Está en la página 1de 2

Definiciones La energía libre de Gibbs (ΔG) de una reacción es una medida de la fuerza

de conducción termodinámica que hace que ocurra una reacción. Un valor negativo para
ΔG indica que una reacción puede proceder espontáneamente sin entradas externas,
mientras que un valor positivo indica que no lo hará. La ecuación para la energía libre de
Gibbs es: donde ΔH es la entalpía, T es la temperatura absoluta, y ΔS es la entropía. La
entalpía (ΔH) es una medida de la energía real que se libera cuando se produce la
reacción (el "calor de reacción"). Si es negativo, entonces la reacción emite energía,
mientras que si es positiva, la reacción requiere energía. La entropía (ΔS) es una medida
del cambio en las posibilidades de desorden en los productos en comparación con los
reactivos. Por ejemplo, si un sólido (un estado ordenado) reacciona con un líquido (un
estado algo menos ordenado) para formar un gas (un estado altamente desordenado),
normalmente hay un gran cambio positivo en la entropía para la reacción. Construcción de
un Diagrama de Ellingham Un diagrama de Ellingham es un gráfico de ΔG versus
temperatura. Dado que ΔH y ΔS son esencialmente constantes con la temperatura a
menos que ocurra un cambio de fase, la gráfica de energía libre frente a temperatura se
puede dibujar como una serie de líneas rectas, donde ΔS es la pendiente y ΔH es la
intersección en y La pendiente de la línea cambia cuando cualquiera de los materiales
involucrados se derrite o se vaporiza. La energía de formación libre es negativa para la
mayoría de los óxidos metálicos, por lo que el diagrama se dibuja con ΔG = 0 en la parte
superior del diagrama, y los valores de ΔG que se muestran son todos números
negativos. Las temperaturas donde el metal o el óxido se derriten o vaporizan se marcan
en el diagrama. El diagrama de Ellingham que se muestra es para metales que
reaccionan para formar óxidos (también se pueden dibujar diagramas similares para
metales que reaccionan con azufre, cloro, etc., pero la forma de óxido del diagrama es
más común). La presión parcial de oxígeno se toma como 1 atmósfera, y todas las
reacciones se normalizan para consumir un mol de O2. La mayoría de las líneas se
inclinan hacia arriba, porque tanto el metal como el óxido están presentes como fases
condensadas (sólidas o líquidas)

Las reacciones son, por lo tanto, reaccionar un gas con una fase condensada para hacer
otra fase condensada, lo que reduce la entropía. Una excepción notable a esto es la
oxidación del carbón sólido. La línea para la reacción C + O2 ==> CO2 es un sólido que
reacciona con una mol de gas para producir una mol de gas, por lo que hay pocos
cambios en la entropía y la línea es casi horizontal. Para la reacción 2C + O2 ==> 2CO
tenemos una reacción sólida con un gas para producir dos moles de gas, por lo que hay
un aumento sustancial en la entropía y la línea se inclina bastante hacia abajo. Se puede
observar un comportamiento similar en partes de las líneas para el plomo y el litio, que
tienen óxidos que hierven a temperaturas ligeramente más bajas que el metal. ΔG = ΔH T
- ΔS Hay tres usos principales del diagrama de Ellingham
. Determine la facilidad relativa de reducir un óxido metálico dado a metal; 2. Determine la
presión parcial de oxígeno que está en equilibrio con un óxido de metal a una temperatura
dada; y 3. Determine la relación de monóxido de carbono a dióxido de carbono que podrá
reducir el óxido a metal a una temperatura dada. Facilidad de reducción La posición de la
línea para una reacción dada en el diagrama de Ellingham muestra la estabilidad del
óxido en función de la temperatura. Las reacciones más cercanas a la parte superior del
diagrama son los metales más "nobles" (por ejemplo, el oro y el platino), y sus óxidos son
inestables y se reducen fácilmente. A medida que avanzamos hacia la parte inferior del
diagrama, los metales se vuelven progresivamente más reactivos y sus óxidos se vuelven
más difíciles de reducir n metal dado puede reducir los óxidos de todos los demás metales
cuyas líneas se encuentran por encima de las suyas en el diagrama. Por ejemplo, la línea
2Mg + O2 ==> 2MgO se encuentra debajo de la línea Ti + O2 ==> TiO2, por lo que el
magnesio puede reducir el óxido de titanio a titanio metálico. Como la línea 2C + O2 ==>
2CO tiene una pendiente descendente, atraviesa las líneas de muchos otros metales.
Esto hace que el carbono sea inusualmente útil como agente reductor, ya que tan pronto
como la línea de oxidación del carbono cae por debajo de una línea de oxidación del
metal, el carbono puede reducir el óxido metálico al metal.
Entonces, por ejemplo, el carbón sólido puede reducir el óxido de cromo una vez que la
temperatura excede aproximadamente 1225 ° C, e incluso puede reducir compuestos
altamente estables como dióxido de silicio y dióxido de titanio a temperaturas superiores a
1620 ° C y 1650 ° C, respectivamente. Para óxidos menos estables, el monóxido de
carbono a menudo es un agente reductor adecuado. Presión parcial de equilibrio de
oxígeno La escala en el lado derecho del diagrama denominado "Po2" se usa para
determinar qué presión parcial de oxígeno estará en equilibrio con el metal y el óxido de
metal a una temperatura determinada. La importancia de esto es que, si la presión parcial
de oxígeno es mayor que el valor de equilibrio, el metal se oxidará

y si es menor que el valor de equilibrio, entonces el óxido se reducirá. Para usar esta
escala, necesitarás una regla. Primero, encuentre la temperatura que le interesa y
encuentre el punto donde la línea de oxidación de interés cruza esa temperatura. Luego,
alinee la regla con ambos puntos, y con el punto marcado como "0" que está marcado con
líneas cortas de radiación (esquina superior izquierda del diagrama). Ahora, con la regla
corriendo por estos dos puntos, lea la presión parcial de oxígeno (en atmósferas) donde la
regla cruza la escala "Po2", y esta es la presión parcial de equilibrio. Es posible alcanzar
la presión parcial de oxígeno de equilibrio mediante el uso de un vacío fuerte, purgando
con un gas inerte para desplazar el oxígeno, o utilizando un químico eliminador para
consumir el oxígeno. Proporción de CO / CO2 necesaria para la reducción Cuando se usa
carbono como agente reductor, habrá una relación mínima de CO a CO2 que podrá
reducir un óxido dado. Cuanto más duro es el óxido para reducir, mayor es la proporción
de CO necesaria en los gases. Para determinar la relación CO / CO2 para reducir un
óxido de metal a una temperatura particular, use el mismo procedimiento que para
determinar la presión de equilibrio de oxígeno, excepto alinear la regla con el punto
marcado "C" (centro del lado izquierdo del diagrama), y lea la relación de la escala
marcada "CO / CO2"