Está en la página 1de 20

Los precursores del

socialismo
Juan Valero

Lpresente estudio, corto por necesidad, no puede ser un análisis


E profundo y completo del tema, tan sólo una iniciación a su estu-
dio.
-Lamentablemente, tendremos que olvidar a muchos hombres que
con juste ..a deberían figurar entre los socialistas utópicos, para poder
centrarnos en los principales, queson reflejo de los demás también. AsE
pues, en este estudio no entran hombres como Godwin, Paine, Hall,
Bray, Buchez, Weitling, Sismondi, Pecquaur.. .
Sería imposible comenzar a hablar ya de los socialistas utópicos, sin
antes rendir homenaje, aunque sea mínimo a aquéllos que en los siglos
anteriores iniciaron estas ideas, y las introdujeron en la historia del so-
cialismo.
Me refiero a Tomás Moro, en el siglo XVI. A Campanella, Mably y
Morelli en el siglo XVII, y a Rousseau en el siglo XVII/.
Estos hombres no pueden ser clasificados como socialistas, pues a
pesar de su actitud no concebfan una sociedad socializada. Su critica
era más bien moral, contra las diferencias sociales, contra el lujo y la
riqueza.
Eran reformadores utópicos y sus teorfas no tuvieron ninguna rela-
ción con ningún movimiento social. Se /imitaban a criticar una situa-
ción que le pareda injusta, a soñar con una sociedad mejor, sin traspa-
sar nunca el umbral de la realidad.
Entremos pues, en el estudio sin más preámbulos.

Los pioneros del socialismo e n la historia re- main , D arth é ... aunq ue ningu-
vo lu cionaria , F r a n ~ois-Nóe l l no hizo tanto como el hom b re
Babeuf (1760-1797), guilloti na- a quie n conoció e n la cárcel de
«Existe opresión cuando una do a los 37 años cuando aún no P les is , Phili p pe B uona ro tt i
mino ría ociosa y a híta "ive de había dado fin ni a su obra ni a (1761-1837), descend iente del
una mayoría q ue se priva y se su labor revolucionaria. fa moso M igue l A ngel.
agota. Nadie p uede privar a Fue e l aglu tinan te de todo el Juntos fund aron la «$ocieté
ot ro d e la instrucción q ue le d a sector más radical de la Revo- du Pa ntheon», d o nde se formó
la fe licidad . E l fin de la revo lu - lución Fra ncesa q ue acusaba a e l Comi té Insurreccio na! ten-
ción. es e lim inar la desigualdad los antiguos dirigentes de (trai- d e n te a reemplazar e l pod e r de
y crear la fe li cidad com ú n». ción». Babeuf recl utó con est a los <muevos ricos» de 1789. Es-
Esta fr ase pertenece al fun- idea a quien serán sus compa- te Comité, fo rm ado bajo las
dador e in troductor de la idea neros hasta la m uerte . Ger- id eas de Babeuf pretendía una
14
L .. .
¿:n¡.vr/M
,P"';' ... (:4..-:1
. .... /... R"h
l/l.'" . ldl,,1 . . r",uvu-":"é' .

J'~ Ji_ _Ir ~AJN.Aw .~

15
CODE
DE
LA NATllRE.
·0 U
LE VaRITABLE '
ESPRIT DE SES LOIX.

OtlT.
e HE Z LE" Ro .ti 1 s.~ G E.
M. IlCC. L\-II.
Toma. Moro. c:.nc:lI* ct.lngl.tMT. y .1II0r d ... Utop'-" (1.''''1535). Cul'dro PortMio d. 1.1 obr. de MoreU .... _Código ct. l. N.tur.·
ct. Holbein .1 Jo ... ..,. IN... (175'11.

insurrección violenta que ocu~ Babeuf escribe sus últimas adiós ... diez millones de veces
para por la fuerza de las armas cartas... una a Sepeletier y adiós.1+
el poder. otra a su familia ... Fran~ois-Noel Babeuf perte-
En 1797 todo estaba prepa- «Aunque no lo sabía a cien- necía al ala izquierda de la· Re~
rado. Babeuf soñaba incluso cia cierta, no creía que me cos- volución francesa. Su espírit u
con la anulaci ón del dinero, el taría tanto ver la disolución de de justicia, heredado de Mably
«corruptor universall+ como él mi ser. Por más que se diga, la es en cierta medida, menos ab~
lo llama. Se piensa tomar to~ naturaleza es siempre fuerte. surdo que en el resto de los
dos los puntos neurálgicos: co~ Sin embargo, espero poder utopistas. En sus obras refleja
rreos, telégrafos. tesorería ... conservar energía suficiente una serie de posiciones que
pero el directorio descubre el para sostenerme. como deho más tarde serían asumidas por
plan y com ienzan las detencio- hacerlo, en mi última hora, no los socia li stas científicos. Ha-
nes. se me puede pedir más ... », blaba de la supresión de clases
No es difícil abortar el plan, mensaje que como dice Desan- y hasta que se consiguiera el
pues aunque Babeuf confiaba ti e<es el más sincero y puro de .creino de la justicial+ era nece~
en el apoyo de los obreros de los mensajes de sentenciados a sario un perrodo en el que se
París, la verdad es que aquello muerte, exento de toda ficción obligara a los de «arriba» a
más que una insurrección, era de heroísmo». respetar los derechos de los de
un complot reducido. El 25 de La carta <l su familia la diri- «abajo».
mayo de 1797, una vez sofoca- ge en otros términos: Babeuf confiaba en la victo-
da la revuelta que causó más «Amigos míos, familia, es- ria de una revuelta, surgida
de 30 víctimas comienza el pero que os acordéis de mí y desde abajo que impusiera el
proceso contra los detenidos. que me mencionéis en vuestras reparto de la tierra, la satisfac-
en el que Babeuf y Darthé son conversaciones. Espero que ción de las necesidades prima-
condenados a muerte. creáis que os he amado mucho rias ... que son dos ideas funda~
El juicio estuvo a punto de a todos. No concebí otro modo mentales y capitales de su
convertirse en un ataque fron- de haceros felices sino a través obra.
tal al Directorio y tanto Ba- de la felicidad común. He fra- No sólo creó, junto con Buo-
beuf como Buonarotti fueron casado, me he sacrificado y narotti la conciencia de justicia
obligados a callar varias veces. muero por vosotros. Adiós, en las capas más bajas de la so~

16
ciedad, sino que intuyeron la 1789, que arrastró con ella las
«inevitabilidad~ de ésta. ansias de libertad del pueblo.
«Pretendemos la igualdad y con el fin de aniquilar el poder
no importa a' qué precio. Con- de los señores feudales y del
quistaremos la igualdad real. clero, llevaba consigo su pro-
¡Ay de aquéllos que se inter- pia contradicción. Frente a la
pongan en nuestro camino! El burguesía surge un nuevo ene-
pueblo ha pasado por encima migo: el proletariado. 1830,
de los cuerpos del rey y los cu- 1848 son fechas relevantes del
ras amotinados contra él: asf inicio de esta nueva lucha. pe-
sucederá con los nuevos tira- ro no cabe duda de que en
nos, con los nuevos tarlufos 1797 un hombre confió en ese
políticos sentados en el sitial germen. a él dedicó sus esfuer-
de los viejos.» zos y por él entregó su vida.
La burguesía triunfante en Ese hombre era Babeuf.

Je.n.Jaeques Rou.... u 11112·17181. Autor


cM .EI Contrato .oc1.1_ 'f .1 .Dlse"ltso so-
br• •1 orlll.n cM l. desiguald.d_, .ntra
otras obt-••. IGr.tModo d. D. M.rtln.1

Una respuesta
francesa
A pesar de que la revolución
económica. la revolución in-
dustrail se produjera primera-
mente en Inglaterra de donde
pasa a Bélgica, Alemania y
Francia, fue en este último
pars, Francia, donde se genera-
ron las primeras protestas.
Una vez sofocada la ~Rebelión
de los Iguales» de Babeuf,
Francia tuvo una época en la
que no hubo grandes distur-
bios. hasta 1830. A esta época
pertenece uno de los tres (los
otros dos son Fourier y
Owen). grandes socialistas utó-
picos: Henri de Saint-Simon
(1760-1825).
Aunque, como veremos más
adelante, el término ~socja lis­
ta» es aplicado a Saint-Simon
con mucha generosidad. si
bien hay que reconocer que
Tom's C.mpanelw. 115N-1S391 •• utor cM l. utopía ..clvh.s MIli;. I.La CNd.d ~ Sol.). sus ideas influenciaron a los
Retrato al a-gu.fuert •. socialistas anteriores.
17
Sainl-Simon. que procede dt: ción como .·léI ~ran conmoclon l0' IIldu"tT1ah~ ... , La ,oclcoad
familia con una po~lción socHlI univcr ... al que· ,I(.':.trrcara un "'...:r<i totalm"':lllc ordl;'lwda. e~­
muy elevada. desde muy jO\cn mundo Infinitamente mCJor", tructuraua ~ con el hu...:n repar-
adopta una posición liberal. En ello. en la crcéu,.'llln de e~c lO y la I;'quldad qu~ proporcio-
Abanuona su po:)ición econó- mundo. Saint-SlOlOn ~c d l'po- n.uá la educación,
mica y marcha <t América a lu- oc a trabajar. En S:'lInt-Simon :-.e tr""lucen
cha r por la independencia. Alh De~de ... u ... primc(¡!\ obra,> l11ucha~ it!c;.l'. que po'>terior-
adquiere do~ princlpio~ que ~c­ «Carta ... glncbnna,.> ...:'critas en mentc ... eriln transformadas por
rán fund~lmentales en toda su 1802 Saiot-Simon ...:xpone 'iiU los soclali"ta" (.'Icntlficos_ Su
obra. Primero el ¡nleré ... por la ideal de ... oci...:dad· Una ~ocie­ noción de «centralización» de
cie ncia y segundo. la necesida(1 dad dondc todo<., trabéljen. en la producción. de I.confrol y
de que no exiMan «ocioso!.~>. cualquiera de la ... tre ... rama~: equidad» en la prodUCCión. Pa-
Su inlerés por la ciencia le Ifldu!;trialc~. obrero... )' arti~ta~ . ra Saint-SlI110n la~ relaciones
lleva a 'iupervalorar todo lo Los Indu,triale . . ~on para ~ociale!) eran un problema
que ~ignifique saber y él mis- Salot-Simon lo~ ducño~ de la científico. habla que e ... tudiar-
mo de5.tacó en varios proyecto~ indu'ttria y muy c-,pccialmcnte li.I~ co mo cua lqui er otro tema
cómo. por ejemplo. hacer lle- 10:-. banqucro~. a lo~ que como referente a la ciencia. No en
gar el mar ha~ta Madrid. vcremo~ da una importancia vano. su Oléis fiel seguidor.
proyectó que fue rechazado fundamental. Entr\! los artistas Comte. fue el introductor del
por el rey. engloba también a lo" científi- término «~ociología».
En España preci5.amenle. cos, Para él todo" son «produc- Saint-Simon no nombra nun-
mienlra . . proyeclab:'1 llevar el tores» sin diferencias entre ca e l problema de la!\; c1a\es. se
mar hlJsta Madrid, le ... orpren- ellos. Los únicos que no mere- queja. muy raras veces. de que
de la Revolución francesa. en cían la vida eran los oc¡o~os. la mayoría es pobre. pero no
la que no colabora pero de la La sociedad de SalOt-Simon plantea nunca la necesidad de
que hereda la mayor parte de ~e regmi por un gr<1O Banco derechos políticos. Es más. co-
sus ideas. Rápidamente 5.C Central. controlado por los laborará con cualquie r tipo de
traslada a París y ve la revolu- banqueros que dará crédito... ,1 gobierno. para él patronos y
,

te • •
T ribun du Peuple,

O u ",
••
LE D t FE:' S.ly~.
PES
l>ROITS l>E L'a
r ... CII \CC":l\:S . .••• u;!:I.p

~.n -"r rH....,. •• ( .. ~ )

fI" .:i 1lnrr\,lUoc. l'•• 40& .. ~~ ..


- . ." '. ...
.
~

- -
· · ' t ...... ~u
CI ••.•• - ... ~ ••• ' " ' •• ~ I
l ' . ....
... """--:-~,~'~'~-~~~',"
. (1". ~

I HA
....... " ••::'.~:-:~~
•• "'" 1" A
, _ .... .a.c•• ¡ .....

18
obreros eran ~productores» no
había pues razón para enfren-
tamientos.
La sociedad saintsimoniana
es una sociedad planificada,
donde todos trabajan y coope-
ran y donde a cada cual se le
retribuye con respecto a 10 que
aporta.
Los seguidores de Saint-
Simon, reclutados en su mayo-
fia en la Escuela de Ingenieros
Enfantin: Olinde Rodrigues,
Comte, interpretan cada cual
las ideas del maestro.
Comte caminó hacia ideas
de justicia, de mayor reparto
social, ése es el mensaje que
extrajo de Saint-Simon. Sin
embargo, el ingeniero Enfan-
tin, junto con varios banqueros
e industriales ... se dedicaron a
la creación de un banco cen-
tral. Ninguno tuvo éxito entre
los obreros, pues ese ignorar la
..:lucha de clases_ les creaba
mucha desconfianza. y fueron a parar posteriormen- ideas confusas. Muchos ele-
Sin embargo, otros seguido- te a organizaciones socialistas. mentos negativos, entre los
res como Bazard y Buchez, se A modo de resumen, dire- que destacan por un lado su
alejaron pronto de esta escuela mos que Saint-Simon tenfa desprecio por la capacidad po-

19
la _ .. /tII ... ,.... '1. al.'-•• " ......·lftdhien

. ,.._....... ,._ ........- .•.,.


.. c.a.... "1 . . . . . . . . . . . . . . . 4"Ü r._o. ................... ,

Porio." 1'2 ~L .",,~


/~.
Un r..:ibo e)(tendido por S.int·Simon • Pro.per Enl.n1In, que habia abon.do .1 importa
cM 101 prlmet'oa seis cuadet'nol def "Catacilmo de 101 indu l trlal_" .

Cilude-H.nrl, comM "- S.lnt·5Imon (1760-


1825). Pero justo es que reconozca- Un emancipador
mos las grandes aportaciones
de este «ingeniero» a la teoria de la mujer
lítica de las capas populares y socialista: la exaltación del tra- «La extensión de los privile-
su enemistad por la democra- bajo y los derechos de los pro- gios de las mujeres es el princi-
cia. Por otro, el creer que los ductores a una retribución pio general de todos los pro-
banqueros y grandes industria- equitativa, su oposición a la gresos sociales. No en vano, la
les como guías de los demás. ociosidad y a la herencia, su emancipación de la mujer es el
Saint-Simon no daba impor- insistencia en una planificación barómetro de la emancipació n
tancia a tipo de gobierno que económica y por último, su in- de la sociedad.» Así concebía
dominara ya fuese monarquía, terés en que la sociedad se Cha rles Fourier (1772-1837) la
burgués. sino a la planificación preocupe en esa clase «más nu- liberación de la mujer, descen-
de la economía. merosa y más pobre». diente de una familia de co-
merciantes abandonó cuando
p udo esa «horrible profesión
que me ha marcado la socie-
dad».
Fourier, que junto con
Saint-Simon se abstuvo de par-
ticipar en la Revolución fran-
cesa, creó otra escuela de so-
cialismo utópico, reñida con la
saint-simoniana. Su interés se
refleja desde el principio en el
estudio de los problemas más
sencillos. Se plantea como
principal problema la «natura-
leza humana» y de este est udio
saca sus primeras conclusiones.
Se opuso, al contrario que
Saint-Simon a la industrializa-
ción. a la producción a gran es-
cala. Consideraba como más
importante la agricultura, des-
tacó en su énfasis en la necesi-
dad de que cada uno trabajara
en el puesto que le agradara.
Se opuso a la especializa-
ción. Cada persona tenfa que
realizar diferentes tipos de tra-
bajos y todo esto lo concebra a
través de la creación de comu-
nidades.
8. Prosper Enfantin 117H-18(1.4). EnI-U m ... 1. . tr. fuent. de un. nu ..... rllflvJ6n: u La sociedad, explicaba, de-
Bibll.... Cor'n 'f 1. . Obr.1 de S.int-Slmon. bía estar organizada en comu-

20
nidades. que él llamó «falans- malintencionado quien asegura sus dos compaileros (Saint-
terios» que eran una especie que Fourier era un pensador Simon y Owen) , a quienes no
de comunidad mixta agrícola- trastornado . Charles Fourier perdonó el que le plagiaran ,
industrial, aunque predomina- era un filósofo y un pensador según él.
se la agricultura. socialista serio. La profundi· «Hoy se hará un experimen-
Estos falansterios estarían dad de sus planteamientos, to, con 1.6000 hombres , maña·
compuestos por unas J .600 esencialmente los que abordan na el mundo será la agrupación
personas , suficientes según problemas sociales es difícil de de millones de falansterios .. . »
Fourier, para que cada perso- encontrar en aquella época. Por algo fue ... un socilista utó-
na satisfaciese sus necesidades Su más conocido discípulo pICO.
tanto intelectuales. corno re- fue Víctor Considerant que lle-
creativas. como de trabajo. vó las ideas del maestro atra-
Especial interés posee en la vesando fronteras . Mejoró su Un crítico
obra de Fourier su preocupa- obra y en el libro «Príncipe du
ción por los problemas socia- Socialisme» (1847), adelanta de la Revolución
les , la mujer , la educación , la algunas de las ideas que Marx industrial
sexualidad . .. razonara más adelante. Consi·
Charles Fourier tampoco se derant participó activamente Richard Owen (1771-1858)
apegó a ningún movmiento so- en el movimiento que culmmó fue la respuesta inglesa al capi-
cial. Era característica suya. en la revolución de 1848. talismo , quizá algo diferente a
igual que en Saint-Simon, el Fourier fue un sagaz crítico, su contemporánea francesa.
odio a la violencia. aunque hoy se le tilde de visio- Owen, hijo de familia pobre,
Fourier respetaba la propie· nario. En algunas ocasiones comenzó trabajando de apren-
dad privada. es más. no estaba hace gala de una aguda mtelj· diz en una fábrica. Poco a po-
de acuerdo con la total igual- gencia . .cLa pobreza brota de co fue cambiando de posición
dad de los hombres. Conside· la misma abundancia» , escribe social hasta llegar a convertirse
raba que el que unos perciban en su primera obra. Sus ideas en socio de una fábrica de
más que otros es justo. fueron recogidas años atrás e Manchester donde tiene sus
Es muy curiosa la aportación influenciaron especialmente en primeras experiencias.
que hace al funcionamiento de Alemania. Fue un crHico de Muy influenciado por las
un falansterio: Si la riqueza
obtenida de la producción era
12. Fourier pensaba que 5 eran
para el trabajo realizado, 4 pa-
ra los que habían puesto el ca-
pital y 3 para habilidades espe-
ciales tales como gerencia, tra-
bajos penosos ... A veces varió
las cifras concediendo 6 para el
trabajo y 2 para habilidades es-
peciales, pero permaneciendo
inalterable los 4 para el capi-
tal.
Cuando tenía ya acabado su
plan de falansterios se dedicó a
buscar un mecenas que ofre-
ciese dinero para comenzar el
primer ensayo. Y cuentan sus
biógrafos, todos coinciden en
que estuvo durante años acu-
diendo a comer al mismo res-
taurante esperando a que algu-
no de los 4.000 hombres que
citó acudiera. Nadie le hizo ca-
so. Los falansterios fueron
obra de sus discípulos quienes
los extendieron por Estados
Unidos, Rusia, Rumanía y Es-
paña.
Al final de su vida se volvió
loco. Sus últimas obras están
llenas de barbaridades pero es
21
doctrinas de Jos filósofos del si-
glo XVII y XVIJI, Owen trata de
llevar esas ideas a la práctica.
El fracaso en la fábrica de
Manchester no tiene gran im-
portancia para él, lo achaca a
la «irracionalidad de la socie-
dad».
No contento ni satisfecho
con la experiencia, logra con-
venirse en director de una fá-
brica de Escocia, «New La-
nark » y aquí tiene la experien-
cia ren ovadora más importante
de su vida.
«New Lanark» es convertida
por Owen en una verdadera
colonia de 2.500 obreros. Allí
trata de solucionar los proble-
mas que los obreros de la fá-
brica tcnían y crea unas condi-
ciones de trabajo que superan
con mucho a las de las fábricas
de alrededor.
Quizá con un cierto tono pa-
ternalista «New Lanark» crea
todo tipo de mejoras: jornadas
de LO horas , mientras que alre-
dedor se trabajaba 14. Escue-
las gratuitas para los hijos de
c.rte.tur. de Vlctor Con_MUr.nt InIO'·ll9]}. los obreros en una época en la

loA. rolll AU

22
que estudiar era considerado
un privilegio ...
A pesar de esto Owen no
queda satisfecho e intenta llevar
más lejos sus ideas. Cuando
sobrevino la gran crisis algodo-
nera Owen tu vo que ce rrar la
fábrica durante 4 meses. Los
obreros siguieron cobrando su
jornal completo, pero a partir
de aquí se le fueron poniendo
trabas, principalmente por par-
te de sus competidores que no
hacían sino mofarse de él.
En 1823 crea un proyecto de
soc ializa r Irl anda. esto hace
llevarse las manos a la cabeza
a los pode rosos industriales
quienes logran que Owen fra-
case y se venga abajo.
Desesperado Owcn se va de
Inglaterra y marcha hacia
América donde intenta crear
una cooperativa de estilo fou-
rierista (..:New Harmony »),
que fracasa.
En ella pierde Owen toda su
fortuna y regresa a Inglaterra.
A su regreso las cosas ha-
bían ca mbiado mucho ya co-
menzaba el incip iente movi-

Lo. molino. d. pMa," an l. dre.! Ingl ... d. Coth-B.th·A.Id I~r. ct.llncu.nt.. CUY•• ,""a. tu.r.n ct. gra",-.dlld mtdl.). l»N minuto.
ck tnoblojo Y di., mlnulos ck dHC«lr\w .... 1'1 ritmo r~u ...ldo.

23
I A
miento obrero y la crítica al ca- la tenía él mismo sistema capi-
pitalismo por parte de los eco- talista, enseñanza que sacó de
nomistas. los economistas y del movi-
Owen se sitúa a la cabeza miento obrero. Owen se con-
durante varios años del movi- vierte en un furibundo antica-
miento sindical, se convierte pitalista.
por sus ideas en el padre del Pero al contrario que su con-
cooperativismo y desde ahí co- temporáneo francés, Charles
mienza a descender esta vez Fourier, Owen no critica la in-
motivado por su desfase del dustrialización, el progreso. si-
movimiento real. Muere aleja- no más bien el sistema creado
do de todo, unido a prácticas por él, su tremenda competen-
espiritistas y relegado hasta cia, su comportamiento inhu-
por sus mismos seguidores. mano.
Owen puede considerarse La última época de su vida
como el más famoso de los so- carece de importancia , lo cier-
cialistas utópicos. Sus seguido- lo es que Owen se convirtió en
res han sido promotores del un mito de los obreros de su
movimiento obrero. El mismo época y fue un enemigo de la
puede ser considerado, como burguesía a la que no atacaba
hemos dicho promotor del Robert Owen (1771-18581. políticamente. Y esto es im-
cooperativismo. Su idea era la portante para comprender que
posesión de las fábricas por en la que se comporta como un el intento de Owen aunque vá-
parte de todos , que todos fue- reformador de las condiciones lido tenía que morir en el reino
ran socios y trabajadores. En de vida de los obreros, incluso de la utopia. Enemigo de la
su proyecto para socializar Ir- llegó a tener cierto éxito en la violencia, le disgustaba la polí-
landa, viene marcado el naci- legislación laboral de su época. tica. Su fin era predicar con el
miento de las cooperativas, fá- Desde 1824 a 1840, después ejemplo.
bricas de productores asocia- de su frustrada experiencia en Owen fue un crítico de la re-
dos. América en que comprende volución industrial, aunque su
Atravesó dos épocas bien que la culpa de esas condicio- cñtica fuera moral. «Los males
delimitadas desde 1813 a 1823 nes que él luchaba por mejorar de la sociedad son causados

24
por el afán de obtener una su- la ignorancia , la falsedad , la 28.000 ejemp lares. Este perió-
perioridad individual en rique- superstición, el pecado y la mi- dico, en lucha constante contra
zas, se creará una sociedad que seria hayan sido ahuyentados el régimen, fue muy leído por
supere esto, donde toda ambi- de las moradas de los hom- los obreros.
ción de enriquecimiento perso- bres. I-Iasta que la paz, la ra- Fue condenado en 1834 por
nal será eliminada así como zó n , la verdad, la justicia, el propaganda en contra del régi-
cualquier desigualdad en la amor y la felicidad reinen men y tuvo que exiliarse en in-
condición.» triunfalmente y para siempre glaterra. Allí conoció a Owen
Owen atacaba la existencia sobre la gran familia humana. con el que tuvo bastantes ideas
de la pobreza , de la ignorancia Hasta que la servidumbre, la comunes y a quien admiró sin-
y consideraba al dinero la raíz esclavitud y la opresión o cual- ceramente.
de todos los males. quier otra suerte de mal , sean A su regreso a Francia escri-
En su libro «El libro del desconocidos completamente bió el libro «Viaje a lcaria»
nuevo mundo moral ,. (1836) para los hijos de los hombres. " (1840) y se dedicó a reelular
sin duda su obra más impor- gente para fundar una comuni·
tante, refleja como será la «fu- dad, idea que si bien recogió
tura sociedad». En él se ven Icaria de Fourier, fue mucho menos
muchas de las ideas que los so- idealista en sus planteamien.
cialistas adquirieron como Si en 1830 alguien pregunta- tos. En 1849 viajó a Texas
suyas, aunque no plantease la ra ¿quiénes son los comunis- donde fundó una Icaria , con
forma de consegu irlas. El tflu- tas? cualquier persona hubiera signo marcadamente autárqui-
lo de «socialista utópico» es, respondido que los seguidores co con más de 1.500 miem-
pues, justo. de Cabe!. bros. Allí murió defendiendo
Es de elogiar como toda la Elienne Cabel (1788-1856) sus ideas.
obra, su última frase : fundó la utopía de los filósofos Cabet sale ya un poco del
«Amigos míos no temáis. Ha anteriores a él con la realidad «utopismo» socialista. No digo
llegado la hora . La victoria es- del movimiento obrero. Parti- que no lo fuera, pero lo cierto
tá cercana. Y está asegurada cipó como dirigente en las ba- es que se situó mucho más que
de antemano, porque, aunque rricadas de 1830 y fue nombra- los otros en el terreno de la
no constituyan sino un peque- do procurador general en Cór- realidad.
ño ejército. numéricamente cega posteriormente , desde Sus sueños de una sociedad
exiguo, sus soldados se prote- donde defendió a numerosos formada por comunidades. la
gen con una armadura impene- prisioneros políticos. llevó e n cierta medida a la
trable: la que les proporciona Pero no sólo estuvo a la ca- práctica. Es, con mucho , más
el haber echado por la borda beza de diferentes movimien- realista que Saint·Simon y
todas las preocupaciones terre- tos, sino que fue el fundador y Fourier a quienes criticaba el
nales. Están en vanguardia, director del diario «Le Popu- no combatir al régimen . Escri·
han entrado en combate y no ¡aire» que llegó, raro en aque- bió: «Sueñan, sueñan, no se
cesarán de combatir hasta que lla época, a tener una tirada de dan cuenta que el régimen

25
I.A PROPRIÉTÉ?
.,

DV _1'1' a DO ...... ·-liMeN',

••
..
,"
I':~J, PROL'LlHO!Ii •
....... -..w _ _ • ._1__
.....
_~

1_,, ' _1 .... .....__ .........


......
~

_.~

'1 ni I

.-.
\ 1. '- tll""IRIF. bt: PRt\dT.

111" .

C.riClltur. de P. J . Pro u d h on (1805-1885), representado como valeroso des· Portada d. la ODre da Proudho n : "lQue 8S la p ropilt-
tructor. d ad 7 An"isis sobre .1
principio
bierno .. (1841).
d.'
Derech o y el Go-

opresor está ahí para convertir estado dueño de los medios armada, ésta se vería sofocada
sus sueños en nada». para producir, un estado que de inmediato y los revolucio-
Este sentimie nto le viene, organizara la sociedad. Eso sí, narios habrían de morir en el
sin duda alguna , de esta r más un estado que fuera elegido exilio,»
ligado al movimiento popular. por el pueblo. Para Cabet los «movimien-
especialmente en su primera Para Cabet, y algo de todo tos revo lucionarios siempre
época. eso fue realidad en Texas, no han fracasado .»
Etienne Cabet fue un lucha~ debía existir la propiedad pri- Cabet confiaba en que algún
dar constante contra la opre- vada, ningún tipo de apropia- dfa todos, pobres y ricos , se
sión, desde su época de «car~ ción individuaL Todos aporta- convertirían a las ideas de la
bonieri» hasta su muerte. ban su trabajo, todos disfruta- com unidad que él «Para ello lo
Su «comunismo» no lo fun- ban de los mismos derechos. único que hay que bacer es
damentaba sobre una clase, si- Una comunidad con unos ser- propaganda con el ejemplo ,
no sobre el pueblo. vicios públicos, para ello el Es- dentro de poco todos vendrán
«Concibo una sociedad don~ tado se comprometería, totales pidiendo un sitio en Icaria ... »
de todos los ciudadanos gocen y al servicio de todos .
de los mismos derechos, sea Para Cabet, no debe existir
cual sea su condición sociaL» el ejército, sino milicias. No E l mensaje
Fue muy influido por las obstante Cabet fue quizá un d e Babeuf
ideas de Tomás Moro y se pro - pacifista. Sólo reconoció en
puso organizar la sociedad que una ocasión que la violencia En 1830, Michelangelo Buo-
éste había soñado. Para Cabet tuviera efectividad, y pronto se na rotti, explicó las ideas de
lo importante eran las transfor- arrepintió de ello, allá por Babeuf a un hombre llamado
maciones sociales. «No nos in- 1830. Louis Auguste Blanqui (1805-
teresa un cambio político , sino «Tarde o temprano. todos 1881), quien recogiendo el le-
un cambio social», pero no los hombres comprenderán gado del maestro, in tentó
obstante fue un luchador polí- que el único camino es la co- transformar el mundo, convir-
tico. Es incierta la afirmación munidad , entonces se asocia- tiéndose en uno de los revolu-
de Desanti de que Cabet era rán en comunidades libremen- cionarios más famosos del si-
un luchador anti-estado. Cabet te . Estoy convencido de que si glo XIX.
concebía su comunidad con un se produjera una revolución Blanqui provenía de fami lia

26


(l ..r',~ l";r,,~·
11 ih~ll
1 l'r .... u:h\, '\

republicana. Su padre había En 1833 fue condenado por una ocupación? ¡Es la ocupa-
militado en el ala izquierda de su actuación propagandista. ción de 30 millones de france-
los jacobinos y él pronto em- En el juicio, al preguntarle el ses que viven de su trabajo y
pezó a propagar las ideas revo- juez por su profesión contestó: que carecen de derechos políti-
lucionarias y se encontró en- «Proletario», y al responder el cos!».
vuelto en los disturbios de la juez que eso no era una profe- En el juicio fue absuelto. se
época. sión dijo: «¿Cómo que no es dedicó a reunir colaboradores .

27
intensidad a construir socieda- que sus con temporáneos, ha-
des secretas, con las que inten- bló de economía política , de
tar de nuevo levantarse contra «a lta burguesía» y «pequeña
la tiranía. burguesía» , de «campesina-
Blanqui no es partidario de do» ...
la república democrática, no Sus ideas se pueden resumir
cree que las elecciones sean la en tres apartados.
vía para crear una sociedad A) IGUALDAD. Conce-
mejor. El cree en la dictadura bía una sociedad con una
de un grupo de revolucionarios igualdad total, este pensamien-
que imponga unas condiciones to es recogido de Babeuf.
tendentes hacia una sociedad B) GRUPOS SOCIETA-
comunista, se define a sí mis- RIOS. Fue el primer fundador
mo como comunisla. Al hablar de un grupo activamente co-
de la necesidad de la dictadura munista. No creía en los sindi-
es más explícito que Marx, in- catos ni en organizaciones am-
cluso que Lenin, pero difiere plias, por ello no se afilió a la
enormemente de éstos en los Primera Internacional de Tra-
medios para conseguirla y en bajadores. Blanqui creía en el
la composición de ella. éxito de grupos reducidos. de
Es detenido nuevamente en revolucionarios organizados
1861 , encarcelado, pero pen- secretamente.
diente aun de juicio , escapa de C) TOMA DEL PODER,
prisión por dos veces consecu- por un grupo armado, para im-
tivas. plantar -según él dijo-- una
En 1870 cree llegado el mo- (dictadura revolucionaria que
mento de un nuevo intento , es- dé paso a una sociedad más
Augult. BI.nqul ¡18()S.188l). ta vez algo más organizado. justa, donde a través de la
pero a pesar de eso el intento educación se conciencie a las
es abortado. Blanqui es deteni- capas ignorantes de las ideas
preparándolos para una insu- do otra vez y condenado a de libertad y justicia.»
rrección. En 1839 cree llegado muerte. Los «co munnards» de Su vida es acción , es propia-
el momento, con 600 hombres 1871 le quieren cambiar por el mente un insurrecto:
trata de tomar París. Adquie- arzobispo de París, pero Thiers «El comunismo de Cabet y
ren armas en el asalto a los se niega. En 1879 es sacado de el proudhonismo están a la ori-
cuarteles, pero pronto son re- la cárcel, debido a la presión lla de un río discutiendo si el
ducidos. No se les unieron las popular. campo que está al otro lado es
masas parisinas, como creían Blanqui funda un periódico de maíz o de trigo, crucemos el
desde el primer momento. llamado «Ni Dios, ni amo», río y veremos. »
Blanqui y sus más íntimos que se difunde mucho.
colaboradores son condenados Murió en 1881 , a la edad de
a muerte, pena que se les con- 76 años, de los que pasó 33 en
muta por cadena perpetua. la cárcel. Al entierro de este La organización
Ingresa en prisión y en 1844 gran revolucionario acudieron
es trasladado al hospital en es- miles de personas. del trabajo
tado gravísimo. Su muerte, di- Blanqui no es propiamente
cen los médicos. es inminente. un socialista utópico, como Louis Blanc (1811-1882) na-
Tanto. que se le deja en liber- tampoco lo fueron Blanc, ni ció en Madrid, no es un pensa-
tad para que muera en casa, Proudhon. Se podria decir que dor nato sino un recopilador
con su familia. Pero Blanqui se son la transición entre Saint- de la obra de Saint-Simon,
recupera y cuando estalla la re- Simon, Owen y Fourier al so- Owen y Fourier.
volución de 1848 parte hacia cialismo científico de Marx y En la efervescencia revolu-
París y crea una organización Engels. cionaria de 1830 marcha a Pa-
secreta, llamada Sociedad Sus ideas prevalecen aún rís.
Central Republicana, con la hoy y son denominadas como En 1839 colabora en varias
que intenta dar un golpe de es- «blanquismo». No creía en un revistas, hasta que su capital le
tado. partido de masas, sino en una permite fundar una. llamada
Es detenido en el intento y élite revolucionaria que tras la «Revista del Progreso», donde
estuvo preso hasta 1859, en toma del poder violentamente publicó su libro fundamental
que otra vez, ésta bajo vigilan- implantase una dictadura para «La organización del trabajo»,
cia, es puesto en libertad. llegar al comunismo. Desarro- su obra más difundida.
Una vez fuera. se dedica con lló sus ideas mucho más lejos Louis Blanc fue durante to-

28
da su vida un reformista y es, y cipal e n la plan ificació n econó-
así se le considera. el fu ndador mica ~ Esperaba que el sufragio
de la socia ldemocracia. Tenía un iversa l tra nsfo rm ara el esta-
gran fe en la de mocracia pa rla- do en un instrumento de pro-
mentaria y ése era e l ca mino greso y bienestar. Se crearía n
para llega r a una sociedad más grandes talle res nacio nales a
justa. E ra pues pa tente su ene- los q ue irían a trabajar. por el
mistad con Blanqui, q uien opi- hecho de estar organizada la
naba prec isa men te todo lo producción de una fo rma ra-
contrario. ciona l. los mejores obreros.
En su li bro expone cual sería De esta forma, los capitalistas
el programa de acción. Atri- se quedarían sin obreros y no
b uía al Estado la posición p rin- tendría n más «remedio» que

VOYAGE

ICARIE
.. ,
M. CAIET.
- po ner suS ind ustrias al serv icio
de estos talleres nacionales.
Blanc decía: «Hay que pre-
FRATERNIT& pararse para el futuro, pero sin
......... n.rw.
.......,&1"
_ ....--
...•..-
.......
.-.
asl.a ......
-
,
ro mper violen tamente con el
pasado», e l método para que
su programa se hicie ra e ra la

--
" ... uri - u ... d nl'l'leI . . . . ' ........112.
~( r azó n ».
'L'c"l1'a
G.'' 'U1'l ~ •• 9QnIftUlUl Por su pensa miento Blanc
'''l. "~ •• IS.n. ..........
.",...,." Al' MGrIY • 'la.
de be figurar entre los precur-
Alc"',,..,tOll Ir , ........cno. sores del socia li smo, pero por
atrUTl fl O'W ~ I h"''' Ni.""
.\: . . . . . . . . . . . LA . . . . . .
su práctica no. J ugó un pape l
contrarrevo lucionario para el
rao.....
a,. , .... u.,.
&WUtoa.TlO1I'
movim iento obrero de su épo-

._- ....httk•
....... Cl

..
nocllt CbWft_u. ca.

-
...................
••••••• GII
a.""
• . . -.
t-iIIII.

............
En la r ev ue lt a de 1848,
Blanc re prese nt a ba a un sector
re publicano; cuando se calmó
la situación. Blanc entró a for-
mar parte del gobierno provi-
BONBE1Jl\ COMM1JN. sional.
Desde allí se le utiliza para
calm ar al movi mie nto obrero.

-
Se le no mbra directo r de la
r.uus «Comi sión de Luxemburgo».

..............................................
"ecua. " ""'..... UI ,....., , _ . . .

1"1
. .... Esta comisión esta ba enca r-
gada de hacer un análisis de la
si tu ac ión d e los ob reros. y
cuando surgía en algún sitio el
Port. d. del .. V¡.¡•• Iea,¡' .. , d. Eti.nn. C.~. LIo. ci nco prim..... lln • • • d.d,n " ¡; .. Prim er
más mínimo desco ntento , e l
derecho; v ivir, prime r debef: tr.baj.r. c.d. cu.1 POun .u. n_..idad ••. A cada u no ... gobie rno decía q ue esperasen a
gun su ~plCld ld . F-'Iddad comun _. que la comi sió n acabara su in-
29
forme. Naturalmente jamás se Nace de las ocasiones muy co nfusa.
hizo caso a esta comisión, pero Sin embargo. es tremendamen-
Blanc cayó en la trampa. el anarquismo te contradictorio. Es el mismo
Blanc fue un furibundo ata· hombre el que escribe «D ios es
cante del paro, no concebía so· No se puede cerrar el estu- el mal» y posteriormente «e l
ciedad y ésta es su aportación dio sin antes hacer referencia ateísmo es todavía menos lógi-
principal, en la que no se ga- al célebre Pierre-Joseph co que la fe». Es el mismo que
rantizase el derecho al trabajo. Proudhon (1809-1865), consi- en un momento vota contra la
En 1871 se opuso a la Co- derado como 'el fundador del constitución de 1848 (4<no por-
muna de París y trató de me- anarquismo. aunque antes de que sea buena ni maja. sino
diar entre el gobierno de él hubiera otros autores que porque es una constitución») y
Thiers y los comuneros, con pusieron en el movimiento so- al mismo tiempo aplaude los
resultados nulos. Poco a poco cialista, el germen del ana- acuerdos del Congreso de Vie-
fue perdiendo adeptos y poste- rauismo. principalmente Wi- na ("porque es el punto de
riormente su persona lidad re- lIiam Godwin. partida de la era constitucional
cobró valor y es conocido Proudhon era un hombre de en Europa»).
mundialmente como el «padre una inteligencia poco común, Proudhon se opuso a todos
de la socialdemocracia». su obra es enorme y en muchas los socialistas utópicos de su
época, se reía de las comunida-
des de Fourier y de Cabet. de
la posición de Owen ... porque
todos adoraban. según él. a la
autoridad.
Se puede decir que Proud-
hon era un anarquista (<<la re-
pública ideal es la anarquía»).
aunque por cada afirmación
anarquista leamos seguidamen-
te una afirmación autoritaria.
La verdad es que Proudhon no
vio salida a partir de 1848, le
costaba admitir que la burgue-
sía había tomado definitiva-
mente el poder y no confió co-
mo dijo Saint-Simon, en esa
clase «más numerosa y más po-
bre».
4<Esa clase --escribe- por el
hecho de ser pobre, es la más
vil, la más egoísta, la más envi-
diosa, la más inmoral y la más
cobarde. La estupidez del pro-
letariado que se contenta con
trabajar y permite que sus
príncipes crezcan gordos. no
tiene límites».
Sin embargo, a pesar de sus
con tradiciones, Proudhon es
uno de los más grandes de la
historia del socialismo utópico.
Rechazaba el Estado fuera del
tipo que fuera, porque «siem-
pre será opresivo».
Es un ardiente defensor de
la familia a la que consideraba
absolutamente imprescindible.
Esta posición le ll evó a enfren-
tarse con otros socialistas de su
época. ya que a pesar de que
le dio pie para crear sus teorías
c.tto. Mano: 11818-11831. del federalismo. también le dio

30
pie para sus ideas sobre la pro- por sí solas eliminañan la ne- . sido conside rado y en parte
piedad y sobre la mujer. cesidad del Estado. Su proyec- con razón como el «primer
Pese a ser un enemigo de la to no fue atendido. anarquista» ya que su co-
propiedad , lo era exclusiva- Proudhon era amante de la fundador , Bakunin, le dio ge-
mente de la gran propiedad, libertad total, de la justicia. nerosamente la primacía.
pues consideraba sagrada la Fue el creador de la teoría fe-
pequeña propiedad familiar. deralista que le llevó a apoyar
Consecuentemente con esto. la pérfida causa de los sudistas Los socialistas
se opuso al impuesto sobre la americanos.
herencia porque disminuía la No podemos dejar a Proud- científicos
propiedad familiar. han sin antes mencionar que
Con respecto a la mujer se gran parte de su teoría fue una No es propósito de este capí-
enfrentó radicalmente a Fou- crítica mordaz a la religión y a tulo exponer la teoria de los
rier. a quien ridiculizaba. Para la Iglesia Cató lica, a la que socialistas científicos, ni siquie-
Proudhon , el sitio de la mujer consideraba germen de mu- ra una leve biografía de Marx
era la cocina y consideraba la chos males de la sociedad. y Engels.
emancipación de la mujer sin Las id eas de Proudhon han A partir de estos comienza
sentido, pues la alejaba «de su tenido una gran influencia, so- una nueva época de la historia
puesto natural ». bre todo en Francia. Su per- del socialismo; incluso por sus
Aplaudió la dictadura de Illancnte contradicción, quizá cñticos, Marx y Engels han si-
Luis Bonaparte en 1851 y le no entendida, ha motivado el do considerados como hom-
llevó rápidamente un proyecto que entre sus seguidores haya bres capitales del pensamiento
de mutualismo, inventado por tanto de extrema izquierda co- socialista.
él. Según este proyecto se mo de extrema derecha. Estos Más bien, eSle capítulo trata
crearía un banco central, idea últimos debido a su «naciona- de ser resumen de los anterio-
que extrajo de Saint-Simon, lismo», sobre todo de su pri- res, y exposición somera de las
que daría créditos para la cons- mera época. principales ideas que posibili-
titución de comunidades que Sin embargo, Proudhon ha taron la creación de la teoria

1Vf1S (uhmJll'd a :M"nTl})Pron"

1'/"1'.J'ldntl" oí 1?71/rnl L.Q1OU'll.

• .Ifmum:uy General S~ .

T.r}et. de un mlMnbro de l. A-.ocleción Intern.cion.1 Obr.,., funded. en LondrH en 1864 V de l. que M.ne fue ..., ¡.t. intelectlJal V
c:o·fund.dor.

31
Engeb escribe: +e Las teorías
socialistas incipientes no hacen
más que reflejar el estado inci-
piente de la producción capita-
lista. la incipiente condición de
clase. Se pretendía sacar de la
cabeza la solución de los pro-
blemas, latente todavía en las
condiciones económicas poco
desarrolladas de la época.»
Marx fue capaz de aunar la
filosofía alemana, el socialismo
francés y la teoría económica
británica , porque ambas tenían
una raíz común: el liberalismo.
Al fusionarlas Marx dejaba al
descubierto su pasado y apor-
taba al movimiento socialista
una explicación detallada y
una crítica científica a la socie-
dad burguesa.
El socialismo utópico había
llegado a su fin . Marx descu-
brió el «velo ideológico» que
mantenía intacta la sociedad
burguesa. Explicó el funciona-
miento de la plusvalía y asentó
las bases de la revolución pro-
letaria.
Cerramos este trabajo con
una aportación singular. donde
Marx resume estas conclusio-
nes. Son páginas concentradas.
pero lo único que se puede ha-
cer es copiarlas enteras. Se tra-
ta del prólogo a la «Crítica de
la Economfa Política»:
«En la producción social de
su vida , los hombres contraen
determinadas relaciones nece-
sarias e independientes de su
voluntad, relaciones de pro-
ducción. que corresponden a
Ftlderk:o E"9." tlS20-11951. _eo_fundHor ~ Socialismo CIen1ffico_ •• mlgo y c:olllbor.- una determinada fase de desa-
dor d. c.rtos Marx.
rrollo de sus fuerzas producti-
vas materiales. El conjunto de
socialista basada en el método historia a nivel de otra ciencia estas relaciones de producción
científico. más. forma la estructura económica
Marx, principalmente. y En- El socialismo utópico no po- de la sociedad, la base real so-
gels supieron conjugar la filo- dia ir más lejos. Lo que se tra- bre la que se levanta la supe-
sofía alemana, la teoría econó- taba era de descubrir un siste- restructura jurfdica y política y
mica inglesa y el socialismo ma más justo. más humano de a la que corresponden determi-
francés y, al fusionarlos, crea- sociedad. nadas formas de conciencia so-
ron el materialismo histórico y Es utópico porque funda- cial. El modo de producción
el materialismo dialéctico. mentalmente trataba de im- de la vida material condiciona
La interpretación de la his- plantar ese nuevo orden social al proceso de la vida social,
toria por Marx es enorme, es desde fuera, mediante experi- política y espiritual en general.
una obra en la que desmenuza mentos que sirviesen de mode- No es la conciencia del hombre
todas las contradicciones inhe- lo. Nacían, como dice Engels la que determina su ser, sino.
rentes en la sociedad, analiza «condenados a moverse en el por el contrario, el ser social es
con cerebro de laboratorio la reino de la utopía». 10 que determina su ser, sino,
historia. Digamos. pone a la En su «Socialismo Utópico». por el contrario. el ser social es
32
lo que determina su concien· formas ideológicas en que los pre que estos objetivos sólo
cia. Al llegar a una determina· hombres adquieren conciencia brotan cuando ya se dan o. por
da fase de desarrollo, las fuer· de este conflicto y luchan por lo menos, se están gestando,
zas productivas materiales de resolverlo. Y del mismo modo las condiciones materiales para
la sociedad chocan con las re· que no podemos juzgar a un su realización . A grandes ras·
laciones de producción existen· individuo por lo que él piensa gos, podemos designar como
tes, o. lo que no es más que la de sí. no podemos juzgar tam· otras tantas épocas de progre·
expresión jurídica de ésto, con poco a estas épocas de revolu· so, en la formación económica
las relaciones de propiedad ció n por su conciencia, sino de la sociedad, el modo de
dentro de las cuales se han de· que, por el contrario, hay que producción asiático, el anti·
senvuelto hasta allí. De formas explicarse esta conciencia por guo, el feudal y el moderno
de desarrollo de las fuerzas las contradicciones de la vida burgués. Las relaciones bur·
productivas. estas relaciones se material. por el conflicto exis· guesas de producción son la úl-
convierten en trabas suyas. Y tente entre las fuerzas produc· tima forma antagónica del pro-
se abre así una época de revo· ti vas sociales y las relaciones ceso social de producción; an·
lución social. Al cambiar la ba· de producción. Ninguna for· tagónica. no en el sentido de
se económica, se revoluciona, mación social desaparece antes un antagonismo individual , si·
más o menos rápidamente toda de que se desarrollen todas las no de un antagonismo que pro·
la inmensa superestructura eri· fuerzas productivas que caben viene de las condiciones socia-
gida sobre ella. Cuando se es· dentro de ella. y jamás apare· les de vida de los individuos.
tudia esas revoluciones, hay cen nuevas y más altas relacio· Pero las fuerzas productivas
que distinguir siempre entre nes de producción antes de que se desarrollan en el seno
los cambios materiales ocurri· que las condiciones materiales de la sociedad burguesa, brin·
dos en las condiciones econó· para su existencia hayan madu· dan , al mismo tiempo , las con·
micas de producción y que rada en el seno de la propia diciones materiales para la so·
pueden apreciarse con la exac· sociedad antigua. Por eso. la lución de este antagonismo.
{itud propia de las ciencias na· humanidad se propone siem· Con esta formación social se
turales. y las formas jurídicas. pre únicamente los objetivos cierra, por tanto , la prehisto·
políticas. religiosas , artísticas o que pueda alcanzar, pues, bien ria de la sociedad humana. » _
filosóficas en una palabra. las miradas las cosas, vemos siem· J. V.

-, "
..

33