Está en la página 1de 43

Tu relacion ¿construye? o ¿destruye ?

Los noviazgos destructivos son los posesivos e infantiles, los que


asfixian, acosan, restan movilidad, tiempo, libertad, obstruyen y
dificultan estudios, trabajo, deporte, relaciones familiares, sociales y
amistades.
Un novio destructivo, no escribirá cartas a su novia, querrá acompañarla
a todas partes, estará constantemente tratando de experimentar con
ella besos y caricias profundas. Además buscará solo el lado sexual de la
relación, le hablará por teléfono a todas horas, querrá verla desde
temprano y procurará despedirse ya entrando la noche: Mostrará celos,
hará amenazas y ejercerá una manipulación a veces escondida. Esa
persona crea conflictos emocionales y quita la paz interior.
Los jóvenes buscan constantemente a la pareja ideal, o al menos
adecuada, y con frecuencia se equivocan, se decepcionan. Cuando un
amigo les hace ver los defectos del ser amado (idealizado) se enojan.
Entonces el amigo (a) se aleja murmurando que "el amor es ciego".

No siempre es bueno cambiar una amistad por un amor. Pero el


verdadero amor –el amor maduro- no es ciego, no idealiza. Enamorados
de una cara o de un cuerpo solemos enfermar de premura pasional se
despierta en nosotros un deseo de besar, abrazar, de sentir la cercanía
del otro.

Cuando alguien dice: "No tengo tiempo", hay que preguntarle: "para
qué", porque tiempo hay mucho. Hoy, algunos no tienen tiempo para la
amistad porque han perdido el gusto por la amistad.

La pérdida de una relación de amor...

Hoy reflexionaremos de la pérdida de una relación de amor pero no desde la muerte física, sino por la
separación como consecuencia de un abandono, un acto de infidelidad o causas que transforman la
relación o el vínculo en un espacio donde ninguno de sus integrantes crece.

Muchas personas, quizás por diferentes motivos, se quedan dentro de una relación cuando saben que esa
unión ya no va más. Y ese NO VA MÁS se extiende , la situación se prolonga porque uno u otro se
aferran, no dan el paso de cerrar.

Si hablamos de infidelidad, de abandono o de incompatibilidad de carácteres, debemos precisar que estas


situaciones no nacen de la noche a la mañana, son realidades que van gestándose con el tiempo.
Nadie abandona de la noche a la mañana, nadie es infiel de la noche a la mañana, y nadie muestra su
temperamento con luces y sombras…de la noche a la mañana.
Perder una relación lleva a una reflexión que tiene que ver contigo y cómo te vinculaste con ese hombre o
con esa mujer.

La situación de cómo está finalizando la relación es algo que, de alguna manera, iba a ocurrir por no hacer
nada durante el proceso de “estar despiertos” dentro de la pareja. Es importante que puedas analizar, más
allá de esta pérdida, qué fue lo que te sucedió dentro de la relación, cuál es tu parte, porque
definitivamente tú tienes que ver en todo esto.
En un vínculo, somos dos, y entonces habrá dos puntos de vista, dos maneras de pensar, dos estilos, dos
historias, dos, dos, dos…
Lo que no pudo ser…es la INTEGRACIÓN entre dos seres distintos, no pudieron complementarse, no llegaron
a entenderse, y entonces aparecen los conflictos, los vicios, la incomunicación, intolerancia o la falta de
respeto.
Lo que quizás no entendiste a la hora de relacionarte, es que existían dos maneras de amar, la tuya y la de
tu pareja.
En última instancia, el amor es siempre el mismo. Para bien y para mal, mi manera de querer es siempre
única y peculiar. Si yo sé querer a los demás en libertad y constructivamente, quiero constructiva y
libremente a todo el mundo.
Si soy celoso(a) con mis amigos, soy celoso(a) con mi esposa(o) y con mis hijos. Si soy posesivo(a), soy
posesivo(a) en todas mis relaciones, y más posesivo(a) cuánto más cerca me siento, más me apego, más
quiero poseerte. Si soy asfixiante, cuando más quiero, más asfixiante soy, y más anulador si soy anulador.

Si he aprendido a mal querer, cuando más quiera más daño haré. Y si he aprendido a querer bien, mejor lo
haré cuánto más quiera.
Hoy tienes que elaborar este fin, quizás sea algo que ya no daba para más, que era parte de un sufrimiento,
que no tenia salida ni escapatoria.
Siempre les digo a las personas que acompaño que, si alguna vez hubo algo bonito y tengo recuerdos bellos
de esa persona que hoy te está haciendo daño, es importante saber decir basta, antes de tocar fondo, antes
de agotarnos en situaciones duras y difíciles que conducen a un callejón sin salida.

En honor a lo bello que algún día conocí de ti,


hoy te digo adiós, y aprendo a vivir sin ti, sabiendo que puedo hacerlo,
sabiendo que cuento conmigo,
cuento conmigo mismo
hasta el final de mis días…

Cuando sientas

Cuando sientas que hay problemas alrededor tuya,


igual que una tortuga,
entra adentro de ti mismo y experimenta la paz interior.
Muchas veces surgen situaciones contra las cuales nada podemos hacer.

En tal caso, es común que las personas


se desesperen y pierdan sus esperanzas.
La actitud correcta es entrar adentro de si mismo.
Ahí se esconde un óceano de paz y calma,
listo para ser descubierto.
Es estar un buen rato adentro,
disfrutando de tu propia paz,
hasta que esté listo para salir y enfrentar las tormentas externas.

LA SERPIENTE Y LA LUCIERNAGA

Cuentan que una serpiente empezó a


perseguir desesperadamente a una luciérnaga.
Ésta huía rápido y con miedo de la feroz
depredadora, pero la serpiente no pensaba
cejar en su intento.
Se evadió un día pero el reptil no desistía,
dos noches y nada; en el tercer día, y ya sin
fuerzas, la luciérnaga se detuvo y dijo a la
serpiente:
—¿Puedo hacerte tres preguntas?
—No acostumbro a hacer concesiones a
nadie, pero, como te voy a devorar, puedes
preguntarme.
—¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
—No.
—¿Yo te hice algún mal?
—No.
—Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?
—¡Porque no soporto verte brillar!

Reflexion
¿No es verdad que la envidia es uno de los sentimientos más
frecuentes?
¿Has oído el refrán:
“ Se le tiran piedras sólo a los árboles que tienen frutos”?
¿De qué nos sirve la envidia? ¿Por qué la sentimos?

Globos negros
En cierta ocasión el famoso predicador y líder norteamericano
Martin Luther King se encontraba a punto de dar
una de sus célebres conferencias acerca de los Derechos Humanos.
Rápidamente notó que una pequeña niña negra
se encontraba al frente de su auditorio.

Un poco sorprendido, preguntó a uno de sus ayudantes al respecto,


y éste le dijo que la niña había sido la primera en llegar al lugar.
Al terminar su discurso, como parte de la ceremonia
se soltaron globos de diferentes colores al cielo
que la pequeña no dejaba de admirar.

Entonces el predicador se acercó a ella y la levantó en sus brazos.


La pequeña lo miró fijamente y le preguntó:
— ¿Los globos negros también volarán hacia el cielo?
Martin la miró dulcemente y le contestó:
—Los globos no vuelan al cielo por el color que tengan,
sino por lo que llevan dentro.

REFLEXION
Esta es una lección contra la exclusión.
A pesar de los años, ¿seguimos teniendo prejuicios hacia
La gente de color?
¿Será verdad que la humanidad ha avanzado
hasta convertirse en una gran comunidad mundial?

TU ERES

Fuerte...
cuando a tu pena le enseñas a sonreír.
Valiente...
cuando te sobrepones a tus temores
y enseñas a otros a hacer lo mismo.
Feliz...
cuando ves una flor y agradeces el milagro.
Amoroso...
cuando tu propio dolor no te ciega
para ver el dolor de otro.
Sabio...
cuando conoces los límites de tu sabiduría.
Sincero...
cuando puedes admitir que a veces
te haces trampa.
Vivo...
cuando la esperanza del mañana
significa más que tu error de ayer.
Libre...
cuando tienes control de ti mismo
y no deseas controlar a otros.
Honorable...
cuando te das cuenta que tu honor
es para honrar a otros.
Generoso...
cuando puedes tomar tan dulcemente
como cuando das.
Humilde...
cuando no sabes cuán humilde eres.
Considerado...
cuando me ves tal cual soy y me tratas
con naturalidad.

¿Qué es Acompañar?

Simplemente estar ahí, presente,


al lado de quien te necesita.
No es indispensable hablar, ni hacer algo especial.
Lo importante es comunicar al otro que uno
está unido con la alegría,
o la tristeza; que está viviendo el ser querido.

Lo que vale es respetar siempre el pedido, verbal o silencioso,


Latente o manifiesto de compañía o de soledad.

Acompañar es intuir la carencia del otro:


es cuidar, proteger, sin molestar o dañar.

Es tarea de amigos, de amores, de seres que se sostienen


en la hermandad de los afectos. Es un servicio de lealtad

Es un punto de contacto, más cerca de los sentimientos invisibles


Que de la mera proximidad física, ostensible.
Acompañar no es pared sino puente, unión de almas.
Hay proximidades que agobian y aislan mucho más
Que la soledad misma.

¿CÓMO DEJAR IR Y PERDONAR?

Todos hemos sido heridos por otra persona en algún momento u otro,
Algunos nos trataron mal, entonces,
La confianza se rompe, nuestro corazón salió herido.
Y aunque este dolor es normal, a veces persiste por mucho tiempo.
Nos revive el dolor una y otra vez, y tenemos dificultades para dejarle ir.
Esto causa muchos problemas.
No sólo nos lleva a ser infeliz,
Sino que también puede perjudicar o dañar las relaciones,
nos distraen del trabajo y la familia y otras cosas importantes.
Nos hacen renuentes a abrirnos a nuevas cosas y personas.
Nos quedamos atrapados en un ciclo de la ira y el dolor,
y perdemos la belleza de la vida que pasa.
Tenemos que aprender a dejar ir.
Tenemos que ser capaces de perdonar,
para que podamos seguir adelante y ser feliz.
hazlo no, por que se lo merezcan, sino por
TU LO MERECES ESTAR LIBRE DE ESO.

SI TU VIDA NO TIENE SENTIDO

Si tu vida no tiene sentido el amor te lo dará,


te guiara y tu vida llenara.

Si en algún momento te faltan la fuerzas y todo desaparece,


buscalas en tu interior y confia en ti.

Si miras a tu lado y distingues el vacío que deja lo amargo de la vida,


festeja estas sola pero bien.
Si en un momento de tristeza te das por vencido(a),
siempre mira a tu lado algún amigo encontraras.

Si tu corazón deja de latir y no entiendes por que,


solo continua tu vida pues alguien llegara a darle la vida que ha perdido.

Si en la oscuridad de la noche rompes en llanto y lamentas tu existencia,


solo busca el reflejo de la luna en ti, ella te dejara ver el mañana.

Si alguien logra herirte o simplemente no te sabe valorar,


no sufras que esa persona se arrepentirá.

Si al final del camino no hayas esa luz que todos deseamos no caigas en la
desesperación,
todos tenemos esa sensacion alguna vez
y solo la calma podra hacer que encuentres la luz deseada.

CUANTO AÑOS TENGO

¿Que cuántos años tengo?


- ¡Qué importa eso !
¡Tengo la edad que quiero y siento!
La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.
Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso o lo desconocido...
Pues tengo la experiencia de los años vividos
y la fuerza de la convicción de mis deseos.
¡Qué importa cuántos años tengo!
¡No quiero pensar en ello!
Pues unos dicen que ya soy viejo
otros "que estoy en el apogeo".
Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice,
sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.
Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso,
para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos,
rectificar caminos y atesorar éxitos.

Ahora no tienen por qué decir:


¡Estás muy joven, no lo lograrás!...
¡Estás muy viejo/a, ya no podrás!...
Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma,
pero con el interés de seguir creciendo.

Tengo los años en que los sueños,


se empiezan a acariciar con los dedos,
las ilusiones se convierten en esperanza.

Tengo los años en que el amor,


a veces es una loca llamarada,
ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada.
y otras... es un remanso de paz, como el atardecer en la playa..

¿Qué cuántos años tengo?


No necesito marcarlos con un número,
pues mis anhelos alcanzados,
mis triunfos obtenidos,
las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas...
¡Valen mucho más que eso!
¡Qué importa si cumplo cincuenta, sesenta o más!

Pues lo que importa: ¡es la edad que siento!


Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.
Para seguir sin temor por el sendero,
pues llevo conmigo la experiencia adquirida
y la fuerza de mis anhelos

¿Qué cuántos años tengo?


¡Eso!... ¿A quién le importa?

Tengo los años necesarios para perder ya el miedo


y hacer lo que quiero y siento!!.
Qué importa cuántos años tengo.
o cuántos espero, si con los años que tengo,
¡¡aprendí a querer lo necesario y a tomar, sólo lo bueno!!
(Autor J. Saramango)

DOS GRAVES ERRORES

Dos muy graves errores que puede cometer una persona que aspire a
realizarse
y a lograr algo importante en la vida,
y los cuales son las principales razones de fracasos,
amarguras, depresiones, relaciones deterioradas
y muchas otras calamidades que nos llevan a la tristeza y la
desesperanza, son:

1 - El vicio de buscar siempre a quien culpar de todo lo que nos


pasa,
en lugar de mirar nuestras responsabilidades en el hecho.

2 - La mala costumbre de estar criticando y quejándose de todo,


en lugar de buscar el lado positivo de cada experiencia.

REFLEXION
Cuando entendamos que nuestras decisiones influyen en las vidas de
otros
y que de nada sirve buscar un culpable sino buscar la solución
habremos aprendido a convertir este en un mundo mejor.
Recuerda que señalando culpables, criticando
y quejándose ningún problema se soluciona.

AMOR VERDADERO

Un hombre de cierta edad vino a la clínica donde estoy de


voluntaria para hacerse curar una herida en la mano. Tenía
bastante prisa, y mientras se curaba le pregunté qué era eso tan
urgente que tenía que hacer.

Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos para


desayunar con su mujer que vivía allí .
Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un
Alzeimer muy avanzado.
Mientras acababa de vendar la herida, le pregunté si ella se
alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.
No, me dijo. Ella ya no sabe quién soy.
Hace ya casi cinco años que no me reconoce.
Entonces le pregunté extrañado. -Y si ya no sabe quién es usted,
¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas?.
Me sonrió y dándome una palmadita en la mano me dijo:
-"Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién
es ella".
Tuve que contenerme las lágrimas mientras salía y pensé:

"Esa es la clase de amor que quiero para mi vida. El verdadero


amor no se reduce a lo físico ni a lo romántico. El verdadero amor
es la aceptación de todo lo que el otro es, de lo que ha sido, de lo
que será y de lo que ya no es... es la clase de amor que quiero!!!”

¿Qué es Acompañar?
Simplemente estar ahí, presente, al lado de quien te necesita.
No es indispensable hablar, ni hacer algo especial.
Lo importante es comunicar al otro que uno está unido con la alegría, o
la tristeza; que está viviendo el ser querido.

Lo que vale es respetar siempre el pedido, verbal o silencioso,


latente o manifiesto de compañía o de soledad.

Acompañar es intuir la carencia del otro: es cuidar, proteger, sin


molestar o dañar.

Es tarea de amigos, de amores, de seres que se sostienen


en la hermandad de los afectos. Es un servicio de lealtad

Es un punto de contacto, más cerca de los sentimientos invisibles


que de la mera proximidad física, ostensible.
Acompañar no es pared sino puente, unión de almas.
Hay proximidades que agobian y aíslan mucho más
que la soledad misma.

"LAS ADVERSIDADES"

- Las adversidades pueden ser causa de crecimiento y de iluminación –


dijo el maestro.
Y lo explicó del siguiente modo:
- Había un pájaro que se refugiaba a diario en las ramas secas de un
árbol
que se alzaba en medio de una inmensa llanura desértica.
Un día, una ráfaga de viento arrancó la raíz del árbol,
obligando al pobre pájaro a volar cien millas en busca de un nuevo
refugio…
hasta que, llegó a un bosque lleno de árboles cargados de ricas frutas.
Y concluyó el Maestro:
- Si el árbol seco se hubiera mantenido en pie,
nada hubiera inducido al pájaro a renunciar a su seguridad y echarse a
volar.

Un Café y Una Sonrisa


Una breve historia que nos permite comprender que la felicidad no es una estación
de llegada, sino un modo de viajar.

Soy madre de tres hijos de 14, 12 y 3 años, y recientemente terminé mi carrera


universitaria.

La última clase que tomé fue Sociología. La maestra estaba muy inspirada con las
cualidades que yo deseaba ver, con las cuales cada ser humano había sido
agraciado.

Su último proyecto fue titulado "SONRÍE". Pidió a la clase que saliera y le sonriera
a tres personas y documentaran sus reacciones.

Yo soy una persona muy amistosa y siempre sonrío a todos y digo "hola", así es
que pensé que esto sería "pan comido", literalmente.

Tan pronto nos fue asignado el proyecto, mi esposo, mi hijo pequeño y yo fuimos a
McDonald"s una fría mañana de Marzo, era la manera de compartir un tiempo de
juego con nuestro hijo.

Estábamos formados esperando ser atendidos, cuando de repente todos se


hicieron para atrás, incluso mi esposo. Yo no me moví ni una pulgada y un
abrumador sentimiento de pánico me envolvió cuando di vuelta para ver qué
pasaba.

Cuando giré percibí un horrible olor a "cuerpo sucio" y junto a mí, vi que estaban
parados dos hombres pobres; cuando miré al pequeño hombre que estaba cerca
de mí, él sonreía, sus hermosos ojos azul cielo estaban llenos de la luz de Dios
buscando aceptación.

Dijo "Buen día", mientras contaba las pocas monedas que traía. El segundo
hombre manoteaba junto a su amigo -creo que era retrasado mental- y el hombre
de ojos azules era su salvación.

Contuve las lágrimas. La joven despachadora le pregunto qué quería y él


dijo: "Café; es todo, señorita" porque era para lo único que tenían, ya que si
querían sentarse en el restaurante para calentarse un poco, tenían que consumir
algo.

Entonces, realmente lo sentí, el impulso fue muy grande, casi alcanzo al pequeño
hombre para abrazarlo, fue entonces que sentí todas las miradas en mí, juzgando
mi acción.

Sonreí y le pedí a la joven despachadora que me diera dos desayunos más en


bandeja separada y caminé hacia la mesa donde estaban los dos hombres
sentados, puse la bandeja en su mesa y mi mano sobre la mano fría del pequeño
hombre; él me miró con lágrimas en los ojos y dijo "¡Gracias!".

Me incliné dando palmaditas en su mano y le dije "No lo hice por ustedes, DIOS
está aquí actuando a través de mí para darles esperanza".

Comencé a llorar mientras caminaba para reunirme con mi esposo e hijo. Cuando
me senté, mi marido sonrió y dijo "Es por eso que DIOS te envió hacia mí, cariño,
para darme esperanza".

Nos tomamos de las manos por un momento y en ese instante supimos la gracia
con la que fuimos bendecidos para ser capaces de dar.

Regresé a la universidad durante la última clase nocturna, con esta historia en


mano. Entregué mi proyecto y la instructora lo leyó, entonces me miró y preguntó
"¿Puedo compartir esto?"... yo asentí lentamente mientras ella pedía la atención
de la clase.

Comenzó a leer y me di cuenta que nosotros, como seres humanos y siendo parte
de Dios, compartimos esta necesidad para sanar a la gente y ser sanados. A mi
manera, se lo hice sentir a la gente en McDonald’s, a mi esposo, hijo, a la maestra
y a cada alma en el salón de clases, esa última noche como estudiante.
El primer amor...

Cuando pensamos en el primer amor...sin duda alguna estaremos


conectándolo , con la primera vez que nos enamoramos , esa vivencia
definitivamente , tiene que ver con la primera vez que salgo de mi, y des-
cubro que otro me atrae , que hay un otro con quien quisiera estar,
compartir, soñar...

Pero en este caso hablaremos del "primer amor" en relación a uno mismo.
En una oportunidad , le propuse a una persona que realizara una lista
escrita con 10 personas en las cuales , ella depositara su amor, cuando
revisamos la lista ...en ningún lugar aparecia ella...
Es muy común encontrar personas que dicen "yo doy mucho a los demás y
despues caigo en la cuenta, de que a mi nadie me da nada..." y ahi
comienzan los problemas afectivos.
Cuando descubrimos que dar...no solamente tiene que ver con la
responsabilidad que tenemos hacia otros, si no con la responsabilidad que
tenemos con nosotros mismos.

Si tú no te ocupas de ti ...quién lo hará por ti?


Si no lo haces hoy...cuándo será?

Mañana domingo 19 de DICIEMBRE a las 10 a.m , te ofrecemos este


espacio para que comiences a desarrollar el vinculo contigo mismo, y
descubras al primer AMOR.

Taller Vivencial de Logoterapia "Mi Primer Amor"

ESTE ESPACIO ES GRATUITO.


NO NECESITAS INVERTIR MAS QUE DOS HORAS DE TU TIEMPO
PARA TI MISMO.

PADRES AUSENTES HIJOS SINTOMATICOS

Que la vida es una escuela, definitivamente todos sabemos que si, y cada día es un
nuevo aprendizaje, con las experiencias que vamos transitando y recorriendo.
Aprendizajes con los hijos, con nuestra pareja, con nuestra familia, y hasta en nuestro
trabajo.
Todo lo que nos sucede, es porque tiene que estar dentro de nuestra vida, aún las
situaciones más difíciles y dolorosas.
En este blog encontrarás, una orientación, un acompañamiento, un tema que te hará
reflexionar y pensar como estas viviendo y sobre todo como quieres vivir.
También me gustaría que puedas proponer los temas que te preocupan, para darte la
orientación que estas necesitando.

La reflexión de hoy: Padres ausentes, hijos sintomáticos.

“Cada época produce hombres que representan el espíritu de la misma”. La época


pos-moderna esta generando al “Hombre Light” donde una de sus características es
que ha transformado los valores mas importantes , poniendo mayor atención a los
materiales, a la comodidad, al confort, estando mas preocupados por el tener y
dejando de lado el desarrollo de nuestro ser, confundiendo la felicidad con el
bienestar.

Los protagonistas de la familia se han ido abandonando y desamparando en sus


interacciones, preocupados en tener más, hacer más y otros preocupados en no
perder lo poco con lo que cuentan para sobrevivir, olvidándose de enriquecer las
relaciones sin poder estar consigo mismos ni con los demás. Esto los lleva a un vacío
existencial por contar con tantos distractores, elementos que los aleja de lo más
significativo sus hijos.

Los padres actuales están perdiendo de vista la importancia de las primeras


interacciones afectivas con sus hijos, olvidando que son ellos los encargados de
generar seguridad y confianza a sus hijos, que son ellos el modelo de valor y amor
que su hijo necesita para edificarse solidamente. Si no existe esta interacción padre-
hijo en el amor, se construye con ciertos riesgos y propenso a sufrir fracturas y caídas.

Los tiempos post-modernos requiere de educar en el amor y la responsabilidad, y si


los protagonistas de la familia viven en el vacío y la frustración ¿Que podrán
transmitir, modelar, enseñar a sus pequeños hijos?
Por esto, los padres están presentes, pero ausentes, muchas horas de trabajo, no
reemplazaran jamás esos tiempos de presencia, que nutren las relaciones.
Ocúpate de tener, pero ocúpate de dar afecto, los vacíos de afecto, generan en los
hijos adicciones, rebeldías, violencia y enfermedades.
La niñez es la etapa donde se siembra, y la cosecha de lo que ves hoy en tus hijos,
quizás sea parte de esta ausencia de afecto y presencia.
No te culpes ahora, ahora es tiempo de acercarse y de reparar, nunca es tarde,
siempre estamos a tiempo, tender puentes que te acerquen y no quedarte en las
barreras que te separan.

Asertividad, amor y afecto es una buena fórmula para comenzar la tarea.

EL ÀRBOL DE LAS MANZANAS

Este era un enorme árbol de manzanas al cual un niño amaba mucho. Todos
los días jugaba a su alrededor, trepaba hasta el tope, comía sus frutos y
tomaba la siesta bajo su sombra.
El árbol también lo quería mucho. Paso el tiempo, el niño creció y no volvió a
jugar alrededor del árbol. Un día regresó y escuchó que este le decía con
cierta tristeza:
¿Vienes a jugar conmigo?
Pero el muchacho contestó:
Ya no soy el niño de antes que juega alrededor de los árboles. Ahora quiero
tener juguetes, y necesito dinero para comprarlos.
-Lo siento—dijo el árbol—. No tengo dinero, pero te sugiero que tomes todas
mis manzanas y las vendas; así podrás comprar tus juguetes.
El muchacho tomó las manzanas, obtuvo el dinero y se sintió feliz. También
el árbol fue feliz, pero el muchacho no volvió. Tiempo después, cuando
regresó, el árbol le preguntó:
¿Vienes a jugar conmigo?
No tengo tiempo para jugar; debo de trabajar para mi familia y necesito una
casa para mi esposa e hijos. ¿Puedes ayudarme?
-Lo siento—repuso el árbol—. No tengo una casa, pero puedes cortar mis
ramas y construir tu casa.
El hombre cortó todas las ramas del árbol, que se sintió feliz, y no volvió.
Cierto día de un cálido verano, regresó. El árbol estaba encantado.
¿Vienes a jugar conmigo? —le preguntó.
—Me siento triste, estoy volviéndome viejo. Quiero un bote para navegar y
descansar, ¿Puedes dármelo?
El árbol contestó:
—Usa mi tronco para construir uno; así podrás navegar y serás feliz.
El hombre cortó el tronco, construyó su bote y se fue a navegar por un largo
tiempo. Regresó después de muchos años y el árbol le dijo:
—Lo siento mucho, pero ya no tengo nada que darte, ni siquiera manzanas.
El hombre replicó:
—No tengo dientes para morder ni fuerzas para escalar ya estoy viejo.
Entonces el árbol, llorando, el dijo:
—Realmente no puedo darte nada. Lo único que me queda son mis raíces
muertas.
Y el hombre contestó:
—No necesito mucho ahora, sólo un lugar para reposar. Estoy cansado
después de tantos años…
—Bueno—dijo el árbol—, las viejas raíces de un árbol son el mejor lugar
para recostarse y descansar. Ven, siéntate conmigo y descansa. El hombre
se sentó junto al árbol y este, alegre y risueño, dejó caer lágrimas.
Esta es la historia de cada uno de nosotros: el árbol son nuestros padres. De
niños, los amamos y jugamos con ellos. Cuando crecemos los dejamos
solos; regresamos a ellos cuando los necesitamos, o cuando estamos en
problemas. No importa lo que sea, siempre están allí para darnos todo lo que
puedan y hacernos felices. Usted puede pensar que el muchacho es cruel
con el árbol, pero ¿no es así como tratamos a veces a nuestros padres?

EL ESCARABAJO Y EL GUSANO

Un gusano y un escarabajo eran amigos y se pasaban charlando largas horas.

El escarabajo estaba consciente de que su amigo el gusano era muy limitado en movilidad,
tenía visión muy restringida y era muy tranquilo y pasivo comparado con los escarabajos.

El gusano, por su parte, estaba muy consciente de que su amigo el escarabajo venía de otro
ambiente, y de que, en comparación con los gusanos de su especie, comía cosas
desagradables, era muy acelerado, tenía una imagen grotesca y hablaba con mucha
rapidez.

Un día, la compañera de vida del escarabajo le cuestionó a éste su con el gusano,


preguntándole ¿cómo era posible que caminara tanto para ir al encuentro de un ser tan
inferior, un ser tan limitado en sus movimientos?, y ¿por qué seguía siendo amigo de
alguien que ni siquiera le devolvía los saludos efusivos que el escarabajo le hacía desde
lejos?.

Pero el escarabajo estaba consciente de que, debido a lo limitado de su visión, el gusano


muchas veces ni siquiera veía que alguien lo saludaba y, si acaso llegaba a notarlo, no
distinguía si era o no el escarabajo, y por ello no contestaba el saludo. Sin embargo, el
escarabajo calló para no discutir con su compañera.
Fue tanta la insistencia de la escarabajo y tantos sus argumentos cuestionando la amistad
que su compañero mantenía con el gusano que el escarabajo decidió poner a prueba esa
amistad alejándose del gusano para esperar a que éste lo buscara.

Pasó el tiempo, y un día llegó la noticia de que el gusano estaba muriendo, pues su
organismo se había resentido por los esfuerzos que cada día hacía para ir a ver a su amigo
el escarabajo y, como no lo conseguía durante toda una jornada diurna, el gusano tenía que
devolverse sobre sus pasos para pasar la noche en el refugio de su propia casa.

Al saber esto, el escarabajo, sin preguntar a su compañera, decidió ir a ver al gusano.

En el camino se cruzó con varios insectos que le contaron de las diarias e infructuosas
peripecias del gusano para ir a ver a su amigo el escarabajo y averiguar qué le había pasado.

Le contaron de cómo se exponía día a día para ir a buscarlo, pasando cerca del nido de los
pájaros. De cómo sobrevivió al ataque de las hormigas y así sucesivamente.

Llegó el escarabajo hasta el árbol donde yacía el gusano esperando ya el momento final. Y
al verlo a su lado, el gusano, apenas con un hilo de vida, le dijo al escarabajo cuánto le
alegraba ver que se encontrara bien.

Sonrió por última vez y se despidió de su amigo sabiendo que nada malo le había pasado a
éste.
El escarabajo sintió vergüenza por haber permitido que las opiniones de otros minaran su
amistad con el gusano y sintió dolor por haber perdido las muchas horas de regocijo que
las pláticas con su amigo le proporcionaban y, sobre todo, por haberle puesto en una
situación que le causó la muerte.

Al final entendió que el gusano, siendo tan diferente, tan limitado y tan distinto de lo que él
era, era su amigo, a quien respetaba y quería porque, a pesar de pertenecer a otra especie,
le había ofrecido su amistad.

Y así aprendió varias lecciones ese día:


1.-La amistad está en ti y no en los demás. Si la cultivas en tu propio ser, encontrarás el gozo
del amigo.
2.-El tiempo no condiciona las amistades. Tampoco lo hacen las razas ni las limitantes
propias o las ajenas.
3.-Cuando pierdes un amigo, una parte de ti se va con él. Las frases, los gestos, los temores,
las alegrías, las ilusiones, todo lo que ambos compartieron en el tiempo, se va con él.

El escarabajo murió poco después. Nunca se le escuchó quejarse de quien mal lo aconsejó,
pues fue decisión suya el prestar oídos a las críticas sobre su amigo.
Si tienes un amigo no pongas en tela de juicio lo que él es, pues sembrando dudas
cosecharás temores. No te fijes demasiado en cómo habla, cuánto tiene, qué come o qué
hace, pues con ello estarás echando en saco roto tu confianza.

Reconoce la riqueza de quien es diferente a ti y, aun así, está dispuesto a compartir contigo
sus ideales y temores.

La esencia del gusano y el escarabajo se volvieron una sola en el plano más allá de esta
vida.

No sé si eres el gusano y yo el escarabajo, o al revés, pero seguro que somos distintos y que
nos movemos en planos diferentes. Yo, aunque sea gusano, te seguiré buscando día a día;
pero si fuera escarabajo, no prestaré oído a las críticas, vengan de donde vengan.

El tiempo es implacable, la vida pasa de largo sin importar a quien se lleve por delante,
por eso aprendamos a vivirla dando a cada cosa su prioridad.

Hoy es el momento para recomenzar y recuperar lo perdido. Quizás hoy hay alguien
que está esperando por escuchar de ti un te quiero, perdóname, te necesito, no te he
olvidado, vuelve, lo siento, me equivoque. Mañana puede ser demasiado tarde.

Por eso no tengas miedo al rechazo, ni esperes un día mas, no dejes que al igual que el
escarabajo el orgullo te venza, levanta el teléfono y haz esa llamada que puede cambiar
tu vida, porque hoy es posible, mañana…. Quien sabe… MAÑANA PODRIA SER
DEMACIADO TARDE.

NO TE METAS EN MI VIDA!!!
Una vez escuche como una joven le decía eso a su padre “NO TE METAS EN
MI VIDA”.
Esta frase calo profundamente hondo en mi , que continuamente la repito en
mi mente cuando veo relaciones de padres a hijos muy deterioradas, pienso en
que le respondería yo a mi hijo que hoy tiene 23 años ,si este me hablara de
esa forma , y creo que ensayaría algo así:
“Hijo mío yo no me meto en tu vida, tú viniste a la en la mía”
Hace 16 años, gracias a Dios, y por el amor que mama, y yo nos teníamos, llegaste a nuestras
vidas, ocupaste nuestro tiempo, durante casi tres meses, mama se sintió mal, no podía comer,
todo lo que comía lo devolvía, y tenía que guardar reposo; Yo tuve que repartirme entre las tareas
de mi trabajo y las de la casa para ayudarla.
Ya no podíamos ir a todas las reuniones, no frecuentábamos tanto a los amigos, de hecho de
muchos de ellos nos separamos por ti...
Los últimos meses, antes de que llegaras a casa, mama no dormía y no me dejaba dormir, yo tenía
que despertar temprano para ir a trabajar, mas sin embargo me tenía que esforzar por ser
paciente y ayudar a mama que se sintiera mejor, para que tu estuvieras bien.
Los gastos aumentaron increíblemente, tanto que gran parte de lo nuestro se gastaba en ti: En un
buen médico que atendiera a mami y la ayudara a llevar un embarazo saludable, en
medicamentos, en la maternidad, en comprarte todo un guardarropa, mami no veía algo de bebe,
que no lo quisiera para ti, una cuna, un moisés, una carreola, todo lo que se pudiera con tal de que
tu estuvieras lo mejor posible.
Ni siquiera me di cuenta cuando deje de comprarme cosas para mí, y tu sabes que los equipos de
sonido y PCs son mi delirio.
. . NO TE METAS EN MI VIDA!!!!
Llego el día en que naciste, hay que comprar algo para darles de recuerdo a los que te vinieran a
conocer, (DIJO MAMA), hay que adaptar un cuarto para el bebe.
Desde la primera noche no dormimos. Cada tres horas como si fueras una alarma de reloj nos
despertabas para que te diéramos de comer, otras te sentías mal y llorabas y llorabas, sin que
nosotros nos sintiéramos tranquilos, pues a veces no sabíamos que te sucedía y hasta llorábamos
contigo. . . NO TE METAS EN MI VIDA?
Todas las enfermedades te dieron y nosotros tuvimos que suspender muchas de nuestras salidas;
Mami ya estaba muy bien arreglada para ir a alguna reunión (Después de meses de no salir), yo
estaba a punto de pasar por ella y me llamaba, cambio de planes, el niño tiene temperatura, no
podremos ir. . . . NO TE METAS EN MI VIDA?
Empezaste a caminar, yo no sé cuando he tenido que estar mas detrás de Ti, si cuando empezaste
a caminar o cuando creíste que ya sabias. Ya no podía sentarme tranquilo a leer el periódico o a
ver el partido de mi equipo favorito, porque para cuando acordaba, te perdías de mi vista y tenía
que salir tras de ti para evitar que te lastimaras.
. . NO TE METAS EN MI VIDA?
Todavía recuerdo el primer día de clases, cuando tuve que llamar al trabajo y decir que no podría
ir, ya que tú en la puerta del colegio no querías soltarme y entrar, llorabas y me pedias que no me
fuera, tuve, que entrar contigo a la escuela, que pedirle a la maestra que me dejara estar a tu lado
ese día en el salón para que fueras tomando confianza, después de tanta confianza que tomaste,
hasta te olvidaste de mi, la mayoría de las veces no solo ya no me pedias que no me fuera, te
olvidabas de despedirte cuando bajabas del auto corriendo para encontrarte con tus nuevos
amiguitos.
. . NO TE METAS EN MI VIDA?
Del colegio, recibía muy seguido notas: no hace caso, es indisciplinado, pelea con los demás, no
quiere hacer sus tareas, se la pasa en los sanitarios, rayo la libreta de su compañerito, se
lastimo un pie, se rompióuna mano...... y aparte tengo que pagar para que asistas?
Fuiste creciendo y contigo fueron creciendo las aventuras, al grado que un dia tuve que suplicar al
director que no te expulsara.
.. NO TE METAS EN MI VIDA?
La vecina apenas me veía llegar y se acercaba para decirme:
Su niño, rompió un cristal de mi casa, rayo la pared, pelea con mi hijo etc.
Seguiste Creciendo, querías ir muy aprisa, te urgía conocer todos los lugares de diversión de la
ciudad, apenas tenias 13 y ya querías ir a todas las fiestas de tus amigos que cumplían 15, ya no
querías que te lleváramos a tus reuniones, nos pedias que una calle antes te dejáramos y
pasáramos por ti una calle despues,por que ya eres "ya grande", no querías llegar temprano a
casa, te molestabas si te marcábamos reglas, no podíamos hacer comentarios acerca de tus
amigos, sin que te volvieras contra nosotros, como si los conocieras a ellos de toda la vida y
nosotros fuéramos unos perfectos desconocidos para ti; préstame el auto, me decías y me sentía
el peor padre del mundo por no hacerlo. . . . NO TE METAS EN MI VIDA
Constantemente mama tiene que estar acomodando las mismas cosas de tu cuarto (incluso fuera
de el), pues ella las arregla un día y al otro tiene que volverlo a hacer pues ya estan desordenadas.
. . NO TE METAS EN MI VIDA ?Han pasado meses y las calificaciones no llegan, mama y yo no
queremos preguntarte para que no haya más problemas, pero de la escuela nos han llamado, hay
que ir a hablar con la maestra, porque has reprobado y si no te apuras no aprobaras el curso.
. . NO TE METAS EN MI VIDA?
Cada vez se menos de ti por ti mismo, se mas por lo que oigo de los demás, ya casi no te gusta
platicar conmigo, dices que nada mas te estoy regañando, y todo lo que yo hago está mal, o es
razón para que te burles de mi, pregunto, con esos defectos te he podido dar lo que hasta ahora
tienes, seré entonces tan tonto y torpe ser humano? mama se la pasa en vela y de pasada no me
deja dormir a mi diciéndome: que no has llegado y que es de madrugada, solo me buscas cuando
hay que pagar algo o necesitas dinero para la escuela o salir; o peor aún, te busco yo, cuando
tengo que llamarte la atención.......
. . NO TE METAS EN MI VIDA?
Hoy me han llamado y me han dicho: Se ofrecerá, una misa de acción de gracias, para todos
ustedes, con ocasión de que su hijo ha concluido sus estudios superiores; tu, me avisaste con
desinterés, como si no te importara que yo asistiera, mas sin embargo para mí ha sido una gran
noticia, que me hace sentir MUY FELIZ. Como ME LO VOY A PERDER, ME DIJE A MI MISMO, Y
AQUI ESTOY. . . . NO TE METAS EN MI VIDA?
Sin duda a esta frase y a mi reflexión cada uno de ustedes papas, pueden añadir grandes
anécdotas, pueden corregir y aumentar y hasta cambiar el sentido, pero no quiero ni imaginar el
hecho de que ustedes hubieran decidido no meterse en la vida de sus hijos, que hubiera pasado.
De seguro alguno de ellos no estarían aquí. si solo se hubieran metido inicialmente y luego
hubieran abandonado la tarea, de alimentar, de educar, de cuidar; etc.. Muchos de hijos no
habrían logrado ninguna meta a pesar de sus esfuerzos. Si los papas no cuidaran lo que hacen, a
donde van y con quien, quizámuchos ya no estarían entre nosotros, o quizá estarían en un hospital
o presos de algún vicio.
Pero estoy seguro que ante estas palabras. . . NO TE METAS EN MI VIDA. Podemos responder
juntos.
HIJO, YO NO ME METO EN TU VIDA, TU TE HAS METIDO EN LA MIA, Y TE ASEGURO, QUE
DESDE EL PRIMER DIA, HASTA EL DIA DE HOY, SOY EL HOMBRE MAS FELIZ.
PAPAS GRACIAS POR METERSE EN LA VIDA DE SUS HIJOS, PORQUE GRACIAS A ELLO AHORA
PODEMOS VERLOS REALIZADOS EN UNA ETAPA MAS DE SU FORMACION.
SI LO LOS PADRES QUE SABEN METERSE EN LA VIDA DE SUS HIJOS LOGRAN HACER DE ESTOS,
HOMBRES Y MUJERES DE BIEN. PAPAS: ¡!!MUCHAS GRACIAS!!

Fondo y Formas= decidete! que es mas Importante!

Imagine por un momento una persona que tiene un gran fondo de sentimientos y
valores pero nunca los manifiesta, no los materializa en acciones concretas... Es
común en los funerales escuchar en relación con el difunto: "Yo en el fondo lo
quería mucho pero nunca se lo demostré"... Pues, en vida, hermano, en vida,
como dice Ana María Rabatté, no creo que el muertito huela las únicas flores que
le regaló y que fue precisamente el día en que lo están enterrando.
Mucha gente dice: "Yo soy una persona muy capaz pero nadie lo sabe". La
única forma de demostrar de lo que es capaz de hacer, es haciéndolo, la calidad
de nuestros actos revelan nuestra auténtica capacidad, la calidad de nuestras
acciones ponen de manifiesto nuestra calidad.
Lo que necesita el mundo no son seres que tengan apariencia de capaces sino
personas con realizaciones, que con hechos reales aporten positivismo en acción
a través de la edificación de una sociedad superior.
A la inversa, hay personas que solamente son formas sin fondo, por ejemplo,
puede existir la mujer más bella con un "hardware" extraordinario pero sin pizca de
"software", es decir, vacía por dentro. El caso del político que guarda
solamente formas y con sus acciones no logra nada más que quedar bien con
todo el mundo, pero sin producir ningún resultado, o manipula con sus cortesías y
convence a sus seguidores y los traiciona con sus acciones pues solamente busca
satisfacer sus intereses particulares.
Si usted en el fondo ama a su pareja, le pregunto: ¿Cómo se lo demuestra? Si
ama a su trabajo, ¿cómo lo evidencia en la práctica? Si en el fondo le duele la
pobreza de los demás, ¿qué acciones concretas realiza por ellos? Si usted en
el fondo cree en la honestidad, ¿cómo lo manifiesta? Si le angustian los niños
abandonados, ¿qué hace por ellos?
Seguramente usted en el fondo desea tener éxito, lograr un nivel económico
superior, ama a su familia, desea tener mejores amigos, sobresalir en su medio
social, pero la pregunta es ¿en qué forma se va a manifestar para lograrlo?
Hay que darle forma a todo aquello que en el fondo del corazón deseamos lograr.
Me sorprende año con año el ritual que realizamos el día último de diciembre a las
12:00 de la noche, despidiendo el año viejo atragantándonos de 12 uvas, y
pensando a la vez lo que deseamos suceda en el nuevo año que comienza,
cuando en realidad nada va a cambiar, ya que, el presente no es más que un
suceso lógico del pasado y el futuro es el resultado de lo que hoy hagamos, nada
cambia a menos que nosotros personalmente cambiemos.
Si desea en el fondo un mañana mejor para usted y los suyos, por favor
déle forma a sus deseos y realice a partir del día de hoy las acciones que lo
llevarán a lograr lo que en el fondo desea.
Déle forma a su amor manifestándolo clara y francamente a los que ama; si desea
ser ascendido en su trabajo, por favor que sus formas, sus cortesías, su
dinamismo hacia la acción, su actitud positiva diariamente se manifieste y le
aseguro que será candidato al ascenso.
Demuestre a todo el mundo su auténtico valor a través de la calidad de sus actos
y le aseguro que para nadie pasará desapercibido, cada vez que realice una
acción pregúntese si ésta revela su auténtica capacidad.
En alguna ocasión he escuchado la siguiente aseveración de alguien que visitaba
una exposición de pintura impresionista, donde algunos cuadros que no estaban
firmados por su autor se les atribuían sin lugar a dudas a algún artista. La gente
sabía de quién era esa obra, ¿saben por qué? "Porque esas pinturas solamente
pudieron ser realizadas por un determinado artista, sus formas solamente a él
corresponden, no hay duda, ningún otro la pudo haber realizado".
Así debemos pensar de cada una de nuestras acciones, que sean de tal calidad
que solamente a nosotros se nos atribuya su autoría... Identifíquese por la calidad
de sus acciones, póngale su sello personal a cada acción que realice.
Y cuando triunfe, los demás lo sabrán porque habrá estampado no
solo fondo sino su forma...

El Arbol de los problemas

Un hombre después de pensarlo se decidió a reparar una vieja casa que tenía en
una granja. Entonces, contrató a un carpintero que se encargaría de todos los
detalles logísticos de restauración.
Un día decidió ir a la granja, para verificar como iban todos los trabajos. Llegó
temprano y se dispuso a colaborar en los quehaceres que realizaba el carpintero.
Ese día parecía no ser el mejor para el carpintero. Su cortadora eléctrica se había
dañado, haciéndole perder dos horas de trabajo. Después de repararla, un corte
de electricidad en el pueblo le hizo perder dos horas más de trabajo. Tratando de
recuperar el tiempo, partió dos cierras de su cortadora. Ya finalizando la jornada,
el pegamento que disponía no le alcanzaba para mezclar su fórmula secreta de
acabado.
Después de un día tan irregular, ya disponiéndose para ir a su casa, el camión se
le negaba a arrancar. Por supuesto, el dueño de la granja se ofreció a llevarlo.
Mientras recorrían los hermosos paisajes de la granja, él iba en silencio
meditando. Parecía un poco molesto por los desaires que el día le había jugado.
Después de treinta minutos de recorrido llegaron a la casa del carpintero, y de
sorpresa lo invitó para que conociera a su familia. Mientras se dirigían a la puerta,
el carpintero se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, de color verde
intenso y por demás hermoso. Tocó varias ramas con sus manos, mientras
admiraba sus preciosas hojas.
Cuando abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada
cara estaba plena de sonrisas y alegría. Sus hijos se lanzaron sobre él, dando
vueltas en la sala. Le dio un beso a su esposa y lo presentó. Le invitó un refresco
y una suculenta empanada. Ya despidiéndose, lo acompañó hasta el auto.
Cuando pasaron nuevamente cerca del árbol, la curiosidad fue grande y le
preguntó acerca de lo que había visto hacer un rato antes. Le recordó su conducta
con el árbol.
¡Ohh!, ese es mi árbol de los problemas, contestó.
Y luego procedió a explicar y dijo: sé que no puedo evitar tener dificultades en mi
trabajo, percances y alteraciones en mi estado de ánimo. Pero una cosa si es
segura: Esos problemas no pertenecen ni a mi esposa y mucho menos a mis hijos.
Así que simplemente los cuelgo en el “árbol de los problemas” cada noche cuando
llego a casa. Luego en la mañana los recojo nuevamente, porque tengo que
solucionarlos. Lo divertido es, dijo sonriendo el carpintero, que cuando salgo en la
mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la
noche anterior.
El dueño de la granja se subió a su auto, meditando sobre la estrategia del
carpintero para ser más feliz y evitar contaminar el hogar con los problemas
laborales. Entonces se dijo, valió la pena el paseo de hoy.
Llegó a la granja y se dispuso a seleccionar su árbol de los problemas. Y desde
entones cada vez que llegaba a su hogar ya saben lo primero que hacía.
“Tenemos que saber que el mundo sólo se puede captar mediante la acción
y no la contemplación. El impulso más poderoso, en el ascenso del hombre,
es el placer que le produce su propia habilidad. Gocemos haciendo lo que
hacemos bien, y habiéndolo hecho bien, gocémonos haciéndolo mejor y lo
que no sabemos aprendámoslo y gocemos aprendiendo y luego seremos
mejores porque habremos aprendido con gozo”.

La Carreta .
Cierta mañana, mi Padre me invito a dar un paseo en el bosque y acepte con placer.
El se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me pregunto:
-Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna otra cosa más?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí:
-Estoy escuchando el ruido de una carreta.
-Eso es –dijo mi Padre- Es una carreta vacía.
Pregunté a mi Padre: ¿Cómo sabes que es una carreta vacía si aún no la vemos?
Entonces mi Padre respondió:
Es muy fácil saber cuando una carreta esta vacía, por causa del ruido. Cuanto más vacía la
carreta, mayor es el ruido que hace.
Me convertí en adulto y hasta hoy cuando veo una persona hablando demasiado,
interrumpiendo la conversación de todo el mundo, inoportuna, presumiendo de lo que tiene,
sintiéndose superior y desmereciendo a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre
diciendo:
-“Cuanto mas vacía la carreta, mayor el ruido que hace…”
 El ignorante -Rebate-Discute-Se hace notar
 El Inteligente –Pregunta-Enseña-Se hace notar
 El SABIO –CALLA-ESCUCHA-SE OCULTA

LA PACIENCIA

Qué pirámide se construyó alguna vez si no fue piedra sobre piedra?


¡Cuán pobres son los que no tienen paciencia!

¿Qué herida sanó alguna vez a no ser poco a poco?.

Todos los inapreciables atributos que los hombres prudentes


proclaman como necesarios para alcanzar el éxito, son inútiles si no tienes
paciencia.

El ser valiente sin paciencia puede matarte.


El ser ambicioso sin paciencia puede destruir la carrera más prometedora.
El esforzase por alcanzar la riqueza sin paciencia no hará sino
separarte de tu magra bolsa.

El perseverar sin paciencia es siempre algo imposible.


¿Quién puede dominarse, quién puede perseverar sin la espera que es
uno de sus atributos?

Empléala para robustecer tu espíritu, para dulcificar tu carácter, para


calmar tu enojo, para sepultar tu envidia, abatir tu orgullo, frenar tu
lengua, contener tu mano y entregar todo tu ser, a su debido tiempo, a
la vida que mereces.
UN BUEN JEFE

Un joven con un récord académico excelente fue a solicitar un puesto


directivo en una gran empresa.
Pasó la primera entrevista, el director hace la última entrevista, y es
quien toma la decisión final.
El director descubrió a partir del análisis del CV que los logros
académicos del joven fueron excelentes en todo momento, desde la
escuela secundaria hasta la investigación de postgrado, nunca había
tenido un año en el que no obtuvo excelentes calificaciones.
El director le preguntó: "¿Obtuviste alguna beca en la escuela?" el joven
respondió "ninguna".
El director le preguntó: "¿Fue tu padre quien pagó los honorarios de tu
escuela?" El joven respondió: "Mi padre falleció cuando tenía un año de
edad, fue mi madre la que pagaba todo".
El director le preguntó: "¿Dónde trabaja su madre?" El joven respondió:
"Mi madre trabajaba lavando y secando ropa. El director pidió al jóven
mostrar sus manos. El joven mostró un par de manos lisas y perfectas.
El director le preguntó: "¿Alguna vez ha ayudado a su madre a lavar la
ropa antes?" El joven respondió: "No, mi madre siempre quiso que yo
estudiara y leyera más libros. Además, mi madre puede lavar la ropa más
rápido que yo".
El director dijo: "Tengo una petición. Al volver hoy, vaya y limpie las
manos de su madre, y luego venga a verme mañana por la mañana .*
El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era muy alta.
Cuando regresó, felizmente pidió a su madre para limpiarle las manos.
Su madre se sentía extraña, feliz, pero con sentimientos encontrados, y
mostró finalmente sus manos a su hijo.
El joven comenzó a limpiar las manos de su madre poco a poco. Sus
lágrimas cayeron a medida en que lo hizo. Era la primera vez que se
daba cuenta de que las manos de su madre estaban tan arrugadas, y
con tan numerosas callosidades y contusiones. Algunos eran tan
dolorosos que su madre se estremeció cuando los limpió con solo agua.
Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de que era este par de
manos que lavan la ropa todos los días, los que hacia posible pagar la
cuota de la escuela y la universidad. Los moretones en las manos de su
madre fueron el precio que pagó por su graduación, por su excelencia
académica y su futuro.
Después de terminar la limpieza de las manos de su madre, el joven lavó
toda la ropa restante.
Esa noche, madre e hijo hablaron durante un tiempo muy largo.
A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.
El Director notado las lágrimas en los ojos del joven, le preguntó:
"¿Puede usted decirme qué ha hecho y que aprendió ayer en su casa"
El joven respondió: "Yo limpié las manos de mi madre, y también terminé
de lavar toda la ropa que aun quedaba. '
El Director le preguntó: "por favor, dígame que siente."
El joven dijo,
Número 1, Ahora sé lo que es la apreciación. Sin la abnegación de
mi madre, no habría tenido hoy éxito.
Número 2, Al trabajar juntos y ayudar a mi madre, sólo ahora me doy
cuenta de lo difícil y duro que es conseguir que se haga algo.
Número 3, He llegado a apreciar la importancia y el valor de la
relación familiar.
El Director dijo: "Esto es lo que estoy buscando en mis gerentes.
Quiero contratar a una persona que aprecia la ayuda de los demás, una
persona que conoce el sufrimiento de los demás para hacer las cosas, y
una persona que no pondría el dinero como su única meta en la vida.
Usted está contratado.
Con el paso del tiempo, este joven trabajó muy duro, y recibió el respeto
de sus subordinados. Cada empleado trabajó con diligencia y en equipo.
El desempeño de la empresa mejoró enormemente.
Comentarios

Un niño, que ha sido protegido y se le ha dado todo lo que quería,


desarrollará una "mentalidad de derecho" y siempre se pondrá en
primer lugar. Será ignorante de los esfuerzos de sus padres.
Cuando comienza a hablar, se supone que cada persona tiene que
escucharlo a él, y cuando se convierte en un gerente, nunca sabe de los
sufrimientos de sus empleados y siempre culpa a los demás.

Para este tipo de personas, que pueden ser buenos académicamente,


pueden tener éxito por un tiempo, pero finalmente no tendrán sentido de
logro. Se quejan y se llenan de odio y luchar por más. Si queremos este
tipo de protección de los padres, ¿estamos realmente mostrando
amor o en su lugar estamos destruyendo al niño?
Usted puede dejar que su hijo viva en una casa grande, comer una
buena comida, aprender piano, ver una gran pantalla de televisión. Pero
cuando usted está cortando el césped, por favor, deje que lo
experimente.
Después de una comida, que laven los platos y vasos junto con sus
hermanos y hermanas. No es porque usted no tiene dinero para
contratar a una sirvienta, pero es porque quiere enseñarle de una forma
correcta.
Usted quiere que entiendan, no importa lo rico que son sus padres, que
un día su pelo crecerá gris, al igual que la madre de ese joven. Lo más
importante es que su hijo aprenda a apreciar el esfuerzo, que
experimente la dificultad y conozca la capacidad de trabajar con
otros para hacer las cosas.
(Gracias a nuestros alumnos de Logoterapia por enviar este relato)

LOS TRES FILTROS DE SOCRATES

Hace mucho tiempo, leí algo que me gusto mucho, y que hoy comparto para que lo
llevemos a la vida...

A Socrates no le gustaban los comentarios que venían de otros ( chismes) , uno de


sus discípulos , llega hac
ia el y le dice..."Maestro...tengo algo que contarle ...de una persona que hablo de
usted...
Socrates le dice: antes de hablar , pasaras por estos tres filtros :

1- Estas completamente seguro de que lo que me vas a decir es absolutamente


verdad?

No. No lo estoy.

2- Lo que me diras, esta basado en algo bueno , es valioso?

Creo que no...

3- Esto que me compartirás, me hará bien?

No le hará bien.

Entonces, si no esta basado en la VERDAD, no tiene nada de VALIOSO, y encima


hace daño...
Se justifica hablarlo?

Habla, cuando tus palabras sean mas valiosas que el SILENCIO.


SORPRENDETE A TI MISMO
¡Paradojas!

La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos y temperamentos más
reducidos, carreteras más anchas y puntos de vista más estrechos. Gastamos más, pero tenemos
menos, compramos más, pero disfrutamos menos.

Tenemos casas más grandes y familias más chicas, mayores comodidades y menos tiempo.
Tenemos más grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento, pero menor
capacidad de juicio, más expertos, pero más problemas, mejor medicina, pero menor bienestar.

Bebemos demasiado, fumamos demasiado, despilfarramos demasiado, reímos muy poco,


manejamos muy rápido, nos enojamos demasiado, nos desvelamos demasiado, Amanecemos
cansados, leemos muy poco, vemos demasiada televisión y oramos muy rara vez.

Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado,
amamos demasiado poco y odiamos muy frecuentemente.

Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir. Añadimos años a nuestras vidas, no vida a
nuestros años. Hemos logrado ir y volver de la luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para
conocer a un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior. Hemos hecho
grandes cosas, pero no por ello mejores.

Hemos limpiado el aire, pero contaminamos nuestra alma. Conquistamos el átomo, pero no
nuestros prejuicios. Escribimos más, pero aprendemos menos. Planeamos más, pero logramos
menos. Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar. Producimos computadoras que
pueden procesar mayor información y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos y
menos.

Estos son tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, de hombres de gran talla y cortedad de
carácter, de enormes ganancias económicas y relaciones humanas superficiales. Hoy en día hay
dos ingresos pero más divorcios, casas más lujosas, pero hogares rotos. Son tiempos de viajes
rápidos, pañales desechables, moral descartable, acostones de una noche, cuerpos obesos, y
píldoras que hacen todo, desde alegrar y apaciguar, hasta matar. Son tiempos en que hay mucho
en el escaparate y muy poco en la bodega. Tiempos en que la tecnología puede hacerte llegar
esta carta, y en que tu puedes elegir compartir estas reflexiones o simplemente borrarlas.

Acuérdate de pasar algún tiempo con tus seres queridos porque ellos no estarán aqui siempre.
Acuérdate de ser amable con quien ahora te admira, porque esa personita crecerá muy pronto y
se alejará de ti.

Acuérdate de abrazar a quien tienes cerca porque ese es el único tesoro que puedes dar con el
corazón, sin que te cueste ni un centavo.

Acuérdate de decir te amo a tu pareja y a tus seres queridos, pero sobre todo dilo sinceramente.
Un beso y un abrazo pueden reparar una herida cuando se dan con toda el alma.

Acuérdate de tomarte de la mano con tu ser querido y atesorar ese momento, porque un día esa
persona ya no estará contigo.

Date tiempo para amar y para conversar, y comparte tus más preciadas ideas.
Y siempre recuerda:

La vida no se mide por el número de veces que tomamos aliento, sino por los extraordinarios
momentos que nos lo quitan. (George Carlín).

Cuentos que Sanan


" El devoto y la prostituta "
(Invitacion diplomado)

Había una vez un hombre devoto que dedicaba su tiempo a la oración y


meditación, su objetivo eran las cosas del alma y la búsqueda de la verdad.
Sucedió que se mudó a vivir justo frente de su casa una prostituta que todo el
tiempo recibía todo tipo de hombres.

El hombre devoto se sentía enojado e indignado y le decía a "Allah " como podía
mandarle algo así, pues esto era motivo para perder su concentración y desviarse
de sus plegarias; “una mujer así no merecía ningún tipo de favores”.
Pasó el tiempo y el hombre devoto cada vez sentía más desagrado por aquella
mujer. Por el contrario la prostituta se sentía muy honrada y afortunada de que
frente a su casa viviera un hombre de condición espiritual, de modo que siempre le
agradecía a Allah esa oportunidad de estar cerca de personas de dignidad. Ya que
ella se veía obligada por las circunstancias a llevar ese tipo de vida.

Entonces ocurrió que los dos murieron a la vez, pues se produjo un enorme
desastre natural y así los dos se vieron frente a la corte celestial.
Allí se les dijo: “cada cual somos lo que cosechamos”. Así el hombre devoto fue
condenado por no haber vivido su vida con satisfacción y agradecimiento y
además haber tenido sentimientos negativos hacia otros y la prostituta fue
salvada, pues ella había vivido su vida con gratitud, aceptación y pensamientos
amables hacia los demás, por haber vivido frente a alguien que le dio el ejemplo
de servir y seguir...

CUENTOS QUE SANAN


El buscador de tesoros

Cuenta la leyenda que un hombre oyó decir que la felicidad era un tesoro. A partir de
ese instante
comenzó a buscarla. Primero se aventuró por el placer y por todo lo sensual, luego por
el poder y la riqueza.

Después por la fama y gloria....y así fue recorriendo el mundo del orgullo, del saber, de
los viajes, del trabajo, del ocio y todo cuanto estaba al alcance de su mano.

En un recorrido del camino vio un letrero que decía: "Te Quedan 2 Meses de Vida"

Aquel hombre cansado y desgastado por los sinsabores de la vida se dijo: "Estos 2
meses los dedicare a compartir todo lo que tengo de experiencia, de saber y de vida
con las personas que me rodean".

Y aquel buscador infatigable de la felicidad, solo al final de sus días encontró que en su
interior,
en lo que podía compartir, en el tiempo que dedicaba a los demás, en la renuncia que
hacía de sí mismo para servir, estaba el tesoro que tanto buscaba.

Comprendió que para ser feliz se necesita amar; aceptar la vida como viene, disfrutar
de lo pequeño y de lo grande; conocerse a sí mismo y aceptarse como se es: sentirse
querido y valorado, pero también querer y valorar.

Tener razones para vivir y esperar, y también tener razones para morir y descansar.
Entendió que la felicidad brota del corazón, con el roció de la ternura, cariño y
comprensión.
“Cuánto gozamos con lo poco que tenemos y cuanto
Sufrimos por lo mucho que anhelamos”

¿Qué Tipo de hombre buscas como pareja?

En una breve conversación entre amigos, un hombre le pregunta a una mujer:


“¿Qué tipo de hombre estás buscando?” Ella se quedó un momento callada antes
de verlo a los ojos y le preguntó: “¿En verdad quieres saber?”
Él respondió: “Sí”.

Ella empezó a decir… “Siendo mujer en esta época, estoy en una posición de
pedirle a un hombre lo que yo sola no puedo hacer por mí.

Yo pago todas mis facturas. Yo me encargo de mi casa sin la ayuda de un


hombre. Yo estoy en la posición de preguntar,

¿Qué es lo que tú puedes aportar en mi vida?”

El hombre se quedó mirándola. Él claramente pensó que ella se estaba refiriendo


al dinero. Ella, sabiendo lo que él estaba pensando dijo:

“No me estoy refiriendo al dinero. Yo necesito algo más. Yo necesito un hombre


que luche por la excelencia y en todos los aspectos emocionales de la vida.”
El hombre cruzó los brazos, se recargó en la silla y le pidió que le explicara.

Ella le dijo:

“Yo quiero a alguien que luche por la excelencia espiritual, porque el ser humano
no solo es parte material sino también la parte espiritual.

Yo quiero a alguien que luche por la excelencia mental, porque yo necesito a


alguien con quien conversar y que me estimule mentalmente. Yo no necesito a
alguien mentalmente simple. Yo no quiero a un hombre que luche por la
excelencia financiera porque yo no necesito un cargo financiero,
ni quiero millones de dólares; deseo contener y ser contenida.

Yo quiero a alguien suficientemente sensible para que me comprenda por lo que


yo paso en la vida como mujer, pero suficientemente fuerte para darme ánimos y
no dejarme decaer. Que me ayude cuando hay que ayudar y que me corrija
cuando estoy errada.

Yo quiero a alguien al cual yo pueda respetar. Para poder ser sumisa, yo debo
respetarlo. Yo no puedo ser sumisa con un hombre que no pueda arreglar él
mismo sus problemas. Yo no tengo ningún problema con el ser sumisa.
Simplemente él tiene que merecérselo…

¡Dios hizo a la mujer para ayudar al hombre! Yo no puedo ayudar a un hombre


que no se puede ayudarse a sí mismo. “

Cuando ella terminó ella lo vio a los ojos y él se veía muy confundido y con
interrogantes.

Él le dijo:

“Estás pidiendo mucho.”


Ella le contestó:
“Sí, es que yo valgo mucho.”
( Gracias a mi alumnas por enviármelo).

CUENTOS QUE SANAN

QUE VOY A HACER MAÑANA


En el mundo hay una isla verde en la que vive sola una vaca. Hasta que cae la noche,
se alimenta de la rica vegetación que allí crece, de manera que se pone grande y
gorda. Pero, durante la noche, se queda más flaca que un alambre a causa de su
inquietud, pues se pregunta sin parar:
-- "¿Qué voy a comer mañana?"
Cuando rompe el día, los campos verdean: las hojas y los cereales alcanzan la altura
de un hombre. La vaca se echa encima con hambre canina; hasta la noche, se
alimenta de aquella vegetación y la devora por completo.

De nuevo se pone corpulenta, gorda y fuerte.

Luego, llegada la noche, es víctima del pánico y presa de una febril inquietud, de
suerte que, por miedo a no tener forraje, enflaquece pensando:

-- "¿Qué voy a tener mañana para comer?"

Así se comporta aquella vaca desde hace muchos años...

REFLEXION

La Vaca nunca se dice:

-- "Durante todo este tiempo, me he alimentado de este prado ( se debe de ser agradecido)
y de este pasto; mi subsistencia no me ha faltado un solo día; ¿a qué pues se debe este
temor y esta angustia que me queman las entrañas?"
Pues no, cuando cae la noche, la vaca gorda se vuelve flaca pensando: -- "¡Ay! ¡Ya no
tengo nada para comer!"

La vaca es el alma carnal, y el campo es el mundo en el que el alma carnal se carcome de


miedo por el pan cotidiano diciéndose:

-- "Me pregunto qué voy a comer en el futuro: ¿dónde encontraré alimento mañana?"
Durante años has comido, nunca has estado privado de alimento:
deja tranquilo el futuro, considera el pasado , y siembra mucho en tu presente
porque luego eso se convertirá en tu futuro.
Acuérdate de lo que has tenido ya; trabaja en lo que hoy tienes si lo haces bien , no tendrás
porque afligirte.

¿DONDE ESTA LA FELICIDAD?


Dicen que si tu felicidad depende de una persona, nunca podrás ser feliz
realmente porque siempre habrá temores de que si él o ella estará con otro u otra,
porque se tarda? a qué horas vendrá? y si me deja? entonces él o ella se llevará
tu felicidad porque tú le entregaste el poder de controlar ese hermoso sentimiento
de ser feliz. Haz que tu felicidad dependa de todo lo mejor que pasa en tu vida, la
naturaleza, los paseos, un abrazo, poder contemplar la vida, en fin. Existen tantas
razones para que te sientas feliz, claro también la persona que amamos nos hace
sentir feliz pero que su presencia no sea la única razón por la cual tu eres feliz.

Claro que los rompimientos amorosos no son tan alegres, pero es necesario
limpiar tus lágrimas y continúes adelante. Mientras estamos vivos la felicidad
continuará llegando solo si se lo permitimos.

Por eso la felicidad está dentro de uno mismo, cuando somos niños todo nos
hace sentir feliz hasta que crecemos y etiquetamos a una persona con la palabra:
"eres mi felicidad" al hacerlo entonces perdemos nuestro enfoque de todo lo
demás que nos hace sentir feliz y permitimos que llegue la tristeza a nuestro
corazón la cual se expande y llega la depresión.

No permitas en tu vida y en tu corazón lo que no te hace sentir feliz, déjate llevar


por todo aquello que realmente amas y la gente que amas también: tu familia, tus
amistades. La verdadera libertad esta en permitirnos ser feliz no con alguien
solamente, sino con todo lo demás que nos ofrece la vida.

Partiendo de mí, para llegar a tí.


¿Cuánta verdad soy capaz de tolerar?
Cuando uno piensa en alguna relación que haya vivido, hace mucho, poco, o
ahora, se da cuenta que cada algunos momentos (o todos, o casi todos…) han
confrontado una parte intima, y personal de nuestra singularidad. Uno no es el mismo
o la misma, después de haberse cruzado en la vida con alguien. O que ese alguien
se haya cruzado en la vida de uno.
Siempre estamos en relación, con uno, con el otro, con otros. No podemos dejar
de estar. No somos átomos aislados, somos personas en relación.

Cuando hablo de relación no solo me refiero a la pareja, si no también me refiero a


ese espacio singular y único que es el espacio donde somos dos. Y en ese espacio se
encuentran y se manifiestan las mejores expresiones de cada uno, o se
manifiestan los aspectos más frágiles, débiles, y oscuros de mí ser.
Partir de mí, para llegar a ti, me transporta a revisar como te estoy viendo, o mejor
dicho, quizás tener que hacerme la pregunta ¿te veo? …
Pueden darse en una relación distintas maneras de ver, de acercarme a ti , que no
siempre son las mejores , las mas sanas , o dan los mejores resultados, o los
mejores frutos, y la relación agoniza, se enferma, se acaba o muere.
Pienso…
¿Te veo a ti desde la obsesión, del deseo que cubras mis carencias, o solo eres el
motivo de una exploración?
Si, por ejemplo, pienso para mis adentros: "Me pregunto ¿cómo se siente ahora?"
estoy en esta posición. Paso días , horas , meses o años tratando de pensarte , de
entender porque dijiste lo que dijiste, porque no dijiste lo que yo hubiera querido
escuchar, que te llevó a hacer tal cosa, o tal otra, es como querer poseer al “tú” ,como
introducirlo adentro , para que sea el “objeto de mi estudio” . Me ocupo mas de tí (en
el sentido de poseerte) que de MI MISMO.
Estoy a la expectativa de cada acto, palabra, gesto, te analizo al detalle, te sigo, te
persigo, te asfixio…

El punto aquí es que te transfiero a tí, la responsabilidad de lo que yo siento y me


pasa. Hay un culpable. Y ese eres TÚ.
El otro ángulo es verte desde una relación de cercanía, de estar juntos. En las
relaciones Yo-Tú en las que yo estoy con la otra persona, Yono trato de
entenderte, Yo no te uso, Yo no te experimento, Yo no te examino desde la distancia.
Estoy totalmente junto contigo, y no hay ninguna distancia que nos separe entre
nosotros. Aunque continuamos siendo dos personas y no una (las relaciones sólo
pueden existir entre dos individuos diferentes), estamos plenamente el uno con el
otro. Esta cercanía implica todo mi ser, a diferencia de la otra posición que implican
solo mis pensamientos, emociones, o deseos.
Imagina que estás en un paisaje que te cautiva, que puede ser un bosque. No trataras
de identificar los nombres de los árboles, no tratarás de comparar o analizar porque
las flores crecen en tal o cual lugar , simplemente estás con la naturaleza, totalmente,
con todo tu ser por entero.
A veces creo que es muy difícil estar en relación ,porque no queremos soltarnos a
nosotros mismos, quiero llegar a ti, pero mis pensamientos están tan ocupados en lo
que YO siento , en lo que MEhiciste, en lo que ME duele, en lo que NO ME diste, en
lo que YO creo, en lo que ME hiciste sentir , que todo intento de llegar a ti , casi es
una odisea porque hay mucha energía puesta en el reclamo, en la demanda, en la
carencia ( en el fondo me quejo porque NO ME DISTE LO QUE NECESITABA)

Pero cuando me doy cuenta que puedo salir de el ensimismamiento en el que estoy ,
para poder descubrirte, escucharte, comprenderte, darme cuenta de que piensas
distinto, de que no tengo porqué manipular tus sentimientos o emociones, que tengo
que respetar el lugar que quieres darme, me guste o no me guste , ahí es donde
desde mi , llego a ti.
Cuando puedo llegar a comprender que las personas no son como quiero, me
contaron, o me imagino. Cuando puedo alcanzar a ver que el mundo no se va a
acomodar a mi, si no que yo tengo que encontrar en el mundo un lugar a pesar de las
tensiones que esto implique, y que tengo la responsabilidad de construir relaciones
maduras, sin juegos neuróticos, o dependientes, recién ahí, me encontrare con las
verdades, “mis verdades” , sin engaños , sin mentiras.
Partiendo de mí para llegar a ti, me obliga a dar un salto existencial, un salto que
implica crecer, y darme cuenta que “Sólo cuando es posible vivir como el águila,
sin público, se puede amar a otra persona…”
Solo desde mí, desde estas verdades que descubriré, podré abandonar mi actitud de
victima “no tengo suerte”, “siempre me pasa lo mismo”, “¿por qué me encuentro con
este tipo de personas?”, “si di todo ¿por qué me trata así? ¿En qué fallé? , “tengo
miedo a que me pase lo mismo de nuevo”, “mejor sola/o que mal acompañado”, “ya
no quiero volver a sufrir”, “me engañó “, “me traicionó”, “me dejó”.

Estas vivencias, son las que hay que explorar en nosotros mismos (esto no significa
que la otra persona deje de tener también una responsabilidad en los sucesos,
somos dos, hay una corresponsabilidad), el punto de partida es en esta
propuesta UNO MISMO.
Sin flagelarse, sin culparse, sin autocastigarse.
Solo asumiendo la tensión o las tensiones que otro provoca, aprendemos a
integrarnos, y aprendemos a darle a nuestro mundo afectivo, una mayor solidez y
madurez, una mejor calidad de emociones y sobre todo de nuevas experiencias.
Saber que cada persona con la que nos hemos relacionado, nos ha dejado un
aprendizaje, ahí en esa relación y en esa situación, aunque haya sido a través de las
lágrimas…

TU MEJOR TESORO

Tras muchos años de duro trabajo, un viejo labrador, comenzó a notar que sus
fuerzas iban mermando cada vez más. Como no quería que sus tierras fueran
abandonadas tras su muerte, trazó un plan, para que sus hijos aprendieran a
cuidarlas, sin darse cuenta.

Cuando tuvo todo apunto, les llamó hasta su presencia y les anunció:

-Queridos hijos míos, siento que mi fin se está acercando; id a la viña que con tanto
amor llevo cultivando todos estos años y buscad aquello que escondí para cuando
llegara este día.

Pensando que se trataba de un enorme tesoro, corrieron raudos y veloces al lugar


que su padre les había indicado. Allí, cavaron y cavaron durante horas, hasta que no
quedaba ni un solo centímetro de tierra sin remover.
A pesar de su empeño y del esfuerzo realizado, no encontraron nada que mereciera la
pena vender. Apesadumbrados por el engaño de su padre, se marcharon a su casa,
sin sospechar el verdadero propósito de su progenitor.

Meses después, cuando uno de los hermano pasaba por allí, descubrió que todo su
trabajo no había sido en balde, ya que la viña estaba llena de apetitosos frutos, con
los que pudieron enriquecerse.
Reflexion:
El mejor de los tesoros, es el que se consigue con
nuestro propio esfuerzo.

¿PROBLEMAS EN TU VIDA ?

Muchas veces nos desesperamos por la cantidad de problemas


que tenemos que afrontar diariamente:
En el trabajo, en la casa, en cualquier otro lado.
Parecería que fuéramos de problema en problema;
no terminamos de salir de uno cuando ya aparece otro.

En esos momentos solemos decir:


"¡Que feliz seria si no tuviera tantos problemas!"
Sin embargo, este es un enfoque equivocado.
Mientras vivamos, la vida nos presentara inevitablemente problemas
para resolver, y el hecho de ser feliz no está relacionado
con la existencia o no de problemas sino con la manera en que los enfrentas.

Piensa un poco en que es una situación problemática.


Se dice que tenemos un problema cuando
algo no se produce de la manera que nos gustaría.
No ganamos lo que nos gustaría,
los hijos no se portan como nos gustaría,
o simplemente el transito no avanza tan rápidamente como nos gustaría.

¡Sería posible que todo ocurriera de la manera en que a ti te viene bien?


Obviamente que no, aunque mas no fuera por la razón
de que muchas veces lo que es el beneficio de uno es el perjuicio del otro.
Entonces vemos que los problemas son una parte ineludible de la vida.
Pero no debemos verlo como un mal irremediable,
sino como una oportunidad para superarte.

Cada problema es una oportunidad para ejercer tu


razonamiento,
que es la manera de crecer. "La oportunidad, es la mitad del
éxito".

Una Rosa y un Cactus


(lectura para parejas)

Un hombre pregunto a un sabio si debía quedarse


con su esposa o su amante…el sabio tomo dos
flores en su mano: una rosa y un cactus…
y le pregunto al hombre: si yo te doy a escoger una
flor, cual eliges? y el hombre sonrió y dijo:
la rosa es lógico! y el sabio respondió: a veces los hombres
se dejan llevar por la belleza externa o lo mundano
y eligen lo que brille mas, lo que valga mas pero
en esos placeres no esta el amor, yo me quedaría
con el cactus por que la rosa se marchita y muere,
el cactus en cambio sin importar el tiempo o el clima
seguirá igual, verde con sus espinas,
y un día dará la flor mas hermosa que jamás hayas visto,

tu mujer conoce tus defectos,tus debilidades, tus errores, tus gritos,


tus malos ratos y aun así esta contigo… tu amante conoce
tu dinero, tus lujos, los espacios de felicidad y tu sonrisa,
por eso esta contigo, ahora dime hombre con quien te quedaras?…
compártelo a todas las mujeres para que se sientan
orgullosas de ser cactus y a todos los hombres que
no saben lo que tienen y no valoran la tremenda
mujer que tienen a su lado.

" El viejo maestro "


www.dauperu.com

Había una vez en el antiguo Al-Andalus, un viejo maestro en el arte de


la guerra , ya retirado que se dedicaba a enseñar el arte de la
meditación a sus jóvenes alumnos. A pesar de su avanzada edad, corría
la leyenda que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.

Cierto día apareció por allí un guerrero con fama de ser el mejor en su
género. Era conocido por su total falta de escrúpulos y por ser un
especialista en la técnica de la provocación. Este guerrero esperaba
que su adversario hiciera el primer movimiento y después con una
inteligencia privilegiada para captar los errores del contrario atacaba
con una velocidad fulminante. Nunca había perdido un combate.

Sabiendo de la fama del viejo maestro, estaba allí para derrotarlo y


así aumentar su fama de invencible. El viejo aceptó el reto y se vieron
en la plaza pública con todos los alumnos y gentes del lugar. El joven
empezó a insultar al viejo maestro. Le escupió, tiró piedras en su
dirección, le ofendió con todo tipo de desprecios a él, sus familiares y
antepasados. Durante varias horas hizo todo para provocarlo, pero el
viejo maestro permaneció impasible. Al final de la tarde, exhausto y
humillado, el joven guerrero se retiró.

Los discípulos corrieron hacia su maestro y le preguntaron cómo había


soportado tanta indignidad de manera cobarde sin sacar su espada,
asumiendo el riesgo de ser vencido.
-Si alguien te hace un regalo y tú no lo aceptas, ¿a quién pertenece
ese regalo? -preguntó el viejo maestro.

-A quién intentó entregarlo -respondió un discípulo.

-Pues lo mismo vale para la rabia, la ira, los insultos y la envidia -dijo el
maestro-, cuando no son aceptados continúan perteneciendo a quien
los cargaba consigo.

¿PUEDES CONTAR?

Cuenta tu jardin por las flores, NO por las hojas caidas.


Cuenta tus dias por las horas doradas, y olvida las penas habidas.
Cuenta tus noches por las estrellas, NO por las sombras.
Cuenta tu vida por las sonrisas, NO por lagrimas.
Y para tu gozo en esta vida,
cuenta tu edad por los amigos que tienes y NO porlos años cumplidos.

REFLEXION :
cuantas veces te has pasado ignorando todo lo bueno
que tienes en tu vida, ya sea tu salud o cosas materiales?
por ejemplo, si puedes ver este mensaje
quiere decir que tambien puedes contemplar bellos dias llenos de sol,
todas esas cosas que no valoramos nos pueden recordar
siempre que merecemos todo eso y mas,
asi como todos merecemos ser felices.
Cuenta lo que te hace sentir feliz y la felicidad continuara llegando.

Intereses relacionados