Está en la página 1de 29

CENTRO UNIVERSITARIO DE ORIENTE

MAESTRÍA EN DERECHO PENAL

DERECHO PROCESAL PENAL

MSC. EMILIO ANTONIO HERNANDEZ GARCIA

El JUICIO ORAL

ALEXIS ROGELIO RAMIREZ CHAVARRIA

MARIA CRISTINA VARGAS

ALEXANDER CASTILLO GARCIA

KAREN MELISSA DUARTE ALARCÓN

CHIQUIMULA, 28 DE OCTUBRE DE 2017


INTRODUCCIÓN

El juicio oral, no es más que la parte de mayor trascendencia del proceso penal,
se introdujo a partir de la entrada en vigencia del Decreto 51-92 del Congreso de
la República de Guatemala, que contiene al Código Procesal Penal. En
Guatemala, el juicio oral se lleva a cabo dentro del debate, en el cual como
principios rectores privan entre otros, la oralidad, la inmediación, la publicidad, el
contradictorio y la concentración. El debate, se desarrolla en tres momentos
esenciales, la preparación, el desarrollo propio del mismo y finalmente la
conclusión.

El juicio oral en materia procesal, representa una forma esencial para la recta
administración de justicia, puesto que en esta etapa, es donde los principios de:
Inmediación, publicidad, oralidad, concentración y contradicción se concretizan, el
cual, lo puede presenciar en sí la sociedad, siempre y cuando los hechos
delictivos no produzcan escandalo público, no afecten el honor de las personas y
no atenten contra la seguridad del Estado. Es el periodo culminante del proceso,
en el cual las partes entran en contacto directo.

Aquíí́ se manifiestan en toda su amplitud, los principios específicos del proceso


penal, se presentan y ejecutan las pruebas; teniendo el contradictorio su más fiel
expresión en la vivacidad de la prueba hablada. La etapa del juicio, se subdivide
de la siguiente manera; en cuando a las cuestiones que tratan sobre la
preparación, luego el debate en sí, y por último la deliberación y sentencia.
EL DEBATE ORAL Y PUBLICO EN GUATEMALA

Antecedentes históricos del Derecho Procesal Penal:

Es mínimo el conocimiento que se tiene sobre los orígenes de la administración de


justicia. Se ha manifestado desde inicios que la administración de justicia hubo
que ser intervenida en forma privada y buscar soluciones como la composición o
el arbitraje. Luego se alcanzó un mínimo de organización social y el Estado asume
el control de los conflictos, surge el proceso. Esa época es la más obscura del
derecho procesal, pues no existe literatura procesal o se desconoce de su
existencia; ejemplo de lo indicado es que eminentes cultores de esta ciencia
inician sus artículos sobre la evolución histórica a partir de la edad media; lo que
se evidencia con el intento por explicar la evolución de la doctrina procesal,
realizado por Niceto Alcalá-Zamora y Castillo, citado por el tratadista Armando
Antonio Serrano quien diferencia cinco periodos del Derecho Procesal Penal
bautizados por el como: primitivo, judicialista, práctico, procedimentalista y
procesalista; periodos que aborda como tendencias o escuelas 1.

Para Alcalá Zamora y Castillo, el periodo primitivo data de tiempos inmemoriales


alcanzando el siglo XI de la era cristiana. Entre sus características encontramos la
ausencia de toda exposición procesal; a pesar de ello, existen obras de distinta
fecha, origen y naturaleza en las que se encuentran datos curiosos e ideas del
funcionamiento de la justicia. Entre algunos de los ejemplos de este periodo
tenemos. La Biblia, texto histórico religioso; obras de índole jurídico-penal como el
código de Hammurabi en babilonia; el código de Manú en la India, texto religioso y
jurídico. Dichas obras no pasan de ser aportaciones parciales de la doctrina
procesal del periodo primitivo.

Se tiene conocimiento por la doctrina, que el derecho procesal como ciencia


inicia con la obra denominada “La Teoría de las Excepciones Dilatorias y los
Presupuestos Procesales”, del jurista Alemán Oscar Von Bulow, que apareció en
1868 obra maestra científico-jurídica con la que se inició la época moderna

1
Serrano, Armando Antonio, Manual de Derecho Procesal Penal, pag.66
constructiva de la ciencia procesal en general; provocándose con esta obra un
movimiento científico procesal de gran magnitud, que surgió, primero en Italia y
luego se expandió en otros países, desencadenando una transformación al
derecho procesal.

Antecedente del sistema procesal penal guatemalteco.

En nuestro país no se cuenta con datos específicos y fidedignos del derecho


precolombino; pero, a consecuencia de la conquista española se implementó un
derecho desordenado, con disposiciones dispersas hasta recopilaciones de leyes,
las que estuvieron vigentes hasta la independencia de 1821. Luego de la
independencia continuo vigente la antigua legislación española. En cuanto al
derecho procesal penal, era consuetudinario, dando ancha cabida a la
arbitrariedad judicial. El sistema de enjuiciamiento por delitos era siniestro y
secreto. en el periodo de 1831 a 1838, siendo jefe del Estado de Guatemala el
doctor Mariano Gálvez, se hizo lo posible por innovar la legislación procesal penal
a través de los códigos de Livingston. En 1821, cuando se declar4o la
independencia de Centro América, el jurisconsulto y político norteamericano
Edward Livingston, redacto un proyecto de código penal para el estado de
Lousiana. El 10 de febrero de 1821, el gobernador autorizo la elaboración de un
código de leyes penales en inglés y francés, en el se determinaron los actos
punibles por la ley y diseño el proceso penal, el cual debía ser presentado a la
Asamblea General. Don Jose Francisco Barrundia, con el apoyo del doctor
Galvéz, tuvo la iniciativa de traducir y adaptar para Guatemala los códigos de
Livingston, presentándolos en 1831 ya traducidos. “Aquellos celebres códigos
introducían una innovación completa radical, el juicio por jurados, la exhibición
personal o habeas corpus, la defensa amplísima, el juicio oral y público; las penas
reparables; los delitos con caracteres de tales, bien definidos, la proporcionalidad
del castigo y la culpa, la salvaguardia de la inocencia, etc 2.

El 1 de enero de 1837 fueron promulgados y entraron en vigor los códigos de


Livingston y el 13 de marzo de 1838 fueron derogados los mismos, ordenándose
2
Vela, David. Vida, Pasión y muerte de los códigos de Livingston. Pag. 55
el restablecimiento provisional de la legislación anterior. El 06 de septiembre de
1961, fue presentado al gobierno de la República de Guatemala un
anteproyecto de Código Procesal Penal, elaborado por los penalistas Sebastian
Soler (origen argentino), Romeo Augusto de Leon y Benjamin Lemus Morán
(guatemaltecos). Anteproyecto que se fundamentó en el texto que formularon
Sebastian Soler y Alfredo Vélez Mariconde para la provincia de cordova, de la
república de Argentina. En la séptima jornada Iberoamericana de derecho
procesal, realizada en Guatemala en noviembre de 1981, se dieron las bases
para orientar a Latinoamérica a la unificación de la legislativa en materia procesal
penal, discutiéndose este proyecto entre juristas nacionales e internacionales.
Dichas bases se consideran como el aporte contemporáneo más importante
al derecho procesal penal para la región; mismas que se encuentran
inspiradas en el código de la provincia de Cordova del año de 1939.

En 1984 se elaboró un anteproyecto del código procesal penal


Guatemalteco, por encargo de la Corte Suprema de Justicia; mismo que fue
elaborado por los juristas guatemaltecos Alberto Herrarte Gonzalez, Rodrigo
Herrera Moya, Cesar Augusto Villalta Perez, Luis Alberto Cordon y Cordon y
Homero López Mijangos, quienes ponen de manifiesto la necesidad de una
reforma procesal penal en Guatemala, por la carencia de una justicia penal que
sea pronta, ecuánime y eficaz, con celeridad, sin menoscabar los derechos
individuales que deben respetarse.

En 1986 los juristas guatemaltecos Edmundo Vasquez Martine4z y Hugo


Gonzalez Caravantes, elaboraron un anteproyecto de código procesal penal, el
cual se fundamenta en las bases completas para orientar en Latinoamérica la
unificación legislativa en materia procesal penal, redactadas por el profesor Jorge
Claria Olmedo, realizadas en Guatemala en noviembre de 1981.

El objeto de la elaboración del Código-modelo para Iberoamérica, era diseñar un


procedimiento unificado, un modelo institucional que, de ser posible, se
incorporara a las legislaciones Iberoamericanas, dispositivos que dieran solución a
los conflictos sociales existentes. Este fue redactado por una comisión y fue
presentado en la XI jornada de Derecho Procesal, celebrada en Rio de Janeiro en
1988.

En el código-modelo se consideraron instituciones de la legislación procesal de


Francia, Italia, España y la ordenanza procesal penal Alemana, para incorporar a
Latinoamérica a la modernización en materia de derecho procesal penal.
Asimismo, se tomó en cuenta, en materia de derechos humanos, el Convenio
Europeo de Derechos Humanos, el pacto Internacional de Derechos Civiles y
Políticos, y la Convención Americana sobre Derechos Humanos. 3 En 1989, por
encargo del presidente del Organismo Judicial, doctor Edmundo Vásquez
Martínez, fue elaborado un anteproyecto de código procesal penal por los juristas
argentinos Alberto Binder y Julio Maier. El penalista argentino Julio Maier fue
nombrado por Naciones Unidas como asesor especial de Hecor Gross Spiell,
observador de Naciones Unidas sobre derechos humanos, por lo que realizo un
examen de la justicia penal, de la administración de justicia y del respeto de los
derechos humanos en Guatemala.

En enero de 1990, se reunió la comisión nombrada por el Organismo Judicial, para


estructurar el proyecto del código procesal penal. En julio de 1991 se formó una
última comisión revisadora, la cual presento la redacción final del anteproyecto de
código procesal penal de la Corte Suprema de Justicia, en el mes de agosto del
mismo año, para ser enviado al Congreso de la Republica.

El anteproyecto Binder-Maier fue remitido como iniciativa de ley al Organismo


Legislativo, y el mismo se empezó a discutir en los primeros meses de 1991.
Después de la segunda lectura del proyecto remitido por el Organismo Judicial, el
Congreso de la República decidió remitir el proyecto a la Comisión de Legislación
y puntos constitucionales. Dicha comisión decidió analizar las propuestas y
sugerencias del Ministerio Publico, las universidades, el Colegio de Abogados y
otras instituciones; finalmente, acodo solicitar a la presidencia del Congreso de la
República la designación del doctor Alberto Herrarte para la revisión del proyecto

3
Maier, Julio, Código procesal penal modelo para Iberoamérica, pag. 294
del código procesal penal remitido. El organismo judicial designo por su parte al
licenciado Cesar Barrientos para colaborar con Herrarte.

Las modificaciones efectuadas al proyecto Binder-Maier pueden clasificarse en


cuestiones de forma y de fondo. Entre las cuestiones de forma, las principales
están relacionadas con la redacción y simplificación de algunos conceptos.
Introduciendo cambios en expresiones, palabras y terminología para adecuarlas a
la forma general de lenguaje que utiliza la legislación guatemalteca. Entre las
cuestiones de fondo encontramos que se conservó la estructura original del
proyecto del código remitido por el organismo Judicial.

Reformas del sistema procesal penal Guatemalteco.

El nuevo código procesal penal contenido en el decreto 51-92, fue promulgado por
el Congreso de la República de Guatemala el 28 de septiembre de 1992, y
sancionado el 07 de diciembre del mismo año. Se estableció un año de vacatio
legis para la entrada en vigor del código y se organizara a la nueva forma de
operar la justicia penal; fue publicado en el diario oficial el 14 de diciembre de
1992. Se solicitó una prórroga de vacatio legis en vista de lo complejo del
funcionamiento del mismo, la que venció en junio del año 1994, por lo que el
código procesal penal entro en vigencia el 01 de julio de 1994.

El código procesal penal decreto 51-92 del Congreso de la República de


Guatemala, de índole acusatorio que lleva consigo la materialización de la
inmediación, la publicidad, la oralidad y el contradictorio en el juicio, constituye un
cambio trascendental en el sistema de justicia penal que se había utilizado en el
país; a raíz de ello, ha sufrido varias reformas a efecto de adecuarlo de mejor
manera a la realidad social de Guatemala, esperanzados en el hecho de que las
reformas no fueran a desnaturalizar el código, al introducir elementos del sistema
inquisitivo.

Las reformas al código procesal penal, se caracterizaron por erradicar la


relevancia de la escritura en todas las fases del procedimiento, teniendo como
consecuencia una concentración exagerada de funciones de investigación y de
decisión en los jueces, por lo que ha sido necesario que se realizaran unas
reformas.

REGULACIÓN COMPARADA

EL JUICIO ORAL EN ARGENTINA

El juicio oral constituye en el derecho penal procesal argentino un sistema de


enjuiciamiento que, por su rapidez, economía y publicidad, ofrece una verdadera
garantía de administración de justicia en su sistema republicano de gobierno.
Siendo necesario que la celeridad se imponga definitivamente como principio
procesal y que las partes existan de una manera más real, ejerciendo el juez con
plenitud la jurisdicción.

En el desarrollo del juicio oral en Argentina ya está en funcionamiento en distintas


provincias lo que se denomina el sistema acusatorio de segunda generación,
donde todo se resuelve a través de audiencias. Ya opera este modelo en
Neuquén, Chubut, La Pampa, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero y en la
provincia y la ciudad de Buenos Aires. Lo mismo pasa en muchos de los países de
América Latina. Con dificultades: aunque los juicios penales avanzaron en la
región hacia los procesos orales, la efectiva oralidad sigue siendo una deuda
pendiente en el resto de los juicios.

La Constitución argentina estipula que el juicio penal debe ser un juicio oral y
público con participación de jurados. En el procedimiento penal federal argentino,
el juicio oral y público fue instaurado en 1992 con el nuevo Código Procesal Penal
de la Nación, mediante la ley 23.984 que introdujo la etapa de debate y creó los
tribunales orales con competencia criminal.

El proceso penal argentino consta de tres etapas procesales bien diferenciadas: la


etapa de instrucción, la de debate y la de ejecución de la pena. El juicio se
desarrolla en la etapa de debate y está regulada por el Código Procesal Penal,
que rige para la jurisdicción federal, tribunales con competencia en materia federal
con asiento en la ciudad de Buenos Aires y todas las provincias y para la
jurisdicción ordinaria de la Capital Federal.

La audiencia oral es el momento en que se reúne un juez con los abogados de las
partes. La búsqueda de un sistema de justicia volcado a la oralidad supone poner
término a expedientes con miles de fojas, a un caudal de papeles y firmas que
ralentizan el proceso judicial. El concepto de oralidad, en resumen, implica que las
partes tengan mayor contacto con los jueces, que se abran instancias de diálogo.
De esta manera, el despliegue del proceso no está limitado a través de los escritos
en papel. Únicamente con una audiencia oral es que el ciudadano común puede
ver y oír las decisiones del magistrado.

El proceso penal federal argentino comienza con una etapa de instrucción,


completamente escrita y formalista, en la que es el propio juez de instrucción
quien investiga y resuelve la situación procesal de los sujetos investigados. Luego
se llega a una etapa de juicio oral, en la que el tribunal abre un debate oral y
público, en el cual la mayoría de la prueba fue producida en la etapa de instrucción
e incorporada por lectura.

A diferencia de la instrucción, en la etapa de debate deben regir los principios de


oralidad, inmediación, publicidad y contradicción, tendientes a que las partes, en
igualdad de condiciones, discutan frente a un tribunal imparcial que, luego de
escucharlas, resuelva el conflicto.

EN COSTA RICA

El sistema procesal es mixto, el cual se configura con la unión de características y


principios más sobresalientes, el sistema inquisitivo y el sistema acusatorio, como
consecuencia de ello surge la característica más importante de este sistema cual
es, la división del proceso en dos etapas: una investigación o instrucción, en cuyo
seno dominan los principios inquisitivos y la fase del juicio en donde se
manifiestan ampliamente los principios del sistema acusatorio.

El debate puede realizarse en dos fases, la primera para lo concerniente acerca


del hecho y la culpabilidad del acusado, y la segunda, para lo relativo a la
individualización de la pena y las consecuencias civiles.

EN EL SALVADOR

La etapa final del proceso penal es el Juicio Plenario o Vista Pública, una vez que
se ha tomado la decisión judicial de admitir la acusación, se da por concluida la
instrucción y se entra a otra etapa del proceso penal, en la que los sujetos
intervinientes tienen la oportunidad de ampliar y discutir todos los elementos
probatorios; con el fin de obtener una resolución final definitiva, en la que culmina
el derecho penal material, esta etapa se caracteriza por la vigencia de la
Inmediación, Concentración, Publicidad, Oralidad y Continuidad, concretizándose
con una sentencia fundada en derecho

El juez eleva a plenario una causa cuando estima que ya se han practicado todas
las diligencias conducentes al esclarecimiento de los hechos investigados y no
procede el sobreseimiento. No es necesario que toda la instrucción esté
completamente agotada, si a criterio prudencial del juez se estima suficientemente
depurada (arts. 296 y 297 Pr. Pn.).

El desarrollo de la vista pública se ha encomendado a los Tribunales de Sentencia


y al Tribunal de Jurado que conoce en casos especiales determinados por la ley.

El tribunal del jurado lo integran cinco personas legas llamadas jurados, que
deberán responder a la siguiente pregunta: "¿Tiene el jurado la íntima convicción
de que el imputado es culpable?" (arts. 315 y 331 Pr. Pn.).
La vista pública de la causa será presidida por el juez de primera instancia, o por
el magistrado presidente de la cámara en su caso, quien dirigirá los debates,
ordenará las lecturas necesarias y hará las advertencias sobre alegatos no
pertinentes al establecimiento de la verdad, sin coartar el ejercicio legítimo de la
acusación y la libertad de la defensa (art. 340 Pr. Pn.).

Concluida la votación se hará constar en acta que, habiendo deliberado los


jurados sobre la pregunta sometida a su decisión, declaran solemnemente y bajo
la promesa que han prestado, que el imputado es culpable o no es culpable del
delito que se le atribuye, según lo haya resuelto la mayoría. Luego los jurados
llaman al juez, quien a su vez llama a las partes y permite la entrada del público
para que el presidente, si quiere, lea el veredicto. Si no, lo hace el juez con esto
termina el "juicio oral" en El Salvador.

En la sentencia el juez, a nombre de la República de El Salvador, concluirá con la


parte resolutiva, en la que, según el caso, se condenará al imputado por el delito
que haya sido materia del proceso, imponiéndole la pena principal y las accesorias
que corresponda, o se lo absolverá de culpa por la acción entablada,
ordenándose, cuando fuere el caso, su libertad o la cesación de las restricciones
impuestas.

EN MÉXICO

El sistema acusatorio, contrayendo el juicio oral, fue puesto en vigencia el 19 de


junio de 2008, aunque su ejecución ha sido progresiva y paulatina a lo largo de la
república, difiriendo por estados. Se ha llamado Juicio Oral porque el sistema se
caracteriza por desahogar la etapa central del procedimiento de viva voz ante un
juez o tribunal que entiende del litigio

El sistema acusatorio es manejado acatando los siguientes pasos en orden: La


etapa de investigación, el paso intermedio y la etapa donde entra el juicio oral,
estableciendo los hechos, las pruebas obtenidas durante la etapa de investigación
y la sentencia final, presentando también interrogatorio y contrainterrogatorio una
vez, cada uno, por juicio oral (pudiendo ser replicado y duplicado). Los jueces no
darán un fallo leyendo expedientes, sino valorando las declaraciones y pruebas
que las partes acusadora e inculpada aporten durante la audiencia

Finalmente la individualización de la pena, haciendo ejercer la sentencia dictada


en la conclusión del juicio.

PRINCIPIOS QUE INFORMAN EL DESARROLLO DEL DEBATE.

ORALIDAD.

La oralidad es la utilización de la palabra hablada como medio de comunicación


entre las partes y el juez y como medio de expresión de los testigos y peritos. Más
que un principio, es el instrumento mediante el cual se garantiza la efectiva
vigencia de la inmediación y la publicidad, principios básicos del derecho procesal
penal. Si se usa la palabra, necesariamente las partes deben estar presentes
(inmediación) y se estarán expresando a través de un medio de comunicación
fácilmente controlable por terceros (publicidad).
La oralidad establece que el debate será oral. En esa forma se producirá las
declaraciones del acusado, de los órganos de prueba y las intervenciones de las
personas que participaran en él. Las resoluciones del tribunal se dictaran
verbalmente quedando notificados todos por su emisión pero constaran en el acta
del debate. Fundamento de Derecho. Articulo 362 C.P.P.

INMEDIACION
La inmediación es la presencia física de las partes y del tribunal en los actos
procesales. La inmediación posibilita el efectivo ejercicio de la contradicción y por
tanto del derecho de defensa.
Por otra parte, la inmediación es también una garantía de mayor aproximación a la
verdad histórica. Si el tribunal o el Ministerio Público, sólo tienen conocimiento de
un testimonio por el acta que se levantó, estarán perdiendo la posibilidad de
observar como declara el testigo, situación que suele ayudar a comprobar la
credibilidad del mismo, así como de hacer nuevas preguntas o pedir aclaraciones.
La inmediación, establece que el debate se realizara con la presencia interrumpida
de los jueces llamados a dictar la sentencia, del Ministerio Publico, del acusado,
de su defensor, y de las demás partes y sus mandatarios. Fundamento de
Derecho. Articulo 354 C.P.P.

PUBLICIDAD.

Por un lado permite que los ciudadanos puedan controlar la actuación de la


administración de justicia viendo como proceden, no sólo los jueces, sino también
otros pilares del sistema como son los fiscales, abogados e incluso las fuerzas de
seguridad (generalmente a través de la declaración de los agentes captores). Por
otra parte, la posibilidad de presenciar los juicios ayuda a que la comunidad
empiece a entender algo del “oscuro mundo de los abogados”. La justicia deja (en
parte) de ser una caja negra que el ciudadano no comprende y por ello le genera
desconfianza. Así el guatemalteco medio sabrá porque motivos se le puede (y por
cuales no) sancionar y cuál es el mecanismo que se usa para ello.
Sin embargo, la publicidad tiene un componente negativo, como es la afectación al
honor y a la intimidad de la persona sometida a proceso. Es por esa razón que,
durante el procedimiento preparatorio, la investigación es reservada a extraños al
procedimiento.
La publicidad establece, que el debate será público, pero el tribunal podrá resolver
aun de oficio, que se efectué, total o parcialmente. Fundamento de Derecho.
Articulo 356 C.P.P.
CONTINUIDAD Y CONCENTRACIÓN.

Por medio de este principio se garantiza que el juicio será continuo y que en el
mismo se concentrará o reunirá la prueba que le servirá a los juzgadores para
analizarla y dictar una sentencia apegada a derecho.
El Artículo 19 del Código Procesal Penal, estipula que no puede suspenderse,
interrumpirse o hacerse cesar un proceso, en cualquiera de sus trámites sino en
los casos expresamente determinados. Por su parte el Artículo 360 del mismo
cuerpo legal, da las bases de la continuidad y los casos en que puede
suspenderse la audiencia oral.
La continuidad del proceso acelera éste, para evitar retardos en la administración
de justicia, y podrá suspenderse o aplazarse por causas expresamente
estipuladas en la ley.
El principio de concentración es el que se desarrolla en una o más audiencias, de
manera continua, concentrándose la prueba en la audiencia, las declaraciones de
procesados, testigos, peritos, etc. que se reciben en la misma audiencia.
Fundamento de Derecho. Artículo 360. C.P.P.

.DESARROLLO DEL DEBATE Y OBJETO DEL JUICIO.

 Desarrollo Legal.
La preparación del juicio es la primera fase del juicio oral, cuyo cometido consiste
en la preparación de todos los elementos del debate y en la depuración legal de
todas aquellas circunstancias que pudieran anularlo o tornarlo inútil.

Definición de Debate.
El debate es la culminación del proceso penal, porque en él se dicta la sentencia
condenando o absolviendo al acusado, quedando pendientes los recursos de
apelación que la ley establece, es la única parte del proceso donde se rendirán las
pruebas y el juez viendo y oyendo a las partes en forma personal, se formará un
criterio para dictar su fallo final.

DESARROLLO DEL DEBATE.

 Que es Apertura de Debate.


Es un acto procesal que forma parte inicial de debate en sí, donde el presidente
del tribunal lo dirige, hace las advertencias correspondientes a los sujetos
procesales, recibe los juramentos y modera el mismo. Impidiendo de acciones
impertinentes, en lo que no conduzcan al esclarecimiento de la verdad, sin coartar
desde luego el ejercicio de la acusación y la libertad de la defensa.

1. Apertura del Debate. Art. 368.C.P.P.


1.1. En el día y hora fijados, el tribunal se constituirá en el lugar señalado para la
audiencia. En la práctica, el secretario anuncia la entrada del juez o de los
miembros del tribunal de sentencia, señalando que se conocerá el juicio oral y
público en el caso que el estado sigue, contra el ´procesado y anunciado quienes
integrarán el tribunal.
1.2. Una vez ha ingresado el juez o el tribunal, el presidente debe verificar la
presencia del Ministerio Público, del acusado, el defensor, de la victimas agraviado
y de las más partes que hubieren sido admitidas.
1.3. Luego verificara si están presentes. Los peritos, testigos o intérpretes que
hayan sido citados para tomar parte en el debate.
1.4. Al verificar que si están presentes, el o la presidente a dirá: se declara
abierto el debate.

2. Advertencia al Acusado sobre la Importancia.


Seguidamente el presidente se dirigirá al acusado y le advertirá sobre la
importancia y el significado de lo que va a suceder e indicara que preste atención.
Articulo 368 lo que sucede en el debate puede afectarle.
3. Alegatos de Apertura. El mismo artículo 368 del C.P.P. establece
inmediatamente le considera en su orden a la parte acusadora para que presente
sus alegatos de apertura.
Este acto introducido al proceso penal permite en primero lugar que el acusador
(M.P), presente alegatos de apertura y posteriormente de apertura y
posteriormente la defensa así lo haga. El objeto del alegato de apertura es fijar
en los jueces la tesis o antítesis que se tenga.

4. ETAPA DE INCIDENTES. Artículo (369). C.P.P


DEFINICIÓN.
Es toda cuestión accesoria que sobrevenga y se promueva con ocasión de un
proceso y que tenga señalado por la ley procedimiento, deberá tramitarse como
incidente. Cuando las cuestiones fueren contempladas ajenas al negocio principal,
los incidentes deberán rechazarse de oficio. El auto que decide el incidente
contendrá la condena en costas del que promovió sin razón, salvo evidente de
buena fe.
Las cuestiones incidentales que se pueden plantearse son innumerables y el
profesor Vivas Ussher las describe y divide en dos grandes grupos.
1. Las que se pueden plantear para discutir la competencia del tribunal, y
competencia por razón de territorio, recusación, o Inhibitoria surgida previo a
iniciar el debate.
2. Que Son todas aquellas cuestiones que sirven para señalar actividades
procesales que se consideren defectuosa y que sea imprescindible subsanar
previo a seguir el debate o bien cuestiones de fondo que se sabe, influirán
prescindiblemente en la sentencia o antes de ella.

Pasos para desarrollar los Incidentes.


4.1. El presidente preguntara a cada abogado comenzando por los sujetos
acusadores.
4.2. Se dará trámite al incidente y se corra audiencia oral a los demás sujetos
procesales.
4.3. El tribunal procede a deliberar en público y emitir la resolución en forma oral,
puede ser que el juez o presidente del tribunal difiera la resolución para hacerlo en
la sentencia y así deberá darle a conocer.
Es de hacer notar que regularmente los sujetos procesales no tienen incidentes
que plantear.
¿Cuándo se puede resolver el incidente?
La resolución del incidente puede darse en dos momentos según el Artículo 369.
C.P.P.
1. Al terminar la discusión del incidente.
2. También puede diferirse la resolución para resolver en la sentencia.

5. DECLARACIÓN DEL ACUSADO. (ART. 370 AL 372 C.P.P).


Pasos para recibirla.
5.1 A continuación de haber superado la audiencia para incidentes, el juez o
presidente del tribunal de sentencia, hará llegar al acusado y deberá explicarle con
palabras claras y sencillas el hecho que se le atribuye, advirtiéndole que con
respecto a este, tiene el derecho constitucional de declarar o de permanecer
callado y aunqué no declare el debate, debate. Debe de continuar. (Explicar con
palabras sencillas, no significa leer el hecho de la acusación, que puede no
entender el acusado o los acusados).
5.2. Se le pedirá que proporcione su nombre completo, edad, estado civil,
profesión u oficio, nacionalidad, fecha y lugar de nacimiento, domicilio, lugar de
residencia si fuere el caso, nombre del conyugue e hijos y las personas con
quienes vive, de las cuales depende o están bajo su guarda.
5.3. Luego el juez o presidente del tribunal, le dará la oportunidad para que
declare lo que considere con relación al hecho del acusado. (Al acusado no se le
requiere protesta, sino solamente se le amonesta que conduzca con la verdad).
5.3.1. Si el acusado ha decido no declarar, se lo hará saber al tribunal y regresara
de nuevo a la par de su abogado defensor.
5.3.2. Si ha decido declarar, se le permitirá que lo haga en la forma más libre que
se pueda y posteriormente se le dará la palabra al representante del ente fiscal,
para que le dirija preguntas, luego al abogado del Querellante adhesivo si lo hay y
posteriormente al abogado defensor, de este. Si el acusado declara, no está
obligado a contestar todas las preguntas que se le dirijan y su abogado defensor,
deberá estar pendiente del tipo de pregunta que se le dirijan y que si se considera
que alguna de ellas es capciosa o impertinente, podrá oponerse a que sea
contestada a través de objetar señalando a la razón de ello.

¿Es correcto que se lea la primera declaración del sindicado prestada en


primera instancia, si este se niega a declarar?
Aunque en el artículo 370 C.P.P. en el segundo párrafo establece. Si el acusado se
abstuviere de declarar, total o parcialmente, o incurriere en contradicciones
respecto de declaraciones anteriores, que se le podrán de manifiesto, el
presidente ordenara, de oficio o a petición de parte, la lectura de las mismas
declaraciones, siempre que se hubiere observado en ellas reglas pertinentes,
ordenara de oficio o a petición de parte, la lectura de las misma declaraciones
siempre que se hubiere observado en ellas las reglas pertinentes. Posteriormente
a su declaración y en el curso de debate se le podrán formular preguntas distintas
su situación.
El profesor vivas. Establece que en relación a la lectura de la declaración del
acusado señala. En rigor no solo se transforma la declaración del imputado en un
medio de prueba si no que se lo análoga con los actos, probatorios que puedan
dar base a la sentencia, en tanto que el resto de los medios de prueba solo
constituyen evidencias, probatorias con las que se le podrá dar base a la
acusación.

¿Qué Pasaría si fueron varios los acusados?


El artículo 371 del C.P.P Establece que si son varios los acusados pasara a
declarar cada uno de ellos, el presidente alejara de la sala de audiencia a los que
no declaren en este momento, pero después de todas las declaraciones u
oportunidades, para hacerlo, deberá acusados, en forma rápida, de las
actuaciones ocurrida cuando estos estaban afuera de la sala del debate.
6. DILIGENCIAMIENTO DE LAS PRUEBAS ADMITIDAS.
El articulo 375 C.P.P. establece después de la declaración del acusado, el
presidente procederá a recibir la prueba en el orden indicado en los artículos
siguientes salvo que se considere su alteración.
Cada una de los sujetos procesales tiene su tesis acusatoria o antítesis defensiva
u es en esta fase de, diligenciamiento de la prueba, a través de la cual el
Ministerio público o acusadores trataran de fundar cada uno de los extremos de la
acusación o en el caso de los defensores a descalificar alguno o todos los hechos
descritos en ella.
¿En qué orden deben de diligenciarse las pruebas?
El código procesal penal en los artículos 376, 377, y 380 se refiere que primero
debe recibirse la prueba: pericial, luego la testimonial y posteriormente todos los
medios de prueba como exhibición y lectura de documentos presentados o
secuestrados, exhibición de prueba audiovisual., reconocimiento lugares o
reconstrucciones de hechos.

¿Puede variarse el orden de diligenciamiento de la prueba?


El artículo 375 del C.P.P establece en la última parte que el orden de recepción de
las pruebas si pueden cambiarse y lo señala así: salvo que considere necesaria la
alteración es decir que faculta al juez o presidente del tribunal a variar el orden
cuando lo considere necesario debiendo señalar expresamente, los motivos de
variación.
6.1. De la Prueba pericial en el debate.
Peritos.
El Perito es para el autor Vicente moreno catena, Una persona con conocimiento
científicos o artísticos de los que el juez, por su especifica preparación jurídica,
puede de carecer., llamada al procedimiento precisamente para apreciar, mediante
máximas de experiencias especializadas propias de su preparación, algún hecho o
circunstancias que han sido adquiridas con anterioridad por otros medios de
averiguación y sean de interés o necesidad para la investigación. Fundamento
artículo 376 C.P.P.

6.2 De la Prueba Testimonial.


Testigos. Para Vicente moreno catena. Establece que es la persona física en todo
caso ajena al proceso, citado por el órgano jurisdiccional, a fin de que preste
declaración de ciencia sobre hechos pasados relevantes para el proceso penal, en
el orden de la averiguación y constancia de la perpetración de los delitos con
todas las circunstancias que pueden influir en su calificación y la culpabilidad de
los delincuentes adquiriendo un estatus procesal propio.

6.2.1 ¿Cómo debe recibirse la declaración testimonial?


El artículo 377 del C.P.P establece a forma de recepción de esta prueba así:
testigos inmediatamente, el presidente procederá a llamar a los testigos, uno a
uno. Comenzará con los que hubieren ofrecido el ministerio público., continuara
con los propuestos demás actores y concluirá con los del acusado y los del tercero
civilmente demandado. El presidente sin embargo podrá alterar este orden cuando
así lo considere conveniente para el mejor esclarecimiento de los hechos.
Antes de aclarar los testigos no podrán comunicarse entre sí, ni con otras
personas ni ver, oír, o ser informados de lo que ocurra en el debate
Si fuere imprescindible, el presidente podrá autorizar a los testigos a presenciar
actos del debate, se podrán llevar a cabo careros entre testigos o entre el testigo y
el acusado o reconstrucciones.

6.2.2 ¿Cuáles son los pasos para recibir el testimonio?


De conformidad con el artículo 378 C.P.P debe hacerse de la siguiente forma:
a) el juez o presidente identificara al testigo con su nombre y el documento
personal que lo identifique válidamente si no llevare dicho documento, el articulo
220 C.P.P establece en todo caso, se recibirá su declaración, sin perjuicio de
establecer con posterioridad su identidad si fuere necesario, es decir que debería
después presentarlo ya que si ni lo hace, su valoración como testigo idóneo se
pone en juego.
b). se instruirá al testigo acerca de lo que es el tipo penal del falso testimonio y de
las penas que conlleva de conformidad con el artículo 460 del código penal,
dirigiéndolo, que levante la mano derecha a la altura del hombro y le hará la
protesta contenida en el artículo 219 C.P.P. establece promete usted como testigo
decir la verdad, ante conciencia ante el pueblo de la República de Guatemala el
testigo deberá responder ´´si promete decir la verdad´´ )pudiendo el testigo afirma
su respuesta con aserciones religiosas).
c) Inmediatamente concederá la palabra a la parte que lo propuso para que lo
examine sobre idoneidad, hechos y comparecencia al tribunal. (Artículos 211 y 220
C.P.P).
d) seguidamente concederá la palabra a los demás sujetos procesales para que lo
examinen o contra examinen.
e) una vez finalizado el interrogatorio y contrainterrogatorio, se retirara al testigo,
este puede quedarse dentro o fuera del público o bien retirarse.

¿Que debe velar el Presidente del tribunal de sentencia acerca del


Interrogatorio?
Moderara el interrogatorio y no permitirá que el testigo o perito conteste preguntas
capciosas e impertinentes. Articulo 378 C.P.P segundo párrafo.

¿Qué hacer si durante el interrogatorio se hace una pregunta capciosa o


Impertinente?
El presidente debe de estar pendiente de evitar que conteste a preguntas
capciosas o impertinentes, pero también se utiliza la objeción como la expresión
para pedirle al presidente del tribunal que no permita la contestación de preguntas
que así se consideran.

7. MODIFICACIONES DEL DEBATE.


7.1 Ampliación de la Acusación.
Puede suceder que de la práctica de la prueba aparezcan nuevos hechos o
circunstancias que no estaban contenidos en la acusación o en el auto de apertura
al juicio, la necesaria correlación entre la acusación y la sentencia, obligan al
Ministerio publico ampliar la acusación o lograr una condena. En estos casos, el
presidente del tribunal tomara nueva declaración al imputado sobre estos nuevos
hechos y facultara a las partes para solicitar suspensión. Las partes podrán
presentar nuevas pruebas sobre los hechos objeto de ampliación. Artículo 373.
C.P.P. Ejemplo. Se acusó por homicidio y en el debate surge que el mismo se
había cometido para ocultar una estafa. En este caso se tendrá que ampliar la
acusación sobre los hechos que constituyen el delito de estafa y se deberán
aportar las pruebas necesarias para su comprobación.

7.2 Aparición de nuevas calificaciones jurídicas: Advertencia de oficio.


El principio de congruencia entre acusación y sentencia obliga a los jueces a no
dar por probados en la sentencia condenatoria, hechos, no contenidos en la
acusación, sin embargo cambiar libremente la calificación jurídica de esos mismo
hechos y por tanto, también la pena que el Ministerio Publico solicito. Incluso en
agravio del condenado. Por ejemplo la acusación puede indicar que juan le
sustrajo a pedro su reloj, amenazándole con una pistola, y calificar esos hechos
como hurto. El tribunal podrá condenar por los mismos hechos pero calificándolos
como robo agravado.
No obstante, con el fin de evitar la sorpresa, si el tribunal durante el debate
entiendese que los hechos contenidos en la acusación pueden tener distinta
calificación jurídica a la vertida por el Ministerio, deberá indicarlo a las partes,
pudiendo estas solicitar la suspensión. (ART. 374.C.P.P).

8. OTROS MEDIOS DE PRUEBA.


Todos los medios de prueba a recibirse en el debate distinto de los peritos o
testigos, se diligenciaran de conformidad con el artículo 380. C.P.P, el cual señala
´´Otros medios de prueba. Los documentos serán leídos y exhibidos en el debate
con indicación de su origen. El tribunal, excepcionalmente con acuerdos de las
partes podrá prescindir la lectura integra de documentos informes, escritos o de
reproducción total de una grabación dando a conocer su contenido esencial y
ordenado su lectura o reproducción parcial. Las cosas y los elementos de
convicción secuestrados serán exhibidos en el debate, las grabaciones y
elementos de prueba audiovisuales se reproducirá a la audiencia según la forma
habitual.

8.1 Prueba Documental.


Al terminar de recibir a los testigos, el presidente del tribunal, ordenara que se de
lectura a los documentos ofrecidos y aceptados.
a) se incorpora al debate, mediante su exhibición a los sujetos procesales y su
lectura, el documento consistente en certificado matrimonio entre el acusado señor
y la señora extendido por el Renap, con fecha por lo que pidió el secretario
ponerlo a la vista de los sujetos procesales y luego se servirá darle lectura.
b) en cuanto al expediente original identificado, los folios se aviene a las partes
para prescindir de la lectura integrara de este documento y en virtud de la prueba
propuesta por el Querellante adhesivo, si no estuviere de acuerdo las partes no se
daría lectura integra al documento, si no en primer lugar se exhibirá a los sujetos
procesales y luego se leerá solamente en las partes conducentes.
c) se procederá a poner a la vista de los sujetos procesales y se dará lectura
integra, al dictamen identificado por el INACIF, referente a prueba grafología,
realizado en virtud de que no fue propuesto como perito profesional que lo realizo.
d). toca incorporar el dictamen identificado como INACIF, referente a prueba de
grafoscopio., pero se recuerda a las partes que este documento ya fue
incorporado al debate al momento que compareció el perito que lo realizo.

8.1.1 Las Video filmaciones y Otros Medios de Registro.


Entre los distintos medios que contienen otras formas de transmisión del
comportamiento humano están.
a) los que utilizan el sustento de papel (fotografías, mapas, facsímiles).
b) sustento electrónico, (disquetes, disco duro, discos ´compactos etc.)
c) Magnético, sonoro visual audiovisual (casetes de audio, videocasetes, lamina
retro proyectables).
Sobre estos medios, y su diligenciamiento en el debate, debe considerarse que el
código procesal penal establece en el artículo 380 primer párrafo se establece, las
grabaciones y elementos de prueba audiovisuales se reproducirán en la audiencia
según la forma habitual.
¿Podrá reproducirse únicamente una parte de un audiovisual?
Efectivamente la ley procesal penal establece en el artículo 380 así: ´´El tribunal,
excepcionalmente, con acuerdo de las partes, podrá prescindir, de la reproducción
total de una grabación dando a conocer su contenido esencial y ordenar su
reproducción parcial.
8.1.2. El conocimiento directo del tribunal y las partes, a través de la prueba
de reconocimiento.
El artículo 380. C.P.P, tercer párrafo establece. Si para conocer los hechos fueren
necesaria una inspección o una reconstrucción, el tribunal podrá disponerlo, aun
de oficio, y el Presidente ordenara las medias necesarias para llevar a cabo el
acto. Si el acto se realizare fuera del lugar de la audiencia, el presidente deberá
informar sumariamente sobre las diligencias realizadas.
9. Periodo del Ofrecimiento de Nuevas Pruebas.
Esta es una fase ´´´no obligatoria´´ y tiene su fundamento en el artículo 381. C.P.P.
que establece ´´Nuevas pruebas´´. El tribunal podrá ordenar, un de oficio, la
recepción de nuevas medios de pruebas si en el curso, del debate resultaren
indispensables o manifiestamente útiles para esclarecer la verdad. En este caso la
audiencia será suspendida a petición de alguna de las partes plazo no mayor de
cinco dias.
También podrá citar a los peritos si sus dictámenes, resultaren insuficientes. Las
operaciones periciales necesarias serán practicadas en la misma audiencia
cuando fuere posible.
¿Cómo se realiza esta fase?
a) El Presidente del tribunal preguntara a los sujetos procesales. ¿Señor fiscal,
tiene nuevas pruebas que ofrecer? Los sujetos procesales. ¿Abogado del
Querellante, tiene nuevas pruebas que ofrecer? ¿Abogado defensor, tiene nuevas
que ofrecer?
b) Si alguno de los abogados ofrece prueba alguna, deber de tomar encuentra que
tiene que llenar los requisitos requeridos para el ofrecimiento., contemplados en el
artículo 343.C.P.P.
c) De la prueba se correrá audiencia a los demás sujetos procesales similares a la
del ofrecimiento de prueba.
d) De lo ofrecido, el juez único o el tribunal decidirá y lo comunicara a los sujetos
procesales.
e) De lo resuelto se considera que no cabe recurso de reposición porque ya se
otorgó audiencia precisamente para expresarse sobre lo que está resolviendo.
¿Cómo se puede proceder si se aceptan nuevas Pruebas?
En general es así:
El juez o presidente del tribunal, señalara día y hora para continuar con el debate,
y diligenciar las pruebas nuevas ofrecidas y aceptadas. El debate puede ser
suspendido a petición de alguna de las partes por un plazo no mayor de cinco
dias. Plazo en el cual se deberá reanudar el debate para recibir o diligenciar las
pruebas que se aceptaran como nuevas. El artículo 381.C.P.P, primer párrafo parte
final, establece que el día en que se vayan a diligenciar las pruebas se procederá
tanto en el orden legal previsto y ya comentado para recibirlas como observando
las mimas incidencias que la señala la ley para la recepción normal de pruebas.

10. Discusión Final. La ley procesal penal instituye en el artículo 382 del C.P.P lo
siguiente. Terminada la recepción de las pruebas, el presidente concederá
sucesivamente la palabra al Ministerio Publico, al querellante, los defensores del
acusado para que, en ese orden emitan sus conclusiones. Si intervinieren dos
representantes del Ministerio Publico o dos abogados se pondrán de acuerdo
sobre quién de ellos hará uso de la palabra.
10.1. Réplica de la Discusión Final. Replicar significa ´´´Instar o argüir´´ contra la
respuesta o argumento. Responder oponiéndose a los que se dice o manda.
Replicato con que alguien se opone a lo que otra persona dice o demanda. En
este último espacio de intervención, el presidente dará la palabra al Abogado fiscal
del Ministerio Publico y a los abogados de los acusadores, para que contra-
argumenten los que han concluido por parte de los abogados los que se ha dicho
por algún abogado. No deberá ser nuevas conclusiones. Luego se concederá la
palabra por el presidente del tribunal, al abogado del acusado. Para que responda
contra argumente con la relación de la réplica que haya hecho el Ministerio
Publico, y del Abogado defensor y del Querellante Adhesivo si lo hay.
¿Qué sucedería si el agente Fiscal señala que no tiene replica que hacer?
Si no hay replica por parte del abogado fiscal, no debe haberla por parte de los
demás Abogados.

11. Clausura del Debate.


11. 1. Intervención del Agraviado. Una vez emitidas las réplicas o desistida de
ellas, el presidente concederá la palabra al Querellante Adhesivo no a su abogado.
Pero si no hay querellante adhesivo, verificara si se encuentra presente en la sala
de debates, el agraviado que denuncio el hecho a efecto de que si desea exponer
algo o pedirlo en sus palabras, si lo hagas art. 382 último párrafo C.P.P
11.2 Intervención del Acusado o Acusados. Como acto final se concede la
palabra al acusado si tiene algo más que manifestar o solicitar al tribunal
sentencia.

12. Cierre del Debate. Como acto final, el presidente señalara ´´ se declara
cerrado el debate, se hace saber a los sujetos procesales que el tribunal se
retirara a deliberar en sesión secreta, por lo que se cita los sujetos procesales
para que comparezcan a esta sal de audiencia.

 DEFINICIÓN DE JUICIO.
Consiste en un debate, una contradicción entre las partes, con igualdad de
oportunidades, lo que exige un amplio y cabal reconocimiento del derecho de
defensa, que es, en definitiva, lo que torna en racional y legítima la persecución
penal y la pena que eventualmente llegue a imponerse y lo que nos permite hablar
con propiedad de un verdadero juicio.

 OBJETO DEL JUICIO.


El proceso penal “tendrá por objeto el esclarecimiento de los hechos, proteger al
inocente, procurar que el culpable no quede impune y que los daños causados por
el delito se reparen”. Se trata de diversas cuestiones, que la doctrina ha
distinguido tradicionalmente entre “fines” del proceso y “objetivos” del proceso.
El objeto del proceso es básicamente que el asunto se solucione en la sentencia,
dictada por el juez. El objeto principal del proceso tiene un perfil eminentemente
público, concierne directamente al poder público, es decir al estado,
Surge entre el Estado y el individuo que es acusado de haber cometido algún
ilícito. Si en determinado momento no se presenta esta imputación, no se
desarrollará proceso alguno. El proceso penal tiene por objeto la averiguación de
un hecho señalado como delito o falta y de las circunstancias en que pudo ser
cometido el establecimiento de la posible participación del sindicado; el
pronunciamiento de la sentencia respectiva, y la ejecución de la misma. Artículo 5.
C.P.P

CONCLUSIÓN
El juicio oral en el proceso penal guatemalteco, es el resultado directo del
movimiento de reforma procesal penal, que desde el primero de julio de mil
novecientos noventa y cuatro, trata de consolidar en nuestro país, y siendo un
proceso de reforma, ha conllevado el cambio y el replanteamiento de la manera de
administrar justicia penal, lo que ha ameritado una reingeniería total en las
instituciones encargadas de administrar justicia y en las instituciones procesales,
hubo necesidad incluso de hacer una reforma a la Constitución Política de la
República, que otorgó al Ministerio Público autonomía funcional, con el objeto de
permitir la implantación del nuevo sistema de justicia penal.

El juicio oral debe estar inspirado, principalmente en los principios de inmediación


y publicidad, siendo la oralidad el mecanismo esencial para la inmediación. El
juicio público significa un modo particular de introductir a la justicia en el medio
social, cumpliendo la tarea de trasmitir mensajes sociales acerca de la efectiva
vigencia de los valores fundamentales para la convivencia en sociedad.

La existencia del juicio oral constituyen verdaderas herramientas jurídico


procesales, para establecer la verdad histórica del hecho delictivo y la
participación del imputado; para que exista el juego dialéctico transparente durante
la substanciación de esta fase del proceso, de modo que asegure a las partes el
respecto de los derechos y garantías constitucionales, asegurando así a la
colectividad una justicia pura y auténtica, como fin esencial del proceso penal.
BIBLIOGRAFÍA

ALFREDO ARELLANO, Edgar Rolando. El juicio oral en la reforma procesal de


Guatemala. Guatemala. El autor. 1990.

ÉLEZ MARICONDE, Alfredo. Derecho procesal penal, Marcos Lerner editora


Córdoba, tomo II, 3ra. edic. 2da. reimp. 1986.

LEVENE, Ricardo. Manual de derecho procesal penal, tomo I, 2da. edición,


Deplama, Buenos Aires, 1993.

SERRANO, Armando Antonio. Manual de derecho procesal penal, 1ra. edición, El


Salvador, Mayo 1998. (s.e.)

SCHIMIDT, Eberhard. Los fundamentos teóricos y constitucionales del derecho


Procesal penal, versión castellana del Doctor José María Nuñez; Buenos Aires,
editorial Bibliográfica, Argentina, 1957.

VELA, David. Justicia penal y sociedad, “Vida, pasión y muerte de los códigos de
Livingston”, revista Guatemalteca de ciencias penales, Guatemala, 1991. (s.e.)

EGRAFÍA

http://www.vocesporlajusticia.gob.ar/procesos-orales-en-argentina-y-la-region/

https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/4/1655/8.pdf

http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/icap/unpan028377.pdf