Está en la página 1de 31

Madonna:

De ser Like a virgin a decir Bitch I´m Madonna

ANÁLISIS DEL CARÁCTER DE MADONNA

Realizó:
Darwin Azael Fernández Peraza

Cancún, Q. Roo, 25 de noviembre de 2017


Diferencias de pensamiento Amor y Paz ☮

Corria el año 1958, visperas de una de las más grandes revoluciones a nivel mundial
para la lucha por los derechos civiles, con su discurso “I have a dream” de Martin
Luther King hijo, liderea la marcha de Washinton en el año 1963, situación que
impactó al mundo con su invitación al presidente en turno en los Estados Unidos,
John F. Kennedy a apoyar e involucrarse en el apoyo a las injusticias que tenían las
personas de color en esa epoca. Estados Unidos era considerado como lo es hoy
en día una de las potencias mundiales con mayor participación en la situaciones
politicas y bélicas mundiales, muestra de ello se encuentra la guerra de Vietnam,
dicho conlficto pretendía unificar las dos Vietnam, en un solo gobierno de coalición,
sin embargo dichas intenciones provocaron el levantamiento en armas de muchos
grupos grupos unidos. Es importante mencionar que para esas fechas la sociedad
estadounidense se encontraba en dicotomía cultural, por una parte la contracultura
pacifista y libertaria del movimiento “Hippy” y del otro extremo la cultura bélica,
tradicionalista y nacionalista estadounidense quienes defendian al igual que las
minorías su derecho a la libertad de libertad de expresión por parte de los pacifistas
y la la censura por parte de los tradicionalistas.

Siendo este el escenario en el que nace Madonna Louise Veronica Ciccone Fortin,
el 16 de agosto del año 1958 cantante, compositora y productora de ascendencia
italiana y francocanadiense.

11.- American Pie (Music 2000 Warner Bros. Records)

Los ciccone eran una familia moderamente acomodada de case media. Tony era un
inmigrante cuya familia había venido desde Pacentro, en la región de Abruzzio. A
los diecisiete años, el abuelo paterno de Madonna, Gaetano, se trasladó a los
Estados Unidos en usca de trabajo y volvió a Pacentro para casarse con su amor
de la infancia, Michelina. Siendo el año de 1919, la pareja se mudó a Pittsburgh
para trabajar en una fundición. Tony se alistó a la fuerza aérea después de la

2
segunda guerra mundial y posteriormente fue destinado a Alaska durante la guerra
de Corea. Durante un permiso, conocio a la hermana de su amigo Dale Fortin,
Madonna, una mujer recatada, afectuosa y divertida de una devota familia católica
muy trabajadora, descendiente de canadienses francófonos y alemanes. Fue un
amor a primera vista.

Ha trabajado de manera más intermitente como actriz, diseñadora de modas,


escritora, y últimamente ha debutado como directora de cine.

Fue criada en un hogar cátolico en los suburbios de Detroit, Michigan en Pontiac,


Michigan y Rochester Hills, Michigan.
Siendo la tercera de 6 hermanos, Anthony, Christopher, Martin, Melanie y Paula, la
familia llamó a aquella niña “Pequeña Nonni” para distinguirla de su madre, a la que
a partir de entonces se refirieron como “Madonna Grande”. (Morton, 2001).

La década de los años sesentas en Estados Unidos fue uno de los períodos más
convulsionados de su historia social contemporánea. Durante esos años Estados
Unidos ve la irrupción en la escena política de nuevos actores que transformaron
profundamente a la sociedad estadounidense. Entre esos nuevos actores sociales
destacan los movimientos sociales a cuya vanguardia están la población
afroamericana y las organizaciones pacifistas y estudiantiles. La acción de los
movimientos sociales genera cambios en relaciones familiares, entre los sexos, las
parejas y sobre todo, entre las razas, al mismo tiempo da origen a la organización
de la Nueva Derecha y a la formulación política neo-conservadora que acaba por
imponerse.

3
Las causas por las cuales se dio un auge del activismo social en años mencionados
son muy complejas y variadas (Cantor, 1973). Desde los cambios en los patrones
de acumulación de la economía estadounidense y el papel de Estados Unidos en el
mundo de la Guerra Fría, hasta las nuevas tendencias intelectuales y culturales y el
descubrimiento de la píldora anticonceptiva, todos fueron factores explicativos de la
insurgencia democrática de la época (McCarthy, 1969).
Las transformaciones de los medios de comunicación y del transporte,
particularmente la televisión, la telefonía y los aviones, también tendrían un impacto
esencial en la creación de una sociedad de masas mucho más cohesionada y
homogénea que nunca antes en su historia. Los procesos económicos y
tecnológicos se combinaron con diversos fenómenos sociales, entre los que
destacan los siguientes: el crecimiento de la población estadounidense que resultó
del fenómeno demográfico, conocido como baby boom.

Desde el punto de vista de la política exterior, la Guerra Fría fue un factor


fundamental para la cohesión interna de la sociedad estadounidense de los años
cincuentas.

Al comenzar los años sesentas, los americanos se estaban haciendo


consistentemente permisivos y expresivos en sus vidas sexuales y emocionales,
más abiertos y experimentales en sus respuestas ante la literatura y el arte, más
juguetones y extravagantes en los estilos y maneras en que vivía su vida cotidiana.
Y, a través de todo ello, la bolsa de valores seguía subiendo y la economía crecía y
crecía. Ese hecho económico generó un cambio decisivo en las sensibilidades de
la gente (citado en Howard, 1991:497).

Esta cita del crítico cultural de la modernidad, Marshall Berman, resume la idea de
que el fenómeno de los años sesentas fue el resultado de una nueva sensibilidad
que había dejado atrás la ética puritana para abrazar un nuevo hedonismo. Desde
el punto de vista intelectual habían ocurrido cambios importantes que sentarían las
bases para entender al mundo de manera distinta.

4
La contracultura critica el materialismo y la hipocresía sexual de la sociedad
estadounidense y postula nuevas formas de organización basadas en la solidaridad,
la libertad sexual y el amor; así como una importante revalorización de la naturaleza.
Frente a la obsesión por el trabajo y la emulación de los vecinos de enfrente,
reivindica el hedonismo, el placer, las experiencias extrasensoriales y busca
alternativas en las filosofías orientales. En ese contexto, los hippies constituyeron
uno de los grupos más emblemáticos del movimiento contracultural. "Los hijos de
las flores" propugnan por un modo de vida comunitario y reivindicaban la sencillez,
el amor y nuevas búsquedas. El fenómeno hippie también fue inflado por los medios
de comunicación en función de su atractivo visual. Las drogas ciertamente fueron
un componente de la época.

Si bien dentro de la contracultura se ensayaron diversas formas artísticas, la manera


de expresión por excelencia fue la música.
Durante los primeros años de la década de los sesentas, la televisión desempeñó
un papel decisivo al llevar a los hogares estadounidenses una realidad de la cual
sabían pero que habían ignorado deliberadamente.

Las escenas del odio racial, los epítetos de adultos blancos contra niños que
marchaban a la escuela resguardados por la guardia nacional, la policía reprimiendo
con perros, agua y bombas lacrimógenas o golpeando a los manifestantes pacíficos
fueron escenas que conmovieron a la opinión pública y llevaron a ciertos grupos
liberales blancos, en el norte y el oeste (entre los que se contaban religiosos,
estudiantes, activistas, hombres y mujeres, judíos, protestantes y católicos), a unirse
al movimiento en su momento de mayor apoyo por parte de la opinión pública
blanca.

Los ideales comunitarios de la contracultura ciertamente distan del individualismo a


ultranza de los años ochenta y el triunfalismo liberal posterior a la caída del Muro de
Berlín o las confusiones de fines de los noventas. Sin embargo, esos movimientos

5
influyeron en la creación de un importante conjunto de leyes que consagraron
libertades políticas, de igualdad en el sector laboral, de salvaguarda contra la
discriminación por motivos étnicos raciales o sexuales y, sobre todo, transformaron
a la sociedad estadounidense en un sentido de mayor tolerancia y pluralidad y
abrieron nuevas posibilidades de desarrollo humano para millones de
estadounidense previamente relegados lo cual es un valioso legado.
LA MÚSICA DE LOS AÑOS 70´S

En lo musical, la experimentación hippie y psicodélica de los 60 dio paso a un género


con canciones mucho más pomposas y enrevesadas: el rock sinfónico; además, el
glam rock y la actitud andrógina de talentos.

A partir de la segunda mitad de la década, un género proveniente de los suburbios


neoyorquinos irrumpe para devolverle esa cuota de rebeldía que el rock y la música
de los 70´s había perdido: se trata del punk, una música mucho más minimalista y
rápida que la practicada hasta el momento.

Tras el furor del punk, que fue relativamente corto, a principios de los ochenta
aparecen dos estilos que iban a dominar la década: por un lado la new wave-pop y
por otro el heavy metal, que en los ochenta se hizo grande con la aparición de
bandas que ya hacía un tiempo que la estaban peleando.

El pop y el heavy metal son quizás los géneros que más se desarrollan, o que de
hecho se establecen como la música que marcará a toda una generación y de hecho
nombres como los de Michael Jackson o Madonna, siguen siendo actualmente de
los que más suenan a la hora de vender discos o de acaparar portadas y titulares.

LA FAMILIA DE MADONNA

ABUELOS PATERNOS

6
Sin afeitar, desaliñado y cansado, Gaetano Ciccone recortaba una figura poco
atractiva guiñando los ojos ante el sol de mayo, al emerger de las entrañas del barco
de pasajeros Presidente Wilson, amarrado en el río Hudson, no muy lejos de la
Estatua de la Libertad. Igual que los 1,230 pasajeros que con él atestaban la tercera
clase, la más barata del barco, se ganaba el sustento transportando gente al otro
lado del Atlántico; cada dos meses llegaba a Patras, Nápoles y Trieste para recoger
su cupo de griegos, italianos y europeos del este que se dirigían hacia una nueva
vida en el Nuevo Mundo. (Morton, 2001)

El 19 de abril de 1920, Gaetano Ciccone fue uno de los cientos de hombres que
esperaban pacientemente en el puerto de Nápoles viendo aparecer en el horizonte
el desgarbado perfil de vapor de 12,500 toneladas. Para Gaetano era su primer
viaje; el ansioso nerviosismo de embarcar en una nueva vida anclado por la triste
premonición de que muy pocos volverían a ver a sus seres queridos.

Gaetano era un joven de 19 años, de 1,47 m de estatura, que sentía un cúmulo de


emociones al dejar a los que quería por un futuro incierto. Llevaba poco tiempo
casado con una muchacha de su pueblo, sus padres bendijeron dicha unión y
animaron a su hijo adolescente a dejar Pacentro, ya que sabían que no tendría un
buen futuro en aquel lugar. (pág. 23)

En Estados Unidos, entre 1874 y 1915, fueron linchados alrededor de 39 Italo-


americanos por presuntos delitos, y era bastante común que la policía, investigando
un crimen, apresara a tantos italianos como fuera posible. Tal era el clima de
amenaza, que llegó en un momento en que Italia rompió las relaciones
diplomáticas.

Un comentario del New York Times es representativo del ambiente de la época.


“Esos pusilánimes e inconstantes silicianos, descendientes de bandidos y asesinos
(…) son para nosotros una plaga sin remisión”.

7
Los Ciccone, como millones de italianos, se negaron a dejarse intimidar por los
belicosos y beligerantes. Se quedaron y, en vez de huir, trabajaron mucho y
siguieron viviendo para enfrentarse al futuro. Es como si Gaetano Ciccone se
hubiera empapado de todos los consejos de una guía para inmigrantes, escrita en
1891, de cómo sobrevivir en América y se la hubiera transmitido a las generaciones
posteriores. “Aguanta, es lo más importante en América.
Escoge un objetivo y persíguelo con todas tus fuerzas (…) No te tomes ni un
momento de descanso. Corre”.
Actitud que ciertamente adoptó la famosa nieta de Gaetano; exponiendo la ética
dinámica de América, el autor de la guía escribió: “ Se necesita otra virtud en
América, llamada descaro. (…) Nunca digas: “no puedo, no se”.

En 1925 su joven esposa Michelina ya se había reunido con él y habían formado


una familia. En total tuvieron seis hijos; el primero fue Guido, seguido por Rocco,
Neilo, Pete, Guy y Silvio, nacido el 2 de junio de 1931, quien después cambió su
nombre a la versión anglicana de Tony. (pág. 27)

PADRE

Silvio (Tony) como otros miles de hijos de inmigrantes, se fue apartando


imperceptiblemente e inevitablemente de sus padres. Nacido en América, hablaba
italiano en casa, pero aprendía inglés en el colegio; participaba en la fiesta
tradicional italiana del día de San Rocco, en agosto, pero jugaba al beisbol en la
calle con sus amigos.

Era un chico católico devoto, brillante, estudioso aunque conformista, Silvio iba a la
iglesia todos los días y asistía a la escuela católica en los jardines de la iglesia con
sus hermanos. Tenía facilidad para las ciencias, las matemáticas y la ingeniería,
aunque en la unidad comunidad italiana, la educación se veía tanto una maldición
como una bendición.

8
Es difícil juzgar si la ambición de Silvio por seguir en el colegio en vez de trabajar a
jornada completa creó un conflicto en el seno de la familia. Con la amenaza de la
Guerra de Corea y con la promesa de que el ejército se ocuparía de la educación
de un muchacho, Silvio se enlistó en la reserva de las Fuerzas Aéreas. Siendo un
adolescente en la II Guerra Mundial y viendo que sus hermanos iban a luchar,
deseaba aportar su granito de arena. Fue subiendo de rango hasta que lo
nombraron sargento, después lo enviaron a Texas, donde trabajó en la torre de
control supervisando a soldados que aprendían a pilotear aviones de combate.

Empleaba su tiempo con inteligencia y, mientras esperaba a que le dieran de alta,


estudió en la cercana Universidad de San Angelo. Con el servicio militar cumplido,
en 1952 volvió a su pueblo de Pennsylvania a casa de sus padres, desde donde iba
todos los días a la Universidad de Ginebra, una institución cristiana fundada en
1848, en Beaver Falls. (pág. 29)

Serio y constante, siguió estando muy comprometido con su fe católica, iba a la


iglesia todos los días y asistía a clases de Biblia a la vez que integraba su fe y
valores cristianos con necesidades más prácticas o una diplomatura en física. Silvio
tuvo unos cuantos trabajos en Aliquippa para pagar las cuotas de la universidad. La
foto de su graduación, tomada en junio de 1955, muestra a un joven, de veinticuatro
años, con una mirada fría, inteligente, una boca descendente, bastante cruel, y la
apariencia melancólica de un ídolo de matiné de los años 50. (pág. 30)

ABUELOS MATERNOS

Los Fortin fueron una de las familias pioneras de América del Norte. En 1650, Julien
Fortin, que tenía veintinueve años, se embarcó en una gran aventura, viajando de
Le Havre en su Francia natal hacia una nueva vida en lo que entonces se conocía
como Nueva Francia. Tres meses después de zarpar, llegó al pequeño puerto de
Québec, donde pronto encontró trabajo y progresó, convirtiéndose en carnicero y
en un próspero hombre de negocios.

9
Él y su mujer, Geneviève Gamache, con la que se casó en febrero de 1652, tuvieron
doce hijos, cuatro niñas y ocho niños. Sus hijos se establecieron por todo Canadá,
y estos fuertes descendientes se convirtieron en la sólida columna vertebral de
trabajadores de la nueva nación.

Estoicos, tenaces y decididos, los Fortin tienen un nombre que conforma la


característica principal de la familia. La llaman Fortinleza. “Es una combinación de
determinación y testarudez para llegar adonde quieren”,explica Claire Narbonne-
Fortin. “En concreto, para alcanzar sus sueños. Por eso nada de lo que hace la
Madonna hija nos sorprende”. (pág. 30)

MADRE

Cuando el hermano de Madonna Fortin se casó, uno de sus invitados era Silvio
Ciccone; ese día Tony iba vestido con su elegante uniforme azul de las Fuerzas
Aéreas, y sólo tuvo ojos para la dama de honor, Madonna Fortin, que entonces tenía
diecisiete años, cuya oscura y radiante belleza hizo que se enamorará de ella.

Madonna Fortin estaba comprometida unos cuantos meses con un joven de


Monroe, Michigan, locamente enamorado de ella, no supuso ningún obstáculo para
el romance en ciernes. A las semanas de conocer a Tony rompió la otra relación, y
durante los tres años siguientes llevaron a cabo un cortejo a larga distancia mientras
él estudiaba en la Universidad de Ginebra, en Pennsylvania, y ella empezaba a
trabajar como técnico de rayos X para dos radiólogos de Bay City. (pág. 31)

Se casaron el 1 de Julio de 1955, en la Iglesia de la Visitación, a la que la familia


Fortin acudía con asiduidad. Los padres de ambos estuvieron presentes, y cabe
destacar que en el certificado de matrimonio Gaetano Ciccone figura como Guy.
La pareja de recién casados parecía representar los sueños y valores de la era
Eisenhower, Tony no sólo se había desprendido de su nombre real, sino que

10
también había dejado atrás la vida polvorienta de obrero de Aliquippa y había
encontrado un trabajo como ingeniero de óptica y defensa en Chrysler,
desarrollando su carrera en la industria de la defensa, hasta ganar un sustancioso
sueldo de seis cifras en General Dynamics, trabajando en el diseño de tanques con
la Hughes Corporation.

No habían acabado de desempaquetar las imágenes religiosas y crucifijos otros


elementos que habían adornado su casa, cuando Madonna Fortin quedó
embarazada. Anthony nació el 3 de mayo de 1956. Madonna y Tony se tomaron al
pie de la letra el mandato del Antiguo testamento de crecer y procrear ya que,
durante la mayor parte de su matrimonio, Madonna estaba embarazada o
recuperándose de los partos. Su segundo hijo, Martin, nació el 9 de agosto de 1957,
mientras que la tercera

La otra pasión de la Madonna madre fue la religión. Era miembro de la Roman


Catholic Altar Society; su fe era profunda, y no sólo reflejaba su profunda devoción,
sino también la de la familia Fortin, es especial de su madre Elsie.
En cuaresma podía arrodillarse sobre arroz crudo y dormir en percheros como
penitencia, e incluso cuentan que cubrió las diversas imágenes de su casa cuando
un amigo que llevaba unos vaqueros con cremallera delantera fue a visitarlos. Esta
fe la ayudó a soportar su enfermedad terminal con entereza. Cuando estaba
embarazada de Melanie en 1962, le diagnosticaron un cáncer de mama.
Sus amigos y familiares, al conocer la horrible noticia, echaron la culpa al hecho de
que durante la época en que trabajó como técnico de rayos X el delantal protector
recubierto de plomo, apenas se utilizaba. Fue decisivo que el tratamiento se
retrasara hasta después de que diera a luz a Melanie. Para entonces, los médicos
luchaban en una batalla perdida.

ESTUDIOS

11
En su tiempo de escuela, Madonna era muy buena estudiante, y desde entonces
fue innovadora en su arreglo, el uniforme le parecía muy aburrido, y ella le agregaba
cosas tanto al uniforme como a ella.

Madonna finalizó sus estudios y ganó una beca para estudiar en la universidad de
Michigan, pero ella se sentía más atraída por la fama y por cumplir sus sueños.

La música siempre estuvo presente en la vida de Madonna, desde pequeña su


padre le inculcó la afición por la música; por ese motivo su padre la hizo estudiar
piano, el cual ella detestaba. Madonna prefería las clases de baile, y convenció a
su padre para que sustituyera las clases de piano, por clases de baile.

Cuando Madonna comenzó sus clases de ballet, su maestro Christopher Flynn, vio
en ella algo muy especial, y él la animó para que se fuera a continuar sus estudios
de baile a New York, y así poder llegar a ser una gran bailarina.
Madonna se convenció, y se marchó a New York, llevando poco dinero, pero mucha
determinación.

Al continuar sus estudios de baile, en New York, Madonna gana una beca para
estudiar en la Academia de Alvin Ailey, ella tan solo era otra bailarina más, pero se
comenzó a distinguir de los otros bailarines, ya que era muy rebelde, y en su aspecto
físico, se le notaba.

Madonna no tuvo la paciencia de esperar años, para llegar a ser una estrella, así
que decidió probar por otros lados para expresar su creatividad y se decidió por la
música.

En una fiesta, Madonna conoce a Dan Gilroy, con quien surge un romance, Dan
enseñó a Madonna a tocar la guitarra, con esto ella comenzó a escribir canciones y
aprendió a tocar otros instrumentos, lo cual la ayudo mucho.

12
Más tarde, surge el Breakfast Club, que era un grupo musical que constaba de 4
integrantes: Dan y su hermano Ed, Madonna y Angie Smith.

No duró mucho, ya que los integrantes deseaban ir por otros caminos, así que
Madonna piensa en ser solista o simplemente ver otras oportunidades.

Madonna regresó a Manhattan, y muy pronto formó su propia banda; al estar en una
disco, Madonna llamó la atención del DJ Mark Kamins (“The Danceteria”), él vio en
ella, una estilo muy particular ya que decía: cuando ella se pone a bailar, a su
alrededor hay como 20 personas imitándola.

Madonna le entregó un casette, en donde estaban grabadas canciones de ella, y le


pide que las toque en la disco, a Kamins no le parecía la idea, hasta que por fin
decide probar con una canción, y vio que a la gente le gustó; y más tarde mandó
llamar a Madonna y platicaron, y decidieron hacer una canción.
La canción era “Everybody”, era un baile funky, y les gustó. Este es el primer paso
que Madonna dio a su carrera como cantante.

EL AMOR

Sean Penn
Conoce a Sean Penn durante la grabación de su video “Material Girl”; al conocerlo
dijo : "No sentí la tierra moverse. El era alguien a quien yo respetaba y cuyo trabajo
admiraba desde tiempo atrás. El es salvaje, probablemente muera joven, pero
teníamos mucho en común. 


Nacimos con un día de diferencia (Sean nació el 17 de agosto de 1960) y tenemos


caracteres similares. Siento que es mi hermano o algo por el estilo. En realidad, si
entrecierro los ojos, él se parece a mi padre cuando era joven."

13
El 16 de agosto, el día de su cumpleaños número 27, se casó con Sean Penn.
Hicieron la lista de casamiento en Tiffany´s y la boda se realizó en la casa del
productor cinematográfico Kurt Unger, amigo de los padres del novio, en Malibú.

Poco después, en 1985, contrajeron matrimonio, pero tan solo dos años después
se divorciaron por diferencias irreconciliables. Sin embargo, años después Madonna
aseguró que Sean Penn había sido el amor de su vida.

Warren Beauty
Se conocieron mientras rodaban la película Dick Tracy. Durante el rodaje iniciaron
una relación que duraría un año y medio. Rompieron a finales de 1990.
Se rumoró que la relación solo había sido un montaje para lanzar la famosa película.

Tony Ward
Mantuvieron una relación en la época más atrevida de la cantante, a finales de 1990.
Tony participó en varios de los videoclips de Madonna.
Su relación terminó a finales de 1991, pero el modelo también participó en el famoso
libro de la artista, SEX.

Carlos León
Empezaron a salir a partir de que Carlos se convirtiera en el entrenador personal de
la cantante.
En 1996 llegó al mundo la hija que ambos tienen en común, Lourdes María, pero
acabaron por terminar su relación a principios de 1997.

Guy Ritchie
Se conocieron en 1999, gracias a Sting. Un año después, llegó al mundo el segundo
hijo de Madonna y primero de la pareja, Rocco. A finales de ese mismo año deciden
pasar por el altar.
En 2008, tras ocho años de matrimonio, deciden separarse y protagonizaron uno de
los divorcios más mediáticos de la historia.

14
Jesús Luz
Iniciaron su relación en 2010, poco después de que se diera la noticia oficial del
divorcio entre la cantante y Guy Ritchie.
Rompieron un año después debido a que no podían verse demasiado por los
compromisos profesionales de la cantante y a la gran diferencia de edad.

Brahim Zaibat
Empezaron a salir poco después de que la artista rompiera con Jesús Luz, en la
primavera de 2011.
Brahim formó parte del elenco de bailarines que acompañó a Madonna en su gira
Sticky & Sweet Tour y ambos derrocharon sensualidad sobre los escenarios de
medio mundo.
Madonna terminó su relación de tres años con el bailarín de 25 años, argumentando
que la relación se rompió debido a la larga distancia que a menudo les separa y a
las obligaciones laborales de ambos.

ANÁLISIS DE CANCIONES Y ANÁLISIS DEL CARÁCTER DE MADONNA

Madonna Louise, llegó al mundo la mañana del 16 de agosto de 1958. Su madre,


en estado de gestación avanzado, había ido a casa de sus padres, Elsie y Willard,
en Bay City, para descansar, y dio a luz en el hospital local de la Misericordia. La
familia llamó a aquella niña morena “Pequeña Nonni” para distinguirla de su madre,
a la que a partir de entonces se refirieron como “Madonna grande”. Lo cual podría
haber influido en la formación de su identidad puesto que estaba ocupando el mismo
nombre de la madre.

15
Su propio nombre era una seña de distinción, a diferencia de sus hermanos, a los
que les pusieron nombres anglosajones sencillos, comunes y anónimos, el nombre
de Madonna la hacía diferente, la elección de Virgen María como nombre era tan
osada como devota.

A los ojos de todos, era una niña brillante, sincera y muy expresiva, con una viva
imaginación. Le encantaba que su madre le contara cuentos para dormir; su
preferido era uno sobre un jardín poblado con verduras parlanchinas y simpáticos
conejitos.

Como muchos otros niños, temía a la oscuridad, y sus primeros recuerdos son los
de acurrucarse en la cama con sus padres, el tacto del camisón de seda rojo de su
madre, que la mandaba invariablemente a su cama.

Sus padres, en particular su madre, representaban seguridad y confianza, sus


hermanos eran casi siempre como una piedra en su zapato. Sus hermanos
mayores, Tony y Martin, se metían con ella y la martirizaban, mientras que la llegada
de sus hermanas pequeñas, Paula y Melanie, supuso una amenaza de otro tipo,
porque la atención de su madre se centraba en sus necesidades, en vez de en las
suyas.

“Le gustaba acaparar la atención de la familia y normalmente lo conseguía”,


recuerda su abuela, Elsie Fortin. Igual que un pajarito en un nido abarrotado, sabía
que sólo obtendría el sustento emocional que ansiaba si piaba más y más alto que
los demás. Tal vez su posterior compulsión a sorprender, su tendencia a la rebelión
vengan de esa necesidad de pertenecer a esa sed insaciable de amor y admiración
de su infancia.

En el recuerdo, Madonna ve a su madre como “una mujer guapa y angelical”,


paciente, serena, que limpiaba, rezaba, cuidaba y que gustaba de la música clásica.
(Morton, 2001 p. 33)

16
Amamantando aún a la pequeña Melanie, Madonna Fortin intentaba valientemente
sobrellevar el cáncer de mama que padecía, junto con llevar una casa y cuidar de
sus hijos. Pero muy a menudo caía exhausta en un sofá de la sala de estar, mientras
sus hijos se le subían encima para que jugara con ellos o le pedían llorando que
resolviera alguna pelea, o querían simplemente un abrazo.

Interpretando la apatía de su madre como rechazo, la pequeña Madonna redobló


sus esfuerzos por lograr su atención, en una ocasión incluso le aporreó la espalda
a su madre con frustración porque estaba demasiado cansada para jugar con ella.
Posiblemente al ser pequeña no entendía porque su madre reaccionaba así, lo cual
pudo provocar cierta ambivalencia hacia su figura materna.

Recuerda claramente la vez que su madre rompió a llorar y ella, impulsivamente, la


rodeó con sus brazos en un gesto infantil de consuelo y apoyo. La pequeña Nonni
recuerda que se sentía más fuerte que su madre; que ella era la que la consolaba.
“Creo que eso me hizo crecer deprisa”, ha declarado.
(Morton, 2001 pág. 34)

A medida que el estado de salud de Madonna Fortin se iba deteriorando, pasaba


más tiempo en el hospital. Los niños veían la alegría forzada y las sonrisas
apagadas, la desesperación callada de su padre. (Madonna sólo recuerda haberle
visto llorar una vez) y el inexorable optimismo de los adultos que los rodeaban.

Pero también recuerdan que su madre siempre se reía y bromeaba, para que
estuvieran deseando volver a visitarla al hospital. Incluso en las últimas semanas,
cuando se iba apagando claramente porque no podía asimilar la comida sólida,
seguía alegre, su fe y su fortaleza heredada eran un consuelo y una fuente de
energía frente a lo inevitable.

17
La última noche, el 1 de diciembre de 1963, Madonna Fortin, con sus seis hijos
alrededor de su cama, pidió alegremente una hamburguesa, tal era su
determinación de guardar las apariencias. Una hora después, hicieron salir a los
niños de la habitación; había muerto.

El vínculo con su figura materna se ve interrumpido con el fallecimiento de su madre


cuando apenas tenía cinco años, posiblemente surgió en ella el miedo al abandono,
al rechazo y pudo generarle sentimientos de culpa, al no lograr entender lo
sucedido.

Ajuariaguerra (2007) menciona que la edad a la que un niño/niña se queda huérfano


o es abandonado, desempeña un papel capital. Antes de los 7 años, las
consecuencias serían prácticamente nulas si el niño es muy pequeño y los sustitutos
familiares son valiosos. No sucedería lo mismo si está pérdida produce en el niño
una carencia afectiva duradera.

Aunque el shock emocional, resultante de la pérdida de objeto, constituya la base


de toda reacción de dolor, para el niño pequeño principalmente, el problema suele
ser complejo por el hecho de su incapacidad intelectual para comprender la
naturaleza de la muerte. (pág. 794)

En la canción Father and Mother (Madre y Padre) del álbum American Life
(2003), dice:
Hubo un tiempo en el que era feliz en mi vida

Hubo un tiempo en el que creí que viviría por siempre


Hubo un tiempo en el recé por Jesús Cristo

Hubo un tiempo en el que tenía una madre

Nadie más podría tomar tu lugar

18
Nadie más podría hacer las cosas que tú haces

No creo que nadie más me lastime como lo hiciste

No entendí, era solo una chica

Sí padre, sabes que no soy tan libre

Tengo que rendirme

Encontrar a alguien para que me ame

Tengo que dejarlo ir

Encontrar a alguien a quien pueda cuidar

En los días que siguieron a la muerte de Madonna Fortin, se suprimieron tantas


cosas, quedaron tantas cosas por decir, tantos sentimientos enredados sin resolver,
remordimiento, culpa, pérdida, enfado y confusión, que en la atmósfera de impuesta
normalidad no es de extrañar que Madonna, que tenía cinco años, no comprendiera
bien el hecho de que su madre había muerto.

La sensación de abandono puede reflejarse en un vacío emocional y un sentimiento


de desesperación por encontrarse solo y perdido. La anterior confianza y seguridad
ceden terreno a la aprensión; el niño se pregunta si no morirán también él u otros
miembros de la familia. (Ajuriaguerra, 2007 pág. 795)

Veía a su madre muy guapa, como si estuviera dormida, en un ataúd abierto.


Entonces se fijó en la boca de su madre, según sus palabras, “estaba rara”. Tardó
un poco en darse cuenta de que se la habían cosido. En aquel horrible momento
comenzó a comprender lo que había perdido para siempre. (Morton, 2001 pág. 35)

19
Esa última imagen de su madre, tranquila a la vez que grotesca, es la que lleva con
ella hasta hoy.
Madonna se encerró a sí misma, llegaba a sufrir vómitos si estaba fuera de casa un
tiempo. Su casa era su santuario y un manto de seguridad, un puerto seguro y
protector en un mundo confuso.
Las pesadillas solían interrumpir su sueño y, como compartía cama con su hermana
Paula, muchas veces acababa durmiendo en la cama de su padre, no sólo
buscando consuelo, sino también para que su hermana pequeña pudiera
descansar. ( Morton, 2001 pág. 36)

Madonna siempre andaba alrededor de sus hermanos pequeños, en especial de


Melanie, y los cuidaba tal como había visto hacer a su madre. Pero no llenaron el
hueco que dejó su madre. Para una niña sensible que ya había demostrado su
profunda necesidad de amor y afecto, la pérdida de la figura que le proporcionaba
un amor paciente e incondicional cambió su relación con el mundo exterior para
siempre, haciéndola más fuerte y autosuficiente, aunque con una insaciable
necesidad de amor unida al miedo al compromiso. Había entregado su amor una
vez a alguien en quien confiaba por completo, y aquella persona se había ido de su
vida. ( Morton, 2001 pág. 36)

Al suceder la muerte, su padre se vio en la necesidad de desintegrar a la familia,


después de algún tiempo, se volvieron a reunir, y fue entonces cuando Madonna y
sus hermanos se dieron cuenta de que su padre se había casado, la nueva esposa
de su padre les dio dos hermanos mas.
Madonna tuvo que adoptar nuevas responsabilidades, como cuidar a sus hermanos
y hacerse responsable de muchos quehaceres del hogar, ella misma se sentía como
“La Cenicienta”.

En ausencia de la madre, una hermana mayor puede ocupar su lugar e intentar


superar las dificultades de los hijos; su transformación en madre accidental puede
repercutir sobre ella, y, de esta forma, modificar su propia evolución, bien por el

20
hecho de correr el riesgo de no casarse, al menos temporalmente, bien porque
después continúe teniendo actitudes maternas hacia su marido.
(Ajuriaguerra, 2007 pág. 796)

El abandono repentino, la imposibilidad de hablar con su padre acerca de su dolor,


junto con la noticia de que su padre volvería a casarse; hicieron que Madonna
mostrara un comportamiento rebelde durante la adolescencia.

Según Sachs, la frustración de los deseos edípicos en la niña conduce a una


regresión parcial a la oralidad y a intentos de quedar ligada al padre mediante una
incorporación oral. Solamente en el caso en que esta incorporación pierde su
significado libidinoso y se “desexualiza”, tiene lugar la formación de un verdadero
superyó. ( Fenichel, 2008 pág. 525)

A través del canto posiblemente puede darle voz a su madre, las cosas que no
pudo decir y expresar ella misma su dolor, lo que no pudo decirle, su enojo por
haberla abandonado, su amor hacia una madre tan angelical que no pudo cuidarla,
su tristeza y culpa; lo cual se puede observar en sus videos y conciertos, una
mezcla de agresión, sexualidad, amor, tristeza, rencor, resentimiento, los siempre
presentes símbolos religiosos, con los cuales representa a la virgen inmaculada, y
a un Dios padre; la religión representa la ley; Madonna lo representa en una forma
de ir en contra de lo que se establece, ante la muerte de su madre, la barrera ante
el incesto con el padre queda abierta, ya que la convierte en la sustituta de la madre
puesto que el hecho de no solamente portar el nombre de la misma madre, si no
quedar al cuidado de sus hermanos si no también de su padre. Pero al ver que su
padre se ha vuelto a casar le causa enojo no solamente por sentirse desprotegida
también de él, sino reemplazada por una nueva mujer.

Un nuevo casamiento plantea problemas particulares (M. Porot); la madrastra se


encuentra en una situación difícil, particularmente frente a las hijas que no suelen

21
tolerar esta manumisión, por una intrusa, del afecto del padre, a quien consideran
exclusivamente suyo después del fallecimiento de la madre.
(Ajuriaguerra, 2007 pág. 796)

En los casos en que el fallecido era del mismo sexo, la manifestación más evidente
es la culpabilidad, procedente de la hostilidad anterior hacia éste, que produce
períodos depresivos o desórdenes caracterológicos de varios grados, pudiendo ser
las reacciones agresivas de origen defensivo para evitar la depresión. (Ajuriaguerra,
2007 pág. 796)

Father and Mother (Madre y Padre) del álbum American Life (2003), dice:

Mi madre murió cuando tenía 5 años

Todo lo que hice era sentarme y llorar, lloré y lloré y lloré todo el día

Mi padre tenía que ir a trabajar, Solía pensar que él era un imbécil

No sabía que su corazón estaba roto .Y no se volvió a decir ninguna palabra

Él se convirtió en una sombra del padre en el que soñaba

Hice un voto de que nunca necesitaría a otra persona

Lo que la llevó a tomar la decisión de alejarse de casa e irse a Nueva York; en donde
se observa que no pudo lidiar con su tristeza, y prefirió alejarse de su familia con la
esperanza de hacer cosas nuevas y llenar el vacío que su madre le dejó.
“La angustia de perder a mi mamá me dejó con un cierto tipo de soledad y un
anhelo increíble por tener algo. Si no tuviera ese vacío, no habría llegado tan lejos.
Su muerte tuvo mucho que ver conmigo, después de superar mi tristeza voy a ser
muy fuerte si no puedo tener a mi madre. Voy a cuidar de mí misma”.

22
Años después, con poco más de veinte años y en el umbral de una carrera musical,
estaba en la cama, en la casa de Nueva de York que compartía con su novio de
entonces, el artista y músico Dan Gilroy; en aquellos tiempos su personalidad era
su representación y su representación era su personalidad. Se estaba
complaciendo en un ensueño matutino, hablándole a una grabadora sobre una
mujer coreana que había conocido y que había querido adoptarla.

Ese reencuentro removió claramente el hondo pozo del recuerdo de su madre. Y


con una voz de necesidad y tristeza, dijo: “Necesito una madre, quiero una madre.
Busco a mi madre continuamente y no aparece por ningún sitio. Quiero una madre
para abrazar”. ( Morton, 2001 p. 36)
Si unos han podido considerar el duelo como un proceso necesario que permite una
carga afectiva eventual en nuevos objetos, mientras que otros insisten en la
naturaleza patológica de todos los duelos, para B. Arthur y M. L. Kemme (1964) todo
aspecto de la personalidad es potencialmente susceptible de modificación.
(Ajuriaguerra, 2007 pág.795)

Al no encontrar a su objeto de amor, ese amor se vuelve hacia ella misma, además
de tener el mismo nombre de su madre es como si se hubiese mimetizado con su
madre, por lo cual se observa en sus rasgos narcisistas tanto de llamar la atención
de los demás de la misma manera que lo intentaba con su mamá.

Además tiene una tendencia al control, y tener todo estructurado lo que no tuvo
después de fallecimiento de mamá. En el aspecto artístico le han servido para
innovar y mantenerse a la vanguardia en el espectáculo.
El superyó refleja no solamente la figura de los padres de cada individuo, sino
también la sociedad a que pertenece ese individuo, y las exigencias de la misma.
(Fenichel, 2008 pág. 525)

El niño puede reaccionar por la traslación afectiva de sus valores positivos del
mundo real a un mundo fantástico en que sólo aparecen el fallecido y él, o, en otros

23
casos, puede reorganizarse bajo la forma de una autovaloración extremadamente
narcisista, desarrollando una sensación de omnipotencia.
(Ajuriaguerra, 2007 pág.795)

Posiblemente al introducirse con más intensidad al mundo de la danza se dio cuenta


que era más fácil expresar sus emociones y el baile formó parte de la expresión de
sus sentimientos.
Reich (1957) menciona que la sublimación es específica del carácter genital. Y
menciona que según Freud, la sublimación consiste en desviar una tendencia
libidinal de su meta original y dirigirla hacia un objetivo “más elevado”, más valioso
desde el punto de vista social.
(pág. 152)

Tiempo después al convertirse en artista y con sus conocimientos previos de piano,


logró incursionar en el mundo de la música, logrando con esto la manifestación de
todas sus emociones y mantenerse en auge siempre a través de reinventarse a ella
misma constantemente.
Una sana economía libidinal es el requisito previo indispensable para sublimaciones
exitosas y duraderas. (Reich, 1957 pág. 153)

Su deseo de ser madre se cumplió al nacer su primer hija Lourdes, hecho que la
inspiró a grabar varias canciones dedicadas a esta etapa de su vida.

Canción (dedicada a su hija)

My substitute for love ( Mi sustituto del amor) del álbum Ray of Light (1998)

Cambié la fama por el amor Sin pensarlo dos veces

Todo se convirtió en un tonto juego Algunas cosas no se pueden comprar

Tengo exactamente lo que pedí .Lo deseaba tanto

24
Correr, corriendo a por más…

Y ahora me encuentro …He cambiado mi mente

Tu cara, mi sustituto del amor. Mi sustituto del amor ¿te debo esperar? Mi sustituto
del amor.

El hecho de tener un hijo le removió aún más el trauma de su madre y la falta, por
lo que su hija sólo representa un sustituto de su madre, ya que también el nombre
de su hija Lourdes (de origen católico) es el emblema de la madre.

Tiempo después y de un segundo matrimonio nace su hijo Rocco, después de su


divorcio adopta un niño llamado David y una niña llamada Mercy ambos originarios
de Malawi donde realiza actualmente proyectos humanitarios.

El hecho de adoptar a sus dos hijos es una forma de sentirse ella misma rescatada,
ya que fue también una huérfana y a la vez es una forma narcisista en donde ya no
necesita a los hombres para obtener un hijo.

Se puede observar que no ha logrado establecer una relación de pareja sólida,


posiblemente porque el relacionarse de manera más profunda la llevarían a perder
el control, a dejarse llevar por sus emociones y sentimientos y probablemente desde
pequeña internalizó que si ama a alguien tan profundamente como amo a su madre,
tarde o temprano la abandonarán y/o lastimarán, y de alguna forma termina huyendo
de ellos, los abandona, en algunas entrevistas ella refiere que no le gusta sentirse
encarcelada, no quiere que la priven de su libertad, de ser lo que realmente es.

A lo largo de su carrera se observa el miedo a la muerte ya que constantemente se


hace revisiones médicas para descartar cáncer de mama, lo que representa para
ella la amenaza de enfermar y morir.

25
Lo cual compensa con el autocuidado, su adicción al trabajo, su perfeccionismo,
racionalización, establecimiento de horarios, reglas, hábitos, aunado con su
incesante búsqueda de renovación espiritual que podría seguir siendo la búsqueda
de su madre y el soporte que la mantenga estructurada ante avasallantes deseos
de muerte o incestuosos.

La convicción por parte del niño de haber quedado abandonado desencadena a


menudo la fantasía de reunirse con el fallecido, y esto puede reflejarse en su
negativa a considerar la muerte como una finalidad. (J. Bowlby). El examen
profundo pone en evidencia una culpabilidad subyacente, de difícil expresión.
(Ajuriaguerra, 2007 pág.795)

En una entrevista dice que a lo que más le teme es a la muerte, posiblemente


nuevamente esta imagen de su madre con la boca cosida la asocia con el hecho de
que no puede quedarse callada puesto que eso significaría la muerte, por lo que
cantar es una forma de mantenerse viva.

Predomina la sublimación como mecanismo de defensa; en donde se puede


observar claramente que en cada cosa que realiza se ve reflejado episodios de su
vida y del momento que está viviendo.
En la sublimación sucede como si el ello tuviese una vinculación directa con la
realidad, en armonía con el yo y el ideal yoico. El acento recae sobre el efecto de la
acción, aunque ésta posee también un componente libidinal.
(Reich, 1957 pág. 153)

La ausencia de condiciones favorables a la creación de rasgos reactivos es el


principal requisito previo para la estructuración de sublimaciones. Tienen que darse
condiciones ambientales que favorezcan el hallazgo del “sustituto” para la
sublimación, proveyendo modelos y sugiriendo salidas a los conflictos. Muchos
rasgos de sublimación tienen probablemente su raíz en etapas de desarrollo más
precoces que las que corresponden a los rasgos reactivos.

26
(Fenichel, 2008 pág. 527)

El yo puede en efecto, lograr el reemplazo de un impulso instintivo primitivo, no sólo


por otro que sea algo menos perjudicial sino también por un impulso compatible con
el yo, un impulso organizado e inhibido en su fin.
(Fenichel, 2008 pág. 526)
Canción (Dedicada a su madre)
Promise to try (Prometo intentarlo) del álbum Like a Prayer (1989)

Pequeña niña, no olvides su cara, sonríe para alejar tus lagrimas, cuando ella fue la
única que sintió el dolor

Pequeña niña nunca olvides sus ojos, mantenlos vivos dentro de ti, prometo
intentarlo, pero no es lo mismo

Pequeña niña, tienes que olvidar el pasado y aprender a perdonarme

Prometo intentarlo pero parece como un engaño, no dejes que la memoria juegue
con tu mente, ella es una sonrisa débil congelada en el tiempo, estoy aferrada aún
pero lo estoy haciendo mal, 
 no puedo darle un beso de adiós, 
 pero prometo
intentarlo.

También se puede observar esta sublimación cuando estuvo casada con el Británico
Guy Ritchie se animó a escribir libros para niños.
La sublimación se caracteriza por la renuncia (no la represión) al objetivo y al objeto
originales, y su reemplazo por otros, sin formar una contracatexis. Las energías del
yo están disponibles para la realización. (Reich, 1957 pág. 154)

En su libro “Las rosas inglesas”; Madonna narra la historia de cuatro niñas ideales
Nicole, Amy, Charlotte y Grace; que se llaman en conjunto ‘Las rosas inglesas’ y
una quinta niña, mucho más ideal que las anteriores, a la que estas cuatro
inseparables han decidido le tienen envidia. Y es que esta niña , Binah, era “muy,

27
pero muy guapa … Sacaba excelentes notas en la escuela y se le daban muy bien
los deportes. Siempre era buena con la gente. Era una niña fuera de lo común”.

Probablemente, Binah esté inspirada en la niña que fue la misma Madonna ya que,
igual que la cantante, es huérfana y trabaja en las tareas domésticas como una
verdadera cenicienta.

En la página 32 se explica cómo Binah:

"Peló papas, cortó cebollas, puso la mesa...", vamos, el


equivalente a la niña Madonna a quien, en su casa de Michigan,
le tocaba "lavar pañales, rastrillar el jardín, fregar los platos, pasar
la aspiradora, hacer todo", según declaraciones de la cantante.

Pero Binah no es lo único que recuerda la infancia de la cantante ya que el tema del
cuento es la envidia; así lo ha explicado Madonna quien reconoce que:

“Como niña experimenté estas emociones con muchas otras niñas


por varias razones: estaba celosa de que ellas tuvieran mamá, de
que fueran bonitas o de que fueran ricas. Hasta que creces no te
das cuenta de todo el tiempo que pierdes sintiendo eso. Ahora
experimento lo contrario, con las personas que tienen celos de mí
o de las niñas que tienen celos de mi hija”.

Porque, a pesar del cosmopolitismo que pretende inspirar, este no es un cuento


para todos los niños del mundo sino, como mucho, para todas las niñas. De hecho,
el único personaje masculino que aparece es un papá que trabaja todo el día fuera
y a quien su hija la única mujer que queda en la casa después de morir la madre le
prepara la cena.

28
En general, se puede afirmar que aquellos que ponen un apasionado empeño en
lograr poder o prestigio, son personas inconscientemente atemorizadas que tratan
de superar y negar su ansiedad. Los “caracteres narcisistas” no nacen tales. Sus
actitudes se dirigen a combatir temores, habitualmente temores muy arcaicos
(orales). Lo que puede procurar “poder” o “prestigio” depende, enteramente, por
supuesto, de las circunstancias de cada cultura, pero el concepto de prestigio, aun
en una cultura determinada, varía enormemente de acuerdo con las diversas
experiencias de cada niño. (Fenichel, 2008 pág. 536)

Al parecer su Superyó está dirigido hacia su narcisismo, manteniendo su vida intima


con un alto régimen de disciplina pero que en el escenario se permite poder
expresar sus verdaderos deseos, no hay barrera arriba del escenario, la religión es
sexualizada pero en su vida diaria es sagrada y respetada.

La última complicación que se produce en la estructura del yo, la instauración del


superyó, constituye también un hecho decisivo para la formación de las normas
habituales de carácter. Lo que un individuo considera bueno o malo es característico
para él, y lo es de igual modo el hecho de tomar en serio, o no, los mandatos de la
conciencia, y el de obedecer a la misma o tratar de rebelarse contra ella. (Fenichel,
2008 pág.524)

Todo aquello que aumenta la autoestima tiene un efecto estimulante y es buscado,


por ello, por las personas en lucha contra la ansiedad. Ciertas personas parecen
regidas enteramente por una necesidad de acumular reaseguramientos contra
supuestos peligros. En las más primitivas, es la necesidad de acumular suministros
narcisísticos, afecto, aprobación, poder, prestigio; en las menos primitivas, se trata
de la aprobación del superyó. (Fenichel, 2008 pág. 536)

El hecho de haber visto a su madre con la boca cosida posiblemente es una imagen
que marcó su vida, por un lado la muerte que se conecta con la imposibilidad de
expresarse, de manera que no le fue suficiente con la danza para expresar su dolor,

29
necesitaba dar voz a esas palabras que quiso escuchar y las que ella misma no
pudo decir; danza y canto se entrelazan para que aquella niña pequeña abandonada
encuentre una salida a su dolor, dolor que en su momento no logró comprender,
pero que gracias a su carrera artística ha logrado sublimar. Algo que la conecta con
la muerte de su madre y su búsqueda incesante de recuperarla.

Tras todo el dolor y el vacío que pudo haber experimentado con la perdida de su
madre, ha salido fortalecida con el ejemplo que le dejó; una madre que lucho con
valentía ante la adversidad y que siempre se mostró en la medida de lo posible
alegre con sus hijos e hijas.

BIBLIOGRAFÍA

Andersen, C (1991) Madonna Unauthorized New York: Island Books

30
Ajuriaguerra, J. (2007) Manual de psiquiatría infantil. España: Elsevier-Masson

Ciccone, C. (2008) Life with my sister Madonna New York: SSE

Fenichel, O. (2008) Teoría psicoanalítica de las neurosis. México: Paidós

Morton, A. (2001) Madonna Barcelona: Edicomunicacón, S. A.

Reich, W. (1957) Análisis del Carácter.Buenos Aires: Paidós.

Taraborrelli, J.R. (2001) Madonna An Intimate Biography New York: Berkley Books.

http://espaciomusica.com/musica-de-los-70-y-80-toda-la-infomacion/

http://es.wikipedia.org/wiki/Madonna

31