Está en la página 1de 13

Acuífero[editar]

Esquema de un acuífero.

Un acuífero es aquel estrato o formación geológica permeable que permite la circulación y el almacenamiento del agua subterránea por sus poros o grietas. Dentro de estas formaciones podemos encontrarnos con materiales muy variados como gravas de río, limo, calizas muy agrietadas, areniscas porosas poco cementadas, arenas de playa, algunas formaciones volcánicas, depósitos de dunas e incluso ciertos tipos de arcilla. El nivel superior del agua subterránea se denomina nivel freático, y en el caso de un acuífero libre, corresponde al nivel freático.

Estructura[editar]

Un acuífero es un terreno rocoso permeable dispuesto bajo la superficie, en donde se acumula y por donde circula el agua subterránea.

Una zona de saturación, que es la situada encima de la capa impermeable, donde el agua rellena completamente los poros de las rocas. El límite superior de esta zona, que lo separa de la zona vadosa o de aireación, es el nivel freático y varía según las circunstancias: descendiendo en épocas secas, cuando el acuífero no se recarga o lo hace a un ritmo más lento que su descarga; y ascendiendo, en épocas húmedas.

Una zona de aireación o vadosa, es el espacio comprendido entre el nivel freático y la superficie, donde no todos los poros están llenos de agua.

Cuando la roca permeable donde se acumula el agua se localiza entre dos capas impermeables, que puede tener forma de U o no, vimos que era un acuífero cautivo o confinado. En este caso, el agua se encuentra sometida a una presión mayor que la atmosférica, y si se perfora la capa superior o exterior del terreno, fluye como un surtidor, tipo pozo artesiano.

Tipos de acuíferos[editar] Según su estructura[editar]

Tipos de acuíferos.

Desde el punto de vista de su estructura, ya se ha visto que se pueden distinguir los acuíferos libres y los acuíferos confinados.

En la figura de al lado se ilustran los dos tipos de acuíferos:

río o lago (a), en este caso es la fuente de recarga de ambos acuíferos. suelo poroso no saturado (b). suelo poroso saturado (c), en el cual existe una camada de terreno impermeable (d), formado, por ejemplo por arcilla, este estrato impermeable confina el acuífero a cotas inferiores. suelo impermeable (d). acuífero no confinado (e). manantial (f); pozo que capta agua del acuífero no confinado (g). pozo que alcanza el acuífero confinado, frecuentemente el agua brota como en un surtidor o fuente, llamado pozo artesiano (h). Según su textura[editar] Desde el punto de vista textural, se dividen también en dos grandes grupos: los porosos y fisurales.

En los acuíferos porosos el agua subterránea se encuentra como embebida en una esponja, dentro de unos poros intercomunicados entre sí, cuya textura motiva que existe "permeabilidad" (transmisión interna de agua), frente a un simple almacenamiento. Aunque las arcillas presentan una máxima porosidad y almacenamiento, pero una nula transmisión o permeabilidad (permeabilidad <> porosidad). Como ejemplo de acuíferos porosos, tenemos las formaciones de arenas y gravas aluviales

En los acuíferos fisurales, el agua se encuentra ubicada sobre fisuras o diaclasas, también intercomunicadas entre sí; pero a diferencia de los acuíferos porosos, su distribución hace que los flujos internos de agua se comporten de una manera heterogénea, por direcciones preferenciales. Como representantes principales del tipo fisural podemos citar a los acuíferos kársticos.

Según su comportamiento hidrodinámico[editar]

Por último, desde un punto de vista hidrodinámico, de la movilidad del agua, podemos denominar, en sentido estricto:

Acuíferos

Buenos almacenes y transmisores de agua subterránea (cantidad y velocidad) (p.ej.- arenas porosas y calizas fisurales).

Acuitados

Buenos almacenes pero malos transmisores de agua subterránea (cantidad pero lentos) (p.ej.-

limos).2

Acuícludos Pueden ser buenos almacenes, pero nulos transmisores (p.ej.- las arcillas). Acuífugos Son nulos tanto como almacenes como transmisores. (p.ej.- granitos o cuarcitas no fisuradas). Según su comportamiento hidráulico[editar] Acuífero subestimado o libre[editar]

Es aquel acuífero que se encuentra en directo contacto con la zona subsaturada del suelo. En este acuífero la presión de agua en la zona superior es igual a la presión atmosférica, aumentando en profundidad a medida que aumenta el espesor saturado.

Acuífero cautivo o confinado[editar]

Son aquellas formaciones en las que el agua subterránea se encuentra encerrada entre dos capas impermeables y es sometida a una presión distinta a la atmosférica (superior). Sólo recibe el agua de lluvia por una zona en la que existen materiales permeables, recarga alóctona donde el área de recarga se encuentra alejada del punto de medición, y puede ser directa o indirecta dependiendo de si es agua de lluvia que entra en contacto directo con un afloramiento del agua subterránea, o las precipitaciones deben atravesar las diferentes capas de suelo antes de ser integrada al agua subterránea. A las zonas de recarga se les puede llamar zonas de alimentación. Debido a las capas impermeables que encierran al acuífero, nunca se evidenciarán recargas autóctonas (situación en la que el agua proviene de un área de recarga situada sobre el acuífero), caso típico de los acuíferos semiconfinados y los no confinados o libres (freáticos).

Acuífero semi-confinado[editar]

Un acuífero se dice semi-confinado cuando el estrato de suelo que lo cubre tiene una permeabilidad significativamente menor a la del acuífero mismo, pero no llegando a ser impermeable, es decir que a través de este estrato la descarga y recarga puede todavía ocurrir.

Acuíferos costeros[editar] Artículo principal: Acuífero costero

Los acuíferos costeros pueden ser libres, confinados o semiconfinados.3 Lo que los diferencia es la presencia de fluidos con dos densidades diferentes: agua dulce, con un densidad menor, con relación al agua salada del mar o del océano. Esta diferencia de densidad hace que en la zona de la costa, el agua dulce se encuentra sobrepuesta al agua salada. El agua salada se introduce en el

continente en forma de una cuña salina que se va profundizando a medida que se introduce en el continente.

La cuenca de los acuíferos costeros, al igual que la cuenca de acuíferos de zonas continentales interiores, se alimenta a través de precipitaciones, o a través del flujo subsuperficial y/o subterráneos de otras cuencas, mientras que las salidas se dan a través de la evapotranspiración, evaporación y por la salida subsuperficial, con la particularidad de que estas últimas se dan hacia el mar.

Recarga[editar] Artículo principal: Recarga artificial de acuíferos

El agua del suelo se renueva en general por procesos activos de recarga desde la superficie. La renovación se produce lentamente cuando la comparamos con la de los depósitos superficiales, como los lagos, y los cursos de agua. El tiempo de residencia (el periodo necesario para renovar por completo un depósito a su tasa de renovación normal) es muy largo. En algunos casos la renovación está interrumpida por la impermeabilidad de las formaciones geológicas superiores (acuitardos), o por circunstancias climáticas sobrevenidas de aridez.

En ciertos casos se habla de acuíferos fósiles, estos son bolsones de agua subterránea, formados en épocas geológicas pasadas, y que, a causa de variaciones climáticas ya no tienen actualmente recarga.

El agua de las precipitaciones (lluvia, nieve,

...

)

puede tener distintos destinos una vez alcanza el

suelo. Se reparte en tres fracciones. Se llama escorrentía a la parte que se desliza por la superficie del terreno, primero como arroyada difusa y luego como agua encauzada, formando arroyos y ríos. Otra parte del agua se evapora desde las capas superficiales del suelo o pasa a la atmósfera con la transpiración de los organismos, especialmente las plantas; nos referimos a esta parte como evapotranspiración. Por último, otra parte se infiltra en el terreno y pasa a ser agua subterránea.

La proporción de infiltración respecto al total de las precipitaciones depende de varios factores:

La litología (la naturaleza del material geológico que aflora a la superficie) influye a través de su permeabilidad, la cual depende de la porosidad, del diaclasamiento (agrietamiento) y de la mineralogía del sustrato. Por ejemplo, los minerales arcillosos se hidratan fácilmente, hinchándose siempre en algún grado, lo que da lugar a una reducción de la porosidad que termina por hacer al sustrato impermeable.

Otro factor desfavorable para la infiltración es una pendiente marcada.

La presencia de vegetación densa influye de forma compleja, porque reduce el agua que llega al suelo (interceptación), pero extiende en el tiempo el efecto de las precipitaciones, desprendiendo poco a poco el agua que moja el follaje, reduciendo así la fracción de escorrentía y aumentando la de infiltración. Otro efecto favorable de la vegetación tiene que ver con las raíces, especialmente las raíces densas y superficiales de muchas plantas herbáceas, y con la formación de suelo, generalmente más permeable que la mayoría de las rocas frescas.

El término acuífero es utilizado para hacer referencia a aquellas formaciones geológicas en las cuales se encuentra agua y que son permeables permitiendo así el almacenamiento de agua en espacios subterráneos. El agua de los acuíferos no está normalmente a disposición simple o inmediata del ser humano ya que se encuentra bajo tierra (salvo q enalguna parte de su extensión se acerque a la superficie. Es por esto que para que el ser humano pueda aprovechar este tipo de agua debe realizar excavaciones y pozos. En muchos casos, el agua puede encontrarse a muchos metros de profundidad.

Los acuíferos se forman naturalmente cuando la superficie terrestre absorbe el agua de lluvia. Este proceso de absorción se da porque los terrenos de la superficie terrestre permiten que el agua se introduzca al ser permeables (tierra, arena, arcilla, etc.). Una vez absorbida, el agua forma capas subterráneas hasta llegar a una zona no permeable en la cual la composición de la roca es más cerrada y por tanto el agua no pasa con tanta facilidad. Los acuíferos están formados entonces por estas dos capas de agua: la confinada y la no confinada. Los acuíferos no confinados son los que pueden ser utilizados por el ser humano a través de excavaciones. El agua que permanece en los acuíferos confinados es de más difícil acceso no sólo porque se encuentra a mayor distancia si no porque también la roca es más difícil de excavar.

A medida que el agua es absorbida por las diferentes capas de tierra, la misma va perdiendo velocidad y comienza lentamente a ser depositada de modo natural entre las distintas capas que están formadas por diversoa materiales. A mayor profundidad, más lento llegará el agua y, además, por contar las zonas de acuífero confinado con mayor presión, una excavadora que llegue hasta este punto hará brotar el agua en la superficie con mucha más violencia que en el acuífero no confinado.

Un acuífero es un cuerpo de agua subterránea producto de la filtración de ésta a través de las distintas capas del suelo. El agua puede provenir de varias fuentes:

• de la lluvia,

• de ríos, • quebradas superficiales, o • subterráneas.

Estas formaciones geológicas con agua subterránea tardaron miles de años en formarse. Los acuíferos contienen suficiente agua para los pozos y manantiales. El agua subterránea es un recurso importante en Puerto Rico, éste constituye cerca del 22 por ciento del agua total usada en la Isla.

¿Cómo se contaminan los acuíferos? Existen por lo menos cuatro (4) rutas por las cuales el agua puede contaminarse:

  • 1. infiltración

  • 2. migración directa

  • 3. intercambio entre acuíferos

  • 4. recarga de la superficie

La contaminación también puede ser causada por disposición de desperdicios industriales, derrames accidentales, vertederos municipales por medio del lixiviado que se produce en la descomposición, extracción ilimitada para centros urbanos, usos agrícolas y pozos sépticos o plantas de tratamiento de aguas negras. Estas pueden percolar nutrimentos tales como el nitrogeno y el fósforo y bacterias a los cuerpos de agua que eventualmente pueden llegar al agua subterránea.

DEFINICIÓN DE

ACUÍFERO

Acuífero es una noción que se utiliza en los ámbitos de la geología y de la biología. En el primer caso, un acuífero es una estructura subterránea que alberga agua.

Acuífero

Los acuíferos son reservorios de agua que están ubicados debajo de la superficie terrestre. Estos acuíferos permiten la circulación del agua a través de diversas grietas y de la porosidad de su estructura.

En los acuíferos es posible diferenciar entre el nivel freático (el sector superior), la zona de saturación (el espacio donde los poros rocosos se llenan de agua) y la capa impermeable. Sobre el nivel freático, y antes de la superficie, se encuentra otro sector conocido como zona de aireación.

Es importante tener en cuenta que los acuíferos permiten que una buena parte de la población de todo el mundo acceda al agua. Sin embargo, la explotación sin control y la contaminación amenazan este recurso. Los fertilizantes químicos que utiliza la agricultura, los desechos de la actividad industrial y la explotación petrolera son algunos de los factores que pueden contaminar un acuífero.

Un ejemplo de acuífero es el Acuífero Guaraní, que ocupa miles de kilómetros debajo de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. Se trata de la mayor reserva planetaria de agua dulce que está debajo de la superficie.

En el terreno de la biología, por otra parte, un acuífero es un conducto que permite el transporte de líquidos en determinados organismos. Los equinodermos, por citar un caso, disponen de un sistema vascular acuífero con múltiples ramificaciones a lo largo del cuerpo.

Lee todo en: Definición de acuífero - Qué es, Significado y Concepto

Antiguamente se creía que las aguas subterráneas procedían del mar y habían perdido su salinidad al filtrarse entre las rocas. Hoy se sabe que es agua procedente de la lluvia.

Las aguas subterránas forman grandes depósitos que en muchos lugares constituyen la única fuente de agua potable disponible.

A veces, cuando circulan bajo tierra, forman grandes sistemas de cuevas y galerías. En algunos lugares regresan a la superficie, brotando de la tierra en forma de fuentes o manantiales. Otras, hay que ir a recogerlas a distintas profundidades excavando pozos.

Acuíferos

La diferencia entre la cantidad de precipitación y la cantidad de agua arrastrada por los rios se filtra bajo el suelo y forma los acuíferos. La filtración depende de las características físicas de las

rocas. La porosidad no es sinónimo de permeabilidad, pues determinadas rocas como las arcillosas, aunque tienen una gran porosidad, son prácticamente impermeables ya que no disponen de conductos que se comuniquen.

Si la capa impermeable forma una depresión, puede aparecer un lago subterráneo. En cambio, si la capa impermeable está inclinada se puede formar un rio subterráneo.

Cuando una capa permeable está dispuesta entre dos capas impermeable, forma lo que se denomina acuífero cautivo o confinado. En estas condiciones el agua está sujeta a una presión considerable. Si por cualquier circunstancia se crea una fisura en la capa impermeable, entonces el agua asciende rápidamente hasta el nivel freático para equilibrar las diferencias de presión.

Por su parte, si la capa permeable no encuentra límite más que en profundidad, entonces se denomina acuífero libre.

TIPOS DE ACUÍFEROS

Los acuíferos se clasifican en cuanto a su estructura, su comportamiento hidráulico, sutextura, su litología, y la movilidad de su agua.

En cuanto a su estructura y su comportamiento hidráulico pueden clasificarse en “libres”, “confinados” o “semiconfinados”. Un mismo acuífero puede ser libre,confinado y semiconfinado según sectores y el área de estudio.

rocas. La porosidad no es sinónimo de permeabilidad, pues determinadas rocas como las arcillosas, aunque tienenwww.astromia.com/tierraluna/aguasubterraneas.htm TIPOS DE ACUÍFEROS · por Guillermo Estefani · en Avanzar Los acuíferos se clasifican en cuanto a su estructura, su comportamiento hidráulico, sutextura, su litología, y la movilidad de su agua. En cuanto a su estructura y su comportamiento hidráulico pueden clasificarse en “libres”, “confinados” o “semiconfinados”. Un mismo acuífero puede ser libre,confinado y semiconfinado según sectores y el área de estudio. " id="pdf-obj-7-24" src="pdf-obj-7-24.jpg">

El acuífero “subestimado, freático o libre” es aquel en el que se encuentra una superficie libre y real de agua encerrada en contacto con el aire y la presión atmosférica, por lo que su presión es en realidad igual a la presión atmosférica. No tienen una capa de materiales impermeables encima de ellas.

En el acuífero libre el nivel freático coincide con la superficie y se encuentra encontacto directo con la zona subsaturada del suelo. Su posición varía dependiendo de la época de lluvias o las épocas secas.

El acuífero “subestimado, freático o libre” es aquel en el que se encuentra una superficie libre

Los acuíferos “confinados”, “cautivos”, “a presión” o “en carga” son aquellos cuerpos de agua que se acumulan en la roca permeable y están encerrados entre dos capas impermeables.

En estos acuíferos el agua está sometida a una presión mayor a la de la atmósfera y ocupa todos los poros y

huecos de la formación geológica saturándola totalmente. No existe “zona no saturada”

Si se perfora este acuífero, el nivel de agua ascenderá hasta situarse en una posición que coincidirá con el nivel de saturación del acuífero en el área de recarga.

El agua está sometida a una presión mayor a la atmosférica y sólo recibe agua de lluvia en zonas donde los materiales son permeables en puntos generalmente distintos de donde reside el cuerpo del agua.

El acuífero “semi-confinado” ocurre cuando el estrato de suelo que lo cubre tiene significativamente menos permeabilidad que el acuífero en sí, pero no es impermeable, permitiendo que ocurra la descarga y recarga a través de este estrato.

El muro y/o el techo no son totalmente impermeables y permiten la filtración vertical del agua, por lo que puede recargarse o perder agua a través del techo o de la base.

Según la movilidad del agua se pueden clasificar en “acuíferos”, “acuitardos”, “acuicludos” y “acuifugos”. La

velocidad del agua dependerá de la porosidad y percolación de la roca a una velocidad de 1 centímetro por año.

Según la movilidad del agua se pueden clasificar en “acuíferos”, “acuitardos”, “acuicludos” y “acuifugos”. La velocidad

Los “acuíferos” almacenan y transmiten agua subterránea, por lo general en arenas porosas y calizas fisurales.

Los “acuitardos” son buenos almacenes pero malos transmisores de agua subterránea por transmitirla lentamente (por ejemplo, compuestos de limos).

Los “acuicludos” son buenos almacenes pero nulos transmisores (el caso de arcillas)

Los “acuifugos” no almacenan ni transmiten agua como los constituidos de granitos, cuarcitas no fisuradas.

Según las características litológicas en “detríticos” o “carbonatados”

Según su textura se pueden clasificar en “porosos” y “fisurales” Los acuíferos “porosos” son aquellos en

Según su textura se pueden clasificar en “porosos” y “fisurales”

Los acuíferos “porosos” son aquellos en los que el agua se encuentra embebida en una esponja dentro de poros intercomunicados entre sí existiendo permeabilidad como en arenas y gravas

Los acuíferos “fisurales” son aquellos que el agua se encuentra en fisuras o diaclasas comunicadas entre sí,

pero el agua se comporta de forma heterogénea.

CUÍFEROS

Un acuífero es una formación geológica, formada por una o más capas de rocas (gravas,

arenas, caliza…), situada en la zona saturada, capaz de almacenar y transmitir al agua libre

en cantidades importantes. Se caracteriza, por poseer una permeabilidad significativa y una extensión y espesor considerables. Constituyen almacenes de enormes reservas que pueden ser utilizadas, mediante obras de captación.

TIPOS DE ACUÍFEROS

Los acuíferos pueden clasificarse atendiendo a diverso criterios:

Según las características litológicas: detríticos, carbonatados

Según el tipo de huecos: poroso, kárstico, fisurado

Según la presión hidrostática: libres, confinados y semiconfinados

1.- Según las características litológicas o tipo de huecos

Acuíferos detríticos: son acuíferos de rocas o sedimentos detríticos. Su permeabilidad se debe a la porosidad intergranular (de tipo primario). Si las rocas están parcialmente consolidadas o cementadas, la porosidad puede ser además de tipo secundario, por fisuración, disolución. Son todos los materiales con tamaño de grano de arena: arenas, arcosas, areniscas, gravas, conglomerados, etc.

Acuíferos fisurados y/o kársticos: se correspondes con acuíferos en rocas carbonatadas

(calizas/dolomías) o bien otro tipo de rocas que presenten diaclasado, fracturación y/o

disolución (rocas ígneas, metamórficas, detríticas bien consolidadas…). Poseen permeabilidad

debida a grietas y fisuras, tanto de origen mecánico como de disolución. Se encuentran entre

las calizas, dolomías, yesos, granitos, basaltos…, siendo los dos primeros los tipos más

importantes.

Acuíferos mixtos: su porosidad se debe a un conjunto de todas las anteriores causas. Un ejemplo pueden ser las arenas calcáreas o calcarenitas.

2.- Según las presiones hidrostáticas

Acuíferos libres: también llamados no confinados o freáticos. Entre ellos existe una superficie libre y real del agua almacenada, que está en contacto con el aire y a la presión atmosférica. Entre la superficie del terreno y el nivel freático se encuentra la zona no saturada. La superficie hasta donde llega el agua, se denomina superficie freática; cuando esta superficie es cortada por un pozo se habla de nivel freático en ese punto.

Acuíferos confinados: También llamados cautivos, a presión en carga: en ellos el agua está sometida a una presión superior a la atmosférica y ocupa totalmente los poros o huecos de la formación geológica, saturándola totalmente. Si se extrae agua de él, ningún poro se vacía, sólo disminuye la presión del agua. Al disminuir la presión, pueden llegar a producirse asentamientos y subsidencias del terreno. En ellos no existe zona no saturada. En el caso de que se perforase este tipo de acuíferos, el nivel de agua ascendería hasta situarse en una determinada posición que coincide con el nivel de saturación del acuífero en el área de recarga; a este nivel se le conoce con el nombre de nivel piezométrico. Si unimos todos los niveles piezométricos, obtendremos la superficie piezométrica (superficie virtual formada por los puntos que alcanzaría el agua si se hicieran infinitas perforaciones en el acuífero).

Acuíferos semiconfinados: Son más frecuentes que los acuíferos confinados, pudiendo afirmar que se trata de acuíferos a presión, pero en algunas de las capas confinantes son semipermeables, acuitardos.

Acuíferos colgados: Se producen ocasionalmente cuando, por efecto de una fuerte recarga, asciende el nivel freático quedando retenida una porción de agua por un nivel inferior impermeable.

Acuíferos multicapas: son un caso particular (y frecuente) de acuíferos en los que se suceden niveles de distinta permeabilidad.