Está en la página 1de 16

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA
CIENCIAS POLITICAS Y SOCIALES
CARRERA DE DERECHO

MATERIA:

DERECHO DE LA NATURALEZA

DOCTOR:

DR. DIEGO GALÀRRAGA

TEMA:

CONTAMINACION RADIACTIVA

CURSO:

NOVENO “A”

INTEGRANTES:
RIOFRIO CAROLINA

REYES GABRIELA

POZO DIANA

ORDOÑEZ JAHROL

QUITO D.M, 20 DE NOVIEMBRE DEL 2017.


INTRODUCCION

El presente trabajo investigativo, tiene como objetivo, disipar todas las dudas que se
tengan con respecto a los problemas climáticos, pero en especial sobre la contaminación
por radiación, la radiación es parte del Planeta Tierra, existe radiación natural la que
encontramos en la luz solar, es decir desde la creación del planeta como lo conocemos,
siempre existió radiación pero en cantidades muy ínfimas, lo que no perjudicaba en
nada a las seres vivos, pero con la investigación des químicos y la utilización de la
radiación en la naturaleza y los mismo seres humanos, ha causado que la contaminación
ambiental por ellos en los últimos años se evidencie, de una manera sorprendente, a
parte del sin número de desventajas que tiene la radiación, también tiene algunas
ventajas que causan una radiación artificial, el ser humano siempre ha creado
invenciones para beneficio propio, y la radiación fue descubierta para ello, desde su
descubrimiento ha sido utilizada para el bien y para el mal, todo depende de quien la
utiliza. La contaminación radioactiva, afecta a casi todo en el mundo y se encuentra en
casi todo lo que tenemos alrededor, causando muchos problemas de enfermedades y
también cambios en el ambiente. Es por ello que una investigación minuciosa de los
antecedentes, efectos en el ambiente y el ser humano, los tipos de contaminación por
radiación y algunas recomendaciones son las que se van a mencionar en el siguiente
trabajo, puesto que es un fenómeno particularmente nuevo, pero que por medio de la
investigación, se podría erradicar en un pequeño porcentaje.
DESARROLLO

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

A finales del siglo XIX y principios del XX cuando la ciencia se ve enriquecida por una
serie de descubrimientos y cuando se abre un nuevo camino en el campo de las
radiaciones.

En noviembre de 1895 Röentgen descubre los rayos X, radiaciones que presentan una
serie de propiedades desconocidas hasta ese momento

El físico Frances Antoine Henri Becquerel en 1986 logro comprobar que determinadas
sustancias, tales como las sales de Uranio, podían producir radiaciones de origen
desconocido, al cual se lo llamo radioactividad.

El 02 de diciembre de 1942 se activó el primer reactor nuclear en Chicago, lo cual dio


paso a la era nuclear con el fin de demostrar que la energía nuclear de forma controlada
puede ser útil.

Becquerel de manera accidental en su laboratorio dejo unas sales de uranio junto a unas
placas fotográficas las cuales se velaron pese a estar protegidas por la luz solar, siendo
el causante principal las placas de uranio.

Los científicos polacos Pierre y Marie Curie en sus estudios descubrieron la existencia
de otro elemento de actividad más elevado que el mismo uranio al cual lo llamaron
polonio y otro elemento que lo denominaron radio. (Ilustre Coplegio Oficial de Fisicos,
2000)

Estos tres elementos el Uranio, Polonio y Radio debido a sus características tienen gran
valor en el desarrollo de la energía nuclear.

Los Investigadores Rutherford y Soddy demostraron que el uranio y otros elementos


pesados son capaces de emitir tres tipos de radiaciones como son: Alfa, Beta y Gamma;
las dos primeras constituidas por partículas cargadas; las partículas Alfa son núcleos de
átomos de helio y las partículas Beta son electrones y las radiaciones Gamma tienen
naturaleza electromagnética.

El 16 de julio de 1945 en Nuevo México se dio la primera prueba de bomba atómica de


plutonio, y logro ser un éxito esta prueba. (Vega)
RADIACTIVIDAD

La radiactividad es un fenómeno físico que se caracteriza por la desintegración, es decir,


la reorganización de los núcleos atómicos inestables. Esta desintegración se acompaña
de la emisión de radiación ionizante. En la naturaleza existen 92 diferentes elementos
químicos, de los cuales algunos tienen más de un isótopo (átomos de un mismo
elemento que presentan el mismo número de protones y de electrones, pero diferente
número de neutrones). En estado natural existen 325 variedades de átomos. La mayoría
son estables, pero también existen algunos inestables, que contienen un exceso ya sea de
protones o de neutrones, y que son el origen de las transformaciones o desintegraciones
radiactivas. (Lopez Muñoz, 2004)

CONTAMINACIÓN RADIACTIVA

Se entiende como contaminación radioactiva a la presencia no deseada de sustancias


radiactivas en el entorno.

A la contaminación radiactiva puede se la puede definir como el aumento de la


radiación natural debido a la utilización del hombre de sustancias radiactivas ya sean
naturales o producidas artificialmente. Debido al descubrimiento de la energía nuclear
y sobre todo desde la invención de la bomba atómica se han esparcido por la tierra
numerosos productos residuales de las pruebas nucleares. En los últimos años la
descarga en la atmósfera de materias radiactivas ha aumentado considerablemente,
constituyendo un peligro para la salud pública.

La contaminación radioactiva se clasifica en dos tipos, entre las que tenemos las
sustancias radioactivas naturales y las sustancias radioactivas artificiales

 Radioisótopos Naturales: Es cuando aquellos isótopos radiactivos que existen en la


corteza terrestre desde la formación de la Tierra o de los que se generan
continuamente en la atmósfera por la acción de los rayos cósmicos. Cuando, debido
a la acción del hombre, estos radioisótopos naturales se encuentran en
concentraciones más elevadas que las que pueden encontrarse en la naturaleza
(dentro de la variabilidad existente), se puede hablar de contaminación radiactiva.
 Radioisótopos Artificiales: Estos radioisótopos no existen deforma natural en la
corteza terrestre, sino que se han generado en alguna actividad del hombre. En este
caso la definición de contaminación es menos difusa que en el caso delos
radioisótopos naturales, ya que su variabilidad es nula, y cualquier cantidad se
podría considerar contaminación. Por ello se utilizan definiciones basadas en las
capacidades técnicas de medida de estos radioisótopos, de posibles acciones de
limpieza o de peligrosidad (hacia el hombre o la naturaleza).

Entonces se puede entender que la contaminación radiactiva es la resultante de la


operación de plantas de energía nuclear, accidentes nucleares y el uso de armas de este
tipo. También se la conoce como contaminación neutrónica, por ser originada por los
neutrones, y es muy peligrosa por los daños que produce en los tejidos de los seres
vivos.

FUENTES DE CONTAMINACIÓN

La contaminación radioactiva normalmente es el resultado la pérdida del control sobre


los materiales radiactivos durante la producción o el uso de isótopos.

La contaminación radiactiva puede también ser el resultado inevitable de determinados


procesos, tales como la liberación de xenón radiactivo en el reprocesado de combustible
nuclear. En los casos en los que el material radiactivo no puede ser confinado, puede ser
diluido hasta concentraciones inocuas. La lluvia radiactiva es la distribución de
contaminación radioactiva generada por una explosión nuclear. La confinación es el
medio para que el material radiactivo no actúe como contaminación radiactiva.

Por lo tanto el material radiactivo que se encuentra en envases especiales y sellados no


constituye propiamente contaminación, aunque las unidades para su medición puedan
ser las mismas. (Osores J. M., 2008)

CLASIFICACIÓN DE LOS TIPOS DE CONTAMINACIÓN POR RADIACIÓN

La vida, nuestra especie en concreto, ha aparecido en un fondo radiactivo determinado


que ha ido disminuyendo desde el origen del planeta, pero nosotros, con nuestras
actividades, con nuestra tecnología, estamos incrementado esa radiactividad. Las
poblaciones de seres vivos están expuestas continuamente a la acción de agentes
mutagénicos. Hay tantos que es prácticamente imposible disponer de un “censo” de
tales sustancias. La lista es interminable: radiaciones cósmicas y terrestres, metales
pesados (arsénico, plomo, mercurio, etc.), herbicidas, pesticidas, fármacos, aditivos
alimentarios, tintas y papel, CDs y DVDs, telefonía móvil, microondas, productos de
cosmética, aislantes térmicos, pinturas, aerosoles, dando lugar a la mutación, descrita
por primera vez en la especie de prímula Oenothera lamarckiana por Hugo de Vries
(1901). Sin embargo, la mayoría de las mutaciones son inducidas, es decir, debidas a la
acción de mutágenos físicos o químicos (ambientales) que causan cambios estructurales
en la molécula de ADN. Esto fue descubierto en 1927 por Hermann H. Muller, quien
observó y detectó que los rayos X provocaban mutaciones en una pequeña mosca
llamada Drosophila, uno de los organismos modelo más importantes en biología.

A raíz de este descubrimiento y de la detonación de las bombas atómicas de Hiroshima


y Nagasaki en 1945, una parte de la comunidad científica mundial comenzó a ivestigar
sobre mutagénesis ambiental. Estos trabajos han permitido conocer y analizar una gran
variedad de agentes mutagénicos para los seres vivos, estos compuestos químicos se
utilizan para conservar gran variedad de alimentos: frutas, quesos, carnes, pescados,
zumos, cervezas y vinos, etc.

La radiación (ionizante y no ionizante) y las fibras minerales. Las radiaciones son


responsables de un porcentaje considerable de mutaciones, causando roturas en la
cadena de ADN o induciendo la formación de enlaces estables entre bases de la misma
o distinta cadena.

 La radiación ionizante (rayos X, rayos gamma, rayos cósmicos y radiación terrestre)


tiene la energía suficiente para provocar la separación de uno o más electrones de un
átomo o de una molécula, lo que le confiere un gran poder de penetración en los
tejidos (de ahí su uso con fines médicos). Esta radiación de alta energía es capaz de
romper los enlaces químicos de las moléculas de ADN y de las proteínas causando
la liberación de electrones, lo que genera iones o radicales libres cargados
positivamente, La geología del suelo, los materiales de construcción y la ventilación
de las viviendas influyen en la concentración de radón con la que estamos en
contacto. En el caso del radón, los mineros constituyen una población de riesgo. No
olvidemos, además, que la radiación terrestre pasa, también, a los animales y
vegetales de los que nos alimentamos y al agua que bebemos. Los rayos gamma y
los rayos X (radiación electromagnética) son altamente energéticos, lo cual los hace
muy penetrantes y, por tanto, mutagénicos.
 La radiación no ionizante (ultravioleta) tiene mucho menos poder de penetración
que la ionizante, atravesando solamente las capas más superficiales de las células.
Sin embargo, es altamente mutagénica para las células porque es rápidamente
absorbida por las bases del ADN. La radiación ultravioleta (UV) que llega a la
Tierra lo hace en forma de UV-A, UV-B y UV-C. La de longitud de onda larga,
UV-A, no se asocia normalmente con las lesiones en los sistemas biológicos porque
no es absorbida por el ADN en sí, pero causa daño oxidativo que sí es
potencialmente mutagénico. La radiación UV-B es parcialmente captada por el
ozono y nos llega en un porcentaje mínimo, pero aún así produce lesiones y
mutaciones graves. Finalmente, la radiación UV-C es biológicamente la más
peligrosa porque tiene la longitud de onda (corta) adecuada para ser asimilada
directamente por el ADN. (González Tizón, 2009)
 La radiocontaminación de los alimentos de cultivos que utilizan regadíos de cuencas
de agua nuclearizadas es uno de los aspectos que cada día resulta más preocupante.
El grado de contaminación depende de la forma de riego y de los radionúclidos
implicados. (López Arnal & Eduard, 2008)
 Radiación naturales: los radionúclidos primordiales, es decir , los radionúclidos
presentes a la corteza terrestre y , por otra parte la radiación cósmica y los
radionúclidos cosmogénicos, es decir, los radionúclidos que originen por la
interacción de los rayos cósmicos con los núclidos de la atmósfera. Los
radionúclidos primordiales se pueden clasificar en dos grupos: aquellos que son
miembros de las cuatro familias o series radioactivas naturales (turín, uranio-radio,
actino, neptunio) y los que no forman series radioactivas, el más abundante de los
cuales es el potasio-40. Entre los radionúclidos cosmogénicos se destaca el
hidrógeno-3 (tritio) y el carbono-14.
 Radiación artificial.- En primer lugar están las formadas por radionúclidos
artificiales, es decir, aquellas que se producen en reacciones nucleares provocadas
por el hombre y, en segundo lugar todos aquellos dispositivos construidos
artificialmente, que directa o indirectamente, pueden generar radiaciones. En esta
segunda categoría se pueden señalar los aparatos de rayos X, los aceleradores de
partículas, los reactores nucleares y los explosivos nucleares.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA CONTAMINACION RADIACTIVA

CAUSAS

La siguiente lista muestra las principales fuentes generadores de residuos radiactivos y


por lo tanto causantes de la contaminación radiactiva.
 La fabricación de combustible nuclear.
 Los redactores nucleares en potencia.
 La minería de Uranio.
 La utilización de radionucleidos en las industrias para diferentes
aplicaciones.
 Los experimentos nucleares realizados por el personal de defensa.
 El vertido de desechos nucleares en el ambiente. (Osores J. M., 1993, pág. 9)

FUENTES DE CONTAMINACIÓN RADIACTIVA Las fuentes de contaminación


más importantes son las siguientes:

 Ensayos o pruebas nucleares.


 Reactores nucleares y residuos ·radiactivos.
 Accidentes radiológicos.
 Minería de uranio.
 Radón. Materiales NORM. (Bigues, Barcelona , pág. 56)

CONSECUENCIAS PRINCIPALES DE LA RADIACTIVIDAD

Este tipo de contaminación la puedes ver en cualquier tipo de material, en los elementos
que utilizas diariamente, también se puede observar en persona y evidentemente en el
medio ambiente. Es por ello por lo que el contacto directo con partículas radiactivas trae
como consecuencias:

Si una persona está o ha estado en contacto con una partícula radiactiva de bajo o medio
nivel puede traer como consecuencia cáncer, defectos degenerativos, leucemia y menos
drástico la caída de pelo. Si una persona está o ha estado expuesta a algún residuo
radiactivo o a partículas radiactivas de un alto nivel de radiación provoca la muerte.
(Osores J. M., 1993, pág. 14)

Efectos principales de la Contaminación Radiactiva

Aunque anteriormente hemos visto alguna que otra consecuencia que puede tener si un
ser vivo está expuesto a residuos radiactivo, hay que saber un poco más sobre los
efectos que provoca. La primera vez que dicha contaminación se dio a conocer fue en
el siglo 20, donde varios mineros trabajaban en minas de uranio y sufrieron unas graves
quemaduras en la piel y a muchos de ellos le detectaron meses después cáncer. Ese sería
un ejemplo de cómo afecta la radiación en un ser humano aunque está claro que los
efectos son diferentes en cada organismo y sobre todo dependiendo del nivel de
radiación a la que se esté expuesto. Aunque toda partícula radiactiva funciona de la
misma manera, por ello la materia radiactiva va destruyendo poco a poco las células del
cuerpo humano y si ha estado dicha persona durante algún tiempo con material
radiactivo le causa cáncer. ¿Cómo destruye las células de nuestro cuerpo? Es muy
sencillo la materia radioactiva crea iones cuando dicha materia está en contacto con las
moléculas biológicas, por ello los iones crean unos radicales libres que de manera lenta
y constante van destruyendo todas las membranas, proteínas y ácidos nucleicos. Es por
ello por lo que si una persona este mucho tiempo en contacto con material radiactivo,
esos iones dañan las células de ADN y provocan cáncer, defectos genéticos para futuras
generaciones y puede llegar a provocar la muerte de la persona.

ENSAYOS NUCLEARES Una prueba o ensayo nuclear es la detonación de un arma


nuclear con fines experimentales o de desarrollo de armamento nuclear, entre otros
propósitos. Algunas detonaciones han tenido lugar con fines pacíficos. Por ejemplo,
cerca de 27 detonaciones se han realizado para cavar pozos o construir canales o puertos
artificiales, o bien para extraer combustible o gas subterráneo.

Las pruebas nucleares se clasifican como atmosféricas (cuando la explosión tiene lugar
dentro de la atmósfera), estratosféricas (en las que el arma nuclear usualmente es
transportada en un cohete), subterráneas y submarinas. Las atmosféricas producen una
contaminación mayor, mientras en los otros EFECTOS BIOLÓGICOS DE LAS
RADIACIONES IONIZANTES

REACTORES NUCLEARES Y RESIDUOS RADIACTIVOS Los radionucleídos


tienen actualmente un papel importante en los procesos de producción y generación de
energía, especialmente ahora que se ha visto como una alternativa energética para
disminuir el calentamiento global debido a fuentes de carbono (Nuclear, 2008) Estos
radio nucleídos aparecen de manera natural en el medio ambiente con diferentes grados
de enriquecimiento; sin embargo, desde la mitad del siglo pasado, las iniciativas
relacionadas con la energía nuclear fueron creciendo de manera exponencial debido a
sus múltiples aplicaciones, y por lo tanto, el riesgo de contaminar el medio ambiente;
esta contaminación es generada esencialmente de forma difusa, como son las
deposiciones atmosféricas, o puntuales, como es el caso de escapes o fugas de centrales
nucleares, o los tipos la lluvia radiactiva es más limitada.
ACCIDENTES RADIOLÓGICOS La mayor cantidad de eventos que han producido
contaminación radiactiva se deben a accidentes radiológicos por el inadecuado uso de
fuentes radiactivas de uso industrial.

MINERÍA DE URANIO Esta actividad, aparte de los problemas convencionales de la


minería como son el drenaje ácido, acumulación de relaves o impactos ambientales
negativos, va a generarse el problema de los residuos radiactivos los cuales se van a
caracterizar por presentar una alta concentración de radionucleídos producto del
decaimiento del U y Th, alta tasa de emisión gamma, altos niveles de exhalación de
radón y probabilidad de contaminar el entorno freático de la región. Expertos
internacionales afirman que los impactos negativos pueden minimizarse
considerablemente si se aplican adecuadas normas de remediación Waggitt 2008, sin
embargo, la carencia de personal científico y legisladores especializados dificulta la
implementación normativa que obligue a las empresas a presentar sus proyectos
debidamente sustentados.

RADÓN El radón es un gas natural radiactivo que surge durante la desintegración del
uranio que está presente en la corteza terrestre. El radón se transforma en otros
elementos radiactivos los cuales al ser inhalados penetran en las vías respiratorias y las
dañan con su radiación. En los trabajadores de las minas de uranio, con altas
concentraciones de radón, se ha registrado una alta incidencia del cáncer pulmonar. Este
radionucleído es la fuente más importante de exposición ocupacional debido a fuentes
naturales en los lugares de trabajo causadas por exposición a la radiación externa y
contaminación interna

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN RADIACTIVA SOBRE EL MEDIO


AMBIENTE Y EL SER HUMANO

El medio ambiente disfruta de un apacible equilibrio biológico que no debe alterarse, sin
embargo algunos factores (gran parte de ellos producidos por el hombre) como este tipo
de contaminación alteran su ecosistema y ocasionan unas consecuencias nefastas.

EFECTOS Y CONSECUENCIAS EN EL MEDIO AMBIENTE Y LA


BIOCENOSIS

La actividad humana ha dejado una gran huella contaminante aumentando el nivel


de radiactividad en el planeta.
La naturaleza se ve cada vez más contaminada (ya sea por radiación u otro tipo de
agentes como los gases de efecto invernadero) uno de los culpables son
los radionucleidos que se encuentran en el aire, las precipitaciones, el suelo, etc. Los
cuales tienen su origen en las fugas que se producen en las instalaciones de plantas
nucleares, las zonas que almacenan residuos o las armadas nucleares.
Los radionucleidos pueden entrar en contacto con la biomasa, vegetación, hongos,
algas, protozoos, bacterias, entre otros, y así, a través de esta, pasar a los animales y,
finalmente, a los humanos. (LEON, 1991)

Entre los distintos efectos que provoca la radiación en el medio encontramos:

 Contaminación de las aguas por medio de los radioisótopos.


 Penetrado de residuos en los suelos (que además de contaminar acaba
empobreciéndolos e volviéndolos infértiles en su totalidad durante un largo
período de tiempo) lo que tiene mucho que ver con el siguiente punto.
 Alteración de la fauna y de la cadena trófica. Comenzando con
los herbívoros los cuales se alimentarán de las plantas y la flora que ha sido
contaminada provocando alteraciones, mutaciones o incluso la muerte, en
ocasiones, por acumulación radiactiva ocurre lo mismo con los depredadores
que se podrían alimentar de estos herbívoros.
 Contaminación de los alimentos que pueden ser recogidos o procesados para
el consumo humano.
 A veces, si el nivel de polución del ecosistema determinado es considerable se
producen daños directos hacía la biocenosis y biotopo por las ondas
electromagnéticas radioactivas, las cuales producirían las consecuencias
mencionadas en tercer punto añadiendo las mutaciones genéticas en las futuras
generaciones.

EFECTOS Y CONSECUENCIAS EN EL SER HUMANO

Ligado a lo anterior junto con unos cuantos más aspectos las consecuencias de la
radiación en las personas se resumen en:

En el primer momento en el que el material radiactivo hace contacto con los alimentos,
los contamina y los vuelve portadores de sustancias radioactivas. De esta manera, al
proveernos de cualquier producto contaminado por radiación previamente, nosotros
también nos contaminaremos por regla. En muchas ocasiones, las fugas radiactivas
han arruinado el trabajo de muchos agricultores pues cosechas enteras se han echado a
perder. Y no sólo eso, sino que también el agua que alcanza se ve contaminada
volviéndola totalmente inservible.

Las radiaciones tipo gamma atraviesan nuestros tejidos e impactan en el ADN celular,
produciendo mutaciones o diversos tipos de cáncer.

La radiación también se inhala (eso supone cáncer de pulmón, bronquios, u otros, casi
asegurado).

También cabe mencionar que los efectos son acumulativos, esto es, que a partir de una
pequeña cantidad de radiación las consecuencias son gradualmente más graves
provocando en muchas ocasiones la muerte del individuo.

Entre los innumerables síntomas dependiendo de la intensidad de la radiación están:


náuseas, vómitos, convulsiones, delirios, dolor general, diarrea, perdida de pelo, de
dentadura, reducción de los glóbulos en sangre, hemorragias, esterilidad, cáncer,
leucemia, cataratas, daño genéticos, daños nerviosos, cambio de color de pelo a gris.
(LEON, 1991)

La existencia de radiación cósmica y radionucleidos naturales y artificiales en nuestro


entorno entraña la consiguiente exposición de las poblaciones autóctonas de todos los
organismos a las radiaciones. Se supone que la probabilidad de efectos nocivos para ios
seres humanos es mayor cuando las exposiciones exceden del intervalo de las tasas de
dosis de la radiación de fondo. Cabe esperar lo mismo para otros organismos. Sin
embargo, existe una diferencia fundamental en el enfoque que se aplica para evaluar el
riesgo.

En los seres humanos, las consideraciones éticas sitúan al individuo como el principal
objeto de protección. De hecho, esto significa que el riesgo adicional para una persona a
causa de una mayor exposición a las radiaciones debe mantenerse por debajo de algún
nivel que la sociedad considere aceptable. Aunque pequeño, este nivel de riesgo no es
cero. En el caso de otros organismos, la situación está menos definida. Los seres
humanos exhiben una enorme gama de actitudes hacia las otras especies que habitan
este planeta; pensemos, por ejemplo, en una población de mosquitos en un extremo y un
panda gigante en el otro.
Consideramos que en la inmensa mayoría de los organismos la población es importante
y establecemos como un objetivo adecuado la protección de cada población contra
cualquier riesgo adicional atribuido a las radiaciones. Las excepciones podrían ser las
poblaciones pequeñas (especies raras) o las de lenta reproducción (prolongados
intervalos entre generaciones, o baja fertilidad, o ambos), para las cuales podría ser más
apropiado dirigir las medidas de protección al organismo individual. Es probable que las
respuestas sobre si estamos interesados en la protección de uno o muchos organismos
difieran mucho cuando se trate de la evaluación de las repercusiones ambientales. Con
toda certeza, no puede haber efectos a nivel de población (o a los niveles superiores de
comunidad y ecosistema) si no los hay a nivel de cada uno de los organismos que
integran las diferentes poblaciones.

Sin embargo, esto no significa que los efectos radio inducidos localizables en algunos
miembros de una población tendrían inevitablemente consecuencias significativas para
la población en su conjunto. Hay otros factores que también deben tenerse en cuenta al
examinar la evaluación de las repercusiones ambientales. Por ejemplo, existen
poblaciones naturales de organismos en un estado de equilibrio dinámico dentro de sus
comunidades y entornos y las radiaciones ionizantes son solo una de las fuentes de
tensión que pueden alterar ese equilibrio. Por ende, la exposición adicional debida a las
actividades humanas no puede analizarse al margen de otras fuentes de tensión, como
las de origen natural (o sea, el clima, la altitud, la actividad volcánica) o las creadas por
el hombre (por ejemplo, las toxinas químicas sintéticas, las descargas de petróleo, la
explotación para fines alimentarios o deportivos y la destrucción del hábitat). (LEON,
1991)

Cuando las radiaciones ionizantes y los productos químicos, ambos provenientes de


actividades humanas, inciden a la vez en una población, lo que ocurre con frecuencia,
resulta difícil atribuir con exactitud cualquier respuesta observada a una causa
específica.

En el núcleo de un reactor nuclear a partir de la fisión del uranio, existen más de 60


contaminantes radiactivos, unos de vida larga y otros de corta, que se acumulan en él,
por ser parecidos a nuestros elementos biológicos.
Entre ellos, el yodo, el estroncio 90 y el cesio (C-137) son algunos de los contaminantes
más perjudiciales para la salud humana, que aumentan el riesgo de padecer todo tipo de
cánceres y disminuyen la inmunidad del organismo. (LEON, 1991)

Los trastornos más frecuentes producidos por el exceso de radiación son el cáncer, las
alteraciones gastrointestinales, afecciones de la médula ósea, así como del aparato
reproductor (infertilidad, malformaciones) y el debilitamiento del sistema
inmunológico.

El medio ambiente también sufre las consecuencias potenciales de las radiaciones


desencadenadas por la fusión del núcleo, que puede afectar a un área de decenas de
kilómetros a la redonda.

La contaminación nuclear se deposita en el suelo y en el mar y se incorpora a la cadena


alimentaria de los seres vivos mediante un proceso de bioacumulación. Va pasando de
unos a otros, entre plantas, animales y seres humanos.

En general, los efectos de la radiactividad son acumulativos y una exposición, aunque


sea pequeña y continua, resulta peligrosa.
CONCLUSIONES

 Pese a que la radiactividad nace de un accidente logro ser de gran utilidad para
los seres humanos si se la utiliza de manera adecuada y racionalizada, ya que
como puede ser de gran valor si cae en manos de personas que no le den un uso
adecuado llega a ser perjudicial para la humanidad y el medio ambiente.
 Aún se encuentran muy extendidos los riesgos para la salud y el medio ambiente
asociados al escape accidental de radiactividad en el curso de la producción de
armas nucleares, el cierre de las instalaciones correspondientes y el
desmantelamiento de las ojivas, además de los riesgos que los ensayos nucleares
representan para la salud y el medio ambiente. Esos riesgos seguirán existiendo
mientras se produzcan armas nucleares, de modo que el único remedio es la
eliminación de éstas.
 Los seres vivos del planeta no pueden soportar niveles de radiactividad por
encima de la radiación natural de la Tierra.
 La especie humana es una de las más frágiles y amenazadas por los progresivos
aumentos de contaminación radiactiva que puede conllevar a medio plazo la
involución y degradación biológica de sus individuos
 Vivimos en un Planeta en donde cada cosa que tocamos tiene o fue hecha con
algún tipo de químico que a su vez este contiene radiación, entonces las
corporaciones lo único importe que tiene es hacer más dinero y seguir
fabricando objetos con radiación que es perjudicial para el ser humano.

RECOMENDACIONES

 Tener una normativa jurídica que regule de manera adecuada el uso de


elementos químicos que provoquen radioactividad con el fin de que las
industrias que lo utilizan provoquen el menor impacto ambiental posible.
 Generar políticas que no solo se queden en la norma nuestro país es garantista de
derechos, por lo que deberíamos exigir se planteen programas de prevención en
la minería que ahora está en auge en el país, así como la importación de
productos que pueden llegar contaminados de otros lugares del planeta.
 Verificar cuales son los productos que tiene menos cantidad de radiación en sus
compuestos, consumir frutas orgánicos y como existe radiación natural,
protegerse de ella por media de cremas especiales.
BIBLIOGRAFÍA
Bigues, J. ( Barcelona ). “Avui actius… o demà radioactius. 2011: Centre d’Anàlisi i Projectes
Sanitari.

González Tizón, A. M. (2009). Aquí estamos... mutando. Coruña: Universidade da Coruña.

Ilustre Coplegio Oficial de Fisicos. (2000). Origen y Gestion de Residuos Radiactivos. Ilustre
Coplegio Oficial de Fisicos.

LEON, J. G. (1991). RADIAACTIVIDAD Y MEDIO AMBIENTE. SALAMANCA: NACIONES UNIDAS.

López Arnal, S., & Eduard, R. F. (2008). Casi todo lo que usted desea saber sobre los efectos de
la energía nuclear en la salud y el medio ambiente. España: El Viejo Topo.

Lopez Muñoz, B. (Abril - Junio de 2004). Radiactividad natural y artificial en nuestro entorno.
Ciencia, 6.

Nuclear, F. (2008). Contaminacion Radioactiva . Malaga.

Osores, J. M. (1993). CONTAMINACIÓN RADIACTIVAAMBIENTAL EN EL NEOTRÓPICO


ENVIRONMENTAL RADIOACTIVE POLLUTION IN NEOTROPIC. Obtenido de
josores@ipen.gob.pe: www. Laboratorio de Radioecología. Instituto Peruano de
Energía Nuclear

Osores, J. M. (2008). contaminacion radiactiva ambiental en el neotropico. Lima.

Vega, D. A. (s.f.). Contaminacion por Radiación.