Está en la página 1de 31
| ABI DEARRASTRE. 5 RASSNDENOETD Para lograr la transmisién de movimiento, bien sea entre dos ejes 0 entre una pieza y un eje, se emplea una serie de componentes que hacen posible este arrastre. En esta unidad empezaremos a estudiar los elementos que se utilizan para asegurar el arrastre y la transmisién de movimiento, as{ como su desmontaje y posterior montaje. Entendemos el enchavetado como la unién de dos piezas por medio de un prisma que asegura el ensamble y la transmisin de movimiento entre ambas. La pieza que se intercala recibe el nombre de chaveta o lengdeta, dependiendo de su forma y funcién. Para introducir estos elementos se practican unas ranuras en el eje y el alojamiento, recibiendo ol nombre de chaveteros (fig. 2). Habitualmente, la chaveta ira dispuesta longitudinalmente (fig.1), pero podremos encontrar chavetas iransversales, las cuales atraviesan las piezas que unen. En estos casos no suelen transmitir pares torsores, sino que afianzan e| conjunto. Evidentemente, todas estas uniones son desmontables. Fig.4 Hi Cones 2c rar nr [er] — waa ames — ral eer mew {rome | @ Ices emasavev| Hr amawa| ae 2 TRANSHISION —e Fig2 las nos fijaremos en su juste. A Continuacién se explica pormenorizadamente las chavetero atacteristicas de cada una, @ chaveta tiene forma de cufia y-su ajuste apretado lo lizan su cara superior e inferior (fig.3). Esta constitucion ‘capaz de transmitir el movimiento de giro @ la vez que MMoviliza axialmente la pieza que sujeta. a Fig.4 TITTTIIL TTT, "eneranl lertas ave generar acunamiento el cizallamiento SSS Las fuerzas quo se van a generar son las debidas al acufiamiento de la chaveta sobre el alojamiento (fig. 4), 'as cuales inmovilizan el cuerpo. También texistiran unos esfuerzos de cizalladura en toda su longitud (fig. 4), con lo que se logra la transmision de movimiento. | Para que los ajustes_se_realicen convenientemente, el chavetero del eje tendré una profundidad constante, sin embargo la ranura fealizada en el cubo 0 alojamiento poseera la inclinacion de la chaveta, es decir, el 1%. Como las caras laterales no influyen en este acoplamiento deberd existir una holgura con respecto a la chaveta (fig. 3). Para faciltar las operaciones de} desmontaje y montaje pueden emplearse chavetas con algiin tipo de cabeza (figs. 5, 5a y 5b). Las chavetas suelen emplearse habitualmente en maquinaria pesada de sectores agricola, obras publicas, etc. Una de sus principales ventajas con respecto a las lengietas es que suelen ser desmontables desde el exterior. En as chavetas sin cabeza vamos a encontrar dos tipos (g.6y fig. 6a) y se designan de la siguiente forma: Fig.6 Fig.6a Forma A Forma B DIN 6886 DIN 6886 4 4 a = Fig. 7 Designacion de una chaveta forma A de anchura b = 30 mm, altura h = 20 mm y longitud | = 140 mm Chaveta con cabezi Designacién: Chaveta forma A 30 x 20 x 140 DIN 6886 pinicesr Inctinacion Cuando tengamos una chaveta con cabeza (ig.7) deberemos definita de la [ 5 [x}x] x] x] «fx 2 [x |x [x 6 [x] x] x] x| x[x[x 1a [x [x |x |x |x fe | x{x|x|x[x|x[x[x[x[x[x se |x |x [x [x [x [x|x wo | x] x |x| x) x] x] x] x] x] x] x ve lx |x |x |x [x [x va | x |x| x] x] x] x] x] x] x] x] x ol |x {x |{x|x|x|x lx 8 Fe fox fae fe fae foe ac fo x thee | [x fx] x [xx [x § fae xe oc x ox Pe Px fx woe] [x [x [x [x [x |x [x Sfre [x [x] x | x [x [x [x] x] x [x] x G28 x |x |x |x |x |x |x tfaolx|x|x|x|x|x|x|x|x[ x] x | 28 x [x [x [x [x [x Tx de vat Px] x] x [x] x [x] x] x ¥| 20 x |x [x [x [x [x Tx joe ei ae | |x| x[x[x[x[x[x [x] x] x e | 2. xix ix [x [x [x[x]x sto] [x[x[x[x]x[x|x [x] x] x s| 36 x [x [x [xIx[x[x]x [x [x] x] x |x| xx] x] x] x 40 x{x |x [x [x ]x[x 36 x | x foc xf x | x] x | x 4s. x |x [x [x |x| x «0 x] x |x [x x[x 50 x {x [x |x |x| x 6 xxx [x] xf x 55 x{x[x[x]x 0 x] x [x [x] x] x so x |x [x [x] x |x 5 x] x] x] x 70 x{x{x{x | x] x] x fx Ee x{xf 70 x |x| xf x 20. xix 0 xx [xf x 100 x| x] x 0 xx [x fx 7109 x[x Pasador cénico fig.38 Su empleo esté muy extendido y tiene gran aplicacion Industrial. Poseen una forma cénica, abombada en si ” ‘xtromos (fig. 38). Esta conicidad que presentan tiene el 4 Valor de 150. é 3 ®isten varias constituciones dentro de los pasadores cénicos (fig.39) y cada una de ellas tiene aplicaciones Seterminadas. “wut fig. 39 Pasador cénico Pasador cénico ia Pasador cénico con rosca interior con espiga roscada L lal DIN 7977 / 1SO 8737 DIN 14-18 / ISO 2339 DIN 7978 / ISO 8736 93 ie Son capaces de transmitir momentos torsores entre dos piezas a la vez que sirven de sujecién. Debido a la transmisién de movimiento aparecen estuerzos de cortadura (fig.40). Los encontraremos habitualmente como pasadores de unién, de regulacion, de posicionamiento y de inmovlizacion (fig.41) Un ejemplo lo tenemos al emplear un pasador cénico para transterir el movimiento de rotacién de un eje a una rueda dentada, consiguiendo simultaneamente el bloqueo axial de ésta (fig.42). haz fig. 40 Ti uoda dontada no poode = fig. 41 esplazarse axiaimonte Tornoe do tiacén Jpasacor / I Al igual que los pasadores cilindricos el agujero donde iran alojados poseeré un buen acabado superficial, por lo que se susle realizar un escariado en ol mismo. La norma que los define es la UNE EN 22339:1993 y diferencia dos tipos: Tipo A (Pasadores rectificados) J Tipo B (Pasadores torneados). - Debemos recordar que el didmetro que los determina es el del extremo més pequefto‘d"/(fig.39), ya que es el que se puede medir con precision y facilidad directamente en el orificio donde ira alojado. ‘Su designacién se realiza en el siguiente orden: en primer lugar el tipo de pasador, seguido de la norma. A continuacidn, si se trata de un pasador rectificado o torneado, se completa la identificacién con el didmet menor del pasador y su longitud. También se indicara el material con el que esta realizado, mediante las sigh *St’, que definen un acero de fécil mecanizacién y dureza de 125 HV a 245 HV Ejemplo: Pasador eénico ISO 2339 - A~ 5x30 St Al igual que sucedia con los pasadores cilindricos, en los cénicos también existe una relacién entre el diémet menor del pasador y su longitud. Esto queda de manifiesto en la tabla 370. Pasador eldstico fig. 43 ‘Son pasadores cilindricos, de forma tubular con una ranura longitudinal, que les proporciona elasticidad para poder disminuir su didmetro al aplicarles presion (fig.43) Estos manguitos de fijacién suelen realizarse en acero al carbono, con diversas longitudes. Presentaran una superficie exterior lisa, exenta de rebabas o cascarillas. De igual manera, las aristas no tendran filos cortantes, pudiendo presentar ciertos redondeamientos. ‘Se emplean basicamente para fijar piezas entre si (fig.44), pero el ajuste que se realiza es mas impreciso ot ala al emplear los c6nicos, por lo que cuando se requiera precisién en la unién no es aconsejable utiizarios. omo 2, También se pueden aplicar como pasadores de presién, retenes 0 elementos de soguridad a la hora de ransmitir movimiento (fig.45). Incluiso los encontraremos como pasadores de posicionamiento. En definitiva, son pasadores muy versatiles y que pueden sustiulr a los cilindricos 0 cénicos. Fig. 45 Aplicacién del pasador eldstico, Fig.44 Pasador eldstico y Al superar un determinado esfuerzo, el pasador se cizalla por lo que aplicacion. deja de transmitir movimiento, comporténdose como un fusible ‘mecénico y evitando darios mayores. Pasador +7, No.es necesario un buen acabado de las superficies que lo alojan por lo {que ef escariado no se realiza. J; Para designarlos tendremos en cuenta el didmetro del agujero donde iran E alojados, ademds de la longitud del pasador (fig. 46). El didmetvo de los » | 2 pasadores es mayor que el del agujero, ya que tienen que contraerse en él; montaje. - eke wa (bv sar) ssaclores en espiral Esto tipo de pasadores son parecidos a los elésticos, pero permiten Mayores tolerancias en los orificios. Ademas, no solo se utllizan en Pasador: aplicaciones de fijacién normal, sino que su forma en espiral les Proporciona una flexibilidad tal que puede absorber los golpes y amortiguar las vibracione: spiral ‘A Como indica su nombre tienen forma de espiral (fg.47), ademas de un bisel_para facilitar e! montaje. Son reutilizables, por lo que pueden ‘xtzerse y volver a montarse en el mismo alojamiento. Entre sus aplicaciones més comunes se encuentran: pasador de pivote, bisagras, pasadores de presién, fetenes, refuerzos y como repuestos para otros sistemas de fijacion - Pasadores de aleta Fig. 48 Pasadores de aletas. |). Pasadores de tera de acero, recocidos para facilitar ef doblez de las aletas, galvanizado y on un pasivado transparente. Los pasadores poseen una fongitud suficiente como para servir para la mayorla de las aplicaciones y pueden ajustarse o abocardarse a la medida. 1, Esté formade por un perfil semicircular doblado de forma convenionte para darle su forma caracteristica. A su parte superior se le llama ojaly tiene la funcion de hacer tope al introducirto en el agujero. También favorece su desmontaje, ya que resulta sencillo afianzar la herramienta sobre esta cabeza para ejercer la fuerza de fextraccién, Una vez colocado en su agujero se deben doblar, en sentido opuesto, sus extremos salientes, impidiendo el desmontaje espontineo del conjunto. _y En su montajo se tendra presente que el diametro del agujero donde va inserto el pasador poseera el mismo diémetro que éste. , Se suelen emplear como pasador antivibraciones 0 de retenci © servit a su vez de tope axial. En las figuras 49, 50, 51 y 5: elementos, ~ Jara inmovilizar tuercas y elementos. Puede yademos ver varias aplicaciones de estos. Fig.50 Arandela y pasador de aletas que Fig.49 Pasador de aletas evitan el desplazamiento axial del eje. inmovilizando una tuerca almenada ime oo L J Fig. 52 Casquillo y pasador de aletas que itven de tope on un ae Pasador Casquillo ide aletas a / Fig.51 Tuerca hexagonal que, emplea un pasador de aletas como “4 — ia ae sistema de seguridad, Pasador [Pasador IF ~ de aletas| ‘ Wor l Extremos — Sings Asu {) Su designacién se lleva a cabo mediante el didmetro nominal pasador ‘tal y como esta representado en la figura 52b. f". Seguidamente se indica la longitud det a de ntes, jsmo | Pasadores tipo “Beta Una variante de los anteriores la encontramos en los pasadores tipo “Beta” (figs. 5 y 54). Se coloca introduciendo el extremo recto en el orficio y la parte curvada abrazando al eje exteriormente (fig.55)._ El didmetro del agujero donde va introducido sera ligeramente mayor que el del pasador “4”, por lo que cuando debamos-adquiriio se denominard por el diémetro del orificio. Asi, por ejemplo, para una agujero de 4mm nos proporcionarian un pasador con didmetro d; = 3,6mm. uede 2stos, fig. 53 = “ fig. 54 ral TO ecw ; Pasadores estriados Se trata de una variante de los pasadores cilindricos. Poseen en su_cuerpo una serie de estrias que los caracterizan y los hacen favorables para ciertas aplicaciones. Las formas mas habituales se indican en la figura 56. ‘Son capaces de sustituir a los pasadores elésticos y cénicos, mostrando la ventaja de no necesitar agujeros 2 escariados. Sin embargo, suelen ser de una unica utlizacién, es decir, al desmontarlos Se sustituyen por otros Tiuevos. No son aconsejables para transmit esfuerzos, a no ser que sean pequerios. fig. 56 Pasadores cilindricos const rape eis, Pasadores cilindricos es Pasadores cllindrico estriados owed eeakngid con estriado central 1 @ Es «© S25 woe wow Ta soos vasmtrscon pasaores con citar esi psa pra —=. sons 97 Sus principales disposiciones son: Pasadores tangenciales (fig. 57). Pasadores axiales (fig. 58). Pasador radial oblicuo (fig. 59). Pasador radial (fig. 60). Pasador de cierre, Etc, Algunas aplicaciones las observamos en las figuras 61, 62 y 63. fig. 58 Pasadores cine) ‘stindo apicase | tiads apleaso no pacar como pasar radial fig. 61 fig. 62 Torniite de aoe ZS n eee eation Se Pacatoes estos Aas evo acon oaieo Tr oon Joi a fF J vie a er Tet fig. 63 adores que Tas tunconos ‘peo de sata 90 En las definiciones de los pasadores ya se han comentado ciertas particularidades a tener en cuenta en el montaje y desmontaje. No obstante, en este apartado se explicard el resto de formas de actuar para este tipo deoperaciones. | FA sapones cicinowices) El montaje de los pasadores cilindricos suele realizarse sin dificultad. Cuando se practique el taladrado y escariado, las piozas estarén unidas para evitar descentramientos 0 malos ajustes. En muchas ocasiones ‘enoontraremos mas de un pasador en una misma pieza colocados de manera asimétrica (ig. 64). Con esto ‘nos aseguramos que la pieza solo pueda colocarse en una tinica posicién. fig. 64 Pisza a star Aguoros para Poza a sivar ftacin con tomitos | \ it J Pasacores clraicas Suparcio e oe sypcoin (mana) Aguero paca ‘Wadi contort ‘tipo allen Una vez colocada la pieza se fijaré mediante tomillos (fig.65). Es conveniente usar tomillos de cabeza plana, ‘tien sean allen, hexagonales, ele. Esto es debido a que las fuerzas de apriete inciden de forma perpendicul ‘asegurarido una unin estable. Si se empleasen tornillos de cabeza avellanada, estas fuerzas se repartirian de forma oblicua, generando tensiones laterales indeseadas. fig. 65 Secuencia del montaje de un elemento cuyo posicionamiento se realiza mediante pasadores cilindricos. 9 En el montaje de pasadores cénicos tendremos que estudiar Ia forma de colocacién, ya que se introducirén por el extremo de menor didmetro. Asi mismo las piezas que atraviesan deben colocarse generando una conicidad pertecta (fig. 66). Ines lpasacer Para introducirlos se les aplicaran unos golpes de marillo, teniondo po cdrom precaucién de no golpearios excesivamente una vez ajustados ya que se generan gfandes esfuerzos sobre las piezas que une, pudiendo coeur dafiarlas. Incluso dificultaria enormemente el desmontaje, generando un encenteas perjuicio para la maquina y sus componentes. Cuando se empleen los pasadores cénicos para posicionar e inmovilizar un elemento se procedera de Ia siguiente forma (fig.67): primero se colocara el elemento a situar de forma que sus orificios coincidan con los de la maquina. A continuacién, se introduciran los pasadores cénicos, observanda que fijan el conjunto. Finalmente se colocarén los tornillos, para afianzar la unin. fig. 67 Tos pera ¢inrodice os pasadores tomillas de facia 3° conjunto queda montaco i En cuanto a los pasadores elésticos, son necesarias varias operaciones para su determinacién y montaje. En la secuencia de imagenes que se muestran a continuacién (fig. 68) observamos el procedimiento necesario| | para realizar un correcto trabajo. fig. 68 Empezaremos midiendo el diémetro del agujero donde ird alojado el pasador. A continua veriicaremos que el diémetro del pasador eldstico es superior al del agujero. Lo colocaremos en alojamiento y mediante la ayuda de in martilo y si es necesario un botador, Io introduciremos totalmente. 100 En el montaje de los pasadores eldsticos, al igual que sucede con los demas tipos de pasadores, cuando se ‘empleen para asegurar la posicién relativa de una pieza respecto a la otfa, es de vital importancia realizar el agujero de forma conjunta en las dos piezas una vez que estén colocadas y sujetadas tirmemente. Los pasadores elsticos se introducirén con ligeros golpes de martillo, teniendo en cuenta que el didmetro de! mora] pasador sera superior al orficio. Una vez colocado puede introducirse en su interior un pasador cilindrico u otro eldstico. Desmontaje de pasadores PAS Grin Deco Deberemos empezar determinando el tipo de pasador que nos disponemos a extraer, ya que su propia constitucién implica el método de desmontaje. Habitualmente se necesita un botador, cuyo didmetro serd nfe pasador. Una vez colocado sobre éste, se le propina una serie de golpes para que salga progresivamente (figs. 69). Pat conic Sie trata de pasadores cénicos, en primer lugar se determinaré el didmetro menor del mismo. Es en ese lugar donde debemos incidir para realizar la extraccién (figs. 70 y 70b). fig. 70a fig. 70b Diametro menor del pasador cénico| _ Es muy importante que el impacto realizado sea seco y contundente! S//los golpes son débiles, en vez de la _ tberacién del pasador se produciria un recalque de la cabeza que complicaria considerablemente_la -Pttaccién. En ocasiones es necesaro ulizar una maza de 3 6 4 kg para que este golpe sea lo sufcientemente usco para liberar el pasador. i Se puede dar el caso que los pasadores cénicos no sean accesibles por el lado estrecho. En esta situacién el Montaje se llevaré a cabo por el lado de mayor diémetro. Siompre que suceda esto se tomardn Precauciones a la hora del montaje, empleando pasadores cénicos con espiga roscada 0 rosca interior, los “Uales al actuar sobre la tuerca 0 el tornilio respectivamente hagan de extractores (fig.71). 101 fig. 74 Tuorca, _- Arandela Tornillo Casquillo distanciador MANN Noda! ~ \\ coneepige \ | | roscada S Ss Pasador cénico” \ convoeea ion | NX oy fa) __Botador| ‘acodado| ‘c6nico | Sujetar para evitar rotura de la rueda ‘Si por algiin motivo el pasador se encuentra en una posicién retirada, que no permita el acceso directo, se pueden usar botadores acodados que faciliten la operacién (ig.72). 02 \ \ ion usar Arboles y ejes Introduccion Muchos elementos de méquinas van sustentados por lo que cominmente mas todos conocemos con el nombre de eles (fig. 73). No obstante, oxisten ciertas parliculadades en su forma y funcionamiento que se deben conocer para Sesarrollar un correcta montajo y desmoniaje. En los ejes y los érboles vamos & oncontrar un sinfin-de posiciones y constituciones, es decir, estos flomentos van a poder situarse horizontalmente, verticalmente 0 de forma blicua. De igual manera los habré macizos, huscos, Arboles de levas, tigiefiales, ete. También puede que presenten un gto rapido, lento, alterativo, etc. Fundamento de los elementos de arrastre y sustentacion En primer lugar haremos una distincién entre los érboles y los ejes, asi tendremos: Arboles La misién principal de los érboles es la transmisién de movimiento. Debido a esto presentan formas caracteristicas en su constitucién, es decir, Suelen ir enchavetados, provistos de ranuras estriadas 0 poseer algun sistema que arrastre al elemento que soportan. De esta forma se establece una transmisién de movimiento entre el arb y la pieza que gta soldariament a ellos. Si estudiamos los ‘esfuerzos!a los que estén sometidos, vemos que por su forma de trabajo basicamente soportaran es{uerzos de flexion, debido al peso de las piezas que sustentan, y de torsién, que aparece en la transmisién de movimiento. Enxisten muchos ejempios de este tipo de elementos, ya que a lo que comtinmente llamamos ejes, en definicién se trataria de arboles. Asi los encontraremos en la transmisién principal de los veh/culos, los reductores (fg.74), etc. Files Entendemas los ejes como elementos de sustentacién de piezas, estando sometidos alestuerzoside flexién por 01 peso propio de los elementos montados en él pero sin soportar esfuerzos torsores, es decir, pueden girar 0 estar estacionarios y no transmiten movimiento, solamente sirven de apoyo. Como ejemplo tenemos los que soportan las ruedas tensoras, las parasitas, las intermedias (fig.75), las tuedas de las vagonetas (fig. 76), etc. fig. 76 103 re fig. 74 Planos de un reductor. Arbol de entrada \ Arbol intermedio \ JE : 1 1 ‘ 1 1 1 Da SS k 7 t 1 u fl \ i fo hd! 1 Arbol de Arbol 1 salida intermedio Materiales, formas y dimensiones de los arboles y eles El/material se elegiré en funcién del trabajo que deban desarrollar, pudiendo incluso ser necesario un ‘endurecimiento superficial mediante cementacién. De igual manera los didmetros de estos componentes ‘mecénicos estardn dimensionados| para que soporten los estuerzos a los que van a estar sometidos. NO obstante las medidas suelen redondearse a unos valores concretos, tal y como marca la norma UNE 18018. Debido a esto nos encontraremos didmetros nominales de 25, 30, 35, 40. 45, etc. “A= También seremos conscientes de que, dependiendo de lalfunciénide las distintas superticies de los ejes, estos poseeran unas tolerancias u otras. Lo mismo sucede con los acabados superficiales, ya que no es lo mismo Ia Zona de ajuste de un rodamiento en un eje que una superficie no funcional del mismo. Los extremos de los ejes 0 arboles tienen formas definidas. Pueden ser de constitucién cilindrica 0 cénica. Extremos cilindricos Esta forma es muy habitual en todo tipo de maquinaria. Suelen poseer un resalte cuya misién es servir de to a los elementos montados en él, bien sean poleas, engranajes, rodamientos.... 0 evitar el desplazamiento del de (ig.77). 104 En el cambio de seccién suelen existir unos redondeamientos, con el fin de evitar aristas vivas que interfieran en el correcto montale (fig.78). f ‘Aigunos eles van provistos de una rosca interior, de forma que al introducir un torillo se logra la fjacién del elemento montado (fig. 79). fo. 76 fig. 79 N SS. foment ane or ew Exiremos c6nicos El acoplamiento cénico es un medio de union muy fiable, ya que se puede variar la posicién del cubo sobre el eje aumentando 0 disminuyendo la presién del ajuste (fig.80a y 80b). Vamos a encontrario en la unién de ejes con volantes, poleas, acoplamientos, etc. Suelen poseer una rosca interior 0 exterior en el extremo del eje para realizar la fuerza necesaria en el calado de la pieza (‘ig.81) | Como es sabido, se tendra precaucién en su desmontaje, ya que se realiza de forma puntual y violenta al aplicarle una determinada fuerza. fig. 80b ») fig. 81 Pees neater Fosca oer ajo yfacion | nde f) sist | a : Rosca intr to i ust aén | we exenos oo b 4h } 10s. Dentro de los arboles de transmisién debemos conocer dos vatiantes: se trata de los \ Nervados y los estriados. Arbol nervado Cuando ademas de transmitir movimiento se hace necesario que los elementos montados en el arbol puedan Aesplazarse axialmente, es muy habitual emplear esie tipo de sistemas (fig.82). También son muy utilizados tando ¢| par a trasmitir es muy élevado, incluso se aconsejan cuando se producen cambios bruscos de re {Riteién, vibraciones © golpes. Pese a todas estas aplicaciones, son capaces de trasmitr el movimiento de En eau precisa. efnitva, se trata de un eje cilindrico sobre el que se realiza una serio de acanaladuras. Podriamos decir 1 Seria igual que colocar chavetas de caras paralolas en todo el perimetro del eje, por lo que muchas veces ‘emplean estas formas de drbotes en vez de las chavetas. 105 Evidentemente las ranuras practicadas en el eje se deben corresponder con las del cubo (ig.83). Su forma y las dimensiones de las nervaduras estén normalizadas en la DIN 8461 y siguientes. Dopendiondo de la carga a transmitir nos encontraremos con ejas nervados de serie igera, mediana y pesada, La’ diferencia entre ellas radica en el aumento respectivo de la profundidad de la entalla y su anchura. Dependiendo del diémetro del arbol encontraremos habitualmente entre 6 y 20 nervaduras. En su designacion 0 indicaran los siguientes apartados: 1*- El numero de nervies, 2°- El diémetro interior del mandrinado, 3° EI didmetro exterior de! torneado, 4°- La norma que lo define. fig. 82 fig. 83 Posted esplazamienio lamento tao or "sobre ol arel . + —— ‘roo evade ‘Acontinuacién podemos ver algunas imagenes representativas de estos elementos (figs. 84, 85 y 86) fig.84 Arbol nervado con su fig. 85 Podemos ver una rueda dentada plano de ejecucién. provista de acanaladuras internas y un ‘je estriado donde reposard fa 1ueda. fig. 86 Aqui tenemos el conjunto de rueda yeje ensamblados. La rueda dentada tiene la posibilidad de desplazarse axialmente a la vez que transmite un par de fuerza. =< 108 Arbol estriado Es una vatiante del nervado. Si reducimos el tamafo de las nervaduras, aumentamos su nimero y a. modificamos ligeramente su forma obtendriamos lo que comtinmente so conoce como Arbol entallado (figs. in 87a y 870), aunque, no tiene las mismas aplicaciones que el anterior, ya que suele emplearse como EI acoplamiento fijo, es decir, como mecanismo de transmisién de movimiento sin permitir desplazamientos axiales del eje 0 del elemento introducido en €l Fig. 87a Forma de las estrias. Desmontaje y montaje de los ejes o arboles Es muy habitual realizar el desmontaje de estos elementos, ya que son ellos el soporte de casi todos los 6rganos de las maquinas. Cuando debamos de comprobar o sustituir un rodamiento, cuando un cojinete presente problemas de funcionamiento producidas por el desgaste, cuando se estropee cualquier elemento montado en el eje y en un sinfin de casos mas, nos veremos obligados a realizar el desmontaje del eje 0 arbol. Para proceder al desmontaje, lo primero que tendremos que estudiar meticulosamente es el sentido en el que debe extraerse el je. En primera instancia acudiremos a los planos de la maquina, ya que con ellos podemos Interpretar la secuencia légica de desmontaje y montaje. También veremos si el fabricante aporta alguna recomendacion en el manual. De lo contrario, procederemos a un estudio visual de los subconjuntos a dosarmar. Entre otros nos podremos encontrar con los siguientes casos: = El eje se encuentra apoyado sobre rodamientos 0 cojinetes enterizos y solamente puede extraerse Jateralmente. Este es un caso muy habitual y tendremos que prestar especial atencién hacia qué lado se desmontara. Encontraromos los siguientes casos’ ‘© El eje debe desmontarse hacia la derecha (fig.89a). © Eleje solamente puede salir desplazandolo hacia la izquierda (tig.89b). © El eje puede extraerse indistintamente hacia los dos lados (fig. 89¢). Fig. 89; (a) dibujo situado a la derecha; (b) dibujo central; (c) dibujo situado a la izquierda. VJ esos sarmene r. 107 Puede haber muchas causas que nos obliguen a extraer el eje en un sentido determinado. Algunas de elias ‘son las siguientes: Si estudiamos la constitucién propia de los ejes, nos percataremos que suelen poseer una serie de diametros, normalmente de forma escalonada. Estos seran los que en muchas ocasiones nos dicten la forma de desmontaje, ya que lo légico seria extraer el eje por el lado de mayor diametro. Si se trata de arboles nervados cuyas acanaladuras no cubren toda la longitud del eje, éstas nos obligarén a extraer el 4rbol en un sentido determinado, ya que de lo contrario no se podrian sacar las piezas que van montadas en él. Puede que los ejes presenten ciertos resaltes para absorber cargas axiales, los cuales impidan ol desmontaje en un sentido. - Etc, Cuando el arbol es simétrico en cuanto a sus diémetros, podremos extraerlo indistintamente hacia los dos lados, = El je se encuentra montado sobre unos soportes, de los que puede desmontarse su parte superior. En este caso el eje puede levantarse y extraerse sin mayores dificultades (fig.90) fig 90 @ anit 7 = Eleje esté apoyado sobre unos soportes suspendidos, por lo que su extraccién se realizaré | hacia abajo. En este caso se extremara la precaucién al liberar los soportes, ya que el peso propio del eje y sus componentes puede resultar peligroso, En el montaje de ejes se seguira la secuencia inversa al desmontaje, verificando juegos, posiciones relativas) de elementos, etc. También se han de tener en cuenta todas las disposiciones que marque ol fabricante. | Posicionamiento de los elementos montados en los Existen varios métodos para lograr el posicionamiento y sujecién de las piezas que van introducidas en l08 ejes. A continuacion se detalian los pracedimientos de montaje mas empleados: - Mediante un ajuste de apriete entre el eje y el elemento montado. Cuando se emploa este sistema y ol ajuste es fuerte, el posicionamiento de fos elementos se consid mediante la interferencia producida entre las piezas, incluso se puede lograr el giro solidario de todos 10 cuerpos, Cuando el aluste es ligeramente apretado, es necesario utilizar una chaveta o lengiieta que asegure el di solidario, Para realizar ol desmontaje de los elementos dispuestos de esta forma se hace necesario emplear una prens! (fig.91) 0 un extractor (fig.92). Cuando no exista otra posibilidad deberemos extraer los cuerpos mediante U" maza. 108 Dependiendo de las posibilidades, se extraeré la pieza 0, por el contratio, seré el eje el que se desplace para lograr la separacion. ; La fuerza de extraccion se realizar en las zonas préximas al eje. Para logrario emplearemos titles 0 casquillo de apoyo. fig.91 Vemos la extraccién de una polea desplazando axialmente el eje con la ayuda de a tuna prensa. Se debe de interponer un anillo de Peles = ‘apoyo para que la fuerza de extracoién se eae —* realice en las zonas proximas al eje. Tori y arandia ye "secon a 2 dh, roo 1 fig.92 En esta figura de la derecha podemos Lf ver el desmontaje de una polea con un / — ‘extractor mecanico. ropaccer @ En primer lugar se quita la tuerca y la arandela | execer = que fian la polea. A continuacton, se introduce F a en el fo un util separador, el cual nos servird a bh para ejercer la fuerza de extraccidn en la zona — més préxima del eje. Si solamente utiizamas @! extractor colocéndolo en el borde de la o Polea, tendriamos riesgo de producir la rotura {el elemento que se desmonta. Seguidamente nos auxilamos de un extractor, cual se ajusta convenientemente y mediante ° ®! giro de su husillo logramos una extraccién 1 i Suave y progresiva de la polea. 2 Mediante anillos de seguridad y arandelas de retencién (fig. 93). © cs Estos componentes se ulilizan para limitar el desplazamiento axial las piezas introducidas en los arboles o ejes. También se ‘rplean para ster los ojo respecte a sus soportes, asogurando = C8 >) *U posician, Stestudiamos estos componentes de forma incividual tendremos: 109 Anillos de sequridad Podemos diferenciar dos tipos, dependiendo de su alojamiento, ya que existen anillos de seguridad par: ‘montar en ejes (fig. 94) y para introducir en agujeros (fig. 95). La norma que los define es la DIN 471 y DIN 47: respectivamente fig. 95 Arandela de seguridad para agujeros. fig, 94 Arandela de seguridad para ejes. ms | b sito ! ‘Son capaces de absorber las cargas axiales cuando éstas no son muy elevadas. Si la fuerza a soportar es m grande, normalmente los ejes 0 alojamientos van provistos de resaltes. Para realizar su montaje 0 desmontaje se requieren alicates de puntas, las cuales se introducen en | agujeros que llevan los anillos. Posteriormente se aplica la presién necesaria para su colocacién. Si se trata d tun anillo interior, la fuerza que se debe ejercer con las alicates tiene la funcién de comprimir el anillo y que as pueda entrar en al alojamiento sin dificultad. Por el contrario, los anillos dispuestos en ejes, deberdn abrits ‘empleando Ia herramienta adecuada. De esta forma aumentaremos su diémetro y podremos desplazarlo a | largo del eje (fig. 96) | fig. 96 Para extraer un anillo de seguridad en un eje, se introduciran las puntas de los alicates en sus agujeros y a continuacién se realizaré presién con el fin de aumentar su diémetro y que pueda salir de Ja ranura donde esta alojado y desplazarse axialmente al ej. 1) My || i) | fa £3 l Estos anillos se situaran en unas ranuras efectuadas a tal efecto en los ejes 0 agujeros. El ancho de °s! Fanurado es ligeramente superior al del anillo, con el fin de que puedan encajar con faciidad (figs. 94 y 95) mi Los anillos eldsticos se introduciran por los extremos del eje, no pudiendo hacerlo por la parte intermedia dl Imismo, por lo que tendremos que estudiar las piozas que Van coloeadas en el ej ye orden de ls mismas. 110 Dara 472 Para designar estos elementos procederemos de la siguiente manera: = Deberemos definirlos por el diémetro nominal del eje o del alojamiento donde vayan a ser montados. ~ Seguidamente indicaremos el espesor del anillo. = Concluiremos esta denominacién con la norma que los define. yandelas de retencién Estos elementos son parecidos a los anillos de seguridad, ya que su principal caracteristica es la elasticidad que poseen para fijarse en una ranura (figs. 97 y 98). Se emplean exolusivamente en ejes 0 arboles y tienen (gran aplicacion en las méquinas, ya que su montaje y desmontaje resulta sencill. fig. 97 Arandela de retencién. fig. 98 Aplicacién de una arandela de retenci “Arandela de retencién | ecco ve ALAA, eae, Mf | IN Golele No es necesario introducirlas por los extremos del eje, sino que se posicionan en el lugar donde van alojadas y se ejerce presion sobre ellas. Su desmontaje se efecttia con un destornillador que se introduce en una de sus Tanuras y a continuacién se gira (fig. 99). La fuerza realizada en ese movimiento es suficiente para soltar la arandela. fig. 99 Extraccién de una arandela de retencién. Primeramente se introduce el destornillador para que al girarlo expulse la arandela de su ranura y, por lo tanto, del eje. La norma que la define es la DIN 6799, Este elemento se define por ol diémetro de la ranura donde va alojado, ‘Son apropiados para emplearse en cajas, ejes, salientes, etc. Puede darse el caso de encontrar arandelas de retencién que no necesitan ranura en el eje, sino que su ajuste se hace por presion (figs 100 y 101). Este método de construccién garanliza una buena retencién en un eje 0 en una varila; sus aplicaciones normales son la retenida de volantes, engranajes, acoplamientos, otc. sobre ejes. fig. 100 Arandela de rotencién sin fig. 101 Aplicacién de la arandela de ratencién. ranura. “randela de retencién I Fie j- Mediante anillos 0 coltari in. 2 inte eniios 2 coferinee de rence fig. 104 Collarines de retencién elasticos Como su nombre indica, se trata unos anillos que se yen dos mitades. introducen en el eje y se fijan a él, bien por un tornillo prsionero (igs. 102 y 103), un pasador © mediante la Giominscln de diamatro obtenida gracias a una ranura (tg 104) Tambien podemos encontrar colanes en dos mitades (fig. 104), que permitiran el montaje y y 1 a desmontaje por cualquier zona del eje, sin necesidad de acceder desde un lateral a) Habitualmente se emplean en pequenos diametros y con ellos se consigue situar las piezas. fig. 103. Aplicacién del collarin fig, 102 Collarin de retencién de retencién. por prisionero. TR En el desmontaje de los ejes, estas sujeciones y bloqueos que estamos estudiando serén los primer elementos en liberarse para posteriormente realizar la extraccién de los demés elementos y, finalmente: propio eje, ry do. 4- Mediante manguitos o casquillos cénicos de fljacién La constitucion de los manguitos cénicos es similar a los empleados en los rodamientos de asiento cénico. Se pueden encontrar con manguito de fiacién o manguito de desmontaje y consiguen bloquear un cuerpo sobre tn eje sin necesidad de chaveta. Tienen la ventaja de que el eje no necesita ir enchavetado, tampoco necesita mucha precision en su acabado y el conjunto montado genera un centrado de calidad (fig. 105). uste ones. fig. 105 Montaje de elementos sobre manguito de fjacién y de desmontaje, Eemonto Arana do NY randola do aboveer veencon eremonto LX SOQ) “retoneisn 7 a boquear ee ee Manguito S Manguito de fijacion de desmontaje Tuersa para far] eS ~ Tuerca el conjunto : MS Otro tipo de casquillos conicos son los que se muestran en la figura 106. Se montan sobre ejes, a los que se IDC a ql Ql Por su parte exterior permiten la fijacion de poleas y ruedas de engranaje de casquillos cénicos. Van provistos de unos tomillos que roscan parcialmente en el casquillo y en elemento que sustentan de forma que formalizan dicha unién y todo gira solidariamente. fig. 106 Casquillos de fijacién cénicos. 113 — Filacién de los elementos sobre los eles, Todos los elementos que van calados en los ejes o introducidos en los agujeros van a tener limitados ciertos movimientos. Puede darse el caso que el desplazamiento axial sea posible, aunque deben transmitir ‘continuamente el movimiento. Para ello emplearemos un sistema de chaveta o de eje estriado (fig. 107). Cuando el movimiento lateral también deba de estar limitado, emplearemos un ajuste con un apriete elevado, soldadura, tomillos prisioneros, pasadores, anillos de retencién, manguitos, etc. (fig. 108.) Habitualmente ‘encontraremos varios sistemas combinados, por lo que cuando procedamos al desmontaje deberemos estudiar ‘qué movimientos estén limitados y qué elementos logran esos anclajes.