Está en la página 1de 23

Robert K. Merton.

“Ciencia, tecnología y sociedad en la Inglaterra del siglo XVII”. Madrid,
Alianza. Capítulo XI.
Publicada originalmente en inglés en 1937

ALGUNOS FACTORES SOCIALES Y CULTURALES EN EL AVANCE
CIENTIFICO

Todo intento de formular una teoría sociológica vasta del desarrollo científico
en este momento debe ser considerado prematuro. No hay disponible todavía un
conjunto de estudios monográficos adecuado a los requisitos de tal teoría. Sin
embargo, quizá no carezca totalmente de valor describir brevemente otros géneros
de factores que evidentemente estuvieron involucrados en los desarrollos científicos
que hemos examinado. Esto, al menos, servirá al doble propósito de resumir
convenientemente algunos de los resultados que hemos obtenido y de sugerir
problemas relacionados para su ulterior estudio.

Sociedad, civilización y cultura

El Profesor Alfred Weber ha introducido una útil distinción entre tres órdenes
de fenómenos sociológicos: los de la sociedad, la civilización y la cultura 1.
«Sociedad» alude a las pautas de interacción entre personas, particularmente en
tanto pueden ser concebidas como el resultado de impulsos y condiciones naturales.
La estructura social, abstraída de consideraciones sobre técnica y valores, cae en esta
categoría. La concepción de Weber de lo social corresponde aproximadamente a lo
que Scheler llamaba Realfaktoren: sexo, raza, Estado, política y economía 2.
Los ámbitos de la civilización y la cultura impregnan concretamente la
sociedad, pero son teóricamente distintos de ella. La primera consiste en el cuerpo
de conocimiento empírico y científico, y el conjunto de medios técnicos para el
control del hombre y de la naturaleza que se encuentran en toda sociedad. La cultura
comprende el esquema de valores, de principios normativos e ideales que sirven
para definir lo bueno y lo malo, lo permisible y lo prohibido, lo hermoso y lo feo, lo
sagrado y lo profano.
Los factores involucrados en el desarrollo de la civilización (la ciencia y la
tecnología) pueden ser convenientemente agrupados en las dos categorías de la
1
Alfred WEBER, “Prinzipielles zur Kultursoziologie”, Archiv für Sozialwissenschalt und
Sozialpolitik, XLVII (1920), 1-49; también su Kulturgeschichte als Kultursoziologie (Leiden, A. W.
Sijthoff, 1935). R. M. MacIver adopta más o menos la misma distinción en «The Historical
Pattern of Social Change», Authority and the Individual, vol. II de Harvard Tercentenary
Publications (Cambridge, Harvard University Press, 1937), pp. 126-153; cf. R. K. MERTON,
"Civilization and Culture”, Sociology and Social Research, XXI (1936), 104-113.
2
Cf. Alexander von SCHELTING, «Zum Streit um díe Wissenssoziologie», Archiv für
Sozialwíssenschft und Sozialpolitik, LXII (1929), esp. 18 y ss.

sociedad y la cultura, las cuales, aunque consideradas de manera separada, están,
por supuesto, en dependencia mutua.

La densidad de la población

Un gran número de teorías se proponen hallar alguna relación entre la
densidad de la población y el ritmo del avance científico y tecnológico. La mayoría
de ellas afirman que hay una correlación positiva entre la elevada densidad de la
población y el progreso científico 3. Paul Jacoby hasta ha intentado reducir la relación
a una fórmula. Puesto que la cantidad de genios y de sus invenciones y
descubrimientos está directamente relacionada con la densidad de la población y la
urbanización, podemos formular la expresión de una ley: u = f(xy), donde la
densidad = x, la proporción urbana = y, y la frecuencia de genios = u4. De acuerdo
con Adolphe Coste, uno de los más extremos de esos teóricos, «el inevitable
incremento y la progresiva concentración de las poblaciones... es la condición
determinante sin la cual la inventiva no podría surgir» 5. Feldhaus, Cornejo y
Vierendeel han expresado más o menos la misma opinión 6. Hay varias reservas a
tales teorías. En la medida en que la variable de la densidad de población ha sido
tratada de una manera atomística y mecánica, esas tesis son refutadas por el hecho
de que la correlación es concretamente negativa o está ausente en muchas
sociedades. Así, la crítica de Levasseur de que ciertas provincias de China con una
densidad superior que la de algunas regiones de Francia deben manifestar más
inventiva que éstas, si esas teorías fuesen válidas, sólo es correcta si la densidad es
tratada como un factor aislado que concretamente provoca el mismo resultado,
cualquiera que sea el contexto cultural y de civilización. Pero, como se hará evidente,
si la densidad de población es considerada como sólo un elemento social en una
configuración compleja, y si su significación está correspondientemente circunscrita,
tales críticas ya no son fundadas.
En todo caso, no es suficiente que estas teorías meramente indiquen la
correlación más o menos tangible entre la densidad y las invenciones y
descubrimientos. Queda por hacer una descripción de los mecanismos y procesos
por los cuales se efectúa esta asociación. En resumen, ¿cuáles son las características

3
Un examen de muchas de estas teorías se hallará en P. T. SOROKIN, Contemporary
Sociological Theories (Nueva York, Harpers, 1928), pp. 388-395, 409-412. Cf. R. K. MERTON,
«Science, Population and Society», The Scientific Monthly, XLIV (1937), 165-171.
4
Paul JACOBY, Etudes sur la sélection dans ses rapports avec I'hérédité chez I'homme (París, 1904),
pp. 542 y ss.
5
Adolphe COSTE, Les príncipes d'une sociologie objective (París, F. 1899),pp. 102-103.
5 6
F. M. FELDHAUS, Die Technik der Antike und des Mittelalters (Potsdam, Akademische
Verlagsgesellschaft, 1931), p. 25; Mariano H. CORNEJO, Sociologie générale, 2 volúmenes
(París, Giard & Briére, 1911), vol. I, p. 415; A. VIERENDEEL, Esquisse d'une histoire de la
technique (París, Vromant & Cie., 1921), vol. I, pp. 11-12.
7
Véase, por ejemplo, la temprana obra de John RAE, The Sociological Theory of Capital (Nueva
York, Macmillan, 1905, lra ed. 1834), pp. 148-149.

6

pese a las obvias limitaciones de la idea 7. CLARK. la necesidad desempeña un papel considerable en la creación de focos de interés. 2) el número de personas en cada casa. Esta cifra no difiere mucho de la posterior 7 8 G. El crecimiento de la Población en Inglaterra durante este período probablemente fue mayor que en cualquier otro país europeo 8. El concepto de mera necesidad como precipitante de invenciones es ampliamente aceptado.000 9). genera avances en la ciencia y la tecnología es el del aumento de la interacción social. afirma que la población de Inglaterra en 1696 era de unos 5. Hay un acuerdo sustancial entre los diversos conjuntos de datos. pero es de secundaria importancia para estimular el avance en general. Pero la necesidad es estéril a menos que haya una adecuada acumulación de conocimiento para la solución del problema y un grupo de individuos que se preocupen por tales cuestiones. reimpreso en George Chalmers An Estímate of the Comparative Strength of Great Britain (Londres. La relación entre la interacción social y el avance científico será examinada en una sección posterior. sólo representan toscas aproximaciones. no mantiene ninguna relación uniforme con el desarrollo científico. se afirma. N. Por ejemplo. una zona de población dispersa con medios de comunicación y transporte altamente desarrollados puede tener una interacción social más intensa que ciertos países densamente poblados. 409 y ss. Gregory King. pag 402 11 John Rickman Report on the 1841 Census. como China. de la densidad elevada de la población que pueden conducir al incremento del cultivo de la tecnología y la ciencia? Las respuestas de estos demógrafos caen en dos categorías: un aumento de la necesidad de nuevas invenciones y una intensificación de la interacción social. . como tal. Ya hemos visto que la necesidad puede ser un factor que dirija la atención de científicos e inventores hacia problemas particulares. pp. Los datos concernientes a los cambios de la población pueden ser tomados de los cálculos de los aritméticos Políticos contemporáneos y de estimaciones posteriores. La densidad de la población en la Inglaterra del siglo XVII Las estadísticas de población para este período son precarias y. En síntesis. Statistical Account of the British Empire (Londres 1837). MacCulloch. Por consiguiente. 5 y ss. Véase su obra Natural and Political Observations and Conclusions upon the State and Condition of England (Londres 1696). El segundo proceso por el cual la densidad de población. Pero esta misma afirmación indica que la densidad de población. R. cuya estimación es más fiable que la de Davenant o Defoe. 1802).500. pp. pues las variaciones en el grado de interacción social pueden surgir por medios diferentes del crecimiento de la población. 9 10 Impreso en J. puesto que la densidad de población sólo es un factor ocasional de la interacción social e indirectamente del desarrollo científico acentuado. 9 Los cálculos de Ying se basaron en: 1) el número de casas habitadas. y 3) el número de residentes temporales y vagabundos. The Seventeenth Century. se convierte en un factor reconocidamente débil en tal desarrollo. a lo sumo.

todas concuerdan en situar el aumento de la población durante el siglo en alrededor del 25 por 100 12..... 1 5 KING...646 1700...529..... 4. 5.. Las cifras..... p...... Political Arithmetick (Londres.. 2 volúmenes (Cambridge University Press.. mientras que las cifras de Sombart son 250. SOMBART. los entierros y los matrimonios...264..... 1..... 11 y ss.000 en 1700.. An Introduction to Economic History..000 en 1600 y en más de 500. GRAS. 172 y ss. p.350. 106-107.718 1630..045. Luxus und Kapitalismus (Munich y Leipzig.. pero...... vol.... 183 y ss.. Las cifras de Gregory King indican que la población de Londres se cuadruplicó en el siglo XVII.. 6. La obra de Rickman es especialmente importante porque brinda la única estimación del crecimiento de la población anterior al 1700 que puede ser considerada exacta... The Rise of the British Coal Industry....600... 183..000 en 1700......... mientras que las estimaciones más conservadoras de 12 Cf..... Op.. pp... Siguiendo el ejemplo de Macaulay...200.. pp....000 y 674....... ni del segundo cálculo de Rickman.. que son las siguientes... vol. que es de unos seis millones para la misma época 11.480 1621. De acuerdo con los cálculos de Sir William Petty.. como ha indicado Nef. 3 The Growth of English Industry and Commerce...960 1695.... pp. estimación de Finlaison10. B.321 1600. .920 N..... quien calcula la población en unos 5.... cf. 4. 1690)... presenta las siguientes estimaciones de la población de Londres: 1585......008 Por los datos fragmentarios de que se dispone... Cf. vol...... 1913).....132.... hay razones para creer que el aumento de la población urbana durante los siglos XVI y XVII sólo fue menos notable que el que se produjo después de 1700 13.... William CUNNINGHAM.. Werner SOMBART.......... 5.. la población de Londres se duplicó entre 1636 y 1676 14. 14 William PETTY. 27.. Gras calcula la población de Londres en alrededor de 200. parecería que este aumento general de la población se centró especialmente en las ciudades.. Der Moderne Kapitalismus.775..... II.... 1892)..811..... II....160. 1 1 1 1 NEF. Pese a las diferencias de las diversas estimaciones. ..S. pp.. 1570. respectivamente.. los cálculos del ritmo de la urbanización que se produjo durante este período habitualmente han sido minimizados. cit. se basaron en el triple cálculo de los bautismos...517 1670.

La concentración de grandes cantidades de personas en zonas relativamente pequeñas multiplica y hace patentes muchos problemas que deben ser resueltos aunque sólo sea para la supervivencia en las nuevas condiciones. vol. aunque sea inadecuadamente.MARSHALL. 28. XIX (1915). I. Un problema que se agudizó especialmente por la creciente urbanización y por la práctica creciente de la «entrega futura». Cf. Travel in England in the 17th Century (Oxford. 1655). aunque muchas de ellas tuvieron un dudoso valor. 1 18 RYMER. En el curso del siglo. pp. 183-184. 121. p. creó un «Georgicall Commíttes» que iba a examinar y mejorar las prácticas agrícolas corrientes. XVII. como siempre muy consciente de las necesidades prácticas del momento. pp. Nos muestra cuan agudamente interesadas estaban las investigaciones científicas de aquellos días en asuntos de utilidad práctica. LIPSON. y algún tiempo más tarde. Univ.H. Ramsay obtuvo otra patente en 1630 por su «descubrimiento» de un método «para hacer la tierra más fértil de lo habitual» 19. Gras y Sombart suponen que se triplicó 15. aunque se las aplicó menos frecuentemente. WESTERFIELD. A David Ramsay y Tromas Wildgosse se les concedieron patentes en 1618 por «arar la tierra sin caballos ni bueyes» y por «mejorar terrenos estériles»18. . 240. deben resolverse problemas de vivienda y sanitarios. como hemos visto (en los Capítulos VII-X). II. The Economic History Review. His Legacy of Husbandry (Londres. p. La demanda de alimentos en los centros urbanos estimuló el mejoramiento de los métodos de cultivo17. cap. que exigía la entrega en un momento especificado. «English Agriculture under Charles II: The Evidence of the Royal Society's Enquiries».. 413 y ss. Transactions of the Commercial 6 Academy of Art and Sciences. The Economic History Review. Uno de los primeros resultados de esta aglomeración de la población fue el aumento de la necesidad absoluta de ciertas invenciones. IV (1932). Press. 1 Ibid. vol. «Este intento. 2 22 Reginald LENNARD.. Foedera. el celebrado Jethro Tull presentó su famosa sembradora 21. y que se hizo una valiente tentativa de vincular el conocimiento libresco y la investigación científica con la experiencia de los granjeros prácticos»22. en resumen. Deben descubrirse técnicas para aumentar la provisión de alimentos. «Jethro Tull and the New Husbandry». Joan PARKES.. También Westerfield observa que la urbanización tuvo un ritmo especialmente rápido durante todo el siglo 16. Gabriel Plattes inventó un «instrumento fijador» para sembrar cereales 20. II (1930). Tales necesidades. 2 1 T. La Royal Society. Como observa 1 Ray B. las mejoras agrícolas. XIX.. «Middlemen un English Business». una multiplicidad de nuevas situaciones exige nuevas respuestas para dar solución a estas necesidades imperiosas. dirigen las investigaciones tecnológicas y científicas a campos apropiados para la solución de esos problemas. 19 20 Samuel HARTLIB. fueron sugeridas con creciente frecuencia. 410. 1 17 E. 41-50. vol. The Economic History of England. fue el del transporte de alimentos y otros artículos. es en sí mismo un hecho significativo tanto en la historia de la agricultura como en la historia de la ciencia inglesa. 1925). deben idearse medios de transporte mejorados para transportar alimentos y otros productos necesarios desde regiones alejadas de los centros de población.

p. Lipson. El «coste» de hacer una invención sigue siendo el mismo. y de hullas y otros productos necesarios de Londres a Oxford. y Londres en particular. se llevó a cabo un intento de hacer el Támesis navegable «para el transporte de sillares de Oxford. 29-30. 25 RYMER. por agua. Como hemos visto en un capítulo anterior. grava. en las nuevas condiciones creadas por la concentración de la población. Ya en 1624. John Gilbert inventó una máquina par el mismo fin 28. Foedera. las invenciones adquirieron un mayor valor económico. p. etc. cualquiera que sea la extensión de su uso después de hacerla. David Ramsay obtuvo una patente (1618) «para la elevación de agua de cualquier lugar bajo a las casas de nobles y caballeros. vol. LIPSON. Vol. 28 Rymer. Ya hemos descrito las actividades de investigación de miembros de la Royal Society que trataron de satisfacer estas necesidades prácticas. la bomba mecánica erigida en Londres por Peter Maurice en 1582 resultó inadecuada cuando la ciudad se expandió 27. hasta la ciudad de Londres. Así. Además. obtenían sus suministros de una vasta zona 23. pp. 406. p. vol. sociology of invention. P. Se inventaron varias máquinas para el dragado. Aunque muchas de estas necesidades eran evidentes antes de este período. aumenta la tendencia a que sea mayor el número de individuos que 23 LIPSON. Cit. 532-534. 26 Adam ANDERSON. Petty. II. pp. lisos y firmes» 24. II. 121 29 GILLFILLAN. a medida que aumentó el número de problemas concretos resueltos por cada invención. que ahora se llevan a un precio elevado. 442. Economic Writings.. de modo que los inventores y los científicos son más estimados. pero con una población en aumento cada invención tiene una utilidad más difundida que antes 29. el valor económico de los nuevos métodos para hacer navegables los ríos aumentó considerablemente con el crecimiento del tráfico que se beneficiaba de tales innovaciones. XVII. pp. OP. sólo por transporte terrestres 26. Así. imperativas para la existencia en estas condiciones. Esta creciente utilidad de las invenciones que acompaña a la difusión de su uso por una población grande tiende a influir en los valores culturales. Origin of Commerce. las ciudades inglesas en general. 27 WOLF. II. vol. cf. Así. 102... del río Támesis y otros ríos y puertos»25. En la medida en que se produce este cambio en la valoración. El rápido crecimiento de las ciudades exigió la invención de medios para aumentar el suministro de agua. 58-59 . XVII. pp. parecería que las necesidades generadas por una población en crecimiento y el aumento asociado a esto del comercio tendió a centrar el interés inventiva en ciertos campos. en su enumeración de las «obras necesarias en esta nación» subrayaba la importancia de hacer los ríos navegables y de construir caminos «anchos. Foedera. su urgencia era anteriormente menos marcada. Cit. 2 4 William PETTY. 438. «el arado acuático para extraer tierra. Por estos datos. I. el elevado coste del transporte terrestre dirigió la atención de los inventores y los científicos hacia el mejoramiento del transporte acuático. El consiguiente crecimiento del tráfico puso de relieve la inadecuación de los medios de transporte existentes. vol. History of Science. vol. y a villas y ciudades». 102. Soluciones que antes eran sencillamente convenientes y en general deseables ahora se hicieron. op. la más notable de las cuales fue la de John Gilbert.

más que su proporción con respecto a la población total. 465 y ss. La interacción social Hemos indicado en la sección precedente que una gran población tiene un mayor número de mentes inventivas que un grupo menor (manteniendo constantes los factores étnicos y culturales). «The Mechanism of Progress: A Theory of Inventiveness». S. . creando nuevas necesidades (o agudizando viejas necesidades). la creciente interacción social. y. WOODWORTH. El escape del 3 0 Cf. pues las consecuencias económicas y sociales de las invenciones en aumento pueden conducir a una complejidad contraproducente 30. Pero no se alcanzaron estos límites en Inglaterra durante el período que estamos considerando. y el desarrollo de la ciencia específicamente. Esto no equivale a decir que estos desarrollos continúan sin límite. Publicacions. la falta relativa de interacción está asociada a lo que Teggart llama «los procesos que se manifiestan en la inmovilidad. American Sociological Society. R. acelera las invenciones. la persistencia. Scientifíc American Supplement. la creciente densidad de la población puede facilitar el avance de la tecnología y la ciencia principalmente de dos maneras: primero. un sistema de valores culturales que otorgue una elevada estimación a las innovaciones y una acumulación de conocimientos que esté a disposición de los posibles inventores. se afirma. a saber. teorías y datos que hacen posible diversos medios de comunicación. Así. 1932. 19-28. y por lo tanto puede ser considerado como un factor independiente de la concentración de la población. lo cual incremento el ritmo de las invenciones. hay ausencia de esos factores intrusos que desbaratan las ideas cristalizadas y generan toda suerte de cambios. pp. La interacción directa que brindan los contactos cara a cara no es más importante que la circulación de opiniones. 3 1 Cf. fundamentalmente. En tales casos. respectivamente. 279. generando una mayor estimación de las actividades inventivas a causa del mayor valor económico de las invenciones en grandes poblaciones. A Sorokin. Quarterly Journal of Economics. el tipo y la extensión de la interacción social. Las últimas dos condiciones son culturales y de civilización. “Fluctuacions in the Rate of Industrial Invention”. segundo. A la inversa. y ya hemos optado por discutirlas separadamente. “The Principle of Limits”. por otro lado. Pero. más que de acelerar el ritmo de las invenciones. XLIX (1935). individuos que tienen capacidad para las invenciones) no influirá notablemente sobre el ritmo de las invenciones a menos que haya una libre comunicación entre los inventores. adoptan esos campos como objeto de su labor. Es el número absoluto de tales inventores. En resumen. este entrelazamiento de procesos sociales y valores culturales da como resultado un conjunto complejo de circunstancias sociales cada vez más favorables a las invenciones. Así. Otro medio por el cual la creciente densidad de la población. de dirigir el interés inventivo por ciertos canales. es quizás el elemento social más importante en el ritmo de las invenciones. R K Merton. Pero el primero de estos factores. Un alto grado de interacción social involucra una cantidad de procesos que facilitan el cambio cultural en general. P. lo que tiene primera importancia en el ritmo de las innovaciones 31. no surge necesariamente sólo de la mayor densidad. el estancamiento y el convencionalismo». LXIX (1910). los viajes y las comunicaciones fomentan el cambio cultural. el mero número de inventores «potenciales» (es decir. lo cual tiene el efecto.

los factores sociales y económicos convergieron para hacer posible la abstracta teoría de Huyghens sobre las diferentes aceleraciones de la gravedad según la posición en la Tierra. condujo a la teoría de que el mismo cuerpo recibe diferentes aceleraciones por la gravedad en lugares diferentes de la Tierra 32. Pero una vez expuestas a otros para hallarles explicación. al serle comunicado a Huyghens. explicación elaborada en detalle en la obra de este último Horologium Oscillatoríum. Fue en tales expediciones cuando Richer y Halley hicieron sus observaciones sobre el acortamiento del péndulo cerca del Ecuador. Por ejemplo. vol. Acortó el péndulo. tradicionalismo y la voluntaria aceptación de lo nuevo están estrechamente relacionados con el número y la intensidad de los contactos. que indicaba el tiempo correcto en París. Richer fue de París a Cayenne (Guayana francesa) en 1671 para hacer observaciones astronómicas a fin de determinar la longitud. De este modo. Si estas observaciones no fuesen comunicadas a otros investigadores. pp. Se recordará que el objetivo de idear un medio para determinar la longitud en el mar fue estimulado constantemente por las necesidades de la navegación y. Tal vez uno de los más notables ejemplos de cómo la interacción condujo a la introducción en la corriente del desarrollo científico de ideas que de otro modo sólo 3 2 Maximilien MARIE. de manera independiente. pero. . Obviamente. Pero podemos llevar la cuestión más allá y preguntamos por qué la observación original fue realizada por Richer y. pero. 1884). la observación de Richer. como acabamos de señalar. Un científico puede hacer observaciones para las que no tiene ninguna explicación. que la explicación de este fenómeno fue hallado como resultado de la interacción entre Richer y Huyghens. Es verdad. Dicho sea de paso. No pudo explicar este fenómeno. del comercio. este brillante teórico atribuyó el fenómeno parcialmente a la mayor tendencia centrífuga de la Tierra en Cayenne. por Halley. pues. V. no tendrían ninguna importancia para el desarrollo científico. Ideas y experiencias que en otras circunstancias serían estrictamente personales. Esto hizo que diversos gobiernos financiaran numerosas expediciones para la determinación de las longitudes de lugares importantes en todo el mundo. que si no hubiera sido comunicada a otros no habría tenido ninguna influencia sobre el avance científico de la época. existe la posibilidad (de probabilidad tanto mayor cuantas más sean las mentes en contacto) de que estas observaciones puedan ser unificadas y sistematizadas por una teoría. La respuesta a esta pregunta indica la intervención de otros elementos sociales. se convierten en elementos de innovación y descubrimiento. atrasaba dos minutos y medio diariamente con respecto al tiempo solar medio. el contacto de una mente con otra (dentro de ciertos contextos culturales) tiende a estimular la observación y la originalidad. una vez establecida la interacción social. al volver a París. se hace evidente que. Así. Halló que su reloj de péndulo. 102-105. esta misma experiencia proporciona una ilustración del complejo entrelazamiento de los factores sociológicos que afectan a la ciencia. en última instancia. de una manera reconocidamente indirecta y compleja. Richer observó que era demasiado corto. Histoire des sciences mathématiques et physiques (París.

en Studies in the History and Method of Science. La interacción social está relacionada con el desarrollo de la ciencia de varios otros modos. quizá de manera igualmente directa. aunque para satisfacer sólo su propia mente nunca había considerado necesario efectuar ninguno» 36.. Después de un examen de la anterior obra de Boyle. p. 155. 246. 72. tocantes a la “elasticidad del aire” hecha por Franciscus Linus. y aunque la idea de «otras personas» no es empleada explícitamente en la ciencia. 37 A History of Physics. Florian CAJORI. citando a Galileo. An Essay on Newton's Principia. a cargo de Charles Singer (Oxford. p. W. «The Scientific Works of Galileo». el investigador se ve obligado a montar experimentos críticos que satisfagan a los otros científicos empeñados en la misma actividad cooperativa. 1921). 1920). . la mayor parte de las reflexiones de Newton sobre la gravitación fueron completadas en 1666. puede haber alcanzado el rango de una ley válida que no requiere ulterior confirmación. Así.». Y los Principia fueron publicados finalmente sólo porque «Newton fue estimulado por la visita de Halley de 1684 a volver a toda la cuestión de la gravedad . Por varías razones conjeturales. J. 140. se había visto obligado a demostrarlas por una serie de experimentos. Esta presión para resolver un problema de tal modo que la solución no sólo satisfaga los criterios de validez y adecuación del propio científico. Newton volvió temporalmente a los problemas de la gravitación 34. pp. Linus sostenía que el mercurio cuelga de hilos invisibles del extremo superior del tubo. 3 4 Y. sino también los criterios del grupo con el que está. R. Clarendon Press.. O. 3 6 J. II. sobre la base de su propia experiencia privada. Fahie. en Sir Isaac Newton. constituye un poderoso acicate social a la investigación convincente y rigurosa. Para demostrar una generalización que. para el científico individualmente. ed. y de la carta de Hooke del 24 de noviembre de 1679 en la que pedía a Newton que comentase la teoría de Hooke de los movimientos celestes. R. 35 N. BALL. pp. FA H IE. 251. La labor del científico es influida en todo punto por los requisitos intrínsecos de los fenómenos que aborda y. Donne a Wren. en contacto. l27-191. por sus reacciones a las actitudes críticas inferidas o a la crítica concreta de otros científicos y por un ajuste de su conducta en concordancia con estas actitudes. vol. p. en 1677. «Esta crítica incitó a Boyle a realizar nuevas investigaciones». Sólo después de su visita con el Dr. dice Cajori 37. pues a fin de demostrar a sus adversarios la verdad de sus conclusiones. real o simbólicamente. CAMPBELL. habrían sido personales se relaciona con los Principia de Newton. siempre se halla tácitamente involucrada 35. la más probable de las cuales es que aún no estaba convencido de que puede considerarse que la fuerza de atracción de un cuerpo esférico está concentrada en su centro 33. que finalmente 3 3 Cf. Linus declaró que el aire es definidamente insuficiente para producir tan grandes efectos como hacer contrapeso a un cilindro de mercurio de veintinueve pulgadas.. probablemente Boyle nunca habría descubierto la ley que lleva su nombre sí no hubiera sido por la crítica de sus nuevos experimentos. Como es bien sabido. J. La ciencia es conocimiento público. Physics: the Elements (Cambridge University Press. para dar otro ejemplo. no privado. Newton dejó su obra de lado. «Newton's twenty years' delay in announcing the law of gravitation». J. dice que éste escribió que «la ignorancia había sido el mejor maestro que había tenido..

en 1660. Como Piaget ha observado. Newton se vio obligado a comenzar una serie de experimentos adicionales para someter a prueba aspectos de su teoría que antes no había considerado. K. Paul. a saber. H. V. 32-48. judgment and Reasoníng in the Child (Londres. la provisión de nuevos contextos que hacen significativas observaciones que antes carecían de sentido. 1929). Cuando ven. en Factors Determining Human Behavior. cap. podría sentirse satisfecho y suspender su análisis. nunca es una base suficiente para que una doctrina sea incorporada como parte de la ciencia. los niños aprenden gradualmente a socializar sus creencias mediante pruebas lógicas y fácticas sólo como resultado de los conflictos de opiniones entre ellos. esas observaciones adquirieron significado por el contacto con otros científicos. volumen I de Harvard Tercentenary Publications (Harvard University Press. Un elocuente indicio de este proceso lo hallamos en el hecho de que las teorías y leyes científicas son presentadas de una manera rigurosamente lógica y «científica» (de acuerdo con las reglas de prueba corrientes en la época). Intellectual Realism and Cultural Change (Hanover N. y no en el orden en que la teoría o la ley fue obtenida. Como señaló Poincaré. 100. por una serie de experiencias desconcertantes. Cf. pero no organizó los resultados en ninguna generalización. lo cual dio como resultado que éste presentase un gran número de consideraciones que no había planteado en sus artículos iniciales. . Hooke. 1662). 1935). es el “conflicto el tábano del pensamiento”. «Principal Factors Determining Intellectual Evolution». La demostración es aún necesaria. Las ramificaciones lógicas y empíricas de una doctrina deben ser desarrolladas antes de ser aceptada por otros. La historia de la verificación de esta ley también ejemplifica la consecuencia de la interacción social que hemos examinado anteriormente. por poderosa que pueda ser como instrumento de invención. las aplicaciones deben ser llevadas mucho más allá del punto en que un individuo. 1937). El título del libro indica la efectividad de la crítica en el estímulo a la investigación continua y más rigurosamente ejecutada. mucho después de que la teoría ha sido hallada aceptable por el científico sobre la base de su experiencia privada.. Es decir. hizo experimentos similares sobre la rarefacción del aire. cuando oyó hablar de la hipótesis de Boyle. caps. J. Jean Piaget ha descrito la diferencia entre la manera privada de desarrollar los propios pensamientos y el orden en que se los presenta a los otros 39. p. En este sentido.llevaron a la convalidación experimental de la teoría que supone que la presión y la expansión están en una proporción recíproca 38. En otras palabras. Where unto is added A Defence of the Autbors Explication of the Experiments against the Objections of Franciscus Linus and Thomas Hobbes (Oxford. los más importantes descubrimientos científicos han sido adivinados antes de haber sido demostrados. pp. que no esté en contacto con críticos similarmente equipados. WOODARD. touching the Spring of the Air. IX. repitió estos experimentos en mayor escala con resultados sustancialmente concordantes con la ley. que las simples afirmaciones o 3 8 New Experiments Physico-Mechanicall. Sociology Press. Pero la intuición. El papel de la crítica lo ilustran también las críticas de Hooke a la teoría de la luz de Newton. IV. debe continuar ideando una prueba o demostración en términos de los cánones aprobados de la verificación científica existentes en su cultura. Sólo al año siguiente. W. 3 9 Jean PIAGET.

413. Italia y España.. un sistema. HEMMEON. alentados sobre todo por la clase comercial en interés del intercambio. que fue introducida en Londres en 1608. Es verdad que los científicos y sabios habían recorrido con frecuencia largos itinerarios. 23 y ss. también promovieron las relaciones en el dominio del pensamiento.. cit. I. Suecia y Dinamarca. En el siglo XVII. lo que fue quizá más importante. » 4 4 E. Las diligencias aumentaron tan rápidamente entre 1625 y 1635 que el Rey Carlos promulgó una orden municipal para restringir su ulterior incremento. 26. se encuentra el mismo proceso en el desarrollo científico. establecer si tal interacción aumentó notablemente durante el período en que se produjo un desarrollo tan rápido de la ciencia. finalmente.. por lo tanto. se difundió rápidamente por el país y en 1685 había un sistema de servicio de diligencias entre Londres y las estaciones terminales importantes de toda Inglaterra. Es importante. El desarrollo de las comunicaciones fue similar. p. A mediados del siglo XVII. 1911). los lunes y viernes. una costumbre y. Aunque existía desde comienzos del siglo XVI un servicio postal para las cartas de Estado. sólo a mediados del siglo siguiente se creó en Inglaterra una oficina postal general para la correspondencia privada 42. pp. pp. Touring in 1600: A Study in the Development of Travel as a Means of Education (Boston. Y. op. vol. 1912). C. BAM.. que llegaban hasta Edimburgo 41. cap. 4 3 Ibid. 31. el correo partía para todas las partes de Inglaterra. En 1691 se organizó el sistema siguiente: «Los lunes y los martes salían las cartas a Francia. jueves y sábados. ANDERSON. negaciones no poseen ninguna coherencia. de modo que a fines del siglo la comunicación con el Continente era constante y regular 43 .. gradualmente presentan «razones» para justificar sus creencias. vol. este sistema se había convertido en un sistema totalmente establecido. The History of the British Post Office (Cambridge. Der Moderne Kapitalismus. Así. II. Harvard University Press. a los Países Bajos. y la «Gran Gira» en un tema de los escritorzuelos 44. p. las relaciones postales internacionales mejoraron continuamente. . Origin of Commerce. S. 510-512. Alemania. 363 y ss. 4 2 J. Los martes. los principales modos como la interacción social creciente facilita el avance científico. Houghton Mifflin Co. tanto más acuciante es la compulsión a desarrollar las ramificaciones de una teoría para que sea científicamente aceptable. Estos vastos desarrollos en las comunicaciones y los transportes. pp. pero sus viajes habían sido mucho más limitados antes de este período. Este incremento de la interacción social facilitó el desarrollo de la ciencia en no pequeña medida. 4 1 WESTERFIELD. Escocia e Irlanda . Estos son. en los dos medios siglos que precedieron y sucedieron al año 1600. los medios de transporte y de comunicación mejoraron considerablemente y su uso se expandió 40. Como resume un investigador: Hablando en general. p. pues. En un plano superior. Cuanto mayor sea el número de mentes críticas que examinen los elementos de juicio. la diligencia. la práctica de las clases superiores de enviar a sus hijos al exterior como parte de su educación se convirtió sucesivamente en un experimento. 40 SOMBART. VII.

Wallis. 1821). ORNSTEIN. una sociedad científica pronto fracasaría por el choque de concepciones dogmáticas. Barrow. en las reuniones. W. FRANTZ. todos ellos ampliaron su formación científica con el contacto personal con científicos del Continente. 4 8 Pierre Simon de LAPLACE. cuyas observaciones. en general. a restringir la especulación mediante la obligada experiencia repetida. 1660-1732 (University of Nebraska Studies. Frants ha descrito recientemente con bastante detalle los logros de los viajeros en la última parte del siglo. Précis de I'histoire de l'astronomie (París. por tanto. Y. El número de esos estudiantes aumentó notablemente a lo largo del siglo XVII 45. La separación espacial de los científicos no tiene mucha importancia si hay medios fáciles de comunicación. fueron de considerable valor para la ciencia contemporánea 46. 4 5 Joseph Aloysius ANDRICH. Esto brindó un medio definido para ese intercambio de ideas y teorías que es tan categóricamente estimulante para la investigación original. 4 7 SPRAT. puede ser transferido a la escritura. Es en este espíritu en el que Laplace observa: «mientras que el hombre de ciencia. Como dice el historiador de la Sociedad: «. el deseo de convencer a otros lleva al mutuo acuerdo de no suponer nada más allá de los resultados de la observación y el cálculo» 48. Boyle. principalmente de Medicina. Ray.es una impresionante prueba del contacto en gran escala de la ciencia inglesa y la continental. quien en gira continental observó cerca de Calais el cometa de 1680 y cuyas observaciones fueron de gran utilidad a Newton para determinar su órbita. individualmente. Además. The History of the Royal Society. en la Universidad de Padua -probablemente la institución más avanzada de Italia. La voluminosa correspondencia de «informadores profesionales» y científicos como Mersenne. XXXII-XXVIII. The English Traveller and the Movement of Ideas. Huyghens y Oldenburg da testimonio de la necesidad experimentada de interacción de los diversos investigadores 49. . VII. la correspondencia entre los científicos. La Sociedad intensificó y multiplicó los contactos cara a cara de los científicos por su misma organización.. pues el contexto de la ciencia y la matemática puede ser plenamente expresado en formas lógicas y. Willughby y muchos otros. 1933). quien estudió medicina con Fabricius en Padua. que constituyó el único medio de comunicación científica a principios del siglo XVII. quien pasó cuatro años haciendo viajes por el Continente. Así. En Inglaterra propiamente dicha. The Róle of Scientific Societies. la interacción de científicos fue facilitada por la formación del Colegio Invisible y luego la Royal Socíety que resultó de él. 4 6 R. su comprensión más rápida y sus pensamientos más completos que en sus gabinetes» 47. p.. cap. 1892). los ingenios de la mayoría de los hombres son más agudos. quien se lanzó a la Gran Gira por seis años. puede sentirse fácilmente tentado a dogmatizar. como hemos visto. 4 9 Cf. tal interacción tiende a estimular la verificación experimental de hipótesis y. fue facilitada por las mejoras en el servicio postal. P. passim. Boyle. guiadas por instrucciones de la Royal Society. Además. El Dr. Halley. Harcourt BROWN. 99. Scientific Organizations in Seventeenth Century France. 98. científicos eminentes como Harvey. De natione anglica et scota universitatis Patavinae (Padua. vols. Collins. Peiresc. Una lista de los estudiantes ingleses.

hay una constante necesidad de indicar hasta qué punto el «ambiente» está incluido en la generalización. finalmente. La falacia es la misma que estaría involucrada en afirmar. implica una división del trabajo más o menos formalmente organizada. Tales reservas son siempre necesarias en la exposición científica. presupone desinterés. En verdad. Esta necesidad de definir explícitamente el contexto dentro del cual se aplican las generalizaciones con frecuencia ha sido descuidado por los sociólogos. sino también de los logros científicos. El periódico científico satisfizo esa necesidad admirablemente. debe sobre todo ser apoyada por la sociedad para lograr un desarrollo sistemático. Dicho de otro modo. es una actividad social. y se hicieron planes para iniciar investigaciones según ciertas directivas. esas descripciones «demostraron ser un buen fermento para poner a trabajar a hombres de pensamiento original». de igual modo. El resultado fue un claro incremento. aunque aparecieron muchos artículos que testifican de la ilimitada curiosidad más que del juicio maduro de algunos. Las frecuentes controversias sobre problemas teóricos discutibles dirigieron el interés experimental de modo de poner a prueba las teorías en conflicto. como una comprensión muy elevada del gas o una temperatura muy baja. las obras científicas recientes fueron examinadas críticamente. de modo que pueda ignorarse para fines teóricos el ambiente «neutro». integridad y honestidad de los científicos y. la ley de Boyle no corresponde a los hechos. . no sólo del interés por la ciencia. que la presión de un gas es inversamente proporcional a su volumen. el ambiente de estas relaciones sociales. la función primaria del periódico quedó más que cumplida. sin más reservas. por ende. como toda actividad a gran escala que supone la continua interacción de muchas personas. Se ha puesto de moda rápidamente y en forma creciente observar que la ciencia. si no es «neutralizado») el ambiente concreto. de pensadores actuales y el pensamiento pasado. Pero la dependencia de la ciencia con respecto a la sociedad puede hacerse remontar a consideraciones aún más básicas que éstas. se difundieron nuevas hipótesis. y. pues si no se toma en cuenta (es decir. la verificación de las concepciones científicas es en sí misma un proceso fundamentalmente social. debe ser examinado para determinar los límites de las generalizaciones que hemos discutido. después de todo. La ciencia. está orientada hacia normas morales. Las Philosophical Transactions publicaron descripciones de muchas de las principales investigaciones de la época y. la existencia misma de la ciencia y los científicos presupone que ocupan un lugar seguro en la escala social de valores que es el árbitro final del prestigio asignado a las diversas actividades. como se indica en el prefacio de las Transactions de 1683. El contexto cultural En todo este examen hemos subrayado repetidamente que la generalización de las relaciones entre el grado y el tipo de la interacción social y los desarrollos en la ciencia y la tecnología sólo es válida para las relaciones de ciertos contextos culturales. el contexto cultural. Por tales razones. La ciencia exige la interacción de muchas mentes. esto es.

en la Edad Moderna.). Uno de los elementos del complejo de valores de una sociedad «flexible» es el de las «ideologías dinámicas». Véase su obra Social and Cultural Dynamics. es un fenómeno normal que no exige ninguna explicación y que nos garantiza una larga cadena de valores culturales evidentes. una cuestión importante discernir la naturaleza y el funcionamiento de esos controles que ponen en juego motivaciones para seguir las carreras científicas. Es. El primer tipo conceptual corresponde a lo que Pareto llama neofobia: un exagerado antagonismo a las innovaciones que. Las actividades científicas pueden continuar sólo cuando la afluencia de personas interesadas y capaces a las diversas disciplinas científicas es continua y segura. 599. El desarrollo persistente de la ciencia física sólo se produce en sociedades de un orden definido. más que por inclinaciones fortuitas de individuos que tratan de satisfacer sus diversos intereses. Fue esta fe en el progreso la que. el segundo. asociada a una disposición a recibir favorablemente las innovaciones. Compárese con las formas «ideacional» y «sensoria» de cultura de P. En el primer tipo restrictivo de sociedad. sujeto a un peculiar complejo de presuposiciones tácitas e imperativos institucionales. en general. El conjunto general o difuso de valores de una sociedad puede incluir actitudes implícitas o reconocidas hacia el cambio cultural que van desde un polo de antagonismo extremo hasta el otro de absoluto favor 50. supuesto que probablemente sea contrario a los hechos. por la “Limitación de modas”. Entre estos dos tipos polares hay una gama continua de actitudes difusas que se aproximan a uno u otro extremo. la estabilidad se basa en una pronta adaptabilidad a circunstancias y condiciones cambiantes 52. Este alejamiento del hecho de la diferenciación social y las correspondientes diferencias en valores y visión no afecta a nuestros fines inmediatos. En el segundo tipo. 132. por una elevada valoración del cambio. L'Equilibrio delle nazioni (Bolonia. Duncker & Humblot. que seleccionan y dan acusado relieve a ciertas disciplinas científicas y rechazan o dejan en la sombra a otras. las pautas de conducta y de pensamiento tradicionales. que dan mucha importancia a ciertos problemas y prácticamente descuidan otros. por ende. y esta dedicación vocacional a la ciencia sólo es asegurada por fuerzas reguladas y canalizadoras que operan en ciertas direcciones. 1908). Lo que para nosotros. s. vol. 52 George SIMMEL. 5 1 PARETO. al ser cada vez más acentuada en la 5 0 Estos tipos están presentados. Traté de sociologie générale. I. se piensa. ha sido en otras épocas y es todavía hoy en muchos lugares algo anormal y poco frecuente. f. 53 F. de modo que la persistencia del grupo esté asegurada por la firmeza y tenacidad de las relaciones sociales. Soziologie (Leipzig. como lo llama Carli 53. CARLI. La mayoría de estas ideologías consiste en una «fe en las posibilidades» (la fede nelle possibilitá). pp. El primer tipo se caracteriza por la “Limitación de costumbres” (en la terminología de Tarde). en gran medida inmutables. A. . en la convicción de que el futuro inmediato brinda mayores perspectivas a la sociedad que lo realizado anteriormente. perturbarán las uniformidades habituales 51. es decir. como si los valores culturales fueran homogéneos para todos los miembros de la sociedad. Zanichelli. en una primera aproximación. Sorokin con los tipos ideales aquí esbozados. la estabilidad depende de la mayor conservación posible de usos e ideas fijos. esto es. p. 574 y siguientes. En el otro polo está la evaluación positiva del cambio. p.

hacia el tradicionalismo en general. ejerció gran influencia en la estimación positiva del cambio. Se evita el individualismo. Esta nota de progreso no sólo surgía de los autores que se ocupaban principalmente del avance de la ciencia. P. 5 5 Véase Howard BECKER. racionalista. . George Hakewell. Glanvill y muchos otros pasaron de la convicción de que el mundo era degenerado y estaba destinado a la destrucción a la creencia en un inminente futuro de un brillo sin igual 54. 13. Hay una sensación de estabilidad en la situación existente que excluye todo interés por cambiarla. pp. Las actividades sociales son evaluadas con respecto a su eficiencia instrumental para alcanzar los fines corrientes. T. la opinión pública se liberó tanto de las cadenas eclesiásticas como de las dinásticas 57. 1898). Henry Holt & Company. tiene poca importancia en la determinación del tipo de conducta que ha de ser aprobada 55. 254 y ss. A History ol Modern Culture (Nueva York. GOOCH. dentro de este contexto. Esta difundida concepción de la inevitabilidad del progreso introdujo la eficaz cuña de una actitud favorable al cambio en todos los ámbitos de la cultura. con sus destructoras aplicaciones. Universidad de Chicago. la aceptación de la crítica individualista inducida por la Reforma se basó en los principios de «el legítimo deber de la libre indagación» y el «sacerdocio de todos los creyentes» 56. Aparece una pérdida de respeto por las normas tradicionales y una notable tendencia a considerar los valores convencionales desde un punto de vista utilitario. 5 7 Gerald B. pp. En la religión. F. sino también de los que defendían la religión revelada contra sus múltiples enemigos. racionalizado (económicamente). I. un mayor utilitarismo y el rechazo de la tradición. sino también. si estas posibilidades son realizables aquí sobre la Tierra. no sólo hacia ciertas ceremonias religiosas. pp. Hobbes. Unwin. 145 y ss. English Public Opinion after the Restoration (Londres. ya han sido realizadas.. Inglaterra del siglo XVII. Bacon. passim. O bien las posibilidades deseables del hombre no son realizables en absoluto en este mundo. en la medida en que fue llevado a otras esferas de la cultura. Habitualmente asociado a esta actitud favorable hacia el cambio hay un complejo de normas cuyos principales elementos son el utilitarismo. El primer principio estaba asociado a una actitud iconoclasta. Además. vol. La evaluación pecuniaria. Ionia and Athens: Studies in Secularization (tesis doctoral inédita. En la sociedad «rígida» o tradicional hay poca creencia en el progreso mundano. HERTZ. La época se caracterizó por un «espíritu de indagación liberal» que cada vez más 5 4 Cf. no hacia adelante. 5 6 G. El grupo mira hacia atrás. 1930). Boyle. o bien. En la segunda mitad del siglo. 1902). Preserved SMITH. es posible discernir en el curso del siglo una creciente tendencia manifiesta a un mayor individualismo. 4-10. 1930). el individualismo (que supone implícitamente el antagonismo hacia la autoridad) y el empirismo racionalizado. La Inglaterra del siglo XVII se aproximó mucho más al tipo flexible de sociedad que al tradicional. Se otorga a los valores fijos una sanción «sagrada» que no admite la aplicación de criterios utilitarios. 150. 9 y ss. incluso la ciencia. English Democratic Ideas in the Seventeenth Century (Cambridge University Press. pp.

58 W. Así. propagó en un contexto religioso este conjunto de valores. C. si se ignora su inmediatez. en sus características espacio-temporales. es considerado por el científico como un ejemplo de algo universal. por los aspectos individualmente variables de los fenómenos. Burtt. Hablando en términos relativos. Implícitamente. 158. se reconoce. Borkenau y otros. También. si nuestro interés primario es la «voluntad de poder». más que en términos intrínsecos. Utilitarismo Ya hemos visto (en los capítulos IV al VI) que el puritanismo fue uno de los movimientos más influyentes que. como un instrumento para la determinación de leyes y regularidades. cada caso debe ser contemplado como un indicio de una ley o regularidad conforme con nuestra experiencia anterior (análogamente abstracta). una vez reducidos a una unidad común. Y a la inversa. hizo caso omiso de lo precedente y de la autoridad de los nombres distinguidos 58 . previsibles. Una vez que los fenómenos han sido reducidos al orden de esta manera. como han señalado Whitehead. Una de las principales características de este método. debemos concentrar nuestra atención en los «elementos repetidos». SYDNEY. si deseamos predecir y controlar. Es considerado en función de lo que hace posible. Studies in Humanism (Londres. Sean cuales fueren los defectos del análisis pragmático. SCHILLER. páginas 444-445. pues este orden es «inductivamente» determinado precisamente considerando los fenómenos. 1892). Social Life in England. ha sido la comprensión de la naturaleza en tales términos que hacen posible su control (un objetivo que. es necesario que los fenómenos sean concebidos de tal manera que lo exclusivamente heterogéneo sea reducido a procesos cuantitativamente homogéneos y. al menos desde el siglo XVII. no es conscientemente admitido por todo investigador científico). 1907). involuntariamente. C. el tradicionalismo estaba declinando. que llegó a establecerse tan firmemente por esa época. S. ha justificado ampliamente sus aserciones obligándonos a comprender que todo «hecho» de un sistema naturalista es una selección de la totalidad no organizada de la «realidad» y un rechazo de lo «irrelevante» sobre la base de criterios humanos implícitos o reconocidos 59. 1660-90 (Londres. el utilitarismo ha penetrado en el corazón mismo de los supuestos científicos de la época. un utilitarismo estricto constituyó una presuposición básica de las convicciones puritanas. Quizá la indicación más elocuente del grado en que esta cultura incorporó los valores de un utilitarismo mecanicista se halla en el supuesto implícito del método científico. . consistió en el desinterés por lo cualitativamente único. Si la justificación de la ciencia. que puede ser de interés para el esteta o el moralista como un «fin». se integra esta actitud con el supuesto de un orden inteligible de la naturaleza. El suceso individual en toda su unidad. para centrar la atención en los aspectos repetitivos. como ejemplos de la supuesta regularidad. como un objeto completo al que se atiende precisamente por sus características individuales. cualitativamente comparables. p. se vuelven manejables. Macmillan. y a veces de manera reconocida. 59 F. por ende.

sí es posible. BENJAMIN. I. solamente. citada por KING. Intellectual Rise of Electricity. Las escuelas y las universidades debían. pues entonces halla deseable la ciencia sólo en la medida en que es directamente provechosa. Op. «Lo que me parece adecuado para los fines del hombre. «El fin del conocimiento es el poder. I. limitar sus planes de estudio a temas que 60 P. 1711. Los frutos de las aplicaciones prácticas de una filosofía inductiva constituyen su justificación final. y al alcance de su comprensión. p. la norma de la utilidad. y. «.. P. El hombre debe ocuparse de tal conocimiento. secularización y utilitarismo se manifestó en la filosofía. cit. «El fin del estudio es el conocimiento. Locke es aún más enfático. el principal fin por el que hemos de obtener conocimiento aquí es hacer uso de él para beneficio de nosotros mismos y de otros en este mundo». 1830). El mismo complejo de individualismo. Bacon había formulado la nota de utilitarismo en sus afirmaciones de que «el conocimiento es poder» y de que el fin esencial del conocimiento es «la mejora de la situación del hombre». I. Estas mismas normas se hicieron manifiestas de forma creciente en el campo educacional. 7. 198]. 6 3 John Locke. El pietismo no estuvo muy alejado de esta actitud. [Vol. en gran medida. estrechamente interpretada. Vol. p. Véase también los siguientes extractos del Diario de Locke publicado en Lord Peter King. El mejoramiento de «las bellas comodidades de la vida». Three Centuries of Chemistry.. mencionado tan a menudo por Locke. 2 volúmenes (Londres. p. 182]. o algo que es menester hacer» 62. Se hacía burla de los nuevos avances. actitud coincidente con divergencias políticas y religiosas que estaban aflojando otros lazos de la tradición 61. El tradicionalismo estaba más firmemente arraigado en las universidades a comienzos del siglo que en décadas posteriores. y el fin del conocimiento la práctica o comunicación». un utilitarismo profundamente arraigado está en la base de la filosofía de Hobbes. éstas son las que se relacionan con el bienestar de la humanidad en las sociedades » 64. 347.. [Vol. p. 22-25. 6 4 En una carta a Locke fechada el 29 de septiembre de 1694. Todo el sistema de Locke está lleno de utilitarismo. «que nos pueda ser de utilidad» 63. se desarrolló una evaluación positiva de casi todos los cambios educacionales. Works. De manera creciente. A comienzos del siglo. vol. Hasta alrededor de 1630. section 5. La miopía intelectual que supone este punto de vista excluye toda atención a estudios básicos que no prometan frutos inmediatos. pp. I. 61 Irvine MASON. Essay concerning Human Understandíng. como el de su amigo Lord Shaftesbury. 62 Thomas HOBBES. P. es el mejoramiento de los experimentos naturales para las comodidades de esta vida».. es en último análisis el criterio básico del valor del pensamiento y la acción del hombre. Introduction. los estatutos universitarios ofíciales declaraban que los bachilleres y licenciados que no siguiesen fielmente a Aristóteles serían multados con cinco chelines por cada punto de divergencia o por cada falta cometida contra el Organon 60. el fin de toda especulación es la ejecución de una acción.. The Life of John Locke. Pero en 1641 el Parlamento invitó a Comenius (Komensky) a crear un nuevo colegio basado en preceptos baconíanos. Pero un tosco utilitarismo no es una base cultural infalible para la adhesión a la ciencia. . quien escribió que «si hay ciencias que sean dignas de estima. 333. En su forma extrema. a este respecto. vol. De manera similar. I. impone una limitación a la ciencia.

aproximadamente. op. Quelques considérations sur la . en gran parte por su utilidad potencial. 6 7 Jules DELVAILLE. el énfasis en la utilidad sirvió de apoyo. al Estado. no serían de ningún sólido provecho para nosotros» 65. 211-212. pero no la meta principal de la ciencia. BOYLE. qua científico. p. Ancients and Moderns. Pues si la utilidad se convierte en el criterio exclusivo de las realizaciones científicas. en KING. J. para entretener su entendimiento. pp. ¿No fue esto la fuente de ese brindis. pero no a dominarla. y sólo brindase placenteras especulaciones. y hasta estimada. I.. Un tácito reconocimiento de este peligro ha llevado persistentemente a los científicos a repudiar las aplicaciones de normas utilitarias a su labor.. tecnológica o económica. de ahí la reacción del científico que trata de conservar su integridad profesional contra las exigencias de la «ciencia nazi». El autor se halla en la actualidad preparando un estudio de tales relaciones entre la ciencia y las instituciones sociales del entorno. Otro ejemplo del grado en que un utilitarismo rabioso amenaza con sofocar el crecimiento de la ciencia lo brinda Locke. y otras mil especulaciones sobre la naturaleza. cit. se ve que la exaltación de la ciencia pura por el científico es una defensa 66 contra la invasión de normas que limiten posibles direcciones de potencial crecimiento y amenacen la estabilidad y continuidad de la investigación científica como actividad social valorada. el 6 5 Diario de Locke. 163. ya no pueden ser abordados los numerosos problemas que son de importancia científica intrínseca. Essai sur I'histoire de I'idée de progrés jusqu'a la fin du XVIII siécle (París.pudieran hallar aplicación directa.. 6 6 Otro conflicto semejante se presenta cuando se exigen al científico. a juzgar por la elite filosófica e intelectual a que dio origen 67. En el siglo XVII. La creencia en el progreso En el siglo XVII la idea de progreso se hizo corriente. 1910). THONISSEN. quizá apócrifo. lealtades a otras instituciones. etc. Cf. pp. La ciencia fue socialmente aprobada. Así. análogamente. quien afirma que «no tenemos razones para quejarnos de no conocer la naturaleza del Sol o de las estrellas. sin aumentar en nada su poder». la más eficaz madrina de la ciencia fue la norma utilitaria. Citado por JONES. J. quien declara: «Nunca tendría tanta estima como tengo ahora por la fisiología si pensara que sólo puede enseñar a un hombre a conversar sobre la naturaleza. vol. en un banquete para científicos en Cambridge: «¡Por la matemática pura. amenazan con interferir en la autonomía de las instituciones de la investigación científica. Félix Alcan. La intrusión de tales exigencias. 224 y ss. ocasionalmente actúa como un freno sobre la ciencia. hoy. Hasta esa época. cuando la ciencia aún no había obtenido autonomía social. por ejemplo. El papel variable del canon de la utilidad es sencillamente otro ejemplo de la conocida paradoja de que el mismo valor cultural en diferentes contextos puede conducir a resultados directamente contradictorios. Pero en los comienzos de la época moderna.. pues si las conociésemos. religiosa. y que nunca pueda ser de ninguna utilidad para nadie! » La utilidad debe ser un subproducto aceptable.

7 2 Novum Organum. Apenas se inició el siglo. o. aumentar su bienestar y felicidad. X (p. 6 8 Carl BECKER. En un pasaje citado a menudo. 7 1 De dignitate et augmentis scientiarum. B. según la cual el individuo predestinado para la gracia puede descubrir progresivamente su elección mediante pruebas prácticas de realizaciones. pensamiento secular se había vuelto predominantemente hacia el pasado 68. La doctrina calvinista de una progresiva santificación. 121-122. Marcel Riviére. 69 SOROKIN. 58-59. vol. vol. Bruno y Pascal. 496. Aphorism LXXXIV. Pero una escatología inconveniente podía ser transformada fácilmente en una doctrina del progreso mundano. esta doctrina parecería trivial y sin sentido. 1935. Galileo. 1927). pp. El progreso consiste en el desarrollo de instrumentos y medios para alcanzar fines determinados. R. Observando los avances en la navegación y los descubrimientos que habían sido hechos en el pasado reciente. Gilbert. TROELTSCH. 1905). con sus optimistas aplicaciones. JONES. pp. «Essai sur l'histoire de l'ídée de progrés». Les illusions du progrés (París. libro I. Bacon manifestó un optimismo intelectual que continuó prevaleciendo. et passim. en determinadas épocas. para aumentar el dominio del hombre sobre la naturaleza y. 82-116. en la versión religiosa. Desempeñando esta función. libro II. hacia algún Paraíso en el más allá. 73 J. George Routledge & Sons. 370 et passim. realmente. El predominio de esta doctrina forma parte integrante de una cultura que presenció un gran avance científico y tecnológico 69. PP. BURY. un análisis sociológico de las teorías del progreso debe ocuparse primordialmente de las razones por las cuales. 74 Cf. a cargo de Ellis y Spedding. por ende. Social and Cultural Dynamics. «Progress». . II. Campanella. un sorprendente avance en la ciencia. sugirió que éstos «pueden crear grandes expectativas de mayor eficiencia e incremento de las ciencias» 71. observa que «la vieja época del mundo debe ser considerada la verdadera antigüedad. 1860). era afín a la creencia en el progreso social en general 74. XII. fue hecha con frecuencia en este período. 30-32. vol. pp. para un cristiano que sueñe en la Ciudad de Dios. Como Bury bien ha señalado 73. Encyclopedia of the Social Sciences. mucho más allá de los niveles alcanzados en el pasado. II. continuaremos progresando). son utilitarios y prácticos. fasc. Puede verse ahora que la doctrina de Bacon sobre el progreso está vinculada con los valores de la cultura de su medio. The Idea of Progress (Londres. 7 0 René HUBERT. Macmillan & Co. 8 y 9. muy probablemente. entre otros. Revue d'histoire de la philosophie et d'histoire genérale de la civilization. Esta observación. 604. estaremos en condiciones de comprender los modos penetrantes y de largo alcance en que el predominio de esta doctrina está definidamente integrada en una cultura que presenció.. Como ha señalado René Hubert. difundieron la misma doctrina. no el de esa época anterior del mundo en que vivían los antiguos» 72. p. Ancients and Moderns. Georges SOREL. F. pp. pues los criterios del progreso. Hemos progresado (y. 1 y SS. y éste es el atributo de nuestro tiempo. mediante la acumulación de conocimiento y de equipo técnico. hacia una antigua Edad Dorada. Londres. ciertos grupos e individuos han creído en la posibilidad o aun la realidad del progreso 70. théorie du progrés indéfini (París. 437) de The Philosophical Works of Francis Bacon (Ed. pues implicaba que la felicidad terrenal era deseable en algún sentido. 1924). según él los concebía. cap. Social Teachings.

Así. Al pasar revista al notable avance científico de la primera parte del siglo. Esta visión tampoco estuvo limitada a los científicos contemporáneos. dice Glanvill. Y confieso que no entiendo por qué no cabe esperar un avance similar en el conocimiento divino y en la moral y los dones cristianos. de qué desesperamos los mortales? ¿Qué límites habrá para nuestro ingenio? » 76. II. «Diligentes investigaciones en el interior y viajes a remotos países han producido nuevas observaciones e inauditos descubrimientos e invenciones. CRANE. cit. Afirma implícitamente el tipo de optimismo utilitarista que iba a hallar su culminación dos siglos más tarde en la convicción positiva de que prácticamente todo es reducido a investigación científica y. quizá.. 1699).. Edwards expresa una razón principal para abrigar esta convicción: «hay gran probabilidad de que aumente en lo sucesivo 7 5 Joseph GLANVILL. hemos superado a todas las épocas anteriores. 76 Citado por JONEs. en su History ol the Royal Society. Useful Learning: To Encourage Philosophical Endeavours (Londres. Este progresismo se encontraba también entre los partidarios de la religión. Entre las exposiciones más populares de esta actitud utilitaria y optimista se contaban las de Joseph Glanvill 75. » Tan rápidos han sido los desarrollos de años recientes. op. Sprat. El optimismo que acompañó a esta creencia en el progreso halló expresión en las palabras de un tal jeremy Shakerly: «Y. Edwards examina los recientes avances en el conocimiento secular y concluye que no hay ninguna razón para suponer que no habrá progreso también en el «conocimiento divino» 78. en verdad. p. expresa las mismas opiniones. observar y examinar. Este extenso título mismo indica los dos aspectos de la teoría del progreso a los que nos hemos referido: un utilitarismo profundamente arraigado y una visión optimista que invita a realizar mayores esfuerzos. A Compleat History or Survey of all the Dispensations and Methods of Religion. Cf. 1675). que podemos sentirnos seguros de que el futuro contemplará una aceleración aún mayor del conocimiento. y acumular para las épocas futuras. también su obra On Modern Improvements of Useful Knowledge (Londres. 273-306. que el conocimiento y la dominación de la naturaleza deben continuar indefinidamente. Estas ideas fueron repetidas durante todo el siglo. El acercamiento a la perfección en un campo implica la posibilidad de un avance similar en el otro. In an Account of some of the most remarkable late Improvements of Practical. quienes pensaban que si el conocimiento secular podía mostrar tan destacados avances. como ha demostrado el profesor Crane en un breve pero penetrante análisis 77. p. por los escritos de John Edwards. from the beginning of the World to the Consummation of all things. a finales del siglo. vol. dos volúmenes (Londres. XXXI (1934). el pensamiento religioso podía hacer otro tanto. 615. Modern Philology. 7 7 Ronald S. El grado en que estas actitudes dominantes habían penetrado hasta en el pensar religioso es ejemplificado del mejor modo. 1668). «Debemos buscar y reunir. ¿Puede aducirse alguna razón por la que Dios no haría prosperar la religión tanto como las artes?». the Progress and advancement of Knowledge since the Days of Aristotle. . por consiguiente. «Anglican Apologetics and the Idea of Progress». 7 8 John EDWARDS. y es muy probable que las futuras superen a las actuales. Glanvíll da la bienvenida al dominio sobre la naturaleza que la nueva ciencia brinda y expresa la esperanza de nuevos progresos próximos. Plus Ultra: or.. 128. La empresa cooperativa de muchos científicos hará avanzar más nuestro conocimiento y aumentará el bienestar del hombre.

optimismo intelectual y espíritu secular puede hallarse en una obra religiosa sobre la historia del pensamiento religioso? La economía y la eficiencia son virtudes. hachas de combate y lanzas. de la pólvora y de la imprenta 80. p. echaban mala reputación sobre la misma religión que pretendían defender. 8 0 Estos ejemplos de progreso se han hecho estereotipados al menos desde la época de Cardano. Los adeptos de la religión estaban cavando la tumba de ésta al invocar complacientemente la norma secular de la utilidad. La conciencia de los avances contemporáneos en ciertos campos quizá tienda a inducir 79 Ibid. y controversias que sólo pueden ser dirimidas mediante la sangre. pp. vol. es conveniente que haya ahora un medio por el cual pueda lograrse la victoria con menos gasto de tiempo y de sangre que antes. La brújula es útil porque nos permite visitar el “espacioso mundo” e incrementa infinitamente las transacciones y el comercio. pues. Le Roy. venablos. los tres casos más destacados son la invención de la brújula. vol. cit. Y es verdad que los períodos en los que la ciencia y la tecnología han avanzado notablemente han sido también en los que han recibido amplia aceptación las teorías que afirmaban el progreso 82. eficientes y económicas. etc. que habrá en este mundo. ocasión de guerras. Pero es en su discusión de la pólvora y las armas de fuego donde Edwards lleva su utilitarismo al extremo. Es fácil hallar ejemplos de tales progresos. 82 Cf. Al examinar la significación de estos avances. más económico y ahorrativo [ ! ] de matar a nuestros enemigos que con arcos y flechas. a veces en una forma sorprendente. Una base del predominio de la idea de progreso en esa época es evidente.. 81 Ibid. II.. Edwards manifiesta. por ende. mientras no sea mejor. Los modernos morteros pondrán fin a la lucha más pronto que los arietes romanos. luego. Viendo. estas invenciones son útiles. Edwards y sus contemporáneos aparentemente no se dieron cuenta de que. Los hombres que examinasen los avances recientes en las artes y las ciencias podían hallar fundamentos inmediatos para sostener que en ciertos aspectos (instrumentales) la sociedad había progresado. una religión que raramente podía presentar pruebas terrenales de su utilidad. ¿Cuál es la significación de la aceptación generalizada de la idea de progreso en este período? ¿De qué maneras se relaciona esta aceptación con los avances contemporáneos de la ciencia y las invenciones? ¿En qué aspectos hay una compatibilidad fácilmente aprensible en las ideas de progreso y el acelerado desarrollo de la ciencia?. Son citados por Bodin. Tenemos un medio más expeditivo y rápido. al exaltar criterios utilitarios de valor. 623. 46. Las respuestas a estas preguntas arrojarán más luz sobre nuestro problema fundamental: la determinación de las condiciones que estuvieron totalmente asociadas con el avance científico en este periodo. ¿Qué descripción más concisa de las normas de ahorro. p. la mejora de los armamentos es altamente estimable. son buenas 81. 621 y ss.. porque vemos que ya ha ocurrido así» 79. . lo cual es el fruto de esta invención de la pólvora y de los artefactos que la llevan y la descargan. Campanella. HUBERT. la indiscutida aceptación de normas de utilitarismo estricto. eficiencia. op. el conocimiento del mundo. II. Bacon.

Pero esta actitud sólo se encuentra en un tipo de actitud progresista. La riqueza era un medio cada vez más eficaz para obtener prestigio. al progreso de la ciencia y a la iniciación de nuevas tareas y ámbitos es el siguiente: que los hombres desesperan y juzgan las cosas imposibles». L`Equilibrio delle nazioni. Hachette & Cie. La ley de la aceleración fue ampliamente aplicada a la historia: la velocidad (del cambio social) es proporcional al tiempo. Etudes critiques sur l'histoire de la littérature francaise. Pero éstas sólo son las relaciones más obvias entre estos dos aspectos de la cultura. cap. por otro lado. BRUNETIERE. Aceptando la idea de que «el mismo efecto sigue a la misma causa». es muy probable que la sociedad progrese aún más rápidamente. Pero quizá los dos elementos de la cultura más importantes que explican la aceptación del progresismo sean los cambios en la organización social y la aplicación de cánones de utilitarismo. Los hombres deben tener esperanza «para poner alguna diligencia o estimular su laboriosidad en hacer experimentos». la aceptación de una visión progresista. 8 4 Bacon comprendió bien esto. a causa del prestigio contemporáneo de las ciencias físicas. el comercio se estaba convirtiendo en una ocupación suficientemente estimable como para que los hijos menores de la pequeña y la alta nobleza se dedicasen a ellas 87. válidos o no. 132-141. si el progreso se producirá de todos modos? Así. la idea de la operación uniforme de las leyes de la naturaleza es un elemento integrante de esas teorías del progreso 86. con el paso del tiempo. surge un incentivo más para la diligente prosecución de la actividad considerada 84. quiérase o no. la clase burguesa estaba llegando al poder. con mucho. se considera el progreso como una ley inexorable de la naturaleza que.que el éxito probablemente coronará los propios esfuerzos. ello implica una actitud fatalista o quietista. continuará indefinidamente. se hicieron frecuentes esfuerzos para transferir las conclusiones de esas ciencias a los fenómenos sociales 85. ¿Para qué molestarse. Contemporary Sociological Theories. los magnates comerciales estaban ascendiendo rápidamente en la escala social. CARLI. como ocurrió en el siglo XIX. Este avance proporciona una base para aceptar la fe en el progreso. Pues cuando la teoría se desarrolla de tal modo que. 139-240. Novum Organum. esta misma fe brinda un incentivo adicional para dedicarse a la investigación científica. Book I. continuará haciéndolo en el futuro.. la «fe en las posibilidades» lleva consigo «ideologías dinámicas» que provocan e intensifican los intentos de alcanzar ciertos objetivos 83. Aphorism CXII. pp. mientras. es claro que. 1889-1922). 85 SOROKIN. Y a la inversa. I. el éxito del pasado reciente hace aparecer como probabilidades inminentes ciertas realizaciones. La época examinada fue un período de movilidad vertical en rápido crecimiento. Así. Como él decía: «el mayor obstáculo. como Brunetiére ha demostrado. pp. En esa época. hay una congruencia entre la aceptación de ideas progresistas y el avance contemporáneo de la ciencia. 5° serie (París. en este sentido. el advenedizo tenía un nuevo sentido de sus potencialidades y su poder porque su 83 F. Si se cree -cualesquiera que sean los fundamentos. que afirma la posibilidad o probabilidad del progreso pero no su inevitabilidad. . el tipo prevaleciente en el siglo XVII. 8 6 F. se desprende que si la sociedad ha progresado en el pasado. Por consiguiente. Otra relación se halla en el hecho de que.

WESTERFIELD.. en los medios de comunicación y de transporte. científicos y tecnológicos. Allen & Unwin. Las pruebas de progreso pueden obtenerse muy fácilmente mediante el uso de tales criterios. Cromwell and Communism (Londres. pp.. Así. 28 y ss. Eduard BERNSTEIN. 8 7 Ray B. cit. en vez del rígido mantenimiento del statu quo. . en todos los elementos utilitarios de la vida. la doctrina del progreso se integra vigorosamente a cualquier cultura en la cual el utilitarismo constituye una de las normas básicas y la ciencia sufre un rápido desarrollo. II. 46. 400 y ss. una vez concedido un respeto prevaleciente a artefactos que son útiles en este sentido. Se puede discernir el avance en los instrumentos.. Los profundos cambios políticos y sociales y la creciente movilidad social que implica el cambio. en los medios de la guerra. En síntesis. destino social ya no estaba fijado inexorablemente. Sobre la base del anterior estudio. surge una abrumadora incitación a adherir firmemente a la creencia en el progreso. cap. 88 HUBERT. op. no es excesivo concluir que el suelo cultural de la Inglaterra del siglo XVII era peculiarmente fértil para el crecimiento y la difusión de la ciencia. en resumen. El otro factor básico en la aceptación de las ideas de progreso fue la aplicación de las normas utilitarias que brindan la orientación para esa cultura. engendraron las creencias en el progreso 88. pp. 1930). «Middlemen in English Business».