Está en la página 1de 9

1. Ruta de las Playas VÌrgenes (1™ Parte)

Calas de Bolnuevo y Percheles

1. Ruta de las Playas VÌrgenes (1™ Parte) Calas de Bolnuevo y Percheles

Documento creado por: www.fincaliarte.com

Esta ruta se ha dividido en dos partes porque requiere bastante tiempo para completarla entera.

En la RegiÛn de Murcia la mayor parte de la costa est· formada por zonas escarpadas y de difÌcil acceso entre las que se esconden pequeÒas playas y calas en parajes naturales casi vÌrgenes de la acciÛn del hombre. Esta ruta recorre gran parte de esta costa pasando por lugares milagrosos como la Torre de los Caballos, las formas sorprendentes de las Erosiones de Bolnuevo, disfrutando de vistas como las de la Puntabella y por supuesto de playas y calas escondidas entre acantilados donde tomar el sol y baÒarse alejado de la masificacaciÛn.

DuraciÛn: Medio dÌa o un dÌa entero, dependiendo del tiempo que pasemos en las playas.

Carreteras: Caminos de tierra en buen estado salvo algunos tramos. En la mayor parte del recorrido no hay problemas para circular con un turismo, siempre que se haga con precauciÛn.

Restaurantes: Las Redes (Bolnuevo), Avendida, Los Galayos, El Puerto (Puerto de MazarrÛn), MesÛn Mariano (El Saladillo).

Estaciones de servicio: En MazarrÛn y Puerto de MazarrÛn.

Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir
Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y
modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor.
P·gina 2

Documento creado por: www.fincaliarte.com

Torre de los Caballos y Ermita de la Virgen. Se trata de una torre construida para la defensa de la costa frente a las incursiones de piratas berberiscos, y de un santuario anexo. En este lugar ocurriÛ la noche del 17 de noviembre de 1585 el Milagro de Bolnuevo, en el que gracias a la virgen el pueblo de MazarrÛn consiguiÛ evitar el ataque del corsario argelino Morato Arr·ez.

Playa de Bolnuevo Torre de los Caballos y Ermita de Bolnuevo
Playa de Bolnuevo Torre de los Caballos y Ermita de Bolnuevo

Playa de Bolnuevo

Torre de los Caballos y Ermita de Bolnuevo

Erosiones de Bolnuevo. El aire marino cargado de partÌculas de arena y agua, con el paso de los siglos ha ido moldeando estas impresionantes formaciones rocosas situadas frente a la playa, dando forma a lo que tambiÈn ha sido conocido como el "paisaje encantado de Bolnuevo". Su singularidad y belleza ha hecho que en varias ocasiones hayan sido utilizadas como escenario natural para galas de televisiÛn.

Erosiones de Bolnuevo Erosiones de Bolnuevo
Erosiones de Bolnuevo Erosiones de Bolnuevo

Erosiones de Bolnuevo

Erosiones de Bolnuevo

Puntabella. Es un pequeÒo cabo elevado, situado justo al comienzo de la zona de calas de Bolnuevo, y por tanto, un mirador excelente de esta parte de la costa.

Documento creado por: <a href=www.fincaliarte.com Torre de los Caballos y Ermita de la Virgen. Se trata de una torre construida para la defensa de la costa frente a las incursiones de piratas berberiscos, y de un santuario anexo. En este lugar ocurri Û la noche del 17 de noviembre de 1585 el Milagro de Bolnuevo , en el que gracias a la virgen el pueblo de Mazarr Ûn consiguiÛ evitar el ataque del corsario argelino Morato Arr ·ez. Playa de Bolnuevo Torre de los Caballos y Ermita de Bolnuevo Erosiones de Bolnuevo . El aire marino cargado de part Ìculas de arena y agua, con el paso de los siglos ha ido moldeando estas impresionantes formaciones rocosas situadas frente a la playa, dando forma a lo que tambi Èn ha sido conocido como el "paisaje encantado de Bolnuevo". Su singularidad y belleza ha hecho que en varias ocasiones hayan sido utilizadas como escenario natural para galas de televisi Ûn. Erosiones de Bolnuevo Erosiones de Bolnuevo Puntabella. Es un peque Òo cabo elevado , situado justo al comienzo de la zona de calas de Bolnuevo, y por tanto, un mirador excelente de esta parte de la costa. Este documento est · protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor. P ·gina 3 " id="pdf-obj-2-46" src="pdf-obj-2-46.jpg">

Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y

modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor.

P·gina 3

Documento creado por: www.fincaliarte.com

Puntabella Atardecer desde Puntabella
Puntabella Atardecer desde Puntabella

Puntabella

Atardecer desde Puntabella

La Playa del RincÛn. Es la primera de la sucesiÛn de playas y calas que comienza despuÈs de pasar Bolnuevo. Su forma arqueada y su situaciÛn en el rincÛn que forma Puntabella hacen que tenga unas aguas muy cristalinas, tranquilas y poco profundas.

Playa del RincÛn Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin
Playa del RincÛn
Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y
modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor.
P·gina 4

Documento creado por: www.fincaliarte.com

Percheles. Es una bonita playa de arena fina y flanqueada por unos extraÒos peÒascos de color gris grafito. Est· rodeada de palmeras y pinos y protegida del acceso de vehÌculos.

Playa de Percheles

Playa de Percheles

DescripciÛn de la ruta.

Salimos desde Finca Liarte en direcciÛn a Las Palas, cogemos la autopista A-7 hasta MazarrÛn y desde aquÌ seguimos en direcciÛn a Bolnuevo. Se trata de un pequeÒo pueblo costero con una extensa playa de arena fina. Frente a la playa se levantan las fantasmagÛricas formas rocosas que componen las Erosiones de Bolnuevo. A la entrada al pueblo, situada en una elevaciÛn est· la Torre de los Caballos y la Ermita-santuario de la Inmaculada ConcepciÛn.

Playa de Bolnuevo Erosiones de Bolnuevo
Playa de Bolnuevo Erosiones de Bolnuevo

Playa de Bolnuevo

Erosiones de Bolnuevo

Documento creado por: <a href=www.fincaliarte.com Percheles. Es una bonita playa de arena fina y flanqueada por unos extra Òos peÒascos de color gris grafito. Est · rodeada de palmeras y pinos y protegida del acceso de veh Ìculos . Playa de Percheles DescripciÛn de la ruta. Salimos desde Finca Liarte en direcci Ûn a Las Palas, cogemos la autopista A-7 hasta Mazarr Ûn y desde aqu Ì seguimos en direcciÛn a Bolnuevo. Se trata de un peque Òo pueblo costero con una extensa playa de arena fina. Frente a la playa se levantan las fantasmag Ûricas formas rocosas que componen las Erosiones de Bolnuevo. A la entrada al pueblo, situada en una elevaci Ûn est· la Torre de los Caballos y la Ermita-santuario de la Inmaculada Concepci Ûn . Playa de Bolnuevo Erosiones de Bolnuevo Este documento est · protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor. P ·gina 5 " id="pdf-obj-4-46" src="pdf-obj-4-46.jpg">

Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y

modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor.

P·gina 5

Documento creado por: www.fincaliarte.com

El Milagro de Bolnuevo

Los hechos se remontan a una Època en la que la mirada al mar era continua, pues las costas eran atacadas por la piraterÌa berberisca, que desembarcaba y saqueaba todo lo que se encontraba a su paso.

Los

habitantes

de

MazarrÛn

experimentaban lo que se ha denominado como

una ìvida de fronterasî,

con

el

miedo

y

la

inseguridad como constantes

en

vidas.

sus

El

entorno geogr·fico que les rodeaba, un espacio

abierto prÛximo al norte de £frica

y

con

ricos

yacimientos minerales, favorecÌa el interÈs de los

musulmanes por estas tierras.

Cuenta la tradiciÛn, que al mando de una

de

las

expediciones

argelinas

se

encontraba

Morato Arr·ez, quien habÌa mostrado su interÈs por

explorar

tierras mazarroneras. Junto a Èl se

las

encontraba uno de los personajes que cobrÛ protagonismo en esta leyenda, el moro MamÌ, prisionero en esta zona aÒos antes, habÌa conseguido ganarse el aprecio de sus amos, siendo liberado en una operaciÛn de canje muy habitual en aquellos tiempos, por la que se intercambiaba un cautivo cristiano por otro musulm·n. Recordando ese tiempo, MamÌ intentÛ disuadir a la tripulaciÛn del ataque contra el litoral mazarronero, conocedor de la poblaciÛn y de las circunstancias de aquel lugar.

A pesar de advertir de los peligros que el acecho suponÌa, Morato Arr·ez, cegado en su empeÒo, continuÛ con el ataque llegando hasta la Cruz de los Caminos. Pero la ofensiva se vio truncada al ocurrir una serie de casualidades que obligaron a los piratas argelinos a la retirada.

En primer

lugar, la campana

que

debÌa

anunciar la salida del sol tocÛ por equivocaciÛn ìa rebatoî (sonido de las campanas que solÌa avisar de la llegada de piratas); por otro lado, algunos mazarroneros andaban jugando a las cartas cerca de aquel lugar, cuando al decir uno de ellos que tenÌa ìcatorce caballosî, unos espÌas de los musulmanes que andaban por allÌ para inspeccionar el terreno, creyeron que se trataba de una caballerÌa real que ya habÌan dispuesto los vecinos del lugar para hacer frente al ataque.

La leyenda narra que ante esta situaciÛn, los argelinos se apresuraron para retroceder posiciones, momento en el que se les apareciÛ en la playa una doncella cuyo resplandor los atemorizÛ de tal manera que escaparon llenos de pavor y arrojando sus armas al mar.

Los vecinos de la villa se disponÌan a dar gracias por su suerte cuando escucharon las campanas de la Ermita de la ConcepciÛn taÒendo solas. Al dirigirse a Èsta, vieron cÛmo la l·mpara que se encontraba junto a la imagen de la Virgen, y que habÌa permanecido toda la maÒana apagada por falta de aceite, se hallaba ahora no sÛlo encendida sino desbordando esa sustancia. Adem·s la Inmaculada ConcepciÛn tenÌa el rostro inclinado hacia el sur, como mirando al mar, y se cuenta tambiÈn que el manto que llevaba la imagen lo encontraron mojado de agua salada y lleno de arena.

Se abrirÌa un expediente sobre todos estos sucesos, siendo muchos los testigos que aseguraron haber visto aquello, y entendiendo la mayorÌa que aquella doncella que habÌa hecho huir a los piratas moros era la Virgen.

El Milagro de Bolnuevo Los hechos se remontan a una Època en la que la mirada

Desde el pueblo continuamos unos doscientos metros hasta subir a Puntabella. Ya desde la carretera se ve una fant·stica vista de toda la zona de calas, con Cabo Cope al fondo y la playa del

Documento creado por: <a href=www.fincaliarte.com El Milagro de Bolnuevo Los hechos se remontan a una Època en la que la mirada al mar era continua, pues las costas eran atacadas por la pirater Ìa berberisca, que desembarcaba y saqueaba todo lo que se encontraba a su paso. Los habitantes de Mazarr Ûn experimentaban lo que se ha denominado como una ì vida de fronteras î , con el miedo y la inseguridad como constantes en vidas. sus El entorno geogr ·fico que les rodeaba, un espacio abierto pr Ûximo al norte de £frica y con ricos yacimientos minerales, favorec Ìa el interÈs de los musulmanes por estas tierras. Cuenta la tradici Ûn, que al mando de una de las expediciones argelinas se encontraba Morato Arr ·ez, quien habÌa mostrado su interÈs por explorar tierras mazarroneras. Junto a Èl se las encontraba uno de los personajes que cobr Û protagonismo en esta leyenda, el moro Mam Ì, prisionero en esta zona a Òos antes, habÌa conseguido ganarse el aprecio de sus amos, siendo liberado en una operaci Ûn de canje muy habitual en aquellos tiempos, por la que se intercambiaba un cautivo cristiano por otro musulm ·n. Recordando ese tiempo, MamÌ intentÛ disuadir a la tripulaci Ûn del ataque contra el litoral mazarronero, conocedor de la poblaci Ûn y de las circunstancias de aquel lugar. A pesar de advertir de los peligros que el acecho supon Ìa, Morato Arr·ez, cegado en su empe Òo, continuÛ con el ataque llegando hasta la Cruz de los Caminos. Pero la ofensiva se vio truncada al ocurrir una serie de casualidades que obligaron a los piratas argelinos a la retirada. En primer lugar, la campana que deb Ìa anunciar la salida del sol toc Û por equivocaciÛn ì a rebato î (sonido de las campanas que sol Ìa avisar de la llegada de piratas); por otro lado, algunos mazarroneros andaban jugando a las cartas cerca de aquel lugar, cuando al decir uno de ellos que ten Ìa ì catorce caballos î , unos esp Ìas de los musulmanes que andaban por all Ì para inspeccionar el terreno, creyeron que se trataba de una caballer Ìa real que ya habÌan dispuesto los vecinos del lugar para hacer frente al ataque. La leyenda narra que ante esta situaci Ûn, los argelinos se apresuraron para retroceder posiciones, momento en el que se les apareci Û en la playa una doncella cuyo resplandor los atemoriz Û de tal manera que escaparon llenos de pavor y arrojando sus armas al mar. Los vecinos de la villa se dispon Ìan a dar gracias por su suerte cuando escucharon las campanas de la Ermita de la Concepci Ûn taÒendo solas. Al dirigirse a Èsta, vieron cÛmo la l·mpara que se encontraba junto a la imagen de la Virgen, y que hab Ìa permanecido toda la maÒana apagada por falta de aceite, se hallaba ahora no s Ûlo encendida sino desbordando esa sustancia. Adem ·s la Inmaculada ConcepciÛn tenÌa el rostro inclinado hacia el sur, como mirando al mar, y se cuenta tambi Èn que el manto que llevaba la imagen lo encontraron mojado de agua salada y lleno de arena. Se abrir Ìa un expediente sobre todos estos sucesos, siendo muchos los testigos que aseguraron haber visto aquello, y entendiendo la mayor Ìa que aquella doncella que habÌa hecho huir a los piratas moros era la Virgen. Desde el pueblo continuamos unos doscientos metros hasta subir a Puntabella. Ya desde la carretera se ve una fant ·stica vista de toda la zona de calas, con Cabo Cope al fondo y la playa del Este documento est · protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor. P ·gina 6 " id="pdf-obj-5-203" src="pdf-obj-5-203.jpg">

Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y

modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor.

P·gina 6

Documento creado por: www.fincaliarte.com

RincÛn justo debajo. Si queremos tener una vista todavÌa mejor hay que dejar el coche y caminar unos diez minutos por la senda que nos lleva hasta el extremo de Puntabella.

La playa del

RincÛn es

de

las

m·s bonitas

y

la

que m·s

afluencia de baÒistas suele tener,

podemos aprovechar para hacer en ella la primera parada de playa.

Playa del Rinc Ûn bajo Puntabe lla Playa del Rinc Ûn

Playa del RincÛn bajo Puntabella

Playa del Rinc Ûn bajo Puntabe lla Playa del Rinc Ûn

Playa del RincÛn

Poco despuÈs de Puntabella la carretera acaba y comienza el camino de tierra que no dejaremos hasta llegar a CaÒada de Gallego. Es recomendable ir con cuidado en las partes que est·n en peor estado y tambiÈn en las curvas.

Las seis playas siguientes son naturistas, y si no queremos hacer nudismo nos podemos sentir un poco incÛmodos. Pero, tienen la ventaja de que son muy poco visitadas, e incluso en verano es posible que nos encontremos alguna completamente vacÌa, con lo que podremos disfrutar, al menos por un dÌa, de una playa privada.

La siguiente cala es la de Piedra Mala, que es muy pequeÒa y hace honor a su nombre. Est· protegida por una enorme pared de roca de color amarillo de aspecto similar a las erosiones en Bolnuevo.

DespuÈs est· la de Cueva de Lobos. Es mucho m·s grande y bonita que la anterior y tambiÈn tiene extraÒas formaciones rocosas. Es de arena y gravilla fina.

Cala de Piedra Mala Cala de Cueva de Lobos
Cala de Piedra Mala Cala de Cueva de Lobos

Cala de Piedra Mala

Cala de Cueva de Lobos

Documento creado por: <a href=www.fincaliarte.com Rinc Ûn justo debajo. Si queremos tener una vista todavÌa mejor hay que dejar el coche y caminar unos diez minutos por la senda que nos lleva hasta el extremo de Puntabella. La playa del Rinc Ûn es de las m·s bonitas y la que m·s afluencia de baÒistas suele tener, podemos aprovechar para hacer en ella la primera parada de playa. Playa del Rinc Ûn bajo Puntabe lla Playa del Rinc Ûn Poco despu Ès de Puntabella la carretera acaba y comienza el camino de tierra que no dejaremos hasta llegar a Ca Òada de Gallego. Es recomendable ir con cuidado en las partes que est ·n en peor estado y tambi Èn en las curvas. Las seis playas siguientes son naturistas, y si no queremos hacer nudismo nos podemos sentir un poco inc Ûmodos. Pero, tienen la ventaja de que son muy poco visitadas, e incluso en verano es posible que nos encontremos alguna completamente vac Ìa, con lo que podremos disfrutar, al menos por un d Ìa, de una playa privada. La siguiente cala es la de Piedra Mala, que es muy peque Òa y hace honor a su nombre. Est· protegida por una enorme pared de roca de color amarillo de aspecto similar a las erosiones en Bolnuevo. Despu È s est · la de Cueva de Lobos. Es mucho m·s grande y bonita que la anterior y tambiÈn tiene extra Òas formaciones rocosas. Es de arena y gravilla fina. Cala de Piedra Mala Cala de Cueva de Lobos Este documento est · protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor. P ·gina 7 " id="pdf-obj-6-79" src="pdf-obj-6-79.jpg">

Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y

modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor.

P·gina 7

Documento creado por: www.fincaliarte.com

Continuamos por el camino hasta llegar a Playa Amarilla, es una playa de grava y piedras, suele ser poco frecuentada. Tiene una pared de acantilado de color amarillento.

Las dos siguientes playas son las de La Gr˙a y LeÒo, ambas son de grava y piedras y son m·s pequeÒas que las anteriores. TambiÈn son poco frecuentadas. DespuÈs el camino se aleja de la costa durante un buen tramo, pero van saliendo otros caminos en direcciÛn a los acantilados y entre ellos uno que se dirige a Cala Desnuda.

Poco a poco vemos como el paisaje se va abriendo

y vamos dejando atr·s la Sierra de Las

Moreras que hasta ahora tenÌamos siempre a nuestra derecha. Al poco pasamos junto a la Playa del Barranco Ancho, es una pequeÒa cala de arena fina escondida entre las rocas y situada frente a una

antigua casa seÒorial.

Cala Amarilla Cala del Barranco Ancho
Cala Amarilla Cala del Barranco Ancho

Cala Amarilla

Cala del Barranco Ancho

A partir de aquÌ el camino contin˙a por la orilla de varias playas muy alargadas, de grava y piedras y aguas profundas. Junto a ellas hay pinadas, y caÒares. La ˙ltima que encontramos es la playa de Las Covaticas, cuando la pasamos la vegetaciÛn se vuelve muy frondosa y vemos pinos a ambos lados del camino, en este punto giramos a la derecha y continuamos por un camino asfaltado hasta llegar a Percheles.

Percheles es una extensa playa de arena fina con forma arqueada y poca profundidad, es sin duda una de las m·s bonitas de toda la ruta. Junto a la playa principal tres pequeÒas calas que reciben el nombre de Playa de las Minas, que parece reproducciones en miniatura de la anterior.

Playa de Percheles Playa de las Minas
Playa de Percheles Playa de las Minas

Playa de Percheles

Playa de las Minas

Documento creado por: <a href=www.fincaliarte.com Continuamos por el camino hasta llegar a Playa Amarilla, es una playa de grava y piedras, suele ser poco frecuentada. Tiene una pared de acantilado de color amarillento. Las dos siguientes playas son las de La Gr ˙a y LeÒo, ambas son de grava y piedras y son m·s peque Òas que las anteriores. TambiÈn son poco frecue ntadas. Despu Ès el camino se aleja de la costa durante un buen tramo, pero van saliendo otros caminos en direcci Ûn a los acantilados y entre ellos uno que se dirige a Cala Desnuda. Poco a poco vemos como el paisaje se va abriendo y vamos dejando atr ·s la Sierra de Las Moreras que hasta ahora ten Ìamos siempre a nuestra derecha. Al poco pasamos junto a la Playa del Barranco Ancho, es una peque Òa cala de arena fina escondida entre las rocas y situada frente a una antigua casa se Òorial. Cala Amarilla Cala del Barranco Ancho A partir de aqu Ì e l camino contin ˙a por la orilla de varias playas muy alargadas, de grava y piedras y aguas profundas. Junto a ellas hay pinadas, y ca Òares. La ˙ltima que encontramos es la playa de Las Covaticas, cuando la pasamos la vegetaci Ûn se vuelve muy frondosa y vemos pinos a ambos lados del camino, en este punto giramos a la derecha y continuamos por un camino asfaltado hasta llegar a Percheles. Percheles es una extensa playa de arena fina con forma arqueada y poca profundidad, es sin duda una de las m ·s bonitas de toda la ruta . Junto a la playa principal tres peque Òas calas que reciben el nombre de Playa de las Minas, que parece reproducciones en miniatura de la anterior. Playa de Percheles Playa de las Minas Este documento est · protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor. P ·gina 8 " id="pdf-obj-7-65" src="pdf-obj-7-65.jpg">

Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y

modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor.

P·gina 8

Documento creado por: www.fincaliarte.com

Playa de Percheles

Playa de Percheles

AquÌ hemos llegado al final de la Ruta del las Playas VÌrgenes (1™ ParteI). Si tenemos ganas de m·s, podemos seguir con la 2™ Parte. Si no hay que salir hacia el pueblo La CaÒada de Gallego, y aquÌ coger la carretera hacia MazarrÛn, donde cogeremos la autopista A-7 hasta Las Palas.

Documento creado por: <a href=www.fincaliarte.com Playa de Percheles Aqu Ì hemos llegado al final de la Ruta del las Playas VÌrgenes (1™ ParteI). Si tenemos ganas de m ·s, podemos seguir con la 2™ Parte. Si no hay que salir hacia el pueblo La Ca Òada de Gallego, y aquÌ coger la carretera hacia Mazarr Ûn, donde co geremos la autopista A-7 hasta Las Palas. Este documento est · protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor. P ·gina 9 " id="pdf-obj-8-20" src="pdf-obj-8-20.jpg">

Este documento est· protegido por la licencia copyleft parcial: Se puede usar sin ninguna limitaciÛn, distribuir cuantas copias desee y

modificarla de la manera que crea conveniente, con el ˙nico requisito de mantener siempre el nombre y logotipo del autor.

P·gina 9

Intereses relacionados