Está en la página 1de 5

NARRACIÓN DOCUMENTADA DE LA SESIÓN DE APRENDIZAJE N° 02

NOMBRE DE LA INSTITUCIÓN Jardín de niños n°1566 “El Piloto”.


EDUCATIVA / PROGRAMA:

EDAD: 2 años

DOCENTE DE AULA: Aguilar Villanueva Mery

ESTUDIANTE NARRADORA: Cárdenas Aguilar Karla Dennise.

EXPERIENCIA CURRICULAR: Programación curricular del I ciclo

TÍTULO DE LA NARRACIÓN Soy feliz porque disfruto jugando


DOCUMENTADA:

Comprende su cuerpo
TEMA DE LA NARRACIÓN
DOCUMENTADA:

TÍTULO DE LA PP1 Jugando voy coordinando mis movimientos.

FECHA DE REALIZACIÓN: 15 diciembre del 2017

I. Actividad / Experiencia seleccionada (breve explicación de la


experiencia principal que se desea enfatizar en la narración).

En la narración que presentare a continuación, narro el desarrollo de la


aplicación de mi segunda sesión. Asimismo, enfatizó la importancia de brindar
a los niños y niñas seguridad y respeto propiciando actividades de juego que
estimulen su desarrollo.
SOY FELIZ PORQUE DISFRUTO JUGANDO

Desperté muy temprano para ir al centro de estimulación temprana y al llegar


encontré a algunos niños jugando en el patio, ¡Hola tía!, me saludaron, ¡Buenos
días!, les respondí con una sonrisa, luego preguntaron ¿Vas a jugar con
nosotros? Sí, les respondí, y hoy he traído una sorpresa que espero les guste.
Todos los niños me miraron sorprendidos y dijeron ¡Oh, qué será! Y al ver sus
rostros de curiosidad, respondí riendo ¡Es sorpresa!

Luego la docente indico a los niños que ingresen al aula, pero yo me quede en
el patio pues tenía que organizar los materiales que utilizaría con ellos, de modo
que rápidamente ubique y deje todo listo.

Ingrese al aula, salude nuevamente a los niños y les pedí sentarnos en


asamblea, para ello indique que nos sentaríamos en el piso. Estando todos
sentados pregunte ¿Cómo están? Y todos respondieron fuertemente ¡Bien!, por
su tono de voz pude darme cuenta que estaban llenos de muchas energías.
Después, salude a cada uno de ellos entonando la canción “palo palito, palo” y
rápidamente pedí que se pongan de pie y comencé a cantar “caminar y parar”;
todos los niños y niñas caminaba, corrían, saltaba, y lentamente se volvieron a
sentar en sus lugares según la indicación que les daba a través de la canción.

De pronto, con una voz muy bajita les dije que había traído una sorpresa y todos
muy sorprendidos dijeron: ¡oh! ¿Qué es? Y en respuesta a ello coloque frente a
ellos una tina que estaba cubierta por una tela, ¿Qué será?, pregunte, y Alondra,
una de las niñas comenzó a cantar “¿Qué será, qué será? Y todos los niños la
siguieron, entonces me puse a reír a cantar junto con ellos, después me acerque
a los niños y niñas para mostrar el contenido de la sorpresa y cuando observaron
los materiales comenzaron a manipularlos y a jugar; mientras ellos saciaban su
curiosidad yo los observaba atentamente y escuchaba que decian: ¡Oh!, ¡Son
globos!, ¡Están fríos! Y en todo momento sus pequeños rostros reflejaron
felicidad, pues no dejaron de reír y sonreír.

Nuevamente me acerque a ellos para decirles que tenía otra sorpresa, pero que
antes de mostrarles teníamos que guardar los materiales y uno por uno comenzó
a dejar su globito sensorial dentro de la tina. Luego pedí que se agarren de la
mano con sus parejas para salir al patio.
Ya en el patio, les mostré el circuito “pintando pasito” donde jugaríamos, pero
antes les indique que teníamos que sentarnos para poder sacarnos los zapatos
y las medias, luego les repartí bolsas de plástico de burbujas diciendo en todo
momento que meteríamos nuestros pies en ella, y juntos con ellos me saque los
zapatos, media y me coloque las bolas para que pudieran observarme.

Luego, llego la hora de jugar, de modo que, fui la primera en pasar por el circuito
para hacer una demostración de cómo recorrer en él. Pero, ahora era el turno de
ellos, pregunte ¿Quién quiere jugar? Y todos gritaron ¡Yo!, entonces uno por uno
fue pasando; primero gateaban sobre el tapete sensorial, después colocaban
cada pie en una tina que contenía tempera y seguidamente comenzaban a
caminar libremente sobre el papel dibujando las huellitas de sus pies.

Durante la actividad los niños se mostraban asombrados al sentir la textura del


tapete y mientras gateaban deslizaban sus manos sobre él y me miraban con
una sonrisa en sus labios, incluso cuando introducían sus pies dentro de la
tempera sus ojos brillaban y reían diciendo ¡Me gusta!, y seguían riendo cuando
caminaban sobre el papel y sentían la textura de las bolsas que llevaban en los
pies; esa felicidad que ellos reflejaban en sus rostros y el ver como disfrutaban
jugando me llenaban de alegría.

Sin embargo hubo un niño que se mostró un poco inseguro y me acerque a él


para agarrar su mano y le pregunte ¿Te puedo ayudar? ¿Podemos hacerlo
juntos? Y aunque me miro con un poco de miedo movió la cabeza en señal de
un sí, así fue como poco a poco con mi ayuda y sin soltarse de mi mano introdujo
sus pies en la tempera y comenzó a caminar, después él soltó mi mano para
caminar solito sobre el papel y le pregunte ¿Te gusta? Y él sólo me sonrió.

Finalmente, para culminar la actividad ayude a cada uno a sacarse las bolsas de
los pies y pedí que se acuesten sobre la alfombra. También, indique que cierren
sus ojitos y que duerman un ratito; y empecé a cubrir sus cuerpos con una tela
suave, una y otra vez pasaba la tela sobre sus cuerpecitos, mientras ellos
permanecían acostados escuchando una melodía suave. Cuando la música
termino todos abrieron sus pequeños ojitos y me miraron sonriendo, pero esta
vez ya todos estaban cansados.
Saludando, cantando
y bailando con los
niños.

Niños manipulando
materiales.

Nos sacamos los


zapatos y medias para
ponernos las bolsas.
Gateando en el
tapete sensorial.

Caminando sobre
el papel.