Está en la página 1de 39
| ENSAMBLADO_ | DE PIEZAS Ensamblado de piezas Introduccién Si hablésemos de las uniones de piezas podriamos hacer dos grandes divisiones: uniones fijas y uniones desmontables, Entendemos como uniones fas aquellas que no permiten su desmontaje sin destruir alguno de sus elementos. Por lo tanto, los ensambles soldados, remachados, etc., estén dentro de este tipo de uniones. Las uniones desmontables permiten el desmontaje y posterior montaje de las piezas que conforman el Conjunto sin destruir ningun elemento. Como ejemplos podemos englobar dentro de este tipo las realizadas con tomillos, pasadores, chavetas, ete, En este tema nos centraremos en las uniones atornilladas y remachadas. Seguidamente estudiaremos las soldadas. Uniones atornilladas Antes de estudiar este tipo de ensamble debemos tener unos conocimientos previos. oe Podemos entender una rosca como un alambre, con un perfil determinado, arrollado en forma de hélice sobre Un cilindro. En realidad lo que se hace es una ranura que genera la rosca. Al material que forma la rosca se le llama filete o hilo y la ranura que queda entre los filetes recibe el nombre de entrada. Para poder clasificar las roscas tendremos en cuenta la forma de la rosca, el ntimero de hilos, el lugar donde esté realizada y el sentido de la heélice, + Forma de la rosca: Seguin el perfil del flete podremos encontrarlos: a) Triangulares — Empleados basicamente para fijacién, debido a su mayor rozamiento entre los filetes del tomillo y tuerca, b) Cuadradas 0 trapeciales —- Las roscas trapeciales poseen un perfil de trapecio isésceles. Tanto éstas como las cuadradas se emplean para transmitir esfuerzos, Se suelen encontrar en mesas de maquinaria, sargentos de sujecién, gatos de elevacién, prensas mecéinicas, etc. de manera que transformen movimientos circulares en lineales. Ademds, estas formas de las roscas facilitan la reversibilidad, transmitiendo la fuerza en ambos sentidos sin necesidad de aplicar un gran par de giro. ©) Redondas —+ Suelen aplicarse cuando deben de estar sometidas a grandes desgastes y en uniones répidas para tuberias. ‘Ademds de las mencionadas anteriormente existen otras formas de filetes, disefiadas para fines concretos. + Numero de hilos: Dependiendo del ntimero de hilos que estén realizados enoontramos: 48 Roscas de una entrada (fig.1) — Son las que estén compuestas de un solo filete. Se emplean {en casi todos los tornillos y husillos que requieren un avance normal. ——___—_—=_ & & °° 2° Roscas de varias entradas (fi.2) —+ Estan formadas por dos o mas hilos. Se utiizan cuando ao sctuiere un avance grand. En la vida cotidiana las podemos observar en las tapas de los botes de conservas, tapones roscados de las botellas, etc. TW ANN 4 Lugar de realzacién de la rosca: Evidentomente podemos encontrar la rosca ejecutada exteriormente 6 interiormente, obteniendo un tornillo 0 tuerca respectivamente. ‘ Sentido de la hélice: Diferenciamos entre roscas a derechas 0 a izquierdas, dependiendo de la forma en que festé gonerada la hélice. Tendremos una rosca a derecha ‘cuando el tornillo avanza 0 apriela al girarlo en el sentido de las agujas del reloj. Serd una rosca izquierda si al girar el tomillo de la misma forma, éste retrocede o se afloja Fig. 3 Aqui podemos observar una rosca a derecha y una rosca a jzquierda. | EI sentido de la rosca se puede apreciar a simple vista. Si ccogemos el tornillo verticalmente por su cabeza y nos fjamos } fn ia inelinacién del filete de izquierda a derecha podemos ‘observar que esta pendiente es ascendente o descendente, si tendremos un tomillo rosca derecha o rosca izquierda respectivamente (fig.3). Como podemos observar en las figuras 4 y 5, tanto en el torilo como en la tuerea hay valores comunes y el conocitmiento de los mismos es de suma importancia. Las dimensiones fundamentales que debemos conocer son las que se muestran a continuacion: Filele: se puede definir como la porcién de hélice que hay en una vuelta completa. Fig. 4 Elements de las roscas. Vano: es el espacio vacio que se encuentra entre dos filetes consecutivos. Flancos: son las caras laterales de los filetes. Cresta: es la unién de los flancos por la parte exterior. Fondo: unién de los flancos por la parte interior. Angulo de la rosca: corresponde al angulo que {goneran dos flancos de la rosca medidos en un plano axial a la misma. Didmetro nominal: D = 4 Es el mas importante para identificar las roscas. Didmetro medio: D.= de ‘Se emplea basicamente para verificar los tomillos. Corresponde al didmetro tomado en la altura media del triéngulo generador. Diémetro del nticieo del torillo: d Entendemos como nticleo el volumen ideal sobre el que se coloca la rosea. Didmetro det nticleo de la tuerca: Dy Paso: P Es la distancia existente entro dos puntos de filetes consecutivos, Junto con el didmetro nominal forman las dos dimensiones fundamentales para la designacion de las roscas. Avance: a Lo definimos como la distancia que recorte en sentido del eje un ppunto del tornillo 0 tuerca al dar una vuelta completa. En las roscas de un filete el avance es igual al paso: a= P En las roscas de varios filetes el avance sera igual al paso multipicado por el numero de entradas a= P.z ‘Al igual que vimos en las cadenas cinemétticas los elementos roscados no se dibujan tal y como se ven en la realidad, sino que se aplica una simbologia 0 convencionalismos. Hemos de conocer esta forma de representacién para poder interpretar planos y Ccomprender el significado de los mismos. En las figuras 5, 6 y 7 se representan y explican diversos elementos. Fig.5 Simbologia de un espérrago. Es légica esta representacién si pensamos el proceso de ejecucién de este elemento. Primero se toma una barra (dimetro. nominal —linea gruesa), en la cual Fig.5 Dimensiones fundamentales de las roscas. Fig.6 Representacién simbolica de una tuerca. Como podemos observar también es mediante terraja, torneado o laminacién se hacen logica su representacion. Se comienza unas acanaladuras para lograr los filetes (didmetro de fondo —linea fina). En la vista de perf, el diémetro del micleo, representado con tinea fina, s6lo se dibuja abarcando un poco mas de las tres cuartas partes de la circunferencia. realizando un agujero en la pieza — linea gruesa. A continuacién se hace la rosca mediante el procedimiento adecuado —linea fina. Podemos observar en la vista axial de la tuerca que la circunferencia del fondo de rosca solo engloba las tres cuartas partes. ————————— cada tipo de rosca normalizada, A ‘caciones que pueden hacerse de ignaciones y medidas. ‘Sistemas de roscas Podemos definirios como las clasifi “as empleados, con sus especificaciones, desi continuacién veremos los sistemas m: + Rosca Métrica ISO Su forma es de tridngulo equilatero por lo que La rosca métrica tiene el perfil que se representa on la fio.6 osc sngulo de 60°, Posee [a cresta aplanada y la raiz redondeada, Para ccalcular sus medidas se deben ve utomo base los dos parémetros principales de la rosca, que son, como Ya hemos visto, el paso “P" y el ddiémotro nominal de rosca“s". Fig.7 Representacién de un tomillo y tuerca de M 24. Cuando so representan unidos, el fomillo és 61 que se impone sobre la tuerca, tes decir, los grosores de las lineas serian las ‘corraspondientes a las del tornill. Las férmulas que se emplean son las siguientes: Altura del triéngulo generador: H 7 P=0,8668 P Altura de contacto: Hy = Altura de! fete del tornillo: hy = 0,613 P Diémetro medio: Dy = Didémetro interior del tornillo: d, = d ~1,226@ P idmetro exterior de la tuerca: D = d + 0,072 22 Diémetro interior de la tuerca: D, = d ~1,082¢ P 120 La norma UNE 17-702 establece la serie general de diémetros y pasos de roscas métricas ISO (tabla 9). Al emplear la tabla 9, que se presenta a continuacién, siempre que sea posible se elegirdn los diémetros correspondientes a la 1® serie, si fuese necesario recurririamos a la 2 serie, y finalmente ulilzariamos los de la serie 3°, Las roscas métricas pueden tener un paso normal, comuinmente llamado grueso, 0 por el contrario poseer un paso fino. Este paso fino incrementa la resistencia del tomillo en el apriete y suele ser utilizado cuando la longitud de la unién que se atornilla es pequefia. Tabla 9 Diametros: nominales ey 2 | Serie | Serie | Serie 1 025) MW 72 025 14 Gruesos 18 22 + Rosca Whitworth En fa figura 102 observamos un puede apreciar, pose un perf triangular isdsceles. Paras es de 55° y los vértices interiores y exteriores ¢: diferencia de ta'métrica, no ex tuerea, lo que facilita la estanqueidad del conjunto. El ang Fig. 104 tornillo del sistema Whitworth. Como se sstan redondeados. A isten huecas entre el ajuste del tonillo y la julo entre las KS TORNILLO WSS El calculo de las distintas dimensiones se realiza empleando f6rmulas: las siguientes. ‘Altura del triéngulo generador: H = 0,960 P Altura del flete del torillo y de la tuerca: H, = 0,640 P Didémetro interior del tornillo y de la tuerca: d, =D, =d~1,2800P Al igual que la rosca métrica, la Whitworth puede tener pas ‘observamos los mismos, percati en hilos por pulgada, es decir, el nimero de 12 ‘Andonos que los didmetros exteriores vienen © filetes que se encuentran en 25,4mm 640°P Altura de contacto: H Diémetro medio: D, = d, = d -0,640° Diémetro exterior de la tuerca: D = 4 .s0 normal 0 paso fino (tabla 10b), En esta We expresados en pulgadas y é! Pl Tabla 11 losca Whitworth Gas piametro| exterior Es un sistema derivado del Whitworth, emplea el mismo perfil pero con idea una profundidad de filete menor. Se utiliza para el roscado de tubos, ya rosca que la menor relacién entre e' didmetro y a profundidad de roscado evita (com) que éste se debilte, ofreciendo una gran estanqueidad. En la tabla 11 se 9728 indican algunas medidas de utiidad para la determinacion de roscas 13.187 pertenecientes a este sistema. 16,662 20,095 + Otras roseas 22.911 26.481 Hasta el momento hemos visto los sistemas de roscas ms empleados y eoenl que con mayor frecuencia nos podemos encontrar. Sin embargo, existen ‘otros muchos que pueden localizarse en elementos de maquinas y que 208 debemos conocer: 97,897 41,91 Rosca Trapecial (tig. 12) ES 47,503 Son muy empleadas en husillos de maquinaria y siempre que sea 59.746 necesario transmitir grandes esfuefzos en ambos sentidos 0 transformar 59.614 movimientos angulares en lineales. Estén normalizadas en el sistema 571 ISO y ACME. En sustitucién de este tipo de rosca nos podemos encontrar 75.166 con la cuadrada. Rosca en diente de sierra (fig. 13) Se utllizan para transmitir y transformar movimientos, principalmente cuando las presiones estan aplicadas en un solo sentido. Esto es debido ala forma de los filetes, con flacos asimeétricos. Estas roscas en diente de sierra tlenen una gran aplicacién en los tomnillos que van a ser empleados en fijaciones sobre piasticos. Fig. 13 Fig. 14 Alosca Redonda (ig.14) Este tipo de perfil ofrece muy buenas propiedades mecanicas, sin embargo es poco utilizado por la ‘ompiejidad de su fabricacién, lo que implica un elevado coste. Se pueden encontrar en partes de maquinaria Sometidas a impactos. a Edison Se utlizan en los casquillos de las bombillas y en los portalémparas. Como se observa en la figura 15, posee un perfil redondo, especialmente disefiado para ser fdcilmente laminado en las chapas que posteriormente onformaran la unién roscada. Besignacién de las roscas Evidentemente las roscas se designan segin unas normas preestablecidas. La forma de realizar’ esta designacion en los sistemas de roscas mas empleados es la siguiente: 4. La designacién de las roscas comienza con una letra representativa, que indica el sistema al que portenece (tabla 16). 2, Acontinuacién se indica ol didmetro exterior, en milimetros para la rosca méirca y en pulgadas para Ja on Whitworth y la Unificada (se ha de tener en cuenta que el diémetio a indicar en la rosea Whitworth Gas es el del interior de tubo). 3, Seguidamente se resefa el paso de la rosca, en milimetros para la méiica y en hilos por pulgada para. ia Whitworth y la Unificada. Si el paso de la rosca es normal no es necesario indicarlo, sin embargo ‘cuando el paso es fino obligatoriamente ha de quedar representado. 4, También se deberd marcar el sentido de giro. Cuando éste sea a izquierda, en la designacién se indica ‘izq’, No se pondra nada si el sentido de rosca es a derecha. Si posee mas de una entrada se » indiearé can la siguiente designacion: “2 ent", “S ent", etc, Cuando en una rosca no se designe ningtin 1 parametro de este cuarto punto se entendera que se trata de una rosca de avance derecho y una entrada, Ejempios: | Métrica: M_ (diémetro exterior de la rosca en milimetros). La designacion M 8 indica una rosca de didmetro exterior 8 mm. y paso 1,25mm. | + Métrica fina: M (diémetro exterior de la rosca en milimetros) x (paso en mm). La designacién M 8x1 | indica una rosca de diémetro exterior 8 mm. y paso 1mm. Como pademos observar se trata de una rosca méttica de paso fino. + Witworth: W (dicimetro exterior de la rosca en pulgadas). La designacién W 1/2" indica una rosca de didmetto exterior 1/2" = 12,7mm y paso de 12 hilos por pulgada = 2,116mm. / «Whitworth fina: W (diémetro exterior de la rosca en pulgadas) x (paso en pulgadas). La designacién W_ Y2"x16h" indica una rosca de diémetro exterior 1/2" = 12,7mm y paso de 16 hilos por pulgada = 4,587mm. + Rosca trapezoidal: Tr (dlémetro exterior de la rosca) x (paso en mm). Tabla 16 Sistema de rosca Simbolo habitual | #8 simbologias | Tosca Makica pasonornel w ai Rosca Métria paso fn0 w Si Rosca Whitworth de paso normal Ww asv Rosca Whitworth de paso fino w BSF Rosca Whitworth gas (indica para tubos) 6 ae | Rosca Trapozoidal Mética [SO Te Rosca trapezoidal americana para uses generals OME Rosca de fltesredondos Ra Rosca Eaison E Rosca para tubes de conduction elétrica Pa osoa para biota c ‘Rosca Whitworth erica exterior para tubos estanca A BST Fosca Whitworth cdnica interior para tubos estanca Re SPT Rosca Diente de Serra 3 - Fosca para tubos bindados PG. ca ‘Al Rosca Americana Unificada p. normal UNC Neuss Rosca Americana Unficada p. fino UNF NF, SAE Flosea Americana Unificadap. extrafino UNEF Ne ‘Rosca Americana Glindrca para tubos NPS Fosea Americana Cénica para tubos NPT P| Rosca Amercana paso especial UNS xs Determinacién del paso de una rosca ‘Simplemente bastard con ir probando sobre la rosca distintas galgas 0 peines (fig. 17) hasta localizar la que coincida perfectamente con el perfil, En la figura 18 se observa la forma de comprobar el paso de una rosca. tra manera de realizar esta operacién es utilizando un pie de rey y midiendo la distancia entre dos puntos iguales de filetes consecutivos. Por ejemplo, de cresta a cresta (fig. 19). Fig. 17 Los peines son galgas para la Fig. 19 medida do roscas que constan de hojas mecanizadas de forma precisa que cubren Fig. 18 Comprobacién del paso la gama de perfiles de rosca métrica, de una rosca mediante un peine Whitworth 0 el sistema que se necesite, . para una identificacién rapida y segura de los pasos de rosca internos y externos. e Todas las hojas estén identificadas. e in ia Je xt . na de Estas uniones se realizan mediante elementos roscados que permiten montar y desensamblar el conjunto sin W destruir ninguno de sus componentes. Nos podemos encontrar con los siguientes casos: + Tomitio pasame: Las piezas se unen entre si por compresién mediante un tomillo pasante y una tuerca. Si observamos el detalle de la figura 20, vemos como para llevar a cabo este ensamble el tomillo debe atravesar las piezas holgadamente, sin roscar en ninguna de ellas, por lo que el agujero deberd de tener un didmetro mayor que el exterior del tomillo. Finalmente se introduce la tuerca, que es ajustada convenientemente. Se acostumbra a colocar una arandela entre la tuerca y la pieza para protegeria a la hora del apriete. En efinitiva, la secuencia a seguir para realizar esta unién es la siguiente: 1° Se veritica que el didmetro de las piezas es superior al del tornillo; 28 Se coloca el torillo; 3° Por el otro extremo introducimos la arandela ylla tuerca para fijar la union. Cuando este sistema no es factible por no poder realizar el agujero pasante en las piezas, se ha de reourrir al siguiente método. Fig. 20 Tornillo pasante Fig. 21 Tornillo de unién ) “4 ———————_——__SS__—:L!LULLL = Tomillo de uni6n: Las piazas se unen entre sf por compresién mediante un tomilo do unién, ef cual hace presién contra la pioza, En este caso no se emplea tuerca. En ta fgura 21 vemos camo wie ‘de las piezas va provista de un riviera pasante, de didmetro superior al nominal del torito, mientras Chit ta otra posee un agujero ciego ae que hace las veces de tuerea. Solamente fa dima pieza puede I roscada, ya que si ésta Se i ejecutase en todas y se introdujese ‘al tomnillo, las piezas no quedarian unidas, sino que habria una pequera separacion propia de las imperfecciones que se crean al pasar de roscar una pieza a la siguiente. Por lo tanto la unién no seria por compresion. = Esparrago o varilla roscad: oro sistema bastante empleado y derivado del que acabamos de estudiay os 9 ‘empleo de varillas ote or esparragos. La concopcién de este método es la misma, ya que solamente i roscada la ultima . theza a unir, mientras que las demas tendrén un agujero pasante de ddmetro SUponoy al de la espiga (figs.22 y 23). Una parte del esparrago va roscado en la pieza y en el otro extremo introduces Ht tuerca, con lo que erm sbouimos la union. Mediante este sistema se pretende proteger la zona rosea de la pieza, ya que pormite desmonta el conjunto sin necesidad de sacar el esparrago, evlando Pet lo tanto ol deterioro de la "in oseaday la rotura de los hilos, sobre todo si se trata de funciciones, materiales quebradizos 0 ha} paca longitud de rosea. Tanto en ls esparagos como en los tomillos, pare eva ‘este uitimo inconveniente pore onaeja qué la longitud de rosca ejecutada en la pieza no sea inferior 1.25 verte el didmetro del Sepatrago siomore que fa pieza sea de acero, bronce o metal igero bonificat Para materiales ligeros o| saa age goonsoja una longitud de rosca no inferior a 2.5 veces el ddmetro del espérrago- NWKA Fig. 22 Espérrago aprisionando dos piezas. a 23 Conunto expesionado de una unin mediante espérrago. — espannaco Montaie y desmontaje de esparragos: Los tomilos y las tuerces no prosentan ninguna difcutad en su colocacién yy ajuste, sin emoage \ eeatounos netestan dispostivos para mortarse y desmantarse. Los més empleados son ls siguientes 4) El sistema mas convencional y socorido os el empleo de dos tuereas superpuestas. En, Pamer lugar P povilzan entre s{ apretande una contra la otra, En esta situacién, al hacer girar las tuercas, éstas arrastrat yparrage y dependiendo s se trata dol montaje 0 del desmontaje se hace girar la tuerca superior ola int respectivamente (fig.24). 128 b) Mediante un extractor de espérragos. Existen varios tipos y modelos, podemos encontrar una llave excéntrica, la cual al girar presiona el esparrago arrastrandolo y provocando su giro (fig.25). También se puede emplear otto tipo de extractores que consiguen el amarre del esparrago mediante unos rodillos o incluso podemos taladrar el esparrago para a continuacién introducir el extractor a presién mediante un martilo. Posteriormente utilizar una llave convencional para conseguir la extraccion del esparrago. Fig. 24 Colocacién o extraccién de un espérrago mediante dos tuercas. fig. 1 En la figura "A" observamos que al girar Fig. 25 la tuerca superior en sentido horario el espérrago se introduce en la pieza. En la "B” nos percatamos que para extraer la varila roscada debemos de girar la tuerca inferior en sentido contrario a las agujas del reloj. - Tomillo prisionero Tiene como finalidad presionar ol tomnillo contra una pieza para producir su inmovilizacién (fig.27). También se emplean introduciéndolos entre dos piezas distintas para asegurar el posicionamiento de ambas y que se muevan solidariamente (fig.28). En definitiva, se trata de una varia roscada provista de una cabeza para su apriete y una punta, que puede tener varias formas, la cual se introduce en la pieza a inmovilizar. En gran cantidad de componentes de maquinaria, después de su montaje se asegura su posicién mediante estos tornillos prisioneros. También se emplean asiduamente en el ajuste y regulacion de piezas, tales como guias, regletas, ete. (fig.29). Fig. 29 En este ensamble Fig. 28 Para montar el conjunto que vemos en esta —podemos —apreciar dos figura se introduce el anillo en el agujero de la polea. —tornillos de union situados en Fig. 27 A continuacion se hacen coincidir las semi-roscas de jog extremos. También la polea con las del casquilio y una vez situadas se vemos. dos.—_tomillos introducen los tomillos prisioneros, de manera que prisioneros que _aprietan todo el conjunto gire solidario una vez ajustado en el ‘sobre una regieta que ajusta fe correspondionto. Ja cremallera. icién determinada permitiendo movimiontos en otros sentidos. Estos ‘simplemente limita movimientos. Normaimente impiden los "30 y 31), aunque se pueden encontrar diversidad de casos Los torillos guia aseguran una posi tonillos no ejercen presién sobre otras piezas, desplazamientos axiales permitiendo los giros (figs. de guiado. Fig. 31. Aplicacion del sistema, EI husilo gira y se Fig. 30. Dotalle del ajuste de desplaza, mientras que la pieza unida por el torillo tun tornillo guia. ‘guia solamente se desplazard en uno u otro sentido, sin realizar ningun tipo de giro. Entendemos por tornilo una varilla roscada provista de cabeza, Sus partes. principales son la cabeza, el vastago y la punta (fig. 22). Bueden poseer formas muy diversas tanto on su cabeza como en su punta y la longitud de su vastago se elige sega as necesidadles. Cabeza de los tornilios: La cabeza de los tomillos tiene la funcién de adaptarse a la herramienta que va a ejercer ol par de apriete necesario. No se aplica la misma fuerza con un destomilador que con una lave fia, por lo que esta cabeza sora elegida en concordancia con el estuerZo Gue deba soportar ol tori. Asi las formas mas habituales que podemos encontrar son las siguientes: Torillos con cabeza avellanada: Esta cabeza ademas de tener forma avellanada puede Ser plana 0 aoe La cavidad donde alusta la herramionta recibe el nombre de huella a cual puede Ser ranuradas somttalle, poz, cuadrada, allen, torx, etc. (Fig.33). Estos torillos suelen emplearse cuando se quiel {que la unisn quedo rasante, Cuando los tomnilles son avellanados con cabeza ‘abombada se conocen ‘el nombre de “gota de sebo", Fig.33. Aqui podemos ver diversos tipos de cabeza avellanada plana ° abombada. Siguiendo el orden de I fnvigenes tonemos los avellanados de cabeza plana y abombada ranurad. En {6r00r J ‘cuarto lugar vemos, ae esrelia y el de huella pozidriv. Finalmente tenemos el tomnilo de cabeza avellanada abombada con hue allen. & || & Ht © | |h @| | © 128 Tornillos con cabeza cllindrica 0 de boquilla (tig. 34): aunque los podemos encontrar en otras isposiciones, habitualmente se emplean de forma que la cabeza queda oculta, empotrada en la pieza. Fig.34 Diversos tipos de cabezas cilindricas. Hn e| | 8] |me Tornillos con cabeza redondeada 0 abombada (fig. 35).: apoyan directamente sobre la superficie, quedando el resalte de la cabeza del tornillo Fig.35 Tomnillos con cabezas redondeadas Fig.36 Torilio con cabeza cuadrada Tornillos con cabeza cuadrada ({ig.36): son poco utilizados. Los podemos encontrar en utillajes y en fijaciones de herramientas de maquinaria. Suelen utizarse con el fin de que al apretar la tuerca, la cabeza del tomillo se ponga en contacto con algin resalte que impida su giro. Asi evitamios la posibilidad de que al girar la tuerca el tomillo también gire y se dificulte el apriete. = Tornillos de cabeza hexagonal: son los més empleados en cuestiones de fijacién, bien sean como tornillos Pasantes 0 de unién. Debido a la forma de su cabeza, permiten pares de apriete grandes, por lo que generan fijaciones seguras. Dependiendo de su forma tendremos tomillos de cabeza hexagonal (fig.36) 0 tomillos de cabeza hexagonal con brida (fig.37), que ademas hacen la funcién de arandela. Fig.36 Fig.37 VV—__ = Tomillos con cabezas especiales: conjuntamiente con las anteriores, podemos encontrar un sinfin de formas y tipos que se adeptan a distintas funciones. A continuacién se exponen algunas-de estas terminaciones (fig. 38): Fig.38 Por orden vemos: un tornillo estriado 0 moleteado, un tomillo de ala © mariposa, ambos para apriete manual. A continuacién observamos un perno de cabeza de seta y cafia cuadrada, de forma que una vez djustado su forma cuadrada impide su giro. Finalmente tenemos dos pemos o caéncamos usados habitualment para el amarre o sujecién de diversos tipos de cargas. LH) 6) A) Qi] & | ©] |e $ | j= ©) |C= 8B] lO ® - Tornillos de ajuste: Ademas do las formas exteriores de la cabeza, podemos encontrar tornillos sin cabeza, es decir, con cavidades dentro de la espiga roscada fig.39). Se emplean sobre todo como tornillos) prisioneros o de ajuste. Fig.39 Punta de fos tornillos: Igual que existen diversas configuraciones de la cabeza, la forma de la punta de los tornillos también pued adquitir varias formas segtin las necesidades. Las mas usuales son las que aparecen en la figura 40. PUNTO DE AGARRE PUNTO DE AGARRE Fig.40 ‘CON FORMA CONICA una eDONDEADA Soussson unraruana seumnvomen ATAOECOPA @ 130 Designacién de los tornillos Las dimensiones fundamentales de los tornillos de cabeza hexagonal son las que se muestran en la figura 41. Fig.41 TORNILLO CABEZA HEXAGONAL (Rosca parcial) nte Norma: UNE EN 4014 were Pre wa x ea | 35 Tae [ies [aut [2ene [rs [on [85 = fv Po | |e | oo i sx] x |x epee epee oP “a fa pa foe foe fx °s w fx |x [x] x fx fx] x w |x |x [x]x]x]x]x x ‘ po ffx ex wo [x |x |[xfx}x}x]x]}x]x ye px 22 x |x |x px]x 2 x|xfx«fx]xfx fx] x o_| x fx fe px px pep} x [x |x = xp pe pe px px foc fx [x | x Ec x pepe px px pe px [x fx |x x px fo fo pe foc fe fe fo fx 0 po a ff Po fx ss_| xf px px pe] x | x @ epee fa fe fa Po 6 x fx fx fx |x pape 70 xp foc pe fe px pe Pe px 15 x fx [x fx [x fx Px fx Jo ff x|x]x]fxfxpx px] «fx so x fx [x fx |x [x [x |x - “0 sf a oe La designacién de los tornillos tiene dos partes fundamentales: 1 parte —- Consta de la denominacién del objeto. Los tornillos se suelen caracterizar por el tipo de cabeza que Poseen, por lo que éste sera su califcativo principal 2° parte —» Esta compuesta de los siguientes apartados: sistema de rosca que poses, longitud de su vastago, ‘norma especifica, tipo de ejecucion y caracteristicas mecanicas o resistencia. ‘Seguidamente, se expone un ejemplo que clarifica la forma de realizar las designaciones: lemplo: Tornillo cabeza hexagonal M 10 x 1,5 x 70 UNE-EN 4017 g 5.8 * La primera parte define e! tipo de tomillo; Torillo cabeza hexagonal = Denominacién o nombre ———e_ + Después se designa la rosea, fa longitud del vastago, la norma que los define, el tipo de ejscucion y finalmente la resistencia 0 caracteristicas mecanicas: - Mio x 1 70 = Longitud del vastago; * UNE-EN-ISO 4017 = La norma que especitica el tornillo; g= Ejecucién gruesa; <= 5.8 = Clase de resistencia 0 caracteristicas mecdnicas. = Designacién de la rosea; Cuando la rosca sea de rosca izquierdas, deberemos de indicario en su designacion mediante las letras “izq En ovasiones nos encontraromos con la necesidad de emplear tomillos que no sean de acero. En este caso, fen su designacion aparecerdn las iniciales del material con el que estén realizados, informandonos de la resistencia del mismo. Aigunas otras normas relativas a torillos son: UNE-EN-ISO 4762:1998, Tornillo de cabeza redonda y hexdigono interior. UNE-EN-ISO 2009:1995. Tomillo de cabeza avellanada, UNE-EN-ISO 1207:1995. Tornillo con ranura y cabeza cilindrica, Resistencia del material de los tornillos ‘Acabamos de ver cémo se designan los tornillos y hemos tenido en cuenta como Ultimo parametro la resistencia de los mismos. Si nos fijamos con més detalle, observamos que consta de dos nimeros separados por un punto. En el caso anterior “6.8” Si sometemos a tracci6n et torillo hasta su rotura, obtenemos una tensién de rotura. Si ese valor lo dividimos entre diez, resulta el primer digito de esa designacién. Por fo tanto, ese numero lo podriamos definir como la décima parte de la tensién minima de traccién capaz de romper el tornillo. Siestudiamos la relacin entre la tensién donde el material empieza a fluir y la necesaria para obtener la rotura del material por traccién, obtenemos un valor que al multiplicarlo por diez nos da la segunda clfra de la designacion. $i este valor fusse cero, indicaria que tiene una plasticidad perfecta, es decir, que se alargaria infinitamente antes de romperse. Por el contrario, si el nimero resultante fuese diez nos estaria indicando una rigidez labsoluta, es decir, antes de deformarse romperia. En la realidad este valor suele oscilar entre 6 y 9. Ejempio: Un tonillo que tenga en su designacién los valores de 6.8, nos indicaria lo siguiente; Primera cifra: de tension minima de rotura por traccién Segunda cifra: El némero “8", al estar prximo al valor “10” nos informa que es un tornillio con una rigide! elevada, lo que significa que se va a deformar poco antes de romperse. En muchos tomillos, estos valores vienen troquelados en su cabeza (fig. 42), aunque en algunas ocasion fencontraremos unas marcas (fig. 43) que nos indicaran la resistencia de los tornillos. También se da et o que en algunos elementos roscados no aparezca esta indicacion, vas Simbolos. —= oO + LJ \ |Resistencias lque implican 88 98 10.9 12.9} 12 a 8 Fig.42 Vemos varias cabezas de tomillos, entre ellos uno de cabeza hexagonal, con dureza 8,8, de rosca métrica ISO. Comparandolo con un tomillo de iguales dimensiones pero realizado en acero dulce, este pose una mayor resistencia ai la traccidn (minima de 80kgt/mm2) que permite emplear menor nimero de fifaciones 0 de menor diémetro y, cuando se aprieta correctamente, la capacidad de soportar mayores impactos, golpes y vibraciones. En los tomillos con rosea a izquierda de dimensiones superiores a Smm, aparecerd grabada la letra “L", que ros informara sobre su sentido de roscado. Las tuercas también pueden venir marcadas indicando su resistencia. Cuando asi sea, sobre ellas aparecerd indicado el primer niimero que veiamos en la resistencia de los tornillos (fig. 44 a), es decir el que corresponde ala décima parte de la resistencia minima a la traccion. También podemos encontrar en vez del numero, una serie de marcas (fig. 44 b) que nos informaran de su resistencia, Fig.44.a Marcas) = Resistencias que implican Tuereas : En muchos casos, para completar las uniones son necesarias las tuercas. Sus formas exteriores puedon Sor variadas y en su centro hay un. agulero roscado, por el cual so introduce el tomille. Para que el ensamble pueda ser elective, tanto el torillo como la tuerea deben de pertenecer al mismo sistema de roscas y poseer i mismo paso. A continuacién vernos los tipos de tuereas mas usuales. Las tuorcas mas empleadas en sistemas de fijacién, al igual que los tomillos, son las hexago Bavicamente se diferencian entre las normales y las rebajadas (fig.45). Estas titimas se utiizan normalmente como contatercas, De igual manera podemos encontrar tuercas hexagonales con bridas (fg-46). Todas elas Susleft toner los verlices achaflanados y un avellanado en la rosca para faciltar el acoplamiento, eo a“ Fig.45 Fig.46 noena REGA THA ON awe Bei Podemos también hablar de las tuercas hexagonales ciegas, con remate en forma de cupula 0 normal (ig-47). Se utlizan cuando han de ser vistas y las terminaciones de la unién deben presentar un buen acabado: Fig.47 Fig.48 Fig.49 i se requiere una unién de seguridad, se puede emplear una tuerca hexagonal almenada (fg.48), que unica @ un pasatlor asegura el acoplamiento, impidiendo que se pueda aflojar por vibraciones u otfos motives. En ciertos mecanismos y sobre todo en carpinteria son muy utlizadas las tuercas cuadradas (1ig.49), las cuales una vez ajustadas e introducidas en su alojamiento suelen impedir el giro de las mismas. En muchas maquinas también encontraremos tuercas redondeadas (fi.50). Se aprietan con laves de gancho 6 cepeciaies y suelen servi para asogurar husillos mediante tuerca Y contratuerca, para regular ejes 0 alustat rodamientos. oO FFig.50_ En esta figura se observa: tuerca con ——Fig.51__A continuacién vemos una tuerca de oa agujeros, ranurada y con agujeros frontales. tuna redonda moleteada y una tuerca dle mariposa 0 4° Finalmente estudiamos las turcas de ajuste manual (fig.51). Evidentemente sian disefiadas para ofrecer un buena manipuiacién y la presion de apriete que se desarrolla es menor que con las anteriores. ~ Designaci6n de las tuere: La designacién de las tuercas es similar a la de los tornillos. Comenzaremos por definir el tipo de tuerca, a continuacién indicaremos el paso, seguido de la norma que la define, el tipo de ejecucién y finalmente la resistencia, anotando la primera cifra de ésta. Ejemplo: Tuerca hexagonal M 10 x 1,5 UNE-EN 4032 g 5 Las dimensiones fundamentales de las tuercas de cabeza hexagonal son las que se muestran en la figura y en la tabla 52. Fig.52 TUERCA HEXAGONAL Norma: UNE EN 4032 Aigunas otras normas relativas a las tuercas son’ UNE-EN-ISO 4033:2001. Tuercas hexagonales. UNE-EN-ISO 4034:2001. Tuercas hexagonales, DIN 935. Tuerca almenada. Avargelas Las arandelas son discos de pequefo espesor con un ofificio generalmente practicado en su centro. Se ‘emplean para: proteger las superficies de apriete, sobre todo cuando los montajes y desmontajes son muy Tepetitivos; soportar la fuerza que se genera en el ajuste; asegurar el cierre hermético de una junta o como slementos de seguridad para impedir que se atioje el tomillo 0 la tuerca. Las arandelas normaimente se fabrican de metal, aunque se pueden encontrar de pldstico u otros materiales. Dependiendo de la fuerza de apriete se utiizaran unas U otras, Si quisiéramos hacer una clasificacién de las arandelas podriamos dividirlas en: Arandelas de proteccién. Suélen poser forma cilindrica recta o biselada Arandelas de seguridad, Al interponerlas entre el elemento roscado y la pieza, se genera una presion Constante en el tomillo 0 la tuerca, por lo que se asegura la fuerza de apriete del conjunto, evitando afiojamientos involuntarios, aunque el conjunto esté sometido a vibraciones que pudiesen aflojar la unién. También existen las que generan el bloqueo de la union doblando una pestaria de la arandela contra la pieza y la tuerca. Los tipos de arandelas mas ullizadas son las que se exponen a continuacion ; s Arandelas Planas. Paseen una forma cilindrica, También podemos encontrar arandela planas con reborde ancho (fg. 53). Fig. 53 ‘Ala izquierda observamos una arandela convencional y a la derecha una de reborde ancho. s Arandelas Grower. Como podemos ver en la figura 54 se trata de un anillo abierto y deformado en fonna de espiral. Posoe una seccién cuadrada y hay una diferencia axial o paso, entre el inicio y ol Tarn ta arandela, qual al espesor de la misma. Se utiliza habitualmente en maquinaria, automocién, etc. = Arandelas dentadas, Pueden encontrarse con dentado extemo fig. 55) y con dentado interno (tig.56). Este tipo de arandelas también se puede definir como elasticas o de seguridad, ya que al Ce ejearlas la union es rosistente a las vibraciones. Consiste en una serie de dientes interores, eetoriores o en forma cénica (fig.56a). Al apretar of torllo o la tuerca, los vértices del dentado se Sotorman o incrustan en los cuerpos adyacentes a ella, evitando el gito y asegurando la union. Fig.54 Arandela Grower y aplicacién. Figs. 55 y 56 Arandela con dentado externo con dentado interno. Jacandola Arandela ondulada (fig. 57). Ofrece una gran resistencia cuando se encuentra bajo compresién. Al igual que las de dentado, son resistentes a las vibraciones, pero tienen la ventaja de no dafar ni marcar las superficies de las piezas entre las que se interpone. Cuando se emplean en acero inoxidable son adecuadas para la mayoria de las aplicaciones de alimentacién, médicas, quimicas, ‘electrénicas y de la construccién. ‘Arandela antivibraciones (fig. 56). Este tipo de arandelas de seguridad se han disefiado para impedir ‘que s2 afiojan los conjuntos de torillos debido a la vibracién. Cuando se emplean por parejas, las excéntricas anguladas situadas sobre las superficies acopladas hacen que las arandelas se ‘expandan més que el paso de la rosca, con el resultado de una mayor carga previa en el fjador y su bloqueo en la junta. Trabajan a cualquier frecuencia/amplitud (golpes o carga constante) El bloqueo no se ve afectado por la temperatura o los lubricantes. Son reutilizables. + Fig.57 Arandela Ondulada. Fig.58 Arandela Antivibraciones y forma de aplicacién. Arandelas de solapa (fig. 59). En su constitucién, la podriamos comparar con una arandela convencional, pero cabe destacar una solapa que poseen con el fin de doblarse sobre una arista de la pieza una vez apretados el tomillo y la tuerca. De esta forma logramos un bloqueo firme y seguro. ‘También podemos encontrarlas con dos solapas 0 con pestaria. Fig.59 Por el orden de las imagenes vemos una arandela con pestaria, en el centro con dos pestaiias y finalmente una arandela con solapa. =e) Arandela de cierte 0 de retencién (fig. 60). Debemos conocer este tipo de arandelas ya que son muy ‘empleadas en aquellos mecanismos que emplean tuercas ranuradas. Habitualmente las veremos en los rodamientos. Su forma de trabajar es sencilla, una vez ajustada la tuerca contra la arandela, se doblara la pestafia coincidente con la ranura de la tuerca. De esta forma logramos establecer una unién segura evitando que se afloje. Fig.60 Arandela de cierre y aplicacién. ‘Arandela de ratencién ( Como hemos visto, casi todes las arandelas que proporcionan seguridad a la unin se basan 6” fe Pee Monorada por una deformacién elastica. Las tuercas 0 tornilos se aflolan cuenee, Me estén te er e'oresion, ya quo cl rozamiento entre los flees disminuye y esto facta el Cosaivste, Para Tapedite podemos emplear estas arandelas que aseguran los torilos mediante la aplicacion de una presién eonstante 0 por la deformacisn plstica de alguna de sus superficies Designacién de las arandelas rca efor | |S Como establecen las normas, Ia designaoién se realiza indicando el tipo de arandela, | 2 1 22 Soguido del diamoiro nominal del torilo 0 tuerca donde se van a ajustar Légicamenio, ©) | as } 27 88 es Sao interior de la arandela es ligeramente superior al nominal det tomilio para que Y's | v2 [7 | pueda introducirse en of mismo fécimente. Por ejemplo, una arandela plana para on a5 a7 [3 aarti de métrica 5, posoora un diamotro interior de 5,3 mm, Finalmente, la designacion se completa con la norma que la define. a = [se [ols Ejomplo: Una arandela, de tipo plano que se va a emplear en un tomilo de métrica 5, se fe fo [ela designara de la siguiente forma: Tp Lo eee [|i Arandela plana 5 UNE-EN 7089 8 138 ‘Sistemas de sequridad en los tornillos ‘Como hemos ido viendo, muchos elementos de unién deben de asegurar la posicién que ocupan una vez apretados, impidiendo su aflojamiento atin cuando estén sometides a vibraciones golpes. La seguridad se onsigue por medio de alguno de los siguientes métodos: {2 Mediante una doble tuerca, también denominado tuerca — contratuerca: ‘Se utiliza en numerosas aplicaciones. Para ello se emplean dos tuercas, normalmente una mas estrecha que la otra. La tuerca rebajada debe colocarse junto a la pieza, ya que la que se coloca sobre ella genera unas fuerzas como se representa en la figura 61. Debido a esto se establece un rozamiento entre los flancos superiores de la contratuerca y los contrarios de la tuerca, de manera que se genera una presién continua asegurando la unin y evitando que se afloje el tornillo. Para desmontarlo primero deberemos de eliminar la fuerza ejercida entre tuerca y contratuerca, por lo que procederemos a aflojar la tuerca superior para después liberar la contratuerca y el tornillo. Fig.61 Sistema tuerca ~ contratuerca. [TUERCA |CONTRATUERCA. |ARANDELA — PIEZA 2 Mediante tuercas autoblocantes (tig. 62): Su fijacién se consigue gracias a un anillo de nylon relleno de vidrio. Una vez ‘ajustados no se aflojan o sueltan por causa de las vibraciones, por lo que se elimina ‘el empleo de tuercas adicionales. Este tipo de tuercas es reutilizable y su anillo no Wafia las roscas de los torillos donde son colocadas. Son resistentes al agua, al aceite, etc. por lo que pueden emplearse en un gran numero de aplicaciones. De pa ‘manera, suelen usarse en un amplio margen de temperaturas, desde -70°C a +2000, % —_Mediante arandelas de seguridad: ‘Como hemos visto, existen diversos tipos de arandelas que pueden definitse como arandelas de seguridad, ya Que su fin es asegurar el correcto apriete de los tomnillos 0 tuercas. 4° Mediante bloqueo mecénico: En este apartado veremos dos tipos de fjacién. Uno muy habitual consiste en emplear una tuerca almenada que, mediante la accién de un pasador introducido las ranuras de la tuerca, logra un bloqueo seguro (fig. 63). otra fijacion de seguridad se puede lograr mediante la colocacién de un tomilo entre los elementos roseadios, tes decir la tuerca y ol tomillo de fijacién (fig. 64). Este sistema es muy empleado, no solo entre tuercas y foils, sino entre elementos que deban de estar unidos asegurando un giro 0 impidiendo el movimiento relativo entre ambos. Fig.63 : Fig.64 TUERCA JALMENADA Tomillo que _asegura la unién| |Tornitlo de fijacién. |Tuerca de fijacion PASADOR, DE ALETA Evidentemente, en su montaje y desmontaje se deberdn tener ciertas consideraciones. Las roscas deben star en perfecto estado, ya que cualquier golpe o rebaba en la rosea dificultaria enormemante la unién. La frandela suele intercalarse entre el elemento que se giraré para ajustar la unién y la pieza fija. Normalmente: ord la tueroa, pero cuando se trate de tornillos de union, se habra de colocar entre éste y la pieza a sujetar. La utiizacion de aceite o lubricante facilta considerablemente estas labores de montaje y desmontale. Cuando realicemos una unién mediante tomnillos y tuercas, normalmente van a aparecer las fuerzas que $= indican en la figura 65. Si no apretasemos el conjunto, el tomnillo se comportaria como un pasador ° UN) emache, y todo el esfuerzo seria de cortadura en la seccién del tomillo correspondiente a la unién de las dos piozas. SI por el contrario se afianza el conjunto, el torilo comienza a trabajar a traccién con una fuerza pretensado, Debido a este apriete, también aparecerd en ol tomilo un esfuerzo de torsién, por lo que beasiones, una vez apretada la tuerca, se gira ligeramente en sentido contrario (aproximadamente 10°), con fin de lberar estos estuerzos perjudiciales, Una vez concluida esta operacién se dice que el tornllo est pretensado y, por lo tanto, el sistema puede empezar a trabajar. Fig.65 Fsfuerzas de Frabajo Kila SS Cizalladura Esfuerzo de torsion Muy importante es aplicar el momento de apriete adecuado, tanto para los tomillos como las tuercas. Se prestaré especial atencidn a la fuerza ejercida en el apriete, ya que si ésta es excesiva podemos producir el cizallamiento del tomillo. En la tabla 67 se muestran las tensiones de apriete aproximadas. Si es necesario un apriet predeterminado, la forma de realizarlo seré Fig.66 Marca do referencia mediante una llave dinamométrica y deberd de efectuarse de forma continua, sin interrupcién, hasta llegar al valor del momento. Para realizar una comprobacién del momento de apriste se realizardn los siguientes pasos (fig. 66): en primer lugar, se marcara una sefal que una el torillo 0 tuerca con su base de apoyo. Esta marca nos serviré como referencia o guia. A continuacién procederemos a aflojar el conjunto para posteriomente volver a ajustarlo suavemente mediante una lave ginamométrica, hasta que coincidan las sefales. En ese punto se verifcara el valor del momento de apriete (tabla 67). Tabla 67 Valores orientativos de fuerzas y pares de apriete. TIPO DE LLAVE Golided=46 | Galided=5.6 | Calided-6.9 | cafided- Colided = 104 cabeza hexagons | anon | ecg fo mons] cm) [mend] rom |e cnt | wy | mcm] FEN OCH fa [a as Err CT ET: TT fs [as 407] 0.2 S44] 0.27] 1049] osu] ize o.sol 17591 __ 0.84 26 [5 sa oz ros] sr] 1353] 0.7 1s0e| ool zee 1.21 a [ss 25 vad oad —o6e] 0.59] 1063] s.1 220] 1.34] 5105] 1.8 has [Lo a7 oe 1292] o.s0] 250i] 1.7) 2960{ 2.06] teal 2.8 boa > 3 ass]. 1677] u3¢ s22ql 2.6qh s02d 3.09 5374] 4.34 bes | 39 4 2osel ase 2736] 2.65] 5286 5. 6257] 6.03 sa0e] a. os [oto 5 seo] aa} a0el] ail 750] ard e0ne 10.30] ~v2aoe] va k 7 [a 6 azze| 5.55] 5609] 7.45] s08es| 14.2 104d 17.16] taisi| 20.5 fos foo 6 sais] e.2q 7099] 10.7 saed] 21 sel t623dl 25.50] 22751] 35.3 = 13,15, 7 8 8473] 16.67] 11276 21.50 2171] 42.17] 25791] 50.031 _3628¢ 70.64 baz [is.is.is,21 [a0 | s2asel 20.4 —s647o] s0.2s] sir 7.53] 7651] a7.2el szose| 122.6 fers [22.23.26 12] 12068] —as.tsf —226so1 co.edl «2004 i16.7o| suooil 138.30] 72661 190.2 fas | 21, 24, 26 14 2ax40] 69.69 31087] 93.1 600i 178.50 7119e 210.80 000271 299.20] 1s [a7 14 ze3ai 95.141 37853] 127.50] 72961] 245.50] _s6ao 20.301 121604 411.90) 20 | 27, 30, 34 17 649i] 135. av6ail 190.05 9364] 384.10 111309] a1i.90 iseaid 578.60) 2 [aa34.36,41 [a7 | —ase0i] 92.4 sonos) 245.1 isrsee] _470.7q] 139254) 559.00] so5cae] 704.50 36, 41 19 52563] 230.4 oor s06.o1f 135331] 598.20] 16033e 711.00] 22555 1000.00] yf at, 46. 19 6223s] 343.21 92280) 460.90] 177990] 987.50] 210840] 1049.00) 296159] 1481.00] 30 [6,50 2 e043] 265.4 112284 622.72] 215749] 1206.00] 255952] 1422.00] 359002] 2010.00] tsa | so, 55 24 104031] 632.5) 129784) 948.30) 269682) 1620.00] _ss960s] 1932.00] 9122] 2716.00] 36__[ 5,60 27 123073] 614,00 164263] 1089.00] 216753) 2099.00] 374612 2481.00] 527595] 2491.00] Extraccién de tomillos Habituaimente los tornillos se ajustan y se desmontan con facilidad. Sin embargo vamos a encontrarnos casos 0 los que debido a la oxidacién del tomillo 0 a un tiempo de ur luerzos, con el riesgo que esto supone, ya que pueden ocasionar la rotura del tornillo. hn sistema empleado es la aplicacién de unos golpes en la cabeza del tomillo, lo que faciitaré su posterior xtraccion, Método aplicado en estos casos es el calentamiento del elemento roscado mediante un soplete. Una vez vat in prolongado, la extraccién requlere enormes UT ‘que ha adquirido temperatura se entria répidamente con agua. Debido a esta dilatacion y contraccién rapida se rompen las uniones entre los filetes del tornillo y de la tuerca. Posteriormente a esta operacion, en la mayoria de los casos, el desmontaje resulta sencillo. Cuando se coloquen tornillos en agujeros ciegos roscados evitaremos que llaguen hasta el fondo del agujero, ya que se produciria su bloqueo. Si esto sucediese cabria la posibilidad de romper la cabeza al realizar un esfuerzo excesivo en el apriete. Ademds implicaria una gran dificultad a la hora de extraerlo, Por todo esto deberemos elegir un tornillo cuya longitud sea menor que el agujero donde va roscado, En muchas ocasiones nos encontraremos con tornillos que se han roto dentro de su agujero. Esta pérdida de la cabeza implica la aplicacion de procedimientos especiales para la extraccién de la punta roscada. Los métodos mas empleados son los siguientes: ‘+ Modiante un extractor de tomillos (fig.68). En este caso se realizerd un agujero en la punta } 4 rola, Evidentemente, ol didmetro del mismo sera menor que el nominal del tornillo. Tendremos. que prestar especial atencién a que este orificio esté centrado en el cuerpo a extraer, por lo | que previamente generaremos un granetazo en esa superficie. Una vez ejecutado el agujero se introducird el extractor y con la ayuda del martillo se le aplicaran unos golpes que lo fijen. ; Aplicaremos un bandeador sobre el extractor y trataremos de aflojar el torillo. De esta forma se logra la extraccién de la punta rota (fig. 69). Fig. 68 Conjunto de 5 piezas que proporciona un método eficaz para extraer tomilios rotos, tornillos prisioneros, tomillos de cabeza cilindrica (allen) y otros tipos de vastagos roscados de sujecién que se hayan destruido parcialmente, de modo que no se pueden) extraer de la forma convencional. Su funcionamiento se basa en) una rosca a izquierdas que llevan tallada en su cuerpo. Al intent introducirlos en el tomillo roto, éste gira a su izquierda y sale Poseen una forma cénica que se adapta al orifcio practicado en la punta rota. Cada extractor suele indicar el diémetro del taladro a practicar en €l tomillo roto para su extraccién. Estos extractores de tomillos suelen ser de vidrio duro, por lo 4 _son frdgiles y pueden romperse si se utilizan de forma inadecuada| ‘Unia vez introducidos en el orificio de la rosca, deben girarse ‘mediante un giramachos No deben usarse llaves de tuercas alicates. Fig.70 7 & i asco It resecetamto ro 1 * Mediante una tuerca soldada (fig. 70). Este método es muy socorride cuando la rotura de! {omillo permite realizar un pequefio recargue por soldadura. Se suelen emplear olectrodds con alto contenido en carbone, de forma que al aplicar unos sucesivos puntos en el oxtromo roto se logra recrecer su tamaiio. A continuacién, se introduce una tuerca, la cual se suelda al extremo roto. Una vez terminadas estas operaciones, la extraccién se realiza mediante una llave convencional. * Cuando no sea viable ninguno de estos sistemas procederemos a la destruccién total de la fosca. Con mucha precaucién se realizaré el centrado del taladro mediante un granetazo, a Continuacién se irén pasando brocas, sucesivamente mayores, hasta que apreciemos que la Fosca se “deshace’. Al aplicar este método, deberemos de repasar la rosca mediante un macho una vez destruido el torillo. Los tornillos rosca chapa permiten un ensamblado facil, rApido y resistente a las vibraciones. Realizan la rosca de forma automatica al ir penetrando en la pieza, evitando usar machos de roscar. Son adecuados para uso en hapa metilica ligera y pesada, plasticos blandos, conirachapado y fableros de aglomerado, piozas fundidas de zine y aluminio (fig.71). Normaimente poseen una rosca de un solo hilo con angulo de filete de 60°. Suelen tener el extremo o6nico (tipo A) 0 plano (tipo B) (fig.72), aunque también los podemos encontrar con el extremo redondeado. Norma UNE-EN ISO 1478. El didmetro del agujero que se debe de ejecutar sera aproximadamente el del nlicleo dol tornilo (ig. 71) Gas X Printer Fig.71 Aplicacién de los tornillos rosca-chapa, Ww iy Designacién: La designacién de un tomnllo de rosca cortante es similar a la que hemos estudiado. Por ejemplo, un tornilio Con cabeza bombeada, extremo cénico, didmetro exterior 2.9 mm. y longitud del vastago 16mm. se designaria como sigue: Tomillo de rosca cortante, (de cabeza bombeada) A 2,9 x 16 UNE 17010 Fig.73 ~ Tornitios rosca-chapa autoperforantes: (tig. 73) Son tomillos que poseen todas las propiedades de los anteriore: pero Con una caractaristica que los diferencia, ya que son operorantes, eden taladrar sus propios agujeros de guia en chapas de metal con @SP8sores no superiores a 5mm aproximadamente. Suelen poseer una Gabeza hexagonal exterior, interior, torx o una huella Pozidriv, ya que Sbigatoriamente para su’ ajuste debe emplearso un destomila NN —————— eléctrico, lo que conileva ademas la ventaja de generar proses 4o trabajo rapids. Habitualmente se fabrican co oe sado, gaWvanizado y pasivado. Son muy empleados en insiajaclones de aire acondicionado, oo er eee yal metal y fibra de vidrio, ete. Un ejemplo de apicacion to encanta Te los ciertes de Srana'de las obras en construccion, ya que la sujecién de estas chapas los postes verticales se suele realizar con esto tipo de tornillos. - Tomillos rosca madera (tirafondos): (fig. 74) El principio de funcionamionto es idéntico a los rosca-chapa, ee deer, ia Siecrr jon del agujero principal ira en Fie Giamotro del nucleo del.tirafondo, aproximadamento. Con este onic Se Togra que el tirafondo ce sorn mayor facidad. Si se trata de maderas duras, se consigue due &SI3s te agrieten al efectuar ta ore cg. 74) ES cierto que on ocasiones, no se realiza este agujero Tricia ya que St fextromo, en forma de punta, falta et inicio del roscado y el tirafondo entra perfectamente Pueden poseer un solo hilo con un angulo de late de 40°. Este filete es més ato os Jo habitual, lo que permite Sor utifzado en todo tipo de maderas, lbras y_pldsticas, asogurando wna ‘sdlida sujecién. Otro tipo de roscas gue se puodarreTcoriar en estos tomilos son las de doble hilo. Fees Poet un angulo de filete de 60°, al See jas su ntroduccion es rapa, pero sblo se pueden ulizar para madras landas eslores bianias Fig.74 Designacién: ‘9 La designacién de un tirafondo para madera es la que se muestra Hueco ‘Avellanado en los siguientes ejemplos: ° Un tirafondo de cabeza abombada, con didmetro exterior de Sm yuna longitud de! vastago de 30mm se designaria como sigue: " Tirafondo de cabeza abombada 5 x 30 UNE 17023 Un tirafondo para madera de cabeza hexagonal, con 8 mm. de didmetro nominal y una longitud de 40mm. se designarfa: Tirafondo de cabeza hexagonal 8 x 40 UNE 17094 = Unién mediante tacos de expansion: (lig.75) ‘Aguiero inicial Los tacos de polipropileno (pléstico), son un método muy empleado para flaciones e paredes de yeso, ladle tos ine eriales Tuccos. Existen diversos tipos de tacos, pero su principio de funcionamiento es similat Gone puede verse ena figura 76, el taco de pléstco va introducido on la pared. Este deforma al introduc oon te ‘comprimigndose longitudnalmente y expandiéndose Jateralmente, de jonas presiona | pared del agujero. Una vez colocado el trafondo, el taco queda thado fuortemente, asegurando a su vez | igeas a sujetar 0 quedando parte del tomilo fuera del agujero para poder alanzay Cee En este caso piezas a ul etynel forma do gancho, alcayata u otra disposicion similar. Como se ha dicho anteriorment®s fafa colocar un taco es necesaro realizar un agujero en la pared éste deberd de tener un didmetro igual exterior dal taco (suele estar gravado el didmetro en el cuerpo del taco}. Fig.75 Fig.76 Procedimiento de colocacién de un taco. También podemos encontrar tacos metélicos expansivos, cominmente llamados ‘spits’ (fig.77). Son elementos de fijacién empleados para grandes cargas. Suelen utiizarse en piedra u hormig6n, y no se puede aplicar muy préximo a una esquina, ya que la gran fuerza que generan en las superficies del orificio puede provocar ia rotura del cuerpo. Como vernos en la figura 78, el perno debe introducirse completamente en el agujero practicado. Una vez dentro se hace girar mediante una lave, de forma que el cono invertido que tiene roscado en su vastago abre la vaina metdlica ranurada. Esta ejerce presién sobre las paredes laterales y fla firmemente la unién, ma Fig.78 Procedimiento de colocacién de un taco metélico. ig. 32 Otro tipo de sujecién en elementos de construccién son los tacos quimicos. Una vez realizado el agujero introducimos una sustancia qulmica, la cual se adhiere fuertemente a las paredes del hueco. A continuacién se introduce el elemento a sujetar, de forma que todo quede unido firmemente. Cuando se deba realizar un agujero en ladrillo, piedra, hormigén 0 cemento, deberemos de utilizar brocas con puntas de carburo de tungsteno, habitualmente llamadas “brocas de Widia’. Su vastago, donde va practicada la acanaladura, es de acero. Estas brocas suelen emplearse en taladradoras de percusién, de forma que el Constante golpeteo facta la penetrecion de la broca en el material Por el eantrelis Tas Brécas para metales nunca pueden usarse empleando este sistema percusor. Para determinar el diametro de la broca de widia, es aconsejable realizar la medicién en su punta, donde tiend soldadas las plaquitas (fig.79). Esto es debido a que su cuerpo tiené un didmetro inferior a su cabeza, situaci6n que no suele suceder en las brocas para metales, que poseen un diémetro constante en toda su longitud (ig.60). Fig.60 wa] En muchas ocasiones nos encontraremos con la necesidad de realizar agujeros pasantes que serén Atravesados por tomillos. Para ejecutarios, emplearemos normalmente una broca de metal duro o de acero {fide Como hemos visto los agujeros deberdn de ser mayores que los tomillos para que éstos pasen Wolgadamente. Dependiendo de la calidad de ejecucién tendremos, media, fina 0 basta, y las dimensiones Onsejables para estos agujeros pasantes son los que se indican en las tablas 8 fy 82. 145 Tabla 83 Tabla 62 Tabla 81 Didneie bismee ce. cumaes | Bagamemepee | | Bamgre = nist saver piste romia e's | pasrarmnieseroscrs | |i tom | aeabaco | Acebado | Acabads rosea en pulgads Genie | Acabado|Acabedo] acsbado | | arico | “Fino | Modo’ | Bacto YFenmimeros | WAiw | ymworth Gao ro” | tied | “Basto onmal 7 [om | 2 | 13 ie [rsa [12 ze pe [st « pos pos [18 sex [eon [8 = se |v) ef wp ts | 16 | te ve [ans | 26 a se | [2 | ie [os |e a Hi = mer [2 | |= sue ase | i] ta | 18 [22 are aves | 30 = rf | | = wf | et 2 veer 5566 | 44 = Te [wf [3 iz a] 4350 | __5 Tie tie [as | os | a7 za_[ 28 | 27 | 20 wie | 7998 | — 95 = Te ee 25_| ar | 20 | a0 ae ass | 79 ae ae pane foe zo | 20 | 3 | a8 we _pe7r| 108 io a [ae 3 [a | s¢ | a6 sar [Bae | ra — Seba [oe 3a] ar_|_a9 |r et BT] 788 27 aoe ee _ > | | a rae | 3 Pa soe ae tae ess [ss | se r [aera mae seca tn Ce a 7 248) 5 jee Sa uae |ShT | are BA ee | Lee |r| ms 2 we | ws | |e Tie [seo] — sa sa oo ee ' Tabla 85 zfs |e | 7 | 7 8 18, | Tabla 84 2. Dianere | | «|» | a Diimetro ‘ola eo ee ‘momat_ | broca para Dimere | iinet cavoce | ‘wntaarel zo [le fe ota" | boca para aepaso ina | apuero ae apes | | seco | ‘rnizaret a = |# depose | agulero qe Waxos 2s ‘norma’ | “seroscare a “e apap ms 2 TBKOS 45 a | [=~ | a a3 Mex075 Sz we” |» | @ 7 a2 Wax 7 Ee a we Taio 125 3a She} me—| — 8 mines | as pepe pe ire woz + «2 [> #@ | 2 | # we a ca 18 120 i 7 2 ase 7 MaDe 2 = mF a6 x3 Ey 736 2 ae ws ae co También deberemos realizar agujeros roscados. El didmetto inicial del agujero que debe hacerse para 1050! no e8 el didmetro del niicleo del tomillo, obtenido en tablas o mediante calculos tedricos, sino que deberé ligeramente mayor para facilitar la operacion de roscado y que al introducir los machos arranquen el mate con faclidad, sobre todo en materiales duros 0 roscas largas. Ademas, los materiales se dilatan y deformay ppor lo que un ajuste demasiado exacto podria provocar el gripado del conjunto. Normaimente, la altura filete suele ser de un 75% del tedrico. En esta pagina se exponen unas tablas con los didmetros 4 emplearemos para realizar el roscado de los sistemas mas comunes (tablas 83, 64 y 85). 46 Para que los tornillos entren con facilidad en los agujeros roscados, evitando la presencia de rebabas, y para facilitar la introduccién de los machos, normalmente se realizan unos chaflanes en uno (agujero ciego) (fig. 86) {0 ambos lados de! agujero (agujero pasante). Estos avellanados se suelen hacer con un angulo entre 90° y 420° y poseen un didmetro mayor que el exterior de la rosca fig. 86. Para ejecutarlos se emplea un avellanador, tal y como aparece en la figura 87, 0 simplemente una broca de un didmetro mayor. Fig. 86 Fig. 87 Hasta el momento hemos estudiado detenidamente los torillos como elementos de uniones desmontables. Sin ‘embargo, existe otra aplicacién muy importante que es la de transmitir estuerzos. Con un tomillo de potencia trasformaremos un movimiento angular en uno lineal. Mediante esta transformacion podremos desplazar cargas (fig. 88), mover partes de maquinas y apretar elementos (fig. 89) 0 incluso fijar ‘cuerpos (fig.90). En definitiva, los tomillos transmisores de potencia pueden transformar un giro determinado en una fuerza capaz de realizar un accién. Fig. 68 ore ot SS _——Lr—( _efFsS La principal caracteristica de estas roscas es su peri, Habitualmente encontraremos Jos que siguen: Rosca cuadrada: Se emplean principalmente come roscas de movimiento, en husilos de mécuinas; et. Rosca trapecial (DIN y ACME): las rosca DIN y la ACME es el Angulo de acufiamiento. Debido a éste se ie la fuerza necesaria para girar el torillo es superior que los jempre y cuando La diferencia fundamental entre I produce un rozamiento mayor, lo que implica qu anteriores, Los tornillos de rosca trapecial son més irreversibles que los de rosca cuadrada, se comparen didmetros y pasos semejantes. Rosca en diente de sierra: se suelo emplear cuando existe un esfuerzo axial importante en un sentido. Esto es debido a su perfil, el cual determina el sentido de absorcian de los estuerzos. Rosca con cojinetes de bolas’ | Estos sistemas son los més noverlosos. Poseen rendimientos muy buenos, ya que el rozarieem entre los H)) |) Estos tern atas es mucho menor que los anteriores. Son capaces de generar Mmovimientos Nnoales rapidos \ yy pfecisos. Su funcionamiento consiste en la reciroulacién de bolas. Al girar la tuerea, los elementos rodantes se reejaan por las acanaladuras helicoidales del je. Una vez finalizado su recorido wuolvon & colocarse al inicio mediante unas ranuras que los guian (fig.912). ‘Reversibilidad y rendimiento Nornalmente, cuando gjramos un torillo que tiene su movimiento axial imitado, la tuerca se desplaz# 6m te serra goatide, dependiondo dal giro que se aplique al tornlic. Pues bien, si presionamos la Worcs axiaimente ¥y con este esfuerzo conseguimos el giro del tomillo, decimos quo este sislarna o ‘mecanismo es reversible 4g. 91b). Por lo tanto podemos defini a irtoversibilidad de un torilo de potencia como la imposibiidad de girar GLtomillo al presionar la tuerca axialmente, por grande que sea esta fuerza. ey ttuy importante conocer esta caracterstca, ya que si empleamos un husilo. de poiencia come Ht galo aay npnatnes, debe ser irreversble, para asogurar que el peso del coche no haga gira el tornilo produciendo su descenso. Fig. 914 i Ae rae | i Cuando hablamos de! rendimiento de ls torilos nos referimos a la relacién entree! pat tedrico y o 29h Gocirlo de alguna manera, seria la relacién entre la fuerza tedrica que deberiamos de aplicar para girar ul tomillo y la que realmente se debe de realizar para lograr ese giro. Se suele expresar en %. 148 Entendemos por roblonado o remachado a la unién fija de dos elementos utilizando un robién o remache. Antiguamente este procedimiento estaba muy extendido, sin embargo su uso ha disminuido, Aunque en ciertas aplicaciones que veremos a lo largo del tema se siguen empleando. Forma y materiales de los roblones o remaches Siguiendo un criterio general de estudio, podemos decir que los remaches ordinarios estan formados por un \astago cilindrico en cuyo extremo posee una cabeza de forma semiestérica. En el otro extremo del vastago, durante su montaje se realizara la conformacién de otra cabeza (figs. 92 y 93). Fig. 92 Fig. 93 vasiage [Durante ef monfaje Despues del mantaje » / x ‘ N Si nos fijamos en la forma de la cabeza, podremos diferenciar cuatro tipos (fig. 94): remache de cabeza esférica; remache de cabeza esférica para construcciones estancas; remache de cabeza avellanada; remache de cabeza avellanada abombada, Fig. 94 EI material comunmente empleado es el acero dulce, es decir, con poco contenido de carbono. Esta Caracteristica favorece el conformado, ya que el material se deforma y adapta fécilmente al aplicarle los golpes. ’driamos decir que este tipo de material es facilmente maleable. vando se trata de remaches de pequefto tamafio, es decir, inferior a 12 mm de diameto, las operaciones de Union se hacen en frfo. Cuando el diametro del robién es superior estas operaciones se realizan con el roblén Previamente calentado. A esta operacién se le llama caldeo. 'ndependientemente de lo comentado, en ciertas aplicaciones también podemos encontrar remaches de Aluminio, cobre, etc, CE Formas de remachado El remachado puede realizarse manualmente o con méquinas que aplican la {verza necesaria para el ‘conformado del remache. ‘Aunque esta oparacion se realice de forma manal o automatica, debemos de conocer las disposiciones de los ‘elementos que unen y el fin que se persigue con la union. «tenemos en cuenta ta forma de colacacién de las piezas a uni tendremos las siguientes posicionos: 1. Por recubrimiento (fg. 95) 2. Por simple cubrejunta (fig. 96) ‘3. Por doble cubrejunta (fig. 97) En todos estos ensambles la colocacién de los remaches puede hacerse en una 0 varias filas, segin las cargas que deban de soportar. Fig. 95 Fig. 97 | Si estudiamos la finalidad de la unién, nos podemos encontrar con los siguientes casos: +. Los roblones deben soportar un esfuerzo dado, por o que serviran como elementos de {vetza. in | tjompio lo vemos en muchas consirucciones ariiguas de estructuras metalicas, tales como puentes, dle. Incluse la Torre Eiffel esté construida con estos elementos de uni6n. aHV >. La unién, ademés de soportar un pequefio esfuerzo, debe de asogurar una estanqueidad. Come i tjomplo tenemos los cates de baterias, cuya tapa se roblona asegurando Un clerre perfecto. i} 3, En Giortas instalaciones encontraremos elementos remachados que ademas de asegiitt a | eranuuoidad deben de soportar un esfuerzo considerable. Esto lo vemos en calderas o depéstos & presién Para realizar el remachado de forma manual, ademas del martilo debemos tener presentes {70S herramientas, ‘esenciales: la sufridera, el asentador y la buterola, La manera de proceder es la siguiente (fig. 98: Una vez que tenemos preparados los elementos & Rt con cas worrespondientes ofits, se inlroducen los roblones, cakdedndolos previamente si tuese Neco A continuacion se coloca la sulridera y se realiza el asiento de todas las _piezas. Para ello se emplea ol contac vce hecho esto, se apican golpes de martilo para darle forma a la cabeza, Cuando e) remache seers muy grande suelo omplearse la bola del mario. Para concllt la union se utliza fa buterola que al ‘plleare golpes hace que el material se sigua deformando para adoplar la forma que Gta poses Sila uni olicee que asegurar la estanqueidad se realzaria la titima operacion que recibe el nombre de calafateado. Toipes oe martile que Fig. 98 recalquen et Penache SV = sueMdera 480 7 ° ‘Se puede dar el caso de unir una chapa fina mediante un remache. Para ello se suele practicar un avellanado fen la pieza inferior, de forma que la propia chapa se deforme al introducir el remache y su cabeza no sobresalga (fig. 99). A este sistema se le suele llamar remiache embutido. Talacacion aet remache Fig. 99 SS WD. Wie Evidentemente, antes de realizar estas operaciones deberemos de conocer ciertas dimensiones, como pueden ser las de los agujeros que se realizardn en las piezas y la de los remaches que se emplearan. Ei didmetro del agujero donde se introducira el remache siempre ha de ser superior al de éste. Esto implicard tuna facil colocacién y que exista cierta holgura entre el remache y los elementos a unir. Al proceder al remachado, la presién que se le aplica al roblén hace que se deforme por compresién y empiece a adquirir forma de tonel, para progresivamente ir rellenando todas las holguras y formalizar, de esta forma, la unién, También debera de existir un sobrante de material por el extremo opuesto a la cabeza, de manera que pueda generarse la otra cabeza aplicando golpes en ese extremo. (fig. 100) Para saber de forma aproximada las dimensiones del remache y del agujero se aplicardn las siguientes formulas: Fig. 100 Dimensiones © Didmetro del remache “d" en funcién del espesor de las cchapas a unir: —No * Didmetro donde se aloja el remache “D” es: Habitualmente se realiza el agujero entre uno y dos milimetros mayor que el didmetro del remache. + El material sobrante para remachar “S" seré aproximadamente: Para remaches redondeados; (SENS) Pararemaches embutidos: (SUENNSSUY/I Remaches especiales Ademés de los reaches convencionales que acabamos de estudiar, existen otros tips mas evolucionados y Uilizados frecuentemente en un sinfin de aplicaciones. Los mas habituales son los que se detallan a ontinuacion: NL + Bemache hueco: Este tipo de remaches consta de dos partes bien diferenciadas: el cuerpo y ol vastago, Sv cust suele ser de Flumimro y el vastago de acero, aunque también existen Integramonte de acero, de acero inoxidable 0 incluso aeraitee! Su funcionamiento se basa on la deformacién que provoca en el cuerpo un véstago que °S tracclonado por la remachadora (fig. 101). Fig. 101 ze © Be, S one mee || - @ Compresion Renache fralnente olocede SS Ws LILA \| CLLLLLD) SS Leg NM. hi] ‘Aunque en esencia todos los remaches de estas caracteristicas son semejantes, podemos diferenciar varios tipos: = Remache estandar (fig. 102): éstos_ tienen numerosas aplicaciones en mantenimiento y produccién. Son capaces de femachar metal o cualquier tipo de material laminado. Se ‘suministran varios tamafios, dependiendo de su didmetro y de la longitud de su cuerpo. Fig. 102 = Remache de ala ancha (fig. 103): se emplean principalmente para unir piezas de materiales blandos debldo a la mayor Superticie de apoyo que presentan, la cual cistribuye las presiones y permite afianzar materiales como, por ejemplo, el plastico, la tela, etc. = Remaches estancos; principalmente empleados en procesos de montaje que daben de contener liquidos o gases. Su constitucion vita las fltraciones o fugas una vez remachados. = Remaches avellanados (fig. 104): presentan en su cuerpo un resatle avellanado, mediante el que se obliene una superficie plana una vez terminado el ensamble, = Remaches de flor: al ir aplicando progresivamente la presién en el vastago del remache se abren cuatro pétalos del cuerpo, deformandose ampliamente y obteniendo una mayor superficie de apoyo posterior. . = Remaches inoxidables: este material los hace éptimos para ser aplicados en la industria de la alimentacién o de la medicina. 192 gran rapidez de trabajo. Fig. 105 NS _ maquina automatica. Fig. 106 Para aplicar todos estos remaches es necesaria una remachadora, como la que aparece en la figura 105, ya que existen muchos modelos. Incluso tienen gran aplicacién las remachadoras neumaticas, que consiguen uha tro tipo de remache hueco es el que se presenta a continuacién (fig. 106) Para colocarlos, se requiere una sufridera y una buterola con forma predeterminada. Normalmente estos remaches se colocan empleando una Fplcacion ae oh + Remache de golpe: el remache, Tal y como observamos en la figura 107 este remache, una vez colocado, logra su deformacién posterior ‘mediante la introducci6n de un vastago. Esto se consigue mediante la aplicacién de unos golpes en el saliente Tole ae ‘mario Renache Defermacion que resize © Tuercas remachables (fig. 108) Son muy précticas y de répida aplicacién. Proporcionan un medio simple pero fteatvo’ para tijar casquillos roscados a materiales de pequenio esposor Ghrecen Clovadas resistencias y suelen aplicarse donde el espesor reducido no \ permite un roscado directo. También son muy utles para emploarias 0 piez2 rulares. eto. Las tuercas para remache son adecuadas para su fiacién & veo uarisice, acere inoxidable, aluminio en laminas, elc., con un margen de espesor del material de 0,5 a 3,25mm Se suelen encontrar on radiadores, electrodomésticos, etc | Su aplicacion se realizaré de la siguiente manera (fig, 109 a yb): | Su anlcac e avecuaromos la rea en orfllo ojecutado ata efecto, A contnuacin, ear el cr errr eolnaxiente con la rosca de la tuerca. Esto ir fijado por su parte posterior a la remachadora. Después manetisaré el remachado de la tverca, obteniendo una deformacién de a misma y un aprisionamiento Finalmente retiraremos la remachadora y el mandi Fig. 109.4 154