Está en la página 1de 1

ORACIONES SUBORDINADAS CAUSALES Y FINALES (§46.1-46.

7)

Analizaremos estos dos grupos de construcciones en el mismo apartado porque tanto en el


tipo de relación que se establece entre oración principal y subordinada, como en su método de
análisis son muy similares.

Definición (4.º de ESO y 2.º de Bachillerato)

Las oraciones subordinadas causales dan noticia de la acción que ha dado lugar a la expresada
por la oración principal y tienen, consecuentemente, un carácter retrospectivo.

Las finales, en cambio, explican la razón o el objetivo por el que se lleva a cabo la acción de la
oración principal y se orientan hacia el futuro.

Tipos (2.º de Bachillerato)

Si el alumno quiere demostrar un especial dominio de la taxonomía sintáctica conviene hacer


la distinción entre oraciones subordinadas causales del enunciado y oraciones subordinadas
causales de la enunciación.

En las primeras se está expresando el desencadenante físico de la acción de la oración


principal. Tal es el caso de la oración "Nieva porque las bajas temperaturas solidifican las
precipitaciones". Oración subordinada causal de la enunciación es aquella que explica porque
se enuncia la oración principal. Ejemplo de ello es la oración "Nieva mucho, porque los niños
están haciendo un muñeco de nieve estupendo".

Una distinción similar se puede hacer en las oraciones subordinadas finales. Es oración
subordinada final del enunciado "Nos mantenemos castos para no perder nuestra pureza". En
cambio, una oración subordinada final de la enunciación será "Para que te enteres, nos
mantenemos castos".