Está en la página 1de 2

MISA CON NIÑOS

1. Estamos de fiesta En el nombre de Dios vamos a celebrar


¡Buen día familia!, ¡Buen día el misterio de la Salvación.
Señor! Estamos de Fiesta en la El Señor nos dará su palabra y
Casa de Dios; vinimos con su pan, es la fiesta del
ganas de participar, lo Pueblo de Dios.
hacemos cantando y en
comunidad. Partiremos tu pan signo de
comunión, beberemos tu vino
Estamos de Fiesta, Cristo nos de amor y a la vez sellarás con
salvó, murió por nosotros y nosotros, Señor, una alianza que
resucitó. viene de Dios.
¡Qué lindo es sentirnos Familia de Dios!
Nos amaste, Señor, como a nadie jamás
La Buena Noticia nos recordará nos da fuerza tu fidelidad
que Dios está vivo y nos vino a salvar. en la mesa de Dios hoy nos transformará
Seremos testigos, si con humildad, en fermento de comunidad.
prestamos oídos al Dios de la Paz.
4. Fiesta del Señor
En torno a su Mesa, Jesús nos dará Fiesta, fiesta, fiesta del Señor. (bis)
el Pan de la Vida y de nuestra amistad.
Domingo a domingo, la misa será Dios nos ha invitado para compartir, (bis) su
como un adelanto de la eternidad. alegría inmensa y su amor sin fin.

2. Dios familia La Palabra eterna vamos a escuchar, (bis)


Cada vez que nos juntamos siempre vuelve a nos irá enseñando toda la verdad.
suceder, lo que le pasó a María y a su prima la
Isabel: ni bien se reconocieron se abrazaron y su En el Pan del Cielo vamos a encontrar, (bis) esa
fe se hizo canto y profecía, casi, casi un chamamé. vida nueva que Jesús nos da.

Y es que Dios es Dios familia, Dios amor, Dios Gracias, muchas gracias, a papá y mamá, (bis) por
trinidad, de tal palo tal astilla, somos su haber venido hoy a celebrar.
comunidad; nuestro Dios es Padre y Madre,
causa de nuestra hermandad por eso es lindo 5. Gloria
encontrarse, compartir y festejar. Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los
hombres que ama el Señor.
Cada vez que nos juntamos siempre vuelve a
suceder lo que dice la promesa de Jesús de Gloria al Padre Creador, que con gran Amor nos ha
Nazaret: “Donde dos o más se junten, en mi hecho dueños de la creación.
nombre y para bien Yo he de estar personalmente,
con ustedes, Yo estaré”. Gloria a Jesucristo Rey, nuestro Redentor, que
para salvarnos en la cruz murió.
Cada vez que nos juntamos siempre vuelve a
suceder lo que le pasó a la gente reunida en Gloria al Espíritu, que con su calor, nos hace
Pentecostés, con el Espíritu Santo viviendo la testigos del Amor de Dios.
misma fe se alegraban compartiendo lo que Dios
les hizo ver. 6. Coplas de Yaraví
Señor, que nuestra vida sea cual una quena simple
3. En el nombre de Dios y recta, para que tú puedas llenarla, llenarla con tu
Aquí estamos, Señor en tu casa otra vez, música.
que alegría volverte a encontrar,
vamos a compartir y expresar nuestra fe Señor, que nuestra vida sea arcilla blanda entre
como hermanos en torno a tu altar. tus manos, para que tú puedas formarla, formarla
a tu manera.
MISA CON NIÑOS
Señor, que nuestra vida sea semilla suelta por el Como Cristo nos amó nadie pudo amar jamás; al
aire, para que tú puedas sembrarla, sembrarla morir en una cruz nos dio su paz y libertad. Pero
donde quieras. al fin resucitó por la fuerza de su amor y salió de
su sepulcro vencedor.
Señor, que nuestra vida sea leñita humilde y
siempre seca para que tú puedas quemarla, Como Cristo nos amó nadie pudo amar jamás; El
quemarla para el pobre. nos une como hermanos en su reino de bondad.
Para siempre junto a El viviremos sin temor nada
7. Un niño se te acercó puede separarnos de su amor.
Un niño se te acercó aquella tarde.
Sus cinco panes te dio para ayudarte. 10. Si yo no tengo amor
Los dos hicisteis que ya no hubiera hambre (bis). Si yo no tengo amor, yo nada soy, Señor. Si yo
no tengo amor, yo nada soy, Señor.
La tierra, el aire y el sol son tu regalo -El amor es comprensivo, el amor es servicial, el
y mil estrellas de luz sembró tu mano. amor no tiene envidia, el amor no busca el mal.
El hombre pone su amor y su trabajo (bis). -El amor nunca se irrita, el amor no es descortés,
el amor no es egoísta, el amor nunca es doblez.
También yo quiero poner sobre tu mesa -El amor disculpa todo, el amor es caridad, no se
mis cinco panes que son una promesa alegra de lo injusto, sólo goza en la verdad.
de darte todo mi amor y mi pobreza (bis). -El amor soporta todo, el amor todo lo cree, el
amor todo lo espera, el amor es siempre fiel.
8. Saber que vendrás -Nuestra fe, nuestra esperanza, junto a Dios
En este mundo que Cristo nos da hacemos la terminarán; el amor es algo eterno, nunca, nunca
ofrenda del pan; el pan de nuestro trabajo sin fin pasará.
y el vino de nuestro cantar.
Traigo ante ti nuestra justa inquietud: 11. Junto a ti María
amar la justicia y la paz. Junto a ti María, como un niño quiero estar,
tómame en tus brazos, guíame en mi caminar.
Saber que vendrás, saber que estarás, Quiero que me eduques, que me enseñes a rezar,
partiendo a los pobres tu pan. hazme transparente, lléname de paz.

La sed de todos los hombres sin luz, la pena y el Madre, Madre, Madre, Madre. (2 )
triste llorar; el hambre de los que mueren sin pan,
cansados de tanto luchar. Gracias, Madre mía, por llevarnos a Jesús,
En la patena de nuestra oblación, haznos más humildes, tan sencillos como tu.
acepta la vida, Señor. Gracias, Madre mía, por abrir tu corazón,
porque nos congregas y nos das tu amor.
9. Como Cristo nos amó
Como Cristo nos amó nadie pudo amar jamás; él 12. La Virgen de Guadalupe
nos guía como estrella por la inmensa oscuridad. La Virgen de Guadalupe, estrella de la mañana,
Al partir con Él el pan alimenta nuestro amor; es ojos negros, piel morena, mi Virgencita
el pan de la amistad, el pan de Dios Americana. Protectora de los pobres, crisol de
todas las razas, transformaste a nuestra tierra
Es mi cuerpo, vengan a comer; es mi sangre, en continente de esperanza.
vengan a beber; porque soy la vida, yo soy el
amor, a tu amor eterno llévanos Señor. Juan Diego no se explica, como pudo pasar, la
Reina de los Cielos, lo vino a visitar. Está llorando
Como Cristo nos amó nadie pudo amar jamás; en el indio, El rosal floreció, Dios la ha dado un Madre
su pueblo es un obrero como todos los demás. Con De su mismo color.
sus manos gana el pan trabajando con amor. El
conoce la pobreza y el dolor. Ya no son enemigos, indio con español, a través de
su gracia, la Virgen los unió. Y a través de los
siglos aún perdura esa fe, y América que grita que
quiere renacer.