Está en la página 1de 20

JURISPRUDENCIA

FUNDAMENTAL
Febrero / 2015
Año 1 Volumen 8

JURISPRUDENCIA
FUNDAMENTAL
Actualidad
Área
Civil Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria
Responsabilidad

Contenido
Requisitos suplementarios en actos de disposición de bienes a título oneroso
casación N.º 1 449
(Casación N.º 1408-2014 LIMA)
Acreditación de la falta de buena fe del tercero de adquirente (Casación N.º
casación N.º 2 451
2180-2013 LA LIBERTAD)
Preexistencia y exigibilidad del crédito: Requisitos para la procedencia de la acción
casación N.º 3 455
pauliana (Casación N.° 2668-2012 PUNO)
Vía de conocimiento y la valoración de la prueba en la acción revocatoria (Casación
casación N.º 4 458
N.° 626-2012 LA LIBERTAD)
Jurisprudencia fundamental

Presentación

Actualidad Civil, en este número, recopila como jurisprudencia fundamental, determinantes pro-
nunciamientos judiciales ventilados ante la Corte Suprema sobre la denominada acción pauliana,
bajo el Título de “Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria”.
Sin duda, es amplia la discusión en doctrina en torno a la acción pauliana o revocatoria, en tanto
instrumento que permite al acreedor injerir sobre el patrimonio de su deudor, con la finalidad de
establecer la ineficacia de los actos jurídicos de disposición del deudor, que ocasionen detrimento
de su patrimonio y que probablemente originen un riesgo en la satisfacción de la acreencia.
Es de notar además que la doctrina nacional y el desarrollo jurisprudencial conciben a la acción
pauliana como una pretensión de ineficacia procesal, aunque su fundamento pertenezca al derecho
sustantivo, lo que se podrá apreciar en las sentencias que recopilamos. Los temas abordados son
los siguientes:
• Requisitos suplementarios en actos de disposición de bienes a título oneroso
• Acreditación de la falta de buena fe del tercero adquirente
• Preexistencia y exigibilidad del crédito: Requisitos para la procedencia de la acción pauliana
• Vía de conocimiento y la valoración de la prueba en la acción revocatoria

Actualidad Civil

448 Instituto Pacífico Volumen 8 | Febrero 2015


Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria

JURISPRUDENCIA FUNDAMENTAL

Casación N.º 1408-


2014 LIMA*
Requisitos suplementarios en ac-
tos de disposición de bienes a tí-
tulo oneroso

Acción Revocatoria

Lima, once de julio de dos mil catorce

VISTOS; y, CONSIDERANDO: Primero.- Que, viene a conocimiento de esta Sala Suprema el re-
curso de casación interpuesto por el demandando Manuel Fernando Meza Peralta (página tres-
cientos cuarenta y cuatro), contra la sentencia de vista de fecha trece de marzo de dos mil catorce
(página trescientos treinta y dos), que confirma la sentencia de primera instancia del quince de julio
de dos mil trece (página doscientos cincuenta y dos), que declara fundada la demanda de acción
revocatoria; recurso impugnatorio cuyos requisitos de admisibilidad y procedencia deben ser verifi-
cados de conformidad con la modificatoria establecida en la Ley N.° 29364. Segundo.- Que, en tal
sentido, en cuanto a los requisitos de admisibilidad previstos en el artículo 387 del Código Procesal
Civil, modificado por la Ley citada, se tiene que el presente recurso cumple con tales exigencias, esto
es: I) Se impugna una resolución expedida por la Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia
de Lima que, como órgano de segundo grado, pone fin al proceso. II) Ha sido interpuesto ante la
Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, que emitió la resolución recurrida. III) Ha
sido presentado dentro del plazo que establece el inciso 3º del citado artículo, pues la resolución
recurrida ha sido notificada al recurrente el diecinueve de mayo de dos mil catorce y el recurso de
casación se presentó el treinta de mayo de dos mil catorce. IV) Adjunta el correspondiente arancel
judicial (página trescientos cuarenta y dos). Tercero.- Que, en lo referente a los requisitos de proce-
dencia previstos en el artículo 388 del Código Procesal Civil, modificado por la Ley acotada, se ad-
vierte que el recurrente no dejó consentir la resolución de primera instancia que fuera desfavorable
a sus intereses, conforme se aprecia de su escrito de apelación (página doscientos noventa y dos),
por lo que cumple con lo dispuesto en el inciso 1º de la norma procesal anotada. Cuarto.- Que,
para establecer el cumplimiento de los incisos 2º y 3º del artículo 388 del Código adjetivo, se debe
señalar en qué consisten las infracciones normativas denunciadas. En el presente caso, el recurrente
denuncia la siguientes infracciones normativas: 1. Infracción normativa del artículo 139, inciso
5º, de la Constitución Política del Estado y del artículo 12 de la Ley Orgánica del Poder Judi-
cial; alega que la sentencia de vista contiene una sola página de motivación, lo que podría significar
un gran esfuerzo de síntesis, pero no en el caso concreto, pues se ha reemplazado la obligación
de fundamentar la decisión en forma suficiente, a través del uso de la fórmula abrogada “por sus
propios fundamentos”, lo que implica reiterar la motivación de la sentencia de primera instancia, lo
que claramente contraviene el actual artículo 12 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que prohíbe
la motivación por simple referencia. 2. Infracción normativa del artículo 195 del Código Civil;
arguye que en el caso de autos el acto de disposición de los demandados se produjo el treinta de
marzo de dos mil doce, es decir cuatro meses antes del crédito que otorgó el demandante, pues este
recién se produjo el siete de junio de dos mil doce, dado que éste ganó fecha cierta con la interpo-
sición del proceso de ejecución; por tanto, no se cumple con uno de los requisitos de procedencia
de la acción pauliana, por lo que la demanda es infundada.

* Publicada en El Peruano 30 de octubre de 2014

Volumen 8 | Febrero 2015 Actualidad Civil 449


Actualidad

Civil Jurisprudencia fundamental

Quinto.- Que, del examen de la argumentación expuesta por el recurrente en el acápite 1) se


advierte que la causal denunciada no cumple con los requisitos exigidos en los numerales 2º y
3º del artículo 388 del Código referido, al no describirse en forma clara y precisa la infracción
normativa denunciada, ni se demuestra la incidencia directa que tendría dicha infracción sobre
la decisión impugnada, toda vez que, la recurrida de manera muy precisa ha dado respuesta
a los agravios denunciados en la apelación interpuesta, determinándose que hay una deuda
pendiente de pago y ha quedado demostrado la intención del recurrente para disminuir su
patrimonio, disponiendo de un bien, para evitar la efectividad del cobro de su deuda contraída.
En esa perspectiva, no es la cantidad de líneas lo que genera mayor motivación, sino la respuesta
a los agravios planteados, la que se ha efectuado en el considerando tercero de la sentencia
impugnada; en ese sentido esta causal resulta improcedente.

Sexto.- Que, del examen de la argumentación expuesta por el recurrente en el acápite 2) se


advierte que la causal denunciada no cumple con los requisitos exigidos en los numerales 2º y
3º del artículo 388 del Código referido, pues se basa en supuestos inexactos establecidos en el
artículo 195 del Código Civil; en efecto, dicho dispositivo no niega la posibilidad que el acto
gratuito de disminución del patrimonio pueda ser anterior o posterior al crédito, sino sólo esta-
blece requisitos suplementarios cuando dicha transferencia es a título oneroso; por consiguiente,
la infracción denunciada no incide en la decisión y, por ello, esta causal resulta improcedente.

Sétimo.- Que, respecto a la exigencia prevista en el inciso 4º del referido artículo 388, si bien el im-
pugnante cumple con indicar que su pedido casatorio es anulatorio, no es suficiente para atender el
recurso materia de calificación; en virtud a lo dispuesto en el artículo 392 del Código adjetivo, nor-
ma que prescribe que los requisitos de procedencia de este recurso extraordinario son concurrentes.
Por estas consideraciones y de conformidad con la precitada norma: Declararon IMPROCEDENTE
el recurso de casación interpuesto por Manuel Fernando Meza Peralta (página trescientos cuarenta
y cuatro), contra la sentencia de vista de fecha trece de marzo de dos mil catorce (página trescientos
treinta y dos); DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano
conforme a ley; en los seguidos por Dante Christian Martínez Villacorta, sobre acción revocatoria; y
los devolvieron. Interviene como ponente el señor Juez Supremo Calderón Puertas.-
SS.
ALMENARA BRYSON, TELLO GILARDI, ESTRELLA CAMA, RODRÍGUEZ CHÁVEZ, CALDERÓN PUER-
TAS

450 Instituto Pacífico Volumen 8 | Febrero 2015


Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria

JURISPRUDENCIA FUNDAMENTAL

Casación N.º 2180-


2013* LA LIBERTAD
Acreditación de la falta de buena
fe del tercero adquirente
ACCIÓN REVOCATORIA
SUMILLA: “La norma del artículo 195 inciso 1 del
Código Civil, exige que el demandante demuestre la
mala fe del adquirente que participa en el acto cuya
ineficacia se reclama y además no resultando razonable
suponer que la actuación concertada o fraudulenta
de los citados demandados se presumiría de la sola
condición de familiares entre ellos, máxime si vivían
en lugares distintos”.

Lima, siete de mayo de dos mil catorce

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA, vista


la causa número dos mil ciento ochenta – dos mil trece; y producida la votación correspondiente,
emite la presente sentencia: MATERIA DEL RECURSO.- Se trata del recurso de casación interpues-
to, a fojas seiscientos sesenta y siete a seiscientos setenta y cuatro, por Ingeniería de Sistemas Indus-
triales Sociedad Anónima, contra la sentencia de vista de fojas seiscientos cuarenta y tres a seiscien-
tos cincuenta, de fecha veintiuno de enero de dos mil trece, expedida por la Segunda Sala Civil de
la Corte Superior de Justicia de La Libertad, que revoca la sentencia apelada de fojas quinientos
cincuenta y cuatro a quinientos sesenta, de fecha dieciséis de abril de dos mil doce, que declara
fundada la demanda; reformándola, la declara infundada; en los seguidos por Ingeniería de Siste-
mas Industriales Sociedad Anónima contra Víctor Humberto Angulo Rabines y otros, sobre Acción
Revocatoria.- FUNDAMENTOS DEL RECURSO.- Esta Sala Suprema, mediante resolución de fojas
treinta y dos a treinta y tres del presente cuadernillo, de fecha trece de agosto de dos mil trece, ha
estimado procedente el recurso de casación por las causales de infracción normativa de derecho
procesal e infracción normativa de derecho material. La recurrente ha denunciado lo siguiente: A)
Infracción del artículo 195 inciso 2 segundo párrafo del Código Civil: Al pretender que su
parte pruebe que no existen bienes libres disponibles de la deudora, cuando es ella y el tercero
quienes tienen que probar que sí existen dichos bienes libres. B) Infracción del artículo 461 pri-
mer párrafo del Código Procesal Civil: Al evaluar la rebeldía de la emplazada deudora en bene-
ficio de ella y del tercero, cuando dicha norma produce presunción relativa de verdad a su favor. C)
infracción del artículo 195 inciso 1 del Código Civil: Al pretender que la recurrente debe probar
que el tercero ha acreditado la mala fe, cuando la norma sólo le ordena probar que el tercero haya
tenido conocimiento del perjuicio al acreedor o que según las circunstancias haya estado en razo-
nable situación de conocer o de no ignorarlo. D) Infracción del artículo 442 inciso 2 del Código
Procesal Civil: Al considerar el Colegiado que los demandados, al contestar la demanda, no han
negado ser primos, en tanto que el juez considera que ha habido negación rotunda. El Colegiado
obvia que el demandado, al contestar la demanda, debe pronunciarse sobre cada uno de los hechos
expuestos en la demanda; la respuesta evasiva o la negativa genérica puede ser apreciado por el
juez como conocimiento de la verdad; el juez ha considerado la negativa genérica como reconoci-
miento de verdad.- CONSIDERANDO: Primero.- Que, previamente a la absolución del recurso de
casación sub examine, es necesario hacer un breve recuento de lo acontecido en el proceso. En tal

* Publicada en El Peruano 30 de septiembre de 2014

Volumen 8 | Febrero 2015 Actualidad Civil 451


Actualidad

Civil Jurisprudencia fundamental


sentido, se advierte que de fojas noventa y uno a noventa y seis Ingeniería de Sistemas Industriales
Sociedad Anónima, interpone demanda contra Víctor Humberto Angulo Rabines, Roxana Elizabeth
Bobadilla Rubio y Livia Ignacia Rabines Saldaña, solicitando que se declare ineficaz, respecto de su
crédito, el acto de compraventa celebrado mediante Escritura Pública de dación en pago, entre los
ahora co-emplazados, el veinte de marzo de dos mil uno. Como fundamentos de su demanda sos-
tiene que con fecha quince de junio de dos mil, prestó a Livia Ignacia Rabines Saldaña la suma de
cuatro mil dólares americanos (US$.4,000.00), por la cual le firmó una letra de cambio y como
contra prestación ésta constituyó derecho de posesión y uso sobre la mitad de la tienda ubicada en
la Avenida España número 1326, Trujillo. Que, sin embargo, de manera fraudulenta, con el fin de
quedar en plena insolvencia y no devolver el monto del mutuo, sin avisarle, celebró con sus primos
(Víctor Humberto Angulo Rabines y Roxana Elizabeth Bobadilla Rubio) el contrato de dación en
pago; además, celebró con tercera persona un contrato de arrendamiento por la parte cedida y en
forma violenta le despojaron de la posesión y derecho de uso. Que, Livia Ignacia Rabines Saldaña
y sus primos co-emplazados (Víctor Humberto Angulo Rabines y Roxana Elizabeth Bobadilla Rubio)
han cometido fraude en su desmedro, pues aquélla ha enajenado a favor de éstos el único bien li-
bre que tenía y que le había cedido a la recurrente en uso y garantía de devolución de su crédito,
quedando en insolvencia y cuando le cobra le amenaza. Que, los primos de la emplazada (Víctor
Humberto Angulo Rabines y Roxana Elizabeth Bobadilla Rubio), han tenido conocimiento del daño
que le ocasionaban con la transferencia fraudulenta, no solo por el parentesco consanguíneo que
los liga, sino porque han concertado con su co-demandada la acciones para privarle de su posesión
y uso de la parte de la tienda. Es decir, han estado en razonable situación de conocer el perjuicio,
el daño que le estaban ocasionando.- Segundo.- Que, tramitada la demanda según su naturaleza,
el juez de la causa, mediante sentencia de fojas quinientos cincuenta y cuatro a quinientos sesenta,
de fecha dieciséis de abril de dos mil doce, declara fundada la demanda; en consecuencia, declara
ineficaz para la empresa demandante el contrato de dación en pago celebrado mediante escritura
pública de fecha treinta y uno de marzo de dos mil uno, entre los demandados; ordena la inscrip-
ción en el Registro Público para los fines de ley. Como fundamentos de su decisión sostiene que la
relación jurídica entre la empresa demandante - como acreedora- y la demandada Livia Ignacia
Rabines Saldaña –como deudora- se encuentra acreditada, al existir pronunciamiento jurisdiccional
con la calidad de cosa juzgada (en el proceso número 979-03, con la letra de cambio aceptada por
Livia Ignacia Rabines Saldaña el día quince de junio de dos mil fue exigida judicialmente, dictándo-
se sentencia el día diecinueve de enero de dos mil seis, declarando fundada la demanda). Siendo
así, toda la actividad probatoria desplegada por la parte demandada para desvirtuar su condición
de deudor de la parte demandante, carece de eficacia legal alguna. Que, la demandada Livia Igna-
cia Rabines Saldaña no ha cumplido con acreditar en el proceso que otra clase de bienes con los
cuales pueda responder por la deuda asumida frente a la empresa acreedora demandante. Siendo
así, está probado que el acto de disposición del único bien que tenía y el cual podía ser ejecutado
por la parte acreedora para recuperar su crédito, la ha dejado sin patrimonio y por ende, insolven-
te el crédito, causando perjuicio al acreedor. Que, los demandados Víctor Humberto Angulo Rabi-
nes y Roxana Elizabeth Bobadilla Rubio, han reconocido su vínculo consanguíneo (con Livia Ignacia
Rabines Saldaña) en las manifestaciones rendidas ante la Policía Nacional del Perú, a raíz de la de-
nuncia penal por usurpación que interpusiera la demandante Ingeniería de Sistemas Industriales
Sociedad Anónima y que dio origen al Expediente número 511-02. Siendo así, es evidente que al
pretender ocultar tal vínculo familiar existente entre los demandados, su conducta causa convicción
de que estaban en posibilidad no solo de conocer la existencia del crédito que tenía su co-deman-
dada Livia Ignacia Rabines Saldaña con la demandante Ingeniería de Sistemas Industriales Sociedad
Anónima y por ende, del perjuicio que estaban ocasionando con la celebración del acto jurídico de
dación en pago. Que, si bien es cierto en el contrato de dación en pago se consigna que Livia Igna-
cia Rabines Saldaña reconoce una deuda de dieciséis mil seiscientos dólares americanos
(US$.16,600.00) a favor de Víctor Humberto Angulo Rabines y Roxana Elizabeth Bobadilla Rubio,
producto del préstamo conforme al documento privado de fecha tres de noviembre de dos mil; sin
embargo, dicho documento no ha sido presentado como medio probatorio, lo que evidencia la
acción dolosa de establecer la existencia de un crédito con el propósito de celebrar un acto jurídico
de disposición del único bien de aquélla y burlar el crédito de la parte acreedora demandante.
Consecuentemente se configura, de modo concurrente, tanto el eventus damni y el concilium fraudis,
conforme a lo previsto en el artículo 195 del Código Civil. Que, los demandados no han acreditado
la inexistencia de perjuicio a su acreedor, o al menos tener consciencia del perjuicio que le causan.-
Tercero.- Que, apelada la mencionada sentencia, la Sala Revisora mediante sentencia de fojas
seiscientos cuarenta y tres a seiscientos cincuenta, de fecha veintiuno de enero de dos mil trece, la
revoca la sentencia apelada y reformándola la declara infundada. Como sustento de su decisión
manifiesta que no se ha probado que en el acto jurídico cuestionado, de fecha treinta y uno de

452 Instituto Pacífico Volumen 8 | Febrero 2015


Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria

marzo de dos mil uno, se haya configurado los requisitos establecidos por el artículo 195 del Códi-
go Civil. Que, no se ha acreditado que la letra de cambio (ejecutada en el proceso número 979-03)
haya sido protestada; si bien, con el pronunciamiento judicial (sentencia que declaró fundada la
demanda en el proceso número 979-03) se acreditó la condición de deudora de Livia Ignacia Rabi-
nes Saldaña respecto de la demandante Ingeniería de Sistemas Industriales Sociedad Anónima; sin
embargo, es de tener en cuenta que la demanda de Obligación de Dar Suma de Dinero menciona-
da (proceso número 979-03) fue interpuesta el catorce de febrero de dos mil tres. Que, no se ha
acreditado que solo con la disminución se perjudique a la parte actora al no poder cobrar su crédi-
to, pues no se encuentra probado que no existan otros bienes conocidos y libres de la deudora, ello
debido a que el solo menoscabo del patrimonio del deudor no es suficiente para fundamentar la
declaratoria, sino que es necesario que ese menoscabo ponga en peligro la posibilidad del cobro el
crédito. Y si bien la deudora tenía la carga de probar bienes libres suficientes para garantizar la
obligación, lo que no ha efectuado, tampoco se puede afirmar (como hace el A quo) que está pro-
bado que dicho acto de disposición es el único bien que tenía, pues la deudora Livia Ignacia Rabi-
nes Saldaña tiene la condición de rebelde en el proceso. Que, no se ha acreditado en forma debida
la mala fe del tercero adquirente, es decir, Víctor Humberto Angulo Rabines y Roxana Elizabeth
Bobadilla Rubio, pues no se ha probado que éstos hayan tenido conocimiento de alguna obligación
de pago o crédito que se hubiere otorgado por la demandante a favor de Livia Ignacia Rabines
Saldaña, al momento de suscribir la dación en pago, no resultando razonable suponer que la actua-
ción concertada o fraudulenta de los citados co-demandados se presumiría de la sola condición de
familiares entre ellos, máxime si vivían en lugares distintos. Que, por lo demás deviene en errónea
la apreciación del A quo respecto a que el demandado Víctor Humberto Angulo Rabines haya pre-
tendido ocultar el vínculo familiar con la demandada Livia Ignacia Rabines Saldaña, pues del texto
de la contestación de demanda de éste se verifica que en ningún momento niega el vínculo familiar,
centrándose en negar actos fraudulentos concertados para privar de la posesión que alega la parte
actora.- Cuarto.- Que, conforme se ha anotado precedentemente, el recurso de casación ha sido
declarado procedente por las causales de infracción normativa de derecho procesal e infracción
normativa de derecho material, debiendo absolverse, en principio, las denuncias de carácter proce-
sal, de modo que si se declara fundado el recurso por esta causal deberá verificarse el reenvío,
imposibilitando el pronunciamiento respecto a la causal sustantiva.- Quinto.- Que, en tal orden de
ideas, absolviendo la denuncia procesal contenida en el apartado B) cabe manifestar lo siguiente:
según el artículo 461 inciso 1 del Código Procesal Civil, la declaración de rebeldía causa presunción
legal relativa sobre la verdad de los hechos expuestos en la demanda, salvo que, habiendo varios
emplazados, alguno contesta la demanda. Es decir, si existe pluralidad de emplazados y alguno de
ellos absuelve el traslado de la demanda ya no se aplica dicha presunción. En el caso de autos se
aprecia que se ha verificado este supuesto, es decir uno de los emplazados ha contestado la deman-
da: fueron emplazados Livia Ignacia Rabines Saldaña, Víctor Humberto Angulo Rabines y Roxana
Elizabeth Bobadilla Rubio, habiendo contestado la demanda Víctor Humberto Angulo Rabines; por
consiguiente, no puede existir presunción relativa respecto a los hechos alegados en la demanda,
razón por la cual este extremo del recurso de casación no puede prosperar.- Sexto.- Que, absolvien-
do la denuncia procesal contenida en el apartado D) debe señalarse lo siguiente: contrariamente a
lo sostenido por la recurrente, el Colegiado Superior ha establecido claramente (ver considerando
décimo cuarto de la sentencia de vista recurrida) que el co-demandado Víctor Humberto Angulo
Rabines, en su contestación de demanda, en ningún momento niega el vínculo familiar, habiendo
centrando más bien su contradicción en negar actos fraudulentos imputados orientados a privar de
la posesión a la actora. Por tanto, se advierte que el Ad quem ha corregido la errónea apreciación
del juez de la causa, en cuanto éste sostuvo que dicho co-demandado pretendió ocultar el vínculo
familiar que le une con Livia Ignacia Rabines Saldaña. En tal orden de ideas, este extremo del recur-
so propuesto tampoco puede prosperar.- Sétimo.- Que, absolviendo la denuncia contenida en el
apartado C) debe señalarse lo siguiente: La norma del artículo 195 inciso 1 del Código Civil1, con-
tiene un requisito subjetivo consistente en que el tercero adquirente debe actuar de mala fe, esto
es, conociendo efectivamente el perjuicio al derecho del acreedor o haber estado en razonable si-
tuación de conocer o de no ignorar la existencia de los derechos del acreedor y el eventual perjuicio
a los mismos. A este respecto, cabe precisar que nuestra ley no establece ninguna presunción de
conocimiento del perjuicio por parte del tercero adquirente con el fin de invertir la carga de la
prueba. En tal sentido, se estima que es correcta la interpretación efectuada por Aníbal Torres Vás-

1 Si el crédito es anterior al acto de disminución patrimonial, que el tercero haya tenido conocimiento del perjuicio
a los derechos del acreedor o que, según las circunstancias, haya estado en razonable situación de conocer o de
no ignorarlos y el perjuicio eventual de los mismos.

Volumen 8 | Febrero 2015 Actualidad Civil 453


Actualidad

Civil Jurisprudencia fundamental


quez2, en cuanto considera que: “conforme al artículo 195 dos son los requisitos para que proceda la
acción pauliana contra actos de disposición o gravamen posteriores al nacimiento del crédito: el eventus
damni y la mala fe del tercero. Si los demandados no prueban la inexistencia del perjuicio o la existencia
de bienes libres suficientes y el demandante prueba la mala fe del tercero, la demanda es fundada, pero si
no se prueba la mala fe del tercero, la demanda es infundada aun cuando esté probado el perjuicio causa-
do al acreedor demandante”.-

Octavo.- Que, en consecuencia, la norma del artículo 195 inciso 1 del Código Civil, exige que
el demandante demuestre la mala fe del adquirente que participa en el acto cuya ineficacia se
reclama, razón por la cual resulta errónea la interpretación de la recurrente, en cuanto sugiere
que dicha norma establecería una presunción de la mala fe del tercero adquirente. En el caso de
autos, la Sala Superior, de manera acertada, ha establecido que no ha sido acreditada en forma
debida la mala fe del tercero adquirente, es decir, Víctor Humberto Angulo Rabines y Roxana
Elizabeth Bobadilla Rubio, pues no se ha probado que éstos hayan tenido conocimiento de alguna
obligación de pago o crédito que se hubiere otorgado por la demandante a favor de Livia Ignacia
Rabines Saldaña, al momento de suscribir la dación en pago, no resultando razonable suponer
que la actuación concertada o fraudulenta de los citados demandados se presumiría de la sola
condición de familiares entre ellos, máxime si vivían en lugares distintos. Por consiguiente, la
denuncia contenida en el apartado C) tampoco puede prosperar. - Noveno.- Que, en cuanto a la
denuncia contenida en el apartado A) si se tiene en cuenta que los requisitos establecidos por el
artículo 195 inciso 1 del Código Civil, deben cumplirse copulativamente y al haberse establecido
que la demandante no demostró la mala fe del tercero adquirente, carece de objeto analizar
si la demandante debe probar o no la existencia de bienes libres disponibles de la deudora.-

Por las consideraciones expuestas y de conformidad con lo dispuesto por el artículo 397 del Có-
digo Procesal Civil, declararon: INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Ingeniería de
Sistemas Industriales Sociedad Anónima, de fojas seiscientos sesenta y siete a seiscientos setenta y
cuatro; por consiguiente, NO CASARON la sentencia de vista de fojas seiscientos cuarenta y tres
a seiscientos cincuenta, de fecha veintiuno de enero de dos mil trece, expedida por la Segunda
Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, que revoca la sentencia apelada de fojas
quinientos cincuenta y cuatro a quinientos sesenta, de fecha dieciséis de abril de dos mil doce que
declara fundada la demanda; reformándola, la declara infundada; DISPUSIERON la publicación
de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en los seguidos por
Ingeniería de Sistemas Industriales Sociedad Anónima contra Víctor Humberto Angulo Rabines y
otras, sobre Acción Revocatoria; y los devolvieron. Ponente Señor Miranda Molina, Juez Supremo.-
SS.
TICONA POSTIGO, VALCÁRCEL SALDAÑA, DEL CARPIO RODRÍGUEZ, MIRANDA MOLINA, CUNYA
CELI

2 Acto Jurídico. Aníbal Torres Vásquez. 2.ª edición, Lima 2001. Importaciones y Distribuidora Editorial Moreno S.A.
Pág. 599.

454 Instituto Pacífico Volumen 8 | Febrero 2015


Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria

JURISPRUDENCIA FUNDAMENTAL

Casación N.° 2668-


2012 PUNO
Preexistencia y exigibilidad del
crédito: Requisitos para la proce-
dencia de la acción pauliana

Lima, veintidós de enero de dos mil trece

LA SALA CIVIL PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA: Vista


la causa número dos mil seiscientos sesenta y ocho - dos mil doce, en audiencia pública de la fecha
y producida la votación correspondiente conforme a ley, se expide siguiente sentencia:
1.- MATERIA DEL RECURSO
Se trata del recurso de casación interpuesto a fojas ciento veintidós, por Fernando Alfredo Peña-
loza Riquelme, contra la resolución de vista, de fojas ciento catorce, del ocho de junio de dos mil
doce, que confirmando el auto apelado de fojas setenta y siete, su fecha cuatro de octubre de dos
mil once, declara improcedente la demanda.
2.- CAUSALES POR LAS CUALES SE DECLARÓ PROCEDENTE EL RECURSO
Esta Sala Suprema, por resolución del tres de agosto de dos mil doce (folios diecinueve del cua-
derno de Casación), ha declarado la procedencia ordinaria del presente recurso de casación por
infracción normativa del artículo 195 parte in fine del Código Civil, y la procedencia excepcional
conforme a lo normado por el artículo 392-A, por la causal de infracción normativa de los incisos
3) y 5) del artículo 139 de la Constitución Política del Estado.
3. ANTECEDENTES
3.1.- Que, en el presente caso, se debe tener en cuenta que los cargos formulados por el recurrente
son de índole material y procesal, por lo que corresponde absolver las infracciones normativas de
carácter procesal toda vez que de declararse fundadas las mismas no correspondería emitir pronun-
ciamiento sobre la infracción normativa material; por ende, a efectos de determinar si en el presen-
te recurso se configura la infracción normativa procesal corresponde efectuar un breve recuento de
lo acontecido en el proceso.
3.2.- Que, como se aprecia de la lectura de la demanda de folios (sesenta y nueve, el petitorio del
demandante Fernando Alfredo Peñaloza Riquelme contiene como pretensión principal se declare
la ineficacia de la Escritura Pública, de fecha uno de setiembre de dos mil once, que contiene la
compra venta del bien inmueble ubicado en la Manzana “T”, lote 09, de la Urbanización Chanu-
Chanu III Etapa del Distrito, Provincia y Departamento de Puno, inscrito en la Partida Electrónica N°
1051264, del Registro de Predios de la Oficina Registral de Puno, celebrada entre Fredy Francisco
Peñaloza Riquelme y Carmen Rosa Fernandez Luque con Olger Ramiro Valderrama Pacho; y, como
pretensión accesoria se ordene la reintegración del mencionado inmueble al patrimonio de los de-
mandados Fredy Francisco Peñaloza Riquelme y Carmen Rosa Fernandez Luque.
3.3.- Sustenta su pretensión en que el demandado haciendo abuso del poder de administración
que le otorgó el accionante el treinta de diciembre de mil novecientos setenta y siete, dispuso de
los bienes materia de administración a su libre albedrío sin rendir cuentas, ni entregarle los frutos
que le corresponde, interponiendo por ello demanda de cobro de frutos hasta por la suma de sete-
cientos cincuenta mil cuatrocientos cuarenta y siete dólares americanos (US$ 750,447.00) más los
intereses devengados, proceso en que también solicitó medida cautelar en forma de inscripción a
recaer en el inmueble sub litis, sin embargo el demandado una vez enterado de este proceso y con
el fin de evitar la acreencia decidió disponer y apartarse de sus bienes con la finalidad de evitar la
afectación jurídica solicitada.

Volumen 8 | Febrero 2015 Actualidad Civil 455


Actualidad

Civil Jurisprudencia fundamental


3.4. Que, por auto calificatorio de demanda contenido en la Resolución N° 1 del cuatro de octubre
de dos mil once (fojas 77), el Segundo Juzgado Mixto de la Corte Superior de Justicia de Puno,
declaró improcedente la demanda ante la falta de interés para obrar del demandante, al no haber
acreditado la calidad de acreedor de los demandados, para acceder a la acción pauliana.
3.5. Que, mediante escrito de fecha diecinueve de octubre de dos mil once (fojas 81), don Luis Mi-
guel Pino Ponce en representación del demandante Fernando Alfredo Peñaloza Riquelme interpone
recurso de apelación contra el auto que declara improcedente la demandada, alegando que: a) El
agravio de la resolución impugnada consiste en que se está permitiendo que el defraudador realice
un evidente acto de disposición de un bien, eludiendo el cobro de una acreencia más que evidente,
y hasta judicializada, con una medida cautelar ordenada.
3.6. Que, al resolver el recurso de apelación, la Sala Revisora por auto de vista contenido en la
resolución de folios ciento catorce del ocho de junio de dos mil doce, confirmó la apelada soste-
niendo que el demandante no ha adjuntado los documentos en los que conste la configuración del
derecho de crédito a exigir los frutos por la administración que ha ejercido el demandado, pues
el crédito no se acredita con copias de demandas, sino con los títulos que lo contenga, asimismo
según se señala en la demanda, el crédito que se alega perjudicado está garantizado con embargo,
de lo que se denota que no existe perjuicio, todo lo cual determina que el demandante carezca de
legitimidad para obrar.
4.- CONSIDERANDO
PRIMERO - Que, la exigencia de que las decisiones judiciales sean motivadas en los términos del
inciso 5) del artículo 139° de la Carta Fundamental en concordancia con los artículos 12 del Texto
Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial, 122 incisos 3) y 4) y 50 inciso 6) del Código
Procesal Civil, garantiza que los jueces, cualquiera sea la instancia a la que pertenezcan, deban
expresar el proceso mental que los ha llevado a decidir una controversia, previa valoración en con-
junto de los medios probatorios que acreditan o desvirtúan hechos para asegurar que el ejercicio de
la potestad de administrar justicia se haga con sujeción a la Constitución y a la ley; pero también con
la finalidad de facilitar un adecuado ejercicio del derecho de defensa de los justiciables.
SEGUNDO.- Que, el Tribunal Constitucional en el Expediente N° 1230- 2002-HC/TC, acerca de la
alegada vulneración a la debida motivación de las resoluciones, manifiesta que “(...) no garantiza
una determinada extensión de la motivación, por lo que su contenido esencial se respeta siempre que
exista fundamentación jurídica, congruencia entre lo pedido y lo resuelto y, por sí mismo, exprese una
suficiente justificación de la decisión adoptada, aun si ésta es breve o concisa, o se presenta el supuesto de
motivación por remisión (…). [f. 11].”
TERCERO.- Que, esta Sala Suprema ha estimado la procedencia excepcional del recurso de casación
referente a la infracción normativa de los incisos 3 y 5 del artículo 139 de la Constitución Política
del Estado, tras considerar que cuando el análisis del caso concreto contenga trascendencia no sólo
individual o particular, sino un interés público o social, el cumplimiento de tales fines no pueden ser
conculcados por la formulación de recursos deficientes o por el exigente control del cumplimiento
de la forma.
CUARTO.- Que, examinando el agravio sobre el error por vicios in procedendo, se advierte que las
instancias de mérito al declarar la improcedencia de la demanda, se han sujetado a lo actuado y
al derecho, respetándose los derechos del accionante, quien ha tenido incluso la oportunidad de
impugnar las resoluciones que le fueron adversas, existiendo una adecuada aplicación del derecho
objetivo al caso concreto, al haber establecido como fundamento para declarar improcedente la de-
manda que no se acreditó la calidad de acreedor de los demandados ni el crédito del demandante.
QUINTO.- Que, a su vez el maestro Vidal Ramírez señala que son requisitos para el ejercicio de la
acción pauliana: a) La preexistencia del crédito: Es considerado, porque el perjuicio del acreedor
solo puede producirse cuando este tiene un crédito existente a la fecha en que se realiza el acto de
disposición del deudor y, con él la disminución de su patrimonio. Este requisito plantea la impor-
tancia de determinar en qué momento se produce el acto fraudulento y, por ende, nos plantea el
problema de determinar lo que se conoce como “fecha cierta”; b) La exigibilidad del crédito: Es
obvio que para que un acreedor pueda incoar la acción revocatoria, su crédito tiene que ser exigi-
ble; verificándose de esta manera que los jueces han calificado bien la demanda.
SEXTO.- Que, en cuanto a la infracción normativa del artículo 195 parte in fine del Código Ci-
vil, señala que se ha demostrado con el instrumento público consistente en poder amplio y general
de administración, otorgado por su representado a favor de Fredy Francisco Peñaloza Riquelme,
mediante escritura pública de fecha treinta de diciembre de mil novecientos setenta y siete, en
donde se señala en la cláusula cuarta: “(...) administrándolas con rectitud, tal como ha sido siempre

456 Instituto Pacífico Volumen 8 | Febrero 2015


Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria

norma de nuestra recordada madre”] y en su cláusula quinta que de manera expresa dice: “(...)
queda facultado mi citado hermano para efectuar todos los gastos que demande la administración
de la sucesión con cargo a posterior rendición de cuentas, con cuyo objeto deberá abrir los libros
de cuentas que exigen las leyes (...)”. En consecuencia, está plenamente acreditado la configuración
del derecho de crédito a exigir los frutos por la administración que ha ejercido el demandado; de
manera que está probado la relación obligacional, toda vez que el demandado nunca le rindió
cuentas de su administración, y menos le entregó los frutos que rendía el bien indiviso por alquile-
res comerciales, razón por la cual es que se acciona la demanda de cobro de frutos. Sostiene que la
medida cautelar de embargo en forma de inscripción, interpuesto con fecha once de agosto de dos
mil once, sobre el bien materia de ineficacia, recién fue resuelta el veintitrés de agosto de dos mil
once, y después de un mes se notificó en el domicilio procesal en fecha veintidós de setiembre de
dos mil once, esta medida cautelar ha sido declarada admisible pero no fue ejecutada, toda vez que
la Superintendencia de los Registros Públicos de Puno informó que los propietarios del inmueble
sub litis son Olger Ramiro Valderrama y Domingo Abad Serna Huisa no siendo de propiedad de
Fredy Francisco Riquelme y de Fernando Alfredo Peñaloza; de tal manera, que la referida medida
cautelar no fue ejecutada, es decir no ha surtido los efectos legales toda vez que se ha demostrado
que los propietarios del predio afectado habían sido otras personas.

SÉTIMO.- Que, dentro de las condiciones requeridas para el ejercicio de la acción revocatoria, la
doctrina admite dos requisitos para la procedencia de la acción revocatoria o pauliana; eventos
damni y el consilum fraudis. Así resulta del artículo 195 del Código Civil, que “el acreedor, aun
cuando el crédito esté sujeto a condición o plazo, puede pedir que se declare ineficaces respecto de él
los actos de disposición del patrimonio por los cuales el deudor origine perjuicio a su derecho, cuando
concurran las condiciones siguientes: 1.- Que, el deudor tenga conocimiento del perjuicio que el acto
origine a los derechos del acreedor o, tratándose de actos anteriores al -nacimiento de crédito, que el
acto este dolosamente preordenado a fin de perjudicar la satisfacción del futuro crédito; y, 2.- Que,
además, tratándose de actos a título oneroso el tercero tenga conocimiento del perjuicio causado a
los derechos del acreedor, y, en el caso del acto anterior al nacimiento del crédito, que haya conocido
la preordenación dolosa”.

OCTAVO.- Que, en el presente caso, el accionante pretende que se reconozca un crédito por el solo
hecho de haber interpuesto sendas demandas reclamando varias pretensiones del que considera te-
ner derecho, sin embargo para que un acreedor pueda incoar la acción revocatoria, su crédito tiene
que ser exigible y no como lo plantea el demandante. Por ello al ejercer el demandante su derecho
de acción, y buscar con ello la tutela jurisdiccional efectiva, debe satisfacer necesariamente ciertos
requisitos pre-establecidos en la ley como son las condiciones de la acción y los presupuestos pro-
cesales de forma, de tal suerte que la solución de un conflicto de intereses o de una incertidumbre
jurídica pueda ser viable, cumpliéndose así la finalidad de todo proceso judicial en la dimensión
concreta y social, caso contrario si tales requisitos no se cumplen adecuadamente no cabe esperar
razonablemente esos resultados, al no darse las condiciones para ello; en conclusión, la Sala Supe-
rior no ha infringido las normas denunciadas por el accionante por haber emitido pronunciamiento
respetando el debido proceso y cumpliendo la ley como se ha establecido en los considerandos
precedentes, por tal motivo debe desestimarse el presente recurso de casación.
5.- DECISIÓN
Que, en consecuencia y conforme lo dispuesto en el artículo trescientos noventa y siete del Código
Procesal Civil, declararon: INFUNDADO el recurso de casación de fojas ciento veintidós, interpuesto
por Fernando Alfredo Peñaloza Riquelme; en consecuencia, NO CASARON la resolución de vista
de fecha ocho de junio de dos mil doce, emitida por la Primera Sala Civil de la Corte Superior de
Justicia de Puno; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El
Peruano, bajo responsabilidad; y, los devolvieron; en los seguidos por Fernando Alfredo Peñaloza
Riquelme con Fredy Francisco Peñaloza Riquelme, Carmen Rosa Fernández Luque y Olger Ramiro
Valderrama Pacho, sobre Ineficacia de Acto Jurídico; interviene como ponente la señora Juez Su-
premo Huamaní Llamas
S.S.
ALMENARA BRYSON, RODRIGUEZ MENDOZA, HUAMANI LLAMAS, ESTRELLA CAMA, CALDERÓN
CASTILLO

Volumen 8 | Febrero 2015 Actualidad Civil 457


Actualidad

Civil Jurisprudencia fundamental

JURISPRUDENCIA FUNDAMENTAL

Casación N.° 626-


2012 LA LIBERTAD
Vía de conocimiento y la valora-
ción de la prueba en la acción re-
vocatoria

ACCIÓN REVOCATORIA

Lima, diecisiete de abril de dos mil trece

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA; Vista


la causa número seiscientos veintiséis - dos mil doce, en audiencia pública de la fecha y producida
la votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia: MATERIA DEL RECURSO: Se trata del
recurso de casación interpuesto por Santos Eugenio Urtecho Navarro, apoderado judicial de Jaime
Alberto Sánchez Arévalo, Christian Eduardo Sánchez Arévalo, Alán Gabriel ( Sánchez Arévalo y Kelly
Lissette Sánchez Arévalo, María Estefanía Arévalo de Sánchez y Jaime Alberto Sánchez Cruzado de
fojas trescientos cincuenta y cuatro a trescientos setenta complementado de fojas trescientos seten-
ta y tres a trescientos setenta y ocho contra la sentencia de vista de fecha veintidós de setiembre de
dos mil once que obra de fojas trescientos catorce a trescientos veintitrés expedida por la Segunda
Sala Especializada en lo Civil de la Corte Superior de Justicia de la Libertad, que confirma la senten-
cia apelada de fecha veinticuatro de mayo de dos mil once que obra de fojas ciento sesenta y seis
a ciento setenta y seis, que declara fundada la demanda y declara ineficaz para los actores el acto
jurídico de anticipo de legitima a que se refiere la escritura pública de anticipo de legitima de fecha
quince de octubre de dos mil nueve que obra de fojas treinta y ocho a cuarenta y uno celebrada
entre los demandados respecto del bien ubicado en la calle Franz Schubert número 534, Sub lote B
de la urbanización f Primavera - Trujillo; así como su inscripción en el Registro Predial. FUNDA-
MENTOS DEL RECURSO: Concedido el recurso de casación de fojas cincuenta y uno a cincuenta y
tres del cuadernillo, por resolución de esta Sala Suprema del treinta y uno de mayo de dos mil doce
ha sido declarado procedente por la causal relativa a la infracción normativa de carácter material.
CONSIDERANDO: Primero.- Que en primer lugar corresponderá realizar un breve resumen de lo
acontecido en autos, Karen Antonieta Corcuera Ravelo y Felipe Giordano Pérez Cárdenas interponen
demanda contra María Estefanía Arévalo de Sánchez, Jaime Alberto Sánchez Arévalo, Christian
Eduardo Sánchez Arévalo, Alán Gabriel Sánchez Arévalo y Kelly Lissette Sánchez Arévalo y Jaime
Alberto Sánchez Cruzado, sobre acción revocatoria, a fin de que se revoque el acto constituido por
la transferencia del inmueble ubicado en la calle Franz Schubert 534, Sub Lote B de la Urbanización
Primavera - Trujillo, efectuada por los deudores Jaime Alberto Sánchez Cruzado y María Estefanía
Arévalo de Sánchez a favor de sus hijos mediante anticipo de legitima; con el objeto de garantizar
el pago de su acreencia con dicho inmueble, el mismo que fue transferida de manera fraudulenta
y dolosa, debiendo ingresar al patrimonio de los deudores el inmueble materia de transferencia;
asimismo, solicita el pago de costas y costos del proceso, alegando: que con fecha diecisiete de ju-
nio de dos mil nueve los recurrentes y los deudores esposos Jaime Alberto Sánchez Cruzado, María
Estefanía Arévalo de Sánchez celebraron un acuerdo conciliatorio ante el Centro de Conciliación
Némesis acordando que el siete de agosto de dos mil nueve entregarían la posesión del primer y
segundo piso del inmueble antes señalado y los demandados en el acto le entregarían el monto de
treinta mil dólares americanos ($30,000.00), y la recurrente y su representada levantarían el
embargo en forma de inscripción sobre el inmueble demandado ordenado en el expediente número
dos mil doscientos siete - dos mil nueve (2207-2009); que el quince de agosto de dos mil nueve los
demandados cancelarían la segunda diferencia de trece mil dólares americanos ($13,000) y el

458 Instituto Pacífico Volumen 8 | Febrero 2015


Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria

treinta y uno de agosto de dos mil nueve le entregarían la última diferencia de mil dólares
americanos ($1,000,00) y en caso de incumplimiento de lo acordado se estableció una penalidad
equivalente al cinco por ciento (5%) mensual del saldo pendiente de pago que dicho acuerdo con-
ciliatorio no fue cumplido por los demandados viéndose obligada a cursar carta notarial con fecha
ocho y dieciocho de agosto de dos mil nueve, siendo recién efectuado el pago el trece de agosto de
dos mil nueve dando una morosidad de seis días y el pago de cinco por ciento (5%) de la cláusula
de los días pagados; actualmente la deuda asciende a diecinueve mil dólares americanos
($19,000.00), que ante la negativa del pago interpuso medida cautelar fuera de proceso en forma
de inscripción sobre el bien de los deudores, dándose con la sorpresa que el bien había sido trans-
ferido a sus hijos en anticipo de legitima con la finalidad de evadir su responsabilidad de pago.
Segundo.- Que los demandados al contestar la demanda han señalado que no es cierto que no
hayan cumplido con efectuar el pago de los treinta mil dólares americanos ($30,000.00), puesto
que la propia demandante Karen Antonieta Corcuera Ravelo no quiso aceptar el pago, el mismo
que se realizó mediante cheque de gerencia; número 000116582011249090000002704 emitido
por el BBVA Banco Continental y que fue puesto a disposición en la fecha acordada el siete de
agosto de dos mil nueve con su presentación formal en el expediente número veintiocho mil noven-
ta y siete - dos mil nueve (2807-2009) sobre ofrecimiento de pago y consignación promovida por
los recurrentes, dicho pago fue puesto a conocimiento mediante carta notarial cursada y entregada
el siete de agosto de dos mil nueve; que el pago del saldo de catorce mil dólares americanos
($14,000.00) no se ha podido concretar por la imposibilidad que han tenido los demandados de
conseguir el monto en mención, obligándose a dicho pago más sus intereses; y en cuanto al antici-
po de legitima efectuado nada tiene que ver con la obligación asumida por los deudores sino que
responde a la libertad que el propio ordenamiento jurídico civil faculta a cualquier sujeto de dere-
cho para disponer en vida de los bienes. Tercero.- Que el Juez ha declarado fundada la demanda,
considerando que de los documentos que obran de fojas treinta y ocho a cuarenta y uno se advier-
te que los codemandados esposos Jaime Alberto Sánchez Cruzado y María Estefanía Arévalo de
Sánchez mediante escritura pública de anticipo de legitima de fecha quince de octubre de dos mil
diez cedieron en anticipo de legitima a favor de sus (hijos los codemandados el inmueble materia
de litis, habiéndose inscrito dicho acto el veintitrés de octubre de dos mil nueve; por lo que resulta
evidente que los codemandados han actuado en perjuicio de los demandantes quienes tienen a su
favor una acreencia por la suma de catorce mil dólares americanos ($14,000.00) y cuyo pago con-
vinieron efectuarlo el treinta y uno de agosto de dos mil nueve, plazo que fue establecido en la
misma acta de conciliación extrajudicial de fecha diecisiete de junio de dos mil nueve; por ello di-
chos demandados han obrado con fraude en la conciencia que tenían del perjuicio que les irroga-
ban a los accionantes, quedando aquellos reducidos a la insolvencia y sin medios para pagar sus
deudas, agregando que el crédito de los referidos demandantes es anterior al acto jurídico impug-
nado y tampoco han acreditado contar con otro bien para que pueda hacerse efectiva la acreencia
de los demandantes. Cuarto.- Que la Sala Civil ha confirmado la apelada estableciendo que se
advierte que con fecha diecisiete de junio de dos mil nueve los demandantes suscribieron con los
esposos Jaime Alberto Sánchez Cruzado y María Estefanía Arévalo de Sánchez un acuerdo concilia-
torio con lo que se demuestra que la parte demandante tiene a su favor un crédito impago; que con
fecha quince de octubre de dos mil diez los codemandados cedieron en anticipo de legitima a favor
de sus hijos lo codemandados el bien inmueble materia de litis, siendo uno de los beneficiados con
dicho anticipo de legitima un menor de edad, quienes lo han representado como donatario y te-
niendo la mayoría de ellos el mismo domicilio que los deudores, existen motivos razonables para
considerar que conocían de las obligaciones contraídas por los otorgantes y por ende el perjuicio
que se ocasionaba a los acreedores, por ello se puede determinar que los codemandados deudores
al realizar la transferencia del inmueble estarían ocasionando un perjuicio a los demandantes; que
se cumple con el tercer requisito del artículo 195 del Código Civil, siendo que el demandante acree-
dor ha probado la existencia-del crédito con la copia certificada del acta de conciliación de fecha
diecisiete de junio de dos mil nueve de fojas tres a cinco, pues tiene a su favor como acreencia la
suma de catorce mil dólares americanos ($14,000.00) de los deudores y cuyo pago convinieron
efectuarlo hasta el treinta y uno de agosto de dos mil nueve. Quinto.- Que, constituye principio de
la función jurisdiccional la observancia del debido proceso y la tutela jurisdiccional que consagra el
inciso 3 del artículo 139 de la Constitución Política del Estado; en igual sentido, el artículo I del
Título Preliminar del Código Procesal Civil establece el derecho de toda persona a la tutela jurisdic-
cional efectiva para el ejercicio o defensa de sus derechos o intereses con sujeción de un debido
proceso. Sexto.- Que en principio de la función jurisdiccional la motivación escrita de las resolucio-
nes en todas las instancias tal como dispone el inciso 5 del artículo 139 de la Constitución Política
del Estado concordante con el artículo 12 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, principio que
además se encuentra contenido en el inciso 3 del artículo 122 del; Código Procesal Civil, según el

Volumen 8 | Febrero 2015 Actualidad Civil 459


Actualidad

Civil Jurisprudencia fundamental


cual, las resoluciones judiciales deben contener los fundamentos de hecho que sustentan la decisión
y los respectivos de derecho con la cita de la norma o normas aplicables en cada punto según el
mérito de lo actuado, motivación que de acuerdo al inciso 4 de la precitada norma procesal, y debe
incidir respecto de todos los puntos controvertidos en el proceso, no pudiendo el juzgador fundar
su decisión en hechos diversos de los que han sido alegados por las partes conforme prevé el artí-
culo Vil del Título Preliminar del precitado Código. Séptimo.- Que, conforme se advierte de los
fundamentos del recurso citado precedentemente, si bien se ha declarado procedente el recurso de
casación por la causal de infracción normativa de carácter material, sin embargo, en dicho recurso
también se muestran denuncias referidas a la causal de infracción normativa de carácter procesal;
que en consecuencia, existiendo denuncias por infracción material y procesal, corresponde verificar
primero si se ha configurado o no esta última causal, pues en caso de ser estimada, se dispondría el
reenvío de la causa al estadio procesal correspondiente impidiendo que sea factible el análisis de
las normas materiales en las que se sustenta o debió sustentarse la resolución recurrida; Octavo.-
Que, en el caso de autos, se ha denunciado que: a) No se ha considerado que el anticipo de legíti-
ma es un acto de título gratuito y no oneroso, lo que ha conducido a error al Juez de la causa,
porque el trámite que le correspondía al presente caso es el sumarísimo y no el proceso de conoci-
miento lo cual genera la nulidad de lo actuado. Tampoco se ha dado el trámite a los medios proba-
torios extemporáneos que fueron presentados al Colegiado Superior mediante escrito de fecha
trece de setiembre de dos mil once y proveyéndose mediante resolución número catorce téngase
presente en lo que fuera de ley, la cual fue objeto de reposición mediante escrito de fecha veintitrés
de setiembre de dos mil uno, el mismo que no ha sido resuelto por la Sala Superior, ya que dichos
medios probatorios extemporáneos desacreditan los fundamentos de la sentencia apelada en la que
se indica que los demandados l habrían obrado con fraude y con ánimo de burlar la obligación
contraída con los demandantes; b) No se ha considerado que existe un proceso sobre ofrecimiento
de pago y consignación por el monto de veinte mil ciento sesenta dólares americanos ($20,160.00)
que comprende los catorce mil dólares americanos ($14,000.00) por capital, y el resto por penali-
dades en el cual ante la reincidencia en la oposición al pago por parte de los acreedores se ha re-
suelto autorizar la consignación sin pronunciamiento sobre sus efectos declarándose concluido el
proceso; c) No procede la declaración de ineficacia cuando se trata del cumplimiento de una deuda
vencida, si esta consta en documentos de fecha cierta, resultando que en el caso de autos tal como
lo ha alegado la parte demandante dicha deuda consta en el acta de conciliación extrajudicial de
fecha diecisiete de junio de dos mil nueve, instrumento que constituye fecha cierta conforme a lo
establecido en los artículos 16 y 18 de la ley de Conciliación - Ley número 26872, en concordancia
con el inciso 5 del artículo 245 del Código Procesal Civil; d) Se ha desconocido el carácter accesorio
de la penalidad y en, virtud del cual, existencia solo está determinada por la existencia de la obli-
gación principal - léase capital de catorce mil dólares americanos ($14,000.00) - y como así se ha
reconocido en ambas sentencias, ha tenido un plazo de vencimiento que se cumplió el treinta y uno
de agosto de dos mil nueve, y es a partir de su vencimiento que empieza a computarse la penalidad
referida; e) Por último, el acto jurídico de anticipo de legitima constituye un acto realizado en el
ejercicio de un derecho amparado en lo dispuesto por el artículo 729 del Código Procesal Civil
(debe decir Código Civil), por tanto no existe perjuicio alguno en contra de los demandantes.

Noveno.- Que, en cuanto a la denuncia a) respecto al primer extremo denunciado, debe señalarse
que nos encontramos frente a un proceso de acción pauliana o revocatoria, que no puede ser
tramitado vía proceso sumarísimo conforme pretenden los recurrentes, sino debe ser tramitado en
uno más lato como el proceso de conocimiento, en el que fue tramitado, por tanto la denuncia
formulada debe desestimarse; Décimo.- Que, en cuanto al segundo extremo de la denuncia a)
respecto a que no se ha dado trámite a los medios probatorios extemporáneos, debe señalarse
que por escrito de fecha catorce de setiembre de dos mil once que obra de fojas doscientos
ochenta y ocho a doscientos noventa y cuatro, Santos Eugenio Urtecho Navarro, apoderado
judicial de Jaime Alberto Sánchez Cruzado, Jaime Alberto Sánchez Arévalo, Christian Eduardo
Sánchez Arévalo, Alán Gabriel Sánchez Arévalo y Kelly Lissette Sánchez Arévalo, María Estefanía
Arévalo de Sánchez solicitó se tenga presente para mejor resolver “elementos probatorios que
desacreditan hipótesis de sentencia apelada”, siendo que por resolución número catorce de
fecha quince de setiembre de dos mil once que obra a fojas doscientos noventa y seis, se seña-
ló “dado cuenta con el escrito que antecede presentado la parte demandada y documentales
que adjunta; téngase presente en lo que fuera de ley; sin embargo, la Sala Civil no cumplió
con tramitar dichos medios probatorios conforme lo prevé el artículo 374 del Código Procesal
Civil, esto es, admitirlos y fijar fecha para la audiencia respectiva, o rechazarlos; más aún si por

460 Instituto Pacífico Volumen 8 | Febrero 2015


Aspectos relevantes en la acción pauliana o revocatoria

escrito de fecha veintitrés de setiembre de dos mil once que obra de fojas trescientos cuarenta y
cinco a trescientos cuarenta y nueve los recurrentes interpusieron recurso de reposición contra la
resolución número catorce y solicitaron que se dé trámite a los medios probatorios presentados
s conforme al artículo 374 del Código Procesal Civil; en consecuencia, se infracciona el derecho
al debido proceso de los recurrentes.

Décimo Primero.- Que, respecto a la denuncia b), según prevé el artículo 197 del Código Procesal
Civil, los medios probatorios son valorados en forma conjunta por el Juez, utilizando su apreciación
razonada, expresándose solo las valoraciones esenciales y determinantes que sustentan su decisión;
en el presente caso, la recurrida omite pronunciarse sobre el proceso de Ofrecimiento de Pago y
Consignación (Expediente número 2063-2011) interpuesto por Jaime Alberto Sánchez Cruzado y
otro contra Felipe Giordano Pérez Cárdenas y otra, en donde se señala como antecedente que dicha
consignación corresponde a la obligación contraída en el acta de conciliación; en consecuencia, la
presente denuncia debe ampararse. Décimo Segundo.- Que, en cuanto a la denuncia d), también
se puede advertir que la Sala Civil no se ha ocupado en determinar conforme lo alegan los recu-
rrentes en el presente recurso casatorio, si la obligación que alega tener la demandante respecto a
Jaime Alberto Sánchez Cruzado y María Estefanía Arévalo de Sánchez se encuentra vencida o no, y
cuáles serían las consecuencias jurídicas de estas, por lo que se debe amparar la presente denuncia.
Décimo Tercero.- Que, por las razones anotadas corresponde amparar el presente recurso de casa-
ción por la causal de infracción normativa de carácter procesal, no siendo necesario pronunciarnos
respecto a la denuncia referida a la causal de infracción material citada en los literales c) y e) siendo
de aplicación el inciso 1 del artículo 396 del Código Procesal Civil. Por las consideraciones que ante-
ceden declararon: FUNDADO el recurso de casación interpuesto por Jaime Alberto Sánchez Aréva-
lo, Christian Eduardo Sánchez Arévalo, Alan Gabriel Sánchez Arévalo, Kelly Lissete Sánchez Arévalo,
Jaime Alberto Sánchez Cruzado y María Estefanía Arévalo de Sánchez de fojas trescientos cincuenta
y cuatro a trescientos setenta complementado de fojas trescientos setenta y tres a-trescientos setenta
y ocho, en consecuencia NULA la sentencia de vista de fecha veintidós de setiembre de dos mil
once que obra a fojas trescientos catorce a trescientos veintitrés; ORDENARON a la Sala Civil de su
procedencia que emita nueva sentencia, con arreglo a derecho y a lo establecido en los conside-
randos precedentes; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El
Peruano”, bajo responsabilidad; en los seguidos por Karen Antonieta Corcuera Ravelo y otro contra
María Estefanía Arévalo de Sánchez y otros, sobre Acción Revocatoria; y los devolvieron. Ponente
Señor Miranda Molina, Juez Supremo.-
S.S.
RODRÍGUEZ MENDOZA, VALCÁRCEL SALDAÑA, CABELLO MATAMALA, MIRANDA MOLINA, CUN-
YA CELI

Volumen 8 | Febrero 2015 Actualidad Civil 461


Actualidad Civil
se terminó de imprimir
en el mes de febrero de 2015
en los Talleres Gráficos de
Pacífico Editores S.A.C.
Jr. Castrovirreyna N.° 224 - Breña
Telefax: 332-6117 / Central: 330-3642
LIMA - PERÚ