Está en la página 1de 4

EXP.

: 6562-2009
ESPEC. :
DELITO : DIFAMACION
SUMILLA : INTERPONGO APELACION
CONTRA SENTENCIA.

SEÑORA JUEZ DEL TERCER JUZGADO UNIPERSONAL DE PIURA:

LUIS ERNESTO NEYRA LEON en el proceso seguido en


mi contra por GUILLERMO AGUSTIN REQUENA
MUÑOZ por el delito contra el HONOR en la modalidad
de DIFAMACION.
A usted atentamente me presento y expongo:

Que, al amparo del Art. 405º del Nuevo Código Procesal Penal, recurro a su despacho
para interponer formal RECURSO DE APELACION contra la Sentencia de fecha 03
de Diciembre del año en curso, en la cual se DISPONE LA RESERVA DEL FALLO
CONDENATORIO contra el Recurrente como Autor del delito Contra el Honor en
agravio del Querellante por el período de prueba de un año, ordenando cumplir ciertas
normas de conducta y asimismo FIJA el pago por concepto de reparación civil en la
suma de Tres Mil nuevos soles, que se deberá abonar a favor del Querellante agraviado.
En base a los fundamentos de Derecho y de Hecho que a continuación paso a exponer:

PRIMERO: Que, en la Sentencia emitida por su despacho mediante Resolución Nº 09


de fecha 03 de Diciembre del presente año; no se ha valorado de manera consiente todo
lo expuesto y sustentado por la defensa del Querellado; ya que los presupuestos
objetivos y subjetivos del tipo penal de Difamación previsto en el Art. 132º del Código
Penal, es decir, haber actuado con conciencia y voluntad para dañar el honor de una
persona, atribuyéndole un hecho, cualidad o conducta que pueda perjudicar el honor y
reputación de una persona no han concurrido en el presente caso.

SEGUNDO: Que, en primer lugar se debe indicar que durante el desarrollo del presente
proceso se ha vulnerado el Debido Proceso, ya que como se ha expuesto durante la
Audiencia Pública el Querellado no ha tenido conocimiento de la Querella planteado en
su contra, ya que no ha sido debidamente notificado; por lo que se ha recortado su
Derecho a la Legítima Defensa; al no poder contestar la querella incoada en su contra y
ofrecer los medios probatorios pertinentes que hubiesen corroborado fehacientemente la
inocencia del recurrente.
El mismo querellante indica en su demanda como domicilio donde deberá notificarse al
Querellado, tanto el domicilio real donde supuestamente vivo, así como mi domicilio
laboral; no habiendo cumplido con hacer llegar las respectivas notificaciones a los
domicilios “expresamente señalados por el mismo Querellante”.

TERCERO: Que, son requisitos “SINE QUANUM” para que se tipifique el delito de
Difamación la DIFUSION O PROPALACION de una conducta que perjudica al Sujeto
Pasivo (Querellante) y el DOLO O ANIMUS DIFAMANDI.
La difusión, propalación o divulgación de la presunta conducta irregular del Querellante
se da al prestar “SUPUESTAMENTE” una declaración el Querellado al Diario La
Hora, en la cual “SUPUESTAMENTE LO TILDA DE SINVERGUENZA, QUE SOLO
APARECE CUANDO HAY INTERESES PRIVADOS”.
DECLARACIONES QUE EN NINGUN MOMENTO HAN SIDO RECONOCIDAS
POR EL QUERELLADO DURANTE EL DESARROLLO DEL PROCESO Y SIN
QUE EN NINGUN MOMENTO HAYA PODIDO DEMOSTRAR EL
QUERELLANTE QUE EL QUERELLADO HAYA BRINDADO TALES
DECLARACIONES.

CUARTO: Que, el Querellante manifiesta que con fecha 22 de Julio del presente año en
compañía de otro Regidor convocan a una conferencia de prensa y que inmediatamente
después de la misma en forma intempestiva y sin mediar justa razón, el Querellado
profirió palabras y frases denigrantes en contra de su persona y que estas declaraciones
aparecieron en el Diario La Hora con fecha 23 de Julio del año en curso.
Sin embargo, no ha quedado acreditado en ningún momento que el Querellado haya
estado presente en tal conferencia de prensa y es más el Querellante ha entrado en
contradicciones al manifestar inicialmente que brindó tales declaraciones después de la
Conferencia, luego afirma que le dijo a el personalmente en forma directa tales
declaraciones y posteriormente afirma que fue en una conferencia brindada por el
querellado a los medios de prensa; lo que no hace más que demostrar la actitud
maliciosa y falsa del Querellante en contra del Querellado.

QUINTO: Que, en ningún momento el Querellante ha solicitado formalmente o por los


medios que establece la ley al Diario La Hora una copia del audio en la cual el
Querellado da tales declaraciones; por lo que no existe ningún medio probatorio
EFICAZ, VERAZ Y CONTUNDENTE que acredite que el Querellado haya declarado
lo “impreso” en la nota periodística aparecida con fecha 23 de Julio del presente año.
A esto se debe agregar que en ningún momento, tal como lo ha manifestado el
Querellante, inicio una acción legal en contra del mencionado diario o del periodista
autor de la referida publicación.

SEXTO: Que, en cuanto a la Carta Notarial, cursada por el Querellante con fecha, 23 de
Julio del 2009; en la cual solicita una rectificación por la declaración dada.
Se debe indicar, que me causó extrañeza y sorpresa, por lo que en ningún momento
había dado tal declaración con los calificativos a los cuales hace mención la nota
periodística; por lo que no tome mayor atención al ser consiente que en ningún
momento había brindado tales declaraciones y sobretodo por las notas periodísticas a las
cuales estoy sujeto por ser Regidor de la Municipalidad de Piura; ya que en muchas
oportunidades aparecen declaraciones o notas entre regidores que no hacen mas que
demostrar las posiciones políticas y discrepancias que existen entre los regidores de los
diversos grupos políticos; sin que hasta ahora me haya visto envuelto en Querellas o
procesos judiciales, a pesar de los continuos conflictos que existen entre varios regidos
de la Municipalidad Provincial de Piura.

SEPTIMO: Que, los únicos medios probatorios valorados por el AD QUO, los mismos
que han sido actuados durante el desarrollo del Juicio Oral, son la publicación en el
diario local La Hora y la Carta Notarial dirigida al Querellado.
Elementos Probatorios con los cuales no se puede arribar al grado de certeza positiva
respecto a la responsabilidad penal del Querellado por el delito de Difamación Agravada
objeto de la denuncia; sobretodo si se toma en cuenta que en ningún momento el
Querellado ha aceptado haber dicho tales calificativos al Querellante y en ningún
momento ha quedado demostrado que haya sido EL y el momento exacto en el cual
brindó tales declaraciones.
Que, constituye un derecho fundamental de toda persona, “LA PRESUNCION DE
INOCENCIA”; reconocida en el Art. 2º inciso 24, literal “e” de la Constitución Política
del Estado, la misma que sólo puede ser desvirtuada en base a una actividad probatoria,
que con las debidas garantías procesales produzca certeza en el juzgador sobre la
responsabilidad del justiciable.

OCTAVO: Que, el AD QUO indica en su Sentencia que el imputado tuvo la intención,


conocimiento, voluntad de proferir adjetivos en presencia de periodistas que habían
asistido a la conferencia de prensa convocada por el Querellante y otros regidores.
Ante esto se debe indicar, que en el supuesto caso, el Querellado realmente haya dicho
tales calificativos, en ningún momento ha tenido la intención de difamar el honor del
Querellante, sino cuestionar las presuntas irregularidades que viene cometiendo en su
accionar como Regidor de la Municipalidad Provincial de Piura; al respecto la
Jurisprudencia Nacional, de manera pacífica y uniforme ha sostenido que los
funcionarios públicos, como lo son el Querellante y el Querellado, como tal están
sujetos a críticas.
DEBIENDO PRECISAR QUE EL DELITO DE DIFAMACION POR MEDIO DE
PRENSA ES EMINENTEMENTE DOLOSO, ES DECIR, QUE EL AGENTE DEBE
ACTUAR YA SEA CON ANIMUS INJURIANDI O ANIMUS DIFAMANDI; POR LO
QUE LOS PRESUPUESTOS OBJETIVOS Y SUBJETIVOS DEL TIPO PENAL DE
DIFAMACION PREVISTO EN EL ART. 132º DEL CODIGO PENAL; ESTO ES DE
HABER ACTUADO CON CONCIENCIA Y VOLUNTAD PARA DAÑAR EL
HONOR DE UNA PERSONA, ATRIBUYÉNDOLE UN HECHO, CUALIDAD O
CONDUCTA QUE PUEDA PERJUDICAR SU HONOY Y REPUTACION NO HA
CONCURRIDO EN EL PRESENTE CASO.

NOVENO: Que, hacemos mención a las siguientes Jurisprudencias Vinculantes y que


deberían ser tomadas en cuenta para Revocar la Sentencia materia del presente recurso
impugnatorio:

1.- SALA PENAL PERMANENTE.


R. N. EXP. 3808-2002 – PIURA. (16 de Julio Del 2003).

“………pues si bien es cierto que aparece la publicación que el querellante considera


lesiva para su honor, al habérsele atribuido hechos delictuosos de manera pública a
través de un medio de comunicación, también lo es, que tratándose de un artículo
periodístico el responsable de su publicación ES SU AUTOR O EN SU DEFECTO EL
DIRECTOR DEL PERIODICO, resultando creíble lo argumentado por el querellado a
través de todo el proceso, en el sentido de que no ha declarado lo que se publicó en el
diario, argumento que no ha sido desvirtuado en el presente proceso, por lo que no debe
atribuírsele responsabilidad penal por los hechos investigados……………….”.

2.-