una distracción y no

una pesadilla. El problema se notará cla- ramente cuando empiecen a subir los pre- cios de los artículos de primera necesidad, porque los dueños de los autotransportes pagarán más por los combustibles, ese au- mento se le cargará al comerciante, y ese comerciante venderá más caro su produc-

to al consumidor, que es el pueblo.

El ciudadano que no es millonario, o cuando menos rico, se resentirá cuando tenga que pagar más por un boleto de avión o autobús, viajar en taxi, comer en

un restaurante o ir al cine. Por lo tanto, el gasolinazo sí será causa de inflación alta,

al contrario de lo que afirma el secretario

de Hacienda, José Antonio Meade, para

quien el alza no dañará –o dañará poco–

a las clases bajas. En el sexenio pasado,

otro secretario de Hacienda y Crédito Pú- blico, Ernesto Cordero, declaró que una familia podía vivir bien con 6 mil pesos

al mes: tener su casa, automóvil y hasta

40 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

que una familia podía vivir bien con 6 mil pesos al mes: tener su casa, automóvil

pagar la colegiatura de sus hijos en escue- las particulares. ¡Estos políticos viven en otro mundo! Nada más como ejemplo: en enero del presente año la Escuela Banca- ria Comercial de Querétaro aumentó 500 pesos la colegiatura.

Malestar

El gasolinazo me causó malestar porque fue aplicado en un momento en que la sociedad ha sido afectada negativamen- te en su moral, economía y bienestar, al estar recientes los siguientes eventos desagradables:

No se hizo nada para llevar a prisión y expropiar los bienes de exgobernadores corruptos que con muchos meses de anti- cipación fueron denunciados. Entre éstos se encuentran Javier Duarte, de Veracruz, acusado de uso indebido de recursos públicos por 35 mil millones de pesos y desvío de recursos públicos por 14 mil mi- llones de pesos. Además, dejó una deuda pública de 182 mil 895 millones de pesos. También está César Duarte, de Chi- huahua, acusado de desfalco público por 7 mil 207 millones de pesos, desvío de recursos públicos por 80 mil millones de pesos, pagar una deuda con recursos pú- blicos por 4 mil millones de pesos y dejar una deuda pública por 55 mil millones de pesos. Otro es Roberto Borge, de Quintana Roo, quien está acusado de rematar 10% de la reserva territorial del estado a fa- miliares y personas cercanas, además de irregularidades en la cuenta pública por 25 mil 300 millones de pesos.

ANÁLISIS

Hernández

en la cuenta pública por 25 mil 300 millones de pesos. ANÁLISIS Hernández 2098 / 15
en la cuenta pública por 25 mil 300 millones de pesos. ANÁLISIS Hernández 2098 / 15

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 41

Uno más es Guillermo Padrés, de So- nora, acusado de un desfalco público por aumento

Uno más es Guillermo Padrés, de So- nora, acusado de un desfalco público por

aumento de las gasolinas, gas y agua. De- seo que la inflación no se desate. Sueño que para el próximo año fiscal

mente a sus altos sueldos, prestaciones, dietas, compensaciones, bonos, aguinal- dos y reparticiones “en lo oscurito”, y du- rante dos años acepten recibir únicamente cinco salarios mínimos para vivir, todo en solidaridad con los trabajadores del país. Uno de mis sueños especiales se re- fiere a que los funcionarios de diversos niveles –especialmente los gobernado- res y algunos de sus subordinados– se turnen para visitar las comunidades ru- rales de nuestro país para darse cuenta personalmente de la carencia de fuentes de trabajo que existe, de la falta de vías de comunicación apropiadas, de que únicamente existen escuelas primarias, de que faltan centros de salud, medici- nas y personal médico, de los servicios deficientes que hay de agua, luz, gas. Todo lo anterior para que cada depen- dencia brinde el apoyo que se requiere. Sueño con que el señor presiden- te de los Estados Unidos Mexicanos y comandante supremo de las Fuerzas Armadas, el secretario de Hacienda y Crédito Público, así como la Cámara de Diputados consideren los bajos salarios que tiene el personal militar, principal- mente la oficialidad y la tropa, y se les otorgue un aumento a sus haberes y ra- ciones, ya que muchas policías tienen mejores salarios pese a que es el perso- nal militar el que lleva el mayor peso en las actividades contra el narcotráfico y la delincuencia organizada. En esta lu- cha el armamento, las municiones, los vehículos, el equipo y material diverso sufren notorio desgaste. Sueño que gracias al aumento que se les dé los soldados no tengan angustias, al saber que sus familias ya no pasarán hambre ni tendrán que pedir prestado para alimentar a sus hijos. Termino el presente escrito con un poema del ilustre literato mexicano Ama- do Nervo, el cual es apropiado para la ocasión:

Mi México

2 mil millones de pesos, lavado de dinero

y

defraudación fiscal por 8 mil millones

el

presupuesto que envíe el Poder Ejecu-

de pesos. Él construyó una presa en un rancho de su propiedad y dejó una deuda pública de 32 mil 538 millones de pesos. Es el único que está en la cárcel. También hay gobernadores y presi- dentes municipales que han recibido mu- chos millones de pesos para realizar obra pública en sus demarcaciones, pero que los han desviado para uso personal (cam- pañas políticas, pagos para comunicación social, compra de residencias, terrenos y ranchos en territorio nacional o en el ex- tranjero, así como cuentas bancarias en varios países). Existen también diputados y senado- res que disfrutan de prestaciones muy elevadas. Se otorgan bonos y aguinaldos que en conjunto sumaron, en diciembre de 2016, alrededor de 550 mil pesos por legislador. Paralelamente, hay diputados esta- tales que aprueban las cuentas públicas sin revisar, para ganarse favores de los gobernadores. Esos diputados también se aumentan sus sueldos y prestaciones a complacencia.

De igual manera, consejeros del Insti- tuto Nacional Electoral –con altos salarios

tivo sea más austero y que los diputados

lo

aprueben pensando que el gasto de las

cámaras de Senadores y Diputados no

debe ser oneroso. Con igual criterio debe- ría procederse con los poderes Ejecutivo

y

Judicial, Instituto Nacional Electoral,

partidos políticos y gobiernos estatales y municipales, que es donde mayor control

se

necesita.

Sueño que la gestión de Pemex se rea- lice con honradez, eficiencia y transpa- rencia, que se evite la corrupción y no se derrochen los recursos necesarios para el desarrollo nacional. Sueño con que todas las dependen- cias federales, estatales y municipales realicen sus funciones y trabajos con honestidad, responsabilidad y eficiencia. Asimismo, sueño con que se disminuya

la corrupción que tanto ha perjudicado

a México por la desconfianza y falta de

inversión extranjera. Deseo que ya no es- temos considerados entre los países más

corruptos del mundo. Sueño con que las autoridades fisca- licen de manera rigurosa, eficiente y ho- nesta los recursos públicos, sobre todo las cuentas de los gobernadores y presiden- tes municipales, para que el dinero se de- dique a los fines programados y no al be- neficio de alguna o algunas autoridades. Sueño con que los exgobernadores de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo sean capturados y estén en la cárcel cumplien- do condenas por muchísimos años debi- do a sus actos de corrupción, así como al uso indebido de recursos públicos, desvío

desfalco de recursos públicos, rematar

y

y

prestaciones– se otorgan aguinaldos y

bonos que, sólo en diciembre pasado– su- maron 650 mil pesos. A eso se suman los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Na- ción y de la Judicatura, que disfrutan de altísimos salarios, prestaciones, bonos y aguinaldos. La mayoría de los miembros de es- tos tres poderes también gozan de va- les de gasolina, comedores y algunos hasta de gimnasio. Los consejeros del INE hasta se dan el lujo de otorgarse te- léfonos de última generación. Posiblemente a estas personas se re- firió el secretario Meade cuando afirmó que los mexicanos no iban a resentir la inflación por el gasolinazo. En cambio, el aumento al salario mínimo fue de aproxi- madamente siete pesos y quedó en 80.20

10% de la reserva territorial de Quintana Roo, sus irregularidades en las cuentas públicas… Además, sueño con que estos malos funcionarios, traidores al pueblo de México, ya no tengan padrinos que los pro- tegen. Ese encarcelamiento serviría de ad- vertencia a otros funcionarios corruptos. Un deseo especial que tengo es que la

Nací de una raza triste,

Cámara de Diputados realice sus activida- des legislativas únicamente con 400 inte- grantes y no con 500. Asimismo sueño con

que los diputados y senadores legislen a favor del pueblo de México, que fue el que los eligió, y no para un determinado par- tido político o asociación. Que destaquen por su buena actuación los diputados que

fueron guerrilleros y luchadores sociales. Un sueño hermoso es que cuando los funcionarios le pidan al pueblo “apretarse

cinturón” decidan renunciar voluntaria-

el

de

un país sin unidad

ni ideal de patriotismo.

pesos. Esto debe servir para pagar los au- mentos en transporte, luz, agua, gas, ren-

Mi

obstinación en querer, con todos mis anhelares,

optimismo es tan sólo voluntad,

ta

de casa, alimentación, vestuario, calza-

do, gastos de escuela… y dudo que quede

un

México que ha de ser

algo para la diversión de la familia.

a

pesar de los pesares,

Buenos deseos y sueños

Y

que yo ya no he de ver.

Deseo equivocarme en mis estimaciones sobre los efectos negativos que tendrá el

* General de División D. E. M. retirado, exco- mandante de la II Región Militar y expresi- dente del Tribunal Militar.

42 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

M. retirado, exco- mandante de la II Región Militar y expresi- dente del Tribunal Militar. 42

ANÁLISIS

 

Héctor Tajonar

 

La descomposición

E l sexenio de Enrique Peña Nieto

la usanza del priismo decrépito, los genios de la comunicación gubernamental im- provisaron esa farsa con el ingenuo pro- pósito de paliar la indignación nacional a base de generalidades y lugares comunes. Ninguna solución concreta del gobierno ni de sus comparsas, los representantes obreros, campesinos y empresariales. Corporativismo trasnochado e inútil. El regalo presidencial de año nuevo causará una incontenible inflación, a pe- sar de la vana promesa de “evitar que el aumento en el precio de las gasolinas sea pretexto para incrementos injustificados en otros productos o servicios”. Como siempre, los más afectados serán los sec- tores menos favorecidos de la población, incluida la depauperada clase media. El hartazgo alcanza niveles de alto riesgo. La indignación ciudadana es resul- tado no sólo de la suspensión del subsidio al combustible sino de la impudicia polí- tica desbordada. El derroche de la casta política, salarios y prestaciones desme- didos para la alta burocracia, la falta de transparencia en el gasto de los goberna- dores, el endeudamiento sin control, el desfalco del erario, la falta de crecimiento económico y, sobre todo, la corrupción e impunidad reinantes son las marcas into- lerables e imborrables del peñanietismo. Si a ello agregamos el aumento de la vio- lencia, no es remoto que al México bronco se sume el México hastiado. Los saqueos, organizados o no, prefiguran el caos. En medio de esa situación crítica en los ámbitos político, económico y social, México se enfrenta frágil a la amenaza de Donald Trump. Aun antes de su toma de posesión, que será el viernes 20, los emba- tes del nuevo mandatario estadunidense ya han tenido efectos desastrosos sobre la paridad monetaria, la confianza de los inversionistas y la industria automotriz. El magnate fascistoide ha reiterado que la construcción del muro fronterizo será pagada por México, directamente o a tra- vés de impuestos, pues será un elemento esencial en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. “Mé-

xico se ha aprovechado de Estados Unidos

parece haber terminado dos años antes de su final. La demagogia del presidente se desvanece a la par de su protagonis- ta. Carente de autoridad y credibilidad,

mandatario se evidencia políticamen-

el

y

eso ya no ocurrirá”, amenazó Trump en

su primera conferencia de prensa como presidente electo, el miércoles 11. En ese contexto poco esperanzador re- salta el nombramiento de Luis Videgaray como secretario de Relaciones Exteriores para encabezar la defensa de la dignidad

te acabado. Ya no se le respeta ni se le cree. El rechazo social a su fallido go-

y

la soberanía nacionales, los derechos de

bierno –incapaz, corrupto y mendaz– es casi unánime. Acaso el único poder que

conserva sea el del aparato represivo del Estado y el de influir en la nominación del candidato de su partido para suce- derlo en 2018. Además, claro, del poder para moler a México. El desprestigio acumulado de la ac- tual administración ha hecho explotar

los migrantes, así como la economía del país. La supuesta cercanía del canciller Videgaray con el yerno y asesor de Trump Jared Kushner no garantiza una rectifica- ción de la política del déspota hacia su ve- cino del sur. Por el contrario, el temor es que se incremente la sumisión del gobier- no mexicano ante el desprecio del impe-

la

ira ciudadana en redes sociales, calles

rio. La docilidad expresada por Peña Nieto ante el candidato Trump durante la visita

y

carreteras de todo el país tras el gaso-

linazo. El mandatario remató el agravio con un desafortunado mensaje de año nuevo dedicado a justificar su decisión mediante argumentos falaces y medias verdades, utilizando el lenguaje corporal de un autómata. Atribuyó la medida al aumento in- ternacional del precio del combustible, pero omitió mencionar que siendo pro- ductor de petróleo México importa toda la gasolina que consume debido a la in- eficacia y corrupción en Pemex. Mintió al decir que “el gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos por ese incremento”, ocultando la grave crisis en que se encuentran las finanzas pú- blicas del país, verdadero origen del alza. Mañosamente presentó la disyuntiva de suprimir el subsidio a la gasolina o eliminar cuatro meses de servicios del Seguro Social, dos años del programa Prospera o tres años del Seguro Popular, habiendo cancelado antes más de 9 mil millones de pesos en programas de Se- desol (Proceso 2097). Al igual que los discursos vacuos del mandatario, la puesta en escena llamada Acuerdo para el Fortalecimien- to Económico y la Protección de la Eco- nomía de la Familia fue recibida como una afrenta más, como otro engaño. A

organizada por el aprendiz de diplomáti- co, hoy a cargo de la política exterior del país, no es un buen precedente. La primera prueba será ver cuál posi- ción prevalece, la de Trump –de que México pagará el muro– o la de Peña Nieto –que lo niega. El cuadragésimo quinto presidente de la máxima potencia mundial parece de- cidido a imponer, no a negociar, en todos los temas de la compleja agenda bilateral:

deportación de indocumentados, tráfico de armas y drogas, comercio, integración pro- ductiva. Especialmente sensible para Mé- xico es el envío de las remesas, que podría ser gravado como medida de presión. El panorama es sombrío. Concebir el poder como fuente de enriquecimiento personal tiene un alto costo para el país

y también para los gobernantes, quienes

a cambio de su codicia reciben el despre-

cio de sus gobernados. Peña Nieto llegó al

poder gracias a la complicidad tramposa de las televisoras y burlando la Constitu- ción. Su gestión ha sido la continuación de ese desdén por el estado de derecho, anteponiendo sus intereses particulares

la responsabilidad de gobernar con efi- cacia y honradez. Faltan dos años. ¿Qué podemos hacer los ciudadanos ante la descomposición irrefrenable de su go- bierno, señor presidente?

a

Javier Sicilia

El costo de apagar el fuego con gasolina

Javier Sicilia El costo de apagar el fuego con gasolina número son siempre los muertos y

número son siempre los muertos y los desaparecidos de otros–, lo que no logró el constante chorro de gasolina con el que la clase política no ha dejado de inundar al país –mentiras, traiciones, corrupción, pactos de impunidad, nexos con el crimen organizado, violaciones a los derechos humanos, arrasamiento de selvas, terri- torios, culturas y vidas– parece, por des- gracia, estarlo logrando el “gasolinazo”. Esa alza en el precio del combustible, que toca directamente a todos, parece haber- nos hecho entender por fin lo que tanto el zapatismo como el MPJD no han dejado de repetir, que el sistema político mexicano es un sistema criminal e inhumano que es necesario refundar si queremos apagar el fuego y trazar una ruta para el país.

E l 12 de enero de 2013, fecha en que se celebraba el 60 aniversa- rio de uno de los libros fundamen- tales de la literatura mexicana, El llano en llamas, de Juan Rulfo, el finado Subcomandante Marcos escribió el comunicado “Apagando

el fuego con gasolina”. El título no sólo era una afirmación de que el contenido de ese libro emblemá- tico –el fracaso de la Revolución Mexicana y la miseria de los cam- pesinos– seguía siendo un hecho. Era también una posdata a la “Car- ta gráfica” que el propio Marcos ha- bía publicado cuatro día antes y en la que, haciendo uso de sus dotes de monero, mostraba que quienes buscaban denostar al zapatismo denostándolo a él, lo único que ha- cían era apagar el fuego zapatista,

el fuego de ese llano en llamas que

es México, con gasolina. Cuatro años después la afirma- ción resultó más grande y terrible. El llamado “gasolinazo” con el que el gobierno de Enrique Peña Nieto ce- lebró la entrada de 2017 y con él, sin saberlo, el centenario de Rulfo, hizo más grande y profundo el incendio. Las llamas del zapatismo no sólo se exten- derán rumbo a 2018 por todo el país,

sino que el incendio se volvió por fin real y concreto en la vida de todos los mexicanos. Lo que no logró el levanta- miento zapatista en 1994 –los indios

y las vidas agrarias eran para muchos

sólo una parte de la vida del país que no les afectaba directamente–, lo que no logró el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) y el horror de los asesinados y desaparecidos de Ayotzinapa –los muertos y los desa- parecidos por más grande que sea su

El incendio que el “gasolinazo” ha suscitado puede, por lo mismo, con- vertirse en un verdadero proceso social que, mediante una revolución no-vio- lenta, se transforme en una corriente de agua que apague el incendio. Los zapatistas han puesto nuevamente el ejemplo. Se trata ya no sólo de resistir

y de demandar –lo hemos hecho de-

masiado tiempo sin resultados–, sino

de tomar esa vez la ofensiva mediante un movimiento que le arranque a las partidocracias lo que nos usurparon

y nos pertenece: la democracia y el

proceso electoral. Se trata de construir una plataforma civil que, bajo un pro- grama verdaderamente democrático

y con el apoyo y el respaldo de la in-

dignación ciudadana, tome el poder en 2018 y cree un nuevo pacto social donde la gente y la vida del país, y no el dinero y los intereses económicos de la macroeconomía, sean el objetivo. Ese movimiento debe tener una lógica absolutamente distinta a la de los par- tidos y debe estar representado por li- derazgos que no pertenecen a ellos. No es con las partidocracias y sus líderes, pro- fundamente contaminados de la barbarie priista, con los que podremos refundar a la nación. Ellos, lo hemos visto a lo largo de esta última década, son, con sus formas corrompidas de hacer “política”, quienes tienen incendiada la nación. Así como los zapatistas se han lanzado en esta ofensi- va, es necesario que otra plataforma po- lítica, conformada por las otras reservas morales del país –pienso, lo he dicho en otras partes, en Raúl Vera y la Constitu- yente Ciudadana-Popular, en las Comuni- dades Eclesiales de Base, en Cuauhtémoc Cárdenas y Por México Hoy, en lo que fue Alianza Cívica, en el MPJD y las organi- zaciones de víctimas y de defensa de los

44 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

que fue Alianza Cívica, en el MPJD y las organi- zaciones de víctimas y de defensa

Jesús Cantú

ANÁLISIS

La respuesta oficial:

improvisación y engaños

derechos humanos– se unan y hagan lo mismo. Con una organización así, fuerte y decidida, se podría entonces hacer una alianza con los zapatistas y refundar la nación. No veo otra salida. Si esta vez el incendio que el “gasoli- nazo” ha producido no encuentra su cauce para esa transformación y una parte de la sociedad vuelve otra vez a

la apatía, al miedo, a la indiferencia, y otra al resentimiento, a la movilización intermitente y fragmentada, al insulto

y la violencia en la que toda frustración

deriva, entonces la clase política conti- nuará apagando el fuego con gasolina

y el llano en llamas será para siempre

el páramo desolado y sin salidas que describió Rulfo. El incendio que hoy vivimos es más grave que nunca, pero, por lo mismo, guarda la posibilidad de transformarse en una corriente de agua que apague las llamas y fertilice la tierra. Esa es su posibilidad en 2017, una posibili- dad que empezó con la decisión que el Congreso Nacional Indígena y el zapa- tismo tomaron el domingo 1. “El mun- do entero –escribió el poeta y monje Thomas Merton– está […] en llamas./ Las piedras queman,/ aún las piedras queman./ ¿Cómo puede un hombre aguardar/ o escuchar a las cosas que- mándose?/ ¿Cómo puede atreverse a sentarse con ellas/ cuando todo su si- lencio está en llamas?” Además opino que hay que respe- tar los Acuerdos de San Andrés, de- tener la guerra, liberar a José Manuel Mireles, a sus autodefensas y a todos los presos políticos, hacer justicia a las víctimas de la violencia, juzgar a go- bernadores y funcionarios criminales, devolverle su programa a Carmen Aris- tegui y abrir las fosas de Jojutla.

A pesar de que el presidente Enrique Peña Nieto y los miembros de su gabinete sabían con mucha anticipación el incremen- to de precios a la gasolina que se aplicaría el primero de enero de 2017, no hicieron nada para atenuar sus efectos ni mucho menos previeron la indignación que provocaría. Pensaron que anunciarlo a mitad del perio- do vacacional (como los gobiernos priistas solían hacer las primeras devaluaciones y anuncios dolorosos) y aplicarlo el primer día del año –cuando muchos mexicanos toda- vía no terminaban la fiesta– aminoraría las protestas. Dedicaron más tiempo a intentar que pasara inadvertido que a buscar la mejor for- ma y momento de instaurarlo. Por supuesto, ni siquiera pensaron en medidas para ami- norar su impacto negativo. Lo evidencian el titubeante discurso presidencial el mismo día que anunció el cambio en la Secretaría de Relaciones Exteriores, sin argumentos ni datos, simplemente apelando tímidamente a la comprensión; su posterior mensaje en cadena nacional, al día siguiente, lleno de manipulaciones y falsedades; y, desde luego, la firma de un documento cargado de bue- nas intenciones, pero sin acciones específi- cas nuevas ni compromisos concretos. En noviembre de 2016 el Congreso de la Unión aprobó la modificación al artículo 14 transitorio de la Ley de Hidrocarburos (que formó parte de las legislaciones secunda- rias incluidas en la reforma energética en diciembre de 2013) para adelantar la libera- lización de los precios de las gasolinas y el dísel, del primero de enero de 2018 al mismo día de 2017, así que desde ese momento sa- bían que venía el gasolinazo. No se necesita ser muy suspicaz para saber que la modificación se hizo para tratar de evitar el impacto que el incre- mento tendría en las elecciones presiden- ciales de 2018, así que sí sabían de sus consecuencias negativas, pero en lugar de buscar mitigar los daños a la economía familiar, prefirieron contener el impacto negativo en la sucesión presidencial. La manipulación de los datos es muy

burda; no se requieren especialistas para detectarla. Una de las más evidentes es que el gobierno recauda vía el Impuesto Es- pecial a Productos y Servicios que aplica a las gasolinas y el dísel 50% más de lo que le costaría el supuesto subsidio a la misma. En su segundo mensaje, el jueves 5, Peña Nieto afirmó que el subsidio a la gasolina repre- sentaría en 2017 aproximadamente 200 mil millones de pesos, pero de acuerdo con la Ley de Ingresos de la Federación, el IEPS a las gasolinas le reportará un mínimo de 280 mil millones de pesos, con lo cual si no se hubie- se movido el precio de las gasolinas, en rea- lidad no habría ningún subsidio al consumo, pues en el precio integral el propio consumi- dor lo estaría pagando. Así, con el aumento al precio del com- bustible, el gobierno lo que hace en realidad es transferir la carga fiscal que antes le car- gaba a Pemex (que explica las precarias con- diciones financieras en las que se encuentra la empresa) al consumidor final. Esta es la razón por la cual el precio de la gasolina en el vecino país del norte cuesta 68 centavos de dólar, es decir, 15 centavos menos que los 83 centavos que cuesta en México. El precio de la gasolina sí está alineado internacional- mente, pero no los impuestos, así, la dife- rencia en el precio la explican los 3.52 pesos de IEPS en la gasolina Magna; los 4.16 en la Premium y los 4.58 en el dísel. Otra joya es la aseveración presidencial de que antes de decidir la eliminación del subsidio habían recortado el gasto público en 190 mil millones de pesos, cuando en 2015 (de acuerdo con un análisis difundido por el portal Animal Político) gastaron 185.8 mil millones más de lo presupuestado; y en 2016, hasta septiembre, ya llevaban 174.5 mil millones. En estos dos años, sólo en los exce- dentes del presupuesto, gastaron un monto similar al supuesto subsidio a las gasolinas. Y para evidenciar la manipulación de los datos es interesante revisar las cifras que dio Peña Nieto al argüir que el aumen- to perjudica más a los más ricos que a los más pobres, Según sus datos, el 50% de las familias mexicanas con ingresos más bajos

los más pobres, Según sus datos, el 50% de las familias mexicanas con ingresos más bajos

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 45

Sabina Berman

(60 millones de personas) consumen 15% de las gasolinas; y el 10% más rico, 40%. Pero se le olvidó el otro 40% de la población, que en México no puede considerarse de clase media y consume el restante 45% de las ga- solinas. Así que este segmento será en reali- dad el más afectado. También es falso que el impuesto a las gasolinas sea tan progresivo como pretendió hacer creer Peña Nieto. Igualmente es falsa su disyuntiva de subsidiar la gasolina o reducir los programas sociales, pues las posibilidades de obtener ahorros importantes en el gasto público son múltiples y no se limitan a los programas so- ciales, como dejó en claro la Coparmex en su propuesta de plan de acción. O bien, como señaló Luis Pérez de Acha, en un comentario en Animal Político, mientras el subsidio a la gasolina representó en años anteriores 1.8% del PIB, el costo de la corrupción represen- ta entre 2% y 10% del PIB y la evasión fiscal, 2.6% del PIB. Así que la disyuntiva no es real. Pero el mayor descaro ocurrió el jueves 12, cuando en forma impersonal señaló: “La gallina de los huevos de oro se fue secando, se fue acabando”, al referirse a Cantarell, como si las autoridades mexicanas fuesen totalmente ajenas al saqueo a Pemex, desde que el entonces presidente José López Por- tillo afirmó: “Tenemos que acostumbrarnos a administrar la abundancia”, dado lo cuan- tioso de los yacimientos de petróleo que es- taban en explotación y el alto precio inter- nacional del hidrocarburo. Peña Nieto y los presidentes que lo precedieron son responsables de haberse acabado la gallina de los huevos de oro, al aprovechar los recursos que generaba la paraestatal para financiar la costosa admi- nistración pública mexicana y, con ello, im- pedir que se dedicasen recursos a la explo- ración, explotación y refinación del petróleo. Las advertencias fueran muchas y lo que hoy vivimos no es ninguna sorpresa. Es su responsabilidad. Lo más paradójico es que todavía en 2016 se culpaba a los bajos precios del petró- leo de las vicisitudes económicas naciona- les y los pobres resultados de las reformas estructurales; y en este primer mes de 2017 resulta que el incremento en los precios in- ternacionales del petróleo es la causa del ga- solinazo que tanto perjudica a la economía de las familias mexicanas. Nuevamente son el mismo presidente y su equipo los que provocan sus propias cri- sis con políticas públicas inoportunas, mal diseñadas y peor comunicadas. Parecen em- peñados en superar las calamidades que sus antecesores provocaron en el fatídico tramo final del sexenio (los últimos dos años, que en este caso ya se convirtieron en cuatro).

No al gasolinazo (y a la bioenergética de la derrota)

No al gasolinazo (y a la bioenergética de la derrota) D ice el presidente –y los

D ice el presidente –y los se- cretarios del presidente repiten, como un coro de tragedia griega–, que de no aplicarse el aumento a las gasoli- nas, habría que recortar los gastos a la salud pública y a la educación y a la cultura. Dejar sin aulas a miles de niños, dejar al fresco a los enfermos y no en los hospitales, no comprar medicinas imprescindibles. Pero es falso. Los 200 mil millones de pesos del subsidio a las gasolinas son menores a los gastos personales de los políti- cos que el Estado paga con nuestros impuestos. Menos guaruras y menos camio- netas de lujo, menos viajes en primera clase y menos remodelaciones de la casa presidencial en Acapulco (van dos recientes, ordenadas por la esposa del presidente), y estancias en el extranjero

del gabinete en hoteles de cinco estrellas, no de siete: ¿qué tal recortar esas extrava- gancias, presidente? Ya no digamos lo que se reuniría en pesos contantes y sonantes si el presi- dente confiscara, por decreto, las propie- dades mal habidas de los funcionarios ya probadamente ladrones. Las de César Duarte, exgobernador de Chihuahua; las del otro Duarte, Javier, exgobernador de Veracruz; las de Hum- berto Moreira, que saqueó a Coahuila; las de Rodrigo Medina, que vendió terrenos y concesiones que no eran suyos en Nuevo León; las de Guillermo Padrés, en Sonora; las del ladrón de los mil pantalones: An- drés Granier, en Tabasco; las de la maes- tra Gordillo y las de los otros 20 ladrones, algunos de ellos aún en el puesto, que el gobierno no termina de desproteger y lle- var ante la justicia. Si uno admite los cálculos de la pren- sa de lo que valen esas propiedades mal

46 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

justicia. Si uno admite los cálculos de la pren- sa de lo que valen esas propiedades

Marta Lamas

ANÁLISIS

habidas, y suma las cantidades, resulta la friolera de 500 mil millones de pesos. Aunque probablemente, en la reali- dad, las propiedades son más, y la suma es mayor. Nuestros gobernadores pare- cen no tener llenadera y han saqueado sin piedad a sus territorios. Luego se pregunta el presidente por qué no le aplaudimos. Luego se pregunta por qué no le creemos ya tampoco. Lue- go se preguntan sus secretarios por qué la gente los escucha con impaciencia. No hay suficiente publicidad en el planeta para que el presidente y su ga- binete nos convenzan de que el gasoli- nazo es inevitable. Y cuando nos chantajean –o gasolina- zo o no hay hospitales y escuelas–, trans- parentan una villanía difícil de superar. La pregunta para nosotros, los ciu- dadanos, es si lograremos mantener la fe en lo que sabemos que sabemos, a pesar de las desinformaciones oficiales. Si sostendremos esta protesta nacio- nal en contra del gasolinazo, a pesar de la bioenergética que la costumbre de vi- vir en la injusticia nos ha impreso en los sistemas nerviosos: la bioenergética de la futilidad. Si lograremos esquivar esa bioener- gética de la derrota y esta vez sí llega- remos a instalarnos en el Ya basta, sin cansarnos o confundirnos o desperdi- garnos en mil objetivos. Claro, este país necesita mil y una cosas –usted apúntelas en una hoja y no termina–, pero el objetivo que puede reunirnos y concentrar nuestras fuerzas es el No al Gasolinazo. Así nos lleve un mes de salir a las plazas de nuestras poblaciones y de cantar nuestro mal adecuado himno nacional de guerra para pedir en paz lo que es justo:

No al Gasolinazo. Porque eso es un objetivo claro, pero también un comienzo de un tiempo don- de los ciudadanos nos reconozcamos como capaces de organizarnos y de rom- per el hechizo terrible de la futilidad.

Quiebre social y solidaridad

H ace años, cuando ocurrió el hu- racán Katrina, Nueva Orleans se convirtió durante un tiempo en un espacio salva- je, con saqueos, violaciones y asesina- tos. Slavoj Zizek, un filósofo esloveno, reflexionó sobre lo que pasa cuando en el preciso lugar donde uno esperaría un impulso de solidaridad frente a una ca- tástrofe semejante, lo que estalla es el egoísmo más despiadado. Para Zizek el huracán sirvió de “revelador social” de la “naturaleza” del capitalismo en su forma más pura: la afirmación despiadada del yo dentro de la lógica de la competencia individualista. Esto muestra una “natura- leza” humana mucho más amenazante y violenta que todos los desastres naturales juntos. Zizek señaló que por eso es mayor el miedo al ver desintegrarse nuestro te- jido social que el que causa un accidente natural. Tiene razón Zizek: la fragilidad del or- den social produce pavor. Y eso es lo que la prensa nos transmite cada día. Hace rato que en México se ha introducido la noción del “desgarramiento del tejido so- cial” en el discurso político. Los desgarros que venimos arrastrando, y que cada día se agudizan y complican más, son exhi- bidos en la prensa; y las interpretacio- nes sobre la causa de este quiebre de la socialidad van desde señalar la violencia económica hasta la física: marginalidad, desempleo, corrupción, narcotráfico, im- punidad, etcétera. Estas particularidades, elementos indudables de la transforma- ción de la modernidad en el capitalismo tardío, ocurren en todo el mundo. Por eso Gilles Lipovetsky habla de una “mutación

sociológica global” que tiene dos carac- terísticas: una negativa –el proceso de personalización remite a la fractura de la socialización– y una positiva –la elabora- ción de una sociedad flexible basada en

la información y en la estimulación de las

necesidades personales, el sexo y la ima- gen, que implica el surgimiento simultá- neo de un modo de socialización y uno de individualización. ¿Cómo interpretar los recientes sa- queos y protestas por el gasolinazo?

Como protesta por un quiebre institu- cional que cada día se nota más y que da pavor. Pero la política no existe sólo ahí afuera, en la forma de autoridades y burocracias, sino que, como señala Bou- rdieu, también vive “aquí dentro”, inde- leblemente grabada en todos nosotros a través de lo que construimos cognitiva- mente como el mundo social. Nuestra comprensión de “la realidad” está mar- cada por el lugar social donde nacemos

y accedemos a los dictados del poder

mucho antes de comprometernos cons- cientemente con cualquier acto político. La adhesión al orden existente opera no sólo a través de las ideas y las conviccio- nes ideológicas, sino fundamentalmente de la “naturalización” del mundo social, de su inscripción en los cuerpos y los ob- jetos a través del acuerdo callado e invi- sible entre las estructuras sociales y las estructuras mentales. Los seres humanos respondemos a las formas predominan- tes en la vida social, que en la actualidad son el individualismo y el narcisismo, y los rasgos universales de la experiencia humana son moldeados por las particu-

y los rasgos universales de la experiencia humana son moldeados por las particu- 2098 / 15

2098 / 15 DE ENERO DE 2017 47

laridades de nuestra cultura. Sin embar- go el fenómeno del “desgarramiento del tejido social” está cada vez más difun- dido, al igual que está muy en boga un discurso individualista, que promueve el interés personal. Aunque el discurso de- mocrático pretende establecer condicio- nes que hacen posible la lucha contra los diferentes tipos de desigualdad, la ma- yoría de las personas, sin esperanzas de mejorar su vida en ninguna de las formas que verdaderamente importan, cree que hay que vivir sólo el momento y que lo importante es su mejoría personal. ¿Qué serviría para recomponer el te- jido social, para detener los quiebres y desgarres? Tal vez otra pregunta puede ofrecer una pista: ¿qué le da sentido a nuestras vidas? Creo que a todos los seres humanos les dan sentido las relaciones con los demás, aunque éstas se reduzcan al pequeño grupo familiar, a la tribu, al grupo religioso o político. Pero para man- tener un lazo social fuerte se requiere la conexión con los otros, los diferentes, los que no son parte de “nuestro” grupo. Pero establecer conexión con “los otros” habla de la capacidad de vincularse, de sentir empatía. Hay varios estudios que hablan de que las personas que no sienten vergüen- za no tienen capacidad de empatía ni se conectan con los demás, ni fortalecen el sentido de vinculación social que tiene la condición humana; desgarran el lazo so- cial, rompen el tejido social. La relación entre la vergüenza y la empatía es la base de la solidaridad. Creo que fue Marx quien dijo que la vergüenza es el primer senti- miento revolucionario. Pero tal parece que los funcionarios no tienen esa vergüenza, vergüenza de cómo vive la mayoría de nuestros compatriotas, del ridículo au- mento al salario mínimo de los trabajado- res, de la situación de los desempleados, de la vida de las empleadas del hogar, en fin, de todo el horror que ritualmente se denuncia en los medios. Sin embargo, un rayito de esperanza es la insólita y agradecible decisión del INE de renunciar a construir sus nuevas instalaciones y así devolver mil millones para el gasto social. Ese es el impulso de solidaridad frente a una catástrofe del que hablaba Zizek. Ojalá y esté sentando un precedente que muchas más institu- ciones sigan.

D esde la primera vez que al- guien me dijo “diputado” sentí un hueco. Eran los días posteriores a la elección de 60% de la Asamblea que aprobaría la Constitución del Defe. Sin información del IEDF ni de los partidos, había votado 28% de los electores y no estaba para sentirme muy legítimo. Aunque había partici- pado en una lista, la de Morena, don- de había abogados, profesores y artis- tas notables, la gente entiende una cosa muy contundente por la palabra “diputado”. Mi vecino me encontró en la calle y propuso:

–Yo sé manejar muy bien, dipu- tado –hueco–. ¿Me lleva de su chofer? Los cercanos se burlaban si me veían una nueva chamarra u otros zapatos: “Ya se te empieza a notar lo diputado”. La quinta o sexta vez que tuve que decir que el puesto de asambleísta era honorífico, que no cobraba un peso, y que iría y vendría a base de recargar mi tarjeta del Me- tro –la verdadera llave de la ciudad–, me di por vencido tras una sonrisa tensa. Lo demás era tirantez: el pro- yecto de Constitución del jefe de Go- bierno era redactado por “grupos de expertos”, pero nadie sabía qué con- tenía; la designación de los otros 40 asambleístas también permanecía en secreto; y muchos nos preguntá- bamos si tanto misterio era la verná- cula intención de madrugar o simple ineficacia. En el heterogéneo grupo de Morena había la idea de aprobar una Constitución que limitara a los poderosos y ampliara los derechos de los ciudadanos. Una ciudad ima- ginada, sí, porque es justo entre la

vigilia y el sueño donde habitan las com- posiciones más lúcidas. Una Constitución aspiracional, sí, también, si no, ¿cuándo sería el momento de anhelarla? Sobre to- do una que reflejara, a pesar de la precaria votación, el rostro del Defe: desde 1968-71 hasta la aprobación del aborto y el matri- monio gay, pasando por el terremoto, las movilizaciones a favor del respeto al voto en 1988, el zapatismo, la resistencia contra el desafuero de su jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador, los encuerados de Spencer Tunick y las marchas pachecas. La ciudad de la izquierda como autode- terminación sobre el propio cuerpo. Unos meses después, en una fría madrugada de octubre, esa sería la pregunta que le hice al panista Juan Carlos Gelista:

–¿De quién es tu cuerpo? ¿De Dios, del Estado? No, es todo tuyo, para hacer con él, si quieres, un parque de diversiones. Pero no me adelanto porque lo que cambió todo fue precisamente la parte de la Asamblea que no fue electa. El pre- sidente de la República nombró casi por joder a un Gómez Villanueva, cuya última nueva fue el fraude a los ejidatarios de Ba- hía de Banderas en el echeverrismo; a un señor dueño de la comida chatarra que se come en las escuelas; a una abogada típi- camente prepotente de la Libre de Dere- cho, la Universidad Panamericana –ahí, en la que no importan las tesis– y defensora de los accionistas de la Bolsa Mexicana de Valores; y a un magistrado en funciones (ya sabemos que, en el peñismo, el con- flicto de intereses es un mito urbano). La ciudad imaginada se fue llenando, ya en el recinto de la calle de Xicoténcatl, atrás del Caballito al que ya nunca se le termi- nó de desfigurar, de lo que llamamos la “clase política”: los perredistas de Dolores

48 2098 / 15 DE ENERO DE 2017

nó de desfigurar, de lo que llamamos la “clase política”: los perredistas de Dolores 48 2098

TIEMPO FUERA

TIEMPO FUERA El botón del Constituyente FABRIZIO MEJÍA MADRID Padierna y Chucho Ortega; los priistas del

El botón del Constituyente

FABRIZIO MEJÍA MADRID

Padierna y Chucho Ortega; los priistas del Atracomucho de Camacho Quiroz con los que podías coincidir en privado pero a los que les queda una sola arma: disciplinarse. Los panistas de Santiago Creel, pero tam- bién los de Gil Zuarth, Cordero y Döring, a los que se les mal oyó alguna vez confun- diendo en sus airados cierres “oratorios” La Ilíada con La Odisea y el acento en la palabra “mástil”. A los partidos llamados “misoginions”, el evangelista, el Verde. Un bombero cuya única pasión era crear la Secretaría de la Bombería. Y lo más pul- cro de la catacumba: los líderes de ambu- lantes, los del sindicato de los burócratas y, en la otra esquina, los que creen que el Defe sería “moderno” si le quitáramos a la gente. Esos fueron los primeros días para mis ojos: vestida como para primera co-

munión, la “clase política” es la del besito

y la palmadita trapera, la del aftershave y el

gel, la de los ojos inyectados por la mañana porque “la cena” acaba de terminar. Unos defendiendo sus clientelas sustentadas en que la mayoría se conserve pobre pero es- peranzada. Otros en la idea de que el que no pueda pagar una ciudad en la que haya un JC Penney en cada esquina que se vaya

a Tultepec a celebrar su miseria. En una pa-

labra, con ustedes: los diputados. –¡Qué ganas de ser el Benny! –decía Da- mián Alcázar en referencia a su personaje, en la película El infierno, que ametralla un acto cívico de jerarcas corruptos. –Una cosa es escribir sobre el Pacto por México –me decía asombrado el poeta ná- huatl Mardonio Carballo– y otra es vivirlo. Yo me daba ánimos pensando que apa- recería la sociedad civil. Esa ciega confianza en los ciudadanos, el último de los reductos utópicos. Un día los ciudadanos organiza- dos llegaron a la comisión en la que yo es-

taba inscrito: los ambulantes de Alejandra Barrios nos manotearon por algo que los no iniciados en el corporativismo pirata ja- más comprendimos; los defensores de los animales y contra las corridas de toros nos dijeron corruptos, carnívoros, y nos señala- ron con furia:

–Se van ya con sus choferes y fumando –refiriéndose a los uber, muertos de frío a las tres de la mañana. Y otros: los dueños de teibols que pe- dían que el baile de tubo y el frotamiento se enfocaran como “artes escénicas”; los compositores inspirados que pedían que su canción se convirtiera en el “himno de

la CDMX” (nunca rimaban las siglas); los extraños que fueron a explicar el uso de las piedras como alimento, en una perorata de

la que Rulfo hubiera extraído lágrimas. Solos, caminábamos entre cordones

de granaderos que también esperaban a la sociedad civil. Pero nunca llegó. Se le pusie- ron sillas y altavoces pero a diario los que se sentaban ahí iban a rezar, a reproducir el latido del feto en la panza de una acarreada,

a decirnos que estábamos aprobando “una

Constitución para la muerte”. Los medios, por su parte, descalificaron

todo de antemano. Los primeros días cre- yeron que las inasistencias al Pleno lo eran

a las comisiones y jamás enmendaron sus

imputaciones. Los opinólogos le llamaron “bodrio” al proyecto de Constitución –“me- jor que ni se apruebe”, se aventó uno muy leído– y, luego, inventaron que terminaría con la propiedad privada en el Defe, a razón de que a un impuesto predial se le llamaba “a la plusvalía”. Los partidos se deshicieron en explicaciones, no fuera a ser que los acu- saran de atentar contra las ganancias de las inmobiliarias. Por pura propaganda, la pala- bra “plusvalía” quedó vetada del texto. Las

aguas de las ganancias se calmaron y volvi- mos a nuestra soledad de llegar a las 10 de la mañana e irnos en la noche, viendo la si- lueta de la Torre Latinoamericana recortar- se contra el Palacio de Minería. Así, quietas. Adentro del Pleno se fueron consolidan- do las marcas de gel en un grupo que nada tenía que ver ni con la elección en urnas ni con la ciudad imaginada. Son los que a toda propuesta preguntan “¿Cuánto cues- ta ese derecho?”. Y a toda posibilidad afir- man: “Eso es de competencia federal”. Así, la educación siguió en manos de la Federa- ción, los no-asalariados (más de un millón y medio de chilangos) se quedaron sin pen- siones respaldadas por el Estado; la “renta básica” asustó a los que, si cada habitante pudiera disponer de 500 pesos para sobre- vivir, verían encarecer la compra de votos. La de los 40 designados era también la so- brerrepresentación del PRI: con su votación más baja en la historia de la ciudad (7.8), de cinco diputados legítimos que debió tener, obtuvo 21. Y no hay forma de aprobar nada que no pase por ellos o por Acción Nacional, que sólo arañó 10% de los electores. El fiel de la balanza son, en términos ciudadanos, los infieles. No les interesan los derechos simbólicos, extremadamente importantes para la ciudad. Sólo ponen atención cuando se trata de dinero. –El agua es incosteable en esta ciudad. Se debe abrir a la inversión privada. En este país en el que se dice que el Es- tado es ineficiente y corrupto para no decir que lo es también la iniciativa privada, es- cuché esto de un líder del PRI. Privatizar el agua es meter al mercado en 75% de nues- tros cuerpos. Fue ese día que me quité de la solapa el botón dorado de la Asamblea Constituyen- te, y lo guardé en el fondo de un cajón.

Xinhua / Yang Zhen

La industria armamentística europea encarna una de las facetas más hipócritas de ese continente. Los con- sorcios que venden arsenales alimentan la violencia que, a su vez, provoca las olas migratorias… y las mis- mas empresas proveen las armas para frenar esa ola migratoria. En todo el proceso se enriquecen y ganan influencia política, en detrimento de los derechos hu- manos y la civilización.

ALEJANDRO GUTIÉRREZ

M ADRID.- La industria arma-

mentística y de seguridad

en Europa es la gran bene-

ficiada por la crisis de los

refugiados. El sector pro-

vee de arsenales y equipa-

miento militar a los países de Oriente Me- dio y África del Norte, regiones convulsas de las que huyen millones de sus ciudada- nos y, luego, a través de su grupo de pre- sión, la Organización Europea para la Se- guridad (EOS), influye para que la Unión

Europea (UE) refuerce el control de sus fronteras, convirtiéndose así en el gran contratista del amurallamiento europeo. Un negocio redondo. La crisis de los refugiados puso de ma- nifiesto una fractura de todo el proyecto europeo, pero siempre hay quien gana en

las crisis. Y en este caso son un puñado de compañías de este sector –sin mencionar

a las estadunidenses e israelíes–, entre las que destacan la paneuropea Airbus, la ita- liana Finmeccanica, la británica BAE Sys-

tems, las francesas Thales y Safran y la es- pañola Indra. Los pertrechos europeos llegan a Siria, Yemen y otros países con graves conflictos

y violaciones a los derechos humanos, se-

ñala el estudio, elaborado por Transitional Institute (TNI), el Centre Delás D’Estudis per la Pau y la campaña para el control de armas en los Países Bajos Stop Wapen- handel, en el que advierten una “creciente confluencia de intereses entre los líderes

Las armas europeas provocan migración y combaten la migración
Las armas europeas provocan
migración
y combaten la migración
“creciente confluencia de intereses entre los líderes Las armas europeas provocan migración y combaten la migración

políticos europeos que buscan militarizar las fronteras y los principales contratistas de defensa y seguridad que proporcionan los servicios”. Pero ésta, señalan, no es sólo una cues- tión de “conflicto de intereses”, sino de la dirección que está tomando Europa. “Hoy en día tenemos un complejo militar-in- dustrial aún más potente, que utiliza tec- nologías que apuntan hacia el exterior y el interior, y que en estos momentos se es- tán dirigiendo contra algunas de las per- sonas más vulnerables y desesperadas del planeta. Permitir que este complejo esca- pe a todo examen representa una amena- za para la democracia y para una Europa construida sobre los ideales de la coopera- ción y la paz”. Ese poderío e influencia se puede re- presentar en cifras. Entre 2005 y 2014, los miembros de la UE otorgaron licencias de exportación de armas hacia Oriente Me- dio y al Norte de África por un valor supe- rior a los 82 mil millones de euros. Fueron 19 los países que recibieron arsenales, pero destacan Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos: el segundo y el tercer mayor receptor. Estas armas y equipamiento contribu- yeron a alimentar los conflictos y el caos en la región, algunas de las principales causas de los flujos migratorios recientes. Es tan sólido su poder y tal su con- fluencia de intereses con las autorida- des europeas que la mayoría de las ferias y conferencias del sector se organizan de forma conjunta. En estos foros, a través de la EOS, las empresas influyen cada vez más en las políticas europeas de reforza- miento de la seguridad fronteriza. Un caso claro es la influencia que tu- vo este militar en la propuesta para crear una nueva agencia europea de seguri- dad, aprobada en junio pasado. Se trata de transformar la actual Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex), ampliar sus capacidades y crear así la nueva Agen- cia Europea de Guardia Costera y Fronte- riza (EBCG), con presupuestos crecientes y posibilidad de reacción inmediata en los países limítrofes del Espacio Schengen. Ya de por sí, Frontex ha aumentado 3 mil 688% su presupuesto entre 2005 y 2016, al pasar de 6.3 millones de euros a 238.7 millones de euros. La UE también ofrece subsidios a es- tos consorcios para financiar proyectos de investigación en el campo de seguridad y control de fronteras. Desde 2002 esas com- pañías han recibido más de 316 millones de euros. En septiembre de 2015, Proceso publicó (Unos mueren… otros se enriquecen, edición 2027) las conclusiones del proyecto perio- dístico The Migrant Files, en el que se daba

INTERNACIONAL

/EUROPA

Migrantes. Entre dos fuegos http://periodicocorreo.com.mx/
Migrantes. Entre dos fuegos
http://periodicocorreo.com.mx/

cuenta del gasto de 13 mil millones de eu- ros que la UE destinó desde el año 2000 al fortalecimiento de sus fronteras.

“Externalización” de las fronteras europeas

En la investigación Guerras de Fronteras, el investigador y cabeza de ese proyecto, Mark Akkerman, advierte que el gasto eu- ropeo no sólo está enfocándose al propio fortalecimiento de sus límites comunes, sino a la “externalización” de las fronte- ras, es decir, a los acuerdos que alcanza con terceros países para que sean el pri- mer filtro de contención de los éxodos de refugiados e inmigrantes. El primer convenio se produjo entre España y Marruecos para reforzar la fron- tera de Ceuta y Melilla. El país africano ha recibido importantes caudales de los fon- dos europeos para fortalecer sus fuerzas de seguridad. En noviembre de 2015, en tanto, se pu- so en marcha el acuerdo con Turquía por el que este país recibió 3 mil millones de euros para reforzar su frontera con Euro- pa y servir de policía malo en la avalancha de refugiados. La cooperación entre Turquía y Frontex es parte del Plan de Acción Conjunta pa- ra la “gestión de la migración”. Turquía se compromete a fortalecer “la capacidad de intercepción de los guardacostas turcos, especialmente mediante la mejora del ma- terial de vigilancia, aumentar su actividad de patrullaje y la capacidad de búsqueda y rescate”. En enero de 2016, Turquía publicó una solicitud para integrar subsistemas para un avión de guardacostas, un Beechcraft

King 350ER, para operaciones de vigilan- cia marítima. Finmeccanica fue una de las compañías que participó en este contrato. La Cruz Roja alertó que, desde el punto de vista humanitario, el efecto de la exter- nalización de las fronteras “es muy preo- cupante”, porque en el terreno, el viaje a la UE se ha vuelto cada vez más peligroso, y supone “factores añadidos a la vulnerabi- lidad de los migrantes”. En un encuentro con Proceso, Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacio- nal España, denunció que la UE ha pues- to en marcha acuerdos con países donde se perpetran graves violaciones a los de- rechos humanos, como Libia, Afganistán

y Sudán.

No sólo eso. Advirtió que Amnistía do- cumentó en la frontera española-marro- quí la violación sistemática de los dere- chos de los inmigrantes y refugiados. En estos acuerdos de “externalización”,

la UE parece pisar terreno resbaladizo. Uno

de los más polémicos lo signó con Sudán:

la Corte Penal Internacional acusó al presi- dente de este país, Omar al Bashir, de crí- menes de guerra y contra la humanidad, tras una investigación por la muerte de 300 mil personas en Darfur. Human Rights Watch, Médicos sin Fronteras y Pax han expresado su rechazo

a esta colaboración y advierten del riesgo

de que el material facilitado acabe siendo utilizado para actos de represión. Sin embargo, Europa le entregó a Su- dán 155 millones de euros en 2016 pa- ra supuesta “ayuda al desarrollo”, debido

a que no puede hacerle aportaciones di-

rectas al ramo militar o de seguridad por- que el país africano sufre un embargo pa- ra adquirir armas. El informe advierte que,

que el país africano sufre un embargo pa- ra adquirir armas. El informe advierte que, 2098

como sea, esos fondos europeos son des- viados para “entrenamiento, tecnología e

industria militar” con el fin de detener el flujo de eritreos que buscan huir a Europa. Entre la tecnología se prevé la formación de personal, cámaras de vigilancia, escá- neres y vehículos.

A mediados de 2016, Sudán ya entregó

a un supuesto traficante de personas eri-

treo y cientos de eritreos han sido depor- tados por Sudán, según el Alto Comisiona- do de la ONU para los Refugiados (ACNUR). En este marco, el profesor de Estudios sobre Migraciones de la Universidad de Ámsterdam, Hein de Haas, señala que “las empresas de armas y tecnología han cose- chado las principales ganancias inespera- das de la delirante ‘lucha contra la migra- ción clandestina’ de Europa”.

Eurosur: el “sistema de sistemas”

En 2013, la UE puso en marcha Eurosur, el

“sistema de sistemas” de vigilancia de fron- teras, que no sólo incluye a los Estados limí- trofes, sino a “terceros países”. Hace posible

el intercambio de información e imágenes

en tiempo real entre los países mediante “centros de coordinación nacional”.

Frontex tiene un papel fundamental en la operación de Eurosur, precisamente

uno de los programas base para la “exter- nalización de las fronteras” y en el que las compañías tienen una actuación de pri- mer orden al proveer sus productos. La misma Comisión Europea pondera que Eurosur es “un proceso que nunca se detendrá”, al requerir de continuas mejo- ras y eso permitirá que las compañías ten- gan una “demanda permanente de nue- vos equipos mejorados”.

El estudio cita un manual de Eurosur

en el que se destaca el fortalecimiento

de las capacidades de estos terceros paí- ses a través de un “programa de cofinan- ciamiento por parte de la Unión Europea

y fondos internacionales” y la “donación

de bienes y asistencia técnica”, así como “la formación de las autoridades de terce- ros países en las actividades de control de fronteras”.

Otra forma de apoyo es la “aplicación permisiva de las regulaciones de exporta- ciones de armas”, argumenta Akkerman. Un ejemplo es que, en 2015, el gobierno de Holanda otorgó a Thales Nederland una licencia de exportación de un sistema de radar y C3 a Egipto por valor de 34 millo- nes de euros, a pesar de que esto suponía

“una continuidad en las graves violacio- nes de derechos humanos que tienen lu- gar en Egipto. El argumento del gobierno holandés para darle la licencia a la filial de

la

empresa francesa es el papel que juega

la

marina egipcia para detener la inmigra-

ción ‘clandestina’ a Europa”. Ben Hayes, de la organización State- watch, concluyó después de investigar el programa de seguridad de la UE que “se han difuminado las fronteras tradiciona- les entre seguridad exterior (militar), la se- guridad interior (servicios de seguridad) y mantenimiento del orden (la policía)”. Hayes reveló la intensa participación de la industria en Eurosur, en especial en su desarrollo y en el sistema autónomo de control fronterizo, también a una escala política y estratégica.

A juicio de los autores del informe, Eu- rosur es el “producto favorito” de las políti- cas fronterizas de la UE. Por ello critican la “doble moral” de la Unión Europea al pro- mover el sellado de sus fronteras y “vender

la militarización como si fuera una iniciati-

va humanitaria, en términos de capacida-

des de búsqueda y rescate”.

Muro europeo. Contradicciones Marko Djurica / Reuters
Muro europeo. Contradicciones
Marko Djurica / Reuters

La Organización Europea para la Segu- ridad (EOS), el de las compañías que presi- de Santiago Roura (Indra), ha sido el más activo en cuanto a la seguridad de las fron- teras. Su influencia con las autoridades eu- ropeas lo ha convertido en “uno de los pi- lares del complejo industrial de seguridad fronteriza”, apunta el estudio, en una suer- te de “cooperación pública-privada”.

Armas en conflicto

Está documentada la venta de armas eu- ropeas a “países a los que se les han im- puesto embargos de armas decretados por la ONU o la propia UE”. Aparte de Su- dán están Egipto, Irán, Libia, Siria, Soma- lia y Yemen. “Por tanto, el reciente aumento de los refugiados que intentan entrar en Europa no es un fenómeno que surja de la nada. En las últimas décadas, Oriente Medio y el norte de África han sido escenario de caos, donde la guerra, la violencia, la re- presión, las violaciones de los derechos humanos y la pobreza se han convertido en una realidad que cada vez afecta a más personas”, señala el estudio. El jueves 12, previo al viaje que rea- lizará a Arabia Saudí el rey Felipe VI, las organizaciones Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam Intermón hicieron público un comunicado en el que piden al monarca y al gobierno de Maria- no Rajoy que frenen la venta de cinco bu- ques de guerra de la empresa pública Na- vantia a Arabia Saudí. Argumentan que, en caso de realizar- se la operación, España podría convertir- se en “cómplice de las atrocidades come- tidas en el conflicto de Yemen” para atacar a la población civil. En 2015, BAE Systems, la mayor com- pañía de armas europea, cosechó 21.8% de sus ingresos en la venta de armas a Ara- bia Saudí. Ese mismo año, Airbus vendió dos avio- nes de reabastecimiento de combustible en vuelo a Qatar, cuatro patrullas C295W y aviones de transporte a Arabia Saudí, y 24 helicópteros militares a Kuwait. También Finmeccanica obtuvo el con- trato para modernizar seis barcos de la fuerza naval de Bahréin y la venta del ra- dar Kronos a Qatar. Los principales contratos de la france- sa Thales, por más de 100 millones de eu- ros, se produjeron en Oriente Medio. El investigador danés Martin Lemberg- Pedersen, del Centro de Estudios Migrato- rios Avanzados de la Universidad de Co- penhague, asevera que esa influencia de la industria militar se debe a que “las em- presas se autodesignan como expertas en seguridad fronteriza y utilizan esta posi- ción para enmarcar la inmigración a Euro- pa como una fuente de amenazas”.