Está en la página 1de 2

NO NECESITO UN CURRICULUM VITAE

Escrito por: Inés Temple, Gerente General DBM Perú y Presidente DBM Chile

La mayoría de profesionales asocia preparar su curriculum vitae (CV), o tenerlo listo con
una situación de riesgo. Es decir, cuando enfrenta la posibilidad de perder su trabajo o
la necesidad de búsqueda de una nueva posición.

Para muchos es casi un orgullo decir “nunca he tenido que hacer uno” para demostrar
que nunca han requerido buscar trabajo. Para otros, hacer un CV es una mala profecía
sobre su seguridad laboral. Es más, muchos lo archivan por años sin pensar en que ésta
es una herramienta para seguir su desarrollo profesional.

Y es que el cv es la herramienta ideal para monitorear nuestra carrera y registrar sus


avances, nuestro crecimiento, desarrollo laboral y académico y, fundamentalmente, los
logros que vamos sumando. Es decir, el valor que vamos agregando a nuestras
“empresas-clientes” y a nuestras carreras.

Mucha gente no es lúcida frente al valor que agrega o el que se espera que agregue a
su labor profesional, y luego, cuando por ejemplo, pide o espera una promoción, no
tiene cómo justificar el valor que ha generado pues no lo ha registrado, analizado y
valorizado.

Las empresas nos pagan por aportar: por desarrollar, ahorrar, dirigir, innovar, crear e
implementar. Por eso debemos generar resultados día a día. Los expertos de DBM
aconsejan registrar semanalmente los aportes. Claro, hay días que sentimos que no
hemos contribuido, pero si pasan una o dos semanas sin aportes concretos –por
pequeños que sean- a la misión, resultados o satisfacción del equipo, quizás estemos
“vendiendo” un servicio que no brindamos apropiadamente... ¿no equivale eso a
“estafar” a alguien?

Ejecutivos y empleados en outplacement y coaching con nostros aprenden a tener


siempre un CV “vivo” con sus avances y aportes al día. Esto es, medir sus resultados y
establecer una relación directa entre su gestión y el impacto que ésta tiene en la
organización. Cuando estas personas buscan trabajo o promociones, no solo tienen la
gran ventaja de no tener que ‘bucear” por información de hace años, sino que han
adquirido una visión empresarial de su carrera. Eso los hace mucho más empleables que
quienes no han trabajado orientados a logros y resultados. Saben que la “experiencia”
debe ser sustentada con resultados cuantificables o por los menos medibles.

Un CV debe entonces registrar no solo nuestras posiciones y responsabilidades, sino


nuestros logros: las acciones tomadas frente a los retos u oportunidades, y sus
consecuencias. Los logros deben además estar cuantificados numéricamente. Es crítico
mostrar claramente qué servicio ofrecemos, cuál es nuestra ventaja competitiva y cómo
contribuimos a lograr la metas y resultados.

Perdamos el “miedo” a tener un CV siempre vigente, ¡no trae “mala suerte” hacerlo!.
Monitoreemos nuestra carrera para saber si estamos creciendo como deseamos o como
nuestra empresa/cliente espera que lo hagamos, si estamos desarrollando nuevas
destrezas profesionales y si estamos desarrollando habilidades competitivas y de
liderazgo. Debemos ser los primeros en saber si estamos creciendo o nos hemos
estancando. Registrando y analizando nuestro avance sabremos si estamos avanzando y
desarrollando nuestro perfil y, por lo tanto, qué tan empleables somos. El mercado no
espera.

SOBRE DBM

Con más de 35 años de experiencia y 230 oficinas en 51 países, DBM es el líder mundial en
proporcionar soluciones estratégicas de Recursos Humanos, a empresas y personas en
procesos de cambio, para ayudarlos a lograr el éxito empresarial y profesional.

DBM Perú brinda servicios en Asesoría a la Empresa, Outplacement (Reubicación Laboral),


Executive Coaching y Administración del Cambio. Desde su llegada al Perú en 1993, DBM ha
asesorado exitosamente a más de 300 empresas, 1800 ejecutivos y a más de 16,000 empleados
y obreros.

Copyright 2004 DBM Inc.