Está en la página 1de 8

02

Cine Club Caligari


lugar a dudas / Cine No Ficción / Enero - Febrero 2011 / Cali - Colombia

Pedro
Costa
Dos ciclos de cine dedicados a la ficción y a la
no ficción. Todos los Martes y Sábados a las
7:00 p.m. en el patio de lugar a dudas.
Los martes son los días dedicados a la no-
ficción; presentamos obras que reflejan los
nuevos caminos que el cine ha abierto para la
creación de lo real, desde los primeros movi-
mientos que se anteponían al cine de argumen-
tal, hasta las nuevas propuestas, hoy en día de
la mano con las nuevas tecnologías y con las
imágenes de archivo, de cine y video. Igual-
mente presentaremos diarios documentales y
cine-ensayo, por mencionar sólo algunos de
los movimientos y estilos cinematográficos que
caben en el campo de la no ficción.
La programación está a cargo del docente y
realizador Oscar Campo, y las obras son in-
vestigadas y proyectadas por María Alexandra
Marín, miembros del cineclub Caligari de la
Escuela de Comunicación Social de la Univer-
sidad del Valle.

Dirección del cine club:


Oscar Campo
Investigación:
María Alexandra Marín
Coordinación de publicaciones:
Cesar García
Correción de estilo:
Astrid Muñoz
Diseño y diagramación:
David Álvarez Gómez
Impresión:
Feriva
Las publicaciones reciben el apoyo de:
Ernesto Fernández

lugar a dudas es posible gracias al apoyo de:

lugar a dudas
Calle 15 Norte # 8N-41 Barrio Granada
Tel. 668 23 35
www.lugaradudas.org
lugaradudas@lugaradudas.org
Cali - Colombia
Pedro
Costa
y el cine de
lo íntimo
ese deseo de enfocar la mirada
en ciertos personajes desfavo-
recidos, de centrar su atención
en los rostros absortos y las
miradas perdidas, de jugar con
Pedro Costa nace en 1959 en Lis- dictadas por el cineasta y poeta la iluminación y los encuadres
boa; durante su infancia vive en Antonio Reis. provocando una acogedora sen-
el régimen dictatorial de Salazar, Costa se inscribe en una gene- sación de intimidad. Le sigue a
lo que cultivó en él una actitud ración de cineastas portugueses este largometraje, Casa de lava
de constante inconformismo, que surgieron en los noventa, (1994), documental que nace en
motivo por el cual se vió atraído entre los que se encuentran principio como un ficción. Este
por la música punk, siendo él Teresa Villaverde, Rita Azevedo trabajo le serviría para conocer
uno de los primeros en fundar Gomes y João Pedro Rodrigues, los barrios desfavorecidos de
una banda en portugués. Al a la cual denominaron “cuarta Lisboa, entre ellos Fontaínhas,
tiempo que produce música se generación”. Dichos directores donde fue rodado En el cuarto de
inscribe en la Facultad de Histo- tuvieron en común este ánimo Vanda (2000), trabajo que tam-
ria, que rápidamente abandona- de resistencia, volcando su mira- bién partió de una historia de
ría para comenzar una carrera da hacia los márgenes: lugares y ficción, Ossos (1997).  
dirigida hacia el cine. Frecuenta personas que rompían con esta
la filmoteca donde conoce el idea de una Europa moderna, En el ciclo conoceremos la me-
cine de grandes directores (Cha- marcada por el consumo. Su táfora del encierro presente
plin, John Ford, Ernest Lubitsch, cine tiene una conciencia polí- en los trabajos de Pedro Costa,
Mizoguchi, Land, Ozu, Godard tica que no se conforma con las espacios donde la vida pasa en
o Straub). Así comienza su afi- directrices del mundo. la intimidad, remitiendo a la
ción por el cine, entonces deci- Entre los primeros trabajos soledad, a lo que está escondido,
de  tomar clases de dirección y largometrajes de Costa está O lo que pasa a puertas cerradas,
montaje en la Escuela Superior sangue (1989), una película que lo subterráneo, incluso lo under-
de Cinematografía de Lisboa, adelanta el estilo del director, ground.
Ciclo de Pedro Costa Martes 25 de enero

En el cuarto de
Vanda
Año: 2000.
Duración: 170 min.

“Vista la película tal como es En el cuarto de Vanda es el tanto Vanda como Costa decidan
ahora, la forma que tiene sólo producto de un pasado de tra- dar una continuación al trabajo
puede venir de cosas como el bajo en torno al cine, pasos de filmación sobre este sector
cansancio, el disgusto. No de una que conducirían hacia eso que marginal de Lisboa.
búsqueda, ni de una ruptura, en Costa llamaría su otra mitad: El salto de la ficción al docu-
el sentido de una película que el barrio Fontaínhas. Antes de mental, demuestran el límite en
uno haría diciéndose: “tengo sumergirse en el documental, el el que se mantiene Costa en su
una idea, voy a hacer un film realizador portugués incursiona trabajo: En el cuarto de Vanda
con esta forma, en este medio.” en la ficción, experiencia que además de ser un trabajo de
Viene seguramente de años le hace conocer los avatares de observación sobre la cruda reali-
antes del cine, de otra cosa fuera los rodajes, como por ejemplo dad, de intromisión y aceptación
del cine. No viene de la infancia el número de participantes, as- de la misma; es también el terri-
pero sí seguramente de una pectos poco cercanos a su modo torio donde  ocurre la ficción,
adolescencia, es decir del cuarto.” de trabajo. Fontaínhnas llega como lo expresó Costa. El cuarto
a él por La casa de lava (1994), tiene estas dos simbologías, es
Pedro Costa. un largometraje de ficción que allí donde se revelan los proble-
lo conllevaría en la realización mas del barrio.
de su segundo largometraje de Fontaínhas es un suburbio de la
ficción, Ossos (1997), de donde ciudad, uno de los sectores más
concretamente viene la idea de deprimidos de Lisboa. El barrio
En el cuarto de Vanda. En Ossos refleja esta energía punk presen-
trabaja por primera vez con te en Costa, este deseo de mos-
los habitantes de Fontaínhas y trar la destrucción, esta pulsión
entabla su estrecha relación con por hacer ver que existen los
Vanda. En el largometraje Vanda márgenes, la dureza y tenacidad
asume un papel junto con otros de seres que por decisión o suer-
actores profesionales. La expe- te deben vivir en la adversidad.
riencia de esta ficción hace que
Ciclo de Pedro Costa Martes 1 de febrero

¿Dónde yace tu
sonrisa escodida?
Año: 2001.
Duración: 104 min.

¿Dónde yace tu sonrisa escondi- Danièle Huillet comenzaron su gún su criterio tenía numerosas
da? no es sólo un documental, carrera cinematográfica prácti- buenas tomas y le costaba con-
es además una lección de cine, camente juntos y desde entonces cluir con una versión final.
concretamente sobre el proceso fue siempre así. El cine de los Como En el cuarto de Vanda, Cos-
de montaje. Thierry Lounas, uno Straub se caracteriza por el ta nuevamente es acogido en la
de los colaboradores de Cahiers sumo control que establecieron intimidad de un cuarto, esta vez
du Cinéma y redactor jefe de Ver- desde el guión hasta el rodaje, la en uno donde ocurre la magia
tigo, sabía que la pareja Straub dirección y el montaje; además del cine, eso de pegar un plano
se disponían a hacer un tercer por la utilización de tomas lar- con otro para construir final-
montaje de su película Sicília! En gas que rompían con esta idea mente una película. Con su mi-
principio el matrimonio no es- del cine comercial, su cine en rada y su paciencia que lo carac-
tuvo muy de acuerdo en dejarse ese sentido fue poco conocido. teriza, observa durante largas
grabar en video y dejar un testi- Pero en Costa los Straub fueron horas por medio de su cámara
monio sobre su trabajo, por es- una gran influencia, como lo fue digital, lo inquietante de algunas
cepticismo y porque en algunas igualmente Godard. A Costa le conversaciones y discusiones
ocasiones estarían acompañados pareció muy interesante dejar de una pareja que ha convivido
de alumnos de la escuela de arte ver este proceso, pensaba que junta toda una vida. Igualmente
Le Fresnoy, en Francia, donde se si en algún caso una película no en este trabajo Costa se mantie-
hospedaron mientras montaban. era tan buena, muy probable- ne en sus ideas estéticas: cuida
Finalmente accedieron luego de mente sí su modo de construc- de la iluminación haciendo que
conocer el trabajo hecho hasta ción. En conversaciones con los Straub aparezcan en una
el momento por Costa y de escu- Jean-Marie Straub, éste le cuenta afable penumbra, junto con la
char la buena crítica por parte las razones del por qué hacer un cámara fija, único foco que per-
de Jacques Rivette. tercer montaje: en primera me- mite conocer la ficción. No hace
dida porque quería hacer una falta el contraplano.
El film demuestra el producto de versión para cada idioma en la
toda una vida dedicada al cine que fue rodada -italiano, francés
en pareja, Jean-Marie Straub y y alemán-. Segundo porque se-
Ciclo de Pedro Costa Martes 8 de febrero

Juventud en
marcha
Año: 2006.
Duración: 154 min.

Nha cretcheu, mi amor Una vez más la ficción y el mucho tiempo, unos 15 meses.
Estar juntos de nuevo hará que documental se funden en este También fueron muchas horas
nuestra vida sea más bonita por lo trabajo, Ventura el protagonista de material rodado, alrededor
menos 30 años más. Por mi parte, de esta historia se interpreta a sí de 320 horas. Este rigor en el tra-
volveré a ti más joven y lleno de mismo, un obrero ex-habitante bajo se ve reflejado al final en la
fuerza. Ojalá pudiera ofrecerte del barrio de inmigrantes ca- película, Costa logra la intimidad
100.000 cigarrillos, una docena de boverdianos, Fontaínhas. Costa necesaria para darnos a cono-
vestidos modernos, un automóvil, vuelca de nuevo su mirada en cer el drama de estas vidas. Así
la casita de lava que siempre aquellos personajes de miradas mismo, con este modo de trabajo
soñaste, y un ramo de flores de perdidas y pensamientos absor- permanece fiel a su estilo: cáma-
cuatro cuartos. Pero sobre todo, tos, muchos de ellos habitantes ra fija por donde pasa la ficción,
bébete una botella de buen vino y de éste ya casi destruido barrio. haces de luz que se cuelan entre
piensa en mí. Aquí el trabajo no
El hilo conductor en esta ocasión los orificios y las grietas de las
cesa. Ahora somos más de cien.
es Ventura, quien se desplaza casas en demolición, que Costa
Anteayer, en mi cumpleaños, pensé
de casa en casa visitando sus sabe muy bien aprovechar con
en ti durante mucho tiempo. ¿Llegó
“hijos”, de los cuáles ya perdió su cámara digital, tal ilumina-
bien mi carta? No he recibido
tu respuesta. Sigo esperando. la cuenta, pues todos muchos le ción nos recuerda cuadros de
Todos los días, todos los minutos, llaman “papá”. Es un documen- Rembrandt.
aprendo palabras nuevas, bonitas, tal lleno de referencias hacia el
sólo para nosotros dos, hechas a pasado: luego de transcurridos
nuestra medida como un pijama cinco años, Vanda por ejemplo, Juventud en marcha le permite
de seda fina. ¿No te gustaría? es uno de estos personajes que a Costa el reconocimiento de la
Sólo te puedo enviar una carta reaparece pero con recuerdos de crítica internacional, tras haber
al mes. Sigo sin saber nada de una vida pasada; Ventura por su sido presentado en el Festival de
ti. Quizá en otra ocasión. A veces parte recita una carta que nunca Cannes. La obra de Costa sigue
tengo miedo de construir estas envió por no saber escribir, pero estando aún al margen del cine
paredes, yo, con un pico y cemento; que sabe de memoria: “Me gus- europeo, no obstante continúa
tú, con tu silencio. Una zanja tan taría darte cien mil cigarrillos, adquiriendo mayor visibilidad.
profunda que te empuja hacia un una docena de vestidos bonitos,
largo olvido. Duele ver estas cosas un coche, la pequeña casa de
terribles que no quiero ver. Tu lava que tanto deseaste siempre
cabello se desliza entre mis dedos [...]”  aquellas palabras fueron
como hierba seca. A veces pierdo igualmente recitadas en Casa de
las fuerzas y pienso que voy a lava.
olvidar. Como En el cuarto de Vanda,
el rodaje de este trabajo duró
Ventura.
Ciclo de Pedro Costa Martes 15 de febrero

Todo
reflorecido
Año: 2006.
Duración: 78 min.

En Todo reflorecido conocemos dieron luz a la idea de capturar


al director que se esconde detrás al realizador en medio de su
de la pantalla. Más que hacer trabajo. Finalmente dos encuen-
un making off o un documento tros fueron los que llevaron a
sobre el trabajo de Pedro Costa1, Aurélien a pasar al acto. Todo
Aurélien Gerbault quiso captar reflorecido muestra momentos
con su operador de cámara, un del rodaje de Juventud en mar-
trabajo que según él se reinven- cha y su montaje, de estas dos
ta cada vez de manera diferente, etapas aprendemos que para
sin ello dar como resultado un Costa, Fontaínhas se trata evi-
estilo opuesto al que conocemos dentemente de su otra mitad,
en Costa. Y es que esto último aspecto que lo caracteriza como
fue lo que impulsó al realizador el Pedro Costa no director. Del
francés a hacer una película Pedro Costa director aprende-
sobre Costa. Tras ver Ossos y mos que es sumamente riguroso
En el cuarto de Vanda, y luego y calculador a la hora de hacer
de comprender su pensamiento un plano, he ahí una de las razo-
alrededor de este oficio, ese de- nes del por qué sus rodajes son
seo de mantenerse como par con tan largos.  El documental cuen-
el otro, suponiendo las comple- ta además con tomas represen-
jidades éticas que conlleva en- tativas de Ossos, En el cuarto de
frentarse a una cámara, fueron Vanda y ¿Dónde yace tu sonrisa
las primeras motivaciones que escondida?

1 Para Costa ¿Dónde yace tu sonrisa


escondida? tiene más la forma de un
documento que de un documental.

Intereses relacionados