Está en la página 1de 116

GRITANDO EN SILENCIO

Depresión

Juan Orozco

2
Si te sientes deprimido o conoces a alguien
que lo este, compártele este libro y no dudes
en ponerte en contacto para compartir expe-
riencias y apoyo.

Correo electrónico: sindepresion@hotmail.com

Pagina web: http://www.sindepresion.es.tl

Donativos:
Si al terminar de leer este libro te sirvió de al-
guna forma puedes hacer tu donativo con la
cantidad que desees al siguiente numero de
cuenta.

Banco Azteca (Tiendas Elektra)

Numero de cuenta: 61851343748659


A nombre de Juan José Orozco Ibarra

Monterrey, Nuevo León, México

3
D epresión (psicología), trastorno men-
tal caracterizado por sentimientos de inutilidad, cul-
pa, tristeza, indefensión y desesperanza profundos.
A diferencia de la tristeza normal, o la del duelo,
que sigue a la pérdida de un ser querido, la depre-
sión patológica es una tristeza sin razón aparente
que la justifique, y además grave y persistente.
Puede aparecer acompañada de varios síntomas
concomitantes, incluidas las perturbaciones del sue-
ño y de la comida, la pérdida de iniciativa, el auto-
castigo, el abandono, la inactividad y la incapacidad
para el placer.

La depresión, el más frecuente de todos los trastor-


nos mentales, afecta a hombres y a mujeres de
cualquier edad y clase social, aunque las mujeres, y
las personas en ciertos periodos del ciclo vital
(adolescencia, menopausia y andropausia, y en ge-
neral los periodos de crisis o cambios importantes)
parecen ser las más afectadas.

Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft


Corporation. Reservados todos los derechos.

4
En psicopatología se reconocen dos grandes cate-
gorías dentro de la depresión, aunque en ambos la
perturbación del estado de ánimo es el síntoma
principal. En la primera, el trastorno depresivo, apa-
recen sólo episodios de depresión. En la segunda,
depresión bipolar o síndromes maníaco-depresivos,
se alternan periodos depresivos con otros de ánimo
exaltado y euforia (manía).

En las depresiones simples o en las fases depresivas


de las bipolares, domina el ánimo depresivo, aun-
que el paciente puede no ser consciente de su tris-
teza. Suele haber pérdida de interés y abandono de
las actividades habituales, y los síntomas pueden
incluir: perturbaciones del sueño, pérdidas de apeti-
to o apetito desmedido, incapacidad para concen-
trarse o para tomar decisiones, lentitud de ideación
y energía decaída, sentimientos de inutilidad, culpa,
desesperación y desprecio de uno mismo, disminu-
ción del interés sexual e ideas recurrentes de suici-
dio y muerte, que en ocasiones pueden llevar efecti-
vamente al suicidio.

En la fase maníaca, el ánimo del paciente es eleva-


do, exaltado, expansivo o irritable. El comporta-
miento es extravagante y en ocasiones ofensivo.
Otros síntomas son el exceso de locuacidad, la fuga
de ideas, las ideas de grandeza, una actividad
sexual, social y laboral excesivas, incapacidad de
concentración, pérdida del juicio y disminución des-
medida del sueño.

Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft


Corporation. Reservados todos los derechos.

5
Al parecer, los trastornos depresivos pueden tener
una cierta predisposición de tipo genético, por lo
que el riesgo de sufrir un trastorno de este tipo es
mayor en las familias de pacientes depresivos. La
mayor proporción que se da en las mujeres quizá
dependa de causas orgánicas, pero también parece
estar condicionada por la adquisición de roles socia-
les más pasivos e incapacitantes, y por el hecho de
que, al exteriorizar la necesidad de ayuda con más
facilidad que el hombre, es probable que las depre-
siones masculinas pasen más desapercibidas.

Los estudios realizados hasta la fecha han sugerido


también que la predisposición genética a la depre-
sión puede estar ligada a una sensibilidad anormal
ante un neurotransmisor, la acetilcolina, en el cere-
bro. Los receptores de esta sustancia se han encon-
trado en mayor número en la piel, por ejemplo, de
quienes sufren depresiones.

Los trastornos depresivos son, por fortuna, los que


presentan más tratamientos en psiquiatría, al haber
sido ligados con la disfunción de dos de los principa-
les sistemas de neurotransmisores cerebrales, la se-
rotonina y la noradrenalina, por lo que se emplean
dos tipos de fármacos: los antidepresivos tricíclicos
y tetracíclicos y los inhibidores de la MAO
(monoaminooxidasa). Estos últimos requieren una
dieta especial porque interactúan con la triamina,
que aparece en los quesos, la cerveza, el vino, el
hígado de pollo y otros alimentos, causando además
un aumento de la tensión arterial. Los antidepresi-
vos tricíclicos no requieren una dieta especial, pero
tienen un efecto tóxico sobre el tejido cardiaco. Am-
bos tipos de fármacos actúan bloqueando la reab-
sorción de la serotonina y la noradrenalina en las

6
neuronas, prolongando así los efectos de estos
transmisores. Un avance en la farmacoterapia de la
depresión ha sido el Prozac (fluoxetina), que inhibe
la reabsorción de la serotonina en el cerebro. Intro-
ducido en 1986, este fármaco ha sido prescrito a
más de 10 millones de personas en todo el mundo
hasta 1994. Otro antidepresivo reciente, el Efexor
(venlafaxina), actúa bloqueando la reabsorción tan-
to de serotonina como de nonadrenalina en el cere-
bro, y se supone que tiene menos efectos secunda-
rios. Ha mostrado su eficacia en el tratamiento de
diversos tipos de depresión. También se emplea el
carbonato de litio, un mineral común, para controlar
las fases maníacas de las enfermedades maníaco
depresivas. En pequeñas dosis, también se emplea
para controlar las fluctuaciones anímicas de este
trastorno bipolar.

La terapia electroconvulsiva o electroshock, terapia


de choque, pese a sus riesgos y efectos secundarios
se sigue utilizando en depresiones que no respon-
den a la farmacoterapia antes descrita. En el otro
extremo de este tratamiento agresivo estaría la psi-
coterapia, válida como seguimiento, tratamiento
complementario y como prevención de las depresio-
nes graves, así como para combatir las depresiones
más leves (conocidas como depresiones neuróticas,
por oposición a las psicóticas). La psicoterapia de
diversos tipos, según varios paradigmas teóricos
(desde los conductistas a los psicoanalíticos) cuenta
con abundante apoyo empírico y clínico que la ava-
lan como tratamiento optativo, ya que muchos tras-
tornos depresivos tienen sus orígenes no tanto en
disfunciones orgánicas sino en factores psicosociales
(emocionales, conductuales y cognitivos) e incluso
culturales.

7
...Esto es lo que dice una enciclopedia, ahora yo te
cuento lo que en realidad se siente vivir con depre-
sión...

8
M i nombre es Juan, nací un 7 de julio
de 1981 en Monterrey NL, tengo 3
hermanos, Antonio, Yadir e Isabel... y yo tenía de-
presión.
Existen muchos libros publicados sobre depresión
pero no hay mejor información que el testimonio de
alguien que lo a vivido, es como querer buscar en
un libro lo que se siente tener a Cristo en tu co-
razón...nadie podría explicártelo mejor que una per-
sona que lo a aceptado en su vida como único sal-
vador.

Tuve depresión por un periodo de 12 años los cua-


les para mi fueron un desperdicio en mi vida ya que
no disfrute ese tiempo, no me sentía vivo, mi infier-
no comenzó cuando tenia 15 años pero los proble-
mas comenzaron desde que tengo uso de razón…

Mis padres se separaron cuando yo tenía 5 años de


edad recuerdo que peleaban mucho antes de sepa-
rarse, cuando por fin decidieron hacerlo fue muy
confuso para mi siendo un niño, un día solo me pre-
guntaron que con quien me quería ir, dije que me
quedaría con mi mamá al igual que Yadir, mi papá,
Antonio e Isabel se fueron alejando de la casa y
corrí para alcanzarlos, mi papá me dijo que me re-
gresara, que tenía que irme con mi mamá y así lo
hice.

9
Mi mamá se vió obligada a trabajar desde la separa-
ción, por lo que nos dejaba encargados, por las tar-
des me quedaba mirando hacía la calle esperando
que llegara a la casa, deje de ver a mis hermanos
por un tiempo y después nos veíamos cada fin de
semana, ellos se fueron a vivir con mi abuelita pa-
terna, lo que siempre me he preguntado es por que
las parejas que se separan, al menos de lo que he
sabido, siempre quieren lo peor para la otra persona
cuando llega la separación o el divorcio, no entiendo
por que, que no es mas fácil dejar ir a la otra perso-
na y desearle lo mejor, si no fue feliz con el o ella
por que no permitirle que lo sea ya sea solo o con
otra persona, aunque te hayan herido, aunque te
hayan humillado, cada quien debería saber que es
una persona demasiado valiosa como para amar-
garse mas la vida, por eso admiro a mi mamá que
aunque se que tuvo sus errores, como todo ser
humano, también se valoro ella misma y siempre
miro hacia adelante, no se estanco en su pasado o
en lo que sufrió, mucho menos en lo mal que la
hicieron sentir. Fue paramédico voluntaria, terminó
la secundaria, logro terminar sus estudios como
técnico en urgencias medicas, fue maestra ense-
ñando a personas mayores, a viajado a cuba en se-
minarios de paramédicos, le han hecho reportajes
en periódicos de la ciudad y esto es solo un poco de
lo que logró...sola.

De modo que la separación de mis padres fue uno


de los primeros problemas que creo que se fueron

10
acumulando, en cuestión de la separación de mis
padres, psicólogos y personas cercanas a mi me di-
cen que esta es la causa principal por la que padec-
ía depresión, pero no estoy de acuerdo ya que eso
fue mejor que verlos toda una vida peleando y
ofendiéndose delante de sus hijos, creo que toma-
ron la decisión correcta para su situación. No pue-
des obligar a nadie a ser diferente ni a que te quie-
ra, cada quien es como es y querer cambiarlo es
matar su esencia. Tampoco se debería usar a los
hijos como armas o como escudos por que eso si es
lo que causa problemas a los niños ya que se les
quedan grabadas frases como: “tu papá no nos
quiere”, “tu mamá te pone en mi contra”, “llora
cuando veas a tu papá llegar”, “tu mamá esta loca”,
etc., etc., etc.

Vivimos en muchas partes ya que la casa donde viv-


íamos antes de la separación la vendieron, vivimos
un tiempo con mi abuelita materna después mi vivi-
mos como en 5 diferentes casas rentando, la ultima
no la olvidó ya que ahí empecé a sentirme mal, en
ese tiempo había ocasiones en que no teníamos
que comer pero Dios nunca nos dejó, casi siempre
estaba solo y yo no tenía amigos debido a que nos
cambiábamos de casa seguido, cursaba el tercer
grado de secundaria, un día antes de ir a la escuela,
subí a la parte de arriba de la casa ahí estaba mi
hermano Antonio, para ese entonces el y mi herma-
na ya vivían nuevamente con nosotros, ese día me

11
sentía muy raro, con miedo pero no sabía a que, me
fui a clases y me sentí mas mal, estaba mareado y
muy débil, me dieron la salida y llegue a la casa so-
lo me recosté y me quede dormido mas tarde mi
mama me despertó, acababa de llegar del trabajo y
supo por Antonio que me había sentido mal, me
había comprado unos jugos, después de ese día mi
vida ya no fue la misma.

A veces paso por esa casa donde la vida me cambio


y ni siquiera puedo verla ya que me trae malos re-
cuerdos, otro suceso en esa casa le paso a mi her-
mano Antonio, un día fui a clases y me mandaron
hablar de la dirección ya que había faltado un día
antes ya que había ido al doctor por que me tenia
una infección en la garganta, me pidieron un justifi-
cante el cual no lo llevaba conmigo por lo que me
dieron permiso de ir por la receta a mi casa y volver
para entregarla, llegue a la casa y en el cuarto don-
de dormíamos mis hermanos y yo estaba oscuro,
busque la receta en el buro y lo encontré voltee la
mirada y vi a Antonio recostado en la cama, me
asusto, le dije que solo había ido por el justificante
y regresaría a la escuela, solo se me quedo viendo
sin decir nada, me fui y entregue el papel en direc-
ción, al finalizar las clases llegue a la casa estaban
sentados en el comedor mis hermanos yadir e Isa-
bel y mi mamá, estaban muy serios, pregunte que
había pasado pero no me decían, ya luego dijeron
que Antonio había intentado suicidarse esa tarde to-

12
mando mucho medicamento, sentí escalofríos ya
que fue en el preciso momento en que yo había ido
a la casa por el justificante, gracias a Dios no le pa-
so nada estaba ya en el hospital, el solo hecho de
pensar que hubiera muerto me hubiera hecho cul-
pable ya que no me di cuenta lo que estaba hacien-
do cuando lo vi, pero Dios es tan grande que no lo
permitió por que tenia grandes planes para el en el
futuro y uno de esos planes era salvarme.

La familia se fue separando poco a poco, Isabel fue


la primera en casarse y la primera en hacer abuela
a mi mamá tuvo un niño llamado Carlitos, después
se caso yadir y también tuvo un hijo llamado Brian
después se caso Antonio quien ahora tiene 2 hijos,
Ángel y Alejandro, cada quien tomo su camino.

Después que se casaron mis hermanos estuve to-


davía mas tiempo solo, comencé a drogarme con
marihuana cada vez necesitaba mas para sentirme
“bien” en ese tiempo ya había terminado la secun-
daria y estudiaba el bachillerato, cada vez me hund-
ía mas en las drogas y cada vez me sentía mas mal,
sin ánimos de hacer lo que me gustaba como jugar
futbol o ir al cine a ver una buena película, solo
quería estar solo y drogarme, pero ahora pienso en
todo lo malo que pase y me doy cuenta que Dios
nunca me dejo solo, estaba tan perdido en las dro-
gas que me asombro yo mismo que entendí que no

13
era bueno para mi y deje de drogarme así de fácil,
he conocido personas que ya no pueden salir del vi-
cio y si lo hacen es con ayuda profesional, deje las
drogas pero mi tristeza, miedo, desesperación crec-
ían cada día mas, al grado que no me daban ganas
de levantarme de la cama, solo quería estar dormi-
do ya que me sentía muy débil sin fuerzas, sin áni-
mos y por que solo dormido dejaba de sentirme así,
un día llegue de la escuela, había pasado cerca de
un mes en que había dejado la marihuana, nueva-
mente estaban mis hermanos y mi mama sentados
en el comedor, el esposo de mi hermana también
estaba ahí, mi mama me llamo y me pidió que me
sentara, no se como pero se entero que me droga-
ba, lloro, me dijo muchas cosas, lo reconocí y le
pedí perdón, no me escucho y me dijo estas pala-
bras: “así que dame lo que tengas guardado” , no
olvido esas palabras, me sentí muy mal y no me
aguante el llorar ya que en mi mente decía ¿pero
por que? ¿Por que se tenia que enterar? ¿por que
me dice que tengo droga guardada y quiere que se
la entregue si yo ya lo había dejado?, ¿por que me
habla así, que no saben por lo que estoy pasando?,
ahora se que en ese momento volví a cometer un
error ya que esas preguntas solo las pensé pero no
las dije y eso hubiera cambiado las cosas pero
cuando caes en la depresión, tu mente es tu única
compañía con quien te hacer preguntas, con quien
te quejas, con quien te desahogas, con quien con-
sultas…, Salí corriendo de la casa llorando, esperaba

14
transporte que me llevara a donde fuera, sentía
mucha desesperación, quería desaparecer, me pre-
guntaba por que había nacido, por que Dios no vol-
teaba a verme, mi mente no reaccionaba solo sentía
vacio, no escuchaba nada a mi alrededor solo mi
mente hablando y nada mas, me hacia muchas pre-
guntas las cuales no se respondían, en medio de to-
do eso me sorprendió que alguien de mi familia fue
a buscarme, mas me sorprendió que no fue mi ma-
ma, ni siquiera alguno de mis hermanos, era mi cu-
ñado quien no me agradaba por que siempre quería
platicar conmigo pero yo lo evadía, hablo conmigo y
me pidió que regresara pero no pude, de todos mo-
dos me fui, después de un tiempo Isabel y el se se-
pararon tengo mucho tiempo de no verlo pero siem-
pre le estaré agradecido por ese día en que no me
dejo solo.

Me fui con mi abuelita y después fue mi mama por


mi, creo que había recapacitado, ahora la entiendo,
en ese momento estaba muy enojada pero después
se calmo y creo que se dio cuenta que pasaba mu-
cho tiempo solo, pero las cosas no mejoraron, ella
trataba de estar mas tiempo conmigo de salir jun-
tos, pero ya era demasiado tarde ya que no tenia
ánimos, una semana después de lo que paso me pi-
dió que la acompañara a comprar el mandado junto
con mi hermana, yo estaba acostado, preguntándo-
me por el sentido de la vida le dije que no, ella in-
sistió y seguí negándome, se enojo y me dijo :

15
“claro no quieres ir por que quieres estar solo para
drogarte verdad”, me sentí peor, pero no la culpo
ya que la herí como ninguno de mis hermanos lo
había hecho antes y eso me hacia sentir peor me
sentía culpable de que mi mama se sintiera así, ca-
da día que pasa me arrepiento de lo que hice y de
haber herido el corazón de mi mama, ella ya había
sufrido demasiado con la separación de mi papa, la
muerte de uno de sus hermanos y la de mi abuelito,
el intento de suicidio de mi hermano y luego mi es-
tupidez, por eso siempre he dicho que mi mama tie-
ne un corazón muy grande por que ante todas las
cosas que le han pasado ella sigue adelante, para el
tiempo en que estaba escribiendo este libro ya hab-
ían fallecido también otro de sus hermanos y mi
abuelita.

Empecé a tener ataques de pánico donde sientes un


miedo increíble y sientes que te vas a morir viendo
mi problema mi mama me llevo con mi primer
psicólogo el cual que quien me diagnostico depre-
sión y me recetaron unas pastillas, ya no volví a ir,
tome las medicinas sin dejar de tomar una sola pero
no sentía ninguna mejora, recuerdo que un día en-
tre al baño y me preguntaba el por que no me sent-
ía bien con el medicamento, tal vez nunca volveré a
sentirme bien, siempre me voy a sentir así, ahora
mis pensamientos no eran preguntas si no que eran
afirmaciones que me hacia a mi mismo, tenia un
marcador rojo, con el cual estaba rayando una de

16
las paredes del baño mire mis manos tome una na-
vaja para rasurar pero no tuve el valor de hacer na-
da, tome el marcador y dibuje heridas con sangre
en las muñecas, mi mama toco la puerta del baño,
siempre estaba al pendiente que no me hiciera daño
a mi mismo. Toco mas fuerte por que no abrí rápido
no tuve tiempo de borrarme lo que había dibujado
en las muñecas por lo que escondí mis manos y
Salí, mi mama me pregunto que hacia y le dije que
nada.

Debido a que no mejoraba mi estado de animo me


llevo con otra psicóloga, me hizo las mismas pre-
guntas que el primero con la diferencia que en esta
ocasión mi mama entro conmigo, solo decía en mi
mente bla, bla, bla, no la escuchaba hasta que me
hizo una pregunta ¿has siquiera pensado en suici-
darte? me quede callado por un rato y dije que no,
la doctora estaba por hacerme otra pregunta y en
eso mi mama la interrumpió y dijo: si, el ha pensa-
do en el suicidio por que lo vi salir del baño con
marcas en sus muñecas, me quede viéndola y llore,
como me había visto, la verdad es muy difícil enga-
ñar a una madre que te ama.

Nuevamente me recetaron medicamento pero todo


siguió igual, no sentía ninguna mejora y así siguió
pasando el tiempo, siguió creciendo mi tristeza, me
preguntaba mas cosas cada día, mis pensamientos

17
eran mas negativos cada día, perdía la esperanza
de volver a sentirme bien y hasta empecé a aceptar
el hecho de vivir el resto de mi vida con ese sentir,
me acostumbre a vivir así, todo lo que me rodeaba,
lo que veía, sentía, parecían falsos, era como estar
viendo una película, no sientes, no escuchas, no
ves, no te concentras, cualquier decisión, hasta la
mas simple se te hace demasiado complicada, pier-
des tu seguridad, en resumen sientes que estas
muerto en vida.

Deje la escuela, ya no podía mas, conseguí trabajo


en una fabrica en la cual trabajaba mi hermano An-
tonio, ahí conocí a Marisol con quien inicie un no-
viazgo y después de 4 meses de salir ella se fue a
vivir conmigo, se que fue un error ya que después
fueron solo problemas ya que no nos dimos el tiem-
po de conocernos, mi mama al saber que queríamos
vivir juntos hablo con Marisol y le platico de mi pro-
blema, pero creo que no la escuchó.

Conseguí consulta con un psicólogo gratuito ya que


no podía pagar las consultas de la psicóloga ante-
rior, me hizo entender varias cosas y le platique que
tenia pareja y que vivía conmigo, me pidió que la
siguiente sesión la llevara conmigo, en eso me pre-
gunte ¿Por qué ella no viene conmigo? ¿no le inter-
eso?¿por que no me pregunta si puede venir conmi-
go a acompañarme? Termino la sesión y llegue a la

18
casa le pedí a Marisol que fuera conmigo a la si-
guiente sesión pero me dijo que no quería, que no
le gustaban esas cosas, me sentí peor, ella no sabia
por lo que estaba pasando y no me ayudaba, todav-
ía no puedo olvidar el que no me haya apoyado
cuando mas lo necesite.

Mi hijo Yasar nació un 27 de enero de 2001 y mi


hija Frida nació 5 años después, después de 9 años
de vivir junto a mi esposa nos separamos debido a
constantes problemas que desde el inicio de nuestra
relación habían estado presentes, estoy consiente
que me equivoque muchas veces y le hice mucho
daño, nos lastimamos mucho el uno al otro, creí
que era lo mejor para nosotros pero la verdad fue
peor, la relación no pudo terminar bien, fueron mas
problemas en cuanto a dinero, sentimientos, lo que
mas me dolía era no ver a mis hijos y ella sabia que
por medio de ellos me podía presionar ya que sabe
que los amo como a nadie y que son todo para mi,
estaba devastado, me sentía como un zombie que
no razona, hundido en tristeza y desesperación pero
hubo alguien que me dio ánimos y con quien estoy
agradecido diariamente, ella es madre soltera y me
apoyo cuando mas necesite de ayuda, no me dejaba
sentirme mal, siempre estaba al pendiente de mi,
pero ella no era la solución, la solución estaba con
mi esposa a quien tanto daño le hice y aun así
siempre me esperaba, no entendía que a quien hab-
ía que darle atención era a mi esposa y no a otras

19
personas, Marisol asistía a una iglesia cristiana y
cuando iba a ver a mis hijos ella me hablaba de
Dios pero yo no quería saber nada de eso, yo siem-
pre he creído en Dios desde pequeño, recuerdo que
desde la escuela hablaba con El y le pedía ayuda
para pasar lo exámenes, era de las personas que no
necesitaba ir a una iglesia para estar en comunión
con Dios pero estaba equivocado, Antonio y su es-
posa Fina iban a casa de Yadir que fue a donde me
fui al separarme de mi esposa, hablaban conmigo,
mi hermano se había hecho cristiano después de ser
una persona que tomaba y también se había sepa-
rado de su esposa tiempo atrás, el fue el primero en
convertirse en cristiano y luego invito a su esposa,
mi hermano nunca se rindió, el me hablaba de Dios
y de lo equivocado que estaba al separarme de mi
esposa pero yo siempre trataba de convencerlo de
que era lo mejor, me invitaba a la iglesia a la cual
asistía pero siempre daba excusas para no ir, en el
trabajo ya no me sentía agusto, me la pasaba pen-
sando en mis hijos, como estarían, si les pasaba al-
go, muchas cosas pasaban por mi cabeza y ya no
era efectivo en el trabajo, a veces me desesperaba
por que no me quedaba suficiente dinero para man-
darle a mis hijos ya que tenia deudas pendientes y
me iba peor con Marisol ya que empezaba a recla-
marme el dinero, aunque le daba las razones no me
escuchaba y la entiendo ya que lo primero debe ser
el bienestar de los hijos, seguía sintiéndome peor
cada día solo pensando en mis hijos, preguntando-

20
me por que la vida era así, la preparatoria la termi-
ne estando aun con Marisol, la termine aunque con
mucho esfuerzo ya que también trabajaba y casi no
dormía, después entre a la universidad estudiando
ingeniería industrial pero la deje en el segundo se-
mestre, después de separarme volví a entrar a es-
tudiar pero ya no fue lo mismo, mis problemas me
impedían concentrarme en las clases y me fue muy
mal, tuve que volverla a dejar, pedí un préstamo en
un banco y me compre un auto, no estaba muy bien
que digamos pero funcionaba, solo lo tuve cerca de
3 meses ya que me lo robaron, me sentía marcado
de mala suerte, todo me salía mal, a veces en fin de
semana iba a sacar el dinero de mi salario en caje-
ros, había fila, y cuando me tocaba cobrar a mi el
cajero se descomponía, me pasaban muchas cosas
que no creía posibles que me pasaran quería des-
aparecer y dejar de pensar en todo, mi mama me
trataba de dar ánimos pero no lo lograba.

Conseguí nuevamente cita con una nueva psicóloga,


al principio no estaba muy convencido sabia que iba
a hacer las mismas preguntas que los anteriores
doctores, siempre me preguntaban si sabia por que
me había enfermado de depresión y yo reía un poco
ya que si supiera que evento me había hecho enfer-
mar yo mismo sabría como afrontarlo pero no sabia
por que me sentía así, fui a la cita con la doctora y
la verdad fue algo diferente, fue mas persona que
doctora, me sentí agusto con ella y seguí yendo a

21
las sesiones, subió un poco mi autoestima, en el ca-
so de ella no quiso recetarme medicamento ya que
afirmaba que la cura estaba en mi pensamientos, a
veces me era imposible ir a las sesiones por falta de
dinero y al final ya no me pudo atender pero
aprendí mucho sobre como manejar las situaciones
de mi vida y como afrontarlas positivamente.

Comencé una relación con la persona que me estu-


vo apoyando pero, en su intento por hacerme sentir
bien ella recibió de mi parte mucho sufrimiento de-
bido a mis estados de animo que cambiaban cons-
tantemente, me arrepiento de haberla tratado como
lo hice ya que no se lo merecía y este donde este
ahora le deseo todo lo mejor y rezo por ella y por su
hija.

A veces quería con todas mis fuerzas regresar con


mis hijos pero no podía, tenia deudas que había ge-
nerado cuando estaba solo y aparte se acumuló un
odio exagerado hacia mi esposa por su forma de
ser, en algunas cosas la entendía por que se que no
fui un ángel con ella, pero hubo situaciones que me
hicieron aborrecerla, a veces iba al trabajo para pe-
dirme el dinero de los niños y a veces me quería
golpear, me daba lastima que fuera así, una día fui
a ver a mis hijos a la casa, después de estar un rato
con ellos tenía que irme, ella salió y me empezó a
hablar muy bonito, de Dios, que quería una familia

22
llena de armonía y amor, le dije mis razones del por
que no podía volver y empezó a insultarme y me
dejo el cuello y las manos llenas de rasguños, me
fui e iba riéndome de sus lindas palabras y luego de
su cambio repentino, siempre fue así, era muy pre-
decible y ella no lo aceptaba, si ella se equivocaba
no lo aceptaba y los oídos se le tapaban cuando es-
taba enojada no escuchaba razones solo las que ella
creía convenientes para ella, a veces discutíamos y
yo siempre me quedaba callado y eso a ella la mo-
lestaba, después de las sesiones con la doctora su-
pe que debía hablar y decir lo que piensaba y así lo
hice con Marisol en futuras discusiones pero eso
tampoco le agradaba, si me quedaba callado se
enojaba y si hablaba y no le gustaba lo que escu-
chaba se enojaba, por eso prefería no dirigir ningu-
na palabra con ella. Aunque reconozco que cometí
muchos errores se que no es justificación para que
una persona te trate mal y si no eres feliz debes
buscar tu felicidad. Ella nunca creyó en el divorcio el
cual le pedí en varias ocasiones y reaccionaba como
siempre, con insultos, no me dejaba ver a mis hijos,
etc. Me hacia sentir culpable de todo, a veces aga-
rraba a los niños y los hacia llorar para que los vie-
ra, la odie tanto por eso, por utilizar a los niños co-
mo armas, pero ella nunca lo reconoció y creo que
eso es lo que mas me molestaba que no aceptara
su actitud que no era para nada buena, en ocasio-
nes iba a ver a escondidas a Yasar a la escuela don-
de estudiaba ya que me impedía verlos y eso me da

23
ba rabia, tener que esconderme para ver a mis pro-
pios hijos pero a pesar de eso aprendí a valorar a
mis hijos cuando no los tenía a mi lado, ahora si me
daban ganas de jugar con ellos de abrazarlos, de
besarlos, de decirles que los amaba, no puedo creer
que fue necesario perderlos para poder tener esos
pensamientos.

Yasar sabia la situación pero se que estaba muy


confundido, aunque Marisol siempre le hacia ver
que yo era el culpable aun así el me hablaba de una
manera extraña, me decía que quería vivir conmigo,
tenia que decirle que tenia que estar con su mamá
pero solo para evitar mas problemas ya que si por
mi hubiera sido me llevaba a mis niños conmigo. Me
sentía muy mal cada que me despedía de ellos des-
pués de verlos, al darme la vuelta, desde ese mo-
mento mis fuerzas se iban y me llenaba de tristeza,
y eso hacía que dañara a personas que solo trata-
ban de ayudarme.

Antes de asistir con la ultima psicóloga Marisol me


llevaba a los niños a la casa de Yadir, bueno eso
cuando andaba de buenas, como siempre estaba
cansado, fastidiado, sin ánimos, solo les daba dine-
ro para que compraran dulces y les ponía una pelí-
cula en lo que yo me dormía, después de la terapia
reaccione y supe que estaba en un error grandísi-
mo, que era el no disfrutar al máximo la compañía

24
mis hijos, todo cambio, aunque aun me sentía mal
psicológicamente me daba fuerzas para levantarme
de la cama cuando Marisol me llevaba a los niños y
aun sin ánimos de salir los llevaba a pasear y note
al instante que eso era importante para los niños,
hasta se les hacia raro que conviviera de esa mane-
ra con ellos, mas que nada a Yasar que es el mas
grande, los abrazaba les decía “te amo” y ellos tam-
bién me lo decían y los volvía a abrazar y trataba de
darles todo lo que querían y que estuviera a mi al-
cance.

En ocasiones no los veía durante un mes o mas de-


bido a discusiones con Marisol pero era algo raro ya
que discutíamos y ella me decía que no quería que
buscara a los niños, antes no me aguantaba y los
buscaba y solo recibía insultos de parte de ella, pero
después aprendí en las terapias que no me debo de
precipitar y debía buscar soluciones, en lugar de
buscarlos me daba tiempo para arreglar un poco mi
vida, después me reclamaba el por que no buscaba
a los niños, yo le decía que eso era lo que ella me
había pedido y me ofendía diciéndome que debía
buscarlos si me importaban, entonces la situación
para ella era: que no viera a los niños, pero si no
los buscaba se enojaba, yo no la entendía no sabia
que era lo que quería, lo único que me pasaba por
la mente era que ella quería verme hundido o muer-
to, por que eso me demostraban sus acciones y tal
vez ella pensaba lo mismo acerca de mi, y así nos

25
fuimos dañando mas y mas, decidí que era tiempo
de arreglar las cosas por la vía legal, con el divor-
cio, de esa manera ya no me podía negar el que
viera a mis hijos y no me podría exigir mas dinero
que el que decidiera un juez, me informe sobre el
procedimiento y me dieron un citatorio para el juz-
gado el cual le tenia que entregar a Marisol, pero es
tan predecible que ya sabia como iba a reaccionar y
hasta las palabras que iba a usar, y así fue, fue a la
casa de Yadir por el dinero de la semana le entre-
gue los papeles y le pedí que los leyera cuando lle-
gara a la casa, los vio ahí mismo y los rompió y em-
pezó a gritar, me dio mas lastima que coraje su ac-
titud, a mi me llamaba inmaduro por separarme pe-
ro ella lo era mas y no lo reconocía creo que ni aun-
que le tomara video y se lo mostrara aun así lo ne-
garía, yo me preguntaba si era para ella tan difícil
haberse llevado los papeles y pensar un poco y evi-
tarnos la discusión de ese día, ¿que en verdad era
tan difícil de hacer?… yo creo que no.

En el tiempo que me separe mi papá se fue a vivir


con nosotros a la casa de Yadir después de vivir se-
parados cerca de 20 años, nunca le guarde rencor y
siempre me dio gusto verlo, Yadir también sufrió
mucho, su esposa falleció muy joven tenia 24 años
de edad y llevaban 4 años de casados tenían solo a
Brian quien tenia 3 años cuando ella falleció de tu-
berculosis, después de su muerte mi hermano fue
decayendo poco a poco ya no era el mismo, me veía

26
en el, sabia como se sentía, me imaginaba lo que
pensaba, pero no platicaba con el ya que se acabó
la comunicación que teníamos cuando niños.

No le encontraba sentido a mi vida, me hacia mu-


chas preguntas, le hacia muchas preguntas a Dios,
¿Por qué me sentía así? ¿Qué había hecho yo para
merecerme este infierno? Si dicen que todos tene-
mos un propósito en esta vida ¿Cuál era el mío? No
encontraba una razón por la cual estaba vivo, solo
dañaba a las personas que me querían, estas pre-
guntas me las hacia cada día, cada momento, por
eso no vivía el mundo real, era como si el mundo no
fuera real y solo existiera el pensamiento, extraña-
ba esa sensación de ESCUCHAR todo a mi alrede-
dor, el cantar de los pájaros, el ruido de la calle, las
platicas con amigos, extrañaba VER las cosas, los
arboles, el cielo, la lluvia, extrañaba SENTIR alegría,
emoción, pero mas que nada extrañaba despertar
con una sonrisa, todo eso se había acabado, cada
que despertaba, que salía a la calle, que iba al tra-
bajo, solo existía mi pensamiento y yo, nada mas,
es como estar viendo una película, nada parece re-
al, a veces creía que tal vez yo ya había muerto
tiempo atrás y que solo era un espíritu que vagaba
por el mundo, tal vez no recordaba mi muerte, tal
vez me suicide pero no recordaba como lo hice o
que paso después, solo recordaba el día en que des-
perté y me empecé a sentir mal, ese día fue como
mi despertar como muerto y por eso no podía VIVIR

27
plenamente en el mundo, y me daba “ánimos” ne-
gativos y pensaba “con razón no me hacen efecto
las pastillas” me daba ese tipo de ánimos ya que no
podía entender otra causa de mi sentir.

Desde que la depresión me envolvió busque méto-


dos de cura, en internet, en bibliotecas, compraba
pastillas naturales, intente con aromaterapia, con te
de hierbas, con libros y ya no recuerdo con que
mas, después deje de buscar soluciones y por decir-
lo así, me resigne a esta enfermedad, total, ya hab-
ían pasado mas de 10 años de sentirme así, ya es-
taba acostumbrado, para que volver a sentirme bien
si ya no sabia lo que era eso, tal vez me sentiría pe-
or al curarme ya que no recuerdo lo que se siente
estar vivo y seria como algo nuevo para mi, me
daría miedo sentirme bien.

Seguí con mi “vida” quejándome de todo y de to-


dos, sentía que era una carga para los que me ro-
deaban, siempre estaba de mal humor, irritado,
hacia sentir mal a las personas a mi alrededor con
mi forma de ser, emanaba negatividad a los demás
por eso prefería estar solo, en mi “mundo”, cuando
alguien trataba de darme ánimos, conversar, no
funcionaba y terminaba ofendiendo o haciendo sen-
tir mal a esa persona ya que no me concentraba en
nada solo veía a las personas mover la boca pero no
escuchaba nada, solo a mi mente pensando en tod-

28
os mis problemas, sentía que no estaba en ese lu-
gar, en ese momento, las personas se alejaban y
me hacían sentir mal, por que sentía que no me en-
tendían, pero como me iban a entender si yo no
hablaba con nadie de lo que sentía, de lo que me
afligía, solo se lo decía a mi mente, solo éramos mi
mente y yo.

No me daba cuenta que no decía las cosas cuando


me preguntaban ¿Cómo te sientes? Mi mente grita-
ba : “TENGO MIEDO, YA NO AGUANTO, VIVO EN UN
INFIERNO, AYUDAME POR FAVOR, YA NO TENGO
FUERZA, ME QUIERO MORIR..”

...Pero nunca decía una palabra.

La gente no se da cuenta cuando estas deprimido


solo con verte a la cara, podrían decir que te ven
triste o que tienes cara de que tienes un problema
pero la depresión se esconde, no es como otras si-
tuaciones por ejemplo cuando le quieres pedir
perdón a un ser amado, a veces no se necesitan pa-
labras solo con la expresión de tu rostro dices todo,
tu cara, tu mirada, tus labios temblando dicen:
“PERDONAME, TE AMO”, si así se pudiera saber que
una persona esta deprimida las cosas serian mas
fáciles, las personas a tu alrededor te entenderían,
pero no es así, si no compartes lo que sientes solo

29
se irán acumulando las palabras, los pensamientos,
hasta que ya no puedas mas, hasta que sientas que
la cabeza te va a explotar de tanta presión y es ahí
cuando en empiezas a pensar en el suicidio como
única solución.

Tal vez desde antes de que tuviera depresión pre-


sentía que algo iba a pasar, recuerdo que en segun-
do grado de secundaria, un año antes de enfermar-
me, estaba en clases y mi banca se situaba cerca de
la puerta del salón, en ese tiempo era un adoles-
cente normal, recuerdo que mire hacia afuera vi los
arboles, un viento fuerte los estremeció y salieron
volando cientos de pájaros, veía, escuchaba, sentía
la vida, en mi mente se quedó grabada esa escena
y me dije: nunca voy a olvidar este momento...y así
lo hice.

Es muy difícil explicar lo que se siente vivir con de-


presión y a veces no es creíble por las personas que
nunca la han sufrido, cuando puedes decirle algo a
alguien, que no lo dejas solo en tu mente, y tratas
de desahogarte un poco siempre terminas desilu-
sionado ya que no obtienes el aliento que te deber-
ían de dar, cuando te ven triste y afligido solo te di-
cen “échale ganas” incluso a veces te lo dicen en un
modo enojados como “como que no vas a poder”
“aliviánate” “si no te curas es por que no quieres”
esas palabras hacen mas mal que bien, y es por eso

30
que digo que las personas con depresión son muy
difíciles de comprender, pero las demás personas no
tienen la culpa de no entendernos, es simplemente
que no saben como se debe de convivir con una
persona con depresión, no saben que palabras de
ben de usar, no saben que palabras pueden ayudar
o herir al enfermo.

Cuando te hacen comentarios como los de la pagina


anterior es como decirle lo mismo a una persona
que acaba de perder a un ser querido, “échale ga-
nas” “ya pasara” , aunque es bueno decirlo no pue-
des esperar que en ese mismo momento te diga
“sabes que, tienes razón” y se pare deje de llorar y
comience reír y reír, por que en ese momento su
mente esta bloqueada con el suceso de la perdida
de su ser querido y la mente es mas fuerte que el
cuerpo, con depresión una persona siente algo pa-
recido a perder a un ser querido, pero la diferencia
es que se siente es como si cada día que pasa per-
dieras a uno diferente, si has perdido un ser queri-
do deberías saber lo que se siente, en el momento
que te informan que murió, sientes desesperación,
miedo, ansiedad, nada te calma, el mundo se apa-
ga, el día, aunque este soleado como nunca parece
nublado, sientes que te desvaneces, no piensas,
pues así se siente el estar deprimido pero como lo
dije, es como si cada día que despiertas te informa-
ran que alguien querido murió, por eso siempre qui-
sieras no despertar al día siguiente sino seguir dor-

31
ido y jamás despertar, al menos dormido no te sien-
tes tan mal. Por eso dormía demasiado, no tenia
ánimos de levantarme, quería seguir dormido, no
sentir, no pensar, no sufrir…

Duele mucho no ser lo que quieres debido a que te


parece imposible todo, me deprimía ver a mis hijos
y quería ser el mejor padre para ellos pero no pod-
ía, cuando Yasar me pedía que jugara con el futbol,
no tenia ánimos y siempre le daba escusas o me
enojaba, siempre estaba de mal humor, hacia lo
mismo con Frida y no se diga con los demás, en el
trabajo quería ser el mejor, aunque logre asensos
hasta obtener el puesto de ingeniero de calidad, lo
cual me costó mucho trabajo, no me satisfacía ya
que no daba el rendimiento que quería, en un por-
centaje puedo decir que daba el 10% de mi esfuer-
zo, no me imagino hasta donde hubiera podido lle-
gar si no tuviera depresión, estoy seguro que muy
alto. La depresión te impide lograr muchas cosas,
hasta sonreír, te quita las fuerzas y las ilusiones, te
envuelve en el pensamiento una nube de fracaso,
de inutilidad, de infelicidad, de remordimiento, de
miedos, de inseguridad, siempre se encarga de po-
ner peros a tus sueños, si piensas que quieres es-
forzarte mas en el trabajo viene el pero, “pero pa-
ra que, de todos modos te van a pagar, me voy a
cansar mas, no tengo ánimos” o si quieres abrir un
negocio “pero seguro no va a funcionar” “pero no

32
voy a poder” “pero son muchas cosas que hay que
hacer” y puedo escribir muchos ejemplos mas en
muchas otras situaciones “pero” este libro seria
mas grande de lo que tenia pensado.

De tanto probar métodos para curarme, o por lo


menos para sentirme bien, llegue al peor de mis
errores que fue el volver a las drogas pero ya no fue
marihuana sino cocaína, la probé y me hacia sentir
bien, me animaba, me sentía con ganas de hacer
las cosas, me convertía en una persona hiperactiva,
sonriente, pero era solo una mascara ya que al pa-
sar el efecto me sentía peor que antes, me hundía
en ansiedad y aumentaban mis ganas de terminar
con mi vida, por eso me drogaba mas seguido, y
aumentaba las dosis, me fui perdiendo en las dro-
gas, creí que eran la solución pero solo aumentaron
mis problemas, pedía prestamos para comprar mas,
y aun debiendo pedía mas y mas, hasta que me vi
envuelto en problemas de dinero y por este motivo
aumentaron mis problemas con Marisol ya que no
tenia dinero para darle para mis hijos, ese fue el re-
sultado de mi estupidez al volver a las drogas.

Llegue al grado que ya no reaccionaba mi mente ya


no me respondía, en verdad me sentía muerto en
vida, lleno de problemas, me drogaba y al pasar el
efecto solo lloraba, siempre me encerraba en el
cuarto donde dormía y lloraba como un niño, como

33
un niño que necesitaba de alguien quien lo abraza-
ra, pocas personas me han visto llorar así, y estoy
seguro que por lo menos has visto a un joven llorar
con tal sentimiento, llorando con esa necesidad de
vida, de esperanza, de fuerzas, eso es depresión.

No era de los jóvenes que salían con sus amigos,


estando separado, podía haber hecho muchas cosas
como un “hombre” normal, que saldría, se divertir-
ía, aprovecharía su libertad, yo no lo hacia, y las
pocas veces que salí no me hacían sentir nada bien,
al contrario me sentía mas mal, me fastidiaban los
bailes, estar con la gente, quería estar solo y llorar.
Me decían aguafiestas, amargado pero esas perso-
nas no sabían lo que pasaba por mi vida por eso no
les decía nada.

Si tan solo la gente que me rodeaba hubiera sabido


por lo que pasaba, no habrían hecho cosas o decir
palabras que me lastimaron y mucho, el caso de
Marisol es un ejemplo, no la culpo por su forma de
actuar desde que vivíamos juntos hasta nuestra se-
paración, cometí muchos errores los cuales fueron
provocados por no pensar bien las cosas antes de
actuar, ya que mi mente estaba bloqueada, con es-
to se que no puedo justificar mis errores ya que aun
así tenia el poder para decidir si hacia algo o no lo
hacia, simplemente como fue el engañarla, no una,
sino tres veces, no encuentro palabras para dar las

34
razones por el cual lo hice, solo que no me sentía
vivo creía que todo lo que hacia no era realidad, tal
vez me estaba volviendo loco, muchos dirían que la
razón es que así son todos los hombres, no creo
que esto sea verdad, pero bueno, no estamos discu-
tiendo esto, Marisol y yo tuvimos problemas desde
el principio de nuestra relación pero yo nunca la ne-
gué en ningún lado (bueno solo por teléfono y con
una persona que ni siquiera llegue a ver, era una
vecina que conocía desde niño y no nos veíamos
desde hace muchos años ni siquiera sabia como
era) aprendí de ese error y desde entonces si una
mujer me preguntaba si era casado yo no dudaba y
decía que si, y aunque tenia problemas fuertes con
Marisol nunca los mencionaba, como muchos ami-
gos que tuve a los cuales les preguntaban si eran
casado, algunos rápidamente contestaban que no,
aunque fuera mentira, otros decían que si y empe-
zaban a contar sus mentiras que me daban risa, de-
cían “si estoy casado pero creo que nos vamos a se-
parar, tenemos muchos problemas, bla, bla, bla y
las hacían caer”. Las personas con las que me rela-
cione irónicamente me decían que se habían fijado
en mi por que era diferente, no andaba sobre las
compañeras de trabajo, no molestaba a nadie como
mis compañeros que solo veian a una muchacha
guapa pasar y le silbaban u otras cosas, pero me
equivoque y lo reconozco, en ese tiempo me sentí
alejado de Marisol y necesitaba de comprensión, de
amor, pero me equivoque mas en no habérselo di-

35
cho, me equivoque en no decirle lo que sentía, pero
si no le contaba lo que sentía a las personas en las
que confiaba mucho menos a ella ya que nunca nos
tuvimos la confianza para decirnos ni siquiera el co-
mo nos había ido en el día, ella dice perdonarme
pero se que ese sentimiento de rencor y de decep-
ción nunca va a desaparecer de su corazón y eso
me hace arrepentirme mas de mis acciones.

Un día ella fue por el dinero de los niños el cual


había pedido prestado ya que no tenia nada debido
a las malditas drogas, me invito a ir a la iglesia cris-
tiana a la cual asistía, me negué como tantas veces
lo hice, pero Dios nunca se cansó, pensé y le dije,
ok, vamos pero no esperes nada de milagros en mi
ni nada por el estilo, pasamos por su mamá y llega-
mos al templo el cual estaba a un lado de una igle-
sia católica y la diferencia era notable, la católica
era grande parecía monumento,, con patios am-
plios, una fuente en el frente, tenia hasta oficinas,
en cambio el templo al que íbamos no tenia paredes
solo era un techo de lamina y unas cuantas bancas,
gente cantando y danzando, me daba vergüenza
que me vieran entrando ahí, cuando era niño vivía
en esa misma colonia y recuerdo que a un lado de
la casa donde vivíamos se reunían cristianos y a ve-
ces los veía llorando, gritando, bailando, a mis her-
manos y a mi nos daba risa, no entendía como no
les daba vergüenza hacer esas cosas nunca me
imagine lo que vendría después en mi vida.

36
Entramos a la iglesia y pensé que iba a ser como
una misa católica normal, yo asistía a misas católi-
cas siendo niño ya que toda mi familia es católica,
sin ofender a los católicos pero en una misa eres
solo una persona mas sentado en una banca, pero
en esa iglesia cristiana eres alguien, se dan cuenta
que entraste, te saludan, te dicen “que Dios te ben-
diga” te permiten expresar tus sentimientos hacia
Dios, te permiten cantarle a Dios y gritarle lo gran-
de que es, si haces esto en una iglesia católica te
sacan rápidamente. El pastor Cristóbal comenzó la
predicación y antes de iniciarla dijo “Doy gracias a
Dios por Juan que ha venido hoy a su casa” todos
me vieron y me dieron la bienvenida, me sentí muy
raro, sentía que no era mi lugar, termino la predica-
ción y yo ya estaba afuera, ya me quería ir, el pas-
tor me llamó e hizo una oración por mi, yo tenia el
corazón duro y en mi mente decía que quería que
ya acabara, que no me dijeran que Dios esto o Dios
lo otro, yo nunca iba a hacerme cristiano, tenia mu-
chos problemas como para ir a perder el tiempo a
una iglesia, el pastor terminó y notaba mi rechazo,
solo dijo que la semilla se había sembrado, yo no
entendí a que se refería-

Siguió mi vida como siempre, lo mismo todos los


días, la rutina, las drogas, las deudas etc., etc.

37
Mis padres se crearon una mala imagen de Marisol
ya que a veces discutíamos afuera de la casa y ellos
oían todo, Marisol siempre los vio mal por que ellos
decían que no sabían lo que pasaba, pero que una
madre o un padre no va a querer que sus hijos se
sientan mal o que los ofendan independientemente
de lo que hayan hecho, seria como si yo me enojara
si el papá de ella le diera dinero y yo le dijera que
ella tiene que trabajar ahora que esta sola, según
ella mis padres querían lo peor para ella, pero no
era así de hecho las personas que ella mas criticaba
que eran mis padres y mi hermano Yadir eran los
que me decían que pensara bien las cosas y que re-
gresara con ella y que viviera bien mi matrimonio,
me veían como estaba y sentían que había cometi-
do un error, por las drogas fui cayendo mas y mas
extrañaba demasiado a mis hijos, deje de ver a la
persona que me apoyaba y eso le dolió mucho, le
hice mucho daño, decidí volver con Marisol, nos sin-
ceramos en muchas cosas y decidimos intentarlo.

Los primeros días me sentí mal, extrañaba mucho a


esa persona que me daba ánimos que me hacia le-
vantar la mirada, pero tenia que intentarlo, de
hecho una noche pensaba mucho en ella, me pre-
guntaba como estaría, me daban muchas ganas de
verla, lloraba, me di valor y como nunca antes tuve
valor de decírselo a Marisol y le pedí ayuda pensé
que se molestaría pero no fue así, hablamos y des-
pués me sentí mas tranquilo y me fui a dormir.

38
Renuncie a mi trabajo, deje atrás muchas cosas
unas buenas otras malas, aunque había logrado un
buen puesto en esa fabrica se que fue lo mejor para
todos.

Pensé que las cosas iban a ser fáciles pero no fue


así, seguía en las drogas aunque eso no se lo había
comentado a Marisol y también empecé a tomar
cerveza como nunca antes, nunca me gustó la cer-
veza pero llegue al grado de necesitar tomarme aun
que fuera una botella diaria, estaba peor que antes
ya tenia todos los vicios en mi, drogas, cerveza, ci-
garro.

Un día en que no tenia dinero, pues se me había


terminado el dinero que me dieron al renunciar en
la fabrica, me sentía desesperado, quería sentirme
“un poco bien” , con droga, llegue tan bajo que des-
perté a Marisol y le pedí dinero, me preguntaba pa-
ra que y no le respondía, de tanto insistir y de tan
desesperado que estaba le dije para que quería el
dinero, se sintió muy mal aunque no me entendió, y
con razón, me dio el dinero pero me pidió ir conmi-
go, también me dijo que iba a ser la ultima vez,
también me dijo que en ese fin de semana asistiría-
mos a la iglesia, esas fueron, por decirlo así, sus
condiciones.

39
No recuerdo bien cuantos días pasaron pero en una
noche tocaron a la puerta, era el Pastor Cristóbal, la
mamá de Marisol (quien también asistía a la iglesia
cristiana) y Daniel quien tocaba y cantaba en la
iglesia, estuvimos platicando y hablaron conmigo,
creo que el pastor al verme sabia por lo que estaba
pasando, algo paso ese día que me hizo pensar en
intentarlo, total, si el Pastor dice que Dios es la so-
lución para todo, por que no probarlo, si había in-
tentado, pastillas, te de hierbas, psicólogos, drogas,
cerveza, por que no probar asistir a la iglesia, que-
de con el pastor en ir ese fin de semana, no me di
cuenta pero fue la segunda llamada de Dios en esa
misma semana diciéndome que me acercara a el, la
primera con Marisol y la segunda con el pastor, algo
me decía que tenia que ir. Recuerdo las palabras del
pastor “Te Conviene”. Creo que necesitaba probar
algo mas, aparte de lo físico del mundo.

En m i caso de depresión, nada m e resulto m as


que el acercarm e a Dios, la terapia ayudó pero
solo un poco, y com o repito eso fue en m i ca-
so, si estas tom ando pastillas com o prozac o
tienes sesiones con psicólogos no lo dejes, si-
gue con tu tratam iento.

40
Mi Despertar

F ebrero del 2009, fecha en que por segun-


da vez asistí a la iglesia... pero esta vez
para no volverme a alejar.

Fue un día domingo 4:00pm en que mi vida cambió,


inicialmente el pastor dio las gracias a Dios por to-
dos las personas y nuevamente me mencionó como
presente, después de una oración de inicio se daba
espacio para que las personas presentes dieran gra-
cias a Dios por cada una de sus acciones en su vida,
después hubo espacio para cantos dedicados a Dios,
para alabarle y darle gracias, aun me sentía algo in-
comodo, llego el tiempo de la predicación y al ter-
minar llego la administración en la cual la gente pa-
sa al frente del altar y los que no han recibido a
Cristo en su corazón, ahí lo hace con una oración

41
Lo pensé un poco pero sentía un llamado de Dios a
pasar al frente, el pastor se coloco delante de mi y
me pidió cerrar los ojos, me pregunto si quería
cambiar mi vida, me dijo que el sabia lo que pasaba
en mi vida, que ya no tenia que sufrir mas pero esa
era mi decisión, me pregunto si quería aceptar a
Cristo en mi vida y en mi corazón , de reconocerlo
como único salvador, me quede callado un rato y
conteste que si, me pregunto que era lo que me
dolía o cual era mi problema, le dije que era mi ca-
beza, mis pensamientos, colocó una de sus manos
en mi corazón y la otra en mi cabeza y me pidió que
repitiera esta oración:
“Señor Jesús abro mi corazón en esta hora, y te re-
cibo como mi Señor y Salvador, perdona todos mi
pecados, recíbeme como tu hijo y haz de mi la per-
sona que Tu quieres que yo sea.”
Termino la oración y el pastor me abrazó, no se que
me paso pero comencé a llorar, no podía parar.

Deje las drogas, la cerveza de un día para otro, no


podía haber mas causa que un milagro, empezaba a
sentir mas fuerzas cada día, empecé a levantarme
mas temprano, despertaba y sonreía como hace
mucho no lo hacia, ahora mi droga era Dios, cada
que oraba, que iba a la iglesia que cantaba para El,
me sentía lleno de energía, cada vez quería mas de
El, Antonio me había regalado una biblia y empecé
a leerla, nunca había leído la biblia y en verdad en-
cuentras muchas respuestas a las interrogantes

42
de la vida, encuentras consuelo, conoces historias
que podrían ser iguales a la tuya, incluso peores, un
caso es el de Job…
JOB 1

1 Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era


este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y
apartado del mal. 2 Y le nacieron siete hijos y tres
hijas. 3 Su hacienda era siete mil ovejas, tres mil
camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas
asnas, y muchísimos criados; y era aquel varón más
grande que todos los orientales. 4 E iban sus hijos y
hacían ban quetes en sus casas, cada uno en su día;
y enviaban a llamar a sus tres hermanas para que
comiesen y bebiesen con ellos. 5 Y acontecía que
habiendo pasado en turno los días del convite, Job
enviaba y los santificaba, y se levantaba de mañana
y ofrecía holocaustos conforme al número de todos
ellos. Porque decía Job: Quizá habrán pecado mis
hijos, y habrán blasfemado contra Dios en sus cora-
zones. De esta manera hacía todos los días.
6 Un día vinieron a presentarse delante de Jehová
los hijos de Dios, entre los cuales vino también Sa-
tanás. 7 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vie-
nes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De ro-
dear la tierra y de andar por ella. 8 Y Jehová dijo a
Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que
no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y
recto, temeroso de Dios y apartado del mal?

43
9 Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso te-
me Job a Dios de balde? 10 ¿No le has cercado alre-
dedor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al tra-
bajo de sus manos has dado bendición; por tanto,
sus bienes han aumentado sobre la tierra. 11 Pero
extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y
verás si no blasfema contra ti en tu misma presen-
cia. 12 Dijo Jehová a Satanás: He aquí, todo lo que
tiene está en tu mano; solamente no pongas tu ma-
no sobre él. Y salió Satanás de delante de Jehová.
13 Y un día aconteció que sus hijos e hijas comían
y bebían vino en casa de su hermano el primogéni-
to, 14 y vino un mensajero a Job, y le dijo: Estaban
arando los bueyes, y las asnas paciendo cerca de
ellos, 15 y acometieron los sabeos y los tomaron, y
mataron a los criados a filo de espada; solamente
escapé yo para darte la noticia. 16 Aún estaba éste
hablando, cuando vino otro que dijo: Fuego de Dios
cayó del cielo, que quemó las ovejas y a los pasto-
res, y los consumió; solamente escapé yo para dar-
te la noticia. 17 Todavía estaba éste hablando, y vi-
no otro que dijo: Los caldeos hicieron tres escua-
drones, y arremetieron contra los camellos y se los
llevaron, y mataron a los criados a filo de espada; y
solamente escapé yo para darte la noticia. 18 Entre
tanto que éste hablaba, vino otro que dijo: Tus hijos
y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en
casa de su hermano el primogénito; 19 y un gran
viento vino del lado del desierto y azotó las cuatro
esquinas de la casa, la cual cayó sobre los jóvenes,
y murieron; y solamente escapé yo para darte la
noticia. 20 Entonces Job se levantó, y rasgó su
manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y
adoró, 21 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi ma-
dre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová
quitó; sea el nombre de Jehová bendito. 22 En todo

44
esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito
alguno.

Job 2
7 Entonces salió Satanás de la presencia de Jehová,
e hirió a Job con una sarna maligna desde la planta
del pie hasta la coronilla de la cabeza. 8 Y tomaba
Job un tiesto para rascarse con él, y estaba sentado
en medio de ceniza.

9 Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu inte-


gridad? Maldice a Dios, y muérete. 10 Y él le dijo:
Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas,
has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y
el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job
con sus labios.

11 Y tres amigos de Job, Elifaz temanita, Bildad


suhita, y Zofar naamatita, luego que oyeron todo
este mal que le había sobrevenido, vinieron cada
uno de su lugar; porque habían convenido en venir
juntos para condolerse de él y para consolarle. 12
Los cuales, alzando los ojos desde lejos, no lo cono-
cieron, y lloraron a gritos; y cada uno de ellos rasgó
su manto, y los tres esparcieron polvo sobre sus ca-
bezas hacia el cielo. 13 Así se sentaron con él en
tierra por siete días y siete noches, y ninguno le
hablaba palabra, porque veían que su dolor era muy
grande.

Job sufrió mucho pero nunca dejó a Dios, nunca se


aparto del buen camino, después de estas pruebas
Dios le dio diez veces mas de lo que tenia ya que
fue un hombre de fe.

45
Te das cuenta que hubó, hay y seguirá habiendo
mucha gente con problemas mayores a los tuyos y
que depende de tus pensamientos saber como
afrontarlos, si solo piensas en forma negativa nunca
vas a lograr nada y sin Dios en tu corazón mas bien
es imposible, ya que El nos ayuda a andar por el
buen camino, El nos enseña el sendero que debe-
mos tomar y es nuestra decisión tomar ese sendero
o no, yo decidí tomarlo y no pude haber tomado
mejor decisión que esa, se que aun me faltan mu-
chas cosas por cambiar en mi persona, mis hábitos,
para ser digno de ser llamado hijo de Dios pero se
que lo voy a lograr, y como dijo mi pastor: “Me
Conviene”.

Estando leyendo la biblia cierto día, escuchando


música cristiana, me dieron muchas ganas de llorar,
pero de felicidad, al escuchar una canción que se
llama “gracias señor Jesús” la cual me gustaría
compartirte la letra de esta canción:

Gracias Señor Jesús


Solo estaba, le jos de ti, cuando nadie fijo sus ojos, Tú los fi-
jaste en mi, Tú pasaste ce rca de m i, me ungiste con ace ite y
me vendaste y me haz he cho fe liz.

Gracias Señor Jesús por amarme así, Gracias Se ñor Jesús por
cuidar de mi, gracias señor Jesús por la vida que me das, gra-
cias te doy a ti.

46
En la parte que dice: “me ungiste con aceite y me
vendaste y me haz hecho feliz” lo entendía como si
hubiera curado todas mis heridas sin fijarse en todo
lo malo que había hecho en mi vida.

Llore mas al escuchar esta canción, pero sonreía al


mismo tiempo de llorar, sentía su presencia a mi la-
do, sabia que ya nunca mas estaría solo, quería
darle algo a cambio pero no sabia que, no había na-
da que compensara el que me hubiera dado una vi-
da nueva llena de esperanza y alegría… decidí escri-
birle una canción, en ese momento, no tarde ni diez
minutos en escribírsela, la nombre No te rendiste:

No te Rendiste

En la oscuridad me e ncontré, por tanto tiempo


Sin conoce r de ti Señor, pe rdido en mi pensam iento
En tu santidad hoy vivo, un gran momento
Al re cibirte a ti, cambiando m is sentimientos.

No te rendiste Se ñor
No me de jaste huir de ti
Me pe rdonaste
Y agrade cido estoy aquí
Tú me dijiste Señor
No me apartare de ti
Y hoy ve ngo a darte
Todo lo bueno que hay en m i.

47
Al día siguiente le mostré a Antonio la letra de la
canción y quería que me ayudara a hacerle los arre-
glos musicales ya que en esa parte yo no soy bue-
no, después de una semana mi hermano me dijo
que tocaría la canción en su iglesia ya se había
puesto de acuerdo con los músicos, no pude ir ese
día, pero mi cuñada grabó la canción en su celular y
después me la mostraron, la verdad me gustó mu-
cho lo que hizo mi hermano con la canción, y estoy
seguro que a Dios también le gustó y eso era lo que
a mi mas me importaba.

El sentido de la vida aumentaba cada día en mi, me


daba cuenta con cada cosa que me pasaba con
Dios, que ahora me daba vueltas la cabeza pero de
tanto pensar en lo que podía hacer, encontraba tan-
tas razones para vivir que me emocionaba, solo me
preguntaba el por que no me había acercado a Dios
mucho antes, y es lo que pasan en este momento
muchas personas que no han recibido a Cristo en su
corazón, se lo que se siente y como piensan esas
personas, nos hacemos de corazón duro y no cree-
mos que en El esta la respuesta para todo, con el
desaparece todo mal, cuando te hablan de Dios, o
te invitan a una iglesia piensas que es como si en-
traras a un convento, piensas que no te van a ayu-
dar para nada y será una perdida de tiempo, tu
pensamiento te dice que si vas, dejaras de hacer
muchas cosas que te gustan, como tomar, maldecir,
ir a bailes, escuchar reggaetón, etc. Etc. Pero la
realidad es otra.

48
Es cierto que dejas de hacer esas cosas en verdad
no es por que te lo impongan, simplemente las vas
dejando poco a poco, a veces de un día para otro,
por que te van pareciendo cosas inútiles. En mi caso
empecé a escuchar canciones cristianas, no lo sabia
pero hay de todos los géneros, hasta reggaetón
cristiano, en mi computadora tenia grabadas mas
de 4000 canciones “del mundo” las cuales escucha-
ba diariamente, día y noche, empecé a cambiarlas
por música cristiana, en el auto también, a veces al
introducir un compact disc en el auto estéreo me
equivocaba y las canciones eran del “mundo” y lo
quitaba inmediatamente y lo cambiaba por uno de
música cristiana.

La gente siempre le tiene miedo a lo nuevo, no se


atreven a cambiar ya que están acostumbrados a su
vida diaria, aunque esta los este matando poco a
poco, esto pasa en todos lados y en todas las situa-
ciones, por ejemplo si en tu trabajo te cambian de
puesto, sientes algo de miedo, no sabes si serás
efectivo, no quisieras ese cambio por que ya estas
acostumbrado al trabajo que realizabas actualmen-
te, de hecho si en ese mismo puesto te cambian un
proceso a realizar, te molestara, ya que estabas
acostumbrado a hacer el proceso anterior aunque el
nuevo sea mas fácil y rápido, esto se llama resis-
tencia al cambio, otro ejemplo es cuando te cam-
bias de casa, no importa que la nueva casa sea me-
jor te sentirás mal de dejar a amigos, conocidos etc.

49
A veces platicaba con Yadir e intentaba convencerlo
de cambiar su vida junto a Dios como lo hizo una
vez Antonio conmigo, aun no lo logro pero se que
ese día llegara.

Ahora las personas son muy difíciles de convencer,


antes de abrirle mi corazón a Jesús escuchaba
“testimonios", (un testimonio es la narración de una
persona en la que cuenta su vida antes y después
de recibir a Jesús en su corazón) en discos, en vide-
os, de mi propio hermano Antonio, , pero el solo oír
las palabras “mira yo antes hacia,” “yo antes era”
en ese momento dejaba de escuchar por que no
creía nada de eso, para mi era como ver un es-
pectáculo de “magia” o de esos programas donde
hipnotizan a las personas y las ponen a hacer cada
cosa, cuando pasan “voluntarios” al escenario lo pri-
mero que dices es “esa gente ya estaba en la lista,
trabajan para ellos mismos, en verdad no les crees
nada, no quiero decir con esto que los ejemplos se-
an verdad, yo no creo en la magia ni en el hipnotis-
mo, solo creo en los milagros de Dios, bueno así
pensaba de los “testimonios” pero si no lo vives no
lo entiendes, vuelvo a lo mismo, si quieres saber
que se siente que te atropelle un auto pues lo logra-
ras hasta que…pues si, hasta que te atropelle un
auto, lamentablemente esa es la realidad.
Es el miedo la razón por lo que las personas no se
acercan a Dios, aunque lo nieguen y tal vez no est-

50
en consientes de ello, pero yo les digo que esa es la
razón...tienen Miedo.

Me gusta comparar, aunque suene mal, el cambio


de vida al convertirte a cristiano con las cosas coti-
dianas, pero lo hago para que las personas me en-
tiendan, por ejemplo, a un amigo que no tiene a
Cristo en su corazón no puedes ir y decirle, hola te
invito a la congregación, es año del jubileo, va a
haber alabanza y van a administrar, se va a quedar
con cara de ¿?. Por eso uso ejemplos de la vida dia-
ria.

Como ejemplo vemos lo siguiente:

Sistema operativo: software básico que controla


una computadora.

Existen 2 sistemas operativos los cuales abarcan la


mayor parte del mercado de las computadoras es-
tos son Windows de Microsoft y Mac de Apple.

Si a una persona que tiene en su computadora sis-


tema operativo Windows se le pide cambiar a Mac o
viceversa no lo hará aunque le digan que el otro es
mejor, que tiene mejores funciones, mejores gráfi-
cos, mayor seguridad, ¿y esto por que? Por que es-
ta acostumbrado a usar el que tiene actualmente,
no le gustaría cambiar su sistema operativo y ver
que no era como el anterior, hasta los colores de los
botones le desagradaran y eso aunque en realidad
el nuevo sea mejor. Es Miedo, miedo al cambio.

51
Inténtalo, no pierdes nada, ¿quien no quiere una vi-
da feliz y eterna?, nadie sabe la fecha y hora exacta
en la que su vida terminara, la mía pudo haber sido
en el momento de estar escribiendo este libro, solo
que yo ya estoy preparado para el final, ¿tu quieres
estar preparado? Hazlo ahora y no esperes mas, en
los noticieros, en los diarios, aparecen tantas cosas
que pasan, accidentes, ejecuciones, etc. Una her-
mana de un amigo falleció hace tiempo, ella con-
ducía por una avenida muy transitada, del otro lado
de la carretera un hombre ebrio perdió el control de
su automóvil y se impactó de frente con el auto-
móvil de ella, ahí murió, no lo esperaba, no tuvo
tiempo de pensar en Dios, no tuvo tiempo de des-
pedirse de sus seres queridos, no tuvo tiempo de
SALVARSE.

Recuerdo que me daba mucho miedo pensar en el


día que muriera, que pasaría, que sentiría, cuando
seria, ahora no me preocupo por que se que alguien
me espera, que no estaré solo y que seré salvo.

Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será


salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén
habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el
remanente al cual él habrá llamado. Joel 2.32

El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el


que no creyere, será condenado. Marcos 16.16

52
Es increíble lo que Dios hace por nosotros en primer
lugar entrego a su hijo Jesús para limpiar nuestros
pecados.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha


dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que
en él cree, no se pierda, mas tenga vida eter-
na.Juan 3.16

En el templo hay un espacio para dar ofrenda, a ve-


ces tenia poco dinero pero lo daba todo, aunque
fuera poco, ya que no estaba trabajando, me que-
daba sin dinero pero lo entregaba de buena fe, sin
dinero y teniendo que dar de comer a mis hijos, por
un medio u otro Dios proveía y para cuando me da-
ba cuenta tenia en mi bolsa 10 veces mas de lo que
había ofrendado, es verdad, me quedaba pensando
y no lo podía creer, esto no significaba que en el fu-
turo daría ofrenda por que supiera que iba a recibir
mas, se tiene que ofrendar sin esperar nada a cam-
bio ya que es para la casa de Dios, a veces tenia
problemas con Marisol por esta causa ya que le de-
cía que teníamos que ofrendar y ella me decía que
era lo único que teníamos, no entendía que Dios
nos prevería mas de lo que ofrendáramos, Dios
nunca nos iba a dejar solos, puedes ver a los pája-
ros, ellos no trabajan y aun así siempre se alimen-
tan, nunca pasamos hambre gracias a El, siempre
estuvimos protegidos por su presencia.

53
La palabra de Dios nos muestra tantas cosas, El
quiere lo mejor para cada uno de nosotros como
nuestro padre.

Dios nos da el poder para lograr todo lo que nos


propongamos solo debes desearlo y luchar por al-
canzar tus metas y siempre debes tener a Dios pre-
sente en tu mente y en tu corazón ya que El es
quien te regala el día que estas viviendo.

Mucha gente piensa, sueña, con ser millonario tener


una casa enorme, un buen auto, pero la mayoría de
las veces queda en solo eso, un sueño, se ponen
barreras a si mismos, otras veces Dios no te las da
por que aun no estas preparado para eso, quieres
una casa enorme pero la casa pequeña que tienes
ahora esta sucia, las plantas del jardín están muer-
tas, hay polvo en los muebles, telarañas en las pa-
redes etc. Como seria si tuvieras una casa enorme,
quieres un mejor auto pero el que tienes actual-
mente esta sucio, no le checas el nivel de aceite ni
el del agua, no le das mantenimiento, que le pasaría
al auto lujoso que quieres, seguro no te duraría mu-
cho.
Tienes que valorar lo que tienes, tu ya eres rico, no
necesitas dinero para serlo, hay ricos que no son
felices con todo el dinero que tienen ya que un bille-
te no los puede abrazar, no los puede salvar.

54
Hay un capitulo en la biblia que me gusta mucho ya
que lo he comprobado en mi vida:

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y


se os abrirá. 8 Porque todo aquel que pide, recibe;
y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 9
¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide
pan, le dará una piedra? 10 ¿O si le pide un pesca-
do, le dará una serpiente? 11 Pues si vosotros, sien-
do malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros
hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los
cielos dará buenas cosas a los que le pidan?
Mateo 7.7- 11

Pero lo que aprendí es que hay que saber pedir las


cosas. en una ocasión, mi pastor nos visitó, estába-
mos cenando y me encanta conversar con él por
que cuenta sucesos de la biblia y de la vida, nos
contó sobre un hermano que quería un auto, hiso
oraciones para que Dios se lo proveyera, cuenta
que poco tiempo después una hermana de la misma
congregación a la cual asistía el hermano que quería
el coche, sin, mas le regalo un automóvil pequeño
creo que era un bochito, platicando con ese herma-
no contó que había orado a Dios y le había dicho
que le ayudara para tener un coche aunque fuera
un bochito, el pastor sonriendo dijo, pero por que le
pediste un bocho, le hubieras pedido un auto ultimo
modelo, todos reímos y entendí que hay que saber
55
pedirle las cosas a Dios, primeramente debes valo-
rar lo que tienes y darle gracias a El por tenerlas, y
segundo no debes limitarte en las cosas que quieres
que Dios te de. No pidas “aunque sea” un trabajo
de limpieza, pide un trabajo de oficina, donde ganes
buen dinero, con Dios no te puedes limitar, el es
Todopoderoso, no pidas “aunque sea” terminar la
carrera que cursas, pídele llegar hasta maestría o
doctorado, El te dará todo lo que quieras, El solo te
pedirá a cambio que no te apartes de su camino.

Cuando aceptas a Cristo en tu corazón y te apartas


de su camino las cosas se ponen mal, yo lo com-
probé y nadie me puede decir que fueron casualida-
des todas las cosas que me pasaron, deje de ir a la
iglesia cerca de un mes, desde la primer semana las
cosas se fueron complicando, Antonio ya me había
hecho comentarios sobre lo que pasa cuando acep-
tas a Cristo y después lo dejas, empecé a sentirme
mal, deprimido, empezaron a llegar citatorios de las
deudas que tenia, ya no recibía dinero como antes
el cual Dios me proveía con lo cual pagaba los servi-
cios de luz, agua, gas, el auto que Dios me había
dado se descompuso, empecé a estar enojado, fas-
tidiado, ya no quería salir, supe del error que había
cometido y volví a ir a la iglesia, muchos piensan o
pensaran que Dios me mando todo eso como casti-
go, pero yo no lo veía así, yo mismo había colocado
una barrera entre Dios y yo, El me dio el tiempo pa-
ra recapacitar y darme cuenta de mi error.

56
No paso mucho tiempo después de volver a la igle-
sia en que las cosas volvieron a la normalidad, de
los citatorios por las deudas que tenia, arregle la
mayoría y hasta me hicieron descuentos de mas del
50% del valor de la deuda, me llego dinero, de pa-
rientes y pude pagar los servicios que tenia atrasa-
dos, del auto me había dicho un mecánico de con-
fianza que me saldría en alrededor de 12 mil pesos
arreglarlo, después encontré donde arreglarlo por
menos de la mitad de eso ya no me sentía enojado
con todo eso Dios me decía que todo iba a estar
bien que no me preocupara volvían mis ánimos y
nunca mas volvería a apartarme de Dios.

Cuando menciono frases como “Dios me dijo” tal


vez te parezca algo raro, a mi me pasaba lo mismo
cuando Antonio hablaba conmigo antes de conver-
tirme a cristiano, me contaba cosas en las que
agregaba estas mismas palabras me preguntaba
¿Cómo es que Dios le habla? Pero después com-
prendí que la pregunta correcta debía ser ¿Cómo es
que yo no lo escucho?, Dios siempre nos habla a ca-
da uno de nosotros, el problema es que no lo sabe-
mos escuchar, no quieras escucharlo arrodillado
orando y esperar que te diga “HEY, SOY YO” la voz
de Dios la sientes en tu corazón es un pensamiento
que te viene a la cabeza y te hace sentir bien, tenia
la duda de distinguir la voz de Dios , lo consulte con
mi pastor ya que necesitaba poder diferenciar Su
voz de otros pensamientos y su respuesta fue que

57
cuando Dios te habla sientes mucha paz, y no hay
ningún “pero” en ese pensamiento.

Tu también puedes escuchar a Dios, mas que escu-


charlo, lo sientes en todos tus sentidos. Anda en su
camino y veras que tu vida cambiara para siempre
y cuando digo para siempre es aun después de la
muerte.

Yo me pregunto por que tanta gente trata de imitar


o sigue los pasos de personas de este mundo, gente
millonaria, gente exitosa, artistas, actores, luchado-
res y no pueden seguir los pasos de Jesús que fue y
sigue siendo perfecto, no lo entiendo.

Aunque sigo yendo al templo no me considero una


persona de una religión, por eso no he mencionado
una religión especifica del templo al que asisto, yo
no creo en la diferencia de religiones, ya que Dios
es el padre de todos y por consiguiente todos so-
mos hermanos, no le voy a hacer una mala cara a
un católico o me voy a burlar por adorar imágenes,
respeto a cada una de las personas y sus creencias,
no me gusta estar “amarrado” por decirlo así a una
religión, me gusta ayudar a otras iglesias aunque no
sean las mismas a la que asisto, si me pidieran pin-
tar las paredes de una iglesia católica, pentecostés
o de testigos de Jehová, lo haría con gusto.

58
Si esto pasa con los partidos políticos o con las tele-
visoras, cuando se unen para un fin determinado
pues cuanto mas mejor la unión de las iglesias para
alabar y bendecir el nombre de Dios.

Vuelvo a recalcar que tu tienes el poder de lograr lo


que te propongas, mas aun cuando tienes a Cristo
en tu corazón, la gente ve a los cristianos como
personas raras, pero también disfrutamos, de una
manera diferente pero lo hacemos, piensa en lo que
en verdad quieres para tu vida, no creo que nadie
quiera vivir en un mundo nublado, triste sin llegar a
ser prospero.

Thomas Alva Edison (1847-1931), inventor esta-


dounidense experimentó cerca de 18,000 veces an-
tes de lograr terminar la bombilla eléctrica (foco)
nunca se rindió para lograr su objetivo, cuando le
decían que había fracasado 17,999 veces el dijo que
en realidad no había fracasado, simplemente había
encontrado 17,999 formas de no construir una
bombilla eléctrica.

Así que lucha por lo que quieres, a veces es muy


difícil y te parece imposible cuando estas deprimido,
pero con el solo hecho de pensar en salir de ese es-
tado ya estas haciendo algo, levántate y busca tu
felicidad, por que te la mereces y puedes estar se-
guro que Dios estará a tu lado y nunca de dejara
solo.

59
Recuerdo que cuando tenia depresión no me daban
ganas de hacer nada, yo mismo colocaba obstáculos
para ser feliz, el querer sentirme bien solo se que-
daba como un pensamiento pero en realidad no
hacia nada para lograrlo, ahora después de encon-
trarle sentido a la vida las cosas son muy diferen-
tes, hace un año no hubiera podido escribir una
canción o no me imaginaria en mi estado de depre-
sión escribiendo un libro como el que tienes en tus
manos, el cual escribí con la ayuda de Dios. Y me
falta mucho por hacer y trato de disfrutar cada día
como si fuera el ultimo, disfruto cada día que Dios
me a regalado y me a permitido vivir, dentro de mis
proyectos esta el realizar una película sobre depre-
sión, sobre testimonios, sobre le grandeza de Dios,
tengo pendiente también crear un espacio en inter-
net para compartir la palabra de Dios, en negocios
también tengo muchos proyectos, no por ser cristia-
no significa que no pago impuestos o no tengo de-
udas, pero con la ayuda de Dios las resuelvo, pienso
hacer negocio de estudio fotográfico, de ropa y de
ambientación para eventos cristianos, como puedes
ver estos pensamientos no se parecen en nada a los
que tenia cuando estaba envuelto por la depresión,
puedes echar un vistazo a paginas anteriores antes
de asistir por segunda vez a la iglesia y te darás
cuenta de lo que te digo, mi vida cambio por com-
pleto y tu puedes cambiar también la tuya, solo
inténtalo, no pierdes nada, puedes disfrutar la vida
como no tienes idea, y hasta serás recompensado.

60
Parte de la terapia que tuve con mi ultima psicóloga
era esforzarme por ser diferente, cuando tenia de-
presión era antipático, solo quería estar solo y no
me gustaba conversar, la doctora me preguntaba el
¿Por qué? y le contestaba que yo era así, me dijo
que estaba equivocado, y tenia razón antes de en-
fermarme era todo lo contrario, reía, me gustaba
estar con mis amigos, era feliz, un día me dio una
tarea la cual consistía en saludar a las personas de
mi trabajo aunque ellos no lo hicieran primero, un
simple ¡ Hola !. Así lo hice y la verdad notas un
cambio, a veces piensas que si saludas a alguien no
te van a responder o te van a ignorar pero es todo
lo contrario, te devuelven el saludo con mas entu-
siasmo que el tuyo, tal vez será por que los sor-
prendes con tu saludo, la verdad me sorprendía que
algo tan simple me hiciera sentir bien, si te pasa lo
mismo anímate a saludar a las personas, anímate a
sonreír, cambia tus hábitos, deja de comer solo en
el trabajo o en la escuela, quita esos hábitos que te
siguen destruyendo y alejando del mundo en el que
debes “Vivir” se que es difícil pues yo lo viví, te da
miedo el rechazo de las personas, en mi caso pen-
saba que me verían mal ya que no era mi compor-
tamiento normal, de no saludar a alguien nunca y
de pronto se encuentran con que los saludo con una
sonrisa, piensas lo peor, pero si no lo intentas no
puedes asegurar que eso pasara, créeme te vas a
sorprender del cambio que lograras, la gente te
dará mas confianza y ya no te sentirás tan solo.

61
En paginas anteriores mencionaba que debes seguir
los pasos de Jesús antes que los de cualquier perso-
nalidad del mundo, después de conocer a Cristo me
permití buscar formas de progresar, Dios me mos-
tro muchos caminos uno de ellos fue encontrar el
libro de una persona que logro obtener libertad fi-
nanciera su nombre es Robert Kiyosaky y su libro
“Padre Rico , Padre Pobre” lo leí y me gusto mucho,
te enseña, como lo dije antes, que el miedo es el
peor enemigo para que puedas progresar, te enseña
que debes correr riesgos, mucha gente tiene miedo
de dejar su trabajo para poder realizar su sueño de
tener su propio negocio, su propia empresa, ser su
propio jefe, el miedo esta en que no se quiere per-
der un trabajo en que tienes un trabajo seguro, por
decirlo así, pero siempre vas a seguir siendo un em-
pleado y siempre estarás lleno de deudas, si te dan
un puesto mas alto y comienzas a ganar mas, de
inmediato vas a querer un auto mejor, una casa
mejor, un televisor de plasma, o lo que sea, la
cuestión es que siempre vas a estar atado a las de-
udas y por consiguiente a tu trabajo.

Perdí el miedo de estar sin trabajo y aunque las de-


udas se me iban acumulando, el estar sin trabajo
me dio tiempo para pensar en mis proyectos y eso
me animaba, lo tome como un reto y en mi mente
solo había pensamientos positivos, “lo voy a lograr”
los demás verán que pude hacerlo, “seré un ejem-
plo para muchas personas”, “ayudare a mis padres
económicamente”, “mi familia vivirá mejor” etc.

62
Este libro lo compartí con mis hermanos Antonio y
Yadir ya que siempre e querido lo mejor para ellos.

Si tienes depresión te será muy difícil encontrar áni-


mos para trabajar en la realización de tus metas, te
entiendo, estando con depresión se te hace difícil
hasta el levantarte de la cama, pero creo que con
todo lo que has leído en este libro comprenderás
que la verdad merece la pena levantarte y permitir-
te realizar tus sueños, yo lo hice y se y declaro en el
nombre de Jesús que tu también puedes hacerlo.

63
Hay una verdad que no puede ser cambiada, tu y yo
somos el resultado de nuestras decisiones, es decir,
somos hoy lo que escogimos ayer, y seremos maña-
na lo que escojamos hoy. Definitivamente, la vida
no consiste en una serie de oportunidades, sino en
una serie de elecciones.

Buenas decisiones traerán buenos resultados, malas


decisiones traerán malos resultados. Si queremos
ser ganadores en esta vida, debemos dejar de pen-
sar que nuestra vida no tiene nada que ver con
nuestras elecciones. Hay mucha gente que dice: “Yo
no tengo la culpa, es la mala suerte” yo mismo lo
hacia; los ganadores toman la responsabilidad de
sus vidas y hacen elecciones para obtener un resul-
tado ¡Ganar en la vida es una decisión!.

Mucha gente no cree o no quiere seguir los pasos


de Cristo ya que tiene muchas dudas, ya sea por lo
que se ve en el mundo o por sucesos en su vida
personal, se ven guerras, se ven niños muriendo de
hambre, muchas cosas malas y se preguntan ¿Por
qué Dios no hace nada?, Dios nunca desampara a
nadie aunque así lo parezca.
La gente se pregunta ¿Cómo el amoroso Dios puede
mandar a alguien al infierno? Ellos creen que al fi-
nal, en su misericordia Dios los dejara ir al cielo sin
importar que es lo que hayan hecho en su vida.
Pueden decir: “Si Dios es amor, El jamás podrá dar

64
la sentencia". pero es necesario que entiendan, que
si bien es cierto que Dios es misericordioso y amo-
roso, El también es Santo y Justo.

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la


tienen por tardanza, sino que es paciente para con
nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino
que todos procedan al arrepentimiento” 2da Pedro 3.9

Dios te ama, y te vuelvo a repetir que el desea lo


mejor para ti, El quiere que todos tus sueños se
realicen, si decides trabajar y esforzarte por lograr
realizar esos sueños no lo dudes, ahora sabes que
no estas solo, El siempre esta a tu lado y hasta en
ocasiones te ha cargado por que sabe lo “cansado”
que estas y te regala un despertar, un nuevo día
para que realices esos sueños, esas metas.

65
Disfruta y da gracias por lo mucho o por lo poco que
en este momento tienes, disfruta de tus hijos abrá-
zalos, pasa tiempo con ellos, convive con tus ami-
gos, ve al cine a ver una buena película, que nada
ni nadie te impida hacer ni la mínima cosa que quie-
ras hacer, si deseas probar una sopa con azúcar en
lugar de sal...pues hazlo, mientras las cosas que
quieras hacer te hagan sentir bien y que eso te hará
un poco mas feliz, hazlo, y no permitas que nadie te
lo impida.

Nadie puede vivir tu vida, te pueden dar consejos,


opiniones, pero nadie puede vivir la vida por ti, na-
die puede decirte como vivir, como actuar, como
hablar, como sentir, solo tu eres el responsable de
tu vida y estoy seguro que con lo que has leído tu
rumbo hacia el éxito y la felicidad pasa por tu men-
te y creo que sientes algo de ánimos para seguir
adelante, para ser mejor, para ser una mejor perso-
na, un mejor padre, una mejor madre, un mejor es-
tudiante, un mejor hijo, un mejor amigo, un mejor
ciervo de Dios.

Todos tenemos un propósito en la vida, todos tene-


mos una misión en esta vida, mi enfermedad ahora
después que desapareció de mi vida la veo como si
hubiera sido una preparación, Dios me preparo para
así poder ayudar a muchas personas que la padecen
en este momento, y así lo estoy haciendo.

66
Fue una prueba muy difícil pero Dios nunca te pone
pruebas que no puedas soportar.

Debemos estar agradecidos por lo que Dios nos a


dado, si tienes poco o nada no es por que Dios no
te haya otorgado las cosas es simplemente que no
has tomado las decisiones correctas. Recuerdo otra
conversación divertida con mi pastor en la que con-
taba la historia de una persona que estaba en su
bote en medio del mar, hubo una gran tormenta y
su bote se daño, estaba naufragando, el era muy
religioso y esperaba que Dios viniera por el y lo sal-
vara, paso una embarcación por el sitio donde se
encontraba, las personas de esa embarcación le di-
jeron que subiera pero dijo que no, que estaba es-
perando a Dios, después de un rato otra embarca-
ción paso a su lado y la tripulación le ofreció ayuda,
nuevamente dijo que no, que estaba esperando a
Dios para que lo rescatara, Después de un tiempo
Esa persona murió de hambre en medio del mar, al
llegar al cielo y en la presencia de Dios, le preguntó
el por que lo había abandonado en el mar, por que
no lo había salvado, entonces Dios le contestó:
“Pero como dices eso, si te mande dos embarcacio-
nes para que te salvaran”. Con esta historia pode-
mos entender que muchas veces no vemos las co-
sas que Dios nos manda para poder realizar nues-
tros sueños, para ser felices, simplemente las igno-
ramos por que no sabemos distinguir las señales de
Dios.

67
Solo tus pensamientos pueden permitirte vivir una
vida feliz, si tomas las decisiones correctas. Pensa-
mientos son cosas que nos decimos a nosotros mis-
mos (como si fuera una conversación en nuestra
mente). Podemos tener varios pensamientos en
cualquier momento algunos de los cuales estamos
conscientes y algunos de los cuales probablemente
no estamos conscientes nuestros pensamientos
pueden ayudarnos o dañarnos, nuestros pensa-
mientos pueden afectar nuestro cuerpo, nuestros
pensamientos pueden afectar lo que hacemos (la
manera en que nos comportamos o como reaccio-
namos a situaciones), nuestros pensamientos pue-
den afectar nuestro estado de ánimo, podemos
aprender a cambiar nuestros pensamientos
(decidiendo en que vamos a enfocarnos), podemos
usar nuestros pensamientos para sentirnos mejor,
solo nosotros decidimos como vamos a pensar, na-
die puede forzarnos a pensar de forma dañina, las
demás personas no saben lo que estamos pensan-
do, así que si queremos ayuda, apoyo o la opinión
de otras personas, necesitamos compartir nuestros
pensamientos con ellos.

Cuando llueve, las personas verán ese momento de


diferentes maneras y eso dependerá de su estado
de animo y por consiguiente de sus pensamientos,
alguien con ánimos y pensamientos positivos dirá
“que bueno que esta lloviendo, hacia mucho calor”
una persona deprimida diría “ solo esto me faltaba”.

68
Con tus pensamientos puedes encender las luces
que iluminaran tu camino que se encuentra en os-
curidad, ilumínalo y toma los senderos correctos ve-
ras que en realidad no es imposible si tienes pensa-
mientos negativos en este momento cambia la pala-
bra no puedo por yo puedo por ejemplo:

“No puedo curarme” por “puedo curarme”

“No puedo seguir” por “puedo seguir”


“No puedo sonreír” por “puedo sonreír”
“No puedo superarme por “puedo superarme”

Utiliza el “si, pero” en tus pensamientos negativos:

“Si, me siento mal, pero se que me voy a curar”


“Si, tengo muchas deudas, pero se que encontrare
la manera de liquidarlas”
“Si, no tengo ánimos de nada, pero me esforzare
en sacar fuerzas para hacer las cosas”

“Si, no he alcanzado mis metas, pero estoy seguro


que lo lograre”
“Si, no me gusta convivir con las personas, pero
estoy trabajando en eso”
“Si, estoy cansado de leer este libro, pero ya he
leído la mitad y aprenderé a vivir mejor”

69
Disfruta de tu vida, salta, corre, baila, sonríe, abra-
za, besa, escucha, observa, siente, acompaña, con-
versa, ejercítate, construye, crea, escribe, estudia,
agradece, admira, ora, cocina, limpia, consuela,
apoya, pero sobre todo...ama.

Ama las cosas que te rodean, amate a ti mismo, lu-


cha por tus sueños, lucha por tus metas, lucha por
el amor de tu vida, lucha por tus hijos, lucha por tus
padres, lucha por los amigos de verdad, lucha, lu-
cha por la vida.

No te canses de andar en el camino de la vida, aun-


que haya obstáculos, aunque haya sufrimiento en
algunas ocasiones, aunque te sientas solo, en la vi-
da se presentan barreras que te hacen difícil seguir
tus metas pero no las hace imposibles de realizar,
no me imagino una vida sin dificultades donde todo
seria tan fácil que seria muy aburrido, imagina no
tener que trabajar, no tener que cuidar a tus hijos,
no tener que pagar deudas, que harías, seria como
estar en una sala de cine sentado pero son la pelí-
cula proyectándose en la pantalla, te dormirías a los
cinco minutos, así que toma los problemas de la
vida y sus dificultades como pruebas y retos de los
cuales estoy seguro que todos podemos confrontar
y superar y te lo digo muy sinceramente que con la
compañía de Dios es mucho, pero mucho, mas fácil
de hacerlo.

70
En el tiempo en que escribía este libro un suceso
me bloqueaba para seguir escribiendo, fue la muer-
te de mi abuela materna, pascualita, quien siempre
nos apoyó cuando no teníamos donde vivir, ella era
una persona alegre ante cualquier situación que le
pasara, era muy bromista, llena de alegría, he visto
a muy pocas personas de su edad con esa cantidad
de vida, ella era muy especial para todos nosotros,
me sentí muy mal por su fallecimiento pero sabia
que ya estaba en un mejor lugar, ya no tenia que
estar sufriendo de las migrañas que le afectaban
durante casi todo el día, aun así, ella siempre esta-
ba alegre, ella me cuidaba cuando mi mama tenia
que trabajar, aun siendo una persona mayor de
edad, ella me atendía, me daba de desayunar, de
comer, de cenar, estaba al pendiente de mi, y así
era igual para con todos en mi familia, con mis her-
manos y con mis primos, incluso “adopto” a un hijo
de mi papá de una relación con otra persona, aun
me quedo algo confundido por este caso el cual les
platico para que lo entiendan.

Mi papa, después de separarse, vivió con otra per-


sona y tuvieron dos hijos, David y Miguel, David era
el mas grande y los fines de semana nosotros íba-
mos a ver a mi papa a la casa donde vivían, noso-
tros, Isabel, Yadir, Toño, y yo, veíamos que David
era maltratado y le contábamos a mi mama de las
cosas que veíamos, en primer lugar me quedo sor-
prendido por las acciones de mi mama en dejarnos

71
Ir a ver a mi papa aun que sabia que iba a estar
“ella”, muchas mujeres separadas nunca harían es-
to, les gana su orgullo o simplemente aun están lle-
nas de odio, en segundo lugar mi mama hablo con
mi papa y le pidió que le diera a David, increíble, no
conozco a nadie que haga esto, después de un
tiempo el acepto y David se quedó con nosotros, en
ese tiempo vivíamos en casa de mi abuelita, otra de
las cosas que me sorprendió fue que la mama de
David haya aceptado el darlo en “adopción”, no se
las razones por las que ella acepto pero igual yo no
soy nadie para juzgar a la gente, al principio mi
abuelita no veía bien esta situación pero poco a po-
co se fueron encariñando con el, también mi abueli-
to que aun vivía en ese tiempo, así como también
mi tía quien siempre vivió al lado de mi abuelita, a
veces nos sentíamos celosos mis primos y yo, ya
que la atención ya no era para nosotros sino para
David, recuerdo que cuando se fue a vivir con noso-
tros era un niño muy delgado, paso el tiempo y au-
mento de peso, entro al kínder luego a la escuela,
termino la secundaria y hasta ahí se quedo, hasta
ahora, el se convirtió en el consentido de mi abueli-
ta pero eso causo muchos problemas entre mis tíos
y mi mama, el no quería trabajar y si trabajaba no
ayudaba a mi abuelita ni a mi tía, se hizo grosero y
llegaba a insultarlas, lo cual nos molestaba a todos
ya que nadie de la familia lo había hecho antes, en
varias ocasiones hablaban con mi mama y le pedían
que hablara con mi papa para que se regresara con

72
su madre biológica, aunque a mi mama le dolía es-
cuchar eso lo hacia pero veía que mi abuelita se
ponía triste ya que no quería que se fuera, aun con
su actitud, después del fallecimiento de mi abuelita
las cosas cambiaron.

Aquí entro en la parte donde me quede, la vida a


veces es muy difícil, yo ya había logrado, con la
ayuda de Dios, salir de la depresión, pero seguían
pasando cosas que hacían que por momentos volvía
a recaer, son pruebas de la vida y si no te enfocas
en las soluciones o en darte respuestas positivas
puedes estar seguro que vas a volver a caer, pero
eso lo puedes evitar, yo lo hago a diario, cada día
es una lucha constante para no recaer, no quiero
sentirme como me sentía, quiero ver el amanecer y
sonreír por ese nuevo día, no quiero recaer por que
mis sueños, mis metas, las quiero realizar y se
vuelvo a caer será imposible tener el animo para lo-
grarlo, extraño mucho a mi abuelita, a veces aun no
puedo creer que se nos haya adelantado en el cami-
no, aquí es donde te das cuenta de que no convives
de forma correcta con la gente que te rodea, nece-
sitas perderlos para realmente valorarlos, nunca te
pasa por la mente que algún día ya no estarán mas
aquí con nosotros, me hubiera gustado ir a visitarla
mas seguido, me hubiera gustado platicar mas
tiempo con ella, me hubiera gustado haberle dado
mas abrazos, y decirle que la quería, por que tuvo
que faltarme para darme cuenta.

73
Cuando ella falleció mi mamá tuvo que hacerse
fuerte, por mi tía quien vivía con mi abuelita y por
mi tío que esta enfermo, tiene azúcar, se aguantó
mucho en el funeral y el día que la sepultaron, ella
sonreía y les daba ánimos en los demás, pero yo la
conozco y se que estaba llorando y gritando por de-
ntro, después vino la calma, pasaron los días y se
que mi mama, cuando esta sola, recuerda a mi
abuelita, no me imagino lo que se sentirá perder a
tu madre, espero no saberlo dentro de mucho tiem-
po, en ocasiones recordamos a mi abuelita cuando
estamos juntos y es pura risa ya que nos acorda-
mos de tantas ocurrencias que hacia o decía, uno
de los comentarios que hacia era que cuando murie-
ra quería que la pusieran un vestido de novia y que
le llevaran mariachi ya que en ese momento se iba
a encontrar con mi abuelito fallecido tiempo atrás,
nunca pensó en la muerte con miedo ni como algo
malo, por eso me pongo a pensar y debo ser un
mejor hijo para mi mamá, le hablo por teléfono mas
seguido, le pregunto como esta, si necesita algo,
aunque a veces me siento un poco deprimido por
sucesos diarios de la vida al ir a verla, sonrío y
quiero que me vea alegre, después de eso se me
olvida como estaba de deprimido y sigo adelante,
siempre vas a encontrar motivos para hacerlo, ya
sean tus padres, tu pareja, tus hijos, tus abuelos,
siempre hay alguien por quien seguir adelante pero
el mas importante eres tu mismo, si no puedes es-
tar bien tu mismo no vas a estar bien con los demás

74
Empápate de la vida y esto afectara, para bien, a
todos los que te rodean, contagia a los demás con
tu alegría y con tus ganas de hacer las cosas, se
ejemplo para tus hijos, para tus hermanos, se el or-
gullo de tus padres, no puedes recibir por esto mas
que bienestar en tu ser.

Me vienen recuerdos que he omitido, no por que no


sean importantes, de hecho los detalles mas peque-
ños son los que hacen una diferencia, una noche
antes de asistir al templo por segunda vez, me
sentía abatido, solo quería desaparecer, escuchando
música cristiana le hablaba a Dios, sentía que ya no
me quedaba nadie mas para apoyarme, me quería
morir esa noche, me daba vueltas la cabeza, estaba
lleno de problemas y no tenia autoestima, no sabia
lo que realmente quería, deje caer mi cabeza sobre
el escritorio empecé a llorar y le seguía hablando a
Dios, le pedía una señal, creo que todos queremos
eso, lloraba y al levantarme me di cuenta que el
sentimiento que tenia, lo que le estaba diciendo a
Dios en mi mente yo lo había escrito en un papel sin
darme cuenta, aun conservo ese papel donde es-
cribí: 27-dic-08 “Perdóname Dios mío por todos los
pecados que he cometido, dame tu luz para que ilu-
mine esta oscuridad en que vivo, voltea a verme y
ayúdame a salir de este infierno que hay en mi ca-
beza, dame una señal para saber que no te has ol-
vidado de mi. PERDONAME”.

75
El grito (1893) es la más dramática de las obras de
Edvard Munch y una de las más famosas del expre-
sionismo. En ella el artista expresa la angustia espi-
ritual y el tormento emocional experimentados en
determinadas etapas de su vida.

Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft


Corporation. Reservados todos los derechos.

76
Envuelvo esta parte del libro con partes de mi vida
que me hicieron por momentos tambalearme, aun
cuando ya había superado la depresión mayor, trato
de hacer entender que no esperes que la vida sea
pura felicidad después de superar la depresión ya
sea que estés sano, hayas estado o estés enfermo
de depresión, no esperes que “todos” te apoyen, ni
pienses que ya no vas a tener problemas, la reali-
dad es menos alentadora pero todos sabemos como
es la vida, pero no te doy una formula para no tener
problemas sino que vas a saber como enfrentarlos,
te llegaran problemas como el que tu pareja no te
apoye, bueno ya puedes hablar, opinar, te respetas
y te quieres a ti mismo, y recuerda que nada ni na-
die puede hacerte sentir mal ya que eso solo tu lo
decides, si se te presenta un problema no le vas a
dar la vuelta, le darás solución y veras que eres ca-
paz de resolver hasta el mas grande de los proble-
mas, te sentirás mejor cada vez que pases un
obstáculo.
¿Que metas tienes?, ¿quieres seguir igual a como
estas ahora?, ¿quieres progresar?, ¿quieres ser fe-
liz?, ¿quieres tener libertad financiera?, ¿quieres es-
tar para siempre con la persona que amas?...ahora
¿Qué estas haciendo para lograr tus metas?, ¿vas a
dejar tus sueños solo en eso, en sueños?, ¿te vas a
dar por vencido?, ¿vas a dejar de luchar por tu feli-
cidad?, ¿aun no te sientes capaz de lograrlo?, ¿Por
qué no te sientes capaz? ¿no puedes? ¿Por qué di-
ces que no puedes? Hazlo...empieza a cambiar.

77
Empieza a crear la vida que tanto sueñas, recuerda
que tu futuro depende de las decisiones que tomes
el día de hoy, no te estanques pensando en los pro-
blemas, encuéntrales solución, me da risa una fra-
se ,que ni recuerdo donde la escuche, “por dinero
no te apures...no hay” no quiere decir que si tienes
problemas de dinero no vas a hacer nada para con-
seguirlo, simplemente significa que no te angusties
por el presente, toma las decisiones para cambiar el
futuro el cual ya esta presente desde el primer se-
gundo que a pasado y las decisiones correctas
harán del mañana un día mas sencillo y tranquilo.
Tus pensamientos y por consiguiente tus decisiones
y acciones te pueden hacer seguir adelante o hun-
dirte mas.
Existen dos tipos de realidades en cada persona, las
cuales son, tu realidad externa y tu realidad inter-
na.

Tu realidad interna son los hechos, las partes de


tu realidad que otras personas pueden observar o
que uno puede medir.

◊ Las cosas que haces


◊ Enfermedades que has padecido
◊ Cuanto dinero tienes

◊ Numero de personas que viven contigo


◊ Los sitios donde vives, trabajas y frecuentas

78
Tu realidad externa puede parecer inalterable, es
posible que puedas cambiar partes de ella, por
ejemplo, tu puedes decidir que vas a hacer al iniciar
el día, puedes decidir si sales a correr o si te vas a
quedar en casa, estas son partes de su realidad ex-
terna que tu puedes manejar. Tú puedes hacer
cambios en tu realidad externa para que sea lo mas
saludable posible.

Realidad Interna es el mundo dentro de tu mente


que otras personas no pueden observar.

◊ Pensamientos
◊ Recuerdos
◊ Creencias

◊ Expectativas
◊ Como entendemos lo que nos pasó.

Tu puedes cambiar y manejar tu realidad interna.


Tú decides en que parte de tu realidad vas a enfo-
carte. Los cambios en tu realidad externa afectaran
tu realidad interna. Al cambiar tu realidad externa
puedes cambiar los recuerdos, creencias, y expecta-
tivas que tendrás en el futuro.
Ambas realidades son importantes y son reales. Se
afectan la una a la otra y aunque no tenemos con-
trol total sobre ellas, es importante reconocer que
hay partes de cada una que si podemos cambiar.

79
La depresión no esta solo en tu mente, la depresión
esta afectada por lo que haces, como piensas, y lo
que pasa en tu vida, y como reaccionas a las cosas
que te pasan, es tu decisión seguirla alimentando o
desaparecerla de tu vida.

Los pensamientos siempre, o muchas veces gobier-


nan nuestro cuerpo y nuestras acciones por lo que
debes tenerlos en cuenta y tratar en los mas posible
que estos pensamientos sean saludables por ejem-
plo:
◊ Me gustaría hacer tal cosa hoy.

◊ La vida me ha dado muchas cosas buenas.


◊ El clima esta agradable.
◊ Lo puedo hacer mejor.

◊ A pesar de que las cosas están mal ahora, es-


tas se pondrán mejor.

◊ Aprenderé a ser feliz conforme pase la vida.


◊ Tome la mejor solución para un problema difí-
cil.

◊ La vida es interesante.
◊ Merezco darme crédito por tratar de hacer las
cosas bien.

◊ Esto fue una cosa muy buena que hice.


◊ Realmente me siento muy bien,
◊ Esto es divertido.

◊ Soy una buena persona.


80
◊ Puedo hacer cualquier cosa si decido hacerla.
◊ Tengo esperanza en el futuro.

◊ Tengo muy buen auto-control.


◊ Esto es interesante.
◊ Realmente manejé bien la situación.

◊ Las personas son amables una vez se les cono-


ce.
◊ Me gusta leer.

◊ Las personas se llevan bien conmigo.


◊ Si puedo esperar hasta tal fecha, las cosas me-
joraran.

◊ Da gusto disfrutar de una noche tranquila.


◊ Siempre encuentro la fortaleza para solucionar
cualquier problema difícil.

◊ Puedo manejar una crisis tan bien como otras


personas.

◊ Tengo mucha suerte.


◊ Soy responsable.
◊ Mis experiencias me han preparado bien para
el futuro.
◊ Soy inteligente.
◊ Soy atractivo(a) físicamente.

◊ No quiero perderme tal evento.


◊ Hago lo mejor que puedo.

81
Ahora veamos ejemplos de pensamientos que son
dañinos para nosotros mismos:

◊ Nunca voy a poder resolver mis problemas de


salud.
◊ Estoy confundido.

◊ No hay amor en la vida.


◊ Estoy echando a perder mi vida.
◊ Soy un cobarde.

◊ Nadie me quiere.
◊ Terminare viviendo solo(a).
◊ No tengo nada de paciencia.

◊ Que caso tiene seguir con esto.


◊ Soy un(a) estúpido(a).
◊ No soy mas que un estorbo.

◊ Cualquiera que piense que soy una buena per-


sona no me conoce verdaderamente.

◊ La vida no tiene sentido.


◊ Soy feo(a)
◊ No puedo expresar mis sentimientos.

◊ No encontré lo que realmente quiero.


◊ No soy capaz de querer.
◊ No valgo para nada.

◊ Todo es mi culpa.
◊ ¿Por qué me pasan tantas cosas malas a mi?
82
Se que no es fácil cambiar de pensamientos, ya que
muchas veces sientes que tu mente es mas fuerte
que tu y hasta te rindes ante ella, antes tus pensa-
mientos, pero inténtalo, ese es el primer paso.

Los pensamientos dañinos tienen categorías y to-


dos, sin excepción, tienen remedio:
Generalizar demasiado. pensando que un solo
evento o característica negativa significa que todo
va a resultar mal. No le gusto a ella / No le gusto a
nadie. No pude hacer esa cosa / No puedo hacer
nada.
Rem edio. Pregúntate, ¿estoy pensando que cada
situación y cada persona es igual? Esta es solamen-
te una situación, una persona. ¿puedo recordar
otras situaciones y otras personas que eran diferen-
tes?
Etiquetándose (a ti mismo(a) o a otros).
Llamándose algo negativo cuando hace un error.
Eso te puede convencer que eres inferior, por ejem-
plo, diciéndose “soy tonto(a)”.
Rem edio. ¿Específicamente que es lo que no pue-
des hacer? O ¿específicamente que es lo que me
molesta? Si hiciste algo malo, piensa “hice algo ma-
lo” y no “soy malo”

Culpándose a si mismo(a). Pensando que todo lo


malo que te pasa siempre es solo por tu culpa.

83
Rem edio. Pregúntate, ¿las cosas malas siempre
son culpa mía? ¿las cosas malas solo me pasan a
mi? Recuerda lo bueno que te ha pasado y lo bueno
que has hecho.
No reconocer tus esfuerzos. Piensas que las co-
sas buenas o positivas que suceden son por casuali-
dad o por que otra persona hizo algo y no por tus
propios esfuerzos.

Rem edio. Pregúntate, ¿estoy olvidando mis habili-


dades y mis logros? Yo contribuí al menos en parte.
Adivinando lo que los demás piensan. Piensas
que tu sabes lo que otras personas están pensando
y que siempre están pensando cosas malas acerca
de ti.

Rem edio. Pregúntate, ¿puedo realmente saber lo


que otras personas están pensando?,¿ que otras co-
sas pueden estar pasando para que los demás se
estén comportando así? Recuerda que cada persona
se enfoca mas en sus propios problemas.

Vidente negativo. Piensas que puedes ver el futu-


ro y que solo tiene problemas y desastres.
Rem edio. ¿puedo realmente saber lo que depara el
futuro? ¿no sería mejor esperar a ver que pasa en
lugar de imaginármelo?.
Existen mucho mas tipos de pensamientos negati-
vos y puedes estar seguro que todos tienen reme-
dio.

84
Todo se soluciona, en base a las decisiones que to-
mes en tu vida, de tus pensamientos y de tus deci-
siones depende tu futuro, tu felicidad.
No puedo creer, en este momento de mi vida, que
por mi mente pasaba el suicidarme, no puedo com-
prender ese pensamiento que había en mi cabeza,
ahora para mi eso era como algo irónico ya que re-
cuerdo el resto de pensamientos que tenía, quería
encontrarle sentido a mi vida, me preguntaba por
que me sentía mal, aunque con mucho esfuerzo y a
veces sin esperanzas buscaba soluciones a mi pro-
blema, ya fuera con psicólogos , hierbas, pastillas, y
hasta con drogas, y pensaba en el suicidio, ¿Dónde
había quedado mi cordura? El suicidio era, según
yo, el camino mas fácil pero en realidad no era y no
es así, como pensar en el suicidio como una res-
puesta a mis problemas y a mi sufrimiento, suici-
darse creo que no es fácil, se requiere ser muy va-
liente o muy cobarde, pero es infinitamente mas
fácil decir: “necesito ayuda” que cortarte las venas,
piénsalo detenidamente por un momento y veras
que piensas igual, no puedes tirar lo que Dios te ha
regalado, aunque se que a veces parece ser la sali-
da mas fácil créeme que no es así, lo estas leyendo
de una persona que pensaba de esa manera pero
gracias a Dios no lo hice y ahora puedo disfrutar de
las cosas bellas de la vida, disfruto de la compañía
de mi familia, de mis hijos y tengo muchos planes
para mi futuro, no te rindas y di “si a la vida y la fe-
licidad”.

85
La gente olvidara lo que dijiste y tal vez, hasta lo
que hiciste,...pero nunca olvidaran como los hiciste
sentir, así que dile a todas las personas y mas aun
hazles sentir que los amas, que ahí estas para ayu-
darlos.

Y a los que no te apoyan y que sientes que te quie-


ren ver sufrir ya sea por que los hiciste sentir mal o
por que simplemente no eres de su agrado, simple-
mente perdónales y diles:
∗ No me catalogues,...no soy un objeto.
∗ No me etiquetas,...no soy mercancía.

∗ No me juzgues,...no soy tu reo.


∗ No me acuses,...no eres mi fiscal.
∗ No me condenes,...no eres mi juez.

∗ No me definas,...soy un misterio.
∗ No me apuntes,...no soy un blanco de tiro.

∗ No me enmarques,...no soy espejo, ni cuadro.


∗ No me minimices,...soy mas complejo de lo
que crees.

∗ No me divulgues,...no soy un producto o una


cosa.
∗ No me vulgarices,...soy alguien muy especial.

∗ No me calumnies,...tengo derecho a la verdad


de los hechos.
∗ No me difames,...tengo derecho de ser quien
soy.
86
∗ No me esquematices,...soy mas libre de lo que
te imaginas.

∗ No creas demasiado en mi,...soy falible.


∗ No dudes siempre de mi,...soy mas verdad que
error.

∗ Recuerda siempre que: soy gente como tú. Soy


humano como tú, soy limitado como tú, soy
hijo de Dios como lo eres tú, trátame como
gente, como hermano y serás para mí aquello
que no lograste ver en mi persona.

Y ten cuidado con tus pensamientos; que se vol-


verán palabras.
Ten cuidado con tus palabras; que se volverán ac-
tos.
Ten cuidado con tus actos; que se volverán costum-
bres.
Ten cuidado con tus costumbres; que se volverán tu
carácter.

Cuida tu carácter que será tu destino, será tu vida…

No esperes nada de nadie, tu puedes adelantarte:

∗ No esperes una sonrisa para ser gentil...


∗ No esperes ser amado para amar...
∗ No esperes estar solo para reconocer el inmen-
so valor de una persona...
87
∗ No esperes el luto del mañana para reconocer
la importancia de quienes están hoy en tu vi-
da…
∗ No esperes tener el mejor de los empleos para
ponerte a trabajar…

∗ No esperes la nostalgia del otoño para recordar


un consejo…
∗ No esperes la enfermedad para reconocer que
tan frágil es la vida…
∗ No esperes a la persona perfecta para entonces
enamorarte…

∗ No esperes el dolor para pedir perdón…


∗ No esperes la separación para buscar la recon-
ciliación…

∗ No esperes el dolor para elevar una oración…


∗ No esperes elogios para creer en ti mismo…

∗ No esperes que los demás tomen la iniciativa,


cuando sabes que tu has sido el culpable…
∗ No esperes el “yo también” para decir “te
amo”…
∗ No esperes tener dinero por montones para en-
tonces ayudar a quien lo necesita…

∗ No esperes el día de tu muerte si aun no has


amado la vida.
∗ NO ESPERES.

88
Cuando todo esta oscuro, cuando creas que nadie te
quiere, piensa que existe alguien que te ama de
verdad, piensa que alguien te quiere y que contigo
siempre esta, piensa que quien te ama es Jesús,
cuando creas que esta vida se te hace imposible,
cuando existan barreras que no te dejen amar,
piensa que alguien te quiere y que contigo siempre
esta, piensa que quien te ama es Jesús.

89
Sigo en mi camino con Dios y eso me a dado fuer-
zas para seguir adelante, para aprovechar esta vida
que El me ha regalado, no le quiero fallar como to-
do hijo lo hace con su padre, quiero que este orgu-
lloso de mi y que al final de esta primer etapa de
vivir en el mundo pueda voltear atrás y estar satis-
fecho de haber sido un hombre bueno y haber apro-
vechado al máximo los dones que Dios me brindó. A
mucha gente no le gustara mi forma de vivir o de
pensar pero yo estoy en comunión con Dios y eso
es lo único que me importa. Creo que los pasajes de
la biblia tienen muchos significados, la leo y yo le
encuentro el sentido que me parece correcto aun así
consulto con mi pastor para que despeje mis dudas,
pero la realidad es que la gente creyente o no cre-
yente ve los pasajes de la biblia de diferente mane-
ra, por ejemplo:
39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; an-
tes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha,
vuélvele también la otra. Mateo 5.39

Muchos lo ven de manera literal, si alguien te gol-


pea una mejilla, ofrécele la otra, yo creo que tiene
otro significado, pienso que lo que quiere decir es
que si hay personas o sucesos que te “golpean” en
la vida no debes de perderte del camino que estas
siguiendo, sino que muestres que sigues de pie y
que no te detendrás (“vuélvele también la otra”).
Pero es difícil saber cual es el verdadero significado.

90
Gracias a Dios no termine con mi vida cuando tenia
pensamientos de suicidio, ahora disfruto de ella,
trato de ser una mejor persona y “vivo” mementos
que de haberme suicidado no los hubiera podido
disfrutar, desde la cosa mas sencilla como ver una
película. Una producción que me gustó mucho fue
Juana de Arco donde muestra la vida de este perso-
naje.

Juana de Arco (1412-1431), llamada la 'Doncella de


Orleans', heroína nacional y santa patrona de Fran-
cia. Unió a la nación en un momento crítico y dio un
giro decisivo a la guerra de los Cien Años, en favor
de Francia.

De familia campesina, nació en Domrémy (actual


Domrémy-la-Pucelle). Cuando tenía trece años
creyó que había oído la voz de Dios, que se repetía
en numerosas ocasiones. Más tarde, confesó haber
visto a san Miguel y a las primeras mártires santa
Catalina de Alejandría y santa Margarita, cuyas vo-
ces la acompañarían durante el resto de su vida. A
principios de 1429, en plena guerra de los Cien
Años y cuando los ingleses estaban a punto de cap-
turar Orleans, esas voces la exhortaron a ayudar al
Delfín, más tarde el rey de Francia Carlos VII. Éste
aún no había sido coronado rey debido tanto a las
luchas internas como a la pretensión inglesa al tro-
no de Francia. Juana pudo convencerle de que ella
tenía la misión divina de salvar a Francia. Un grupo
de teólogos aprobaron sus peticiones y se le conce-
dieron tropas bajo su mando, con las que condujo al
ejército francés a una victoria decisiva sobre los in-
gleses en Patay, al tiempo que liberaba Orleans.

91
Aunque Juana había unido a los franceses en torno
al Rey y puesto fin a los sueños ingleses de imponer
su hegemonía sobre Francia, Carlos VII se opuso a
realizar campaña militar alguna contra Inglaterra.
Tras ello Juana, sin el apoyo real, dirigió en el año
1430 una operación militar contra los ingleses en
Compiègne, cerca de París. Fue capturada por sol-
dados borgoñones que la entregaron a sus aliados
ingleses. Éstos la condujeron ante un tribunal ecle-
siástico en Ruán que la juzgó de herejía y brujería.
Tras catorce meses de interrogatorio fue acusada de
maldad por vestir ropas masculinas y de herejía por
su creencia de que era directamente responsable
ante Dios y no ante la Iglesia católica. El tribunal la
condenó a muerte, pero al confesar y arrepentirse
de sus errores, la sentencia fue conmutada a cade-
na perpetua. Sin embargo, cuando regresó a la pri-
sión volvió a usar vestidos de hombre por lo que de
nuevo fue condenada, esta vez por un tribunal se-
cular, y el 30 de mayo de 1431, enviada a la hogue-
ra en la plaza del Mercado Viejo de Ruán por relap-
sa (herética reincidente).
Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft
Corporation. Reservados todos los derechos.

Los datos fueron tomados de la enciclopedia Encarta


de Microsoft pero así es como se presentó en la
película, con ciertos datos omitidos, en la película,
en la parte donde es encerrada tenia apariciones
Satanás quien le cuestionaba sus acciones, ella

92
Siempre aseguraba que Dios le había encomendado
realizar todo lo que hizo y que había visto una serie
de eventos los cuales los tomo como señales, un
ejemplo fue que cuando era niña caminaba por una
pradera y se encontró con una espada clavada en el
suelo, el sol se reflejaba en la espada como una se-
ñal, ella veía esa espada flotando en el aire y luego
clavarse en el suelo, satanás la cuestionaba y le
hacia ver que ella se había creado esa señal la cual
pudo haber sido cualquier otra cosa, le daba ejem-
plos, un caballero andaba por ese sitio y se le cayo
la espada sin notarlo, también le dijo que pudo
haber una pelea y el hombre vencido había perdido
su brazo en el cual llevaba su espada, ella no quería
dudar pero por momentos dudó.
Me hizo pensar de una manera diferente, el mensa-
je que daba Satanás era que los religiosos ven lo
que quieren ver como, señales, milagros, la voz de
Dios, ángeles, pero me pregunto ¿Qué hay de malo
en eso? Que no es mas bello “VER” una señal de
Dios o un milagro que ver otra cosa. Creo en Dios y
en su poder y creo en sus milagros.

He visto y te invito a ver o asistir a eventos o cam-


pañas cristianas estoy seguro que veras por lo me-
nos un milagro, en programas de televisión por ca-
ble también lo puedes ver, un ejemplo el cual pude
ver fue en un evento de manifestación del espíritu
santo con el pastor Cash Luna, durante el evento va
subiendo gente al escenario para dar a conocer el
milagro que recibieron en ese mismo momento, pa-

93
saron tres niños en diferente momento, el primero
tenia problemas en una piernita y solo caminaba
con ayuda de muletas, el segundo era un niño un
poco mas grande quien padecía de rinoconjuntivitis,
y la ultima era una niña que tenia una hernia en su
ombligo, cada uno, llorando, dio su testimonio, en
ese momento Dios los había sanado, el primer niño
corrió por todo el escenario sin ayuda de las mule-
tas, el segundo niño fue revisado por un doctor que
estaba presente y la niña mostro su ombligo y ya
no presentaba inflamación, aun con lo que la gente
ve, ¿Por qué no cree?.
La gente puede creer hasta lo que ve en la televi-
sión, si el reportero del clima del noticiero dice que
va a llover por la tarde, hasta te preparas, sales con
el paraguas, si ves en la televisión que Michael
Jackson falleció lo crees, no dudas, y cuando pasan
a una de sus hijas dar unas palabras te conmueves
y hasta te dan ganas de llorar, ves que un político
te promete muchas cosas y lo crees, pero no pue-
des creer que lo que vez o lo que presencias es un
milagro de Dios, de verdad que eso me molesta y
hasta me dan ganas de romperle todo el hoci... a
alguien, bueno no es cierto, solo que no entiendo a
las personas, creen en lo mundano pero no creen
en lo divino, hombres de poca fe.
Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se
echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho
más a vosotros, hombres de poca fe? Mateo 6.30

94
Pero bueno, yo no soy nadie para juzgar a la gente,
solo Dios lo hará, cada quien tiene sus creencias pe-
ro como mencione antes si no pruebas algo no pue-
des juzgarlo, nadie puede decir que los milagros
que se ven en las campañas y eventos cristianos no
son reales, tu has de haber visto una explosión nu-
clear y sabes y crees que existen las armas nuclea-
res ¿pero por que crees que existen y que hacen
mucho daño? ¿a caído una bomba nuclear en tu co-
lonia? , has visto por televisión en noticieros, en en-
ciclopedias y en documentales imágenes del 16 de
julio de 1969 donde Edwin E. Aldrin y Neil A. Arms-
trong pisaban la luna ¿Por qué crees que el hombre
ya pisó la luna? No estuviste presente, no estuviste
a lado de ellos, tu no estuviste en la luna, ¿Por qué
crees en todos los sucesos y no puedes creer en
Dios ni en su poder?.

95
Yo era de los que no creían, o mejor dicho, de los
que no querían creer, después de tanto cambio en
mi vida aprendí a entender lo verdaderamente bue-
no de la vida.
Disfrútala como un niño:

∗ Si tienes la sonrisa de un niño, darás una de


las mayores expresiones de amor.
∗ Si tienes la mirada de un niño, serás transpa-
rencia pura.
∗ Si tienes la ilusión de un niño, llegarás a ser
grande.

∗ Si celebras tu cumpleaños y decoras tu habita-


ción como un niño, llenarás de alegría tu vida.
∗ Si cantas y ríes fuerte como los niños, será pa-
ra expresar que eres la persona mas feliz del
mundo.

∗ Si tienes la amistad de los niños, no exigirás a


tus amigos que sean mejores que tú.
∗ Si rezas como un niño, no será para que el
mundo vea que eres bueno.
∗ Si abrazas como los niños, serás fuerte, gran-
de, desinteresado, y todo amor.

∗ Si tropiezas como un niño, podrás levantarte


enseguida y sin vergüenza.
∗ Si tu alma es pequeña como la de un niño,
podrás entrar al reino de los cielos.

96
¿te parece que algunas cosas con casi imposibles de
lograr? ¿Qué es para ti imposible? ¿Por qué dices
que es imposible? ¿es imposible o solamente es difí-
cil? ¿Qué es fácil y que es difícil?:
∗ Fácil es ocupar un lugar en la agenda telefóni-
ca. Difícil es ocupar el corazón de alguien.
∗ Fácil es herir a quien nos ama. Difícil es curar
esa herida.

∗ Fácil es dictar reglas. Difícil es seguirlas.


∗ Fácil es soñar todas las noches. Difícil es luchar
por un sueño.

∗ Fácil es exhibir la victoria. Difícil es asumir la


derrota con dignidad.
∗ Fácil es tropezar en una piedra. Difícil es levan-
tarte.
∗ Fácil es vivir cada día. Difícil es darle el verda-
dero valor.
∗ Fácil es orar todas las noches. Difícil es encon-
trar a Dios en las cosas pequeñas.

∗ Fácil es prometerle algo a alguien, difícil es


cumplirle esa promesa.
∗ Fácil es criticar a los demás, difícil es mejorar
uno mismo.
∗ Fácil es decir que amamos. Difícil es demos-
trarlo todos los días.

Pero recuerda siempre que lo difícil no es imposible.

97
Ya has leído mas de la mitad del libro, has conocido
parte de mi vida, ahora evalúa la tuya y piensa si
así es como quieres seguir viviendo, si piensas que
tu vida es perfecta sin Dios en tu corazón déjame
decirte que estas equivocado, Dios llena todo vacio,
El puede y quiere hacer mas por ti, El puede hacer
mas por tu vida, ¿quien no quiere mas?, ¿Quién no
quiere ser mas feliz de lo que es ahora?. Yo como
tantas personas mas en el mundo somos testigos
de la grandeza de Dios, solo pregúntale a las perso-
nas correctas si es cierto o no, no le preguntarías a
una persona que toma o aun drogadicto que es lo
bueno de la vida, su respuesta sería obvia, la cerve-
za y las drogas. Yo me aparte de todo eso ya que
solo me hundieron mas en mi depresión, solo daban
mas confusión a mis pensamientos y dañe a mu-
chas personas que me quieren, defraude a muchos
solo tuve mas problemas de los que ya tenía, pero
me levante con la ayuda de Dios quien cambió mis
pensamientos y no dejo que me perdiera.

98
Hoy antes de decir algo destructivo, piensa en los
que no pueden hablar; antes de quejarte del sabor
de tu comida, piensa en los que no tienen que co-
mer; antes de quejarte de tu pareja, piensa en los
corazones solitarios y tristes que añoran un compa-
ñero; antes de quejarte de tus hijos, piensa en
quienes no los tienen y los desean; cuando estés
cansado y reniegues de tu trabajo, piensa en los
millones que están desempleados y quisieran el tu-
yo; antes de señalar con el dedo, y tomarte la atri-
bución de juzgar, recuerda que todos hemos come-
tido errores, y los seguiremos haciendo. Y cuando el
cansancio y las tinieblas quieran lastimarte y llenar-
te de pensamientos negativos y destructores, SON-
RIE!!, sonríe y da gracias por que estas vivo y to-
davía andas por aquí…”esta vida” no es eterna, para
nadie...es un regalo, una aventura, una celebración,
un hermoso viaje…¡¡¡Disfrútalo!!! Recuerda, Dios
nos bendice siempre.

Sueña lo que tu quieras soñar, ve a donde tu quie-


ras ir, se lo que tu quieras ser. Por que aquí solo
tienes una vida y una oportunidad, para hacer todas
las cosas que quieres hacer. Le he pedido a Dios
fuerzas para poder llegar mas lejos, y me hizo débil
para que aprendiera humildemente la obediencia, le
pedí salud para poder hacer grandes cosas, y me
hizo frágil para que hiciera cosas mejores, le pedí
riquezas para poder ser feliz, y me dio la pobreza
para que pudiera ser sabio, le pedí todo para gozar
de la vida y me dio la vida para disfrutar las cosas.

99
¿Por qué te preocupas de tantas cosas? ¿Por qué
llevas el peso de un ayer que lamentas, si ya no es-
ta en tus manos? ¿Por qué te angustia el temor del
mañana?
Dale a cada día su importancia.

El ayer...pasó
El mañana...no ha llegado.

No te aferres al pasado, ni a los recuerdos tristes.


De ahora en adelante, pon tus fuerzas en construir
una vida nueva, orientada hacia lo alto y camina de
frente, sin mirar atrás, haz como el sol que nace ca-
da día, sin pensar en la noche que pasó. Vive bien
el hoy que tienes en tus manos. Deja el ayer que te
atormenta, deja el mañana que te inquieta, piensa
únicamente en que dispones de hoy, aprovéchalo,
agradécelo. De tu presente dependerán tus pensa-
mientos del pasado y del futuro, ya no pienses en lo
que te pasó y no te atormentes con lo que pasará.

Vive tu presente y ama a los que te rodean, tal vez


ya no habrá un mañana, ya sea para ti o para las
personas que aman, que no te de miedo o vergüen-
za decirle a tu madre, tía, hijo o hermano que lo
amas, solo eso, verlo y decirle “te amo”, aunque no
te correspondan como tu quisieras aun así síguelo
haciendo, es mejor eso que decir: “nunca te pude
decir que te amaba” cuando ya no están con noso-
tros.

100
A veces es fácil ser una buena persona aun mas,
hacer las cosas que agradan a Dios, pero la vida no
es fácil, ni siquiera son fáciles las matemáticas, pa-
ra algunos si lo es, pero lo que quiero decir es que
todo lo puedes hacer si te empeñas en lograrlo y
que mejor meta que ser agradable a Dios, parece
que siempre hacer las cosas buenas son mucho mas
difíciles que hacer cosas malas, es mas fácil conse-
guir droga que aceptar que eres adicto y que nece-
sitas ayuda, es mas fácil engañar a una persona
que afrontar las consecuencias, es mas fácil decir
que eres una buena persona que demostrarlo con
hechos, es mas fácil prometerle algo a alguien que
cumplirle lo prometido, es mas fácil comprar cerve-
za y emborracharte por un problema personal que
asimilar las cosas y encontrar una verdadera solu-
ción, es fácil mentir pero no aceptarlo, es fácil cul-
par pero no analizar, es fácil odiar pero no perdo-
nar, hasta es mas fácil tener todos los aparatos de
tu casa encendidos que ver el recibo de luz a fin de
mes. Pero aun con estos ejemplos tú puedes cam-
biar lo fácil a difícil y viceversa, que ahora se te
haga difícil verte envuelto en las drogas y que te
parezca sumamente fácil pedir ayuda, que te sea
difícil odiar a alguien y que te sea mas fácil perdo-
nar a quienes te hayan causado algún daño, ahora
que se te haga difícil verte tomando cerveza y que
te sea infinitamente mas fácil buscar otro camino
para solucionar tus problemas. ¿Crees que puedes
hacerlo?... yo si creo que puedes.

101
Pensaras que estar enfermo de depresión es lo peor
que te ha pasado, lo se, lo he vivido, pero créeme
que aunque es difícil hacerlo, la depresión puede ser
superada por ti mismo, con tus pensamientos, pero
hay personas que tienen enfermedades mucho mas
dolorosas, he visto en programas documentales
personas que sufren de enfermedades que nunca
me imagine, el caso de una pareja de jóvenes a
quienes se les desprende la piel y cada día es un
tormento para ellos, no hay medicina para ese mal,
aunque sus pensamientos sean positivos esta algo
fuera de sus manos el sentirse bien, físicamente y
mentalmente, en el caso de depresión podemos to-
mar el control de la enfermedad y hacerla a un la-
do, aunque es difícil pero no imposible.

Así que piensa un poco y analiza, si te duele la ca-


beza, da gracias por no haber nacido con hidrocefa-
lia; si te sientes cansado y no quieres salir a cami-
nar o a correr, da gracias por tener tus piernas; si
te sientes desesperado o deprimido, da gracias que
puedes hablar y pedir ayuda, si no le encuentras
sentido a la vida, da gracias que puedes ver las co-
sas y las personas que tienes a tu alrededor, si te
sientes decepcionado, da gracias que tienes corazón
y que esta sano; y si te sientes solo y con falta de
autoestima, dale gracias a Dios por darte sentimien-
tos nobles y por que nunca te ha dejado, y por que
nuca te dejara solo.

102
No importa lo que hayas hecho en el pasado, olví-
dalo, y que no te importe que te recuerden tus erro-
res los demás, déjalo atrás ya no pienses en ello y
sigue adelante, se una mejor persona y eso, en pri-
mer lugar, te beneficiara a ti mismo.

He conocido a muchas personas no creyentes que


se quieren acercar a Dios pero no creen que El pue-
da perdonarles cosas que han hecho en su pasado,
en una campaña que realizamos en la colonia donde
esta ubicado el templo al que asisto una mujer se
acerco a poca distancia de donde yo me encontra-
ba, no se acercó mas, mantenía su distancia pensé
que era una de esas personas curiosas que nada
mas van a ver de que se trata el evento, al poco ra-
to una persona de la congregación fue a su lado, la
conocía, era una vecina de la colonia quien tiempo
atrás era alcohólica, se acerco al templo y se rege-
nero, después de un tiempo dejo de asistir y volvió
a ser alcohólica, de hecho en ese momento en la
campaña iba “tomada” le pedían que se acercara,
que Dios la perdonaría, ella lloraba de una manera
descontrolada y decía: “no, no me va a perdonar,
yo le falle, no merezco su perdón”. Mi hermano An-
tonio quien estaba también presente se acerco a
ella y la tranquilizó y la convenció de que Dios per-
donaría todo mal que hubiera hecho en el pasado,
solo si se arrepentía de corazón, después no pupe
que pasó en ella, no se si encontró una nueva igle-
sia o si siguió en su mundo de alcoholismo pero por
lo menos se fue sabiendo que El perdonará.

103
He visto por televisión una congregación cristiana
de motociclistas, de esos que se ven en películas
extranjeras, personas con barba, lentes, pantalones
y chamarras de cuero, llenos de tatuajes a los cua-
les muchos podrían ver como personas no gratas
para Dios, pero creo que es todo lo contrario, ellos
tienen sus formas de expresarle su amor a Dios, to-
dos en esta congregación son motociclistas hasta el
pastor y me dio gusto ver eso, la gente los criticara
pero, ¿que no es mejor verlos en el camino de Dios
que verlos tomando, drogándose o haciendo desas-
tres el cual es el estereotipo de estas personas?
Por lo que he visto en algunas iglesias, hay perso-
nas que se creen mas creyentes de los que son, he
visto a personas tocar algún instrumento o cantar
pero solo van a hacerse notar, en lugar de hacerlo
con el sentimiento de ofrecerle ese canto a Dios, he
visto personas que se dicen muy creyentes y te ven
mal o te critican por verte cometer algún error, he
visto gente que en medio de la predicación escucha
música o manda mensajes de texto por su celular,
incluso he visto personas que no respetan a su pas-
tor y hasta se concierten en obstáculos para la bue-
na obra, pero sobre todo he visto que quienes tie-
nen menos devoción a las leyes de Dios son los pri-
meros en opinar y en ocasiones hasta a exigir a que
hora se debe hacer un evento o que se va a ofrecer
de comer, o cuanto se debe gastar en alguna nece-
sidad de la iglesia, aun teniendo poco tiempo de
estar en el camino de Dios veo y se que están mal.

104
Trato de no pensar en mi pasado, esa vida, a veces
entro en un estado de razonamiento y pienso en lo
acertada que fue mi decisión, a veces siento que
mucho de lo que hacia lo quisiera volver a hacer,
ocasionalmente me pasa esto y hasta me llega el
llanto por que se que no puedo y no quiero, solo de
una cosa me arrepiento mas, fallarle a tanta gente,
pero poco a poco me voy olvidando de estas cosas
intento desviar mi atención cuando pienso en eso,
tengo la seguridad que lo voy a superar y con la
ayuda de Dios será mas fácil.

Mi cuerpo ya esta descontaminado , me siento me-


jor, mis pensamientos solo me impulsan hacia ade-
lante y se que voy a lograr todo lo que me he pro-
puesto.
Cada día que pasa maduras un poco mas, yo siento
que desde que acepte a Jesús en mi corazón madu-
ro cada minuto que pasa, a algunas personas no les
parecerá cierto o dirán que no lo demuestro pero lo
que importa es lo que yo pienso y se que así es, si
estuviera equivocado no me sentiría tan bien, pien-
so mejor las cosas antes de hacerlas, ya no permito
ni permitiré que nada ni nadie me impida ser feliz,
siento que me lo merezco y se que Dios también
quiere eso para mi. Cuando creces te das cuenta de
muchas cosas que antes no comprendías, desde la
mas mínima cosa, el caso de mis padres que se se-
pararon, siempre pensé que había sido por una sola
razón el que no hubieran luchado por seguir juntos
pero al crecer me di cuenta de muchas otras cosas

105
mas que hicieron casi imposible el que siguieran
juntos, después de todo esa fue la decisión de ellos,
nadie los podía ni aun ahora los puede juzgar, quien
soy yo para juzgarlos, quienes son los demás para
juzgarlos, aunque se que a Dios no le agrada el di-
vorcio y hasta lo condena, también se que el quiere
que seamos felices y aquí me vienen mas dudas a la
mente, si no ya no amas a la otra persona ¿Dios
quiere que te aguantes y que aceptes tu infelicidad
para que solo la otra persona sea feliz? ó ¿ A caso
Dios quiere que ames a la fuerza a alguien?, yo creo
que no. Solo viendo el caso de tus padres en la car-
ne, en el mundo, si ven que tu matrimonio te hace
infeliz, si te humillan, si te golpean, te hacen la vida
imposible ¿Qué ellos no van a hacer nada? Claro
que te van a ayudar, si ven que no hay otra solu-
ción mas que la separación no te van a obligar a ser
un marido o una esposa mártir, nadie quiere ver su-
frir a sus hijos, cuanto mas Dios para con nosotros.

No digo que la separación o el divorcio sean la solu-


ción, claro que no, pero hay veces que es necesario,
necesario para que puedas ser feliz y hasta permitir
que tu pareja también lo sea ya sea con o sin otra
persona.

No puedo juzgar a mis padres, siento que hicieron


lo correcto, buscaron ser felices, cada quien por ca-
minos diferentes... lo único que me a faltado pre-
guntarles es si lo lograron.

106
Mi mamá sufrió mucho conmigo, me aguanto mu-
chas cosas, bueno así es la mayoría de las madres,
cuando ella aun no sabia que estaba enfermo sufrió
y mucho, desde que me despertaba para levantar-
me e ir a la escuela, desde ahí ella sufría, yo me
despertaba de mal humor ya que quería seguir dur-
miendo, le gritaba y cuando ella me veía decaído
trataba de darme ánimos y yo la ignoraba, ella
quería que pasara tiempo con ella pero yo no, yo
solo quería estar solo, muchas veces, como todo
adolescente llegue a sentir que la odiaba ya que no
me dejaba ir a las fiestas con los pocos amigos que
tenia, de hecho en mi adolescencia asistí a muy po-
cas, por eso mis amigos decían que no era un ado-
lescente normal, mi mamá me prohibía muchas co-
sas pero cuando crecí me di cuenta que solo busca-
ba protegerme, no quería que me pasara nada, y
ahora yo mismo me imagino lo que hubiera pasado
de no haber sido por las prohibiciones de mi mamá,
tal vez en alguna de esas fiestas hubiera muerto, se
ven tantas cosas el día de hoy que puedes morir en
una fiesta cualquiera, ya sea por que iban a matar a
alguien y tu estabas en el lugar equivocado, o una
persona a la que no le caes bien esta drogado y te
apuñala, todo eso puede pasar pero en ese tiempo
yo solo veía lo mala que era ella por no dejarme ir,
ahora tengo hijos y soy igual o peor que mi mama
en cuestión de prohibiciones, no quiero que les pase
nada a mis hijos, pero también les doy un poco de
libertad para que aprendan a caerse y levantarse.

107
Sigue viviendo y si es necesario vuelve a leer este
libro para que comprendas bien lo hermosa que es
la vida y que no vale la pena pasarla sufriendo, re-
cuerda que la vida es corta y que no puedes regre-
sar el tiempo para en verdad ponerte a trabajar por
tu bienestar, busca ayuda puedes estar seguro que
si alguien te la niega alguien mas lo hará, si piensas
en el suicidio pues yo te aconsejo que mejor te
“mates” en la vida buscando solución a tus proble-
mas, “matate” trabajando para alcanzar tu felicidad.

Ejercicio: consigue semillas de cualquier planta que


te guste...
Las plantas son organismos vivos, que en ocasiones
crecen en casi cualquier lugar sin la ayuda de nadie,
nadie las planta pero aun así se desarrollan, pero si
quieres que una planta crezca y se desarrolle con
mas seguridad necesitara de ayuda, necesitara en
primer lugar obviamente que siembres las semillas
que hayas preparado la tierra para que sea mas
efectiva, necesitara que le des agua y que obstru-
yas o no el sol, dependiendo del tipo de planta. Si
no la cuidas correctamente no se desarrollara o lo
hará de manera anormal, así que ese es el ejercicio
o mas bien vamos a verlo como una meta, un obje-
tivo, si te parece ridículo o no te dan ganas de
hacerlo simplemente no lo hagas pero recuerda que
las decisiones del hoy son los efectos del mañana.

108
Como lo dije antes, puedes ver a la planta desarro-
llada como tu objetivo pero también puedes ver tu
persona en esa planta, tu eres la semilla en esa
planta, aunque puedes lograr crecer sin la ayuda de
nadie con alguien apoyándote es mucho mas fácil,
reconoce que necesitas ayuda como las plantas.
Plántala si es posible en el frente de tu casa, en un
sitio en donde al despertar y salir puedas verla y re-
cordar que la vida tiene sentido y que merece la pe-
na disfrutarla al máximo, piensa :

Si una pequeña planta lo logró, ¿Por qué yo no?

Y si la planta no se desarrolló...vuelve a intentarlo,


una y otra y otra vez hasta que crezca.

109
Para terminar quiero agradecer a mi hermano Anto-
nio quien nunca dejo que me perdiera en la vida,
espero que con las anécdotas y las palabras de este
libro hayas encontrado los ánimos y las ganas que
tenias escondidas dentro de tu ser. Confío, y tengo
fe en Dios, que tu vida va a cambiar, solo acéptalo.

Y recuerda que solo en ti esta la oportunidad de ser


feliz.

110
Dedico este libro a mis padres:

Juan Orozco
Micaela Ibarra

A mi pastor Cristóbal

Y a mi abuelita Pascualita
quien pasó a la presencia de Dios en el
tiempo en el que terminaba este libro.

111
Si te sientes deprimido o conoces a alguien
que lo este, compártele este libro y no dudes
en ponerte en contacto para compartir expe-
riencias y apoyo.

Correo electrónico: sindepresion@hotmail.com


Pagina web: http://www.sindepresion.es.tl

Donativos:
Si al terminar de leer este libro te sirvió de al-
guna forma puedes hacer tu donativo con la
cantidad que desees al siguiente numero de
cuenta.

Banco Azteca (Tiendas Elektra)


Numero de cuenta: 61851343748659
A nombre de Juan José Orozco Ibarra
Monterrey, Nuevo León, México

DATE LA OPORTUNIDAD DE SER FELIZ


Pido disculpas si te topaste con fallas de orto-
grafía o si te pareció que en ocasiones la dis-
tribución de los hechos no coincidían correcta-
m ente, no soy escritor, solo escribí este libro
para ayudar a personas con depresión.

112
Mateo 6.25

El afán y la ansiedad

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida,


qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por
vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida
más que el alimento, y el cuerpo más que el vesti-
do? 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni
siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre ce-
lestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más
que ellas? 27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mu-
cho que se afane, añadir a su estatura un codo? 28
Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad
los lirios del cam po, cómo crecen: no trabajan ni
hilan; 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda
su gloria se vistió así como uno de ellos. 30 Y si la
hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en
el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a
vosotros, hombres de poca fe? 31 No os afanéis,
pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué bebere-
mos, o qué vestiremos? 32 Porque los gentiles bus-
can todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial
sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su jus-
ticia, y todas estas cosas os serán añadidas. 34 Así
que, no os afanéis por el día de mañana, porque el
día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su
propio mal.

113
Bibliografía

Manual de terapia grupal para el tratamiento cognitivo-


conduct ual de la depresión Copyright © 2000.2003.R icardo F.
Muñoz, Chandra Ghosh Ippe n, Stephen Rao, Huynh-Nhu Le,
and Eleandor Valde z Dwye r.

Santa Biblia Reina –Valera 1960. antigua ve rsión de Casiodoro


de Re ina (1569) re visada por C ipriano de Vale ra (1602). O tras
re visiones: 1862, 1909 y 1960 Sociedades Bíblicas Unidas.

Aprendiendo a Caminar. IDEAS Instituto para e l Desarrollo Es-


piritual Académico y Social. Ministe rios Fuego, Vino y ace i-
te ...para las naciones.

Reflexiones, palabras de oro para alimento del alma segunda


parte. Ediciones Aguilar 1e ra impresión 12 de mayo de l 2008.

Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corpora-


tion.

114
115
BIOGRAFIA DE MI VIDA Y LA LUCHA
CONTRA LA DEPRESION CON LA AYU-
DA DE DIOS.

NADIE TE PUEDE DECIR LO QUE SE


SIENTE Y LO QUE PASAS A MENOS
QUE TAMBIEN LA PADEZCA O LA HAYA
PADECIDO.

116