Está en la página 1de 108

MARCO TEORICO II

2.2 DESARROLLO DEL MARCO TEORICO


2.2.1 MECÁNICA DE SUELOS

La mecánica de suelos es la ciencia aplicada de la física que estudia la


composición y comportamiento mecánico del suelo en las capas superficiales
de la corteza terrestre.

Su objetivo principal es el estudio de una serie de método orientados al


conocimiento de los suelos, que están presentes en todos los tipos de terreno,
sobre los cuales se realizaran o construirán diferentes obras de ingeniería Civil

Una de las principales características que el suelo presenta y además aquella


con la cual se realiza el diseño de las edificaciones es la capacidad portante
ofrecida por el suelo.

2.2.1.1 Capacidad portante del suelo

La capacidad portante del suelo, es aquella propiedad ofrecida por el terreno


para soportar cargas actuantes sobre él. Esta característica del suelo es
aquella con la cual se realiza el diseño de las cimentaciones de una edificación,
según las cargas solicitantes que sobre este actúen.

Uno de los métodos para la obtención de la capacidad portante es el ensayo de


penetración estándar (Standard Penetration Test).
Los ensayos de penetración dinámica fueron realizados por el método
Standard Penetration Test S.P.T. en conformidad con la Norma ASTM D -
1586. (AASHTO T-206 -70).

Este ensayo determina el índice de resistencia a la penetración dinámica (N)


que ofrece el suelo, al ser hincado por un penetrómetro a percusión mediante
un martinete de 63.50 Kg. bajo una caída libre de 76 cm. a través de un tubo
guiador.
FUENTE: corporación geotécnica.com
Este índice conjuntamente con el tipo de suelo obtenido en laboratorio, permite
a través de ábacos y fórmulas dadas por las normas mencionadas
anteriormente, determinar la capacidad de soporte admisible de los suelos
ensayados a la profundidad deseada.

Este ensayo cuenta con un equipo de perforación y exploración geotécnica, de


golpeo y medición de la resistencia ofrecida por el suelo a cargas dinámicas, y
de toma de muestras alteradas del suelo.

Taladros helicoidales, taladro viscacha, muestreadores bipartidos, y un equipo


manual de perforación y para la determinación de ensayos de penetración
El ensayo consta de dos fases:
 Exploración geotécnica y perforación.
 Extracción de muestras.

El procedimiento del ensayo consiste en realizar un sondeo de 55 cm mediante


el uso de un sistema rotatorio con el taladro viscacha.
A partir de esto, se coloca el muestreador bipartido (Cuchara de Terzaghi) en el
sondeo realizado y con el equipo de perforación a través de un sistema de
golpeo en caída libre de una pesa o martillo de 63.50 Kg a 76 cm de altura se
va hincando en el sondeo, al tiempo de determinar el índice de resistencia a la
penetración dinámica (N), por conteo del número de golpes con el cual el
muestreador es hincado cada 15 cm del mismo. Luego de esto se procede a
retirar el muestreador del sondeo y separar las piezas de este para obtener la
muestra contenida en su interior. Este procedimiento se repite para cada metro
hasta llegar a la profundidad deseada o proyectada. (QUISBERT BURGOA,
2010)
Una vez que se conocen todos estos parámetros se procede a la corrección del
índice de penetración dinámica (N) a través de la fórmula:
1
𝑵𝒄 = 15 + ∗ (𝑁 − 15)
2
FUENTE: Espinoza Guillen N. Rene, Fundaciones

Donde:
Nc= Índice de penetración dinámica corregido
N= Índice de penetración dinámica obtenido en campo
Cuando se ha corregido el índice de penetración dinámica, se ingresa a los
ábacos de obtención de la tensión admisible del suelo o capacidad portante
(Kg/cm2). Estos ábacos fueron dados por instituto de investigación del suelo de
Alemania (Soil engineering institute):

FIGURA 2. 1.: Ábacos de obtención de la capacidad admisible de los suelos

FUENTE: Pérez Chavarría Efraín; Mecánica de suelos, Ingetec


2.2.1.2 Contenido de Humedad

El contenido de humedad o más propiamente la humedad de la muestra de un


suelo es la relación entre el peso de agua contenido en la muestra y el peso de
la muestra después de ser secada en el horno. Este es sin duda el ensayo que
se efectúa más a menudo en los laboratorios de suelos.
El contenido de humedad se calcula usando la ecuación:

𝑾𝟐 − 𝑾𝟏
𝑾= ∗ 𝟏𝟎𝟎
𝑾𝟐 − 𝑾𝒄
FUENTE: Vargas Sejas Juan Cox, Manual de ensayos de laboratorio, Universidad
Mayor de San Simon.

Dónde:
W= Contenido de humedad en porcentaje
W1= Masa del contenedor y la muestra de suelo húmeda en gramos
W2= Masa del contenedor y la muestra de suelo seca en gramos
Wc= Masa del contenedor en gramos

2.2.1.3 Análisis Granulométrico

Denominado también como granulometría, consiste en la separación de un


suelo en fracciones menores de acuerdo al tamaño de sus partículas
constitutivas.

Para su realización se utiliza una serie de tamices con diferentes diámetros que
son ensamblados en una columna. En la parte superior, donde se encuentra el
tamiz de mayor diámetro, se agrega el material original (suelo o sedimento
mezclado) y la columna de tamices se somete a vibración y movimientos
rotatorios intensos en una máquina especial. Luego de algunos minutos, se
retiran los tamices y se desensamblan, tomando por separado los pesos de
material retenido en cada uno de ellos y que, en su suma, deben corresponder
al peso total del material que inicialmente se colocó en la columna de tamices.
Estas diferentes fracciones en peso obtenidas, son expresadas en porcentajes,
ya sea como porcentaje retenido o como porcentaje pasante, para cada uno de
los tamices. Luego son graficadas en un sistema de coordenadas, donde en el
eje y se expresan los porcentajes en orden creciente y n el eje x los diferentes
tamaños de tamices, que están fabricados e identificados por el tamaño de la
abertura de malla, para luego obtenerse la curva granulométrica, que
caracteriza a cada suelo.

FIGURA 2.2: Granulometría

FUENTE: Wikipedia

Clasificación de suelos basados en criterios granulométricos

Los límites de tamaño de las partículas que constituyen un suelo, ofrecen un


criterio obvio para una clasificación descriptiva del mismo. Tal criterio fue usado
en Mecánica de Suelos desde un principio e incluso ante de la etapa moderna
de esta ciencia.
Algunas clasificaciones granulométricas de los suelos según su tamaño, son
las siguientes:
TABLA 2.1: Clasificaciones granulométricas de los suelos según su tamaño
MATERIAL CARACTERISTICA TAMAÑO [mm]
Piedra --- Mayor de 70 mm.
Grava Gruesa 30 a 70 mm.
Media 5 a 30 mm.
Fina 2 a 5 mm.
Arena Gruesa 1a2
Media 0.2 a 1
Fina 0.1 a 0.2
Polvo Grueso 0.05 a 0.1
Fino 0.02 a 0.05
Limo Grueso 0.006 a 0.02
Fino 0.002 a 0.006
Arcilla Gruesa 0.0006 a 0.002
Fina 0.0002 a 0.0006
Ultra arcilla --- 0.00002 a 0.00002
Fuente: ACUÑA S, Mecánica de Suelos, pag. 85

Todos los tamices de tipo U.S pueden conseguirse en un diámetro de 20 cm. la


mayoría en 30.5 cm.

Los tamices son hechos de malla de alambre forjado con aberturas


rectangulares que varían en tamaños desde 101.6 mm. (4”) en la serie más
gruesa hasta el No 400 (0.038 mm.) en la serie correspondiente al suelo fino.
TABLA 2. 2: Tamices y su tamaño
TAMICES TAMAÑO DE MALLA (mm.)

2'' 50.80
1½'' 38.10
1'' 25.40
¾'' 19.05
½'' 12.70
⅜'' 9.52
Nº 4 4.75
Nº 8 2.36
Nº 10 2.00
Nº 16 1.18
Nº 30 0.60
Nº 40 0.425
Nº 50 0.30
Nº 100 0.15
Nº 200 0.08
Fuente: Elaboración Propia
2.2.1.4 Angulo de Fricción

También denominado como ángulo de rozamiento interno, es una propiedad de


los materiales granulares. Es el Ángulo formado por la tangente a la curva de
resistencia intrínseca de un terreno, trazada por el punto de presión normal
nula. Donde los materiales granulares sin presencia de movimiento o de una
fuerza externa, mantienen en reposo las partículas que los conforman.

2.2.1.5 Límite de Consistencia

Los límites de Atterberg o límites de consistencia se basan en el concepto de


que los suelos finos, presentes en la naturaleza, pueden encontrarse en
diferentes estados, dependiendo del contenido de agua. Así un suelo se puede
encontrar en un estado sólido, semisólido, plástico, semilíquido y líquido.
La determinación de estos límites es un proceso algo arbitrario, y tiene la
ventaja de proporcionar una idea general respecto de las características físicas
de un suelo.

Estos límites de consistencia sugeridos por el Dr. A Atterberg se denominan


también límites de Atterberg y son los siguientes:
Límite Líquido (Ll): Es el límite entre los estados líquido y plástico de un
suelo.
Límite Plástico (Lp): Es el límite entre los estados plástico y semisólido.
Límite de Contracción (Lc): Es el límite entre los estados semisólido y sólido.

Límite Líquido: Es el contenido de humedad que corresponde al límite arbitrario


entre los estados de consistencia líquido y plástico de un suelo.La
determinación de éste límite se realiza a través de la Norma en una escudilla
denominada aparato de Casagrande, por ser el Dr. Arturo Casagrande, quién
generalizo el uso de éste método.

FUENTE:www.uaz.edu.mx

Los gráficos siguientes ilustran el aparato de Casagrande.

Indice de Plasticidad: Es un valor numérico que expresa la diferencia entre el


límite líquido y el límite plástico. Es decir que:

𝐼𝑃 = 𝐿𝐿 − 𝐿𝑃

FUENTE: Vargas Sejas Juan, Manual de ensayos de laboratorio, Universidad


Mayor de San Simón.
Un valor numérico elevado de IP indica una plasticidad alta (caso de arcillas
plásticas y expansivas), un valor bajo a cero indica un material no plástico NP.

2.2.1.6 Clasificación de Suelos


2.2.1.6.1 AASHTO

La Norma AASHTO es una organización que agrupa a todos los departamentos


de carreteras de los Estados Unidos de Norteamérica, clasifica los suelos en
los dos grandes grupos Universales y establece Subgrupos.

TABLA 2. 3: Clasificación AASHTO

Clasificación Materiales granulares. (35% como máximo de la Materiales de arcilla-limo (más de


General que pasa el tamiz Nº 200) 35% del total de la muestra que pasa
el tamiz Nº 200)

A-1 A-2 A-7


Clasificación
A-3 A-4 A-5 A-6
por grupos
A-1-a A-1-b A-7-5 A-7-
A-2-4 A-2-5 A-2-6 A-2-7 6
50
Nº 10 máx. --- --- --- --- --- --- --- --- --- ---
30 51
Nº 40 máx. 50 máx. máx. --- --- --- --- --- --- --- ---
15 10
Nº 200 máx. 10 máx. máx. 35 máx. 36 máx.
40 41 41
Límite liquido --- --- --- máx. min. 40 máx. min. 40 máx. 41 min. 40 máx. 41 min.
índice de 10 10 11
plasticidad 6 máx. NP máx. máx. 11 min. min. 10 máx. 10 máx. 11 min. 11 min.
índice del Canto, grava, Arena
grupo Area Fina Grava y arena limo arcillosas Suelos limosos Suelos Arcillosos

FUENTE: ACUÑA S, Mecánica de Suelos, pag. 54

La evaluación de éstos materiales, se realiza por medio del índice de grupo


(IG) que determina en cierto modo la calidad del suelo.
El índice de grupo es un número calculado mediante la siguiente expresión
Matemática:

𝑰𝑮 = (𝐹 − 35) ∗ 0.2 + 0.005(𝐿𝐿 − 40) + 0.01)𝐹 − 15 ∗ (𝐼𝑃 − 10))

FUENTE: Caballero Hoyos Fernando, MECANICA DE SUELOS I.


Dónde:
F= es el porcentaje de material que pasa el tamiz 200 en el tamizado
Ll e IP= son los límites de consistencia o de Atterberg (límite líquido e índice de
plasticidad), respectivamente.

2.2.1.6.2 ASTM - SUCS

Esta clasificación de suelos es una revisión y adaptación actualmente utilizada


por el cuerpo de Ingenieros del ejército Norteamericano, del trabajo realizado
por el profesor Arturo Casagrande y se la designa como Sistema Unificado de
Clasificación de Suelos (Unified Soil Classification System).

En conformidad con el Sistema Universal se divide a los suelos en dos grandes


grupos: Granulares y Finos, diferenciación realizada mediante análisis
granulométrico por tamizado, sobre la base del Tamiz 200 (o su equivalente
malla = 0.075 mm)
A su vez cada tipo de suelo es dividido en grupos representados por un
símbolo formado por dos letras mayúsculas correspondientes a las iniciales de
nombres ingleses más típicos del grupo tomando como referencia de
nomenclatura las siguientes palabras:

 Grava = Gravel = G - Bien =Well= W


 Arena = Sand = S - Pobre=Poorly= P
 Limo = Mud = M - Bajo=Low= L
 Arcilla = Clay = C - Alto=Height=H

Suelos Granulares.- Son aquellos suelos cuya fracción fina es igual o menor
50% al ser tamizados o cribados mediante tamiz 200, se diferencian en gravas
y arenas constituyendo los siguientes grupos:
GM= Grava limosa GW= Grava bien graduada
GC= Grava arcillosa GP= Grava mal o pobremente graduada
SM= Arena limosa SW= Arena bien graduada
SC= Arena arcillosa SP= Arena mal o pobremente graduada
La diferenciación entre una grava y una arena, se realiza a través del tamiz
número 4 es decir que. Será una grava, cuando más de la mitad de la fracción
gruesa es retenida en el tamiz 4 y consecuentemente será una arena, cuando
menos de la mitad de la fracción gruesa es retenida en el tamiz 4.

Suelos finos.- Son aquellos suelos cuya fracción fina es mayor al 50% al ser
tamizados o cribados mediante tamiz 200, se diferencian en limos y arenas
tomando en consideración los Límites de consistencia, los cuales una vez
determinados en el laboratorio especializado de mecánica de suelos pueden
ser fácilmente identificados mediante una tabla conocida como tabla de
plasticidad, donde en ordenadas se tabulan los valores del índice plástico y en
abscisas los valores del límite líquido.

Constituyen los siguientes grupos:


 Grupos CL y CH.- Grupo determinado como arcillas inorgánicas. El grupo
Cl pertenece a la zona sobre la línea A definida por límite líquido menor a
50 é índice plástico mayor a 6 %

 El grupo CH.- Corresponde a los materiales sobre la línea A con limites


líquidos elevados, en casos llegan hasta un 500 % en general se
determinan como arcillas inorgánicas altamente plásticas.

 Grupos ML y MH.- El grupo ML comprende la línea A definida por Límite


líquido menor a 5 y la porción sobre la línea A con índice plástico menor a 6
%en general se los determina como limos inorgánicos o arenas muy finas
de plasticidad baja a nula.

El grupo MH corresponde a la zona definida con límite líquido mayor a 50 %, en


general son determinados como limos inorgánicos de plasticidad elevada.

 Grupo ML y MH.- Las zonas correspondientes a estos dos grupos son las
mismas que los correspondientes a los grupos ML y MH , si bien los éstos
materiales orgánicos están siempre en lugares próximos a la línea A , una
pequeña adición de materia orgánica coloidal, hace que se incremente el
límite líquido de una arcilla inorgánica, sin apreciable cambio de su índice
plástico, esto hace que el suelo se desplace hacia la derecha en la carta de
plasticidad, pasando a ocupar una posición más alejada de la línea A.
(QUISBERT BURGOA, 2010)

FIGURA 2.3: Clasificación SUCS-ASTM y carta de plasticidad

FUENTE: Norma ASTM. D2487


2.2.2 MATERIALES DE CONSTRUCCION
Un material de construcción es una materia prima o con más frecuencia un
producto manufacturado, empleado en la construcción de edificios u obras de
ingeniería civil.

2.2.2.1 Acero.-
Acero es la denominación que comúnmente se le da, en ingeniería metalúrgica,
a una aleación de hierro con una cantidad de carbono variable entre el 0,03% y
el 1,76% en peso de su composición, dependiendo del grado. Si la aleación
posee una concentración de carbono mayor al 2,0% se producen fundiciones
que, en oposición al acero, son mucho más frágiles y no es posible forjarlas
sino que deben ser moldeadas.

El acero conserva las características metálicas del hierro en estado puro, pero
la adición de carbono y de otros elementos tanto metálicos como no metálicos
mejora sus propiedades físico-químicas.

2.2.2.1.1 Propiedades del acero

Debido a que el acero se obtiene mediante procesos industriales, el material


se considera como homogéneo y de calidad controlada, es por eso que,
además de simplificar los cálculos, se utilizan valores promedios para las
propiedades.

Tensión deformación
Unas de las propiedades del acero que son de interés para el ingeniero civil
es el límite de fluencia (Fy ó fy), resistencia a la tracción o resistencia ultima
(Fu) y la resistencia a la rotura (Fr).

2.2.2.2 Hormigon

El Hormigón es una mezcla constituida por conglomerante, agregados finos y


gruesos y agua.

2.2.2.2.1 Componenetes del hormigón

Son conglomerantes hidráulicos, o sea materiales artificiales de naturaleza


inorgánica y mineral, que finalmente molidos y convenientemente amasados
con agua forman pastas que fraguan y endurecen tanto el aire como bajo agua,
a causa de las reacciones de hidrolisis e hidratación de sus constituyentes
,dando lugar a productos hidratados, mecánicamente resistentes y estables ,
tanto al aire como bajo el agua.

Los tipos de cementos descritos en la Norma Boliviana son: el cemento


Portland y el cemento puzolánico. Dentro del cemento Portland se pueden
distinguir el cemento Portland(I), el cemento Portland con puzolana(IP) y el
cemento Portland con filler calizo(IF).
 Árido
Los agregados o áridos constituyen el material llenante; están compuestos
por el agregado fino o arena, cuyo diámetro es inferior a 5mm, y el agregado
grueso o grava cuyo diámetro es superior a los 5mm.
Los requisitos de los áridos utilizados en la fabricación de hormigones de
cemento portland está especificado en la Norma Boliviana N.B. 596-61.
 Agua
El agua es el elemento por medio del cual el cemento desarrolla sus
propiedades aglutinantes, ya que en presencia de ella experimenta reacciones
químicas dándole características de fraguar y endurecer.
 Aditivos
Se llaman aditivos aquellos productos que se incorporan al hormigón fresco
con objeto de mejorar alguna de sus características. Por su creciente
importancia, han sido denominados el cuarto componente del hormigón.

2.2.2.2.2 Pesos especifico del hormigón endurecido

El peso específico del hormigón endurecido depende de muchos factores


principalmente de la naturaleza de los áridos, de su granulometría y el método
de compactación empleado. De todas Formas, las variaciones de peso
específico del hormigón son pequeñas, pudiendo tomarse en los cálculos el
valor 2.3 t/m3 para hormigones en masa y 2.5 t/m3 para los armados.

2.2.2.2.3 Características mecánicas del hormigón

a) Resistencia característica del hormigón

La resistencia a la compresión simple es la característica mecánica más


importante de un hormigón.
Para definir un cierto hormigón por su resistencia se ha adoptado
modernamente el concepto de resistencia característica fck del hormigón la
cual se define como aquel valor en que existe una probabilidad de 0.95 de que
se presenten valores individuales de resistencia de probetas más altos que fck.

b) Resistencia del hormigón a tracción


Jiménez Montoya, admite que la resistencia a tracción axial está ligada a las
resistencia característica del hormigón a o compresión fck, mediante las
relaciones
𝟑 𝟑
𝒇𝒄𝒕𝒎 = 𝟎. 𝟔𝟓 ∗ √𝒇𝒄𝒌𝟐 𝒇𝒄𝒕𝒌 = 𝟎. 𝟒𝟓 ∗ √𝒇𝒄𝒌𝟐

Ambas ecuaciones se expresan en kilogramo sobre centímetro al cuadrado.

c) Diagrama tensión-deformación característica del hormigón


El diagrama característico tensión- deformación del hormigón depende de
numerosas variaciones: edad del hormigón, duración de la carga, forma y tipo
de la sección, naturaleza de la solicitación, tipo de árido, estado de humedad,
etc.
FIGURA: Tensión deformación del hormigón

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE , Hormigón Armado, Pag 262


d) Modulo de deformación del hormigón
Según Montoya los valores medios del módulo de deformación para cargas
instantáneas o rápidamente variables pueden calcularse mediante la siguiente
expresión
𝑬𝒄𝒎 = 𝟒𝟒𝟎𝟎𝟎 𝟑√𝒇𝒄𝒌 + 𝟖𝟎

2.2.3 ANALISIS DE LAS ESTRUCTURAS

2.2.3.1 Tipos de estructuras

Prácticamente todas las estructuras son tridimensionales, aunque algunas son


idealizadas como planas por una finalidad de simplicidad en su cálculo.
Sin embargo podemos citar tres grandes clasificaciones de las estructuras:
Por su forma y metodología de cálculo.
Por la resistencia ofrecida a las distintas cargas solicitantes
Por su capacidad de sostenimiento
2.2.3.1.1 Por su forma y metodología de cálculo

 Vigas.- Estructuras lineales donde pueden actuar cargas axiales y/o


perpendiculares a su eje.
 Pórticos.- Estructuras bidimensionales o tridimensionales, compuestas por
elementos de soporte, verticales, horizontales o diagonales.
 Reticulados.- Estructura formada por elementos rectos que trabajan a
tensión o compresión.
 Arcos.- Estructuras lineales de forma curvada (circunferencia, parábola,
elipse)
 Estructuras especiales.- Son las placas, estructuras plegadas, bóvedas,
cascarones, silos, chimeneas, cables tirantes, etc.

2.2.3.1.2 Por la resistencia ofrecida a las distintas cargas solicitantes



Estructuras flexibles.- Son aquellas estructuras en las que los movimientos
de sólido rígido, y los movimientos debidos a la flexión de la propia estructura,
se producen en porcentajes similares. Capaces de resistir cargas verticales.
Entran en esta clasificación las vigas continuas, los pórticos coplanares y
espaciales.

Estructuras rígidas.- Estructuras con alta capacidad de resistencia a cargas


horizontales y baja deformación ante altos esfuerzos, como ser muros
estructurales (Muros de cortante), vigas de transferencia y diagonales.

Estructuras Dual.- Estructuras de estado medio y combinación de las dos


anteriores, que ofrecen resistencia a cargas horizontales y verticales. Para
lograr obtener este tipo de estructuras, se debe realizar una disposición
equitativa de los elementos que la conforman, horizontales y verticales.

2.2.3.1.3 Por su capacidad de sostenimiento


Hipostáticas.- Estructuras que no cumplen las condiciones de estática, por lo
que son incapaces de sostenerse a sí mismas.
Isostáticas.- Estructuras que realizan el cumplimiento básico de las
condiciones de estática, poseen el número mínimo de apoyos permitido para
encontrar equilibrio.

Hiperestáticas.- Estructuras que no pueden ser analizadas únicamente con
las condiciones de equilibrio estático, se requiere condiciones de deformación.

2.2.3.2 Esquematización de la estructura

La esquematización de la estructura se realizara generalmente en función a los


planos arquitectónicos, el cual consiste en armar la estructura, para hacer una
adecuada distribución, se recomiendan las siguientes sugerencias:

Preservar la arquitectura del edificio y procurar no dejar elementos


estructurales a la vista o que estos reduzcan la estética del ambiente, por
ejemplo columnas en medio de ambientes o vigas robustas.
La separación de columnas debe ser mínimo de 3 metros hasta máximo de
6 metros de luz.
Las columnas deben empezar en la fundación y llegar hasta la cubierta.
Evitar que las columnas se ubiquen en medio de puertas y ventanas.
Los elementos estructurales deben mantener secciones adecuadas de tal
forma que sean fáciles de construir.
Procurar que el ancho de las vigas coincidan con el ancho mínimo de las
columnas, para la facilidad del proceso constructivo, encofrado y estética.
En lo posible, se debe agrupar las secciones de vigas y columnas para
facilitar el manejo de la información y el uso del encofrado.

2.2.3.3 Pre dimensionamiento

El pre dimensionamiento de las secciones de los elementos de HºAº, se puede


realizar mediante las siguientes recomendaciones, puede prescindirse del
calculo de flechas si el canto útil es mayor o igual a los siguientes mínimos.
(Jiménez Montoya, 1991, p.449).
a) Losas o vigas en voladizo.

𝐿
ℎ=
10

b) Vigas de sección rectangular o en T

𝐿
ℎ=
12

c) Forjados de luz igual o superior a 5 metros, que soportan tabiques en el


sentido de la luz, susceptibles de fisurarse.

𝐿 ∗ 𝑒2
ℎ=
150
Siendo la luz del elemento y , la distancia entre puntos de momento nulo (se
entra con en metros y se obtiene el canto mínimo en metros).

d) En el caso de columnas, con el objeto de facilitar la colocación y


compactación del hormigón, la menor dimensión de los soportes debe ser
20 cm si se trata de secciones rectangulares y 25 cm si la sección es
circular (Jiménez Montoya, 1991, p.364)

2.2.3.4 Idealización de las estructuras

Además de transformar las estructuras reales tridimensionales en estructuras


planas, la idealización es una simplificación con fin de análisis de una
determinada estructura.
Para el análisis, los elementos estructurales se clasifican en unidimensionales,
cuando una de sus dimensiones es mucho mayor que las restantes,
bidimensionales, cuando una de sus dimensiones es pequeña comparada con
las otras dos, y tridimensionales cuando ninguna de sus dimensiones resulta
sensiblemente mayor que las otras.
Se consideran elementos unidimensionales los soportes, vigas y arcos,
siempre que su longitud sea mayor que al doble del valor del canto total. Se
consideran elementos bidimensionales las placas, lajas y láminas
Para calcular con relativa sencillez las fuerzas en una estructura, se realiza un
esquema con una serie de líneas que representen los ejes centrales de cada
elemento de la estructura.

2.2.3.5 Consideraciones de cargas

Una carga o acción es un conjunto de fuerzas concentradas y repartidas,


debidas a una misma causa y que aplicadas a una estructura o elemento
estructural son capaces de producir en ella estados tensionales.

La normativa española, EHE-98, determina que las acciones a considerar en el


proyecto de una estructura o elemento estructural se pueden clasificar según
los criterios siguientes:
Clasificación por su naturaleza.
Clasificación por su variación en el tiempo.
Clasificación por su variación en el espacio.

2.2.3.5.1 Clasificación de las acciones por su naturaleza

 Acciones directas.- Son aquellas que se aplican directamente sobre la


estructura. En este grupo se incluyen el peso propio de la estructura, las
restantes cargas permanentes, las sobrecargas de uso, etc.
 Acciones indirectas.- Son aquellas deformaciones o aceleraciones
impuestas capaces de dar lugar, de un modo indirecto, a fuerzas. En este
grupo se incluyen los efectos debidos a la temperatura, asientos de la
cimentación, acciones reológicas, acciones sísmicas, etc.
2.2.3.5.2 Clasificación de las acciones por su variación en el tiempo

 Acciones Permanentes (G). Son aquellas que actúan en todo momento y
son constantes en magnitud y posición. Dentro de este grupo se engloban el
peso propio de la estructura, de los elementos embebidos, accesorios y del
equipamiento fijo.
 Acciones Permanentes de Valor no Constante (G*). Son aquellas que
actúan en todo momento pero cuya magnitud no es constante. Dentro de este
grupo se incluyen aquellas acciones cuya variación es función del tiempo
transcurrido y se producen en un único sentido tendiendo a un valor límite,
tales como las acciones reológicas, etc.
 Acciones Variables (Q). Son aquellas que pueden actuar o no sobre la
estructura. Dentro de este grupo se incluyen sobrecargas de uso, acciones
climáticas, acciones debidas al proceso constructivo, etc.
 Acciones Accidentales (A). Son aquellas cuya posibilidad de actuación
es pequeña pero de gran importancia.

En este grupo se incluyen las acciones debidas a impactos, explosiones, etc.


Los efectos sísmicos pueden considerarse de este tipo.

2.2.3.5.3 Clasificación de las acciones por su variación en el espacio

 Acciones fijas. Son aquellas que se aplican siempre en la misma


posición.
Dentro de este grupo se incluyen básicamente las acciones debidas al peso
propio de los elementos estructurales y funcionales.
 Acciones libres. Son aquellas cuya posición puede ser variable en la
estructura. Dentro de este grupo se incluyen fundamentalmente las
sobrecargas de uso.

2.2.3.5.4 Hipótesis de cargas


Las distintas comprobaciones que se realizan en los cálculos se deben efectuar
para la hipótesis de carga mas desfavorable, es decir, para aquella
combinación de acciones tales que, siendo compatible su actuación
simultanea, produzcan los efectos mas adversos en relación con cada uno de
los estados limites.

2.2.3.5.4.1 Acciones Permanentes


Es la producida por el peso de los elementos de los objetos que puedan actuar
por razón de uso (Jiménez Montoya, 1991). Entre estas cargas tenemos:

CONCARGA.- Es la carga cuya magnitud y posición es constante a lo largo del


tiempo, salve el caso de reforma del edificio se descompone en:

a) Peso Propio.- Es la carga debida al peso propio del elemento resistente.


Constituye parte de la concarga.
Determinación del Peso Propio.- El peso propio de un elemento resistente,
cuyas dimensiones van a utilizarse en el cálculo, se estimará inicialmente
pudiendo para ello utilizarse tablas o fórmulas empíricas o datos de estructuras
construidas con características semejantes. Con las dimensiones calculadas se
determinará el peso propio real del elemento y se ratificarán, si son precisos los
cálculos basados en la estimación.

b) Carga muerta.- Es la carga debido a todos los pesos de todos los


elementos constructivos, instalaciones fijas, etc. que soporta el elemento.
Constituye parte de la concarga.
Determinación de la carga permanente.- En el proyecto de cada elemento
resistente se considerarán las cargas debidas a los pesos de todos los
elementos constructivos que gravitan permanentemente sobre él: muros, pisos,
pavimentos, guarnecidos, tabiques, etc.
El peso de los elementos constructivos se calcula como se indica:
La determinación del peso de un cuerpo homogéneo se hará en general,
multiplicando su volumen por su peso específico aparente.
El volumen se calculará geométricamente en función de sus dimensiones.
El peso específico aparente se determinará experimentalmente en los
casos en que sea preciso. Para materiales de construcción pueden tomarse
los valores consignados en la tabla.
2.2.3.5.4.2 Acciones Variables
Estas acciones se identifican con la sobrecarga, que es el peso de todos los
objetos que pueden gravitar sobre un elemento resistente por razones de uso.

Sobrecargas de Uso
Sobrecarga de uso en un elemento resistente es el peso de todos los objetos
que pueden gravitar sobre el por razón de uso: personas, muebles.
Instalaciones amovibles, materias almacenadas, vehículos, etc.
Sobrecargas uniforme en pisos.- Sobre un piso la posición de los objetos
cuyo peso contribuye a la sobrecarga de uso es variable e indeterminada en
general. Por esta razón se sustituye su peso por una sobrecarga superficial
uniforme.
Para cada parte del edificio se elegirá un valor de sobrecarga de uso
adecuado al destino que vaya a tener, sin que el valor elegido sea menor
que el correspondiente a este uso:

No se considerarán nunca incluidos en la sobrecarga de uso los pesos del


pavimento del piso y del revestido del techo o de cualquier otro elemento
que represente una carga permanente, como peldaño de escaleras que se
computarán expresamente en la carga permanente.

Sobrecarga de tabiquería.- su peso se calculará asimilándolo a una


sobrecarga superficial uniforme, que se adicionará a la sobrecarga de uso,
siempre que se trate de tabiques ordinarios, cuyos peso por metro cuadrado
no sea superior a 120 Kgr/m2 (de ladrillo hueco o de placas ligeras, con
guarnecido en ambas caras, de grueso total no mayor a 7 cm).

Cuando la sobrecarga de uso sea menor a 300 Kgr/m2, la sobrecarga de


tabiquería por metro cuadrado de piso que hay que adicionar no será
inferior a 100 Kgr/m2 .Este valor corresponde a una distribución por metro
cuadrado de piso de 0.5 m de tabique, de 2.5 m de altura y peso de 80
Kgr/m2.
Cuando la sobrecarga de uso sea mayor de 300 o 400 Kgr/m 2, se podrá
tomar como sobrecarga adicional de tabiquería la mitad del peso de ésta.
Cuando la sobrecarga de uso sea mayor a 400 Kgr/m2, no se precisa
adicionar el peso de la tabiquería.
Cuando se trate de tabicones de peso superior a 120 Kgr/m2 no asimilará
su peso una carga superficial uniforme siendo preciso considerar la
correspondiente carga lineal.

Sobrecarga aislada.- Todo elemento resistente, debe calcularse para


resistir las dos sobrecargas siguientes, actuando no simultáneamente:
a) Una sobrecarga aislada de 100 Kg., en la posición más desfavorable.
b) La correspondiente de la sobrecarga de uso según se mencionó
anteriormente.
Todo elemento resistente de calzadas y garajes debe calcularse para resistir
las dos sobrecargas siguientes, actuando no simultáneamente:
a) Las sobrecargas aisladas originadas por las ruedas de los vehículos en las
posiciones más desfavorables
b) La parte correspondiente de la sobrecarga superficial de uso según la tabla.
Garajes y lugares de estacionamiento de vehículos: 350 Kg/m2

Sobrecarga de balcones volados.- Los balcones volados de toda clase de


edificios se calcularán con una sobrecarga superficial, actuando en toda su
área, igual a la de las habitaciones con que se comunican, mas una
sobrecarga lineal, actuando en sus bordes frontales, de 200 Kg/m.

Sobrecargas horizontales.- Los antepechos de terrazas, balcones,


escaleras, etc., se calcularán para resistir una carga lineal horizontal,
actuando en su borde superior del valor siguiente:
Viviendas y edificios de uso privado……………..50 Kg/m2
Locales de uso público…………………………..100 Kg/m2
Se considerará toda otra sobrecarga horizontal que pueda producirse por el
uso.
2.2.3.5.4.3 Acciones Térmicas
Las acciones producidas por las deformaciones debidas a las variaciones de
temperatura y por las que experimentan los materiales en el transcurso del
tiempo por otras causas deben tenerse en cuenta en las estructuras
hiperestáticas, muy especialmente en arcos, bóvedas o estructuras semejantes
salvo en los casos que se detallan.

Pueden no considerarse acciones térmicas en las estructuras formadas por


pilares y vigas cuando se disponen juntas de dilatación a distancia adecuada.
Suele estimarse que la distancia entre juntas de dilatación en estructuras
ordinarias de edificación de acero laminado o de hormigón armado no debe
sobrepasar los 40 mts. Esta distancia suele aumentarse a 50 metros si los
pilares son de rigidez pequeña y reducirse a 30 mts si los pilares son de rigidez
grande.
- VARIACION DE TEMPERATURA.- Los valores de variación de temperatura
que
deben adoptarse en el cálculo, a menos de haber realizado determinaciones
directas en la localidad, son los siguientes:

-VARIACIONES DIFERENCIALES DE TEMPERATURA.- Deben considerarse


las acciones producidas por deformaciones debidas a temperaturas diferentes
en zonas distintas de la estructura, en el caso que puedan presentarse.

- COEFICIENTES DE DILATACIÓN.- En el cálculo de las deformaciones se


adoptarán los siguientes valores para el coeficiente de dilatación térmica:
Acero laminado………………………………. . 1 m/m ºC
Hormigón armado……………………………. . 11 m/m ºC

2.2.3.5.4.4 Acciones del viento


a) Dirección del viento
Se admite que el viento en general actúa horizontalmente y en cualquier
dirección se considerará en cada caso la dirección o direcciones que
produzcan las acciones más desfavorables.
Las estructuras se estudiarán ordinariamente bajo la actuación del viento en
dirección de sus ejes principales y en ambos sentidos.
En los casos que se requieran se considerará que la dirección del viento forma
un ángulo de ± 10º con la horizontal.
b) Presión Dinámica del viento
El viento de velocidad “v” (m/s) produce una presión dinámica “w” (Kg/m 2) en
los puntos donde su velocidad se anula, de valor:
w = v2/16
La presión dinámica del viento que se considerará en el cálculo de un edificio
está en función de la altura de su coronación y de su situación topográfica.

c) Sobrecarga del viento sobre un elemento superficial


El viento produce sobre cada elemento superficial de una construcción, tanto
orientado a barlovento como a sotavento, una sobrecarga unitaria “p” (kg/m 2)
en la dirección de su normal, positiva (presión) o negativa (succión) de valor
dado por la expresión:
P = c·w
Siendo “w” la presión dinámica del viento y “c” el coeficiente eólico, positivo
para presión y negativo para la succión, que depende de la configuración, de la
posición del elemento y del ángulo ά de incidencia del viento en la superficie.

d) Sobrecarga del viento en construcciones cerradas


En una construcción cerrada, para obtener la sobrecarga local en cada
elemento de su superficie exterior, se tomará en cuenta un coeficiente eólico.
En las superficies a resguardo, o sea situadas dentro de la proyección en
dirección del viento de otro elemento como las que tienen cubiertas múltiples a
diente de sierra, el coeficiente eólico se puede reducir en un 25%.

En una construcción que tenga huecos (puertas o ventanas) actúa, además


sobre cada elemento una sobrecarga local en su superficie interior que puede
ser presión o puede ser succión cualquier que sea la dirección del viento.
Se calculará con los siguientes coeficientes eólicos:
Presión interior…………………….. c + .4
Succión interior……………………. c - 0.2
En una construcción que tenga en una cara un hueco o un conjunto de huecos,
cuya área practicable sea en total mayor que en el tercio del área de la cara sin
producirse corriente de viento a través de la construcción, la sobrecarga interior
se calculará con los coeficientes siguientes:
Hueco a barlovento: Presión interior: c = + 0.8
Succión interior: c = - 0.2
Hueco a sotavento: Presión interior: c = + 0.4
Succión interior: c = - 0.4
La sobrecarga exterior se combina con la anterior. El coeficiente eólico del de
la suma de la sobrecarga exterior, más el de la interior cambiado de signo. El
cálculo se realizará con la combinación o combinaciones que produzcan
efectos más desfavorables.

2.2.3.5.4.5 Acción Sísmica

Un sismo es un fenómeno de vibración del suelo producido por un impacto en


la corteza terrestre. Este impacto puede ser causado por una erupción
volcánica, falla local en el interior de la corteza por abrupto cedimiento de la
placa continental u oceánica, o un deslizamiento relativo entre ellas.
El análisis de una estructura ante este efecto se realiza de acuerdo a los
diferentes modos de vibración de la estructura.

Muchas áreas del mundo se encuentran en el denominado territorio sísmico,


donde es necesario considerar fuerzas sísmicas para el diseño de todo tipo de
estructuras.
Sin embargo en las zonas de baja sismicidad es antieconómico realizar un
diseño de esta índole.

Bolivia no presenta zonas de alta sismicidad, y Santa Cruz se halla en una


zona donde la acción sísmica es prácticamente nula. Por ello resulta totalmente
antieconómico un diseño sismo resistente en nuestro medio.
2.2.3.5.5 Reacciones, Esfuerzos y Deformaciones

Dentro del análisis estructural es necesario poder determinar las reacciones,


esfuerzos y deformaciones de un elemento estructural.
Para ello es necesario aplicar las condiciones de equilibrio estático y además la
rigidez del elemento, para obtener un análisis completo en estructuras
isostáticas e hiperestáticas.
El análisis de una estructura es de suma importancia debido a que gracias a
este es que es posible realizar un diseño adecuado de los elementos
estructurales de modo que estos contrarresten posibles efectos que puedan
presentarse dentro de la estructura, los cuales puedan poner en riesgo el
estado de servicio de esta.

2.2.3.6 Reacciones en los Apoyos

Los apoyos de una estructura se clasifican en:

Apoyos empotrados.- Donde el nudo de contacto no experimenta ningún


desplazamiento.

Apoyo Fijo.- Apoyo que posee dos o tres direcciones restringidas y por tanto
los nudos solo pueden girar o rotar.

Apoyo Móvil.- Al tener libres dos direcciones, estos apoyos tienen la


capacidad de traslación y rotación.
Apoyos elásticos.- Apoyos que a pesar de contener una o más reacciones,
permiten dos desplazamientos longitudinales y uno rotacional.
FUENTE: carpenoctem2012.wordpress.com

Las reacciones en un apoyo son Fuerzas que estos originan al contrarrestar las
fuerzas actuantes sobre un elemento estructural, las cuales proporcionan
equilibrio estático para dicho elemento. (Gonzales Cuevas, Análisis estructural,
Limusa, 2000)

a) Esfuerzos Internos
Los esfuerzos internos son el conjunto de fuerzas y momentos estáticamente
equivalentes a la distribución de tensiones internas sobre el área de una
sección plana transversal a un cuerpo. (Timoshenko, Resistencia de
materiales, Espasa- Calpe, 1957).Estos esfuerzos internos se hallan
subdivididos en una serie de componentes:

Esfuerzos Axiales
Componente que corresponde a la acción de tracción o de compresión sobre
una sección. La tracción representa una fuerza de extensión que tiende a
alargar el sólido, mientras que la compresión representa una de disminución
que tiende a acortarlo. Responde a la ecuación:
Esfuerzos Cortantes
Son componentes de la resistencia total al deslizamiento de la porción del
solido a un lado de la sección de exploración respecto de la porción opuesta.
La fuerza cortante total se suele representar por V y sus componentes Vx, Vy y
Vz determinan su dirección. Es decir, el esfuerzo cortante es la resultante de
fuerzas paralelas al plano de la sección y responde a la ecuación:

Momento Torsionante
Esta componente es la que mide la resistencia al giro opuesto de cada lado de
la sección de un sólido (Torsión)

Momento Flector
Componente que mide la resistencia del cuerpo a curvarse respecto de los ejes
X, Y o Z, según corresponda. Puede responder a la ecuación:

2.2.3.7 Deformaciones
La deformación es el cambio en el tamaño o forma de un cuerpo debido a
esfuerzos internos producidos por una o más fuerzas aplicadas sobre el mismo
o la ocurrencia de dilatación térmica. La magnitud más simple para medir la
deformación es lo que en ingeniería se llama deformación axial o deformación
unitaria.
Las deformaciones se utilizan para la verificación de los estados límites de
servicio.

2.2.3.8 INFORMATICA APLICADA

El empleo de programas informáticos para el análisis y cálculo de las


estructuras ha surgido a raíz de la necesidad ingenieril de realizar una mayor
cantidad de operaciones en un menor tiempo, optimizando recursos y tiempo
en la etapa de diseño de dichas estructuras, brindando al ingeniero la
posibilidad de dar solución a estructuras cada vez más complejas tomando en
cuenta nuevos parámetros de diseño y asimilando cada vez más el modelado
de las estructuras al resultado final, es decir a la estructura real, las acciones
que actúan sobre ella y la respuesta de las mismas a distintas solicitudes a las
que sea sometida.

CYPECAD v.2012

CYPECAD es un software para el proyecto de edificios de hormigón armado y


metálica que permite el análisis espacial, el dimensionado de todos los
elementos estructurales, la edición de las armaduras y secciones y la obtención
de los planos de construcción de la estructura.
Realiza el cálculo de estructuras tridimensionales formadas por soportes y
forjados, incluida la cimentación, y el dimensionado automático de elementos
de hormigón armado y metálico.

CYPECAD ha sido concebido para realizar el cálculo de esfuerzos y


dimensionamiento de estructuras de hormigón armado y metálicas diseñadas
con forjados unidireccionales de viguetas (genéricos, armados, pretensados, in
situ, metálicos de alma llena y de celosía), placas aligeradas, losas mixtas,
forjado bidireccionales reticulares y losas macizas para edificios sometidos a
acciones verticales y horizontales. Las vigas de los forjados pueden ser de
hormigón, metálicas y mixtas (acero y hormigón). Los soportes pueden ser
pilares de hormigón armado, metálicos, pantallas de hormigón armado, muros
de hormigón armado con o sin empujes horizontales y muros de fábrica
(genéricos y de bloques de hormigón). La cimentación puede ser fija (por
zapatas o encepados) o flotante (mediante vigas y losas de cimentación).

Puede calcularse únicamente la cimentación si se introducen


sólo arranques de pilares. Con él se pueden obtener los planos de dimensiones
y armado de las plantas, vigas, pilares, pantallas y muros por plotter, impresora
y ficheros DXF/DWG, así como los listados de datos y resultados del cálculo.
Con CYPECAD, el proyectista tiene en su mano una herramienta precisa y
eficaz para resolver todos los aspectos relativos al cálculo de su estructura de
hormigón de cualquier tipo. Está adaptado a las últimas normativas españolas y
de numerosos países.
2.2.4 HORMIGON ARMADO

El Hormigón en masa presenta una buena resistencia a la compresión, como


les ocurre a las piedras naturales, pero ofrece muy escasa resistencia a la
tracción, por lo que resulta inadecuado para piezas que hayan de trabajar a
flexión o tracción. Pero si se refuerza el hormigón en masa disponiendo barras
de acero en las zonas de tracción el material resultante es llamado Hormigón
Armado. Está en condiciones de resistir los distintos esfuerzos que se
representan en las construcciones.

2.2.4.1 Características Mecánicas del Hormigón


Se define como resistencia característica del hormigón fck aquella que
presenta un nivel de confianza del 95 por 100; es decir, que existe una
probabilidad de 0,95 de que se presenten valores individuales de resistencia
(medida por rotura de probetas) más altos que fck. Responde a la expresión:
(MONTOYA, GARCIA MESEGUER, & MORAN CABRE, 1991, pág. 100)

𝑓𝑐𝑘 = 𝑓𝑐𝑚 ∗ (1 − 1,64 ∗ 𝛿)

Dónde:

fcm= resistencia media del hormigón

δ= Coeficiente de variación de la población de resistencias

Estos datos son obtenibles de las expresiones:

𝒏
𝟏
𝒇𝒄𝒎 = ∑ 𝒇𝒄𝒊
𝒏
𝒊=𝟏

𝒏
𝟏 𝒇𝒄𝒊 − 𝒇𝒄𝒎 𝟐
𝜹 = √ ∑( )
𝒏 𝒇𝒄𝒎
𝒊=𝟏

En cuanto a la resistencia característica especificada, se recomienda utilizar la


siguiente serie:
CUADRO: Características Mecánicas del Hormigón
Características Mecánicas Características Mecánicas

fck [N/mm2] fck [Kg/cm2]

20 200

25 250

30 300

35 350

40 400

45 450

50 500

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado,

2.2.4.2 Modulo de deformación longitudinal del hormigón


Ya que el hormigón no es un cuerpo elástico, no se debe hablar de un módulo
de elasticidad, sino de deformación longitudinal, el cual no tiene un valor
constante en el diagrama de tensión vs deformación del hormigón.

Existen dos métodos para la obtención de este modulo


Modulo por tangente.- cuyo valor es variable en cada punto y viene medido por
la inclinación de la tangente a la curva en dicho punto mediante la componente
tangente. Su cálculo para la edad a “j” días se da por la expresión:
𝑬𝒋 = 𝟐𝟏𝟎𝟎𝟎 𝟑√𝒇𝒄𝒎𝒋

FUENTE: (JIMENES MONTOYA, GRACIA MESEGUER, & MORAN CABRE, 1998,


pág. 93)

Dónde:
Ej= módulo de deformación longitudinal del hormigón a “j” días.
Modulo por Secante.- cuyo valor es variable en cada punto y viene medido por
la inclinación de la recta que une el origen con dicho punto mediante la
componente secante. Su cálculo para la edad a “j” días se da por la expresión:
𝑬𝒋 = 𝟏𝟗𝟎𝟎 𝟑√𝒇𝒄𝒎𝒋
FUENTE: (JIMENES MONTOYA, GRACIA MESEGUER, & MORAN CABRE, 1998,
pág. 93)

Dónde:

Ej= módulo de deformación longitudinal del hormigón a “j” días.


Estas expresiones deben ser dadas en kp/cm2 para el módulo de deformación
y la resistencia media del hormigón.

2.2.4.3 Resistencia característica del acero


El mismo criterio que para el hormigón se utiliza para el acero, entendiendo
como resistencia del mismo, no a su tensión de rotura, sino la tensión
correspondiente a su límite elástico, f y. La resistencia característica del acero
se designa por fyk.

2.2.4.4 Resistencia de cálculo de los materiales

Se define como resistencia de cálculo del hormigón f cd, el cociente entre sus
resistencias características fck y el coeficiente de minoración Yc:

fck
fcd =
γc

Análogamente, se define como resistencia de cálculo del acero, f yd, el


coeficiente entre su límite elástico característico fyk y el coeficiente de
minoración Ys:

fyk
fyd =
γs

Los coeficientes Yc y Ys tratan de cubrir la posibilidad de reducciones de


resistencia de los materiales y los restantes factores indicados a continuación:

Hormigón 𝛾𝑐 ……………………………. 1,5


2.2.4.5 Criterio y bases de diseño

Caracterización del estado límite último


Existen una serie de situaciones de agotamiento correspondientes a las
distintas solicitaciones normales que cubre, de una manera continua desde la
tracción simple a la compresión centrada.

2.2.4.6 Tensión deformación del hormigón


Se fija una diagrama tensión deformación apropiado para el hormigón,
conocida la deformación en una fibra de la sección queda determinado,
unívocamente, el valor de la tensión en dicha fibra.

FIGURA: Tensión deformación del Hormigón

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado,Pag 260

Diagrama parábola rectángulo de cálculo


Formado por una parábola de segundo grado y una segmento rectilíneo. El
vértice de la parábola se encuentra en la abscisa 2 por 1000.

(Deformación de rotura del hormigón en compresión simple), y el vértice del


rectángulo en la abscisa 3.5 por 1000 (deformación de rotura del hormigón en
flexión). La ordenada máxima de este diagrama corresponde a una compresión
de 0.85*Fcd, siendo Fcd la resistencia minorada o de cálculo del hormigón
compresión.
2.2.4.7 Tensión deformación del acero

Diagrama de proyecto tensión deformación es el que se adopta como base de


los cálculos a un nivel de confianza del 95%.

Diagrama característico tensión-deformación del acero, en tracción, es aquel


que tiene la propiedad de que los valores de la tensión correspondientes a
deformaciones no mayores a 10 por 1000, presentan un nivel de confianza de
95% con respecto a los correspondientes valores obtenidos en ensayos de
tracción.

Los diagramas de cálculo tensión-deformación de acero (en tracción o en


compresión) se deducen a los diagramas de proyecto mediante una afinidad
paralela a la rectas de HOOKE de razón igual a: 1/γ.

La deformación del acero se limita a 10 por 1000 y la de compresión al valor de


3.5 por 1000, el módulo de elasticidad para todas las armaduras se tomará:
Es = 210000 Mpa, y el coeficiente de dilatación del acero se tomará
ά = 1.0*10-5 1/ºC.

FIGURA: Tensión deformación del acero

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado,Pag. 150


CUADRO: Aceros utilizados en construcción
Diámetro Nominal Masa Nominal Sección Nominal

Ø (mm) M (kg/m) A (cm2)

6 0.222 0.283

8 0.395 0.503

10 0.617 0.785

12 0.888 1.131

16 1.58 2.011

20 2.47 3.142

25 3.85 4.909

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado,Tabla 7.1, Pag. 153

2.2.4.8 Diagrama tensión-deformación de cálculo del acero para


armaduras pasivas
El diagrama tensión-deformación de cálculo del acero para armaduras pasivas
(en tracción o en compresión) se deduce del diagrama característico mediante
una afinidad oblicua, paralela a la recta de Hooke, de razón 1/γs.

Cuando se utiliza el diagrama de la figura 2.10, se obtiene el diagrama de cálculo


de la figura 2.11 en la que se observa que se puede considerar a partir de fyd una
segunda rama con pendiente positiva, obtenida mediante afinidad oblicua a partir
del diagrama característico, o bien una segunda rama horizontal, siendo esto
último suficientemente preciso en general.

Se admite el empleo de otros diagramas de cálculo simplificados, siempre que su


uso conduzca a resultados que estén suficientemente avalados por la
experiencia.
FIGURA: Diagrama tensión-deformación de cálculo para
armaduras pasivas

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado,Pag. 150

FIGURA: Diagrama característico de cálculo de deformación

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Pag 153

2.2.4.9 Diagrama tensión-deformación de cálculo del acero para


armaduras activas
El diagrama tensión-deformación de cálculo del acero para armaduras activas, se
deducirá del correspondiente diagrama característico, mediante una afinidad
oblicua, paralela a la recta de Hooke, de razón 1/γs

Como simplificación, a partir de fpd se podrá tomar σp = fpd.

a) Diagrama tensión-deformación de cálculo para armaduras activa


b) Diagrama tensión-deformación de cálculo para armaduras activas.
2.2.4.10 Estados limite
Se definen como Estados Límite aquellas situaciones para las que, de ser
superadas, puede considerarse que la estructura no cumple alguna de las
funciones para las que ha sido proyectada.

Generalmente, los Estados Límite se clasifican en:

a) Estados Límite Últimos

b) Estados Límite de Servicio

FIGURA:Diagrama de cálculo simplificado de deformación

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Pag. 152

Debe comprobarse que una estructura no supere ninguno de los Estados


Límite anteriormente definidos en cualquiera de las situaciones de,
considerando los valores de cálculo de las acciones, de las características de
los materiales y de los datos geométricos.

Estados limites Últimos


La denominación de Estado Limite Ultimo engloba todos aquellos que producen
una puesta fuera de servicio de la estructura, por colapso o rotura de la misma
o de una parte de ella.

Para los afectos debidos a:


 Fallo por deformaciones plásticas excesivas, rotura o perdida de la
estabilidad de la estructura o parte de ella.
 Pérdida del equilibrio de la estructura o parte de ella, considerada como un
sólido rígido.
 Fallo por acumulación de deformaciones o figuración progresiva bajo cargas
repetidas.
En la comprobación de los Estados Limites Últimos que consideran la rotura de
una sección o elemento, se debe satisfacer la condición:

Rd ≥ Sd

Donde:

Rd = Valor de cálculo de la respuesta estructural.

Sd = Valor de cálculo del efecto de las acciones.

Para la evaluación del Estados Límites de Equilibrio, se debe satisfacer la


siguiente condición:

Ed, estab ≥ Ed, desestab

Donde:

Ed, estab = Valor de cálculo de los efectos de las acciones estabilizadoras

Ed, desestab = Valor de cálculo de los efectos de las acciones desestabilizadoras

El estado límite de Fatiga está relacionado con los daños que puede sufrir una
estructura como consecuencia de solicitaciones variables repetidas.

En la comprobación del Estado Límite de Fatiga se debe satisfacer la


condición:

RF ≥ SF

Donde:

RF = Valor de cálculo de la resistencia a fatiga.

SF = Valor de cálculo del efecto de las acciones de fatiga.


Los Estados Limites Últimos incluidos en esta instrucción (EHE-98) son los
siguientes:

- Estado Límite de Equilibrio. Se estudia a nivel de estructura o elemento


estructural.
- Estados Limite de Agotamiento (se estudian a nivel de sección):
o Por solicitaciones normales
o Por cortante
o Por torsión
o Por punzonamiento
o Por rasante
- Estado Límite de Inestabilidad. Se estudia a nivel de estructura o
elemento estructural.
- Estado Límite de Fatiga. Se estudia a nivel sección.
Para evitar que dicho estados límites últimos lleguen a presentarse en la
práctica, es que en cálculo deben emplearse coeficientes de mayoración en las
acciones presentes en la estructura y coeficientes de minoración en la
resistencia de los materiales.

CUADRO : Coeficientes parciales de seguridad para los materiales


Hormigón Acero Activo y
Situación de Proyecto
Armado (yc) Pasivo (ys)

Persistente o Transitoria 1.5 1.15

Accidental 1.3 1

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado Pag. 189


CUADRO: Coeficiente de mayoración de las acciones

DAÑOS Y PERJUICIOS EN CASO NIVEL DE CONTROL DE EJECUCION


DE FALLOS Intenso Normal Reducido

Muy importante

Salas de espectáculos, tribunas, grandes


escuelas, edificios públicos, grandes 1.7 1.8 -

edificios comerciales, presas junto a


núcleos urbanos, etc.

Medios

Viviendas, puentes, construcciones 1.5 1.6 1.8

industriales, etc.

Mínimos y Exclusivamente materiales

Silos, acequias construcciones 1.4 1.5 1.7

ganaderas, etc.

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado Tabla 10.4, Pag. 222

Método de los estados límites de utilización


Corresponden a la máxima capacidad de servicio de la estructura y se
relacionan con la funcionalidad, estética y durabilidad de la estructura, y se
depende de la función que esta deba cumplir.

Relacionados con las condiciones funcionales que ha de cumplir la estructura,


se encuentran los siguientes Estados Límite de Utilización.

2.2.4.11 Estado límite de la Deformación


El estado límite de Deformación se satisface si los movimientos (flechas o
giros) en la estructura o elemento estructural son menores que unos valores
límites máximos

La deformación total producida en un elemento de hormigón es suma de


diferentes deformaciones parciales que se producen a lo largo del tiempo por
efecto de las cargas que se introducen, de la fluencia y retracción del hormigón,
y de la relajación de las armaduras activas.

Dos de los métodos que se emplean para deformaciones son:

 Método de la doble integración.


 Método de la carga virtual.
Los estados límites de deformación deben comprobarse cuando las
deformaciones puedan afectar al buen servicio de la estructura, o cuando
vengan especificados unos límites por razones estéticas (Jiménez Montoya,
2000, p.432). En particular, hay que hacer el cálculo de deformaciones cuando
sea previsible la aparición de algunos de los siguientes fenómenos:

- Flechas excesivas, debidas a una gran deformabilidad de la estructura,


habida cuenta de los efectos diferidos (fluencia).
- Fisuras en tabiques u otros elementos soportados por la estructura, como
consecuencia del exceso de deformación en esta.
- Apoyo de elementos estructurales en elementos no resistentes (tabiques,
ventanales, etc.) por un exceso de flecha.
- Fisuras debidas a una incompatibilidad de deformaciones (por retracción,
fluencia o cargas) entre elementos de la estructura y otros ligados a ella.
- Vibraciones inadmisibles bajo las cargas de servicio.
Los calculo de deformaciones se efectúan a partir de los valores característicos
de las acciones y de las resistencias de los materiales, puesto que se trata de
conocer el comportamiento de la estructura en servicio.

Estado límite de vibraciones excesivas


Caracterizado por la producción en la estructura de vibraciones de una
determinada amplitud o frecuencia.

Estado Limite de Fisuración


Caracterizado por el hecho que la abertura máxima de las fisuras en una pieza
alcance un determinado valor límite, función de las condiciones ambientales en
que dicha pieza se encuentre.
Dependiendo del ambiente en el que se encuentre un elemento, es que se
norman los anchos límites de las fisuras que puedan darse, siendo estos
valores los que no se debe sobrepasar o en lo peor de los casos igualar.


sm =2∙c + 0.2∙so + 0.4∙k1 ∙ ( )
ρ
wk ≤ wlim
wk = 1.7∙sm ∙εsm

Donde:

c = recubrimiento libre de las armaduras: [mm]

φ = diámetros de la barra [mm]

so = distancias entre barras o grupos de barras

K1 = coeficiente de adherencia; K1 = 0.8, para barras lisas y K1 = 0.4, para


corrugadas

yf = coeficiente de mayoración de las acciones

k 2 = coeficiente de influencia del diagrama de tracciones en la sección. Puede


tomarse K2 = 0.125 en flexión, y K2 = 0.25 en tracción axial

wlim = ancho máximo admisible de fisura en función del tipo de ambiente en que
se encuentra el elemento.

so = separación minima entre fisuras

εsm= alargamiento medio del acero


CUADRO: Valores admisibles de fisuras y recubrimientos (fck N/mm²)
c [mm]
AMBIENTE Wlim [mm] 250≤
Fck<250 Fck≥400
Fck<400

I Elementos interiores de edificios o en


0.4 20 15 15
medio exterior de baja humedad

II Elementos interiores en medio


húmedo exteriores en medio no 0.2 30 25 20
agresivo

III Elementos interiores o exteriores, en


0.1 40 35 30
medio agresivo

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Tabla 21.1, Pág. 425

2.2.4.12 Estado Límite de Agotamiento frente a solicitaciones


normales, principios generales de calculo

a) Dimensiones de la sección

Para la obtención de la capacidad resistente de una sección, ésta se


considerará con sus dimensiones reales en la fase de construcción -o de
servicio- analizadas, excepto en piezas de sección en T, I o similares, para las
que se tendrán en cuenta las anchuras eficaces indicadas en la norma.

b) Sección resistente

A efectos de cálculos correspondientes a los Estados Límite de Agotamiento


frente a solicitaciones normales, la sección resistente de hormigón se obtiene
de las dimensiones de la pieza y cumpliendo con los criterios de la capacidad
resistente de las bielas.

c) Hipótesis básicas

El cálculo de la capacidad resistente última de las secciones se efectuará a


partir de la hipótesis siguiente:
 El agotamiento se caracteriza por el valor de la deformación en
determinadas fibras de la sección, definidas por los dominios de
deformación de agotamiento detallados a continuación:

2.2.4.13 Dominios de deformación


Las deformaciones límite de las secciones, según la naturaleza de la
solicitación, conducen a admitir los siguientes dominios: figura siguiente

Dominio 1: Tracción simple o compuesta en donde toda la sección está en


tracción. Las rectas de deformación giran alrededor del punto A
correspondiente a un alargamiento de la armadura más traccionada del 10 por
1000.

Dominio 2: Flexión simple o compuesta en donde el hormigón no alcanza la


deformación de rotura por flexión. Las rectas de deformación giran alrededor
del punto A.

Dominio 3: Flexión simple o compuesta en donde las rectas de deformación


giran alrededor del punto B correspondiente a la deformación de rotura por
flexión del hormigón εcu. El alargamiento de la armadura más traccionada está
comprendido entre 0,01 y εy, siendo εy, el alargamiento correspondiente al
límite elástico del acero.

Dominio 4: Flexión simple o compuesta en donde las rectas de deformación


giran alrededor del punto B. El alargamiento de la armadura más traccionada
está comprendido entre εy y 0.

 Dominio 4a: Flexión compuesta en donde todas las armaduras están


comprimidas y existe una pequeña zona de hormigón en tracción. Las rectas
de deformación giran alrededor del punto B.
Dominio 5: Compresión simple o compuesta en donde ambos materiales
trabajan a compresión. Las rectas de deformación giran alrededor del punto C
definido por la recta correspondiente a la deformación de rotura del hormigón
por compresión, εc0.
FIGURA: Dominios de deformación

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Pag. 263

2.2.4.14 Valores admisibles para las flechas


El cálculo de flechas no puede hacerse de forma muy precisa, especialmente el
de flechas diferidas, en el fenómeno intervienen factores más o menos
aleatorios, como la retracción, la fluencia, la relación de sobrecarga a carga
permanente y las condiciones de temperatura y humedad (Jiménez Montoya,
1991, p.447).

Muchas normas establecen valores limites, bien directamente o indirectamente,


a través de un mínimo prescrito para la relación canto/luz. Así por ejemplo, son
tradicionales los valores:

l l
f1 ≤ [cm] y f2 ≤ [cm]
500 300

En donde “l” es la luz, f1 la flecha correspondiente a las sobrecargas de uso y f 2


la debida a dichas sobrecargas más las cargas permanentes. Estos valores
continúan figurando como límites admisibles en no pocas normas.
Se advierte que es siempre aconsejable, para reducir flechas, no utilizar
elementos muy esbeltos, emplear hormigones de baja fluencia y retrasar lo
más posible la aplicación de cargas permanentes al hormigón.

Norma española
En forjados y vigas que no hayan de soportar tabiques ni muros, el valor
máximo admisible de la flecha vertical es l/300, siendo "𝒍" la luz del elemento
considerado. Para la determinación de esta flecha se considera solamente la
flecha instantánea producida por la actuación simultánea de la carga
permanente y la sobrecarga de uso.

Cuando los forjados y vigas han de soportar tabiques o muros, se distinguen


tres casos en función de la deformabilidad de estos elementos, es decir, de su
aptitud para aceptar deformaciones sin fisurarse.
a) Si el elemento de fábrica ha sido construido con mortero de cemento, la
flecha máxima admisible es l/500.
b) Si ha sido construido con mortero de cal o bastardo, el límite es l/400.
c) Si lo ha sido con mortero de yeso, el límite es l/300.
En estos casos, la flecha que debe considerarse es la producida desde el
momento en que se construye el muro o tabique; por consiguiente, se
determina sumando los dos términos siguientes:
- Flecha adicional diferida provocada por las cargas permanentes.
- Flecha instantánea provocada por la sobrecarga de uso.

En los casos ordinarios de edificación, con luces del orden de los cinco metros,
la condición de flecha puede considerarse satisfecha, sin calculo especial, si la
relación canto/luz es igual o mayor que el mínimo indicado en el cuadro 16. Si
el acero tiene un límite elástico fy mayor de 4200 Kp/cm2, se obtienen mejores
resultados multiplicando los valores de la tabla por el factor:
fy
0,4 +
7000
Con 𝒇𝒚 en Kp/cm2.
CUADRO: Relación mínima canto/luz que exime de comprobar flechas en
vigas y forjados de edificación, según normas españolas.

Sin soportar Soportando tabiques o muros, construidos con


tabiques o mortero de
muros yeso Cal o bastardo cemento

Tramos
simplemente l/24 l/20 l/18 l/14
apoyados

Tramos
continuos: l/28 l/24 l/20 l/18
vanos extremos

Tramos
continuos:
l/32 l/28 l/24 l/20
Vanos
interiores

Voladizos l/16 l/14 l/12 l/10

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Tabla 20.3, Pag. 449

2.2.4.15 Cálculo de flechas originadas por la flexión

Flechas instantáneas
Llamamos flechas instantáneas a las que aparecen bajo cargas de corta
dirección (Jiménez Montoya, 1991, p.450). Su valor depende del módulo de
rigidez a flexión, 𝑬 ∙ 𝑰, de las secciones de la pieza considerada. Pero este
modulo toma valores diferentes según que se trate de sección sin fisurar o de
sección fisurada.
a) El momento de fisuración vale:
fct ∙Io
Mf =
yt
Con los siguientes significados:
𝒇𝒄𝒕 = resistencia del hormigón a flexo tracción.
𝑰𝒐 = momento de inercia de la sección de hormigón solo, despreciando
las armaduras.
𝒚𝒕 = distancia del c. de g. de la sección de hormigón solo a la fibra más
extendida.
b) La rigidez a flexión (E*I), para sección sin fisurar, se obtiene utilizando el
momento de inercia de la sección homogeneizada, y el módulo de
deformación del hormigón.
3
Ec = 8500√fck
Donde 𝐟𝐜𝐣 es la resistencia a compresión del hormigón en el momento de
la puesta en carga, estando expresando E y 𝐟𝐜𝐣 en Kp/cm2.
c) El cálculo de la flecha instantánea, 𝒂𝒐 , de una viga en flexión simple,
viene dado por la expresión:
Mk ∙l2
ao = α∙
Ec ∙Ie
Con los siguientes significados:
𝜶= coeficiente que depende del tipo de carga y forma de sustentación,
obtenido del análisis estructural (Ver Jiménez Montoya, Hormigón
Armado, figura 20.7, pag. 453).
𝑴𝒌 = momento flector característico máximo en la viga.
𝒍 = luz de la viga.
𝑬𝒄 = modulo de deformación del hormigón
𝐈𝐞 = momento de inercia efectivo

Flechas diferidas
Llamamos flechas diferidas a las que aparecen, en el transcurso del tiempo,
bajo cargas de larga duración. Estas flechas, que vienen a sumarse a las
instantáneas, están originadas por los efectos de tracción y fluencia. Su cálculo
preciso es prácticamente inabordable, por depender de numerosas variables:
temperatura, humedad, condiciones de curado, edad del hormigón en el
momento de la puesta en carga, cuantía de la armadura de compresión, valor
de la carga permanente, etc.
a) Un procedimiento simple consiste en calcular la flecha diferida de igual
manera que la instantánea, pero empleando un módulo de deformación E
del hormigón más pequeño.
b) De forma más directo puede obtenerse la flecha adicional diferida debida a
las cargas de larga duración (deformaciones de fluencia y retracción),
multiplicando la flecha instantánea por el factor:
ξ
β=
1+50∙ρ'
En donde 𝛒′ es la cuantia de la armadura comprimida, y ξ un coeficiente
dependiente de la duración de la carga

CUADRO: Coeficientes de duración de la carga


Duración de la carga ξ

≥ 5 años 2,0

1 año 1,4

6 meses 1,2

3 meses 1,0

1 mes 0,7

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Tabla 20.4,


Pag.454

2.2.4.16 Verificación de los Elementos más solicitados


Mediante el método del estado límite último y de los estados límites de
utilización, realizaremos el diseño y comprobación de los elementos más
solicitados o más sometidos a tensiones y esfuerzos internos dentro de la
estructura.

2.2.4.17 Diseño del tanque de almacenamiento de Hormigón Armado


El hormigón armado constituye un material idóneo para la construcción de
muchos tipos de depósitos por su facilidad de moldeo, bajo coste, gran
durabilidad y mantenimiento económico. Aparte de la capacidad resistente de
la estructura, el principal problema que hay que abordar en el proyecto de
depósitos es su estanquidad, por lo que será preciso emplear hormigones
impermeables y controlar la fisuración mediante un diseño y armado
convenientes.
Los actuales métodos de cálculo basados en el método de los estados límites,
hacen posible que se obtengan soluciones más económicas y de mayor vida
útil, perfectamente aptas para el servicio mediante un adecuado control de la
fisuración.

Para el diseño del depósito es necesario tener en cuenta varios factores:

a) El líquido que se contiene en el depósito es, en la mayor parte de los casos,


agua potable, si bien existen otros casos en lo que el líquido es diferente y
puede afectar a la durabilidad del hormigón.
b) Los materiales empleados en la construcción de depósitos de hormigón
armado deben tener unas características adecuadas para conseguir la
estanquidad y durabilidad necesaria en este tipo de obras, la utilización de
aditivos impermeabilizantes es muy importante debido al contenido líquido
del depósito.
Los tanques de almacenamiento son estructuras civiles destinadas al
almacenamiento de agua. Tienen como función mantener un volumen adicional
como reserva y garantizar las presiones de servicio en la red de distribución
para satisfacer la demanda de agua.

Capacidad del tanque de almacenamiento


La capacidad del tanque de almacenamiento debe ser igual al volumen que
resulte mayor de las siguientes consideraciones:

a) Volumen de regulación
b) Volumen contra incendios
c) Volumen de reserva
 Caudal Máximo diario
P∙D
Qmd =
86400

Qmax.d = K1 ∙ Qmd
Donde:
Qmd = Caudal medio diario l/s
Qmax.d = Caudal máximo diario l/s
P = Cantidad de población o consumidores
D = Dotación
K1 = Coeficiente de caudal máximo diario 1.20 – 1.50

a) Volumen de Regulación
Vr =C∙ Qmax.d ∙t

Dónde:
Vr = Volumen de regulación en m3
C = Coeficiente de regulación
Sistemas de gravedad 0.15 a 0.3
Sistemas por bombeo 0.15 a 0.25
Qmax.d = Caudal máximo diario en m3/d
t = Tiempo en días (1 día como mínimo)
b) Volumen contra incendios
Vre = 3.6 ∙ Qmáx. ∙t
Dónde:
Vre = Volumen de reserva en m3
Qi = Caudal máximo diario en l/s
t = Tiempo en horas
c) Volumen de reserva
Vi =3.6 ∙ Qi ∙t
Dónde:
Vi = Volumen para lucha contra incendios en m3
Qi = Caudal contra incendios en l/s
t = Tiempo de duración del incendio

Diseño del tanque de almacenamiento


Las paredes de los depósitos se dimensionan, normalmente, de modo que no
necesiten armadura transversal y con espesor constante con objeto de facilitar
la ejecución. En los casos más frecuentes de altura de agua h ≤ 6 m, como
espesor de la pared puede adoptarse, e = 0,1∙ h, no inferior a 0,20 m., el
espesor de la solera, e’, no debe ser inferior al de la pared, es decir, e’≥ e.

Las paredes de los depósitos se calculan como placas rectangulares sometidas


a cargas triangulares, con la sustentación que corresponda al diseño.
Una vez determinados los esfuerzos de las distintas placas, se procede a la
obtención de las armaduras.

a) Determinación de los momentos flectores


En el cuadro 2.17 se indican los esfuerzos y flechas correspondientes a las
placas laterales del depósito, en función de la máxima presión hidrostática o
del empuje de tierras. Esta tabla se ha obtenido por los métodos clásicos,
admitiendo que la pared está perfectamente empotrada en tres de sus lados
y con un borde superior libre, proporciona los esfuerzos unitarios de servicio
más desfavorables.
En la figura 2.14 se han dibujado las variaciones de los momentos flectores
debidos tanto a la presión hidrostática como al empuje de tierras.

CUADRO : Esfuerzos en placas laterales


Flecha máxima
Momentos Cortantes
𝛂 ∙ 𝐪 ∙ 𝐡𝟒
𝐦 = 𝛂 ∙ 𝐪 ∙ 𝐡𝟐 𝐦=𝛂∙𝐪∙𝐡 𝐟𝐦𝐚𝐱 =
(𝐄 ∙ 𝐞𝟑

Esfuerzos Valores de α para h/a igual a


flechas
(1) 0,3 0,4 0,5 0,6 0,7 0,8 0,9 1,0

𝑚𝑣𝑒 0,137 0,115 0,092 0,073 0,057 0,046 0,039 0,035

𝑚𝑣𝑚 -0,009 0,003 0,008 0,012 0,013 0,013 0,011 0,010

𝑚ℎ𝑒 0,060 0,054 0,050 0,046 0,042 0,038 0,034 0,030

𝑚ℎ𝑚 0,027 0,030 0,028 0,023 0,019 0,017 0,015 0,013

𝑉𝑚𝑎𝑥 0,470 0,450 0,430 0,415 0,375 0,340 0,320 0,295

𝑓𝑚𝑎𝑥 0,246 0,137 0,083 0,052 0,030 0,030 0,014 0,010

(1) Los subíndices indican: v, para armadura vertical; h para la horizontal; e,


para empotramiento y m, momento máximo de vano.
Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Tabla 24.2, Pag. 630
FIGURA: Diagramas de esfuerzos internos en depósito

Empuje hidrostático
mv
m 𝑞 =ℎ∙𝛿
q mh h
𝛿 mhe m
mve
= 1𝑡/𝑚3
a b
mhe
1
mv 𝑞 = ℎ ∙ 𝛿𝑡
3 h
m mh
𝛿 = 1,8𝑡/𝑚3
m

mve q

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Figura 24.21, Pag.


631

b) Determinación de los esfuerzos a tracción


De una forma simplificada puede admitirse que los esfuerzos de tracción que
se originan en las paredes y en el fondo del depósito, como consecuencia de la
presión hidrostática.

c) Comprobación a cortante

Generalmente, las paredes de los depósitos se dimensionan de modo que no


necesiten armadura transversal. La comprobación se efectúa de acuerdo con la
norma española, mediante la condición para elementos superficiales sin
armadura transversal.

d) Comprobación a fisuración y cálculo de las armaduras


La comprobación a fisuración constituye el principal problema de cálculo de las
paredes de depósitos.
Con el objeto de evitar una fisuración incompatible con el servicio o durabilidad
del depósito, las armaduras deberán elegirse y disponerse de modo que, bajo
la acción de los momentos flectores, la anchura máxima de las fisuras no
sobrepase el valor límite admitiendo en cada caso. El máximo valor admisible
para la abertura de las fisuras en paredes de depósitos para líquidos, es
wmax = 0,1 mm. En depósitos permanentemente sumergidos puede admitirse,
wmax = 0,2 mm.
e) Organización de las armaduras y cuantías mínimas
Como armaduras pueden emplearse barras corrugadas de diámetros Ø 12, Ø
16, Ø 20 y Ø 25, con separación máxima de 30 cm y nunca superior al espesor
𝑒 de la placa ni a 15 Ø.
Las cuantías geométricas de las armaduras, deberán tener un valor mínimo
con objeto de prevenir posibles fisuraciones debidas a la retracción del
fraguado y a las variaciones de temperatura.

2.2.4.18 Diseño de losas de Hormigón Armado


Una placa o losa es una estructura limitada por dos planos paralelos de
separación h, siendo el espesor h pequeño frente a las otras dimensiones. Se
supone, además, que las cargas actúan sobre el plano medio de la losa y son
normales al mismo.

Losas son elementos estructurales horizontales cuyas dimensiones en planta


son relativamente grandes en comparación con su altura.

Las acciones principales que actúan sobre ellas, son perpendiculares a su


plano

Se usan principalmente en entrepisos y techos, y se clasifican en:

 Losas macizas: Son las fundidas o vaciadas sin ningún tipo de aligerante.
Se usan con espesores hasta de 15 cm., generalmente utilizan doble
malla de acero, una en la parte inferior y otra en la parte superior.
 Losas aligeradas: Son las que utilizan un aligerante para rebajar su peso
e incrementar el espesor para darle mayor rigidez transversal a la losa.
Los aligerantes pueden ser rígidos o flexibles, como también
recuperables o perdidos.

Losa Maciza
Una losa llena o maciza son aquellas en que la carga se reparte en una o dos
direcciones en forma proporcional a la rigidez. La rigidez será inversamente
proporcional a la luz y directamente proporcional a las condiciones de
empotramiento (Perles, 2006).

La losa maciza de una dirección está apoyada continuamente en dos extremos


opuestos, de modo que trabaja a flexión de modo similar al de una viga
simplemente apoyada. La losa maciza en dos direcciones se apoya
continuamente en sus cuatro bordes, pero las esquinas tienden a levantarse,
esto se evita disponiendo en las esquinas armadura que la confiera rigidez a la
torsión.

Constructivamente las losas macizas en usan para espacios más reducidos de


luces cortas y por tanto de espesores menores, o cuando la sobrecarga de uso
es alta, como balcones, base de tanques de almacenamiento, piscina en
azoteas, etc.

Diseño de Losas macizas de H°A° armadas en 1 dirección


Es aquella estructura limitada por dos planos paralelos de separación
constante, siendo esta separación, pequeña frente a las otras dimensiones.

Tienen la ventaja de su gran facilidad de ejecución, y si las cargas y las


luces no son importantes, el ahorro de encofrado puede compensar el mayor
volumen de hormigón.

luz mayor
>2
luz menor

a) Pre dimensionamiento

La instrucción española para edificaciones normales y en ausencia de


prescripciones más precisas, recomienda considerar como límite para la
flecha total el valor de:

Lmenor
ftot =
250

Y para la flecha activa, con el objeto de evitar la fisuración de las


tabiquerías, el valor de:

Lmenor
fact = ≥10mm
400
Por otra parte para evitar el complejo análisis del elemento estructural en su
estado de servicio. La Instrucción española para situaciones normales de
uso en una edificación propone una serie de relaciones luz/canto “L/d”, cuya
utilización en el cálculo del espesor de la losa, ocasionaría que exima de
comprobar flechas en elementos de hormigón armado con aceros B500s y
sometidos a flexión simple.

En general pueden considerarse como elementos fuertemente armados a


las vigas y débilmente armados a las losas. Si se conoce la cuantía
geométrica estrictamente de cálculo en la sección determinante (centro de
la luz en vanos o sección de empotramiento en voladizos), puede
interpolarse linealmente entre los valores dados por la tabla.

Lmenor
≤Coeficientes
d

Lmenor
d≥
Coeficientes

Coeficientes de la tabla 21.4

t = d + r ≥ tmin

tmin = 8cm → espesor mínimo de una placa Instrucción Española

t = Espesor de la losa

d = canto útil del espesor referido a la armadura principal de tracción.

r = Recubrimiento mecánico de la armadura principal de tracción.


b) Cargado

Análisis de cargas distribuidas en la superficie de soporte de la losa

Qd = Carga distribuida total que actúa en la losa [t/m2]

qL = Qd·1m [t/m]

qL = Carga lineal de cálculo para determinar los esfuerzos internos (Flectores,


Cortantes) que actúan en la losa para un ancho de análisis igual a la unidad.

El análisis de este tipo de losa consiste en tomarla como una viga plana base
igual a un metro (b=1m) y alto igual al espesor (h=e).

2.2.4.19 Armadura principal


El cálculo de la armadura principal en la losa se lo realizara como si se tratara
de una viga plana de longitud L=Lmenor, con una sección de base b=1m y altura
h=t=espesor de la losa. Como se indica a continuación.

μd < (μcrit = 0.252)→Canto igual o superior al mínimo


“No se requiere de compresión”

μd=Md /(b·d2·fcd)

[cm] ; [kg]

μd > (μcrit = 0.252)→ Canto inferior al mínimo

“Se requiere de compresión”

μd = Momento flector reducido de diseño.

En losas generalmente se da que: μd < (μcrit = 0.252)


-Canto igual o superior al mínimo.-

fcd
As =ω·b·d· ; ω=μd·(1+μd) ; ω=ƒ(μd)
fyd

-Canto inferior al mínimo.-

δ´= r/d ; ω´=(μd-0.252)/(1-δ´) ; ω= ω´+ 0.31

fCD
As =ω·b·d·
fyd

r = Recubrimiento mecánico de la armadura principal.

d = Canto útil del espesor de la losa.

Armadura secundaria o de repartición


Esta armadura se la dispone ortogonalmente a la armadura principal. Sirve de
apoyo a la armadura principal y permite que los esfuerzos se distribuyan mejor
(efecto parrilla).

Asec = 0.2·As(real)

As(real) = Área real de armadura principal correspondiente al mayor momento


de diseño (determinado en el cálculo de esfuerzos internos) en toda la
franja unitaria de losa.

Armadura suplementaria
Se la dispone para colaborar a la armadura principal en los apoyos en losas
continuas, es decir en los momentos negativos.

As(real)vano izquierda As(real)vano derecha


Asup =As(calc)apoyo - -
2 2
FIGURA: Armadura Suplementaria

Asup Asup Asup


As As As As As t
L1 L2
L1 L1 L2 L2
7 7 7 7

Fuente:

Verificación al corte
Agotamiento de piezas sin armadura cortante:

200
ε = 1+ √ ; d[mm]
d

ρ=As(real)/(bo*d)

ρ= Cuantía geométrica de la armadura principal.

As= Área de armadura principal real, a una distancia ≥ d, a partir de la


sección en la que se comprueba el cortante.

1
fCV = 0.12∙ε∙(100∙ρ1 ∙fck )3↔ ξ[mm] y fck[N/mm2]

fcv = Resistencia virtual a cortante del hormigón. [N/mm2]

Vcu = fcv·b·d donde: b=1m=100cm

Vcu = Corte último que soporta el hormigón solo.

Vd ≤ Vcu → ok

Vd > Vcu → La pieza es propensa a fallar por tensiones de corte


Diseño de losas macizas de H°A° armadas en 2 direcciones
luz mayor
<2
luz menor

a) Pre dimensionamiento
Lmenor/d ≤ Coeficiente tabla 21.4

d ≥ Lmenor/Coeficiente tabla 21.4

t = d + r ≥ tmin

tmin = 8cm → espesor mínimo de una placa Instrucción Española

t = Espesor de la losa

d = canto útil del espesor referido a la armadura principal de tracción.

r = Recubrimiento mecánico de la armadura principal de tracción.

b) Cargado
Análisis de cargas distribuidas en la superficie de soporte de la losa.

FIGURA: Cargado de una losa en dos direcciones

Lx
Qd
qx
Ly 1m
qy

1m

Qd = Carga distribuida total que actúa en la losa [t/m2]

qx = qy = Qd·1m [t/m]

qx = qy = Cargas lineales reales de las franjas unitarias de análisis.

c) Cálculo de esfuerzos
Método clásico propuesto por la instrucción española

Teorema de Marcus

Marcus resolvió los esfuerzos de losas rectangulares sometidas a cargas


uniformemente repartidas, considerando las diferentes combinaciones de
apoyo que puedan tener estas.

El consideró una placa que trabaja en 2 direcciones como si fuera un


emparrillado de vigas, conformada por 2 fajas de ancho unitario en cada
dirección. La carga que actúa sobre la placa debe repartirse entre las dos
fajas o vigas, de forma tal que las flechas que estas toman en su punto de
cruce sean iguales.

Se trata por tanto de una variante rudimentaria de la asimilación a un


emparrillado, en la que solo se igualan los descensos en un nudo. (En los
emparrillados se igualan descensos y giros en todos los nudos por lo
general)

CUADRO: Condiciones de apoyo


Condición de apoyo α η

Articulado – articulado 5 18

Empotrado – articulado 2 14

Empotrado - empotrado 1 24

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado


4
αy ∙(Ly )
ρ= 4
αy ∙(Ly ) +αx ∙(Lx)4

αx ∙(Lx )4
λ= 4
αy ∙(Ly ) +αx ∙(Lx )4
α = Coeficiente que depende de la condición de apoyo de las fajas.

(ρ y λ) = Coeficientes de distribución de cargas para cada faja unitaria de


análisis, determinados por Marcus. Estos coeficientes no son más que el %
de la carga total que absorberá cada faja. ρ+λ=1

> → “Luz menor”

(ρ y λ)

< → “Luz mayor”

qx´ = (ρ o λ) ·qx

qy´ = (ρ o λ) ·qy

(qx´ y qy´) = Cargas lineales de cálculo que actúan en las franjas unitarias de
análisis.

Para determinar los esfuerzos internos (Flectores, Cortantes) que se


utilizarán para el cálculo de la armadura.

FIGURA: Esfuerzos Internos de Losa en 2 direcciones



t
L

MD
VD2
VD1

Mk = (q´*L2)/η
Md = ‫ﻻ‬f ·Mk

η = Coeficiente que depende de la condición de apoyo de las fajas.

d) Diseño de la armadura
Para calcular la armadura se deberán analizar las 2 fajas, es decir se
deberán realizar 2 cálculos. Uno por armadura principal de faja.

Este cálculo es idéntico al realizado en losas macizas de hormigón


armado armadas en una dirección.

d.1) Armadura principal:

μ d < (μcrit = 0.252)→Canto igual o superior al mínimo

“No se requiere de compresión”

μ d=Md /(100·d²·fcd)

[cm] ; [kg]

μ d > (μcrit = 0.252) → Canto inferior al mínimo

“Se requiere de compresión”

μd = Momento flector reducido de diseño.

En losas generalmente se da que: μd < (μcrit = 0.252)

Canto igual o superior al mínimo.-

fcd
As =ω·b·d· ; ω=μd·(1+μd)
fyd

Canto inferior al mínimo.-

δ´= r/d ; ω´=(μd-0.252)/(1-δ´) ; ω= ω´+ 0.31

fcd
As = ω·b·d·
fyd
d.2) Armadura secundaria o de repartición

Asec = 0.2·As(real)

d.3) Armadura suplementaria

As(real)vano izquierda As(real)vano derecha


Asup = As(calc)apoyo - -
2 2

e) Verificación al corte.
Agotamiento de piezas sin armadura cortante:

200
ε = 1+ √ d[mm]
d

ρ=As(real)/(bo·d)

ρ= Cuantía geométrica de la armadura principal.

As= Área de armadura principal real, a una distancia ≥ d, a partir de la


sección en la que se comprueba el cortante.

1
fCV =0.12∙ε∙(100∙ρ1 ∙fck )3 ↔ ξ[mm] y fck[N/mm2]

fcv = Resistencia virtual a cortante del hormigón. [N/mm2]

Vcu = fcv·b·d donde: b=1m=100cm

Vcu = Corte ultimo que soporta el hormigón solo.

Vd ≤ Vcu → ok

Vd > Vcu → La pieza es propensa a fallar por tensiones de corte

“Aumentar espesor”
2.2.4.20 Diseño de Vigas de Hormigón Armado
Viga es un elemento constructivo lineal que trabaja principalmente a flexión.
En las vigas la longitud predomina sobre las otras dos dimensiones y suele ser
horizontal.

El esfuerzo de flexión provoca tensiones de tracción y compresión,


produciéndose las máximas en el cordón inferior y en el cordón superior
respectivamente, las cuales se calculan relacionando el momento flector y el
segundo momento de inercia. En las zonas cercanas a los apoyos se producen
esfuerzos cortantes o punzonamiento.

También pueden producirse tensiones por torsión, sobre todo en las vigas que
forman el perímetro exterior de un forjado.

Para el pre-dimensionamiento de vigas de Hormigón Armado de sección


rectangular, en donde el canto útil de “d”, deberá sumarse el recubrimiento
mecánico “d'”, para obtener el canto total de la viga, el que incluye la mitad del
diámetro de barras adoptado y el recubrimiento geométrico libre:

d
h = d + d′ = d + (rec. libre + )
2

la dimensión para la base de la sección puede tomarse los siguientes


parámetros:

L ≤ 4m : b = 12cm

4m < L< 6m : b = 15cm

L ≥ 6m : b = 20 cm o más

Cálculo de las armaduras longitudinales

Estas armaduras van destinadas a reforzar la resistencia a las tensiones


originadas por el esfuerzo del momento flector. El caso más común que se
presenta y que se busca, es que la sección se encuentre dentro de los
llamados dominios 2 y 3, donde la resistencia de la zona de compresión es
aprovechada al máximo y solo se necesita armadura de tracción. (Aº) en la
parte inferior.

Una sección rectangular de Hormigón Armado estará dentro de los dominios 2


y 3 cuando el momento flector reducido de diseño (μ d) cumpla la siguiente
condición:

Md
μd = < 0.252
b ∙ d2 ∙ fcd

Dónde:

Md = Momento flector de diseño

b = base de la sección rectangular de la viga

d = canto útil de sección rectangular de la viga

fcd = resistencia de diseño del hormigón a compresión

Al encontrase dentro de los dominios mencionados el cálculo de su armadura


se hará de la siguiente fórmula:

fcd
Aº = ω ∙ b ∙ d ∙
fyd

ω = μd ∙ (1 + μd )

Dónde:

ω = cuantía mecánica:

fyd = resistencia de diseño del acero a fluencia

La armadura mínima que se colocara en base a las cuantías geométricas


mínimas estipuladas por la norma EH-91 en su artículo 38.3
CUADRO: Cuantía geométricas mínimas

TIPO DE ELEMENTO TIPO DE ACERO


ESTRUCTURAL B 400 S B 500 S

Pilares 4.0 4.0

Losas 2.0 1.8

Vigas 3.3 2.8

Muros Armadura Horizontal 4.0 3.2

Muros Armadura Vertical 1.2 0.9

Fuente: Hormigón Armando, EH-91 Articulo 38.3

En algunos casos, cuando las solicitaciones que actúan sobre las vigas son
muy grandes o porque se quiere conservar las dimensiones de una serie de
vigas, es que su análisis estará comprendido dentro del dominio 4 en donde el
Hormigón alcanza la deformación de rotura por flexión y se hace necesario,
además de una armadura inferior de tracción, una armadura superior (A') y se
dice que una sección esta en dominio 4 cuando:

μd ≥ 0.252

su cálculo es similar al seguido en dominio 2 y 3 con la diferencia que existirán


dos cuantías mecánicas, una de compresión (ω') y otra tracción (ω), las que se
emplearan para determinar la armadura superior e inferior respectivamente:

μd − μlim
ω′ =
1−ρ

ω = ω′ + 0.252

Dónde:

ρ = cuantía geométrica: d'/d


Calculo de armaduras transversales

Estas armaduras van destinadas a reforzar la resistencia a las tensiones


originadas por el esfuerzo cortante y van dispuesta a lo largo de la viga con una
separación no mayor a 25 cm. Este esfuerzo, al actuar en la sección de
hormigón armado, contribuye su corte en dos secciones: en la armadura y en el
hormigón:

vd = vs + vc

Dónde:

vd = esfuerzo cortante de diseño

vs = esfuerzo cortante en la armadura: vd - vc

vc = esfuerzo cortante en el hormigón: 0.5 ∙ b ∙ d ∙ √fcd

De donde se dice que si el corte en el hormigón (vc) es mayor que el corte de


diseño (vd), la sección no necesita armadura transversal, sin embargo, se
recomienda colocar una armadura mínima por corte (1EΦ6 c/25cm).

La armadura transversal o estribo, depende del diámetro de la barra adoptado


y el número de estribos en una misma sección transversal, pudiendo emplearse
más de un estribo si así lo demanda el corte:

AE = n ∙ A∅adopt.

Dónde:

n = número de estribos en una sección

La separación entre estribos se calculara con la siguiente fórmula:

z ∙ AE ∙ fyd
sep =
vs

Dónde:

z = canto útil de corte: 0.9·d


Cálculo de Armaduras por torsión
La torsión se presenta, casi siempre, acompañada por la flexión y el cortante y
da lugar lo mismo que en este último a tensiones tangenciales. La máxima
tensión tangencial viene dada por:

T
Tt =
Wt

Dónde:

Tt = tensión tangencial de torsión

T = momento torsor

Wt = momento resistente a la torsión de la sección

Por otra parte, se obtendrá el valor de la resistencia convencional a tracción del


hormigón, empleando la siguiente fórmula:

3
fct = 0.21 ∙ √fck 2

Si la tensión tangencial es inferior al valor f ct/3, no será necesario calcular


armadura de torsión, bastando el hormigón para resistirla.

La instrucción española admite, que el esfuerzo de torsión es resistido por la


parte exterior del hormigón correspondiente a la (sección eficaz), de espesor “t”
definido de la siguiente manera:

b b
Si : d′ ≤ 12 : entonces: t=6

b b−2∙d′
Si : d′ > 12 : entonces: t= 5

Por torsión, habrá de disponer una armadura tanto longitudinal como


transversal, ambas dispuestas de la misma manera que las anteriores vistas,
debiendo escogerse la mayor entre ellas.

s∙Td
Armadura transversal: A90 = 2∙A
0 ∙fyd
u∙Td
Armadura longitudinal: AL = 2∙A
0 ∙fyd

Dónde:

Td = momento torsor de diseño

s = separación de estribos: mismas consideraciones que por corte

u = perímetro del contorno medio de la sección eficaz

A0 = Área de la sección total encerrada por “u”

2.2.4.21 Diseño de Columnas de Hormigón Armado

Una columna es una pieza arquitectónica vertical y de forma alargada que


sirve, en general, para sostener el peso de la estructura, aunque también
puede tener fines decorativos. De ordinario, su sección es circular; cuando es
cuadrangular suele denominarse pilar, o pilastra si está adosada a un muro.

La misión principal de las columnas es canalizar las acciones que actúan sobre
la estructura hacia la cimentación de la obra y, en último extremo, al terreno de
cimentación, por lo que constituyen elementos de gran responsabilidad
resistente.

Las armaduras de los soportes suelen estar constituidas por barras


longitudinales, cercos y estribos. Las barras longitudinales constituyen la
armadura principal y están encargadas de absorber, compresiones en
colaboración con el hormigón, bien tracciones en los casos de flexión
compuesta o cortante.

Los cercos y estribos constituyen la armadura transversal cuya misión es evitar


el pandeo de las armaduras longitudinales comprimidas, contribuir a resistir los
esfuerzos cortantes y ejercer un efecto de zunchado del núcleo del hormigón al
pilar, aumentando su ductilidad y resistencia.

Se aconseja que para un predimensionamiento se empleen los siguientes


parámetros, teniendo en cuenta que en el artículo de la EH-91 establece que la
dimensión mínima es de 25 cm:
Ag = 18 x P: Para columnas sometidas a compresión
Ag = 43 x P: Para columnas sometidas a compresión y flexión.
Dónde:
Ag = Área de la Sección de las columnas: [cm²]
P = Carga Axial [t]

Las características de la altura y sección transversal, intervienen en la columna


a lo que se conoce como esbeltez, que permite determinar la capacidad real de
la columna.
L0
λg =
h
Dónde:
λg = esbeltez geométrica
L0 = Longitud de pandeo: L0 = α x L
h = Lado paralelo al plano de pandeo

La longitud de pandeo depende de las inercias, longitudes y módulos elástico


de las vigas y columnas que concurren tanto al punto superior e inferior de la
columna de análisis, ya que con dichos datos, y dependiendo si el pórtico es
traslacional o intraslacional, se podrá determinar el coeficiente “α” por medio de
ábacos.

E∙I
∑( ) de todos los pilares que concurren en A
ψs = L
E∙I
∑(
L ) de todos los vigas que concurren en A

ψs = ψ 𝑖

Dónde:
Ψs = coeficiente de relación de conexión en el nudo superior de la columna
Ψi = coeficiente de relación de conexión en el nudo inferior de la columna
α = coeficiente para longitud de pandeo
FIGURA: Nomograma que ofrecen la longitud de pandeo

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Figura 18.9. Pág.


391

Estructura intraslacional: Cuando sus nudos bajo solicitaciones normales de


cálculo presentan desplazamientos transversales, cuyos efectos pueden ser
despreciados desde un punto de vista de estabilidad del conjunto.

Estructura traslacional: En caso contrario.

Debido a su esbeltez geométrica se las clasifica en:


- Columnas Cortas 0 < λ < 10
- Medianamente esbeltas 10 < λ < 29
- Esbeltas 29 < λ < 58
- Muy esbeltas λ >58

Calculo de las Excentricidades


Es muy difícil que en la práctica se presente una compresión simple, dada la
incertidumbre del punto de aplicación del esfuerzo normal. Por esta causa, la
mayor parte de las normas modernas recomiendan que todas las piezas
sometidas a compresión se calculen con una excentricidad, o bien que se
aumenten, convenientemente, los coeficientes de seguridad.
FIGURA : Excentricidad en elementos de soporte.

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Figura 18.7. Pág.


338

a) Excentricidad inicial (e0)


Consiste en la suposición, de que la normal de diseño (Nd) actúa a una
distancia “e0” del baricentro de la columna, de tal manera que se produce un
momento de igual magnitud al inducido por la estructura en uno de sus
extremos.

La excentricidad inicial será mayor o igual que los siguientes valores:

e0 = 0.60 ∙ e02 + 0.40 ∙ e01

e01 = 0.40 ∙ 𝑒02

Siendo:

Md1 Md2
e01 = ; e02 =
Nd Nd

Dónde:

e01 y e02 = excentricidad inicial en el nudo superior e inferior,


respectivamente.

Md1, Md2 = momento de diseño en el nudo superior e inferior


respectivamente

Nd = normal de diseño.
b) Excentricidad Accidental (ea)
En la construcción es imposible asegurar que la Normal de diseño esta
aplicada exactamente donde se espera. Esta incertidumbre, obliga a suponer
una excentricidad accidental, que lleva el análisis a una situación más real.

2.0 cm

ea =
h
{ 20

Donde:

h = canto total medido paralelamente al plano de pandeo

c) Excentricidad ficticia (efic)


Es la provocada debido al pandeo del elemento (efecto de segundo orden):

fyd h + 20 ∙ e0 L0 2
efic = (3 + )∙ ∙ ∙ 10−4
3500 h + 10 ∙ e0 h

d) Excentricidad total (et)


Se refiere a la excentricidad que se empleara para la determinación de la
armadura, y no es más que la suma de las excentricidades inicial, accidental y
ficticia:

et = e0 + ea + efic

Cálculo de la armadura longitudinal


En este análisis, existirán dos momentos reducidos (μx y μy), cada respecto al
lado de la sección de la columna, donde estén aplicados, además debido a la
normal que actúa sobre el elemento de soporte, se deberá calcular el esfuerzo
normal reducido (v).

fcd
Area=w∙b∙h∙
fyd
Donde:

b= base de la sección rectangular de la columna

h= canto total de la sección rectangular de la columna

ω= cuantía mecánica entrando con μx, μy y v

μx = momento reducido con respecto al eje x:

Mdx Nd∙etx
μx = =
b2 ∙h∙fcd b2 ∙h∙fcd

μy = momento reducido con respecto al eje y:

Mdx Nd∙ety
μy = =
b2 ∙h∙fcd b2 ∙h∙fcd

V= esfuerzo normal reducido:

Nd
v=
b∙h∙fcd

Cálculo de la armadura transversal

Entre sus principales funciones, podemos citar:

- Evitar el pandeo de las armaduras longitudinales comprimidas


- Evitar la rotura por deslizamiento del hormigón
- Colaborar para resistencia de la pieza a esfuerzos cortantes.

Si dimensionamos se resume en 3 pasos:

1. Con objeto de evitar la rotura por desplazamiento del hormigón, la


separación “s” entre planos de cerco o estribos debe ser:
s ≤ be
2. Con el objeto de evitar el pandeo de las barras longitudinales
comprimidas, la separación “s” entre planos de cerco o estribos debe
ser:
s ≤ 15 x θ :zona sin sismo

s ≤ 12 x θ :zona sin sismo

Dónde:
θ = diámetro en mm de la barra longitudinal más desplegada
3. El diámetro de los cercos o estribos deben cumplir
ΘE ≥ ¼ x Θlongitudinal
ΘE ≥ 6mm

Los cercos y estribos deben colocarse en toda la altura del soporte, incluso
en los nudos de unión con la viga, atándolos fuertemente con alambre a las
barras longitudinales.

FIGURA : Disposición armaduras, columnas circulares y rectangulares

Fuente: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado, Figura 18.1. Pág.


327

2.2.4.22 Diseño de Escaleras y Rampas de Hormigón Armado


Son elementos estructurales cuya función principal es la de conectar un nivel
bajo con uno elevado o viceversa.
Una explicación más detallada sería:
Una escalera es una construcción diseñada para comunicar varios espacios
situados a diferentes alturas. Está conformada por peldaños o escalones y
puede disponer de varios tramos entre los descansillos o mesetas.
Una escalera está compuesta de:
 Huella: plano del escalón o peldaño en que se asienta el pie.
 Tabica o contrahuella: parte vertical del escalón. Las contrahuellas son
siempre iguales en el mismo tramo de escalera.
 Zanquín: rodapié del escalón.
 Bocel: parte de la huella, de forma redondeada, que sobresale de la
tabica.
 Mamperlán: listón de madera con que se guarnece el borde de los
peldaños en las escaleras de fábrica.
FIGURA: Esquema de una escalera

Fuente: Construcciones II
Los escalones se apoyan de muy diversas maneras sobre una estructura que
recibe casi siempre el nombre de zancas.
Una norma adecuada para el diseño de escaleras es hacer que la suma del
ancho de la huella, más dos veces la altura de la contrahuella, sea igual a la
longitud normal de un paso humano (de 63 a 65 cm) y no superar doce
escalones en cada tramo.
Diseño estructural de la escalera.
a. Idealización.

b. Predimensionamiento
CUADRO: Relación máxima luz/canto que exime de comprobación
flechas en elementos de edificación sometida a flexión.

Elementos Elementos
fuertemente débilmente
Sistema estructural
armados armados
(ρ=0.012) (ρ=0.004)

viga o losa (1) simplemente apoyada 14 20

Vano exterior de viga o losa (1) continua (2) 18 24

Vano interior de viga o losa (1) continua (2) 20 30

recuadro interior de losa sobre apoyos aislados (3) 17 25

recuadro exterior de losa sobre apoyos aislados (3) 16 22

voladizo 6 9

FUENTE: MONTOYA, MESEGUER, CABRE, Hormigón Armado,Tabla 21.4, Pag


434
Simplemente apoyada:
L
= 20
e
Dónde:
L= longitud de cálculo de la losa
e= espesor
Despejamos el “e” y reemplazamos en la siguiente ecuación
d=e−r
Dónde:
r= recubrimiento mecánico sacado de la tabla (recubrimientos mínimos)

2.2.5 FUNDACIONES

Se denomina fundación a la parte de la estructura cuya misión es transmitir las


cargas de la edificación al suelo. Debido a que la resistencia del suelo es,
generalmente, menor que los pilares o muros que soportará, el área de
contacto entre el suelo y la cimentación será proporcionalmente más grande
que los elementos soportados (excepto en suelos rocosos muy coherentes).

Para diseñar los elementos de fundación, es necesario conocer el


comportamiento más real de la interacción: carga - estructura - cimiento –
suelo.

Para seleccionar un cimiento, es recomendable cumplir los siguientes


aspectos:

a) Realizar un estudio completo y detallado del suelo de fundación


b) Conocer las cargas externas actuantes con precisión
c) Determinar el comportamiento estructural : estructura-cimiento-suelo
d) Seleccionar la mejor alternativa en función a costo y diseño

En el diseño de fundaciones se deben tomar muy en cuenta el tipo de


estructura, el tipo de cimiento y la rigidez de ambos elementos, las cargas
externas actuantes, la capacidad resistente y los asentamientos del suelo de
fundación.

2.2.5.1 Interacciones Estructura – Suelo


Las presiones producidas por las cargas que se aplican a la superficie de un
suelo, son calculadas asumiendo hipotéticamente el comportamiento de un
suelo como:

 Semi infinito
 Elástico
 Homogéneo
 Isótropo

Las cargas aplicadas, se transmiten desde la superficie de contacto hacia el


interior del suelo y se distribuye a profundidades diferentes como se observa en
el gráfico adjunto:

FIGURA: Presión en el suelo

Fuente: ESPINOZA R. Fundaciones. Pág. 37

Un método para determinar la presión ejercida de una cimentación sobre un


determinado estrato del suelo, es la utilización del Bulbo de presiones.

El método se encuentra esquematizado gráficamente a continuación, donde se


presenta también las ecuaciones de verificación propuestas por el método:
FIGURA: Bulbo de presiones

Fuente: ESPINOZA R. Fundaciones. Pág. 41


2.2.5.2 Tipos de Cimentación
Existen dos tipos de cimentación según la profundidad del estrato resistente:

Fundación superficial o directa.- Cuando el plano de asiento de los cimientos


se encuentra a poca profundidad, entendiendo por poca profundidad aquella
que puede ser alcanzada con excavación corriente, bajo costo y poca dificultad,
sea mecanizada o manual.

Fundación profunda o indirecta.- Cuando el plano de asiento se encuentra


tan profundo que solo es alcanzado mediante trabajos especiales con dificultad
y costo mayor.

2.2.5.2.1 Fundaciones Profundas (Pilotes)


Los pilotes son elementos de cimentación de gran longitud, comparada con su
sección transversal, que se hincan o se construyen en una cavidad
previamente abierta en el terreno.

Son empleados cuando el nivel de cimentación se encuentra


considerablemente por debajo del nivel de la planta más baja de la
construcción. Entre el pilar y el pilote propiamente dicho, es necesario disponer
una pieza, el encepado (o cabezal) que por un lado reparte los esfuerzos del
pilar a los pilotes del grupo y por otro lado sirve de enlace a las vigas de
centrado y/o de atado.

En el caso más general, el pilar en su base transmitirá al encepado los


esfuerzos, normal, momento flector y cortante

- Las fundaciones profundas se pueden clasificar en:

a) Pilotines 10cm ≤ D ≤ 20cm D = diámetro de la sección transversal

b) Pilotes 20cm ≤ D ≤ 80cm

c) Pilas 80cm ≤ D ≤ 220cm

Los pilotines son pilotes cortos y de pequeño diámetro, conocido como estaca
que se utilizan para estabilizar taludes, refuerzo de edificios, etc.

Los pilotes y las pilas resisten cargas más elevadas y se utilizan para
estructuras más grandes, como edificios, puentes, estructuras metálicas, etc.

2.2.5.2.1.1 Tipos de Pilotes


Los pilotes de concreto se dividen en dos categorías:

(a) pilotes prefabricados.- se preparan usando refuerzo ordinario y son


cuadrados u octogonales en su sección transversal. El refuerzo se proporciona
para que el pilote resista el momento flexionante desarrollado durante su
manipulación y transporte, la carga vertical y el momento flexionante causado
por la carga lateral.
FIGURA: Pilotes Prefabricados

Fuente: BRAJA M. Cimentaciones. Pág. 175

(b) colados in situ.- como su nombre lo dice, son pilotes realizados en obra. El
pilote no recibe de un modo directo la carga, sino por la interposición de un
elemento llamado cabezal

Pilote en compresión centrada

Es el caso más frecuente, bien porque la solicitación sea de ese tipo, bien
porque los esfuerzos de momento flector y de corte en la base del pilar puedan
considerarse despreciables.

La comprobación del pilote es análoga a la de un pilar en compresión centrada


debido a que la coaccion del terreno impide en la generalidad de los casos el
pandeo y, por tanto, llamando Nd al esfuerzo axil del pilote:

(𝛾𝑔 ∗ 𝑁𝑔 + 𝛾𝑞 ∗ 𝑁𝑞 )
𝑁𝑑 = ≤ 𝑁𝑢
𝑛

Siendo:

𝑁𝑢 = 0.85 ∗ 𝑓𝑐𝑑 ∗ 𝐴𝑐 + 𝐴𝑠 ∗ 𝑓𝑦𝑑

Donde:

fcd = Resistencia de cálculo del hormigón del pilote


Ac= Área de la sección recta del pilote.

As = área de la sección de la armadura longitudinal

fyd = Tensión de cálculo de la armadura longitudinal

2.2.5.3 Cálculo del encepado


El encepado es, en muchos casos, una estructura tridimensional, de
funcionamiento complejo no bien conocido.

El canto mínimo en el borde de un encepado no será inferior a 400 milímetros,


ni al diámetro de los pilotes. La distancia entre cualquier punto del perímetro de
un pilote y el borde del encepado no será inferior al radio del pilote ni a 250
milímetros. La separación mínima entre ejes de pilotes debe ser dos veces su
diámetro, mejor tres veces, salvo que trabajen por punta.

Una vez colocado, el pilote debe entrar en el encepado no menos de 100


milímetros ni más de 150 milímetros.

a) Armadura de tracción.

El cálculo es inmediato mediante el método de bielas y tirantes siempre que el


encepado sea rígido, es decir que la separación entre los ejes de pilotes sea
menor que la altura del encepado.

La armadura será entonces:


𝑁′𝑑 𝑎
∗ (𝑎2 − 21 )
𝐴𝑠 = 2
0.85 ∗ 𝑓𝑦𝑑 ∗ 𝑑
Donde:
N’d = esfuerzo axil de cálculo del pilote más cargado.
a2 = la distancia entre ejes de pilotes
a1 = el ancho de la columna sobre el encepado

b) Anclaje.

El anclaje de esta armadura es un aspecto crítico en este tipo de piezas y


puede realizarse de dos maneras diferentes:
a. Por adherencia.
b. Por barras transversales soldadas.

c) Comprobación de las bielas comprimidas.

Esta comprobación no es necesaria si se verifica la compresión local del pilar


sobre el encepado.

d) Esfuerzo cortante.

Dado el funcionamiento como pieza rígida, no es necesario el cálculo a


esfuerzo cortante.

2.2.6 DISEÑO DE INSTALACIONES HIDROSANITARIAS

2.2.6.1 Conceptos básicos en cuanto a consumo de cada uno de los


aparatos sanitarios
CUADRO: Consumo de aparatos sanitarios
APARATO SANITARIO Caudal min en l/s
Lavamanos 0.10
Bañeras 0.20
Duchas 0.10
Bidé 0.10
Inodoro c/ tanque 0.10
Inodoro c/ válvula 2.00
Lavaplatos de vivienda 0.15
Lavaplatos de restauran 0.30
Lavarropa 0.20
Urinario lavado automático 0.05
Urinario lavado continuo 0.15
Hidrante de riego 0.60 a 1.00
Hidrante de incendio 3.00 a 8.00
Fuente: Jorge Ortiz B., Ingeniería Sanitaria Pag. 55
2.2.6.2 Perdidas de carga en tuberías
CUADRO: Perdidas de carga en tuberías de PVC

P. nominal 6 atm. M.c.a. P. nominal 10 atm. M.c.a. por


ᴓ m3/h
por 100m de tubería 100 m de tuberia

1 6 6.2
20 0.75 3.5 3.9
0.5 1.5 1.7
2.5 10
2 8 9
25 1.5 4.5 5.5
1 2.2 2.6
0.5 0.6
3.7 6
3 5 7
32 2.5 4 4.5
2 2.5 3
1.5 1.6
6 5.5
5 4.5 5
40
4 2.8 3
3 1.6 1.8

Fuente: Jorge Ortiz B., Ingeniería Sanitaria, Pag. 56

2.2.6.3 Diseño de las instalaciones hidrosanitarias

2.2.6.3.1 Aspectos generales de las instalaciones sanitarias en edificios

Las instalaciones Sanitarias Interiores para un edificio requieren del análisis


y diseño para lograr:

 La dotación en cantidad y calidad adecuada.


 Protección de la salud y el medio ambiente.
 Eliminación de aguas residuales a un sistema Municipal o un sistema de
tratamiento loca.
 Eliminación de residuos sólidos acorde a la normativa vigente o
mediante un sistema propio.
 Las instalaciones sanitarias se diseñan acorde a las especificaciones y
normativas establecidas en los reglamentos oficiales.

2.2.6.3.2 Sistema de abastecimiento de agua.

Depende de:
 La presión de la red pública.
 Altura y forma del edificio.
 Presiones de trabajo.
De acuerdo a lo anterior un sistema de abastecimiento podrá ser:
 Directo.
 Indirecto.
 Mixto.
 Combinado.

2.2.6.3.2.1 Sistema directo.

 Menor peligro de contaminación.


 Economía.
 Medición de gastos más precisos.
 Desventajas.
 Al no haber almacenamiento el abasto depende de la red.
 Abastecimiento a edificios de baja altura (2 a 3 pisos.)
 Se requieren grandes diámetros para grandes instalaciones.
 Posible afectación en el consumo en horarios picos.
FIGURA 2.1: Sistema de abastecimiento directo

Fuente: Jorge Ortiz B., Ingeniería Sanitaria, Pag. 67

2.2.6.3.2.2 Sistema indirecto.


Ventajas:
 Existe reserva de agua en caso de interrupción del servicio.
 Presión constante y razonable en cualquier punto de la red y a cualquier
hora.
 Presiones constantes de agua caliente.
 Desventajas.
 Mayores posibilidades de contaminación.
 Requieren de equipo de bombeo.
 Mayores costos de construcción y mantenimiento que el anterior
método.
 Los sistemas indirectos pueden ser de tres tipos:
 Tanque elevado por alimentación directa.
 Tanque Cisterna, equipo de bombeo y Tanque elevado.
 Tanque Cisterna y equipo de bombeo.
FIGURA 2. 2: Sistema de abastecimiento indirecto

Fuente: Jorge Ortiz B., Ingeniería Sanitaria, Pag 68

2.2.6.4 Dotación media diaria de acuerdo al reglamento de instalaciones


sanitarias en edificios (R.I.S.E.).
Vivienda tipo medio rurales 120 l/p
Viviendas urbanas tipo medio 200 l/p
Edificios de apartamentos 300 l/p
Escuelas 50 l/p
Cuarteles 300 l/p
Prisiones 50 l/p
Hospitales (s/riego ni lavand.) 600 l/p
Oficinas 50 l/p
Hoteles 150 a 300 l/p
Jardines 2 l/m2-dia
Calles con pavimento 1.5 l/m2-dia
Calles empedradas 1.5 l/m2-dia
Baños Públicos s/ducha 300 l/p
Ducha Publica 60 l/dia
35 a 50 l/kg.
Lavanderías Ropa
También la R.I.S.E prevé la dotación de otros tipos de locales como viviendas
unifamiliares (dotación por m2), comedores públicos, restaurantes, pensiones,
cines, teatros, estadios, clubes, comercios, estaciones de servicio, etc. (JORGE
ORTIZ B., INGENIERÍA SANITARIA)

2.2.6.5 Funcionamiento hidráulico


 Cada una de las secciones transversales extremas, está asociada a un
nudo.
 Una red de tuberías es un conjunto de tuberías interconectadas al
menos en uno de sus extremos.
 Para evaluar el funcionamiento hidráulico de una red de tuberías en la
que se conocen los diámetros, longitudes y coeficientes de fricción, se
requiere determinar las cargas de presión en los nudos que posee y los
gastos que fluyen en las tuberías que la componen.

2.2.6.6 Conceptos básicos


A continuación se hace una reseña de los conceptos básicos que deben ser
tenidos en cuenta en el cálculo y diseño de las redes de abastecimiento. Estas
ecuaciones y conceptos son los siguientes:

 La ecuación de la continuidad.
 La ecuación de la energía
 Las alturas piezométricas, totales y geométricas.

2.2.6.6.1 Ecuación de la continuidad


Si en una conducción determinada de una red de abastecimiento se consideran
dos secciones rectas de las misma A1 y A2 situadas en puntos perfectamente
diferenciados de la conducción que está siendo recorrida por agua con
velocidades diferentes v1 y v2, se puede establecer la siguiente igualdad :

Esta igualdad se verifica porque para las presiones habituales de trabajo el


agua es un líquido prácticamente incomprensible y por lo tanto su peso
específico se mantiene constante. Esta igualdad es una consecuencia de la
aplicación de la ecuación de la continuida
𝑨𝟏 ∗ 𝑽𝟏 ∗ 𝜸𝟏 = 𝑨𝟐 ∗ 𝑽𝟐 ∗ 𝜸𝟐 = 𝑸
Dónde:
A1 y A2 = Secciones rectas de las conducciones.
V1 y v2 = Velocidades del fluido en cada una de las secciones.
g1 y g2= Pesos específicos del fluido en cada una de las secciones
2.2.6.6.2 Ecuación de bernouilli

P1 P2
 z1   z2  h f
 

Dónde:

hf: =la pérdida de carga por rozamiento

En la práctica, el término v2/2g, tiene escasa entidad ya que en las redes de


abastecimiento, no conviene que la velocidad del agua alcance grandes valores
(de 1 a 2 m/seg). Las alturas totales, por ello, tiende a despreciarse
estableciéndose que para las redes de abastecimiento, el balance energético
del agua venga determinado por la línea de alturas piezométricas. (JORGE
ORTIZ B., INGENIERÍA SANITARIA)

2.2.6.7 Esquematización de las instalaciones hidrosanitarias


La esquematización se realizó tomando en cuenta lo anteriormente descrito,
utilizando un sistema indirecto que consta de un tanque cisterna abajo con una
bomba, y un tanque de abastecimiento arriba que distribuirá y abastecerá a
toda la red. (JORGE ORTIZ B., INGENIERÍA SANITARIA)

2.2.6.8 Diseño por medios informáticos instalaciones hidrosanitarias

CUADRO 2. 4: Dotación de agua


Universidades 50 l/est/día

Internados 250 l/est/día

Cuarteles 350 l/est/día

Oficinas 90 l/est/día
Fuente: Azebetto Netto, Manual de hidraulica

1) Consumo de agua
 Caudal Máximo diario
P∙D
Qmd =
86400
Qmaxd= 1.2*Qmd
Volumen de Regulación
Dónde:
Vr = Volumen de regulación en m3
C = Coeficiente de regulación
Sistemas de gravedad 0.15 a 0.3
Sistemas por bombeo 0.15 a 0.25
Qmax.d = Caudal máximo diario en m3/d
t = Tiempo en días (1 día como mínimo)
Vr =C∙ Qmax.d ∙t
Vr = 0.2 ∙ 37.2 m3 /día ∙ 1 día
Vr =7.44 m3
Volumen de Reserva

Vre= 3.6*Qmax*t

Dónde : t = en horas

Qmax.d= l/s

Tanque elevado

Vte= 1.3*Vre

Tanque semienterrado

Vts=2/3*Vre

2.2.6.9 Determinar los elementos y ubicación de la estación de


Bombeo.

Las estaciones de bombeo son un conjunto, dispositivos, tuberías,


accesorios, motores y bombas que permiten elevar el agua de un nivel inferior
a otro superior, puede estar constituida por diferentes componentes, los
mismos que pueden variar, dependiendo de las condiciones particulares
de cada proyecto, generalmente cuenta con una caseta de bombeo que
alojara las partes del sistema de bombeo, tableros de control o generadores
de energía, la cámara de bombeo que alojará la bomba sumergible,
interruptores de máximo y mínimo nivel, que consisten en dispositivos para
la determinación del nivel de agua, permiten encender o cortar el bombeo,
tableros de protección y control eléctrico que son lugares donde se alojan
los dispositivos eléctricos que permiten la operación, control y protección de
los equipos de bombeo, cerco de protección, para dar protección a la caseta
de bombeo y sus partes, la misma se deberá encontrar ubicada de tal
manera que facilite el funcionamiento y operación de todo el sistema.

2.2.6.10 Determinación del caudal de bombeo.


V tanque elevado
Qb=
N horas de bombeo

Número de horas de bombeo = 2 horas

El diámetro más conveniente y económico para la tubería de impulsión


viene dada por la fórmula de BRESSE para este caso :

1 1
D  1.30 * t 4 * Q 2

Dónde:

D: diámetro

t: Número de horas de bombeo/24 horas

Q: Caudal máximo horario

Para verificar el diámetro obtenido aplicamos la fórmula de velocidad

Q m
V  2 
A s
2.2.6.11 Selección de la bomba de agua.
Para tener un buen equipo de bombeo se deben conocer las
características y los diversos factores que pueden afectar al mismo, estos
factores podemos calcularlos de la siguiente manera(JORGE ORTIZ B.,
INGENIERÍA SANITARIA)

2.2.6.12 Cálculo de la altura manométrica


La altura manométrica es el principal factor para el cálculo del equipo
de bombeo debido a que esta será la altura que subirá el agua
impulsada por la bomba. Para el cálculo de la altura manométrica se
deben tener en cuenta todas las perdidas tanto locales como
longitudinales en la succión y la impulsión. Por tanto la altura
manométrica viene dada por:

Hm = Ht + hf

Dónde:

Hm: Altura manométrica en (mts)

Ht: Altura total que alcanzara el equipo (mts) nivel de succión+


nivel de elevación

Hf: Perdidas de carga (mts)

2.2.6.13 Cálculo de las pérdidas de carga


La pérdida de carga es el gasto de energía necesaria para vencer las
resistencias que se opone al movimiento del fluido de un punto a otro en
una sección de la tubería, existen dos tipos de pérdidas de carga.

Lineales o de fricción que son ocasionadas por las fuerzas de


rozamiento en la superficie de contacto entre el fluido y la tubería; por
otra parte están las perdidas locales o singulares que son producidas
por la deformación de flujo, cambios en su movimiento y velocidad(
estrechamiento o ensanchamiento brusco de la sección, contornos,
válvulas, grifos, compuertas, codos, etc)
Todas estas pérdidas afectan al cálculo de conductos por ello se han
formulado una serie de fórmulas, ábacos y cuadros para determinar las
mismas, podemos indicar que las perdidas locales, para cada accesorios
donde se producen las mismas, se han transformado estas en longitudes
equivalentes para posteriormente afectarla por el coeficiente de perdida
unitaria, a continuación se muestran las mismas. (JORGE ORTIZ B.,
INGENIERÍA SANITARIA)

hf  K * Q P
L
K  10 7 *
5813 * C 1.85 * D 4.87
P  1.85

L
hf  107 * * Q1.85
5813 * C 1.85 * D 4.87
Sf  10.643 * Q1.85 * C 1.85 * D  4.87
hf  Sf * L

Dónde:

hf : Perdida de carga en mts

Sf : Perdida de carga unitaria (m/m)

K : Coeficiente de pérdida de carga

L : Longitud equivalente

D : Diámetro de la tubería (m)

Q : Caudal en m3/seg

C Coeficiente de rugosidad de la tubería

Asbesto cemento y PVC 140

Fierro fundido 100

Concreto 110

Acero 120
2.2.6.14 Perdida en la tubería de impulsión
Codo PVC 90º D= 1” 3 piezas 1.5

Válvula de retención 3.8

Longitud de tubería 22

TOTAL 30.3

hf  Sf * L

Altura manométrica

Hm  Ht  hf

Calculo de la potencia del equipo de bombeo

 * Hm * Q
P
75 * n

Dónde:

P : Potencia de la bomba

 : Peso específico del agua

Hm : Altura manométrica total

Q : Caudal de bombeo (m3/s)

n : Coeficiente de rendimiento de la bomba (75%)

2.2.6.14.1 Calculo de la tubería de impulsión


Es la tubería que extra agua del tanque cisterna y lo lleva al tanque elevado.

𝐕𝐓𝐄
𝐐𝐛 =
𝐓

V = 1.12 m/s

VTE= Volumen tanque elevado.


T= Tiempo de llenado del tanque elevado (máximo 2 horas)

Qb= A x V = π * (D^2/4) * V

Despejando D, encontramos el diámetro de la tubería de impulsión.

4*Qb
D= √
V*π

2.2.7 INSTALACIONES ELECTRICAS

La determinación de las características de cada uno de los componentes de las


instalaciones eléctricas para un edificio forma parte del proyecto de las mismas.

A partir de estos cálculos se obtienen tales características, pero también se


tiene información necesaria para evaluar la cantidad de material necesaria por
emplear, la elaboración de presupuestos y las disposiciones reglamentarias
más importantes.

2.2.7.1 Determinación de los requisitos para una instalación eléctrica

El punto de partida para calcular una instalación eléctrica residencial es el


plano arquitectónico de planta en donde se muestren todas las áreas con las
que cuenta el edificio.

La determinación de las necesidades de cada una de las áreas que constituyen


un edificio se debe hacer sobre la base de las necesidades de tipo eléctrico
que se deben satisfacer y tomando en consideración los requerimientos
específicos del diseño del edificio.

De los requerimientos generales se puede hacer una estimación general de la


carga. Debe tomarse en cuenta que estos requerimientos pueden representar
un mínimo, ya que siempre hay que recordar que una buena instalación
eléctrica debe prevenir la posibilidad de carga adicional para requerimientos
usuales como los mencionados, o bien, para cargas especiales como sistemas
de aire acondicionado o simplemente algunas ampliaciones convencionales.

En resumen, se debe elaborar un plano de trabajo en donde se deben indicar


las necesidades que se tendrán en las distintas áreas sobre:

 Alumbrado.
 Contactos.
 Contactos de piso.
 Apagadores de 3 y 4 vías.
 Contactos controlados por apagadores.
 Contactos polarizados.
 Salidas de TV y teléfono.
 Alumbrado de exterior.
 Salidas para intercomunicación.
 Salidas especiales.

En el plano del edificio se debe indicar el lugar de cada uno de los elementos
que formaran la instalación eléctrica y a partir de esto se hace el cálculo de la
instalación. (ING. GILBERTO ENRIQUEZ HARPER, EL ABC DEL
ALUMBRADO Y LAS INSTALACIONES ELECTRICAS EN BAJA TENSION)

2.2.7.2 Calculo de la carga

Cuando se han determinado los requerimientos de alambrado, las


recomendaciones para las normas técnicas para instalaciones eléctricas, así
como el reglamento para obras e instalaciones eléctricas, sirven como guía
siempre y cuando se tenga en mente que lo especificado en estos documentos
representa los requerimientos mínimos. Una buena instalación eléctrica puede
requerir mayor capacidad en los circuitos. La carga que se calcule debe
representar toda la carga necesaria para alumbrados, aplicaciones diversas, es
decir, contactos y otras cargas como bomba de agua, aire acondicionado, etc.

2.2.7.2.1 Carga de alumbrado


De acuerdo a las especificaciones técnicas para instalaciones eléctricas, la
carga por alumbrado se puede calcular sobre la base de 20 watts/m2 de área
ocupada. El área del piso se calcula de las dimensiones externas del edificio o
espacio que se considere y por el número de pisos.

El valor de 20 watts/m2 se basa en condiciones medias de carga y para un


factor de protección de 100%, por lo que pueden existir casos en que este valor
pueda ser excedido y en los que habrá que dimensionar la instalación para que
opere en forma segura y eficiente usando conductores de mayor capacidad de
conducción de corriente. (NORMA BOLIVIANA NB-777)

2.2.7.2.2 Cargas en contactos

Para las cargas que se conectan en los diferentes ambientes se puede


considerar que cada contacto debe ser capaz de soportar cargas de hasta
1500 watts, por lo que se pueden considerar circuitos para 15 A.

Se deben considerar los siguientes puntos:

1. Determinación de la carga general.


2. Determinación del número de circuitos y división de los mismos en
función de las necesidades de la instalación.
3. Que las salidas de alumbrado y contactos no sean mayores de 2500
watts que es el valor recomendado.
4. La máxima caída de tensión permisible.
5. Que el material por emplear sea el adecuado en cada caso a las
necesidades del proyecto.
Con relación a las cargas eléctricas para instalaciones dan las siguientes
definiciones:

 Carga eléctrica.- Esla potencia que demanda en un momento dado un


aparato o un conjunto de aparatos de utilización conectados a un circuito
eléctrico; se debe señalar que la carga, dependiendo del tipo de servicio,
puede variar con el tiempo.
 Carga conectada.- Es la suma de las potencias nominales de los
aparatos y maquinas que consumen energía eléctrica y que están
conectados a un circuito o un sistema.
 Carga continua.- Es la carga cuyo máximo valor de corriente, se espera
que se conserve durante 3 horas o más.

2.2.7.3 Circuitos derivados y alimentadores

2.2.7.3.1 Circuito derivado

El circuito derivado en una instalación eléctrica se define como el conjunto de


conductores y demás elementos de cada uno de los circuitos, se extienden
desde los últimos dispositivos de protección contra sobrecorriente en donde
termina el circuito alimentador, hasta las salidas de las cargas. (ING.
GILBERTO ENRIQUEZ HARPER, EL ABC DEL ALUMBRADO Y LAS
INSTALACIONES ELECTRICAS EN BAJA TENSION)

2.2.7.3.2 Circuito derivado individual

Es un circuito que alimentara a un solo equipo de utilización cono un aparato o


un motor, que por su tamaño requerirá de alimentación individual.

Los circuitos derivados se clasifican de acuerdo con la capacidad o ajuste de


su dispositivo de protección contra sobrecorriente, el cual determina la
capacidad nominal del circuito, aunque por alguna circunstancia se usaran
conductores de mayor capacidad.

Los circuitos derivados que alimentan varias cargas pueden ser de: 15, 20, 30,
40 y 50 amperes. Cuando las cargas individuales son mayores de 50 amperes
se deben alimentar con circuitos derivados individuales.

2.2.7.3.3 Tensión máxima de los circuitos derivados


La tensión de los circuitos derivados que alimenten unidades de alumbrado y
contactos de uso general no debe ser mayor de 150 volts a tierra.

La corriente máxima que demanda la carga total conectada a un circuito


derivado no debe ser mayor que la capacidad nominal del propio circuito.

2.2.7.3.4 Salidas

En una instalación eléctrica, la caja de conexiones de la cual se toma la


alimentación para una o varias cargas eléctricas determinadas tales como
lámparas, luminarias, contactos, motores, etc. Los dispositivos de salida son
normalmente portalámparas y contactos en el caso de edificios y deben tener
una capacidad no menor que la de la carga que alimenten y además cumplir
con lo siguiente:

1. Portalámparas.- Se recomienda que los portalámparas que se conecten a


circuitos derivados de más de 20 amperes sean del tipo de servicio pesado.
Se considera un portalámparas de servicio pesado a los que tienen una
capacidad mayor a 60 watts.
2. Contactos.- Se recomienda que un contacto único conectado a un circuito
derivado individual tenga la capacidad nominal no menor que la del circuito
derivado. Los contactos que estén conectados a circuitos derivados con dos
o más salidas puedan tener una capacidad nominal igual a la del circuito
derivado pero no mayor

2.2.7.5 Disponibilidad y características de energía


Este proyecto constara principalmente de una acometida en baja tensión
(380/220 V), a través de un cable 4 hilos normalizado por CRE y la norma
boliviana NB-777 para instalaciones en baja tensión. (NORMA BOLIVIANA NB-
777)

2.2.7.6 Pre dimensionamiento y localización de equipos


Para el pre dimensionamiento de la instalación se debe tomar en cuenta la
cantidad de luminarias, tomacorrientes y equipos necesarios para darles una
ubicación tal que satisfagan las necesidades eléctricas del presente proyecto.

2.2.7.7 Diseño

2.2.7.7.1 Diseño de las instalaciones eléctricas


En este diseño se tomara en cuenta la alimentación de cada circuito en forma
totalmente independiente, es decir los mismos tendrán su línea viva y su neutro
totalmente particularizado por circuito. Para los equipos usados, tales como
aires acondicionados y equipos de laboratorio ante la falla de aislación de
alguno de ellos, es preciso protegerse de los mismos con el colocado del cable
de tierra T, que será común para todos ellos.

Una vez determinado el número de circuitos que tendrá esta instalación se


procede a realizar el cableado y diagrama de conexiones.

2.2.7.7.2 Diagrama unifilar


Es la representación gráfica de la instalación eléctrica donde los conductores
del circuito están representados mediante líneas con su correspondiente
calibre y además también está representada la capacidad de su
correspondiente interruptor termo magnético

El valor para el térmico principal se obtiene a partir de la potencia instalada en


el recinto, esta es la sumatoria de las potencias de los elementos y equipos que
pertenecen a la instalación, y de la simultaneidad con que se utilizan las
cargas. (NORMA BOLIVIANA NB-777)

F.D. ≥ 0.55 según NB-777

Adopto F.D. = 0.55

Pmax = F.D. * Pinst.

Según la ley de potencia eléctrica:

P=I*V  I=P/V

V = 220 V (voltaje entregado por la fuente CRE)


P (W)
I=
220 (V)

Id = I + 0.10 * I

Para todo el recinto de tiene:

F.D. ≥ 0.55 según NB-777

Adopto F.D. = 0.55

Pmax = F.D. * Pinst.

Según la ley de potencia eléctrica:

P=I*V  I=P/V

V = 220 V (voltaje entregado por la fuente CRE)

P (W)
I=
220 (V)

Id = I + 0.10 * I

2.2.8 FORMULACIÓN, EVALUACIÓN Y DIRECCIÓN DE OBRAS

2.2.8.1 Cómputos métricos

El objeto que cumplen los cómputos métricos dentro una obra son:

 Establecer el costo de una obra o de una de sus partes.


 Determinar la cantidad de material necesario para la ejecutar una obra.
 Establecer volúmenes de obra y costos parciales con fines de pago por
avance de obra.
Los cómputos métricos son problemas de medición de longitudes, áreas y
volúmenes que requieren el manejo de formulas geométricas; los términos
cómputo, cubicación y metrado son palabras equivalentes. No obstante de su
simplicidad, el cómputo métrico requiere del conocimiento de procedimientos
constructivos y de un trabajo ordenado y sistemático.

El trabajo de medición puede ser efectuado de 2 maneras:


Sobre la obra o sobre los planos, puesto que la obra debe ser teóricamente
igual a los planos, podría pensarse que los criterios que se aplican a la primera
forma, son valederos para la otra, pero sin embargo no es así y ocurre que el
riesgo de la exactitud que se exige para la medición conforme a la obra
desaparece en el estudio de proyectos, donde prima el criterio del calculista
que debe suplir con su conocimiento y experiencia la falta de información, que
es característica en todos los proyectos.

2.2.8.2 Sistema por cálculo de precios unitarios

Primeramente se debe determinar los volúmenes de obra gruesa mediante


cómputos métricos que se trata de la medición de longitudes, superficies y
volúmenes de las diferentes partes de la obra. Luego se realiza el cálculo de
los precios unitarios en el cual se tomara en cuenta el costo de los materiales y
mano de obra en función de los precios actuales, para cual se tomara como
base de datos de precios la revista el constructor y de un programa
especializado en análisis de precios unitarios (ACP, Ms Proyect, etc.), así
también costo de herramientas y/o maquinaria, gastos generales, y utilidad
para concluir con el costo total o presupuesto de obra gruesa que está en
función de los cómputos métricos y el análisis de precios unitarios. El análisis
de precio unitario APU, se realiza según la siguiente planilla.
CUADRO 2. 5: Planilla de Análisis de Precios Unitarios (A.P.U.)

Fuente: Fernando Valderrama. ACP 2000.