Está en la página 1de 3

REFLEXIÓN

Elaborado por: Ana Serrano y

Florangel Mendoza
REFLEXIÓN

Cuando hablamos de organización escolar se hace referencia a todos los procesos que
contempla los procedimientos administrativos, el seguimiento para dirigir o regular el
desempeño de otros procesos, las normas institucionales, lo recursos del centro entre otros;
todo esto con la finalidad de lograr que los procesos educativos se orienten y se lleven de forma
adecuada.
Es importante que en la estructura organizativa del centro educativo específicamente los
órganos que la dirigen cumplan con una serie de condiciones como por ejemplo: Conocer y
mantener su funciones y competencias que los definen para el logro de una mejor distribución
del trabajo , que la comunidad escolar conozca estas funciones y como se coordinan y se
relacionan con otros departamentos, que estén organizadas jerárquicamente, que las diferentes
autoridades sean reconocidas y que exista una relación y trabajo integral en pro de una
necesidad común.
Nuestra estructura organizativa contempla la plantilla del personal actualizada y de forma
organizada y discriminada por áreas, con la información necesaria del personal que labora en
el centro (Docentes, obreros administrativos y directivos). Para la clasificación del personal
docente, anualmente en los consejos generales se escoge el comité de sustanciación por el
personal. Este comité se encarga de la evaluación de los años de servicio, puntaje, actualización
y valoración de los certificados de formación del personal docente.
En lo que se refiere a la participación no solamente se involucra el personal para estos procesos
también , dada la relación de nuestra escuela con su contexto, desarrollamos estrategias
como asambleas y reuniones con los diferentes comités, para determinar cuál es la
percepción y visión de estos factores actores externos (familias, consejos comunales,
comunidad, supervisiones zonales de diferentes instituciones) en cuanto a la gestión
que desarrollamos; ya que ellos inciden directa o indirectamente en los objetivos del
proyecto educativo de la escuela, en sus procedimientos, en su rendimiento, en el clima
escolar y en la cultura del centro educativo. Sin embargo a pesar de contar con aspectos
de participación, procesos de evaluación del personal, divulgación de la funciones de los
actores y de las actividades que se desarrollan, se evidencian en la estructura
organizativa, elementos que como institución educativa debemos fortalecer como por
ejemplo que no contamos con procedimientos para la asignación de actividades a los
diferentes departamentos, lo que ocasiona dispersión, sobrecarga de funciones y hasta
dispersión en la comunicación. Otro aspecto importante es que el centro no cuenta con
un comité de evaluación y revisión de expedientes del personal obrero y administrativo
REFLEXIÓN

lo que no nos permite determinar sus años de servicio y sus avances a nivel de
formación. Por lo tanto es importante desarrollar un nuevo estudio organizacional que
permita determinar y establecer soluciones para una mejor eficacia en la ejecución de
las diferentes acciones de los departamentos sin perder la idea de organización como
elemento principal. Para alcanzar esta eficacia es fundamental lograr que cada integrante de
la institución tenga sentido de pertenencia y se comprometa con el desarrollo del proyecto
educativo del centro; que todo los integrantes deben ir hacia el mismo norte para alcanzar lo
que se quiere y mejorar.
Entre los aportes significativos del diplomado la información obtenida de los módulos II Gestión
Administrativa y Planificación Educativa y Acompañamiento Docente fortalecieron nuestros
aprendizajes sobre todo en lo que se refiere a establecer diferencias en una administración
escolar y gestión educativa estratégica, que contempla y que implica una verdadera gestión
institucional, que ámbitos se desarrollan y que funciones debe desarrollar el equipo directivo en
cada uno de ellos.