Está en la página 1de 8

�ncua-emación

DOSSIER
La nistoria áe fa encuaáer­
nacwn lía estaáo áesáe súm­
pre unida a la mstoria áe {as
6i6{iotecas. tEsta importante
traáición y fa e�ce{ente fabor
áe mucMs encuaáernaáores
fa lía aprou:maáo, por áere­
cfw propio, a fas tJ3e{{as 5trtes.

Otra faceta de {a encuaáer­


nación, más o{viáaáa, pero
que afecta áirectamente al
trabajo áiarÚJ en fas 6i6{iote­
cas, es toáo aquáfo que po­
áríamos engfabar en fas ta­
reas de mantenimiento áe fas
fonáos en 6uen estaáo y {as
necesarias para ofrecer una
aáecuaáa presentación áe fas
áiferentes tipos áe áocumen­
tos (áossúr áocumentafes, re­
vistas, obras áe referencia, et­
cétera).
Intentanáo compaginar
am6as perspectivas, ofrece­
mes en este áossier una serie
áe pistas que ayuáen a fas ói-
6{iotecari.os en su trabajo ce­
tiáiano.

BENJAf'illN CABAlEIRO
i

! GUADALUPE AGUADO

21
Sistemas de encuadernación
La encuadernación se inicia una vez más suaves y se emplean para encua­ Piel de cabra: flexible, resistente y
que el trabajo de impresión ha sido dernaciones baratas. Las cubiertas de agradable al tacto.
terminado. Esta incluye entre otros pa-. cuero deben ser debidamente rebaja­ Pergamino: Se utilizaba en tiempos
sos, las etapas de doblado de pliegos, das con una cuchilla en las partes que para escribir, en lugar de papel. Se ela­
el fresado, el alce, la costura, el plega­ van alrededor de los bordes, para asf bora a partir de piel de cabra, ternera u
do de pastas, el corte trilateral y la co­ facilitar el plegado. oveja, y también puede ser usado en la
locación de inserciones. Es necesario Para reforzar la encuadernación, se encuadernación. Con frecuencia se
tener en cuenta que la encuadernación suele pegar una tira ancha de gasa lla­ emplea para las esquinas, aunque en el
en algunas ocasiones llega a tener un mada larlarana, que cubre el lomo y lomo se ponga piel.
costo mayor al de todas las etapas que tres o cuatro centímetros de cartón de Piel de Rusia: es piel de ternera cur­
le preceden, de ahí la importancia del cubierta a cada lado. tida con aceite de abedul. Tiene un
conocimiento del procedimiento y la olor especial y agradable.
debida planificación del trabajo con el TIPOS DE PIELES Piel aserrada: se trata de aquella en
fin de ahorrar recursos económicos. Las cualidades que deben reunir las que se efectOa un chiflado para su
pieles de encuadernación son: una aplicación en el lomo del libro, en las
OFICIO CONVERTIDO EN ARTE buena resistencia, una superficie exte­ zonas del Utulo y de la numeración del
La encuadernación, oficio artesano rior lisa y un grosor adecuado. tomo.
muy antiguo, se convierte en arte Piel de oveja: muy lisa, es la más
cuando, además de cumplir la función barata, pero también la menos durade- TIPOS DE ENCUADERNACIÓN
conservadora del libro, lo adorna y de­ ra. Combinada, en piel o en tela. El
cora. Como en toda actividad artesanal Piel de ternera: suave aunque resis­ lomo y las esquinas van recubiertos de
el tiempo empleado no deberla tenerse tente, y con una superficie muy lisa. un material diferente de la piel o la te­
en cuenta. Es un arte que requiere un Resulta adecuada aunque es un tanto la empleadas para la cubierta.
mínimo de habilidad, mucha práctica y gruesa en comparación con los otros Completa, en piel o en tela. El lo­
tiempo. tipos de piel y se ralla fácilmente. mo está totalmente recubierto en piel o
tela.
MATERIALES Y HERRAMIENTAS En bloque: se trata de libros con lo­
Antes de comenzar a encuadernar, mo rfgido. El canto puede faltar en su
hay que decidir qué color o combina­ totalidad o solamente en los extremos
ción de colores se desea utilizar para del libro. En general llevan lomo es­
las tapas, los cortes o el lomo y tam­ trecho en tela, pero no esquinas, y las
bién si se va a emplear papel, tela o cubiertas están forradas de papel. El U­
piel. Asimismo, hay que determinar tulo va pegado.
cuál es la distribución más adecuada Con cartón: en este caso, los libros
para el lomo, cómo se va a disponer el llevan el lomo hueco, plegado en bisel
titulo y si convendrá utilizar para éste y con cantos. El lomo y las esquinas
colores especiales. van en tela y las cubiertas están forra­
Se deberá trabajar a partir de un di­ das de papel.
seno previo, no dejando que el resulta­ Combinada con piel: se trata de li­
do sea fruto de la casualidad. Lo más bros encuadernados con plegado en bi­
aconsejable es comprar los materiales sel. Llevan el lomo hueco, estando és­
en tiendas especializadas en artfculos te y las esquinas recubiertas de piel,
de encuadernación, ya que son las que mientras que las tapas van forradas de
disponen de mayor surtido de ellos. papel.
Las telas para encuadernar libros se A la francesa: encuadernación con
hacen de muchos colores y acabados. articulación profunda y lomo hueco.
Algunas son impermeables. Por lo ge­ El lomo y las esquinas son de piel y
neral se venden en rollos de 92, 98, las cubiertas están forradas con papel.
100 Y 110 cms. de ancho. Es una encuadernación más sólida que
Se fabrica actualmente un tipo de la realizada con articulación en bisel,
cartulina muy fuerte que es imitación combinada con piel.
de cuero. EstA recubierta de una sus­ Completa en piel: recubrimiento lo­
tancia plástica a la que se somete des­ tal en piel y, frecuentemente, con do­
pués a un tratamiento llamado gofra­ rados en las cubiertas y en el lomo.
do. Así se imitan cueros de becerro, Libros cosidos: la mayorfa de los li­
cerdo y cocodrilo. bros que se encuad�nan son cosidos
La piel legitima se usa para encua­ antes de efectuarse la encuadernación
dernaciones finas y de lujo. Los cueros propiamente dicha. Los libros se com­
más gruesos, como el becerro, se cor­ ponen de una serie de hojas dobladas
tan en hojas delgadas; los correspon­ formando pliegos. En cada cara de
dientes a la parte interior de la piel son esas hojas se imprimen, por lo general,
22
ocho páginas, distribuidas de tal afectan al pa­
forma que se mantengan en orden pel más fuer­
correcto después del plegado. Eje­ te, con goma
cutado tste y guillotinados los bor­ de borrar. Las
des superior y anterior, se obtendrá manchas os-
un pliego de ocho hojas con un te­ curas se pue-
tal de dieciséis pAginas. den hacer de-
LIbros de encuadernaci6n per­ saparecer, casi siempre, introdu­
fecta: Tras plegar y ordenar los ciendo los pliegos en aguja ca­
pliegos, se recorta el lomo de for­ liente y dejándolos secar al sol .

ma que el libro queda compuesto Productos qufmicos decolorantes,


de bojas prltcticamente sueltas. A como agua de amomaco, disolu­
continuaci6n se aplica al lomo un ciones blanqueadoras y sales áci­
pergamino de resina sintética, y se das, sólo deberán emplearse en
deja que este penetre un poco en el forma de soluciones muy dilui­
borde de cada una de las hojas para das. Las huellas de los dedos se
que se mantengan unidas entre sr. pueden lavar con jabón de toca­
do r, y las manchas de grasa se eli­
ENCUADERNACIONES minan con benceno, éter o po­
CONVENCIONALES niendo la hoja entre arcilla de
Se emplean para los libros de pipa o poivo de cal.
naturaleza más permanente y a los Si se mete el papel en agua.
que no se les podrá añadir ni quitar pierde algo de su apresto original.
páginas. Estas encuadernaciones Se puede recuperar �te introdu­
son: engrapado en el canto, engrapado Mecánicas: en el trascurso de los Ill­ ciendo el papel en tres litros y medio
lateral, a la I1ística y empastada. timos aftos, la encuadernación de tipo de agua tibia con alumbre, en la que se
Los roJletos, cuadernos u opÍlSculos mecánico ha ido conquistando las pre­ habrán disuelto también unos 100 gra­
engrapados en el canto constituyen la ferencias del pliblico debido a estas y mos de cola, y frotándolo con una es­
forma más barata y sencilla de encua­ otras ventajas: ponja mojada en esta solución, tras lo
dernación que se emplea para gruesos - Se pueden encuadernar hojas de ta­ cual se tiende hoja a secar. Esta t6cni­
muy reducidos, generalmente para fo­ maftos desiguales. ca se denomina recuperación de

lletos. La cubierta y la página están - Los libros siempre quedan planos apresto.
unidas por medio de dos o mAs grapas cuando se abren. Los lomos y esquinas de piel se pue­
de alambre colocadas en el centro del - Son resistentes y soportan el mane­ den cuidar frotándolos de vez en cuan­
doblez. jo duro. do con un pafio de franela, que previa­
El engrapado lateral de los folletos - A algunas se les puede afladir ho- mente se empapa en una solución
es una forma sencilla y barata de en­ jas. compuesta de una parte de parafina y
cuadernación que se emplea para li­ - No hay necesidad de imprimir los dos de aceite de ricino.
bros de cualquier grueso que se pue­ libros en pliegos; esto ahorra a menu­
dan engrapar o coser con alambre. do cierto número de tiradas en colores OTRAS MAaUINAS
A la rústica. Es más costosa que los durante la impresión. En los talleres de encuadernación se
estilos anteriores. Las máquinas cose­ - Todas las páginas brindan una visi­ emplean diversas máquinas, aparte de
doras cosen cada uno de los pliegues bilidad total, no hay partes de página guillotinas, cosedoras de alambre, ple­
unos con otros en cantidades práctica­ que queden ocultas. gadoras, perforadoras, troqueladoras,
mente ilimitadas. cizallas, volantes de imprimir de má­
Empastado es la mejor de las en­ ESTAMPACIÓN DE CUBIERTA quina para unir las hojas de papel y
cuadernaciones cuando se desea dura­ Para estampar las cubiertas se utili­ para hacer varias cosas con papel, car­
bilidad y permanencia, y también es la zan láminas muy delgadas de oro, lla­ tón, telas y adhesivos.
más cara. Se pueden coser y empastar madas "panes de oro" o de otros meta­ Las máquinas perforadoras se em­
libros de cualquier medida y con cual­ les, y tintas especiales opacas. Este plean para agujerear las hojas que se
quier nlimero de páginas. El libro que­ estampado puede ser solamente del U­ arrancan de los talonarios; pueden ha­
da plano una vez recubierto para hacer tulo del libro y el nombre del autor o cer agujeros redondos, o bien adoptar
más fácil la lectura. puede incluir rayas a otros elementos la forma de pequefl.os cortes de cuchi­
De hojas sueltas: se puede aftadir o decorativos. llos. Hay también perforaciones espe­
desprender hojas, lo que no permiten ciales para adaptarlas a encuadernacio­
otros tipos de encuadernación. Se pue­ LIMPIEZA Y REPARACIÓN nes determinadas, como las de los
den escoger las ho jas y encuadernarlas Muchos libros, como consecuencia libros de hojas cambiables.
de acuerdo con las necesidades del de un uso muy continuado, necesitan Las máquinas cosedoras con hilo se
lector, tal como sucede con los catálo­ una limpieza a fondo, y a veces hay en usan para unir las páginas de los li­
gos. Las hojas pueden arrancarse sin ellos desperfectos que es preciso repa­ bros. Si no fuese porque la mayorla de
estropear la encuadernación ni des­ sar. En los casos peores habrá que des­ las operaciones de encuadernación se
prender otras páginas. membrar al libro en sus pliegos, tras lo hacen hoy a máquina, los millones de
Las encuadernaciones de hojas suel­ cual se le quitará la suciedad que pue­ libros que se hacen cada afio no po­
tas en bomas de tornillo, tienen el in­ dan haber acumulado. Las manchas drlan encuadernarse a tiempo.
conveniente de que el libro no queda superficiales sobre papel blanco pue­
plano cuando se le abre. den eliminarse con miga de pan. y las que

23
La encuadernación en {a bib{ioteca
Las tareas relacionadas con la encuadernación tienen en el ámbito bibliotecario unas carac­
terísticas propias, que las diferencian de las encuadernaciones más o menos caseras, arte­
sanales o artfsticas. A continuación, reproducimos una serie de extractos del capítulo dedi­
cado a estas cuestiones en el texto de Manuel Carrión: Manual de Bibliotecas. (Madrid:
Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 1987).

¿ Qué quiere decir encuadernar?


Además de todos los trabajos necesarios para asegurar la unión y dotar de cubierta a un
conjunto de hojas, pliegos o cuadernos para formar un volumen, también hace referencia a
dotar a los libros de una cubierta sólida y restaurar las encuadernaciones que lo necesiten.
Un bibliotecario debe tener los suficientes conocimientos de la historia y del arte de la
encuadernación, de sus técnicas y materiales, como para no cometer desaguisados o con­
tribuir a la destrucción de la colección o a las molestias en su uso.

¿ Quién debe encuadernar?


Se discute a veces sobre la conveniencia o no de que la biblioteca tenga sus propios talle­
res o conffe sus trabajos a talleres ajenos. En términos generales, la biblioteca pública -ex­
cepto en las secciones locales o históricas- debería ser autosuficiente, si adquiere los libros
dotados ya de una encuadernación bibliotecariamente aceptable. En los países bien dota­
dos bibliotecariamente, los proveedores de equipos se encargan de suministrar maquinaria
sencilla tanto para el forrado plástico del libro como para su limpieza automática después
de cada préstamo.

¿ Qué hay que encuadernar?


Todo material que entre en la biblioteca debe reunir las condiciones necesarias para su
uso, para su conservación o para los dos fines. Por ello deberán recibir un tratamiento ade­
cuado, bien sea la encuadernación, la cubierta plástica o de otro tipo. En la biblioteca pú­
blica hay que garantizar, en el peor de los casos, tres usos (computables) al afto por los
ocho de vida media que se calcula al libro. En las bibliotecas de conservación garantizar la
duración es razón que vale por sí sola.

¿ Cuándo ha de ser encuadernado un libro?


En la biblioteca pública la encuadernación está muy reducida a las obras de nuevo ingre­
so, cuando no existan en el mercado con encuadernación sólida o no hayan podido ser ad­
quiridas en las centrales que las proporcionan ya encuadernadas. En este caso, suelen en­
cuadernarse cuando cada libro tiene ya su signatura. No suele ser su misión la
conservación de publicaciones periódicas,. ni resulta rentable en la mayoría de los casos la
reencuadernación. Esta sí es necesaria en las bibliotecas de conservación o en aquéllas con
fondos históricos.

¿ Cómo ha de ser la encuadernación?


Evitar la extrema monotonfa, que puede convertir los depósitos y las estanterías en blo­
ques pétreos, es una buena preocupación de un bibliotecario, especialmente en bibliotecas
públicas. En este sentido, conviene respetar los dibujos de las cubiertas utilizando el forra­
do con plásticos transparentes, y si esto no es posible, combinar colores y presentar de ma­
nera adecuada la información de los lomos.

24
ni
LJI
9{jtevos materia{es
Para mantener en buen estado los chivadores, carpetas de plástico con
foooos, y mejorar la presentaci6n de hojas trasparentes, grapadoras de ro­ PARA MÁS INFORMAa6N
documentos tan titiles en la biblio­ dos lps tamaftos, etiquetas... prácti­ Venta por correo de productos pn
teca como los dossieres documenta­ camente un producto para cada ne­ oficina. catálogo gratuito:
les, catálogos de novedades, biblio­ cesidad. Mlsco
graffas, etcétera, DO tiene por qué Apartado 1.009 FD
ser necesario recurrir a talleres espe­ 28080 MADRID
cializados o utilizar los procedi­ tt 841 91 12
mientos tradicionales de encuader­ Kalamazoo
naciÓn. Apartado 35
Existen en el mercado -tanto en 48970 BASAURI
venta por correo como en comer­ tt 900 40 07 36
cios- numerosos productos que nos ...... ....*1 ...............

pueden ser de gran utilidad y a un Organización de ServIcIos EdIlClllvoa


coste no excesivo. Por ejemplo, sen­ Hermosilla. n. 2'
cillas encuadernadoras de "canuti­ 28001 MADRID
llo" o encuadernadoras "térmicas", tt (91) 431 23 20
rápidas y fáciles de utilizar (con pre­ Distribuidora de material dldécllco. cue,*
cios desde 22.000 ptas.). también en su catálogo oon enruader·
También podemos recurrir a la nadaras. pIastiIicadoras y otros l8Ctn08
extensa gama de plásticos adhesivos de utlgdad para las bibliotecas.
para forrar los libros, así como ar-

tTa1feres portátiles de líacer !Jonnación de jóvenes


en Ca artesanía de{ {i6ro
papee y encuadernación
El Ayuntamiento de Madrid en colaboración
Los talleres de hacer papel o de bre el correcto plegado del papel, con el Instituto Nacional de Empleo, ha gestio­
encuadernar libros abren a educa­ el cosido y la manipulación, el de­ nado una serie de cursos de encuadernaci6n,
dor un amplio abanico de posibili­ sarrollo conceptual, para la deter­ con el fin de evitar la desaparición de profesio­
dades didácticas y creativas. Es minación del color y la compagi­ nes artesanales.
una forma de promocionar la bi­ nación de espacios, y el montaje y Estos cursos de un afto de duración, van diri­
blioteca en la escuela y ofrecer a organización de talleres de repara­ gidos principalmente a jóvenes parados meno­
los niflos y jóvenes la posibilidad ción de libros de la biblioteca es­ res de 25 afias inscritos en el INEM, a j6venes
de elaborar su propio material. colar. mayores de 25 afa t s con UD afta de antigüedad
Las diferentes maneras de desa­ El taller de papel incluye el si­ en la demanda de empleo y a mujeres que
rrollar actividades a partir de la guiente material: quieran incorporarse al mundo laboral. Tam­
utilización de los talleres portáti­ - Placas de pasta, cola, cedazo, bién pueden acceder los minusválidos que
les, son muy extensas y variadas. fieltros, una prensa desmontable y quieran integrarse en el trabajo real.
Las posibilidades de los talleres de un libro de instrucciones. El aprendizaje se centra más en la práctica
encuadernación son de tipo más El taller portátil de encuaderna­ que en la teorla y abarca prácticamente todas
concreto y las de los talleres de ha­ ci6n contiene: las etapas del proceso de encuadernación, asl
cer papel más creativas. - Telar, prensa vertical (burro), como sus diversos tipos.
Los talleres de papel se pueden prensa plana, macho de redondear
utilizar en Ciencias Naturales, lomos... casa de 0IIcI0s de EncuademaciOn AII8IanaI
Química, Dibujo y Pintura, Litera­ - Cuchilla, tijeras, plegadora, Conde Duque. 11. 28015 MADRID
tura, Plástica y reciclaje, bien para pincel, agujas de coser, cola, chin­ tt 588 57 68/ 588 57 78
hablar a los alumnos de las fibras chetas, cordel, cintas, hilo de ro­
vegetales, agua y contaminación, ser...
como para aprovechar el papel - Libro de instrucciones.
Otros centros
usado para hacer pasta, e incluso
para dibujar o construir libros o elENCO. Taler Escuela de Encuademacl6n
Artesans del Papar "Cal Banct8"
colecciones de trabajo. Orden. 14.28020 MADRID. tt 533 02 95
Apartado 158
Por su parte, el taller de encua­ 08790 Gelida (Barcelona)
dernación permite de sarrollar la TAlLER DE ENCUADERNACION
tt (93) 779 09 19 (Tan1es)
habilidad manual, para orientar so- Vlllanueva. 10.28001 MADRID tt 575 77 50

26
rJ3i6[iografía
QBanet, Dany (1985). La encuademación Q Johnson, Arthur W (1989). Manual de Q Martin, A.G. (1978) La encuaderna­
en cinco lecciones. Barcelona: Las Edic io­ encuadernación Madrid: Herma/m Blu­ ción. Técnicas clásicas y modemas. Ma­
nes de Arte. (Cómo se aprende). 47 p. me. 222 p. drid: Paraninfo. 350 p.
Introducción didáctica al arte de la en­ Uno de los manuales más serios y
cuadernación para todo tipo de pllblicos. completos sobre encuadernación. La O Martínez de Sousa, José (1989). "En­
Contiene numerosas ilustraciones y presentación es muy clara y didáctica, cuadernación". En Diccionario de Biblio­
aclaraciones de términos. No se centra y contiene numerosos dibujos y foto­ logía y Ciencias Afines. Madrid: Funda­
exclusivamente en la encuadernación de granas.
ción Germán Sánchez Ruipé rez.
libros, haciendo referencia también a la
(Biblioteca del Libro).
realización de carpetas, albumes, porta­ o López Serrano, Matilde (1972). La en­
Además de la historia, aplicaciones,
folios y cajas archivadoras. cuadernación española. Madrid: Aso­ técnica y materiales, se ofrece una bi­
ciación Nacional de Bibliotecarios, Ar­ bliografía y se explican todos los dife­
o Cusa, Juan de (1987). Cómo encua­ chiveros y Arqueólogos. (Biblioteca rentes tipos de encuadernación exis­
demar un libro. Barcelona: CEAC. (Có­ profesional. Cuadernos). 146 p. tentes.
mo hacerlo). 48 p. Historia de la encuadernación en Es­
Dirigido a la encuadernación domés­ pai'la desde los primeros tiempos hasta Q Ramos Alcántara, Antonio (1981). La en­
tica, trata el cosido, plegado, corte, en­ el siglo xx. La autora es una recono­ cuademación. Desarrollo sístemátkxJ de
colado, forrado, etcétera. cida especialista en la materia que ha programación adaptada para educación �
dirigido durante muchos ai'los la Bi­
pedal. Málaga: autor. 2 v.
o La encuadernación artística españo­ blioteca del Palacio Nacional.
la actual (1986). Madrid: Ministerio de
Q Ramos Alcántara, Antonio (1981).
Cult u ra . Dirección General del Libro y Bi­
La encuadernación. Activid ades pre­
bliotecas. 218 p.
tecnológicas. Málaga: Papeler ía Uni­
Editado con motivo de la exposición ·i.�\tn, '-'\�"'.�.\ �"",��.. 'f.}i'b.Q-l
versitas. 482 p.
que con en mismo tftulo tuvo lugar en Biblioteca de¡ Libro
•• _r._o•__•••••••••••••• ____•• __•_________________

la Biblioteca Nacional en 1986. Cuen­


ta con textos introductorios de Manuel Restauración Q Riberholt, K., D rastrup, A. (1982). La
encuadernación en casa. Madrid: Edaf.
Carrión, La encuadernnci6n artfstica de Ubros
en la actualidad; Emilio Brugalla, El (Viva por si mismo). 126 p.
arte de la encuadernnci6n en Espafla; Como indica el subtitulo, se tratan
y Antolfn Palomino, Tratado de la en­ en esta obra los fundamentos de la en­
cuadernaci6n en varios aspectos. Se cuadernación, explicados de manera
incluye finalmente un vocabulario téc­ sencilla con textos y dibujos.
nico asf como una extensa bibliogra­
na. Las excelentes fotografías en color o Riberh olt , K., Drastrup, A. (1989). Téc­
pueden ser de gran utilidad para com­ nica de la encuadernación. Sevilla: Pro-'
parar la evolución del arte de la encua­
gensa. 115 p.
dernación y apreciar las nuevas ten­
Versión espai'lola de una obra dane­
dencias en disei'los y colores.
sa, editada por Promotora General de
Estudios, S.A. de Sevilla. Texto claro
Q Ipert, Stéphane, Rome-Hyacinthe, Mi­ y sencillo de iniciación a la encuader­
chéle (1989). Restauración de libros. nación. Incluye glosario, bibliograffa y
Madrid: Fundación Germán Sánchez ejemplos gráficos.
Ruipérez. (Biblioteca del Libro). 133 p.
Los textos dirigidos a biblioteca­ Q Schmidt, Heinz (1989). Encuaderna­
rios sobre temas relacionados con ción práctica. . Madrid: Altea. (Enciclope­
encuadernación, hacen normalmente dia de las aficiones). 92 p.
más hincapié en los aspectos relati­
Se explican toda una amplia serie de
vos a la conservación y restauración
trabajos manuales a realizar con papel
de los documentos. En este libro se
y cartón, incluida la encuadernación
presenta una amplia información so­
de libros.
bre restauración de obras antiguas y
se incluye también un capftulo dedi­
O Vallado, José M. (1985). Manual de
cado a "¿Cómo proteger los libros".
Este libro contiene también un glosa­ encuadernación. Gijón: Autor. 98 p.
rio y bibliograffa.

27
1Jirectorio
*

ENCUAD. RIERA .521 80 52 .463 7017 Marlola


Benito Riera, 4 AGUIRRE CAMPANO, AMPARO ROTEDIC 46006 Valencia
07500 Manacor (IWeueI) General Alvarez Caatro, 38 Ctra. hun. Km. 12,450 .373 30 51
11 $S 11 20 28010 Madrid 28049 Madrid MARTIN IMPRESORES
URZAY ZARAGOZA, RAFAEL .446 54 20 .734 15 00 Pintor Jover, 1
Cannen, 5\1. 1" JESUS CORTES, S.A. ENCUAD. TOARSA 46013 Valencia
08001 B_dona Cailas del Peral. 9 Av. de la Industria, 9 .373 0882
.222 6640 28013 Madrid 28100 A1cobenclas (Madrid) ARTES GRAFlCAS SOLER
BRUGALLA AURIGNAC. SAN­ .247 00 27 .661 33 35 La Olivareta, 28
TIAGO ENCUAD. TIERREZ GAEZ, S.A 46018 Valencia
Aribau. 7 Íl&. Alfredo Castro Camba, 3 2 Ora. N.m. Km. 25,200 .370 22 50
0 8011 B_dona 28018 Madrid 28500 Arganda (Madrid) L1BRERlA COPIAPO
11234 6143 .477 53 51 .871 36 00 El PalJet.., 6
TESYS. S.A. IMPRENTA REVELLES COBRHI, S.A. 46220 PicaaaeDl (Valencia)
Malllo.I5-17 Dulcinea, 43 Ctra A1javir-Torrejón. Km. 3,371
. .1230475
08015 Barce10na 28020 Madrid 28864 AljaYh' (Madrid) ARGILES MINGUEZ, PUBI
.425 35 00 .534 34 32 .884 40 18 Sebasti6n Diego, 36
M ULRALCROM INDUSTRIA GRAFlCA MAB ENCUAD. GOMEZ PINrO 46410 SUGCA (Valencia)
Numancia, 55-57. 1" Avda. Hnos. Granda, 30 Calle 31, BIn. .180 15 20
0802\1 Barce10na 28022 Madrid 28900 M6aloles (Madrid) MARBAU
.322 78 61 .747 50 00 JOFECAN Calle de la Reina, 4
GRAFOS, S.A. GRAFlCAS MON1'ESA Av. Petroleo, 18 46800 Xativa (Valencia)
Zona Franca. Sec.C. calle D36 Angel RipoU, 7 2891 7 Legalll!s (Madrid) .227 16 15
08040 Barce10na 28025 Madrid ENCUAD. LARMOR CASA AMBROSIO RODRIGUEZ .
.2630\156 .465 85 75 Avda. C'mara de la 1ndU81ria, 36 Embajadores, 16
ENQUADERNACIONS DENY GRAFlCAS SEBASTIAN 28938 M6atoles (Madrid) 47013 Valladolid
Pare Uaurador. 264 laabe1la Católica. 15 .613 33 17 .47 SI 18
08224 Terrasaa (Barcelcaa) 28013 Madrid MENDEZ COUADO, FLOREN­ GRAFlCAS PALARE
.78\1 26 16 .247 22 29 TINO Ih'i\ez de Bilbat, 8
PRINTBR IND. GRAFlCA ENCUAD. MURO La Habana, 5 48001 Bilbao
Ctra Nac. m. Km. 600
. Antonio López, 236 30310 Loa Dolores (MlIRlia) .423 2382
08620 S.Vicenc Deis HoI'II (Barc:e­ 28026 Madrid .SI 31 79 ARTES GRAFICAS CELORRIO
lona) .476 1756 ENCUAD. SANDOVAL CaJzadas de Mallona, 8
.631 0123 GRAFlCAS nESSO Colegio,4 48006 Bilbao
ALSOGRAF, S.A. Mariano Usera, 3 30400 Carav8Ca ele la CrU2 (Mur­ • 41S 40 35
Uuis Millet. 69. 11 28026 Madrid cia) PRINTEKSA
08\130 Esplugues de Uobregat (Bar­ .475 30 en .30 8306 San MartIn, IS3
celona) EGRAF,S.A. ENCUAD. JOSE CISCAR 48016 Bilbao
.372 64 11 Luis l. 19. PoI.Ind. Monasterio de Fitero, 20 .4S2 07 11
HlSPANOGRAPH 28031 Madrid 31011 Pamplona EDICIONES MONTE CASINO
Antona de Dios, 14 '1 17 .778 10 12 "2S 41 42 aro . Fuente88uco, Km. 2
11402 Jerez (ada) KAHER GRAFlCAS ESTELLA 49080 Zamora
.33 03 10 po de la Habana, 52 Ctra EsteJJa-Tafalla. Km. 2
. .53 16 en
RENAU VlLAR, ANDRES 28036 Madrid 31200 EsteJJa (Navarra) ENCUAD. VDA. DE ZAURIN
San Francisco, 78 .563 55 26 • SS 1750 Contamina, 21
12002 CaateU611 ENCUAD. GABRIEL IZQUIERDO GRAFlCAS L1ZARRA :1000 3 Zaragoza
.21 40 90 PoI.Ind. Los Uanoo,26 Ctra . TafaIJa. Km. 1 .3942 33
ARENAS CAAASVEIlAS, JOSE 28038 Madrid 31200 EsteJJa (Navarra) SERVIGRAF
Alfonso XID, BIn. .697 4422 • SS 27 12 Sta. Teresa de JeaÓl, 29-35
14001 Córdoba COPYMYN, C.D. ENCUAD. ASTI1RIANAS 50006 Zaragoza
.47 71 U Lorenzana, 4 Los PiJarea, 13 .35 74 13
ENCUAD. CANTAIJUO 28039 Madrid 33012 Oviedo ENCUAD. MINAYA
Alta de Santa Ana, 1 OOMEZ ALVAREZ. SANI1AGO .. 291768 Venecia, 85
14003 Córdobl Jaime el Conquistada, 23 IMPRENTA KADMOS 50007 Zaragoza
.47 41 01 28045 Madrid Compalli a, 5 .27 9708
GRAFlCROMO, S.A. .4730\154 37008 Salamanca COMETA, S.A.
P J. Las Quemadas. P.I0 HAUSER y MENET .21 98 13 aro . CuteUÓn. Km. 3,400
14014 Córdoba Plomo. 19 L1BRER1A DE SERVICIOS JURI­ 50013 Zaragoza
.25 1404 28045 Madrid OICOS .41 6288
EL TALLER DE COPIAS .527 43 30 EDITORIAL LUIS VIV1!S
SanliJJana, 6
Jorge Montemayor, 27 COYDIS PAPEL, S.A. an. Madrid. Km. 315
41004 Sevilla
24OO7León Tom4s BretÓn. 51. Nivel 30-32 S0080 Zaragoza
.42216 29
.24 6920 28045 Madrid .34 4100
GRAFlQUES PUUAN VOLTAS
LECTURAS UNIDAS ASOCIA­ .230 58 00 Antonio Roig. 84
IX>S ENCUAD. CIEN 43830 TorrecIemban:a (Tanagona)
Oara del Rey, 41." Francisco AmuIda, '" • Esta lista es solamente
.641122
28002 Madrid 28047 Madrid orientativa y se cenlra en 108
GRAFlCAS BAJO ARAOON
• 416 76 68 .4790203 que se denomina encuaderna­
Aragón, 9
MARIN ALVAREZ HNOS GRAFlCAS ALBERDI 44500 Andoua ción industrial, existiendo
Luna, 24 bajo Francisca Annada, 38 otros muchos encuadernadores
.84 37 36
28004 Madrid 28047 MADRID de cartter artfstico o artesanal.
FOTOMECANlCA CARRERES

28