Está en la página 1de 3

Introducción

Reserva de la Biosfera del rio Plátano

La reserva de la biosfera del Rio Plátano, ubicada en Honduras, es uno de los pocos
restos de un bosque tropical en América Central con abundante flora y fauna que forman
la maravilla de este lugar. Sin embargo, enfrenta diversas problemáticas que afectan su
desarrollo e impide el normal funcionamiento de su habitad. Por otro lado, gracias a los
indígenas de la región, aún se conserva su forma de vida tradicional.

Desarrollo
Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1982. Siendo el
segundo pulmón del planeta. Se ubica en la región de Mosquitia, al noroeste de Honduras
y abarca una superficie de 5 mil 200 kilómetros de selva tropical y lagunas costeras.
Cerca del 75% de la biosfera son montañas con muchos rangos de altura, como el Pico
Morrañanga que alcanza los 1500 metros y el Punta de Piedra de 1326 metros.

Cuenta con una gran diversidad de ecosistemas, como los pantanos, manglares (bosques
pantanosos donde se mezcla agua de rio dulce sacada del mar), bosques de pino,
sabanas, bosques lluviosos tropicales, y los bosques enanos. Algunas de las especies de
árboles que se encuentran son: la balsa, ceiba, guayacán, caoba, santa maría, cedro.

Las costas y ríos son los hogares del manatí, nutria, tortugas y caimán. Los bosques son
el hogar del tapir, jaguar, león mono araña, mono aullador, venado y oso perezoso. Más
de 375 especies de aves se encuentran en la biosfera como el águila arpía, halcón,
guacamayo verde y rojo y pescador menor y jabirú. Este lugar contiene la mayor
población de especies en peligro de extinción de Honduras.

Mientras que, en las riveras de los ríos se han encontrado un gran hallazgo de misteriosos
petroglifos dibujados en piedra. Aunque se conoce muy poco de quién y hace cuanto
tiempo se realizaron.

Actualmente, la reserva es habitada por cuatro grupos de indígenas, entre ellos, los
Garifunas; mezcla de africanos con indígenas del Caribe, los Miskitos; mezcla de
garífunas con misquitos y los Pech y tawacas.

Sin embargo, se encuentra descuidada por la desconsideración e ignorancia de personas


que no son propias del lugar y causan problemas que van destruyendo poco a poco la
naturaleza viva de la reserva. Entre las principales problemáticas que enfrenta esta área
están: La tala de bosques para comercializar la madera, la pesca en el rio con dinamita,
asentamientos de personas, la llegada de inmigrantes provocando una alteración entre la
relación natural entre los grupos nativos y la biosfera, la comercialización de especies y la
falta de titulación de tierras sin ninguna organización que controle la migración de la
misma.
Conclusión
Para finalizar, hemos visto el enorme ecosistema que abunda la reserva, siendo así de
gran refugio de animales, plantas y poblaciones autóctonas. Lamentablemente, convive
con un conflicto latente que afecta la naturaleza, siendo esta, beneficiosa al medio
ambiente por su importante fuente de oxigeno y esencial para todos los organismos
vivientes que conviven en ella.
Bibliografía:
Disponible en línea: http://bioplat.blogspot.com.ar/

Fecha: 15/09/15

Disponible en línea: http://whc.unesco.org/en/list/196

Fecha: 15/09/15