Está en la página 1de 3

RESUMEN DE HISTORIA

NOMBRE: ALEXANDER ZURITA


CURSO: 3 BGU “C”
FECHA: 04-12-2017

HISTORIA DEL ECUADOR – LOS INCAS Y LA CULTURA VALDIVIA

Según he observado en el video La historia de Ecuador inicia con las etnias


prehispánicas hasta la invasión Inca. Luego de invadir y conquistar a los Paltas,
los Incas empezaron a avanzar sobre los Cañarís.
Fue aún más difícil para ejércitos incaicos, pues los rechazaron luchando con
bravura, obligándolos a replegarse hacia tierras de lo que hoy es Saraguro,
donde debieron esperar la llegada de refuerzos para poder reiniciar la campaña.
Esta vez, considerando la inmensa superioridad numérica de los incas, los
Cañarís prefirieron pactar y someterse a las condiciones impuestas. Después de
esto Túpac Yupanqui fundó la ciudad de Tome bamba, actual ciudad de Cuenca,
donde nacería Huayna Cápac quien, a su vez, tuvo varios hijos, de los cuales
dos destacaron, sobre todo por su protagonismo en los sucesivos
acontecimientos: Huáscar y Atahualpa. Después de la muerte de su progenitor
ambos acumularon poder político y militar a la vez que articularon pueblos y
nacionalidades en torno a sus respectivos proyectos políticos para el
llamado Tahuantinsuyo. Todo desembocó en una serie continua de
acontecimientos bélicos (dos mil kilómetros a pie, trece batallas, medio millón de
hombres de guerra en pie) cuyo increíble final fue el de la derrota de las huestes
oficiales incas de Huáscar, quien fue hecho prisionero y ejecutado. A la par,
intervenía un agente inesperado para terciar por el poder y quien finalmente se
impuso por un período que duraría trescientos años: los españoles.
Esta cultura descubierta en 1956 por el arqueólogo guayaquileño Sr. Emilio
Estrada, está considerada como la más antigua del continente americano y su
datación, comprobada a través de varios estudios de carbono 14, determinan
una extensión entre los 4.500 y 2.000 años a.C... Es decir, duró alrededor de
2.500 años, sin que por ello deba entenderse a este frío dato cronológico como
una ruptura o extinción violenta, y más bien debería hablarse de transformación
y renacimiento en otros espacios, está plenamente comprobado que como
cultura, Valdivia es antecesora de los mayas, los aztecas y los Incas.
LA MUERTE DEL INCA DE LA CULTURA VALDIVIA:
Atahualpa fue el último soberano inca. Su padre, Huayna Cápac, murió en
torno a 1525 sin dejar nombrado a un sucesor. Esto dio lugar a la
sangrienta guerra civil incaica por la sucesión entre Atahualpa y su
hermano Huáscar. Atahualpa se hallaba entonces en Quito, al mando del ejército
incaico del Norte y a cargo del gobierno de esa región, que estaba subyugada al
imperio incaico. Huáscar se coronó inca en el Cuzco. Tras una larga campaña,
Atahualpa logró vencer a Huáscar en 1532 cerca del Cuzco.
Atahualpa se hallaba en Cajamarca, de camino al Cuzco para coronarse inca,
cuando recibió la visita de una expedición española al mando de Francisco
Pizarro. Pizarro le capturó por medio de un ardid. Atahualpa ofreció pagar un
enorme rescate a cambio de su libertad y Pizarro aceptó su oferta. Pero los
españoles temieron un ataque indígena y decidieron deshacerse de Atahualpa.
Tras recibir el rescate lo acusaron de traición, de conspiración contra la corona
española, y de asesinar a Huáscar. Pese a que Atahualpa tuvo sucesores
nombrados por los españoles se le considera el último gobernante del imperio
inca.
En la noche del 26 de julio, Atahualpa fue llevado al centro de la plaza de
Cajamarca. Rodeado por los soldados españoles y el cura Valverde, le ataron a
un tronco clavado en el medio de la plaza y arrimaron leños a sus pies. Un
español se acercó con una tea encendida. Atahualpa, al ver que lo iban a
quemar, se alarmó, pues según la religión incaica, su cuerpo debía ser
embalsamado para lograr su resurrección en el otro mundo, lo cual no sería
posible si era consumido por las llamas. Dialogó entonces con Valverde, que le
ofreció como alternativa ser bautizado como cristiano y luego ahorcado en
el garrote vil; de esa manera su cuerpo podría ser enterrado. Atahualpa aceptó
y allí mismo le bautizaron con el nombre cristiano de Francisco. A continuación
le estrangularon.
RESUMEN

LAS MOMIAS DE LLULLAILLACO

Las Momias de Llullaillaco, también llamadas Niños de Llullaillaco y Niños del


volcán, son los nombres con que se conocen los cuerpos de tres niños incaicos
excepcionalmente conservados por alrededor de quinientos años. Fueron
hallados a una altura de 6739 msnm (22 109 pies) cerca de la cima del volcán
Llullaillaco, en el oeste de la provincia de Salta, noroeste de Argentina.
Actualmente se encuentran en exhibición en el Museo de Arqueología de Alta
Montaña de Salta.
Desde mediados del siglo XX se conocía, por los relatos de montañistas, la
existencia de ruinas precolombinas en ese punto inhóspito de la cordillera de Los
Andes. A casi 50 años de esos primeros descubrimientos se realizó una
expedición financiada por la National Geographic Society y apoyada por
autoridades provinciales y departamentales. En un trabajo mancomunado,
montañistas y arqueólogos argentinos y peruanos, bajo la dirección del
antropólogo estadounidense Johan Reinhard y la arqueóloga
argentina Constanza Ceruti, sacaron a la luz lo que escondía celosamente el sitio
arqueológico más alto del mundo.
En marzo de 1999 fueron encontrados los cuerpos de un niño de siete años («El
niño»), una niña de seis («La niña del rayo») y una joven mujer de quince años
(«La doncella»). Su estado de conservación era tal, que varios expedicionarios
coincidieron en afirmar que parecían estar dormidos. Junto a ellos se hallaron 46
objetos que componían su ajuar, formado por figuras humanas y animales en
miniatura, utensilios y alimentos.
Por Ley 25444 del 20 de junio de 2001, los «Niños del Llullaillaco» fueron
declarados «Bienes Históricos Nacionales» y la cima del volcán «Lugar Histórico
Nacional» por la Comisión Nacional de Monumentos y Lugares Históricos de
Argentina.
Cinco años después del hallazgo, se hizo posible la exhibición al público de una
parte del descubrimiento en el Museo de Arqueología de Alta Montaña de
Salta que fue creado a tal fin, en la ciudad capital de la provincia de Salta. La
muestra cuenta con sistemas de protección de alta tecnología a fin de mantener
las condiciones de temperatura, humedad e iluminación necesarias para
proteger este valioso patrimonio arqueológico.

También podría gustarte