Está en la página 1de 2

-Error de verticalidad

Por el contrario, si la burbuja se sale de sus reparos, el ángulo formado por el eje del nivel y el eje
vertical del aparato no es recto, sino de (90-α), como se puede ver en la Parte A de la figura siguiente.
Al girar el aparato180°, el error inicial α se duplica (Parte B), razón por la cual tan sólo se corrige
la mitad del desplazamiento observado.
Corregir: Es por ello que al estacionar el teodolito se gira 180º la alidada y se verifica si se desplaza la
burbuja, y si esto ocurre, la mitad se corrige con los tornillos calantes, y la otra mitad se corrige con el
tornillo de corrección propio del nivel de alidada.
-Erro de colimación
Existe cuando el eje de línea de vista no es perpendicular al eje horizontal del anteojo, o sea forman un
ángulo de 90º+ o - Ec , donde Ec es el error angular positivo o negativo, denominado error de colimación.
Este error queda evidenciado sobre el limbo horizontal.
Se nivela el aparato en O (Parte B), se pone una estaca en A, a una distancia aproximada de 100 m; se
transita el aparato y se coloca otra estaca en B a igual distancia aproximadamente; se gira 180° y se mira
de nuevo A; se vuelve a transitar y si la visual pasa por B exactamente
-Para corregir el teodolito, se procede de la siguiente manera: Con el tornillo micrométrico se
reproduce la lectura fina (minutos y segundos). Al hacer esta operación se descorrige la lectura
gruesa (grados), la que se corrige con el tornillo de pequeños movimientos horizontales de la
alidada. Pero con ello el punto bisectado se habrá desplazado con respecto al centro del retículo.
-Con los tornillos horizontales que mueven el diafragma que sostiene el retículo, se traslada éste hasta
producir nuevamente la bisección del punto. Esta corrección debe realizarse con mucho cuidado y por
pequeñas etapas, para evitar que el retículo tome una posición oblicua y por lo tanto provocar errores en
las visuales.

-Error de Perpendicularidad

Comprobación: Se coloca el teodolito cerca de un muro sobre el cual se pueda localizar un punto A bajo
un ángulo vertical > 45° (Parte A). Se nivela con cuidado, con lo cual el eje vertical es verdaderamente
vertical. Se mira al punto A y luego a un punto B, situado debajo de A, cercano al suelo. Se hace un giro
sobre el eje vertical para enfocar nuevamente el punto A. Inclinando el anteojo, la línea de vista debe caer
sobre el punto B.

Corrección: Si la línea de vista no cae exactamente sobre B sino sobre un punto C (Parte B), hay que
efectuar la corrección enfocando al punto D, medio entre B y C, levantando luego el anteojo hasta la altura
del punto A y haciendo coincidir la visual con A por medio del tornillo de corrección que sube o baja un
extremo del eje horizontal (Parte C). Se va ajustando o soltando este tornillo hasta que el plano vertical
de la línea de vista contenga a A y a D.

-Error de índice vertical


Comprobación: Se nivela el aparato. Se pone la visual horizontal haciendo que la burbuja del anteojo
esté centrada. Si la lectura en el vernier vertical es 90°00’00’’, se cumple el enunciado.
Corrección: Si la lectura es diferente de 90°00’00’’ hay que corregir el vernier por medio de los tornillos.
Este error se elimina con una vuelta de campana, promediando números iguales de lecturas en posición
directa e inversa.
-Error de Excentricidad de los centros
El centro geométrico del círculo graduado horizontal (o vertical) debe coincidir con su centro de rotación
Corrección: Muchos teodolitos de lectura óptica permiten ver partes diametralmente opuestas de
ambos círculos, así como hace una lectura promedio que elimina esos errores.
-Hilo Horizontal
Comprobación: Se coloca una plomada a una distancia de 50 m del aparato. Estando la plomada en
reposo, se hace coincidir el hilo vertical del retículo con el hilo de la plomada; si éstos coinciden
exactamente (como en la Parte A), se cumple el enunciado.

Corrección: Si ocurre como en la Parte B, hay necesidad de corregir los hilos del retículo, para lo
cual se aflojan dos tornillos consecutivos, y se gira el retículo hasta que suceda como lo ilustrado en la
Parte A de la misma figura. Enseguida, se vuelven a ajustar estos tornillos.