Está en la página 1de 2

Tapones para dormir

El ruido que se genera en algunas zonas, ya sea por la celebración de fiestas o cualquier
otro motivo, impide que muchas personas puedan conciliar el sueño. Pero sobre todo es
complicado para aquellas que deben dormir durante el día porque trabajan por la noche.
Los tapones pueden ser una solución para ellas.

En tales casos, y teniendo en cuenta que la oreja va a estar presionada contra la almohada,
lo que puede introducir el tapón en el interior del pabellón o provocar irritaciones del oído
externo, se aconseja el uso de tapones de silicona hipoalergénicos, que se amolden con
facilidad, pero también con suavidad y ductilidad, al conducto sin lesionarlo.

Tapones para el ruido

El ruido es una de las causas más comunes de pérdida de audición. La exposición a


ambientes ruidosos durante un periodo prolongado de tiempo puede comportar serios
problemas para la salud auditiva. Un ruido muy fuerte, por encima de 140 decibelios (dB),
aunque dure poco, puede romper la membrana del tímpano.

En el caso de las personas que trabajan en lugares ruidosos, el Real Decreto 286/2006
establece las medidas preventivas y de control que deben aplicarse para proteger la salud de
los trabajadores. Es obligatorio, por ejemplo, el uso de tapones u orejeras cuando los
niveles de ruido diario son iguales o superiores a 85 dB o niveles de pico iguales o
superiores a 137 dB.

Los protectores auditivos pueden llegar a atenuar el ruido una media de 30 dB de


intensidad, pero es recomendable usarlos al menos ocho horas al día de trabajo. Pueden
usarse tapones o cascos; los primeros funcionan mejor para ruidos de bajas frecuencias y
los segundos para altas frecuencias.

Por otro lado, niños y adolescentes, sobre todo, pueden sufrir pérdidas auditivas
importantes si se exponen a un ruido muy fuerte o a ruidos que se repiten con el tiempo.
Así, escuchar música demasiado alta también es otra de las principales causas de pérdida
auditiva. En estos casos, además de bajar el volumen de la música, también pueden ponerse
tapones en conciertos, sobre todo si se está cerca del escenario o de los altavoces.

Una rutina para dormir más profundo y mejor

No hay nada como levantarte sintiendo que has obtenido un merecido descanso después de
una larga noche de reposo. Sin embargo, esto no es tan sencillo para todo el mundo. Si
sientes que te levantas con pocas energías y te cuesta abandonar la cama, significa que no
estás durmiendo lo suficientemente profundo y hay cosas en tu rutina que tienes que
cambiar o empezar a hacer. Chécate todo lo que sugerimos a continuación para garantizar
un sueño reparador.
 No vayas a la cama con preocupaciones. Es lo peor que puedes hacer ya que
incluso, esto te puede provocar pesadillas. Antes de acostarte, anota todo lo que te
inquietó durante el día en un diario y tómate unos segundos para leer y meditar
sobre ello. Te sentirás mucho mejor al dormir.
 Desprendéte de la tecnología. Es necesario que no tengas cerca tablets, teléfonos o
cualquier dispositivo que pueda interrumpir tu sueño. Apaga la televisión y la
computadora. Desconéctate de todo hasta la mañana siguiente.
 Prepara todo lo que necesitarás en la mañana. Alista la ropa que piensas usar al día
siguiente y tus cosas del trabajo o la escuela. Si es necesario, también haz tu
almuerzo con anticipación. Será más fácil levantarte sabiendo que no tienes
pendientes.
 Trata de no beber tanto café. La cafeína puede espantarte el sueño. Trata de tomar
tan solo una taza después de la cena y mejor aún, reemplázala por una infusión que
te relaje.
 Regula la temperatura de tu habitación. Un ambiente ideal para dormir
profundamente se encuentra entre los 18° y los 22° C, por lo que harás bien en
revisar tu calefacción.
 Crea costumbres placenteras para antes de dormir. Toma un baño caliente con
aceites o de aromaterapia, ponte una pijama de seda o de algún material que te
guste, lee un poco, escucha música relajante… hay muchas cosas que puedes hacer
para disfrutar.