Está en la página 1de 284

"'"'HHIUIUIUIIt~"'}>'""·"'"""'"'""'"''"'"""'"""""'"""UU!ttUIUitUIU¡jUUUIOU~.-."IIti<OIIUitolrtf...JirtUUIIIUtoOIUUtt¡l;ultTI.._.

,,~···

t~A CONSTITUCION
DE 1925
POR

}OsE' GUI.YLERMO GUERRA


P!"tQ$S't5R DE FILOSOFIA DEL DERECHO.~
1\.pE 'f,!ERECHO -r~TERNACIONAL-'ÉN LA UNIVERSIDAD DB CHILE

(Obra fremiada por. la Facultad- de Ciencias


Jurídicas y Soc'íales e_n el Certamen Bienal
. de 1926-1927)

Pax, Lex, Lux.

SANTIAGO DE CHILE

ESTABLECIMlENTOS GRÁFICOS_ <<BALCELLS & Co.>


FONTECII.LA 268 / CASILLA 1077 / TELÉFONO 6493
1929
~RÓlOGO

La r-eforma constitucional realizada en Chile el añ-o 1925 es


pwra nosotros -especialmente grata. Conc-urrimos a ella con mo~
desta. la~bor, pre.ro •C011 la más ·pro-funda c.onrvic,ci6n .CJ..e que era
Es PROPIEDAD, DEL AUTOR
Inscripción tf.u 14ii·J
inclispensalbl.e Y co.rres-po·ndía a las ne<!'esidad-es y -c.~mvenien­
cias do la República.
Fuímos decidi·damente -adictos al movimi-ento de depuración
polític.a. iniciad-o ei 5 de Septi•embr•e- -&e·I924, y, comp:rlf!nchendo
que él t-endria que pr-oducir ne-c-esariamente un .cambio consi-
derable en .las i4Stituciones fm1d-amentaJ·es d-e Chile, solicita-
moiS 1a: hoepital:i:dad del d-iario Lu Ncbción de :San-tiag-o, para
h· cla'nd-o a •luz, en f.or-ma desaliña-da y ~in pr.atensio.rues, y firm·a-
dos ·COn 1.:m seudónimo, ú.ria oo.ri-e de all'>tí·oul.os so,br.e la Reforma
qonstittlrCiona-l, que -álc.anzaron a ser tr-einta y apaneci,e.ron des-
de el .22 de Foqr<>r'O hasta el 215 de Junio de 1925.
En_ a-qu-ell-os artfculos impro-visados al correT d-e la pluma,
na.da piT'opusimos que fuera de nuestr-a propra. co&eeha. Nos
limitamos a o.exp-on-er-lü que h-abíam-os oído mil veces a C-e'!J.tena~
res -d-e pem-o-n-a'S conscientes y bien inten-cionadas, a r€1Su-mir
en breri€-s t-érminos las aspirac.iori~s de la opinión públi-c~ in-
dopen·dionte, do aquella pa.rto do los habitant"€s d·e Clhilo quo
no habían m:e~ar-ado nunca -con -la política, sino qu-e .habían si-
do siempre víct1mas d~ ena.
·De éso.s_ artÍ•0U•los hemos f-ormad-o un foll-eto que· apareció
en o! mes <le ISeptiombr;; del año pasado, •con el título' de
Temas- CoñsN~1t-eionra..l_es 1 y -qu-e, en buenos té.trruinos, e:s e-l ver-
dadomo ·pr~log-o. del. libro quo aho.ra sometemos al estudio .y a
lll benevolencia de nu-estros comp-atriotas.
-4- -5-
Cuando íbamos .a medio camino en la puhl.icación de esos remo!S a mencionar talvez una doeena y media, ju-stifii·cando su
artículos, tuvimos .el honor ele ser incluí·dos en la lista de ciu- selección por los motivos que v·amos a -ex·presar.
_üadan·OS que el Presidente Alessa.ndri llamó, por deCl~cio N.~ Las Constitucion<S de Inglaterra, de Estados Unidos (1787-
1422, d€1 7 d€ Abril de 1925, para tormar la Gran Gomisión 1919) y de ~'rancia (1875) serán invocadas, porque esos tr<S
Oommltiva ··del Gobierno en materias· relativas a la Refo.rrma .gr.andes países han sido, en diiVersas :Dormas, las cunas ~e~- .go-
Oonstitucional, y po·c.a después fuiinoo designados para traba-· bierno r-epres-e-nrtati•vo y los mentores políticos de la ·01v1hza-
j.ar en la 8-u:b-üomisión .enea.r.ga,da de pre•parar el proyecto de ci6n Occidental; las de la República Argentina (1853-1898),
Reforma. Esta Su.b-Oomisi·ón er.a 'cas-i en s{l totalidad ·c.o.mpu>€8- Brasil (1891-1924), Cuba (1901-1928), México (1917), Uru-
ta por hombres públicos, r~preS~entath·os de los div-ereos par- g>ua.y (1918) y Perú (1919), por oor de ·palses simi.lar's al ~ues­
tidos, agrupaciones e intereses que han a·ctuado .en el país du- tr~o, por su ori·gen, gíl'.ad-o de •cultura y neoos1dad€s; 1as ~e'l Ja-
rante los últimos treinta años. Constituía una e~cepción :en pón (1889') y Fed.,~ción Aruetr•wliana (1901), porque rogen la
ta:n selecto ·c<márculo el :a•utor de oeste libro, hon11bre de cátedra vidta de países que se >enCiu-enbr.?-n, ·00m:o el nlllestro, .en pl-ena
y .nada más, que no r-epr-esentaba a1lí a nadie 1 absolutamente evolución prog-resiva; y, finaLme-nte, varias Go·nstitudou.es nue-
a nadie, ni tenía pe.rsonalida.d siquiera .aproximada a la de sus vas de Europ~a, .p.orque -oo.nttie.ruen la s-ob.I'ción de :pr.ob1emas con-
distinguid-os coloeg:as, aún ,cuand·o estaba ligado a la mayOJI" par- temp-oráneos q1~-e se dejan sentir por ig~al. en pueblos eur~­
te de ellos por lazos de vieja amistad con que ao favorecían. Esta peos y americanos. A la ~c~b€·za d;e estas ult1mas va la Consti-
situ,adó-n persona} un tanto -extraña y aún incómoda, tuvo su tución Republicana de Alemania (1919) y le slguen las de
c-ompensación en cua,nto nos permitió proceder con t-oda inde- Finlandia (1919), Cheooeslovaquia y Austria (1H20), Polo-
pendooda, sin tener en vista otro -objetivo qu~ el interés na- · nia (1921-19·2!6), Yugosla'Via (1921) y el Estado Lrbre de Ir-
·cional, tal cO'Irl!o -en .conciencia I.o e:n-tendí.amos, y nos ;permite l~da (1922).
ah'Ora expresar en las mismas condicion-eS nuestr·o juicio, mo- (Las cifras enti'IEl par-éntesis indican el año de la promulg~-­
desto pero desinter>esado, respecto de la o·bra r€alizada y de la ción de Las Gcmstituciones nombrada.':!, y cua:n.do hay dos CI-
que quedó p-or rea.!lizar. fras, la s.egnnda indica .e1 aflo de la últlma r.efo-rma).
Nos fué muy grato ver inc-orporadas al 'f?exto de la nn-e-y.a
Oonstitueión Clasi todas las ref.o.rmas .que el país reclama·ba en
Vista de las dolorosas experiencias arrojada·s po.r _la práctica
del .régimen parlamentari-o. Y desde entom!-es coné.-ebimos el
pr.opósito de escribir un libro qu:e fuera el comentari·o de las Esta ·obra ftté presenta·da al Certamen Bienal de la Fruoultad
reformas realizadas, y la ex·po.sieión de otras que en :áquel mo- ele Ciencias Jurídicas y Sooeial€·S de la Univ-ersidad d.e Chile,
mento hist&riC!o no se pudieron e-fectuar, p;e.ro qu!El, a nuestro corr-espondiente a los años 19~26-19·27, y fué farvor~c~da oo~ €1
juj.ci.o, deiherán agregar!S-e -en ti-empo no l-ejano. :i?redsamen- premio, pnr ae-uer.do d>e la FRJculta-d, de 24 de Dw1embre de
te, porque consideramos sa:iuda.ble la roeforma constitucional 1928, a~·o,ptado en armon~a con el.Informe del Jurado, de 18
verifi.eada en 19·25, nos rentimos morvidos a dese~-r que .se la de Diciembre, su.sc.rito por los señores don Ri..}ardo Morutaner
complet·e haciendo lo que -enton•BeS no &e hizo, po~ue no se Bello, don Agustín Vigorena y don Osear F.enner.
pudo o no se quiso hacerlo . En Inflo·rme, en lo pertinente a oeste libro, dic-e lo siguiente:
Para ilustrar nuestras opiniones y refo¡rz.ar nuestros argu- «La obm de Justus Publico!a, titubil!a: La Reforma Cons-
mentos, invocarem-os con alguna frecuencia viej·os textos eons- tit"ciona! de 1925 y !os efectos de! Par./IJJmentarismo en Chile,
titucion.ales de Chile y textos extranjeros vi-ejos y nu.ervos. Nos es la única quae realmente ti-ene todas laa coudieionres <le·l ·eon-
valdr-eomos generalme-D.te d€ nuestras Constitucione~ doe l 82,S curso: ser o.bra inédita, presenta.da baj-o seudónimo y ser un
y de 1833, y en mater:Í!a de Constituciones extranjeras, sin fa- estudio y comentario compl:eto y armf..ni·co d€ las Reformas ,
tigar al lector con una d<esp.rur-ra:mada .erud~e.ión, nos limita: Constitucional<s de 1925.
1

¡
-6-

«Esta obra· tiene mé-rftos como trrubajo metódl.co de exposi~


ción, sólida___ do-ctrina, vastos cOnocimienios- de la política chi· ·
lena Y abundante comparación de las instituciones chüe-ua..¡;¡
con las institüciones similall'es extra.njeras. E.s una .crítica c.Ír-
cun_stanc.iada de -los result'a.d.os que ·produjo en Chil~ el régimen·
parlam.entar1o; C001tiren<e ideas bi·en definid.[ts y fundamenta-
das, y ori-entación. clara del atltor .en _el sentido de las reformas
constituCionales realizadas .en nuestro ·pals. De su texto se
d-eduoo que su autor es conoced-o:r. de todos lÓs móvHes d~ ia
reforllUa po-r haber toma·do parte ~n su realizaCión. Apr.eeia
.c.on entusiasmo la labor realizada, sin dejar .por e.so de. anotar
sus deficiencias, para las -cuai>es propone los remedios condu('en-
INTRODUCCIÓN
tes a subs~anarlas. Su estilo !es claro, .preciso y sobrio y no·, exen-
to de colorido.
«Por todas estas .someras cons-idera.ciimes, ·creemos los miem- 1.--J.J.aS naciones, co-ino 1os individuos, recorr-en duf.ante sU
·bro.~ de-l jur-ado que .se- cl'ebe otorgar el premi,o de este certa- exi.s-t~mcia diversas eta·pas, que ,COir!'€SpO!h.derl a la jUVentud, la
men a la obra ele .Tnstus' Publicola>>. ma:duréz y la decadencia. Suele 5:er. su juventud azarosa y
pl111gada de errores, hijos de 1a ignorancia y de la inexpl€-rien-
cia, alentados por quimé-ricas ih~Siones; su edad .madura se pre- ·
senta de ordillar~o re·posada y próspeñ-a, como. recompensa de
En ob.,equio a la brm,edad, henuoo •Camibiad,o el título de los sa1crifido.s realizados en ·la· per-secución del iüenestar; y a
nuestr-a obra, llamándo:la ahora: La- ·constit1tción de 1925. la postre suelen producirse ver-dad.eras enfe-rmedades soc~ale~,
como la ·COl'iNlpción po1ític·a y ·1a enervación de la.s virtudes pú-
J. (}. G. blicas:, que· las c-onducen a· 1a ruin._a y a la muerte. ~sta es la
rri·&s dura ·e infl€xibl€ ley natural a qu-e -está .sometichl la· HU-
ma-nidad, según lo demuestra la Historia. Gente mires de Es-
tados han na-cido, han. vivido y h8.n muert1o, obedecie-ndo -a la
acción· in'8'ludible de fac~ores racial-es, mo-r1a-les, religiosos, .e·co-.
nó-mi-cos y porlíticos 1 (Jue h~:n obr.ado fatalmente, empujandO
hoy a ün pueblo en avance triunfal, prura precipitarlo deS.puéa·
al .deeqnidamientü y a la nada. ·Ningún puebl-o, pót débil y" pe-
queño qüe S-ea, t!íStá con~.en.a9-o a. perpetUa nulidád, y ninguno_
tainpoco, sea cna·l fuere- su· p0derío y su g;randeza; puede va-
nagloriarse de. tener :Clavada p.ara siempre_ la ru-eda di La f.or~
tuna.
El Nuevo Mundo rué des.cUJbierto ·sólo a fines del siglo XV.
p01r .el g.enio d-e Cristohal Cdl4n; y, l~lam1ado· por él a disfriutar
la Civ~lización ae1 Antig·uo Contin.en_te, es ·hoy el .campo de l.MJ
más portentosas experDmen.tacio-nes_so,ciales y pÜlítica_s, y.el q~,e­
rese.rvi m~.yores sorpresas para el _porve_nir. La cul~m:a hu-
in8.na·, déspÜtzada del ASia, cuna de·las·miis l'lertiota.s civilizacio~
-8- -9-

nes, hacia la Europa, que coi!Úienza a decaer, ·retoña ho¡y en for- N arte América, la iSJl.a d-e Puerto Rico, de las Antil-las Mayo-
ma pujante e incontrastable, en la vasta extensióu del Conti- l--es, ·Ciedida por E,g,paúa en 1898, y la Zon.a d.e-1 Ganal d€ P.a11a-
nénte Americano. má, ooclida en 1902, por la R¡ep.úbJi.ca de Panamá. Esta.CLos Uni-
2.~De los grandes impe-rios coloniales f{)rmados en la AmÓ- dos tiene penditentes, además, gestion-es de compra de las· Islas
rica por Los ·conquistadores t:apañole.s, portugueses, franceses Danoesas cl·e las Anti-llas Menores.
e ingleses,. s·urgieron en IDJedia centu:ri~, durante el .último
cuarto del siglo XVIII y el primero del siglo XIX las Re- ·•
públicas de Estados ;Unidos d€ Norte América, México, Oen-
tro América, Haití, Hanto Dormingo, la Gran Colombia, Perú, 5.---J.Ja suerte de los ·Est:a.clo.s del Nuevo Mundo,· ha sido di-
Boli.via, Chil-e, Arg;entina, Uruguay y Paraguay, y el Imperio VIE!rsa, guardando r.e:Ja.ción con su origen y con .algunas cir-
d<el BrasiL Más tarde &e fraeci.onó la Gran Colombia en tres .e¡_mstancias a·ceid.entales qu-e conviene seña.lar, pa1roa ll-egar a
tr-epúblicas: Nueva Gr-a.nada (Colombia), Venezuela y E.cuador, una. cabal aprec:iJaei6n de sus instituciones poUticas y doe- l'jl.l si~
y se subdividió Cen·tro América en <Cinco peq~1~ños Estados: tna•cióJi cultural.
Gua-tema1a, Salvador, Honduras, Nicaragua ·y Costa H.:ica. Las primeras c.o,lonias que &e -eman!Cipamn fu-eron las britá-
M-ás tard-e ;aún, en las postrimerías del s-iglo XIX, ,s,e eman,ci~ nicas de Norte América (1774-1777). Wueron ellas tre,ce co-
pó d.e E.spaña la R.e·pública de Cuba y se segregó d·e Colombia lon~as: -cinco c-or-roes·pondientes -a la Nueva Ingl~at~e~r·ra, y las d-e
la República de Panamá. En 1889 d Ilirl;perio del Brasil se i)ensilvania, Ne-w Y~!k, New Jersey, M-aryla:nd, Virginia, lua
transformó -en J1e.pública, y desde 18-67, el Dominio Brit-ánico Ca.rolinas y Ge·or.gía. Todas -ellas tenían territorios más o me~
de Norte América quedó trans.formad·o e:n una Rlepública Fede- nos f.értües, que brindaban la subsistene:lla al traba.jo "pe'rseve-
l'al, d-epen-diente d-e la Corona Britán.1ca, que actuó como per- r.ante, p-ero no tenían riJquez-as min-erales -que halagaran al es-
sona int-ern-a.cional en el Tratado d<e. Versall.es de 1918. EXis~ ph·itu de enriquecimiento T'ápido. Fueron colo:nizadas en la
ten, por consiguiente hoy veinti·dós Repúbliea!S americanas, ele Nu-eva Inglaterra y en la Pensilvan·ia, p-or miembros de h re-
las cuales s6lo una depende d-e un Estado europ•eo. ligión pr:eshiteriana: puritanos y cuáqu-eros que, perseguidos
3.~Son todavía colonias europeás algunas fracci•Oll.ffi de me- en Inglaterra, vini-er-on a f111.ndar -en el Nuevo Mundo una pa~
nor importancia del Nuevo Mundo. Pertenecen a ls- Gran Brl€~ tria hbre y feliz; €Jl Maryland, por -c.atólí~Cos pers-eguidos tam-
taña las coloni.as de Belioo y Guayana IngLesa, en Centro y Sud bién durante el reinado cl.-e Isahel, y en el res,to de las. oolonias
América, resP'edivamente ;· 1.\~:rranov:a, las Islas Bermudas y por labriegos que vinieron a cultivar la tierra. A ningunn. de
Lucayas, en-el Atlántico del Norte; Jamaica, en la.s Antillas e1l?S vinieTon aventureil'·OS ,ávid-o·s de riqnez-a rápida al precio ele
Mayo-res; Trinidad, -en las costas de· Ven:eznela, y las Islas cualquier sacrificio. Todos Uegaron con sus familias, y trata-
· Falkland, en el Atrlántico del Sur i d;e éstas, las Bermuda.s, Tri- ron de mantener a to-do tr:acnce la pureza de su s-angre, de la ra-
nida{1 y la Guayana Inglesa, son colonias 1"epresentativas, que za blanc.a, sin me21clarse jamás con la raza indígena primru.'o,
g-ozan t1e autonomía, semejante au.n.que no igual, a la de·~ Do- ni c·on la raza negra qu-e llegó des-pués a las .colonias más me-
minio Británico d-e No.rte A:inérie:a-. Dinamarca conserva la ridionáles. D-esde los primeros- momentos, gozar.on lo.s colonos
Groenlandia, y la.s islas d-e S.a:nta Cruz, Santo Tomás y San d€ graneles libe-rtades, ya con.oddas em Inglaterra y tuvieron la
Juan en las Antillas :Meno.r;¡;s. Holanda conserva la Gu~ya,n.a f.a·culta·c1 de gobernarse en conformidad a leyes pl'opias de ca-
H·o:land!E!.•:a en la Amér~ca d-el Sur, y las. islas de CLuazao y da coLonia. Una de las b-ases primordiales de su organización
Bonaire (!1l1 las -costas de Venezuela; finalmente, Fran-cia con- •colonial fué la tolerancia par:a todas las cr-ee-ncias re.Jigi.osas
serva Ja Gooyana Fr.ances·a en ·.sud-América y ·l•a,s Islas de y d o.ctrinas políticas.
Martín-tea, Guadalupe y Marigalante en las Antillas Menores. Las colonias espru1olas se-· emanciparon cuarenta años má.s
4.-Pueden con...'iid.er.aTse col-onias tambi-én, p~ero no de E~­ tarde (1810-1826). ·Habían sido wnquistadas y· colooizadas ·
taclos europeos, sino de la ~pública de los Estaclos Unidos de por aventur-eros que no vinieron al Nuevo Mundo con ei pro·a.
-11-

educación p-olítica i 7 .Q Absoluta intoleranc~a religiosa, y pre-


pósito dl6 radicarse y cultivar l.a tierra, sino tan s·ólo de bus- dominio completo del .catolicismo.
car el ~oro, para .e-notiqueoorse rápidamente y volverse a Es?-a- GliU.e .C,onstituia ·\lilla ex-Cepción, d~de ci-ertos puntos. .de vista.
ña. EUos vinieron geruell'a1men.te sin Sus mujeres, y no vamla·· Le faltO el mestizaje ,con l_a raza negr.a porque la pobrez<l del
TO'Il en me.z¡cl_ar su sangre-ya mestizada con los árabes ~?;D la
país no dió lugar a la imp·orila.c.ión de muchos es-davoo afirica-
p.enínsula---,a la sangre i:q.díg-.ena primero y a la negra más nos; la c-onviVencia cou lOs índíge•nas 4:e p-ura raza, que a vir-
tarde, f,ormando una numerosa progenie de mestiZIOS y de mu- tud de su fiereza, fué preciso 1relegarl·os al sur :del rio Bto·~Bíü;
latos. ColllServaron a su ·lado a los indígenas para e:x:plotar el ·clima tropica.l, pues el pais está comprendido en la zona tem-
su .tra·bajo, so pretexto de acristi-a.na.rlos, pero sin darles ins- plada y refrescado por las brisas del mar que Jo baña en toda
truccióill. Ellos mismos eram igrror.antes, y fueron g1o-'hernados su larga -extensión; y las grand.es riquezas minerales, que só-
desde España, sin llegar a adquirir ed·tH~.ación polítiea alguna, lo .se han ve.nicl-o a· explotar despu€s d€· la- emancipadón.
bajo un ré-gime-n de a.bsolutismo y del más ciego exclus-iv~smo · 7.-d.Jos facwres que élejJ:J.Ill10S 'enn•nciados doe·terminaron la
católic.o. L-as flxtr_;anj-eros esturvieron xigurosamente· exdmdos, suerte que los puebLos americanos han corrido despu·és de su
y la instrucción fué eonsid€r.ada peligrosa. Por ~tra part:, emancipación. _. ,
la ma¡yoría de esas .colonias estaban situadas en .la zona tropi- ·Las -co·lo·nüls británicas, d-espués ·de un br-eve perí:o.Uo d~ vi-
cal, ·cuyo ·clima e-nerva ·la .actividad y :enarde0e. las .pasiones. cisitucl~s políticas, po211·o sin r~vo1wciones,. Hegarcq!- a .dai:se en
Todo lo dichQ resp-ecto de las· colooia~ españolas, se puede 17-87, una Uorustitl1·Ción, que es el más. perf-ecto Código Políti-
decir tambi-én del Bxasil, la g-ran c-oLonia pmtu.guesa, que se co- del)\funclo, completamente 8..:decuado ~ _l.as condic~on.es {!.el
emancipó. en 1823, ·pa·cíficamente, ado·ptando la forma monár- país. S-e han desarrolado y cre·cido en forma. portentosa, y só-
qui.ca d.e go-bie·rno, qu.e sólo re·emp1azó por la republi-cana se- lo han tenido d.es-pués una gran revolución, la llamada Guer.ra
senta y seis añ-os más tarde. . de Sec€sión, ocasionada por la .a.gre~·a.ción, posterio.r a la lude~
6,-.Resun1iendo las lig.eras observaciones anteriores, pode- pendencia, de Los gr·a.ndes territorios de· la Luisiana (1803) y
mos -estable-c-er las diferencias que vamos a e·xpr.esa.r, entre la la Florida (1818), en. los cuales exllitían y se desarrollarou
situación culttual y política de las coLonias británica,q por un grandes masas de esclavos africanos.
fa.do, y las españolas y portugue-sas por el otro, al momento de El Brasil, ·a· la sombra ele una monarquía temperada, ar-
emanciparse de sus metrópOlis. mónica con su estado cultura'!, pudo desarrollarse, -con po.cas
.Las colonias británicas tenían: r.evoluc:i.ones, hasta que una evolución Lenta, pero segura, _le
1.º La pureza de ·1a raza blanca; 2.9 Los indÍ@enas arrojados permitió a1bolir. la esc1avitucl y ad,optar la forma repubHcana,
fuera del te·rrit.orio i y los negnos co·m.pleta-me.nte s-eparados, Y coooerv.ando la unidad nacional (1889).
éSto en las colonias de Virginia, Ca.rolinas y G·e·orgía, única- Y Chile¡ doopués de un corto período de agita.cion.es (1818-
mente; 3.Q Clima templado; 4.Q Territorio escaso en rirqueza.q 1881) HetgÓ a darse una Cons.titu.ci~n, la, de 1833, que ·Corres-
minerah~s y apto sólo para la a,gricu1tra; 5. Q Instrucción . me- pondía amplia111Jellte a su e~Stado ·clütural,. y que le permitió
diana; 6.Q Bastante edu-cwción política; 7.º 1rolerancia r-e~igwsa. vivir y d·esarrollarse, chmante noventa años, sin tener duran-
En -cambi-o, llaS •C,o-l.anias 0S·pañolas y portngurea8 se eneOJ!~ te ese lar.g¡o períod{) más que tres rev,oJ.uciones sangrientas~
trillban en las condicion-es siguientes: en 1851, 1&59 y 1891, y' dos re<Voluciones uJtr.a pacíficas (19·24
l.Q Poca población de raza blanca y de. mala c-aHdad. Mayo- y 19015), hasta llégar a la Reforma Constitucional de 1925,.
ría .d~B pob.la;ción mestizada con indígenas o negros; 2.º Gran- que nos propo.n€1ffios -estudiar en sus causas, en su. alca~ce ac:-
des mas!B.S de población puramente. indígena, que -en algunas trua:l y ~n sus e~pectativas para el porvenir. ,. .. .
dé las -colO'nias llegaba a los nu-eve d·é-cimo.s -del tota;l de habi- Los demás países americanos, desde Mé:xico hasta la &!pú-
tantes; 3.Q Clima tra:pical; 4. 11 T-erritOTios sumamente ~bnn­ bli.ca Argentina, han p~sado gTan parte {le su vida indePen-
.dan t-es en productos minoe.ral-f'.S, y tambié.n é·n riqi..ue..za agriCola. j
diente agitados p.or sangrie.ntas rev-oludones, fluctuando .en-
5.1l _F,alta casi a·bsnluta de instruc.cüón; 6.Q ·Falta rubs·olut.a d~.
-13 ~
-12-

tre des-potismos horxo.rosos y utopías Hbérrimas, hasta ll.f:gar •


al estado dJe equilibrio inestable en que hoy se encuentra la
mayor parte de ellos. En. todos estos paÍ&es, ba prevalecido la 8.-L-a €T0lnción c.onstitu:eional de Chil-e, cOil1siderada en su.s
forma republicana de gobierno, y las revoluciones han proveni- rasgo.':i más sobresalient-es, se puede dividir en euatro períodos:
do, gen.era.Lm.enlbe1, de las •CM1SHS siguJien~·: 1.9 .el predominio 1.• el comprendido entre el 18 <le Septiembre de 1810, f€'eha
del elemento mHitar; 2. 9 la inrr:n:oralidad de los políticos; 3.9 e1 de la reunión de la 'primera Junta d~ Gobierno N a.cionál, y. el
espíritu regionalista; 4. 9 la fluctnadón entre el régimen fede- 4 de Octubre de 1814, fe<Jha del desastre de R.ancagua, que
ral y el unitario; 5. 0 la disidenci-a en-tre los ·Católicos y los lib-re- comprende -el período his•tórico ele 1a· Patria Vieja; 2.Q-el c-om-
pensa·dores; 6.Q la .co,e:x:istencia de cJ.aees aristocrátiDas absnr- prendido entre el 5 de Abril de 1818, feoha de la batalla de
hentes y masas populares ignOrantes; y 7.9 la existencia de Maipú, que aseguró deflinitivamente la Independenc-ia Naciu-
grandes masas de población indígena. nal, y d 215 de Mayo ele 1833, fe.oha de la promThlgación de la
En tres repúblicas americanas ·Se ha préoonbado um verd.a- Co-nstitución que por más largo tiempo ha regulado l.a vida
d€tfo fieu&me.no de r-ecolon-izáción euro.pea, pür medio de fuer- d'e la Repúbli-ca i 3.Q el ·co-mpr'lm-dido desde 'la vigencia ele Ú!
tes corri€nt-es de inmigración. Son ellas, los Estados Unidos, Gon.stitución d.e 1833 hasta ~l triunf·o de l1a, sang.rienta revr¡
la Repúl>lica Argentina y el Brasil. Loo efectos han sido di- lución de 1891; y 4.' el transcurrido desde Agosto de 1891 lns·
versos. En los Estac1os Unido.s han penetrado miUones de in- ta -el 18 ele .Se·pti.embre d€ 192-5, fecha d.::. la pron:nügación ele
dirviduos de tod-as las naciorua.lidades europeBJS, desde las más la Ref-orma Constitucional -ef-ectmida ooe iñ-o.
adelantadas hasta la.s que re .. ·encuentran en decadencia v se Pro-curaremos sint-etizar ·tan fie-l y brevemente como nos Rea
ha negado a producir -el convencimiento de qu-e la in~i~ra­ posibl-e, ras caracterfuticas d-e ca:da uno de estos períod-os.
ción p~rocedente de los país-es del nort-e de .Euro-pa, es favo- g.-,-El p·rimer perí-odo, ·c-on sólo tres añ.oo de. duración , en
rable al desarrollo y 'bien-esta;r na·ciona'l, mientras que la inmi- .
med.io de las angustia!S de la guerra, y fia1t'ando en el país la
gr&ción de- individuos del s11r y d-el orient-e d.Je Europa -es desven- expe-riencia y la ilustració'll política ne·ces.aria, fué fe-cundo en
tajosa. T1ambié.n se ha estimado perjudicial la inmigra.ción d-e documentos -constituci-onales y estéril en r-esultados. Fueron
indivi-duos d-e la raza amarUla; pro•cede-ntes del Asia. Entre promulga.dos en tan br-eve ti'e.mpo·: 1.º el Reglamento para -61
tanto, en la República Ar~ntina y en el BraSil, las corrientes ar.r-e.glo de la Autoridad Ej-ecutiva ·Proviso-ria de Chil-e, san-cío-
inmigrat·orrias, pr-oc.edentes en su ma:yor pa,.rte del sur de Eu- . nado el 14 de· Agosto ele 1811; 2.' el Reglamento Constitucio-
ropa, haon contribuído eno-rmemente '3.·1 desarrollo e-co-nómico y nal Provisorio, sanciona-do y jurado el 2.7 d-e Octubre de 1812 ;
cultural de las .dos naciones . y 3. 9 el Reglam-ento para el Gobierno Provisorio, sancionado
..... En~ el resto de ·Las re.púbHoas hi~pano-~ameri-ca.nas, las c-o- el 17 de J\!Iarzo de 1814. Todos estos Reglamentos no pasan de
rrie-ntes inmigratorias han -ejercido una influencia mucho mi?· ser simples ensayos de organiza-ción p.olíÜca transitoria, inspi-
nor, aunque si-e-mpre apreciable, por no haber .asumkLo gnm·le:> :rados en el propósito de salvar las dificultades del mom-ento.
pro•poreiones. 10.-El segundo perío-dJo, de 15 años d-e duración, comienza
Una bu-ena parte d.el caudal inmigratwio es· de p-ro·cecl-encia en el morrneD;to -en que la I 1ndepende·ncia Nacional quedó üefi-
-española en las r.epúbli·c.as hispanas y .portugu-esa en e·l Bra~:;il. nitivamente asegurada co-n el triunfo de IVIaipú. Se pensó (m-
En amhos ea;sos ha pro·ducido búenos r.esult~dos, por ser €St.os tone-es, no en -una -organizad&n provisional d-el Gobierno, sino
inmigrantes p-osteriores a la emanclpación, gentes de trabaj0, e<n la necesidad de asentar sobre bases sólid~s y estables la or-
mny muperiores a los simples ave·ntur.eros del periodo d-e la ganización políti•ca d-e:l ¡Estado. Se pDomu1garon en ese tiempo
Conquista y de la Oolonia. cinco dncumentos que SQoTI verdaderas Gonstitueiones: 'I.º la
_ Constitución Provisorlia para el Estado <le Chile, sanci.onad•
y jurada el 23 de Octubre de 1818; 2.' la Gonstitnción Políti-
-14- -15-

el ardor 'de 1as' pasio-nes políticas en ju€go no dió lugar a.l ·-ejBi'··
ca del Estarlo d·e Chile, sancio.n,~.da y pronmlgacli el 30 -de Oc-
cicio tran-quilo de a-quella Constitución; restalló una re-volució"n
tubre de 1822; 3.(1 el Ragbmento Or.gánico y Acta .ele Unión
q-ue te-rminó con la ·sang.ri,em-ta batana de Lir-cay (17 d.e ),.:.bril
del Pueblo· de Chile, acordado por los Plenipotencia'rios de la
do 1830) .Y llevó al poder al pa.rtido oon•'<'r<vador, anheloso de
Re.pú:blica el 30 do Marzo do 1823; 4.' la Constitución Polític&
dar ·al país una nu-eva Constitución.
de la Repúbli·ca de .Chlle, promulgada el 29 de Diciembre de·
11.-El tercer período de la evolución ·Constitu·cional de Chi-
1823, Y 5.' la Constitución Política de la República de Chile,
-le~ comienza el .25 de Mayo ele 1833, con la-promu1gación de ia
prmnulgada el 8 de Ag'o8to de 18218. ·
Constitución pr-e.parada por el parti-do conserrvador, cuyo cau-
Durante etSte período s-e nota un considerable aumentO de
dillo e j.nspirador era el -gra-n po-líti00 don Di-ego Portales Vi-
la ilustración política en la clase d.ir-igente drel paJs, 'adqui-
ce-Presidente ele la RepúbHc.a y Ministro omnipotente de la
rido -en· la lectura de liibros y doéument•O.':l constitu·eiO'rt"ales de
presidencia de·! General don Joaquín Prieto (1831-1841). Aun-
proc-edencia fra1'l.cesa, norteatmericana y e~Spañola.; p-ero pe~­
que e-l texto mismo de la.- .Coris-titución sea un~t oiQra «imper-
.::;iste, aunque atenuada, la ine:x:periren.cia. poHtica de los dii">ee-
so-nal», eomo ·lo expresa muy ··bi-en el jurisconsulto dÜn A1cibia-
tor,es de la o·pinión Pública na·c.iente, que los induce a confiar
des. R-oMán, no cabe dudar que sus tenden-cias directivas fue-
demasia.clo en la efi,cacia intrínseca d-e los bUenos preceptos
ron inepira.das por -el .espíritu práctico y s-e-nsato, a la vez que-
constitucional€-B de ·otros países, p"r-escindi,endD d-e su adaptabi~
p·,a.triótico y en-érgi.co del ~i.inistro Pnrtal-es, quién, sin tener
lidad ·a ·las condici•ones p-eculia.res de Ohi.J.e. Se caratCterizan las
una va,s,ta ilu.-stración en ma-te.rias -d-e do.ctrina .constituciona-l era
-en cambio un acabado expo-ne-nte del buen sentid-o y un -e~pe-~­
Goru:;titucion-es de ese ti-empo por la imitación, y aún la cieO'a
Mprnducción d-e- los pre.c.e-J.)t•oo pol~t.ico~ a·dopt-a.d·oo por pt~-e·
to cono-ced.or de la sicología y d,e la cultura del pueblo chil-eno
blos mucho más civilizados que el liuestro, y de estructura y
antecedentes ·completamente diiVersos. ne ruquella épnca (1).
Dos f-ueron los fin-es funda1111entales que persigui-eron los
Ejercía amplia influem:cia el -el•eln-ento· militar triunfan re en
autores d-e la Coristitución de 183~: un fin partidar:lsta, el de
las recientes campañas de la Independencia de Chile y del Pe-
aSegurail' p.or lar-go ti-empo el mante-nimi•ento de ·su parti>do en
rú, que <e ·oonsideraba llamado al mando de la fl"""ante Repú-
el poder, y U'n.- fi-n .p-atrióticO, el de p-on-er téimin-o a las revolu-
bHca; se agitaba ·-espasmódica.mente el ·puebln; llamado a }a li~
hertad en forma repentina, con un pasado histórico de sumi-
sión rubsoluta durante el período •colonial y el de la reco-n- (1) Las ideas políticas y constitucionales. de· Portales. están muy bien
quista, y :Perturbaba el buen sentido de-l pÚlbHco -cierta Gorri.en- exprooadas en una carta escrita: por éi -cuando tenía 28 años de edad
d-esde Lima y .con fecha 22 ele Marzo de ·182·2, a su socio don José M~
te federalista qule no correspondía en manera alguna a la natu~
Cea, 1'esidente en Valpa:raiso .. De- ella ·copiamos -el párrafo siguiente, to-
raleza ·-unitaria del país. mándolo de la ,pág. 6·3 del libro titulado: Valpa1·aíso en 1827, por don
Las ·dificultad·eS d:e la situa-ción se agra-ndaban por la acri- Roberto Rm·náu-dez:
tud de -las pasi.ones que diYidían a las :flracciones o 'higginist,i y «-La De'»l..eracia que 'tanto pregonan los ilu.sos, es un absur-do en los
carrerina, y a los partid-os pel1wón 'y pipiolo, que en .cierta ma- país-es cOmo los anl:eticanos, llel!_os .de vicios y donde lo-s .ciu-dadanos ·ca-
ner-~ se podrían ·clasifiGar como conservador- y progr1esista res- recen ele "tocla virtud ·como es necesario pa.ra es-tablecer una· verdadera
República. La Monarquía no. es 'ta-mpoco el ideal americano: salimos ·de
p-ectivament·e ·y que se eni·ostraban r.ecíprocaXnent-e una larga
una terrible para voher a otra u -qué ganamos' La República es: el sisto:
c&dena de ·. r.esentinlieritos magnifi.cadbs por la -estre·chez del m a que hay que a,doptar: pero ,sabe como yo la -entiendo p111ra estoa paí-
ambiente. soo' Un .gobierno fuerte, eentr¡¡.liza.dor, ·cuyOs hombres sean vel'da.deros
La: -evolución c-onstltuciónar" de Uhile pudo y .debió d.eteners<1) nwdelos d-e' virtucl y patriotismo; y así enclerezar a loa -ciudadanos por ei
oon ,gram ·próveeho ·-pana el país,' c.on 18: proml..llgaci-ón de la camino del orden y d,e Ja.s virtudes. Cuando ,se hallen moralizados, ve:n,ga
Conotitución M 1828, la cu&l, salvo detalles susceptibles de ser el gobierno completa;meute liberal1 libre y lleno de ideales dooide ·tengan
parte toa,os los ciudadanos. Esto es lo {rue yo pien-so y todo homlire d·~ ·
mej{)rados pór medi·o d€- re:BorÍi1as parcial-es, s.e apr-oximaba. a:
mediano crite-rio peris~rá -igua-l». ·
las .condicion-es· y necesidid-es de Chile· en a quena época. P-ero-
-16- . -17-

ciones asentand1o so1re sólidas baoos el funcio.namiento de los preferibh~· .a la mmrquía absoluta, o a la anar'C1nía relativa qu-e
Poderes Públicos. t::i2'nifica la inestabilidad o la d·ebilidad de la autorida-d pública.
Para re·alizar sus objetivos, comenz.ar-on por apartar e1 es~ En armonía con l-os principi•os fundamentales expuestos, los
píritn de ciega imitación d-e ·las. institncion.,.s extranj€rras, p.of constifuyenrte-::: ele 1833 organizaron un mec,anismo político,
graneles que fueran los ben-efi:eios ·por ellas producidos en los de apari-encia repuhHca.na y d-e fondo monárquic-o, a bast~ c1r.
respectivos pafs-es, adivina1:1do que las i~nstituciones no tienen un predominio inc-ontr·a.sta-ble del P.reeid·ente -d-e la Re·públi-
una e·ficacia .cabalística, sino el valor que les dá su adecuación ca, jefe d-el Poder Ejecutivo, so·br-e el P·oder LegiSlativ-o y sobre
a las condiciones del ambiente humano y físico en que han de el Poder Judicial. Con intención deliberada, crearon en reali-
Rcr aplicadas. Imitaron y hrusta -copiaron literal!lnent-e, pero rea- dad un tipo esp€·cífico de Constitución netamente pres·idenoial,
liz.a.ndo antes una críti.ca razonada y prudente. E-sto los lle- en la cual el «J-ef-e Supremo ele la Naúóm> esta-ba revestido
vó -a generar una Gonstitnción escenciabnente nacional, más de la mayor suma de po·d-er que s-e puecle -co.nc-ebir en una de-
aún, c1·ioUa., que lleva el sello del trabajo he.cho por chilenos-, mo-cracia, dando así amplia satis·:Da,cción a la más primor-dial
en Chile- y para Chile, diferenci·ándola nota:bl-eme'nte de algu~­ nec€'sidad ele los pnehlos jóven-es, que es la efiiciencia de l,a
nos {le los trabaj.os análügos realizados en el período anterior autorida-d dir-e·ctiva.
-entrte nosotl·os, y d-e aLgunas Co-nstituciones cnnstruídas tm otros A la sombra de la Oonstihl'ción de 1833, entró Chile por la
países am-ericanos a base d¡¡; la copia servil d-e insti tudon.es ex- ví-a del ord-en público prud,entemente armoniza:do .con la líber·
tranjel·as. tad individual. S.e -estabilizaron laz finanzas públicas, s-e desa-
En seguid.a, c~:nnprendiercm una gfan verdad, que es a me- rr-olló la riqueza privada, se estimuló la entrada a.e los extran-
nud-o d-esconocida en todas partes d-el mundo, la d-e que la li- jeros, se fundó un sistema de instrucdó_n pública en to-dos loii!
bertad no es el obj-etivo, >e-l fin .de la existencia tanto indivi- grados, se e-omenzó a f.ormar la clase media descono.clda en ei
dual como cdle.ctiva, sino un medio para reali·zar el verdadero tiempo colonial, y se a:brió el camino para refOrmas mesura-
fin d-e nu0Stra -esp-ede, que -es la conservación y el des-arrollo das y oportunas.
de la vida misma, sea e.U_a la de un ho-mbre o la de u.na N a- -El p€Tíodo de la vigencia de la Gonstitúci&n de 18:33, aunque
ción. DOOucción l6gica de esta tesi·s, -es que la libert-ad puede aparentement-e se extienda hasta el a:ñ·o 19·25, terminó en rea-
pr·odudr tanto bi-enes c-omo mabes, según oo .armonice {) s-e lidad en Agosto de 1891, con el triunfo de la R<lvolución ini-
contrap.onga .con los otros medios de acción social, como la ciada ese año p.or la Iilayoría del Congr€-So Nacional. Duró por
riqueza, la inteligte·hcia, la cultura, la moral, etc. Así, no ·será eonsiguientlfl cincuenta y o-cho añoB, que se pueden distribuir
_ la mejor Constitución la más liberal ni la menos liberal, sino en dos partes o subdi'Vis.ion-es:
· la que consulte un régimen proporc1onad.o a las aptitudes: de a) Durante los años comprendidos entre 1833 y 1871, la
un pueblo en un momento dado -d€ su evolución, de tal manera Constitución rigi-ó en sn fo-r·m.a primitiv-a, ~:iin modificación
que la predosa ·Constitución de los Estados U nidos r-es-ultarí-a alguna de su texto, y sin más alteraciones C(Ue las que ion porta-
un d-esatino oen 1a P.ersia, y la o:rganizU~ción de-l Imperio Persa ron tres leyes i'Ilterpretativas, do:S de las cual-es fueron de poco
no -se podr~a~ aplicar en l~os Estados Unidos. Esto p&rece -obvio alcance, y sMo una revistió impor-tancia 0api,-bal, la d-e 18-65,
hfry día-y no a todos- p-ero en 1&33 s6lo so oomemaba a co- que ·bajo la forma de una simple int-erpretación del art. 5.Q de
lumJbrar esta verdad. la Gonstitución, importó en el he·cho una substanci.al -reforma,
Fina.lmente, .compnmdieron loo· constituyentes d-e 1833, que por ·cuanto e.,tableció d.c facto, la lib&ta.d de cuitos, que la
-el mayor- interés ele una -col-ectividad es -que exista un -_Gobi-er~ Constitución no reconoCía. En· el transcnr.s{) de -esas cuatr,o dé~
no, bueno -o mal.o, pero estable Y. eficient~·. El ideal en esta ma- cadas, se desarrolló -en el país el anhelo de ·reformas lihera·les,
teria v,a-ría hasta lo infinit-o 1 a la medi;cla de La -cultnr:a y de evoludonaron los antiguos partidos políhcos y nacieron· otros
los intereses de cada indi'Viduo, per-o siempre resulta que el nuevos. Ll-eg·aron :a1 producir.se dos sangrientas revolucione,s, la
más tir,ánico e inmoral de los Gobiernos esta'bles. y fuert-es~ será de 1851 y la de 1&59, y se diseñaron tr·es aspiracion<>s funda-
Const. de 1925.-2
--18- .-19-

mental-es: ampliar las Hhertades individuales, aumentar las in- quías constitucionales ele Europa, y por el Imperio ·Consti-
fluencias del Gongreso y restringir las facultad•es del Presi~ tucional del Brasil.
den!€ de la R.epcública•. Varios factores .contribuyeron al desarr·ollo de las ideas par-
b) El año 1871, meoos tantes de }a e~e.cci6n deJ Presidente ·lamentaristas en Chile, -en los cuarenta años transcurridos des-
li:beral don Fe.de-rico Erráznriz Zaííartu, comienza una. segun- de 1851 hasta 1891. Trataremos d€ compendiar los princ1pa1es.
da etapa de la vigencia de la Co-nstitución de 183'3, en la cual En primer lugar, el siste-ma entr·onizado de ge.n.erar los Con-
Uegar·on a realizarse en g.ran parte los anhe.los de reforma tan gresos por medio .de la intervención gubernativa se fué ha.cien·
ardorosamente .sostenidos en las d&cad.as anterio!'les; ell0 se do cada vez más irritante 1 a medid•a que el desarrollo de 1a
efectuó por medio de siete leyes de reforma a-probadas d-esde cultura infundió en may-or númer.o de espíritus cultivados el
el añ10 1871 has-ta el de 1888, siendo. las- más 1mporta·nte6 las deseo de ver respetados los derechos cívi.cos. En segnnd.o tér-
realizadas en 1874. Todas esas reformas se realizaron €11 ]a mino los a~bus-os d€'1 Go·bierno, inevitabl-es e.n todo pueblo de
forma prescrita por la Constitución misma; pero a·Ún cuando escas~ ·cultura mo·r.al, se atribuy-eron al r·égime.¿_ de -omnipoten-
imp·ortaron modificaciones substanciales en l-os puntos que to- cia presidencia.!, porque era p!'lesidencial el Gobi:erno que. 1~
. . ~; 1, !~ r
carón, dejaron en pie el carácter es&ncialmente presidencial de comet1a. ~
.,; 1
la Constitución. Estos dos grand-es f-actore1s fueron ap.rove.cohados po:r los eau·
El Presidente de la República continuó siendo en realidad d-i.U-os de oposición, que, no teniendo participación directa en el
.el «.J€fe Supremo de l,a N ación» tal como lo expresa·ba el tex- Gobierno, querían ej-ercerla indir-ectamente desd-e sus bancos en
to oo·nstitucional y .como lo ha·bíarn querido sus autore.s en 1833. el Congreso, y por esü reclamaban el aumento de sus faculta-
Est€ era precisamente el blan-co de los mayo.res ataques contra des, so c11pa de c·ombatir la omn-ipotencia presidencial. Algunos
la Constitu-ción vigente. T_;.os caudiUos poiíticos 0o-n asiento en hombres de Go·bierno contribuye'ron a:l mismo propósit-o, ma-
el Congreso, no se resignaban al pap•e·l meramente legislativo nifestándose reBpetuosÓs de votos pm·lamenbarios advers.os, por
y fiscaiizad-or que les B. tribuía la Constitución, €'D. presencia dd -coilvi.ceión en unos -casos y por simple espíritu de coociliación
poder efectivo y amplio ele Gobierno .que -correspondía al Pre- en ·()tras.
sidente de la República; -d-es-eaba.n r-educir en cuanto f·u:er.a po- Ej-erció también gran influencia el :espi.ritu de imitación
-sible la omnipotencia presidencial y aumentar en an-áloga p.r.o- a.pasi~.ada e irr-eflexiva: Los palíticos de tendencia cons-erva-
por.ción la influencia de los miembros del Congreso. dora inrvo·ca·ban -el ejemplo de Inglaterra, bien gobernada, se-
Esta tendencia .se venía manifestando d-E"sde la Pr€eide.ncia gún e.Uos, a consecUen-ci;a de la p~ácti<ca d-el sistema parlamen-
de don Manuel M-ontt (1851-1861); pero, como .los Congresos tario, -~l los· políticos li'b~rales o radi·cales :re inclinaban al par-
-eran elegidos ba.j-o la presión inter.ventora de los Gobie.rnos, lamentadsmo por adhesión ·a la Francia que lo había adop-
·no se llegaron a producir confli.ctos de gravedad entre d Po- tado, sin parar mientes -en .que ese sistema pro;dujo en aquel
-der Ej-ecutivo y el Pücler Legislativo, sino en contadas ncasio- pals malos resultados desde e·l momento mismo de su implan-
nes, en que el bu·en sentido y el patriotismo de los ¡.wlítico::; taci6n.
permitió terminados por medio de pro·cedimi~ntos cnnciliato- ·Los qu-e invo·caban el e.jemp1o de Inglate·áa, se ech1a1ban a
rios. En el fÜ.ndo de esta competencia, germinaba la lucha en- la espalda las condi,ciones d-e buen sentid{), de cultura moral
tre do.s sis1emas de go·bierno, el presidencial establecido por la y ele ecluca.ción política d-e aquel paÍS 1 muy GupeTiores, por
Constitución vig1:nte en Chile, y el paTla~nontario que importa cierto, a las del nuestr-o; olvida;ban también que el parlamw-
-el predominio del Coogreso sobre los ntros dos podoe·r-es públi- t.arismo británico se había generad-o naturaVrn.,ente, como COill-
·cos, y que, creado -en Inglaterra dünde produjo bu-en{)S r-esul- secue.n.cia de 1a contra.:poSici.ón de la autoridad absoluta de sus
tad-os duúmte un siglo, fué también implantado en F.rancia monarcas •Cün la soberanía c.r~'Ciente de-l pu-eblo r-epresentado
ral establ-ec-erse por terc•era vez la forma r-epublicana de G-o- por la Cámara d-e los Comunes, fenómem.ü que no -existía -en
·bi-erno en 1871, como lo había sido también P'or varias manar- Ohile, y por último, prescindían del h~0ho de que en Ingla-
- 20-'- -21-

terra miima y·a se comeuzaba a exvel'iment.ar lo::> defectos rte] nismo políti·co ~1 _que .se dió un siglo antes la República de
sistema, como lo -expre.só uno de los má.'l erninent€S filós(;fos l•os Es.tad·os U nidos, propendiendo en primer lugar wl esta-
clel sígl·o XIX, Herhert Spenoor, •cuando dijo que d-espués de blecimiento de la libertad electoral, y continuando la -ev-olu-
haber destruíd·o la omnipotencia ele los Reyes, el pu·e-blo bri- Ción l'eformista -comenzada en 1~71; hasta llegar a un prudente
tánico t-en:ía delante ele sí- el problema de d-estruir la mnnipo- equilibrio de los Poder-es Público.s.
tencia del Parla.m·en·to. D-ecimos ooto, autorizados-no por la-s luc.es del talento ni d-e
1En las Constituciones nuevas de EurOpa, dictadas después vasta ilustración-p.ero sí por la ex.perieneia de una vida que
de la· Guerra Mundial tanto en Alemania como {'ll ]os Estado¡;¡ ya ha pasado l·os linderos de la madurez, por la· imparociali~
creados por el Tratado de Versallre, S'€ ha establecido gene- l.la-c1 qu-e nos permit-e una sistemáti"ea y meditada a:bstencióu de
ralment-e el sistema parlamentario, persevera1ndo en la imita- ]as lucha;<;· políticas, y finalmente, por e•l conocimiento de los
ción de Inglaterra. P-ero ya en Alemania muchos y muy 'bll·:!·· lh·ombres y de l·os acontecimientos -de nuestro país duran-re los
nos P'ahri·otas eStán da:mando por ~la supresión c1el pa.l•l•a- últimos cuarenta años. Nuestras can.vic-ciones no han sido ex~
mentarismo. Y en Polonia, a los cinco años de vigencia {1e traídas ·de los l~bros ni o-riginadas por intereses·; son única-
su Comstitu0i6n Parlame;ntaria . se produj-o una r-evolución que . m-ente el fruto d-e la observci-ción serena y persistente de la
la re:f·ormó el 2 de Ag-osto de 19·2.6, con el fin de subsanar los evolución -que a nuestra vista se ha desarrollado en la ti-erra
abusos del P1a.rla-mento. En esa reforma s-e -estableció la vig-en~ natal.
cía ·automática del Prlfsu puesto del Gobierno para los casos 12.-El triunfo de la revolución de 1891, inicia el' cuarto
en ·que la Dieta y el Senado no los aprobare-n oportuna.ment.e; perí-odo de nuestra evolnció.n ·constitucional. Generada :Rtqu-eUa
la facultad del Presiden\€ de la República d.e disolve-r la Di·ota revoln.ción por simpl-es dificultad-es electorales, a consec.uen~
una vez durante su pe-ríodo de mamdo; la facultad presid-en~ cía de una canditlatura pres~dencial patrocinada por el Presi-
cial de dictar Ordenanzas~ Leyes (equivalentes a nu-estros De- dente Balmaceda y fuertement'€ resistida por la mayo-ría de
cretos-Leyes) en el tieiTIPO intermed·i-o entre la diso·lúción de los partidos políticos, enco-ntró eco en la opinión pública inde-
una Dieta y la instalación de otra nu-eva, con la obligación de pendiente, fatigada por el sistema d-e l.a _interv-ención guber~
someterlas a la aprobación de. ésta última; y, lo que es más sig~ nativa en todas las elec·ciones y estimulada por los caudillos
nifi·cativ-o aúrn, varias disposicio-nes tendient-es a evitar los lo~ políticos contra 1a omnipotencia p'J:'le'sidencial.
gros indebidos e inmnral·es de los parlamentarios. Lo.':! revolucionarios triunfantes d-esquiciár-on por completl!)
Los parlamemta.rios han abusado aún en paí.ses •qne no ti-e- el régime-n políti'ÜO establecido por la Co-nstitución de 1833,
mm esta1hlecido el sistema parlamentario. En Estados U~idos sin efe·ctuaT r.eformas de gran bulto en el texto mismo de es-e
se ej€1r-cita e.s:c.andalosamente la obstrucción, y en el Br~il se documento. Proc.ediendo c1.e hecho, c-omenzaron el aniquilamien~
a·busó tam.to qu.e fué preciso reformar la Constitución en 1924, to de la autoridad presidencial, y en el transcurso de pocos
estableciendo, entre otras cosas, la prórroga automática del pre~ aííos lleg·aron tambié-n a supeditar· la autoridad de los Minis-
supuesto anterior, y de la ley anual de fuerzas de mar y He- tros ele Estado, haciendo pasar una y ·o-tra, en f·orma progreSi-
.rra, cuando una 11 otra de estas ley-eS no hubieren sid.o des- va y sistemática, a los miembros del Congreso. Traicionaron
pachadas por el Congreso para -entrar en vige-ncia á-ntes del de este modo él te..1:to y el -éspíritu d.e la Constitución, pueS
15 de Enero de oada año. reem·pla.z.aron la autorida~ unipersonal y responsable del Pre~
A nuestro juicio, el sistema pr-esidencial -establ.e.eido por la sid·ente de la República p'Dr la di·ctadura colectiva, irrespon~
CoD.IStit_nción de 1<833, respondió ampliament-e a las condicio- sabl-e e intangithle dJe los ciento vei-ntiocho ci.udadanos que fur-
nes y necesidades d-el país en la époc.a y circunstancias en que ma·ban las dos ramas del Congreso, y que más tarde llegar.on a
f.ué iniciado; pero, cim€ntado e1 ord-en público, y desarrolla- oor -ci.ent·o ein.cuenta y cinco.
da, aunque en pequeña escala, la cultura naci-onal, se hacía ne- A gr:andes zancadas, todo el mecanismo de la a-drrninistra~
e-esario re-formarlo, en el sentido de aproximar 'Iluestro meca- ci§u· pública fué pasando ü-el Poder Ej-ecutivo, a· manos del
-22- -23-

Con-gr-eso, gracias a la implantación inconstitucional del régi- de eS.ta opinión; siemp.re hemos pensado que no hay parlamen~
men parlamentario, med-iante el uso abusivo que las Cá:mara.s taxismo bueno y parlamentarismo malo, sino que, síend{) el ré~
hicieron de la ]a.cultad de apr-obar periódicamente las leyes gimen parlamentario un artific-io completaanente inc-onexo con
d-e presupuestos y de c-o-ntribuciones, de la que regulaba el man- las nec-esidades naiurale·s del Gobierno, es intTínsBcamente ma~
tenimie-nto de la ftuerza ar¡:naéLa, de la que permitía la per~ lo, ·pues lleva en sí mismo el germen de tod"Os los extrruví·o.s, que
manencia de fuerzas militares en la cind.ad resid.e·ncia del Con- se desarr-ollan fatalmente a la larga o a la corta, a l,a medida
greso, y de toda .-otra ley que tuviera una importanc·ia vital d€ la ma1yor o ta menor cuJ.tura mo·r.al de la Nación en (¡ue se
para la mar.cha d-el Estado. A la acción tiráni.ca y a·bSO.I'be-nte aplica, de la misma manera que una enfermedaJd será siempr-e
de las mayorías de las Cámaras, se añadió la acción perturba- enfermedad y sus estragos aparentes serán mayores o menor-es
d-ora de l-as minorías y aún de ambici·osos aislados, qm~, gra- en prop·or.ción al temperamento y robus·tez de cada individuo.
cias a la impeTf.ección de los R.eglamentos internos de eshas cor- A la observación de nuestra pr"Opia patria podemos añadir
po!'la.cion-es, ha cían prevalecer sus interest'S por medi,o de la obs~ la ex·periencia ele otr"Os países. Con motivo del cLerrumbe de la
trucción. monarquía abooluta de oríge.n divino, que ha caracterizado la
Diputados y senadores, ansiosos de poder y ele lucro algunos, evolución po-lítica de la Europa eu el siglo XIX, se organiza-
y movidos otr·os por e·l deseo de asegurar sus reeloe•cciones, fue~ ron en aquel Continente varias monarquía~ constitucionales,
ron ca.da día más preo·cupándose ele acre.centar su~ influen~ de r·égillllen parlamentario, a base de la irni't•ación del sist-ema
cias p..erso-n.ales o partid.aristas en el ma;nejo de lo::; nego<.:iOr:l existente en Inglaterra. La Euro·pa Oontin-ental imitó 'l. la
pÚ!blicos, sin tomar en cu-enta los intereses de lá Nación. A tí- Inglate•rra, en terma semejante a la América Latina que imitó
tulo -de fiscalizar los actos del Go!bierno, formaban las más ex~ a los Estados Unidos. Per·o a breve plazo, que no ha alcanzad·o
trañas e híbridas· combinaciones numérica.~ p-ara derribar los a completar un s'iglo, &e ha podicl·o comprobar el fracaso del
l\íinisterios, y des-cuidaron la labOT legislativa en términoB ta- régimen parlament-ario, pues aparte de un mediano funciona~
les que ·Colocarün al país en una situación de retraso comiide- miento en Ing·laterra, Holand:a, B-élgi-ca, Suecia, países d>e una
rable con relació_n a los demás ele Sud...América. El e~caso pro~ elevada cultura 'moral, el parla:mentarismo se· ha mostrado ill'e~
gTeso realizado por Chile durante l·os treinta y cinco años que ficaz en los demás países, y h~ llegado a los último.s ext-remos
ha clurad·o el régimen parla·mentario, s.e- ha conseguido gracias de la <1eptav:aci6n en Francia, Italia y España, países de cul~
al inaudito .esfuerzo de los habitantes del país y a la vitalidad tura moraL inferior, análoga a la nu-estra.
exhuber"ante propia de los pueblos jóvenes, a pesar del Gon~ En Ohile, a partir d.e 1891, fué cr.eci.endo día a día el pre~
greso y contra el Congr.eso. ' dominio del Gongreso, endiosado por el triu-n.fo de la rev-olu.:.
'rod-a e-ste conjunto de desaciertos y de malas prácti·cas po~ ción ·d.e a1qu.el año noe1fasto . .Ante.s de veinte añ·os -el nuev.o ré~
líticas se ha v-erificado violando las dispor;icion.es expresa:-; gimen había dado ya todos sus frutos y la opinión independien~
y el -espíritu recono-cido de .la Com~tituci.ón ele 1833, que en la te,-aquella que no obedece cieg3Jlliente a las consignas de los
apariencia se mantenía vigente y que en la realidad había si~ partid·os políticos,-se daba cuenta de que la doestnccción de la
do abrogada. Por ~so, consider-amos nosotros que, a partir de po.te..'":l-tad presidencial lejos de ser un bi-en, llevaba al país a su
1891, €1l .rég'Í'lTI>€'-n •C•011Stituciünal .quedó su~pendldo, y el ·pal.'i más c-ompleta ruina. Esa opinión se tornó_·en contra de la om~
ha languicleódo baj-o la dictadura del Congreso en pleno ré~ ni potencia del Congreso, y cuand·o fué elegido Presidente de la
g·ünen de inconstitucionalic1ac1. R-epública el g,efi,o.r Uon Pedro Montt, muchos de sus e'lectore::f
EspírituH honrados, pero un tanto teóricos, ·han creiclo que manifestaban la reperanza de que aquel político refrenara las
los maLes ele Ohilf! provenían de una a,plica.ción exagerada y intemperancias pa.rlamentari1as y lleg_ara, en úl.timo términó, a
a,busiva clel régimen parlsmentario, de algo que p-oclría consi~ · la clausura del Congreso.
derarse c-omo un parlamentarismo criollo, pero que no eran in- f.'allidas aqu-e.Uas esperanzas, el ..desgobier·no parlamentario
herentes al sistema mismo. Nosotros hemos disentido siemp~e ~o~Fip.uó despeñando al ·país en .una serie de desc31la·bros finan~
-24-- -25-

~ier·os, internacionalP.s, moral,es y admlnis,trativ-os c'On la ver- las proporciones de un inaudito atentado· que conmovió pro-
Hginosa ra,ptd<ez de la -p.r,ogresión g.eométri.ca. Cad>a nuevo Gon- fundamente los espí.ri.tus, de un -extr-emo al otro del país, y en
gT.eso parecía complacerse en traspasar los límites alcanzados todas sus capas so-ciales.
llOl' lo5l a.nt{'riores en la via. cn1..cis cle:'ilcendent.e por donde se em- La r,e,vo1ucíón estalló_ en tncl·os los corazones de l()s chilenos
pujaba a la Nación. La frase lapidaria de ~1a·c-Iver: «¡ Có- que no eran partes inter-es-adas en el at.entacl·o. No fné la ma.g~
mo baj.n la. U{tmara~ cómo .rlfficienüe -el palr::; !» no fn·é una simple nitn·d del he,c;ho mismo lo que eriar·de.ció el -e....q.píritu público,
mct.áf.ora <.lel grm1 orador .<>ino la do·li{~lÜl' expresión de nna pues co.sas peor-es ha·bía soportado durante más ele tr-einta años
desgraciada r.eali-dacl la idiosincrasia indolente ·y pacata d-e mH•,stra raza. Hubo una
Al comenzar el alto 1924, la tle:scompoAiciún política clel paí~ serie ele pequeños incidentes que se acumnla·ron alr:ed.edor del
alcanzaba. SUH último::-; extremos y hast:~ los {'Spíritus menos rn·-e- ac-ontecimiento y rtne acentual'On en él la significación de sín-
vi.sor€f> compn~nclían CfLH~ la gran!daü ele la situaci-ón entra- toma. extremo de una. ,enf.e-rmecl.ad largamente st>.ntida y cnya
fiaba .la. posibilidad de una gran perturbación del o.rden pú- crisis se deseaba ardientemente.
:Ulico. Los dirig.pntes político~ s.e ~intiet'-D'll amedrentados y te- El oontimiento na·c-ional encontró SlL~ fieles intérpretes en l,a,s
mieron que .el Presidente AJ.e'&andri, alenta·do ]Jor la opinión f,m'-rzas arma.d.as de la República, que ofr<e'Cieron a la América
pública, loo e-liminarE! d€1 ·Congres·o que se debía el.e.gir a prin- un espe.c,táculo que nunca S•e había pr·esenciad.a en ,el Continen-
~ipio~ de Marzo. El instinto ele· la prnpia consen·ación los mo- te. L.a oficialid-ad ele la guarnición d.e Santiago, dejándose ~
vió entonces n aeeptar algnnas modificacim1e6 en el régimen <-Hrastrar por el impulso de una -cora.zonaela. p.atri6tica, in·vitó
político-con:stitndonal qne, ~in la¡,;.timar sus inter·rs.cs particu- a la ele l·a l'oll~ri.na, y CE\s-i sin doeMber-a.ción, se aun-aron ambas
lares, ej·et•ciera.n nna influencia sedante en el ánimo del pue- para lleNar al Gobierno, no a un canelillo poHtd.co, ni tampoco
blo. S.e produjo entonces nn acuerüo e. lJÍ.l'e el Pr.esidente y los a un canelillo militar, sino simpl-eme-nte a sus snperim·es jerár-
randillo.s po1ític·os, para aprobar las 1-eyet:> X, o!. 4001, 4002, 4008, quicos ·en la administración militar. No h~vifron el próiJÓsÍ-
4004 y 4005, pr·omnlgadas el 2·6 de :B'ebr.e-ro y publicadas en el to ele depon-er al Pt·-e~'.ddente d·e la Rep-ública, ni ele clausurar
Dicwt:o Oficial del aní~mo clía. Todas esas leyes, ele ¡lrecipitac1a v·
el Congreso_, shw tan sólo el de imp-oner el et.o ele la ley de la
gest.a,ción, defíci.ente ·efic.acin. y dudosa co·nstitucionalidad, lle- dieta parlamentaria y la dicta.ción inmediata de una serie de
garon tarde, a na{U.e -engañar-on y fueron impotentes para ata- leyes reclamadas por las necesidacle.s d.el país y prdericla.~ en
j.ar el doe-rrtunbe definitivo d-el régimen paTlamentario. los ard1ivos de 1as Cámaras, objetivos que con>'>ignieron .sin di-
13.-Los infortmüos político~ (le Ohile Urgaron a ha·cer cri- ficulta.d.
sis por un incidente (1e secnnr1aria importancia, e-omo suc{'.cl2 La opinión pública indep-endiente de los particlos,-que for-
en todas las cooas de la Yi<.laJ .en que una chispa pro.c1ue.e 1111 ma la gT.an may-oría de los ha.bitantes de la .RepúbEca,-acogió
incendio y una gota (le agna .el tleshorele d-e un vasü ya colma- con entusias-mo el levant.a!llliento miüta.r cle1. 5 ele Septien,:1bre
do. El Congreso ·é'legiclo -e·n J\.farzo de 1924, perf:.'€\'erando en ele 1924, convenreida de que él respondía al verdadero int•erés
el camino qne le trazaban. los 1mteriores, se ocupó únicamente na.cional y n.o a los. inter·es-es particulares d-e una u o-tra de las
oeu c1is·cusiones .m-ás o menu,;; bizantinas, desentendiPnclo6-e por fracciones polític-as qu-e ~e dispntahan el pred-ominio ·en el ma-
complet•o de lo·s int.er~~Gt'S nacionales. I.~legó a. üiHcutir y :a.probar nejo del Es-ta.do. Este fué el se.cr-eto del triunfo del movimien-
un p¡~oye.cto ele ley que eBtabt.ecia_ la. dieta parla.m-Pntaria en to mili'har, en un ·país que no es militarista y en e1 cual la
viol-ación abierta y descara.da de la Constitución. Pa.ra nosO- influencia militar estaba anulada· cl€sde el aclYenimiento ele
tros, que consicl·era.mos (l¡brogada la Cnnstitnc~ún misma desrle don Diego Portales al poder en 18:31.
el aüo 1891, aquel incidente no es sino un eslabón más en l.a El Presidente de la República don Arturo Alessanclri P.al-
cad-ena de traegr-esiones que ceñía el cuello ele la República; ma rf'solvió abandonar su ca.rgo y ausentarse del país. Asumió
pero, a los ojos cl·e la gran mayoría ele nnei'-3't.ros concindaclanos, el mando una Junta lVfi:litar que prüccclió a disolver el Con.
que consideraban vig.ente la c:ontitit.ucióJ), a.r.¡n.el ¡ucto asumió g:reso. Los pr-omotor-es de la J1evolución cli-eron ent.ouces al pala
-26 ~· ~ 27

un illwrllifie;;to, el 11 d-e Se·ptiembre, en -el cual expresrar·on ca- más ardientes resistencias entroe los espíritus progres·ÍSiiaJS de
tegóricamente su propósito d-e servir tan sólo los intereSJes na- Ohil~, p-etición que felizmente no fué acogida. Po.co después,
cionales, pres-cindiendo de toda influencia de los partidos polí- ~emudos en una gra.n Convención, proclamaron Ca11did1ato a
ticos. l_a Presidencia a un caudillo joven, singularmente caracteriza-
La o-pinión pública y los militares aspiraban de consuno do por sus arr·estos oHgár.qnicos.
a la modifieación raidical de la organiz.a.ción ·políti·ca de la Re- L·os revolucionarios d·el 5 de Septiembre d-e 1924 vieron s-e-
pública en términos de que, fu€re cual fuere la corriente' que r~amente amena.zada la obra que habían empr-endido y, con-
Uegua a dominar en el país, ella se encontrara con i-n.sti.tu- ~:nderando que la Junta de Gobierno se había desviado d-el ob-
ciones que le permitieran realizar un Gobierno efectivo y efi- j.etivo inicial, la sus-titn·yeron por otra ~u-e va Junta el 23 de
(}az. Para alcanzar este fun era preciso org&nizar de nuevo los Enero de 192.5, para que gobernara al país hasta el regreso
n~gistros electorales, que s·e encontra~ban. viciados, realizar elec- del Pr,esiclente Alessandri, a quie-n S·e llamó inmediatamente.
ciones que tradujeran la ex;presión verd-ader-a de la voluntad :El Presi-dente Al-ess-andri a.ce-ptó o-cupar de nu-ev·o la Presi-
na.cional y -proceder a la refo·rma oo·nstitucional en co,ndicio~ dencia, a condición expresa y terminante d-e convopar una
nes d-e robuste,cer la amtoric1ad d-el Ejecutivo y limitar pru- Asamblea Constituy-ente, con el objeto de reformar e~ puntos
d-entemente dentro de su esf.era pro·pia las facultades del Po- subSitanciales la Constituci·Ón d.e la Rep-6-blica. Pe-ro, una vez
der Legislativo. r-e.gres·ado al país, se· vió €"n -el caso dre _luchar contra las dos
·Pero los p~rtid-os p-olíticos no quisierün darse cuenta del -al- c.orrientes opues-tas de l~os partidos políticos, para llegar a rea-
canc-e de la revolución del 5 de Septiembre, ni tomar en serio hzar las aspira·ciones d-el país, que eran las suyas prop-ias y la~
las dedaraciones patrióticas corutenicLas en e-l 1\íanifi~to m_ili- <1e los revolucionarios militare~s de S.eptiembr.e y de Ene-ro. Los
tar del 11 d-e Septiembre. Los caudillos de las fracciones- en políticos ele l.a Alianza LibÚ.al solicitaban desesperadamente
lucha _pusieron en juego todas stlS argucias para inclinar la la reapertura del Congreso disuelto por la prime-ra Junb de
balanza del 1ad·o de sus intereses c-ontrapuestos. _Los que más Gobi-erno, mientras los ele la Unión Nacional reclamaban la
se c.egaron fue·ron talvez los que ha:bían sido adversarios del pronta convocatoria a elecdon.es de un Congre-so ordinar·io:
Presidente Al-essandri; ésto-s no quisieron ver que la revolu- una y_ otra corriente er.an a.dversas ~ la ideR ele una reform~
ción no habí~ sido hecha contra aque-l mandatario, sino -contr-a eonst~tt~cional seria y substancial .que importara la supresión
un sistema de desgobierno caracterizacl.o pür e'l pre.dominio del reg1men parlamentario, d-el -cual habían usufructuado unos
irrespo.nsable del Congreso. He llegú a decir QUe d levantamien- Y otros, con perjuicio para el país qu-e anhelaha predsamen-
to del 5 de S-eptiembre de 19Z4 era la reprod.1.1eción del levall- te esa re.fo-rma, como as¡1jra.ción suprema .sine qnn non. Los
tanüento. del 7 de Enero de 1891, lo que importaba el pro- pnrtido..':l poli!ticos, .en esta materia, f.l'e li::mitalJ.an a. prome!'las
fund_o error de inve·rtir por completo su significa.ción. La re~ vagaB y proce-dimi€ntos paliativos encamina-dos a desi;iar a la
volu-ción de 1891 a.brió el caminó al régimen parlamentario opinión J1Rciona1, ha.cia la adopción ele réformas ele poca monta
en Chile, mi€nJotras QUe la d-e 1g.24 t,enía por .oh,ieto prineipa1 qne nada halwlan re-mediado. - .
poner término a ese régimen.
Los avances reaccionarios se fue-ron acentuando, hasta qn-P •
su propia •andacia oc·asionó su fracaso. Dos ac-ontecimientos
alarmar.on principalmente a la üpiniÓ11 pública, progresista en 14.-El Pr-esidente A1fflBanclri supo sobrepon-erse a lar:; pre1te·n~
sn inmens-a mayoría, y a los revolucionariOs militare!':; que -eran sion-es ele 1o.c> ptu:tir1os, para servir a las legítimas aspira,ciones
EmR intérpretes. Los elementos rea.occionarios embarcaron a.l s-e~ üe·l pue-blo chileno 1 y ender-ez-ó a.biertamente el rumbo hacia la
ñor Arzobispo de Santiago en l.a aventura -de presenta.rse per~ re·forma constitúdonaL Convocó a un .cierto núm-e·ro de políti-
sona1ment.e a la .Tnnta de Gohierno en s.alicitud del estable- cos militantes escogiéndolos entre los personajes más selectos
S!Í:luiento- del siste-ma de Universidades libres, qu-e suscita ]aS de to-dos los pa!tidos, a los que agregó un bue-n nú~-ero de:
..._ 28-

personas alejadas ele las luchaB polític-as, ·tomándolas de las el 212 y -el 23 ele ~Tullo. En esas sesiones se formular·o·n nume-
diferentes ramas de la actividad na.cibnal. A esta Asamblea cí- rosas indical!iones para modificar el proyecto, y ele dos pa·r-
vica, de carácter mera.mente ·consultivo, comunicó sus planes ticlm polític-os opuestos partieron a.ta·qu.es a fondo contra él
de refol'llna, invitándola a prestarle su cooperación eu el es- e incUcaciones d.z -considerable entid.a_,d encamina-das al manR
tudio de la materia; y de la reuni-ón resultó la cles,igna-ción d-e tenimient·o integral o ligeramente suavizado del sistema par-
dos Sub-Comisiones, señalada la una p.ara efectuar el análisis lam-ent·ario, ·qm~ habrían hecho fra-casar el proyecto si éste ho
<le la Constitución· y la p¡:e,p·ar&ción del pr·o~e·crto de reformó., y hubiera sido tan enérgi0a y hábi-lmente defendido p-or el Prl€)-
la otra para estudiar el procedimiento con que el proye-cto de- :::iclente Al-essandri. El resultado fué la aprobación en general
bería ser aprohado. del proyecto, y su devolución a la Sub-Comisión para que és-
Las dos Sub-Comisiones designadas tomar{)n rumbos y tu- .ht ex-mllinara las numerosas indica.ciones formu1ad·as en la
vieron resultad-os completamente diversos, a virtud de ccnnp1i- Gran Comisión y diera la última mano al trabajo.
caciones políticas. Una porción considerable ele ·cada nno tle ·La Sub-Comisión d-esempeñó este -coonetido, celebrando treH
los partidos políticos, aqu-e-lla qu-e ha.bía tomad-o parte más f.K'Si01n.es máS y dando término definitivo a SU la'bor en la se-
activa en los negocios públicos de los últimos aillO>':i, era -es-encial- sión 33;<l- del 3 de Agosto de 19:25. El perso-nal que asistió n
mente refractaria a una ref·o-rma coüstitucional seria, sobre estas tres últimas seBiones fu€ muy reducidO, porque 3..lguno.s
todo en cuanto ella pu.dier.a importar la supresión del régimen d-e los políticos gu-e anterio·rmente hB.bían c.oo;peraic1o· con deci-
par-lamentario, y una vez que el p,re:sid-ente ender-ez-ó resuelta- sión a la ·pr.epara·ción del proy.ecto de reforma, después de la
me·nte el rumbo hacia la reforma., se prepa.raron para hac•e-rla reuni6n de la Gr·an Comisión, O'Ptaron por restar su coopera-
fracasar, o po-r lo menos para enervar-l-a, en la fwtura Ascnn- ci-ón a la Sub-Comisión. T·ambi.én faltó el autor de este libro,
blea Constituyente. La discusión del p.roCJedimiento que debe- pe-ro no por anrtipatía al proyectoJ que a-pr<Obaba de todo -co-
ría adopt.ar.se, perturbad-a entonces por las influencias políti- raz·ón, sino por haber tenido que Partir al no-rte como miem-
cas, se hizo intRrnünalble y a·ccid·tmtada rema.ntanc.lo en el fra- bro de·l Comité J urí.di•c-o de la Comisión Plebiscitaria ele Ta·c-
caso ele la Snb-C-omisión encargada de r-e~;olver -ese punto. na y Arica.
Por €'1 contrm'ÍO, la otra Sub-Comisión, la enc-argada d-e e.1~ La cu-estión rel·a.tiva al mod'l.¿s como debie·ra ser apr-obada la
tudiaT sustantivamente la r-e-f-o1'ma constitucional, fnncionó nÍ1e-va Constitución, fué hábilm~nte resuelta por el Presidente
con la de·bida r·~gula.ridad, presidida por el s<Pfwr Alessan-dri Alessand-ri. Dos órd-enes d.e considera·cion<Bs concurrían a ha·cer
ulism{} y c·on la cooperación dcl Ministro de Justicia -e l:J$~ impracticwbie la ·Convncart.o;r:i~ a p.na As8.1Il"1blea Constituy-ente.
trucción Pública, don Jos-é il-faza. Adnaron corno sem~etario~~ En primer lúgar, la manifi~t; ;;_~la voluntad de dos partid-os
el Sub-Secretario del 1\Iini.ste-rio cltü Int.erior 1 don Etl:ecio 1'o- políti<coos para toda reforma que importara la su·piresi6n d-e
rreblan.ca, en la mayor parte d-e las s<esione.<:~, y en dos ele <'"lla;; BUS regalías parlamentarias, p-ermitía esperar que las discn-
el Secr-etario Privado del Presidente, abogmlo don Fernando ~iones ele un-a Asamblea Constituyente se· pr·olongarían en f.or-
Alessandri. Esta Sub.. Comisión prep·a.ró el proyecto· de r-efbr·· ma ind-efinida, para arriba.r talvez a restütados negativos o
ma constitncional 1 en un am·bi-ente ele patrió-tica armon-ía, t'll contraproducentes. En segundo lugar, te·rminada la prepara-
la cual no hnbo seguram~te Uno solo ele sus miembro::; q1w ción del pr·oyecto de reforma a principios de Agosto, y debien-
no sa.crifi.cara alguna parrte de sus conYicciones a trooque el<~ do concluir el 23 de Diciembr-e el período pr-esidencial del s-e-
realizar una -obra ele c-onciiiación con la mayor rapidez pmü- fio.r Alessandri, sólo quedaba un lapso de tiempo de poco me-
ble. El trabajo quedó te-rminado y revisado en treinta s-esio- nos de cinco meses para realizar la e,l-ección de la Asamble.a
nes celebradas entro oll8 el€ .kbril y el13 do.Jnlio do 1925. con la c-onsiguiente califi.cación de las elecciones de sus miem-
15.-Terminado en la -Sub-Comisión el pr01ye·c.to ele reoforma, bro.s) en seguida la discusión del proyecto •Constitucional, y
en la 30.\1 sesión de 13 ele ,Julio de Ul:25, :Dué sometido al exa- desp-ués l-as eleccion-es -cl€;1 nuevo Pr-esidente de la Repúblicn
men-de-la Gran Comisión c:onsnltiva qu-e celebró dos s-esiones y del nuevo Congreso, y las calificacjones res-p-ectivas.
En tan difíci-l eomo apremiante situación, el Presidetfte
A.l-essandri optó por recurrir dire·ctamente a,l v-eéedicto po~
pular, ~onv-oCando a. los ciudadanos insm·itos en los Regh:;tros
El€dorales formados .. en Noviembre de 19-24 con el rná.xún'l.t~n
ele -corrección, a un plebisdto que debía tener lugar el día 30
ele Agosto, y en el cual los ciud-adanos debían p.r-onunciarse
por medio de cécl ulas de los tres -c-olores de la bandera nacio~
CAPITULO 1 (I) (1)
na1, en un-o de tres sentidos: la cédula roja impor1aría la
aprobación del proyecto de nueva Constitudón elaborado por
la Sub-•Comis.ión ¡ la eédllla azul la a·probaci6n d-e laS modifi~
cacitOTIIes d-e ten-dencia parlan1ent•arista p¡r-opue~:.ias po-r alg•unos Estado, Oobierno y Soberanla
políücos en la Gran C-omisión; y finalmente la cédula blan ·
ca, importaría el rechazo de las dos vroposicion.es anteriores. En -este ca:pítulo, la T:eforma de: i925 sólo modificó la for~
El pueblo chileno aprobó en el Plebiscito verificado el 30 m-a ,del :antiguo texto constitucional, mant-eniendo s-ustane-ial-
de Agó&to de 19215, el texto coJJJstitucional e-laborado por la me-nt-e su -espíritu 1 agregánd•ole dos a.rtíocülos qu-e antes figura-
Sub~Comisión Reforrmad-ora y patro-cina.d·o por el President-e
ban •con los números 150 (159) y 151 (160) en una sitwación
Al-essandri 1 que es hoy la Constii·ucifi.lJ de la República. verdaderamente desplazada, y alterando tambi-én el rubro del
. capítulo. Este se titulaba antes: De la forma de Gobie1'nü, y
se titu-la .ahora: Estmdo, Gobierno y Soberanía, e..-x:presando
más exactamente su contenido. He aba•ndonó, tanto en este ca,_
pírt-tüo, -c-omo en todos l-os d-emás, el sistema de comenzar los
rubros ·con la preposi-ción De o las frases Del o De la, que se
conser•vaba .desde 183·3 en la Constitución y que se cons-erva añn
;,n los Cód;gos y ·otras leyes de la República. Ese sistema estuvo
boga durante siglos,_ .tantO -en las obras jurídicas como en las
<'11
meramente oliterarias, pero no ;responde a los g-ustos lirt€-rarios
mo-dernos, que tier¡_d-en a la br-evedad éÍe· las expresiones.

ART. 1
Texto antig'Uo:
AR'l'. 1.-El Es-tado :de Chile ART. l.• (2.•) (2) El Gobier-
e.s 'Uni!tm·io. Su Go.bierno es Re- ·no de Chile es poptólar rep.r<e-
publicano y de?IWC?"átiao repre- s-entati.Jvo.
trentativo. ART. 25' (3. 9) La República
de Ohile ·e-s 'Una e inclivisible.

(1) Los núme1·os romanos colo-cados entre parénte-sis en el rubro de


los -capítulos acrtuales de la Constitución, indiean los ·capítulos corres·
pondi•entes d,e la Constitución anterior.
(2) Los números colo-cados .e-ntre paréntesis wl margen de los núme-
ros de ·los a:r.tie.ulos de la Constituei6n ant-erio1·, inclican los artículos co-
rrespondiente-a del texto primitivo de· 18r33.
-33-
--32-
~n Al~mania-:-exist.ía cierto número de eol.ectivida-des _poHtic8s
LoiS artículos l.? (2. 9 ) y 2-." (.3.Q) ele la Oou:::;t.it.nci-ón ante-
que- se hR.bÍan desa.rr·ollad·O separadamentf', gob-ernándos-e -..~.adR
rior ·e'sta.bHn reda-da.rlos 'E'U nna forma que pudo consid{'rai'i'ie
una por su lado 1 y qu-e; teniendo int.ereR-es y factor~s ele -cúltn-
{!Orr.eda. en 18:38, p-ero {lll{)- no lo era del todo en 1925, -a virtml ra y de r:aza comunes, aspiraban a 1·e~t..ni1·se para formar nn 59-
d{' qu-e ~l. avance de lo:-:; estudios jurídi·cos y políticos ;ha intro- lo Estad9, más grand~ y respf-tabl.e. Com-enzaron po-r confc.-
dncid·o -en el tec1Ücismo ele las Constituciones términos que l·es- rlera-r.se -en una e:sp.ecie de alianz.a perpetua y ll~g·ar-on por~ f.in
ponden con may·or preci~ión y uniYe-rsalidad a las i-d-eas que .a ·nni1·se -eri una forma más l•ntima y comp1eta bajo el sistema
e-n tone-es se quiso expresar. · de GÓbierno fecleral._ S-e realizó entonces nu.a coneentra-ción rle
Deda el :a·I'it.. 1.9 (2.'"'): «liil Gobier.no ele Chile o(:>f.l pop~1.lur · fnerzRR análog·afi, que está muy bi>e:n expr·el'lada -en la divisa nor~
repr-esentatiYo>>. iL1a palabra «po-pular» importaba. la consa- teamericana: FJ pl.w·i.b1r.s 1~m~m (De muchos, uno) . PeTo €'11
gradón de la Soberanía del pnebio) en ·contraposición a la ide-a Cllile &e intentó aplica.r el sistema -en forma ·COmpl.ertament-e
de la soberanía de ·Un monar·ca -cuya auto-rielad y,ení-a de- Dio,'i, ar·rev-esad·a, ·pu-esto que se tr-ataba d.e un país que ha.bí~ sido
la cual habí-~ preval-e.cid-o dueante .e-l período del ·Coloniaje. nna sola. colonia española 1 _pequeña y pobre, man-eja d-a desde
Bl término: «r·e.pre,o:¡.entativo» expr.Psaba la idea de ·que la ac- su origen por un solo gobernador, que formaba un conglome-
ción gübernátiva no p-odía se•r .ejer.cida dirertamente por el ra{lO más o menos arm6nico," nna simple unidad g-eográfica, ra-
pu-eblo mismo, como sucedía en la .antig'ua 1~e.·pública de Ate- cial y polítio0a. Para establecer a,quí el sis-tema f-ederal .era
nas y como suc-ecle hoy tambi-én r-e!-l-pecto ele la aoción legisla~ preciso dividú· lo que esta.ba 1~~ticlo, crear las peque-ñas cole-c-
tiva que •Cor:res-ponele al pu.e-blo en la dictaáón de ciertas le- tividades políticas qu-e -antes no existían, -ejecutar una ob1·a ele.
yes, en los .países que, como Suiza y B-élgica, ti.e:n-en -establ-e- disgregación cuya divisa hubiera p-odic1o· ser·: Ex ~tno, plm·es
cid·o -el siet.ema llamado d-el 1·eferendtt1n. En el sist.ema repre.: (De, uno, muohos).
sen.tativoJ la soher;anía d-el pueblo se eje-rce· ind·irectarn~ente por Desde el momento €-n que el levantamiento militar rle ·Sep-
medio de delegados o representantes q-ue ob.r!an ·C·Omo manc1ata~ t.i~mbr·e de 1924 ('Chó por tierra -el régimen pm·1am-entario im-
rios suyos¡ así s-ucede en los Estados Unidos ele Norte América¡ plantado en 1891, la opinión pública se prollunci6 vigo·rot>a-
eu la casi to•talidad de las demás R-e-p-ú·blicas, y en las mo·nar- memte en el s-entido de r-e-clamar una grin r-efOrma constitn-
C{liías constitucionales. cionat y salieron a relucir todas las ideas irnagina.bleos .-en -es
El ·aDt. 2.Q (3.Q) decía: «La \República de Uhi-l·e es ~ma e ta ·matRria, inspiradas unas -en -l?'l más sincero patriotismo y
indivis~Me». ·L.a mente ele -este rartículo abarc-aba tres ideas: ot'ras ·-<:'n ··-fines inter-esadoo, prácticas y sensa,tas -las unas, a~sca­
1.~ esta.bl-ecía la· forma rep·u,bll:ca.nct de gobi·e-rno, e-u c·o-utrap-osi- hell•das y a·bsurdas .las ot-ras. S-e lleg6 a ha.blar hasta de fede-
·ción a la ?·noncwq-n·ia.¡ 2.\l establ-e·cía el s-istema unitario, contra- ralismo, p.ero felizmenrte sin que t)an absurda idea. encontrara
pu-e~t-o al fecreraL¡ y 3.'' ·-excluía en abso·hüo tOdo in.tento d·e e-co en l:a op~nión pública.
est.a.ble·c-er, aún en forma indire·cta o disf·razada 1 instituc-iones JJos reformadores d·e 1925 no pre-tendieron apartarse ele lrt
f-e-tleralistas. Esta última ide-a s-e eX'pli-ca perfectame:nte en el re·a1idad que tenían a la "~iista,. y que -estaba arraiga,da por dos .
teX!t-O y el -e-spíritu de la Consti-tución d-e 1833 1 porqu-.2- -en siglos y medio de vida. co.lonial, ? un sigl·o de vida ·.¡.ndep-en-
a-qu"üla épo.Ca estaban fresc·os los recuerdos d-e1 ma.l r·esulta-do di-entf' en -e-1 país pa.ra el •Cual iban a preparar una nu.eva Com:i-
obhmido con el -ensayo de f-ederalismo realizado po.cos años an- Htución. Sabía.n muy bien qn-e la organiza.Ción polí-Hea de Chi-
tes, y porque tod;avía e-xi8tia ei-erta eor·ri-ent·e ele partidario~ le ha·bía ll-egado al d-escalabro~ no por la apli-cación de su an-
del sist-ema federal. terior Constitución, sino por sn adultera-ción o a·bandono, de
!Los federalistas chil.eno¡s habían llegado a implantar SU!S prin- mod:o que no crn.z·Ó por sn mente la idea de alterar sus bases
cipiot:i en el paíS por pur·o -espíritu c1e imita·ción inc·on.sulbl de fundamental-es, sino por .P.l contrario, la d-e restabl-ecerlas,· re-
las instituciones políti.cas d€ los Estados Unidos~ pres~indien~ cortando los colgajos que habían Uegad.-o a clesf,ignrarlas por
do de las dif-erencias sustancial-es que -existían e-ntre los dos p,aí~ completo.
ses. En los Estados U nidos pr-imero-y después en Suiza y Const, de 1925.-3
-34- -3.5--

Por eso 1 al entrar al pórtico de la Constitución, no ·pr.eten· Constitución» en lugar d·e de,cir que la delega .-en .~<al1t-orid<_1
dieron otra cosa que mantener todas }813 id.eas cont-P-mplBdas en d-es». P-eL'o el argumento- no sería sufi.cire:ute!ne:rúe ·.f:tlJlclaclQ_.
la Gonstitnción antigua~ -exprrR>iindolas -e-n términos má.."l pre,ci- porque en realicla·cl ]a Con1'3titución no sól~ confi.er€ e"i ~jdci·
:m(') y m-Á~ propios d-el t>ecnicismo político actual. y r-efmHHerou cio de :Dacultades· soberanas a Jos org'anismos que -constituyen
los .dos primer.os artículos d'E'l texto 1Hntiguo 1 en un0 1'-;0lo qn~ J,os tres poderes clási,cos o fumlament,a.les del ESta.do, que son
dice: <á)l Estado de C.hile· f'S nnit!n·io. Su Gohi·erno es rf<rm- € ~ .Legisla.ti..,... o, el _Eje9.u t:i v-o _y f:'.l . J mfi:dal} ·. ~inq . ta.In,pi~J:!: a ot;:ros
hlicano. ~- democrátic-o repr·E''!)-P.nt::-Jtivo». q1:ganism9s, .coino el Tri·bunal .·CaUNca.dor . laS. ~\..sa.?-1-bl.e~s ~.ro·
Par€C·E' inrlndable que -el tt>-:xto con>'ititncional ha ganado en Yincial.es y las l\IunidpitÜ-dac1e.c; 1 .que .son otras ta~ltas ~~üori­
cl:ariclaa ~- pr-e-cisiúri. Se dir:2 exJn·esa.ment.(' lt1W .el ~Jetado df' ·dad_e.S, fúri lle.g-a.r a Sfr potl<'r-es públicos. ·~se Conservó. pti~;-i .1,~
C,hiJe <'S nnitarjo, qtw fn-¡; lo r1ne se qn:iso deeir ~·n 1833. pero pal~bra au.tm·¡:daiies que· ÜE•n-e llll sentido mas amplto qq€._la
t-=R expr€~Ó mal al decir qne ]n Repúb1iea ._,l'R «nn·a», ~- se su- paLabra podc·res, cuyo signific,aclo po·lítico es más inte~so, ._p-e.-
rrimió el preclie<-iclo «indivisible» p·Ol' S<t";l' pleonáSÜCO y pnr hn- L'Q d•e' .menor extensi&n·.
h~r cl-esapnre-cklo la 1~azó11 histt'iüca que lo jwstifi,có en 183.::!.
Ne .PXJH'~Sa en eoncr.f'tto qur {'l g-o.bierno .P.~ «repnblica'llo» €'11 ARTS. 3 y 4
n•z ele dejar d-educir -f'Srl idea d-e la denominación ele «RP·
pú-blica {1e OhHe» que sr da al Estado en la Constitución ant-e- Texto ac.tual: Temfo. antig·uo:
rior, lo cual no e-ra snficie·nteme·nt.P p¡r-e·cir>O. Tambi-én es ven- ART. 3.-Ningnna. persona o ART. 150 (15.9).· N:ingwia. per,
tajosa la ·"nstitución del YO{~ablo «popular» antiguo- por el tér- re•uni6n de .personas pueden to· son-a. o -reunión d~. _personas l:WC·
nüno «democrático>>, qne C'R más técnico aplicad-o al gobi-erno ma1· ,eJ títU:lo o representación de tomar -el título. o repr-esenta,
0f' un país. d-l'l .pueblo, a-rrogarse su~ dere- e~ón .aéJ. .pueblo, 'ar1·oiarse .~Us_
,·.hos ni hae.er petiejones en su a.el'echos, ni hare·l" pétido.ueS' a
ART. 2 nombre. La infrac-ción de este s.u nombre. La infrit.e.ción de 'es"·
articulo <'S s·edi.cián. te artículo" ·es se(1ici6n.
T e.'~to aotu.a.l: Text(l antiguo: JAR'L't 4.--Ning~na nmgistr~t- ART. 151 (160). Ninguna ma·
ART. 2.-La Sobera-nía reside t.ura, ningun-a p,ersona, ni reu- gistratura.1 ninguna pel"soua, 11i
ART. 3.Q (4.~) La SoberaníH
nión t'\e personas pueden atribuir- ~·eun1ón. ele ¡person~s pueden
e-sencialmente en ht Na.ción, la reside esencia.Jment.e en la Na.-
se, ni .n.ún a pretext.Q dC dr- ah'ibnirs.e, ni aún a pretl'xt.o (1t:
aual delega su ejercicio en lns rión, que delega su ejerci-cio en
autoridades q-ue esta. COJISiitu.
r·nnstnn-eias extraor-c1iuariu.s, otra ri-reuMt·uncias extraordinarias .
la.~ -autorida-des que r'Sta7)lece rs·
mntoridarl o cler-e¡e.:ttos que los otm autoridad o -dere~hos, que
d6n. F:stalllece. l (¡, ('onstit1wión.
que expresamente .se J.es hayan los que expl'esamente -les hrt·se
confe-rido por las .ley·es. T_9~9-· . .1Jl1 eoufel'i-do por la-s ~eyes. To·
Esttf ;:wtícnlo a-ctual f's 1'-Aproducción casi literal d-e·i anH- acto en contravención a este ar- do acto en eonh·ave.neión a e.s·
n:uo artícn}o ::p ("-í.t>), sin más altera.cióli q·u-e la de inve.r- tículo es nulo. ~'1 articulo e~ nulo.

tir el or-den d-el -~ujeto y d-e.l v-erbo en su p:r-oposici6n finn.\


.\- la sm;titución d:e· nn relativ-o, lo que talv-ez no era inditS- La Sub-Gomlsión reformadora de 19·25 con:::;ideró conYelÜI:'n-
pen~a.ble. Se porl.ría considerar que este artículo 2 es pleo- te trasladar al ·ca.pítulo I ele la Oonstituei.ón los nrtícnlos 150
nástico, p-or--cua.nt-o· .r.e·p•r·oduc,e las ideas de la Sobe-ranín pop11·- (159) y 151 (160) que figuraban anl·es en el Capíhüo X de
lm· y del_Gobietno representativo ya ·c.ontenidas en e~l primer.o. Disposiciones Genera.lrJs. Con l-ev'isima~S mocli"ficacion·e>3 de dos
PeJ;q, aún ·cuando lo fuera, h~ sido c-onvenient-e mant.enerlo~ verbos, y d-e una preposición, so limitó ,a traslactarlos, por una
por cuanto .a.fimna de una manera muy precisa y categórica simple razón de méto-do, puefl' estimó que las ideas contenicla;'5
los ,conceptos tnndamentales d~ nuestra organización política. en esos dos artículos ·e-ran verda.deros -corola.r1o.s o o('Specifica-
·Se podría argüir que se debería d-e-cir que «la Nación deleg.á .cion-es d-e los principios fundamentales S€'11tados e-n los artícu-
·:'1 ejercicio df' ln ~obe·ranía ~. . n kll':i poden•s que establece la los 1 y 2, y qne en la Go·nstitm~lón anterim· r-w <~nconh·n-
-36-

ban tan de~pegaclos d-e -ellos tan sólo ~n r.azón ele una defiCien-
te ordena.ciáu ele las ideas,


En una futura Reforma ConstitucionaL se podrfa. dar c¡:¡-
hicla en {'St-í' capítulo ¡¡ nna disposición que declara.ra partE>
int~grant{' cl{~l J).er·t'·cho Xacioll<d a los principios y ¡'~·glas gE'lH'-
¡·-alment(' tT-eibldas del Det'{'·eho lnt{'-l'JlfH.'.iounl. como lo lwee el
mt..ícnlo fl.\' d-e la t'Olli'ltifuci6u d~ lri RPpÚblieH 11 -ed~r:al ele
1

Austria.
CAPITULO. SUPRIMIDO
~11 rl <'.~tado aetnal de la cultura d<-• lo;::; pueblos ele civiliza-
ci6n oeciclentcd. europea o eri:·üianR. ninguna naci&11 pü·e·d.p
eximir& ele n~·canocer valor ,iurídi-co a los principios doctrlna-
(JI ANTICIUO)
l.":·s y ,¡¡ la:':! r-eglas consue·tndiua.rial'; quE' se aplican en mi:lt€ria
internacionar, a Ial·ta de t.rat-ado~ expresos entre 1-o:-: Estado~.
Te!)jto l!ntig~to:
~}n- Chil('.- la -exist<e·ncia ele- eXOti principios está r.ec{Jnocida por
la Ley Orgárüca de Tribnual·e~. po1· el Códig:D C'iYil ~- por lo.:.. OAPITUIJO H
Códig01;¡ ele Procedimi-ento Civil y Penal, pero sin braiSe alg·1mH DE LA. RJ!li.IGIÓN
en la Gon!:ititucióu. Xo lul'brlH inconyf'ni,,nt{' y ;:.;í yentajrl <:11
AR'l'. 4,9 (5~9) La Roligión de
darle..;; cabida en és1ta. lu. RepúbliCa de Ohile es l·a Ca-
tólica Apostólica Roma11a¡ eou
e-xe•llllsión del ejeriCielo públj¡co
1le ru~tlqnieta otN,t..

La reforma de 1925 ha ou.primido .-el capítulo Ir de la Con.<(-


titución anterior~ t:itnlnd·o: De 1.a reUg·i{Jn, que sólo constaba dPl
a.rt. 4.\1 (5.\l) que decía mil: «lja r-e·ligión de la Re.púb.lica ~le
Chile es la CatóUrJ!.l A.pootólica Romana; con -exclusión d-el
ejerci.cio público de -cualqui-e-ra otra». Esta supresión envuelvfr
nna d~ las más t-rascfnd{'ntales ref-ormas realizadas en 1925,
y responde al propósito d-e pon-er término a dificulta-des qu~
han perturbado hond·:Hne·nte la armonía de lo.':i ciudadanos y
el libre jut8go de las instituciones políticas '€1'\1 nu-estro país, po,·
Hna cansa que ha producido lo~ mi;<;mos eflect-os e'l1 muchas de
lal:i otras R~públicas ame6ca.na;:; con sólo variant-es de fot·ma ,.
(1-e intensid1a•cl. Nuc:-;tro pRÍ:.':l qu.: s-e· vana.glol'iaba, y eon razór~,
t1-l~l liberalismo d-e sn~ in~-..;tituciones) -exceSivo tal vez .para su es-
tado cuÍhU"al, se encoútraba t>Ú mat-eria r-e-ligiosa, en una :;i-
tllación ver-dade.rame·n-te anacróuíen. g¡ art. 4.9 (5,Q) de kt
UoustituciórÍ, _que en SL1 fol'mtl parecía ser sólo l~ c-onstatación
-38--

d:~ un hed10_, importaba -en realühnl la consagr;¡¡rewn eh~ ntw- 1"1'-· (j('l:' }-l('t'rnitió la l•.elPbl'Hción dd tHHíTimonio entre lo:":l di:síCLen6éS
~tilo
lir.ri6n'·"áftdCil,"tl:e urta Igl:esia pro"te_gida poi· el -Est.ado al ~in suj-etar;.;e a la ritualidad ma.trimonia·l ct:e la· Igl-esia Cató-
~te Ia_Stab/Jshed Chu¡·c_h d-e-:.:_ingl~t•e-t'rfl·;.sist-enu~. :ctn€· €staba 0o·n··. li-ca. Así S€ evitó que continna.ran recurriendo al subterfugio
t'irnHN::10-'"J);t\i11a."~~i~·ie ·de (Ütil;o6icion:e-s ;nás:Cl(' la Cons1:itn·ción <-l.e contraer mrutrimonio en confornrid·ad a las leyes de sua r:es-
y -d.r la:!'l ley-es qn·c implicaban la existencia (1e un co·nnub·inm pectivos países a ho·rdo U-e los bnqu-t>s ele gÚe.rra o en las mo-
j•ut.t·>f <>! Estado rl-e Chile y la Igk,,üa Cat6l-iea .. }D! Estado se en. radas de loa Ag;ent-es Diplomáticos o Consular-es, matrimo-ni.~
¡·ontraba obli-gado a mantener y protegeT a la lglesi•:l· clenh'o que aunque en el hecho eran contraído¿.¡' en Chi:le, uo produ-
de sr(s 1imite.s territoriales, y s.c• re~:tervaba J.'e¡;;;p-ecto a ·ella ]().~ :Cían efectos 1-<'g'CÜf'S en -el paí~ y sólo Pran "'i~álidos en país~.~
d~~rt>-chos del Patr·onato, de 0·(1iosa e indicar. apli-cación, puesto extranjeros. ·
ljl!{~
la lgksia S·<' neg·a1ba~{l recanoe•erlo. Era·l\n mat.rimonio t>ll También s-e evitó con ello a l1os extr.anj-eros la humillación
que la esposa rec'lam8.~b8. todos los hrn~.Fi.Cio.< r€-t>u~planclo '-~\ de mcurrir al simulac.r.o d~ una -conversió-n al catolicismo, pa-
enmplimiento de ~U>S obligaciones. ra poder contra-er el matrimonio ~a~tólico 1 procedimiento qu~
Pero lo más grave qn.e envolvía >el pt'ecepto constituciona1l fné puesto en práctica muchas v.e.ces, pe.ro qu-e dtebía repug-
era la exd-ns·ió1t del ej'eteicio piíbUco de cnalquier.a otra reli- nar a los individuo.-: de temple superior, por deproesiv1o y por in-
gióll. E-~ta ex.clusión r-e.pugnaba al e.-;pí.r~tn mor1~rno, .Y forma- moral. ·
ha eontra~te .vio.lento .-con el -crit.er.io Hbéra-l qtle lns.piraba a to- Más tard.e fi-e ]l,,g·ó to·davía •a dictar la ley de 27 de .Julio de
do -el r.est·o de la Co.n.stih!Ción. Era a<lnn~R perjudicial H los 186.5 (1), que a título de interpret"'. el art. 5.' de la Cons"
bif'ú {'ntl'lld.idos intereses económicoB, raciale.:; y cultm:~H·Ies d-el t.itución, lo a-brogó en su segunda parte, p<e.rmitiendo a los di-
JlaÍ::;, JJOl' cuant0-·<entrababa en forma iudirec.t~a· pero ef-ectiva la sid-entes el ej·el'·Cicio de sn culto en edificios ele su pro.piedad
illeotpo:ración dPfin_itiv-a a nue::~tra col{Lctividad de elementof_; priva-da y el establecimiento de escuelas para educa.r a su~ hi-
etu:-op_eos o. nortt~a.mericano~_··cuya asimil-ación convenía esiimu- l.• j~os .en 1m3 do·ctrinas d~ sus reH.giolli€s.
Ltt' .·.en la .ép1o-cn en qn~ la Collstitución fu-é dictad-a y conviene Al amparo de l.a ley de 1H65, quedó e,t,bkcida de hecho
t-odaVía. Blla. era tanto más -o-diosa si se ·COnsich~r·a que en las en Ghi1e la libertad de cultos, que el bu-en sentido p·o•pular
dé-cadas siguienrt.f'H a 183.8, no· era dable esp.e·rar h Llegada al había r-ecla"mado y _que supo rrespetar, salvo contados casos d-e
paj¡:> a-e gt•and·eL'\ In.'lSas de judíos o de mmmlmanes, separad-os a.g-resi.ones ele- fanát.i.c·os contra las capilLas disident-e~-;. P.er-o tan
pm·. Ya.Ua~ --in,'-ialvables de la mentáJiclad cris.tiaria, sino .única- he-rmosa ·conquista ~e la civi1iza:ci6n se había realizado s61o me-
HH"'ntt' de· P'e-queño-s grupos de prote;-;;tant-ft':i qu-e militaban -co- ti iante la violación: de un principio ·C·onstitu-cional, anacróni-co
mo los ccllóli-cos- bajo 1oG brazos de la cruZ, pra-ctica.h>m la mo- ..- e injusto, pero snbsiste.nbe f'U el t.eXlto de nuestra C.art.a Fun-
rttl.tle lor.;;.·Bvang-e-lios y venei·aban a -Jesfu. cLamentaL
)i~ra ·sin \luchr profundamente injusto y cruel privar a lo.-; ,
E'x-tranj-e.J,-OR·. aúglicmJoB,-"lut-f'I'anoR; ·caldni&faá ó a,c1eptos de-cual~ (1) La Ley de 27 Lle .Julio de 1865, de:cia así:
«Por eTianto el Congreso Na-dona\ ilfl di-sCutido y aprobR.do el siguien·
¡¡tÜeNt' -Dtt~a clr- h11S nu.mero.-;c·ú> ;::;~~ct.t11'-i ¡rrote.stant<">'l, que apol'ltaban
te 'J?l'oyecto .de J.ey:
a mt-est1·ri incipi·a1t-f• República el c-oncurso el{~ su trabajo y d·e ARTfcur.ó PRIMERO. Se Ueclar.a q-ue por el artículo 5.9 fle la Consti-
r.;tt- -cultura sup{'.rior_. {1(' la- ·racn·ltad de pea·cticar p'úblicamentt) tlH:i6n se permite a los que no profesan la 1'eligi.611 >t'.ató.licn 1 apostólica
-Pl· ·culto d·e Ja: I~ivinklflrl en h1 forma qn.e ]es indicarn :m con- ¡·omuna 1 ~1 ruHo que practiqu-en d-('ntro d-el recinto de t'rlifkios de pro"
('i,pn·ci<.lj t<m J'·Pfil)etabl{' como ln n-uestra. Tan inicua sitn.n:ción piedad .part-icu•lar.
Awl'. 2.~ Es pen11itido a los disident·es fundar y sostener escuelas pri-
no S6lo af-t?-etaba ul s-entimiento r-e-ligioso d{• lo8 -extr:anj-eros 1w
nH1as par•a la em;oñ-an:r.a. de sus propios hijos en las -doeb-inas de- sus
tatólicos, sino qne llegnba 11 poner t.rabas a ]a organizaciÓ-n le- religion-es,
!Út-ima a-e· sus. Iwgart~'-; doentr-·0 de nuestro país; •C·Om::id-eraeión Y por cuanto, oLdo el Consejo de Estado, lo he rtprobado y sanciona·
qu(' tocó .cJ.,c.el'flzón d.e nne.'ítros legislador-es y los -movió a dicbar do; por tanto, promúlgues.e y l·lé.ves-e a ef-ecto como ley de la Rl':llpúbli·
Lr nFiu1-1Jt:a JPY --d-E> .n;~:atrimonio civil, el 6' ~le Septiembre de 184-±_. · ca.-JosÉ JoAQUÍN PÉREZ.-Federico Ená:mriz».
-40- -41-

Pot' otra 'parte, si el -exclusivismo n~ligio:'>o cr{'<tba o.b:-;.tácuiDR lidaLl no hiz.o otra ·COsa que s-e-rvirse d-e e-lla para la consecusi6n
<1 la incorporáción cl•e elementos e:xt.ranjeros tll pni.o..;, tHmbién de Sllf:i l•xito~':\ 1 .:~prov-c-chando al principio las influ-~·ncias Cspi-
p.f'l·tnrbaba .PllO·rmement.e l;~ tranqniliclacl rl<: lo-s nctcitma·le.s ritual-es ele los curas, como nwclios de propaganda electoral 1 y
nüsmo.s. Aunqu{' eu Chile dominaba sin r:ontn1pes·o d ¡;.atDii- llegando ha;-;ta disponer con eln'li-smo fin ele los dinero-s de-las
ei(.;mo a la época de la -emancipa-ción uaeioml-1, el def;arrollo rk <1iferenteB Diócesis.
l<'t i1n~traci6n, <llmque lento y redurülo, fuli lll'Odnci·~'Hclo Por el honor del país se hada ele todo punto· nec.esario in-
tl~RpnPR una cr{>ciente .Plllallci¡Ja('ión clR lo;;; <·~pírituR. y los dP- corporar a ,la Constitn·Gión un texto expreso que estableciera Ja
1\lento.s más culto.i ele la so·ci-r-dad d-ej1a·b<1·n d·f' proff'SHl' lal..; tloe· liberta.cl de- -en-1tos 1 y por su tr1ilnqnilidacl 1 e-ra preciso disolv-er
1l'inas -católicns, no para inco.rpol·ar.-;e a lai'i •-YP·cttu;; di;-;i . !ent.e..-, el vínculo que ·unía al Esta.d·o con la I•glesia Católica. La ti-
JWl'O sí para formflr la gr-an falange llt>·· ]0:-> liln·.¡~-p.eH;~::l.do~·~';'-;. hertac1 df' cultos era anhelada por todos los espíritus liberales,
K.;t.os r€'km-ento.:.; cacb dí<l. má~ nnmero~0!'\ 1 y ca:':ii ~Í·r.>mpr•e ~-l'kc­ que forman la inme-nsa may-oría de la Na-ción, no en obsequio
to'~~ se í·eían pe·l'S·eguiclos ·en el mome'lüo de rontnwr matl'lmo- de ellos mismo~, puesto que casi todos ellos viven a-l margen
nio, y· hast-a df~..;pnés d-e mn:ertos, ·por la intolerancia católict~ ele ·Cre<:incias y d-e prácticas religiosas~ en una situa-món de com-
lttW tP.HÍa .e-l monopoliO cl·e los -matrim.oui0!-5, c1{ l regis!To eiYi!
3
pleta neutralidad confesional; pero sí en obse-quio ele io·s J.isi-
y d-e Jos cemrf:'niRrios. A tan odiosa· sitnRción, que tlió ln.gar dente8, extranjeros unos y na.cionales otr-os-que ¡¿¡h:ora los hay
¡¡ aconteci·mientoG memnrabl-es en l-a Yid:l ~-o•cial ele Ohile, qnit->u - y más aún, por el pr-estigio de la República qn.e en a"ita ma-
pÜnei'lr término e-l leg-islador di·c.tando -en 18-84 las 1-Py€...: tk R-t>- teria se pr.esentaba sumamente- atrasada en la SO·ci-eda(1 clf! los
~Ól'itro Ci;;il,.l\i!a.trimonio Civil y Cemente·rios GO'mlln{>..<;. pneblo~ cultos. En cuanto a la sepa.ractón drel J-i.:.sta.do y d-e la
Dt>::;.gi:a.cia.clamen-t!f, p-or la -omisión 1en la oogun.da dP n-wiS le- Iglesia~ ella era anhelada por los mismof'í espí.ritn.<:; progresísbHl
.\'<\i, ele una disposición que existe en muchos otros paÚ:i;f'~, n Yit·- y mí.n por muchos católic.os qne anhelaban Yer c·o·nsagracla en
1tul de la ··cna·l los ministr-os ele las .religiones no pueden pl·oce- 1a r-onstitnción la in ele pendencia ele su Igle-sia .
dt'l.' a la C·e.Lebraci6n de los ma•t.rimmüo.s r~eligi-os-os rún·o cle ..;;pu{•,:; r)as rdonmas esta.ban ya consagradas por los hechos en la
de- la ·Cek~bración del 111;atrimonio civil, s-e ha producid·O -en Ct'n- c.:oneie-ncia públíca: nadie se ¡weocnpaba de av-eriguar si Jos
t·en·Hr<.~s ele oca:si.one.s la de~gracia de. muc·hos hogar-E'S 1 porqu-e in- disid-entes e,jercían sus enlto11 en casas particulit.res, y ésto im~·
di\'idnos de mala f-e han burlado la credulidad ele mnjeres ho- porta.ba lR verdadera libPrtfwl d-e cultos, que el texto de la
n-e¡>¡t'!ll:l, mediante la cele,bración d-el acto religioso, pr-escindit•n- ConRtitución no aut-o-rizaba. Y tén.ga·se pr-es'f-nte qne a las ca~
do (].p-spuéB d.el matrimonio· civil. El legislador ha ;c;ido r•~r1eio. pillas pr.ot.es.tant-es del principio, se habían agreg~ado otras nue~
para ·subsal}.ar este mal, y la Igl•esia Católica se ha ~chad.o so- vas, y -toda;;ía las de otra rama del Cristianismo, la Iglesia ür.-
bre los homhrns la responsabilidad moral d.e una \·ercladl'J'.:-1 toc.loja, y bs sinr1gog8.s de los_ judíos, extraños a kH) cr-eencia~=;
eomplicic1ad con los malvados 1 autorizando los mat-l'imonic);'-) cristianaR. 'roda esto lo a-ce¡ptaba ampliamente la Cünciencia chi-
religi-osos sin exigir pr-eYia ·constancia del· matriunonio t~~Yil. ]{'lU\1 -en ténnh1os tales CJ.ne· los más' fervorosos cató.lic.os no se
Las r-e1a.cion.rR ele unió-n -entre {'l Estado y la Igl-esia Cató!ice1 ntrevían a prot.-~star, a pesar d-e tener a su favor el rigor exclu~
s-e desarrollaron pacíficament-e mientras la Iglesia se limitó a :--úyista d-el t-exto con.":>titucional y el texto ambiguo ele la lf'y
P.i-rr.cifar actividade::> meram.ent•e relig-iosas y r-econ-oció cl·e btwn d-e' 1865. P-or otra parte~ la unión de la Igle>':lia Católica con el
grado }.a pr{'<eminf'ncia de la Sobel'aníá Nacional c1entro de Es-tac1o 1 se ha-bla convertido en ·un mito, pues la Tgh:sia se ma~
nuestro ten~itorio; prr-o fnCl'Oll haciéndoSJe· cada día más dif.í- nejaba con la más absoluta independencia, en una adltu.l
l~iles1 a m-<'"chrla qu.e }¡\ Igl-es;ia se fné convirtiendo en imül'n- ele co111stante rebeldía- o d-e ine·.=:üable tregua -con el Estado, co-
mento ele acción polítit~a .nl .servicio t1-e un partido que se ha sin~ mo si no existiera el régimen el-el Pat1'onato 1 ~- limitándos€ ti3ll
g·ntarizá.do pm; su l'{'s-istencia a la -evolnción progresista ck nues- sólo a exigir los subsidios fisealf'B e int•er\rención en la enseñan~
tro.;.; ti-Nnpos en muchos paíse-s d~l mundo. Ese partido asumit1 za d€1 Esta<] o.
la drfensa d-e la Iglesia 1 a la cual nadie atacaba¡ pero en rea- En es~ricta l'azÓn 1 la _supresión dd art. 4.Q (5.Q') C1e la CotJiv
--- 42 -43 ·--·>

1Íi \l('ÍI~li dd1i:'i !·erdír.ar~~· l}O·f' lo [¡_J'.l:iifol': llwdío siglo afriÍ:-; 1 y ~·: cada .pu-eblo tení<~ su roligión peculiar, tan propia eNHO d idío-
no S€ hizo f.né mel'eed a l-a eonstR.nt.¡• l'eslste¡w.i~• d-el partido ma, las costnmbres ~' los cl-emás rasgos quf- los cat·a-ct.e.rizaban,
político- qnr., r.;o_ c-apa de amparar a la rf'·ligión Cflt&lir,a, había distinguiéndolob' <1 unos de otl'OB -e-n término~"> de ha-cerlos in-
l~olocndo a la Iglesia bajo lat<; b~nd·Ha:; ck• ;:;u~i int.e'l'-eMt"S rea.ccio~ con~undihJ.r.¡;.;. En e'lO.S tiem·pos, 1-n ig-norancia e.omún haeí:a
nario::::. No s~ tratab<-1 cl.c cr-eyentes qu-e se apr-etar-an bnjo lo~ que toc1oo los individuos de nna Na·ción tuvieran una sola
amorosos hraz.os de la cru~, sino de c.amp.e.anes politi0os qne cr.e~neia religiosa, y los sac-erdote.::; eran fnnciDl~ariof-: públieoo,
n.sa1ban la cn12; como empuñaduras ele sus espa-das. stlhordinadofi al Go-bierno, como !ot> sülclallos, los jne·ces o los
La existencia de un pa.rtido que aprovechaba las fuerzas cnestores d-e la.s ~ont.l'ibuc-lones.
{':-l'pidtna-les y materi&les de la Iglesia, y hasta el dinero d>€!· sus Desput>s ll-e-g·ó a pr-evalec-er en lloma un sistema religi-os;,l
<lreas, en las luchaR electorales, clió 'a nuestras contiendas po- rJist.int·o d.f': todos los_ conocidos Juast.a entonc-es, e·l Gristianismo,
líticas cierto aspecto sectario que exacerbaba lat> pasioues y qu·e ."Ye c·onsiclerabn clepo..--;itario d·e- la v.erdncl ·a.b-.;ol=nt-a y aspi-
rlhonda.ba hasta lo más profmndo las diYüúones ele la familia raba al predominio .P.spiritua1 d-el l'vhmd-o; p-ers-eguido al pri-rt-
r:.hilofnH. D:es-pnés ele 1891, cuando el pueblo ;:;e &en tía todavía eipio, ll-egó a triun:l:'!ar después ele una larga y cruenta luc-ha,
ilusionado por -el tt·iunfo de la l'€VOlucióu y orgulloso con la O(\UiJÓ el trono ünp-e~ial y Sl2 condrtió -a. sn vez en pers-eguidor
desaparición de la intervención ele Intend-entes, Gobe-rnadores por la doble razón d-e ser triunfador y de c-onsicl{'•l'fll'Se due..
y Juec-es en las luchas el-ed·orates, pr•o,funclft fné la amarg·nra lío úni.co lle la verdad. I.~a Iglesia Cristiana se all-pg-Ó a lag p-o-
lJUe t•mbargó a los buenos patriotas al ·Contemplar que se man- testa-d{'s políticas ·y así perman-eció toda La. Edad Me(iia, sir-
tenia y que cobraba inut:~itado~ bríos la interv-ención ele lofl ,·i·endo a unas y haciéndose servir por otrat-i, hasta ll-egar a pro-
e uras párrocos, que también eran funcionarios públicos. ti twir la 1micladi"eligiosa ele la ma.yor parte ele Europa.
La idea de reformar la Con>':it-itución, ~u.primiendo el -Rl'tícu- P{·ro no tardó en fl"'l·C·ciollar;:..:-e, como le sncecl·e a tocl·o partido
lo 5." (después 45'), fné pr·o·puesta po.r prime-ra Vt•z en 1865, trinnfanh:' que clnmina un imperio demasiado vasto, ley socio-
p~ro la GáJinara d.e DLpntados d-esechó la prD'posi·ción de d·e- 1ógica qn\~ la historia d{'m U{'Stra hasta la saci-edad. Primero el
cial'ar r-eforma~le la Gonstitución en eSJa mate-ria, y sólo se t~is-nw cltt> "B""~oei·o; (~n el siglo VIII, forrnó nna Igl-esia ,Cristiana
llegó a la ap.roba·ción de la ley interpretativa tie 27 d.¡-_~ J tl- ori~nU¡l, qn-e- ·comenzó por dmnina•r la P.enínsula Balcánica, y
lio doe ese ~ño. En 18'74, f\f.- renovó la propDL~ición ·el{~ r.e-formn, termin6 por imperfl.l' t.>n todo ·r.l oriente de Europa y norte del
<'u términos análogos a ljot:> lllle sólo han venido a p.r-0va\.ecer Asia_; después \1-1 R("fonna · inicia.cla por Lutero en -el sig·h
m-edio s]glo después, en la r.f'lf.onna qne e&tamO•'l .p-studúmclo. XVI, dió lngar a la f.onna·ción ele nuevar:: sectas cri:stifmas qu·•:
Durante la pr·e.sid.enci-a cle don Domingo Snnta ~ÜH'Í,:l, y a im- tlnmilwron toclo el nor·t-e U..e Europa. Ya no fué posible ha:blal'
pulso de este ilustre mandatario, oe·l Congreso aprobó (1884) d-e crk--;tianos, sin añadir algún califi-cativo que indicara qu[\
la supresión d-el artículo 5.Q ( 4.Q) y de tod-o-s los demás rda- clal'e ele-cristianos se quería mencionar. Los crist-ia·n·os que eon.-
cionados con él; pero el Congreso siguient-e dt'jó tras~nJ.'.l'Ü' to- tinuar•on obr-di-ent-e-.s al Papa ele Rorna, dieron ~'ll' agregarse fl
do su período sút siqniern cn·nsül.enw la r&ti-ficaci-ón de la l'<'· c!'t1ificativo ele R.omanos, para distinguirs-e de lar:; Ortodoj-os t,l
fornua. 0rÍ1'Hta1-e.s, y ele los Reformistns o Protestantes. Católicos ro-
f-iJstoR antecedente;) de histoóa na,cional imponían la conv-e- m~nos y proti'.;;;tantes ·,.,e· extendieron •en seguida por el sur y
niencia d-e separar -en absoluto al Esta·do ele- la Igl-esia Cat61i- el JHH'te d-e-l Goutinent.e Americano, y hnn lleg-ado a &ellÜL'
ea. Pero hay también consideraciones de orden filosófi.co, ge- -el pie por m-f'dio ele- las nü.•:;iones, ~-n los países pa.ganos o feti-
nerales a tod-os los pu-eblos, que clete.rminahan la adopción d.e quistas del Asia¡ del Afri.ca y ele ln Oc-eanía.
e~ temperamento. En E·nr·opn y -en América :::;,e ha producido cl-eBpués un un-e-
El s-istema de unión -entre el Esta.d.o .. . - una Re-ligión detenui- YO fenómeno en el ordt•n religioso. Un· núme.ro ca-da día ma-
nada na.ció en la antigü•e-da-cl, cuando la religión era_ nn fe- ~'Or de ina'ivi(lnos di' las comunicla.des cristianas, se han ido
nómeno de caráJeter enteramente nacional) _de tal m.ane·I'a que apartando ele las l't'fi.p-ectiras Iglesia~:>, -para p·e-r-man-e-ce-l......_alej'ado8
-44- ·- 45-

de toda confesión religiosa. Recientemente, se comÍe"IIza a 110~ y no pue-de dej.-ar de se-rlo, y la otra que es y no puede dejar
tar, en menor -escala, el mismo fenómeno en los países en que de ser intol·erante. Los libr-e-pensadores exigen resp-et-o para í-:i·u.-.;
han prec}ominadn las r.eligiones orienba1les : el islamism·o, el brn- eondencias, mientras las religiones exigen sumisión ele todH!-i
mismo, .el budismo, etc. En uno :r otro caso_, la causn es la mls- la8 conciencias a sus principios, En estos t-érminos está tnJ-
ma.: la extensión de los conocümientos científicos de todo orden bada una verdadera y constante lucha entre la re-ligión y la
(lll€. ·..iene a echar por tierra a todos los sistemas religiosos cons- ci~!"::CÍ·a· en t-o-dos Jos países civilizados.
truídos muchos siglos atrás, cuand-o el alcancte de los conoci- Ha.y pues, en la actualidad, dos clase.') (.1-e individuos que re-
mientos humanos era muy limitado. El efecto se ha notado cla-man la neutralidad ·del Estado en materia re1io-iosa1 e·n {'!t-
primero en los país-es eristianos, porque son los más civitiza- ela paíf:l del :Yiunc1o ci•vilizaclo: los -cliside-nte.c;, es d~-cir, los qur.
¡lOi:i, y sólo se ha h-echo sentir mucho má:'l tRrcle en lo~ países pertenec~m a religionps o secta::5 que están en minorí,a y lo~ li~
oJ·ie-nt,ales 1 a 00nsecuencia de que una parte Ue su j-uventud t:>e hl'e-pensnclores en}' o númel'·O es yel muy c·onsider-able -Y en ya cn-
ha ec1ncado en Euroga o en los Estados Unidos, adquiriendo así: liclad es incontr-ast-ablemente supe·rior. Del otr·O la-do, se <'n-
una cultura científica. euentran los miem'bros de· la r-eligi-ón o _s.ec.ta que tiene má;;
Lm; individuos que no tienen religión -al.gnna son conoci- acle·pto.s -en el país· respectivo. El pl'obl.mna se presenta en to-
do," con el calificativo ele Libre-pensador-es) el cual q.1~iere de- das parter:; porque la uniclacl ele ideas religiosas que caracteri-
eit· qlw~ no {'Rtando aliRtnclos bajo las bam1fras de ¡Únguna. l'e· 7.aba a los pue-blos antiguos, h.a desapar-ecido en absoluto de- lo~
ligión o secta que subordine sns espíritus y conciencias al pie vue·b10s ·civilizados mo-dernos, cada uno d-e los cuales es ho3~ rlín
fol'zaclo de un siste-ma clebe-rminado ele afirmacioneR absolutas, nn mosaico en que se presentan mezclados todos los matico~.:':-~ (le
.:;e encuentran en <:-1 goce pleno lle su liberta-d pnra bus-car la toclas l.as creencias .
,-erdad donde ;'>{' ln indiqu{'n sns conocimi-e-ntos g.niados P-or su lJa Constitución ele los Estad-os Unidos, dictada en 17-87 por
conciencia. Los libre pensacl.orf:; forman hoy e·n todos lo~ paí- homb1·es d-e gran pr-eparación y ele mucho espíritu reHgio:-;n,
~'>~'~, d nú-cleo intelectual má."'i poderoso, puffl entre ellos están l'<'Aolviú el proble-ma con e-l 1m-e-n s-entido propio ele la raza an·
lo." bi-ól-ogos, los físieos, los qtümicos, los :;ociólo.gos, los jnris- glo-saj-ona. Allí se reconoci-ó qne el Estado, como persona f,j,~.
tnH, etc., .C·Oll sólo contadas ex-c-e-pciones, y YÍYen en un e;:.;ta{lo t.icia, fo_rmada pa.r.a la satisfacción -de ne-cesidades políti-ca.~, no
el~ neutrali-dad con relacjón n lo~ credos religiosol':i~ r-esp.etáudo- podía te-ner religión: no podía ten-er un sistema ele cree-ncin:;
~Oij a todos por igual, pe1·o anhelosos de s-er respetad-os a su vez propias d-e la concie-n-cia individual ele las personas natnrode;:.;.
pÜt· tocl-os ellos. Gon este motiv·o -s-e est·a·b1eció eL Estad-o Arreli.o·ioso es cl-ecir
Como lo.s libr.e-pe:n;sador-es arr-ancan SU:'-1 condcci·on<':-> Llc la sin religión, desligado de toda vinculación con ~1 si.~tema. 1'-t'-li~
ei-encia, son naturalment-e inclinados a la t-o1l-e.r·ancia. Saben gioso determinado. Se reconoció además que, formando p~l'tl-'
clemmúado bien que sólo las cien-cia!i matemáticas han llegado a de la colectividad nacional individuos d-e distintas 1·-eligiones,
1H demostra-ción de --verdacles absolut::1s y q.ne lr1~ demá.~ ri{'n- r-omo los católicos del Maryland y los protestantes de )as de-
eia;..; :-;Ó\o km lh'-g·:ldo <1 {';:;;tnhl·<'C{'l' nnlfldes ¡·{'\ativaR. y níln más ·colonias -emancipadas, c-omo ta-mbién numerosos 1i·bt·e-peu-
provi,;.;oria~, flllSC{'phbles tle morlitictH~ionN> qm' Re lkg:a·n a fí>!' 8a.c1ores r-epartidos por todo el territorio, no era justo re.cono-
mular aíío trn.~ aíío, p<tra s-er luego modif1icadas <i \·il'lnd d<~ cer el predominio de ninguna ·creencia religiosa, y con este mo-
{'~tudi'OS mfu;; lllH.'YOK y más c-ompletos. La:-> l'eligionc~ ·"''t~ cn- tivo se -e-sta:bleció la libertad de cultos. El sistema r-esultÓ bue-
l:uentnm en una situa¡;i{Ju c1iametraln1Pnk o-pnesta :· ellaR Sl' no para aquella época, en qu-e sólo h-abía cristianos en la na-
Cl'<'·l'll (1{'\)0sita.rias de VNclad-<>s ah-;olntfl:-;, ll\\{~ no pued-en V<l- cient-e república, y se ha hecho mejor después, c.uando se han
l'i<lt'. de modo cpte contemplan lo.'-i anlnc-es ele la ci-e-ncia, y la incorporado o.tr·OS el.ementos cristianos, los mtod-ojos ve-nidos
inclepf'mkncin de los Ji,br{'-j)-Pth-;(ldnr-r;-;, eomo Y•e1·clade>ro..s ttbt- de Rusia y de los Balcanes, y, fuera de éstos, otros: €1-em-en-
IL\.L-t!;,; (·ontra -e-ll.:J.i). Por con:...ig-ni{'l1t-t>, s{: {•ncnentran fr{'nte a tos no cristianos, c-omo los judíos venid-os también del oriente
fl'ent-e do!-> corriente::; contrapu-estas: la u.na que e.-:> tolerant-e de Europa, los m~1S11ln1anes de Turquía y }.os pa.g.anof:;! de. la.

1
1
46 47-

China y d-el Japón. Hoy clía con-viven en los -Esta·dos Unidos r-eHgl•osa no e'3 de aquellas que entran en el espírit11 hUJ:nnno
individno.-; d(' todas las eeligiones cristianas y ·no cristianas, .e por el con-ocimient-o~ sino por la vía del sentimiento, que ~r
im1iYidtHJ:'> :-;in religión alguna, a condic·ió.n d-e respetar las l'orma en el hognr y no en la eo)cu-ela. lja .Tglr:.:;in no tiene-'der{'·
leyes y 1<1-'i lnu~na..c:; co.itmnbr.es ¡ todos concurre u con su labor al cho ni l'azón para exigir que la ens.eñ.a.n~a -Iiseal se aband-er1-
pod-eJlto::;o cl.esanollo ele alplella R-€públi-c.n t[tH', {;n un sig!11 ee., se. convierta en instrnm{•nto s-ectario, en~Señ•sndo los prin-
y medio d.f'· Yida ind{'lXmdiR·nt{', ha llega-do a c-olocar.c:;e a- la ca~ cipios clo-ctrina1es el<' una religión det•!''l'minada) porque ésto
b-e-za del lllüí'Üni-~nto político, -ecouómico y culturHl del mundo. importa -una v·e.·rt1a.cl·cra vi-olación ele la· neutralidad religio;:;a
Ohile, como ]ol) clemás paí&e:-; lle la América l'J.<..;pañ:ola, tuYo t'."ltahlecicla por la Constitnción:
r1m··ante el régimen {~olonial la 11niclad religiosa catt1lica; per-o Se pr.et:ende justificar la prolongación ele la enseíianza reli-
después de la enumcipa-ción, tuv-o n.etesariamente que perd-er-. gioMl en los establ-e-cimientos dPl ERtado, c-on nn argumentO de
la, p-o:rc¡ue el d-esarrollo ele Ía instrucción ci-entífica produjo naráeter moral, que -es el má1s iujustifi-cado de todos. nunqne
entre los notivos el incremento de loH 1ibt-e-pen::sadores, y ln logra seducir a muchos espíritus poco oll':l'·ernldoreS. Se dic·P
entrada de nnnierOOQS extranj>et'O.'> l.R ngn:gaciún ele cr-eencias que la ens·eñ-anza· religiosa ti·encle a manten.e1· y clesarrolla~ ln
religiosas no c;nnocidas :ant-es sino tle oídas. E~ t-os factores si- moral, tmi necesaria para la vida de los puf'blos. El arg·nmt'fl-
gu-en o.brantlo y &eguirán produciendo sus efe.ctos·, sin que fuer- to -M del todo especioso. I1a en~3-eñanza r-eligiosa no proÜn<'{~
za algnua sea capaz de cletenerlo;.;. La unidad religior.:;á está el 1"€1Sli.ltaclo de cons-ervar la moral, ni siqu.ie-ra -el ele COlh')erva.r
pe-rdida. par:a si€'mpN:'¡ y aún .el predominio d.e la H;eligión Cató- la religión misma. IndividuoB ele bu-enas CO:'Jtmnhres exi.-;ten
ti ea en la mayol'ia de los habitantes &e hace cada día mátl du- ¡le¡Ür:o y fuera rJ.e la r-eligión católica o d-P enalqui-er.a otra:
doso, pues mientras se multiplican las congregaciones, s·e cont=l- pcrrqn.e han sido -e.dncadoo con pr-ec{'pto;-; mo·ra1es .en el hogar
truyen- templos monumentales y se verifican solemnic1ade3 d-e -en qne se cria-r-on y en el ambiente en que \;i-d·eron; por la ü-1-
inusitado -esplendor y costo) la fe desaparece de la candencia versa.: hay individu-os inmorRle!'; dentro y fuera de la relig'ión.
popular en una proporción ·ma-yor, y -la clase-· -nlta f]_U-e- die-r ~)orq11-e su educación moral fné descuidada o porque iT!_-e·rm!
pr-ofesar la religión se condu-ce en la vida eomo si no la pr:O- rt:fraet.arios .a ella.
f.esara. H.eJ.igión y moral son órc1en·es distintos dt' la /:lctividad hn-
La.-; roi1sideracion.et3 de carácter políti.c.o nacional que expn- mana, que r-es-pomlen a ne·e·esid.ades compl-etam-ent€ él,iversa;-;.
Kimo~ sl principio, y las de carácter s-odol6gie.o eX'haíd:as de La religión responde a las r2laciones rlel hombr-e con Dio~,
la Historia el-el Jlnndo,. que agregamos d-espu.és, son las prin- ta1 como a-quél las conciba¡ y la moral~ a la convivencia ele lo·-;
cipallf'f> qu>C <Wons-e-jaron adoptar en la reforma ck 192:·5 la 8€_~­ hombres en sociedad~ tal como ln conciba el may·or númel\J
paración e-ntre el Estado y la lgl-esiH Cat.ólica. Separa.ción ~d-e indiviclnos en una nación y en una época d·etel'minadfl.
<"ll este caso no significa ('ne.tu-istad, sino consagración d.e cada Amarra.1· las clo.c:. ideas, i!n térmh10~ c1e que 'La moral depencln
"'nticlacl 'a r.eaJ-iz¡n· sus f;inel'i propios dentro de su órbita de (le la r-0li.gión. co-mo la collil.ecuencia d-e.pende de sn~ ant-Nt'··
acción, sin mez.c.]arse la nna -en los act-o13 ele l:1 otra. La vida doe dentes~ es hacer a una s,óci-edad mod-erna el p-eor de lo=:; daílo!:i ..
::lepamción -s.l~ elche afrontar con lealtad; p.e1·o. dot.'sgraciadamell- Pudo 6\f!I' llll bien rnient.raiS la r-el·i·gión impm·aba en todas ]a:')
te, La· IgleSia 110 se rt>signa a abandonar laR poi';icion-t.•::; (iUe tenía concienci1a!S) y el incliviclno se selltía -estimulado a conducir.':)~~
ocupa:das antes c-on título 1-l'.gal y g_ue pretende confiervar aho- hien en esta vicla~ por e:l temor a los castig1os y el anhe-lo al
ra si11 título alg:nno~ en la en.~eñanza d-el Estado. La- Igl-esia galardón de una vida eternR poste-ri·m· ; p-ero ahora, ,cnamlo ha
tiene cent-en~lr.Ps de templos en que predica sus do<!trinas, y dtJsapar{'cido la Ct·e-encÜl. en tos castigos y pr-emios futuros, d·al'
además todo nn servicio de insrtruccióu nnive1'Bitaria, semmda- ese fundantento a la moral, {-\C,[uiva1<' a edif.ic.ar casHUos en ~~
ria) primaria, comercial, agrí.colH, etc.~ .en el cual se da. prefe- air-e.
renda a la eniS-eñauza religiosa, al amparo de la libertad d~ en- La r·elig'ión se tnnd.a principa1mentf' en mi,:;tl't'ios y eu dog-
s-eñanza que la C-onstitución garantiza. Por otra parte, la ide;t mas, que es imposible cl<"mostrar en términc¡~ que satisfagan
·-48-
-49-
a .la inm-ensa mayoría ck lo.s c1ue estudian 11ara a-prender i
por {_>f~o clín a clía .se &epnnm ele ella mnchísimos inclividuo;:; ele cultura incipiente: que es para -ellos lo que es la infancia
qn·e algo han aprendido 1 aún -en los e.<:.;tablrecinüentos de máR par.a el individuo. Por eso el clesan·.ollo de la ci·vilizoación en
empeñosa ¡nopaganda religiosa. La religión clecr-e.ce vi..;;ible e Europa y América ha venido a desvirtuar la influencia moral
in€·vitahl{'mente, y si se liga con ella la moe;:Ü 1 cle·creoorá éstn d-e las tr-es grand-e-s ramas del Cristianism-o-, que es sin duda.
tmnbi~11, como tiene qne naufragar el que se {'mbarc·a en una el má~ ava•nzado ele los sistemas religiosos; t&mbien ha p-erdi-
nave a.gujere.a·da. No es, por c'onsiguiente_, ele bnrna políti.~n_, H:- do en gr-an pa1·t€ su in:ffiuencia -en la moral, la religión mosaica,
gar ln moral, que es indispensa.ble en la .viüa th~ lof.l pueblo;;_, cuyos fiele-s están re.partido.s en las nSJciones más civiliza-da~.
a \¡¡¡.¡ int:ititnciones religiosas qn-e con paso s·eguro y visibl-e van En cambio, c.onservan mayor influencia moral, hasta el extre-
lltal'·chando hacia la de.caclencia. Cuand-o el naufragio está ¡.1 mo d-e l'~l.ane-jar la vida ele los pueblos en que dominan, el
ln vi:::dt1 1 hay qtue abanclonal' la nave pa•ra .'wlvar la vida. Islamismo, el Bramif,•mo, -el Budismo y la religión de Confu.
Lo qne ~ quiere en re·alidacl es tener d auxilio ele la t!llS{'; cio, que profesan naciones s-e-mi--civiUzadas co-mo la P-ersia
_ í"bHIZa plrblica para prolongar la má.st.encia d-e una r·e1i-gión, y el Afganistán, l,a rrur-quía Asiática, el Egip~o, la Arabia, Ma~
tcnnhit~ll se incurre con ello -en un error. Se pnec1e e-nsMII/r n·uecos, la India, la Inclo:Ohina,. la China y la Corea.
Ull.'l r-elig·ión, {'S clre·cir, el -conjunto de doctrinas, ele prec.e-pto.'>.
~- th~ prá.ctic.af..i que 1a cons•tit•uyen; se puede lle.~a:r hasta 1.'111- •
po·nerl-a. por la coh-ert:ión; p.ero hay imposihiliL1aü fí::;i-ca (k in-
eorpol·at·la forz.ac1ament.e al esplrüu hnmáno. La cre=encia -es 1.111 Oomo conse-cu-encia lógica de la .s~para.ción del Esta.c.lo y de
f{•JI{nnt'no del fu-er-o interno, qne -escapa a ln per{~.e.pción y a la la Igl-esia, que importaba la supí·-esiórn del art. 4.Q (5.9) de loa
S<lnciún d-e l·os c1-emás. Pu-ede nn ho-mbre conooe1· a Ionclo 1<l.'> Cons-titución anterior, quedaron vi·rtualmente suprimidas
doctrinas ele una religión, y no cree1· en ellas; conocer sns pre-- otras disposiciones de la mis:rria que c-ontenían las atribnoio-
cepto-~ )-' no c-nrnplitlos; aún más, puede a-pcwer'dw· qn-1.' cr•e•e,- ~-­ nes Te'lativas al Patronat9 nacional sobr-e la Ig-lesia Católica
no m·e-er <'11 realidad, y c-umplir en la forma fa-ltando <?-U el fon- en el país. Fueron -ellas las que vamos a mencionar por su or-
tlo. l.n1 g-e-r1t-e que se ha inclep-eudiza.clo dte· la r-eligión, no lo ha den lóg·ie<o, que -es inv-erso a.l numérico: los núme-ros 3.Q y 4."
hecho porqu-e n-o la c·onoz.cn, sino pr-ecis-ament-e porw1e la eo- del art. 95 (104); loo núm<-ro;; S.', 13 y 14 del art. n
noc~ . (82); Y el número 3. 0 del art. 30 (39); y también fuer·on de-
Con toüa serenidad c.1<" criteTio hay qt1e r-e.conocer C{lH' la rogadas las leyes relacionad=as con esos artí-culos.
r-eligión 110 -influye a.ctualment-e en los rumbo~ d-C' la nun·al La sepa.raci6n de la Ig•lesia d-el E~tado era ele tal man-era
púb1iea. P-ar¡¡ eomprohar1o ba~:;;taría reco-rda.t·: ·t'JÜJ'e mncboo anhelada por la opinión pública chilena, que bien pudo s-er
caso.<;, los -l·ancl~tbles esfuerzos qu~ la Iglesia ha realizado en -el re•alizacla contra la resistencia de la Igl-esia o ele los elementos
7\.iundo ent-ero para C{'-l'rar el paso a las danzas y 'trajes incle- políticos que en ella se a·poyam; p-ero -el P-res-idente Alessanclri
c·orosos, sin obten-er resultados u1e-diananwnte apr-eciahl,~s ni a quien 1-e- cm-r-espondió el señala~do honor de encauz-ar la re~
siquiera entre sus fieles. foTma const-itucional re-cla·ma.da por el pue-b-lo y por e-l movi-
No estará demás qne, al ponet· Lin a esta:.:-.; observacion{'~, di~ miento militar de 1924, quiso e:x:tremar el espíritu concilit~to­
gamos que c~1antas veces nos referimos a la relig-ión, en- rio, pr-ocedie-ndo -en la materia relig·ioea por medio de un acuer-
tencle-mos referirnos a todas las ramas cristianas; que no nos do con la Iglesia mis-ma, y llegó a. un ar-regl-o con el se·ñor Ar-
mueve ningún espíritu de se-cta, de mot1.o qne decimos ele la zobispo de Santiag-o y con el Nuncio Pontificio. El conn-n-
Iglesia Católica -en Chil-e, lo qu.e diríamos de l'a Anglicana en bium d-el Estado con la. Iglesia Cató-Hca no se diso-lvió- enton-
Inglaterra, ·o de la Luterana en Al-emania. Es_tamos en el fil·- ces por la via del rep~Ldio, sino a virtud de un divorcio fun-
me conven·cimi-etlto de que las religiones s6lo influyen en la d·ado en el mu-tuo cpnsen-tim~ento de los cÓ'Thyuges. La Suh~Oo­
:rnoral d-e· los puebl-os 1 mientr1as éstos permaue•cen en un estado misión ref.ormador•a de 19·25 aco-gió -0011 ·agrad-o y hasta con
ap-lauso el arr-eglo pactado entre el señ-or Alessandri y las au-
. Const. de 1925.-4.
torid.ades eclesiáS-ticas a trueque· de reali-zaT la separación ·en
nna f,brma satisfactoria para todos. Se He¡g-ó hasta el extre-
mo de ac{'lJtar el pracedfuniento de asig·nar a la IgLesia ·una
.mhv{'rWi·6n temporal para después de estar separada d-el Esta-
do, el cual '-envuelve una do-náción que no es dable justificar
d-entro de los principios de una sana adminiogtración de lüs fon-
dos p·úblicos, pero se invocó para justificarlo, un p·r(';Ced-ent.c
extranjero: se dijo que el Brasil, al separarse la Igl-esia del
Estado, había otorgado ·a la Iglesia una subvención extraordi-
naria po,r un año. Ghile, tan propenso a la exageració-n, extre-
mó la gener,osidad pr-o-longando hasta cinco años la duración CAPITULO 11 (Íll)
del beneficio gracioso otorg'la.do a la Igl-esia, y toda'Vía hubo
quien propusiera extenderlo a veinte años!
Nacionalidad y Ciudadanía

Este capítuliQ <Corresponde al III de la Gonstitución anterio,r


qúe llevaba este epígrafe: «D.e ~os chi~enos», lü que dejaba en-
tender .que sus disposiciones se referían únicamente a la N a~
cionalidad, a 1as condiciones nec-esarias para su adquisición y
pérdida, a sus efectos, etc. Entre tanto, la realidad .era otra,
pues es-e capítulo contenía tambi~én disposiciones relativas a
la CiudadO!J'!,ía, a las co-IJ!diciones para su adquis-ición, suspen-
si-ón o pér.dida, etc. Y lo más grave e-ra que en a.lgun~ de
esas disposic.iones parecían c.onful]ldi·rse los dos- co-nce·ptos de
na<eionalidad y ciudadanía, que son divers·os y no siempre van
aparej•ados.
La nacionalidad es un víncu~.o jurídieo ·que liga permanen-
tement~ -a una persona natural o jurí.dica eon .un Ee,ta:do deter-
minado. Esta in-stitución jurídica responide a conside·raciones
de ord-en interno y ~xterior de }os Esba•i1os, de modo que de-he
estar organiz.ada tanto en conf.ormidad a ·principios del Der-e-
cho Internacional como a los del Derecho Político Nacional de
cada Estado. Entre tanto,. la GÍ~¡,dad(!Jnía es el conj'Unto de con-
di·cio-nes que el Derecho P·olítico d-e un Estado establece para
que las personas naturales puedan .ejercitrur d-erechos políticos
dentro de él.
La nacionalidad habilita ·a las personas natuTal-es para ad-
quirir la ciudadanía cuand·o llegnen 13.1 cumplir. las demás con-
-52- 53-

diciones necesarias para -el caso; pero puede súceder que haya
nacionales que jamás llegtvm a adquirir la ciudadanía, por vo- Nacionalidad
lunta-d prüpia o por efectos de la l-ey, o C1u-e, habiéndola a.dqui-
rid-o, llegu-en a perderla transitoria o definitivamente rn con- ART. 5
\'ol'mid,ad a disposicion·es legales. En cuanto a las personas ju- J.'exto acttoal; T cxto antiguo:
ríd-icas, que son creaoiones fidicias de la ley, ellas ti:?·ncn na-
AR'l'. 5.-Son chilenos: AR'l'. 5,Y (6.9) Son chilenos;
cionalid-ad pa!ia muchos e.f.ectos jurídicos, p-ero nunca para ad-
1.9 Los nacido-s en el tel'l'ito- l.Y Los nacidos en el ten·ito·
qu·iriQ· el ·derecho político de ciudadanía. . rio de Chile, con exoepoi6n de rio \te Ohile.
La ciudadanía se {)•torga de ordinario a los nacionales um- los hijos de extranjeros que se
ca,mente, p-ero f;le c.o-ncihe· que haya pt2ls.es, en los cua-les, p.or ra- enouentren en Chile en servicio
zones -d·e interés nacional, s-e conc-eda tambié-n en el todo o en de su Gobie?·no, y de los Mjo;;
parte a extranjeros que reunan ciertas condic_iones, cm!a de- de etctmnjeros tmnseunzes, to-
dos los que pod1·án opta¡· ent·re
termina.ci6n corr€s·ponde tan sólo al Estado 1msmo, y s1n que la nacionalidad de sus pad1·es y
estos extranjer-os dejen de ser tal-es. ~a chilena.,
Muchas Constitucion-es incurren todavfa en el lapsus de
presentar conf.un•didos los conceptos d-e nacionalidad Y ciuda- El inciso 1.9 d-el texto antigno establ-ecía el jt~s soli en ]orma
danía. En cambio, los c.Üstinguen con to-da claridad, entr,e las ilimitada, declarand-o chilenos a los nacidos en territorio de
que hemos tenido a la vista·, las del Br·asil y México. La r.lel O-hile sin autorizar exce•peió.n a.lguna. En la reiorma .se ha
Brasil trata de los nacional-es· en el art. 69, llamándolos «·~iu­ introduc-id-o una exc-e1pció-n oen fav·o•r de los hij'os de ex.tranjeros
dadanos», y en el art. 70 se refiere a los ciu-dadanos llamán- que se encuentren en Chile desen1peñ.ando funciones encomen-
dolos «el-ectores». La de M,éxieo -esta•blece las reglas de la na- dadas por otros Gobi-ernos, y ot-ra a fav-or de los hij.os d-e ex-
cionalidad en el Capítulo II, y las de la ciudad!anía en el tranjeros t.ranseuntes. A los unos y a los otr-os n.o se le~ im-
Capítulo IV. pone hoy como antes, la naóonalidad chile·na, ni tampo.eo s-e
La SubJ.Gomisión confió a-l autor de -est~· Ebro la redacción de les niega,- si~o que se les. deja en situación de optar entre la
este capítul-o, y su t.rabaj•o fué revisado y modificado por el naciOI>alidad .chilena y la d~ sus padres. ¡Cómo y ouá;ndo!
Ministro de Justicia, señOT don José Maza, primero, Y en se- En la f.otrha y en el tiemp.o que determin-e una ley que debe
guida, p,or la Sub . . Cornisión misma. . cU.ctarse de acuerdo eon otra reforma que apaTece más adelante.
Las re-formas que se introdujeron en -esta matena fu-e-ron Esa ley fué dictada. Es la número 4200 de Septiembre de
muv reducidas. Ellas se limitaron a establecer la d-ebida se- 1927. Según ella, el interesado tieJ>e el plazo fatal de un año,
pa;ación entre las dos ideas furrdamentales que apare-c~an con- a contar desd-e el día en que cumpla 21 años de edad, para
fundidas en el te·xto antiguo, y a introducir algunas ideas nue- presentar una declaración escrita de que opta por la naciona-
vas que la experiencia naeional y la p-ráctica de otr,os Estados lidad chilena, anw el Intendente o Gobernador dd departa-
demo!-.'traban ser indispensalbles. En primer 1u•ga,r, se oa·mbió mento en que se encontrare en Chile, o ante .un Ag·ente Di-
el rubro d-el -capítulo, clenominámd-o:J.o ahora Nacionalidad !1 plomátic-o· o ConsuLar de la República, si estuviere en el ex~
Uil~dadanía, en relación con su verda-der-o conten-i·do, que está t.ranjero. 'Su .s·olicitu.:d deb-e ser acompañada de 1a· ·com-
hoy clasificado en fo-rma tal que podrÍia distribuirse en __dos ca .. probación de que el inter-esado nació en Ohile, de que sus pa-
pí tul os o por lo menos e'n dos pár~rafos separad-os. dres eran extTanjeros traseuntes, o estaban en Chile al s-ervicio
de un Go.bierno extranjer·o cuando él nació. El funcionario que
reciba la d-eclaración deberá remitirla al Ministerio d:e-1 Inte-
rior para qu.e sea anotada en el registro re&pectiv-o. El docu·
mento en que conste el acto deberá lle·var una estampilla de

1.·;..
-55
-54-

impuesto del mismo valor dB las que se d-eben poner en las car-
tas de nacionaliZación. La ley incurre en el lapsus d-e Uamar
«naturalización», al estilo antiguo, lo que seg·ún el actual tec- L-os términos -en que está redactada la e:Klc'{}pción relativa a
nicismo cont~titucioual se llama con más exactitud «nacionali- los hijos de extranjer·os que está·p. al servicio de un Gnbierno
ZllJción». ,., extranjero, pu-ed:en dar lugar a una duda1 que a nuestro jui-
La excei)ci6n de los hijos de extDanjeros trans-euntes es una cio sería infundada, per·O que conviene considemr para d.e--
particularidad d-e la Constitución Chilena, que fluye de la di- jarla desvanecida desde luego. Se habla de dos hijos de ex-
visión que nuestra legllilación civil hace de 1os extranjeros, en tranjer.os que &e encuentren en Ghile en servicio de su Gobier-
las dos .categorías de domiciliados y transeuntes-. No parece no». ¿Cuál s~rá est-e Gobierno f En el caso de un italiano
equitativo imponer la nacionalid,ad chile-na a individuos qu-e no que estuviere al .servicio de Italia, no h:iibrfa lugar a dud~a, pu~a
tengan con el país otra vinculación que la circunstancia me- en este caso, su G·obierno sería el que lo tenga a su servicio y
ramente accidental de haber na.cido en su territorio, por el he- al mismo tiempo el de su patria; pero, pudiera er1e-erse qu-e
cho de encontrarse en él su madre e.n el día del alumbranüetl· la situación variaría en el caso de que ese italiano estuviere
to, to qne suee·de muy a menuclo en la vida conW.~poránea, en Chile al servicio de otr.o país, d-e la Re-pública Arge·ntina1
dada la interde-penOOncia eome.rcial, intelootual y de tüdo or- por ejemplo, y que en este caso sería dud-oso si su Gobierno
den -en que viYen 1os p·uehlos y la f&cilidm:d -con que se viaja s-ería el de Italia, país d-e su nacioualklad, -o e.l de 1a Relpúbll.ca
por razón de ne.gncios y aún de simple plaoor. Argentina país a (';Uyo oorrvieio- s.e en-contrara. A nuestro jui-
En cuanto a la otra e·xcepción, relativa a los hij-os de extr-an- cio, la excepción subsistiría si-empr-e !1 fa'Vo-r del hijo, y para
j_erüs «•que se encuentren en Chile en &rvido de su Gobierno», nu~stro país, el· Gobi-erno del padr-e s-er~a el del país a cuyo ser-
el1::t ha .sido tomada de Constituciones de otros países que la vicio .se encontrara él entre noso-tros, sin p-erjuicio de que el
tienen establedda, -en primer lug·ar para los hijos de emplea- hijo pudiera -optar ent:re la naeionalid~d nuestra y la nacio-
dos diplomáticos, secundariamente para los hij-os de los em- na~Hdad de su padre si:n tomar -en -cure.n:ta la del: país a que és-
plead:os consula.res, y en último término para lo.-:; de. cualquier te hubiere servilido en Chile. ·
extranjero que se encuentre a!l oorvicio de· un Gob1erno tam- La excepción en faNor de los hijos d>e extranjerOs al servicio
bién extranjero. Las Constituciones de otros Estados, por lo de su Gobierno en Chile, s-e jus.tifi.ca ·todavía por dos consi-
o·eneral nieO'all en ab8oluto la nacionalidad del país ··a· los hi- deraciorues más. En primer lugwr, porque los e~tranjei'os que
jos de ~~-;u·s ~xtranj·e-ros, contemplando úni-camente una fas_ .ele están en Chile al servicio de un Gobiern-o extraño, deben ser
la cuestión, o s~a la justicia que hay en conservar a l'Os luJOS considel'lados tranreuntes, &ea cual. fuere la duJ:.ac:i•&n· o natura..
la nacionalidad de sus pa:clres en esos. caso.s. Pero si los hijos leza de su empl-eo; y en seguida, porque tal excepción al j-ut;
na.cili·os en -esas condicion-oo des.earan d-es·pnés tener la naciuna- so.U en favor d-e los hijos de. extranj.er1os que estén en Chile. ai
.lic1aL1 d.el territorio de su nacimiento, tendrían que recurrir s-ervicio de Gobiernos extranjeros ·debe guardar ·Consonancia
ful prnce.dimiento de la Nacionalización. con la disposición ·Conteni<ta. eu ·eJ. inciso siguiente, que concede
Nuestra reforma es muy liboe·ral en esta materi·a, pu-es ·otorga en su máx:ima amplitud la nacionalidad chilena =a los hijos de
a todos los nacidos en Chile, de padres extranjeros, que estu- chileno~? que se encuentren en el extranjero al servicio de Chi-
vieren al servicio de sus Gobiernos, o fueran simples particu- le. l!:n ambos cas'Os se trata del mismo principio, aplicado por
lares transeuntes, el derecho perfiecto de .adquirir por su sim- activa y por pasiva.
pl-e voluntad la nacionalida'd chilena nat·i·v(l¡ u orig·ina1·ia., sin En cua11to aJ. signitiowdo de la palabra «extranje·o» conte-
con-el' los riesgos de soücitar la na.c.ionalizad6n, que puede ni-da en el actual incisü 1. 9 , eHa doehe ser tomada en distiri.ta
ser-les denegada, y que después de concedida puede s-er canc·e- acepeión según se trate de la primera o de la segunda ex-
lada, y que en tod-o caso produce efectos inferiores a los de la cepci~g. .{':n la frase «e>Otranjeros IJ.Ue se encue11tren. en Ghile
ua.cionali.d,ad. de .origen.
-56- -57-

.en servicio de su Gobierno», .contenida -en la prim-era exc-ep- su padre, si éste fuer-e -extT.anj-ero, en el caso de filia.ción le·
ción, se trata de va,rones y d-e mujeres en conformidad a la re~ gítima, para substrraerse al Servic-io militar en tiempo de paz
gla de he.rmenéntica consignada en el art. ·2;5 de nuestro Códi- o a la d-efell1Sa de-l pa.ís -en caso d.e gue-rr-a, alegand-o que no s-e
go Civil, y conviene ac:lara.rlo porque ya se ha visto el caso de eneuentrarn. av-e.c-inclrad'os en Chhl-e sino en 0a·ráJcrter Jd€ transoe-ún-
una mujer desig-nada com-o Ag-ente Diplomático (de Rusia -en tes. Aún en e.l caso de ·ser -evid.ente el 8/V-ecin.cLamiento,- en el
~féxico) y po.rque es frecuente la designación de muj-eDes pa~ cual la Constituci-ón impon-e 1a .naeioll!aHd:ad -chilena, sin lugar
ra misiones de enseñanza, de propaganda, etc. En la segunda a duda, qu-ed•aría sub-sistente la p:osibüi·dad de -conLfl:L0tos c-on
excepción, relativa a l,os hij.os de «extranj-ero.c; transeun-tes», la otros Es-t&dos, la cuaJ. desapar-ecería ern ·el cas-o d·e que el indi-
palabra «extranj-er•OS» se refiere al padre, en los casos ele filia- v~duo hubier.a optad·o exp1·esamente por la n.a.ci-ona:lillclad chi·
ción 1-r-gítima, y a la madre en los ele fiHación üegítima, en lena. PoeTLO el d-ese-o de- r-eCLu.eir las· ref•OI'mas a lo más indispen-
conformida·d a un prin{~ipio· juddico conbe:nido e-n nnestrü le-- sable, prev•a1e-ció en este caso como en mndhos otr-os.
gislación y de aplicación universa:L La segunda parte de -este inciso otorga la rua,c;iona.iidad chi-
lena en el 'rnáximwm de su a:m.pl·itud a los «hij-os de chilenos
lNCISü 29 • na,cidos en ten•-ito-rio extranjero, halláudose el padre o la ?na~
cUre en actual servicio d-e la Repúbli-ca•. » El te:;rto anti-guo nom~
Texto actual: Texto antiguo: braba sólo ·al padre y se agreg-ó la madr-e, a vkttud d-e que se
ha h-eCJlw f.recmente la designación de mujlf<res pa·ra el d-es.eocn-
2,9 Los hijos de padre <!l ma- 2.9 Los hijos de pa,dre o ma-
dre chilenos, nacidos en ten·ito- dre e.hilenos, nacidos en territo-
p-eño d-e c-omisiones en el extranjero. A nuestr:Ó entender, el
L'ÍO extl·anjero, por el solo hecho l'io extranjero, por el solo h-echo texto actual del inciso, como el antedor, se refd.-e·re a todos lo6
ele ave'Cindat\se en Chile. Los hi- de avedndarse en Chile. Los c·asos, sea cua.l f.u-eTe la calidad de la fíl.iac.iárn.
jos de chilenos nacidos en el hijos de chil-enos nacidos en te-
e.r-lranjero, hallándose el padn; ?'l'itwio ext?"M~je?'O, hallándose el
. INCISO 3.9
o la madre en actual servicio de padre en actual servicio de la
la República, son chilenos aún República, son chilenos aún pa-
;pura los efectos en que las leyes l'a lo~ efectos en que las leyes Texto actua~: 1'cxto mttig'U.o:
fundamentales, o cualesquie1·a fundamentales o cualesquiera
3.9 Los extranjeros que ohtu- 3.9 Los extranjel'os que ha-
ot.J•as, requieran nacimiento en el otras, requieran nacimieruto en el
-viel·en ca1·ta Cle nacionalÍ(;Jació1~ b-iendo nsid·ido ~m año en la
territo•rio dlileno. tenitoúo chHeno.
en confonnidaél a la ley, re~ República, declw·en ante la Mu-
n~mciando ea;p1·esamente su na- nicipalidad ~el ·t¡y¡"''itot'io- e1t
E-ste inciso con1tie·ne 1-a.s casos en· que nuestra Constitución cionalidad ante1'i01·, y que residen su cleseo de avecin-
c-onsagra d ju.~ sangttinis -como fuente de la naci·onal1dad o;ei- dane en Chile y soliciten carta
de ci~tc"lada.nía-
ginar.ia .o na.tiva. Ha sido manteqJ,~~do casi textualmente, con
sólo una p-eq.neñ•a. mod1ftca.ción. Dice este inciso· en prim-er lu-
gar, que son ehile.nos los hijos ci.e padr-e o ma:dre chilenos, na- .Se I~ae.Ii-er.e a 1a. :nacionaliza-ción ordinaria de extra.nje·ros, y
cidos en t.err.itorio extranjeroo, ;p-or -el «solo hecho de ave-cindar· modifi.ea substancialmeri.te el siste-ma establecido en todas las
se en Chi.l.10. » 'l,alvez habría conveinLd-o moclif.icar esta disp-o- Uo·nstitucion~s ante·rioroes de la Rep1ihlic-a, ob.ed-erc-ie.ndo a co-n-
si-ción en .P.l sE'"ntido de exigi;r- una d-ec]ar.ación expresa o u:n ac- t'-. stde.T3!eiones qu-e la expeden·ci•a ha p-a-tenti:z.ado y que han sido
1 tlebidamente- a,pr-e·c·i·adas en. otros países d-e con-dicion-es añálo-
•ÍO c-oncreto flll€ manifoota.ra 1a. intención de los favorecidos d-e
ac.og·erse a la nacionalid-ad chilena, po-rque en reaüchtd, el solo 1 gas a las nue-st.r.as en esta mat-eria.
he·c.ho dJe avecindarse en d país, pue·d-e cla:r luga-r .al abuso ele f En los 1)rimeros ti~E-mpos de su vida incle·p~ndiente, to.dos. ]os

~····.
qn-r indi·viclno~ que se enc.uentren e.n el caso c.on-templa-clo i.n- países americanos, em:ne-n.zando por los Estados Unid·os, en-
tenten ·a1cogerse a la na-cionalidad. ele su nacimiento o a la,. d~: contrándo-se esc-asos de población, s-e sintieron movidos a eS~


(
~58- -59-

tirnular empeij_osamente la incor.p·ort~a.eión de elemel!ltos euro~ zamiento con ind.ivid,u·os ·de la .raza blanca. La Argentina lle-
p~os, y oon este fin, die-r-on a:mp.lias fwcilidades a la . ~n­ gó en esta onateda a un extremo que no cOillSide·ramos digno
trada de los extranjeros, y ootabl-ec.ieron. libérrimas condlCJ.O- d. e imitación: por el Art. 21 c1e su Goootitución, aseguró
nes de naci.onwlización, a fin dJe incorporárselos definitiva- a los extra.:wje•ros naci•O[IJaJ.izados, dur-ante 1os primeros diez
mente y temer no sólo más haJbitantes sino también más na- .añ.os, el plDivüegio de eximir~os de. la oblj¡ga,ción de defender
cionales. En aqu.ellos tiemp.os, no se temía La inmi.gradón d-e a la Patria y a la ·Cons·titución, que gravita sobre los demás
elementos asiátic-os, ni de ind.ivi:du~os depravados de pro-ooden- nacionaloes sin ninguna dQsminución.
cia eur.o:pe·a; únicamente se cerr-ó la entrada a· los afric·anoo: E-l prim-er país qu.e r.ea.ercionó, en esta materia, fué 1a Unión
m&Uante la prohi.bición d-e introdneir eS"c1ra'V.OS. Ame-ricana. La raza blanca, de pro•oodenrcia británi-ca, que co-
La generalidad de los países am-eri-ownos siguió el ejemplo lorrizó aquel país y le dió orig.e.n, f.ué siempre muy crelosa para
de los Est~do·s Unido·s, est3JbleéeiJ:do la ua;ci-onarlizBJcÍ•Ón de ex- mantener su pu·reza, conservánCLooo co•oobante y sllitea:nática-
tranj-eros, sin más conclic.ión ·que la voluntad de éstos, acnmpa- rnente ooparada de la raza. indírgena y de la raza negra, qw~
.ñada por una. bl'€'V-e I"~esidencia .en el te·rritorio. Hizo exoop- oo :iJDJtrodu.jo más tard~, sin llegar jamás a aÍrlalgamarse con
ción a~l sistema 1a Constitución chil·e.na d-e 18133, que s-e ma- ninguna .de eUas, por considerarlas i:nr.ferto•r€S .Y como extraáía':i
n1feetó mu.aiho menoo l:iber.al que l-as de-más dJel cOntinente, pues a la especie humana. Doopués de la Ind·ependencia, tuvo ag·ra·
exig.ió para· la nBJctonaJ.Wwción de extranjer;os diez años ~e re- d. o en €stimula·r la inmiJg;ración de elementos extranjl€.-ros; pero
sidencia la intención d>e av-ec~ndarse en el p·aís, la pr·o&e:non de a la larg{a, con moüvo d-el es-tablecimiento de contactos ·comer-
,
a:l¡guna eie.n.0ia, . arte o industria y la pr-opi.ed•a.d de. ~un 1en
' b'
cia1es con los puertos d-el Japón y de lta. .Oh1na, regi,o.nes satu- .
raÍ!z, o de un capital en giro, limit-a:ndoo la c.ondlC:LÓn ~e la Dadas de po-blación, s-e vió invadida por fluertes cor·rientes mi-
l.'I&Sidencia a seis años, pa;r.a loo indivi.d!uos Casados que tuvieran gratori·as, provenioen:tes de ruquellos paÍises, qwet fueron para
¡m familia en Ohile, y aún a tres a1ios para los casaJdos con los norteamericanos tan imprevis~as ·como d.esaigradables.
mujer 10hilena. . ., Adoptaron entonoos ltaS. primeras medidas tendient.es .a .imlpeclir
He ve claranwnte q;u.e el esp:í.r.itu de aqtw1l·a ConstLtuewn- la entrada y radiJcació:n de IDdiví·duos de la raza amB.Irilla:, que
q ue nosotr·OS hemOO. 0alificad·o con el hotnDoeo pr~dieadD de hoy S€ encuentran totalmente pr-ohibidas.
«·crioHa»-.fuS el de 'B.Siruil:ar poHticamoo•te al pa.JS tan sólo IVIás ta1~d-e, los norlea.m·e-ric.anos contemplaron con horro!.'
elementos dig,nos de cünsideración, dejan.d·O a un l-ad.Q todo que también de Europa se introclu-cian ·individuos indeseable~
prurito de_ aurrHmtar desabentrud;amente el número de los na- ( u. ndesirab~es) por sus vicios, -enferm.e;dadoes, miseria ex•tre.nH,
l'.ionales, y pr-e..firiend·o la calidail a la ca~tiQ.-ad. ideas perturbadoras el-el orde-n s-ocial y politice y otros motivo'~
Este sisbema se maiDltuv.o dwaíllte 011.arenta años, hasta qne anál·og.os, que los ha.c_í.an peJ..igros·os y no úti.les para la vida na-
)a refo•oma oorustituóoO>al. cid 13 de .Algosto ele 1874 ~no, a cional, y para evitm· el mal, dictaron ley€S reg.La=mentar•i.as de la
,modificarlo, reduciendo las c.ondieiones de la namona:hzacwn inmigr-ación, ·calculadas para .el caso. En seguida, fueron má,c;
de ,extranj-eros a la residencia de un año, y al d·eseo de ave- lejüs .aún, pues no sólo cerr·aron la entr.ada a los extranj-eros
cindarse -e·u el país. Gon etlto, nuestro país p1asó ele un extr€tnO ind-ese,ahles, sino ·que dictaron .leyes p.a.r.a expuLsar·· d-el t-e.rrit(_)rio
a •otvo y siguió la tendoenci.a extrema:damente liberal que predo- a los 1que ya hubie.r.en entrado a él y no· convinier•e eoons€rvar.
minaba en el Com..tinente. Por último, .después de la gran guena mundial, y· a conse·cuen-
. Esta tendencia, ya lo .h.eo.nos dicho, era la de a.umentar a to- cia ·de la ruina en que ella dejó a un ·buen número de naciones
d-o tranoo la pob1a1Ción con el'€-mentos eu.ro.peos, y esto con el eu.roP'e.as, loo Estados Unid·os se vier·on amenazados por Ulhl.
fin de obtener tres bene.fi.c.~os: uno."eco;uómic,o, el dre aumentar verdadera avalancha de inmigración· -ind€100aJble···y, pár:a ·evi-
y mejorar la mano d-e obra p·ara la prnducción ~a:ioual; otro tarla, se han dictado una serie· de leyffi qu-e tien-en el doble
Gl-ultural; oe.l de Q.esarrolla.r el progreso. d-e la oolec.tivldiDd, y otro. objeto d.e limitar. el ·c·audal inmi.g-:r:atodo, .Y de s:ele.ccionar su ca-
l'~cia), de mejorar las. calidadel\l del puebl.o m.edia1,te el 0ru.. lidad. La. selec-ción ;:;e ha. hechr;>., prOcuran.do . dar .pr:.eferenCia a·
- 60 --,- -61-

la -entrada ele inmigrant-es prooodente_s de los pueblos ·del nor~ ll!:z_a,rse ·con muchos factores variables qne no son ele fácil p1·e-
te de Etwopa, en los cualoes &e re·conoce mayor moralid-ad, orden V!S1on para largos pedod,os de tiempo.
y laboriosidad, y oerr.ándola en lo posible a los que proceda.n Una g.ran parte de los paises or¡ga.niz:a.d·os estabLecen las re-
ele países del sur y oriente d.e aquel Continente, que arrojan glas de la nac.im~·alidad originaria y de la llacionalización erJ
cifras más eonsiderables d·e elementos indeseable-s. f:í~L-s. Cartas Constltu'C'ionales, y este sisrtema es sin duda; el más
L-a .evo.lución iniciada por los -Estados Unidos en materiR log1eo desde <;1 punto de vista teórico. Así ha procedido Chi-
üe inmigr;a·ción tanto asiática c-omo europea, ha sido seg'n.ida, l-e hasta el ano 1925, dan~o, por coosigu1ente, a esas reglas,
aunque no en todas sus faSieS, ni oon alcances tan amplio-s: l~n ca~rác~-er d-e permanenma y de inmutabilidad, ya que las
por los ot1~os paíres americanos, ·que ree:Lben. fuert€s corriente-~ l.,onstitucton~ se dictan con el pr.orpósito deliberado de asegtP
inmigrato-rias, p-r.inc~palmente poc el Brasil y la Repúblic·~ rm·.les larga VIda. Pero, ha:y países que reglamentan eS"as roa~
Argentina. L-os prob1emas ra-cial-es, políticos, económicos y mo- ter1as p~r. medio de simpl-es ley·oo ordinarias, susceptibles de
rales relaciona'.a..oo non la inmigración, no se presentan 0on -tan .. ser modificadas en cualquier momento, y Francia lo ha he-
ta trascendencia en los d-emás país-es del Continent-e, pero eo- . c~o en su Códig.~ Civil (arts. 9.', 10 y 12) lo que importa un
mienzan a dejarse sentir y es tiempo ya de prevenirlos, por .si~t:ema mt.ermedw, puesto que un Códj¡g·o no se modi.fica tan
medio de una acción previsora de sns gobernantes y legisla·do f~Cl'l'Ihenie como cua.lq.uiera otra ley, ni con tanta parsimo-
.res. .ma como una Constitución .
La necesid,ad de reglamentar acudosam<e,nte la inmigración . La Sub-Comisión r-ef.ormadora de 1925 p1;ocedi6 c·On un crite-
no provien~ en l,o.s países americanos de que ellos se encuentren ~10 .ecl.éct~c'O. Fij.6 en el rexto mismo d-e la Constitución, en loo
congestionados de po!bla:eión, pu-es, lejos dte, eso, todos ellos son meus·os l.Q Y 2.Q del artícul-o que estamos analizand,o las re-
susceptib1es de alimenta.r suficientemente un núme·ro de hn· g:a~ de la .naaion_alidacZ originaria, que Obedecen a los pl'in-
bitantes, diez, veinte, cincuenta y aún ci.e-n ve·oos superior ai Clploo del J:~s sol~ y del jus sanguinis, que son corusta·nbes en·
actual, sin ll-egar a la saturación; proviene sí, de la corive- todos los pa1ses y que sólo se modifican mUJy a la larga. Man.
nienc]a d.e r-egular una e•ntrad.a pa:ulatina de los_ extranjeros, t~1vo en esta materia la tradición de las Constituciones arite-
y sobre todo, de la .n~.c.es:i:da.d de imp.e,:dir la filtraci-ó·n de los nores.
elementos i·nd-eseables, que no es fácil d.eterminar, aunque e.'l . Pero, tratándose de· la nacionalización ordinaria de extran-
mny fácil concebirlos, Jffi'OS,la. Su?-Ca.misión op.tó poT 1e•l ,si.ste.ma opue,sto, de dejaT
Y si convi-ene limitar y selec-cionar la inoorporac.ión ele 1~ m,a.tena hbraid~a a l'aiS determinrucion•es d-e una ley espeaictl, a
el0mentos adven.ticios a la población de los Estad·os del Nu.eiVo Lm de ~u~ el le;g1.slador pueda en cua.lqui.er momento amplia.r
l\1und-o, más aún eo.n.viene seleecionar, por medio dte una re· o _r.e:strmgn· S~lS alcances s]guilendo el vaivén d.e lOs aconte.Ci-
glamenta-ci6n más cuida:dosa que la d.e a;ntes, la nacionaliza- I~lent.~ y t:en.lendoo en vista las necesida·des del país en ~acta
ción ·ordinat'ia de '€&OS extranj-eros, puesto que ella le;;; da per- s1tuacwn diStmta .
'sonería para actu:a.r en la direc;ción de estos Estados m.edinntc . El inciso 3. 9 q~oe nos ocupa, decí,a en la Constitución ante-
.el ejercicio de los derechos Políticos. Ha pas·ado ya la. é·poca n?r :. «Los extra.TIJ-eros que hwbiendo resididO un año .en laR~·
,en que los Estados americanos pucheron p1~odigar generosa· pu~hca, declaren ante la· Muni~ipalidad d.el terr-itorio en que
m.ente el ofre·cimiento de su nadona.lidacl y ciudadanía a los ve- r~s1den su d.eseo de arveein.darse en Chile y soliciten CBJrta a. .
nidos eJe fuera, y ha sonado la hora de que sean menos genero· Mudadanía.» Y dice el mismo inciso 3.9 en la Constitución ac~
sos y más p-recavidos en esta materia, por la suprema razón ele tual: «Los ~xtranjeros que ~btuvieren c.arta de nacionalización,
]a p1·apin con~rv·a:c.i&n material y Í11ora.L en ~onform1dad a la loey, renunciando expresamente su nacio-
Lfl determinadón de las reglas r.ela.tivas a la nacionaliza- :Lahd.ad anterior,»
ción c.oonún .no p.utede tener la fijezca y uniformidad de las qut' La transf.or.~·a.ción ·es c.omPleta. En .el texto nuevo se snpri·
se refierep a la nacionalidad odgiparia, pues. tien<:n que arr_no· men las condiciOnes expresas del año de residencia y d-el de.
-62- -63-

s-e·o d>e ave·cÍ1Jda.r..:;e en Chile, lo qne no imJYid.e, por cierto, que t-ericir. Las éo:ácliciorl.es que se exigen son: ·-edad el-e 21 año.s, y
-ellas sean contemplac1.as junto con otras conclici·onoes más <m l~ más de un año de residencia: en el territorio de la República;
ley que· se dicte s-o:tlre la materia. E-n cambio: se eHtableC€ -t'n se exige, a-de-inás, que la renuncia a la na.ciona_¡lidad-. ante--
la Constitución una .condición nueva, la de que el postula.nt.(: rior, oDiginaria .o ·a:dquirida, se expTeoo por m.e-dio de .ins~
a la· naeionali..zación ehilena, renuncie expresamente a su na~ trumento otorg-a·do ante-Nota.rio Húiblico. S.e pfocura la buena
cionai1idad anterior, sea ésta originaria o adquirida. Se. es- c-alidad de los ~a.cionalizados, en el art. 35', .mediante la .e:ielu.
tampó esta eondición n~eva en el texto mis-mo de la Oonsbtu·· sión de cinco cat-egorías de individuos qu-e 1 por s-us antece-d.en-
ci6n, tEm razón de su e:Sipecial importaneia desde el punto de r~es.-en materia criminal: por. sus .co:nd~cione-s econ-ómicas o' sn ..
vista inter-nacional, ya que hay países qu.e no reconocen a sus uitarias, por sus doe.tririas pe,r.turbadoraS 1 o por sus o.cupacio-
súbditos 0 ciudadanos O'l'iginarios la nadonalid·ad nueva que ne-s: inmorales, sean_·üi·d.ignos di€ la gracia solicitada. En tér-
ellos a-d1quier.an por su voluntad. S-e hizo también una correc- minos g-enerales, &e agrega una s.e:x;t-a cate-.go1rÍ1a -de excluídos:
"ÍÓn verbal dando en el texto nuevo el nombr.e de «caTit-a: los individuos q.ue se pu-edan considerar 0orrnprendidos por
~e nacionaÚzadón» al do.cum~nto que la Gonstitución anterior las disposicio-nes dte la: ley de residen-c-ia, qu-e e\'3 la número. 3446
Uama.ba impropiamente «carta de ciudadanía» Y q.ue la. ?ons- de 12 .de D;oiembre -de 1918. El deoreto dd Presidente de
titución primitirv.a de 1833 llamó también con imp-ro.p1-edad la República que deniegue la nacionalización solieitada, d·ebe
«carta de naturaleza». Se conci-be perfectamente que obtengan ser f1•nilado (•axt. 7.') y las cartas de naeionalizaoi6n deben
~a nacionaHza-ci-ón sujetos que no puedan o no quie-ran obte- ser numeradas y anotadas -en el Rol que se deherá. l·levar .. en
ner la ciudádanía . el Ministerio del Interior.
.Se h~o preoonte ta.mbién la convenioo.eia de exigir a los ex- No entra en el plan de esta obra el estudio del Deereto~Ley
tr.an.jer()s -que soliciten la na-cionalización ordinaria antec~d.e-~­ N.' 7:47, en todos sus d<:>talles. Nos bastará indicar al leotor
tes qne demuestren sus buenas costumbres y coomportam1:n~o que él ftcé pub1ioad~ en el Diario Ofi<Yial, N.' 14354, de 23 de
anterior a fin de -eNitar la rugregaeión d.e nuevos eompatnotas Diciembre de 1925, y que está oopiado en la págiwa. 855 del
qué no 'correspondan a la conv.eni-eneia. o al ~e·eoro ?aci.onal. XIII tomo de la Reoopilaoión de Decretos~Leyes por or·ilen
E-sta preeaución se hace ead.a día más neeesana, a virtud ..del numérico arreglada por la Secretaría del Consejo de Estado.
2'ran número de elementos maleantes .qoo penetran ~n los pais~s
:me 1·1canos, y que pretenden acogerse al beneficio de la na.cio-
n-alización para substraerse más taor-de a los efectos de las le--
yes d€ resideneia. El Japón, a pesar dcl. gran deseo de ~us Texto actual: Texto antiguo_:
.estadistas de asimH1a.rse elementos de la ra-za blan-c-a, ha Sido -4.9 Los que o'btuvieren. espe· 4.9 Los que obtengan cspe•
~1 primer país que ha establecid.o -en su ley de na.cionalización cia1 graíeia. \de nalcionaliza!ci6n cial grada de náturalización
.de 189.9 la condición m-eri-cionada, y su ejemplo fué seguido- de por ley. por el Congreso.
ceroa por el Brasil. L·• Sub-Comisión apreoi6 debidamente e~­
ta idea, per.o consideró, c-on mucha raz-ón, que. ella deberw Aparte doe modi-ficaciones .ve-rbales, este in-ciso contie-ne una
sl€-r contemplada al die-ta.rse la ley reglamentaria de la na- ·Teforma de fondo, pues atribwye a la ley, fruto del acuerd.o a~
ciona.lizádón ordinaria. las dos Cá.ma,ras, aprobado y sanoionado por el Presidente d~
. La ·r.eglamentaci-ón de }a nacionalización se contempl_a en la República,· el ·otorgamiento del más ooña.lado honor qu-e
el Deoreto-Ley N.' 747, de 15 de Dkie.mbre de192•5, el cual, a Qh.U.e pn'€-de haeer- a un extranje-r-o, que es el d-e eo:n.:üe:rirle1 sin
pesar d-e haber sido dictwdo con citerla p~mura, ..es basta~te petición suy,a, la condi·ción -de nacional. Se ha que-rido armoM
satisfa·etm'1io para su objeto. En conformidad a el, la naelO- nizar esta disposic:L6n con el inciso 5.9 del artículo 44,- que
nali!Da•ción se otorgará como antes por el Pr€Si.de.nte_ de la R-e- sólo per-mite decretar «honor-es públicos a los gran-des serv:i-
pública y es un negocio correspondiente al Ministerio. del In-· _dores» de la N ación, por medio de .una le-y.
- 64 '- -65-

·zn las Constituciones anteriores, de 1828 y 1833, la facul- a sn conci€ncia por se.r hijo ele un pueblo oprimido por aq;u-ei
tad de otor1gar la nacionalización -extraordinaria por gra·cia autócrata.
especial, .o na,ciünaliclad de honor, correspondía al Congreso ~-cntr? d-el mismo o-rden de ideas, es d-ecir, d-e "Otorgar a!
únicainente, y f:ué ejercida con cliscreci6n y justicia evid·entes. na~1onahzado «po-r g.racia !2sp-ecial» los.. beneficios d-e l•a. nac-io-
y muy a lo lejos, por medio de proyectos de acu.errdo que con- nalida-d chilena, sin impo-n.er1le sus gra.-váme-nes, -es lógi-c-o supo-
firieron tan señalada distinción a extranjeros eminentes que ~.er que -es·a cl-ase doe na-cion.:~.lizlaodo,<.; no pie-rden su naciona.
prestar-on importantes servicios al país, como don J osó J·oa- Jl.dad anterio-r y tien€n dobl-e nacionalidad, contra -el ·pil'inci~
C)nin de Mora,.don Andrés Bello, don Clau-dia Gay, don Igna- PlD_ d-e~ ?erech~o Internacional, g¡ener8.lm-ente a-ceptado, de que
cio Domeyko, don José AntoniQ F<mández Rod<lla, y el obispo el ~md1>V1duo so-lo pue-d-e tener una naci9na-lida.d, aún c.u-a.ndo-
fray HHa.rión d-e Etruria, señ·alados indirvidualmente. Tam- ft€1llna -en su pe-rsona con-dic-ion-es para te·n-e-r dos más caso
0
bién se concedió la nacionalización por gracia es-pecial en el Jt:n el c.ual.le -c.o~-espo-nde o-ptar por una d.e i>llas. Si as.í n~ f,ue~
a•ño 1866, y .por medio de varios pr-oyeeto:s de a-cuerdo del _ra, la na·cw;nahdad de honOT, se co·nv-ertiría en un verda.de·ro-
Congreso a gTup.os numerosos de súbd1tos españoles. p.resent-e gr~·~go, PU€B con-juntamente eon brindar al favor-e-
iLa reforma introducida, s-e justifi•ea por la razón de lógica .c!-do ?na naci-o-nalidad que él no ha solicitado-, s·e ie arrebata-
que ya hemos a-puntado, y presenta la c-onrvenienc.ia de preve~ ,na .sn: su co.nsen timi-e~ to la nacionalida.d qm~ él tu-viera po;r
nir para- el futuro, hasta donde se.a dable, la posibilidad de qu-3 _nammxento ~ por. el--ecc16.n vo]mn-ta,ria. Esta consid-eración qu-e.
mayorías apasionad•as del Congreso intenten eon:f.erir la na~ _durant-e la V1genc1~ ~-e la C~nstituci-ón ante-rior S·~ imponía· pm~ .
ciünalidad de honor a extranjeros sin méritos que logren en- rawii>es de pura log1·ca, €L'iírta ahar~ ex.pr>esam-emte co-nten-ida en
re-dar las simpatías d-e los elementos inconscientes, caso en e~ texto d·e ~a nu~va .?·O·nsti:uci-ón, la cual exi¡g-e a ~os que so-li- .
el cual la autoridad unipersonal y responsable del Presiden~ C-It·e~ la _naCio-ncuh-z·ru01on o-rdmari.a. una renunci·ª expre-sa de su
te de la lli3públic:a., podría re-sguardar el prestigio nacional, nam~nahda~ a.ntfirior, lo que no exi-ge a los na-cionali-zados p.or
re-fr-enando con su veto la impulsibHidad colectiva e irre-spon~ ,grama espe·c1al.
sa.ble d<l Parlam<nto. . En ,alg~~os países s>e· ha esta.bl-eci~o expresamtmte qu-e la na~
En cuanto a los efectos que pr.oduzca la nacionalización p-01' ,cm.nahzacwn d-e honor sólo s-e' hli de- conc.eder a. extranjero.s·
gTae.ia, ellos no -están det-erminad-as especialmente por la Co-n~-­ ,q~-e haoyan prestado eminentes &e~vicios al pa.ls. Así lo d-ete-r-
~i.tución ni por l-ey algun-a.. A falta de textos jurídicos rela- mma la ley d-e na.cionalizao2i6n cl-21 J ap6.n. La Const-ituc-ión d--2-l
tivos a la mater-ia, sólo cabe jnt-er-pretar la dispos-i-ción cons~ l!~'·Ugtuay exig·e «6€r:vicios notables (sin de-cir a quien) 0 .m-é~
Ütucional €n armonía c.on l-os p-recedentes y 0011 los sanos prin~ ntos nervelantes», de man-era que pueden ser fa.vor-e-cidos los:
_cipios de la -e-quidad natural. Tra.tándose ele •1na instituei6n b~ne-factor-es d-e la humanidad y las granel-es ·eminencias de la
meram€nte honorí-fi·c.a 1 no se concebiría ·a.pli-car al beneilicia~ VIrtud Y. de la ci-encia del mundo ent-e-ro, aún cuando no ha-
do los g.r.avám.ene'-l o 0a·rgas -que impong,a la nacionalid-ad ori- Y.~n s-er~1do especialm.ent-e a a.qu-ella Repúbli 0a.. La Constitu.
ginaria o la nacionalizaci-ón -ordi-naria otorgada a petici-ón y mon Chil-ena, tanto la anterior como la •a.c.tual nada d.ina
1 ¡ Vl.n
por i.nte:r:és d.e-1 postt1>l•a-nte, sino tan sólo co-nfe-rirle to-dos los a res?-ect.o Y est-e silencio a.u~ori·za, a ruu-estro -en-te-~cler _la
J..er-e-ohos nacional€s que -él quisiere ejercitar. De }os extr-an~ e~nc-es16n de la n-a-civnalill-ación d-e honor a personas m-e~ito-­
jeras nacionaliza-dos por gracia en Chile, u-no solo, d-on Andrés nas -qu-e se .hayan distinguidb- -en -cuaJiqui-er 'otro país a-ún
Bello; ejerció derechos polít1(',os pues a-ceptó el car¡go d.e Se~ eudand_o n? ha.yan servido es-p>::c·ialm-e-nte a Cihile ni hay~n pi-
nadar de la Repúb-lica :en dos períodos de n-neve- años cada uno; sa o Jamas nu-estrn t-erritorio. ·
o.tro1 d•on Ignacio Dome-yko, lituR~no de naoc.imi--ento, hi-zo valer .. A este re~pe~t?, __hay aJ.gO- ~ás aún. La Constitución prini.i-
su calidad de ciudadano chileno, como una cortés excusa para t•va de 1833 fue mterpretada en <1 s<ntido de que e1 Conareso
no a-c.e-ptar distin-cio-nes del Czar de R.usia1 que repugnaban podí~ con?eder la n.a:ionalizadóll extraordína1ria por g;a-cia
espemal aun a extranJeros que no hubi€r-en pr-estado s-e-r-vicio--
Const. de 192.5.-5
-66- -67-

alguno al país ni tuvieren méritos rel.e.vantes. En 186·6, dur~n­ El inciso 5. 0 del art. 21 (:2:3) ele la Constitución ante-rior
te }a guerra con España, varios ac.uerdos del Cong'1l'eso nac.lO· -establecía la inhabiU.dacl ele «los chil.enos a qu-e s-e refier-e -el in·
na1izaron por gracia especial a nnmer.osos súbclitos espa~.o· -ciso 3.Q del art. 5.Q>> para ser e-legidos Diputados «si no hubie·
l:es avecinda.Uos en ·Chile, únicamente por una razón de biene- l'ie11 estado en pesesión de su carta d-e naturaliza-ción, a lo me·

volen:cia, y a. solieitu·d d~ ·ellos mismos, fundada en un motivo nos cinco años antes de ser erl-eoa-idos». Y el art. 2·6 (.3"2) :hacía
de carácter transitorio. El Gobierno había d·ecreta.do la expul- extensiva esa iruhabilid•a.d para ser . elegido senador. La dis-
sión del tea-ritorio de· los súbditos ·espa•ñoltes, exceptuando d-e posición ~e refería a los extranjer:os nacionalizados -en confor"
este rigor a los n~cionalizados; para 03Capar a la expulsión, midad al inciso 3.Q del art. 5.Q, -es d!ecir po.r -el procedimiento
mnCJh:o8 españoles que tenían la resid·e-ncia y demás condicio- -de la nacionalización orrl!inarÍa 1 m&.:; no a lo1:i nacionalizmlos
nes exigid:as por la Constitlllción para nacionalizarse como _ch~­ pQir g-r.wclia ·especial de-l Congreso. La Sub-Co.mi.s,ión al tra..s-
lenos solicitaron la nacionalización ordinaria, que 1es fue h- laclar ese inciso al art. 5.>:> actual Le ·dió la -sigill,e·nte :for-
heral1mente otor:gada; pero alg.unos, que no tenían. la prolon· ma: «Lo1s naoionalizaclos ten:drán opción a cargo~s públi-cos de
gada residencia exigida por el texto constitucional de .enton· -elección po-pu-l.a.r sólo después ele ·cinco años de estar >e.n pose-
ces se vieron en rel caso de pedir la. nacionalización extraordi· sión d-e s-us· ca•Ltas d-e- na·cionruHzación».
na.;ia por gracia esp-eeial del 'congreso, que les fué eonc.edida ·Como· la Gonstibuci-ón se 1·-e-fiere ahora. ·en términos g-enéricos
con liberalidad todaYÍa ma.yor. a los «naci-ona.liza.dos», s-in es-pecifie>a.r lü::i· d·el inciso 3.<) del art.
Estimamos que -en una 1'-E~.forma clel Decreto~Ley N.Q 747, con· .5.Q como s-e ha-cía antes, claro -está que la d.ispo.sición compren·
vendría expr<t'sa:r que las ct~rtas ele naciona.liza,ci-ón por gra· de hoy· tanto a los de naciona.Jiz¡ación ordinaria como a los. de na ..
cía dehen &er también numeradas y anotadas_ en el Rol de na· cionaliza'Ci6n -especial por gra.cia. Y mientras la Con. <;titución
. an-
;Ji.onalizaciones que a-quella ley establ.e-ce. tigua &e r.e-flería únicamente a la eleCción ele Diputados y S.enado-
res, la actual señala gen-éricament€ «los C1.'lrg1os públicos d-e elec,
d6n popul(l;r», sin -exc-e·pción, de modo que, consult-a -clk~cta­
ACÁPITES l!'IN ALES ( NUEYüS) DEL ART. 5. Q
m-ente la inha>bilid·a{l transítoria no sólo para las ele-cdon-eiS de
Texto act·u.al: Texto a·nt·iguo: Diputados y Senadores, sino también par.a, Las de Pr-esidente· d-e
Art. 2.1 (23). No pued&n ser la &pública, ele R.epr-esentant-es, 1\.funicipales y d-emás cargos
Loo naeionalizSJdos tendrán
opción a cargo.s públiees de eleC- elegidos diputados: 5,Q Los chi· q·ne 1a mis-ma Con.stitución o las ley-es mandan proveer por f'l
ción 'Popular sólo después de lenas a que se refiere el inciso sist-ema d€ elección pop~da?-.
cinco años de estar -en posesión 3.~ c1e1 art. 5.9 1 si no hubieren Se justifica. la tras-lación del acápite nl art. 5.Q ac.tual por
de sus cartas de nacionalización. estado en •posesión de su ca1·ta sus mod•ifiea.ciones de fonc1.o. Antes se trataba- solamen-te de
La ley r.eglamentará los pro· de naturalización, a lo menos,
.una .inhabilidad par·a. ser elegido Diputado o Sena-dor; -hoy se
cedimieutos pa1·a la op.eión en- cinco años antes de ser elegidol:l.
Art. 26 (32). Para ser Sena· trata d-e una. limitaci-ó:rl de car-áct-er @e-n-eral -en los d-ere-chos
tre la nacionalidac1 chilena y una
dor se necesita: (final) r~o dis· polítiMs ele los nacionalizados. La limita.ción que ant-es era-muy
extranj·era, 'Pa1·a el otorgamien·
to, la negativa y la caneelacióu puesto en el art. 21 respecto de .saludabl-e, lo .es hoy mucho más, en viBta del inc.rem.ento qn~
de las cartas de nacionalización, los Diputados compr9nde tam· ha tomado la entrada de elem-entos- extranjoer.os maleantes, de·
y para la fonna.ción de un Re- bién a loa Senadores. dicacloo a la industria fácil y provechosa de pro-pa-gandas sub-
gistro de toclos estos actos. versivas o desqui~iadoras, que por medio de la nac.ionalización
ir~tentan abrirSe camino hacia los cargos de el-ección po-pular,
En -el art. 5.Q s-e han agregado dos acá.pites, d-e los cu~le&, -eYplotand.o la ignorancia de ciertos elementos popular-es. Es·
uno -es -ent-er.am-ente nuevo, y -el ota·o €S una m-odificación d-e .to no se: ha visto todarvía en Chil-e) pero no tardará -en prOdu·
:forma y de fonclo del inciso 5.' ele\ .art. 21 (23) de 1a Consti- :eirse el fienómeno ax.J_.tú, como ya se ha producido en otros pu-e-
tución anterior, trasladado a -este artículo por la r-eforma.
-68-
-69-
bl·os americanos. El acápit.c comple-tamente nuevo que se ha
.agregado al art. 5.Q dice así:
<<La ley r·egla-mentará los pr-oc-edimientos para-la opción -en. AJ't. 6. 9 antiguo (suprirnido).
tre la nacionalidad c.hil-ena y una extranjera i para el otorga-
miento, la 1H'1gatiVJa. y la canoola.ción de las cartas cl.e na.eio- Texto antiguo:
nalización, y pa<r.a la forma·ción de un c-egistro de todos estos
actos». · Art. 6.9 (7.9) A la Munieipa·
lidn.d clel depa-rtamento de la re·
Diver-sas c-onsid·E"raciones han h-e-cho indispensa·bl.e la intr-o-
sidencia de los inc1ividuos que
ducción ele este acá pite nuevo. En primer lugar se tvata d·e la 110 hayan 1w.ciclo en Chile, co·
reglamentación de los proc-eclinüe-ntos para el cumplimiento d.e rreftpoucle ;declarar si están o nó
ciertaB dis·posi·ciones constitucionales, qu.e, dado su carácter ad- en el caso de obtener natural:l:·
jetivo mer-am2-nt.e reg1Jsm-e-ntaóo, no debían t-e-ner cabida en eJ zaeió.n con arreglo al inciso 3.9
cuerpü mismo de la Constitu.ción, que sólo d-ebe contener dis~ d.el artícUJ!o anterior. En vista
de la. declaración favora·ble de
posi-ciones de erurácter fundamental y sustant.ivo. Ad,emás, la
la Municipalidad respectiva, el
nueva Constitución contiene ideas que no contemplaba la anti~ Presidente de la República ex-
gua, como- son la opción ~ntre c1os nwcionalidades, y la negati- pedirá la eonespondie:u.te carta
va y oan()e~ación ele las c:artas de na:ciona1iZ~a:ci6n. Finailmente · de natm·8.1eza-.
~ hare necesario c.ontemplar -el establ·ecimi-ento permanent-e y
n"Otorio d·e. un medio de comprobadón dre las div.ersas situ-acio- . Fu-é pr~ciso suprimir en absoluto el art. 6.9 de la Constitu..
nes jurídicas -espedales que en makria d-e nacionalid.ad hayan ción anrterio.r, por coooider.aciones de. ÓI'denes di.-<)tinto.s. En pri-
de cre.arse al •aun pa-ro d-e las dis·posiciones constituciona.les. S.e me~ lmgar, es:e a..rt. 6. 9 seña1a1ba. a las Municipa1ic1ad,es la atri-
comprende qu12 todas estas mat·eri·as por su c,ompl:e,jidad y mi- b.um6n de «d-ec.lara.r» si los -extranjerol'.i postulantes de la na-
:O.uciosidald, no pued·en 1queda;r retablecidas en la Constitución ci·ona:lizaC<ión ord~nar-ia ..estab-an o nó en -el caso d·e obten.e~la.
misma sin ext-ender desp.ropordonadamente su textó, y s-o.n por Esta frucult·a.d .'3-e reducía en ·€'1 hecho a comprobar si -el pos-
el co-ntra.riq materia.s propias de varia1'i 1-e-y.es, '0 mejor de u.na tulante tenía o nó un año d-e residencia en el país, puesto que
sola que s-e pue~1e dictar ·con ·detenido estudio teniendo en v1."3"'" ~l ~d:seo» de avecindarse -en é-l .es un acto d·el fuer.o int-erno
t~ trabajos an~logos realiz¡a·d·os ·en otros países, y mo{1i-fic.a:r má:i lDdlV~dual qu; .escapa a toda com¡woba.ei6n positi-va por los
tar-de en annonía con l·os dictados de la experiencila1 que se extr.anos, Y soLo pue-cLe deduci;roo -con mediana verosimiliturl
recoja en su aplic-a.ción. Semejante ley sería una más, agrega- de algunos actos del ®licitante y del tf~xto· mismo de su soli-
da a 1as qn.e -en Chil-e .se 11-ama.n leyes const·it-ncimuües, por es- cita·~· Es-ta materia es de mero p.rocedimi-e-nto, y d~be quedar
tar pr·evista espoedfli,CJamente su dicta-ci6n -en el texto mismo- de encargada a la ley, la cual puede confiada ahor-a, a las mi.'3-
la Go11Btituci6n. .mas Muni~ipalidac1es, o a .otras autorida;d.e1s o funcionarios co-
Ya hemos visto que en él Decreto-Ley N.o 7-47, se establee& m~ lo aconseje el eStado actual del pals y -el ejemplo d-e ~tras
el Rol de NaeionaUzaciónes, ·que con-.es·ponde -en parte al Re- de análoga s-itua-ción. Pero el artículo anterior adolecía ad.e~
gistro pr-escrito en .este ac.ápite final del art. 55' de la Cons- m~ de un .g~a:.f) inconweniente, panque colocaba· a las eorpo-
titución. ,raci~nes mun_ICipales en e1 pie forzado de pronunciars-e a.fir~
· mab;.a o n:egativamen-te s-obre un solo r.e=quisito, (ü de ]a r~si­
de-ncia i de maner·a ·que, comprobada ésta en forma irr,e,da 1:_
gü~ble, ella'S no podían legalmente ha.cer otr•a. cosa qu-e fran-
quear. eJ. paso a la naci·onalización _solicitada, aunque tuvieran
~c?nocn~nento de- ·C-ircunstanciaB que hicieran al p.ostulante iD.-
ihg'no''dt!'l benefi,c.io que pretendía. Producido fü informe muni-
-70- -71-

,c.ipal favorable, el inconYeniente se agravaba todavía más, por 4


1a.s ·carta::; de na,.cionalización deberá ~SJer cleCl"'tetacla y firma-
1que el Presidente de la República no tenía otra atribución da p·or oe-1 Presidente ele la República, previo acue-rdo del Gon-
,que la d-e expe.dir la carta de nacionalización, crne la Consti- se·j·o ele ñ'Iinistroo y ·.fiundada en el hecho ele habe1~ sido otorga-
,tnción le imponía precisament.e sin dejar lugar a la negativa. da la ná.cionalización infringiendo las disposiciones del art.
En breves términos, el 'antiguo artículo 6.Q, conrv-ertía la na- 3,Q, .o bien en cir·cnl11Stancias poste-riores q~1e · ha1gan indigno
cionali:z.a.ción ordinaria en un derecho pe1'fecto d~·l extranjero. al nacionalizado del beneficio qn-e se le concedió. La cancela~
que tuviera un año de residencia en la República, lo que es ción, en el primer caso o &ea cuando la naciona.lización se otor-
contrario a la esencia misma de esa cl.a.se, de nacionalización, gó en contraven-ción a la:5 inhabilidades estableeidaJS por .e-l
que es la de ser un beneficio cuya petición se fr.anquea con li- art. 3.Q ele la ley, equival-e más propiamente a una ClhM.Üación
J:>.etalidad.. pa.ra el interés del postulante, pero debiendo r-et3Je·r- aunque la ley no lo exprese así .
.varse e-l llamado .a concederlo la facultad de otorgarlo o no, en Finalmente, se provée en el art. 5. Q al -establecimiento- d-e un
¡armonía con el interés suyo, que· es mil ve·ces más digno d€' Registro en que deban inscribirse los actos r~ehlt.Lvos a la op-
contempla-ción. ción entre 1a nacionalidad chil-ena y una extranjera,_ y al otor-
La reforma constitucional ha venido a colocar las cosas en gamiento. la negativa y 1a cancelación de las cartas de nacio.:
:m verdadero lugar, estableciendo la facultad de resolver ne- nalización. La; ley puede determinar la forma €•11 que se de~a
gativO!Inente las solicitudtes de nacionalización. La ley deter- llevar -ese Re.gist1·o, en -e-l J\fi.niste:rio del Interior o en el de
minará la autoridad llamada a pronunciarse en sentido afir- Justicia, pues hay tan buenas razon-es ·para que. ·corr-esponda
mativó· o negativo y nada obs,ta a que sea designado para el al uno como al otro, siendo lo esencial qu·e se le estabJ.ezca 1
caso el P.rosidont€ do la República. para facilitar la ·constatación el-e esos acto-s. Con -esto se s.ubsa-
Dló todaívía un paso más avanzado l1a, refo-rma constitucio- nal~á la d-eficiencia que a.n.tes se oontía, cuand-o se necesitaba
pal &e 1925, al ostable<l€r la posibilidad de oanoelar las cartas ¡tveriguar si un extranjero estaba o no na.cionalizado, para lo.
.de naeionalización, que queda entregad•a, a los proc.edimientos cual e1~a pr.eciso ha·cer una pes~-da investigaCión a través de va-
y autoridad que la 1-ery designe. Esta inst~tución jurid1ica co- rios años de la colección del Diw··io 0}-icia.l, que apenas s-e en~ ..
rresponde a la facultad que -en la vida privada tiene todo in· cuentra en Santi-a.g10, y es cnsi imposibl~ conseguir en las pN-
dividuo para eliminar de su hoga.r a los que, habi-e•ndo ingresa· vi~cias. L·a cOJlveni-encia de esta•blecer este Re¡gistro, que ya:~
d-o a él -con su benePlácito- soberano, se haYa!1 he-c.ho indigno~ apreciable, ·cr.ecer.á con el ti-eompo; a medida que anme~lt.e el mí-
.de la confianza otorgada. Es -también un complemento n.e:c-e .. m-ero de extr-a-njeros en-el país, y con ello aumente también el
{>ario y -consecue-ncia lógica de las leyes de resid,encia. 1mporta n.úmeTo de las nacionalizaciones.
una reforma subst~a,ncial d~ la Co-nstitución anterior, cu~r_os La utilidad ele insC<ribir. en el Re.gil3tro la.s opciones y lad
#rminos d-aban a la nacionaJi.zae.ión, una vez otorgacla, el ·ca- ,rt·:'J..cionalizaciones, ·.Y las -eanceiaciones ele éstas últimas, se im~
,rá.cter irT-evocable de. un sacramento religios-O. pon-e sin n-ecesidad- de- demos-trarla; pero p.u-ede .c,aber duda
Dioo el B.cápite final y nuevo del art. 5. 0 qne «La ley· re- respecto a la utilidad de inscribir las negativa-s de nacionali-
¡slamenta:rá las· proc-edimientos para ... el otorgamiento ... y ~ación, y conviene justific:a.r el procedimiento a este respecto.
Ja C\ancelación de las cartas de nacionaliz&ción», sin -especifi- jl.ún ·cuando n.o a.par•e:zca a primera. vista que sea s-iempre in~
_ear; pero, sin fo·rzar la Lógica, se comprende que esta dispo·· cm1v-eniente otorgar la na·ciona-liza,ción a un postulante qu-e la
.sición sólo se refi~~re a la nacionalización ordinaria., que es la solicit-e po1· segund~. o tercera ve•z, después de haber obtenido
··única susceptible de quedar sometida a procedimi-entos de- l'lesolución negativa en una o d-os oc-asiones ante·Í'iores, siempre
terminados po1· una ley .general, puesto que la nacionaliza-ción ~onv-endrá. tener -a. la vista los ant'.eced-entes de las ne-gativas
por gracia especial arDa-nca. su origen en cada caso c1e ;una ley -a.nte·riores, po-r.qu.e en· algunos casos puedw ser -el-los de tal naM
:"iSPecial también. tm·aloeza que justifiquen la reiteración de la negativa en cual-
· Según e 1 art. 8. Q del De-ereto.J.Le-y N. Q 747, la cancelación de qui-er tiempo o siquier:a durante un período más o menos pro-
-72- --73-

longa,do. Pa·r-e·c.e indisp,ensable también que .el funcionario en-


carga.do del Registro de opciones y nacionalizaciones, tenga ART. 6.
también bajo sn ·Ctmto·diael Archivo de lo·s exp.ec1iente:. :m qne
.conste la tramitación de los actos indicados. Texto actual:
Por el Decreto-Le~ N.' 747 oo ha mandado formar en el
Ministerio del Interior un Rol de Ca.rtas de Na-cionalizacióo, Art. 6.-La naeionaliclac1 chi·
en el cual de'berán inscribirse, según dos procedimientos dis- l.ona. se pierde:
l. 9 Por nacionalización en pais
tin.tof:!, las -cartas de uacionu.lizaciún otorgadas en tiempos an- extranj-ero;
teriores y las que, se otorguen en adelante. E~te Rol, es sólo 2. Q Por cancelación de la ca¡·-
una parte del R.e,gistro pr-evisto por la Constitución, y para ta d-e na.ciollalización, y
completar éste, será p-reciso que se dicte una nueva ley en h 3, 9 Por prestación de se.l'vicios
cual se ordene la inScripdón de las opciones por la nat'!ioila- durante una guena,_ a enemigos
lidad chÜe•na., y la anotación de las canc.elaciones de cartas de <le Chile o de sus aliados.
.n-acionaliza-ción al marg1en d·e la in~':icripción de la re,.,pt>cti"'a Los ·qú.e hubieren percUdo la
nacionalidad -chilena por cual-
carta canc.elada, .en forma análoga al procedimi-ento emplea.clo quier-a de la-s causales estableei-
en el lkgistro CÜnset~vador de Bienes Raíce-s. También &e de- das en este artículo, sólo podrán
be,¡·•á ordenar la anota:ción de las denegaciones de nacionaliza- ser rehabilita-do-s por ley,
ción y la fíormación de índices metódicos y s-encillos de ~odoH
.estos actos y d·e un Arc:hivo en ·que se r.e.co_pile-n los ..:xpeLli~ntf·-~
..Est-e a.rtículo es totalmente nuevo, aún cu3.ndo a primera
:a que ellos hubieren dado lUiga.r. Asi se habr•á -cumplido ín- VIsta parece que no lo fu-era tanto su prim-er inciso.
tegramente el pr-ec·epto constitucional, y se S·e<r•virá al interés
Inc-iso J. o: Dice ahor.a qu-e se pierd-e la n.(JJcionali>d(J]d -c.hilena ·
público, evitando muchas dificnltade!S.
.·por la nacionalización en país ·extranjero, y con ésto dic•e ~u­
·L-a naciona.liza.ción por gracia espe-Cial no podrá ser c-anc-e-
~ho más que- el inCiso 3. 0 del art. 9. 9 de la Constitución an-
lada por .el Presid-ente de la República con acuerdo del Gon-
_teri~r que. pal"'a. ese caso establecía ún_icament-e la pérdida de
sejo d-e Ministros, pues deriva su ex-istencia ele una ley. Pero,
la cvy.dadanía, que f'S cosa distinta d·e la na-ciona.lida·d, como an .
aunque no lo diga expresamente la Constitución, podrá ser
tes lo hemos d-emostrado, aú:n- cuando ambas ideas aparécieraa
cancelada por medio de otra ley, cua:ndo -el agraciado hubiere un tanto confusas en el texto antio·u-o
ofendido grav-e.rnente .a la República o cometido actos qne l~
~sta pérdida de la nacionalidad p;ra .el chileno que se nacio-
hicieren indigno del honor q.u-e se le otorgó.
nalice -en paÍIS extranje;ro, no importa una sanción p.unitiva
de un acto .que se considere delic.tuoso o por lo me·nos· ind.eco~
roso,. sino por el e-ont-rario, una Ú·forrria ampli·a.mente liberal
qn: env~eLve .el reconocimie:nto doe1 dere·cho que ti-ene cual-
qUier chll:no para cambiar nuestra nacionalidad por otra,
cnando estime gravosa la nuestra o más vent•a.josa la otra. Por
o.tr~ parte, ·eua impor-ta tan.tbi~n la consagración de .un prin-
-c.lplO de De:r-echo Internacional esencialmente justo y equita-
tlv~: el .d-e qu-e cada _persona no debe Wner más _que una. sola
nac10nahdad, excluyen'do toda pretensión .de exigir a los chi~
~;enoo '!18Jcionaliza;dos en otro país la obliga:ción de con.oorvar
i t_ámbién l~}_Iadonalidad chilena, o sea de tener dos na,cio:o.wll~
···'··'
-74~ -75-

dades, p1;etensión ambiciDlSJa que ha .:.id9 sustentada por a.1gu- ción, o pnr me-dio de una simple retraCtación que la· Consti·
nos países d-e t-endencia. fe-ndal o imperia:lista. tución no provée ni pue·de estahJecer una ley general, sino
Chile ha eliminado en forma in-clirecta., r-especto de sus na- consul.tanc1o el bien enteneUc1o interés na1Ciional con el máxi.
cionales, toda pr-etensión a la nacionalidad dobl-e o múltiple, m~Mn d·e pn'!•cau·cione1s que requiere l•a dicta.ción ele un·a ley
en arm;nía con su de·cisión respecto fl los extranjeros nacio- espe,ciall.
nalizados, a los cua1es .exige -en forma directa una declaración En cuanto a los ·extranj-eros nac.ionaliza.dos a qui-enes S€' hu-
expresa de Sll renuncia a la nacionalitlad anterior. S~lo nos bi-ere cancelado su GHrta rle n:3..cionalizaci6n, la situación se pr'~·
aventaja ~en -est·e pU:nto la Constitución de Checoeslovaqma, que senta mucho más grave, pues se trata ya de indirviduos a quie·
en sn art. 4.9 reeibaza expresamente la dobl-t> na.cionalidad; Y nes la R-epública, d-espués de ha"he.rlos aceptado, sf ha visto en
~e nos aproxima el Japón, que- €'11 su ley clP nacionalidad de el caso de repudiarl-os, por con.sid·era~ciones de peso que ya .
1899, eonsiente la desnacionaliza,ción d-e sus súbditos d-e más ele están señ·aJadas -en términos esp.ecí-ficos por la ley tespectiYa.
17 añoo de edad, pero sólo a condición de hahe-r hecho el s-er· Para .e&te ·caso, no se -concibe la posibilidad de una nueva na·
vicio militar o haber sido le:gahm:-nte dispensados doe él. cionaliz-ación por el pro·c-ed_imie-nto ordinario, ,c;ino la de.cisión
·bJCiso 2.Q EiStablt:ce .en forma .sustantiva la cane·ela·ci&n d-e ele una hw especial cuyo ant·ecedente lógico será sin duda la
las cartas ·de na.cionalización, men-cionada incidentalmente en absolut~ d-esaparición ele los motivos -que justific3ron la can-
el último acápite clel.art. 5.9. Abarca tanto a la pacionalizaci~n celación, o la circunstancia de ha.her sido d-ecr-etad8. é-sta a vir.
m·dinaria,. como a la extraordinaria que se conced-e por grama tud de considera·cionre erradas.
~speci·al ~unque sea poco probable, pero no imposible, _·que :le· El caso· más grave de todos es el ter0ero, en que f,:,\e- trata
gue alguna v-ez a hRce·r5e necesaria en el caso de uaclOnahza- de chilenos que se hay,a.n he-cho reos d·e abominable traición
ciones honoríficas. a la patria. A primera vista parec-e imposible en tal caso J a
Inciso 3.Q Priva el-'.: la nacionalidad chilena a los compatrio- r·:habilitación y sin embargo, ella no RÓlo ·es posibl-e, sinq in·
tas m.1estros que, en caso¡;; r·nros pero tampoco imposibles, lle- chspensable dentro ele los dictados' ele la sana conciencia. y ele
guen a manchar su honor, prestand.o su cooperación a nuestros los ~.entimi-entos de humanidad, .cuando una personFt hwy~ ;:;:_i.
ad(versarios o a los de nuf\.stros aliado~ en ca;'lOS de guerra e:s:- do JUzga.cla con erro-r o condenada por la iniquiclad. La Úha-
-terlor. No s.e clis-tin¡gn1en lo(:; servicios que se presten a lo's ene- bilita.ción por medio de una ley en -esos casos, importa -el máXi-
~lÍO'OS d-e manera que están ·compr-endidos no ·sólo los servicios ?'1'1·'1Mn de- garantía para la Re,pública y la mayor re-paración
o ) • • d
militar.e-s, sino también los Lliplomáticos, p~·cumanos) e propa· para el compatriota que hubiese sido injustamente d-espojado
ga.nda y otros (111-e redmiden en perjuicio de la causa d-e Chile ele· sus mayor-es ta~nro:s: la Patri•a. y e·l honor.
o ·de [a de sus •ali-a.d.o:s. E&ta de·snaeoiona•liza,ción tiene cierto ~ludi-endo por última vez al De·cr-eto.Ley N.Q 747, cábenos
·catrá'Cter punitiv.o, po.r cuanto sancion1a ruct01s q.ue en parte .decir que en la 1ey qu-e se dicte para completarlo,··,;¡e d.ebe or·
·están ·de.cla-raldos delitos vor 1el Código P·ena·l. denar la anotación .en el Registro pr-es-crito p.o.r -el art. 5.Q ele la6
Acápite final. E~tablece la posibilidad de que los chi1euos .d.e.s:n~.cibnalizac.iones de chilenos nacionaliZ>ados en países ex·
privad-os a~ su na·cionalidad a virtud d-e las disposiciones ante- tranJeros Y d·e los que in-curriex~en en los delitos ·señalados en
rio.res, pUJedan ser r-ehabilitados por medio Cle una ley. Esta· el i~ci_so 3.Q del art. 65\ d·etermin-ando al mismo tiempo los pro-
disposición se jnstifica. en todos los casos, l)ero rio por una ·0e!dimientos a-d-e-cua.do:s pa:r::a comprobar en forma f-ehacientf
misma razón en todos -ellos. )os actos que en .uno y otro caso justi·fiqUen la. desnacionali.
~p-ecto del dhil-eno que volunta.riamente y sin coin.eter de- zaci6n. También será pDedso determinar la anota-ción d~ las
lito, haya hecho .uso de su der-echo para abandona~, n~estra rehabilitaciones resp-e•ctivas, y aún de su clenegación cuand·o el
naciona.lidad, hay eonw.nieücia en franquearle un medio d-e Pod-er. Le.gis:laüvo hubiere resuelto en sentid-o adverso las so.-
~ecup.erarla; pero también es del caso no d·ejar la rcll-abilitación Ucitudes de los desnacionali.ZJados.
&l arbitrio de su sola voluntad por la vía de la nacionaliza-
~ 77-
-76-
.la independencia y sinc-eridad d.el sufra¡g·io contr.a. el co-h-echo
y la intimida,ción. E.ste s.istema, toma•do de la experiencia cl:e
Ciudadanía .otros país-es, fué introduc-ido -en GhiltC• por la ley -electoral di'
20 de .Agosto de 1890, Y.es uno de los pocos frutos prove,cJlOSOt'-'
qu-e prodUijo la agitación políUoa. p·recumo·ra dre la .revolu-
A&T. 7.
ción a~ 1891.
Tecdo antiguo: La aplieación d-el vot-o secreto s:e ha visto constantemente de-
1'exto actwl:
]ormacla por la. viciosa acción d-e los partidos politices., p•e•ro
Art. 7,9 (8.9) Son ciudadanos es ajustado a la razón esperar que·-en el futuro v•.a.ya.n disnli-
Art. 7. Son ciudadanos coll de-
activos .c,on derecho de sufragio nuyendo lal':> mi~tifi·cacione·s en est-a materia, a m-edida q.ue s-r.
recho a sufragio los ehilenos que
los chi.le;nos que hubieren cumpli-
hayan .eumpliclo veintiún año~ ~le desarrolle 1a indep-endencia e:conó.mica y la -cultura de las ma-
do veintiún años de edad, que
c-daü 1 que sepan leer y esenb~r, sas ·popular€8. S-e consid·er.ó saludabl·e incorporar -e-1 ·principio
sepan Leer y es·eribir y estén ins-
y estén inscritos en los regls· .del voto se-creto ·e-n .f,l texto c.onstit,ucional, aún eua.ndo por su
cr-iptos 611 los regis.tros electora-
tras eleeto1'ales.
Estos r.agist1·os serán públicos
les del departamento. naturale·za :reglam2·ntaria parece ser más propio de la ley, por-
y valdrán por el tiempo que de-
Estos registro-s se;rán .públicos qu-e se quis-o d.arl~ vida estable y garanti-da contra La aceión par-
y durarán por el tiempo que de-
termine la ley. ti-dista, qu.e suele convertir -en simpLe •Capricho o inspiración
termina la. ley. ·
Las inse_ri·pciones serán conti- inter~sa.da l'a. voluntad 1-egislat.irva.
Las inseripciones serán eontí-
nuas y só~o 86 sus·penderán en Nuestra pr<'·Üsión d·e que se P·I"e·feceionarán los· m-edios de
nuas y no se -sus-penMrán s-i-lw
~ 08 plazos que la ley señale.
en el plar~o que f"¡je la Ley de ha.cer eof-e.ctivo el s-e-creto del voto, está ya confirmada por los
En las elecciones iJOP~'lares. el
Elecciones. hechos. El Decreto-Ley N.' 542 de 19 de 8e·ptiembre· de 19,25,
,qufragio será secreto.
roomplaza el pupitre que antes se usaba, y que d-eja·ba lug-ar
., d 1 a'·t 7 Q anterior. con para muchas triq.ui·ñu.elas de los a1gentes e-lecto-ra-les de los par-
Este artículo es una re-produc.clon -e - . . ~ . fl...
. . . 1 1 , o·ación el-el ultuno y urc- tid'OS1 p-o-r una pieza. aislada.y cer.rad·a en la cual el eleetor d-e-
al o~unas
.
alteramones
.
verba -es
,
Y a a.gr-eo
b 1
.
e son ,seiS cm
. co
be entr~r para colo-car su voto d-entro d-e un sobr-e, encontrán-
~pite De las alteracwnes ver a es, qu
:: ~::í!an. -el significada anhguo d-el ~-r~í~ulo ; pero ~ay .una
e ue aún ,cuan.do tampoco lo -cambia, a JUlClO ~ne~tro, sirve pa-
'
d-ose completamente sustraí-do a to-da. vigilancia o •espionaje.
No es a nuestro juic~o del todo justificada la colocación d-el
! ,.
~ a poner
t-érmino a una interpretación constüuclOnal que an-
· rrada
aeá.pite relativ"o al s.eereto del sufragio en el capíÚilo d-e la
.tes· s·e hacía y que noso·tros consideramos siempl~e e . N acíonaUdad y Ciudadanía, pues b.ien podrí-a. haber encontra-
Decía el texto -anterior: «iS.on ciudadanos c~chmos . . : » lo que do mejo-r ubica~ión e•n el Capítulo de las ilarantías Constítu-
})er:ihitía sup-oner qn·e había también ciudadanos pastv;s} aun- _c-ionales.· La Constitución alemana, que -es tan metódica, con-
u; la. Constitución no lo dijera ex-presamente. Esto lO mar- ~iene el mismo precepto en s-u art. 125, ubic-a.do en la Segunda
q " na erróne~ interpretadón eonstitueional resp-edo -~e Parte: De>·echos y deberes ¡,.na,a,nenta¡es de los alemanes. Pe-
gen a u . ~ t arO'"Oitt -de elec.ciOn ;ro el pe·cado de la ubieación es solimente v-e-nial.
las condiciones que s-e exi.glan pa.ra op ar a e o . i
o lo veremos al triltar d-e esta matena _en e ca- ·La observación relatifva a la ubicaCión del acápit.e final
p¡>P ular ' Com ·
. itulo r-elativo al Gongres-o N am~na:. Con a _supreslOn
1 ' de la
. del ~a.rt. 7. 0 ·es ta.mbi.én a.pllc.able a loiS dos ant,e~riores., que se
palab-ra «:a,ctivos;:.> ha qu-edado eh?lm~-do tod-o ~:etexto :ara :r-e.fi-er-en ·a loS r-egiStrOs y a lqs inscripcione-s -electora1~s, que
fntentar la justific_a.ción d-e la errada lnt-e-rpre.tacwn que 'ere- también cont:?idera~oo despegadas con relación al .capítulo d-e-
la NCwionalid~J,· y Ci'}Mlada-nía, &in que .e-llo import.e un defoe•c-.
.mos tPiil su aportunid:ad. t d ·1
. Ele a.oálpite llftrega.do al final, que establBoo el ooct·e ~ e to de graved•ad/sobre. t"odo si se toma en cuenta que se p¡:-o(mró
' o · ta una Inno- Nducir las r-efor.omas a lO má,s i:q.dispensabl-e.
sufraO'io en las elec-ciOD..€S popula:res, no lmp-or .~
- , ., o las prácticas políticas d-el .país, sino la consagra·cwn Cw~$tión de·· t:-e,cllicismo jurídico, pero también sin tra.s·cen-
v a-c1on en ,~ so-uarda
~onstitucional y firme. d-e. un sistem-a die. vota.cion que r-e o
-78-
-79-
Llencia con~iclerable, es la clel- nombre que nuestra Con;<;titn-
momt-..nto para intenta. ¡
ción da nl ¡\.egistro de lo::s Ciudadanos. Ella lo llama «regietro teria t . . . r una re arma 8nbstancial en e·sta ma-
' Y UVIIDOf:i ocasión de e
electol'al» y lo menciona. 5iP.mprP en plural~ teniend·o en vista verdad. onvencernos d.emasiaclo de- -e-sta
que su objeto principal es el de se-rvir c\e pa(h·ón para ll-ama)~
Pero, lo qne no se hizo -en 1925
a los ·ciudadanos al ejoecrcicio del derecho ele sufragio en. las reforma y e . · d ' puede ha-cers€ en una nuev::t
diferentE.; divisiones y subdivisiones administrativas del terri- la experÍ-enci~.n \ Ien-e a -elantar alg-unas ideas cristalizadas _por
torio nacional. Pero, en l''ealidad, roe Re-gistro no ti.ene ese solo
objeto, sino también ·otros más, aunque de meno-r "importan- La ed·ad de 21 años, aunque está adoptada o ~
ses, no nos pal'tf,ce- conveniente . p ~ muchos pal-
cia. En Chile mism~ ha servido durante medio s1glo para ex-
tra-er cl,e sus listas los 11ombres de las persona!) llamadas a des-
f~rible el sistema de la Constft~l~~ó~h~:' {~.;~nsicl~ra~o~ p~e­
anos para los solteros Y 21 l ' qu-e ex:tgia 25
.empeiíar la comisión d.e jurados de imprenta~ y sirvió en para os casados En -
la mayor parte d 1 . · nues 1ro pa1s
H-125 para con~ultar el voto de la Nación r·especto üe la Ref¡or- e a Juventn.d, sobre toclo en la clase alta
en l a •Cl ase media no h 'el ' ·' Y
:ma Constitucional. En Suiza, Bélgica y démás países en qu.e da ni-tiene co-~pl t . ad- conc 1m ~su preparación para la vi-
.existe el sist,ema d·el?·eferenchLm, o s-en IR cons.ulta •a. la Nación e a m -e·pcn•denma a la 1 d d 2-1 ~
otorog'amiento ele la Ciudad-a , ., ec a e anos. El
rt•Mp-ecto d·e de1··tas l·ey.es, -e1 registro sir'\'{' para determinar lai! t , . nia a Joven-es de esa edad .
sen a ad-etna."":i e-l mcon"''eJ1l.eJ1l' ·l . t
""" vE" m eresar
d-emas · .1 te ' pre-
¡wr:=;ona~ llamadas a dar un voto de eaT,áJcter legislativo. Por
oon~Lguient-e. nons:i·doe•r.amos que los 1Lmnad0s «registros -ele.cto-
.no a la
dos 1t
v
.iuvent.n{l en las lnchas polític -~ . d Iaco
a:-;, :e• m uce a los parti
m pra-
rales» en Chile, siendo v·erüa-deros catálogos o pa.clr-ones de las Ja~:n~~J ~ ~~s·el~.;:·o el~ sus intereses la inexperi-en-cia juvenii:
personas habilitadas para c•j-erc-er ~oclos los der·echos de la Ci.u- al cumplimiento J de :l~: ;·.~a ~r-ena le-lector al y sustrayéndOlos
dn!lanía, y no sólo los derechos e-l•e•ctoraJes, deberían llamarse
. co-n más propiedad «Registro~ Cívioo::;» como sucede ·en la Re-
públjea Argentina, .el Uruguay y otroo paÍS·e-S america.nos.
Por otra
ca-si todos 1~:-L~e,
-.

tras la ley sólo les oto-r0'a


h: -e er.e::~ en e hogar y ·en la -escuela.
un C~l:tr-asent_ido manifies-to en conf.erir
ere os p8htwos a JÓvenes l 21' -
. · ' e-e · anos, mi-en-
Nad::~. dicela rf'forma con rela-ción ·a,l carácter obligatorio los 2-5 años El
. .
1 ., la pl;mtud de los cleroe•c,hos civiles a
roa se· agravana en el caso 1 b .
del YOto, q.ne- ;,.e >2ncuentra ef,tablec.ido en otros países~ (Bél- yorida-d civil a los 91 ,- e e re aJar la ma-
gica., Holancla, Checoeslovaquia, varios cantones suizos, Repú- . · "" anos como al.O'unar ve-e h
La Constitución ja o ' ., :-.; es se a propuesto.
blica Argentina) y que también se introdujo- en ·chile por el otorga el de~e,Bho de ~n~:::ior:o~elo').~e ~uen s~ntido p~áctico,
art. 60 del Dee.reto-Ley N.o 542 de 19 ele Sep-tiembre de 1925. ~;o Civil ilij.a la mayoridadeo en losos20:m ~nos, mientras el Códi·
Es pr-ef.eribl~ q.u-e no se hay-a éLa-do fn.erza constitucional a .<;e- No· · . anos.
' ~ lmagmamos que habi·ía cOnv . l
mP.jant-e reforma, qu-e es sÍlperior a nne~Stro -est(l.do cultural, y gencia en materia d.e instrucc·, , :m-e o aumentar la exi.
que habría ve-nido a ag-r-e¡gars.e a la lista d-e peligrosos ClllSa- ple conocimiento de l l t wn, ree ru:nancl·o en vez del sirn.-
yo.s int-entados por la introduc-ción prematura ele- ·embele-cos a ec- -nra v -escritura l . t ¡·
pleto~S correspona· 1 . " ' os es uc 1os com-
exóticos, com·o el parlam•e:ntarismo, la -comuna autónoma, -el ju- len es a una escuela 1 t 1
dio de alejar de la"' . 1 e emen ·.a ' como un me-
rado de im¡wenta, el voto a-cumulativo y otras que tan caro nos ·~ m nas a e -ementos in · t
les que constitu~en lltU·a verQÜenza . lconsc.Ien es y v-ena~
lum costado. Re.forma no debe importar siempre norve-dad, ·y h b , .l -o .. nacrona Pensamos aún qu
-~ . na ~1~ o mu.y saludable ·e.l requi~-:;ito d-e .h b l. h e
jamcí.s .utopía, sino,· en cuanto sea p-osible, mejora. En Chile, le- vww militar como Ull ¡· a. er lec -o el ser-
jos de- ha0er ·obligat-orio el sufr.agio, convendría más adoptar me- '
rales del electora•do
rrue.c lO de mejorar- 1as con-e¡··IC-Ion~
.,.
·
mo.
dicla.s que lo limita-ran .en el número y lo mejoráran en la ca- que sól-o conn.a.b' 'y aun com.o -condición esencial del d-eiX'-eho
·. • vv Irnos nosotros como 1 · '
lidad: !son JJltLmbce addendw sed pl1.~mbnm potius et pondera. ?lido: Somos también p·a,rtida·rios d~n coro ano del deber cntn-
=L-o repetimos, -el art. 7. Q de la Constitúción a-Ctual no modi- mscripción en los rAO"J-str"" , . 1 qne s-e establezca para la
"t:> ClVlCOS a d' '.,. ·
via·mente .en P. osesi6n del carn 1 d '·a c~n· IClon die es-tar pr·e-
v.c1
fica las condiciones est.ablecid·as por la anterior para la ad-
qnisic"ión de los derechos de la CincladanÍfi. No era oportuno el E · e. e 1 -entidad
~n esta materia nos awe t · p , ·
n aJa e1 ·~n~u, cuya CoUIStitue-ión di--
-81-
-80-
Nos ~nspiraba el propósito "el<-: introducir en el electorado eo·
c-e .en sn art. 6,6: «No podrá e<j·er0er .el clr::.recho de suf:a,gio Iií muna.l las sigui-entes variant>eS: l.ª' •que la.s ele-ctores no se sa"'"
~€r elegido Presidente de l:t República, Senado~ o D1~u:tadof caran del r-egistro el-ect,oral corriente, sino d.e•l rol ele contribu-
niTI.oaún ciudadano que no e:::;té inscrito en .el r:g1str.o mllltar». yentes de la comuna; 2.~· que &e conoodiera el voto municipal
Pero, no nos atre•vimos a pro-poner estas ule~, Y nues~ra ji las mujer-es -exentas d-e pote.')tad marital, y a los e...'!:tranj·e.ros;
abstención quedó j.ustificada con algo que suced10 ~~~pues: .aunqu-e no se nacionalizaran, con tal de que tuvieT"im cinco años
-fll la s-esión 31.!.\, de 30 ele Julio d·e 192;5, la Sub-•ComlSlon d·~­ d€ !"esidencia en el país, ejei·citando tanto las muje1·-es como lo~g
sechó las in{1icaciones formuladas .en sesi-ón de la Gran Co~;­ cxtranjeroo al1guna profesión, industria o comercio, o que tu-
sión por los ciudarlanos d·on Guillermo Jiar~.ínez Y ~lon Mo~es. vieren bienes ra-íces.
Veas, par:a señ.aJ.ar como- l'·21qt~isit·os d·~ ~a· Cludadam•9.· oel hab_ec Nin-guno de los elementos de etSta proposición era completa ..
cumplido las obligaciones e;scolar y mlllta.r, o por lo .me-nos 1n mente nuevo 1 pues todos ellos han sido expuestos y -est.udiaclos
{'};colar solamente. . d-esde año-s atrás en el pa.ís. La Sub-Comisión a-ceptó en prin-
Nos atr-evimos, y no nos pesa, a insinuar una 1d·e~ ~l..~€ alcan- ~i"pio la idea d·e- as~ntar el r.égimen municipal sdbre la bas-e de
zó a hac·er cierto camino y que sólo fracasó en d-e·fm1tlva mer·· un electo-rallo distinto d-el político, pero co·nsidlt'•rÓ que no ern
c-ed al estr-ellón d•e loiS inte.res-es p-artida.rist.as. 'ren-emos_ €~ con~ ¡iel -caso crear una nueva. .especie -de ciuda.danía, siúo tan sólo.
veneími·ento d•e q-u-e la crisis permanente- -en que ha V1v1do; el de establecer condiciones especial-es en el capítulo rela.tir-o a la
régim-en comunal en Chile después ele .1891, se de?·~ no s?ln ,a.dministra.c.ión local. Oportunamente se impond:rá el lector de
a la implanta-ción prt'i'matura de la autonomía mumc1pal,~ ~m o Jo que sucedió despu€6.
también a la acciÓn p-erturba•dora de los int·el'·e8'€.~ pn~ltlCOS
electorales. Cr.eemos qu-e el r·emedio d-e tan penosa süuamón ~e •
debe buscar, .a.parte d·e una organizmción municip-al nue;~' €n
la ·s-e-paración eomp}eta, de todo y por_ todo,. entre la pohtwa Y Cuestión muy ímporÚmte es la d-e saher si J..a actual C.onstí ..
los Municipios. Desde Luego, oo debe d1stanc1ar, y no por uno o· tución re-conoce el der.echo ele sufragio a. las mujeres, y colwie-
dos meses, sino por años, las -e1e.cdone::s municipal~ d·e las ~lec­ ;ne dilucidarla porque la cuestión del suftragio ·femenino <f'S de
ciones pQlíti-ca.':>, sean és;tas de Congr-~sos o de Preead-en~.es, 1dea palpitante actualidad €n tOdos los países civilia:adcs, el-e 1os cua-
qn·e ya está teóricamente ac·e•ptada, sino por los partld~s po.: l.es una. gran parte la han re..:;uelto .en sentido afirmativ-O, y
líticos, al menos por nume•rosas y r-c-l'>p-etables perso-nalldadeH otros la tienen en -estudi-o.
La C,onstitueión a.nteTior, como la actual, no d-e-cía nada ex~
de todos €llos.
P-e-ro nosotros quel'ríamos ir más ledos arún, pues desearíamos pr-eso al respecto, y sus mOO }W-estigioso~ Comentadores, Hn-
que el ele-ctorado de las municipalidades y el personal de ~­ neeu.s y· Rnldán, la. inte-1·pr~taron en sentidos opue-.st•OS, 11ue-a
ta.') corporaciones fueran r•e·c.lutados en forma enter~mf'nte d~­ el prim-ero creía que la Constitución negaba el der:e1c.ho de su.
versa del electÓrad·o y del personal de las corpor,&JclDnes poh~ -fJ-agiQ a las mujeres y el segundo afirma1ba que no se los ne:....
ticas. Para -eBte fin, al r,pÜa.ctar el proy·ecto del c·apüulo II, con- gaba.
sultamos en dos artículos sepa"rados las c-onU.iciones ~e1 sufra~ Ant..es ffU•e Roldán_, muchoo c.iudadanoo ilustrados pen'!=aron'
gio político, y las del sn.frag·io m~~icipa.L En m~'Dea:'H\1 c:e su-· co-mo él, per·o se fundaban en un a:rgumento que a uue.str•j·
Jra.gio político, o Gea del que habü1-ta p:ara. votar en lat:~ ele~~ juicio no .es suficientemente sólido p"ara sustentar un~1 con-
eion€5 d€ Diputados y Senado.r€s y de Pres1dente d~ la Repu·· clusión d.e tanto peso, como un pedestal d-e mader-a. rio ba.-:;taria·
blica, mantuvimús el sistema antiguo qu-e -es. también .el ac- para soportar la. mole de una -esta.tna de hierro.
tual; pero, respecto del sufragio en las elec~10nes comun~l~s, Se d0cía. que la Constit.ución., al -conceder el de.r-écho a Su.:.
propusimos en nuestro proye.cto que él se suJet~~a ~.. co:n~~Clow fragio a los ;«chil-enos.» -que tuvi.eran 21 años de edad, etc., com-
¡:¡es es·pecia.1es qu·e se de"krmina.rían en la Cons~1~ucwn. lX!"lSm~.h prendía con la .expresió-n genéri•C>a de <<chilenos» a los indivi~
Const. de 1925,---G
y en la l-ey· orgáni-ca de Municipalidades.
-82- -83-

duos d-e ambos sexos, en conformidad a la. regla ele her~lle.~én~ habrían hecho sin du.da en forma expresa y terminante, dicieil-
tica expresada por e·l art. 25 d-el Gócli.go Civil. E~ta tes~s Stl do que conferían el d-erecho eledo-ra-l, a lo-s «chilenos y chile:-
;tbrió cierto camino, pero como e.n. reahc~acl no tema am{ll.enta nas», o bien a los «-cJhilenos de ambos sexos»,- o habrían .etn-
en el país la idea de reconoc-er a las muJeres el derecho ~e gn~ pleado cualquiera otra expN!si,ón que no dej,ara lugar a duela
fra¡gio, la loey de elecciones de 1884 y las ~ue se h_an d1ctado r-especto de su inbEmción en tan importante materia.
después sobre la misma materia., han Yen1do cnn:~ngnando la Así ha.n prooodído los Esta-dos ele Eurnpa, que han estableci-
ex:clnsión de las mu.jeres en forma expresa y termmante. do en sus Constitu.ciones el Voto femenino. La-s Constitucion-es
Ha.y que -confesa-r que, si en realid-a-d la _Constituciól~ ~e 183~ de Polonia (art. 12) y del Estado Libr-e de .Irlanda (art. 14)
hubiera reconocido e•l derecho ele su.fra:g10 a Jas .. mu~eres, !as -establecen el de·r-e-eho el-ectoral «sin distinción de sexo»; La d-e
leyes que, a partir d-e 188-1 S-E' lo l1an negado, ha_bnan mcurn~o la República Fede:r-al de Austria, lo ·otÜ;r.ga en su art. 26 a los
en el pecado de inconstitueionalidacl, que nache les l1a repro~ «varones y hembras» e-n l~as elecciones fede-ralJCs, y -en su art.
cha.d-o, y que no es dable concebir. tampoco_ e~1 l<eyes 'CJUe ha~ '95 a los «hombr-es y mujer€8» para las elecciones de los países
s-ido dictadas en distintos tiempos y por d1stmtos Congres-os. (es~ados Dec[-erales). Y la enmienda o reforma XIX a la Gons·
Nosotros -consid-eramos que las. l-0yes indicadas fueron. per- titución d·e los Est-ados Unidos ele- Norte América, aprobada
fectamente ajustadas_ a la Constitución, y que sólo conmgna- en 1919, c1ice t am·biEm expresamente: <<El d·er-echo de los ciuda-
1

ran la t>xclusi6n d-e las mujer.es en resguardo de la ~ente cons- danos doe: los Estailos U nidos para vot-ar no podrá ser negado
titü.cionfü, con ·el fin ele- acln..rar un punt-o que h~b1a da~lo lu- Q r€1Stringido por los Estados U~idos ni p-or ninguno de los

gar a una errada interpretación. Las leyes por ~~ solas no _ha- Estados por 1·azón de sexo».
brían podido otorgar el derecho electoral a qn_1enes. la .Gonb· A nuestro- juicio es, p.ues, de tod1a. e"Vide,ncia qrie-, -cuando lo¡;¡
titueión se ·lo negara, ni negarlo a qni>e~nes la Uonstlh:c16n s-e ·constituyente., de 183r3 co,nfJrieron el d-erecho ele-doral a lol'!
lo hubiere otorga{lo. La mat-eria es U.e ca.rácter -propHtmente «chilenos» se reofiri-eron únicamente a. -loS homb.~es, y que no eR
constitucio-nal, y la ley no podría r-esolverla sino en el caso dable hacer extensi-vo el alcance de esa palabra a las muje-
de que el texto mismo de la Constitu-ción hnbilf!•ra deleg·Rdo su r-es, m-ediante una simpl-e interpretación deducida d-e la apli-
resolución al Poder Lt€lgi?lativo. . . cación de una- regla ele hermenéutica promulgada veintidos
E-s d{'- toda evidencia que la idea . ele -0onf1er1r el clere~ho años más tarde. También es preciso tomar en cuenta que no
electoral a las mujeroe-s no cr.uzó por la mente d-e lo!S c.onstüu- ·es da-ble prescindir d-e otras re·glas de her_menéutiCa que orde-
yentes de 1833 en Chil-e, como tampoco ha:bía -cruzado por la nan contemplar el es-píritu con que la Constitución fu-é dicta-
mente ele los constituyentes de ningún otro país has~a -esa_.f:· da y su..s antec-edentes conocidos.
cha. A Ú'ayés d,e todo el pe-ríodo histórlco d-e la hu~anulad mv~~ E'l texto actual de l~ Constitución dic-e lo mismO que la
lizada,. había pred,ominaclo la idea _Üe' qu-e los gobiernos d-e on-. anterior, de mo-do qu-e ha d-~:~jPido la cu-estión del Sufragio fe-
¡g-en po-pular se g-ener,a·ran s-ólo por la vo~untnt1 ele lo: homb:-es, menino en la misma situación en que antes ú encontraba. Pe-
y no es verosímil suponer que lo:-; const1tu1yentes chilenos, ms- r-o e-n las AcTAS de la ,Sub .. Comisión aparecen ciertos antece-
pirados e-n los p-receclente_s d,¡:. los Et:;tados Uni~os, de- I_ng•late·-, dentes que· pueden dar lugar a dudas. Eü 1a sesión 13.~ un
rra, d-e Francia y de- Es'paña. y hasta -en los eJemp1~s .üe ~!\.te­ miembro preguntó si las mujeres podrían ser elegidas para
nas y d-e Roma, hubieran concebido la verd~·dera ong:ma-h~ad cargos legislati-vos y la Sub-Gomisión estuvo c.onforme, en qu-e
de· consultar también l-a voluntad de las muJ-eres, m~x1me s1 se. el.texto constituciona-l no las excluí!l y en que el legisladOr era
·considera el buen sentido pr·áctic-o con que pr-oced1~ron, Y el llama:do a r-esolver la cuestión en d-efinitiva. Algo semejante
atraso cultural de las -mujeTes chilenas en aquella epoca, ma- 6c.urrió en la ses~ón 30.fl., en la -<mal _el.Ministro de Justicia,
yor aún que la inc.ultura niasculilla. : . , señor Maza, eXpr-esó el concepto de que la mente de la Sub~Co.,.
. Para introducir en nuestra Constltumon una 1~,ove-dad tan misión. habría· sidü dejar al ~e.gislado-r la. flacultacl de oto-rgar·
trl;l:.scendent·al como osac1a, aquellos sesudos coustlt.uyeutes lo. .a la mujer, cuando lo· estimara conveniente y oportuno, el v0~
-85-
-84-
vir ampliamoen.te a la patria y -a la humanidad sin necesidall
to muriicipal y también -el político, opmwn que no fué reba- de_ mezclarse en los nego-cios del Estado. '
tida. Parece, pues, que predominó en la Sub.;Gomisión la idea . El prirr;er país que apart-ándo~e de la simple cuestión te6.
de d<>jar a la ley la o·portunidad de otorgar el derocho de su- rwa, en~ro d€1rechamente. al camino de la práctica ensavand~
fragio a las muj-el'es. Pero el 11ensa.miento no basta, sino va el vato femenino . fué la Inrrl·al""ra
o · """" · """
·t....," ·conf¡'r¡'o' a '¡-•:.:lS muJe.re8 ·
V • •

acompañado d·H la aeción, para realizar las _obras hnmanas. que pagara~ ciertas con-triob.uciones. el derecho d-e tomar .parte
A nuestro jui-cio, las observaciones citadas, aunque fuero-n e~1 l~s elecciOnes de con<:;oP..jos locales de munUcip-ios y condados
·acogida.s 1'0'1' ila Sub~Oomisión, no tienen a:1cance·j-uríC1i,co -rulgu- s1gm-é~~dole de _cerca y en análoga forma aLgunos Estadds d~
no, pu-esto que la Snb-1Cmni&ión era meramer::te -consulti~a Y. ~ó­ 1a. Umon Am16n~cana. Dur~nte la g-ran guoerr.a mund~al (1914·
lo estaba encargada de preparar un proyecto de Con.srtitnelon, 1918), y despues de termmada -ésta, gran p-arte d,e los pue~
no era u-na asamblea cwnstit.uyente ·que pudiera dictar una blos eu.ropeos han ·conf•e.rido tambiPn a la mujer -el d-erecho
Constitución c-on p:J.-ena facultad para ello. El verdadero Po- de ·ele-g1r Y ser elegida, 11(} tan sólo en 18.S ·e-lec.ciones de éaráe··
der Coru:;.tituyente fué el pueblo ·chileno qu~ aprobó .el proyec- ter local, sin-o también en las elecciones. propiamente políticas.
to de Gonstitución e1 día 30 de .1\:g.orsto de 19·25, at€niéndose Inglaterra fué ·c.onfi~lfndo dereCJbos políticos a las mlijeref.i,
al texto -concreto- que s.e sometió a su c.onocimiénto y resolu- en forma P'a,u-latma, por medio. de tr·es ley-e-s -dictadas duran-
ción, y sin- tener- noticia de las dce·claradones. mencionadas, que te los añns 1918-1920, y ha llegado a con,cedérselos tótalment>!
sólo se han venido a cono-c-er por la publicación d-e las AcTAS en l<gt~a-l·?_?ndici·ón eon los hombr-es, en 192-7. Alemania, en l~
de la Sub-lComisión, verificada un año o mfus después cl.e-1 Ple- Constltucwn d.e 19·19,, se los :onfirió en su amplitud máxima,
biscito. . Y .Estados Umdos h1Zio lo mJSmo po-r medio- a:e la XIX en·
A. nuestr·o .fm-tend.er, pa.ra ctue la intelig.¡;.ncia que la Sub- m1enda a la Constitución, rea~lizada también en 1919.
C-omisión dió a la pala1bra «chilenos», ·contenida en el art. 7, ~-oy }as rr;ujere-s tienen der-ec;hos políticos en la mayor )a.r-
tuviera alcance. constitucional, éllo habría debido expresars-e t.e de,l~s pa1~-s europeos, los d-e las razas es:eandinava, eslava,
en el te-xto mismo del pr·o.yecto some•tido ·a la v-otación popular. ,g~ri?-a.mca Y anglo-sajona; per.o, poe~t-mane-c-en sustraídos al mo-
Y lo mejor habría sido decir claramente: «Lil ley pod-rá ex- _v¡m~ento e-n :;se sentido los. puebl-os de la rarza latina: :fl .rancia.
1

tender -el derecho de sufragio a las mujeres». Y entonces, Y s·ólo !taha,. Espana y P-ortu.ga•l: sólo uno de éstos, la Bélgica, h~.
entonces .el voto popular del 3-Q de Agosto de 1925, habría sig- confend-~ a las mu~-e.re-s el derecho d-e clegir y ser elegidas en
nificado la Posibilidad de la incorporación de las mujeres a1 las ~lecel·ones mumc1pa.lw, lo que manifiesta s-u tendencia a
derecho d~doTal. En forma muy parecid·a a la que insinua- seg·mr en €sta materia como lo ha he-cho en otras, las "aguas
mos está ~oncebid-o- el a!lt. 70' de la Constitución d-e Yugoes- do Ing!atorra. ·
lavia. · :Nosotr·os~ so-mos parti-darios d-e -que. se otol"gu.e a la mujer dt"
Sólo -en la segu:p.da mitad del siglo XIX empezó a difundi:- nuestro pa1s d-erechos pD'líticos ;·p-ero no en la forma ineonsid{!-·
se en las naciones .europeas la idea de conc-e,der derechos poh~ r~d.a como se los ~o-~oodió ~·_los hombres y que tantos inconve-
ticos a las mu:jeres. Ant.es, los espír~h1S :r.ef.ormadores, se ha- mentes ha producl'd·o en la p.ráoc-tica, sino de una manera
bían limitado a proCurar -el :rb:e.joramiento de la situa.eión fe .. mesu·rada , •v pro·O'I'€Siva
. · o · qu"
- "" vay¡a. avanzancl'O por pasos .conrta-
menina dentro d-e, las instituciones del DeTec.ho CiVil. La co-n- d-os, -en termmos· de- mej-qrar el ele-cto-rado naci-ollal y no d-e
cesi6n de derechos p-o-líticos a las mujeres dió lugar a porfia- -agravar sus d-efecto-s actuales. ,
das y luminosas .discusiones, entr.e lo~ .que lá pedían p~r r~ones ·A n~-e.stro juicio, se debería proc-eder en Chile, si~uie.ndo
d.e justicia par.a con el sexo flemenino- y de convem•e•nc~a ge- -el cammo t:r;-azado por Irug1aterra. Se debe c-omenzar por cou-
ne-ral al mismo tiempo, y los. que la recha:21aban por ·coruade·rar c~cl.er el derecho electoral a -las muje.res en las -el-ecciones mu-
que la mujer tien,e señalarla po-r la naturale~Za mis-ma una es- · nLC:Lpales, Y n? a la mayor parte. de l.as muje·res, sino tan sólo
fera de aoeión c¡u<> le es p·ropia y dentro do la cual puede ser- .a las que esten ex~mtas de la potestad marital y ejerzan al-
-86-
-87-
f!Una profesión industl"ia o comercio, o tengan. prppiedades'"
Por todo lo cu~l paguen contribuciones grand-es o pequeñas.
Dado este prim..- paso y aquilat•dos sus resultados por la ex-
peri-encia de algunos a.ños, consideramos que ha~ría llegado~ el
Otra cuestión importante relacionada con el ejercicio d~
. Caso de avanz.a.r otro, y otro después y en segmda otro·s ma.."J'
los der•e·c4os políticoS, es la relativa a su concesión a 1os ex.
pero consideraríamos una _locura concede: d·e golpe Y porra~ tranjeros.
zo el derecho de sufragio a todas las mUJeres que tengan 21
Es un principio genera1mente admiti{1o por todas las na-
añ·os ele edad, sepan leer y escribir y se inscriban en los re-
eion-es y por los tratadistas de-l D¡;,I-.e-cho PÜli-tico, qu-e en eada.
gistros ele·ctorales. . ., Estado sá-lo corr-esiporid-e a los nacionales la facultad de ej.ercer
Nos parece que se. debe ir gradua.~d~}'a· ·C.onc-esion de d~­
derechos políticos, y que: los extranj-eros sólo pueden teneT op-
rechos políticos a las mujeres, con suJecwn a .un plan combi-
ción a ell-os abandonando su condición d·e tales y acogiéndos-e
nado d-e consideraciones obj.etivas y subjetiv~s. Desd~ el -pun~
a los ben-eficios q.ue· dicJho Estado les otorgue mediante su na-.
to de vista objetivo &e de1Jería hacer el cammo en (nnco eta-
cionalizaci6n. Por este motivo, mereció r.e-pro-ha.elón uuiv-emal
pas: l."' Dfreeho de e~eg~r en las ele-eeiones municipa.t.es; 2:"
la exjg.eneia que a :fines d€1 siglo :Pasado fa:rmul6 Gran Bre-
Derecho a-e ser elegidas en las mismas; 3.ª" Der-echo de eleg1..r
taña ante el Gobierno ·de la República inclependiente del Trans~
en las elecciones políticas de Diputados, S.e•nad.ores Y Pres1~
vaal para que reconoci€:ra ciertoo derechos políticos a los súb~
dente de la República; 4.• Derecho de ser elegidas para loo
ditos británicos residentes oeu aquel país, que no se ha.bían na-
cargos legislativos, y de s-er des-ignadas como jurado~; 5:'> D-e- cionalizado ni t-enían la intención de hacerlo-.
recho d'€' ser nombradas Ministros d-e Estado o elegidas par.a
Pero, si los extranjeros, COlllS·ervando esta calidad, no tien-en
el mrmdo supremo de la Nación.. . .
deJ.•-echo alguno }iara pedir que S·e les conooda facultad-es d~~
Desde e·l punto de vista subjetivo, o sea de las condmwnes
cnráct.er político en el pa-ís_ que les brinda hospitaliclad, ésto
personales que deban tener las mujer-es para. n?tar a ~o~ :i-e~
no obsta para que -este país les otorgue espontáneamente ci•ertos
reehos políticos creemos que &e deberian ex1g1~ condiCIOn~s­
derechos políticos si su parbicular conveniencia as:í Re lo- acon- ·
de ind-e·pendencia e irustrucción: ~xeneión de p.otestad m~ri­ t::.ejare.
tal; ejercicio de a1g.una pr·Oif·esión, ofic.i~, in~ustri~ o ·COrn_f.~~
En esta materia 1 -es nmy distinta la situación d<e. lo-s Est·a•dos
cio, capital en gii"o, o propiedacl de alg:un bie~ :·mz; certifi-
europeos y de la gran Repúhlica Norte~AmeriGana por uu
cados de haber cumplido la obligación escolar IDI~Ima, en ~nO&
lado, y la de las Repúblicas latino-americanas por el o~tro.
casos, 0 de haber completado estudios secundarlOs, espec1a.les
~La mayor parte de las Naciones europeas y los Er~tados Uni-
o supel"iores en otr·os.
, dos de: N ortR América, han alcanzado a un estado de cultura
Creemos •que en un1a futura Te-forma -c-onstitu?ional se pooden
qne podríamos llamar adulta;- tienen súÍJ,ditos o ciudadanos
consultar las ideas que hemos e-xpuesto, mediant-e la agrega-
snficienten1e'llte pi·:eparados ]:>.aTa el ejercicio. ele los derechos
ción doe un inciso en el ·art. 7, qu-e dijera lo sigui-ent-e: «Las le-
poHticos, y-€s natural qu.e no deséen e.xtend-er éstos a los ex-
yes podrán extender paulatinamente los de.reehos políticos a las
tranjeros, sino en el caso d-e qUe éstos se inco•rporeu defini-
muje-res.» ·
tivamente a la mas-a de- sus na!cionales por la vía de la naeio-
La Constitución de la prDgresis~a República del u~.ug.uay' naE~a:eión.
dice en su art. 10 lo siguiente: «El reconocimiento del derecilio
Mientras tanto, la· mayor parte. de las Repúbl~cas latino~
de la muj18r 81 voto activo y pasivo, en materia nacional o
americanas, .se enc.uentran en un estado d-e ervolución cult~tral
municipal, o en ambas -a Ja vez, sólo podrá .se.r hec.ho por m~­
reeiben masas considN·ahles de: inmigrantes, y experim-enta~
yoria. de dos tercios sobre el total de los m1embroo de cada
l·a nerc-esidad de que é~tos se nacionalicen por compl-eto, y toda-
-.na de las Cámaras».
vía, a veces, Ja de que, aún cuando no l1e.gUJen a nacio-nalizarse,
les pre-sten aJeuna cooperación en las actividad€'s política.).
88-
-89-
S-e cree- -que los extrandoeil·os, aulllqu-e cons-erven esta calidoad,
:considerables elementos .extraños que casi Ue(J'an f
pueden p~estar servicios valiosos al d~arrollo po<lítico de es- estados dentro 1 ¡ E . "" a _armar
ee staclo. ·E·! problema fué h'b ·¡ te
tos paÍS€;s nuevOs y a rnedio camino cmltlwal; a virtud de la suelto por 1 e t' .' ~ 1 ·Illen r&-
. . . a ons Ituclon republicann de 189-1 . . :.
preparación superior qut!} traen -c-onsigo de los paises de su 111 ~lqm~ra en forma .leve el cler:ech-o de lo.s extl:a SI?- amaga"
procedencia. naulOnahdad anterior El "''o ,.. o d 1 llJeros a_ su
.' • ~ ' ..1- J.',· O.· €- artfeulo ·69 d Q
En la Re·p:ública Argentina, donde casi la mitad d-e la po-
tittUClO~ d-eclara «ciudadanos braSÜN'OO» (naciona~-e:)saa oru;l-
blación es extranjoera., &e discutió mucho hace cuarenta añoo ex ranJreros :c¡ne
- pos-. eru1 b Iene~ · ., .
Imnu~~bles en el B 'l - f · « os
Jn id.e"a ele obligar a los -r.-xtranj•eTOs a nacionalizar~e clesplhl.s -casadO,., -con brai:iil-era:s o hn·.ieren hiJ' os b ·¡ ·J;aS.l y ueren
de cierto tiempo de radicación en el país. E-sta idea no llegó a residan l B . rasr €ros, SI-e-mpr-e que
. en e rasil, .<::abJf? Q'Ue rnclln.ifiesten [{lo inte . ,. d
prosperar, por-que ll-e:vaba envuelta una violación del d-eQ"eeho ·Ca-'mbwT de 1w.dona.lidrtd.» - ncMn e no
que cad.a ser humano tiene a con.s-errvar su naciona-lidad .origi-
naria y de camb~arla sólo cmando se lo clicte su propio cora-
zón, sin pr.esión alguna ·externa. En los l-tltimos aiios, e•l doc- *
tor J,ua.n Carlo-s Garay, pr-of·esor de la Univ.ersidad de Bu-enos Oolli:>--ricleraremo..;;; una últinw cuestión . .
Aires, ha -propues~o una nueva fórmula. que concilia la r.nnve- e
m;en llel a'l·t • 7 · de Jo" •OllHt-1't-l'LClOll
. .. par a termma-r -el exa-
niencia ele ·Su patria -con el san·o derecho {1e los .e:x:tranj·eros
radicados en ella. Consiste e1sa fórrmüa· .en ofr-ecer n los ·!:'xtran-
-Tanto .el text~ ~nterior como el ·a,ctua.l fijan la edad el 21
anQ\'i para aclqnn·H· mediante la inscri ·,. .e
jeros que tengan más de cinco años de r·esid·enda en el pals, elector-a-les, la duclaclanía con dere-cho· ·a.ps~~~:a.g~n los r-e_giStros
lo.<:: derechos políticos, sin impon€-rles la obligación ele naciona-
lizarse, es decir, otorgarles la ci.udaüanía, respetándoles la na-
se ha ~entendido como el de~\8-eho doe -elegi~· v de s-e;
que literalmente sólo s-e refi-er.a a.l -c'Le e-l~O'ir N
J:;. ;1em.pru
lf.'?, aun-
ciona.liclad originaria o adquirida que tuvieren al llegar a· la· ·-e-d.acl espe-cial pa 1 . o . l o se 'lJa una
ra que e Ciudadano pu-eda ser el.P.o-id t
República Argentina. ·Esta misma idea había sido lanzada en o-una fun-ción nTibl' . --o o P•U-T~a a -
"' .. J._J~- Ica, como 1o ha.c,en otras constitueionll.« C'
Chile en forma lh11-itacla y moclest~, hac~ más d-e. medio si;glo t arem~s solo la de A ~¡ ·
. . lh:i rla, que en su art 26 fi. a ?1 . . . "'· ,_
por el Diputado dOn Guillermo lVfatta, quien pr·o-puso una re-
forma constitnciomtl, que no fué acogida, en el Gentido cle_otor-
elegir Y 24 para ser <Ü"{lido. En
la eda<l ele 30 - .
Chile ·,.,
' '
f'. J, ~ anos P~;·a
1
J·3> por exoopmon
gal' a loo e."'-tranje.roo no nacionalizados el derecho de elegir
l' anos para ser elegrdo Pr.esidente ele la Re ~
b wa. V la de &5 para ser l 'd S pu-
y &e·r elegidos en las e1ecciones municipales, dentro de ciertos eon ~Úo· ?1 años d d d' e egi o Gnado-r, pero un ciudadano
.~ e "' a PILeile oor el"{lid 0 D · 1 d
límites y condieibnes. sentante ante- las Asambleas Procvi .. i , . rpu. a -o, Re-p.r~­
Nosotro-s repro·dujimos en la Sub-Comisión c1e 1925 1a misma pal, lo ·Cllal ed . , . nCia -es, {) F.A6g1dor 1\ILumci-
idea. Propusimos que se conoodi-era a los extranje-ros, no na· debirendo tPl~ ~ produmr mas meonve-nientes qlllf' ventajas,
no. aise es~le luego, ·que a la -e-dad de 21 añ .
~i-ona·lizados, la 1:acultad de votar y s-e-r elegidos en las -e-lec-
P•Rrte de la JUventud no ha --bi'mi·IIado . ,. 00, gran
ciones municipales, siempre que figuren en ·-el rol de contri- ·a.a ue- · sn p.r.cpa:r-ac o · 1
buye-ntes en -razón de .s-er propietarios d.e algún bien 1~aíz .o ele
ejercer alguna profoesión, industria o com-e-rcio, y que tengan
:rvicd~ :~~:.~f::n~f:.~é:ci:o ~~~;r~~~ ~::~~!~~r:a~~i:n~:,l:
arma -a durante dos añ t d ' en a
cinco añoo de resid.encia en el })aís. :Esta id-ea quedó .consig- ob..li~ación pued t os, apar -e. ~ que e•l cumplimi-ento de la
nada a medias en el texto· constitucional en la forma que s.e - o . -e pos ergar&e en Ciertos oasos hasta por c-in•o
.an-as. "
verá oen el -capítulo .r.e.lat]vo •al Gobierno local.
En --e-1 Brasil se presenta también, aun1qu-e en menor esca· •
la, el pr.ob1ema de la extranjerizaci·ón de su población. Hay
.ciertos estados ·federales, en que predOnl·ina la pobla-Ción ita-_
· El
antes d 1
Decreto<L,y
N o 343 d 16
' . .' e de i\Iarzo de 1925 dictado
.
· _ ·e a reforma oon.stitucional · . ' ..
¡ia·ua- o alemana, y natur-almente, se d-esea nBJCionalizar esos reglamenté. la fOTmación de los Re~is~rosVJ/g'eEnl tet todlatna hoy,
· . o -e. c -ora es perma-
-90- -91-

nen~ y la inscripción de los ciudadanos en ellos. Esa ley o clubs polític-os) de suscribir manifiet_3tos de partidos Y, en
contiene, {'n materia de ~ciudadanía, -algunas disposida.nes in- general, de eje·cutar Gualquier actó público de caráet-er polí-
constitucionales, que ser·á preciso suprimir en ella, o bi<e<ll tico) salvo el voto.» La .Constitución de P.ol.onia. (art. 12),
in-corp-orarlas 'a. la Gonstitueién por medio de una reforma. niega el-der-echo de sufragio a loco; militares en s-ervicJo activo.
Es talvez preferible hacer lo uno ;r lo otro, porque alglunas de- Convendría¡ a nuestro juicio) incorporar a 1a. Constitución la
esa.s disposiciones, aunque inconstitucionales, son notoriamen- dispo:Sición de-l Decreto-Ley. .
te saludabl.s. También- excluye el Decreto. . Ley N.9 343, en <el N.Q 2.Q, a los
Repetir-emos aquí algo ·qne ya hemos dicho: que las leyes «eclesiásticos r.e:gulares», lo 1que se j1ustifica por tratarse de
no pueden -otorgar la "Ciudadanía a. persnnas que no son lla- per.sona.s que careoon -é1e independencia personal por ha.ber
ma:das a ell-a por la .Constitución~ y que por la inversa, no se renuneiado v·oluntariamente a ella al incorporars-e a congrega-
la pueden negar a quienes la Co-n::.;tituci6n no b'e l.as niega, o -cio.nes o institutos religiosos -esencialmente obedientes a. una
sea en 'brev-es términos, que la ley no pu-ede estableeer condi- voluntad supe1·ior. La Constitución doel BraB;J (art. 70, § I, N.~
ciones substantivas nuevas para conceder o negar la Ciudada-· 3), -exc-l:uye de la inscripción eívica a loo ecle:':iiásticos ligados a
nía, saliéndOL;e del mareo traza.do por la Constituci6.n. un instituto rdi.gioso con. voto de obediencia.
El Deer-eto~Ley N.Q 343, -en .e-1 inciso 4. 0 del art. 14, exige pa~ La ez:,<üusión de los condenados p-or <J!uiebra fraudtüenta,
ra la inscripción en los r-egistros el·ectorales, la condidón de contenida al final del·N.Il 4, guardaba -conformidad con el N.Q
«Hab-er cnmpliclo con la ley del se-r-vicio militar». Por su 2.' del artículo 9 (11) de la Coustituci1ln anterior, pero no la
parte, el Decl"eto.<Ley ~{Q 678¡ :;:abre N~dutas·y r€-emplazos, dis- guar-da con la· Constitución actual que suprimió ·esa cans::;.
pone e::a .el a1·t. 7. Q ·q,tl.:e los nacidos d-e 19D6 par.a. adelante, es- espec,ial de pér·dida de· la Ciudadanía; pero -e1 condenado por
tarán inhabilitados para inscribirse en· los Registros Elec- quiebra :fu:auidulenta, aunque no se le mtencione especi•alment.e,
torales si no se hallas-en en posesión de sus .oortificados res-· quedará p:rir~mdo ·de ~a Chu.1ad1a:nía, si .es condenado a pena
pectivos de servicios, licenciam'ie-nto; inutilidad, .e~cepción o aflictiva.
exclusión e-n conformidad a dieha ley. P-or lo que antes En cuanto a la exclusión, .en el N.Q 5) del art. 15 del D-2-
h-emos clic,ho sobr-e esta mat~ia., comprender-á eL lecto-r nu-e.,o;- creto...¡L,ey N.Q 343, 'ae los que hubieren admitido empleos, fun·
tro des-eo de que estas di~posiciones in0onstitn·cionalesl sean a ciones o pensiones de un g-obierno extranjero, s-in JH'Tmiso €S-
la brevedad posible incorporada-s a nuestra Carta Fundamen- pecial -del Congreso, que :IJué cornstitn-ci-onal bajo el imperio
tal. de la ·Constitución amterior, no lo es ahora) cuando está supri-
El art. 15 del Decreto-Ley N.Q 343, exelny•e d.e la inscripción mida por la Constitución a1etual esa eaUJSal . de p-éw1ic1a. de
a ciertas cl,ases de indidc1uos. En primer lugar, al «personal la_ Giudadaní.a. Y no se:ría ·-justo ni útil restabl-ecerla.
d.e sub . . o.ficiales y tropa d-el Ejército, Armada1 Carabineros¡ Po-
lícfas fieca.le-s y co-munales, Gendarmería y Secciones de De-
tenidos,» o sea a un cOnjunto de treinta a -cuarenta mil varo-
nes que forman _parte de la f1uerza pública y a. quienes con-
viene mantener 8Jle-jados de las luchas políticas, como una ga-
rantía para la comunidad nacional •que ellos estám llamad·os a
rooguard:ar y d-efender. La misma Constitución, en -el art. 22,
establ-ece q_u-e- la Luerza ptí.bHca es Nencialmente ohediente y
que niD.t,O"Ún cuer-po armado puede deliberar. L_a Constitueión
del Uruguay, en el N.O 2. 9 del art. 9.Q estab1~~oo que «los fun~
Cionarios policiales y los militares :en aetividad deberán abste-
Jiel~se, bajo :pena de destitución) de formar- 1nrte d€ comision~s
-92- -93-

tucl mental o pro-c-esado por delito que mecr-e.zca pena aflicti~


ART. ~.
va, pn-eda ser Ham.aclo a i-ntegrar un jurado o qu>e el qu-e no
Texto antiguo:
pUJeda elegir, pueda, sin embargo, ser -e1egido, .como se podría
Texto actual:
sostener interpretando H.t-era:hne-nte la dispooieión constitnci-v-
ART. 8.____:Se suspende eZ ejer- A&T. ,8.9 (10). Se sus1p ende la ooL
ddo del derecho a. S?.~fragio: caliBaif. de e.i;uda.Cian-o. activo con.
ART, 9
1,9 Por ineptitud fisiea o men- itereoho de sufragio:
tal que itrupiU.a o.brar libre y 1'('- 1." Por ine-ptitud física o mo-
Texto actua~:
fle:riblemrntc; y ral, que impida obrar libre Y Texto antiguo:
2.~ Por hnJ1a.rse pro·.:esado el n.·flexivamente.
2.9 Por la eond00i6n de sir- ART. 9.-Be pierde la Calidad ART, 9.<:> (il). Se pierde M
ciudadano ·como reo de &elito
viente élom.~stico.
de ciuéladano con -den:eho a su- (liurladanía:
que merezca pena rd'lictiva. fragio:
3.~ Por hallarse procesado co· 1. 9 Por cond-ena a: pena aflic-
mo 1·eo de delito que merezca. 1.º Pm· haber perdido la 1ia· tiva. o infamante.
-pent.t afli.0tiva o infam~antc. oionalidad chilena, y r2. 9 Por qwteb1"a· f-rauélulenta.
.2.<:> ·Por canden~ a. pooa aflic- 3.9 Por naturalización en país
tiva. Los que .por esta. causa hu· extranjm·o.
Las mo·d1ficacion€S de este artí-culo fueron -simpl€:mente- Yer- biel'en 'perdido la ·Calidad -de ciu- 4.' Por aélm.iti?· empleos, fWtt--
bales, salvo una ·d-e fondo. dadano, podrán solicita1· SI/.. re- c·iones o pensioneS éle un gobier·
En el INCISO l. Q se die-e- «ineptitud mental»· ~en '\o'-ez de «mo- habilitación del Senado, M extmnjero sin especial permi-
ral» como d-ecía in propi-amente la Gonstituci6:n ant-er-i·o.r. Pe- so del Cong1·eso.
ro, l-a edición nficial_ ele 1a Constitución de 192-5, •que te-nemos Los que por una d~ las cau-
sas mencionadas en esüJ art(cu.
a la vista 0 (mti.ene una palabra que a toda." luc-es d-ebe ser un
error tip~Dá.fico: es el adveDbio «Defl-exibl-eme111te» puesto· en
lo hubiel'en perdido la calidad
ele ciudadanos, pocll:án irm,'petra'f
lugar de «refl.exivamente·», c·nmo d•ecía anDes ry no habí-a para rehabilitación del Senado.
qué rriodHicarlo-. ·
rEn el INCISO .2.Q (que -era. antes 3.Q) se suprimió la 1aJ.usión L~ .reformas contenidas en -este artí~uJ.o, cmi relación al
a las pe·nrus infamantes, por no ecx:isti-r ya éstas en nuestra le- c-orrespondiente d•e la ·Constituci-ón· anterioT, son de trascenden-
gislación. ~ . cia Y l-e dan UIJ.-a fisonomía casi del todo nueva. L·as- analiz-ar-e-
Y se suprimió €l .inciso 25 a:htign.a, 'que su.~pend1a _la _-cEJ~l· mos siguiendo la l.etra d-el artí(mlo a-ctual.
dacl 'de dudacUmo a.ctiv·o ·eon -derec.ho a suÍ'l"lRgw· al «SHVI€1Ü~ El -en-eabezamientl? 1que dice: «Se pierde la calidad de .ciu-
doméstico» en vista ~ae que :ha mejorado nota'Qlemente la con· dadano 'con der-echo a s:rufrrugio», .nos par•ece inferior al texto
dición d•e -éstos modestos ciuda:danos y ··d-e que la 1Consti-tución -a.riügu{) ~ue decía eeuci.Uam~nt-e-: «18-e pierde la. -ciudadanía»,. y
misma, por medio d-el secre-to del voto, ha ,garantizado la in- no n-ecesitamos reprodiucir las ·razones que ya dimos al 0riticar
dependen0ia d-e sus su.&ragios. •en lras urnas eleGtor.a~. . .~ -el encab-ezamiento ·.ael artículo anterior.
:Pero, a nu-estro juicio, no. :flné ·afortunada la roothhcrucwn [E] INCISO l. 0 funda ]a pérdida <1e la OWdadam;ia, en el hecho
del oocab€zamiento del artíc.ulo. El antiguo decía: «Se ~us­ de ,haber&e perdido ba nadonalidad chi!ena, lo que puede su-
pende ~~ calid:ad de eiudadano .~ctúvo 00n derecho.~ sufTagw». ceder por l~ nacionalización del -chil-en-o· en país -extranjero,
A nn~tro -entend-er, se .pud.a emplear una expres1on m~s ~r?­ po1· c.ancelac~ón de la carta de nacionali-zación del extranjero
pia y más breve, dici~ndo tan sólo: «Se su-spende e~ eJBJ;'IClCJo nacionalíMdo -en Chil-e, y por traición a 1a. patria, mientras
de la ciudadanía>>, es -de·cir, de to&os -los derec-hos Inherentes que el inciso ·s.o antiguo se refería tan s6Lo- al primer caso, 0
a la ca.lidad de ciud-a.da:no, y no sólo del d•er-eciho a sufragio, sea. al de nacionalización d-e un .chilen-o en el extranjero.
pues no sería eonc-ebitle qu--e un individuo aquejado de in-epti· El INciso 2.Q s-anciona con la pérdida de la ciud1&danía al
-94-
-95-
indiV'idn·o que hubiere sido cond-enado a pena aflictiva, supri-
delincuentes que están compr-endid-os 1 . ~
miendo ·la alusión a las penas infamantes, que 00utenía el in- que pi•erden la ·Ci•Idada ~ . en a categona d-e los
ciso l.v de1l texto antiguo. Para -este solo c;aso, provee la Oons· · ~ ma SI son .co d d
que Hegn-e a ser aflictiva. n -ena os a una pena
titución actual la posibilidad de la r.ehabilita.ción por medio .En catnbi.o' c0 .....I.JJ.:Il
co·¿¡eramos ¡auc1a:blc l .~
de un simpl•e acuerdo del 8enado. Parece snf·icient.e .este pro- 4,Q) por cuanto el h-echo de G ba supreS1on del ··inciso
cedimiento, porque sería sin du~a excesivo reCfuerh· que. la gue empleos, .funcion-es o p;uoe. un o i-erno. extranjero) otor-
rehBJbilitación se hici-era por medio de una ley, co-mo en el impo-rta una demostra.ción dTIBIOne:. a un -cmdadano ehileno,
caso de 1a pérdida de la nacionalidad. Pero, no está de más mer.eoor Y que honra tanto al ~acon I~~za que pocos llegan a
recordar que, e:x:istiendü la misma disposición en la Con.<:ltitu- tria. Por otra parte, la ant· uvorem ? ?o?~o ~su ~isma pa-
ción anterio-r, se abusó de ella, en cierta ocaSión, poniendo injusta limitMló.n de lüs medi! ~e p:r;-oh~biCJOI~ lmp-ortaba una
como condición, la rehabilitación de loo· d-erechos políti·cos a que salían del país por las nec,.,id s;·bs"i:e~ma de los ehilenos
una persona condenada por delitos_ comunes a pena aflictiva, o por las extraordinarias iin UeB~rua es ordmarws d-e la vida~
8
para f.ranquear el pas-o a la rehabil~t8!eión cívica de chitenos tos· políticos. . p -por graves aconbecimien-
que habían perdido la •ciudadanía, d-es_pués de los sucesos de La C t"t 1 ., .
. · om umon primitiva de 1833 "b , , .
1891, por haberse visto en el oaao de aceptar é\urante su pros- . · pues sancionaba
m at ena~ . con 1 ~ d. d
l a a.un mas le·¡ os e 11
. eB ¡ a
cripción empleos de Gobiernos e:x:tranj€ros. - · la admisión d-e simpl"' «d" t~ p~r 1 'a de la omdadanía hw;ta
Nada dice la Gonstitud6n respecto a la rehabilitación de lo jeros sin «eapeci~l per~iso ~ l~·c~ones» ele Go·bi-e-rno.s -extra u~
ciudSJdanía pa.ra los que la hubi-ere·n perdido a consecu-encia de_ suprimido por la re.form.. e i' o~ooo») precepto que fué
la pérdida de la nac>iona.lidad. Es de suponer que no se haya 1888. Todas estas limitaci:n:~n:~t;:~~~a~ ~e 9. de Á<gosto de
querido dejarlos en la condición de no po•deT ser rehabilita- dad individrual P>ldieron o~ 1" . e¡wtorJas de la CJi.Q·ni-
dos en la Giudad~nía, que .e-s lo menos, .a· pesar de ha:ber_.sido re- . ' ~p 1carse en los -co · ¿¡ .
Independiente de las Re 'bl" IDlellZ{)s e la VIda
. pu 1cas american
habilitados por 1lll& 1ey eu la naci-onalidad, que es lo más. Ló- miento patri6.tico se llJ1•·ont b as~ couand-o el sentiH
u v ra a ex:vooTbado ¡ ·
gicamente, re pue.de inferir entonces, que la ley qne rehabi- lm~.has d-e ·la Independ"""" . por as reCI-entes
lite a una persona en la na-cionalidad chilena, lleva en'Vllelta "lA!.LCla, Y .quedaban de t · d
mentas _roeacc·ionarios disimula l b' n lO e ellas ele-
tácitamente su reib.abijita(lión en la opción a la ci-udadanía. • .e a o a 1ertamente d · t
causa de la antill'ua M 0 , oil" a 1c os a la
Pero también nos par•ece tógi.co que la pérdida de 1a. nacio· . estas causas, natüral ese tropb'l} per-o, habiendo -esapare·cido a_

am Ien que desa


nalidad, debe acarrear ]..a¡ eanoolación de la inscripción cívica.: ple-to sus r(lsahi-ós de nuoestr·o t€.xto t' ~arezcan por com.
del individuo, y que, el .rehai[Jilitado polr ley en la na.cionali- c.ons Itnc10na.l. ·
dad chüena, debe inscribirse nuev-amente en los registros elec-
torales para reincorporarse al goc.€ de !os d-eroohos de ciuda-

dano. L~a. cuestión relativa a la _ . . .
Queda-ton po-r comple~o suprimidos loo incisos 2.Q y -4.Q del que el Gobie~no nacional aee~:ve~m-enlcra o l~IConveniencia el~
art . .9.Q, antig,uo, .que imponía la péT"dida de la ciudadanía .a los mát-icos d·e .otros paíse consu -es Y aun Bpt:r.e:ntes diplo-
fallidos fraudulentos, y a los que hubieren ailinitido empleos, eabe -considerarla en las, Cqoue tte.lgt ~~n nacionalidad chilena, nJ
. ns 1 ncwn Ella es t . .
funcion-es o p.en.si.ones de un Gobierno extranjero sin especial · d e las crrcu!IJStanci•as y oportunidades ma ~na propia
permiso del Corugreso. mente correspo-nde res-olverla en cada ',., y -al. <:obie-rno solFr
Por nu-estra parte, .no intentamos justificar la supresión del tas g.e,nerales o a cons¡"d . . Mso, SUJetandose a pau-
oeraciOnes particulares.
inciso 2.11 relativ,o a los fallidos f.raudulentos 1 pero entendemos
que ella no se hizo paJra dedar a esa clase d-.e fallidos en el
goce ple-no de sus del"echos de dudad•a.nos, sino tan- sólo ·con el
objeto d.a no consignar una disposición especial respecto de
CAPITULO 111 (l\', IX y X)

Garantías Constifucionales

Es-k• capítulo ·""' ¡lr-eccs·enta . a p.rimera Yist·:t, más abultado,


que e·l antiguo Capítulo IV. tittüaclo: Derecho Públ-ico de Chile,.
al ·cual par-ece co.rres·pond.er; oeste a·bultami·ento .se d-e·be, tanto
a Ja introducción de disposiciones nu-evas, como a la agrega-
ci-ón de muc.has L1e la;:S disposiciones contenidas en el antigu·()
Capí-tulo IX, que llevaba e1 rubro: De l-as_ garantfas de la se-
gu.1·ülad y prop1'edacl, y de alg<unas que figuraban en el anti-
guo Capítulo X, de Disposiciones Genera.les. Los capítulos IX
y X de la Con.')titución ant-erior han d.esapareci-do con la rt·-
]orma, pero He ha. coniS€1'Vado su contenido, pu.es sus disposi- ·
cionn~ s-e han c.listribuído en otros Capítulos d~ la Constitu-·
ción nueva, tomándose en Cuenta la nat,urarle.za d-e cada uua.
de ellas para af>i-gnarle una ubicación más lógica.
Con l,a refundición ·qne se ha he,¡!ho •Em el actual capítulo
JII de dispo~':i.ióoneis q:n•e, a pesax de su a;náloga naturaleza,
.anda ba.n .di.sper~as ant-es en 'los ~capítulos IV, IX y. X, se hrt
g1a•na·do mucho, a nn€Stro juicio, .en lo que tnca a la sistemat_i.,..
zación y Cla.rida.d del texto constitucional.
Se .ha sustituído tambi-én los tr-es rubros antiguos, por uno-·
solo .que abarca todas las ideas y ·ciue las expr-esa con más-.
propiedad. El rubro: Derecho Público de Chile que cubría al
antiguo capítulo IV, era absolutamente impro-pio, puesto q-q~
importaha da1·le a una parte limitada, aunque importante, del
texto constitucional, una denominación qu.e co.rrespondía en
Const. de 1925.-7
-98- -99-
Tealidad al conjunto d-e toda la Constitución con las ley·oo PTin~ 'o3ariño para los · · · . .
,d b'd .. v~eJOS t-extos consh-tu.cwnales, impreinados
cipale.":i que c_oncurr.e-n a d~tenninar la or-ganizaeión politicn de sa 1 Ul'la y probidad criollas, que durante sesenta. años L
d-el país . .Se daba a la parte e.l nombre corres-pondiente al t;o.. &me-ntaron el bierie.staT y el progreso cOO la Bie ~ bl' nn-
do. 1'ambién .era impropio el títul·O· del capítulo IX 1 por~ue no :-sólo perdieron en parte su eficacia desd , pu . Ica y que
todas sus clisposicion-es eran simples garantías pa.ra la eegul'i· rrnptora do 18 91 11 , d . . o quo la maroa co-
p . ego a esna.tur~aUrza:ril•OB 0 abrogarlos
dad y prop~edad, sino que algunas de ellas impo-rtaban por sí
sol1a.s declaraciones ele derec.hos incbyidual-es doe. gran entidad
TJropia. En cuanto al título: D1:S1JOsiciones Gen-erales; del ca-
pítulo X, nada decíE¡. y parecía encaminado tan sólo a- .eng·lobar
::::a re.vias es~as observaciones de carácter general entr~mos al
dpartr?ular~ de 1as rclürmas introducidas, en 192·5 en
e garantw.s consiit~tcionales. '
dis·posieiones de diversos órdenes que no habían sido ubicadas,
en tiempo y lugar opcvrbunp. AI<T. 10.
El título actn:a,l: Ga.rnn-tías Constitt~.-ciona~es, puede me-re-
c-er todafVÍa algunas críticas; pe-ro 1 ·comparado eon otr.os qu-e se :m~~:·responde al ~art. ~? (12) de la Constitu·ción anterio-r, y co-
insinuaron, -fué considerado .el más adecuado, o por lo me- :tod-os a ;o.m~ ~~uel, dimendo que: «La :Constitución asegut·a a
noo, e.l ·que más se apr·oxima al cont-enido cle-1 Ca~pí•tu•lo III. En . . os a Itantes -de la República» los de·rrN}hos ue
-efe·eto, si es verdad que la mayor parte cle-1 capítulo e-stá con- ;se,gmda. entra a enumerar S.e mant q en
'COncepto filos~f1 • d · UV(}, en consecuencia, e-l
.saigrado a la .de-terminación ele lo~ d-e1·e-chos y ga.rarltías q.ue 1
o I·CO -e a escuela llamada del Dere·cho Natu
1a Con..,titnción asegura a los 'Íncliv·icltws que habitan el W- i"al, de que. la ·Constitución no" esi'a.blece esos d.er.e h . .
rritorio de la RepúbE.ca, también es cie-rto que la part.e final -los «aSf:O'ura» O'a t. e os, smo que
~ l b ' 'o ran Iza o I'€00nOc·e como pr.orvenientes {le la na
.s~ refi·cre a garantías que nn con-es¡1onden directamente a -'tura eza del hombre y .. . ·
pm· -el ho.mJbre m. ', '!lno co:uo creamon.es jurídicas rea.li~.das
1o\'l ·fncli!·~duos . sino a toda la cokctWida.d. Derechos y garan-
·c-a. No oo disc t·~~mo -es.~.?·es de un.a lar.g.a evolución históri-
tía..,, individua.les o cole-·ctivas, todas s-e r.esn.elven en se-gurida- . u lO a cuootmn, por.que -el momento no era o or
des r.econoeic1af5 por la Constitución, para e-l bienestar de los tuno para .elucubraciones de carácte-r meramente especnla~n:o~
habitant-e-" en particular, y par1a1 el buen orden social de Chi-
le. U na cosa, se e-cha de menos, 'Y es que el ru,bro -no se refiera
expresamente a los deberes de los individuo~, como lo hac-e. la

Gonstitución .Alemana. EUo es cons·c-cuencia de la índole prow Dospués do! N o 1' d' ·
pia d-e los pueblos latinos., más inclinados a parar miente."' e~ meración de l _- .. ' ~U€ O com~lotamonte al\erad,a. la nu-
los derechos 'qu.e. en las obliga•ciolles. Talv.ez habría convenido , ii ua . os InCISos • .e .€ste articulo con relación a la an~
g , por drverso.q ·motivos: l.q por'lf'lue h . .
.d.ecir: Garamtías y DEBERES Constituciona-Les. - :algunos incisos n . q ''1 se~ an mtrodUCid·o
At reunir en un solo ·c.•uerpo las disposicion•es antes ·disp·er- ·'·• . ~e vos' 2. porque se trastroco la C{Üocación ele
a-'6 unQs, con el fm de dar t d .
sas que hemos mencionado, se procuró darles una hilación más i'd' a o os una eo.a.rdmación- más me
lógica que la antigua, y se introdujo una serie dé cambios , o ~ca;d3.v po~qu~. d-e un inc.iso o :a.rtí.culo antiguo se formaro~
meramente verbales, con el fUn de eorr-egir lo.-; desaliños· de la .::;:·os e los IncJSos actual~s; y, finalmente). porque se inte:r-
. ron o 8gl'€garon ~amo lncisos del art. 10 varias d. 0 .
reda·cción del texto de 1833, que pro:venían: uno.<; de la esc,asa
::;~ne~ q~': antes figuraron en los ,capítulos 'rx y X '¿' ~ -
1

~ultura literaria de aqil>ella époea, y otros de la traducción "'l..\JnB~r~ucion anterior. e a


literal d·e textos escritos en idiomas extranjeros. Como- s¿
quiso modificar lo menos posible, atí.n eli la forma, .'Yé conser-
v:an todaví-a algunos desaliños fácilment-e per•ooptibl.es.
Un d-eber ~de justicia nos impone r·evelar qne predominó en
la Sulb-Comisión un laudable sentimiento c1e veneración y d-e
-101-
-lOO-
some.rament.e, en un libro de crítica constit,uciona•l, que no pue-
de tener más barre.ras que las que .su aut-or quiera trazarle.
,Ohile, como todos l·M países hispano-americanos, ha sido
desde su iniciaci·ón en la vida indep-endiente, una demo-C:rac1a
1'e:xto ant-iguo: más nominal que re:a.l. La Independencia .fué conquistada eoo
Texto act·;wl: la ~ooperación d.e elementos pop'u.lar·es anaLfabetos y doÓciles,
Awr. 10. · - La Constitución
ART. 10 (12).--,-1." La igual- pero la iniciativa y .direcc1ón del movimiento cor:respo-ndió. poi'
dad ante la ley. En Chile llfr comi)leto a. una clas-e dirigente compuesta por un número I"B·
!lscg-ura a toclos los hablt:mtes
hay dase privilegiada. ducido d·e personas ·que tenían sólo rudimentos d-e instrucci6~
de la Re-pública: AnT. 12.3 (132). En Chile ne-
l.q Ln igualdad ante kt le;r.
hay esclavos, y el que. pise su
pero que .e-ran 1po~ecloTas ·de la ti.err.a, que es la r~que.zJa. :Cunda·
En Chile .no hay clase lwivile· mental cÍ.e lás naciones y cuya distribnción ha s·id·o en todw.;
territo1·io, quecla libt·e. No pu~­
giacla.. de haee1·sé este tráfiro por chi- las -e-dades el ~ej.e ·cl.e las insÜtucion~s políticas.
En .Cllile 110 hay es~lavos, 7
el que }Jise su territorio, queda
lenos. El extranjero que lo hi- La tierra h.a pe•rman<!lcido en nuestro pais en manoo de un
ciere, no puede habitar en Chi- núm-ero r-elJaitivamente escas-o de pro-pietarios, y su repartición
Ubre. No -puede ;lha;c,erse· este
le ni natttralizarse en la Re¡pú- entre el may.or núme.r-o· posibl-e de habitantes, que se·ría la
tráficO" por ·ehilenos. El ~xtran­
'
blica.
j ero .que lo hiciere, no :ptied.e mayo.r garantía ·de estabili~ad y propendeJ:ía eficazmente a
hibital· en Chile, ni naa'!.OJ~(d1· la •realización de la democracia, se va produciendo con una
:w1·se en la República; Jentitud que no guarda proporción con el desarrollo cultural.
El Gobi-e·rno oo ha mantenido por este motiv'o en_ m~nos d-:!
-Se mantuvo Eteralment~ el primer número d-el ante.rior_ at-~ e-lementos privilegiados, no po·r Ja Constitución, pero sí por las
tí~~ü~: 10 (12) y se le ·;agJ.•egó como segundo ac·ápi~ e:~antirguo ley·~s natul'a•les de la E.c(}nomí·a 1 que aklegmmn a los ri•cos .mayor
art. 123 (13·2) del capít,ulo IX, con sólo la "':bstltumon de la suma de poder que a los -p-obres, en todos los tiempos y lati:
alabra «nacionaliza.rre» en ll1lgRr d.e «naturalizarse».. d tudes.
P . .~ . f • ·rr uy breve un m1embro e
Durante la diBCUSlon, qnif, ue 1 . ' . ~ Polí·ticos, historiador-es y fil6sofo·s, tanto nacional;es como
ln Sub~ Comisión 'hizo constar sn pensaml-elÜO de qu.e l~· a~Irma extranjeros, han señalado ·con recta inspiración y esphitu de
~ión de qne en -Ghile no haYcla<se privil~gía~a, ~contem-da e~l verdad,_ este defeoto fundamental de nuestra soc\a,bilidad, .que
el texto ·c-ons-titucional, no ha corresp:ondiclp Jamas ~ la r.Pa:l- si no se remedia a tiempo, pued·e conducir a la República
dad por ba·ber sido y continuar siend-u nues!ro paiB. una O~f;~ a extremos deplorables, que cada día se ven más p-róximOs.
, . . h ho pOT una oltga1·qu/Ht.
mocracin 1tomMval dominar1a Nl e1 ec . d 1 'd H.ruy más patriotismo en señalar este mal para ~~brir .ca~i·
La Sub-Comisrión desestimó esa opinión, pr~valecien o a l ea. uo la su cUJra-ción, que e.n süe·nciarl.o por vanidad ·O por -c.obar-
de que nues-tra .República ha sido en la reahd~d ~na a~emocra· día, porque •el sil-encio· no lo suprime 1 y la fuerza no- logrará
cía verdad-era en armonía •C.on el texto const~tlJ::l~n .. ~tajar sus ef-e.ctos destructo-res.
I.Ja ·cuestión plante;a.da no e.r~ de carácter JUridl~o,Csln?. ~e Durante loa seS€nta años ·C!asi completos en que la Constitn·
ín-dole socit}lógica, Y su discusión -en el. s-eno d•e la Su "'~ ~mlSl~n ci6n d-e 1833 Iué aplicada con relativa ·sinceridad, .los elemen-
'l h b ía podido tener un alcanc-e _filosófico y ~lohtl·CO,. sm tos popular-es fuer·on ganando cmlt,ura e indep,end.encia, y
so o a r . A , . ,a ó el m1-em~
resultados prácticos inmedlatos. Sl 1o eompTe-n ..1 , combinados con los elementos extranj-eros ¡que Jl-egm·on al
br- ue la .enunció qui.en, sin formular propomc~on ~oncr.c­ -pais en .busca de- 1trabaj,o y bi-enestar, al ampar;o· unos y
ta~ s~ limitó a hace~la constar ·como €-Xlwesión de los dietadO'- otros de im:~tituciones •COD.t3errvador-as del ord.en y protectoras
de su conciencia. .~ 1 de las v·irtudes e.ívieas, se fo-rmó- una clase media, que- fu~
J' , el carácter filosó-fico-político d·e la euestwrr, qrre 1•a 1n· -descon9cida en· el período colonial, y que di-ó a C.hile ind~.-
.cí-a.:j:naal es.tudi-o de la 8-Thb"Oomisión, en ~amentos ~e a.P::
¡rada labo.r, no ·obsta para que ella sea ·COilSld~ada, mqm.e .
1
-102- -103-

pendiente frutos OJ1ÍlnOS 'Cll la. cÜoencia, en la indiUstria y en la ee. mantu:·-o ~ l~ dis~osición por una consider:a.ción de orden
política. n:oral e histon-co,· d:¡gna de ser tomada -en cuenfa: la d-e haber
Pero la revolución de ' 1,891, hecha p·or la oligarquía y par" sido. nnestTo país el primero que aboiió la esclwvitud en los
la oligarquía, cortó la c~d-ena de nu-estra .evolución social, y eontLnent:s am.e-l'icano.s, ·e<l añoQ 1823. La p-erp.ehla·ción d-e los he--
junto oon destr'u·ir el régimen constitucional .que había la- ~hos _~gloriosos que honr,a~l al incl·ividuo- o .a. una Nación, no
brado el bienestar y el prestigio .de la República, s·eña1ándo1e· liDP-?;ta un acto de -eGterü Yanagloria, sino de hon~ta satis-
un honroso puesto en el Continente, entr.oniz·Ó en. el Gobierno facci~n, Y en':uel-v-e, además, una lección moral para las ge.
a las clM€s :aristocl"'áticas, que oo sintieron más privilegiadas-. n.ei;:aCiones. futuras.
que nunca, y ·que, -alentadas poT el triunfo, hicieron alarde
de su soherhia omnipoteneia.
E·l síntom·a más rte~S.altante .de la ·organización oligárquica
de Chile, ha :sido talvez la composición consta,nte del Senado. Teroto aotuat:
Texto antiguo:
Antes de 1891, ese .alto cuerpo fné compuesto casi en sn to-·
2,? La manifestación de to-
talidad por los grandes tenawnientes d€1 país, de tal mane- AltT. 4. 9 (5.~). La Religión de
das las -creeneias, la libertacl de
ra que las listas de. sus miembros eran la r·epetición monótona. la. Rep1.~bUr:a a(; Chile es !~i Ca-
eoncieneia y el ejer-cicio libre
y ~atigosa de loo apellidos de los dueños de los mismos latifun- tólica .Apostólica Romana; uo'll.
de todos los ·cultos que no se
exclusión del ejet•cicio pú.blico
dios, ocupando los hijos los asientos que. habían de-jadü sus opongan a la moral, a l~¡.s bue- el e cualquiera ott·a.
padl'-es, como los lpr-es d-e I:rug.laterra. La intervención d·e lo~ nas e.ostumbres o al orden pl1-
Gobi-ernos ·en las elecciones, solía llevar al Senado a persona- b1ico, pucliendo, por tanto, las
respectivas ~í.'onfooiO:ne{l ~~eligi.o­
lidades diBting¡uidas por su saber o sus virtudes, en represen-
sas erigir y conservar teutplos
tación d·e prQov]ncias pobr€S o atrasadas. Después de 1891, la- y su.s clepenaeneias con las con- __ ,.
situación se agrarvó, porqu-e el Senado tomó un rum'ho neta~ diciones de aegw:idad e higie-
mente pluto-crático, ag.regánd·ose a los terratenientes, loo en- ne fija·das por la.s leyes y orde-
riquecidos por los negocios vinícolas o salitre-ros o de cual- nanzas.
qui-era otr.a. índ.ole. ·El -cohecho electoral asumió .enormes .pro- Las igle-sias, las eonfesiones e
instit-uciones religiosas de -enal-
por~iones, y así 1os gr.a•ndes. capitalistas, jun-to co-n asegurarse·
quier culto, te-ndrán loa dere-
para sí mismos as.ientos en el Senado, nevaron a adeptos su- chos qne otorgan }' réconotell.
yos a la Cámara d.e Diputados, domina·n;do simultáneament-e co-n respecto a los bienes, las
las dos ramas d-el cuerpo legislativo, "-y con ellas, el ·Gobi-erno· leyes a.ctnahnente en vigor; pe-
de la República. ro queda1·{m so-metidas, dent.ro

• de las ga1·antías de esta Cons-


titución, al derech~ común pa-
ra el ejercicio del dominio de
La agrega!Clon como segú-ndo acápit-e en. e-1 nÚill·e.ro 1.9, d-el eus bienes futuros,
antiguo art. 1213 (130) de la Constitución, relativo a la esch- Los templos y· sus dependen-
·Yitud, es del todo con:gruent€. con la índole del ineiso. Se dis- cias, destinados al serYieio de
cutió un poco la neoeBidad -de co-ns-ervar esa disposición, ya q ne- un culto, estarán exentos de
ccmtd·ibueionea ¡
estando abolida la -esclavitud en toda la América, no hay ya
pr-oba:bilidad de que lleguen 1a ·nnes.tr·o territ.orfo esclav-os p.ró-
:Dugos de otros pa.íses, ni doe. ·qu-e haya chilenos tan -mengua- Este inciso ~s completamente nuevO Y esta.:blece la liberta-d
dos que &e dediquen a la trata, ni extranjeros de ege ja.ez. <l.e .cultos: en reemplazo c.~e la exclusión c.1e los cultos disridentes
que ·pretendan .anr.e.cindarse o nacionaEzarne en Chile. P-ertl. (}el católlco, que establ-ecía la seg·unda oración del artículo 4.'~"
-104- 105-

{5:1) antiguo, que quedó tmprimido, como ya s-~ ha ;'ist.o. La d~ otro,:, no corres~ondía a-l g-rado de cult~ura que -el amor pro-
nueva disposición responde, aunque en forma· muy liUfJerf¿c- piO nacwnal s-e atnbu:ía. Ant~ los pa:í.ses e1rtran6-eroo, Chile fl-
ta, a un1a. sostenida aspiración d·e la inmensa mayoría de lo.':1 g;u·aba c.om~ una naci?1: privada de 1-a: libertad ele cultos, que
chi~enoB, que sólo había perman.e"cido preterida. merced a la solo :con&entia a los dJsrd-ent-ers del ca~olicd.smo po-r me-ra tol-e-
obstinada r-esistencia de los .elemento>:i reaccionarios. rancia, otorgándoleB por merce-d lo q11e l-ea negaba como de·
El texto dei. ·anti!g;uo art. -!. 9 (5.r.i) exc.lnía ·en ab1':io~uto el r:~cbo. E1 anacrónico texto del art. 4.Q (5-.Q) de ln Constitu-
ejercicio pübl.ico de ·c·ua1qui.er culto di."ltinto cl.el catól:c?, de ~ro~ ~w-s pre:<;;entaba -en -esa desairada,c·ondición ante las gent-E"_,
manera .que los disid{mt.es no podían tener templos con :ng~1n~ ee -€'-Janas tJ.er·ras que no podían tener a la vista -el esp-ectácu-
exteriores que manifestaran su destinación! ui efectuar pro- lo de In ·verdad<>ra libertad de cultos ,que de he·oho imperaba
cesiones u otros actos análogos en calles o pla;zas. Per.o la ley en Chile.
interpretativa de 27 de Julio de 18&5, estableció, como ya he- gra indi'3·p-ensabl-e ec-har f1u.era de la Co-nstitución un texto
mos visto, la ,f!a.cultad de los disidentes para e}er,cer Sl"tS e nltos que nos d€SpreRtÍ1gi·a,ba ante el lVIundo, y sjn ·raz·ón alguna,
en -edificio.s de propieda.d part·icu.Lar y para mantener. e:s~ puesto que. no eor:r-t•spondía a la r-ealidad. Apena ten-er que
cu-elas destinadas a la .educaci6n d-e sus hijos en las doctrmaa conf:sar, porque la honradez lo impo.ne, que media d-o.cena el~
de sus r·eli;o·iones. Al amparo de ;esta l-ey prot-ectora Y huma- partidos que_ &e ;l·laman liberales, radi·ca..Ies, <lemóc·ratas 0 con
na ha. podido d-esarrollarse con libertad la acción religio;;n ~tras denomrn.~Clones progr-esistas, no· habían sido capa-ces de
a.e' los elementos disidentes, que al principio .fu.~ron soh\- mco_:porar a la Donstituoió-n la li'berad de.- cultos, p-o'rqúe 00 les
n-::.i'·nte extranj-er-os y ·-que hoy ;:mn también, en 1~ante RPl'€C ia- poma por delante un solo -partido que -escasam-ente repres-en-
1
bl.e. nacionales. Se establecieron numerosas capillas, e:scue,;s t~ba a la en~r~a pa·rt-e_ ~e la opinión pública, Y.que fu.f'tr•a. ptc·
y hasta S·2minarios de a·lc,01.mas de las sect-a.s protesta.n.tel'l mas Ciso un mov1mrento militar para que se llegara a r-ealizar en-
tardif', t-emplos y escw.:·las d-e- la religión gri-ega or.todoJa._ Y yor trre ot~as.~una r.eforma tan sencilla, tan nec-es-aria y tan des:ada.
fin. algunas s·ina1gogas judías. La ma.yor parte de la~ cap1l1as El meL-so aproba-do es mtw extenso, per.o no tan P·erfecto
protestant€s tienen signos l'€ligiosos o l'ÓhÜof~ exte-r10res qu~; como lo ~nh-e1aba el f>·e-ntimiento liberal del país, porque no
no dejan lugar a d1uda respecto de -su_ -des~in_aci~n al cu:to -es en reahdad una -conquista del lib-eralismo, sino -el .fruto d.e
y 110 a 5 im.ple¡-; hBJbitaciones, sin que nadie, m SHltuera los ele- una transacción o -colliponenda oe.ntre l·a icl€a libe1·al v los inte-
mentos más .fanátieos, se ha.ya atrevitlo a protestar ,contra es.e ~e.<;;es -exclusivi.stafi de la Lglesia Católica. De todas.. ma.n-era~.
proc·e·(limiento. Más aún, alguna:s sectas prot.es.-tantes man- Importa un buen paso -en el perfeccionamiento ele nuestras ins-.
tienen mhiones a.l paf de los cat6licos, pa1·a evangelizar a lo~ titncio-nes políticas, que el país. debe a1grad€.eer a l1a iniciativa
últimos r·etOiños de la raza araucana y a los inf.elic,es nativos d.:"l ex-Presidente señor Alessandri.
de la Ti.err·n. del Fu-eg·o, y protegen asociaciones {'ncargacl.as de El pr..im:r acápi~e del inciso 2. 9 asegura a los habitantes de
pi""opa.gar la temperancia en la masa popular. 'Tocl.o e:lto im- la Repubhca la libertad d·e •ejeroor todos los cultos. Esta
portaba, antes .de 192·5, la ex.isten<Yia r-eal y verdad-era de la l1bert~c! queda limitada por los dictados de 1a moral y de las
libe-rtad de -cultos en nuestró -país, y justo es -decir que }a5- buenas co.st.umbres, y por las disposiciones constitucional-es
reli(J'iones
o
disid-e-ntes sabían corr-esponder a la .tol~·rancia
. .
chi-
. Y le-gal{'s qu-e resgu11rdan el ordtm públiCo, ·tal como sucede
l-ena, haciendo obra excLusivament-e· moral y rehg1osa, sm nm; en los num-erooos país.es que ·han establecido -esa Ji.bertad. Co-
gun~ tenden-cia politri.ca, y d~mtro d-el m~s ..absoluto res~pe~o a mo co~olario de la libertad de cultos, se establece expresamen.
las autorkj,ades, y a la Constitución y ley·es de la Ropubhca. te la, hbertad d-e erigir y conservar templos, con sus resPecti-
Pero esta libe-rtad de cultos que existía sólo de facto_, contra -vas ~,~poend-encias, limitada .por la obligación de respetar las
el texto expreso y terminante de la Constitución: Y s~n 1_nás a:n- condiCion-es que señalan las leyes y las o.rdena.nzas gener·ales
paro que una l-ey inconstitucional y -l.a tol-erancia pubhca,~sm­ o :oc.ales po~ raz¡ones de seguridad y de hirgiene. Este prim€r..
cera y firanca de los rn.,ás, pero un tanto fD'rZJa.d.a Y r-e~anona acapite -eont1-ene la ·esencia de 1a •reforma1 tal como la ansia,ba
-106-, -107-

41 país, y como d1a !Se ha reolizado en los países más adelan- rüa Católi0a:, sóJ,o tendrá que obten-er esa autorización res-
tados,. siguiendo el ej-em-plo .que trazó haoo eigl·O y medio la pecto de los bi-enes raíc.es que adquiera ei1 el ·futuro 1 más no
Constitución F-ederal de los Estado:s Unidos. respecto de la gran masa de bi-en-es que t-e-nía ad·quiridcis antes
No era necesario agregar na.da más, ni _r-eclamaba más el de promul¡ga.roo la a-ctual Constitución.
interés nacional. Limitada la reforma al acá.pite prime1·o, la .El acápite final del inciso 2.Q establec-e un privilegio que
Iglesia Ga:tólica no h·a bría sufriclo cle.sme-cho alg·uno en sus en 1~. forma,ya.r-ece ~.av-oreoor a todos los cn-ltos 1 ·pero que, en
intereses legítimos y hab.ría -quedaclo ~ometid.•a. al der-echo co- r-ealidad, esta encammado a fav-o.reeer a la Io-l.eiSia C.3.tólica ·
mún, que a· todoF.i ampa.ra por igual: en el ej·er-cicio del domi-. forma par~ de1 plan a?ordado entre el Presidente Al-essand~
nio sobre sus bienes. P.ero-la Iglesia CatóliC'a, aunqu-e r.ecla- Y ~l A.rz-ob1spo de .Santiago ..Se esta.bl,e.ce la «exención de con~
ma con ahinco los b-eneficios d.el dcr.e0ho común en los países tr~buc~~~es» para «los templos y sus depenc1{mcias, destinados
en que predominan -otras religi-one-s, exig-e siempr.e una situa- a:. ~rv~~IO d.e un culto». Goma los· disidentes no tuvier.on par~
ción privil€gbda €11 los país-es en que ella ha. predominado y tlmpamon a1guna en. el arre.gio de la cuestión Claro €1Stá
quiere conservar por lo menos la apariencia d-e un predominio el b~ene·f'1-mo. .. ·f
· ue' ca•l·CUl a d o. en flavor· de la lg'l·esia
' Católica, queqm~
que se va .exting1tüendo. Y como la r,e.forma no s·c estaba ha.:. po: lo ·demas, es l·a ,que tlene mayor número de templos .zn el
c-íendo con espíritn netamente 1iberal, se agrega-ron disposi~ palS; pero los- disi~·entes dllifrntarán también d·e él por.q ue
eiones encaminac;las a prolo-ngar la situ.a,c.ión privilegiada de lna·~·ía ·resultado nD·toria';'o;'te odioso e:x;ceptuarloo, ' · ,
la Iglesia Católica~ que desdicen- del contenido ,¡:•rencial de la l alcance de-est-e. ac-aplt·e pued-e clar .lugar a alguna di·Ei-
reforma. cultad. Ta~t~ el texto- ·co·nstituei•onal, .c·omo las aelaracio-
liil Hegundo acá.pite d.el incitSo es el reY.el'.:)O Cl.e-l prinwro~ pues. . nes que se h1e1eron en la Sub-Comisión, d-ejan bien 'e:stable.cido
nüentl'ru:; en ést-e se- coloca a todas las l~e:ligiones·el'l un pie de que la exención de contribuciones S·ólo debe. fa•vorecer a los
ignalda.d en el orden .espiritual, el segnndo la\S ·Co1oca ell r.;itua~ templos Y a sus dependencias, destinados al ser·vicío de ur~
ción desigual en el ord·e.n mate-rial haei·c·mlo t1i.'Stineioncs in- c~tlt?. ~s manifi~sto que ·quedan excluídos del beneficio, lo6
Justif-icadas. 'Este aeápite· se1gundo 0Stablee·e llos situaciones smin:nar}OiS, coleg1os y ·Otros -e.stab'l-ecimileill.tos que, aunque €stén
distintas respecto al dominio ~- goc·e- d~ lo~ bi.ene1.; pertenecien- deshnacl-os al ser.v~cio de una a.·el1giún, no ®tán destinados él i-r.ec~
t-es a las iglesias, confe-siones o instituciones relÍgiosas de cual- tamente al serv1cl0 del c~~lto. :Más -e-vidente es todavía qu~e 110
qtJ.ÍBr culto : una r,e.sp-ect.o ele los bien>E>s r¡_ u.e ellas poseían ,a, la q~edan exentas de contribucione-;-.; las casas fundos bonos ac-
fecha. de la promulgación tlE' 1a Constitne.ión, y otra para lm~ monoes
. · y den:as ' b'H:•n-es rmces ' o mobiliarios ' que ·COlli')tituyen
' ' 1u
bienes que adqui-eran .e.n el futuro. Con r:;>laeión a los bienes. nqneza; ~arti-cular de las div-ersas religion-es, principalme-nte <]~
f·uturos, todas las r-eligion€s f1Uedan sometidas al derecho co-· l,a Catohca.. Pero h~y ma1~gen 1t cierta duda resJ)ecto d-e los
mún en el e,jercicio de su dominio y goc·e.. P;eTQ respecto a conventos, monasterios :y aún -cole-gios u otros establecimien-
los bienes que las div.ers1as conf-esiones religiosas poseían con tos ·~ue. estén ane~o.s a un templo1 que ~n realida-d 110 están
~nterioridad a la vigencia de la nueva Con~titución, se les ase.. dest~nados al sel'YlC~o ·del culto, pero que se puede pr-etender
gura la continuac-ión de los der-echoo que l.e-s -t..,e.conocen y coma-d-erarlo~~ como dependencias de un t-emplo.
o-torgan las leyes anteriormente vig-entes. En buen romRnce, La~ adop:w~ de los _privilegios -establecid,os e.n el segundo
esto· s1gnifica mantener para las iglesias disidentes el d~erecho. Y t-e:r c.er aeap·Ites del nwnero 2.9 a favor de la IgJ.esia Católi-
común a que . estaban sümetid·a.s, y para la Igle.<:iia Católica ca¡ unpor.ta.ron un ·Cat-egórico. desmentido contra las calumnia-
la. situación de p·rivilegio que gozaba. s~ especies que los -elementos r.e.accionarios lücie-ron circular
En la prá:ctiea, el a-eápit1e s-egundo import.a1·á para las Ig"V!· durante la discusión de la reforma c.onstitucio'nal, en el 8,entido
sias disidentes la oblig'a.ción {11e s-oEcitaT periód-icamente la au- de q~e ésta. tendía a la. s-ecularización de los b~enes de· 1a
torización legislativa para eonservar sus bienes raíc-es, como Iglesm. La Imputación €ra cl-eliheraclameiüe calumniosa hija
lo dispone el art. 566 del C-ódig-o Civil, mientras .que la Igle- -de la mala fe Y no del error, pues ninguna persona cuÚa ig-
-108-
· - 109-
noraba que l1a, r-eforma se iba a r.eaJ.iziar al teno-r de un acuerd_o
sia Gartólica, p-ero t~endía a evitar que más tarde se pt-et-f'nda
amistoso entre e.l PrWidenrte Alessandri y las más altas auton- dar a esa .concesión transitoria un,carácte:r es·table.
clades d.e la l¡glesia Oatól-1c.a en Chile y en Ron1a. IP•or otra
El acá pite Propuesto no importaiba tampoco· una novedad en
parte, nadie ignoraiba que los movimientos roilitaor.es del 5 de
el De-recho· Político de los pueblors _contemporáneo~::>, pne:; -c.o:n-
Septi<>ti1br.e y d-el 23 de Enero, inspirado:res de la r~f.~~rma, e~·
sulta una idea que y,a -está incorporada en varias cons,tiineio-
taban exentOs de todo sentimiento .hostil á la t{•hgwn cato·
noe.s, d·e las cua1€s nos basta1·á menciOnar }a de-l Estado. I.1ibre
lica, q.ne el l)r-eside·n-te Al.essandri _se encontraba en el ·mismo
,de Irlanda {art. 8. 0 ), la ele la República ele Cuba (art. 2·6)
ca.so, y que los miembroo de l-a Sub-Demisión ref.orroa,d_ora _eran y ·1a el<'!] Brasil (a1·t. 11, N.' 2. 0 y .arot. 72, párraf·o 7,').
homb-res temperrados 'y respetposos de todas las -eoncne-nClas ~
Citaremos también, r,eprod u cien d-o sus términos tex.tual.ee.
in ter-es-es . . . . la ley Orgáni,ca el-e la hla de Pu.erto Rico, de 2· d'C ~1arzo d-1-:!
La calumnia se propa.gaba con -cierta nerviooidad fnctJCla,
19rl7, cli,ctada por el Congreso d-e los Estados Ünidos. Ella se
que demostraba a las claras la deslealt.atl de los propagaruHs-
s-ingu:la-rizt3· por el imperio.so vigor y minucioso- detahle d{' flUS
t~s, que marni·festabaii con aparre-n te convicció-n. un temor tan
disposiciones. En su art. 2.Q (Declanwión de Derechos) dice:
injustificado .c·O'lll·O :lo habría sido el ele una sa~1da ~e m~r. en
«Jamás se asignará, aplicar.á, donará, usará dir-ecta o indi-
SantiagO·. En realiclad, .eU.a sólo respGnc.1ía a un 1nt~-r:s pohtl·c~.,
~ctra!Il1ent-e, din-2:1'0 o propied-ad p·ública para el uso, he·nefi-
pues no tenía otro obj-eto que explotar .el &ei~tlm1~~to reh-
ClO o sostenimi·ento de ninguna secta, i-glesia, clenominrarción, ins-
gioso ele las personas poco conocedoras de la süuoa?1on, _para
tituci?l~ o asociación se-ctaria, o s-istema relig-ioiSo, o para e1 uso,
cre.ar re~istenciar=; a una reforma qne tendía a destrmr el ITrea-
benefiCI•o o s,osteni.miooto de ni-ngún sace1~d-ote, p-roedica,Ior,
pon:..;able d-espotismo y los inconfesHJbl.es inter.es.eB cr{'-ados POT
minis-tro u ·Dtr•o in_structor -o dignatário religl.osü como üd, o
el predominio· parlamentario. .
para fines cari-tathvos, inllust·riales, e-du.cativo.s o benéficoo, '8
El {!S·.pírit:n .conci'liaüo.r, y ·aún c.onclescif!ndi-c'nte, !tU-e i:1~piró
persona alguna, corporación o comunidad que no -es-té. ha io la
la l'€forma constitucional en materia l'€Ügios_a, s.e mambesta d-e-pendencia abs-oluta de Pu·ertq B.ico ... » "
más todavía .e-n ·el acuerdo que se pl'{).clnjo -paTa c.onti'nua.r fav-o-
r-eciendo durimte cinco años a la "Lglesia Católica con nna N. 9 3Y
fuerte su'bvención del E·stado, .del cual nos ocuparemos ~1 tra-
tar ele la prim.ei'a .disposición trailJS.itmia que sigu-e al fm del Texto actual: Texto antiguo:
texto constit.ncional. . _ .
•Como se ve, al -e·stablecer la libertad d.c .cu-ltos, se desVl'rtu6 3,9 La. libertad_ de em.-Ui-1',' sin 7.9 La libertad de ptll'.J;,.m·
censura p1·evia, sus opiniones, il~
bastante la n-eutralidad reHgi-osa del Estado, con .la a.gr.f_g~­ palabra o por escrito, por ·me-
sus opiniones por la imp-l"t'l•-la,
sin .censura previa, y el llcJ'r ,.ho
ción de dis1Josiciones· que importan la pro-longac1Ó?- md~f~­ dio lle la prensa o en c-ualquie- ele no lJOclm· ser condenado 1•or
nida -o -f.e.mporal de ciert"9B pl'~Vilegios pal'a, la r.g~:~na Catoh- ra ot1·a forma, sin perjuicio de el abuso de esta l-ibertad, sino
ca. En cambio, no fué c-onsid-erada una pr~pos¡.cw~ .que en; responder de los dcl~tos y abu- en vi-rtu(l de ~m ju.-icio en qd.e
cuadra per.f-ectame-nte dentro de la neut-rahda.d rehg10sa d{h _sos q-tte se cometan e.n el e,1a· 8C cali.fiq"!-e tn·et'i-amente el a/,¡¡.
cieio de esta libertad e-n la fm·-
J!Jstad-o, 'Q.Ue es un lógico corolari.o de ella y -qu~ ,ta~de o tem~ so por jumdqs, y so siga y sr- n-
ma y Ca3os detet·m~ados por tenaie la ca·usa con a1Teglo a la
·.ano tendrá que ser inc-orporada al texto const1tucwnal. No'3 la ley;
pr . f' ley.
r-ef.erimos a la agregación de un nuevo acáplie que u-e p~o-
pu-esto· en los términos signient.es: «El Esta~o n~. ~ubvenciO­
Se dió esta colocación al sé-ptimo inciso doe. la C-onstitución
naTá a nin()'una c-onf1esi6n .relig10sa». Esta dtsposicion, d-e ca-
0
anterior, que oo mantenía sin variación alguna desde 1833-·.
rácter g.ene ral y permanente, no s-e contra-ponía al acuerdo
_Pero se introduj-o .en su -contenido modificacio-nes su'bstancia·
adoptado de -conceder una subvenci6n por cinco _años a la Igle- les de ine;timable valor.
L.a disposici&n d-el antiguo- N.o 7. 0 oes 1Tna de hs ~-ás mal -con-
-110-
-111-
CC'bidas rtLH' fllgl~r~ban en t't .:~
. 'la Gonst1tución Y .d.e.'K1-eda notablig-
l bue~ ~[ltido que caracteR
t el esrnntu .d.e rec 1 uu y e. bién f50n dispare-jos los frutoo dd jurado, a conse-cu-enc]a a~ lo.';
1 1833. S6lo se ·expHCia eu auo;p~
.J
num e eon - .· ,
:riz·al''On_ ·a los constitu:y~~ltrel ~.e ea:cción extr-emista qn~ expe- d-esniv-el-es moral-es propios d-e rUna sociabilidad nuerva, cosmo-
polita y mov-ediza.
·~ . mo un producto ce a r
opie~ .

cwn ca l salir de l-os lar:gos períoüos c.e 1
-Gracias a los d-efectos apnntado.s, qu-e tu-vieron que refl-ejar.
rjme-n tan. los hombNs a . .!! ·d' la libertad vhri:ficadora de
., los lleva a cou.~..un lr d se €-U las l-ey-ea d~ impr-enta, dictadas sobt·-e la haoo- d-e los pirs
l li.he·rtinaje corruptor de los hombr~s y -e
. .
swn, y. que forzados d-el text-o constitucional_, se 11-eg.ó a establecer {'.1 más
completo libertinaje el-e la pr-ensa, y nu€Stro pars _se. c~nvírtió
lRs naClones, con e_ bl 0 chil-eno acaba'ha de salir del perwdo e-o-
los pueblos·. ~l pu~ _ • . xistió la prenBa y la expresión de
1onial, en el cual m mqmela ·el. d. . el doble c-eñidor del ab~ '€In el pa•ra.íso de l,o,~ calumniadm·es y difamadores, has-ta_ el
. . ~ 't"ba cstrHll'D'll
5 a. ,a . por. _ · ·t · 1 d-e la IO'lesut . extl·-emo de -qu-e la calumn]a, la injuria y la difamación pi-adu-
laB opn110nr:-; e:-; " '"'
. . , t" . _, del es¡nntu 1nquiSl or1a o cidas en forma horrorosamente dañina por medio de la pre.n.
Solutt;jmo guberna n·_o 3 bl- .es·pañol-e-s s-e en-tregaron
\1 verse hbres los pue os ..
Cato wa. ~-l 1. ·. Ol'O'Ia
-¡· .-sa, .:Jólo merecía insig-nificantes penas, mientras 'las misma!i
, ele.' h'b·er·t.a d , q.ue los· llevó a permmosos
a una Yen tH -ern t">. . • • ~ e substraer-s-e a iniquidádes prodtwidas de palabra o en _pasq,uines manuscri-
d-esatmo5, . -: d o. Chil-e nno ele los prnner Or:-; 11 ,
s1-en tos, que sin duda re:alizabR.n un daño mucho menor, pordí_an
tan peligros~ inclinación.. rtad c1e la prensa, nuestros cons- s-er sancionadas con más rigor en conformidad a la-s disposiw
ciones del Código Pooal.
P.ero tratanclo.s-e de la hhe · es al ambiente
. , l 18'"'3 o s-e manifesba.r·on superwr . La reforma el-e 19.25 ha procm·.aclo remediar los males, dan.
tlt.n}-·-ent,es e e J n l. ·americanos en es-e tiempo.
gen-eral ele los pueblos. 11spano . .· toda «c-e-nsura previa> do a la libertad de la p-rensa un carácter má.s HUe.g-ado. a la
. c1 d sabios 7~l suprimir r-ealidad de la vida, conservando la institu.ci6n -en -cuanto
]:l'neTon, sm u a, -do el principio
-ella impOl'ta una pr-ecioea :garantía pm~a. la d-ifusión d€ las
. .
11. . nes de la prens·a consa.g r an
prrra las pn )· ~wacw ..
en Ye·z d-e1 s1s~ma "'"" ' preventivo , c·aracterísti.co ideas sanas y para el pr.ogrreso de la Nación, pero quitándole
los privilegios- -~lle la convertían -en, una amenaza pana; la
ele l:l. represlOn , . . Pero sól-o hasta allí ll-egó su
ele lns r-egú_neneB ahsot~ltJ.Stas .. 1 s demás disposiciones del in·
sabiduría -en esta m~~eria, pn~s ·a:s ·.E,~ rimer lUJg.ar, sólo_ S€' honra, los inte-res-es y aún l<i vida de los habitantes de la Re.
pública.
ciso -envo1vían formidables eHOt~ :.. , p b os». de 1a liber~
aclmit.ió la posibílic1ac1 ele q~~~ ·existler~:a_ ; : :periencia reca- Para eoMegui.r tan fructíf.ero resultado, la Sub.:Comisión
reda-ctó el inciso que c.oment.l~ano.s en nna forma 'casi del todo
tad a~ impr·enta "y no «ck~ ~~~») co:l nuerStr-o en los veinti·
nueva, -en la c.ual las modi·:flicacion{'~· de fondo se re.fíeren a
gida en otros pais-es, y ta~ tien -~el periodismo nacional, ra·
, • ll e"ab"' ele -cx1s enc1a tr-es puntos. En primer lugar, el inciso nu.evo no sólo-.se re·fie-
tres anos qu-e · ' '' . t"tud-es Pero e
, a exc-eswo en sus ac 1 • 1 re a las id,eas vertida.s por la pr-en.-sa, sino también a las que
qnítico todavl!a, pe,ro Y -, , te d-er el establecimiento del
error mát:; grave ,fue, a nu-E:'str~-.en n o~-cnzaba a dar los pri· - se manifi-esten d-e pala·br.a o por escr-ito o en crua,lq.u:i.era forma.
. . . r jura.dos. en un pal1"5 que e imagina•blc: de· tal manera que importa un cambio ra,dical d-e
JUlCIO po . ,. de la civili2lación. .
m-eros paso-s -en el ~ud-ero .
la institución, .que hoy se puede llamar libertad de expresar
iere condiciones superiores d.e
. El sistema de los J'UTados Iequ ~s En Europa opiniones más bien qu-e libertad de pr-ensa. En s-eog-undG· tér-

qu~
de moral -en la masa general de_ un pm . 1 mino, y sin perjuicio de conservar -el .Rntiguo co-ncepto· del
cultura y -e ha aplicado satisfactoriamente más 0ll.• os simple abt~so, incorpora al texto constitucional el concepto del
misma, 1 no d 1: :; . te de puns-Ima ~ . raza blaiiCa .J.,. de moral forJada
n~rd
• delito, que -es mucho más grav-e. Y por fin, suprime el juicio
pueb ·OS -e. a' S ·a, la\S sectas protestautes·. En Fran.c. la, a,
"n l1a~· austel"l a 6 " t · 1 lec por jurados, dejando al legisladoi· la fa.cnltacl reglamentar
- .: ; .., , d' , lo ll!Uestra Jll·en- ·o-ra 111' € -
que fué durante ~:a.' r~~:~~d~o r::ultac1os disparejos y en_ los
la tramitación ele lo¡q procesos sin tener que .s11jétar.se a aquel
pernicioso y exót-iM pi-e forZlado. ·
tual, el JUl'i-0 p Uentra CO!llSideraJblemente d.esprestlgla·
m dos ' a p-es-ar de SU gran eultura, tam~
L:a Com;titución alemana ( art. 118), se refiere, co-mo la
do., En los Esta oo eUne-.
ti-empos a-ctua ·OOds: nuestra, a la libertad d.-e ,opinión, y es tan minuciosa, que m{.'n-
ciona especialmente ei dibujo, los biógrafos, las representn.-
~- 112- -113-

-ciones (t-eatral-es) ~· la.':i conf.Pl':encia.s públic,as entr-e los medios


de propagar id·eas qn-e 1 sit>nclo permitidos y libres, deben subs-
tr3!erse a los extr.emos perniciosos pata los individ.uas o para.
la colecti-vidad. También contiene la expr-e-:sión amplísima: Texto actual: Texto antiguo:
«cualquiera otl'la man-era,» qu-e- podría ahonar tan abundan-
4.9 -El derecho de reunhse sin G. 9 El dereclw ele r~unirse sin·.
te especificación: )Tos parec·e que el texto -chileno es superior, per.miso previo y sin armas. En permiso previo .Y aiu .a.rmaa.
porque con suma ·brevedad y sencillez, engloba to-dos Jos me- las p1rt-ZM 1 calles y Uem~s luga- Las reunioneS. que se teng(l.n
dios de pr·O·pag.ar ideas u opinion-es, tanto los emplea.c1os hasta res de uso público, las -reunio- en las plazas, calles y otros lu-
el pres-e-nte, como los qu.e puedan -introduciroo -en e1 futurO' nes 86 regi1·án pol' ln.s clisposi- g.ares de uso público, se1·án
eiones generales. de poli da; .~~e~np1·e ?'egidas }lOl' las di~o­
y que no es fácil prever €specí:Bicamente.
5. 9 ~1 de1·echo de asociarse sin SlCIOnes de policía,
per.miso previo y en confo1·m.i- El dereclw ·de aso-cia.¡·se sin
• dad a la ley;
6. 9 El (leree.ho de presentar
Permiso 'Previo.
. ~! derecho de presentar pe-
peticiones a la autoridad cons- hmones a la autoridad consti-
La libertad d-e expresar las id-eaiS está reglamentada por las: tituida, sobr-e cual-quier asunto húcla, so.bre cual-quier s:-súnto
dis.po:::;iciones le¡g·ales siguientes: de interés . pú:blileo o privado, de interés público o privado, no
Dec.reto~Ley N.9 4:26, de 20 d!f. Marzo d·e 19:2,5. f>ObTe abusoo. sin otra limiüición que la de tiene otra limita.ción que la de
d~ la publicidad (Dia,rio Oficia.!, N." 14136 y 14137, ele Mar- proceder en términos respetuo- proc.eder e1b su ejercicio en th··
zo de 1·9·25 ¡ p.áJgina 272 de la Recopnroc-ión de Dec1·.etos-Leye5 _sos y couvenientes; minos l'espetu.osos y convenien-
7.'~ La libt:l't.Ml de ·enseñanza. tes.
por o1~c1.en. n·u,mérico .. . d.e·l Consejo d-e Estr¡dof tomo XITI).
I~a educación púhliea es m1a La l~beríl:ad de enseñanza.
-Decreto-Ley N.' 558, de. 26 de Septiembre de 1925, sobre aten-ción pre·ferente del ·Estado. ART. 144 (153), La. educa-
censura cin-ematográfica·· (D1:a1·io dfic·ial_, :-.J.Q 14;28:6. d-e 1.. - La educación pr·ima1'ilb es obli- ción pública es una atendón
de Octubre de 1925. Pághra. 51·2 del tomo XIII de la Recopi- gatol'ia. preferente del Gobie1:i~o. E~ Con·
lación me-ncionada) . Habrá una Superintendencia (treso fonna1·á un plan !lf!neral
Decreto-UJ·ey N.' 670, de 17 de Octübre de 1925, sobre cen- de e.du-cacióu públiea, a cuyo de ed1wación nacional; y el Mi-
eargo -esta1·á la inspección de la nistro del despacho 1'espectivo
sura d'e publicidad y notic·ia.s en tiemp-o d-e .guerra o de ·con- enseñanza nacio11al y su direc- le llm·á cuenta anualmente del
moción inteTior (D·ia.rio Ofiáa-l, N.Q 14311, de 2 de Noviem-· ción, bajO la. autoridnll del Go- , estado de ella en toda la Rep{t-
bre de 19.35. P·iigina 68·5, d·el tomo XIII do la Recop.:!ación). biemo; blica·.
.Lo:s Decretos-Leyes ennme·rados rsoil todos d-e- fe-cha anterior· ART. 145 (154). Habrá una
a la vigencia de la actual Constüueión; contien'f'n c1ispo:;i.eiones Superintentlcneia de educación
que pugwa:n con e-lla, aunque responden a n.eGesidade,s muy pública, a cuyo cru:go estará la
inspec-ción lle la enseñanza na~
atendibl-es, y deberán soer revisadas por medio de 1ma o máS..
cional, y ~u d.ireccióu bajo la
leyeS que, salvando la inconstitucionalidad, propendan a lo~i. autoridacl del Gobierno.
fines de bien público que se tuvieron en vista al clict~rlofi.

,A c-o.ntinua.cióJ?- _de.l indt')·O 3..o, la. Sub-Go.misión ·C·01ocó ·con ilos


numeroo . 4": '. 5·,
Q 6·Q '/ "'¡ .' , -c.f'
1 b'd · ·
1 ame'llte clasificadas, '' vaóa-
las
?as. dispOSICion-es qu-e -contenía .en un solo cuerpo el ¡·"
6' . d . ali lol10
mciso · ·, mtro- uciendo en ellas modificacio-nes de forma v ·
d,ec fondo y algunas ampliaciones. ··
. N.º 4.º~S-~ refiere al der-echo de reunión, y. sólo fué modi~
f_¡cado en su reda•c-ción, con la agregación d-e una .palab ra.
Const. de 1925.-8:
-114- -115-
l ..,oci~ciÓl;, y S·e modificÓ
~o 5o-S-e rdiiere al der-echo ce a;::. . ..:~· .... cia de E-ducación, encargada de inspeécionar y dirigir toda la·
.~,. . :. - 1 . ticlo ele someb.>rlo a las U"lSp?Sl'ClD enseñallza nac~onal. Semejante disposición fu-é sin duda, muy
substanc1alment·e, en e sen b €-1 texto antenor.
l l e no se expr.esa a en b'i-en calculada' en 183S, c11:ando s~lo existía el Ih-stituto Na·-
nes de la ey, ? .qu . h d ¡Jetición modificando l~a.- re-
N.Q 6.Q-Conbene el d·ei·eC o e ' cional, ·1a ago-nizante Universidad de San Felipe y unas cuan-
tas escuelas rudi~·entarias -'8-n las principales ciudades de la
dacción aut.ei'ibr · . · fianza d·e .una s·o·la plu-
N Q 7 Q-Consagra la hb.ertad de ens-e ' tr"s breves R..eptúbli-ca. E·ntonc-es, la creación de- La Superintendencia de
· · . p se aoTeo·aron ....
m a da, como el texto antenqr. er 0' , o o Educación habría sido benéfica, p-orque ella ha:bría propendi-
do a la _or:ganiza-ción de un plan comple-to y armónic-O ele en-
acá pites: d .~ ública es una 19.tenc10n
Ei · dic.e. «La e ucacwn P b señanza pública, d-esde la escuela elemental basta la Univer-
, pnmedrol E· ·t ,do)) Con la sola substitución de la pala ra sida-d. Pero la das-e olig-ár.quica gobernante no demostró nun--
P "·~ofer•ente
. e ·S a· 1 · G bierno» se tomo" de1 ar t . 144 (153) , ca empeño por desarr-ollar la cultura del país, y parece que
«Estado»· en h~-g~r e e « . 0
1
- iénc1ose la segunda nracwn
ele la Comstitnci-ón ant·erwr, suprnn . l recomendación al por el contrario, hü·bi-era desea-do mantener l·a ignorancia de
~ · · portaha. una sm1p ·e la masa po,pular.
ele es-e arhcu1o, qn-e liD d E·'· tivo que no '€nvolvía se~
Pciele-r Legislat-ivo Y a.l ~o er J'B'Cll ' Fué más bi~-n la obra de individuos determinados el na~i­
g.nr1e · 1a e1 ala-una
o de efica·cia.
. - . . 1 te la traslaciOn,. ~ sm · alte- miento de un sistema de educación nacional. Los emin-entes
El ac·ápite final Importa Jg,na men políticos don Manuel Mo-ntt ·y d-on Antonio· Varas, educados
1 ,·o·no art 145 (1.54). y ·formados en €1 Instituto. N.1cional, que in-fluyeron -ele una
ración alguna d·e· 1a;11 "1'o ~
teriores se ll1 ·erca10 1111
•. t breYe acáy>ite com-
. . manera d~~::Cisiv:a dura•nte poco más de veinte afias de la vidn
Entre.1os d os an '-
. 1 corpora a a
l C' on stitución el pnncl-
pletam-2nte nne·vo, que u .· bl' t ··a establecido ya por nacional, fue-ron los cr-eador-es de la Universidad, d-e las prime
. t . , primaria o ¡o-a· Oll ' ras Ese:uelas N-o·rmales d-e P•r-eceptores, -de los prim:erüs Lice-os
pi o ele la ms ruc-cwn o. N q 3654 de 26 de
el Código C~vil y por una ley especia1' 1a . . . ' y de la primera l-ey d-e Instrucción Pr~maria, Con un crite-
Agosto de 19,2-G · . . ra incorporar también rio emine-ntemente práJctico, fueron re.a-lizando su labor a la
J_ja oportnnicllad no· fué prop~cia ~)a 1 l Estado y el cará-c~ m-edida d.e las -cireunstancias j de los reenr-sos, pre-o-cupados
·la gratuidad ele la ens-eñan,z.a prnnaNa ele por se; de-l Estado. de ha0er obra útil, aunqu-e no resu,ltar.a uniforme. Más tarde,
. t ¡ · qu\9, le -correspone e, · duran'te las presid-encias liberarles, se desarr.olló la instrucdón
ter e&encla1m~n e ale 0 ' " . ··p, encia d-el esta-
en primer luO'ar' y' en s-egmda, cmno cons-ccu .~ ., especia-l, mediante la fundación .de nume-r-osos establ-ecimien-
: la l'b·e'·tad de cultos, ? ele la sep·araCJon entl J
tos de variada naturalez-a.
bloecinúento d ""' .. "
la Igl·eí::ia -Y ·el Estad~· •.. s confesar que la reforma Per·O ·la reacción oligárquica tri-un:Dánte en 1891 relegó a se-
En mat·eria educaCJona\ preciSO ~lo cultural cont-emporáneo, gundo término la i:Ó.·strucción •pública, que d-esd'€ e-ntonces s-e
qu.e-d~ó reza!ga~a conáre;~:\:t:lcl~:t~~le el nuestr-o, sino tambié-n vió prete-rida por todas las demás ·necesidad-es del s-erVicio
púbHco, dándos-e en ,cam:bio,- exag-erada protección .a los estable-
no solo ele paises m s 1 • d' f~ 'l nd.o:
·¡ . o E'llo fné con&ecueneia ele la.s 1 lCl es co ··.. cimientos particular-es. de ~ru;.eña.nza ,sostenidos ·por institucio-
d-e elu ;e m1sm . -de su aparen~
. s eiL que ae ef'6ctnaba la r·e:forma, a pesar l nes católicas.
c-1one . 1 , tanta como se a
te facilidad, que ~t'?-vo ml:Y l~~os q~1: ~~ tomaron part-e en ·cuando se vino a pensai en el establ-e·cimiento de la Super~
ima,ginaron los .espnüus exigen es intendencia Nacional ele E-ducación, en 1927·, era ya tarde.
el trahB.j.o. . á" tarde a f11 turos ref·orma-
Esta•ban ya -de-sarrooHados _en -forma separada y disp-ersa, un
Toca •aJ. legislado~ p~·l_:nero, y m ~ 1 e:flormas -en materia vasto sistema de instru,•cción Primaria¡ y otros igualme-nte v.as-
dores de la ·Const~tucion, .a:a?zar .as r9-95 . tos de instrucción oocundaria y especial;· y la Universidad
edt~cacional que ap-enas s-e l:l:l~~r~l~C:~a;io"' s~primir el acápi- había adquirido_ \ma · autononiía intele-ctua-l que no se. podía
Desde luego, par-e·ce qnebl . . to de una Super-intenden- deStruir Si~ grarve perjuicio para el p.aís. -El sistema ae una
te final que ordena el esta ecmuen Superintendencia g-ene-ral, bueno para un pals principiante
-116- -117-

como lo .era Ch.ile en 1833, o para algún país pequeño com() -escuel_as y otr-os. -estable-cimi-entos privados de -enseñanza y a
algunas repúblicas centro-americanas, por ejemplo, no resultó- -or¡g•amzar la ens-eñanza en ellos , »
práctico en Chile, en 1927, y fué Preciso pone·rle término a-pe- La 1Constitución
. . · ' en su art · 3.' , a·1spone que-: «Las
. de México
nas iniciado. Ptero, entre tanto, queda en el texto constitu,.ai(}-· .-escue• as prunarlas partiCular-es sólo podrán esta-bl-ece .
tá:ndose a la vigilancia ofticial.» ProhÜJ-é -ad-em-ás -"·! Isst·e bsluJ-:-
nal la disposición que ordena su establecimiento, y s:er-á preciso- mlent . a· ~ . . '<' " '
a em-
1'- . o Y 1re_ec~on de _-eseuelas prámarias por co-rporaeiones
suprimirla o aejarla sin ·cumplir.
No aconsejaríamos, por cierto, ?esotros que se la deje 9in re .lgwsas
laie t do mimstr-os
1 de •a-lgún culto ' ·e impo ne- 1a ensenanza
-
~umplimiento. En Cambio, no vacilaríamos ~·n aconsejar la su-· lare~.a o a e as-e d-e €stablecimientos educacio-lÍaleS ele particu-
pr-esión, puesto ·que si despué!s se pensara de nuevo en ~stable­
cer la Superintendencia Nacional de Educa,c.ión, e'llo se
podr:íar. iLos ejemplos ?itadós, y otros muchos que- n-o citamos, de~
hacer por medio ele una ley, qu\€. en nada contr.ari,aría al texto. muestran
• que existe
• ho-y en el mundo 1 ·una te n a--enc1a . -· a reac-
C:J.o~~r contra la hb-e~tad de enseñanza, que nuoestra Consti-
constitucio-nal. tu~IO~ ,e-onsagra -en terminas tan a'bsolutos sin som te l. .
• qm-era a las reg~lamentacion-es de h~. ley Edta tend-" e. r a BIR
-otra e . · _- . . nc1a no es
Veamos ahora algo de lo que se ha establecido en materia; ~a que una mamfest9JCÍÓh más d~ 1a t-endencia gen-eral
educa,cional en algunas COnstituciones extranjer·as co-ntempo- a r-eacciOnar contra -el siste-ma de lihértad-es ilimitadas pro.c]a-
ráneas de la nuestra actual. .S.er~ ello conveniente parri. que- mailas en 17H9 lJOr la Declaración de lqs Derechos del J1 ombre
vayamos meditando r-especto de éiertas ideas nuevas y prepa-- y del ~'udad<mo. La r<acción .se ha producido por~que la ex·
rándonos para r-ealizarlas en la medida .de lo posible y· en mo- perr<nma de un s>glo <ntero ha demostrado que la libertad
~amo todas las cosas buenas, degenera C'Il un mal, por los ab;;:
mento- oportuno. ·
La -Constitución d-e 1a1 República ·Ch~~coeslova•ca, -dispon-e en. sos que. c-omete a su am.p.ar,o la .malida hum-arua.
su art. 119: «La -enseñanw... "pública s-e OTganizará en fo·rma d .Se Siente . . hoy en tod 0 el- mund o CIVIlizado
. .. la nec-esidad
"qu-e no se hall-e en contradicción eon las inv-estiga-c·ion-es eien- . e r;strmglr dentro de. límites prudenciales la libertad de
-ens-enan-~a, por dos •consideraciones principales que son. 1 ~l.
tifieas», prec-epto avanzad-O -que pon-e el ·C.Onc-eptO de la Vlelrdad:
la n-e~-esidad de armonizar 1a ense-ñanza tanto- la públ. . .
por encima dd dé libertad. ·la privad · .. a, con e1 m · teres~ colectivo de ' ca-da naeionalidad.
ICa como
2 11-
iL8. Constituc'ión Alemana dedica a la instull!ceió-n púbHca
-el capítulo cuarto de la 2.e. Parte, qu-e consta d•e- ocho artículos- 1a ~:cesldad de poner atajo ,a_ los ef-ectos disociadOres d~ l.a
y qu.e está._ todo él inspirado en el couce·pto de la conven~-en­ .erm--;manza sectana que mantienen las institue-ione-s r·eli-O'io-sas
y Ciertas· -esc.uelas de socialismo anárquico todas las l"' d .
cia ua'Cional, por sobre el concepto de la Hbertad individual. a sus inte t• .' cua -es an
E1l a.rt. 144, di1ce .-que: «T·oda -La instrucción p-ú"bli-ea qu-ed!a: . reses par wu1ar-e-s la primacía sobre los ,·nte
"lona! ' b r'!!s-es na-
bajo la vigilancia d-el Estado, e•l cual pu-ed-e dar·l-e participa· "'"' oes y aun so r-e los de la humanida-d.
ción a los Muni-ci-pios ... » Eil art. 147 reg<lam-enta los· -easos y
condiciones en qu--e se pue-da p-ermitir e-l establecimi-ento _de es.· N.• 8.•
Texto actual: Texto antiguo:
ci:te-l:a:s particulares.
Análogo e-spíritu s-e nota e-n la Co,nstituci6n Checoeslovaca,. 8. 9 La admisión a todos loa 2.9 La admisión ."a todos los
cuyo ar-t. 120 dice así: «La or-ganiza..ción de €stab~e-eimientos­ empleos y funciones públicas, .
e.m!P~eosY f<uneiorues p-úblLcas,
privados de- enseñanza y d-e e-duca.ción nO se pe-rmith;é. sino en- ·sin otras coudieions·e que las tnn ~tras <fondiciones - qÚe las
las condiciones previstas por la ley. El derecho de direcci6n que impongan las leyes; que 1mpongan las leyes.
suprema e inspección de toda la enooñan~a y -ed.uca:eión, coA
rresponde al Estado.» La Constituci6n de Finhndia, di·ce en Cabe h
°
· <El N · 8 ·' act ua1 es f.1€·¡ reproducción del N o 2 , ,, .
· · an~rwr
su art. ·82: «Gorresponde a la ley re-gular el de-recho a erear a_,c-er respecto de -esta garantía constitucional una obse-r~
-120- -121-

:rresponden a los ·.chilenos, para atender las nec·esidad.es á..e la presión de la justicia distributiva de las cargas pecuniarias
Nación. .entre lo~ habitantes de un país,_ y que por el contrario,·la pro·
Este inciso >es muy complejo, y eón pequeñas modificaeiones porción numérica entre la ·cuota de la· contribución y la rÍ··
de forrria y una muy substancial en el fondo, englO'ba todas queza grav-ada,. dehe:ría ir a.umentando a medida que esta ri-
las disposiciones relativ·a~ a su -contenido, que en la Constitu- queza fuera haciéndose mayor, en tél'minos de no s-er sólÚ su~
ción anterior s.e encontraban dispersas en·el inciso 3.Q del art. ficiente, sino excesiva para la satisfac,ción de las neoosidades
10 (12), en tres artículos del capítulo IX y uno del capítulo X in di vi duales. N o· es del caso demos-trar en este libro de--índole
.antiguo. jurídica, 1'1. justificación de esa tésis que, d.es·pués áe grandes
Las oraciones que formaban -el antiguo inciso 3.Q fueron se~ eo~troversias, tan apasionadas· comó ilustrativas, ha llegado
paradas para hacer dos acápit.es, de los cuales el primero ~n­ ·a mcorporarse al patrimonio intelectual de los pueblos ci~i­
cabeza ahora el número 9.9, y el segundo forma su qum- lizados Y está consagroada en la legislación tributaria d~ ~,1si
to acápiW. . . todos ellos. Este es él sistema llamadq p?'og¡·esivo,. o da pn-
En el acápite que encabeza el inciso 9. 9 , se ha mtroduc1d" gresión en la distribución de los impuestos, qu.e s-e aplio:!a ·~~
una modificación de substancial irriportancia para la clara preferencia a las Contribuciones que gravan. a las herencia.<.;
comp!e.nsión dei _sistema tribU.t~rio estable~ido por nu~s~;a, y a la renta. ·
'Constitución. El texto antiguo decía: «L'a Igual r.epartwwn. CuaJ;ido la 'ev:olución de l·as ideas, en esta materia, alr.~nz·ó
de ios impuestos y contrib.uciones a proporción ele los ha- n nuestro p·arls, y se -deseó dar •caráJcte.r pr•ogresivo a ·la con-
beres ... » .10 que importaba la consagr·ación de una de las tribución de herencias y esta·bJ.e,c-er en la mlt.:ma forma la c>on-
más Valiosas conquistas el~ la d-emocracia, a partir . de la tribución sobre la renta, las personas refra.ctarlas 18.1 nueVo
B.evolnción Franc·esa ·d.e 1789. Sabido es que antes de aquel sis~-e~~ escudaron su Oposición en la ·letra constitucional, que
O'ra'll movimiento de redención humana, las clas~s privilegia- a_ :mcw de ellos. admitía la «p1'0porción» más no la «progre-
das de Francia, la nobleza y el clero, cuyo personal no alcan- szon» de las contribuciones, consid-erando contrapuestafí -estas
za·ba a s-er el 1% de la población de aqu€1 país, y tenía sin dos ideas.' Los partidarios del establecimi-ento de la pror • ~­
-embargo en sus manos l-as dos ter·ceras partes del suelo fran- si6n tributaria consideraron por su parte que. la.;; do.s lde~ nO
cés estaban exentas de pagar contribuciones, y q.ue éstas gra- se excluían dentro de los términos de la Constitución, s~.no
vit~ban· odiosamente· sobre el esta.do· llano, que constituía el que por oe-1 contrario, la proporción llevaba invohicr·ada ·1n id·ea
99o/o de la pob'lación y que apenas ten]a entre los suyos más d.e progresión~ la cual, a su juicio, no era más que una espe··
afortunados, un tercio del ter-ritorio nacional. A partir de la c1e co~p1·end1da do(;lntro del vocablo genérico proporciói1..
Gran Revolución, e~1 ]:!'rancia y en los demás país-es a los cua- La -cuestió1~ q1yedó r~_su~lta poo.r dos Decretos-Leyes .diCtados
l·e.s se extendió la infnuencia de su redentora ideología, s-e re- an:t.es d~ ·la pr-epar;a.ción .dB 1a Constitució:p. ad-UiaL El N,Q 330,
formó él sist·e~ma tributario, en el g,enrtid.o d.e hac-er1o. gravitar de 12 il• Marzo do 1925 (Recop;iación de Decretos-Leyes . ..
por igual entre ¡ricos y p-obrtes, nobles y plebeyos, ecies·iásticos y tQ.mO XIII, pág .. 33), est-ahloeció en f·orma progresiva el imp 1tes-
legos,. .¡;n proporción armónica con la riqueza d-e cada cual. Es- t~ / cmnp~wnMntwrio. sob-re la. r.enta, y €1 :N. Q -416, (Recopila.-
te saludable y justo pr-incipio fué adoptado por nu-estra .0-on.~­ cwn .. . , tom.o XIII, pág. 257), hizo también progresiva ]a con-
titución en 1833, y mantenido en sus términos .litera1es hasta tri'bución sobre •la,s Herencias y Dona-ciones.
1925. En el ·Campo ele la teoría, es v-erdad que había d-erto már-
Pero, durante el siglo XIX, se abrió camino en Europa, y de gen para la duda. Lo decimos con tod.a imparcialidad, puesto
allí fué trasplantada a los países americanos, una nueva 'id.ea, que ndsotros no la. abrigábamos, y dado el caso de hab-er tenido
en materia ·de tributación. Llegó a prevaJ.ecer el concepto de ~ue i~fluir con ni.lestro voto en la adopción de una ley de
que la proporción mate.rilática y uniforme entre la masa de Impuesto progresivo; nos habríamos consid-erado autorizados
riqueza gr-avada y el·t;ibnto pagado, no era la más feliz ex- para votar la progresión sin manchar 1tuestra-· conciellcia ao 11
-122- -123

una trasgrel'.>ión c.onstitucional. L3. -duda, sin €mbar.go, podí~ ¡re~ide~te de la República, conforme al sistema legislativo de
fundarse, más q.ne en. la letra, en el espíritu de la Constitu- a antenor Y de la ·actual Constitución
ción, porque cuando ésta fué dictada en 1833, no exisÜa.Ii El acápit• tercero reproduc• <>! art. i4o (149) f
impuestos progresivos en el ~'fundo, y no .es de suponer qu:e
una le ~ -· a·r· an 1guo, con
. VISima mo 1 Ica.ción v-erbal, Y la supr-esión de la frase
la posibilidad ele su creación e.n Chile, cl·ara y específicamen- }mal que ordenaba manifestar al contribuyentoe. en el acto de
te cletermlnáda, haya cruzado por la mente de nuestros cons- ~m ponerle el gra:·amen, el d'1creto que lo ordei~·.::ba. Se man·
titnyente•"'l d-e aqu-el año. tuv_o en es~ acáplte la palabra «exacción» que a nu-estro. jnicio
La Sub-Comisión, al revisar fÜ inciso r-elativo a las c.ontribu- es Impropia, pu-es se la emplea 'en el s-entido de (}"'ra .
carO'a 1 T t . o 'varo-en o
qione.::;, tomó en cuenta la: dnda que hahkt suscitado su inter- -o' :egi Ima, e menda en el uso corriente de t . ,
el '"'"'nt" 1 ¡ . .... _ ntlCIS ro pa1s
Pl'2tación, y para -cegar la fu-ente de futuras. disidencias en la _¡:;·~:: IC o e e expo11acwn abusiva y odiosa. · '
materia, introdujo en .el _primer acápite la idea de· la progr-E'- El c.uarto -acápite reproduce casi textualffi-ente el antiO'uo
sión. Hizo todavía má15, pues, par·a evitar que en el porvenir art. 141 (150). "
El q . t ' · ¡
nue\ras formas d·e sistemas tr.lbutarios no conoc·ic1o.s hoy, pu.e- . um o ~. .caplte- o rep-etimos-cons·er·va textualmente la
dnn dar lugar a duda~~ análo-gas a la expuesta ant-eriormrenW, s~gn~~la or~m~n contenida en el único acá-pite qne constituía
v.mplió el conce-pto ele la reforma, ·autorizando al legislador pa~ e an·Iguo mciso 3.9 del art. 10 (12) v la tr ~¡ _., . .
f:ic , ~ · a~ ac10n .~ ltL.'Itl·
ra -asta;blecer cont-ribuciones en la «f·orma» :qu·e estime con~ ·. a por U~Ia .razon d-e ord-enación más sistemática qn" ¡~ an· .
v·eniente. Es-e es a nü-estro juicio, e-l alcanc•e ele la frase: «.o t ~ua. . ~ " e &

en la l)l'ogn'sión o}orma que fije la ley»¡ en. esta reda-cción la Finalmente, e.l acápite sexto del inciso re¡Jroduce ~~ ¡·
art 1':1:7 ('56) · , an 1guo
palabra «forma» se refiere a la naturaleZa substantiva d.e 13. . -. . .~.. , sm mas modificación que la de llaria"'" . . ·.. ,
tras nuhtar-es» 1 ~ ~ «I-E'gh-
contribución, ;·· no al procec1imitmto pú·a su aplicación, 11u-es . . o -~ne ante:s se llamó «.registros d-e milicias».
en este últiÍno caso, s-e habría dicho: <<O en la prog"l·esión y EI cam blO ,c:;_e exl)llca porqu l d. t
1833'·, los· . ~~ e a IC -.1rse la Constitución d·""
forma que fije la ley», ·re-emplazando la conjunción disyun- nac1onales c¡ue no .. ·1· '
. 1 - . e~an m1 Itares eran reo·il.ll{'IJtarlo~·
tiva o por la i, meramente copulativa. en Slmp,e.'3 -cuerpos milicianos conocidos con l o b ~- ,,
~ .
La -Constitución del P·erú (art. 8.9), dispone que: «La con- P ro¡)io
-
d · '
e «cuerpos ·ClVlcos», mientras que hov s - 11
-e uom re un-
d
tr-ibución sobre la· ?'ente¿ s·erá progresiva.» El sist·ema adoptado
a pre"'tar
. : :;
· ·
servwios en e1 E.j·ército o en la '-\..
v, ·1on d ama1 ~
os
P úbl"c d 1 ... rmac a -e a H.P-
<'11 Chile. por' la re{orma ele· 19·25, -es ·superior -en dos ¡S"{'nti:- 1 a,. •e.c:;c e que s-e estable-ció en Clll.le 1 .. · . ., . -
br t · e s-en¡c;o Plllltar
do..,: 1.9 porque autoriza la progresión o cu.alqni-era otra fm·- o l~a ano, en armonía con el sistema actual de pre~·isiÓn d~-
rna ele- repartición tributaria:, eliminando una dificultad p-ro-
f ensi va de los E~stad-os. ·
dncicla antes, y las que se pnedan p1·esentar en el futuro; 2.9 El afán ele mantener los texto5 ¡·¡ ·
l" "t d ~ cons I uc-Ionales anterio""'!!::l
potque no se re-fiere específicamente a la contribnción sobre Im¡ an o 1a ~·;forma a lO absolutamente indispenGa-ble ~-;-
la renta, sino a todas en general; ele modo que compr~:nd-e un poco tambien la pr-emura del tiem}JO-hi;:o:o que en el in..,·,
g 9 que herno" ex · d ¡ - · ·--hO
también a k1.• d•e herencias, y a las .demás qne 'la .experiencia f!u- : a' '1 !.":i anuna- o, quec aran agrupadas mat-eria;,; c¡ne
tut·n. aconseje hacer progresivas o .de ·otra forma. Sien o ana Q.O'as no se P''e"" t f. . '
d o ' . • .oovn an su lCientemente meüvliza~
El acápite s·e.gundo doe.l inciso es trascripción del art. 139 as, aunque ahora lo estén mucho más que ant"s ' . t
· · · h b , · '-' · ~"l. nues ro
(1-í8) antiguo,. modificando Su reda·cción ligeramente, pero C't- ~~-IClO, se a. na podido av-anzar un poco má,c:; la sist€rnatiza-
rrigienclo un error de· fondo, contenido _eri el artículo antiguo. tnon de las Ideas, gla•nando -en c-laridad -si h b.
ciad- .a 1 ., · 1 s.-e u lera renuu-
Este decía: <<!Sólo el Congreso puede imponer contribucio· o a conservacwn de los antiguos t.extos y se h b. a .,,
nes ... » etc., contra la letra y el espíritu d-e la. Constitución conc-entrad-o las disposiciones en dos . . ' u Ll,t
t d mcJ.Sos~ o en dos acáni
misma, que ha·CÍ·a de las contribuciones mat.er·ia de le-y, y no de e~s ot;ou~ ~o~ o inciso, dr-efere~te ~uno a las ·cargas P..ZIClmia~i~:;
s-imple acuerdo de las dos Cániar·as. Ahora se dice: «Só1o por a carg_as _e caracter personal.
ley_... », comprendiendo también la facultad legislativa del
-124- -125-

eo sesiones, d-e la 8.tl- a la 13.Q., de las 33 qu.e ,¡-:,.ele•bró la. Sub-Comi-


sión.
Pero es jwsto también reconocer que aquel prolong-ado de-
bate, cuy•a versión taquigráfi~a p.ublicó la prensa día a día,
Texto actual: Texto antiguo:
produjo un resultado inme-diato y benéfico para la r-eforma
10.9 La inviolabilidad de to· fi. 9 L'a inviola.bilida.d de to- constitucional, pues evidenció -ante l~ opinión pública el cri-
das ias propie;da.éies, _sin distin· das las pro-piedades, sin distin- terio ·equilibrado, prudente y conservador que inspiraba a la.
ción alguna. ción de las que pertenezcan a totalida·d de los mi-embros de 1a Sub-Comisión, inclusiv-e al ciu-
Nadie· puede· ser privado de pa;tic'l.i.lct?'es o com.ltnida'des, 'y dadano q.ue representaba allí las ideas comunistas. La ·exhi.
la de su cloniiniO, ni de una sin que nadie pueda ser privado
bi-ció:ti -de las "OOs·is expuesta& por .cad.a uno de lo1s opin&ntes,
pa.l'te de ella, o del iLerecho que ele la ele su clomiuio, ni de uua
a .ella tuviere, sino en virtucl ele ¡Jarte ele ella 1101' pequeña q1M
d-emostró hasta qué punto eran quiméricos los temor-es que
sentencia judicial o de e~pro­ sea, o del derceho que a. ella tu· albergaban muchos espíritus ·ing-enuos sugestionádos por una
piación :ror razón de util·idad Viere, sino -en virtud de senten· pr-opaganda tendenciosa, en el s-entido d-e que la reforma se
p~íbUaa, calificada por una· ley. cia juU.icial; salvo el caso · e~t encaminaría por rumbos hostil·es a la propiedad.
En este caso, se dará p1·eviamen· qtle la utilidad del Estado, cah- El inciao 5.'i' de la Constitución anterior, que Se mante:u..a
te a,l du.eño la indemnización flcacla por una ley, exija el 1¡so
iTI.ta•cto desde 1833, er.a a nuestNJ· juicio - lo d.ecim-os -c.on
que se aj~tst e con él o que se . 0 enajenMión c7c alguna; lo que
determine en el, j~tício e_orres· tendrá lugw· 'dándose prerllia- tod·o respeto - 11110 de los 'má;~. deflectu-os·Os de IU1€1stra earta
lJOndiente. mente al dUe~o la indemniza. flundainental, no ·por su fondo sino por su forma impropia,
El ejm·cicio del derecho de ción que se ajustare con él, o ctifusa y :Pleonástíca. Prescindimos de hacer aquí -un a~á.lisis
z¡ropiedad esta sometidO a las se ava'iua1'e a fuido de homb?'es detenido de aquel inciso, porque t-endrbamos que -extend-er
limitaciones o 1_'eglas que exijan b·uenos. consider1arbl.eme.nte e~Ste ,capí~twlo,_ -como prescindi.mm3 .también de
el 'l'ltQ,ntenimiento y el progre-
hacerlo en la· Sub~Comis-ió-n para no malgastar -el ti-empo fati-
so del M'den social, y, en tal sen·
tido, pod1·á la ley irnponerle gando la b!fiDev.olenci·a de nuestr-os colegas de lahore1s, qflle, s.e-gún
obligaciones o serVidumbres· éle entendemosl abrigaban uná opinión muy aproximada .a la
~ttilida($ pública en favor de los· nuestra.
inte1·eses genemles élcl Estado, Desde el primer momento, se notó la tendencia a mantener
de la· salud de los ciudadanos y
en toda su integricl.acl, e'l conc-epto existenr"te y -consa&'rado de!
de la salubridad 1Jública;
d-erec-ho de pro-pi-edad, con todas las prerrogath:as que de él
emanan, .acell'tuando un poco· su _subordiru!l,ción al inter-és co-
Se refi.ere al d-er-echo d·e. propiedad, y_ dió lugar en la s.ub- lectivo y propendiendo a la subdivisión de las tierras de labor.
Comisión ·a una dilatada .discusión, q_¡n-e no 1a1pa~ece ~e'l tnd.a J~S­ La subordinación d-el doe,recho indivktual de propiedad al
tificada, pues aunque la materia es -de caplt~l Importancia, interés social, no importa novedad alguna~ porque esa es la
las opiniones se encontraban acor-d•es en el ·fon,do, Y .el debate esencia de todo -derecho-inclusive el d-e vida-qu€ sólo es aco-
giró principalment-e alrededor de la for~a mas q~e la subs- gido y protegido por la fuerza de la cOlectividad, a condici9n
tancia de la disposic-i-ón. Cuando hemos ·diC~o anten~rmente:, Y de armonizarse. con 1aS convenienciaS de ella. Todos los de-re-
diO'an1os má."l adelimte qu€ la premura del tiempo f.ue la raza~ chos que el hombre ha llegado a crear, en su lar.ga peregrina-
a.e~·rminante cl.e que la Sub-Comisión c-onservar.a .textos :anti- ción sobre la- Superfic.i.e del planeta, no son otra cosa que
guos un tanto de:Bectuo:;;os o prescindiera de co~s1derar Ideas componend~s entre los intereses, aspiracione:S y capri-chos del
que hubiera convenido tomar en cuenta, ha vemdo a nuestro individuo .Y los intereses de la colectividad ·a qu.e pertene-ce.
ef:ipíritu el recuerdo d·e la p-rolonga-ción inn~;~saria -~el d~b~te La evolución. que ha expe-rimentadO el derecho. d·e propie:-lad
sobre el derecho de propiedad, ~ue absorbw por· SI solo cm- a lo largo d€ los veintisiete siglos transcurridos desde la fun-
-127
- 126
mitiva, durante la mayor parte del p·eríoclo colonial, sm ex-
dP~iUn d-e Roma hasta nnestro5 días: demuestra qm~ e-n~ Je- perimentar más frac-cionamiento que el que fué produciendo
recho como todos "l·o.s demás· s-e ha venido amoldando, .con pa~ lentam.e-n.t,e la· parr-tición d-e las hetencia;'3". Después de la •eman·
so lento pero s-eguro, a lB;S necesidades Colectivas. ExcLusivis- ci.paeión ¡jolítica, el fraccionamiento ele la tierra se aceleró
ta, absoluto y riguroso en los pTimitivos tiempos de Roma, &e' un poco, -como consecnencia de su mayor valorización produ-
fué atemperando, poco a poco, ,por medio de las limitaciones cida por el d-esarrolÍo de las industrias y el· aumento de la
que le impuso la l~y, m~nifestación suprema d:e la voluntad pobtación. También se incorpor•J al patrimonio del Estado,
col.e.ctiv~ .. Jesús intentó encaminarlo resueltamente hacia el el suelo ocup-ado por los araucanós, entre los ríos Biobío y
bien so-cial, ·quitándole tndo su exclusivismo y ha.ciendo del Toltén, que fné ·distribnidci en lot-es de mediana extensión para
rico d instrumento destlnado a proc.urar el. bien de loS des- la colonización.
va1idos. P-ero,· a lJ'esar de todo, la zona más poblada de la Nación, la
En nnestra· época, diY·er.saS escu2las socialistas han ·c.olnd~ que contiene a la capital y varias otras ciudades ele las más
dido en el anhelo de atemperar los males de la diferenciación iinportantes, comprendida desd-e la provincia d-e Atacama in-
económica· entre los hombres, mediante procedimi-entos inge· cLusive por el norte, hasta el Biobío por el sur, que fué la re-
niosos destinados a procurar una distribución equitativa de gión dominad'a y colonizada p-or los ·españoles, se ha mantenido
la ri•queza, que conduzca a un número mayor. de individuos a ha;~ta ahor:a mismo -en un estado ele división .territ-oria·l rudi-
lor:. goc•es ~legítimos y honestos de la vida. nienta.ria, ~em-ejant·e ai d·e- la Fra.nrcia ant~s ele la G1~a.11 Revo~
Por último la Constitución Republicana-obra de un pro- lución, y al de I·nglaterra -e Irlanda hast-a ti·empoo:S reci·ent.es.
f.e:->Or uinve•DS·i.tario - que se- clió La Al.e-ma-nia d·es-pués de 1.1 Contemplado d·e:sd.e el punt·O· de viJSt!a de su ext·ensión te-
Grau Guerra Thfnndial, llegó a dar expresión jurídica a la mo-- rritorial, Chile ocupa el séptimo lugar -entre·lo.s once Estados
derna concepción filosófica y económica del d-erecho de propie· Soberanos de la América del Sur, y dadas sus condiciones
dad sin alt€t'ar la esencia d-e-l derecho mismo, pero· subordinán- orográficas e hidrográficas y la circunstanci"a de tener gran-
ilol~ ~n forma ex-prres<~. y terminante a 1os \bien entendidos in· des extensiones d-e desiertos, sus tierras cultivabl€.s alcanzan
t-et"{'f:i·es colectivos de la Nación., De -este .concepto~. deriva el apena~g. a la terc-era parte de su superficie aparente en los ma-
r.alifi·cativo de función sócia-l que- hoy se da ·al ·derecho de pro- pas. Y sin embargo, con tan escasa área aprov-e·chable, Chile
piedad para dar a entencler que él no responde _ex.clusiYamente padec-e como los demás países hispano-ameriCanos, del mal de
al intc1·6.s i:ncliviclual. los latifundios, que ha sido "factor de perturba·ciones y de
En cuanto a la subdivisión de la propi-edad del suelo des- ruina de muchos pueblos, como lo acusa el testimonio de la
tinado .al ·CÚ·ltivO, ·e-lla respond-e .a los int.ere"S{'S -e-conómicos y· Historia, en todos sus períodos y el ejemplo de la Rusia que
sociaies de los pueblos, y aquellos que en una u otra f·orma se pr-esenta a la vista ele nuestra misma generación.
han llega.do a darl-e prud·ent-es proporciones dentro de límites Los latifundios han dado ori·gen a uno de los más graves
adecuados a las condiciones naturales del país, son los que, males qu.e aquejan a la <?col1omía y a la estructura social ele
junto con asegurar un mayor bienestar a sus individuos, han Chile. Han producido la división permanente e· insalvable de
arraigado más s·olidamente su estabilidad.· su población en dos categOrías: la de unos pocos que· lo tienen
En C.hile, la propiedad territorial está mal distribuida, ex- to~o y la d-e grandes masas de individuos que no tienen .nada.
perimentando todavía. los -ef.ectos de su defectuosa repartic~ón Cóntrecuencialmente, se ha producido é,l -efoecto indirecto del
inicial. L·os conquistadores españoles, en el siglo XVI, se apo- desarrollo de los vicios: la molicie, -el egoismo, la soberbia y el
deraron de la mayor parte del país, despojando a la pobla- desprecio por el trabajo: en la clase superior; la imprevisión,
ción i,ndígena, y di.<:;tribuyéndose 1a-s tier;ras de eult~vo entre la intemperancia, la envidia Y· el rencor· en las clases popula-
ellos en lot-es de inmensa -exte-Il!Sión, equivalentes a veces a la res. La eterna división de los hombres en explotadOres y ex-
superficie de un departamento actual .de la República. Aque-
llos colosales predios se mantuviron. casi en su extensión pri-
-128- ~ 129-

plotaclo:), se pre;senta en nuestro país con caract.eres perfecta- de b~se a la discusión, la sigui·ente fórmula para el inciso lOJ
mente definidos, tan claros como la luz meridiana. relativo al derecho de propiedad:
Y, a p-esar· ele que 16s mal-es que g-enera el latifundio no son
a~.sconocid-os por nadie en· estos tiempos, merced a los estudio.~:>
. «!'f·':. · La inviola•bilidad del derecho de propiedad, con las
hmiÜ!Ciones esta'bleeidas por las leyes.
de historiadores y sociólogoS que durante e•l sig-lo XIX ]os de- «E_n_ los eas~s en que lo requi-era la utilidad dre.l E-sta-d-o, 0
mo·strar"on hasta la saci-edad, los políticos que han gobernado la ut~hdad soc1al, ll;na ley podrá autorizar la expropiac.ión de-
a Chüe: d-espués de la revoluCión de .1891; h3n perseverado en e.:pecies o cu~rpos c1ertos determinados, previo el pago del pr.¡_>-
e1 error ereando nuevos e irritantes feudos territorial-es en cio que s-e a'Justare con el dueño o fuere determinado por los
l~s tlf'rr~nos- fi:~-cales de Maga'llanes, _que podrían d.a-r asilo a Tribunales de Justicia.
na-Ciones ent.eras de Europa y que sólo tienen hoy una ínfi~ «-El ~ongreSo dictará leyes que fadliWn la subdivi:sión ·d{'
ma pobla~ión, que alcanza a p€nas a la tere€·ra parte de la la P~Opledad r~íz Y que graven con contribucion-es especiale¡:,
que vive en Islandia, en una superficie inferior a la mitad Y las tierras sin cUltivo».
en condicion-es muy inferior-es d-e cli_ma y de recursos alimen- En ~sta proposición, -el acá-pite primero -es tan sólo un ex-
ticios. trad_o, del artículo 582 del Código Civil, que contiene la de-
IJa distribución de la· tierra ha influído a.quí, como· en todas !Imewn del derecho de propiedad. E-n. este aoápite se dic.e
pfn~t.es, y en tod·os los .tiempos, en los rumbos poUHcoS: de la que el derecho de propiedad tendrá l,as «limitaciones e.8 tab1ecl-
Nación. El latifundio ha infundido en la clase de los terra- das por las leyes», .compendiando la especificación con-~--eni­
tenientes el espíritu oligárq1;1ico, que ha ·prevalecido casi cons- da en el Código Civ~l, que se refiere a «la l-ey» y sepai'~da­
tantemente en el Gobierno· de la R.epú:blica, y ha -2ng.zndra~ mente a~ «derecho aJeno» que se basa también en la ley. ·La
do en las clases desposeídas la tendencia comunista d-esde el referenm.a . a. las leyes en forma a.n:plia y general, tiene a
momento en qu-e ei instinto les hizo comprender la miseria n~:stro JUlClO, la ventaja de -comprender a «la sentencia ju-
y la injusticia de su situación. Si el comunismo ha prendido d1c1al» que mencionaba la Constitución antigua y a las servi-
en Chile con la rapidez de un inc-endio, no -es tan sólo por la dumbnJs que.est~blecen el·Códígo Civil y otras leyes; sin base
·propaganda· de elementos adventicios, sino también porque el al•guna eonstltuCioual; pero su principal v-entaja consiste en
terreno -estaba preparado· para hacer germinar la simiente im~ abarcar las inúltip.1es, variadas. e imprevistas limitaciones qu~
portada ele luengas tierras. Aunque du-ela d-ecirlo, hay q-q.e re- al d-er-echo d-e. pro.p1eda.d se van 1;n poniendo día a día en fuer:-: ti
conocer que si el Comunismo D.o hubiera llegado d-esde Ru- de las co;n?heaciones de la vid-a colectiva en me.dio de la in-
sia hasta Chile, el tiempo nos habría pnQ.ido re&e·nrar la sor·- t-ensa actividad de la civilización actual.
presa de que fuera desde Chile hasta Rusia. . ~~ B~gundo a-cá,pite &e :efiere especialmente a la máxima
.La eontempl,ación de las realidades de nuestra patria, de sus hmllación del derecho de propiedad, que es ]a expmpiación
dolencias sociales -encuadradas en ~os marcos· de esmeralda de ?or ·cau.sa d-e utilidad pú-blica y 'que, en razón d-e su señalada
nuestros campos eternam-ente acariciados por el abrazo f·ecun- Importancia, c-onviene mencionarr.Ja separ-ada.men,te. ·Se habla de
dant€ del sol, .es lo que ha f:ormado J?.uestras convicciones per- «especies o cuel'1pos: ci-ertos», poflque esta ex-pr-esión s-e r~fie·ra
sonales, hij-as "del patrioUsmo y de la observación, cristalizadas. tanto a los bi;enes inmuebles como ·a los bienes muebl-es, a u~
al calor de la sinceridad, sin pasión 1 sin codicia y sl:ti ambi- ~~~·o o 'a un -eabaJ.Lo, y .c-omprende por consiguiente a -la «requi..
ciones. L.os libro-s .sólo nos han se1;vido para reco~r el frut{} SlCIOn», que es una expropiación de bienes muebles impuesta
de experiencias a.j-enas: €[1 sitUaciones análogas, acogiéndolod por las ne,cesidades de la gu-erra.
siempre con beneficio de inventario. La f.~ ase oe:stá en plural, a fin d.e p,crm:iJtir la ·dicbación de lev-eS
En armonía con la.S ideas que hemos e·xpue~to, tuvimos el generales de expro·piación en los casos en qu-e las n-ec-esidad
honor de someter al estudio de la Sub-Comisión, en la sesión s-e presenten tambi,é-n en f·orma genera!l, ·como e:n la JConstru:
8,• del 15 de J\!Iayo de 1925, y para el e!e<ito de que sirviera ción de grandes obras pú·bli.cas, o duran-te las operacione-s de
Co:ust. de 1925.-91
-131-
-130-
acuerdo satisfactorio, sabre la redaec.ión y contenido del in~
i na l,a «ntilida;d sodab, además d~ la
una guerra. S-e mene o . . . 1 r~aliza,ción de ob:r.as p.artlCu4 ciso 10.' y para obviar la dificultad se acordó dele>gar la ta-
del Estado, i81 fin .de faCJhtar a rea en el ilustrado y patriótico oúterio del Presidente de la
lar€8 d<> interés público. . ues nombra al Con- República, y del señ·or don iLuis Barrus Bo!'!goño. ·El procedi-
lE! último aeápite 0antlen~ ul nt'laps~, i~porta la invitación miento produjo opimos resnltad·oo, pues lo,s dele>gados presen-
d ¡ <Poder Leg1s a 1VO. . . taron ·una e:x:te:nsa- moción, en la ·cual se abarc-aron dentro
gNSO en vez. -e rudencia y aún con timidez, en
a. dar un pnmer paso, con P d' .. ~ .:~e, las tierras de eul~ ele lü P'osible las ideas manifestwdas en la Sub~Oomisi6n. Es-
. der a la sub lVISIOll u¿ ta a-c-ogió sin vacilar la moción -d-e. lo.s señores Alessandri y Ba-
el sentido de prop~u . . d loS latif¡unclios, sin desme-dro
'tiv;o ,o sea ~·~1 fr8Je.cw;namien:to e dueños actuales, y con bene~ _rros Borgoña, dividi€ndola sí en dos partes que figurari, hoy
do los legltlmos doroehos. de susd ' aíJl y para el Estado. Se -en la ~Constitución •como incisos 10. 9 y 14. 11 del art. 10.
. . 1 demás rualb>tantes "' P' Nos correspond-e, por ·consiguiente, examinar desd-e luego
fH~lO para ·OS . •" .. sito de dos maneras~ por me~
insinúa la r-eahzamon del propbod' .. " y por ·medio de otra.:; el contenido del inciso 10. 9 res-ervándonos para examinar rná::J
f Tt 1 su lVlSWll
dio de leyes que acl 1 :.en .J.a ciale~ a la~ -tierras sin cul- addamte re·l •contenÍdo d-el inciso 14.9.
que grav-en con contribumo_nes espe . 1 s aprooveC!hen ¡Se sien~ ·El aGtual inciso 10.9 -en sus acá pites prim-e-ro y S<egundo, t~.!l
tivo a fin de -que sus duenos que no . a v.-na trascripción d.e:l anligu-o inciso 5." -en la -c·ual S·e han sub-
. ·~ a·~ lumar a un ex'"~·o debate ~ue to-
tan estimulaclos a e¡¡,a¡jenarlas. sanado aLgunos de los defe·ctos- gra.m~ticales y pleonasmos que
J{uestra propoSH310ll lO . o
''1.
t,I:;.I..W
- 'OOLlDado y duran- é:rte -c·ontenía, y se h!am :intr-odiu:cid-o d-oB ma.difica'Cion~s d-e
. ya antes hemos expJ.~ ' fondo en lo qu~ toca a -la expropia,ción: se emplea hoy la ex-
mó las propor<no~.es que s r-esistencias a dos ideas: la
te el cual se mamfestaron grandde h d• propl·<dad por las presión «n1tilid.ad pública» ~qUJe -es más .amplia que •la ant-er-ior
· ·¡ ., del eree o " de «utilidad del Esta¡do»; y se ha reemplazado el «Juicio de
de- consignar la hml .aCion . . ed;das tendent€s a la sub·
¡ y la de ·a-uMr1zar m ~ hombres bu-enoS», por el «juicio corres-pondi-e-nte», que impor-
l-eyes, en genera.' . . . los o-pinantes no s~ren-
divisi6n de las tierras. SubstanCiadlmentte,s y su buena i:ri.spira- ta dar mayor elasticidad ·a- la ae-eión de la ley en uri punto
distanWs unos e 0 ro que es de mero prl)cedimiento civil. L·a utilidJard d:el Estad~)
contrab an muy , d·¡- .1 y· en todo ,0 aso, la1bor ex··
·~ t 'a· pero sena ll!Cl' se interpretaba en tiemp·os anteriores como ·compr-ensiva no
cwn era no or1 , . se formularon P·or eso
tensa, compendiar las obse~'V~C:~:e~!~:rimos in-vitar .al lector sólo ·del interés llacionwl r-e-presentado por el Estado, sino tam-
y. por ser ellas de gran ¡n ' 1 ateria a imponerse del bién -del interés municipal o local que se consideraba compren-
que se inte•rose especialmente en ~ m 8 • 'a 13 • de la Sub- dido dentro del interés del Estado, ,como la parte lo <stá en
debate ·leyendo las aetas de las ses,ones .· .' el todo. Athora, cl concepto se ha ,ampliado a la «utilidad pú-
blica», de modo que no sólo c-omprende las n-e,cesidades d-el
Comisión. . . aeiones del derecho de propiedad
tEn lo que toca a las hmll . . ·ustilieada. pero ator- Gobierno y de los Municipios, sino también las d·e los parti,.
. Aaó ·que la tes1s ora J ' cular-es que tiendan a s-atisfac.er o realizar un propósito útil
por las leyes, nad 1e 11 '"" ' _ . t temor de que Ie>gisla-
l nos de los opman es e1 . a la ·Colec·thidad, lo que nosotros llam.a:mos en nu-estra propo-
mentaba a a ~u . 11 ar a di~ctar leyes expohato·
dores descammados pudleran ~ . d d individual y paPa sició-n «la utilidad social».
rias y aún destructoras de la pbropl€· : se Limitara 'el alean~ :El terce,r a;cápite del inciso 10.9 es completam-ent>e nu-evo ~r
. . nte peligro desea an ,qu b. de redacción notoriamente laboriosa·. Se r-efi-ere a IB.s limitu-
prevenir seme¡a . .d ,e es tan ¡á,eil de oonce' 1f
oo -de. las Urn"'tar:;wne.s leg.al-es, ll e;~ qu ul,a c.onc-r-eta y -a.de·cuada. cion·es generaJ.es del derecho de ·propiedad, y trata de oonc:.
,como difíchl de realuzar ~~ ::na :r~ 'ropi~da;d raíz, algunos liar dos ide•as contrapuestas: la de .que el dereeho de propie- .
·En euanto . a la sub~'v'"'?:rs~ ,a la Psobru ac-ción de las leyes dad puede ser limitado wd líbítum 'por las leyos, y la de que
e¡;t\maron que ella debl~ deJ , llegó a neg~r que existie- las limita-ciones legales dében queé1a-r ·circunscritas dentro de
natura1es d-e la E~conomla, y :a.un ~e >Ciertos marreas que las ·limiten .a su VleiZ. E-l ·a.cápite está inspi-
·¡ .¡ mal de los latlfund;os. xado-fíácilmente se co·ni-prende-en 1a conveniencia de armo-
ra en Oh1 e ~ d La Sub-Comisión a un
N o pareció l~eil llegar dentro e
-- 132-
-133-
nizar las do<S corrientes d.e ideas que, en mate,ria de limitacio-
nes le.gal.es del der-e·cho de propiedad s-e manifestaron en la Sub- de otros paí~s. Nos limitaremos a copiar sin comentar para
Comisión. que el l·ec-tor JUzgue por sí s-olo.
Analizaremos este rte~rcer &cápite para desentrañar el me- Constitución de México (1917). «Art 27 L N .,
d á . · · · · a .acwn ten-
ta'l fino que .c-onHene y aqu-ilatar su valor jurfdico, lo qn~.~ r_ en tod-o t1e~po el derecho- de imponer a la propi-edad pri-
se hace más ·espeeia;lm.e'nte neces.ario 1por trata.rse de un texto vada las modal~da;des que dicte el interés púb'lico, así c.omo ~~
completamente nuevo. d'€ -r~gu'lar el apr.ovechamiento de los elementos naturales su.s-
•ComienZ:a. <E:JSte texto por referirse al «ejer.cieio del derecho ·cephbles d_e apropiación, para ha•cer una d-istrib1tci6n eq·uitdti-
de propiedad» !que a nuestro juicio es en re·a:lidad el dereeho v~, de la r~queza P_úbliea y .par.a~ poder -cuidar de su .coonserva-
mi!Smo rl·e pr-a-pied.ac1, ya que tod·o _.der•echo· s~l·pone -la fa•cultad cwn. Con ~e$te O?J-eto se dwtarán las medidas necesarias pa-
d>e ej.ercitarlo, _sin lo cual de·jarí.a de ser tal derecho y queda-· ra el f_ra:c~onam:ento de los latifu-ndios; para €·1 desa.rTo'llo d~
ría rednc.ido a una e:x:presión verbal sin realidad mat-erial ni la peq1<ena p,rop>eda'd . .. >>
intelectual. E~presa en s-eguida el BJcápi,te que ese ejerc.i·cio «es· . _Gonstit-ncipn de Alemania (1919). «Art 153: La •Oonstitu-
tá sometido a las limitaciones o regllas que exi,j:an .eJ manteni~ mon g,aranhz.a la; propiedad. La naturaleza y los límites de és-
miento y el ·progreso del orden sociaJ.», es decir, a las Wyes t~ s-eran determina1dos por las leyes. . . La propiedad t-rae con-
qu< "" promulgu<m para satisfooor las neceGid¡¡;des estátioas y S1-go ~eberes para el que la disfnda ... Su gocé debe SB'i' al mis~
diniimicas de la Naeión, cuyo_ número y variedad son infini~ m~ t:M.1~1-PQ. Hn benef-icio pa.._ta el b·ien comú?l,-Ar-t. 155 La re-
tas. D<ntro de este texto sólo quedan eJ<eluídas las leyes que partlcwn y el lL-sufru.cto del. sU.el·o· serán .vigilados po~ parte
propendan a la d-estrucción o al r-etroceso del orden soeial~ delo'Estad? e~ tal forma que s·e 1mpidan les abusos· y ,~ ob- 8
o sea·d·e la Nación. Per.o, después d-e ha-b-er eshbloe,cido h!s li-mi- tenoa la fn1ahdad de a:~e-gnr;Jr -a .c.a-cla. alemám llnl·~ h~bi~ ... ,ió
taci-ones en su mayor amplitud, da un pas-o atrás el te-xto. e in- sana Y a to-das las Ílamilias alemanas, en partic~l;r : l L~,·c n
tenta limitar el campo.de las limitaciones por medio de una fra- tencran m h h'' h b as qu-e
• 'o ~ uc. os lJOS, a itación y alimenta.ción Cürroespon
s-e explicativa di.ciendo 1que «podrá 'i·a ley imponerle (al eje'Y'- dre_ntes a ~us noecesid~des ... La pro·pi-e-dad cuya adquisiciól:
cicio del der-echo de propiedad) obligaciones o servidumb~s sea ne.cesana para satisfacer las nec-esidad-es de habitación -
de utilidad públioa» en favor: l.' de Jos interé.ses g<>JJerales ra fornen..tat· la pobla:eión establecida¡ la labranza d-e las'~­
do! Estado; 2.' de la salud de los oi·udadanos, y 3.' de la sa· rra~ ~ €1 ~or~-ento d-e la agricultura, pued-e s-el· expropiada. Qu~-
lubridad pública. S.e enumeran,· como se- v-é, trte!S· bamer.as que da,n suprinudos lo.s fid.~ic·o'lnis•o:'3 El- trabc()>io 1 .
to cle7 l .z - . "' " y a-provee Wlnwn-
oo oponen a las limitacione.s legales del derecho d•· pro·piooad; q' .~ Sl~e o es 'lm t ebe1' deL propietiwio con ?'6specto a la con-Mt-
p~w-o de ellas-, s6lo las -düs iÚ.ltimas, ·es -de·cir, «1a sa·lud de los nAad. El .atm}ento ·del valor d-el su~eJ.o c¡ue so proc'''"" ..
pl a t b : · ' •, s1.u em~
e, ~ ~ ra aJO O c~pltal en la propi-edad, se doeibe utilizar e1
ve¡
ci•n-dq.d.a.nos» y la «salubridad pública» son -es,pe.cífic as, y que-
1

.L;8.'"i··0·1 d-e 'la •Coannmclad».


1
cÍan· comprendidas en la prim-era, o &ea la de los «intereses ge-
nerales del :Es-tado», que tiene .c,.a~Dácter genérico, y tan g-ené· Const·il1<ción clel Pel'ú (1919) «A t 38 L .
in 10
· 1'1 b· ·_ r · · a pr-op1-eclacl es
rico que co-mprende todas las posibilidades imaginabl·es, con lo -ea" ao e, H~~ sea mat·er~al, in~leetual, literaria 0 artíati-
cual se vuelve a la primera idea del acá-pite, o ooa ,a la t1dmi- .... La p~opi-e-dad cua.1qmera que sea el propi·e-tario, e:)tá, re-
-tación de laiJ limitaciones del d~recho de propiedad por medio gida exclus¡vam<nw po-r. ías leyes de la ·Re- 'bl'
t'd · pu >Ca Y se halla
de las leyes ·que exjg.en el mantenimilf:mto y el progreso del or~ s~me 1 a b~ las eontribuciones, _gravámenes y Umitaoiones que
den social. e. ~~-s esta. L>ez.can.-Art. 40. La ley, p.or -razón de interéS na-
Itesuelta· en flor-ma satisfactoria la discuSión r-elativ·a al de- CIOnal, puede- establecer re;:;,tricciones y prohi·bicion.ns = 1
pfura l d .. 'ó " wpeCJa eo
l'eCho d-e pr.opi.edad, vale la pena que exploremos un pocO . a a qmslci n Y transfer~mcia d·e d.eterminadB.s -clas-es de.
el campo de las Constitucion-es extranjeras más mode,l·nas -~ropiedad, ya sea P·O.r la naturaleza de ellas
para ro·bustecor la solución adoptad·a en Chile, con €1 ejemplo· món o situación en -e-1 ter-rito-rio». . o por su cqndi~
Constitución de la Repúbilca Checo-Eslovaca (1920). «Art.
-184- -135-

109. Sólo una }ey ·puede Umita.r el ejerdroo de la pro·pie.d!!Al


pr.ivada ... » •
Constitución del Reino de los Croatas, Servios Y Eslove-
nos (YugoeSlavia) (1921). «Art. 37. Se ga;rantiza la propi<>dad Texto ahtiguo (suprimido):
privada. La propiedad engendra obligwoiones. No puede usar-
Art. 153 (16.2). ~as vincula-
se la propiedad en -perj.uieio de los intereses co~eotivos. La ca-
ciones ·de .cualquiera elasl:: que
paei:dad, la extensión y la delimitaeión de la propiedad priva- s-ean, tanto las establecidas haa-
da .s•erán ·í·.eg¡oladas por la ley.-Art. 43. La exp"-opiación de los . ta aq;uí, como las ·que en ade-
latifundios y su división ·entre los que trftbajen la tierra será lante se esta.blecieren, no impi-
reglamentada por la ley. . . L-a ley determina·rá €1. máximum ~en la libre enajenación U,e la.s
pto,pi~dn.rl-es sobre que dcscans~:~-n .
de la pr·opiedad territorial, así como lós -casos en los cuales un
asegurándose a los sucesores lla-
mínimum de tierra no podrá oor enajenado».
mados por la respectiva institu-
A los ejemplos de las cinco Constituciones muy modernas ci6n el valor de la.s que se ena·
que hemos ·citado, agregaremos el de una ·qm~ lo -es _mucho me- jenar-en. Una ley naraeulnr arre-
no.s: la Constitución del Japón (1889): «Art. 27. El der<>cho glará el m¿ do .de- I~acer e-fectiva
d-e propioedad. de los súbdi_tos japon€S€s no podrá s·er violado. esta disposición.
Las medidas que s·e· tomen en farvor· del interés público se con-
formarán a las reglas establecidas por la le~>. Por estar relacionada con el dere-cho de p1·opi€.dad, tratare··
Y finalmen·te, estampar-emos también aquí dos in-di·eaciones mos aquí de la supresión del art. 15-3 (162) que flignraba en el
desechadas por la Sub~Comieión en la sesión 31.11-, que fu-eron Capítulo X (Disposiciones Gener{})les) de la Constitudón anw
formulacla.G e-n la Gr.a.n Comisión ·püT disting;uiclos ·profes-o-res -o t-erior.
>ex- pr.ofiesor.zs d~ la enseña:nza sup·erior y secundaria. A.rmhas Lr~ Go·nstitución de 1B28, en el art. 126, dijo: «Quedan abo-
t·en1an po-r .o.bj.¡;¡to -snstitui:r el Wr~cer a.cá:pi.te de~ n(unero 10/;>1 lides para :siempre los tnOAJO•razgos, y todas las vin!'ml!Z-a·iO?ie~
que a .:a-J~;c. difuso com ya l-o expnsimos 1 por expr_e..siones más qu',~ impidtm e'l ex:¡:a ..jen:3..-m.iento lib.r-e de l-0.':'l fundos. Sus a-ct'...J.Hl~s
compendiadas que se a·cer.can n-ota:bl-em>ente a ·la· propos·ición poeee..iores dLs-po:..1dTán de ellos libremente, ex-ce-pto }a ter0e..
sintética ·c.o-n c1:11e tnvi:mos .el honOT ele inic,iar >e~ delJat>E:. Dl;c.en ra parte d.-a su. valor qu-e se reserva a los inmediatos suoe.sores.
ella."i así: qui-enes dispondr-án d-e ella con la misma lib-e,rtad». Y ~u eÍ
Indicació-n de don Tomás A. Ramírez (ex~ profesor de Dere- art. 127, agregó: «L-os- a.ctualoes poseeclor-e!S que ,no :ten.g~n here-
cho CiviL de la Universidad) : «El derecho de pro-piedad <>Stá deros foi".zos·os dispondrán prec,isamente de los dos. tercios aue
sometid-o a las limitaciones o reglas que ·exigen el manbenimien.- 1-eG han sido reservados, en fa-vor de los parientes más in~e-
to del o!·den social y el progr-eso de la colectividad». diatos». ·
Indicación de los señores don Luis Galdám-es, don Carlos Estat'l disposicion-es tuvieron por obj.eto la extinción de los
F€rnández ?leña y don Maximiliano Srulas Marchán (profeso- mayorazgos, censos y capellanías que se establecieron -en gran
res de la instrucción se,cundaria.) : <4El ejercicio d.eil der-echo número durante el período colonial, que respondían al espí-
de propiedad eat~ sometido a las limitaeiones o reglas que exi- ritu dC aquellos ti-empos, y que gravaban a perpetuidad mu-
jan )as neC<Sidades soeiales, y, .en tal sentido, podrá la ley chos bi-enes raíces, dificultando -enormemente la eireulació-r:.
imponerle obligooiones o sel"Vidumbr.es en ·ben<>f.icio de los in· de los valores t-erritoriales. ·
wreses generaLes, y, en espeeial, de la salubridad pú:bliea». Los constituyentes liberales de 1828 pers-eguían dos fines,
uno político y social, y otro económico. E·l fin político y social,
era el de eliminar para siempre las vinculac,iones que tendían
a la perpetuación de una clase alta y rica, lo que era contra-
-136- - 137 --:--

rio al espíritu iguailitado de la Const,itución, -al sistema dt>- 1B57, contribuyó también a apresurar -la. desvinculación de los
mo.crático propio de:l r-Bgimen -republicano establ-ecido por la "bienes ra.íces. E-l art. 745 prohibió la ·COnstitu-ción d-e dos o
misma, y a la idea de justicia distributiva qne es la médula más fideicomisos suc-esivos; el art. 747 ordooó que los f:ideico· ·
de la .ci-vilización oc0idental a partir de la Declaración de Zos misas perl}etuos, mayorazgos y demás Vinculaciones que gra·
Derechos de~ Hmnb1·e (1789), e:n ·contrap-osi.ción ·a la idea de , varan inmuebl-es, se convirtieran .en capital-es .acensuados .se-
p-rivilegio ,que informó a la época feudal. E·l fin económicn gún las l-eyes dictadas o que se dictaren al resp<e•eto; y el a:rt.
era libertar a la propiedad raíz de los gravámenes pe_ipe_~~ws 20:2·9, -dispuso que todo -censo, aún cu-ando hubiera sido esta-
que dificultaban su enajenación y con ello, la subdivisión y blecido cOn car·ácter de perpet·uo, fuera redimible. .
aprovechamiento de las tierras, que constituyen la riqueza 1
En armonía con las disposicfo-n-es d-el Gódi.go Civil, que con-
más só_lida d·e las nadoners. t~mpla la constitución ili! censos, se dictó la ley de 21 de J n-
Los constituyentes conserva,clores de- 1833, ·qni-·ü-8ron -reac- .'lio -de 1857, (ReC'opila-c.ión ... de "Angnita, tomo II, pág. 42)
cionar contra la tendencia igualitaria y democrática de sus inspirada .en el mismo propósito de la de 1.8152 de fa.cilitM" Ja
predeJ-esotes, adoptando un fin político y socia2 o-puesto; pero traslación de las v·incnlaciones y su conversión en censos.
est,uvi.ero.n d·e aeuerdo· G-O-n .eU.os r.esp.e-c·t·O· a•l fin econórnico. En .Posteriormente, la ley de 24 de Septiembre de 1865 (Reoopi-
cons·::>cuencia, suprimieron los arts. 126 y 12-7 de la Constitu~ la·c~ón. ... el-e -'-\.ngnita, .t·omo II, pág. 205), .autorizó la i-..ed~n­
ci6n de 18'28, y los reemplazaron por el art. 162 (más tarde ción de c-ensos mediant-e el entero de s6lo la mitad d·e su valor
153) del año 1833, por el cua:l no sólo mantuvieron las vin· en arcas fiscal-es, quedando obligado el Fis·co al pago de sus
culaciones existentes s-ino que también autori~aron el estable~ réditos o cánon-es a loS r-espe-ctivos beneficiarios.
c-imiento de otras nu.evms, disposición est1!1' última de subido .rrodas .estas ley-es han contribuído directamente a liberar h
tinte reaccionario. Pero con el fin de evitar los perniciosos la propiedad raíz del graN"amen d.e las vinculaciones que pe.
e:flectos económicos ·de las vinculaciones, s-e- dispuso qne ellas saban ,sobroe ella. Y también ha contri'buíclo i.rn.directarn.ent.e
no- po_drían irnpedir la libre ena,iena.m:ón de las propiedades so· al mismo fin la ley"' orgánica de la Caja Hipot-ecaria, d-e 29 d-e
bte la.s cuales desca.nsm·a.n, sie-mpre que se as-egurara a los be:· Agosto d-.; 185:5, que en su art. 95 dispone qu-e las obli"aeio-
ne.ficiarios de las vinculaciones el valo-r que les c-orrespondjera. nes que se contraigan para con €·sa institución deben .S:r ga-
SR. quiso armonizar de esta man2ra el interés político y SO· rantidas «por r-e-gla g<me1·al. .. por primera hipote-ca», lo ·que
cio.l de la ·c.lase oligárquica, con el interés económi-co de la Na. ha obligado a los prOpi-etarios de fincas 7inculaG.os a obtener
ción; y s-e diSpuso finalniente la dictación de · :nna ley cons· la Tcclenci6n cl·e -eJ.la,s ·como pa1~·0 pr-evio pa.r-a -nbt·ene~ préstamo~
tit_ucional qoo tendiera a la realiza-ción pr•áctica_ de estos prin- de la Caja.
cipios. ~ctua:lmente de-ben &Soe(t" muy po.c1as, si las hay, ias propi-ed-a~
•Con r<>cha 1•6 de Diciembre de 1848 se dictó nua ley que des que estén todavía sujetas a la primitiva vincula·ción. Esas
c-onfirmó la validez d-e la dis-o-lución de vinculaciones e.fectua· pl~o•pi-ecla.ch;¡:; en c.onfa.nnidad al .art. 153 (162.) -de. la Consti-
da durante la vigencia de la COTIJStitución <}e 1828, sin más a]. tución :ant·erio1l' .era-n en tod,o ·caso en.a}enable.s, v 1·cdimibles &e-
canee, ~ún lo afirma Huue€!US, que el de mantener una sola gún las ley~s de 185,2 y 1857. Los oonsos con.stituídos en ellas,
disolución efe-ctuada bajo el imperio de aquella Constitución. aún miand-o b.U:bieren sido cmmtirtuíd-o.s en el .car~cter de perpe~
Más tarde, se dictó la ley de 14 de Julio de 1852 (Reoopila- l•ws, eran redimibles según el art. 2029 del Código Civil, y en
c·ión de- Leyes, de Anguita, tomo I, pág. 5·94) que ·O·r-d.ernó la la forma prescrita por la ley de 1865.
conversión de las vinculaeiones <:'n censos y autoriz-ó la trasla· La Su:b··Co~_isión r-eformadora ·de 19'25,. en la s-esi-ón 23.(1
ción del .gravamen a otr-as propiedades, teniendo como objetivO aceptó la pi-oposición de uno de sus niieni-bros, para suprimir
principal ha1cer comercia-bles las propiedades gr-a:radaa con una el art. 153 (16,2) de la C-onstitución anterior, por eonsidera!
vinculación. que ya .había llenado su objeto y no era necesario mant>e·n<~rlo
El Código Chril qu.e c-omenzó a- regir el l.Q de Enero de en la .nueva Constituci6n. Se dejó, por colli:ligui-ente enter-¡nllen··
138 -139-

te Ubradas las vinculaci"ones que pudieran subsistir aún, a las


disposiciones del Código Civil y de las leyffi d·e 1852, l 857 Y N.' 12.•·
1S.6,5, que no ftueron dero.gad~s. Nos pare-ce que hRbría aid9
preferible e.onsultar una disposición que prohibiera en abso- T ezto actual :
luto la iD.stitución de nuevas vinculacion-es, v·olviendo a la idea
12."' La inviolabilidad, del ho- AB!l'. 137 (146). La casa -de
de los constitUyent€s de 1828, en forma más breve y sencilla. gar. to-da persona. que habite _el te-
:La easa de to·da. persona q:ue rritorio cllileno, es un asilo in-
habib.e •el territorio chilooo sólo violable, y sólo pue-de ser alla-
N.' 11.'
puede ser allanada por un mo- nada ;po-r un motivo e&pecial de-
Texto actual: Texto antiguo: tivo espec.i-al determinado por la termina.do ;por la ley, y en vir·
ley, y en virtud de O'!'den de· au- tud de ordem. ele autoridad com-
1],9 La propiadad exclusiva ART. 143 (152)_. Todo autor o toridad competente¡ petenrOO.
Je todo descubrimiento o pro- ·~nt·entor tend·rá la propiec1a,d ex-
•lar.dón, po:r el tiempo que con- clusivu. de su d.escubrililiento o
1Se refi-ere a la inviolabi-lida-d del hogar, y reproduce la suS··
cediere la ley. Si ésta exigiere p1·oducei6-n, por el tie11l1J.'O qu\: le
.concecliere la ley; y si ést:1 ~:ü­ iancia del antiguo art. 137 (146) cambiando la redaceión y
su e~~:propiaoi6n, se .dará al au-
tor o inventor la imlemnir.ación giere su publicació'l~1 se· -dará al suprimiendo _la frase: «es un as-ilo inviolabl'3», inn-ec.es3.ria y
eom'peGenta;
üiventor la indemnizació_u com- un tanto doolamatoria. para el espíritu U.e nuestra é;oe;1.
petente:
N.' 13.'
Se refiere p'Oi· s-epara;do a la propi-edad intelect.uall Y h jn.
c.o:..~pora al ca-pitulo d-e las Garantí-as Oonst·it-¡~ciona.les, :por r&- Texto act·ual:
z.on-ei:', d-e rigurosa lógica, saJcándo.Ia del ant1guo captulo de.
·¡ l y pTo-p~ec . l a.ú~
' -en Pl ·"l1"'l .l!,·~,.,,,.ahf' ~3.1 I..a in:viola.biUda.d d.o l~ ART 13í\ (147). LG co-n·es;.
Oc:i'rcnJ-ías el:; l-a- seg-nr1C-'l1G ~ ..._,.ce. :'; ;"''-~ ·•·' •
corr-espondencia epi!rtolar y "teie- pondenc·ia ClJ·istolar ut i.w¡_;-i.ola-
e":m" .,_,t <~~~ (1-t:::?' Pa·"af1·a.ooando este antl-grD an1cu1o, se gTá¡'ioa. No po!lrG1~ abdrse1 ni UW. No pcará .n.l1l'il's~?, n't inter-
'--•.\~:"' '~-'- '• --.?::v .A.V•'-'¡ • ·~._ . - ··~· .-,. ·n " •.<>~>.r...,,:.l\";7{, 1..,
t·-eet2.-::to ccn :c:::J.e e;orr-:x~c10n -el 1.~.d!~O Tillo;:; VO y ~"' r ···'-L.:-····---·'"" u iutercaptar.se, ni :registrarse los ecpta.rse, 1li .1·cgis-t~·m·se los pape·
· ·~ 1 d · :~TI.» <_:Y\;
,.,--·~ """'1''n, .el pape-loo o efecio/1 púbUcos, ~mo
pahi;~-a :.<pnblwacwn» po1· ._..a -e «-B!Xpr-opmc,-o P'J-'•' -- iN.: o efectos, ÚE·? ::;e :o:; c:as<Jt.

ccHW p:n'-eee t:;.e;~ más adecuada. Nos parec-e qu:e también ha- en los_ cr,so-s -expresamente sEñ.~.­ Bzprezamente aeñala(l0'3 pc-r la
]arlos por la ley; ley.
bría. ~r;11:v·enido int-ercalar la palab-ra «intelect-ual» después de
«pl·oducci&n. » ·
}.I;G·G5J:n ·Bll ·vig-encia .sobr-e la mat-c-rria corr'"l?2nirl·a. en -el N. 0 11 S,<:; r-eprodujo .con modificaciones d-e forma y d·e ~cnd.o .el an-
Jos sigui-ent-es Decl'-etos-L€y-es: -el N.Q 345, d-e 17 de _Marzo d-e tiguo .art. 138 (147) que contenía dos ideas compl€tam~nte Qi~­
19·2-5, so1;r-e propiedad intel-ectual (Dim"ÍJ Of-icial,::,.'-'·';. 14129, tinta.s, que áhora po-drían h-a-ber sido cousu.ltadae t'll dos a..eápi-
d-e 17 a~ Marzo el;,; 19~25, y 14167, d-e 5 d-e 1\iayo del mismo tes s-apar.a;dos.
año. P,ág. 9:5 del tomo XIII de la Recopilación de DecretoJt- La pr-imera idea, era la inviolabilidad d·e la corr€Soond-en-
Leye., . .. ) •El N.' .5,88, ·de 29 11e !Septiembre de 19Q5, sobre orga· ci-a -epis-tolar, es de-cir, d-e las cartas qu-e se enrvíali por el-co-rreo
nización d·e los servicios de la propiedad industrial (Diario o por 'CUa'lquier otr-o medio. -La reforma .agr-egó la correspon-
Oficial N.' 14312, de 3 de N<>Viembre de 1925. Pág. 568 del to- dencia telegráfica que en 18.33 era desoonocida y hoy es de
mo XIII deia Recopilación ... ) El N.' 76G;c1el6 de Dici€'Jllbre uso tan frecuente.
de 1925, que modifica al N.' 588 ,so·bre propiedad illClnstrial Para ambas s-e c-onsu1ita .La inviola:bilidad albs-olu-ta s1n limi-·
(Dio;rio Oficial, N.' 143·50, de 18 de Diciembre de 19>25, Pó.g. taeión de ninguna especie, tal coo:no a•par-e·e-e en el 'texto pri-
916 de>l tomo XIII de la Recopilación ... ) mitivo de 1833.
-141-
-140-
tratándose de- especies :n:odvas o pornográ'-ficas, etc. D.ebió.soet'
La segunda parw del artículo antiguo prohibía la !>pertu-
mantenida literalmente y no limitada en la forma espe1ciflica
ra, detención o r~o-istro de los papeles o efectos de los parti-
que hemos criticado.
cular-es, ya fUie,ran en tránsito o estuvieran depo-sitados en ·al-
grún lugar; pero esta garantía no era ilimitada ·C.QIIDO la ante-
N.' 14.'
rior, pues la ley podta auto.rii?iar d,iehas np·eraciones -en casos ex-
presamente señalados. Así oo conserva la .disposi·ción; pero 1a Texto actual: Texto antig'Uo:
r.e·.forma ha introducido en esta s-e1gunda parte una modifica-
ción que no consid-eramos acertada, pues restringe sin ne~e­ 14,9 La protección al traba- ART. 142 (151). Ninguna cla.·
sidad el alcance de la garantía e11 ella <>o.nwnida. jo·, a la industria, y a las obras se de trabajq .o industria. puede
La Constitución antigua se r-efería· a los «efectos» de los par- de previsión social, especialmen· ser pro-hibida, a menos que se
tn· en cuanto sé refieren a la ha-- oponga a las buenas costum·
ticulare:S, en g-eneral, de modo que, atenién·clo'nos a las defini- bitación sana y a las rordicio- bres, ~ la seg.nrídad, o ~ la sa-
ciones _autoriz.a:das,_ en eomple,to aou.e.rdo; por el Diccionario de nes económicas- de la vida, en lubridad pública, o q-ue lo exi·
la Lengua CasteUxvna .de la Real Academia Espamola (odici6o forma de pr-oporcionar a cada j.a el inter_és nacional, . y una
do 19·2·5) y por el do Alomany y Balufer (edición de 1·9-17), habitante un mínimo de bienes· ley lo declare así.
-c·ompr·endía: los «artículos de comercio, do:cumentoa o valo-res tar ade·cuado a la sati<::fa.cciüu
mercantiles, .nomin.ati•vos, endo.sarbles o al portadar; bienes de sus necesidades personales 1
a 1as · de Su f.a.milia. La ley re·
m'ltebles y ense.res», o soo,. la totalidad d-e las cosas muobl.es qu€ gulará ·esta- or.ganización.
el ind·ividuO puede llevar consigo o teuer en alguna. parte. El Es-tado pro:pendm·á a la
JJa Constitución actua1 se ·r.efi~ere e.specífie:ament.e a los «efec . . conveniente división de la pro-
tos p{¡blicos», qu-e son, según las ati.torid.a.des léxicas citadas: pieda-d y a la constitución de
<Docnm_re•ntos ele crédito emitidos por ·el E~tado, las proiVineiail, la propiedad familiar.
los municipios y otr-as e11:tidader~, que han Sido rec·onocidas piJr Ninguna élase de trabajo o
industria pruede ser 'Prohibida,
·el Gobierno ~como neg·o·eiables en BoliSa». Se ha sustituí·d:o nwl a menos que se oponga a las
expres-ión .g~-néúca por o-tra esPecUiea, ain venta-ja alguna, a buenas costumbres, a la seguri·
nue;stro entender, y más bien con d-e.s\•entaja. dad o a la salubridad públicG.-3,
La· garantí-a r-elativa a los «efectos» de los particulares, fué o ·que lo exija el interés nacio·
esta.blredd-a po-r 1a Go.nstitución de 18-3-3, tomándola de la Cons- naJ y una ley lo declare así.
titución de l812:8, y ésta la había tomado a su w•z, :de la CU(tr- Es deber del Estado velar
por la salud pública y el bien·
ta enmienda d-e la Constitución de Estados Unidos, que men .
estar higiénico del país. Deobe·
cionaba los «effects» del pueblo. Ahora bien, la· pala:bra rá destinarse cada año una can-
effects, así, e:n plul"al, tiene en i-uglés, seg¡ún el S~andard Diém tidad •de dinero suficiente para
tionary af English Langnage (1900-) estos significados: «Mo· mantener un s-erv~eio na'cÍonal
vable or chatwl pr()Jlerly of any kind.-Any pmperty conver' de salubridad, y
tible into m-oney», arnálüg-os a lo.s que he-mos ·menc~onad:o que
HeD.e su erquiva•lente casteH&na.
L.a di<:l!posició-n 0onstitu-c-ional anterior tenía por objeto-· ga- Este inciso es la s-egunda part-e de la extensa m-oción formu-
rantir esp{!ciaJmente la inviohbilida·d de la propiedad m~l<e­ lada por el Pr-esidente de la República y .,¡ señor Barros Bor.
ble de los particulares, s·ailvo los casos en· que fue-ra necesario goño, para poner término al dobato .relativo rul derecho do p-ro·
d-et.anerla, registrarla, descamisarla, y a_ún destruil'lla, a vir- piodad. Contiene idoas a;ltamente saludables y de variados ór-
tud de la convendeucia púb-lica resguardada por las ley-es, en d~~oes, qu€ a nuestro juJcio ta.lvi13z huíbi-er,a -conrve-nido distribuir
los allanamientos, en las a.duanas1 en 'los Cordones sanitaJ"i.os, t. en varios incisos, dos por lo m-enos. SaJlv{) un ac.ápite, e:l t-e-r-
-142- -143-·

cero, que es repr<>d~>ooión del antiguo art. 1142 (15il), todo~¡ alguna p-or ruuestra lep:isla.ció:n, •la de pr.opend·er -«,a la co.nsti-
resto del inciso e-outiene disposieio!l!e'.s· nuevas ten!dentes al tu-ción de la propied·ad familiar,», a;l Home-steaxJ,, ereado p-or
bí.enestlaor social y armón:iJ~as .con l,a ,orientación de las idea!S de la legisla-ción norteame1:i0ana, per·fec·bam€-nte adaptable,. y, máfi
nu~tro tiempo. wún, nec-esaria a nuestro país.
~l primer acápite se r-efiere a la pr.a.teMión aJ tr:ahajo, a la La Const-ituoción M-e~cana,· c-on·OOmplando la necesidad de
industria y a las obras de p!'>evisi6n soeiwl, particularizándos€ :flta:cciona.r los latifundios, en la p,arte fina•l -de s-u arl. 27, ·fué
en las que tiendan a dotar a lns h~bitantes de Chile de habi. mucho más lejos que nuestro actual texto constitucional y que
tacion€s sanas y 00 sartisfadorias _condiciones económicas de la in-djcación formulada por nosotros al respecto, pues .dispuso
vida, con el fin de propo-rci,onaDle:s el mínim·u.m de bienestar lo qu-e sigue: «D1urriinte el prÓ:;ry¡,'m,o período constituciona~, .el
adecuado a las neoosidades de cada hogar, encomendan-do aJ Gongreso ele la Unión ·-y las Le-gislaturas 00 -los Estados, en
legislador la incumbeneia d.e organizar los medios de reali- sus 'respectivas ju-risd~c-e1o.ne-s, expeditrán leyes para 1'1-evar a
. zar esos propósitos. Este acápite importa incor•porar a la Gons·· cabo el fraccionamiento de l.as gr-and~E;s prOipieda;des, corufo·rme
titución l·os principios de un sano socialismo. deÍ Estado aban- a_ las b-as-es s:igui-e-ntes :·» .Señala a continna.ción seis reglas o
donando 0l individualismo ·caracterí.stico d-e la Constitución d'! principios funda:mentai.e-s a que deben ajustarse las 1ey.es di-
1833. Responde también a ia función dinámica, impulsoro del viso-Das de los latifun-dios, r.e~glas qu.e no cnpi-amos -e-n obse-
1pro.greso y bienestar SOicial-es, que eorr·esponcle al E.s.tado en quio a la brevedad; e impone a.l Congreso N acio·uail y a las Le-
todas partes y especi.ll1mente en países como el nuestro, que gislatur-as- de los E.s;ta:dos la obligación de dictal"las en un pe-río-
-está. -dand.a los primel"O'S pasos en el c.'ami.no de h ·civiEzación do pr,eciso y determinado en la forma más imp.erativa.
y en que la iniciativa particular es deficiecrJte e interesada, ~aJe. l•a pe·na ha•c<er nota:r qu-e la ú-ltima d-e las seis reglas
aunque oo vanaglori-e _de se1r amplia y a1truista. Finalmente, me•ncionadas dice así:
es un eco de la revolución del 5 de Septiembre de 1924, que _«f) Las ~eyes local-es organizarán el pa·trimQ!D.Ío d-e ·familia,
reclamó como ooeesidad imperiosa del país, la dictaoión de le- d·eterminando los bienes que deben e>onstituirlo, sóbr,e la bas:J
yes de bieoostar social, que el Congreso hrubía d.escuidac1o ·la- de qu.e ser:á inalienable y no eetar.á sujeto a embaT:go ni a gra-
mentablem-ente y que los revolucioDJarios trataTon de -subsa- v;amen ninguno>>. Se -e-stab-le-ce así el horne.stead con to-d-as sus
nar con apresut~ami-ento-. .. características -e-se-ncia1es, y eon -.ello s·e va m111ch-o más lejos
Dentro del mismo e·s-pírit:u están orientados ~1 segundo y el que nue-stro -texto conrstitudona:l 1 que &e limita a insinuar la
cuarto !lle-ápH..es. de,l_ i'nciso 14;9, que se rdieren a la división idea.. Recm·demo•S 1 a.dem-ás, que la Oonstitl1ción del reino Yu-
de la pr·opiedad, a la cvnstitución de la propiedad f.amiliar, a io.eslav,o, .en su art. 43, establee~ ta.rnbién la división de los
la sal_ud pública y a la higiene n:adonal. 1atifundioa y él homest·ead, como lo hem-os hecho notar al tra-
-EJ. acápite segundo ra:co.ge con mayor timidez que 1a nues- tar d·el N. 0 10. 0 de rote mismo art. 10.
-tra, la id-ea que prOlpusimos a:l iniciarse la discusión del 10,9 ·La idea de que el Estado propenda diMctamente al fra.ccio.
. inciso, 00 proeura1· la subdivisión de 1a propiedad rural dks- na-miento de los latifundios, pa:t"'E!tció a muchoos en 19!25 y pa-
tinada. al cu.1ti'V'o. Nosotros pretendimos que se impusiera im- rec-e: aún a- algunas pensonas, una idoea r.¡wolo11cio-naria y hos-
p&ativaane-n-te a1l Corugr-.eao la oblig~ación de dietar ley-es t-:n- til al derecho de propiedad; per·o este conoopto es abs~luta.
di-ell!bes a ,la subdivisión d-e 1os •latifundi·os y 6~ñalam01s- tod-avía ment.e infundado. _No se puede negar que -el egoísmo y la va-
uno de los medios conducentes a esa .fina1idad, que-_. tes la im- nidad impu1sarón dur•mte la Edad Media en Eur<lpa y du.
posición de tributos .oespe.ciales -a las tierras sin •cultivo ..El acá- r.ante el período colonial en los paí,s.es laotino-americanos de-l
pite segund-o del inciso 14.9 no va t-an 1ej'Os, pue-s se limita a ex- Nm~vo Mundo, a las clases más favor-ecidas -de la sociedad a
pre.'!.a-r que el Est1ado -«ptopende·rá a la {;,o.nveni.e-n-te división acavar:a·r en sus manos enormes =e:xttensiones· •de tierras, sin ·-te--
de la propie-dad». Pern compensa su corted·ad en esta· ma:te-ria, ner la capacidad eco-nómica sn·ficiente para -cultivarlas·. E-n la
co.ooultando u-na idea nueva. también y no prev-ista_ e.n forma anti-gua Roma 'se vió -el mismo f-enómeno: el patri•ciado se adue~
145-
-144-
tifundios por el Est·a.do para divi-dirlos en lotes más reduci-
ñó _d,e la mayor part-:::· d-e l,as üe·rras ele Italia, claudo con ei . 1: dos que se venden a los particular-es por su justo precio. Así
origen a la. miseria gem~ral y a las r-evoluciones lla.madns. han procedido la Prusia (dentro del Impe·rio Alemán) y más
agrarias. . . . r tordo la Repúblilica Alemana, Austria, Ghecoeslovaquia, Buillg>a-
La Reforma Protestante en el siglo XVl y la Revolumon ria, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Gr-ecia, Hungría~
Frarkcesa <'11 -el ;Ügl•o XVJII, pudier9n tr-iunfl{'lr precisameil· Italia, Litua,nia, Polonia, Rumania, Suecia y Yu.goes1lavia, en
te· porque contaron con el a1~nyo d-ecidido de grand:es ma~a;~­ Eul'top·a; Nueva Zelandia., -e-n cl Gr.and·e üeéano; y -en América,
popular<?s despos-eídas de la ti-err.a y ansiosas de poseerJ~ · la República Argentina, -e~ Dorminio Británico de Nor·te Amé-
Aquellas colosa1el3 r<'vol u cienes, verdaderos t-erre~otos S•OCHl- rica y M-éxico.
les, condujeron al despojo de los .gr.am.des te-rratementes de 1a Así se expli-ca que la id.e1a propuesta en la Sub-Oomisión por
nobleza y del clero y a. la repartidón d-e sus tierras entr~ la;) un profesor univernitario~tan d:ístante de los principios r-e-
clases trabajadoras. En la Rusia contemporánea, donde s-e trógra. .doo como de las ut()pías.anarquistas-d-e impon-er al E.s-
habían manÚmido los latifundios, a virtud de no haber Ue- tado la obüga<Ci6n de coadyuvar acti:vamente a la subdivisión
g·ado hasta allí la influencia d-e la· Reforma ni de la lWtrol_u- d~ las tierras., a pesar a~ haber sido en -el pr-ime-r momento·
"ción Franc·esa, se ha producido en este rni.smo siglo y a la VlS- fu-ertemente resistida, haya sido en defi-n-itiva in-cor-porada a la
ta d-e nu-estra g'-e-li-eración, nna r-evolución tan sangrienta q1l•2· Constitu-ción actual con el acu-erdo de todos los miem-broB·que-
ha producido -espanto e-n la humanidad civiliza-da. . repr.esent_aban aHí tod•as las corri-entes de ·o.piniones e intereiS€1$
.Es propio de espíritus patrióticos el d-e.seo de evitar tras- desde el co·n.servantismo hasta -el comunismo.
tornos tan grand-es en los pBhcs que hasta h·f'rY no los han De las ideas cOntenidas en la indicación que tuvimos el
expérimentado, y el medio de atoajar -el mal -es propender c~n honor de :liormular para abrir ffi debate relativo a1 derecho
a-cuciosidad y rapidez a la conveniente su'bdivisión de las t1e . . de pro-piedad, sólo una no ha quedado consultada expresamen~
rras, a fin d~ que los a1busos del derecho .de pro-pi-edad no trai- te en el texto ·constitucional: es la relati-va a~ establecimiento
gan por r-eac·ción los abmo·os del comunismo.. Proce:'J.er d-e _es- de contribuciones especiales sobre las tierras sin cultivo .. Pe-
ta manera no importa ir contra el derecho de pro·p1edoad, smo ro el he·cho de que no ~~;sté específicamente mencionada en la
hacer obra ernin-e.ntoe=ment~ conservadora d-e ese derecho, evj. Constitución, no importa qu~ esas contribuciones especiales 11(}
tanda su clerrumhe. s-e· pu-edan e¡stablecer, puesto que, habiéndose ·consignado la f!i-
Hace ap-enas v-únte años, el gran pol'ítico ingléS Davit'; cultad del legisla-d-or para estahloecer contribuciones en. forma
fJl·oyd George, percatado de los p-eligros que importaba .para progresivt~ o en cualquiera otra f-orma, se puede gravar la
su país el mantenimiento de los latifundios .emprendió 1~- r-ea- propiedad raíz, tanto rural como urbana, en f-orma progresi-
Jiz'ación de uua va.sta o1bra 1-egisla.tiva y tributaria eiicar:u:lada. va o diferencial, que impor·te un mayor grarvá:men par.a las
a la distribución de la. tierra por medios pacíficos y legltimo:-:.. tioe·rras rurales sin cultiv~o y para los terrenos. urbanos eria.zos.
J;Jl ejemplo de Ing'laterra· ha sido se¡guido por otros paí.s-es d-el El ac·ápite final del N.Q 14.Q contiene en su segunda o·racióu~
Continente E-uropeo, en que todavía s-e hacen sentir los resa- una idea que sale ·por completo fuera de núestro sistema jurl-
. bias d-el sistema feudal, y legisladores liberal;es, radiéaleoS Y di-co y que nosotros consideramos redundaJite. Allí se dice
social.i~'3tas de pueblos muy cultos &e han apresurado. a dictar· que en cada año se deb-erá destinar una cantidad de dinero su-
leyes -encamina.das a procurar una distribución más adec:la-- ficiente para mantener un servicio nacional de salubridad. E~
da de las tierras de cultivo. Erl movimiento en este &entl(I.,J- el único caso en que la Constitución imp-one la destinación obli-
ha experimentado nn nuevo impulso, debido a la c-ontempl-a- gada de fondos públicos a un servicio determinado, aunque
ción de los malo<:':s que han a-quejado a la RUSia en los últi- no llega a precisar la cuantía o ·cuota en que la o~bUgación ha.
mos diez años. de· gravar al presupuesto nacional. .A. nuestro juic.io, habría
El pro~idimiento más ge-ne:ralmoente adopta-da. 'ha sido el de sido suficiente establecer la idea, sustantiva, sin aludir al di-
autorizar la expropiación, debidaiJnente compensada de los Jn--· Const. de 1925.-11)
-146- -147-

uero necesario para r-ealiz-arla i y pl'Oce.dieudo así habría bas~ nomía social y de sal•11bádad, muy impor-tantes sin duda,
tado completar la primera oración del a:e,ápite, más o menos en pero de gradua:c.ió.n infel'lior a la suya~
esta forma: «Es deber dcl Estado velar por la salud ¡Yúbli- ·C~be todarv.ía otra. obser-vación ·que v.aJ.nos a formular, co-
Ca y el bienestar higiéniCo del país, para lo cual establecerá mo la anterior, c-on el fin de que sea considerada en una fu-
un ser~1icio na.cional de sat'l~.JbridOO¡¡, De .esta manera haíbría tura reforma constitucional. L.a libevtad del tra1bajo .está co-n-
quedado en claro que e-l Erstado no po;dría echar sobre los Mu- si~na.da -en una forma ue¡gativa; no se dic-e que ella está ad-
nicipios <e'l cuida.clo exclusiVo de la salubridad, medida muy mitida, sino que no pu~de ser prQihibida sino en caoos deter-
necesfl,ria, retquerida por ~1 fracaso de nm~stro régimen mu- minados. Se deduc-e de un teocto ·que expresa sus limita:ciones,
nicipal, sin necesid-ad de arludir a la. destina·Ción de dineros Y no _d-e un text-o que .aifirme enf.átDcam-ente sn existe-ncia en
nacionales par,a la salubridad, como no- se ha hecho tratán- una frase s1mta-ntiva. de •c.ar.á:cter a·certivo. '
dose de la instrucción púbLica, del serrvicio judicial, de• ] a. A nuestr·o juiei.o, co-nvendría intercalar oen el tex:to consrtitu-
defensa naci•onail ni de ninguna otra ueoosidad pública; cionaJ, mucho antes del incis;o 14.9, taüvez entre el ·6.9 y -el 'f.o
También qu€dó in.cluído en el inciso 14.', como acápite ter- actuales, uno ·que -diría arsí: «La Ji.bertad de trabajo. Ningu-
cero, el texto íntegro, y sin variaci,ón all.guna, del antiguo .axt. n-a clase de tra~ba.jo o i·ndustria puede ser prohibida ... -» etc.
142 (151), que se l'<)j)iere a la J.ibertad dd trabajo. Lo h<·- Así se as~gn.a:r5a a la libertad de tr.aba.jo un sitio adecuado a
mos dejado para el final, en el análisis del in~iso 14.0 por su i!nportaucia, y se r•ed1llC~taría la disposieión en forma J.ógi~
las consideracion-es qu.e e:cyo:ndremos en s€guida! aa, comenzando por la aiflirmación d.e la tesis :fun-da.meúta:l, y
~Consideramos qu.e el inciso 14.o es demasiBido complejo, y expresando d-e-.S'pués sus limitaciones. Así se yig.oriza.ria tamv
que -el a-cápite tercero no debió ser i.ncluído en él. A nuestro bién el principio do la libertad de trabajo que frecnen·temente
juicio,· el inciso 14.o d-ebería ,comprender únicamente las ideas es desconocido en los movimientos hne·lguistas.
nuevas d-e ecou,omía soeial y de salubridad pública co-nti.\nida.s
en sus acá:pites l.o, ,?.o y 4.0 , -can l~as cua~Ioo resultarí-a com· N.o 15. 0
pleto y talvez e>Jc<>sivo.
!La libertad de trabajo, que figuró oo 1a Cünstitución an- Texto actual: Texto antiguo:
terior en un artí-culo espec~ail del '.fenecid·o capítulo ·IX, me· 15,9 J...a libertad de (pSl'mane- '
4.9 La lLbertad de permane-
rece ser materia de un inciso, también esp€1ciaJ, e.n el capítu-lo cer en cual-quier punto de la Ce!' en cualquie-1' punto de la
de las Garantías Oo1MtituDionales, en que hoy -figura con mu- República, traalad~rse de Uno a República, traslad1,1.rse de_ uno a
eba razón. No es dable des~onocer qu€ 1a liberad de tra;ba- -otro 0 salir de su territorio, a otro, o salir .de su territorio,
jo es una de las más preeiosas OOlllqrristas jurldieas de la hu· condición de ~ue se guarden los g~tm·dándose los reglamentos de
manidad eonOOmporámea, realizada d-espués de 1¿.na prolonga~ reglamento~ de policía y salv:o policía, y salvo siempre el per-
1de-mpr-e el perjuicio de tercero; juicio de tercero, sin ·que nadie
dísima evolución en que la ·precedier.on la es-clavitud, 1a oor-
sin_ que nadi-e pueda ser -dete- pueda ser preso, detenido o des-
vid umbre y el sistell).a gremial. nido_ procesado, pre-so o deste- terrado, sino en la forona deter-
L-as ing.titucione.-s d.e·l derecilio tien-en s-u jeraDquía, <,leterilli- rrado, .siDo .en la forma deter- mJ,nada por la.s leyes.
nada por su vw1or relativo -en el conjunto de las re-g·las qu1~ minada por las leyes.
rigen a las soci.ed:ad-es hurrnanas, Y- dentro de esa jei'>.a:rquía, le
corresponde a la libertad de traba:j·o un rlling;o~va.lga la ex- .Se r-efier-e a la li'hertad· .de ,Jocomoción, y -es la trasmipeión
presióll-erqui<vwlente o muy a;proximado a,l de la jgualiLad lev-e-mente modifiea-da, del ,antiguo inciso 4.Q, Aparte d-e una co~
jurídica, l-a libertad de1 pensami-e,nto, -el derecho- de prop-iedad 1r-eeción v.e-rb.a:l sin impo-rtancia, en ~a qtünta líne.a, oo intter-·
y otraf! de anáJl-a~a {ln.tidad que el texto- co-n.stitucion.áJ. •e-cm- caló ;la pa;lahra. «·prü0esad.o>> en la antept6inúltima.
templa en inciso-s oopa.radns. ¿P.or qué se -enc-ua-dra enton-ces En este ineiso, ·como en muC~hos o-tros puntos~ s-e pas-6 de li-
la liber-tad de trabajo dellolro de'! marco de preceptos de eeo- gera, y habría conv-enido una pe·qn-eña doe•tRnción. En é-l, se
-148-
-149-
emplea la palabra «·d-esterr-ado» en un sentido genérico que
pudo -correspQ.nder a la técnica jurídic-a en 18~3, pero que
hoy sóJ-o tien-e un valor -espe·cífic·o, en el uso corrltmte y en ~
e

lenguaje judicial, a virtud de la infh~.en~ia .que en este sentl·


do ha ejereido nuestro Códig·o Penal. . . . A .c.ontin!u3Jción del aJI'ticulo 10, la Sub-Comisión .agregó nue~
·En efecto, hoy existen en nu-estro país cua:tro penas dt&tinw -ve artfculoo, numerados de 11 a 19, en los :cua-l-es refundió, eon
tas ,que se eontvaponen a la libertad de permanecer Y t::a.sla- ligeras alteraciones, trece artículos que fllgur.xban con los nú-
darse -en el territoriG de la República; ellas son: eJ. .d-esbe;rro~ meroo 124 (liJ;3)a 136 (145) en el capítulo IX de la. anterior
la relegación, ~l confinamiento y el e.xtf!añamiento, si-endo de ConstitU<Jión, que trataba De las gMantías de la -Seguridad y
advertir todavía, que & extrañamiento no sólo tiene el ea- fYropiedmd. LM disposioiones trasladadas, -refundidas y leve-
ráioter de pena, sino el de simple m<>dida de seguridad Y pre- mente modificadM, oo refieren todas a. la segurid!lid peroonal.
venci6n · cuando se ap-li-ca a extranjeros indeseahl>es, c-omG SólO nos detendremos en el análisis de estas disposicion-es,
simp-Le ~expu1si6~», ¡;t. virtUd de 1~ ley N5' 3446, sobre rffiiden- -en cuanto se haya in1.roducido en ellas modificaciones apre-
cia de extranjeroo, de 12 de D.lei.embre de 1918. ch¡. blea, ·o laa estimemos por cua.lqui.er otro m·otiVo dign8J9 de
HJabría conv€nido ta1vez perfeCCio-nar este inciso) en armo- -especial examen.
nía con las necesidades aotuales del país, dándole la forma
siguiente: . ART. 11.
<15. o La libertad de permanecer en cuak¡mer punto de la
República, trSJ:Sola·darse de uno a -otro o salir deJ. te:r!torio, a Texto aotv..aJ: T emto ant\gtt.O :
condición de. que s-e guavden los r-eglamentos de pohe1,a. Y sal-
v-o siempre el perjuicio de ¡ter·CWO. L!as ley>OO_ pod.r-án estab:eoor .AR..T. 11. - Nadie puede ser ART. 124 (133). Ninguno pue-
eon.denado1 td no es ju~ga.do le- de ser -condenado, si no ea juz·
penas oplWttas ~ esta 'libertad, y la ex;puls1Ón de e>etr~n¡_eros
ga.hnente y en virtud da una. ga-do legalmente, y en virtud de
de·l territorio de la República, p-or razones de -or-den pubhco». ley pro-mulgada. antas del he- una ley promulgada antes del
·Con €sta 1•,edacei6n u otra oomejante, se daría cabida en la ebo sobre que rMae el juieio. hecho sobre q,ue recae el juicio.
Co·nstitu·c·i6n a. todo nuestr{) régimen legal, en cuanto toca a
los dere,chos de .permanencia y traslación. La fraoe que dice: ·Ea traseYipción literal del antiguo art. 124 (133) reempla-
«LM leyes podrán. establecer penas opuestas a esta Hbertad», ~nd-o ·la palabra «ninguno» por «nadie».
oomprendoexí.a .a ~as cuatrro penas antes mencionadas; mient;r.as
l:a expulsión de extr·anjer.os por razones -de ondoo. púb1ic.o se~ ART. 12.
ñailaría a Was leyes de reside·nc.ia.
1Gomo dato ilustrativo, recor-da:remos .aquí, que en .el BraM Texto actual: Texto antiguo:
sil la reforma c~nstituoio.nal de 1.9,24, introdujo ~n el art. 72
de' ]a Carta Fundamell!tal, el ~etual N.• 33 que dice así: <rEs • A&T. 12. -:- Nadie puede ser ART. 125 (134). Ninguno pue-
permitido al Po-der Ejecutivo expuLsar de1 territorio n3Jcional a
juzgado por comisiones especia- 9e ser juzga.do por \.omisiones
les, sino .po,r. el tribunal que le eS~peeiales, sino p.or el tribunal
loo síihditoo extranJeros pellgrosps para el orden público <> señale la ley y que se- halle es- que le señale la ley, y que se
nocivoo a los intereses de la República.> tablecic1o con anterioridad por hall-e estableeitdo con anteriori ·
iLa libertad de locomoción está r~glamentada por la !~y N .•· ésta. dad por ésta..
3446, ya mencionada, y por el Dem.'>eto,Ley N.• 671, de ~7 de
Octnhre de 19·25, que regula 1a entrada y salida del pa1s en Trascripción de,] antiguo art. 125 (134) con la mis!ll• al-
ti-emp·oa de .gu.err.a y conmo0ión intell'ÍQr. teración verbal que el anterio~.
-150- -151-

.A:F.T. 13. ART. 14.


Texto actuat: Texto antiguo:
Tezto actual: Tezto antiguo:
Aw.r. 14. ~ Nadie IH»ed& se-r AR~. 12-8 (1M). N1Jn,guno pue~
ART. 13.-Nadie puede -ser de- ART, 126 (l.S,5). Para ·que una. detenido,- s~tjeto a p)·isi6?~ p1·e- de ser preso o detenido, sino
tenido ei no por Órden de lun~ orden de auesto pueda ·ejecu-- t•cn.tiva o preso sino en s-u casa en su casa, o en los lugares pú-
eion.a.rio ·público ex.presame-nte tara.e, se requiere -que emane de o en lugares públicos destinados blicos destiñados a est-e objeto.
facult~do .por 1a ley y después una autoridad que tenga facul- a este objeto. AltT. 1.29 ( 138). Loa encar~
de que diCiha. -orden le sea in- tad -d-e arrestar, y que se inti- Los encargados de las prisio- ga.dos de las prisiones no pue-
timada en forma legal, a menos me al arr~tado. al tiempo d-e la nes no pueden recibir en ellas den recibir en ellas a, nadie en
de ser soJ::pr-endido en delito fla- aprehensión. a nadie en calidad de detenido, calidad de preso, "Bin oopiar en
g?·a.nte y, -en este caso, para el .ART. 127 (1·36). Todo delin- procesado o -preso, sin eopiar en su regisrto la orden de ·arresto.
único objeto de ser .c.onducido cúente in fraga-nti puede ser SU fegistro la Ol•den Co1"1'8SpOn· emanada de autoridad. que ten-
ante juer; eompetente. arl<eata¡do sin deo·J.'eto, y por dit:mte, emanada de autoridad ga fa.eultacl de arrestar. Pueden
cualquiera. persona para el úni- que tenga fae>u1tac1 legal. Pue- sin embargo, recibir en el re-
co objeto de -eondueirle ante el rl~n, sin embargo, recibir en el cinto de la prisión, en clase de
juez e.ompetente. recinto de la ·prisión, en clase detenidos, a los que f-ueren con-
de detenidos, a los que fueren c1ncidos con el obj-e-to de _ser
Refunde en una r<>da<>ción nuev.fr los a11tiguos artíeuloo 126 conducidos iwn el objeto. de ser: presentados al juez con1petente;
presentaq.os al juez eo-mpetente; pero Con la obligación de dar
(135) y 127 (136), emplean<lo .análogas pahbras. J?ero enrutie.- pero con la. obligaei6rl. de dar cuenta a éste, dentro de veinti-
ne UJ.na mo,di.fie·a·ción de :15o·n&o, pues .ail :r.e·fe~rirse la~ .caso ele cuenta á éste dentro ele las euatro horas.
la persona sorproodida en delito in fraganti, la Constituóón veinticuatro horas.
anti.gua arnt.orizaba su ·a:rr·es-to -«.por -cualquiera p·ersona», id-ea
q111e rllO •contiene e~ artÍ-CU~'O a•Ctula~. ,Se .armo-nizÓ }a xed-&eción &funde l~s antiguos artículos 128 (13!7) y 129 (138) con
·con el art. 275 dd Código de Pr,ooodimieiJ.to Penal. modificaciones verbal>es. Los antiguos artículos s-e r,ef-e~í-an
únicamente a «detenid-os y presos», y el artículo nuervo, con-
:formánd•os<e< a, nuestra l-egislación, esp~'cifica: -derte-nidoo, s-uje-
tos a prisión preventiva, procesados y presos. ·

ART. 15
Texto actual: Texto antiguo:
An.T. 15.-Si la ·autoridad hi- ART. 130 (139), Si en algunas
ciere detener a alguna persona, circunstanoias la autoridad pú-
deberá, dentro de las cuarenta blica hiciere arre·star a ·aigún
y ocho horas siguientes, dar avi- habitante de la República, el
so al juez eompstente, poniendo futfl,cionario que hubiere deor~­
a su disposición al detenido. tado el a!frt;sto, deberá dentro
.de las cuaxenta y .ocho horas sÍ~
guientes, dar aviso al juer. com-
petente poniendo a eu diapogi·
ci6il al arrestado. ·

Expresa en una redacción breve, la misma idea que eont.a·


nía el antiguo art. 130 (139) en llorma difusa, y sustituye
152- -153-

el conoepto <arrestado» por el de <detenido> qne se c~or­ porta.:n.cia, pues la ·Oorte Suprem-a ·queda hoy en situación d·e
ma con la l<>gislación procesal d<> ahor&. poder ord<mar la libertad inmediata del que ha sido priva-
do ilegalmente ·de ella, sín d-ej1arrlo en •la situación d_..e. so·portar
MT. 16 las d-en:ioras d-e la tramitación judicial subsigui-ente-.

· Tercto actual: Terrtv antiguo:


ART. 17.
A&'r. 16.-Todo individuo que AB,T. 134 (143). Todo ind·~Yi·
se hallare detenido, p1·ocesado o duo que se hallare preso o dete- .Texto actual: Texto antig~w:
preso, oon itnfracoión de lo dis- nido Uegalmente por ha"[Jerso
p·uesto en los a?"tículos anterio- faltado a lo dispuesto en los ,ART. 17.-Ninguna ineonmlii- AR'1'. 131 (140). Nirigunt~ in-
res, .podrá ocurrir por .sí o pot• m·tícu,los 126, i.~&, 129, y 1311 caeión puede impedir que el fun- comunicación puede impedir qua
c-ualquiera a su n<>mbre, a la podrá ocurrir por sí, o cua1quie- ciona-rio encar-gaclo de la casa el magist1·ado encargado de la
magistratura que señale la ley, 1'a a su nombre, a la. mag·istra- ele detención, visite al deteni-do, casa de detención en que se ha~
en de1nanda de que se guarden tura. que se-ñale la ley, -reola- p1'0cesndo o preso que se en- lle el preso, le visite.
las form.alidades legales. Esta ?nando -que se g1,1a.rden las for- cuentre en ella.. ART. 132 (141). Este magis~
magistratura pod1·á dem·eta1· que -mas legales. Esta. magistr-atura Este funcio . nario está obliga- tmdo es obligado, siemtJre qua
el in.di·viduo sea tra.í¡do a .su pre- decreta-rá que el reo sea traíd-o do, siempre que el deten·ido le el preso le requim~a, a t1'ausmi-
Mn~ia y su dee1·eto será precisa- a su presencia, y su· decrMo se- xequiera, a transmitir al juez tir al juez competente la Mpin
mente obedecido pOl' todos los rá precisamente obedecido por comp~tente, la Copia del decre- del decreto de pl·is·ión q-ue se
eneargados de las e.ár:celes o lu- todos los encargados de las cár- to de detención; o a reclamar hubiere dado al reo; o a recla·
gares de cletencíón. Ins.truída. de c-eles o lugares de deteneióla.. }lUl'a que se Ie dé dicl1a copia, ma1• para que se le dé clieha co-
los antecedentes, de(weta1·á su Instruida de los -anteeedentes o a clnr él mismo un certificado pia, o a dar él mismo un certifi-
libertad inmediata, o hará que b:p·á que se re1}aren los defeetos de hallar.ge detenido aquel in- cado· de hallarse preso aquel ic.·
se reparen los ;defectos legales o legales, y ,pon-clrá a:l 1'60 a clis- dividuo, si a.l ticm.po de su de- dividuo, si al tiempo de su anes-
pondrá al ind·ividuo a dis:posi- poslción del juez compe.tenW, te·nc-ic)¡¡, se hubiere omitido este to se hubiese omitido este re-
eión clel juez competente, pro· proe;ediendo en todo breve y su- requisito, quisito.
cediendo en todo breve y suma- ma.riamente, col'l'igiendo por sí
l'iamente1 c.orrigiendo :por sí esos o dalldo cuent-a a quien corres- '
ponda co1·regir los abusos.
Junta los antiguos artículos 131 (140) y 132 (141), armo-
defectos o clando cuenta a quie-n
corresponda para que los corrija. nizando su r-edacción con la legislación actual.

Se r-efiere al Rabeas Corpt~s, cuya .sa-lvaguardia -está CO!i-'


fiada por nuestras ley-es a la Gorte Supr-ema d.e J ustieia. El
a:rtículo nuevo modifica y regulariz-a la redacción d-el antiguo
art. 134 {143) conser-v:ando todas sus id-e.as, a las cuales agre-
ga una. nueva: la de qu-e la magistratura. encarga_,~-a d,e.l r:s-
gua:rdo d-e la liib-er:tad individua1 1 «decretará» la hhertad ln-
mediata de los -d-et-enidOs: pro0e!S-ados o presos co-n infrracción
de- los preceptoo -constitucional-es. A1gr-ega pues, una tercera fa-
cultad que la magistr-a.tUl'la· indica·d.a no tenía antes, pues el tex~
to del a11tiguo art. 134 (143) sólo "€
.otor.gaba dos: •la d·e en·
mendar loo yerros 1-ega;lre, y la de poner- al inCI.ivi·duo· a d-ispo-
sic.ión ·d€11 juez comp-etente. La modifieación es de gran im-
-154- -155-

ART. 18. ART. 19.


Tezfo actual: Tea;to actual: Tea;to antiguo:

A&T. 18. - En laa causas cri- ÁR'l'. 135 (144). En las CS.U8M ART. 19.-Afíanzada suficien· ART. 13-3 (14.2). ·- A.fianza.(la
minales, no se podrá obligar al criminales no se podrá obligar temenrte la persona o el sanea· suficientemente la persona _o ·el
Mtoulpado a que deelare bajo ju- "U reo a que .declare· bajo de ju· mien.to de la. aeeión, en la for· saneamiento de la acción, en la
i-a.mento sobre hecho propio, a.si rameuto · sobre hecho prO[Jio, así ma que según la naturaleza de forma que seiún la naturaleza
como tampocO a sus aScendien-- como tampoco a sus descendien- los casos determine la ley, no de los casos determine la ley,
tes, descendientes, cónyuge y pa- tes, marido o mujer y pal'ientea, debe ser detenido, ni sujeto a no debe ser preso, ni embdrga.
rientes hasta el tercer g:ra.do de hasta el tercer grado de cOn~ pri.si61~ preventiva, el que no sea do, ·el que no es t'esponsable a
consanguinidad y &egundo üe afi- sanguinidad, y .segundo de a.fi. ¡:espona.able de un a.eUto a que pena. aflictiva· o i-afamante. '
nidad incl'Usives. 'Üdad inaVu.sive. {a ley señale pena aflic.tiva.
No podrá apli_carse tormento, ART. 136 (145). No po.drá
ni imponerse, en caso a.lguno, la a.plicarse toxmento, ni imponer· Reproduce el antiguo art. 133 (142), oon sólo modificacio·
pena d-e confiscación de bienes, se en caso alguno la pena ·do
nes verbal-es y la supresión de la alusión a p-enas infamantes.
ain perjuicio del comisO en los confiseaeión de bieoos. N.ftn.gtmt:~
va8oS establecidos por- Zas leyes. pena infamante pasará jamás de
Es d-e ·lamentar que se haya mantenido esta disposición cou
la persona del ~onilenado. todo el alcance que ten¡a antes. La libertad bajo fianza de los
procesados,_ .establecida '€in. dbsequi.o a la s~011rid.ad individua{
1l.efunde lDS antiguos artículos 135 (144) y 1136 (145), me- €n ,}os P·aíses an.g1o-sajoO:DJeS, se ha transf.OifliD.ado en Ghil.e .e.-n rnn
jorando un poCó la redacción y modificando también el fon- daño público, pu-es mediante su exag.erada a·plieac.lón, se abre
do. Agrega a los «asooudient<\s» en la enumeración de los deu- camino a la impunidad de todos los delincuentes do buena
dos de un inculplliilo .criminrulmente, que no deben ser oi>liga· condi.eión social, que son los más peHgr·osos. Consideramos que
dos a declarar ba¡jo jummento respecto de hechos atribuidos el defecto de es-ta disposición .estriba principalmente en el
a OOt.e. Al ~ep·rod'rueir la prohibiciOO. de la «·corrmcaoión de pie forzado de tener que conooder la libertad bajo fi~nza al
bienes», iiltroduce una .salvedad que autotl'iza el <<-eomiso>>, que procesado cuando el delito que se le imputa no tenga, señalwda
<S una escpecie de cond'iscación que estableoon nuestras leyes pena afliotivlb. Este caso <s an.fulogo al de la libertad de im-
aduan<l!'as para sanci<>nar el contTahanilo y el Código Penal prenta, que degeneTÓ en ·licencia, a virtud d.el pie f.orzado que
respect<> oil.e los instr1Nllantos del delito y de las especies noci- esta·blecía la Constituci.ón anterior, de someter sus abusos a 1a
vas o pornográficas de comercio limitado o prohibido. Final- apreciación del jurado.
mente, suprime la a;luetón a las P·Emas infam-antes q~ men· A nuestro juicio, habría sido preferible -dejar libr-ada la con-
cionruha el airl. 13'6 (14!5) y que hoy están del todo supri- cesión de la libertad bajo fianza, a los casos que doe·termine la
midas en nuestra legislll!ción penal. ley, a fó.n de qu.e, por medio _de és.ta, se pueda ensayar diver-
sos sistemas que tiendan a aoogurar sus beneficios evitando suS
inconveni~ntes. '
.Debemos da~ a esta obsei-vación un carácter general. No not-J
parece .conveniente el. .sistema de estable-cer en la Constitu·
ción los detalloes de aplicación de sus principios; estimamos
preferible la adopción lisa y llana d<> éstos, dejando al legis-
lador cierta ampl)tud de acción para aplicarloo en forma am-
plia o restringida, oogún los resultados que vaya arrodando 111
experiencia, suprema maestra d-e las naciones.
-157-
-156- '
calumnia en favor del que dbtenga sent-encia absolutoria en
l\IIayor fu•erza ti-ene la •Observac.ión, ·CUandO se trata de la una querella privada. Pero nada dicen nuestras l-eyes res-
adopción de principios tomados d-e legislaciones extranjera:::!) pecto del que ha sido absuelto o sobr-eseído en un proooso
que no tien-en ·eu nu-estro país el arraigo que da el tiempo, ni criminal instaurado de oficio por los tribun-al-es d-e justicia o
la consagración de una lal'ga prác.tic8. que H.ega a cO·nstituir po-r denuncia de la policía. Es evidente que, en mtcchos de es·
una &egnnda naturaLeza. Si es peTnicioeo el espíri~u extr-ema- tos casos, -el procesado es víctima de presuncion-es ma1 funda·
damente colllServador, que l-leg¡a a momificar las legislaciones, das o de acusaciones erradas o hasta malévolas, y hay caso:;
también l·o oo la tendencia· a ingertar con ánimo ligero las insw oomprobadoo de infolioos quo han permanecido largo tiempo
titucion-e.s extrañas que suelen conducir' a resultados in>espera- · -en las c-árceles para r-esultar al fin absueltos o sobreseídos, a
dos y a.dver.sos. _La eXJperiencia recogida en un siglo de vida virtud de plena prueba a su favor o de falta de prueba en
independi-ente, de•biera hacer que los chilenos fuer-an más eauw c-ontr~. Es igualmente notorio, en cambio, que numerosos de·
tos para acK\,~r i.as novedad€8 trafdas de luengas ti-erras; bas- lincu-entes avezados en el crimen y muy hábiles para esquivar
taría para ello contemplar los eíectoo producidos en el país, la sahci6n judicial, logran obte-ner la wbsolución o el s-o·bres=~i·
por la implant-ad6n del parlamentarismo, de la autonomía co- miento únicamente merced a su destreza contraria al bien pÚ·
munal, del jurado de imprenta y de la libertad bajo fian•a, bUco, o -a la insuficiencia d-e nuestra legislación en mat-:!·ria
de Prohanzas penal-es.
AaT, 20. El error judicial o p~licial en la investigación de la respon-
sabilidad -criminnl -es una consecuencia ineludibl-e de la falibi~
Texto actual: Iid!a·d humana, que s-e multiplica -en las inv-es•tiD'a,cion-es crimi-
na-les por el es-mero con que I,os de-linc!:lente.s p;ocur-an despis·
ART. 20.-Toclo individuo en tar ·a. sus legítimos pers-eguidor-es pará -escapar a la sanción
favor de qwien se dietare sen-
penal. Es una desgracia terrible, pero inetvititbl-e, qu-e mu-chos
tencia absolutoria o se Bobrese-
yere definitivamente, tendrá de- ·
1noce-ntes se vean ex·puest-os a sufrir ri:gor-es personales o p-er-
red10 a ill(1em~Iizaeión, en la for- juicios -e:n .sus bienes o en su honra,· a co-nse·cuencia de los
ma que determine la ley, por los errores judi-ciales o policiales, fundados -en a-pari-encias en-
perjuicios efectivos o meramen- gañosas. Pero -loo males producidos por tan penosas situacio-
te mora1es que hubiere sufddo nes. no son inde-mnizabl-es en ningún país, po:rque forman par.
mjustamente.
te de los gravámenes que impone al individuo la vida -en CO·
lectividad, a cambio de las ventajas de todo orden que ésta
Este artículo es una novedad complet• en nuestra Conatituc le asegur~ o concede en el curso ordinario de su existen.ci·a.
ción y tal vez en todo el mundo. Fué adoptado con el mayor La indemnización sólo se concibe en los ca-sos ele comproba-
desgano p-o-r la Snb .. Co-mi...;¡ión, únicamente p-or ·C:Omplta,c.er a J:~ da mala -fe de los flllncion-arios judiciaJ.es o policiale-s, y pre.
exig"e<D.cia· del miembro que lo propuso a nombre de un pa-r.''· via la sanción penal impuesta a étstos por el abuso de sus fa.cul·
tido político. Por él se establece el d-erecho d-e toc1o procesa"C1o tad€8 inv-estigadoras o pro-cesales. La Constitución Checo-eslo~
que fn-er·e favorecido por sent-encia absolutori•a: o sobroeS'e·imi-en- vaca (art. 104) contempla expresamente este caso, diciendo:
tO definitivo, para s~r ind-emnizad-o, por los perjuicios Pfecti- «Una loy espe•cial determina~á la responsabilidad del Estado y
vos o meramente morales, que hubi-era sufrid!J Injustamen. de loo jueee!3, con ocasión de los dwños que éstos hayan cau-
te. La palabra «efectivos» parec.e r-eflerirse a· los perjUicios ina~ sado, infringiendo el d-er-e;cho a:l desempeñar sus funcion-eS».
terial.es, susceptibl.es de tener un valor det-e:rmina-do. L•a disposici6n oontenida en el art. 20, está llamada a go-
. El princiPio que inspira -este artículo, ,considerado teórica~ nerar co~sid•·rablee dificultados de aplicación, y puede llegar
nl-ente, es sin duda racional .y jUsto, y ya está en parte adop~ a conv-ertuse -en la más nefanda injusti,cia, cuando criminales
tado por nuestra l-egislación penal, qu€ autoriZa la acción ~e
-158- -159-

e·xpertísimos para substroorse a la,s sanciones penales, después habitante• y eon las demás fuMtes de entradas del Toooro
de ser absueltos tm sólo por. f.¡¡¡lta de pruebas suficientes, lle- Público.
ARTS. 22 y 2.3
guen a obWner una indemnizació-n que en. vez. de ser repara·
dora, importe· un yerdad-ero premio por acciones dignas de
Tex.t<J aet~w.l: Texto antiguo:
castigo.
Queda .suficientemente explicada la vacila·ción, muy próxi- AaT. 22. - La. fuerza públi- ART. 148 (157), :C,a fuerza
ma. a la repugnancia, .colll que la Sub-Com:hsión a.eeptó que S'6 ca es esencialmente obediente. ¡pública es esencialmente o.b&-
incluyera en _el proyecto de reforma constitucional, un pre- Ningún· euerpb armado puede diente. Ningún. cuerpo &Tmado
c-epto qu-e hoy es ie.y suprema del Estado, y ·cuya reglamentar deliberar. puede deliberar .
ART. 23.-Toda 1·esolución qu'8 AR'l', 1-19 (1;38). Toda reso-
ción deberá ser muy cuidadosamente estudiada por el legis-
a!lOrdare el Presidente de la Re- llucñ.ón que .fllcordare el Pl·esi-
lador para que, satisfaciendo su noble in't€nción teórica· de pública, la Cá.ma.ra de Dilputa· (ieute ele la República, el Sena-
compensar los perjuicios injustamente sufridos por el inoc.en· · clos, el Senado o los Td-bwwles do, o la Cámara de DiputadQs,
te, no ll-egue a brindar galar-don€8 al crimen, con ultraj-e de la ele J·ltstida, a presencia o re- a presencia o requisición de un.
moral y d·esquiciamiento deol orclen público. quisición de un ejército, ele un ejército, de un general al fren-

.. jefe al fl'ente de :fuerza arma-


da. o de alguna reunióll del pue·
blo, que, ya sea con armas o sin
te de fuerza armada, o de al-
guna reunión del pueblo, qu~,
ya sea con armas o ain -ellas,
ellas, desobecleciere a las autori· desobedecie1·e a las autoridades,
L•a· Sub-Comisión ;r>e:formadora d.e 1925, puso término. al· Ca- dades, es nula de derecho y no es nula de deree:ho, y 11.0 puede
pítulo III, de Garantías Qpnstitu..cionales, incluyéndo en él con puede produeir ·efecto .nlguno. producir efecto alguno,
los núni.eros 21, 22 y 23, los artíeulos 146 (.1-55), 148 (157), y
149 (158) del antiguo capítulo X de Disposieiones Generales. E.8tos artículos ti-enen por obj.e-to gara.ntizar a la Nación, el
Estos artículos no se r-efie,1·-en a garantías individuales,· como mantenimi-ento d-e la r-egularidad institucional, oponi-endo
los ant.·eriores, sino que ·tienden a resguardar los intereses de principios fundamentales a posibl-es pretensiones de fuerzas
la c·olectiYidad en do.s :!Jor.mas distintas. armadas o de masas po·pnlares que int-enten impon-ers-e por
medio de la viol-encia o la intimidación .contra las leo-ítima.s
autoridades delegatarias de l!'t Soberanía Nacional. o
ART. 21.
El art. 22 es tr·ascripeión literal del antiguo art. 148 (1'57),
Terno antiguo: Y el a1·t. 2.3 reproduce sn.stancialmente ·al antiguo a.rt. 149
Texto actual:
( 158) ·con sólo i•ev-es modificaciones ele redacción, y la agr;ega-
AR'l.'. 21.-Las Tesorerias del AR.T. 146 (155). Ningún pago ción ele los Tribunales .de Justicia en la enumerración d-e au-
l~studo no podrán e-~eetuar ·nin- se aO:rnit·iTá en cuenta a las te- torida.d-es qne él contiene. Todavía nos p·arece- que este a-rtícu-
gún pago sino en virtud (le un so·rel"Ías del Estado, sino se 7¡i- lo se podría pulh un :PO•CO más sustituyendo -el verbo ·«aco!'da-
.iecreJ.o expedido por auto-:·idacl c~ese a vi·l'tud de un dBcreto en
que·ae expreSe" la leyJ .o la. par-
re» por «ad-Diptar-e», y el sustantivo «requisición», que está
competente, en que se xe¡Jr<:s~
te del presu.puesto ap1·obatlo por empleado· impropiamente, por <<re-querimi-ento», «-exigeneia»,
la. ...ley o la. parte del Presupues-
to que autorice aquel gasto. las C&marras, en que se autor·iza .-timposicióm>, u otr~ palabra que corresponda más exa-ctamen-
!.!.quel gasto. te al coneepto qu-e s-e ha querid-o expresar.
Con rela·ción al art. 2>2, está vigente el Decreto-Ley N.' 672,
Este artículo reproduce, con alteraciones de I'€dacción, e.t d• 17 de Octubre de 191215, que impone penas a los que
art. 146 (155) .de la Constitwción ai>terior, y tiene por objeto inc.iten a las tropas a faltar a sus deheres militar-es.
garantizar a la N acÍón Cihilena la legalidad en la inversión de ~
los fondos públicos, formad-os con las contribuciones de los
CAPITULO IV (V)

Congreso Nacional

El epígrafe de _este capítulo es sustancialmente eJ mismo,


del antiguo Capítulo V, que se titulaba: Del Congreso Ncicio-
nalj s6lo se ha suprimido la pa·labra Del-, lo que- nos parece
conv.tmiente, pOT hls razones qu-e expresamos en el Primer ca-
pítulo. Pero objetamos .el actual epígrafe, desde otro punto
de vist.la. Oomideramos- qu10 se debió inscribir más bien: Pode¡·
Legisiativo, como rubro del capítlÜO IV y Poder Ejecutiv1>
en el -ca.pí.rtulo V, por •la mis.ma raozón c-o:n 1que se i·ns.cribió Po-
der Jud!icia! al frente del caJ]lítulo VII. Así "se habría con-
sultado en la foTma externa del texto constitucional, la más
eientífica de las clasi&imvciones que hasta· hoy se han hecho de
los Poderes fundamentales deJ. Estado, prescindiendo de opi-
nion-es secundarias que suponen la exiStencia de un P.oder
Moderador, de un P·oder Municipal, de rm P·ode.r Eléetoral, de
un P·oder Constituyente, e-tc.
E,[ artículo 2.9 de la Constitución no habla de Poderes, sino
tan sólo de «autorida-des>> en quienes de"ega la Nación el ejer-
cicio de su soberanía; p-ero -eso no obsta paTa que se dé más
adelante el nombre de Poderes a aquellas autoridades de tal
entidad y categor-ía, que tienen -ese nombre en las Cartas Fu~~
d·a-mental-es de ruuehos otros pafues y que así son califficada~
pnr 1los ma,est.ros. ·d-el Dered1-o Polltico.
Se ha dicho que no se puede dar el rubm de Pode,. Legis-
Cons.t. de 1925,-11.
-162- ~ 163-

lativo al capí'Ulüo IV, qu-e se rre1fier-e al Congreso ~~a.cional Y a tre ellos una escala de su'bor.dinación, o sea, la primacía del pri-
sus atríbuciones, porque .la facultad leg'islativ.a no correspon~ mero sobre. el se;g·undo y de éste sobr·e .el último, o la del pr-i-
de exclusivamente al Congreso, sino también en parte muy m.ero sobre los otros dos puestos en un mismo o eqni'Valente
apreciable al Presid-ente de la República;. pero, no •encont~a­ gra.do de inferioridad. En este sentido, no hay .reg'la uni.for~
mos suficiente esta razón, pot¡que en reahdad la parte prm- me .en todos loiS Estados, sin~ cünclieiones particulares~ d-eter-
cipa11 y, en d·efinitiva, predominante de la potestad legisla.tiva, minadas por los .antecedentes histórico·s -de cada uno de ellos.
reside en el Congreso. La Co;nstituci6n del Brasil (art. 16) r<- Punto ·es éste- de trasc.endental imp-ortancia que conviene d1-
suelv.e la cuestión, diciendo: «El Poder Legislativo, es ej.erddo h1cidar en esta obra, porque está íntimamente ligado con el e~~
por el Congreso Na'Cional, con la sanción del P. ele lct R.» . tndio de nuestra ref.orma constitucional y po-rque es preciso
Cuestión digna de estudio tambi-én, desde el punto de v1sta destTuir eierto prejuicio que ha prol3·perado e-n Chile después
de la hilación metódi·ca de la5 ideas,. es la relativa al orden en de 1891, gra-cias a la propagallcla interesada de unos y a la
que deben cotoiCJal'Ge los capítulots r.elativos a la organización ~gnorancia de otro·s, prejuicio que atribuye .al ·Poder L1e.gisla~
y atribucion·es ·d•e :los ·tres grandes Poderes d·el Estado. En el tivo la supremacía sobre ..los otros dos P.o-der·eiS Público~S.
ord·en histórico, claro está que la primací·a corr-esponde al Po~ En. Inglaterra, cuna y ma·estra -del gobi-erno representati~
der Ejecutivo, necesidad primordial del Er3ta.c1o, el primero qn-~ vo, el Parlamento nació de la ·COntraposición de intereses en~
se organiz·ó en las socieda-des rudimentarias, abavcand.o. :a su- tre Rey-et:> de sober·anía divina, qu.e ·ejer-cían con pleno derecho
ma total de la potestad política, y de·l cual se clesprend10 des~ una autoridad a·bsoluta y ·Omnímoda, y lafl clases noble y ple~
pués por simple d·eJegación impuesta por el crec~mien~o í~e. la beya (lor.es y c-omune~) 1qu.e se oontían oprimidas y s~ .a.liaro::J
población y el ensanche del territorio., la au~or1dad JUdlClal, pa-ra defender su dinero, su libertad y su sangre contr-a las
no como un Podffi' público, sin·o como una sunple dependen·· exacciones rea-l-es. Como consecuencia .conciliatori.a, d-es;pués
cia administrativa; Sólo en tiempos avanzados d·e alta cultn· de prolongada lucha, el R,ey •cünsintió, .a.c-eptó, to•leró <J oonced.ió
ra y de vida compleja, vino a nacer el Poder Legis-lativo, co~o la organización ' del Parlamento -que vino a limitar en parte· su
organismo político separa.do, d·el-ega.do prime-ro del Pod-er ~Je~ omnímoda autoridad, Conservando él siempre la primada-. A
cutiv.o y, má~c:; :tarde, de'l p¡Utebln mism-o. . _. la larga, el Parlamento fué pidiendo o tomándose de hecho
En los tiempos mod·ernos, cuando ya las coO.ectlvida-des cada .día más facultad-es, t.endiend·o a sustituir de f!acto la au-
nacionales estu·vieron políticamente organizadas por el dere- toridad real, sin d.er~·ocar la Monarquía. Desd-e fines del siglo
ch-o consuetudinario, y se proclamó el principio de la saber~~ XVIII esta tend.encia del Parlamento se acentuó má~ d<:>·ci~
nía popular, se Sintió la nec.etsiclad de- .e-sta~lec-er pautas -;sen~ didamente, llegando durante el curso d-el siglo XIX a com·er-
tas que contuvieran la organización dd Estado, Jo: .fue c1;1 tir la autoridad real en una simple sombra, aparatosa :; so-·
.caso ordenar los Pocleres Públicos en un orden logiCo ma<:; lemne~ p.ero si.u fondo 1a¡)_guno de pod·er ·,&f·ectivo. Todavía
bien que histórico. más, desd~ .fines ·del eig1o XIX ha-Sota nuestros .días, se ha ds-
tEntonées, se vió que lo primero era hacer l(/, l.ey; que en ·.sarrollado una nueva tendehcia: la de hac-er prevakcer d·e-ntro
seguida, corr·e:spondía ejec1da·rla en_ térm.inos g-eneralment~ del Parlam'f!nto mismo la potestad de la Gá.mara de los Ca~
obU.O'atorios y que, por fin, era prec1so aplvcm·la. a casos partl-. munes, ele elección populaT, sobre la de la Cámara de los I.~o­
eula~-es de contenciones o de violaciones individual·es. En ·C?n~ res, génerada tan sól·o por derecho h.ere'ditario. Ha habido,
formiclacl con ésta hila1eión lÓgica de las ide-as,· se det:r~lnO por consiguiente en Inglat-erra, una lucha d·e nuev-e· siglos por
entonces el .orden de la -.e•numeración de los Poderes PubLtcos, la primacía polítiea, qu-e fué primero del Monarca, y d·espUés
colocando _primero .el Poder L·egislativo, en ,s.e,gun~o. lugaT el ·d? ambas ramas del Parlamento, para r·eca~r por último, en -la
Pod.er Ej-ecütivo y en tercer término el Poder Judi.Cial:, Pero sola ·Cámara de los Comuries. En e.l fondo, .esta ~ucha no ha
.esta ordenación no significa· por sí sola 1a determmamon de .significado otra c.osa que e·1 crecimiento de la soberanÍR: popu-
una j-erarquía entre los tr-es Pod-er-eJS p,úblLcos, que importe en- lar, que comenzó por destruir la omnipotencia real y que d-es-
-164- -165-

'Pués anuló el poder de la alase privilegiada que al principio ti-empo y por otras manOs para ne-cesidades diStintas de laS
fué su aliada y directora, y que hoy está rebajad-a a la llanura ·SUJ713S.
del derecho común. En tan ventaj.osa situació-n, la Gran República confió s.u
En Inglate.rm se pue:de entonces, hablar ele primacía de un go~ierno a un conjunto de auto:ridades, qu-e corresponden a
p-oder público sobre el otro, del Parlamento sobre el Rey, y los tres pod-eres -clási.c-os determinad•os por :rvlonteS'quieu. Y c.o~
d>e.ntro del Parlamento, de la Cámara de los Comunes sobre la mo, en este caso, los tr-es poder·es nacieron simultáneamente,
de los Lores. En cuanto a Pod.e:r J udiaial, uune,a ha existid{) creados por la C.a.nstituciórn, sin que ning'tlllO de e1los hubie-
allí, pues antes como hoy se ha considerado que la función ra dado orig-e-n a los otrps, · todos .que-daron esta-blecidos e:o.
judicial es una mera gestión administrativa del Estado, como. igualdad de condición, ·equilibrándose en el ·ej.r.:Tcício del po-
la regulación de la defen.za naci.onal, de las finanzas u otro der púbHc-o, -en forma de eflectuar una obr:a .de· ·C-OOipera·c-~ón y
servicio público <Cualquiera. Be -oo-ntrQll r•ecípr-ocos. En 1os Estado-s Unidos no -hay, CJo•mo en
·E·n las monarquías constitucional•es de la Europa Conti- ln.grLate1·ra, dos sohel~ainías en juego, de las euailes una pr-ed-o-
nental, la situación es aná1oga, pero·no del todo igual a la de minó prim-ero y la ot-r·a ll-egó a pr·edominar después¡- ni tam-
Inglaterra. En Bélgica, Holanda, Italia, España, etc. ~1 Go- po-co dos soberanías armonizadas, una milenaria· y otra ap-e-
bierno r-e-presentativo sólo ha llegado a establece:r~e en el siglo nas centenaria, de las cual€s ti~nde a pr€rl::m1inar la más nue-
XIX, después qu.e los revolucionarios franceses de 1789. pro- v·a, cmno ·~ri la..:; monarquías constituciorial-es dei Continente
clamaron el principio de la soberanía popular en reemplaio Eu~ópeo, sino un·a sola y única ~oberanía; la pa,}:mla-r, ·que d-e-
del pri.n~ipio die la soberanía 1divi.na de 1os_ :reyes. E·n esos países, 1eg-a po:r paredo su p.oteata.d en los tres podm·es públicos, se-
el pueblo se introd11jo de l'·e.poente en la dirección política del ñalán;dnles diferentes c-ampos d-e acción en armonía con la ley
.Estado, empujado por el impulso de la Revolución F1·-anoosa 7 -económica d-e la división d-el trabajo .
y no -en. forma paulatina y e.v·olutivá de lentitUd •casi mil-ena- Cuan(!.o al calificar _la Constitución el-e lo-s Estados UnidiJ!i
ria como en Inglaterra.- P.e-ro, no pudiendo destruir de golpe d-esde el punto de vista ele las relaciones de los poder...-~;; públi-
la monarquía, arraigada por una larga tradición, se li~it6 co~ entre sí, se .sn-el·e clt.lcir que ·ella ha ·cr.e.ado un tipó ele Go-
a pactar con la autoridad real una componenda) a virtud d~~ bierno presidencial, es decir, que predomina allí 1a autoridad
la cual se ha pToduciclo. ,un sistema dJe1 equi'librio entr-e la S.o- del Pr-e:sicl..ente de la República, nosotros cr.eem~s q nr RC incu-
b.eranía de los o:ey-es y la S,oiber:a;nía de los pu-eblos. rre en un error, y que lo que e;n realidad creó aqu8] :a Cons-
En .los Estados Unidos, el caSo es completamente distinto titución es 'un· sistema de equilibrio de los tr-es podoéres, en el
del de Inglaterra y del que se produjo en el Continente Eu- cual cada uno de e·l1os e:stá llamado s ejercer una función par-
ro-p-eo. Allí, existía desde -antes de la .emancipa¡C.ión un puéblo ticular sin su-peditar la aooión de los otros.
educado políticam-ente y acostumbrado a inteTvenir en -el ma- Nuestra Constitución de 1833 se colo-có -en .una situación
nejo de los negocios públic-os, de tal manera que~ al con:quis- distinta de las tres -que ya hemos contempladO. Tenía un pie
ta.r su in.de.pen.d.enda, n:o- hi-z.o otrá C·OSa que emto:ar en el ej'Ell'- fm:zac1o :_ el d-e est!Vb1e0Ell' la fo·rma repu.hlic-ana de g~obi>e·I;no,
cicio completo de sus d·er·echos soheTano.s, .creados a través de en un país qu-e no ten.ía educación política para ello, y c.on
dos siglos de una vida colonial más o lll€-nos autóno-ma. Aquella -este motivo se·vió en -el caso de organizar un sistema en que,
Nación se dió rutonces una Ooootituc.i6n. basad·?- entera-mcTIIte bajo :formas r·e-publicanas, que(!.ara confiads la maYor suina
en la sob-eranía popular, sin asomo de- componenda con nin- del poder ptl.·blico a, un· mandatario ele-ctivo y temporal qno
guna Otra soberanía; r-eal, teocrática o de cualquiera otra es- en el fondo fuera un v.erdaderQ monarca. Por eso organizó
peicie. Tuvo 1a gr1au ventaja del que construye un .edificio los po•der«J públicos, a base del predominio de la potesta.d
nuév-o 1a la medida de sus 'guetos y n>eCJesidades, sin tener los pioo presidencial, asignando a los otros dOs pod>eores un carácter
forzaQ_os de1 que tr.ata de adaptar a necesidades nueva-s, y p_o-r suhoT>dina·do y mer.-ament-e cooperrud'O·r del P·oder Ej-ecutivo.
medio de reparaciones un edificio viejo. construí do en otro A nuestro -entender, e-sa Constitución es e--l ve-rdadero tipo del
-166- 167-

re,g1men prreid>encial en sus puntos substanciales, sin perjui-


ciO de que, al re.Q..actarla, se hayan intercalado en ella prin- ART. 24.
cipios secundarios tomados del Derecho Político inglés, fran-
cés, uorte~americano y español. Texto 'aotttal: Texto antig·¡w:
E·l gran mérito de nuestra Carta Fundamental de 1833,
consiste princ~palmente en eso: en haber prescindido del in- Art. 24,-El CongYeso Nacio- · Art. 11 (13). El Poder Legis-
nal se compone de·clos ram.as; la lati1;o reside en el Congreso Na-
genUo a:fán de copiar instituciones liberales que otros países ciMAÑ.A DE DIPUTADOS Y EL SE- cional compuesto de dos Cáma--
habían adoptwdo en ,armonía con una .cultura política Su:pe- :NADO, ms, una de D-iputado y oh·a de
rior a la nuestra, bUBcando c:on modestia y sabiduría l·oS me- Senado1·es.
dios de c-onstituir un gobierno eficiente. y fluer:te, que es la
suprema nec-esidad de los pueblos jóvenes e ineXpertos. ¡P1·i· Es nuevo, y_ sustituye al antiguo art. 11, a nuestro juicio,
mum vivere, deinde philosophare! Sin ventaj-a. E·l antiguo- e:x:pre~aba ·categóriCJamente que el Po-
Y en ~a-mbio, el g·rave error de los revolucionados de 1891, der- L-egie1ativo 1-:eskHa en el.Gongr't:'so Niwicmal, _de· modo que·
el que llevó a nu-estro país a la ruina, es pr-ecisamente el de imprimía a este Pode·r Púhlico su car-ác~r específico. Si se hu-
haber anulado la autoridad resporuia:ble del Pr.esidente de la biera querido tomar en cuenta la circunstarncia de que también
República para r.ee-:r.i:lplaz-arla por el predominio · irresponsa- ti<n< fllicultades l<>gislativas <l Presid<lnte d< la Re'Púb!ica, ha-
ble del ·p!ar:lamento, -erl!'·or <]:Ute 8.Siurrne car,actel!'les crinün.~1Rs bría bastado modifica-r •1 toxto dici<ndo que la potestad le-
cuando se apUnta que tan trascendental transformación po- gislativa reside «-prd.ncipalm-ente:» en el Congresb. Talvez hu-
lítica, no se hizo siquiera. por medio de una reforma cons- biera eonvenido ex;pr·Psar t?-mbién la idea de que al Poder L·e-
titucional, sino mediante la abrogación tácita de la Carta gislativo no le eab-e illb0'€:r-encia a:lguna en la ·administ.ración
-Fundamental, estableciendo de hechü el sistema parlamenta~ pública, adición qt1e se habría justificado por una razón -his-
_rio a la sombra de un texto ~etamente presidencial. tórica, la de los desastres producidos en los servicios públi .
La r.ef·orma realizada en -1925 por el Presbdente A:lessand~-1, cos a pa-rtir de 1&.91 po-r la constante ingerencia d-e las -Gá-
con el concu.n.·so de todoo los partidos polítiCJo1:::f" em.puj.ados pnr el mar-as o de sus individuos en esas mB~terias.-
elemento militar y por la opinión independiente de la N aeión,
ha venido a co~oear a nuestra organización política en una;. ART. 25.
situación distinta .de la que _creó la Constitución presidencial
Texto aotual:
de 1833, y de }a que creó la aibl"Dg.aci<Ín const]t"cional de 1891,
generadora del sistema parlamentario de jacto. L.a nueva Al't. 25.-En las elecdone-s
Constitución se acerca ideológicamente al tipo de la Norte· de Diputados y Senadores._se em-
Amoe,ricana, aparta toda idea de primacía de un poder pÚ· p-leará un procedimiento que dé
p~r resultado en la práctica una
blico d-eterminado, y tiende a garantir la estabilidad y el pro~
efe·etiva pi·opo.1·ciona.lida.d_ en la.
gres-o de la Rep_ública, mediante un racional equilibrio de lo.s
1.'8presentaei6n ·de las opiniOnes
poder:es p-úblic·os y la ·c.ooperación y el -contr·ol reeíprKJ1eo entre y de los p&rtidos políticos.
Ellos.
Est-e artí-culo es completamente nuev·o) pu-es en la. Consti-
tUJcián. anterior no había nin@lUl'O que se pued·a consid-erar su
anteood·ente.
El <spíritu de la· Cons-titución -do 1833, fué el d< asignar
el Gobi<>rno d€ la República a UJ;l so·lo partido., al que pre-
dominara en la opinión del país. Só_1o hay un asomo de cou-
-168- -169-

templar repecia1mente el inter·és de Las pequeñas minorías, en


la ortganiz,ación del Senado, que clebí.a representar a la Repú- ART. 26.
blica en.te·ra, ele~do por un colegio electoral único, de seiun-
TeXto actual: Texto antiguo:
do grado, formado por electores de Seml.ldares, designa.d,os por
los dre,partamento~s en IliÚme·ro triple al de los Diputados. Por Art. 26.-La calificación. (le Ar't. 29 (38). Son atribucio-
Lo demás, la Go!IllSltitución '€\S'taba ca,Lc·nlacla paTa que sólo 1<:~-Sele-cciones de Diputados y nes exclusivas de la Cámara de
tuvieran re-pTreentacíón parlamentaria los· grandes partidos, Selladores y el conocimiento de DiJ'iutrudos:
a. fin de que el más pode.roso gobernara y los o.tro·s ejercieran las reclamaciones de nulidad qu-e 1,'> Ca:lific.ar las elecciones de ·
se inte!·ponga eontra eJ.Ia.s1 eo- sus miembros, ccíuoeer sobre los
una simple fnndón fisc·.alizadora.
rres.ponde al Tribunal Califiea- reclamos de nulidad que ocurran
;pero, cuandO se iniciar·on las reformas de la Constitnción dor. acerca .de ellas, y admit-ir su di-
en un sen-tido liberal, emp-ezó a abriroo camino la idea de f&- Pero 1 tanto la Cámara de Di· misión, si los motivos en que la
cilital' la re:preseutación, no sólo de los partidos de minoría, putados como el Senado, tienen funclaren, fueren de tal. natura-
Sino tambi€n d-e las más pequeñ·as -fra·cciones el-e la opinj.ónPú- atribuciones e:xclusivr~s llal'G pro- leza que los imposibilitaren fí·
blica. Esta tendencia se manif>estó primero por el estableci- nmlciar3e sobre Ia inha(Jiliclad sica o moralment-e para el ejerci-
de sus miemh1'os y para admitir cio de sus funciones. Para cali·
miento del sist-ema del voto acumulativo en todas las eleccio-
su dimisión, si ·los mo,tivos e~1 que ficar los motivos deben cenen·
n~s populares, después por la introdlllcción del sistema de lis- In. fund,anm fueren de tal mttm·a- l'l'ir las t1·es cu.adas parftt; ile
tas iilcompletas: en las elecciones municipales, y al úl-timo por leza que los ,imposibilitaren físi- los Dirputn.dos presentes.
el ·-e.stablecimie'nto inconstri.tucional de las agrupaciones depar- r.a o moralmente para ·el ejer- Art. -go (39). Son ah'ibucio·
tamentales y pr:ovinciales para las ele·cciones de Diputados y cicio de sus !.'argos. Para. a·'é'l1- nes de la C-ámara de Senadores:
Senadores. Todo esto se hiZ<O· por medio de las leyes electorale.-; tar la dimisión, de-ben o:•om1~rrir 1." Calificar las eler.eioncs ele
las c70s tel'cems lJa-rtes de los Di- sus miembros; r-onoccr r.lc los
y municipal-es, sin incorpOTarlo al texto constitucio·nal.
putados o senadores rresentcs. reclamos de nulidad que se in"
Ahorra~ la id-ea está cont·enida €-n la Cornstitnción misma, que
(!í ter-pusieren acerca de ellas, y ad-
no .s-eñala esp.ecífricamente un üetei~minado Sistéma electoral, mitir su dimisión si los mótivos
p-ero que son toda· claridad traza al leg-islador una norma de en que la fundar.en, fueren de
conducta de la cual no d-eberá separarse. Este .es nn artículo, tal naturaleza ·que los im.p·osibili-
en el cual, ni el l·egislador ni el comentador podrán encon- taren física o moralmente para
trar una disposición· concreta, sino· tan sólo el espíritu ele la el desempeño de estos cargos.
No podrán calificarse los moti-
Constitución. ·
vos sin -que eoucul'l'an las t·res
COn relación a este artículo, s-e han dictado los Decr-etos- cua?·tas partes de los· Senadores
Leyes: N.' 542 de 19 de Septiembre, 650 de 2r2 M Octu·bre y prese-ntes.
710 ele 6 de Noviembre. d-e 19'25 so-bre elecciones; y el N.(l
343 de 14 -d-e Marzo de 1925, sobr,e el Registro Electoral· y El primer acápite .es compl-etament-e nuevo, e importa la su-
la inscripción p-ermanente. presión de la facultad atr~buída a cada una ele las Cámaras en

(1) ~a siguiente ley determina la manera cómo deben computarse las


fra.e-eia.nes d-e asistentes o a,e votantes en ciertos casos.
4;Santiago, 4 de Julio de 1878.-Por cuanto el Congreso Nacional ha
acordado el siguiente proyecto de ley:
«AltTICULO PRIMERO. Siempre..-que, -según lo dispuesto po1· la ConB.F-
tución o en las leyes, se necesitaren el ter·eio o los dos tercios, la cuarta
o. las tres cuartas partes del llúmero de miembros de una eorpora.eiOn
para funcionar, o resolver} y el· número de personas de que conste o· que
-170- -171-

los incisos pr1mer.os d·e: los ,a¡nt:i:guos .a..r·tícu1os 2·9 (38) y 30 (39), contra e-l d•e'l'€>cho ClVI-c·o· y co-ntra la pa-tria, ·importó la c-onsa-
de caliifiea•r las .el.ec.eion.es de sus miem.bros y oo.nocer de l-o.s re- gración de la práctica de que la mayoría llamada a califkar
clamos de n.uJl]da:d .·qn-e se inbeDpuei:eren RCJe<r·oo de el·las. una elección se trans-formara en ele-ctora efectiva, amplian-
Era absolutamente necesario introducir en .esta materia una do el cínico a:floxismo de. un político tropical: «el que escrut.a,
elige». -
r>e·Íorma radical. La ealif1cación de 1as elecciones de Dipnta-
a.os y. Stmadm··eS¡ que la ante-rior Constitució-n entregaba· a ·Con el propósito de- pon-er término a tan d-eploralrle estado,
la conciencia y r-e·ctitud de los nüembros de- las respectivas se -quitó a las Cámaras la faculta-d de cali~ie-ar las el·ecciones
corporaciones, había d·eg.enerado en la más escandalosa t~o­ d-e sus miembros, confiándola al Tribunal Calificador que la
rl-uptela, mer0e•d a la violación del precepto constitucio·nal qne nueva Colliltitución esta-blec.e y cuyo origen y organización
importaba la sustitución de la conciencia individual_ por el estudiaremos en su oportunidad.
interés pa1r•tid.ista. Cada tr.es :añ:os, a'!nbas 0-á:rna-r.as malgas- El s-egundo acápite reproduc.e el inciso 1."' de los artículos
taban totalmente el perí-odo de sus primeras sesiones ordi- 29 (38) y. 30 (39-) allltiguos, en cuanto óonsel'V'a a las C.áma<as
narias en discusione-s prolongadas y .enojosas de las reclama- la at-ri:b.ución de rudmitiT la dimisió?t c1e s-us miembros funda-
ciones ~lector.ales formuladas contra los poder.es de sus miemM da €-n mo-tivos qu.e los imp-o-soibi-lit·tm fís-ica. o mor-alme·1~te para
bros, las cualoes Q'~emataban ·~-n muc-hos· casos e-n votos pD"lí:. ·el e-j.e-rdcio de sus .car.g-M; p-e-ro re·duoo a los dos- t.erci•os d·e los
ticos que asignaban los a.sientos paT13.mentarios a ciudadanos Diputados o S·ena:d•ores .p.resentes· -el qttortcrn de asistencia· ne-
favorecidos por la mayoría de una Cámara, de~'3pojando de cesaria par•a ad-mitilr la dimisión, que antes -er-a de las tr~s cuar-
su investidura a los que r·ealmente habían triunfad-o en las tas parOOs. Agrega, p-o-r otr-a parte-, la f.acu1ta-d que t.enclrán en
urnas electorales. ~1,ediante estos proe-edó.nüentos tan inícuos adelante ambas Cámaras de pr.onli.nciar.se sobre la inhabilidad
como vergonzosos, -el Sénado, cuya renovación se Yf'-rifica11a de sus miembros, pero para este -efecto, no impon-2 la Cons-
por parcialidades, llegó a generarse a sí mismo durante tr-e-in- tituci-ón un nrúmero espe-cial de 'as-istentes, de- mo-do q.we .auto-
ta años por lo menos, y ciudadano hubo que permaneció do- riza ~l p-r·onlütcia:niien1:o con· el quornm ordinari-o para C-e-lebrar
s-~sión.
ce año-s en aquella ,cor-poración sin babe:f sid·n elegido S-ena-
dor por el pneblo. La repetición colliltant.e d·e estos delito.:i En cuanto a la di·m,isión, no paTe·ce p-eligroso confiar a las
Cámaras, hoy como antes, la facultad p.riva1iva d-e cada una
de ellas de a.ooptarla o d·e:Soe.charla, primer-o, porque el c-ar3o
en ca,sos ·d-etermb1nclos _la com~ponga-n, no admit.iere di-visión exacta
por tres o por emLh'o respectivamente, se o.bservará la siguiente regla:
se pr:senta en n:uy raras ocasion-es y segundo, porque- oo fijfl.
la fracción .que resulte, después de practicada -la correspon-diente opera- un numero c·o:ruad-erahle de .asist·entes PM'a a10'e-pt-ar-la.
ción a1·itmétiea ·p-a-ra toma.r el .ter-cio o los clos ter.cios, l_a cuarta o las En cuanto a la facultad de r-esolver e:ri. los casos en que se
tres -cuartas partes, se considerará como _un entero y se apreciará como alegue la inhabilidad de_ algún mi•embro del Parlamento, no.:.;
uno en el c6n1p-uto, si fuel'e superior a un medio, y si fuere igual o pare..c•::t que ella -debió atri-bu-irse mej-or ·a un -cuerpo- ex·ento
inferior se deS?reciará,-Asi la tercera parte de siete se1·án dos, y los de c~rácter político, para evitar la posibilidad ele que las -re-
dos tercio-s, cinco j la cual'ta part_e de once será .tres y las tr·es cuartas
soluciones en esta- mate•ria lleguen también a ser ·inspiradas
partes, oeho. ·
«Art. 2. 9 La misiUa regla Se ap~icará euanCio la·s leyes exijen ··cualquiera por ~l ·espír-it1U partidista. No :hay i-gouarlcl-ad, piell'.a s-í mue-ha
otra par-te prO-porcional de los miembros O de los votos de una C0l'p€11'rt.eión se-me-}an·za, €llltre 1a c-a1ifi-caciÓ!). d·e las elee.e-ion·es te-niendo a la
para qu-P pueda funcionar o celebrar acue1·dos, y el número de miembros vista la alegación- d-e los vicios que contra éstas se- apuntan
no a.dmit~ere división exacta por la _,cifr1a -que f:!ir.v-a de bflse a esa pro-
porción.
.
Y. la calificación d-e la habilida·d de un conO"resal , teniendo en'
vwta las e-ond~e-iones in-dividual-es del -abje~aé1o, y creemos- que
«AR'.r. 3,9 Se deroga la ley de 8 de Octub;e de 1862.
~y por c-uanto Oí,do ·el Consejo d-e Esta~o 1 he tenido a bien aprobarlo
e_n ambos c. .asos ~uede sentirse comprometido el interés poH-
y ·sanciona-rlo; por tanto, orCLeno se !promulgue y lleve a efecto c0omo tiCo -con analoga mtensidad.
ley de la Re-;pública.-ANIBAL PINTo,_-_Yicente Reyes.»
-173-

Tanto resp-ecto d-e •estas dos condie-iones comunes a Dipu-


ART. 27. tados y Senador-es como ~·oope-cto de la edad de 35 años qu-e· es-
P'e10ia•lmente se requier-e para Los S•Emadores, se exige tenerlas
Texto. act'Ual: Texto antiguo: «para ser elegido», ea decir, con anWrioridad· al día en que se
verifique la eloe-cci6n popular, y con esto se subsana un def.ee-
Art. 27.--Para ser elegido Di· Art. 19 (21) Para tler elegido
putada o Senador es neeesario Diputadó se ·;necesita: to verbal de la Constitución- anterior, que, 8.1 determinar laB
tener los requisitos de ciudadano V' Estar en posesión de los con-dic.i,on.es que habilita.ban _para opot.a:r al cargo de Diputado
con cle1·echo ·a sufragio y no ha· de;·echos de ciudadano eleetor. decía: «Para_ _ser elegid_o Diputado se necesita», mientras qU~\c
ber sido condenado jamás por 2.9 Una renta de quinientos· en el ar-tícul•o rel-atiVo a las 1hrobil:i.dades de un Se:nado-r, d-e-
delito que tnuezca pe_na aflicti- pesos, a lo menos. , cía tan sólo: «P.ara ser Se-nador, se nec.esita :» .. Es ;vidente .que
va. Art. 26 .(32). Para ser Sena-
el espíritu· de la Constitución fué -exigir ,en ambos casoo la
Los Senado1·es deb('n, además, dor se necesita:
·tener trei1tta y cinco años cwm· 1.9 Ciudadanía en ejerei-cio. exi_stene-ia d.e las condiciones antes d-e ia -ele·cción ¡ pero la dife~
plidos. 2.9 Tn.Jinta y seis años cum· Dencia de redacción <mtre los articulos 19 ( 21) y 26 ( 32) dió
pUdos. origen a una int-erpr-etación judaica, en obsequio de inte:r3..
3.9 No ·11aber sido conclenado ses -parti.dietas -en nwmentos determinados. Se .d-ij-o, que tra~
jamás por delito. tándose- d-e eleccion-es de Senadores, las -condiciones no era.-:1
4.9 Una t·enta de dos mU pe-
ex,igidas para el momento d-e la .el-ección, sino para el momen-
sos a Zo ?ltenos.
Lo dispuesto -en el útículo 21 to e-n que e1 elegido .entrara a ser efectivamente- Senador, es
respecto de los Diputados com- decir, para la oportunidad en qu-e su el-ección y su poder
prende también a los Senadores. estuvieren califi0ados y aprObados por el S-enado..Esto se
sostuvo en -~c~siones .en que la mayoría del Senado tuvo
,Este artículo d-etermina las condiciones que habilitan a lo::! empeño en aprobar los poderes de ciudadanos que habíar1
ci1.~da.danos parapod.er .ser elegidos Diputados o Senador-es, re- sido el-egidos en las urnas populares cuan-do no habían
snmi.endOI ·;r modifiica111do lots· antiguos; -a1· 1 t~culos· 1-9 (21) y 26 cumplido a·ún 36 años de ed.ad, pero que los ·cum.pHe•r•on en el
(32) q-ue s·e r-ef€·rían a .esta materia y qu-e la contemplruhan se- tiempo trascurrido entre su -ele-cción y la ap-robación d-e- SIUS po.
paradamente el uno para los Diputados y el otro para los Se- dei-es.
nadores. IEntrand·o a-l análisis de las condicion-es mismas, eabe
La r-efoÍ.·ma es muy satisfactoria, pues llena. vacíos, acla- también ·anot-ar diferencias entre lOs texrbos antig-uo-s y e-ntr":}
ra dudas ·y suprime disposicion-es inútU.es o anacróni·cas d-e ~a éstos y el llll11eo\'-O resaltamdü las ventajas de offite último-..
Ca.:zistitución ant-e:dor. 1.fl- condición: «tener :l,os reqJUisitos de oeiuda-clano con d.En·e~
El segundo acápite-, ti-ene un sólo objeto, el d-e exigir La eh-o a s·uf-ra.gi•o'». ¿.Quién-es tienen es·os requisitos? Lo establee~
-edad -especial de 35 años cumplidos, para ser el-egido 8enadol", Claramente ·el art. 7 a·e la Constitución, que dice así·: «Sü"n ciu-
disminu·yendo un añ·o a la edad q¡u-e se -exigla antes en. es-e dadanos con derecho a sufragio los .chil-enos qu:e- hay-an cum-
caso. plido veintiún años de edad, que sepan leer y escribir y .estén
El primer acá-pite tien-e mucho mayor alcanc-e, y es en rea- inscritos en los registros electorliles». Exig-e la .Constitúción, ___,
lidad el alma d€1 artículo. Establece dos solas y .ún¡cas condi- por consiguiente, cuatro r-equisitos para ten-er derecho a su-
ciones, como h abili{la.d Suficiente para o-ptar a cargos legis- fDagio: 1. 9 nacionaJ.idad ·chilena; 2.~;~ €dad de ·21 .años; 3.9 conoci-
lativos1 una de car-ácter positivo y la otra de C8J;'·ácterr n-ega- miento d·e lectura y escritura i 4·. 9 inscripción en los registros
tivo: l.:J. tener ·los r-e-quisitos d-e ciudadano con derecho a su- electorales; Y exige ·los -cuartr,o· co-p-ula-tivame-nW, de mod-o que
fragio; 2.11- no haber siclo cond-ena-do jamás por d.elito qu-e ·me· la falta de uno de ellos inhabilita para el ejercicio d€1 derecho
rezca ptma aflictiv.a. de sufragio; que es el de .elegiT, y consecuencialmente, a -vir·
--· 175 -
-- 114 --
claclera inmoralidad, la de que el individuo eondenado por ele-
tud del art. 27 que analizamos, también para ser elegid-o Di- lito no podría ingresar al Senado per-o sí a la Gámara de Di-
putado o Senador. · putados. Pero la inmoralidad era sólo aparente, pues la misma
Según la Constitución anterior, para s.er elegido Diputadü Constitución su art. 9. 0 establecía la; ,Pérdida de la cVuiladanía
se re:c1nería «Estar en posesión de los derechos de ciudadano pot' condena a. pena afUctiva o infama-nte, de tal manera qu-E'.
el-ectcr>>, y para. ser el-egid-o Sena.dor: «Üiudadauta en ~jero·i~ el ciudadano c-ondenado a esas p-enas, dejaba de ser el-ector y
c-irJ». Aunqu-e distintos en la forma, estos dos textos antiguos, también de ser ele-gible para Diputado, S-enador, JYiunicipal 1
co-ntenían a nuestro jui·cio, el mismo principio que el actual, es jurado, etc.
decir, que sólo podían ser e~eg·idos, los que s-e e¡1contraban en_ Si no había inmo-ralidad, parec-e entonces qne hubi-era -habido
situación ele elegir, es decir los chil.enos, que habiendo cumpli~ redundancia, al repetir respecto de los Senador-es una condi·
clo 21 afwi!i y sabirodo leer y ~scribir, se habían inserito en ción de carácter general qu-e les correspondía, -e incongnlen-
los r-eg:is-tr:os el·ectoDale.;:; para adquirir la chu&a.da.ní.a y que~ ci.a al U? repetirla también •resp-ecto ele los Diputaclo!S.
dar en situación de ejer-cer los der>e·chos políticos que ella c.om- En definitiva, lo que existía en realidad era sólo una in-
pr-ende. . . congruencia quoe. -e>l texto ruuev·o ha venido a subsanar. No había
El interés partidista violentó esos pr-eceptos C·O•IliStl"tmcw- reclundaneia por la razón que vamos a expOner.
ual.es, tan claros y tan 16gicos. Con el fin de :franquear la e·n- 'fanto la. Constitución ant.2rior como la actual, cons\lltan la
trada al Congreso a personas qu>e, por eneontrarse ausentes rehab ~Uta.ción para los que hayan p-erdid-o la ciudadanía por
de la República, por apatía o por d.escuido y hasta por cobar 4

cond-enación a pena aflictiva, bastando para el caso un sim-


día no habían acudido a inscribirs-e en los registros elctorale.:;, ple acuerdo del .S.e.na.do, a solic.itud del inter-esado. Esta reha-
s.e interpr-etó la Constitu.ción en el sentid.o de que la insCripM bilitación era absoluta en sus términos ele manera que de.bía
ción -en esos r·e1gistros no era necesaria para ser elegido Dipu- entenele·rse que el individuo rehabilitado en sus dereehos cívi-
tado bastando el tener los 21 añ.as de ed:ad y el conocimiento cos, podía ':no sólo eleg'ir sino también ser -el-egido. Otras con-
de 1~ lectura y ·escritura .que .se· requer·ían para solicitar la ins- siclera.Cione:s d·e orden moral inducían a pensar que la benevo-
ct'ipción. lencia de la Constitución podía buenamente llegar hasta r-es-
1m nuevo texto· constitucional es perfeCtamente claro, pero tablecer al ciudadano rehabilitado, en su anterior derecho de
no más claro que los antiguos. Dice: «tener los requisitos ele elegir, per:o no hasta el extremo ele :Permitirl-e &el' -e-legido Se-
ciudadano con d.er·echo a sufragio»., que sólo se tienen elespné:; nador, y por eso se dijo que para s-er Senador s-e· r-e-qu-ería
d-e la inscripción en los registros y no antes, cnarido sólo S€ «no ha·ber sido -cond-enado jamás por del:ito». Pero, ya quoe eso
ti-ene la expectativa de adquirirlos por tener las aptitudes in- sé dijo respecto ele los Senadores, se {lebió decir también res-
disp-énsables para solicitar la inscripción. pecto d< los Diputados. ·
No se nos oculta que hoy, como ant-es, pu~e ser nueva-men- La Con.13titt"ución nueva llerua e1 vacío que se notaba en la an-
te torcida la interpretación C·OillStituciunal, ·por la mala "fe pues- tigua en esta materia, y queda. la cuestión situada en estos
ta 1al s-enrici·o· del inte.r-és pal~tidista; pe~o, eso mismo nos ,:s- térmiu-ors: l,Q El que ha perdido la ciuchulanía por c01ncle_na a
timula a recalcar honradamente la intel"pretación que -conside- _pena af.li.ct.iva, a virtud dcl art. 9 de la Constitución, .no pue-
ramos sincera. de e•l.¡;gir ni S>er eLegido p.axa ninguna función púbHca d·e- el.ec-
2.f!. conclición: «no haber sido c-ondenado jamás por delito_ eión popular. 2.Q El q.ue, eneo.nt-r-á.nd-o~·e- en -el eaao anteri-or, so-
que merezca pena .aflictiva». licita y ·O!hti-0ne d-el S.e'nado, su reha1bilita·ción cívi.c.a, pu.ede con-
En la Constitución anterior se estable.cía en el art. 2.G (82L currir :a la-s Ull'"nas como elector, pero no- pued-e JSo8•r elegido Se-
para. s-er Senador, la condición de «no haber sido eond-enaclo na.dor, lo mismo que a-nt..es, ni tam:p.ÚC'O DipntRd{} c·omo se clis=
jamás por delito» sin esp.e.cificar la gravedad de la penn, Y poon-e ahora ampliand-o l•a a:ntigua disp-orsición.
no se establ-ecía condición alguna análoga o igual para ser ele- Sólo nos r-esta agr.egar qne la r·e·forma se ha referido tan
gido Diputado, d-e modo qu-e aparecía a prhnera vista una vel'~
-177-

sólo a los cle·litos que hayan· merecido pena a.flictiYa, Y no a los rr.ec.urs-os de vida de l-os congresales, annqué n-o sre llegue
los delitos ·en general, sin especificación alguna, como lo haM al ideal d-e precisar :matemáticament-e la procedencia de todos
cía el antiguo ad. 26 (32). Esta ~odifi,cación ha sklo im- -eU1os. Esta cons1cl.eración, unirda a la d·e que la Sub-Comisión
puesta por· la n.ec·esiclad de al'monizar la núeva Constitución tuvo desde el prin1er momento'· el pro.pósito de est:ible.cer la re~
con ·el te·cnicismo del Código Penal vigente que comprende munoe·ración de las funciones legrislrativas, explica ·SO'brada-nlen-
en la voz g-enérica .«delito» los crímenes, simples deUtos Y falM te la supresión de lás dis-posiciones a que nos hemos referido,
taB, variedades considerablemente dif~erent.es en la escala ele qu~ siendo teóricamente muy nobles resultan en la práctica
la delincuencia. ineilicaees.
Es indudable que importaría extremar el puritanismo, el ART. 28.
prohi'bir la. elección para Diputad. os o Senadores de ciudadano~ Texto actual: T6xto antiguo:
que alguna vez en la vida hubieran sido condenados. judicia~M
Art. 28.-No p.ueden ser ele- (Ad. 21 (28). Primera par-
mente pür simples faltas; pero, entendemos :que hay c1-erta lraXl- gidos Diputado•s ni Senadores: te:
tud en permitir la elección d·e los que hayan sido condenados l."' Los Ministros de Estado)· No pueden s·el' elegidos Dipu·
por simples delitos, a penas que no alcancen a tener el _ca- 2,9 Los Intendentes y Gobe.r~ t.a.dos:
ráct-er de afli-ctivas, pero que desauto·rizan mora·lmente a un in- nadares; 1.9· Los eclesiásticos regulares,
dividuo pa.ra e;jerrcer corn prestigio m1ficiente las fu_nciones leM 8.9- LOS" llfagistra.do-s de los los párrocos y vice-pá.1'l'oros.
Tribu1;1ales Superiores de Justi- 2.9 Los Magistrados -de lo!
gislativas. Consider.adón es ésta que se podría tomar en cuen-
cia, los Jueces de Letras y los T1·ibunales Superiores de Justi·
ta ~n una futura etapa de perfeccionami-ento institucional de funcionarios ·que eje1·cen el Mi- da, los jueces de letras y los
Chile, cuando se encu-entre ya también me~orada nuestra le- nisterio Público, y funcionario.s que ejereen el mi~
gislación penaL . 4. 9 Las personas naiural·es y nisterio público.
Finalmente, quedó suprimida la condición que la antigua los gerentes o ad·ministradores , 3.9 Los Intendentes de pl·ovin-
Constitución· requ-ería d.e tener una renrt.a de quini-entos pesos, (]e pe1·sonM j'¡lrícUcas o de socie- cias y los Go berna·dores ele pla·
dades que tienen o cau-cionan za o depa¡·ta1nento.
a lo -menos para ser elegido Diputado y una d0 dos mil pesos
contratos con el Estado. 4.9 .Las personas que tienen
para ser Senador. El texto constitucional antigúo no .decía si o caucionan contratos con el EsM.
estas rentas clebian ser anuales o mensu~les., y es pos1ble que tado . sobre obras pú~Ucas o so-
su m-ent-e haya sido fijarlas con relación al año. Por otra parte, bre provisión d-e . áualquiera es-
su ·Cli:antía se mantuv-o. invariable, c10Sde 18'3·3 hasta }9,215, a pecie dfi artículos.
pesar de que las condiciones de la vida se fueron modificando 5. 9 Los cJlilenos a que se re·
fiare el inciso 8.9 del art. 5.9, si
en €'1 país con .el desarrollo de las n-ecesidad--es qn·e trae consigo
no hubieren estado en posesión
el ~clel:anto ,c.ultural. Peroo, en realidad, estos pre·oopto>-s fueron de su carta de naturalización, a
.s.ioemp.re letra m~erta, po·r-que nadie se proencupó jamás ele a.ve-. lo menos, cinco años ante::; de ser
riguar si los miembros del Congreso tenían o no la renta e~i­ elegidos.
gida por el texto constitucional. -Art. 26 (82). Acápite final:
Sin embargo, aquellas disposiciones respondí,an a una razón Lo ·díspuesto en el art. 21 res-
deo alta eonve:nienda mo·ral p1a.r·a la R<e.públi:ca, la de tener C·OllS~ pecto de los Diputadoa, eom·
prende también a los Senadores.
tancia fidedigna de los r€•cursos que co·lltaban sus legisladores
para atend·e-r a sus ne-cesidad-es, ya que la inopia absoJuta o eon- Este artículo se roe.fie-'re exclúsivament.e a las inltab-ilidt.ulq¡;
sidera:ble de alg¡tinos de eHos hubioe-'I"a podi·dio c.D!nducir~·os a la para ser el€·gido Diputad-o o Se-nador, y modifica substancial-
venalidad o a la s:ubor.dinaci6n ante las influencias de pr.otec- mente las re-glas ·eontenidas en 1~ primera parte del antiguo
tores adinerados. Hoy, me·rood al estab1e.eimiento de la con- aTt. 21 (33), que establecía las inhabilidades para ser elegido
tribución sobre la renta, no sería del todo drifícil controlar Diputado las qu!f! tam1bitén se a-pli.caban a. la elecCión de Sena-
Const. de 1~25.-12
-178- -179-

dores en conf.ormic1ad a.l acá:pit.e final del antiguo- art. 2.6 ( 32). cicla por la reforma constitucional de 7 de Julio de 1892, en
El- primer inciso es completamente nuevo, y estableee la in- ép-oca en que el r-epentino desárrollo de la riqueza p.úbli•ca co-
habilidad para s-er elegidos congresales que hoy afecta a los menzaba a dar elasticidad a la moral de los pÓlíticos. La dis-
Ministros de Estado. Era indipensable el establecimiento de posición era sabia y conveniente en alto grado, pues·t'endía a
esÍa irrha1>Hidrud. puesto que la <ed'orma · tiene fundamental- impedir que individuos que se encontDaban en .. contraposición
mente e1 propóiSitO d·e dejar deslindados hasta d-onde sea p.osi- ele intereoos con el Estado, siendo sus acreedores o sus ·deu-
1;:." ..:.: :~·:::_·;;on~ü -.- lx·; atribn-2iones de cac1n uno de los Poderes ~or-es,. llegaran a obtener pu-estos legislativos, en el caso, u o
Ejecuti;ro y L-e-g.isl::tüvo, que antes se encontraban tan mezcl:l- nnpos1bl-e,. d:e que se atreVieran a pretenderlos. El fin inme-
do.~, ·COin grav;e daño para el país. Además, la inhabilita.ción d-e los cliato que tuvo la reforma de 7 d·e Julio de 189'2, no fué preci-
:Ministros de Estad-o para ser elegk1os mi-embros cl.el Congreso, samente e&e, sino -el de quitar al Presidente de la República
tiende también a resgu.ardar la indepenclenéia de los -electores, el me-dio d·e influir en el Co11gre.so, apoyando la elección· de
qüe antes podían ~re·r·inf.luenciados por las intimicbciones o lo>óJ personas a quienes hubier-e favorecido previamente con el otor-
halagos que un Ministro-candidato podía hacer Yal.er. gamiento ·ae contratos como los referidos. Se hizo la re-forma,
EI!- ·el segundo inciso, se ha colo-cado la inhabilic1ac1 ele ]o3 teniendo a la vista casos prácticos, d-e contratistas del Estado
Intendentes y Gobernador.es, que antes figuraba -en -el inciso que,. m.erc.ed a la influencia oficial, habí'an negado. a t-ener
3:". Se ha abreviado la redacción, diciendo Intendentes, sin ex- asientos en el Congreso.
pr-esar qu•e· son de. 11rovincias, como antes, porque en nuestra Pero, por saludable y moralizadora que fn.era aquella refiJr·
administración polít·ica no hay sino esa única clase de Inten- ma no Se vió privada ele d-eflectG.s, pues tuvo uno muy cousi-
dentes. Y S€ dice «Gohern:ldorE>:.s», sin agregar: «ele pla:ua o d.P- dei·a,bLe, ·el ele .e~pe.ciflicar sólo dos. 0lrusoo d·e contratos, cuan~
partamento», •Como antes, por razón a·náloga a la ant•eTior, Y do los que pueclen ligar o contraponer los int.eres·es pa.rticula-
acl-e-más porque ni s1qniera bajo el inlperio ele la Constitución res con los del Estadó son d.e muchas clasEs, pr.esentándcse d·es-
primitiva ele 1833 existieron «.g'O'hernaclores ele plaza», fundo-. cle lueg.o a primer¡a. vista y en lugar muy señalad·o-, les de ocu. .
narios cr.a,dos por la Constitución ele 1828 (art.ll8), cuyo r'e- padón o arrendamie-nto d-e tierras públicas, en un país en
cuerdo quedó incrusta·CI.o en la Gonst.itución de 183·3 sin co- qu~ los dos tercios por lo menos d.el territorio nacional son
rresponcle:r a una realidad. E·l inciso &e pasó del t·erc.e·r ln$ar p1·opieclad del Estado, que el int-erés particular codicia ·no
al s.e.gundo, para dejarlo inmediato al prime·ro que .contiene 1::iem'pr{? honestamente.
la inhabilkla·d ele los Ministros de Estado, agrupando así las Por otra parte: ¡a disposición tenía. también -el cl-e.f.ecto ele li-
inhabilidades. de funci-onarios polítiCO\'.> d-el Poder Ej.ecuth·o. mitarse a los contratistas inclividuale~s, es de:cir.. a person~ts naA
·En cambio se pasó cl·el s-egundo lugar que antes tenía, al t·et·~ turales que· repr.f-5·entaban solamente sus inter-es:-s aislados v
éero que tiene hoy, el inciso que esta·blec·e la inhabilidad (le que no son ·ciertamente liQs más pelig·rosos para el inter-és ~.¿_
ir·~s clases ele funcionarios del P.od·e·r Judicial, sin modificar~ blico. J\1ayor peligro presentaban sin duda las grandes asocia~
lo en un áp-i·ce. üiones bancarias, gana·deras, salitr-eras y otras personns jurí-
El cuarto inciso contien..e una r·ef.orma de. tra<Sc.enclent.al im- dicas ele análoga na-tural·eza 1 que para favorec-er el incr·emento
portancia, que. se hizo nec·e1saria por la cleca·dencia ·:mo-ral en de sus logros, ponían en acción todo el peso de. stÚ; influ..:;n~
que cayó ·el Congreso Nacional durante los últimos añas. El in~ .cias y riquezas, para Uevar a.l seno ele la. repN:sentación nacio-
ciso ·CUarto antiguo inhabilitaba para optar a ca:rgos parlamen- nal a sus accionistas más fuertes, a sus ·oro·aniz·~dor-es v a veA
tarios a los ciudadanos que éstaban ligados c.on .el Estado, co- ces, a sus mismos gerentes, administrador-e; o abogados."''
mo part€8 d-irectas o -c:omo fiador•es, en •Contra.tos sobre ob1·as Estos inconv-e-nientes de una r-eforma justificada per-o defi-
públicas o sob1·e p1·o·visión de C'ltalqniera. especie de c~;rtíc"1tlOs. ciente, quedaron ¡)at.entiza.dos por la práctica, pues, mientras
Esta d-hs·posición no figuró en -el texto primitiv.o cl·e 1833 por~ qu-edaban con mucha ·razón exclnídos de toda opeión a carA
.que en esa 'época ·no habría sido nec-esaria; pero, fué introcln~ gos legislativo.':), il~:g-enier.Qs que habían contratado la construc-
~ 180- -181-

•ClDn d-e un puente o libr-eros que suministraban tiza para las pi'ndencial eX!tendiendo la -inhabilidad únicamente a los geren~
escuelas o papel secante para las oficinas públicas, Hegar~n tes.o admini-stradores de ellas, entendi-endo por tales a todps loo
a t€ner .a\Sientos en ambas Cámaras, g.erent;es de bancos, -de· cmm- miembros· de sus Directorios o juntas perman.ent-es.
pañías g~na.deras, etc:, qU:e repr-esentaban intereS€8 privados En consecuencia, son ho'Y inhábiles para optar a cargo") le-
de mucha mayor importancia contrapuestos a l·Os d-el Estado Y gislativos los ciudadano-s que sean g-er-entes, o mi-embros de los
que -con razóll cien vec.es mayor habrían d-ebido permane.c~~r Directorios de personas jurídicas que teng"an o caneion-ert. con-
alejados de la dirección legislativa deJa Nación que la Concl- tratos con el.Estado. En cuanto a los demás accionistas o par-
titución s-eñalaba a los COUoDTesales, y de la d·ecisiva influen- tícipes de esas so-ci€.c1ades, se esti-mó que no era dabl-e cerrar-
cia po1ítica que les conf.ería el sistema parlamentario. les la entrada al Congreso, y que el inter-és nacional queda~
Se hizo indispensable refmmar el incieo 4.0 d-el antiguo arL ha resguardado por Jas disposicion-es r-egbm•2ntari_as d·e las Cá-
21 (23.) de la ConsHtución, €'ll dos sentidos: primero, ~mplian­ maras que prohiben a sus miembros -emitir sus votos en asun-
do la inhabiHdad para los contratis~a ele toda especw con et . tos qu-e di.rec.t-a o indirectamtmte a.feMen i sus interes-e¡g par~
Estado; segundo, haciéndola extensi17a a lOs wjembros d~ .l.~s. . ticulares, o a los de SllS deud-os inm-ediatos.
soci-edad-es o .coní.Pañías ~ue :se -encoií.tr:aJ.'-en en· el mismo •Caso. ¿Bastará esta r:e.:Eorma para subsa11al- los graves inconv~­
Lo priTIJJerO era mny fá.ci.l peTo no p:asHba lo nJ.iBmo con lo se_::. -'nil€!ntes que antes pres-entó la apHca·ci6n de1 texto -constitu"C.io-·
gundo, que si era frácil de concebirlo,. no era igualm$nte ha· nal que &e quiso p-erfeccionar! El tiempo, padre ele la expe-
eed-ero. riencia y vocero de la verdad, &e encargará de decirlo.
Si un banco, por ej-emplo, ha c·elebrado 6 caucionado un co-n~ La reforma d-e 19·25 intr-odujo dos modifica·ciones más en eJ
tr.ato com. el Estado, es evidente que el interés de ese banco ·que -art. 28, suprimiendo los números 1.9 y 5.Q d-el anterior art. 21
se .encuentra en oposición con el· dcl Estado: afecta con s:u;. (2•3). E·l N.' 5.' había sido trasladado ant€8 al art. 5.' del cual
ex-pectativas de ganancia a. de pérdida a..ca-~·a uno -de su~ a<CCl~­ forma actua•lmente, y en término.s perfle·ccionaclos, el acápite
nistas a prOTil'•ata del monto de sus acciones, y en estncto ri- peuúH.i:rno, c-omo se advilf-tió en su opnr•tunid.ad.
gor, Cla•cla uno de es-o~ accion1stas d-ebería queBa.r i.nhabilita.dO J!Jn cuanto al "\T.<J l.Q, fné suprimido, a nuestro JUICio, sin
para: .se·r legisla-dor del mismo Estado c01ürapuesto a sus m- estudio suficiente y sin ventaja alguna. E~ inhabilitaba para
teres.es personales. . optar a •ca.rgoo 1e.gislativ~os a los edesiástk·os · 1·egula1'es, y a l·Otl
Esi·o es perfectamente cierto, pero pued·e llevar m~lY leJOS en párrocos y vice~ párrocos; y, seg:ún -ént-end!emos, no se tuvo en
un país ·como el nuestr-o en que ·un número .c·o:nsider~.ble-t~lvez vista para suprimir· €sta inhabilidad, otra razói:t que la de -ha~
la mayor parte--:-de las sociedades come1~c1ales, mdustr:ales, ber.s·e a.cordaclo la s-e-pal'B.·ción entre la Iglesia y el Estado, la
.etc., oolehr.an o caucion&n conti~a;tos con el. E_r3ta.d-o, d~.b1·endü ·cual no era va~l.edera en este ca·.so.
qu-edar .entonc-es sin o·pción a los c.arg.os 1-egisiati;-o_s una ean 4


La dispoSición del N.(l 1." v-enía d-esde la Constitución primi~
tidad irncaJ..cúlabl-e de ciudadanos ·qUJe. han invert1d-o sus 'ca-pi- tiva de 1833, la cual en sus a.rt¡cu1os 23. y 26 inhabHita,ba P"-
tales .en acciones de -eSas compañías. ra ser Diputa.d·o.s o Senadores a los ecle.s-iásti0o.s reg'wlares, y :a
L.a Sub-,Oomisión apreció debidamente la necesidad de a.de- los secula.rfJS que tuvi-er;am c-ttr-a ele almas. L.a inhalbi<litación de
lantar la ·~refo,rma iniciada en 189.2-, en lo tocante a. la. inhabi.il.i- ta·Les edesiásti,oos :fuá tomada de los arts. 29 y 35 cte la Constitu·
dad para que sea _elegido congresal el que t--enga o caucinnP. ción de 182·8, y no provenía ele prejuici-os ant1r·eil.igiosos, que se-..
contratos con el Estado, y sin vac~lar la hizo extensiva a t~~a d'ia ridíéu·Lo suponer en }ros Gonstitu•y>en'bes de 182-8 y d·e )833,
.clase d.e -c-ontratos, para lo ,<mal l-e ·bastó adoptar una -expr.esa.on que eran 'c1asi ·tord·os -católirc-os muy _sincerüs y pl"01ba:d-os; tamp9-
ah~~iuta suprimi-endo la €Specificación limitadíslmo d-el texto· co arranc.a ba del sistema de unió.n entre la Iglesia y el Estado,
ant~uo. P-ero, teni-endo. en vista la coD.S<iderable dific'.ltltacl que que más bien habría influído en el sentido de habilitar a los
.·.. ñnportaba el ha·cerla extensiva a todos los acciqnistc.ts ilc una ecl-esiástic-os de todas las calidades para las func·iones legisla~
sociedad qu-e se encontrara en ese cas.o, adoptó un término- .tivas? y ta.mpD"co obededa a razone1s de -or;d.en histórico, pues-
-182- 183-

to que en las Asambleas nacionales, d~sde la emancipación po- clUJSiva d·el Pr-esident·e de la República, sino d-el acuerdo de
líHca hasta 1831, -habían formado part-e no menos de 50 pres-- é.ste con -el Snmo Pontífice. Con mayor razón podían ser li-
bíteros y prebenda-dos y vario.s frail-es mercedarios, domínicos b~·emente eleg-idos para cargos legisLativos los p1·elados in par-
y franciscanos. En 1333 se excluyó de la opción a los cargos tib•ts.
legislativos a los reg~tlwres, a virtud, -según entendemos, de que ; Hace ya~ 1~1ás de cincuenta años que ningún prelado 0 pres·
b 1t~ro catohco ha p_re•tendido optar a cargos l-e-gislativos en
.estando ellos li.ga,dos por votos de ob.edi~mcia a sus superiores
jerár:qlücns car-ecían d€ la indep.emde.ncia neceswria par-a ejel-·
1
Chüe-J a p-e.sar del -e.Jemplo en contrario que les han dado loS
ce·r con toda libertad d·e cuerpo y de espíritu las funcio1v2s le- sa-:erdote.s de otros país,es, princiPalmente de Francia. De la
gdslaÜvas; y a los eclesiásticos sec.~t,lMes que tuvieran «cura m1sma manera han pra.c-edido siempre lo.s prelados y pastm·es
de alma-s», p-or la manifiesta inconvoe.nieneia que habría en protesta~tes en ·nuestro país. A nuestro juic.io, unos y otros
qoo fuer.an Ha:mados a funciones p.olíticas s-aoordotes que, en han mamfestado con esta a·bst.ención un buen concepto de lo.:;
llaz6n ele su ministerio; estaban l1ama:dos a ejer.oor un verda· deberres de su ministerio. RobUJSteoo nuestra opinión en esta ma-
dero ·con-trol -espiritual sobre los ciudad.anos crey.entes, que en·· t-eria. la actitud .asumida· en 1924, p-or el s-eñor Arzobispo a~
tone-es .formaban la mayoría en el país. Durante la vigencia de Sant.lag-o, qne negó su venia,-reque-rida en conformicla{l al
la Constitución de 1833, nunca :flué eltegido miembro d·el Con· canon 139 del ·Código Canóni·co-para que un pr-e-bendado d.e
greso ning-ún edesiás-ti1co re{¡ular; pe•ro sí lü "fueron cinc-o del la Catedral ::.\Ietropolitana pudiera .aceptar la candidatura a
orden Sec:.ula.r: tres presbí.teros, sin «·cur-a de. a·l.ma.S"», cuy¡.a elec- ~ipntado por la capital que l-e· ofreció un partido político, a e·
ción fué ajustada a la Constitución, y clos prelados, d·e los cua- t;t~1c1 que- cleterminó tamhién el desistimi-ent,o de algunos po·
l-es uno era ubispo i_n padibtts in['iJ(lelimn d;e-. Himeri.a, y el otro. ht1eos de Ta.rapacá que pro,yectaban .a.lzar la candiclatnl'a a
obispo d-e La Serena, que llegó también a s·er Ministro de Jus- Diputado d·e otro sacerdote.
ticia .e:llistrucción Pública. Es dudoso si fué constitucional la La presencia de sac-erdotes de ambos. cl-ero¡s -en las Asam~
elección d·el obispo in pa'l'tibns, qtie te-nía nominalmente «cm;a ble~s Legislativas flué cosa cordelit-e, no sólo en ChiJ.~, sino en
d·e almas» so'bre ·católicos de un país lejano d-el oriente i p-ero c_a-.'n tod-os las países ca-tóliccs de ~1.mérica, en l~.s primeros
sin lugar a dudas fué violatoria d>e- la Constitución la elección hemp~s de su vida inde-pendiente, y _ello fué explica'ble y aún
tl-el obispo de La Ser-ena, que ejercía «cura de almas» sobre cr·~!­ ventaJoso, porque en aquellos t.i-empoo .d-e-· "ignorancia O'en.era1
yentes chilenos d-entro del territorio de la República. Sin em- el clero t-enía cierta il11stración que, por ·estrecha qu; fuera:
bargo, las elecciones de esos p1·ela,.do_s fueron apro-badas por las superaba 2 la ·cnltnD9. .clet amhiient·e. P-ero .e.n los ·üenipos a-ctua=
Cámaras resp.ectivas, a p-esar de la riianifiesta nulidad de una les, la s-itua-ción ha ·cambi&clo totalm-ent·e: la ffi·ca~sez d-e· per·
de ellas y de la situación dudosa que se pr-es-entaba r-especto sanas pr-e·para-d~s· pa.ra l:as ta.r·eas 1-e-.giGla•tivr.:s, ya no ",>:s tan
de la otra. grande; lotS Cllerpos legi&lat,ivos Be han conv-ertido -en campo.~
La r-eforma· con.stitu,cional de 1874 mantuvo la inhabi1idad de. luchas políticas cada vez más agudas; y 1o:s pueblos miran
ele los regulaTes, y nada dij-o respecto del clero sec'l~la1'; per!l con pro-funda -::mtipatía la participa•ción en ellas d-e los mi-
estableció -en forma -expr-esa la inhabilidad d'e los párrocos y n~stros d·e·lo.'i cultos, s-ean ést-os cual-es fuere;1 . . '
vice-pá,rrocios que, s-ean reg'lÜUJres o ·secu-la-feS, son l~s que ti-e- ~or laG consideracion!fs expu.e-st.aG, co-nsideramos que no fné
nen más direc.tament·e la «rcura de .alma.~>. Q•u-ed6 >entonces au- fehz la supr-esión del inc-is.o 1. 0 , que hemos ve-nido criticando,
torizada la ·elección de lo-s prelados de Chil-e, que, teniendo <1CU- Y que talv-ez convendría restabl-e~cer-lo, haciénd-olo -ext.·ensivo a
ra d.e almas», no ·la tienen tan dil'€C'.ta e· i.nmediaiba •com.-o los cu- todos los ministros de todos los cultos. con: ello o•anaría ~l
; ' ; 'O
ras y treni-ent-e-<cu!l'1as, y que,· sifi.ndo .empleados prúhlt0os, de-n- pms Y mas aun el pr-estigio ele Las div•e:rsas co·nf-esiones reli.-
tro doel.sistem-a del consoréo -de la Iglesia -con -el Estado, no es- ·giosas, a las cuales ñ.adie pretende dañar en Chile.
taban afectados por las incompatibilidad~s parlamentarias por
no dep-end-er su nombramiento o separación de la voluntad ex·
- 18% ~ -185-

mitivo de 183•3, y eso indiea que nu-estros venerables constitu~


ART. 29. yen tes de a•qnel año, sin tener la cabeza l·lena de ciencia libres-
.C:a, tenían el •buen o'5le-ntido s-ufi-Ci-ent-e pm·a c.mnpr·e-nd·el' ·que f.tln-
Texto actual: Texto antig·uo: eiones t.an la'bm~iosas y difíCiles-si son .debidame-nte atendi-
das--------<c·omo ·lo eo-n las funcio-nes loeg.islathna¡s, que r,equi.e,ren lar-
Art. 29.-Los cn-rgos ele Dipi!· Art. 21 (23). Segunda parte: ga preparaeión y -consagración compl-eta de lfls actividad-es del
fados y Senadores son ineompa- El cargo de Diputado es gra-
tuito ·e ineompa.til;lle con .el de legisiador, deben ser remun-eradas, tanto pal'a exigir un buen
tibl13s e1üre sí y con los ele Re-
presentantes y Munidpales. !3on Municipal y con todo e:m¡pleo pú- servicio como par,a·.eneargarlas a los indiv,idnos mejor 'prepa-
incompatibles también con todo blico retribuído y con toda fun- rados ·que generalmente son po'bres.
empleo público :retribuído con ción o. comisión de la misma na- P.or otra parte, cuando se dietó la Coni!Stitución en 1833, s.e
fondos fiscales o munic.ipales y turalczn. El electo .debe optar eneontraba. -vigente en Ch.üe una dis·posición establecida por
con to.da función o comisión de entre el cargo de Diputado y el
el ·Congreso de Plenip.o:teuciarios en 1826, a virtud de la ·eual
la misma naturaleza,_ a excepción empleo, función o comisión que
desempeñe, dentro .de quince
lorg ·legisladoroe1s que lw,•bitua.lmente r-eaidi,er,an fue-ra de Sa.ntia-
de los empleos, funciones o co-
misiones ·de la enseñanza swpe- días, si ~e hallare en el territo- .g-o-, t-enían chú·e.cho mient.r.as perman-eeioe~r~'l1 -en la ca.pital ·de-
rior, secunda?'-ia y especial, con l'io de !a República., y dentro de s-empeúando sus funciones, a una dieta de: dás pesoa diarios y
a-~iento.. en la ciudad en qM ten- ciento si estuviere ausente. E·s- al pa¡,N el-e los gastos de viaje por m.a·r y por tierra 1 tasado3
ga sus scs-~ones el CongresO. ·tos plazos se cOntarán desd-e la éstos últimos a razón d-e un peso por legua. Estas -exiguas can-
El electo debe optar entre· el aprobición de la. elección. A fal-
tidadffi no importaban propiamente una r-emuneración d-e los
ca.rgo ele Diputado o Senador y ta rle ópción deelarada -dentro
el otro cargo, empleo, función del ¡plazo, el electo cesará en su servicios legi-slativos, sino h:n sólo un r•eemboko ele los ga,•üoil
o comisión que -desempeñe, den- cargo de Di:ptit.adó. de viaj~ y d-e p-erm~·n-encia -en Santiago, -en los .término::s más
tro de quince días si se hallare Art. 26 (3~). Acá pite final: mo-destos imaginables, B!Ún i)ara aqu-ellos tiempos ele vida t'>iD.l-
en e1 territo~·io ele la República Lo dis·puesto en el art. ;21 res- plüáma. En la práetiCa, fu-eron muy poeos los Diputa-dos o S-t:-
y dentro de ciento, si estuviere pec-to de los Diputados, com- nador-e:s qu:> C'O'braron su Bieta.
aus-ente. Estos plazos se eonta- prende también a los Senadores.
-Esta situaciún se mantuvo vig'e:nt,e, aunque -en desuso, hasta
rán desde la ap1·obación de la.
elección. A falta de orpción de- -el año 1892, -en q-ure la r-eforma c-on.sotitnciona:l qu-e 11-ev·Ó a-l
clarada dentro del pla.zo, el elee· extremo la¡g inCompatibilidad-es parlamentarias, est:tbl-eei6 tam·
to cesará en su cargo de Dipu- bién la [tra.fnidad el-e las funciones legislativa~, institución de
tado o Senador. t-end-encia plutocrática, pu-esto que tenía que cerrar la ~ntradn
al Congreso a p-ersonas qu-e no tuvi-eran r-entas pa.ra sn s·ub-
E-st-e artíCJu-lo se ·re.fier.e espeeia}mente a las in~ornpa-tibil~'.cla­ sistencia y tu.vi-eran que vivir de su trabajo cuotidiano.
cle.s patk/.lnenfarias que -estaban también ·comprendidas en la El des,an·ollo ele la cultura, qu-e fué democratizando con pa-
s.e-gunda part-e cl-e<l antiguo art. 2-1 (2-8) tratándos,e. de Diputa- so l-ento p·ero ünu-e a la Re1públic.a, ll-evó a1 Congr,ooo a eiu-
dos, y en el acá.pite final del antiguo art. 26 (3-2), tratándose dadanos el-e la ,ela.s.e m-edia y aún d-e la clase obrera, des-pro-
de Senador-es. El actua-l art: 29 está muy lejos -de oor una tras- vistos de fortuna qu-e, viviendo honradamente, se vieron en
.0rip.e:ión .de l:os :a:c·ápites antiguos ql'llf" ha v-Nüdo a reemplazar, situaciones difíeiles para .atender simultán-eament-P- a las labo-
rmes contiene r€1f.ormas d.e gr-an entidad. r-es l-egislativas y al trabajo· ordinario -para subv-enir a sus n-e-
Primera reforma. La Constitu::ión anterior, .al llegar a este -cesidad-es. E\Sto hizo cada día más indispensable llegar al esta-
punto clecía : «El cargo de Diputado es gra.tuito», y en confor- blecimiento ele la remuner.a,ción l-egislativa que :estaba esta-.
midad a la disposición final del art. 26 (32) resultaba igual. hlecida en numerosos paises. P-ero, .en nu.e.stro país se o-ponía
mente gratuito el cargo de Sima·dor. El principio de la gra- el obstácul-o ceasi in:sup-era·ble de la d·isposiciÓin co-nstitucional,
tuidad de las fUnciones legislaN·vas no figuraba en el texto.prÍ- qp.e no era dable viol-entar, de tal modo que para satisfacer
-186- -- lS7 __..;..

nna asp1ra•c10n justa per,o inconstitucio11al, se hacía pr-eciso o miembro d-e las Asambleas PrbvinciaJes qulf' ·cr-ea esta C_onR-
realiziar una reforma de la Constitución. titución.
·Encontrá1~dose las cosas en -esta situación, oe1 Congreso de 'l'ercerr}) Refonnc~.-L;a ·Oons.tituci6n d-e 1833 no €_S·tableció ·
19124 tuvo la mala inspiración de ·llegar directam.f'nte al esta- ninguna inCIOJmpatibil:i.dad -piarl,a.mentaria, de tail manoera qu-e
blecimi~nto de 1a dieta parlamentaria, violentando abiertamen- cualqui-er emp·l-ea•do p,ú-blico- podía oe.n-tr:ar .al Oong'i'eso) ·con-
te la Constitución me-diante un procedimi-ento s-ofístico que a servando sU .puesto· e-n la rud:minmtr.wción púbJi0a, y .cuaJquier
nadié pndía e11.gañar y que produjo un movimient9 de indig- ril'liemb~o d~l Oo-n.gr-eso p-odí.a ser nombr-a.do- pa;T.a u-n emp-l-eo
nación· en toda la República. La protesta nacional encontró públi-co. 8e J€Xp-H·ca la a.d,opciQn de ee-mre-j¡aute t&i.'S't.ema oen
amparo en las fuerzas anna-CLa-s de la Nación, prodnci~nc1,os.c a{iuel1a ép-o-ca p1o.r dos ra2íO;nofiS: <:s la pdmer.a, la e.scasez de
entonees d l·evantamiento reivh1clicador del 5 d-e Sephembre homhrres prrep·ar.ad·os, tanto pm~a Las fnneion-es legislativas ·CO-
que acarreó la cla:usura del Cong-reso culpable, Y· trás de v~­ mo para lüs -empl.oos públic-os; y !e!S ~a &egnnda, .la com··eni.en-
riadas vi.ci!Situd-es, teil ·d-e1NUmbe d-el rég.i-men pa1·la.me.ntar1o cia qu>e p:robahl>em-ente tuvier•on --en vista los constituyentes, de
instaourado en 1891, y la reforma constitucional que estamos asegurar una má.s s-ólid.a influencia del P:re.s:id-ente d,e la Re-pú-
analizando. 1
• blica en el Congr1es-o, por l-a :f.ftlc:iÍidad d-e ll-evar a· él a I,os em-
La Sub-Comi~i6n r<eformn:lora! suprimió d.el t-exto ·Co-nst:- ple·ados prúbil1cos •de su dep-endencia y de co-nflerir .empleos
tucional la gratuidad de las f¡unciones legislativas, re.stable- a Los DipUihados y· 8en.aclm·es para atr-a-erlos al servicio d-e sus
ciendo con ello la situación creada en 1833 que importaba la propósitos.
aceptación tácita del principio. de la remuneración. . .. Aún cuando la _segunda razón no h11rbier.e obra-do en el es-pí-
Segunda reforrná. La Constitución a.nterior incompat.lblh- ritu de los GoJ:l.SJtitnyentes, la ve,r-clad 1es que los Pr-esidentes ·ae
Z'aba los car~os de Diputado· o Senad<O:r con el de J\iunicipal. N.a- Ia R-e.p:úM.i·ca, d-esde 1833 hats-ta 1885., se sirvi:~ron ele la. com-
da -decía res;ecto de la inoompatibiliclacl ~e los cargos d-e Dipu:. patibiHd-rud entr·e las -eln-pleo:s púhli0os y las funciones l'egisla-
tado ·o Senador entre sí (,c,omo lo decía el art. 36 rle la Gons- tivars:, •Bomo un mecl·io_efi-c.az pa.r,a mantenPr y aumentar su i:p-
titU'ción de 1828); p·e-ro raciona.lmen.toe no se podía cu,pon>El' q·ue f.lme•l~·cia directa en el Congrooo estimulando -e-1 ·C•e-lo ele sus par-
existiera la compatibil1dacl, de· taJ ma.nera -que el ciu-ü.a.dano que ticl,a·rios y .llln;am.do la.s asp.-ere,z.a:s- ,de srns -o_poBito-1-..e.s. ·Ccm ello 110
hubier~ votado una l-ey como Diputado pudi-era votarla ele ha,cí•an -otra c-osa que aplicar ·e-l es-píritu -ne-tamente pres~elencial
nuevo como 8ena<Clor, o que habi-endo votado una fwnsación po- d-e la Constitución, y no pErra la satisfacc-ión de ambicio·The-s o
lítica. en la. Cámara .ele Diputad-os y si~ndo por tanto {{('USi!-dm·, codicias pro-pi.as, sino ps-ra -el bi-en del paÍ.S 1 pne:s cada uno- d·P-
·entrara. a faUa-l'lct ·en conciencia como junL-clo en su c.arácter los o-cho Pr•esid·ent-es qúe así p:J.'r00e•d.Í·e-ron, fn-é ün expon-ente d;:
ele Senador. En la práctica, se' entendió siemp.r·e que eran in- virtudes cívi·cas y t-od-os formaron Cong,r.e;:lo:B comrid·e-ra-hlemen-
compa·ti·bles 1a:s funcione~ ele Diputaelo y Senaclor -en una mi'5- t-e- "stl¡per.ior.e:s, moral >e irnbe.le:cJna1Lmente, a l-os que han .formado
ma lJf'rsona, y -aún oo lloe'gÓ a sentar juTisprudencia en la ma-- los partidos polític-os d-espné."> ele 1891, con absoluta indepen-
teria, pues -el ilustre ciudadano don JYiiguel Luis Am1~1átegui, dencia de la voluntad pt'€1Sid•e•ncial.
llamado por -el vato po;pular en las elecciones del ano 1876, P1c\ro, -en 1888 d-ominaron ya .las ide.~s -ele limitar el pr-edomi-
simnltáne·amente a lo.s cargos de Senador por Santia-go Y Dl- nio preside-ncial qwe s,e v,enfan d·esar-r-ollando desde el ingl"€SO
putado por Talca, no se cr.eyó autoriza.do a d-e-s-empe-ñar 1~ d~s, al G-obierno, -en 1871, ·ele la.s corri.e·nt·es más progr,eeistas ele la
)¡ movido por su mod-estia, tan grande com-o sus demas Vll'- políHca ·chHemi. E-n aquel año, .se q.uis-o cegBJr· por e-ompl1e-to
tud-e.s, optó por el cargo de Diputado que €-ntonces como hoy una d-e Jas fuent-es más fec-n:ndas de la infl-uencia pr·esid•encial
s-e -estimaba .de m-enor gracluaeión. en -el Oong.r-eso, que €·ra la •COmpatibilidad -d-e 1os empLeos pú- ·
L:a Sub-Comisión creyó del caso expresar 1a incompatibili- bUco..-:; con las funci·on-es ]e.gislativa:s, y se ·estab.lecicron l-as in-
dad -ent-r-e l-os carg·o·s de Diputad.o y Senador, manten-erla con el. compatibiliclad'é's -en la f-orma más amplia qu-e- se hay.a visto
cal'lgo .d€- Municipal, y agregar la del cargo d-e Repres-entante,
-183- - 189-

en el· :MundO .. La :refo.Dma de aquel añ.o e.stableeió -la inc-ompa- nado o funcdonario d•e la enooñanza .supe;rior~ sectnnda.ri.a o es-
tibilidad de l-oo cargos legisl-ativos ,con todo -empleo, func·ión o pecial, retribuí.d.a por el Estado, pu-ed·e. hoy S•e1· ·e11egic1{) Dipu-
cOJnisión .púhlica retrib~tfda. tado o ·senador, y ejercer c,onjunta.mente las fnncio-Il!es 1-egis-
_Se. dió c-on eflto un gr.an paso en -el Ste•nJtido de pr-opend·er ia la¡tivas y 1as doOOntes, con tal qu-e re,sid1a en S;:v·nti-a.go. P·o.r la.
la in.ayor indep<e.nc1encia -de los l.egÍslad-ores, respecto de la v:a- inversa, SIB• pod.ría entender qÚ.e un Dip-uta.do· ·o Senador pu-
h:mtad ·pr-esid·e-ncial. Pe,r·O, 'J,o -que se ganó en ese Slentido, ,se diera también ser nombr.ad.a prr.a.fesor, rect•Ol' 1 director, exami-
_:perdió en la calidad de les legislado;:res, pues en un p·aís joven nador, etc., de alg-ún establecimiento fiscal cl.P. enseñanza sru~­
como el nuest.ro, d~ cultura incipiente, 1e·n que· h-abía y hay to- rior, oocunda.ri-a o -es·p-ecial del lug;aT -en cpm f.unci·on.a €1 Gon-
.da'Vía -t'!3Ca&ez ele ciudac.lancG de .suficiente pre•par-ación para greso. Pero no -es -así, p-orque a -ello obsta -el art. 8iguiente de
las fnnci·ones púb.U.cas, la ·casi totalidad d-e los il1'c1ivi.duos pre- la Cm1St:ikueión, c-Omo lo .ver-emos en brev-e. Es éste uno de
par.ad·os des·empeñRban empl·eos públicos y fueTon le•:xJcluídos €\SOS c'as-os en que la verdad d-e 1a pl'·OpO!S·iciÓn d-irecta, nO im-

de las funCi..l)l1eS l·egíslativ.as, quedan.d•O Única.menlte en I"YitUa- · porta l·a v-8rdad de la -r.ecípro.ca.
ción de ser co·ngresa;les -los terratenie11tes y los favor1e·ciclos de El segundo acápite del art. 29, no ·c-ontie.ne ningu•na ·:t;L-ove~
la fortuna, que no siempil.'e cortespocnden a las _·.nec-esid:a.des de dard; <es sólo la. T-e·pr-oducción un poco. p:ulida, d-e lo que dis~
la Na-ción. Al reiri·a'd-o del talento, d-e la sabi,c1u.rfa y ~· las ponía el antiguo .ar1t. 21 (23) respecto d,e 1la opción entre ·los
vi-rtud.es 1 Sll.lC·edió el reinado ·d-e la :riqueza, que es buena en ·COn~ ca·r.g.o:s legislativ•os, y }as funciorues remune•l"adas. que son in-
currencia IC-Dn .aquellos otrJos f.ac.tores, per-o qwe• .es mal·a si nre~ cmnpatihl.e.s c-on ellos.
do~ina ISOla . E.J art. 29 d-e La ·actual Constitución aJdo:Je,ee) a nuesh'o jui-
EJ vicio qu.e mátS J.'lesaltó en l1as incompaltibi-Hd.ade.<J -abso- . ck~, de un gravísimo def-ecto, que está llama.do a mina:r1a .des~
lutas,. f:ué el exúañamiento 1-egislati.vo- -del Pl'O!fesorad·o unive-r- de lo más hond-o, destruyend-o en gran p.a,I"te los ben'5fidos qu~e_
sitario, qu-e había ¿ta.do a J.a Rep.úb1ica -eminentes legis.l.ado·rtes,, ella tendió a re.ail.iz,a,r, y 1traicionand.a p·oa.· -c·ompl·eto su e~Spfritu.
como J.os ha .dado y sig·ue dáudol·os en ·muchos. ·otr.os países. Un de·ber p•atrió.tico nos obliga a expresar e:on rud·a fJ.'.an.qulflza
Pro-nto >"te notó -el va,cío que- deja.ron en el Cong.reso l.os prof.e- n1n-estr.a inqui-et-ud, p¡a.ra ·que ~TI:nestros ~conciuda·d·acn·os sre,. p.er-
SDres d·e la Unh·~e·rsicla.cl y se produj.o loa. eonvic,eión d·e ·qu-e -e.ll~s ca·ten del pe-lig«'oü· que amenaz-a a la Administración Pública
d-eherían v.olver, la que sól-o fué 'l'esi.s;tida p-oro los elean.ell!tos y a la estabilidad misma do la Cm1Stitnción.
ret<l·&grados de Ja política nadonaJ, El ma.y.or maJ q'llie p-roduj-o en Chile e1 J:égime.n p•ar.lamen-
La Suh-Comisi6n. refo·r.ma.d-o-ra de 1925, ·quiso satisf,a;oor el IB>r'o flué tras1adar de la Moned•a al Cüngr·eeo cl G·ob]e•rno <le la
anhel·o p.rogr-esis.ta de abrir de :ri.U€Vü 1as pme•r.tas· .&el üon.gres>O Re·púb1d-ea, y la más a'Lta ·aspiración .que ins·Piró la ref.orma de
al pro.faso.r,3.-clo umivers-itario, en eoondi,cioünes de p.oder desem- 1925, fué.volv<>r el "G"obierno de la República a 1a Moneda.
peñar conjuntamente sus oemple~os en la enseñanza y los cM'gOiSI Uno c1e los pro,eoe.dimient-os qu.e -con mayür eficacia S>e habí-an
JJe.gislativos. En e:Ú-e .s-entido- se ·encaminó la r.efm·ma, amplían~ ej~e.rocitado .pa.ra sustraer al Ej-ecutiv.o- la -administración d-el Es-
do la idea p·o.r una ·parte y Emiltánclinla por otra. La amplió tadü, fué el de pO'Ther al fr-ente de ~OS S·e-.rvicios públic·OS y a la
en el s-entid-o de -est-:~-ble·cer la comp.atibilidad, no sólo para los .espalda de los respectivos je~es .competent·e'!3, r-e.mnnera.dos y res-
prof~esol'€1S, sino pa.r-a tod·os lüs que dooemp-eñen ·,e,ualg:u-i·er em- ponsables, Goaise.j-os o Juntas compuestos. d-e p.en~{l·nas designa-
pl-eo, fnneión o c-omisión r-etribuíd.a de l•a 1eOOeñanza sup.e.rior, d.as en pa:rte aprec.iable por amhas ramas d.el Gongr~s:o. Esas
Y aún pal!"a los pr-ofesor-es y demás empleados, comi.s.ionad·os o corp.OrJadonoes, qul€ se Uamabam. admin:i.s!t.r.a:tivas .en unos '0a&os
funcionarios de la instruCici.ón secund-aria y d-e la especial; y y simple-:mre:nte . consuLtivas en otros, ej€['1C~a:n siempr·e una in~
la limitó -en -el se-ntido de ·otorg\ar1a sól·o respect-o de los .que fin-encia efuctiva -en 1a. d-istribución d.e 1·os empleos y de }as .
'13jerz,a,n sus ·empl-eos en !la ciu-d1ad en que .ce1ebre .sus Slesiones: ventaj;as· de cuail.quier ··o·rd-en que al interés pall'ticu!la.r podía
el Cong.1:eso . ofrecer el servci:cio r€1Spectiv·o. El1as co-nstituyeron siempre 1~
A Yirtud d·e e'5ta reforma, un p.ro·fesor o empleado, c-om<isJ.o- desesper.ac:ión de .Los j~e,fes de l-os se-rvici1os, cuya 81utoridad -ener-
-190 - lDl-

va.ban, y un daño ·,c.m1Side-r·ab1e al inter~s prúbli~·o. que quedaba de las fiunci·mnes legi,s,l,~tivas ·Con «toda ot!J";a» :E1IDCi6n IQ comisión
suba.r.di·nad:o a los inrt·er-eses d-e los p.artid·oiS pohtw·OS. DeOO.e el públLca, si•n· d~mi.nglwi·r €'lltr-e las r!Bt.l'ib-uLdias y las no retribuí-
Gonsej.o de los F-er.r.a.ea.r;rües hasta la.s Jtunt-as de VigH.aooia d-as. -Gon €sto s-e liimitaba mo·destJament.e W- iniciativa a evitacr
d:e lo.s Lice-os. d-e Niñ,as, -esos cuerpos, CIOn raras e·xcepmon-es, tan sólo ·Una pante dcl rrnal, -la. intrmn~sión d!irecta a~ Di·putad•os
perturbaban .el jueg-o aiLmi:nietra:tivo, fav.nrecioodo el ~~gr.eso y Sen.acl·or,es en la a:dministr1aC'ión públi,ca, sin que se dejrur.3.
d·e emplead{)l3 tan numerosos como ineptos y 1a. a·ceptammo de de ver que quedaba subffistente la ütra parte del p€1ligro, o sea
provision-es, materia..les, e~c., en forrm.a no .sloem·pre wntajos-a la i-ntromisión imdirte'Cta por.r medi-o de am~os po:líti00B desig-
para .el Eetad~o. Las defide•nlcias e Í11JC'(};lT€•0Ciion€1S de que ado- nados por las Cámaras, s-in ser miembr-os de -ellas.
lece nu-estra Admi•nistr.a,ción p,ública, provienen en su mayor La pr-o.p·osic-ión tendía tantbién a fra.cili·tar la labor legirs~loati­
parte d·e Las par.ticipa·eión de -cue:rpos eoie.gi.ad:os, irrespoooa- va.· L.a..complicaJción de la vid-a moder.na presenta tantos y tan·
bl€8 e incompetent·etS, con re-mune-ración o sin ella, que ha.n en- var-iados y pro-fnndos probl,etmas p-úb-Hoo.s, _que los btlenos le-
oTillado la a-ctividad de Jos jlf.fes ,respOnsabl-eS· gi.':l:lad·ol'i€1'l- n-e·c-asi.tan ·cOnsagra-r tod-o su tiem:po ail cl-eiS>eunpeñ-o
::o L·os partid-os políticos han p-e-rseguido a.flanosamente ~·a intro- de &n cometid-o, si qni·eren Ue-n.ar cumpH:damente e-l mandato
duccló.n d.e los ConseJos o JlmtHs en 1os serviciüs públicos, pa- que les ha confiado el pu-eblo, a petición de •e-Has mismos en l-a
r.a .tenet em_pleas, contrliitos, benefici>Os ü ·pre:fer-en:c]as, ·que brin- ge-nerahl.clad de l~os c-asos. P~or gr.a•n-cms que se~.an sus •apt-iim·
dar .a sus .ele1111e<rutos e1e-cto.raU.es, y ·aon es.e flin, que er.a un se- des,· y su patr·iótica devoción a1 int-erés públ,ic-o, no se les puoe-
cr.et.o a v-oces, se dlispu.taban .con aJcuci-widad ·extrema las,d-es·ig- d-e- exigir-ni siquiera aooptar--,que ~e sa-crifiqU-en .tod.avía más
nacion.es d-e voeales o -c-o.nsejeros qlUe 11eWM'On a 'cronstiimir las entrand-o a kts menud-encias de la 'labor .aclrministl..,a.tiv1a. Se prne-
presas más codiciadas de 1os tri~1nf1adores poUticos. . de actmir-a-r e-l heroís-mo; p-ero no hay der•echo para ap.rov.e·
P.or regla gen~nal, tndo oorvi·~i·o requiere, para ser eftc.az Y cha.rlo.
sano la ditr·eoc.ción m-illpersona:l, ·competente, bie.n remunerr-a.cla e t,a proposición, a pesaT d1e su limit·ado alca.:DJC.e, uo eneontró
inde~.eondi>ent.e d·e to:da sug'les-tión que no ~·ea la -ele 1os legítimos eco en la Sub.Comisió.n; más aún, c.re.emos C]lue -eUa produjo una
v natnral•es snpe,riol'es j-erárquiüos. L'a fffi,caliz·a·c.ión guhe:r.na- ingra·ta impresión, aD;te la cual. d·ebimo.s inclinarnos respet-ao-
tiva primer·o, y la fiscalizacrión parl.aunent•afl:ia ·en oognida, com-- samente, guarclanclo ·en e·l alma int•e:nsa amargura.
pletan el cuadro d:e una Admin:istr,ad6n Pública . .oNl.e-na:el_a Y Esta am_argnna .tuv-o- ·e-mp-ero, muy pronto, una compensBJeión,-
honesta. Sólo en casos oope1ei,ales, ra,rísimo[S, Sle e~phc:a la .adJun- qu-e no si•em.pre a'l·eanz.a ~l cumplinüento a s·e-cas d·e 1ors dictados
ción de Cünsejos técmi•c.os, su:ho:rdimad-os .al je:f.e del servi,ffio-, doe la .c-O'llcien.aia. Esa compeilsa-c.ión fué la de ver nea·Hza-
P'e-ro j.amá:~Y igua1es o sup.e.rior.es a éJ. · do siquiera en pRrte el pro-pósito, y r·eclamada su apl:i'c,aeión
Pel'O"' por g'rav~t>s que sean los inconvenie-nt·es. que pre:soe-n-ta po.r ohombr-e!S p.r.es-tigiosos ·en el s€-no miemo clel CongreS·O.
la colü~a.c.ión ele Gons-e.jos- al frent..e doe los oorvicios públi.cos, Dur.ante la Vic-e-PneBidencia del .soeñ-o.r don Luis B.arr.OO Ba.r·
ell-os se \'-e-n c.enihLpfl_i,ca.cl-os cuand-o forman part.e de tal-eG cuer- g¡oño, fué dictado el Deer.eto N ,Q 2829 de 22 de DiciembÍ..e de
pos Diptü·a,d,os .a- Senador-es, o personalicl•ades p-o1íti·cas d~~~ig­ 1925, d-el Mini&beri-o de Ha,c-iencla, fJlW en su a•rt. 30 r·eo-rg.ani-
ruada.s por las Gám.aras, po.r.que !eltl eStos •C.3iSOIS existe u~-a Y-er· zó -el Cüns-ej·o Dir·ectivo de la Caja m~, Gréd·ito Hipotecario,
cladera 'Jl'!ú1•onO'B.JCiÓll indebid:a de la a,c·ció.n parlame-nta.rJ.a; U..'la estableci1e-ndo la in-comP'a;tibilidad. de los ca-rgos de Goruse,i.eros
l o o .
int!l'·omis·ión. en 1as :üuneion~s .aJdminffi.tra,.tiv-as que la onsúitn· de l_a Caja con los c-argos legisla.tiViOS. El D0ci-€'to se c-onfoa:ma
.eión y la ·úatura;l>ez,a asignan a-l Jefe del Esta:clo. · con -e1l es-píritu -cl•e1 la C.o[IJJStitución, atrihuy-endo l¡¿¡ -droig.nación
Al. expr.esa'r -e-s-tas ideas, ua.dia i.nverut.a:mO·S .· ~os li1I~itamos ~a ..de todot'S l~os mie-mbros de ese Cons.ejo al Preside,nte c1e la ,Rtt;~
reprodue.í.r, en .breve s.íntK:sis, lo que hemos VlGt·o, m d-o Y lei- públioa.
do, a tra.vés d·e una. eX'istencia que J'a no e..s c-orta. LR importante cuestión p-l'omovida en el oono .de 'La. Sub ..Go·
Gon el propósit.a :de evitar p·M'I?. el futuro, m•ales c-omo los J.mswn, no ha c-esado de ser discuticla d!f&pués, y ha sido ob·
ap-untadD•S, se p.r-opus·o -e-n l-a Sub·GomiBióTI. la in.eou11-l}a·t.ibilidad j-eto dt> opiniones de-cisiYam:>lüe fRYorahl1es, q:n·e s-on -c.on~i.clera-
- 192- -193-

blemente pr-estigiosaB. El economista Kemmerer, en la exp.osi- En la Cámara de Diputados ,s.e había suscitado una .cues-
ción doe motivos del proy-ecto d·e crea:ci-ón del Banc.o C€{11tral, ex- tión a.ná1oga, ·OOn relación al personal del Gonsej.o -de V~as y
prooa la .conveniencia de man·'tellle·r alejada a la política de I,a ComuQlicaciones, c.rea.d·o por el artículo 108 dJerl D.ecr-eto-Le-y
dirección de aque1la insti-tución. GeneDal d-e Ferro·earriles, N. 9 342, de 13 d-e ]\fa.rz·o d-e 1925, y
Pero, los elementos po-líticos, acostumbrados a ejer.c.e.r sus con remllill:er.ación, sin e-SJpecific·ar qu~ -éGt·a Be· Pl1!ed•a l'€11Unciar.
indeb1das i·nfluencias ~en Jos diversos servidos públic-os, no se Mi-embro d~e· ese Consejo fué designado- por el Presidente d-e
han .r-esignado a entr;a.r derecham·elllte po.r l.os ntH~YOS s-enderos. la Repúbl~ca, a propuesta d-e [a Aso-c-La.ción Salitrera, el Dipn-
que s-eñala .eil espírit-u de la r.ef,orma -con:sütuCional. Y en nu- t.adro don T.omás A. Ramírez F., quien s-olicitó el pronuncia~
merosas o·caEúone.s han reincidid-o ~·n el 1antigu.o s.i.s.tema. El f~­ mi-ento de la Cámar-a reBpe-cto de la compatibilida-d -o incompa-
nómeno no es nuevo, y la historia p·reBenta centenares de casos tibilidad de ese ··cargo ,con su pu.esto J.¡;rgislativo. L1a- Comis•ión
aná}og.os, deSde los remoif·os tiempos en que los h-ebre·os, aeos- de Legisla-ción y Justi>Cia, y la -Cámara, declararo-n la inc-om-
t·um.bxados ·al culto de lüs f¡e,tichoes d>tü Egipto, volyían pm·fia- pauibilidad.
dameut€ a é-l, desoye.ndo la voz del Dios verdacl.e.rü, q-lle r·esonó A pesa.r de estas importantes d-ecisiones, no- ha desapareC'id·o
en el Sinaí. por 0ompJ.eto el .es:píriotu -de intromisión de los miembros di€J
P.romwlg~da La Qey que estableció la exterusión del Crédito Pod.e,r Legisla·tivo en las funcion-es administrativas. En el Se-
Ag.rado a la pequeña pr.o-pile•dad, Jos pol~tic'Os se d•ieron sus n8!do, se h-a p.resentad-o un proyecto de ley tendi-ente a 1"\\0.ta-
trazas par.a obtener la org"~aniza.ci6n de un OmllS·ejo nuev·o, en bl-eoor la repres<emtación parlamentaria en el Oornsejo de los
el cual o:btuvi-e!'lon ca=bi-da tres presidentes de partidos poHti- Ferr.o·CJarr.U.es que ha sido sÍ!e•mpre el más .cod-1ciad~ por loS p-o-
cos y varios miembros de:l Cong.r:es:o, lo que .dió motivo a que for- líti-0os. Este pr•oyecto es tal vez .e-l más injustincado de tod·os,
mularla- su renu-ncia dJe, Go•nseje.r-o en términos levantados y p.a- por cua;nrto al reo.rga-niz,a.rse los Ferrocarriles, tanto por la ley
triótri·~os, el distingui.d-o ciudadano don Luis ÜOIJ.Tea Vergar:a, co.mo por el D-ecreto-Ley d.e 1925, 00: tuv-o en vista el prropósi-
y a una pro~.esta del >5€-UtadoT d-on Guillermo Barros J.ara, en: to de dar a aque-l servicio eJ carácter y la organización de una
la Cáma.ra de que forma pade. empres?- -eomer.cial autónoma, independiente de la a-eción di-
L-a C!Urffit.ión ha. sido debaticl1a €:11 e[l S.e-nad·o. con motiv·o de r.e•cta de,l Gobierno, de taJ manera que 1a. inrter,caJ.a:c-ión de
unra c-onsulta ÍIOT-mulada por I~os senad.oreiS don Abraham Ga- miemb-ros d-el Go-ng.r.eso .en su -dirección actual, importaría la
tica y don Roh~rt·o Sánchez, que -ejer.c.ían cargos de Cons:eje-· verdadera aberra.ció.n .de !Somete-r a la influen-cda del P.oder IJe-
ros de Jos F-er-rocarriles, previa re_nnne-ia de la remune-ración gisla;tiv·O, una administración que .s.e quiso sustraer, C'On mu~
que a -esos carg'os había asignado el dec;re.to-ley orgánioeo de· bu.en.as naz-ones, a la jnflu-enrcia dre•l P:oder Ejecutivo, que es el
los Ferr.ocaróÚrs ele! Eel!ad·o, de 17 de Octubr•· de 1925. El De- único admini<Jtr,ador legítirrn~ del Esta.do.
creto-Ley autnriz.;t la renuncia doe la remUnereción, y c.abía L.a te.n.denóa a invadü- el cam·po d-e -acción del Poder Eje-
0i-erto as-idero a la duela re.spe.cto de la idea de que pudieran cutiv-o, abiei"t-amente contraria aJ. espíritu y al -orig-en de la
desempeñar los ca.rg·os de Consejero los congres¡a.les que, N-· a-ctual C-onstitución, se ha -dej1a.d.o s~ntir con fUJe•rza eu -el Con-
nunciando la remuneración, desempeñen graíuitame-nte el CJar- gres~ a.e.tual, y se ha tr.aducido en ·una oorie .de 1-ey>es en que
go, sip caer, por c-onsiguiente, oen la iuc·O-.mpatibilidad para d-es-· se cr.e-an Conse-j>os aJ flrente de numer-osos serv1c,.i,os púb1i.c:os,
empe:fiar una función retribuída ··0011 f.ondos doe.l Estado. Las. oon p~artici-p.a;cd.6n gratuita dJe. miembros del Oóug.r€SrO, o. de-
opin~on-es ,s.e ¡encontraron dividoidJ3S en la Comisión d·e Consti- .ai!os por las Cáma.ras. Es indudable qu.e €S\e sistem.a tiem.-
tución, Legi&lal\::i6n y J usrtric!i•a d-el Senado, que pr~entó dos· in- d~ a acentuaree cW.a día má.s, pues .co.r;r-esponde al deseo ir.re-
:fol'm-es, ·C·on dos firmas cada uno, en favor de la conipatibiliélad. sistible de loo polí.tioos de reoobmr 1as posiciones que a.nres ·
el urro, y el otro en pro de la incompatibilid~d. El Sen,ado, ""' tuv~-eran, en desmed,r:O ·de l,os intereses naeionales y .de t.rasla-
sesión de 10 de M-ayo de 1926, se pr-onunció por la- inco-mpati- da.r de UUe>'O 8•1 C~ngreso el timón de la adoninrlswaoión prúi>J.i-
bilidad, P·Or 18 votos cm>tra 11. Ca qwe }a C<>mtioooión <¡uiso vcolver a su uhicaoión 16giea y
Const. de 1925.-13
194- ~ 195-
conveniente que .e•13 el Gobierno. El d~sarr-o1lo del.siste~:na pue-. Las medidas indicadas en prime.r.o y segundo .ténm:ino, eS-
d-e lleg.ar a la .an:u1Jad·ón 00mpl-eta d-ed. PtOd-er EJe?u~1~-o, m-e- tán al alcamoe dffi P·oder Ejecutivo, que puede y debe oponer
dianw un ·jl€>l'l>iswnrt"' ataque de tlanqu<>o que oon$ISl1!:<L en la su veto! a las ley€1S :que .8Jp:ruebe el Congr-eso, -en contrarveneió-n
a~ictadó:n de ley€6, c-ada vez más numer-osas, en q~-e. &e o;.g:~~
a loo p~in-cipiiOS l'oOO•pectivDs. La.s ex:presad·as en te!'Lc;ero y <ma-r-
nicen Oonee:j:os p.a:ra la Dire0c·ión de todos Jos serv1cws publl- ta lugar, r-equie-ren re•f·ormas •C.Orurbi•tucio.llia:les, .que Jmp.Orrtan, e.n
cos, .dando_ ,0ahM.a en eUos a miemhDos de_ l·as ·Cáanaras D de-
lo ·qwe to.c:a aJ. te!'lee.r m"ientb.ro de nuestr:a enu!rtleU'ación, reaiiza~
s-ig.na.d·O<S pOT ~eoHas. . l>fra rerorma que fué propu•sta y fro ace,pta:da €n 1925, y e11 1o
Con tal pco"lec\imien<to, se f.r'uetraría por ·completo. cl fm per- tocam..W al cua~rto miembro, intr·odueir uua ref,o.l'lllla .eÜmpJeta-
seguid~ por la rev·olución del 5 de Sei>tlmb_re de 1924. y de la menrte nueva que .eill truquoeJJ.a •ocasión pasó inadvertida.
· reforma <lOooúitwclooru que fué su más p·reo1ada oonquista. El La nueva ref·onma, en las materias seña1a.das, s-e impone co-
CongJ:'I€SO no tendría pa.rtti-cipaBión en la '~r~aniz;~·?i·ón ~ .1os mo una imp-eri-osoa n.eeesid,ad de s~lv.a,c-ión púb1Wa y ICIUal-quier
Mi:nisrteitios e.near@ados de di·r1gir la ¡3dma. mstr.a·c·~o~ publi-ca, saorifliclo que se haga para r<>alizar1a, mer<>Cli)I"á la grrutitud
pero tomaría .dd.r•e0t.ame•nte la g.es·tión ele los se.-~VJ.CI•os que l-a de la masa general de los habitantes de la República, que. ao-
. comp-onen, media;nrt:-e la p.artkipaeión de sus miembros, o de
piJ.'Ian aJ. bieu de ésta, ca.n prescindencia de 1os pasaj.eros inte-
persorue•os suy.oo en Consejoo d'ireotivoo de todos el!Ds · . .• resoo de loo partidoo polítioos .
El Poa.der Ej>e:CJut·iv,0 .ll>eg1a.ría .a .encmlltrarse en la siftuaewn
Mierutras no 11egu.e 1a. nueva r€-.form.a, eJ. mal irá .crrecioenclo
del eautiv·o que, despu-és d-e sustnaer su .c,abez·a a~ doga~l Qpre-
día a dia, y el Pooor Ej<Jeutivo tiene cl deber pwtJ:iótico 00 po-
sor, viera apr1sionad•o su ~u~r:pD ent.ero p·or los 1n.num:erahlies
ne-rle a.taj·o, ~aet-a. donde }lt} ooa p{)sib1e, 0Q.n eJ. -ejercici-o persis.
tentáculos ·dle< un inmoo~c;o pulpo. wnte, raz~n.,c>o y en~.rgico de su bcultad de veto. Como la
¿•Cuá:les son Jos m-edios par.a resguacrxlar el interés naci10nal
gota de agua llega a t"'ladrar la rooa, la defBnsa ·tenaz del in-
y el espíritu de la Cons<titwoión cootra el av.anoe de tam gra- terés naci.onajl, por e1l P·roo:i.doenrte d-e la RleprúbJ.i-ca., l·leg.ará a
ves peligr·os ~ Ex:po:rudremos sinooramente nu-estro· pensar a es- .desconcertar el €spír.itu in-y¡as:or d-el Crongreso, y aunque así no
te respecto·: . . . fuer<>, el Jefe Supremo de la Na•ción, habrá cumplid~ eu d<>bior
l.Q R1fa.cci·onar 0om.rt:.ra el pasado¡ &bandonandü en deflnl~l­ .de resguwrdar 1a Oonsltitlirción, y -el ropíri.tu públ:iJ0o,. ed'Ucado
va·el vi'eiatdo sistema de -eoloe.ar Gonsej.os .o J:üntas de c:ual~u.l-e­ por su ejemplD, discuTii'irá los medios de poner té-rmin-o a la in·
r.a ,0lase al frente -o 1al lado de la.· Direc·ción de los ser"~w'1iC.10S vasión.
n!ÚbliN~.9. . · . . P.ara t-erminar con la materia qtlleo 1hernos toc-ado más arriba
"" 2 Q Si esto no oo hici.e;ra, prescindir por 1o ·mJea:J.:os, de liteluu·
ll·ü-~ haremos Mll'go .de un Blrgum-ento que se ha h-ec.ho pm·.~
en ~os ÜQ.IlS!ej.os a 1as pemonalidad~s promine~'Ws de los p~r· c-ohonestar la p·arti-cd,pa;ción de los .c-o.ngr-esal-es en }os Oo·nsej-os
tic1os polítioos, nombrando sólo a perscmas &l_eJ 3lc1as de ..~ai:l ..:U·
1

~ J un~~s de se-rvi·cios- administrativos, y no cerrar el paso a su


éhas ·políticas: y de C811."áJc.ter mer.am-en<t-e ~é:m.rwo,. suhoromna.d.a-s mtClusiOn en esas ·C.Orpora•c-i·ones. S~eo ha di eh o que no es posi~
en todo •easo -a- las- dir-ecciones d-e los OO!Iy;].·ClOIS •
ble pr-escindir d-el coneurr.LID en ellas de )ros «hombres má..s pre-
3.' Establ~oer la absO'luta inDO'll1pat1bi:tid!aid de los cargos le- parados» del p1aís. ·
gislativos oon ~oOO otra func-ión 9 oom~sión _píobl~a,a., s-ea O· no
Este &rgumento es oompletamente especios.o_, en prirrue¡¡o lu-
remunerada -en términos de. que los c·on,g-rooa~-es no pu-edan garr, por.que los Diputa,.d;os o Senad·o,res no ·sO-n gene-rahn-ent~
d-esem•peña:rias nQ por dooignaci·ón de 1as Gámaras, -ni por de- -elegidos en razón d-e su «prepar.aoión», si.no pDr otras eronside-
Signa:eión gubernativ-a, ni oo rep~o;eOOJl!ta-ció-n de •0orpo·r~a:01ones de
raeion~s; e-n s.egu~~-o luga!l', porque propiamerite no s-on elegi-
ninguna -eep€,cie. · . . .. · -dos, smo qu-e- sohcit•an eUos la elecció.n; y en terc-er l·uo-ar
4.9 Impedir la p.aQ•ti0i~a10ión de l!arS GáJmama~ e~. l.a diOOCH}mn porqu-e so-n dJesig.na~dos :nii-emhros d-e 1oiS Consejos, no· en ra~~
de loo servi·eioo públloos po.r medO.o de 1a des1gna~16n oo per- de su ·CoOmpe;tenda, sinD -en repre&ent.a,ción de los par·tidos Na-
s-onas de su el-ección, ·aunque no f{)rm-e.n par·te dieJl Oongl'OOo · .die p11ede- n-ega.r que hay -en el Congr-eso pensonalidad~s de-
- 196- -197-

alto fuste dier.J.tro de cie·Dtas esferas de ac.úividad, e.speci·a1men-


te en la eieucia jm·ídirea, y en. algunas de JJas ramas de la in- AM.30.
dUBtria 1ag¡ríc-ola; pero serí.a locura supcmeor· que el perso:uaJ.
Texto actual: Te~to
'
antiguo:
le.gi~SJlakivü, compoues.to hoy de 177 hombres y hasta h~oo p-ooo
do 155, sea el ~xpo.nonte oompleto de todas las •competencias ART. 30.-Ningún Diputado o ART. 2.1 (23). Tercera parte:
y apti\oudes del país. Si .así fuera, este país, pe<J.ueño y nuevo, Senador, doesd·e el momento de Ningún Di:pu.tad·o, ·desde el
habría realiza·do en edad precoz, lo que no han alCilnzado las su elee.ci6n y hasta seis meses momentO" .de su elección :y ha-sta
más viejas y cultas nacio,nes d-el mundo. de~ués de terminar su cargo, aeis mes·ea &espués de termina.r
puede s&r n-ombl'·ado para fun-
Algún tiemp-o después de es·c.rito este -co.meutario, y aún su cargo, ¡puede ser nombrado
ción, eomiai6n o -empleo público pa.r;a. f-unción, -comisión o em-
desp-ués de hab-e-r sid-o él publica.do en Lm Nación de Santi·ago, r-etribuidos con fondos fisealss o pleos públi-cos re"bribuídoa.
se pl!;ruteó nuevamen;te en la Cá.mara de Diputado•• la cuestión municipales.
Esta ·disposición no rige en
de la 0ompatibüidad entre los caTgos legislativos y eiertas Esta dis;posici.ón no dg.e en caso de guerra .exterior ni se
furucion;es públicas r1emunerada.s. En un eas·a, se ty,ató de re- e.aso de gu-erra •exterior; ni se extiende a los eargos de Presi-
solver una oonsulta del Diputad·o don Tomás A. Ramírez, aplioa a los cargos ·de Plresid:en- d~nte de la Repi1bli.ca Ministro
1
te de la República1 Ministros del Despacho y Agente Diplom4-
que hwbia sic1o· nombrado, en 19-24, De1egado del Go-biiffi'no ante de Estado y Ag.ente Dip[oo:náti-
la Asoeiacióil.l de Pr·o.d1mtores de S.alitre, y que, á vir.tud. d-e ~o tico; ¡pero sólo los cargos con~
co; pero sólo los oorgos. cünf-e- ferido:s en estado de guerra. y los
dispuesto pa1· la Ley N.' 4144, de 25 do Julio de 1927, entró ridos -en .estado de guerra son de Minis~:ros del Despacho son
a formar pa•te del Consejo Sa!litrero, como tal Delegado del compatibles con las funcion-es de .compatibles con las _funciones d.e
Gobiexn.o, 0nn derecho a una ·remuneración pOir .cad-a se·si·6n d.e-1 D.i¡m.tado o Senador, Diputados.
Oonsej.o i-ndicado a que iasristi.e;ra. OonsUiltó el s-eñor Ramírez ART. 26 (3·2). Acápite final:
si tendrí·a dere·0ho a per-cibir eSia remun-era10ión, y tanto loa C..o~ Lo dis-puesto .en el a.rt. 21
(2:3) r.&~pecto de los Diputados,
misión de -L·egi~I.a0ión y Justicü.a 00m.o l1a Cáonara misma, afb~
comprende también a loa Sene.-
s-o-lvi'€Xon la C'l)nsru1ta en sentido _afirm:ativo-. Esta reao1uci6n dores.
es, a n-u.estro jui•0io, em1a.O:a.
P·ooo deflQlu€s, se ptklOOThtÓ el caso de tres señores Diputa- Esw. artículo forma parte del plan de inoompatibilidades
dos .que de.oompeñaba>n oargoo de médicos d<t hospitales de Salrl- o~nceb1do en 1888 y reproduce las idJe,as oontenid"" en los
tiago, y consultaron a la Cámara respecto' de la compa.tibdli- acá-pites antepenúltimo y penúlmmo del antig»o art. 21 (23)
dad de esoo emp1eos con SUJS cargos parlamentarios. L,a Cá- resp~ct? de. los Diputados y extendidJas a los Senado.res por
mara aprohó sin debate el informe de su •comisión de Legie1a- el wcap1te frnal del antiguo art. 26 (32).
ción .Y Justicia, en -el eentid·o de que n-o existía iooompatibili- -~a mente ifle,l antiguo a-cápite ant-ep-enúltimo mencicmad{) fué
dad, por o.uanto loo méilicos de hospitales •Olll nombr•ados por evitar que la ín.flu.eneia presid-en.ci•al s-o-bre l.as miembro~ d-el
los Admin:istrad{}:r-es de esos ·estab.J.ecimientos-, y remunerll!dos C-ongr--eoo pu~~er•a ej€r.citame mediante su designación para
eon f.on.doos que n-o son f.iscales, ni municip¡alies, sino propi-os em~leos pu·bl·wos durante 1e1l ejercicio de su ma.ndato p-arlamen-
de las Juntas de Benefucencia, iMtituoiones de d<>recho pú- tar¡?, o la p-r-o:messa doe aonferi·rJ-es di0hos empJ.eo.s d·espuéa que
blico con personalic>ad juridica . h~·b1eren ter·~In.ado sus fu'DJciones l>egislativas. -Se f·ué aún más
le~o•:· pues ": qu:i&o evita,. tamhlén .que eJ P<'esidente de la Re..
pu~lw~ pudiera eoo·f-erár emplBos· a los c-ongresales, con el fin
~e mmtarloo al abandono de sus cargx¡s l<Jgislativos. P·or eon:
a1gmonw, el espíritu de esta incomp;atibilidad fué establo""'
una .doble limitación: al Presidente de la Repúb1ica pa.ro. drur
funciOn-es, empl-eos o comisiones retribuída.s a los ea.ngr.esales
-198- -199-

durant-e- su mandato o en el oo:rn'ffiltrle incrillediato- a la ex,pira~ do esas funci•ones, sea nomb:rado pro.foooll' univ.ersit/a•rio, p-or ser
ción d-e éste, y a loo oongre&al-es para ft!ooptar ·O soli-citar em~ éste un -empleo retrihuído con f.ond•Üs- fiscales y .no estar .exce¡p-
pleos, func.iones o C'omisiones a ca;mhi:o del ab.ando~,o de sus tu&d~ d• ,¡,, regla gene!l"al d€1 art. 30.
cargos legislativ-os. El sistema ha sid·o mantlenid{) pQr 1a re- El seg.und<i a,oápite del art. 3() diiliore ,ooooidemblemente del
fOrma, agreg-ando idéntica incompatibilidad eon los empleos, acápite penúltiJmo del aontj,g>mo .art. 21 (23) que <C·O'Iltenía l·a•
funei·ones o c·om.isiones r-etribuídas p·or los Municipios. eXJe{l-p.cion€s de la ·r-egla geneml exproesad.a en el a:cápite .an-
La ~OT-egaci6n pue·de expHc1arse por d·os razones. Una sería t€'riD!l".
ia de que ].os congr<Sales pudienan ser inJlluoociados por ofre- La.s ex-Cie1pciones estaba-n -expresadas 10011 tan· mala r.ed.a:cc.ión 1
0imientos de Municipios, influeneiad-os a su vez por el Presi- qu~ su intelig~mcia imponía ·cierta gimnasia intelec•tual, ina-
d€llte. de la República. La otra, es sin duda, la de m&!lltene!l" ceptable oo ;un te:x:to -loégrul de ta•n .reducida extensión y .de tan-
a los congresares en .situación de absoluta independencia, d_e- ta imp.or1tanda. P.a.ra f,fi.JciUtar S·U ·C.ompreooión a ·la gell€ít"ali-
dicadoo tan sólo a sus funciones legislati\las, lej·os de la admi- da·d de l~os Leetol'l&S, po0o fiamili.:arizados •00111 la illlterpr.etrución
nistcaoión general del Estado y también de la administra- de 't·3x:tos .abstrusos, de.smenuzamé:mos el oontenid.o de ese aieá-
ción l<Joaa, que sería paxa el ·caso la del Municipio de la ca- pite, .pTncur¡a•nd·o ·ha~C!Ell'lo nÍás ·inteligib¡e,
pital, o de algu.no próximo :a ésta, ya qu-e sería difícily raro Eee texbo dioponía para el DiputadJo ,o Se11a·do• dwrarute el
que un Diputado o Sen~dJor pudiera ser designado pa,ra al- ejer-cicio ·r1e SUIS f.unci~ones legislativas y dn1.rante el oomootre si-
gún emp-leo de un Municipio muy distarute. guiem.te a la expir,3Jc16n de su anandatn, lo si¡guie:nt..€:
En el corto tiempo que lleva d.e vigoocia 1a Constitución, 1. 0 que pod~a ser elegi·do Pll'€sidoot..e de 1la RepúbHca o noon-
se ha presentad<> ya una duda respecto de la apiicación del br.ad·o AgeDJte Dip1omático, en tie-mp-o de paz -o c1e g;weiru.'a, per~
.ar<t. 30. Ella pr·owoo d" la ref<lrma intraCicueida en 0l a,r•t. 29 diendo su ICjaT.go legislart.iv•o, si se .enCJorrt·r.aba does.ermpeñándolo
en el cual se .eompa.tibiliz.ó los ·Cargos legisl•ativ-os .eou los em- en €1 -momento de la e1eCJci6n •o noiillhr.arn:iento.
p-l-eos, funéones o comisioQnes retribuidas d.e la enseñanza su- 2. 9 ciue püd.í.a &el! nombr.adD Ministro de Estad..o1 en tiempo
perior, serJunda:ria o esp-ecial, que se desempeñoo .en la c·api:tal de p.az o .de. .guerra, ,c-o-nservando su car@o .legiela:tiv10 si estaba
de la República. El Diputado don Tomás A. Ramírez Frías, d.eoomp~ñá:nd.olo a-1 momento de su nomb.narrniento.
que había sido pr-of-esor universitario y había perdidn eu em- 3. 9 que p·odí;a ser nombr.ado p:rura .cmralqui& empleo pú·bli.co
pleo en la enseñanza fiscal por hab.,r aceptado una investidJu- ooruserVlando el .c.a·rgo :1e_.gislatiVlo ;que e.stüviese deSJempeñando,
o:-a legislativa, bajo el imperio de la iooompatibilidad absolu- pero s6lo en el .caso. de .que el nom·brarrni-en to se hiciere e11
ta establecida por 1a Constitución anterior, consultó a la Cá- tirnrpo dte. · guer.ra.
mara si pod:ría aeeptar de nuevo una cá,tedra univerSitaria, Se .contempla'ban,. entonces, dos situruciones en que la•s nece..:
conservand,o su ~Cargo legislativo, bajo el impeTio de la nm~·va s1dad;es de-l p.aí>S se prreenta1n en fDrma distinta: la d-e la p-az 1
Gonstihwión que estruhlece la compat]billda:d ~ef0rida. La Co- en que la vida' ·nado.n.a1l Se d€sar.ro.l1a norrmahMiJ.ltl€-, y la de la
misión de Constitueión, Legis1ación y Justicia de kt Cámara de gu-err-ra exteri0rr .en que -1os :P·eli.g·Dos y las dificultades ee mul"'-
Diputados, y la Cámara misma, se pr·onuuei.&r•on .en sentido tiplican, justifi.ca.nc1o l.a .3Jd·opción de p1~o~ced~i-erlrbos ext-ra.ordi~
negativo. n-arios. No se .contemplaba la sibn.ació:n de gu-err.a •civil.
L-a resolución es ajustada .a la Constitución y a la 16gi0w. Por otra parte, oo tenía. en cumta la calidad de los empl<>oo
E.n efecto .el .ar..t. 29, p€1'1IDite q_ue .UJU p¡r-ofesor · u-nive·rsita·rlo p·úbl:Leos, y en v-hsta ·de eUo, se que-ría d-ej-ar .al puebl-o en S·i-
ooa elegido D1putaoe1Jo o Sen!lldor, y pueda e-jer;c.er c'Onjuntrurnen- tuación de -elegir en .c:ru.alquie.r mo•m.sen'bn P·resid-ente de ij_,a R.e--
te el .c.a.rgo 1'81gisl.ativo y e;l i€mpleo dooonte que tuvi€oo al mo- públilc.a a,l ciudadano qu€ ~sthnarr•a •C·onv~nierirte, y al PTesiden-
mento de se.r elegido. Pero, el art. 3{) se ·opone a que un Dipu- te ..cle 1a República en situación de nomhrar Ministros deJ Des-
ta•do o Senador, mientras está oo el e~jlffi.'lci.Cio de sus ,f,unc:i·on-es paeho o Ag.~ntes Diplomáticos; a los i!ind·a:d•a:nos qu-e, por -consi-
legislativas y aún ha:'lJta seis nw~S~es· d.espu.OO de haher-.t.ern:nina- doeradones ele polírti1ca. interna .a int-e-Tnadonal respo-ndieran.
-200- - 201

a las necesid:acl·e<3 impuestas por circ:unstancias d.e·te.rminadas. el an-mnen-to en .que .1a l·ibertad e-1eoto-ral se in.oor_poró ~·- nues-
En tercer término, &e •C[•treria ·deja·r siemp1r<e a I{JS IC•O'llgr.es:a- tros -hábitt.o..s polítieros, y el Ooogr-eiS-o tu~o vida ;pl"lo-pia e i.nde-
l€S en situa:eión d-e .a.oepta•r carteras min:isteria.loes, sin perder pe.nd•i'€-n1:~, ya :s.e hizo sentir la JTIJe•Coes-idad d.e que '€1 p18rso.naJ de
sus ·Cm"ggos lteiislatiVlos, dentr.o d.e ~la tendenei•a .a fav;ol'le·ceT la los Pod·e-res L>eogislativ-o y Ejecutivo no se cO-n-fundiera eu e·l
influencia de:l Goillg'll'€1'30, que es la médula -c1e·l sistemta_ par- promis.cmo entrev-ero .qu-e antes fuBra sopor-tabl-e.
la-mentari•o. La üpc.ión d.e los miemhr.os -del Oongreso a las -cal"-beras
La re·forma :ae 1925 ha mantenidü .las disp•Oi!:Üciones ante- ministeriales, -ero.ns.erv:a!Thdo Sllil inv·estid•u.ras par1amentarias, oo
riorffi, :a·ún .en su reda.cción, en la -cu.ai sólo ha •cambiado ·algu- ha tra.ducict.o durante -el i-mper-io -d-el sisterma parlamentario,
nas palabras y sig.nos de p.untua•eión, qu.e tiend~n a clasificar en una -el-e las maj11o-res calaanid.a·d€s que ha tenido que s-op.QJr~
las ideas y ~·xpresaTl.as Bn .armonía ·~con -e.l t.e·cni·cismo jurídico tar la Nación chilena. L.as !3mbiciooes <1o las peroon&hdades
de nuestro üe.mp•o·. PIElr-o ·Contioene !ll1la r.ef-o.:nr.aa fund.acme'ntal · moediü0re.s, que el ·diner.n, .l.a.audacia -o el fraude 11-ev&balll. a loo
qu·e ha 'consistido ifm suprimir la anención d-e: los l\finistll'OS de puesto-s J..egislativ.os, más deiSIInedida:s .mien>tr.as menoo jootifi-
E~tado (que ~·ntes llamaban <1e'l Deepacho) en Ja omción fi- cab1es, se sinti.er.on estimuladas por un sis-tema q1u.e loo prer-mi-
nal dd acápite. tia1 optar al des-e>mP€ñ•o de 1as carter.as mini&teria1es sin .co-
·Mediante es·a sola supresión, ha quedado establecido e-n la rr-er el ll'i-esgo d.e pel'der !SUS influencias legislativ.as. Esto trajo
Gonstitueión qu~ 1loS DiputadOS- y Sen¡adm.es que sean noom- COO'D.!O {~Q.llS8CUJ0nc.ia, lo .qwe se .ha namado €-lltr:e lllOO:·CYtros Ia -«rO-
.br:ad.as MinisWos doe Estado, sea en ti-empo de paz o de gl1'€!lTa, ta.tiva unin-iste.ri:al» 1 mediante la. cua-l, todos ·o ·easi· ··to.d·os 10s
pierdell su invooticLu.ra legislativ-a •c-on la -aooptaC'i&n del ca-rgo eotngresal€s de .los parti<tos p-o1íth3,0S en tinay-o:ría, se asign•a.lban
mi·nisterial. carteras minisl:ler1alres .dentro· -doel pe.ríod1o de S·tU3 func.icmes le-
·Esta es una d·e las ref-m~mas más imp.orbantes que se han gislativ.as, emprean<1o para ;captarlas toda .cl:aoo de p!l'ooedi-
rea'liz¡ado en 1925; ella responde más que .a una aspiración, a mi-ent.os, n-o sólo :0ootra .l·oo- Mi-nistr-os· d-e otl,os partidos, sino
un verdader-o ·clam-or de la .opinión púbHea, que n·o· ha ~cesad-o tamhlén eoa.ntr.a. sus propi·os eoonmiliton•es. Esto O'easionarha ·al
de reclamarla desde veinte o tr.einta .añ.os atrás. Es al mismo país e-l grarve ma-l de la inffi.tahil·ida:d g.ub&·nartiV'a, p:n>ei'S c-a-
tiempo, la ref.or-ma que desperta•ba la má.r:: tenaz resistenda da Ministeri.o duraba por término· medio •U(Il 1Jr.imwtre. Y como
del ~adn de li{).S pall"tid.os polílti·c.os, mar-cando .oom_o una línea loo hombNS de ·rea.l mér1to q@ tenían loe partid•oo no tomaban
de fu10go el pro·fundo a•bisma. que los divor:cia·ba de la npinión p.a.l'lte en tan ind.ec·o·r-.oso j.u,.e.go, r.e&ul:t:a,ba un nu.evQ mal, qUJe
pública, -ouya repr€1S!entación oo ·atribuían. De·ntrü .CJ..e"l punt-o er.a la eleva.eión al G-obi-erno de IS'Ujetoe de poca v.alí-a moral
de vista teór:i1CJO c1e~ D-eoocho Político, la in-compatibilidad ab- y de escasa p.repar.ación, cuyo recuer.c1-o indigna y ruboriza.
soluta entre los -earg.as de Mini.stl"o ·d-e EiSibad-o y los -earr-gos il.e- Se dañaba así al P.oder Ej;ocuthco, dotándnlo de Mi.ni.stros
gislativos ·es una •CO•ns.e·cueneia -.esenc~a·l e -:i.nelU;dib1e d-el siste- 1noompet.entes y q'Uie sólo ib:an al Gobi.eTno a sa·tisfaoor oom-
.ma de separa-ción, equilibrio y contTol de los Pode·r-es Púb-li-cos, promisoo electoraloo, e impidiendo que los oompet<>ntes pudie-
en c1on tr:a.posición a. la -confusión cW f8Jcu1Dac:Ues administr.a.tiv-as r-an hacer algo -útil p.orqu-e .en .el breV€- pe-riodo dJe sus funcio-
y 1-egis-Lativ.as que inv.o1u-eDan -el sistema .parlam-e-ntario y el p.r>e- nes n-o .al·c.anzab.an si-qui-eira .a •O·rlentar-se ni ID€nos a rroooJver
sidencial nebo. loo problemas ·de su i.n·orumbencia. S<>· malogr.aba t1lillibién al
Es pri'J"Yta faoie singÚ1ar qUJe la GoJ1JStitución de 1833, d-e í.n- Poder L>egi.'9l-a1tÍvü·, cuyo tiempo· se' maJg¡asta.ba eJl las eoontí-
d.o.le n-etamoe-nrte p.rMi-c1encial, ·oomp.atihi.liza·ra los .c.arg:os :m.i- nuas tramoyas, enc·onad.as 1-UlehaS, .d:1s·cusi:on-es bioontinas, in-
nhsteria1es .ccm los c.argos legis1ativoo ¡ pero, ello se- .expliea, terpelaciones, -etc., con- que p~I'turbaban la acci6n de 1oo Mi-
porque .aquella Gollll'titución flr.anqu~•ha al Ej<JC'Ilti"o tantoo nistros, 1os que todavía .no lo habifrn si<1o y ostab.an ob~ona­
medioo: de su.preodi:tar .l.a v;oJu.nta.a· ·del Ocm.gr-es-o, y <1e organizar- cloo por el a.pmlt.o de ~oompl"zarlos. Por <>ncima de las graves
lo a su alb-edrí-o, que él poder Legislativ.o Uegaha .a ser un.a clleS'tio.n.es -.e·con6rmieas, soc.ialoes-, :inter-oodcmra1es y po1íti-c.as, que
d-ependencia suya, tm simple rodaje d-e Gobie-rno. P€1'0, desd-e requerían la a<tenci6n oo.njunta de los Poderes Legis1l>tivo y
202- -203-
Ejecutiv-o p.ar•a .c,ons.ervar y dooarr.oUa:J.' a..l país, oestaoba siem- anhelaba era el ostableoianiooto· iLe la incoanpatihilidad verda-
pre sobre el. ta.p.erbe una sola y eterna c'UJest~-ón: 1a er~is .mmu;- d~r-a ~ 'absoluta ellltre roe •Cargos J;egis1atiV{JS y Itoo p!UteSt-os mi-
teri-al, que re hizo una v.e-rdad;era -enfe¡rm-edad endennca oen nts>t.ria1~s como lo ha establ~cido la GonstifmoiÓill ruotual.
uu.-estr·o país, .m,ientra.s en los pa.í&es bien ·o,rga.niz.ados es ·un Esta roef.orma verudTá -a s·ubsa.n.ar, no de·l to!d:O,- per:o sí en su
accidente qu-e .s,e presenta a lo 1eJos y sMo por motivos de al· .CJaru.sa pri~IC'ip·a11 el inconveniente de la. «•r·ortR~tiva ministe~rht1>>.
to interés públioo. La nueva Gmnstilt1>ci6i11 .\a 001Il<l'l1Jroa en dJob!Je foo::ma:. imponi€il'l-
Nro -es fá.eil .resumir .en bnev.es tél'llllinos l•a uom.emclatú.ra de do en el a.I'\. 3() la pé•r·dida de sn ·oargo legjslativ~. al cong.re-
las varia.das fórmul~s ministeriales que han existido en Chile sad. q.ue aCi61plbe ru;ll!a¡ 1Ciarter-a ll.TIÍ!ruis-terj.al, y ersta.b-1ec:iendo en -e-l
drurante ~1 imp.eráo del P.ar~a'lilJffiloto: minis'bell'ios -di.misiouaxi~, OJI"l. 28 la inhabilidad de los Ministros de Estado pa>.a ser ele-
nünis'beri·os de coalición o de alianza, münisteri.os presidenma.- gidos Diputados o Senad•O!€s.
les, minis-te·r1Ü; universales, mi.n1sterios de f-unci'Orua;rios, minis-
teri.os nrutr.ales, min1sbe•ri,os de amigos de-l Presk1ente de la R-e· ART. 31
públtca, ministerios de adm•inoietración, ministerios c1e· un Só-
lo .c.olo·r, mi~niSftecio;s parlamentarios, im:iniste.rios de 3 a- 3, de Texto actual: Texto antiguo :
4 a 2 y hasta mimis-teri·os .a:c:orrnpaña.ntoes, ·m.i.noisrl:e-ri-os ,con tole-
ranela radi,cal .o ·COO.nserv·a,d.o·ra, minist-erios.de oontr-o: Fué p·roe-. Art. 31.-Cesará en el cargo Art. 21 (·&3). CuaJ,"•ta parte,
el Di-putado o Senador que se fJnaJ:
ciso c!'€ar 'Uina joerg.a especial que e-ra fl~miliar a ,1os elementos
au.senta1·e del país por má-s de El Diputado, durante el ejer-
crwe vivían en la p.alít-ica y -de la política, y que !l'etumhaba. con treinta ·CUas, sin permiso de la cic-io de au cargo, no puede ce-
:flúne•b!'le, son en los oi·d·os de la Na.ción q¡we trabaja, siente Y as- Cáma-1·~ a r¡ue pertenesca, o, en leb?·ar o cauoionar los contratos
pira a la .tr,anquilidad y al b¡en'estar. recesO ilQ ella, de su Presidente. indicados en , el N.o 4 (so.bre
El buen sentido m.adonal, demas]ad.o rtoler.ant€, peDo perfec- Sólo leyes especiales pod-rán au-- obras públicas o sqbr-e_ ;_provisión
tamente ~consciente de l·o .que -eStaba p.asand·o, se .d-ió cu,em.ta torizar la ausencia.· por má.8 de de cualquiera -especie de artícu-
un año.
muy _p-~onto .de qu-e era in-dispem3:ble pon-er término al trajín los) 1 Y cesará en sus funciones
Cesará también en el ear.go el si sobreviene la inhab-illidad de·
d•l Congreso a la Moneda y -de.1a Moneda al Oongr,.;o de los Diputado o .senador que, dura.n· signada en el N.o .l (Si ae Iui.ce
pa.rtiqu-i.nre de 'nuestra polí1 t~Cia. OuaJ..tdo- .el Pll'es.id_ente Al~­ te su ejereieio, celebrare o OOIU· eclesiástieo U'egular o aeepta u:a
sandri p'UISo .a.ídos .. al -clamor públic-o en e&ta -mat-e:r1a y mam- ciona1·e contratos con el Estado; nombramiento de párroco o vice·
f-es-tó su i.ntooción ,dJe. atender-lo, los p:olític.os ee per.c-a,t-a.r,on de y el (]'Jte actua-re como abogado párroco).
1a faJsedad de su situ:a·ci6n y se •allana.ron a un arreglo que O 1/tan(latario en cualquier clase Art. 26 (.3·2) _ Acápite final:
de juicios pm~tuentes contra el
se traduj·o en la Ley N.' 4004 ·de 26 d~ Febrero .de 1924, que Lo- dispuesto en el art. 21
Fisvo, o como p1·ocurad-or o (2·3) respecto de J.os Diputados,
no -acepta-ro-n por patriortismo sino· ·poi!' rf:emo·r. C.o.m;o .esa l:e-y no agente en gestiones pa.rticulMes eompren,d·e también a -los Sena-
fu-é imsp:h·a.da pa:r la ~€ll-a f-e, no se {lt0tó en forma d.e roe- de carácter a&minit;trativo. dores.
llJ.Jediacr -el ro-rul sino tan sólo d-e aparrenta:r que oo le- qu-ería re-
:n:tJeodi-ar. Se· .ac:¿rdó qu.::; 1os parlamemJt.arios nombnad·OI5 Mi.niabros ____ ~súe .a:rrttCIUJ.o €1S ·C-ompl·etaan'€1Tht..e nuevo, p.ues. :S·Óilio .en peque-
d-e E~o d>eboerían sei- eonfirm·adOs p·o¡r- el pueb1o en srtlS car- msima part-e conS>e~a una idea de la Co-nstitución anterior.
gos loegisl~tivoo p.a.ra poder c-orrr-:•ervarlos. E:r.a un simpl-e sub- Ti<mde " evitan- ab'USos .oonsiderahl•s que hahia desarmllado
ter.fugi.o p1ara ht11rlar 1a .aspii'aoeión natc-·i-onral puesto .qu.e el eon- e~ -r-égimen -p.ai"l-amenttla:rio, srOinclonámdoJ.·o~ ·C·on Ja cmd'lta.idad de·l
gmeal no:mbr.a.do J\!Iinist•ro ele. E:S-t.ad-o, al Bolrci-t.ar die. nl~~vo lo:'!. mandato le-gisl-Rit:iv:o de il{)s congT~e~Sales 1qure i.nc-urJ.'.a1I oen -el•loOs.
suf.ragioo del pue-blo· oo ese momento, b'le en.c.onrtraba. mas habl- Se puede -dedr que este &rtí.culo €S el de las «<(JJdnódades legis• .
lita:d'o qu.e J.Um-ea. p.ar,a emp1ea'r -la1s. -ill'f.l.uencias de- ru oe.a:rg.o a.~­ W-_t't-v·as», Y oo- refiere a tl'€s sit.na.cio.n-es distintas que examina-
mi-nistra.tiv·o par!a. rec-obrar sn JHWsrf:o 1-e.gisla:t:iv,o. A·qneU.o -eclu;- r.em{)S' sep:a.r.a-da:menrte.
valia- a. brindc\'1' un ·ba.rquiUn a un h-ao1nhr':i.ent~o. Lo que·- oe·l p-aiS P'rirnera reforrn·a-.-Es-tá to:ta•1m-e·nte ccmf.enida -e-n -el primer
-204- -205-

a:eápitre diell. artícml.o. Anrte& era muy f.recu®te que los D-ipuM sistema c-onsidera 1'3.1 aruse.ncia del Dip11'tm..do 'o Senador en tr-es
tados ·O 'Senadores abandonaran el d~s.e;mpe-ño. d~' SUS Cargos, cas1os distintos de ~durac.i·ón: l.Q aUJSoe'n·cia d-e· menos de ·treiruta
q111e jlJ!Ql irnp-m·tab:a el ejw0i·0io ele .un -d~r:ech:o sill'O el. oom·p~·i­ días, en qu-e .e-1 Dip·utad·o· o Senad-or 1110 necesita •o-btenm per-
mieruto de .una ·ohl.:ig:aeión, gratuírba pe.rQ siempre obhg:at-ona, miso de nadie, y podrá haC!er viajes brev·es a pafs,es próximos;
pa;m saJl.ir dlf'l .p-aís- w vie~j-es .de .neg¡ockis o .de -pl~~r, pBl!'ma- 2. Q .ausencias hasta -d.e un año, ·com. perm·iso· esp00hlll d·e la Cá-
n.eoc.iendo 1alt1JSiellltes d0 sus funcJ]ones durmnte la.r,g,o •t)Jf')mpo, Y a mara .roopediva, ·O del P·re:sidenrbe d·e ella •en eaoo d·e r<e-c-eso p•a.:r-
veoos peorí·aclos .euterm:í. Este era por lo g-ellleTal 01 pec.a.c.l~ ele lamentario-; 3.Q auoo.n-e.ias por más .d'€ un año, p.a.ra las 1CIU.a1es
eo.n>D'oosa1es: acaudalados-, que d~spué:s_ d!e ~mlie~tar ·con ahinco oo reql.W'I'irá p1reei1S!alllwm.rl:e .aurbor.}za-ci-ón p.or anedi.o· de Ull!a Jey
la e'Le.cció.n, rana v-ez obtemida ésta, s-e di·rigían .al e~tr.anjer:a Y espee;ia1.
&e eervía:n de rmsr rtítruJ10S ·1e.gis1a1:iv·os como de una ehqueib~'l clero- En l·os -casos ·2.Q y 3.Q, JJa falta .de permiso o .de la autoriza-
tinada a d,e.eora1r sus personalidacl..es donCLe· J1Jacli..e los -c:onocía. ción por J.ey e:spec:ial, funpürt.&rá pa.r.a el Diputa.do o Senad{l-r
Mientras huho >en Chile Diprutaclos y Se:n.ad.o1r00 sup1ent>es· (uno que pr·o,lmngu~ su a'U,SI€Jllicia d-el país por .más de tre.inil:a días
po.r -CJa·da cl2:parta•mento •O pr-ovincia), el abuso te.n~a~ un -eorrec- o -de un año r..es·p:.e·ctiv:aan-ente la .c.a,d1u.Bidad de oo -cargo leg:isla-
tivo previsto p-or la Constitución llllÍsma, pues SI e1 sup.l~nrbe tiv.o y i.a .eloe0ción .de .un sustiturbo.
era del mismo partid-o políti.co que el pl"'~opietaria., oe•l reemplazo P.ero como lo ha,brá ¡notado ell~·0t01r, esrta reforma sólo con-
no imp.o.rtaha .más .que ·la mlSititu-ción d'l3 un oo~ng~el3·al ~-~11' otro ' .
templa el caso de los legiSLado""" .que ~banc1one.n sns funcio-
igúaJ.mente }e.gítiJ:no, y si >el supl~rlite m.a a.dv.ers•ar:vo pohhc.o d-el nes, trla&lrudá.nd•ooo a-l exrt.ramj~TIO, mas ·n1o .el de aquellos .que,
pr.opiet a,ri-o, éste no se ausentaba p·ara no· da:r1e e.ntrad·a a.l Con-
1
pe·Dmane0ie.ndo oen .el p.a:ís, ·.ahaíDJc1o:nen rt¡ambién eus funciones,
gr·e-s.o. E-n el Uruguay l.a dificmlta.d se ha srubsaJJ:a.d.o -es_t~ble­ a:hsteniéndose -d-e asistir a las sesiones d~e lJas Cánna-ras o de l•as
ci..endo la eleC.c.ión d·e .congresales su.pltmt-es en el ;mismo nrtum.e- Oomis~ones p.a.l'ltrurne-ntf:-ariaS de qoo -fomen par-te. Est-os ú1timos
r-o quM ·el d.-e prop.ietari-os: y ·eoonjuntamen:be CJOn -és•tos p~ra _qu-e n.o tendrán máB sancáón qwe la dismiil.ueión más iluao·r.1a que
los •roompla-oon en !fiados los •Ciasos en ·que fa.1ten, tr-aJllSI•to:ra.a o r.e:a1l d-e iSIU dieta par~amenrtwria, -como- JJo ver:€1IIlJOS al flinral de
.definí tiv:acrn-en te. esta obra .
La ilimitada •tolerancia c1.eJ. aru.sentisrn-o .p·arl.amoo.taa.'io era La .cffi"tapisa de .\lltJ!a ley par.a ·q'llie u.n Jegislac1o~ pooda a1l-
una. lar:mentable pecul~a.rida.d die nuestrro paÍ!S. Los ca.rg·OS Jegis- senta.roo del país po·r m·ás de ·un ;año, >es casi iluSooria, porque
lativ·os b:np-ort.a.n en la ge.ner.aiHdo31d de 1os país-es, obli-gacio- esas leyes serán de ,ordinario votadas- 1c.on suma1 ~a~cilida.d en el
n-es que hay ~u.-e cour:m.p.lirlas, si Sie. p-ue.d..e, y que se d.eb>en renu~­ C-ongrOOo: 1os c:onm:iJ:ii:lo-nes p:o·liticos del solici1iante las vota~
ciar -en el -caso -contrario. En ninguna p.wte se tol.er.a que el DI- rán por -C~omp-laee.ncia para oon -al .amigo, y SUB adv.e:rsarWs
putado o 8onador re ¡a,usente sin da1r <menta a. nadie de su c.on- tamb:bén, para ·a:segur.a.roo la 'l'ecipro·cd.·CLatd. y pM'.a fra.ri.q<u.ear el
du0ta, abandona.ndJo J.as tareas que 1e -c.o;r:r-e:s·p,onCLen en la Cá- al-ej1amienrto de un :C'Omp-etidor. Seria preferibl-e, a nUPe&tro jui-
m-a,ra o- en l-as Comisiones d-e estudios. En. Chile mismo, a p-esar óo, suprfunir e;l otorg.am1embo d:e .esas auúo·rizac~on.ea p·Or ley, y
de.l ~le•nc:i-o de la Constitución en esita m.arf:.el'ia, .el ilustre p-oH-. establecer ·en cam·bi·o·, que la .aooencia. de un :biputad<CJo o S,eua-
tico .de moe-j·oners. rtiemp,os, don Ma.nruel Antonio Matta, ·CIU.Ya vida dor p-or más de s-eis meses- pl-o.dujer.a ip.So facto la c.a.ducidad
entera fué u.n CIO:neta.nte ejemplü ·de ml01.'181 pública y privada! del carg.o resp-ectiv-o.
conskl0l"ó que er-a su. -deber pr~esenbar la re111unci.a de su ca-I-go La idea :llué propuesta y aoopta,da en la Sub-Comisión en
d.e Senador .por Ata-cama, c-uando· nobles ·o·blig.aciones p-arlf;icu- t.érminús .00 .pr.odnci.T J'..esu1tad1os eH0aroos; pe.r.o, se Ja chapodó
lar·es lo pusieron en el ·c.aso -de 'a-ba:ndOillar su ·l""eSÍdencia en la desprués hasta dej.arJ.a r•edu-cida 'casi -a una simple doolara.ción
capital para' t"asladarla a Oopiapó (.año 18S5). plaJt&nic.a. Deagra-ciada.men.te, en las Actas ·00 la Sub~Gomisi.61ll
Para re-rn&Hacr el abtwo del ail.J.Sentismo parla.menrtario se ha no a;p!arece -el tex·to de la pr-o.p.osicri-6n rtaJ. •c.omo fué hecha, sin-o
intl'lodu.cid.a un sistema que -es.iá lej-os de ser satisf.&oto:ri·o, per'O tan sólo .uam parte de l1as· -obOOl"VaciOJlJeS que oo f-oil:mularon res-
que en ·todo ca-so· -es preferible .a1 deso-r.d-en anterior. E·l nuevo peelto a ella (páginas 342 y 343) .
-206- - 207 -;-

Después de ooc.rito es.te c:ollne.nt31r1o se ha hecho mal uso d-e pue.de haoor1o evitando inCIUrrrir -en 1Ja cadu.cidre·d mediante la
esta disposiiCión constit.uc:i,on1al. La Lrey 4338, üt·OO'gó a un Di- .pr-esentación y a:c.ep·tadán poroe·vi•a de &U reil!Uílloia.
putado p-ermiso par.a permaneoor fuér.a. del país hasta por L·a Cámara de Diputadoo, en sesión del 7 d~ Febrero de
dieciocho meses; la Ley 45216 facwltó a O<bl.'o Dip¡11tado para au- 1'929, rad·optó ·el siguliemrte .acU€-J'ldO: «La. Cámara d.ec.lar.a, en CO·
sentarse hasta por dos años, Ja mitad de su perliod'o p'arlame:n- nocimiento de Ja ·cornsulta hecha p:or. el Diputado doon Ignacio
brio; y ha dado 1a úlüma nota la Ley 45,45, de 25 de E'!lero Urrrutia Manzan-01 qu.e no e:riste in0omp-a.tibi1idad legal para
de 1929, por la 'cual se autorizó a u.n D;putado para salir de que ru•n uniembr·o d'€1 Congreso. pueda pr.oo.entrarse como pootor
la República «p.or más d-e lUl añ-<}», \Sin fij"ar la duración máxi- a un remarte de a.r.r:iieu1do d-e ·u-na. propWd!a~d ·de una J.unrta de
ma del p·ermiso, de mod-o ·crue se ha pt'le8Cind1do por -crompleto Beneficencia Y .p.ara que, en caso de ser aceptada 1.a p·ostura,
d-e la m-ente ;0Q.l'1filtitucÍOillia!l. L1a. :eseneia d-e todo ·pte1rmiso tem- pueda fir·rnar e -inscribir -el CJo•rresp01ndien1be ·c-on tr.a-to ·de arren-
poral está en fijar su duración máxi·m.a. d·ami•ento».
s,egun&m r:e.fotrma.-------<'Esbá contem-pl;ada en la primera orSJci-ón Terc.e.ra reform.a.-Esta no time antecedente alguno- en· la
del aeáplte seglli!ldo. Eill <>onflo.rmidad a cl1a el Diputad<> o Se- Con&ti~ci&n wt-e.rior y se J:ri.z¡o nec-esaria por vicios d-rearro-
n.ador qu-e .c;eJ-ebrare ·o !C!a,ucionare ·CDnrtratoo de cualquiera na- llados durante el imper>~ del sil>tema parlllllllOOtario. Está ~on:
turaleza c.o:n el Estad-o durante el ejercici·o de su manda-to, tenida en la segUillda oraeiÓi!l o pa~te fir;al del segundo a~ápi­
oreará en su ·Car_g¡o, y d-eberá ser .roomplazado por e1ec,.c.ión po- te del 1a.rt. 31. y se bifurca en dos ideas que no son más q1ue
puLar de mra .persona. Esta ·Oa.duoida.d ""' la OO·Il61e~1len0ia ló- V"arian<es .o· fases de Uilla sola .. Tiene por <>bj~o in:npedir, den-
g;oa. de la inhabi1id!bd par.a oor elegido Dip'lllta.do o Senador tro de 1o posible, que se cOilltinúe perpetr.ando €1 a.buso de ras
que estabLeoo d inoiso 4.' del art. 28. «g.esti·o.nes .admin19tra:tivas» qu;e tarut·o inc.r.emen1Í.o había .alcan-
Esta .disp-osición ha venido a da:r forma comp~e·t.a. y .efi,craz zado, hlega'Illdo a ·Constitl~ir una notnr:i·a vergüenza .naci·o-wa·l
a runa idea que eSitab:a insinuada -r.udim'€nta.riamoote en el acá.~ «Gestión ad-minisrtrlaJbiva», en su -sent.ido recto y natural, es
p;te final del ,amtiguo 'articulo 21 (23) y aunque se p·r<>Ser;ta la rtr.ami·ta:eión de ·alguna s-o-li-citud anrte el Poder Ejecutivo .o
e-n focma. máf:i rigurosa, es e.n .el hecho más Hhera1 -qu-e a:que- las .auto·ri-d.ades de su dep.end..en{•..ia1 por el inter100ado mis:rno {l
lla. Decía la aruterio.r Constitución: «El Diputado (10 S-ena- por -cu.alquienru :persona en su nombr-e. En este serutido, la ges-
dor), .durante el ej-ercicio .d:e su ·C:argo 1 no ·puede oolebrar o tión ad.ministr.a-tbr.a :oo rtienre nada de ·p1artic:ular ni muchO '!)le-
caucionar los •C.ontratos indicados €in el N.o 4.o» es decir los nos d.e vituperabl-e, po~qu.e no impwta otl'.a c,o•sa que el ejer-
<<c-ontratos sobre obras públic.ras 10 sobre pDov1si6m. de ·eual- ci·cio del derecho de petiei6n, .g.ar.antiz;ado por la Co.nstitución
qui.era .esp.ec:ie d:e -a.11Uculos:v, y .:no establecia la ·eadueidad de1 niisma, con el ·objeto de ,Q'btener benefierios pr.1Yados, -e>o.mun.a.les
ril..a.n.da·t·o }.egis-la·tivo üel c-ongr.esal que en !~l h-eeho Eeg:ar.a a o g.eneral~s~ legítimos .en tadn -caso. Pero :e:n ChiLe se ha. dado
celebrar o •cauci.onar .dj,c:hos ,contn11tos. Gomo esa~ dispooidón en llam'&r «g>esl;iones ·admi:nistrativaS>> .a las di.Ligencias -que se
oonstitucionoarl no podia ·crUJeda..r .en el V8:C.Í·O, ionportab.a en ea ·han solid·o .realizar poQ·r· personalidades .alt.amOOJte situadas en
h-e0ho ·una pr;ohibic•ión .para el Ej'tJcutivo de .celebrar esos la soei-eda..d o en la· pol'Íit1ica1 C<OJJ. ieJ. fin de :obten-er para sí {l pa-
eootratoo oon 1os -c.01ngresa:les :0 de aoopta·dos .como d:ia..doDes en ra p-erso-nas ·o eo001pañÍ'ae que parbr-oe.inan, henefi.cios más o me-
;ellos. Ahora se h:a ~xt·endiclo 1a ·e-numeración de los oo-ntr:a- nos cuanrt:úosos •C<On d.emnedro ilegítimo d·el patri·moniio .001 .Es-
tos, puoo la ÜQtn&titnción se refiere a todos, pero .no se lim~ta trudo. A las petsonas qu.e h!b'bitu~lmoooo, ü p-or l~ menos eon al-
la .activid·ad ind,ustrb.:J o oo-m~rdal de los Dip-utados ~ Sena- guna frecuencia, han patrocinadoo éste g-én!eor·-o de pretensiones,
d<Or.es p.oohibiénd10les la c-e-1-ebr;ación 10 •0auc.ión de -eontr:atos. eon se les hta llBJmadio «oge&l::ores adrm.inistnativ·os», :inv'()Juorando en
el Estaid·o, sino que se la sanciona -eo-n la 'oadudclad del man- la Jiraoo un e~ncepto un tanto desp€ictho, wbre todo cuando
da-to l-egislativo. En tal eme-rgencia, .el Diputado o Senad.o.r e'las personas han puesto .rul servicie~ de los inoor"""s p~LI"tiou­
qti.e · p,r·e-tenda relebroar o ca1ücionar un ,oowtr-a.to cron el ES!tado, l.ares las influencias que ;tem~.an oomo :miembroo d-el Oongreoo1
-209-
-208-
a los del Fisco 1ante los Trihu.niDloes d·e Justicia po·r d~ingui~
llam.·ados a dar vida ro :l11UJeiT'te a los Ministerios· 0on S'U voto dos aho.gad:oo q111e ·o,cupa-ba:n pu.esrtos en .el O.ongr.eso Naeiona!l.
parkurnemta.rio. Esos abog.adoo prütc.edí-an dentro de .I-a •más •estdeta legaHdoad,
L·o~S -<<g·.wto.res admilll.iiSit.ra.tiv;os» han sido los .peores 3.ZQrbeS d~J pu.s no había l<.y a1guna que pr·ohibiera a ].os legisladores abo-
país, porque, .al atmpa:ro c1e sus ,<1ec.isivas infloon!CJ1as;· 1as em- g.all' -contra -la Nación .ante los T,ri:bun-ales. S.obre -ésto no po-
presas ro ·e:ompañí.as lllEIICiona.Joes o exrt;:r;a:njeras, han .c.omertido ·los dfa cahe-r duda; pero sí ·cabía -dudar de .}a moralid13.d del pro~
más estnp~eiil.d.Os latrnc-i·n1os en perjuicio d-e-1 Estado, y han vio- ('¡?dimie.nto. Segu.ramenie esos -abogados eran s-olicitad-os en ra~
ladü las leyes, ord6na.nz:as y· contratos, en perjuido- del pú- :-:ún· .de su prestigi·o p.ro.f-esional j-UJStrumente mereeid:o; per'O· la
blico-, todo •Coon la más v.er~onz.osa imp-unidad. ver.dad es .qru.e 1S:U ca.l·id1a1d -cl.e 8ena·d.Jo-r.es o Di putadoo, que in~
La «g.esrti•ón administ-rativ-a», e:n cl oonti.do .es:pecíficro que se fluían pOtr r:azón de sus .carg-os en la formfuc-ió1n de las l'f•yes,
1€ dá ahora. en Clüle y qUJe la oo:nciencia ¡yú-blica. reprueba, y m.er.ood ·al régime-n parl.am.entall'ioO, en los .aCJtoa del Pode-r
p.areoo q'UJe _no fué -CJo:nocida en l-os rti.empos viej-os, en -qu~ Ira ho- Ejecutiv,o·, daba ma·rg.e.n a pens.a.r que se les b"ti.Scaha más bien
nesti-da-d .de las .co&tu.m.hl"ffi, la esc.3sa m·on.ta .d.e los neg.oci.os y en viiSba· ·d!e· sus altas influ-enci,as polí-ticas. La nueva Comsti-
la pobr.eZra de la Nación no fueron propicios .a su ge1•min·a.e-ión. tuCiión tiemJde .a salv.a! lrus d'Ud.as en .esta. materia estab1eciend'0
P~ro el .desar-rollo de la civitiZla1ción y de la .riqu-eza púhliea, con tod.a clarid:a·d ::la prohibición de que l·os congl'les·al•es pueda'Il
que ejercen por igu.aJl su i:i:Lf-1u-encia en -e-l inel'001-ento· d-el bien a•c.tuar como abogados o m.andlart;ai:':i-Os €m CUJa.lqu.ier·a clase de
y .q,eJ. mal, trajo a.l país pTáctkas vi-Ci·osas que e.s.os misnws fa·c- juici<QS C'Oontr.a 1e1l Estado.
tores han hecho na-0er en ·otros de cultura mru·cho más· ava.n- En el -.a,rt. 31 ISJe ·CJO(I).templan todos los :cas.oo en que c.i.e·r·tos
za.da que l1a1 nuestra. G.ener.alm.ente, se .croo que la «gestión ad- a1ctos d>e Jos l-e·gislac1tQires 'putt"d•e-n acarl'lear .la caducidad o <!e~
minisrtQ·ativ•a» 'empezó a ge.rmina:r- len Chi•le en .el p¡eríodJo trans- sa·c.ióih de sus mandatos. Ahora bien, ¿-cuál rerá .el medio die
currido -entre la -eonclusd.ó.n de l:a Gu.érra d-el Pa.cífico y la r.e-- llevar a la prácti·ea tau sai"cLabl~s precepóos! La Goostitn-
voluc.ión de 1891, p.or J.;a inc.ita·ción de ca.pitalÜstas extranje- ción no lo di0e, per·o nos atrevemos .a &'ll·P"D•ner que Joo -cami~
ros que brilld-all'•On provec11100 cuantiosos a personalidades im- nos serán d•os: l.Q la dim~isión d·el .l•egis1a.d-or qu~ se a~L"LSoent-a.roe
po~tanws p-ara ,o.btener mediante su influjo beneficios fweaJes p·or ·ti-empo ·p.rolonga.do, r.eleb!'laiT.e o -eaucio.n.are •oontT"atos c-on
injustificados. el F:isc.o, ·O reproes€ntare i,nter.eS'es o em,prend:iie.re d-efensas ju-
Después de 1891, la «gesrtión administrativa» se fué inore- diciales com•f:J·a €1 Estad{); 2.Q ·la denuncia pm .a;cci-ón porp.ula.r
mentandro eawj:u-ntamente c:on el pa·rLamenta.:rismo, y co;n el ·C-O- en cas·o ·de que el 1-egiSilado·r -a.fie,ctadto no· se hubi€re adoela:ntado
hecho ·~Jl.eeto.raJ, .dántlooe ilia man-o es-balSo tres ~enfermedades de ,a: dimit.i.T su •(}arg-o legisil.aJtivo. Tod.aví.a 0aboe pr%D"Ul1ta.rse: bqué
nuoeetl'lo organis-mo poHtic-o demf;J_'Io de .un -cír-culo vici·oso, en que auta.ridad será la llamad•a a estudia-r ,l·os ·casos• y -doec1arar la
todas ellas estab.an encadenadas- por eet.oochas vincllJ.aciones C€sación? Tampoco lQo rlieoe eJ. tex-to -0onstitncio-nal, y puede en~
de eamsa·lid·ad ;rleleíproca, hasta ·"'bO.CJar extremos a1i:mm.an-tes .en tenc1Je.roo que será 1a _Cáunar.a res·p.ect.i v.a. Este sistema no nos
ia década inme-diatamente .anWri·o•r a la revo,lución de 1924. 'parece sartisfar.t.oúo, y 0onside.rainos que oor~a más 'cünve.niente
Loo militarffi que en Sep.t;,illbre de 1924, emprendie~on la atribuir el eonoeianie:nto y d.e-císión en esta materia :a un cuer~
ar.dua y patTi6ti.ea tarea -de sanear el 1Mnhiem.te püolí.tico de po extraño al Congr·eso, aP·artán.-diOS.e tambi~n del S·.isrt:ieoma tri~
Chile, tomaron muy oo cuenta el desa.or•oUo oo la «ge.tión ail.- J.lado en Chile de endilgru:J.e a las Cortes de J ustieia todos
mEnistr.ati•va», y U.egar:on .a ohtener au:n:iSftosam.ente de los par~ aquellos oarsmüos que prima· f.acie no· 'se sa1be d{lnde pone!'llos.
tidos polítiGos la elillninaci6n de 1augunoo de sus hombros sindi- Se nos ucurne qruJe· lo mej1or seria ene<om-en:d:ar e1 estudio y r-e~
cad·os {~·omo ·«g.esbo:res», en l!a proclamación -de ca:q.did·ato-s a car- ·f.;olue:ió:n de -los· casos de caducidad de 1os -carg.o:s legislativos
gos legislatiV·os ·p.ara -el Gong.r.es-.o -que oo deberí-a elegir en room- &l Tribunal Calificador, p:o-r ·medi·o de una ley interpretartiva
plazo dd 'que fué disuelto ese mro. o reg1&meruta,ria .de] a.t. 31.
En el ·concepto púb-liClo forma-ba -una especLe o va,ri1aru:OO de
la «geetión. admi.n-iet.ra,tiva» J,a defensa d-e in!fler-eses contrrurios U.onst. de 1925.-H
-310- -211-

do tan ,b1en .c.lasific:ados por el pr-oflesror argentino Garay ·como


puebloo de aluvión.

Greemos q n-e n·o es-tará de más refie.rir-nos a 1o qu,e se ha_ he-


cho -en otros paises .pa.ra remediar ·D .evitar 1nali€s .análog.os· a
1oo que he-mos_ apuntado en -el -eomtmrtario del .art. 31. En Po- Texto aetual: Texto antiguo:
1-a.nia se oobablec-ió por la Constirt:tución Republicana -de 19211
ART. 82.-Los Diputados y ART." 12 (14). Los Diputados
el régimen padann-ent.a:r:i-o, pero- en los púm.>erOS' cinco -añ•os de Senado·r.es son .inviolables por las y Senadores son inviolables por
sn vig'lencia ya se palparon -casi todos los inc·onvenlen<tes qlle o·piniones ·que manifiesten y los la$ opiniones que manifiesten y
.e-1 mismo -ré,O'Íill11!;111 p.r:.oduj.o -en IIIJUe~tro ,paí!S, y se U.eg·ó ,a. pro- voto.s que emitan en el desempe- votos que .emitan en el des·em-
. duc.ir tma r~evolución con -el fin de .r•ef.o•rmar J.a Oonstltució:n ño de sus ear-gOB. peño de sus cargos,
para Ponerles término. La ref.or.ma :reaJiz.a:dJa: en·. Ag;otSto de
192-6 cont.iene enrbre sus disposidon.es, algunas tendientes a ptü- Este ariímüo -es 1a tr>aecrJ.pción C'asi 'li·'beo:a1 del•antiguo arlí-cu-
ner co,to a los beoriieJ'icios indebidos qu<> lDs Diputad'"" prewn- lo 12 qllle, .c,.on €'1 nJÚme'ro. 14 figur:a:ba -en térmi11Jos kLénticos t\on la
den ,o,bl€ner del Gobierno. Oon.stitución d-e 1833. S.e trata pues, de una d·isposi·eión ~asi.
En la F-e.d10r-adón Anstralirona rigen dispüs·icion-es .muy efi- ~ntenaTia qu-e no se ha modific.aCLo abso·lu:ta-mente, a pes·ar de
caces, propias .del "buen se:rut·idn 'anglo-sajón, ·c;ontenidas en Jia los vuelcos que la vida nac.ionál ha ex.perimentado d-esde- -el
Oonetituei6n dictada para a.g_neJ Dominio por el Par-lamento momenúo en que flué estabLecid-a. Da invio1abihdad absoluta de
Británico. Los artímlos 20 y &8 establecen que el Senador o. Re- las ·Orpiniooes y de los V·O·tos d·e .J.os l.egislado.r.es en el ej-ereicio
presentante que faltare drur-anrbe dos 1neses CJnnsooutiv•OS a las de .s-us ·cargos seo impuso •CO:r.Q:O una nsecesidad pTimordial en
eesio.nes de su Oámait"a rrepeetiva sin ·peruniso de -el·1a, drará lu- los ·CIQrmiernz·oS ele nnestrra vida. T>epublic-ana, ·cuando en Chile y
g¡aT a la vacamcia de s-u puesto. El art. "4·4, N.Q 5.Q, es-tableoo la en los demás países hispano-a.meri•canos no -esrtaha bien asenta-
inhabilidad para se-r elegidü Senador o Repl'les.entaillrbe d·e to- d·o en Las costumbres el d·ebic1o rl'esp.eto a la ·in·d~p.endencia d-el
da persona q1ue rtenga u.n inter.és p.ec.uni,aóo ·directo o indú·ecto P.oder Legislativ-o, y .9e habían pT>esenci.ado. vituper.abl€8 abu-
en un .c,ontra.to c.u.alquite·l'laJ ·CJelebDado ·COill la &dministr.ación de sos d-e 1a, f·uerza guheimativa o -de masa13 p-opular.oo, contra
la Fecl:eración, .a. Clualquier títulü, que no sea el de miemhro det€rmiruados Iegisl·ad·ores y a.ún contl'la Coogresos ooter.os.
0 .c.a.inter-esadro d'€ una socied·ad inco·rpo•raCLa que ·comprend-a
En ·los tiemp•os actuales, la situla,ción está completaJinente
márs de v.eimticineo pe-reo;nas. E•l arlt. 45, N.Q 3.Q, d-i·ce que per- cam.bia.da. Los .cuerpos le·gislativos, y -cada uno d.e sus miem-
die·rá su aJSMmto en el P.arlamento, de pleno derecho el Se·na- bT·os, encu.entr.a.n en la opinión púbHca 'o/ en l.as esfer.as doél
dor 0 Repres.enta"Tite que directa o indirectamente, reciba o G·obierno -el más· am_p.li·o rl€speto, sea •cual ]u-eT~e el grado de
a.oopte .recibir tm sa1.ar:i.o 'o T-emu.n.er:adórn por oorvicios PT·eS·~a­ indep.ende'l1-cia .que manifieet.en, siempre que se mantengau den-
d.os en el Padamento .a una p.e·riSioma -o a un Esta'cl'o. Y pro.r f1~, tro de los límit~s del deber y del patrio,tismo. Pem, mientras
el art. 46 disp-one· que las perf.lonas inoap,adtadas: pa.r.a ser Se- la gen-er.aJidad de los legisladores se mantien-en, en esta· mate-
nador-es .a Repr.eoo.nrl:.a.ntes, qne en -el hecho se ~nrtrndujeran a.1 ria, dentro de-los 1fmites- prudenciales que trazan Bl d.er.ec.ho y I.a
Parlarrnoento, «soportarán, por •c-ada d·ía. ·de permanencia en él, rizón, los hay tambi·én que, sin LS>eT .amen.azad·os por ruadie,
una multa de eien lib-r1a1s ester,fuas a favoc· -de La p~rsona que se -convierte-n eHos en arrn:enaza.dores p.a1r el abuso desm€-did.o
J.as denuncie sobre este particub.r ante Tribnnail. ·CIOinpet€nte». de su inviolwbilidad.
Estas. disposicio-nes medi.tad.as e,n Inglaterra, país de tradi- En •cuanto 1a la manifestación de -opiniones, la p•aeión políti-·
ci..on.-es polit.icas y m.ora1es, para riegir en un pals ntwvo c·omo ca y la enemis·tad ·personal han lle'V'aido, en renten.are.s d.e o:ca-
AusrtraHa deb.erÍlan ser aplica-das en Chil.e, y en los d.e.más pue- sion.e~s, a Diputados y S-enad-or-es a {30l11v-erür Ita tribun·a prurla-
blos ame~.:i:c.anos, que están pri.ncipiood.-o a. f·Oirmarse Y han si- mentaria en .un verdade-ro r.educto d-e dif,amwciones y doe des-
-212- -213-

aho-gos -COJltra l·os f•uncionari:os púbHcos o contra sus a.dversa- El establ€·cimi-entt'D de la responsa~bilJ-dad .parJam81ntaria no
r~os person-ales, sin -que éstos d-esmanes puedan tener sanci-ón sería t8JD1p-o:c'o una tcompleta novedOO en nuestro p.aís; puest'O
legal de nimguna espetc.ie. que 1a Go>J&ti>tución -de 1828, en el N.o 2.' del art. 47, autorizó
Y -en -cu'a'llto a los vo,ta.s, no han sido raros los ·easos en que, la acus&ció.n política contra «miembrros · de ambas Cámaras»
contr.ar1and-o las -disposidóll~s exp.r.es.ms d.e los Reglamentos de por «d0litoo de traición, malversa-ción de fíondros públicos in-
las misunas Cámaras, algunos •Bongresa1es w han eonsiderad'o fracción ,d-e la ConstituciÓ:n y vi·olación de los derechos indi-
h.abilitad,os par4 influir en ·la apiohadón de leyes qwe. mani- vidua1es».
fie.s-tlao:nente redunclahan eu provechos ·directos de sooie·dad~s ART. 33.
en .que tenían consider.ahle participación ellos mism{)s o per-
son.as de su pa:r>entela. Texto actual: Texto antiguo:
El principio de la resp.o1!Babilidad d.omina hoy pm comple-
ART. 33.-Ni_ngún Diputado o ART. 13 (15). Ningún Sena-
to m el Derecho P.o_líttioo Ameri·c.ano. La irresponsabilidad
Sena·d01·, desc1e el día de su elec- dor o Diputado, desde el día de
e~ una e];jcepción en Améri.ca, y &ubsislie só.lo com·o un I"€sabi{l ción, puede ser aeus!lr1o, perse- su elección, podrá ser acusado,
de los ti001pos -feudal-es en la vi,eja Euro'PI&, qu~ ha entrado en guido o arrestado,· sa-lvo el caso perseguido o arrestado, salvo en
el per]odo de d~c.ade.nC~a y sólo se mantiene en cuanto v,a ce- de delito flagmntc, si la Col'- el caso de delito in fraganti 1 si
diendo al empuj-e de loas nuevas ·ideas gen.8Ta:das ern el Nuevo te de Apelaciones de la ju1·isdic- la Vá11utra a que pertenece no
Mundo. ción respectiva, en T1·ib').lnal Ple. autol'iza p;reviamente la acusa-
no, no autoriza previamenté la ción -declarando ha.ber ·lugar a
La reforma de 1925, r-ealizada en .m-omentos e::mepdonalmen-
aeusa.ción, declarando habe1· lu- fm·mación .a. e eau.q-a.
te deli·cados de nulfstr¡a; vid.!i políHc.a, no pm_do extemderse h~ . gar la fo.rmación de causa. De •AR'l'. l4 (16) . Ningún Dipu-
ta donde- debi€1ra, y hubo de lill:nitarse a lo más haood·ero, pN>~ esta resol~~ci6n podrá rccunf-¡·se tadb o Sena.dor será ::~.cusado
mtrand-o no despe·rtar resistencias muy •considerables. Talvez, ante la Corte Supre1na. desde el día de su elección, sino
por ese ;:rnotivo, pasó inadv€1rtida la conveniencia de trazar ante su respectiva Cámara, o
límites prudenciales .a 1a irrespünsa•bilidad par1amentaria en ante la Comisión Conservadora,
materia de opini,on1es y de votos; p·er'O eHO no obsta a que de si aquella -estuvie-re en r-eceso.
Si se declara haber lugar a for-
hoy en .a,d€la.nte, ·c-on ¡f;ianquilidad y p.a.rsi·moni.a, oo vaya pen-
mación de causa, queda el acusa-
sand!o en ·00.ltcretar la r€sp-nnsoabHidad de l•os legisladOII'es oomo do suspen-dido de sus funciones.
oo ru& .oonor'<'tado la del Yre<lidente d€ la República, oo loo Mi- legislativas y sujeto al juez e.om-
nistms de Estado, de los T!l'ibuna}es de Justicia y de las. de- petente.
más ·,autoTid.adoes púb:li·c.as.
Como ejemp.rlos dign-os de oor imitados, dehemos melllJei'D'nar M.odifiea substaÍJ,cialmente a:! antiguo &rtículo 13 (15) y al
aquí -e1 art. 108 -de la Co~ti~t.:ución de Méxi0o, que establece
la resp-oliBabilid·&d de los Senad!or<S y Diputad-os de la Unión
1~ (16), :n su prirm~ra pa!-w, y satisface una asplr.ación pú-
bhca,_ n.acl-é1a a c-onsecu~,ncia d-e abus:os n.otorioos ·eametjd·os por
p-o~r los «delitos, fa-ltas u omisiones en quE~ in,0UN'tan en el €jer- el Congreso al ampar.a d·e la Constitución anteri-or .. La Cons-
cicio de sus oarg-oo» y los artímrlos 98 y 10,9· de la C.on.stituoión. tit~d6n de )833, inspi,rada por el ptr·opósi!to doe r,fJsg.uaTd.al·
Cubana, qUJe contempl-an l.a r-Mp-onsabilidad d-e .J,os Oo-nsejeros la mdepeudencia e 1nviolabiliclad de los miembros del Congre-
provinciales y ··municipales p~o~ «los amtos qu>e eje-cuten en el so,· que podía ser am.a.g.ada p-or 1a·cus.8Jciones injustas de dJeilitos
desemplflÍÍ·O de sus :Dunci•ones». c-omunes, que 0ontra eHos pudieran in-tentar gobernantes in~
La Constitución oo los Est&d·os Unidos en el pá-rrafo 1 de rescr-upul·os.os .o enemigos pervers.as, estabLeció el fuero p¡all'la-
la Secci-ón VI, autoriza el 19:I'l'.esto de Se,ruad-ot-es y Represen~ meutruri~o, .a virtud dteU 1cual, nimgún Diputado o 8enad·o·r po-
tantes (Diputad-os') ro 1os «·casos de traición, d-elito grave o d r1a
' se.r proces-ad-o pm· delitos eoanunes, sin -que la Cám~a ' ..rra
perturb.BJción d,ffi o-rden», expr~~si·ones de gr-an amplitud. resp-ectiva ex.8Jllliuar-a previamen~ l~os anteoodentoo de la acu-
-214- -215 ~

sa!Ción y se .pr·Onunciara favorab1eme.nte l'lespe-cto de su verüsi- bradas a pr-o-ceder .en de.ne1cho o €-quid.ad, dan ·amplias garan~
militud. Esta disposición hn portaba liD verdad€O.' o privilegio, tías ·de resguardar el privil-egio p¡a'l'-1Jailll.lentari.o ai igual d.e Los
p·er·o se justifk•.:a.bia· e.n cuanto Wndia a re.sguardar el pl.'estigio fueros sagrwdos d-e La jrust-ici•a. De sus r.eso·1ucion-es se piuede
de ·lo.s Cue-rpos Legislativ·os, tanto -coomo la independencia, el' apelar a la Corte Suprem-a, tanto por el oongresal a-cusado
honor y la Slegur-idad a.e sus miembros. -como por la Parte a:cusac1o-I'!a.
M:ioo:Ur:as oel pr~c.epto -c011Stitudonal fué aplicad-o c.nn recti- ·Qued1a sólo averiguar -cuál se'l.'á «la Omrte de Apelaciones
tud y sabkh:w:ía, pr.odujo }os buenos r•esultados qu-e_ él p-e_rse- 1·espectiva», y p.ar€·00 indud-abLe qu~, en ero.:nfu·ranidad a la Ley
gu]a sin o0asionar m-al alguno. Per.o a la 1-arg.a, llegó a rela-
'
jarse la disciplina mor.al d•e lo·s Oongroesos, hasta ser substtt:al·
. . Orgánica d<J Tribqwales, eilla será 1a del t.rritoxio dentro del
cual oo suponga com-ertidü el delito que se atripuya al Dipu-
da p-or el i•nberés político o- personal, y el fu.e·ro parlamenta- tado o Senador inculpado. '
~r-io HeO'Ó a ·C'Onve·r·tinse •en una p.atente de impunidad para los El Decreto-Ley N.' 554, de 25 de Septiembre de 1925, mo-
~ ' , '
d-e-litos -c.oonunes de J..os oo.ng.resa:lcs, mediante un pacto t111c1to dificó el Título IV del Lib~,o III del Cóiligo élo Pro,oedlirrrien-
de -complicidad :r..e.cÍpl'lO•Cia• de los pa:vtioelos a favo¡r de sus miem- to Penal, pa1'a :armoniza!'lo c-on la actual Oons-titución e-n ma-
bros. Durante l•os •últimos v.einte .añ·os, se ne-gó lugar sistemá- tei'ia de clesafiQl'oQS.
ticamente a los desa:Dor•os qUJe &e solicitaron, y sólo fué acep-
. ··--·-.
tad.o •uno, ·Illr€·di-ante la -c-ircunstancia -exroopcional ·de que el .A.RT, 34.
Legislad-or &C'lliS<l!d·o se ha·b~a -captad10 fuer!l:es :antip.atias_ en c.a~
Texto actual: Texto antiguo:
si todos los partidos polític-os.
La neO'la.tiv.a sist-emática d-e los desa·f·oros, después del año ART. 34,-En eáso de eer anes- ART. 15 (17): En ·easo de ser
1902 er-~ absolutamemte injustifú.c,a,b1e, p•Or do~ Tazon>e:s: eh tado algún Diputado o Sena.dor, an-estado aJgún Diputado o -Se-
pJ:rox:er luga\1..', p-orque oo ·conf(J.rmid:acl al Gódig.o de ProC>edi- por delito flagrante, será pues- nado·r por delito in fmganti, se-
mi.ento Penal promulgado .ese :año, ellos er¡an pedidos por las to inmediatamente . a disposición l'á puesto inmediatamente a dis-
Oortes de Ape-lacio-rues, lo que importaba una g.ar-antí.a máxi- de la Co1·te de A.pelac~ones ?'es- posición de la eámara respecti·va
. pectiv<t, -con la información su- o de la Co1nisWn Con-servadora,
ma dre su justifi1c·aci6n; y en seguida, po.nq•tue 1a negativa del
mru:ia. La Cm·te procederá en- c-on la info:rma.eión sumaria_. La
d.esaf·oro por la Cáma1r.a respectiva, ~mpo-rbaob:a •e·l sobreseimien- tonc.e3 con.form-e !.L lo dispue-sto Cáma1·a o lá Comisión, p1·ocederá
to definitivo en ·el p.r·oceso que re trataba d.e i:rLStawrar, en .c-on- en_ el articulo precedente. enton-ces conforme a lo dis.pues-
f-o:rmida:d .a;l .art-í.c.u,lo 6·6.2 de·l Código- moe-ncio-nado, y, por co-nsi- to en la segunda parte del ar-
guie-nte, lá CáJ!llar.a que des•N:!.haba el a·l1anmmienrbo del fuero tículo precedente,
de un •rrÜe.mbl'IO .sUy.o, ejer-eía una fun-ción inv.as-o:r.a de las
· atrihuci<me.s ·del P.oder Judicial, absolviendo práJc-tieamente a Rremplaza al antigrw art. 15 (17), disp·oniendo· ,que <Jl Di-
u,n a_¡cusa.do -desde lu-ego, sin p·e<rmitir siquiera que ee ade-_ putado o .Senador, -arrestado P'Or deh.>to in {1·agantiJ sea puesto
1a·ntara la investigación qUle •<l!pena.s ee ha-bia iniciado. a disposi-ción de la Co-rte de Ap.eJ.ac.1o:noes resp-e.ctiva, e-O'llfa.r-
Situación tan desdo-rosa no -pudí.a ·continua-r, pue.s habría po- mánd•o&e al sistema nu-evo ~stablooido po-r -el ,art. 33.
dido -conducir a-l país a extremos .9-eplo.r.ab-l.es, y al ÜQng.r€so
a su to-tal desprestigiü. Estos maLes quiso evit-a.r 1a r€•fo-rm~
de 1925, :mantenirenc1o siempre e-l f.uevo pa:rlamenba·rioO, pero
~uitarn-d·o .a las Cfumarras la f.acultad de aceptar o n-.egar ·la
admisibili-dad d-e 1os pr·010€&0s -C'riminales que Sre in-tenten c.on-
tra sus rn.Demhr-os.
Esa facultad oorresponde hoy a las Cortes de Apelacill'OOB
respectivas que, apavtadas del movimi·ento- político y acrostm:n·
-- 216- -217-

El antiguo art. 17 (19), d-isponía en su segundo acáp.ite que


ART. 35. fuer-a reemplaz;ado p·O·r eleec:ión popular -el Diputado que
Xea:to actual: T ea:to antiguo: d-ejar-a de pertene·oor a la Cámaor-a poT f.aHecimiento o por
cualq~:iera -otr.a .c.a.t1sa, dent,r.o d-e 1os ·dos .pr:iJ.11Je11~o~s años de su
ART, 35.-Desde e~ momento en ART. 14 (16). Ningún Dipn· rn.andato, y ,c,omo éste·era ·de tr•es añ.os, ·la ·dispos-idón impar~
que se dec~m·e, por reso~ución tado o Senador será a¡cusaido
taha. ordtmar el reemplazo cuand·o el DipU:tn•do c1esap•a:reciell:"a
firme, ha.ber lugar In formación ·clcsUe el día de su elección, sino
de causa, .queda el Diputado o ante su respectiva Cámara, o an·
antes de -entr-ar al ú.lümo J!ño'de sU P'P.!riodo. El art. 25 (27),
Senador ac1tsado1 suspendido de te la Comisi6D. Conservadora, ú dispoo11í.a loo mismo, p>er1o ·con términos distintos respe·C~to cloe loS
su cargo y sujeto al juez com· SJqnella estuviere en receso. Si Senadm"fs. Ahora, el prim-er .a.cápite del art. 3·6, dispo.ne 04a.C-
patente. se declara haber lugal' a forma· tame.nte l·O .mismo, ten f·oJ'tiTLa más cl.ar1a. y -c.omprensiva, para
eión de cansa, queda e.l acusado Diputados :;yT 8enac1or·es, y -exprresando que el sustituto de un
suspendido de sus t~mci01~es le·
Diputado "D Senadm· 10cupará La plaza ·del reemplazado po.r el
gislativas y sujeto al juez com·
pe~ente.
t.i-empo qne a ·éste le faltare pa·r.a enber.ar su mandato, lo que
la Constitución ante.rior sólro e·xpr-esab.a resp-ecto de 1os Sena-
Repr,O·P-uc.e la disP'osición .cont-enidm· en la {)~a·ci&n final del dOTes.
antiguo art. 14 (16), ·~moldánd·ola al tecnici.s.mo jurídic·o ac- La idea nueva que cont1em-e e-l art. 36, -expr-e&ada en su se·
tual y al sist•ema de r.ooolvoer .las ·cuesti-on-es de fuero p.arla-m'l.m- gundo .rucápite, oes 1a de llnpnne•r quoe \Se l'relf!mplace d-enWo· dre•1
tar.}o p-o¡r la vía judi•cial. término de 3-0 dí.as al Diputa·diO .a' s,en,adOol' .que hu:biere perdi~
do su •CJa•rgü }.e-_gielativo por haber ·a·c.e1prtadrn e•l .car.g.o de ~1:i~
ART, 36. nistro de Estailo.
Texto actual: Texto antiguo:
Cámara de Diputados
ART. 36.-Si un·· Diputado o ART. 17 (19). Acá.pite 1>·egun·
ART. 3í.
Senador muere o deja de perte· dv:
neeer a la Cámal'a de I?iputados .si un Diputado muere o de· Texto antig·uo:
o al Senado, por cualquie1· can· j a ·de p.ertenécer a la Cámara
sa, antes del úU·i-mo año de su por cualquiera causa,· dentro de ART. 37.-La Cámara de Di·· ART. 16 (18). ·La Cámara de
mandato, se procederá a su reem· los dos p1·i·meros años de su man- putados se compone de miem· Diputados .se compone de. miem·
plazo en la forma ·que determine dato, se pro.cederá a .su reem· bros elegidos por los Departa· bros elegidos por los depa?"ta-
la ley de elecciones, por el tér~ plazo por nuerva elecdón en la mentas, o por las agrupaciones mentos en votación directa, y
mino que le falte de su período. forma y tiempo que la ley pres~ de depattam6ntos colindantes-, en la forma que de-term·¿nare la
Et Diputado o Senador q1te criba. clentro de cada p1·ovincia, que ·es· léy de elecciones.
aceptare el cargo de Ministro ART. 25 (27). Primer acá pite: tablezca la ley, en votación cli- ART.- 17 (19). Se eleghá un
de Estado.. deber1í ser 1'eempla· Si un Senacl01' muere o deja. recta y en la forma que detet·mi· Diputado pol.' eadn. treinta mil
zado dent1·o del término c'lc tretn· de pertenecer a la Cámara por ne la ley ele eleccione-s. habitantes y por una fracción
ta días. cualquiera causa a1~tes del últ-i· Se elegirá un Diputado por que U{, baje de quince mil.
mo año de su mandato, se pro· cada tl·ein.ta mil habitantes y
cederá a sU reemplazo por nue· por una fraceión que no baje de
va· elección, por el -tiempo que le quinc.e mil.
falte, en la forma y plazo que
la lt7y prescdba. Determina la compüslcJon y pr•o·credencia d.e Ia Cámara d.e
Diputado:S. Comp·endia y .modifica 1as disposiciones qu-e esta-
Gcmtte•ne disposidon.es .antigua¡::; modificad1as en la Ítorm.a, ban oonrenidas <>n el art. 16 (18) y prime'r aoápite del art.
y una disposición nueva, que las completa. 17 (19) de la Gorustituoi6n ·ruut€-rior.
-219-
-218-
0alifieativ.o que se dé a la que equivale .a n:nestra CáJm8Jl'¡a. "'de
La aruti.gUJa Oo.nsti'bwción ~d.erberminaba que la Cámara fu.er.a Diputados. Pe·r•o 1 la cuota de p·oblaréórn p-ara elegir a cada
compuesta p·ore DiputCt~d,os -elegidos «por los dep.artamif!,Tit9s~, Diputad•o, estaba .co.nsulta&a· en la Con~:~-ti-tución antigua con
y lo d>e·cía .con tanta .claridad ·que no· d.ab.a o:n-argen a duda al- relación .a cada deprarlamelllto, y .así se sigu.i-ó entendiend-o,
guna de ·que la in<tención ·de los Gonstituy.entes había sido aún ·dtespués de· que se mis-tifi,có la Oo·n.s·titUrción introdu-cien-
·[}I"B'aT para l•OS- Diputados •e·l distrito. e-l•ectoral depwrtantentril, do la agrupaeió.n ·de ifepartwrne~Ttos po.r medio dtE! urna sinlple
ttn ·contraposición ·Cüll el ·eorl>egi•o únic-o nacional q1~e creaba pa- ley.
ra la eleoción del Senad.o. La reforuna de 1874, ~ambió la pr~­ E.n la ne.fo.rma .de 1925 ee· lm: dado existencia .constitucio-nal
cedencia del Senado, doe·termin:ando que los SeJ?.ad·ores fueran a las agrupatci•OJ.l,es e-n -el primer acápite d-el a,rt. 37, y en -el
elegid·os «p.or pr-ovinc1as», pe·r-o naclJa, innovó r~specto de la eegund·o .ac.áptte re h·a mallltenid.o las -cuotas ·antiguas de po-
.elee;ció.n de Diputados. P.oco antes de la revolu<Ción de 1891, blación, sin dete.rminM· expr~s·aan.ente que ·ésta será !a. drel doe-
se dictó una 1ey indis·cutib~·emente ~n0o·nstitucúona~1, lá de 11 partJarn:e-nto, de· ta.l .marn.e-ra q·ue, tratándose d-e agrupaciones,
de Agosto de 1890, por la •cual se establ~ció la cl0cción de se p-odrá s-ostener 00-n muy bUtenas razo.rues que la población
Diputados por «agrupaciones de doe·:partamentos» y 1a <1e S-ena- qUJe se -deba toma:r 'c-omo ·hase para la determinaiC-ión de las
do-res poli' «·ag.rupa.cionoes de p-r.ovinc~as». cuotas sea la de La .ag1rupaci6n en ·conjUtruto.
La reforma cte 1925, ha introducido en re~ nuevo text'O rcons . .
tituctonal 1a autar.i:za·c~ón pan.·.a ·qu-e la -ley pueda cre•ar las •
agrup.a.dones de -d-epartamentos, ·c.on dos .cnD!didm:ws: l-a de
qu-e .eHos sean .colindJa'lltes y la d-e que p-ertellJe·z.can a una mis- El Decreto-Ley N.' 543, de 19 de Septi<mboo ·de 1925 (Dia-
ma provincia. Tio Oficial, N." 14279, de 23 de Septiembre y 14285, del 30
El siS~tema d·e las a.g-rup.a:cinnes de departa.mlfl"ntos preoon- del •mism-o mes, de 1925. Re-copilación ... T·9'IThO· XIII, p~g .
.taJba antes tres inconvenientes principal-e.~: primero, que era 486), aprobó -el Censo Gen•erral dr& la Repúbli-ca, levantado -c·in~
inconstitucioiilal; segundo, que en al.gunos caso.s, comprendien- 00 .año.s antes, el 15 de Di-C-'il€mhr.e d.e 1920, y d•etermin·Ó €'1 nú-
do runa agrupación tod.o.~ los departm·mentos ·d.e una provincia, mero de Diputad.os •qu.e, en (}Onfol'mtd.ad .a lag ·cifras· de po-
-el colegio eLectoil~d .de los Diputados se -confundía por ooill- bla.ción arrojra.das por· re.se oenso, oorl'lesp.ond!f!J.l a ·cada De par~
plet·o con el co1egio elector:a:l de l.os 8e.nado·res; terc;er.o, que ha- t.amento doe la República. En el .a·rt. l.'.'., oo -asigna el nrfune-
cía necesaúa una distribución en 1as Cámaras, asign&nd.o un r·o de Diputadoo que .c-orrespond-e a cacla Dep!RJ.'ta.m-en1to, según
Diputado a c¡s_.da departament·o-, o un departmrwnto a cada su población, tal .como se hacía ·dwrante la vi-gencia dre l<a Cons-
Diputado, y solía su0ed~1t que, d-entr,o d"e las reglas estableei- titm.ciórn .anterior, juntando departamentos tan sólo en tres ca-
das por la ley, le -corre:s.pondía a un Diputado la repnesenta- sos: 1.Q ChañJa,r.aJ. y Copi•ap_ó; 2.<? Vallena.t· y Freirina; 3.Q Val-
ción del dep·art.a.ment.o >en q:ne había obte.nido menos sufragios! prarraís.o y Ca!Sahlanca, po·rque en es-os tr..es C.[rtSJOIS ,s.e presen!ta-
A pes.ar de estos -incon•teni€-ntes, &e mantuv•o 1a c·Q.rruptela ban depa·rtwmentos -como Chañar.al, Frreirina y Casablanca,
de las agTupaciones; y •se la ha l.egitimado en .la r:e.for11na re- que :q.•o .ai<:~a:nz-a·ban a tener €1 mínim..u.m eLe 15,000 habitantes
ciente, porque ~ ha -estimad·o qu•e con en.o se favorece la re- p-arra elegir un Dipt-ita.d-o pro!piro. Lo mismo habia ocurricLo an-
p!l'leOO-ntación de las minorías. tes oon l~s dep-artam.,ubos de Chafunal, Casabl.anca y TaJca-
La nuev.a red·wooión del art. 37 puede dar lugar a una huano, que se habian juntado .nespectivaml€-nt.e con Oopiapó,
duda en su aplica-ción, y €S ·la siguiente: se di.oo ho.y; como Valpa:raíso y Gone>epción, para el re-fle·Cito de completar y -com-
antes, que se -el.egirá un Dipu-tado :por .cada 30,00.0 habitantes o putar la población requerida pa-ra la .atriburció.n de Dipu•tados.
fraoción que no baje ·de 15,000. La baso de la distribt;oión de Poor consigui·ente, la Oonstitudón nueva fu~ apHc¡ada por el
J.0 s Diputadüs .c.ontinúa sierndD }¡a_. pobla.ción, com·o es de prác- Deareto-Ley 1011 la misma f·o:rma en que había sido. aplic1ad1a
tiC'a •corriente en todos los- Estados :resp.edü d-e la Cámara la anterior, sin ·d.all' asider-o a la dud.a .que puede iener -cab-ida
Baja, Popular, J.ov..en, de Repr-esentantes; o sea ·cual fuere el
-220- - mn-
en la ta·pr>eciación de las <mntas de. pob~a·ciórn. oogún l.as términos sito .ae lle.n&r -cmmplic1amente sus fiuncione-s; pero quedó subsis-
de 1a Co'lllstitución nueva. El .ar1t. 2.Q -establtece 24 agrupa- .ten te la dificultad rel:mtiva .a.l haen BlllpJ.eo del último año. En
ciones para la '{)Le,cción de DiputBJd.os; y, ,de -ellas, 23 compren~ c-ioe,rto ·modo, ,est'D ju;;;t.ifi-ca la amplia-ción del mandato parl•a-
den ·todos los Departamentos de las respectivas provincias; mentari·o a. cuatro .años) porque así -los legislad.-ons tendrán
. sólo p·ara la provincia d-e Sr:mtiago se establece una &e-p-aracÍÓI)l, menos m-otivos para e:xJcusaroo, s-i no realizan .obra útil para
formándooe la agrupa·cíón 8.!J. Con tr-es De•partamentos, Y la el país, puesto que tendrán para ello tres a,ñ,os libres, Y &e
7.f.l .com. el solo dtep.artamento -d-e IS.a'.lltiago. El art. 5,Q distri~ l·es d·fd.a clisponibl·e un añ·o más pa.ra: >e1 ejerdcio de ·su ju.egü
buy.e las p,r.ovincias en nmeve agrup·aoiones, qu.e s·on las mismas el-ectoral, que ha;y que cont.em-plar con espíritu práctico, ya
con&ultadas por, la· Quin-ta Disposición Transitoria. d.e la Oons- que no e.s cla'ble a ley 1alguna humana prescindir d·e l1aS :fla-
tituei6n, para el efect•o de la elección de S€:11adores. quezas que la natur:a:leza ha, inc.orpo·r,a·cl:o en la psicología de
Como se vé, el Cooso del 15 de Diciembre de 1920 sólo, llegó nuestr-a €1sp.ereie. ¡Mem,ento hmn~!
a se•r .aprobado ·con ·casi cinco· años de atraso, P·OII" un Decref:.o..
Ley de 19 de Heptiemhre d.e 1935, a ,wnoocu"ncia de qoo 1os ARTICUlrOS SUPRIMIDOS
tres Congresos elegidDs en 1918, 1921 y 1924, no habían <mm- Texto anti{¡uo:
pli<1o el deber &e .aprDbarlo y c1e dist;ribuk en oonfmmi<1ad a
él l-as Di putadOIYl'B:S y S~rua1tudas -enrtl'le los Dep-artamentos y ART. ZO (22). Los Dip.utado:i
Pr.ovin~ias de la R.epúbli.ca. Esto nos pone en e-l caso dJe· ano~ son reelegibles indefiniclamente.
tar una .omisión en que s.e incwr:rió ai hacer la ·r~·fom.a e-o•nsti- ART~ 23 (25), Los s-enadores

tucilonal de 1925, que ·c-orusiste en no haber ·Ctonsultado alguna permanecm·án en el -ejercicio de


;¡us funciOnes por seis años1 pu-
d;is-p-osición que .e·vitara p¡a.r:a el futuro 41, ll'lfl'pe-ti·ción de ta- diendo ser reelegidos indefinidd·
maña irregularidad, -en que pue-den incurrir 1os Cougres,a:s mente.
futtiros, ·como ill'currieron l·os- fu.•e-s· ·mencionados, influíd.os- poT
loo .irute-re-ses e1ecbm.al>ea die· los paxtidos. Se suprimió el . .a-rt. 20 (22) a.n:tiguo, qoo autorizaba ind.e~
fi-niclamenbe la !l'~e·11ecci6n de l,o,s Diputados, y la frasé fina.l
ART. 38.
del ar•t. 23 (25), que establ<>cía lo mismo res-pecto ,d,e los He-
Texto actual: Texto antiguo:
n.adm~.es. Est•O· se' -hiz-o ~u la i.ute.li.:,menc.ia de que la su-presión

ART. 38.-La Cámara de Di· ART. 18 (20). La Cámara de C1e esas ·disposi.c.iones .no impodaba s-uprimir la .ree1e,c.ción de
puta.dos_ se renovará. en su tata.-· Diputados se renova1·á en su to- Diputados y S.enador"t:s, ~in.o po·r cl ·C.ontra;rto, esta•bl>e.cer c·omo
lidad -cada cuatro años. talidacl cada tres años. 1'18-gla gci1er.al la. fa:cuJ:ba.rl de reelecei6n par.a todos l1os ca!I'gos
prúhlic-os, r~sp•edo -ele- los <ma:l.es no se .pr•oh.iba -o limite expr.e~
Reforma el antiguo aTt. 18 (20) en €1 •sentid,o, de aumen- swme.n:De la ·reel-ección, ;como suc-e·d1e, p-o.r ej!l;m pl·o, r-especto -de
tar a cua:tr·o añDs la ·duración -d-el mandmto d1e los Diputad-os; h· Plr-esicl'Bincia d.e la República.
qu-e ant-es oera de -tres años.
Ste· tomó muy •en 'cuenta al apr·o·bar e-st-e aumento, la cir-emw~ •
tanc.ia que .se hizo ·notan.· de que los Dipu-ta.dos: dispon~a'll sólo Cuestión muy ~digna .doe ser -C·Oin_s.iderada e..n las ft1!tnras rre.f.or~
del s.egm1-do !año d-e su ma.uda·to para haOOt" a-lguna la.hor útil, mas ·consti-tucionales, es la r-ela-tiVta a la 1r.ee1eg_ibi-lidad doe los
pues perdían .el primer añ-o en la ca-lifi.ea-ción de sus poderes, y legisl.adorre. Hay bu-enas raz-ooes tanto ·pa:r.a mantenerffi, co-
el tercer,o en la preparación de- su r.e.e1eCleión. Despu-és s1e apr-o~ mo para suprimirla. E'l sistema de la ree·l·e,c·c.ión indefinida .ha
bó l.a crea-ción d·eJ. T·ribunal Califiead.ur, .al cual se traspas,ó la dad-o -o0asión -en .nu-estr-o p~ís, y e.n muchos -otroo, a tr-es grav.es
calificación de toda -clase de elecciones políticas) dando ca:n ello inc·onv.enie-nt·e-s. En 'p-rim-er lugal~, induce ~a. l.os l-egi."lladores a
un añ-o .más d<:l tiempo a los legis13!dm•es qu·e tengan e•l pr1op6~ vivior _.preo-cupados de procur,arse ·~a r.ee-1-ec.ción hal.ag.ando a los
-223-
-222-

electo¡res -con dádiv.as ·clie lo prtopio, oon Jo ·c.ual íncurrm >en el


ART. 39
pecado ·d.e 0ohoecho, y más frecuénrtemoente, ·con heoofi,cio:s -d€1
Estado, .aunque sean inde'hidos, con lo .cual .a~fíl'.a'UdBin ta la Texto actUal: Texto antiguo:
Nación, c·uyos intere:i'les Rstám en el -Cúe<ber -de -cantelatr, ll-egan-
ART. 39. - Son at.ribuciones ART. 29 (38). Son atri.hucio-
do mllchas woos al desga~ramiento de la propiedad fdscal y
eXe-lusivas de la Cámnra de Di- nes exclusivas de la Cámara do
a la ruina {loe >loo fintanzas púb.Ucas. En segrnndü lu-gar, la re- putados: Díputados:
elec.ción incluoo a la fo-rmación de «ca-cicazgos» (.como tse -die~ l.'l- Dcclara1· si han o no lugm· 1:• Califirnn· las elect.'iones do
't!n España y e.n l.a Repl1blica Argentjna), feudo!S, -cLi-en-telas Y 'las ao~ISaciones que diez, a lo .sus miembros, conocer sobre los
«máqUinas .e1ecto,ra.les» (com-o se dice -en Chile). Ern t~ere•er 1nenos, de sus miemb1·os, for-rn~~· reclamos de nulidad que ocu-
térmi-no, s•e -c.rea el p-roftesicmalisano p-oJít1c.o, o s.ea el hábito de laren en contra de los sig~tien­ nan acerca de ellas, y admitir
tcs fmwionarios: su dimisión, si los motivos eJt
conv·e:J.~tir los •ca-rg-os l:egisl>ativos en üc.upacitones perm.aru:nte.s de
a). Del Presidente de la Re- que la fundaren, fueren ñe tal
cier-tos lwmbDes, -q:ue llegan a fundar en eUoo tod:as· S111S e-s- "!?ública, por actos de su adminis- natUl'nleza que, los imposibilita-
"pe.etativas de prov·eeho. tración en que ha-ya comprome- ren física o moralmente para el
Bn favor ·~e la r.e,e.Jeeoe.ión ind1efinida se a1eg.a ·la ·00nvenie·n- tido grave¡;u.ente el honor o la ejercicio de sus funciones. Para
ci·a ·de mant.en:e-r .en ~~ Congreso ;a ciudadanos· de pr-obad.a ca- "!eg:n-idad ·del Est.aao, o infrin- ca-lificar los motivos ·aeben con-
gjflf' abiertanH,~Jie la Constitu- currir las tres cuartas partes de
pacidad legiBbHv.a, que es más Soe.nsible en J,os países j6velleR,
ció_n o las leyes. Esta acU'la<!it'in los Diputados presentes;
que s-ólo c·uentan con un -número limitado d>€' hombres de esa podrá inte1·ponerse mientras el 2.~ Acu.~m· ante el Senado,
·c·aJ.idad. Tamhié.n se di·Be .qrt.:t.e l.os -e1if!Jct·O·ne!S son los m-ej•ores jue-, Presidente esté en f'unoiones y m~ mw11ao hallare por conveniente
ces para -r·es-olver la cu.eiSitión r-eeligie-nd-o a 1os boonos legisla- los seis meses sigt¡ientes a la ex- hacer efectiva la ·1·esponsabilidad
dores y s·nhst.it-uye.ndo p-or -r•epr.e,5~Pnlfa.nbes nuevos a l-os- med.io- piración de st~ cm-go. Durante es- de los siguientes funcionarios:
cre:S y a los inf-erior-es; pero -la práctica h-a demostrad·o que este te último tiempo, no podrá au- A los Ministra.s del De.spa¡~J,¡,,
se-nta,rse de la Repúb1iea, sin y a los Consejm·os de Estado, en
a!l'gume.nto -es esp.ecioso-, p.orque 1a, g.ran lllliaJ'OrÍ-a de los ciu-
acuerdo de la Cámara.; la fol'ma, y por los Cl"Ímenes
dadanos &e deja embaucar por loiS drem.ag.og·os y los aada0es, b) De los Ministros de T!Jsta- señalado!! en los artículos 83, 84,
que r·ecurren -a artifi-cios que los buenos p1oJít1cüs no -ejer.ci- do, po1· loS delitos de traición, 85, 86, 87, 88 y 98.
ta.n jamás. Por otra par.OO, si se- pu-e·d·e suponer cl sufici-ent-e concusión, malversación de fon- A los g~nerales de un ejérci-
discernimiento d-e los e-ledores -en países- -de· gran e-ducae.ión po- dos público.s, soborno, infrac- to o armada por JJ.aber compro-
ción ele la Constitución, atro-pe- metido gravemente la seguridad
lític-a y ·de ele111ada cultur•a mor.al, co.mo los Estad-os Uni-do.s y
llamiento de las leyes, por ha- ·y el honor de la Nación; y en
los d-el nor1;e de E•UIJ'jQ.pa, n.o c.ahe rec-on01e;erlo igual ·en los paí- berlas dejado sin ej·ecuc10n y la 1nisma forma que a los Minis-
ses del sur d.e Eur-o-pa y en l.os -de 1a Améri.ca Latina. por haber comprometido grave- tros del Despacho y Consejeros
.No es :Dácil llegar a una soluc.ión ade-cuada del pr.q.bl.ema de mente la segurida.d o el hono1· de Estado.
la reel.e:cción de -los legisladores, per-o nos i-m:a-ginam-o:s que al-go de la. N ación. Estas acusaciones A los miembros de la. Cmni8ión
se -av.anza.rí.a si s1e ado·ptara una so.hrció'n intermedia, supri- podrán interpone-rse mi.e.nÚ"(MJ el ConservadO'I"a, pm· gmve omisi6n
Ministro estuviere en funciones en el cumplimiento -del deber qwJ
nJ.i.en-do la reelección indefi·m:da., y, autorizando tma sola ?'eelec-
y en los tres meses siguientes le impone la parte 2.'~- del ar-
ción par-a cad-a carg.o l-egislativo. No -expla-y,a.re•mos más la cues- a la expiración de su oa1·go. Du- tímüo 49.
tiQn en este libr·o, -ba&tan.qo a ntuestr-o obj.e-t-o· dejarla plante-a- rante ese tiempo no porlr!i .'!\l· A los Intenflente-s de las pro-
da y -ent.regada al e1~udi-o de nneetrüs· conciudadanos. No es- sen-tarse de la República sin per- vinc.ia.s, pcr los crí1~enes de trai·
tará -de más, nos p.ar.e·ce, re-c1o-rd-ar que en el Uru-g-u.ay, el ~a1rt. 34 mU¡o de la Cámara, o, en ~·e::e ei6n1 sec1ici6n, infracción de la
d-e la Con&-t.ituciÓ'n di.~pone que «nadie podrá volv-e·r a eje-r- so de ésta_. ele su Presidente; O,on¡stituci6n) malv:er.sateión , de
e) pe los Magi~traclos de los los fondos públicos y concusi6n.
0er .las funci.o~n~s eh~ S.enad.o!l' sdno des-pués que haya pasa.do
'fribunales Superiores de Ju¡;~ti- A los magi<~trados de los Tri-
un bienio por lo menoo, d-esde su oose» (-termina-ci-ón dre< rsu
mandato).
224- -225-

cia, por nota.blé abandm1o de sua bunalea superion-s de justicia, bución, la Cámara puede, con el l-e impu-ten, y parr, deliiHm1'
debe,res; por notable abandono de sus de- voto de la mayoría de ·los Di- sobre s-i la proposición de IH11f-
r1) De los Generales o Almi- beres. putados presentes, adoptar acuer- saci6n se admite o no, a er.rxtmen-.
rantes de las fue-rzas armada.s En los tres últimos casos la dos o sugerir observacione-s que AR'I'. 85 {94). Adm,itida. a
por haber compromeHdo gra.ve- CftmarR. ele Diputados declara se trasmitirán po:r escrito al ex:imen la proposición de a.cusa-
mente la .seguridad o el honor primeramente si ha lugar o 110, Presiden;te de la Repúblicf.!,. Los eión, .se nombrará a la os:uerte-
de la Nación, y ·a arlmiti1· la p1·oposici6n de acu· acuerd-o.s u observaciones no t>ntre loe Diputados presente-s,
.e) De los Intendentes y Go- .~ación, y de,spués, omt intervalo afectarán la reB'ponsabilid-ad po~ uua comisión de nueve indivi-
bernadores, }lOr los rlelitos de de seis d·ías, si ha lugar a la lítica -de los Ministros y será.n du.os, para que dentro de los
traición, ~~edie.ión, infi'acción de ac11·Sación, oyendo previamente el cont~stados por escrito por el cinao días sig11;i¡;¡ntes, die.tamim•
la Constitución, malvel'Sació.n de informe de una. comisión de e.in- Presidente de la República o v-er- sobre si hay o no, mérito bn-a-
fondos públi<'os y coneusión. <'.0 individuos ele su seno, elegi- balmente por el Ministro que co- 'tante pa.ra acusar .
En todos estos casos, la Ctvna- da a la suerte. Si l'esultare la rresponda. ART. 86 (95). Prcse1ttado el
r:J. declara:rá. dentm del término afirmativa, nombrará dos Pipu- informe de la comisión, la Cáma-
de diez días, si ha o no lugal· la- tados que la formalicen y prosi- ra pToceilerá a cliscut-irlo oyendo
'1CU-Wcitó:n, previa audiencia del gan a.nte el Senado. a los mie·mbros de la Comisión,
int:ulpail.o e in.fonrr-e de 1t1Ht Co- ART. 74 (83). El Presiclen- al 511¿to1· o autores de la 1Jropo-
misión -de cinco Dip11-tddos ele- t.e de la República, puede ser s&ci6n' de aéusaoión_ y al Minis-
gUlas a la s1wrte, ·c.on exdt.Mión a.eusado sólo en el año inmedia- tro o Mini3tros y de·más Di2Ht~a­
de los ar.nsadores. Este infor7 tO después de concluido el tér- dos que quisieran toMar part-e
me debm·á ser evac.uado en el mino de su p1·esitlcnoia, por todos en la dism¡ .. iJn.
t§rmino de seis d{as, pasado.~ los actos de su administmción AR'l'. 87 (96). Termina.cla la
los c·uales la Cámnm procederá en -que ha.ya comprometido gra- rUseusión, si la Cfi.mara resol-
sin él. Si l'esultare la afirmati- vemente el hono1· o la seguridad Yiese admitir la pr-oposición de
tliva nombrará 'tres Diputndos del Estado, o infringido' abier~a­ :l:>u~a~ión, nombrnrá tres indivi-
que la formalicen y prosigan ment.e la Constitución. Las fór- <luos de su ~eno para qu·e e:I;l su.
ante el Senado. Si el inc1tlpado mulas pal.'a. la acusación del Pre_- representación la formalicen y
no asistie1·e a la seswn a que se slrlente de la República .serán lns prosigan ante el Senado.
le cite, o no enviare defensa es- ele los ar.tíeulos 84 ha.sta ·e-1 '91 Ait'i'. 88 (97). Desde el 11\0-
crita, pod1·á la Cá.mm·a ¡·e¡wvar inclusi\'e. mento en ·que la Cámara acuer-
la cit.ar.i&n o procede?' si1~ su de- ART. 83 (92). Lo.s M~is-tro.s de t'ntablar la a~m.:1eión ante ei
fensa. del Despae•ho pueden ser' acusa- Senado, o d-eclarar que ha lugar
Pam dec.lm·m· que ha l1tgm· la , dos por la Cámara Ele Diputa- a formación. -de eausa, quedal'á
acusación e.·n al caso de la let1·a dos JlOl' l~.s delitos de b·aici6n, su.spen(lido de S1tS f'1.1J11,ciones el
a), se necesitw·á el voto de la concu-sión, ma-lversación de los 1lfinist1·o acusado.
mayoda de los Diptttados en fondos públicos, soborno, infrac- La. suspensión rosará si el Sa-
ejercicio. <'1011 -de la Constitución, pox narlo no hubiere pronunciado au
En los demás casos, el acu.sa- atropellamiento de las leyes, por fallo dentro do los seis meses
do q1tedar~- s~Mpe1~dido de sus haber dejado _ésta.s sin ejecución Mg1dent10Js a la fecha en que lct
_f~wtionc.~ desde el mnmenfo e.11 y por haber comprometido gra- Oá-man-a .de Di-putados _hubierre
qttc la Cámam dccla1·e q11e hU. lu- vemente la seguridad o el ho· acordado entablar la acusación.
gar la acusación.. La suspensión nor de la N ación. AR.T. 92 (101). La Cfl:mara
<'.esará si el. Senado dcsastima- ,ART. 84 (93). P1·esentada la de Diputa,dos pue.de a-cusar a un
rc la a-wsar.ión o si no se pro- proposioió1~ d-e aousació!t, se se- Ministro mientras funcione, y en
nundare dent1·o de lo.~ treinta ii.alará uno de los ocho . cua-s si- los seis mese-s siguientes a •su
días sig~tien-tcs, y _quientes 1Jam q~~¡;¡ el Ministro separación del cargo. Durante
·2,JJ. Fiscalizar los ae.tos del Go~ con.tm q~tien se dirige, dé ¡;¡a;pU,- esto:3 seis meses, no podrá au-
blcrno. Para ejercer esta atri- crwiones sobre los hechos qut: se
Const. 'd-a 1925.-15-
226-

sentarse de la República sin per- --Es-tB.. arÚcmlo 39 :~o·ntienre 1as atdb:Uc.iJo.nes exclttsiAxts de la Gá-
miso del Congreso, o, en reCeso :mar.a de Di.puÚ~;d~, y re:e-mpLaza oon mo-dificacion-es muy S~..,...
de é.ste, d-e la Comisión Conser-
vadora. ·t&n•cialoo 'al art. 29 ( 38) de la Coostitución anterio.r. PredQ-
ART. 98 (107). Los ConBeje-
minó la idea de dar excl,usiv.a-Dite a la Cf>m.ara <Le Diputa"
ros ele Estado son responsables ·dos u.n carácter polí-tioo qru-e s-e quiso .qUitar poor -complteto
de lo.9 dtctámenes que presten al ,,.,1 Senat1o. En eoto se ajustó la re:llorma a la tendencia pred<>-
~-residente de la _República con- mi-nante en moo-hoo de l-os p-aÍSies que sigwen -el sisrt:leoma bi~cra­
trari-os a las leyes, y ?nanifiesta- mar:ista, y.a sean .re-publieanos o .mo.niDrquieos, federal-eS o uni-
mente mal intenc~onados ¡ y po- taiios, pres~d-enc~ales, paT1amwta·rios o d;e po·deTiffi equiHbr~a­
drán ser avttsados y ju11gados en
la forma que previenen los ar-
·-dos. Esta sola id-ea telllJVUelve ya 'Uill:a consid-e-rable re-forma
ttcu.los 84 hasta 89 inol1;sive. :r-especto del sjstema -es1:la:ble:c:iJd-o antes, d-entr-o- del cua-l e~ S.en-ado
ART. 49 (58). La Comisión ·d<Sempeñaha un pa,pel polítioo ill'Ual .,¡ d-e la Cámara de Di-
Conservadora, en representación putados, tomando pia•Dte á-etiv.a en la pe-rturbaejón de la acdón
del Congreso, ejerce la supervi- g'J.hernativa, en vez d.e asumir .el pap-el moC1erador que truvo
gilancia que a éste perteneM, so-
-<>n vista la c~nstitu.ción d€ 1833.
bre todos los ra·mos de la adm·¡. r¡
nist1·aci61~ p-áblica.
Le cOrresponde en oonsecuen.-
\, El aotual art. 39 ·redt>c-e las a1trib1Lciones -eJ<clusivas de la
Cámara de Dip11tad.os a dos: a) toma·r la iniciativa en las a<m-
cia: -sacio.n-e:.s p.olírtieas eantra los funci-onariOs púbHeoo; y b) fisca-
1.9 Velar po?' la observancia lizar 1os aotos del Gobierno.
de la. Constiltuoi6n y de las le- •
yes, y prestar protección a Zas ATRIBUClON l,JJ.
garantías individuales;
2,9 Dirigir ql Presidente de ~a
Repúbli:ca las repr~sen.ta-ciones
'Conti-ene los puntos sigui-entes:
cond~tcr.mtes a los objetos indica- -I.~Quie'llles pu-eden foTmular las. acusac-iones políticas an-
dos, y 1·eitera1·las po-1· s~gtmda te la Cáma.ra d-e Diputados.
vez, si no hubierM bastado las :UL-IQ:ue facuLta~des eo-r:resp·onde-n a la C.ái:rrua•ra .al r'€solver
primeras. -respe0to de una acusación ·polít:i:na.
Cuando las representaai.onflS III.~Contll';a c:u•ales funciooarios y -exAun-eionarioo se pu-e.-
tuvieren por fundamento abu:8os
I{Len fo'l"IDfUJlar ~cusaoiones- políti-cas.
o atentados cometidos por au-
toridadeS que dependan del Pre- IV·. ~En que m-om-ento prüooden las a-rmsaci0'11-es políticas.
sidente de la RepúbHca, y éste V.----1Por cual--es delitos oo p.ued-en ins-tawar las ra·cusaciones
no tomare las medidas que es- polHicas.
tén en sus facultades para poner VI. -ProC€-dimi-ento para. tr-am~tar Jas ·acusacion-es p01líticas
término al abuso y para el cas- ·en la Cámara de Diputados.
tigp ~aet funcionario c.ulpable,
VII.-Q'luwum para votar -1aiS .ac.us-acionoes.
se enteñderá que el Pr8;sidente de
la República y el Ministro del VIII.-Ef-eotos d~ la acep<tad6111 de la a.CW>aciói!l.
ramo t·espeotivo, aceptan la res- E:x.aminarerri:os -ead·a uno de -estos pu'Dltos, e.n .el -orden en qu.a:
ponsabiltidad ile los actos de la -1os h-e-mos €-xp:r-esad•o, para flac-ilitar su estudi1o -coonparativo
autoridad subalterna, como ri ~on l.a Oo.rurti-tución anterior y haoor una som-era ~rít~ca ·de
se h1tbiesen ejecutado por su or-
.-ellos.
den o con su consentimiento.
-228- -229-

tenden-tes erutre 1os :Duncionarios co.ntra qtüenes se pue-de ins.:.


l.-¿ Quiénes pttecle-n "formttla.r las acusaciones pol·ítie-as'f taurar ac.us:wion.es pooJ.íti~a-s, pues di.c.lma funcionarios s-on
·1llo"<>nles directos del Presidente de la Reprúblioa, y sus actos
La Gonstituc.ió.n ,a.nrterio.r nad·a de·cía a es~e respecrto, y eu1 ·retán comprend.id~s dentro de la resp-oru;abiHdad del Presi-
oo.nsecuencia, se podía entender qru-e la iniciativa de un=~ a-cu-- -d-ent-e y de sus Min~tr.os. En eambio, •C-001Sideramos que hace
sación polít}ca podí1a CJorr.espünd.er a ·cualquier mie.mbro de la -f·a:H·a en la enumer1ac-i6n la desi-g-nación de los Senado.r.es y
.Cámara ele Dipnta-dos y a. cualqui-er ciu{1adano -y arún a cu.aJl- "Diputad-os, funcionarios qu-e continúan ivresp1oiThsabl-es 0ocrno an-
qni-er h·abit.a111te d-.e -la República. Este era sin druda, un vado tes, rwpeoto de los ·ahusos que poodan cometer en el d""""'pe-
d-el texto co·nstitucio.nal. La r--eforma· expresa clarramenrt.e que- "i]o d-e sus funeio.n_.es, lo qu-e 0D"p.v.e-nd.ría remed-i·a:r, .c,omo ya a::n-
la inici-ativa de las a-c,.us-acio.nes p'Olítieas sólo corres-ponde a los· ves 1-o hemos expr·esado, invo-cando eJ: -ejemplo de México y f.l
Diputado:S .em nú,m.e.ro que pnedie subir, pei"O no- bajar de diez. ·de Chile mismo <m la Constitución de 1>8118.
¿Habría co.nvenk1o franquear también .esa inici:a-tiva •a- los
c~u-dad.anos en g.ene-ral? Par-ere q-ue no, pülrque la .c,ultura m.o- .IV.-¿En qué mornento p'roceden la.s ac1~saciones pol-ítica-s'!
l~al y la educación poHtica de ·loas ciudadanos en gen.e-ral, ncr.
ha alcaawHid·o todavía .la. .e'levadón neoct€saria. .par1a -que ptl...e-da.n.- La Oo,nstitución nada dioo .a este roespecto con re·1a·ci6n a las
ha,c.e.r un u:s:o m-od.e-rmd•o, y j.llt~ltü d!e tarn caHücada f,a:c·ulta-d. acusaoe-io.nes -c:o-ntr.a los Magistrados de los TribrU'11aJoo Superi-o-
res d-e J.usticá-a, los Gene,r.ales y .Abni-rante.s, y }.os In:telldentes
11.-¿Qtté fa.cultades corresponden a la Cámm·a., al resolvet·· o Gobernadores, ·de modo que e.s -dah1e su-poner que a tale.~
respecto de una acusación política? funci-onari·os se l-es podrá a-cusar duraDJtle- .el ej.erci-cio d-e sus
funoc.ion-es o en -erl]laillq_ui.e:r tiempo drespués de crue hayan a•ban-
dona-do oou cargJOs. Ello es na,tur.al, p-orque los CLelitos que
Dos facuíJ..tad.es: l. !J. la de deda·r:ar s-i .hay o no lugar pa.ra:
-estos .fu..n!cion-a:rios puedan eomeWr no si.em.pr.e apa-rec.e.ráal ni
la a-cusación; 2.11- roes'l"celta ésta. cuestión previa e1i r::"€ntidn afir-
re podrán ·BompDo.b-ar sin.a co.n el trascuriSO del tiempo. Pero,
mativo, .diesignar <tres Diprnt:ados para que f.arma~ic·en y prOSIÍ-
en todo caso, par-ece que habría sido j.usto es.truble-cer un té.r-
gan la a.m.wación ante el s~nad.o. En esta materia se· ha nefoi'---
mino de preoor.ipción pa'ra la ruc,.usa.iCÍón política, .a fin de no
mad·O· y S-impEfiead1o €•1 sif.i!tema anterior.
de-j.-ar a 1oo eiud:a.danos qrue hay.an ej-e-rcid-o esas funciones ex-
¡me,stos durmte ~oilo el I'€Sto de su vida a los ataques de la
111.-¿ Contra qué fHnciona-rios y ex"f'l-t.nciona?'ios se pneclC11' enem.:istad -que siempre aooil'r.e.a eol ejeDcido de la a,u~;¡o}da:d y
f'ormularr las acztsaciones po-lítica-s? -que a veces -aprovecha o es.Hml\l!l.a la pasión p1oJítica. Las. an-
tiguas leyteS J€•SJpaño.las establecían para 1os alrtos flu.ooiona:rios
Contra el Proesid;2-DJte de la. República y los Mi.nistl~os ·a-e Es"- admirus-tvartivoo, judiciales o -militares, el. juicio de residencia,
tado, miembros del Pod-er Ejecutivo; .C!IOntra }os Magistr-ad,o-s_ de-· que se v-erificaba a raíz d.el abandono de sus cargos y que
l·os Tribuh-a-1-es 81U·p·eriores d,e Justici-a, miembros d.e-1 Poder· importaba una g.ar.an!tía p;ara >ellos y par.a los- subo:r'ldinad·os
Judicial; y co.rutra los Genera.lle\S o Alomiran-t-es d.e las fu.erzas· qu.e ha:bían tenido ha1o su -de-pe.ndencia. L-a Gonstitu-ción --c-hi-
ar-rruvdas y •los Intend011·tes y Go;her.n-adores, funcionarios to- íena d;o 18218 (ar>t. 128), estableció el mismo· sistema, CJ!Ue su-
·d·os de la Ad'lliinlstDRción Públí.ca. S-e ha ag.rega.d1o- e.n la re- primió la de 1S33.
form.a a los _.Gobedtaclore.s, -qu-e nO m-encionrub.a la Gonstit-u~­ Como exce.pei·Q¡n.es aJ: sistema g.eoor.al, · e-struhLece la Cona~
ción an-te-rior, y se ha sup-rimid-o l-os Conse§e1·os ele Esta-do y los. titwción que la acooaci6n ooDJtra el PTesid.on<te de la Repúbli-
miembros de la Comisión Cons_erva-dora, .p·ó·r haberse- supri.mi-- ·ca, sólo oo pod:rá iniciar durarute el le<j&:ci0io -del cargo y h,aS-
do las corpo.raciones rrepeetivas. P·arece exagerada- l1a agi'egi-- -ta oois mooes -Cúespués ·de su expiración; y qru.e Los MinistrfJs- de
--eión de lns Gobennado.res y aún -el mantenimi·ento d(: los In- .Estado sólo pueden ser ac.usac1os durante su perunanencia en
-230- -231-

el cargo y hasta tr€6 m-.. despu,és de haber1o abandonaiOO .. rl"WJ'l,'Ct, elección d.el P-residente, y .trae como collS€cuen.cia la
Durante los phtzos de seis y tres mes-es q~~W se señ•a•lan oomo.~ disolu-ción de-l Congreso que la :Dormu.lare.
téhninos ·d-e pr-escrip,ció.n de las aeus8Jeiones poJ.írticas eoutra1 El S-is!Je.ma aLemán es comp1icado, sin dud:a, per-o es lógico,
1os ex-P,esiden~es de la RJ<>púh!ica y ex-Ministros de Estado;. puesto que ent-reg.a l•a· deposición a;l mism·o pUeblo -que hizo la
estos ex-funcionarios no ptoclrán salir d>~.'ll teri:-itorio d.e la JW. elección del Pre:s:i.de.n1te. P.or .o.tra p-ar-te; ti'2nde a re·ftr.en:ar la
pública sin el' oon&entimiento de la Cámara de Diputados, que irrefl-exión o inj.uS.Hcia -ca.lectiva del GongreiSio 1 mediante la
es Ja lla:1na&a ·a a0USa-rlos. La Constirtución no €iii1plea los mis·· am-enaza de su disoJueión en el c.aso- de q111e- el fallo popular
!nos témni:nos -en 1os dos ·e.aaos, ni c.o.nsulrta pr'ecisamente las. fUie·ra Davorable al P1·.esiden;!:e. P-ero, con todas sus· perfec-
mismas ideas. TraJtándose del ex-Presidente dice que no &e ciones te&r!ic.as, oomejanrte sistema só-lo puede -r-esoultar ade-
podrá ausentar <<sin &cuerd.o d~ la Qámara» y nada más; y, -cuad-o para un pue-blo tan cult-o y .dis·c.:i:plinado- C-Dm•o e•l g·er-
tratánd.ose del ex-M:LnístTio, r.equiere «permiso dJe. 1a Cá.mal'la, O·• "l!lánic,o; pero- n-o -resultaría en caso a1gun·o conveniente pa-
.en a:eceso doB ést·a, de su Pr€:sid.enW», de modo que es más es~ -ra •un p'U.eblo h:ispano-a.merieano. Mucho_ :rnie:nos convenient€
triota respecto .del ex-·Presidente de la Repúh!i<Ja. es to.dav~a· e-l sistema de deposición deil. Preside-nt-e, por medio
En esta mate·ria, se han introducido reforunas comiderables. de la acusa.cüón i.nic.i·ad.a po.r la Cá·m.ara de Diputad-os y ac-ep-
Primeramente, se ha reducid-o doe un añO y de seis meses, a la. tada p·or el Senado, que- -está -c·onsi.gn.ad.o en el artí-cruJ.tO qule
mitad, respectivamente, el tiempo &e p·rreeripc.ión- p.ara '3.eu- est-amo~ :criticand.o de nu-estra Constitución. Sin embargo, el
sar al Presidente de la República y a 1os Ministros d>e Es" miem.-o si-st>e111a se oencl1Jeutra ad.op-tado por la Oonstitució.n Ar-
tado, que han dejad-o sus ·c.a.rgos. Per•D la r-eforma más i.mp<>r.:. gentina (art. 52), que autoriza la destituci6n, por lDs doo ter-
tante, es, sin d·uda, la de aut-Orizar la •a•c.usadón poJ]tic.a contra·, céos del Seuad.o, de,J Presid<>nte o del Vice-Presidente de la Re-
el Presidente de la R.l>públi~a, durante e! ejercicio de sus fun-. públi-ca, a-m1sado po-r la Cámara de Diputados, lo qu.e no ha su-
eiones, idea .c:ompletame:hte nueva en Chile, que f·ué propues- c-edido nunca, felizmente. La Corntibuci&n de México (art.
ta por -el P-resid-eu1te Aless.andri, y que sólo Degó a preval·ec.er~ 109L tambi.én <autoriza la acusación p-o:lítica contra el P-re-si~
por su tena.z ins:i:stenc,ia, contra .e;l se-ntir general doe la Sub.:.. dente de la R.e·púhlica durante el ej-er-cicio d-e su •ear.g•o.
Comisión.
L~ nueva dispioroción es de gravedad indiscutible, pu,es pOI" V.-¿Por qué delitos 96 puedert> instawa1· loo. -acusaciion.es
medi·o de su apHeaci6n, un Congres-o .que se eoouentre -en -ooan~ poUticas '!
pleto desacueréLo co.n un Pr€Sidente d<J la R.epúbli~a, puede
llegar a dep.onerlo, quitando al Jefe Supr-emo de la N<>oión, la, En esta ma1teria, la nu-eva C.omstitución ha seguid.o el roi...c;.mo
investidura que l;e. ha con:f.e.rido la voluntad eo·beran.a de ésta. sietema de -la antig1ula-1 de a'lttorizar la. aeú:sa.CJi6n por d-eÜ.tos
La Consti-tuc~ó.n A:lemanm.., en su a.rt. 43, e:cmfiere al Oon- determinad-Ol'.i pa.r·a ea.c1a das·:: el-:: f•nnc-io•n;arios. 'EHo se ex-pli-
greso la iniciatifua para la deposición del Presidente d>e la Re- ca, porque. en T<ealtd·ad 1 la diferencia ~· Iunci.on-es involucra
pública, la eu~l puede efeetua:r<re .mediante "" p<ooodimiento· una sustancial diferencia entre -1o~'3 d-eolitos de trascend-enc,.i•a pú-
Si·~·iente: El C-ong-reso, por mayo·ría de dos tercios de Sus. b1ica que se pu.edan c·om-eter en ·-el ej\21rcic.i1o de ·cada una de
mi.eim:bros; puede acordar la propuesta de la deposición¡ que -ellas. Exa.mina:r;f>:m-os los- delitos c.on rc•lación a -c,'!.d.a func2QI1
importa desde luego la suspensión del PresidentB en el ejer·- pública.
ei.ei(). d.e _@s.- _funci·o-n.es; p.er1o la propuesta debe ser sometida a a) Presidente de la República.-.'Bc ·a~urtoriza la a-eu,-sación por
la v.oltaci6n pQip.ular, de modo que su acepta:nión plebis-citaria. actos de ¡Su ad·minietra·ción -en que se, haya Comprom-etido• gra-
importaTía Ji"fevocación por el pu<Jblo del mandruto pr€Siden- ve-mente €·1 honor o la s-eguridad d-el Estad-o o infringido' abier-
eiaJ confer:i~o por él m:iemo; se iaatableoo, además, que el re~· tamente la OolllEtituciÓn. o las leyes. Es lo mismo que disponía
ehazo poJYUl•a·r de la proPuesta <le deposición, eql?:vale a u-na:1 el antiguo art. 74 (83) c-on dos modifi-ca.ci-o~-es: hoy se dict':
«po-r actos de su •adminisrl;ració.n ... » lo -que pan:·~ e referirs-r::
-232- -233-

a actos singu1a.r€s, precisa.d013 y detemninados por los acusado-


Ni> i y an1~.:::s G.:! decía: «p.or todos los actos·'· . » lo que pa:rec.ía V.-Procedi.miento pMa tramitar las acusaciones en la Cámara
envolver la id-ea d.e conver-tir la a.cusa.ció;n en un verdadero de Diputados
juicio de residerWia, q•ue cualquier .miembro d·e 1a· Cáma.ra p<>-
rlría exte.nd0r .más a.Uá d-e los cargos flormula.dos por l•OS acu- En esta marte.ria, la Constitución a.nteri-o-r -consuñtaba d·os sis-
sadores. Y r·especto· de las infra.cciones, se ha agregado la de te-mas distintos, aunque aná.log'os.
las leyes; que an·t·es lliG s.e co;nsultaba. ·aj T.r,a:tá,nd·o&e d-e ae-usa.c]O'Il-e:S contra mie-mbros de- la Co--
b) Ministros de Estado,"-S.e han reproducid.(), pu!LiJendü la misión Co-nservadora, Intendentes de Pro·vincia, o Ma.gistra-
r.ed.a-cción, los mismos de.lirboo qrne contemplaba el antiguo art. d-os de los 'Tribuna-l-es 8uperior-es .de J usticó.a, señala:ba -en ;;-1
83 (92). Cabe .a.br:;-e:rvar que en la ·emlm·eración está c-omprep- artículo 29 ( 38) -el p.r~cedimient-o .siguiernte: «lta· Cámaa·a de
-dida la· <<-c.oncuJSión», delito que -no e-st-á cmm.tempJ.ado e.~pecí­ Dipwtados d-eclara pr1me-ra.mente si ha lugar o n.o, a admitir
f~camente en nuestrá. ·a•ctual leg.isla.ción penal. Y, .no estnndo la pr.op-osició:n de acusa-ción, y despUJés, con intervalo de soeñ.s
c-ontenida €n ·el Códig.o P·enal, n-i en ninguna otra ley, ia pa- días, si ha .luga·r a la a"meación, -oyendo pr-eviament-e -el in-
labra «-concu...<46n» ha .pa.sad.o a ser' -e-n Chile una simpl-e €x- inform-e de ·una cormieió.n -de •C-i_noo indiv.i-du.os d-e su s-en-o elegi-
presión lirter·aTia, cuyo significad-o en ma.teria pena-l, es pre- d-a a la suerte. Sli r.effil1ltare la afirmativa .nomhrrurá d.as Dipu-
.ciso rastT.e1a:r en l;os 1é~d0oiS. v.~amos- tres d-e 1o.s más pr-estigio- tad-os qu-e 1a flonnalic-e:n y p-r-osigan ante eQ. Senado» .
sos-: b) Y 1t.ratánd·ose de- las acusacio-n-es contra e·x-Presiden·tes d€
J oaqu-in. Escriallie: Diccionario de Legislación, 1882: «Con· la Re·públie>a 1 o contra Minisct:rol!l \Q- e-x-Mini&tros de Es-taéLo, el
cruüón. El d-elito de un magist.rad.o o juez, o de ·cual-qui-er oüo procedimiento estaba d€t·erminada por los arts. 84 (93), 85
fu-ncionario públi0o q'lle, abusan-do de su po·der, 0obra dere-chos (94), 86 (.95) y 87 (96), que deciwn así: «84 (93). P:resenta-
injustos, o vende la juetic.ia, las gracias y los favores·». da la prop-osición d.e acusa·c:ión se señalará u-no de los o-cho días
Real Academia EspañoLa-. Dicc'ionario de la Leng~w Espa. sig-ui.enbe.s para que el Ministro (e-x-Mi-n-ietro o ex-Presidente)
ñola, 19,25: «Con-cuiSiión. Exa•c.ción arbitraria he,c.ha. p-or un fun- eorutxa -qui-én &e dirige, dé explica-ci~ones sobre· loo hechos que
cionario púb.li-c.o en p-rovec-ho pr·opi·o. » Repi•be- lit-era.}ment-e esrta se le impTUta,n, y p¡a:ra deliberar sobre s-i -la propo!Sición de acu-
definiciDn Roq~ce Barcia: Primer Düx-iona'rio EtimoMgico Ge- saci'á-n, ·~ ad.mit.e o no .a exa:rruen .. -85- (94) . .!1d'rqit-tda a exa-
neral de la Lengua Española. men La pr.o·posición d'e- -a0usa.ción, &e nomb.ra:rá a la suert•e-, en-
J..~ras diisp.osicirones de nu.estro Códig-o- P€-nal qThe más se apro- tre los D-iputa.clos presentes, una c-omisión de nueve individu-os,
xin;lan a las defi.nicione® .cirt;adaS oon: el segund-o a:cápi-te dtel p.a-r.a. que dell'tr,o de 1os- cinco dí-aiS sig.ui-e-ntJeiS, dicta:mi:n.e- si h-ay
art. 157, el N.' 2.' del art. 223, y los artioulos 241, 248 y 249. o n:o, mérito bastante para acusar .-86 (.g-5). P~r.esenta:d·o el in-
e) Magistrados de los Trib·unales Superiores de Justicia-_: forme d-e la Comisión, la Oámara po!"o-ooderá a discutirl-o, o~en­
.Generales y A.z.inir.wntes de la t~~Mz.a armada; Inte'ru:l.entes y c}o .a los nüembr,os. de l-a Gomisión, .al aurtor o •autores de la -pro-
Gobernadores.---,S-e co.noorvan los mismos delit-os que señalaba poei•ción -ele acwa·ciÓin y al Ministr:o o Ministr-os (o ex-Mi'lli~­
la Constitució-n anterd.or. tros o ex-Pne-skl.r:rnte-), y d·e-más Di•puta-d:os q-ue qn.isi-eran to-mar
Gomro .ob¡rerva.ción g-enerru1, hay que n·Qita-r -que la 0-onstiim- pa·r-t.e en la discusión.------,87 ('96)·. ·T.erm.inada l•a discn:udón, si la
oión aotual Llama «delitos» ,1os que la anterio:r llamaba «críme- Oámara I'letSo!lvie.r<e admitir l1a p-r01poskiún d-e acusación, nom-
nes». S.e .oomrprende el propósito de con:f-orma.r el texto nuevo ibra;rá tres indivi-duos d:e su seno, para que .en su r-epl'€s-enta-
c-nn e-l t-ecnicismo -d€1 Cód.igo Pe.nal. El término «sedición», de- ción la f·O;rma.lioon y prTiooig.an ante -e'l Se-nado».
berá en.t.endei',s.e -c.onf.or.Ib.e a .La· defini.eión -c.o.nrt-enid-a en el art. Estas dif-el'enrrias de tra.m-ita·ci-ón e-n las aousa.cio~s, según la
3 de la Constitución misma. Es de -lamenltar que no se haya cabegoría de l·os funci(}narios inc.ul·pad-os fu-ero.n estirrnadas in-
r-ee-mplazado p-or otr.o el térffiino «concusión». ri.ec,esarlias p1or 1a· Sub-Cormisión refo-rmadora de 1925, y con
muy l::men acuerdo, se simpli.ficó el procedimiento, unif.armán-
-234- -235-

dolo para t·o-dos los casos de acusaciones polHicas y perf.eccio-


naudo t1no d-e sus detalles. VIII.-Efectos de la aceptac·íón de la acu.sación
El pr-o,cedimienrto que estabJie.ee'la ref-orma en el art. 39, es
el siguiente: F1o.rm11.1la!da una acusació.n polí~tica, l'l Cámara de Desd-e el mom-ento en qu-e la Cámara de Diputados declare
Diputados drehe·r.á ej.eeutar de.ntr.o del térlnh1o de diez días . que ha lugar a la aeusa-ción, quedará suspendido de S'US fun~
las operaciones sigu.i·en-~es: 1.9 ci1t-ar a-l a,cru_sad.o para una &<!sión cioues el Ministro d-e Estado, Magi&tradü Judicial, G\enera.l
dre·terminada, !a fin de que compa-rezea a defend.erse p.ers·onal- o Almirante, Intend.ente .o Gobernador que hubiere sid-o _a-cu-
mente '(} enVíe su defensa .escrita; 2.Q d.eslgnar p.or medio de sad•o, y la ,o;;uspeMión durará hasta que el S-enad1o des.ed1e la
sorteo, una co-misión de cinco Diputados para ·que informe en acusación o hubiere dejado traeCIU.rrir treinta días sin pro-
el plaZio máxíuno de oois días, res.p·e.C':tq d.e la acusa-ción f,ormu- nupci-ars-e respecto a ella.
lada. En eJ sor·~e.o, se debe excluir a les Diputados acusadores, La s~Mpensión no rig.e .respecto del Presidente de la Repú-.
idea ·que no se_. •0onsultaba e·n la Oonetit~ución anterio.r y que blica -en funci·Ón, a-cusado p-or la Cámara de Diputados an¡j:e
impoTlt.a una garantía en favor de los acusad-os. Si dentro- el Siena do. N o lo dice expresamenrte 1a· Constitución, pero· se
del pla'zo de los diez días, el acusad-o no oomparreúere ni en- deduce del examen ,Ciormp-ara.tiv.o de los aeárpites penúlticrno y
viare d-ef.ensa €:Scrita, la Cámara «podrá» Nmovar l•a· citación, últin;-o de la atribución l,>f de la Cámara, que hemo.s -estado
lo qu-e implica, que, si lo e.sotima conveniente, podrá también analizand-o. ~Wn cuando es-os dos a:cá!pites se refieren a ma-
omitir la s-egunda ci-tación. Expirado el plazo de los· di..ez días. t€rias disti·utas) ·La fr-as-e: «'En los de-más coasos»,_ con que co-
la Cámara entrará ,a discutir la proposición ·de a,c.usación, sea mi-enza el acá:pi-te final, indica que se ha cru-erid-o exceptuar
que la Comisión haya inf.o-rmad1o o uo, y se. pronuncjará res· de la suspensión qu-e él dispone, al fun-cionnrio únic;o- mencio-
pe~to a !flete sólO prunto: si ha 1rugar -o no a la acUJSaeión. Si re- nad-o en la d.isposi~ión, ·también excepCiional, d.el a·cápit-e a,nte-
sulta la nega1tiva, l•a· a.cusación queda definitivamente rechaza- ri·or. A nuestDo juicio, e·l sentido -es claro, aunque 1a· re-dacción
da, y si resulta la afirmaüva, la Cámara designará tres Di- del t-exto consti-tucional deja mucho que desear, y debió s-er
putados .para que a su nom'bre for-n11alicen y pr-o~sigan la a.c·u- más expHei1ta e.n una materia de ·tan-ta importancia.
sa-ción an-te el -Senad·o. La SUJSpenSiión d.el flun-cionario acru:sadto está bien conrl:.em-
plada en la Constitución IRCibu.oal, puesto qu.e &e· la Hmit-a has-
VII.~Quor-um para 'I)Otar las acusaciones ta el mom-ento- en que el Senado -d-eorec,he .la acusación, o deje
tra.scurr:ir un mes sin pronun·eiarse respeCito a e-lla. La C-on-s-
Para cl cas·o de la ac.usa·ción oontra el Prieeidente o ex-Pre- titución anterior sólo co.ntemoplwba en sús artí-cul-os 88 (97) y
sidente de la República, -exiie la Oonstitruoción «el v.oto de la 98 (1()7) la suspensi6n de las funci-ones de los I>Iin\str·os del
mayoría de l,os Dipow~.ados en ejercicio» como quon"m para de- Des-pa,cho y de los Consej.er.os de Estado, y la hacía durar has-
clarar que ha lugar a la acusa•ción, y a contra:rio sensu s-e el1- ti· seis meses -en -el caso de no proCLucixoo re·l pr,onon-nciamiento
ti-e-ndie- que para nega;r lugar a la acnGa-ción, bastará el Y01to de del Senad-o, lü que .equivalía a a:u:torizatl' la d·estituc·ión de los
la mayoría d-e },os Diputados pr-eB-entes a la sesión r-es.pec.tiv:a. Ministros disfrazad-a· con la fórmula d-e ·la acusa.c.i6n polítj-
Per•o .en e~ia s.eeión debe·rán estar pre2oe·ntes los Di putad-o.s qu-e Ca. Felimnente no se abusó en esta marteria, y no se- ahusó
constituyan la ma}llOría -en ej~·rc.í-cio, pues ~in estft eo-ndición porqu-e ena• más e~p-e.dito elimina-r. a los Ministros por me.dio
no podría votarse la icusa.ción eon pr-obabilidades -d-e ser aco- de votos d-e .censura, justificados 10 uo, -oo.mo se esta:bioedó de
gida. Jacto.
Gouno no s-e s.eñ,alla ni:ngruna otra excepCión, es clar.o crue tra- •
tándose de las acusa-ciones conrtr.a l·os -demás fnncionar.ios pú-
blicos, bastará la maY'oría -d-e los- Diputados pres-entes, para Al .estudiar la priiDJN>·a ·atribución especial de· la Oáma!I'a de
d-ecidir si ha luga-r o no a la.-s a-cm;a.eionés respectivas. Diprutad·os, dejamos coanp.end:iad.O todo lo relativo a las acu-
-- 236 - - 237
sacion.es polí.ti-cas hc:.sta el mom·e-nto en· que_ ell-as deban salir soluta.mente prot•&ide-ncia1, y as·í subsistió en la letra de la Con.:--
de las mauo.-; ele la Cámara ac.usad~o-ra, p.a.ra entrar a la eefera titución ha1sta -el .año 1925, sin mfus atenuwcioncs que la:s in-
de. acción del Senado, llamado a juzgar en esta· materia. Esta- tro&ucidas desde 1-871 hasta 1892, en el sen•tido d·e ir limitan-
mos muy 1ejo5 de éonsiderar que el sistema adop1t:ado ooa sa- do lentaanenOO las f•a•e:ultades· presidencial-es, sin llegar a eam-
tisfactor-io, pues lo eonsider-rumos ineomp.l.eto y no tan clara biar sustancialmente el régimen político d.e la Naeióu.
eomo se.ría cleseable.· Si s-e hubiera ·CÜ'rustruíclo todo el si:s.tema Pero, a partir del afí.o 1891, las dos- Cá:maras se-paradamen-te .
.como obra nt~·eYa, probablemente hubiera resultado un poco me- se fueron a tribuyendo la f,a,cultad de re1noverr a S'lt a.rbikio a
jor de l·o que ·N~·snltó p.or emplear los materia:les .(!_j::;.po~n':iOS ;~ }o.s MiTii&terio(~, mediante los· pro·ee:di-nüenk.s r:iiguientes: 1.(1 la
inc.onexos de la a.nti.gu:a Comtitución, q-ue en oota ·ma1eria era aprohaeión ele vQtos de ce·nsura co·ntra tod-o el :J\IIini~;;berio o
demasiado r.eglamenrta~ria y po00 práetica. Parec.e qu•e será ne- contra uno o .más .de sus mÍ·2mbr·os; 2.Q el re-chazo o ap.laza-
cesar1o dic.tar una ley regl8!Illiernta~ria que contenga las aclara- mir2·nt·o franeo de proyectos d·e ley patrro-einado:s por el Go-
ciones y di-sposici·ones -que &e echan de menos en el texto 00llil- bierno¡ 3.0 el l""e-ta.r.do inde·bido par:a .-a·proha:r }.as l·C'·Y·3S perló~
Ut.ucional, sin viül-enta:r -el fondo de sus disposi{Üones, que n-0 dicas de presupuestos, de contribuciones, de fuerzas de mar y
es bueno, lJerü sí mej,o-r que el de la Constitución a·n.t.e-rior. tierra y de perman-c?-JlCia de f1uerzas militares en la eiudad de
asiento {le-1 Congr-eso; 4.Q la simple absteTI.c·ión de c-elebrar :~e­
ATRIBUCION 2.~ sione~, cuando -ellas er1a,n nec-enarias para la r-esolución dte· cues-
tiones impO·l'itant-es, que se llamó «la· neumática» en el argot
Este. inciso -es comp.Ie-tamenrte nuevo, y oontiene una d-e las de los politicineros p.r.ofesiona.les, y que im-porrtaba en el he-
reformas más fundamenta:l.es de nuestr-o sistema políti-oo, qu-e cho una h:e.·e-lga doe-_ le.gis-h:tdor{8 si:n previa declarra.eión.
::¡e hizo neCii:'Saria para poner término ra• la ineiSJtabilidad ·mi-nis- ES~to:S proced-imientos se ponían en jueg.o por rnayor·ias P'l-1'-
terial gen-erada pr(}r el r·égkrnen p-arlam·emt.a:ri·O. lCJ/Inenta,r-ias que S€ orga.niza.ban ad-hoc en eada cas•o, en una o
La ·antigua Const1t»oi6n, Nl el art, 73 ( 82) oo=ltaha en- en ambas CámaTas, mediante co·m.bina.c.i.anes de partidoo o frac-
tre las atribuci0:nes especiales de1 Presidenrte de la Reprúb1i- ciones que no obedecían a ningún p.lan de- do-ctrinas o fin(·)(\
oa, la 6.:.t: «Nombra-r y 1·emover a S'lt. voluntad a los Ministr.os políticos, sino tan sólo ·al intser·és eomún de derroea·r a un l\'Ii-
del Despacho y oficiales de sus seerertarías» ... Y como oo nin- n~t-erio para quedarse a l•as resulta.s en la eX>poe·Citatlva d·e o-b·
guna f·orma. consultaba disposici-ón alguna que diera a una d.e tener ventajas -en la nu-2·va organización ministerial. ·
las Cámaras o a las dos jurutas rutribuc.~o.ruess para i-~utervenir en T-ambi·én solía-n prclu·cir c.r~sis minist-erba;l.ee las mino-rías de
la designación -de los Mínisterios, o -en su remoción, era de to- una o· de amha.s Cámar.as, mediant-e la «obgtrueción» o &e.a la
da evideneia que el e.spíri'btl d·e la Gonstirl:rudón era dejar en- p.rolonga.e-ión rextr-ema.da de los de'baWs- relativos a un pro-
tregada lra· orga·niza.ción y perrrnan-enc.ia de los' Min·iffieri-os, -en yeeto de impor1tan-c.ia y urgencia capitales, la que s-e podí-a in-
todo, o. en parte, a la volunta-d -ex-elrus~v-a d-e·l Jefe Srupre~o 'd-e tentar c.o-n probabilirdades de éxito, merced .a· loro;; defectuosos
la Nación, en términos d-e qu-e- los JYiiniSftl'los del Despaeho fue- reglamentos· d-e las Oá:maras que permitían el uso -crasi ilimi-
ran sólo órganos téenicros de sus: dee.isiom~s guhernart:.ivas, en trudo de la palabra. Es-t-e sistema llegó a produeir la valo-
la misma condieión de subo-rdinación que todo el persona.} de rización política de persona'lid·ardes parlamentarias, desprovis-
los Depa.rta.menri:os Ministeria.1es. En Chile no existíoa el Con- tas d-e saber y de virtud, ricas tan sólo en a_udacia e in-escru-
sejo de Ministros ni el Prernier o P.resideutre· de di·cdl·o COnoojo, pulosidad, que llegaban a imponer sus perso-nas y sus in·i·eres-es,
como suced·e en l•os países de régimen' pa:rla'Inentario, n~ si- m:ediante su aptitud y resistencia física pa_ra ejer-cíi:a:r la o-bs-
quiera se r.e<q~U·ería el a•&ent1miento éLe-1 SeTia:d•o para los no:in- trucción.
bramierutos de Ministros como sucede en Estados Unid01s. T-o- Por último, no sólo se intenta.ba derrocar a lo.s MiriisterioB
do esto demu-e-.s.tra una vez más- que el rég:i·men constitucional c.u.an1d·o ya habían ·C·omenzado- a d-esarrollar su acción y habían
legHima·mente- estable-cido pror- la Oonsrtitueión d-e 1833,~ fn-é !3.b- ejecutad-o a·ct{}s dignos de -aplauso o d-e censur-a., sino que s-e-
-238- -239-

les cerraba el paso a raíz de su nombramiento, c.eneurá:ndolos ro Los ac-tos p.a.líticos o ad-ministrativos del Poder Ejec;utivo.
<mand:o no habían eje-cutado todavía aeto alguno, ni bueno dehen s-er califi-cados por una d·ec~i6n exPresa de la may-oría
ni mal·o. de los Diputados presentes en la y.otación a que dieren dugar
Todo €Sto i.mportwba subor<1inar por oomp,eto la existencia los re·clamos f1ormllllados. La Cánnara puede «1adopotar» acuer-
de los 1ii-ni61ierios a 1a· v--oluntard del Oonogr~so, in-quietO, tor- doo doe ca!'lá:c.t:e<r gener:al y aún político, o bien «:sugerir observa-
nadizo y traido.r -eomo -el oleaje del mar. Los MiniSiterios por c.ion-es» respecto de .los a·ctos gubernativos ejeeutados o por
su parte, adop-taron ·una práetie.a que la Constitución no es- .e~ecutaroo, d-ebiendo trasmitirlas «por ree:ri.to» &1 P.residwte
table-cía: la dlf!> pr-esentarse a 1as Cámaras inmeebiat-amente des- de la Repoíblioa. ¡ C.on ql>é objeto! Para qu• el P'!'esidente de
pués de ser nombra1d{)s, a daT· lectur-a a un programa polít1co la Repúbli.CJa: las_ tome.· en cm·enta y res.1reJva en conformidad a
y ad-ministrativo, que, con variaciones de flo•rma, er·a en el f,on- los di.ctad.as de- su -c.oneiencia y a las fa-cw1tll!des que le otO:rga
d-o siempre e'l mismo, y que pr-esentaba el grave inconvenien- la Constitución. El Presidenoo d€ la Repúblioa contestará (la
te constituciona·l dte. importa.T en el hecho la soli.citae.ión ·de la Constitución es imperativa) «por escrito.» a .los acuerdos u Qb-
venia d-el Congreso parra ej-er.ci•tar las funciones q111e les ha:bía servaeiorues que la Cámara le hay.a trasmitido, o comisi.Oillará
confiwdo el Presidente de la RepúbJi,oa, únloa act'toridad lla- al :!Vlinistr.o resp-ectivo para que ·concurra a la Cám8Jra a c.on-
mada por· la Constitució:n a nDIIThbraDlos, dirigirlos y remo- testarlos «verbalmente». Se exp-r.esa .claramente que «los acue-r-
ve'rlos p:o·r d-e.le-gación de la voh1n:bad soberana -&e· la Nación. dos u observ·acion•s no. afect&án la responsabilidad pplítioa
La a•cción parlamentaria .c.on•tra 'los Ministerios, asumía d-e· de los Ministros», lo qrne hará irue·ficaces los votos de oonsru.ra,
-o1XÍinario la forma externa d-e Un ·reproche P9'r a0tos aclminis- francos o encub-iertos, que c:Ontra eU.os se formulen .
trativos que se tachaban como injustif·i.CJaJd.os o ilegal-es; per·o, .Sea cual fuere e1 grado d>e- -osadí.a·. de los pOlíti-cos, no será
-€U la mayor· parte de los casoe, las razorues alega,das -eran es- -en. adelante tan fácil arrastrar a la O&mai'la: para emh&rcar1a
peciosas, y sólo tenían el objeto de cubrir int-ereses e1•e:oto- en aventuras ·comp=rome.t.edoras de- su pr.estigio y seri"oo.ad. La
ra1es o personales, siendo muy frecuente que los más >empeña- mayoría aprobará a-cuerd-os u ob&etrv·acion;ea fisealiztwdoraa,
dos en derribar a uno o más Ministl'toS, f'Uieran miembros de euando esté segura de la. justicia de ellos y de qu" la opi-
sus propios partid:os 1 int-eres·a1dos en prodUocir·las va·e:antes pa- nión pú:blioa ha .d€ apr€cia:vlos debi<1amente. El Pr•sidenw
ra ocuparlas ellos en la nueva .org"aniza·ción ministerial. de la Ropúblioa, por su parte, no defenderá prooodÍmientos
El país era la víct:i.m~ inooon-te de las c.()m.petenc1as Y. am~ ileg~ales o0 inc.orre.ctos., ·que. el \.l.}a:Íis, .oom. -la. 1rnod.Jesta. :cu1
Ltura q'ne
biciou-es de eus legislada:r.es, quie·nes en. vez d-e consagi"ars>e a ha adquirido, per.o que es sufi·c.i>Emte para el _caso, sa~rá -oon-
las tarerus legislativas, ma1gastaban sus perí01dos completos, pri- denar ·con juicio eerier-o.
mero, en la califi-cac.ión ele los po-deres, en se.gui&a·, en laB es-
caramuzas ministeriales, y por fin, -en la preparación d-e su
r-eeleüci6n. La fiscalización verdadera de }os ac-tos gubel'na-
tivos qur-d.aba preteTkLa, y más g,roJ.e.ra1mente se ejercitaba
contra los a-ctos bruen.os qu-e sobre los maloQs.
La ine·st.abilidad minis·terial frué uno de los más graves ma-
1-es q'll:e· tuvo en vista el nlDivimieXI.:tO mi.lita1r d.Je- 1924. Era in-
di.spe-nsa:ble, entonces, -e.ontemplar en la ref.orma de la Cons-
titución, a•lgún medio que tendiera a p:onerle término. A eso
va encamina.da la atribución 2.?-, d-e las que -e·orre:sponden ea:-
clu•ioomente a la Cámara d• Diputados.
La Cámara po-drá, hoy como antes, «fisca.liza.r los actos 1iel
Gobierno». Podrá tomar 1a· ini·ciativa cualquier Diputado, pe-
- 2±0- - 2±1-

lLa r-efo-rma de 192J ha qneri.:lo ,·2,stn·bl~·cer mut- diferencia


Senado
Iundaomel~·_tal entre latS dos Cámaras, quita-ndo en primeg: tér~
ART, 40. mino a1l Senado el carácter político que ant,::s- compartía con
la Cá:m:a·ra d-e DipwtRdos y -rrn·e hoy s6lo ésta -c-onser1~a. Acle-
Texto act'Ual: Texto antiguo:
. más, ha establecido .<;;ubre ba8-es completam-ent.e nuevas la pro-
ART. 40.~El Senado se com- ART. 2·2 (-24). El Senado se cedenc·ia del Senad-o, Y: al .hace·rlo, no ha t1enido en vis-ta las
pone de miembros elegidos en compone de miembros elegidos razones ·subjetivas que -d:Lf-er.e11Cian en Inglaterra a la Uima-ra
votación directa pÓr lns nuet•e en votación directa por p?-ovin- de los Lor.es, de orig:en feuc1a1,. de la Oámara de los Go.mun-es.
agntzJa,oiones provin-ciales qua r·ias, con:eSlJ01!XJiendo a eada ~ma de orig,en p-opular, ni la qne existe en E1stados Unidos .e-ntr-e eÍ
fije la ley, en atención a las ca- clegi1· '!t?b Senador por cada tr68
S-enado, -emanación d-e la ;'lobe-ra,n"Ía ·partimüa·r d·e loe Estado.s
racterísticas 6 inte¡·cses de las Dipu-tados y por u-na fracció-n
di-VM'.sa.s ?'egiones del t&T1'itorio !le dos Dip·utaiios. federados, de la Cámara ele- R-ep-resentante1s, qu-e ·es mand-ata~
de la Rep1íblica. A cada agru- ri-a dir-ecta de la pob-lación de la. R.epública, ni en ningu111a· d.e
pación corresponde elegir cin-co las -c.On8"ideraciones que diferencian a las d.as Cá:ma.ras -en otros
Senadores. países.
El Sena.do actual de Chil-e -es ·una crea.ci6n P·eculiar a nues~
El texto de- €ste artículo y de ·Truuc.hos otros d·e la Gon."3titu- tro p•a·ís, una ins:titu•ción crio'lla en el Sl"~·ntido re-crt~ y sano ·d-e
ciÓ11, y el rubro mis:mo ·de .este párra.fo, indica que la refo-rma la palabra, que pr.o~bableme-nt-e no ti-ene si.mHares ·en otros E.sta-
d·e 1925 ha c•amhLado el nombre del CUiN"po 1egirsla.tivo que dos. Estas inve11cione.s ·completamente o-riginal-es en un país,
desde 1833 se había lLamado Cámara de Senooores, y que e.n suelen presentar inc-onv~nient€s ~emejan1:es a los que ·.afrec.c·n
adelante se na.mará Senado, dentro de nUesrtro tec.nidsmo ju~ las copias serviles cl.e lo:s sist-eanas extranj-eros, cuando las unas
rídi.co, s-in perjuicio d-e. q11e en oel uso ;c.orrientte· se l-e pued-a lla- o las otras 110 •Calzan co-n las concliciones y noe·ces-idades- 1del pa-ís
mar Cámara, en el sentido genéri:c.o 1de esta pala·bra. en qu-e se adoptan. Para. a.quilatar lars wntajas .o inc:onv-eni.en-
El cambio de nom·bre eorr•ei3.pnnde :a un ·Ca:mbio fu-nd·amental t.eB d-el nuevo ·tipo -de Sena-do inventado en Ghil-e, será p1~eciso
en la· naturaleza jurí-dica de la e:orpora'CÍÓp., -cuya proce&emcial r-e-coger la 0X.1)eri·e-ncia ele algu-no..~ añ-os¡ en tr.e tanto, .a noSotros.
composi·ción, duración, f,uneio.n'C-;3 y .caráctBr general han sido sólo no.s cahe declara.r con franqueza que, .gu:iados po-r la intui-
va-riados sus-tancialmx:nte. ción, nos S·entimos indinados a buenos au-gurios.
La- antigua Cámara de Senado-r€S er·a· un ooerpn leg-isl-a.dvo La Constitu-ción -establece un S-e-nad-o, c-ompuesto por un mí~
y polítioo d€1 todo oomejante a Ia Cámara de Diputados, con mero fijo ele 45 m-iembros. 8ea cnal fuere la p·obla.ci6n ele la
unas <mantas fa'Clu'itadres de carácter administrativo que ésta República y -el núme:ro de Diputados que formen la otra Cá-
no tenía. Difería 1de- la Oám-a:ra dce Diputados eu la dur.s.~ción mara. L~~ Se~aclm·es d-eb-en fi.er elegid-os en gru,pos de cinco y
del mandato de sus .miembr-os, q111e fué aJ principio de nueve en v.a.ta•c1on chreda, por nueve agru pa.cion'es de provincias,
añ-os y des-pués de seis para los Senado.res, mientras para los <fUe. deben s-er fijaodar:; por la. ley. ~El legislador sól·o ti-ene dos
Diputa,dos fué s:iempre de tres años. Dif-erí-a tambi-én en su limita-ciones para de-te·r.minar las agril1paciones: l."- que se-an
pro-oodeneia·, pues mientr-as lo.s- D1putados -eran elegidos en nueve, ni más, ni menos; 2.ª qure guarden relación con las «·Ca-
v-o-ta·ción dir-ecta por departamentos- o agrupaciones de CLepa.r- racterísticas -e. int-er€ses de la~S d·iversa.s reaoiones de-l territor-lO
~ o
tamen.tos. los Senadores e-ra-n elegidos- primero en votación in- de 1a Repubh-CJa·.» Esta última condición impo-rta, sin de-cirlo
directa P·or .toda la Na-ción, y desp-ués en votación dir-ecta por e~ texto -constirbu·cional, qu-e la~ provincias agrupadas sean co-
provincias. No enumeraremos las d·emás d-if.erene-ias, que eua:n lindant~s, ya-·-que las ·condi-ciones 11atura.Jes d-el territorio chi-
de detail'1es m-enos importa-ntes, y que no quitaba,n a la Cámara le-no, ha·cen -~ue las producdones, c-lünas y demás peculiarida~·
de s:enador!fs sru -cará-cter general de analogía oon 1a otra ra- des de su.-s drvers-as zonas .~·e Vfiyan modiflicando en una gama
ma. del Poder L-egislativo. constante y percepti-ble en r:ol ~-~~ntido de la.s latitudes. Por lo
ColUlt, r1o- 1023.-1 G
-242- -243-

dtmá.s, no exige la Consti-tución que- las agn1paciones de pro- . p-oblación actual, podría ya e-leg·ir un Diputa•do, e influir den·
vincias s·ean más o menos ··equivalentes en territorio, pobl~B.eión, 'tro de la ag-rupación n-ovena, e:ti la el:eceión de Senadores.
1·iqueza u otr·os factor-es fuera .ck, las «caraeterísticas e intereses El sistema consuLtado por La Constittoción para basar el Se-
de la.":f diversas reg.iones el-el territorio», de tal manera qu-e ha nado en las agru·paciones provipci-ales, susceptibleB de s-er va-
dado pre-eminencia a las condi-cion-es físicas y .a· las -económi- 1·iadas por la ley, presenta la gran ventaja de asignar repre~
cas. s_-entantes a los i-ntereses regionales, sin desa-rroUar por eso el
Para mi-entras la ley lle@ue a dtert>Orminar las agrupaciones regionali&mo que es un elemento pe-rturbad.o-r en alg'unos paí-
provinciales, la mi&ma Constitución, en su Quinta Disposi·ción ses y ·que fél.izmente no se haJce sentir en -el nuestro; no abre
Tranz,itoria. esta.blece las siguientes: 1.1;1 Tara-pa.Clá Y Antofa- tampoco camino al federalismo- q-ue a a·lgunos entusiasma y
gasta; 2.?- Átaca~ma y Coquim:bo; 3.!). Aconcagua y Valparaí.."lo; que 1 aunqu-e es bueno en países ricos o de mucha exte-nsión
4.tJ. .Sant.iago; 5.!). O 'Higgins, Colchagua y Curicó; 6.1!- Talca, y población, o q:!L€ se han formado p-or la ·c-ongregación de
L·ínar·es y Maul-e i 7.f1- Ñubl€, Concep·ción y Bío"'Bí·o; S. >J. Arau- --e-l-ementos antes .diepmsos,. -c-omn los Estados Unidos, el Bra-
~ú. MaHe·co y Cautín; y 9.• Valdivia, Llanquihue y Chiloé. .sil, o la &lpúbUc.a .Argentina, no -es- ~eseahloe para nuestro
·Estas agrupa·ciones .prnvisorias -están muy bien ca.l.euladas país que oes pob-r-e· y -constituye una sola unidad, no sólo p.oli-
d-entro dl{;·l sistema establ·ecid·o por la Constitución, pues aun- tica, sino también orgánica.
qu-e Son cori.sid-erribl-em-e-nte ,distintas en superfici-e, pobla·ción
y riqueza1 estárl ·conSitDllÍdas sobr-e la base de la..c.; c·ondi,eiones ART, 41.
físicas y eeo:nómica:s d-e ·Ciada T·egión d·el país. La primera. agru-
r~l-lción -comprend~ ínbe@rament€ la región sa:li·trera, escasísima Tef);to actual: Texto ant·iguo:
:en productos agrfeolas; la segunda dos provincias principal-
ART. 41._:El Senado se reno- ART..2,3 (2:J). Los Sena,d01·e.s
mente minm·al3 y d-e ·escasa producción agrfcola; la tercer;a y
vaa·á cada c~wtro años, po1· par- permanecerán en el ejercicio de
siguientes haSta la octava, coonpren.:den provincias agrícolas} ·oiaUdailes, en: la forma que de- sus funciones por seis años, pu-
eomer·cia..l;es ·e industrial•es, con el nrúcle-o principal de la pobla- termine la ley. Cacla Senador du· diendo ser reelegidos indefinida·
ción nacional; y la nov,ena, pr.ovincias agríeolas, inclustrial~s, ;rm·á ocho años en ·su ca¡:go. mente.
madereras y pe.,c;q:ueras. J...~ as a.grupa1ciones pro-visarías qu~-. ha ART. 24 (3.6). Los S.enaclores
señala.do la Constitución misma, 11-eva·n enYuelta una int.erpre~ se renovarátl cada h'es afias en
la forma siguiente.:
taeión -constitucional~ que el legislador talvez no s-e ha,bría
'Las provinCiaS que elijan un
atrevido a· rea~liz·alj por si soln: ha fo-rmado la 4.¡;1. agr-upació-n núril.ero par de Senadores harán
-oo-n •una so-la: pr.orvincla, la de Santiago. El legislador, poco o la renovación por mita-d en la
11 a-d·a te.ndrá que va.riar en est'as .agrupaciones, mientras no elecei6n de cada. trienio;
se modifiqu-en sustancialmente las condiciones clel país. De- Las :que e1ijan un nÚJmero im-
berá, sí~ a nu.ootro juicio, agr-egar a. }a, primera agrupació-n, la par, la harán en el primer trie:.
nio, dejando para el trienio si-
provincia de Ta,cna, que en conf.ormidac1 &l Trata·do d-e An-
guiente, la del Senador inipar
cón, está _sometiCLa· a «la legislaci-ón y autoridades chilenas», que no se renovó en el anterior.
mientr.as la v.a-lunta.d d:e sus hrubitantes no llegu-e a detern;ti-nar Las .que elija_n un solo Sena:-
en un· plebiscito su nacionalic1ad definitiva, o i1n Tratad-o es- dtH't lo J'eli.OIV·D.d"á·n e.wda seis años.
-~Jeci.a-1 Con el Perú no vecrl.l@a a cambiar la sit·uación ac.twal.
x ·D-eberá tamb1én el leg:ie1acl·o'r agregar a la novena agr-upa- Se.ñala ocho años d-e durruc.ión ,a.l nland.a.to· s;e~ato:rial, que . en
ción la Provincia de JYiagaUa:nes, ,cuya creación se ha·c-e- in- la Colliltituoión anterior era de seas años y en la de 1833, de
dispensab1e por múltiples y poderosas razon-es} y que~ ·c.on su -nueve años-. J\!I:a.nti-ene el sist.e;ma ant.er~o~r d-e la re-novaoión
_;parcial) que ahora se .e:flectua!'1á cadJa· .f'.rnatr.o a:ños, para hac-erla
-244- -245-

eoinc.idir si-e.mpr€ con la nenoTaci6n total de la Cármara d·e Di- .en otros), una itiC•cwn edm.c.a-c1o,r-a d-ei s-entid-o polític-o d·e las
putados. ·multitud-es, mereed a la cual nuestra masa p.opular ha llega_do
La fijación de los períodos de CLnra1ción -de los mandatos po~­ .a 1adq:uirir un gran conocimiento de los homb-r-es pÚiblicos y
líticos, oet:: una simple -cu-e.:Stión pruc1-enc]aJ., que se de!he resol~­ de los ·problemas políticos y re,c-onónücos, del cual no siempre
ver en vista de kts concli-:.üones y hábitos .de cada pais. D.e.ntr·O• .se han percatBJdo los políticos, sugestionacl.os por la cre~n·cia
del réO'imen .d-e·nwcrático re-presentativo, n·o Cünviene prolon~­ -d-e que sus f.aHas -eran deseo·noc.id.as por el pueblo.
gar de~asiado los mandato!S para no entroniza-r pnr largo tiem~­ Atando los ca-bos d-e las ·opuestas id·eas que acabamos de in"
p.() en el p-od-er a ciertos hombres, o a -ci.re,rtos partid-os, que, a· ·sinuar 1 noo hemos formado una c-oncie-ncia 'propia -en mate-
medhla que se alejan clel día en que fuer-on elegid-os, se van- :ria de mandatos p.olíti·cos y de elec-ciones populares. Creemos
sintiendo más independientes ele. la Yolunta:d p,opular; pero.~ .que se podría a-la-rgar el mand,a·to de los Diputados, y a·eortar
taompoco co-nvienen los períodos muy cortos, dentro- de los cua. el de los Sena.do·res, para uniformar ambos con el amti.g:uo man-
les los mandatarios no llegan a prüfuncliza:r el estudio de los; dato presid~ncial de cinc-o años, y ·haeoer -en un solo .acto Y en
múltiples pr-oblemas ele interés nacional. una ·misma ,cédula todas 1as elecciones políticas. Así, el país
1La Constitución ele 1833 fué muy sabia al fijar nuevPv· años. -e-xperimentaríá. ·Cada cinco años una sóla ,gran swcudida elec-
para el mandato ele los S<:-nadores, y al permitir la inmediata toral, en q•ue oo pondrían d-e f;rente las .gra.ndes corrientes de
reelección presi.dencial que dió lugar a las presid.encias dJe diez~ opini-ón inspiradas en d.nc.trinas e intereses resp-eta·bles, para
años, porque en aquella época era neoesario acostumbrar al entrar d-espués a la vida ordinaria del trabajo, sin más per"
país a ser gobernado, quitándole el 0a·rácter _de ing·oberna~b~e-­ turbaciones que las .escasas y sie-mpre lo-cales •elecciones com-
que ha -clistin.g"Uido a las prematuras democra·Cias de la Amen"· plem~ntarias -o extraordinarias. Este s-istema está coordi<nado
ca española. Para dar cabida a los impuls-os progresistas, bas" 0011 la dre&ign8Jción de,l Tribunal Calificador d-e Elecciones, uno
taba entonces .con s:cñalar a los Diputa•dos el período mucho· ·solo para calificar .la e-lec-ción general o.r.dinaria y todas las de"
máts brev·e de tnes años. El sistema respondía tambié11 a la or" ·más- que incidan en loiS años siguientes ·h.aiSta la otra elección
gra·nizació.n oligárquica del país, que descansaba principal:men"- general ordinaria.
te en un S.e·nad-o de terratenientes que sólo ·dif-ería de la Cá"- Expusimos -este sistema por la pr-ensa y tuvimos -el honor de
mar:a d-e l·os Lores ele Inglaterra, en qlue! sus 0argos no -eran· proponerlo .en la Sub-Comisión d-e ·Ref.orma Constitucional,
constiüuciornalment-e hereditarios. con mucha f-e f"n s-u eficacia, pero .con la timidez que nos im..;
Pe:ro hoy las _condiciones y la cultura polític.a .de Chile son· ponían nu-estra desautorizada sitn1a•ción ·en aqu-el cenáic.ulo· y la
co·nsiderabl·emente distintas de las que fue·ron noventa años -l!lov-edad &eJ sistema mismo, no Sólo en Chile, sino -en casi todo
a-trás, y no es ya indispensabLe. estable·cer mandatos p.olí.ticos. --el mundo, pu-es s·Ólo conoc·emos un p.aís, el Per·ú, que lo tenga
muy pr.o1ongados. f!>dopt&do en su Constitución (art. 70). La Sub-Comisión no
Por otra par~t-e, se debe tomar ta.mb1én en ·Cu-enta las venta- ,&cogió n~Ues1:r.as ideas lrle~pec.to a el-ec-ciones .y d·uia-ción uoilifor"
jas e inconvenientes que presenta la frec:ue-ncia de las luChas: m-e de lós ma,nd•atos poHtic·os, p-e·~·O· .'):Í en lo tocante al es.tab-le-
-el-elctor.a1~. No se puecl·e ne-gar que la ex000iva frecu-encia de· "Cimiento del T-ribunal Califi.cador.
las elec-cion-es es penücio.sa,. por cua'llto manti-ene en tensión el En una futura ne,foTI)J.a, que se hiciera .C,o.n menos premura,
espíritu público, const-antemente pl"'eocu.pad.o de la po-líotica por· sería talv·ez oportuno volver a considerar estas ideas, que se-
los azares de la lucha. r•e--cién pa-sada y p·or los albures de la l•U-· r·ía .precisO: estudia·r eon al-guna detención, porq11:e hacen ne·ce-
cha próximamente futm_'.a, y además, porque taJes contiendas. ·sari,as .otras ref.ormas -en otras disposiciones •consti.tucionales,
tra-en aparejados 'nJ:uc.ho.s r·esentimientos y no po;ca corrup-ción.' especi:ilme-nte -en las- que .se refiere:r;t a "la .el.ecdón de Prooi-
Pero, .al mismo ti-empo} es preciso rec.ona.cer. que las luchas • ·dente de la R.epública p-or el Congu-eso, cuando la vo}untad po-
eJ.ectora.les, no eu1 1·az.ón de !SU frecue·n.cia, pera. sí d·e su inte-n" puJar no se haya pron.unciad·O· claramente p-or un .candidato de-
sidad pasi-onal, han -e~.erek1·a. en nuestro· país (no sabemps si :ter-minad.o .
-246- -· 241-

Descartada! nuestra id-ea r-es.pe-cto a la duración ·uniforme


de los mandatos poH.ti-eos, 'consideramos nosotros que se debían 1.~ ATRIBUCION EXCLUSIVA Dh"'L SENADO
manWner los períodos d-e tr-es, seis y cinco añ-os que para Dipu--
tados, s~madons y Presidente -de la Repúblie:a, esta-blecí.a la. Texto actual: Texto antiguo:
Constitución anterior. Pero no por el.lo consideramos desacer-
tados los períodos de cuatro, ocho y seis años que la Sruh- ART. 4·~.-Son n.bribuei-ones ex- ART. 30 (39). Son a.tribttdo·
Qomisión adoptó. clusivlts del S.enrado: nes de la Cámara de Senaclores:
1.~ Conocer de las acusaciones l.~ Calificar las elecciones de
ART. 42. que la. Cámara áe Diputados en- sus miembros¡ c\mocer .a e los· re-
table con axreglo a1 m·tículo 39, damos de nulidacl que se inter·
previ~t audiencia del acusado. Si pusieren acerca de ellás, y ad-
Contienie las atribuciones exc.looivas del Stmado, y está for~
éste no asistiere a la sesión a mitir su climisión si loS moti-
mado ,c-on las que asignaba a esta -corporaci-ón la Gonstitu;c.ión: vos en que la fundaren fueren
que se le cite, o no enviare de-
anterior, suprimiendo alg.unas, y con una parte de las que· fensa escrita, podrá el Senado ele tal· naturaleza que los imposi-
antes ·COrN"spondían al Oonoojo de E-stad-o, .Corporación elí- renovar la e.itación o proceder bilitaren física o mo1·almente pu-
. minada por la refo-rma constitucional. Las atribuciones· exclu- sin su defensa. ra el clooeuqJeño de estos carg-os.
sivas d-el S-enado son ahora siete, numéricamente supe·rim·.es ~­ El Senado resolverá como ju- No pod:dnl califiea1·se los -moti-
raclo y so limitan\ a declarar si VO-S sin que concurran las tre10
las de- la Cámara de Diputados, que sólO. son dos; pero sus-
el -acusado es o no culpable del cuartas .partes de los Senadcrc-s
tancialmente menores, puoo al Senado- no le ha; sido conflerida: delito o abuso de poder ·que se presentes.
la atri'bución de fiscalizar los fiiCtos del Gobierno, que hoy le impUta. 2.Q Juzgar a los funcion2.:rios
sólo corresponde, _por ~fUl!dato eXJpi'€So d-e Ja Gonstiiución, a la La declaración de culpabilidad que a-cusare la Cámara de Di~
Cámara d·e Dip:ntado·s, y que antes ejer-cíam -ambas Oá·m8!l'as: deberá ser pronllnciarla por las putatlos con an'eglo a lo pr€-
por igual. dos terceras partes ele los Sena- venido en los artículos 29 (38)
clores en ejercicio, cuanclo se tra- y 89 (98);
El &rt. 42 aetual eorrespond<Í al antigu<> art. 30. (39), qt1e· •3.Q Aproba1· las peisonas -que
te -de una acusadón en eontr_a
se refería a las atribuciones de )a Cámara de Se111a1dores, perO< del Pres.i c1ente d-e la Repúbl:i!ca, el Presidente de la Repúblü•.a
1

sin .darl-es .el ·calificativo d·e «exclusivas>> -como lo hooe< la Cons- y por la ma.yoría ·de los Sena- presentare para los Arzobispa-
titución actual. Se han conservá.dó las atribuc_iones 2.11- y 4.ª' dore-s ell ejercicio, en los demás do-s y Obispados.
del antiguo !lll't. ·30· ( 39), vari&ndo su forma; y se han supri-· casos. .,!..» Prestar o negar su con~
mido la V\ y la 3.ª': }!a¡ primer-a se ha bif.nr.cad·o, tr.asla:dando, Por la declaración· ele culpah:· sentimiento a los actos clel Go.
lidad, queda el ar.usado destituí· lJierno en los casos en .que 1a
la calificación de las eleeciones de -SeD.ado-r€s- .al art. 79, que- Conatitución lo ·requiere.
do de su rat'gO.
establee•e el Tribunal Calificador, y La de admitir la dimisióTh El funcionaTio cleelnrado cu:· ART. 89 (98). E,l Senúlo jnz-
de los 8enadol'es al art. 26, dejándola siempre "'1 Senado mis- pable, será juzgnclo con arreglo g:m'i. nl M:inidro proe~diendo co-
mo; en -cuanto a la terce-ra, ha d-esaparecido en absoluto, por· a. las leyes por el Tribunal orcli· mo juratlo y se limitará a deecla~
Bffi' hoy dd todo innecesaria una veZ er:rba1b1€{üda la separaci6it1 nario competente, tanto para la. rur si es o no culpable del de-Ji.
entre la Iglreia y el 'Estado. · aplieaeión de la pena señala.dR. to o abuso de 11oder iJ.ue SE' ]e ·
al delito -cometido, ruanto para imputn.
Expú-esto lo ·anterior, r-especto d-e la -estructura" d-el actual: La cleelaración c1e eu1pabili~
hacer efectiva la l'esponsabilicla.cl
art. 42, -entramoS al análisis d-e su ·cont-enido. ('ivi1 por. los dañoa y pet'JlllCIOS dacl deberá ser prommduda pe-r
-cau.saclos al Estado o a partieu· los dos tercios del número .de Se-
lares; nadores presentes a la sesión.
Por la cleclaraeión de e.u)pabili· ·
clucl, queda -el Ministro destit.ni.do-
de su cargo.
Bl Ministro deebr:ulo eulpa-
-249-

ble por el Senado, .será jnzgado


con arreglo a las leY;es por {)1 III.-Na·tura.leza clel faUo.
tribunal ordinario competente,
tanto para la aplicación de la
El S-enado no puede dar una sente111cia ·Condenatoria o a-b-
pena señalada al delito cometi·
rlo, cuanto para hacer efectiva
:Solutoria propiamente tal, sino que su resoLución debe limitar-
la responsabilidad eivil, por los .se a deolmrm· si e~ acusado. -es o no ·cu1p.abl·e del .d.elito o abu-
daños y perjuicios causados al so de poder que se le imputa.
Estarlo o n particulares.
Lo dispuesto en loo artículos IV.-Quorwrn ele votos pm'ct el p-rommciam~ientv del Senado.
'86, 87, 88 y en el 1_.1resente1 se
observará también ¡·especto de
las demiis acusaciones que la Cá·
,La Gonstitnción no -establec-e un qu(}lni.:rn -especial para adop·
mara de Diputacloo entablare en tar :una resolución jlGJVo1·able a los aoosa.dos, lo que· importa
conformichu1 a lo dispuesto en el que la resolución de ·ina1.!lpabiliclcod pu-ede ser pronun¡ciacla con
inciso ~.Q, artículo 29 de esta el voto de 1a mayoría de los Senador-es presentes en la S·esi6n
Constituci-ón. resp·e·ctiva. E,n cambio, requiere qu,m.,um especi,ales para la decla-
ración de c~r,lpa.bilid.ad. Ellos son .dos: el yoto ele las d~s terce.~
Esta 6S la más imp·orta.nt:e de las a,tribuciones especiales del 1'as partes c1.e los Senadores· en ejercicio respecto d-e las a-cusa·
Senado. EI inciso se ha fnrma.do, reca·pitulan.clo· las disposicio· ciones contra el «Pr€tS:idente» de la Repúblic.a·, es deci.r, contra
nes contenidas en los, arts. 30 (39). atribución 2.• y 89 (98) el Jefe Supremo de la Nación que ootuvi-ese de;sempeñando
de la Ccmstitución anterior, r·elativas al papel que le corr-es· su cargo, y la ma.yot·ía ele los Senadores en de-rciaio «en los
ponda al 8enadü en mat.e~ria éle juicios políticos inici ado:s por 1
d-emás casos»:. es d-ecir, cnando se trate de acusaciones c.ontra
la Dfumara de Diputados. Co.nti·ene disposicio·ru;s relativas ·a·l el ex·P'l'esidente -de la República., o contra los d{'.máiS f•unciona·
pr.o0edimi·ento que el Sena-do dehe seguir en la tramitación de ri.os y ex~funcionarios 1a!cnsa·bl.es por la Cáma1·a de Diputados.
las acusaeiomes políti!cas, al cará:ct.e-r en que actuará el Senado, Es natu·ra,.l que se exija la maya,ría oopedal de los dos ter-
al fallo ·qrne r,}ue·d·e- ·d~a·r, al q·JW?'tl-m que s-e req·ui·ere pa:ra el ca- cios de los Senadores en eje1~ci-ci.o para declarar la culpa.bilí~
so y a los efectos del fallo. dad d~l- Presid,e.nt.e el-e la Re.públi·ca que -esürder.e desempeñán-
do. <:"1 ,cargo, pues en ese caso se produce una· verdadera deposi-
I.----P1·ocedirniento. ción d-el Presidente. Es lo .menos que s-e pu-ede re,xigir para
tan g.r-.av-e determinación que UeVlall'oá al J-ef-e c1·el Estado clire:cta--
A -este r-especto, la Con¡.;titución só.lo deternün:a que el S-e.na-
meute.del Ca·pitolio a. la l'üca T-a.rpe;yR
dtl proceda a con-ocer de las a.cusac:i.ones «previa audiertcia del
acusado»; per-o -sin qu€ ésta sea indispensable . pues, a renglón
V.--.Efeotos de! faUo del Sena.do.
seguido, se dice que si el ta·cusado. citado para oirlo en ~na se·
sión, no ,concurri-ere a ella, ·o no envia.r·e defensa escrita,, e1
La declaración· de inoulpabilidad del funcionario aeusado,
Senad-o «podrá» renorvar la -cita.ción ·O oog.uir adelante la tra-
pon~ término a la suspensión de funciones en q;~.1e éste ee e:n·
mita.·ción sín €Sperar la defe·nBa.
.con traba desd-e que 1a· Cámara de Diputados acord6 la acepta·
ll.-Oará.cter en qt~e aat'I.W;rá el Senado. dón de la a•e.usación. Este efecto no está determinado en ·el
art. 42 que analizamos, sin-o en el ac.&pite final de la atrihu-
El Senado I">esolverá en el caráctrer de jura.clo, es .decir, en ción l.~J. 11el art. 39. No es aplicable al -caso d-e acusación c-on-
conciencia, sin tener que sujetarse a disposicionf:S pre:cisas de tr.Cll el Presid;mte ele la República en ejeDcicio, pues, como
la Constitución o de las leyes. hemos visto, este funcionario, no qued.'a suspendido- de sus fun-
-250- -231-

dones por -el h-echo de aceptar la C~.mara dre Diputados una o ción de los Estad.os Unidos de Norte Améri-ca no ·Co-nfiere ni
Ip.ás ·acu.saci-ones en su contra. _ al Congreso ni al p.u.eblo mismo-, la. ·fa.cultad de dep-oner al
La declaración de -culpa·biHdad del funcioilla.rio inc:ulpado, Prresidente de la• República'. En Chile te;nemos un precedente
por el S.enado, importa l·a. «d·esrtitución» ele. éste d{'l eargo que que nO es digno <le imita,ción: la ma¡yo-ría del' Congreso elegi-
d-esempeña, y como el texto constitu-ci-onal no establece distin- d-o en 1888 d€•puso en Diciembre d·e 1890, al Pl'<es:i.CL-en.te B.al-
ción alguna, comprende también al Presidente- d-e la Repúbli- macf.da, sin tener facultad conatitueio-nal para e-llo, y por me-
ca en ejercicio que hubiere sido cleelarado culpa'hle. Por oou~ dio de una Acta suserita clandestinamente y a fardo cen~a·do
siguiente, los Ministros de Estado, :Jia-gistrado,s ·de los Tribu- por los congresa-1-es df.; la mayoría como un medio de cohones-
nales Superiores de Justicia, G·e-ne-rales o Almirantes de l-as tar la revolución que y~ esta-ba preparada y qu-e -estalló el 7
fuerzas armadas y los Intendentes y Gobernador-es que queda- de Enoro de 1891.
ron suspendidos de sus f:unciones por haber sido aceptada la · La decl,all'ación de culpabilidad pr.o-duoe un ·segundo eflecto,
a,cc¡:¡sación contra ollos por la Gámara do Diputados, pasB>n de el de ~some·ter a los fun-cionarios o ex-fu-ncionarios -dec.lara.dos
la su.spensión a la destitución ;por la d·ec1araeión de su culpa~ culpables· por -el Senado, a la jurisdicción del Tri·bunal .ordi-
bilidad. que haga ol SenB>do. Pel'O, el Presidente <le la Repúbli- nario ·eomp-etente para que éste aplique la· p•eua corr-espondien-
blie~ .en -ej1e·rcido, que no quedó suspendido de sus- f!nnciones te al'delito declarado y hag,• efectivas las respmllSabilidades de
p.or la acusa!Ción, pasa directamente clel -ej-erc1cio de su alto orden civil por los dañ-os y pe:rjuk:ios c·ausa.d. os al Estado o
cargo a la destitnción, lo que importa en el hf<eho la depos·ición a los parüculares. -La C.onstitució.n sólo habla d-e «fnnciona-
d~ Presidente de la Repúb1-ica pür· el Ccmg1·.eso, mediante el ·rios», sin m~ncionar expresamente a los «ex""~funcionarfos», pe-
procedimiento de una acusa·ción fo-rmulada por diez o máiS Di~ ro deben entendús.e compre-ndidos, pues si así l;l.O fuere, la
putadoS, y a1c.eptada por la may-oría. de los Diputad.os en ojer~ acusa-ción p!om·ovida y aceptada, y la culpabilidad d-E'clarada 1
t:ido, y la p-osterior declara-ción de culpa-bilidad por las dos ter- ~6lo tendrían· un alcance Políti-co, qu-e-dando bur.lados en lo
.r,eras partes de- los Sena·dor-e-s en ejercicio. domás J.os fueros de la justicia .
A ·primera vista, parec.e esto enorme,· pues significa nada El traspaso de los funcionarios y ex-:6-uncionarios declarados
mtmos qu.e la· anulación del poder -conferid-o al Presidente de culpab-l-es a la jltlrisdicción de los Tribunal·eS ordinarios com-
la Repúbli.ca coono Jefe Suprremo de la Na:ción, \:!aheza vjsible petentes importa -el -mantenimiento del régim-en collstitucional,
del Poder Eject).tivo y representante más caraoterizado de la en cuanto ést·e atribuye s~olamente al P-od--?r Judicial la facul-
soberanía na-Cional, dentro y fuera rl.e-1 país: por 1a vo-luntad tad d-e aplicar las leyes penales y civil-es a casos pa·rtícula:r-e:).
de otro Poder Público, que no es superior, sino tan sólo igual Pero .es de :ri.otar <fUe los Trihu-na1·es ele Jus<tici~a: ·no .tien<E"n
a ·él, y sin consultar la voluntad de la Nación que clió origen en ést.e caso la fa.cmltad de r-ever ·el pr.o-ceso forma-do por el
a los dos Poderoes. Grav.edacl, si no igual, mny aproximada. Congreso, y pronuncia-rse ellos: s-obre la culpabili-dad de los
presenta la posibilidad de la destitución d.e- los miembros d-e la acusados poH.ticos, sinq qnoe deben partir de la cu1pa.bilidacl de-
Co.rte Suprema d-e Justicia, cabeza dire.ctiva del Poder Judi- clarada po·r el S·ena.do 1 como de cosa. juzgada e inamovibl-e,
cial, -que indire.ctamente re-presenta ta!lllbién .a· la soberanía comoeepoo-diénd-oles tan sólo aplie:ar las pen~as y h-BJce-r efedi-
de la N ación. vas -las responsabilidades civiles. En e-l caso r.emoto, per-o no
Es del caso recordar nuevamente que el a.rt. 43. de la C-ons- impoffiibloe., de que la mayoría del Congreso, obse-c·ada por las
titución al-emana -eonfiere al Congres-o la facmltn-d do~..~ acordar p,asiones políticas y ai amparo de su irroes~ponsa:bilidaod colec-
por los dos tereios de su-s miembros la cl0pooición del Pr-esi- tiva, llegara a d-eclarar injustamente la culpabilidad, si n.o de
dente de la :R.ep•úbliea, pero a cond1ción de que ella .1t~a rati- un Pr-esid·ente o de un Ministr-o d-e E:S:tad·o, la de un Intenden-
ficada por un plebisci•to nacional, y ente-ndiéndose l1ue si el te o Gobernador, ol pap€1 do los Tribunales de Justicia sería
:[:meblo no la ratifica, qu-eda disuelto ipso fa-e.to e] Congr-eso €1 de si-mples instrumentos pasivos de .la ini'qnidad 1 aún cuan-
de·ponent.e ~ Pero tamb:i.éu conviene re-cordar que la Con~titu.
-252- -258-

do los ant.ece·den'W!S y las pruebas prod-neidas durant-e el juicio madejadas po·r una difusa y -e·ngorrooa l'·e-ferencia d-e nn-os ar-
pol:ítico les d-emostra-r-en l.a jusHfti-cadón d·e-1 inculpado. tí-culos a lo·s otr·Of3.. S-e ha ganadü, pues, en Cluanto. a la forma.
En cuanto al fondo, las modÜicaciones introd-ucidas po-r la re-
VI.-Plazo para faUa.'i' las a-c1¿sa.ciones. fto.rma son las que siguen: 1.;¡. Establecer la, posibilidad de que
la acusación al Pr.es-id-ente d-e la República, que a•nt·es no exis-
La Gon:stit,ileión no .se-ñala en el art. 42; plazo alguno para tía, pueda c-onclnch· hasta la de·posición del Primer l\1anclata-
la tramitación y resolución p-or .e-1 Senado d-e las acusaciones rio de la Nación; 2."<~ Gomputa·r para las d-edaracion·e.S de c.ul-
políticas que ant-e él formule la Cámara de Diputadc:s. Sólo pabilidacl los vo-tos d~B los Senadores en ejercicio, en vez de los
-indir·N~.tamente manifiesta el espír-itu de que el S-enado las Senado-res presentes en la sesión, como lo haría. la Constitu-
trasm-ite con rapidez, pues, en el Rcápit·e fina·l de- la atribución ción anterior; 3.(1. Difer-enciar las mayorías nec-esarias para las
l. (1. del art. :39, cliee que la suspensión de los funcionarios .a·eu- ·dec1a.racion:es de culpabilidad, fijand-o el v·oto ele los dos ter-
·'Hl.CLos quedará t-erminada si el Slf'•nado desestinlla. la. aelts•aeión, ·cios de los Senado:res >en ejel'Cicio en el caso de ar,Ui3a,ción a1
y cesará también en -el ·caso de que és•ta. corporación «no se Pr-esidente de la R.epública, y mayoría a·bs-oluta. simpl-eme-nte
pronunei,a.n~ dentro de los treinta días sig1tientes». «Días si- para todos los de-más casos; 4." Disminuir a treinta. días el
guie-nt-es» &a cu.ál día 1 Al d-e la declaración de la C-ámara de pl-az-o, que ant-es· era de S'e-is mes'e1s, p-ar:a poner términ.o a la
Diputad-os d·f' que ha. lugar a la acus.aeión, y no al d·el ingr-eso susp-ensión de· los funcionarios a.cusad,os cuando el Senado
ele- la acusación en la Cu-enta doel •S.enado. Eso- impm~ta, a nu-oo- no hubiere falla·do en la acusación.
tro j:nicio, la pala.brB. «siguientes». Pa-ra .que se C·Ontara el pla~
zo des-de el. ingreso de la a-cusa·ción a la Cu-en-ta. del Senado, 2.<~ ATRlBUCION
8,erfa. precis-o que la Conshbución dijera solamente: <<si no se
pronunciar.e d-entro de treinta días». Texto (tct·!&al: Texto anfi.guo;

l Po-drí-a entenders-e q·u-e la fa:lta de pronunciamiento del S.e- 2.~ DeciJh- si ha o no lugar AR'l'. 9_0 (99). Los Ministros
nado d>entro d-e- los treinta .días, impo-rta no sólo pone-r t'é.rmin.o , la admisión de las acuGaeiones pueden ser a.cu.sndo.s por cual-
a la sus-p·ensión de loo funcionarios a-cusados, sino también su 1ue cualquier individuo pa.rtieu~ quier inclividuo particular, por
absolución Y Cr.e-e-mos qrue no, y es•timamos que es-e pl•a-zo no tie- lal' prCsente contra los Ministros raz-ón de los perjuicios que éste
ne ¿nás objeto que ·el -d·e evitar ·un-a prolongación indehida de -con motivo de los perjuicios que pueda haber sufrido injustamen-
pueda ·haber ISuirido injusta~ te por algún a.eto del Ministerio:
la sus-pe,nsióu de los :flnncionarios, qUe podría lloe·gar a signifi-
mente por algún acto de éstos, la queja. debe dirighse al Sena~
car en el he-c.ho una destitución, aunque ésta no se- pronuncie, según los mismos p¡·oceilimien- do, y éste decide si ha lugar, o
y estimular al Senad-o para proc.eder c-on na,pidez en ·e-l examen tos del número anterior; 110: a su admisión. ·
de las a~usa-cion-es for-muladas P'Or la OáJmara d-e- Diputados. ART. 91 (100). Si e-l Se-na.clo
Per,o si no se- dijo, habr~a sido- oonv.eniente que se dijera, declara haber lugar a ella, el
que la falta d.e pr-onwnci•a•mi.ento d·e-l S.ena:do dentro d.e un re-cla.niante dema.ndarú al Minis-
plaz·o determinado, 'iN:inta o sesenta días, si se quiere, im- tro ante el tribunal de justicia
rompetente.
portaría 1a d-eclaración de inculpa•bilidacl.
Tan ·cierto es que el plazo- de treinta días se r~fier.e sólo a
la suspensión de f·unc.ion-es, que no habría aplicación que dar- ,R,.e:pf;Od;u.ce sustaucialo.nr.:nte las di&posiciones que c-Ontenían
l-e- en el caso de que l-os aqusados fuer-en .ex-Iuncionari.os. los antiguos a.rfs, 90 (99) y 91 (100) en los cual·es se auto-
E·n mat-eria d-e acusaci·ones políticas iniciadas por la Cáma~ rizaba la acusación contra los ~-Iinistr-os .de'l Despacho, hecha·
Ta d.e Diputa.dos; la ref-o-rma ha condens-ado en f.orma sencilla dir.e-ctamente p-o-r los particular-es, en razón de p·e.rjruicios in-
y br-eve las facultades del Senado que en la Constitución an~ jusñaan-emte recibidos por actos ministeria-les, correspondiendo
te-rior se encontra.ba•n d·ispersas en cap-ítulos distintos y en- .ento-noes al S-ena-do deda!r·ar únicamente si hatbía o no lu.gal~
234- -255-

a admitir la acusGtJción, a fin de -que -el reclamant·e pudiera -en


seguida d-ema:.mdar al l\1iniBtro .anot,e .el T;ribunal de J UJSticia· 4.!!- ATRIBUClON
c<>mpetente. Por la referencia que hacía el art. 74 (83) a los
arts. 84 (93) y d-omás, hasta el 91 (100) inolusiv·e, r.sulta- Tercto actual: Taa;to antiguo:
ba que ta,mbién se podía iniciar ante -e~ Serua·do la aCIUsación
de un particUlar contra el ex. . Presi~e-nte P.e la Reprú:bUca. 4. ~ Conocer en las cont:iendas Alt'J.', 95 (104). Scm ahibue.io-
de competencia q·ue. se s1tsoite-n nee: diel Consejo de Es-tado: ...
La reforma ha modifica-do- -rute de-re-c:ho d-e ae-usación de los
entre la-s q.utoridades políticas 5.9 Conocer igualmente en l?S
particulares, en el s-ent~do de que sólo pued-en di-rigirla con- o a.dminisb:ativas y los Tribu- c01npetencias entl·e las autorida·
tra los Ministros de Estad-o, pues ni dire-ctamente ni por me- nales s~¡periores de Justicia; des ádministrativas, y e1~ las que
dio de- referencia alguna, la .aut.-o.riza contra e-l ex-Presidente oourrienu~. entre éstas y los tri-

ele la Reprúhlica, En ·cuanto a los proce-diJrniÚI!tos, se rdh~-r·e al bunales de justicia.


número ant..erior, d-e .mudo qll1e el S-ena:do deberá r-esolver co-
mo jur-ado, por ma¡y.oda· de los Senado-res present.es, si niega Atribuye al S-ena·do, sust.ancia:-lme.nt-e modifieada, una par-
lugar a la a-dmisión -de- la a.c'lliSa:ción; y po-r mayOría de- los Se- te de las factüta:clres qu-e el N. 0 5.o d-el antiguo. art. 95 (104)
nador-es en ejercicio, si de-clara C]:U"e ha lugaT a la am.l.Siación. conf-ería al Collli-.ejo de Estado.
iLa amteri_,or Constitución en -el N.o 5.o menci-onado, -c-anfería
3. o/ ATRIBUCION
al Consejo do Estado, rodaje del Poder Ejeeutivo, dos faeu:l-
Texto actual: T ea;to antigt.to : tades a-nálogas, pero ele .distinta l]a.tura·leza: l,!l- conoc-er en 1as.
comp-etencias de las autorida-des adm-inistrativas -entoo· sí, ma-
3.lJ. Dechuar si ha o no lugc11' ART. 95 (10.4). Son a.tribu·
ln. formación de causa en ma·, e-iones d-el C(}n-sejo -d-e Esotaclo: ...
t-eria d.-e carácte-r administrativo, qu-e debe ser estudiad-a y re-
teria e1·iminal contra los Inten. -6."~- Declarar si ha l'U{}a1·, o no,
suelta pm· una •a.ut-orida{l .superior del mismo -or.d<E!-n, eom-o .era
c1e-nteo y Gobernadore-s. Excep· a la formación de causa .en ma· e-l Consejo ele Estado, y co.mo pudiera serlo hoy un Tribunal
l úuse ·el easo en que la acusación teria. c:rimina.l contra los Inten· llamado a fal.lar cu~stiones)·eontencioso.administrativas; 2.!J. -c-o-
se intenta1·e por la Cámara ,a_e dentes, Gobernadores il,e plaza y nocer d-e la...,. c-omp-et-encias q-ue ocurri-er-en entre las autorid-ad-es
Diputados; de departamento. Ex~eptúase el aclministra.tíVlas y los tribunal·es d-e justicia, es decir, de auto·
caso en que la aeusaeión contra
los Intendentes ,se· intentare por
rielad-e-s p:e-rt,eneci-entes a dos P.od·eres Públicos distintos el
In. Cfunara de Diputados. Ejecutiv-o y·· el J ucUcial. En este 0aso, no era satisfacto-ri~ el
sist-ema d~ entr-ega1· el fallo d-e tales comp-et-encia-s a una co-rpo-
Es la r·eproducción, corn moclific;a,cion.es de :forma, d-el nú- l'ación como- -el Consejo de Estado, q·ne eJ;"a un r·odaje del Po-
m-ero 6.9 d-el antiguo art. 95 ( 104) .r-elativo a laS atribucion!fs der Ej-e\~ 11tivo, inter-esa-do directa o indirectamente en la cues-
dd fenecido Consejo de Est~do. Corresponde hoy al Senado tión~ y habría sido pre-ferible someter su co.nocimi-ento ·a un
allanar el fuer-o de los Intendent-es y Gobernadores· que :fluer<e-n -cuer-po -extraño a los dos Poder-es en ella contrap-uestos, a. la Cá-
a.cusado·s ·en materia c6minal Po-r los parHoolar-es o· pO;r el mara d.e- S-ena-dor-es, por ejemplo, que fo-rma•ba parte del Poder
Go·bi-erno mism-o u o.tr1as corpo-r8Jciones públi,cas, de·c1a.rando p-or L-egislativ-o, aj-eno a la controversia.
simple; may-oría de S-enadores pres-entes s-i ha l-ugar o nO· a for· La Constitución actual conf•iere. al Senado la facilitad de co-
maci6n de ca usa. El texto colllSt~tucional exceptúa el easo en n-ocer -en las compet-encias qu-e &e SUISiC-itoo entre autoridad-es de
que la a,t}llJS-ación fuere intentada por la Cámara d-e Diputa- los Pod-er-es Ej-ecutivo y Judicial, ciue co-ntemplaba én su -s.e-
düs, p-ero ha excepción -es pleonásti-ea, pu-es, aoÚn cua.ndo no se fnnda faz el N.0 5. 9 clel antiguo art. 95 (10-4) c-om-o atribu-
hub~er·e -expr-esado, las a-cueadon-eS f.orrruuladas por la Cámara ción del Col1B€'j-o de Estado. La redacción ft{é 'modificada. en
de Diputados habrían tenido qu-e suj€ta.roo -en su r-esolución ~rmonía con el a-ctu-a-l tecnicismo juríd-ico y constitucional.
pO<r -el 8e·nad.o, a 1as reg~las €1Stabl~cidas por l-a atribuCión).¡¡.· Se- llama ha-y «·c,onti€nc1as de comp-e-t-encia» a lo qu-e ante-s se
-256-
--' 257-
1la.mó simplement-e «competencias>>; se dic-e: «autoricl"acle.<:; poH-
a.delnás· ·Po-r -la ·n:eces-ldad d-e limitarla en -la f-orma qü..e -es-ta-ble-
tica.o; o administrativas» porqu·e ésto-s dos caracter-es distintos
ce el acá pite Seguudo.
tienen la1s autoridad-es que forman parot·e del Poder Ej-ecntivo,
La Constit-ución .a-ctua,l; cn·mO ·la anterior, eon'fi.er.e al· S.en8Jd{)
que el ttexto· antiguo englobaba bajo el sólo ·calificativo de «ad-
·la fa;eultad d€ a~ooptar o rechazar las -designacioneS· que haga
ministratiYa:c::»; y tam!hié.n ee limit-a 1?:1 a:l:erance de la f.a.cuHI!'l·c1,
el Pr,eisidente de-la Repú-blica para los· cargos de· Agentes Di~
pues se dice: «Tribunales Stt,.periores de JUstjcia:~\ en l'•e·em-
plomáticos y loo as-oonSos .qllJe con.fi-era a los emp'l.eJR.dos .de la
plaz.o de «T-ribuna:les. ele Justicia», como. d·ecía antes 1€'1 art.
· fluerza armada, d·e gradoo superiores. Este es un easo en- :{¡'ti.e
95 (104) con mucho ma.yor alcance.
ttiia ·faculta;cl ·Prüpia · d·el Poder Eojecutivo está suj-et:a,: a:l ac1l-er~
!Per-o el N.o 4.o que hemos ana.lizado no· contemp,la .el caso
do ·a-e un cuerpo clel·Poder L·egislativo. También ha:y eas-os; en
ele las comp0t.encias de a.utnrid.ades administratiYas entre sÍ,
que n-o ya la Consti'htción, sino ~a, ley, reqtui eTe la aquiescen~
1

que contemplaba >en sn primera oración el N. 0 5.Q del ;a,rt. 95


cia del S.enhd-o para -ci-ertos- a.Ctos d-el ·Pod-er Ejecutiv-o, corrno
(104) anterior. Hoy no existe una autoridad llamada a diri-
· l}O.r. ejemplo, para la destitución- de ciertos .empleados supe~
mir esas comp-etenciaos.
"rio·ves- ele Ja administración pública .
5."" ATRIBUCI'ÜN .Dur'ante la :vigencia· d1e· la Constitución .anterior, la Oám·.t-"!..'a
Texto actu.al: de Senadores ahusó ·en varias ocasiones -en el .ejercicio .de .e-;~ta
at-ribución, pues :-r-etardó- en f-orma inusitada- e inoportuna el
5.!J- Otorgar las reha.bilitae-io- ·pl'onun-ciamiento que se Je· pe-día, respecto de a.s-oonsos m-ili~
lles a qüe se refiere el art. 9.
ta,l'-es y ·de nomb.r.a.mientos· dip:lomátic.os, -en vez de ejer.c-er ·la
Sólo por una razón d·e sistematización ordenada, se incluyó .-única facultad que ·c.onstitnciona_,Lmente. le correspond-ía, ·de
en la. enumeración d-e atribuciones eX'ClUJSiva.s del Senado, esta. :negar u . otorgar su ,.asen-timiento sin máJs limita_,ción que la
atri·b-ución 5.", que· se refiere a la re·habilitación en la ciud-a- P,>e, ~su propio- arbitrio.
danía a los que la hubiesen perdido por cond>enación a pena Para evitar en el futuro la repetición de semejantes a:busos,
aflictiva. s-e ha ex·pr-esaclo en la reforma- que se tendrá po.r otoJ:>.gad-o
Aunque no se hubiere incluído e-n el a·rt. 42, el Senad{).ha- el acuerdó- del Sellla:clo, si esta corpo-ración no se pronunciare
bría. tenido si.e.mpre esta 1atribución a virtud de lo dispuesto explícitament-e dentro de•l ,plazo ele treinta días a c.ontar, nos
al final del al't. 9.<J de la Oonstituci&n. par>e-oo, desde la fecha en q-u-e la clecla.ra,ción d-e urgencia formu-
lada por el P1~esident.e ele la República hubi-ere entrado en la
6."- ATRIEUCCON Ouen.ta del Sena·do, El plazo es exagerado; a nuestr-o- jufcio
Texto actual: Texto antiguo:
habría sido bastante una semana, o a lo sumo, quince días, y
6.' Prestar o negar su con-sen- 4.<~ Prestar o negar su con- asl se prop-uso tm la Sub-Comisión.
timiento a los ados del Presi- sentimiento a los actos del Go-
7.?- ATRIBUCI'ÜN
dente de la ReptlbUca. en los ca- bierno en los easos en que la
sos en que la Constitueión o la Constitución lo 1·equ-i.ere. Texto actual: Texto antiguo:
ley lo requ.iem.
7.a Dar au dictamen al P:r-6- ART. 95 (104). Son a.tribucio-
Si el Senado n-o se pmnunaicwe
sidente C!-e la Repúbliea en to· nes doe!l Cong,ejo ·de Esta·do:
dent1·o de treinta cUas,. después
dos los casos en que lo consul- 1.9 Dar su dictamen al Pre-
de pe(Uda la urgencia 110r el
tare. sidente de la República -en todos
Presidente de la Repúl1lioa, se
tendrá por oto¡·ga.ifo su a(:uer- los casos ,que lo consultare~
do, y Esta atábuci6n €S la reproduc.ci6n casi lite·ra1 del N.Q l.Q
In-cl-uída -en -el art. 42, tambi-én por razones de método, y del art. 95 (104) de la Cons-titución a.nte·rior, que contenía
l-as atribuciones del Consejo de Estad{).
Con.s.t. de 1925.-17
-258- -259-

Consid-eramos absolutame-nte ·eT:r·óne·o haber eonferid.o a1 8-eR


nado esta atribución. Por su naturaleza, eH.a debe_ corresponder Atribuciones del Congréso
a un cuerpO--técnico y consultivo, c.omo debía ser el antiguo
CoMejo de Estado, tal coono lo erearoo los eonstituy>enl<s de ART. 43.
1833 y eomo se pudo .restablecer en 1925, exprurgándolo de 1oo
colgajos políticos que le agregó la refOTma eonstitt>oional de Texto actual: Texto antiguo:
1874. ART. 43.-Son atribuciones ex· ART. 27 (36). Son atdbu.eio-
El .Senado es un eu<rrpo Íegislatituo, y por más que la refor- clusivas d·el Congreso: ne-<3 -exclusivas del Con..greao:
ma de 1925 le haya quitado su antig1>o earáeter político, siem- 1.~ Aproba.-r o reprobar anual- J..;. AprObar o repro-bar anual- ·
pre conservará resabios -de él, que son inherent-es a su pro-ceR mente· la cuenta de la inversión mente la euenta de la inversión
dencia de la ele0eión poPular. La impropiedad de la a,gr~.. de los fondos destinados para ele los fonños destinados paTa
los· gastos de la administración los gastOs de la aclministraei-6n
ción de esta atríhuc,ión s&pti-m·a al ·Senado, sólo se explica
pú-bHe.a que &ebe preeentaJ.' el pública que debe presentar el
por la eirCIUnstancfa d-e· no haheroo eooontr.a.do otra ubic-a-ción Gobierno; Gobierno.
p·all'l& eRa, y d-emuestra que se prooodió s-in ·el suficiente estuR 2.~ Otorgar su aauerlZo para ::a.Q. .Aprobar o reprobar la de- .
dio ·cuando se suprimió el Consejo de Estado. que el Presidente a:e la Repú- clm·aci6n de guerm, a propues-
iLas artribuci:ones c.001sult1va:s son p-oi' su n~art:uTlail.eZia propi·as blioa pueda salir del territorio ta del P1·esidente de la Rep~­
de funcio-narios o coJegios técnicos, y a vecoo espooialiZi!lld-os w nacional; bl~ca.
3,,.. Decla-rar, cuan-do el Presi- 3.~> Deela.rar, cuan·do el Presi-
materias determinadas; y los funci·onarios o co1€gi·os elegid-os
clente de la República hace di- d-ente de la República hace di-
.p:or -el p·UJehlo, IDÚ'll en los paíS€s de m:ás ;refiTIIada .crt1Ltu:r.a, no misión de su -cargo 1 ei loo mo- misión de su caTgo, si los m-o-
_p-ueden ten-er jamás earáJc:be-r 1::écn-ico, aunque -estén dotad-os tivos en que la funda le impD-lli- tivos en que la funda. le imposi~
de vasta ilustración general las p<>rswas singulares o los gru- bilitan o no para su ejercicio, y, bilitan o no para su ejercicio, y,
pos a~ individu-os r€Sipe·ctiv-os. en consecuencia, admitirla o de- en su eonseeuenrci·a a:dmitiirla o
sec.haJ:la; desee.harla .
.4.;. Declarar, cuando hubiere 4.ll- Declarar, cuando en los
lugar a dudas, si el impedi-men- casos de los artíC'ttlos 65 y 69
to que .priva al Presidente del hubieTe lugar a duda, si el im-
ejercieio -de sus funeiones, ·es ·de pedimento .que priva al Presi~
tal naturaleza, que debe proce- dente del ej-ereicio de sus fun-
derse a nueva elección, y ciones, -es de tal na.turaleza que
.S.~~o .Aprobar. o Geseoharr los deba proeeclm·se a nueva elec~
t1'ataClos que le presentare el Pre- eión.
sidente de la Repúblicq, antes de 5.'1- Hacer el escrutinio, y rec-
su ratificación. tificmt la elección élel Presiden-
Todos. estos acuerdos tendrán te de la Rep@Uoa conforme a
e.n el Congreso los miwrnos trámi- los ar-tículos 68, 59, 60, 61, 62,
tes d11J una ley.
68 y 64.
6,~~o Dictar leyes ea:cepcionale3
y de duraci6n transitoria qv,e no
.\ ¡
podrá exceder de un ®o, p(llm
restri-l~gir la libertad personal '1!
la Ubertad de imprenta, y para
suspender o restringir el ejm·oi-
cio de la l1Jbertad de reuni6n,
c~tando lo reclamare la necesi-
-260- -261 ~

dad imperiosa -de la defensa del las cámi.ar.as· adoptaron constautem~:nte la práctica de tr.ami-
Estado, de la C01t861'Vaoi6n del tarlos en la misma fa.rma que los proy-ectos. de ley, estahlecien-
1'égimen constitucional o de la
paz interior.
d-o un sistema consuetro.dimari·o al re.spe·c.to. La costumb-re .. f·ué
Si dichas leyes . señalaren pe- respetada durant-e noventa años; pero,_ en 1922, en la Cámá.ra
nas, srt ap7.iaación se hará siem- de Se-na(Lo.res, cuya ma.yorí.a -era muy contraria -a la aprobación
pre .por los tribunales estableci- del Tra-tad'O d-e Arbitraje c-elebrado con el P-er1Ú en Vf ashington,
dos. el 2.2 de Julio d-e ese año, se intentó sustTaer ese tratado. al
IJ'1M1'a de los casos prescritos conocimi-e111to de la Cánnara de DiputS~dos, cuya gran mayoría
en este inciso, ninguna ley podrá
era f•a·vorahle a él en armonía con la -opinió-n públiC'.a, CJ!Ue- tam-
dictarse pam 3USpender o res-
tringir,· las libertades o derechos bién lo aceptaba con toda el-e-cis-ión. El atentado no se consu-
que asegu1·a el artículo 10. mó, felizmente, pues el Sena.do, desp'l..tés de .d.es-eehar el tra-
tado, lo comunicó a la Oámara -de Diputados, la cual lo a~pr-o­
Contiene las atribuciones exclusivas del Gongre-s.o, o sea, bó por tan considerable ma1yoria, -que, d·espués de Helllad·os
a:qnellas materias que· sólo deben ser re.suelba.!S por ac~l!M'dos los trámites necesarios para la a.p-robaeión de una ley, en los-
~ntre ],a::; dos Cámar-~s·, y que no tim11ecn el carácter d1e leyes por- casos de .d-esacuerdo entre las clos. CáJrnaras, iSe pud-o .comuni-
que no concurre a su f1ormación el Presid-énte ele la Repúbli- car e-l tl'atacl·o al Presidente doe- la RepúbHéa, que· lo prmruulgó
ca. 'rra•tándos:e dte· estos acue-rdos del Ccmgreso, el Presiden- como ley y pudo hac-erlo r-a.tifie-ar en conformid-ad a las prác-
te no puede vetarlos, ni -objetarlos, ni siqui-era pro-ponerlos ni ticas internacio-nales.
promulgar-los; su único pa-pel fS el de manda-rloS publiCJa·r en La exp-eriencia I'ee.ogida en 1922, en que e-srtnvo a punto de
el Diario Oficial, para lo cmal se los eomunica la última Cá- consumarse un atentado proyed.ad-o P·0-1' la arbitrari€dad de
mara que ,hubier-e aetuada. en su aprobación. algunos miembro8 de una Cámara contra l•a•<; l-egítimas facul-
tades d-e la otra, y contra una costumbre casi secular, y abu-
• sando de nn vacío en los términos de la Constitnción, que ha-
bría traído tm grave conflicto entre la Cámara de Dipütad.os,
De las cinco materias quoe contemp1a este artículo, la se- el Presiclérbe de la RepúbHca y la o-pinión pública por una
gunda, la tevc-era y la ·cuarta dicen relación con a-ctos ~· situa- parte y la Cámara d:e Senadores aislada por la otra, hiz-o que
ciones ·pe~onai.es del P:esidente de la República, y las· otras en la refo.rma de 1925. se quisiera evitar la repetic-ión de tan
dos, la :pnmer-a y la qumta, importan pronunciamie11tos sobre grave difi¡;;ultad en el ·fluturo. Y c-on esrbe obj-eto se introdujo
a.c.-tos n;dmill'i~iJt':a.tivos y poHticos de muy e:alifiCla:¡la import.am.- al fin del art. 43, -un acápite completamente nuevo, en el cual
cia realiz-~dos pOT el Gobierno. Esto explica que, ·para t.o.dos se dice expresamente .y si:n dejar lugar a dud·a alguna, que to-'
estps casos, se haya eliminado l1a- partieipa-ción del Pr·esidente dos lo~S acuerdos contemplados en él, «tendrán en el Congreso
de la. Rep1~bli~a: qiUe en todos ellos -es parte muy interesada, ya los mÍISmos trámit.es de una ley» .
.sea como mdrVlduo, · o como funcionario público.
·P-er-o, aunque retos .a.euer·i1os cl·e lis dos Gánnarars no son le- •
ye.">, suoodió algunas veces, baj-o el imperio de la- Constitución
anterior, probablemente por error o inadveTtencia, que las Cá- Las cinco materi•as de ctc-tterclos del Congr-eso que ho.y -c-on-
mara-s 1os ·c-omunicaron a:l_ E:jec·uti'vo como Pro¡yectos de Ley . templa la Constitución .¡;¡n el art. 43, están .muy variadas eotU
a-pro•bados por -el·laél; y que el Pr-esid-ente los promulgó como relación a-. las seis que enumera•ba. el a!t. 27 (36): antiguo,
leyes.. Por -otra -parte, e.n lo toc_ante a la tramita.ción de estos ciue
pues f.uoe-ra de tres_ se. r-epr-oducen -casi literalmente, se_ han-
acuerdos, aunqu-e la Constitución no señalaba un procedinüen- agregado dos que -antes fig'm·.a:ban en otros artículos de la
to determina-do, y talvez p·or esa misma falta de determinación , ColllStitución, y así han quedado enterad-as las e-inca atribiucio-
-262- -263 ~

nes aetuaJJ.es, Loo otr.as- t'fles .que figur.aJhan en el antiguo 'ail'-


timüo 27 (36), han desapareoido oo el aetuo&l art. 43, por ha-
ber sido traslad,a.das a otros artículos de l~a Constitución aetual.
Blay aquí un defeoto de Í<>r-ma. El •artieui.o oorrespond.e al
ATRIBUCIONES ANTIGUAS REPRrO'DUCIDAS aJl't. 28 (37) dJe la antig.ua GDIIlflti!tueián que contenía las ma-
terias de 1ey, y eomienza como el antiguo por 1'!. ·conocida fóO'.'-
mula: «Sólo en virtn>d de una lew se pu€de :»
.Son la 1.', la 3.a y la 4.• del antiguo art. 27 (36) ·oon los
A nwesfr.o, juic.to, y .denWo del p.ropósttl(} de ·e1asiiiCación me-
mismos númer~s, y con ligeras modificaciones ve1·.ba·les en d-os
tódica qThe ha inspimdo 1as modi·fieac.ion-e.s de ·forma íntro-
de ellas.
du.c.ildas por la nuoe:v'.a Constitución, . haibrí.a eonvooid.o inter-
ATRIBUCIONES TRASLADADAS A ESTE ARTICULO 43
ealar e;u,tre los artfet~os 43 y 44 el =bro siguiente: Atribucio-
nes legislativas del Congreso.
.Son: la 2.~J., de 01torgar permiso- par-a que el Presidente de DBJd..a 1a complejidad y extensió~ .de las materiias de ley, ana-
la Repú·blica se a1usente del país, y la 5.~, de aprobar o dese- lizai'l~os éste a.rtí-c.ul·o por el orden .dJe su -enu~ra.ción, a fin
char los tratados que el Presidente de la Repúbliea presentare c1e f.acilitaT su. ex.posición y ootudio.
antes de su ratificación. Ambas estaham antes mal ubicadas
en el ca,pítulo relativo al Pr.esidente de la República (antiguos
ar•ts. 67 (76) y 73 (82).
En el N. 9 5. 9 oo dice taxativamente que la atribu-ción del Con- Temto aotuaZ: Temto antiguo:
greso se limita a aprobar o desechar los tratados 1 y d-e esta
ART. 44.- Sólo •en virtud de A~T. 28 (37) Sólo en virtud
maner.a se excluye en absoluto la idea de que alg-una de las una ley se pUede: de una ley s-e 'puede:
Cámaras pueda considerarse autoriza.da para modificarlos, 1,9 Imponer contribuciones de l. q Imponer contribuc..ionos de
apLazar sru dism.1Sión o .dev.o•lverlos a1 P-residente de la. Repú- o·ualquiera clase o naturalez-a, eu- cmalesquiera clase o na.tura.leza,
blica c·on proposi·ciones d.e enmiendas u otras observaciones, primil· las existentes, señalar en sup1·im~r la.s existentes, y deter-

arrogándose una f•a.cultacl análoga a la que tiene el Sei~ado d-e caso neces-ario su repartimiento mi-nar en caso necesario su re-
entl'e las .provincias o. comunas, . partimiento entl'e las provincias
los Estados Uni-dos.
y determinar su proporcionalidad o ·departamentos.
o p1·ogresi6n; 3. 9 ... Las <Contribuciones s.e de-
ATRIBUCIONES TRASLADADAS FUERA DEL ART. 43, cretan por sólo el tiempo de die-
eioe.ho meses, ...
Por ser propiamente materias de ley y no de simples acuer-
d·os dtel Go.ngreso, se trasladó al art. 44 las antiguas atribucio- :Se refbere a la imposición, SUJpTes~6.n, repar.tim.item.to .y pr'O~
nes siguienWs: po-rción de 1as: eontrihucoiorues. Modiofiea el N.Q 1.9 antiguo, aun-
2.{1. .Aprohaor ·O reoprob.wr la d!ec1.anación de g¡u.err.a a pr,oPuesta quoe toma. muclhas de. sus expresiones. Lo reÍ·orm.a, -en €11 sentido
del P•.,sidente d!e la Repúbliea; y 6.• DietaT leyes eJ<oopoio- de consultar ahora el r-epartimiento de l3s contribuciones <<entre
Úiales para restrig1r o sus•pend.e.r transitor·iamen·OO ·ciertas liber- las provi!ll:cias: o oomunas», en Yei.z drel repartimiento- «entr-e Las
tades p>fuMioas. pTiOY.iDJc.ias -o depart(JJYJtentos» ·como lo . ha.cía La C.oootituciún
La antigua .atribución 5.~ c1le haoo[' .el esc-r-utinio y rectifi- 1a.n.terolior. P·rovlJeue esta disposición de. La necesi.d.ad. de e.struble-
-ca.eión. de la .el•eeción pJ:'iesidencdal, IS!e trasladó al .aTt. 79 que es- oor COIDJtri1buciones <Lestinadas a 1a s-atisfacción de .n.eeesidades
tahleoe el ~ri,bunnl Galifieador de eleeoiones. puT!a!JIL€'D.te :re:g~·onai.es ·o locales. P10ro -en.1o que toca· a neoosi-
·dades lnealeB, la anterior Ü<l'!ll%i1J11eión oo refería ,a los depare
tamemtos, povqu€ sólo ·&!tos tenillam. M1>niellipalidad asignada
-264- = 265 ~

d1ooc.ta:rnente por la Constitución misma, sin pe:rjuic~o de que complej-o: nna o muchas le-yes d-ebían est.a.ble1oor oeol. ;:;_istlema tri~
algunas fra•cdoni&S d~epartanlemtale!!l, pudi•e!"an tenerla también butari.o ele loa RepÚiblica, en conf.o·rmida.d al N.9 1.1? del w!1i; 2if.
a virtud de de0r~tos <1el Pres-idente de la Repúhli0a, autori- ( 37), pero era ne-c.es.ari-o qu.e se d.ictar·a una ley esp.e·ci1al, de •C.a-
z¡ffido·.' pm·. la: ~GonSti,tü.ei6n· pt:ir1a. ci'•ooDla:s.- L~oS- M:-mlicipios- co- r[wi:€1r pe.riódic.o, en confOrmidad al se.gurid.Ü· · a.0áp'i-te del N. 9
rroopondi·en.tes· .a·· fnac;ciones de depar.ta•rilen to, .fu~e-r•0'li -:ántffi ·ele 3.•, para qu-e asas ·corrtribucione pudteran s.er bo-br.-t;ydas_ d"]J.ran-
1891 mwy escasoS; _ nosotros sólo record•amos el 'd.e Oaldera te UJl período d.e 18 m€&es. La ley. per-:rll.anénte:esta:~_a -~nt1•1ab.a­
en el doep.a'l' · ""l!emto· .de Co-p-t&jJó; el ele Viña.· d.el Mar en -el· de- da en su vig>encia p-or la durRJci.ón:- de-, la. ley t;empor"a•l..
partamento-. L;_; Vla!l,paraís-o, y ea .de ·S,am Luis Go:q.zag.a €11 ·el ISe compr-en-de que el sistema fué ideado :.po.r los co:ns;titn-.
dtepart.amentn d.e Rere. P.€-r.a, d·es,pué,s ·de 1891, se -estable-ció y.ont,es de 183:3 con el flin d-e o-bligar al legisl3Jd-O"r ·a ·una f.re-
el nuevü -shst•ema c1e las. com1.tnas a1dónomas, a virüHl del cual cue:nt~e revisión d.e-1 sistema t·ributario, e¡ontem.~pliando ead.a añ-o
existier•on después €In cada depai·tamento nUime·r-o0as c-orpora- y .medio, po-r lo m.e-n.os la r-elación· entre las neoosidadl6tS y los re-
ciones munidpa1es. S-eian cna)'es fuer.en -las mo,di.ficooiones -qu.e, cumos ·de- la Náció.n. P.er-o tan s-aludah1e pr-opósito ·fué _tra·icio~
la ley v.eng.a a introducir €n·-materi.a d·e organiZiacióm. y atT"i~ nadü. p-or lo.s ·p101líticos que &e aproveehar,o·n-· de- la periodi.m-
b:ü:ci-o·n1es- d·e-- 1~3 Munici palid.adesi par.a subsanacr l·os grav-e~';: in~ dad .doe La~1ey que .a:uto·riz-a,b.a :el cob.r-o -d,e~·las c.ontribu.ciones 1
conveni-entes que e-vid·e.nció en ia pr~ctica· el sistema d·e la au- p~ra retardrur su &pr.a.OO.ción mientras mo c.oos.eguí·an eambios
t-onomía ·C-omunal en nu.estr.o país, si•etrnpr>€' sucederá que el nú- minifs.te-riales u .o•tr.os -l!'esu1t&dos quoe d-ooea1ban. Esto h-iz.o necesa:..
mero de 1os. ry.Imüci.pios, aunque se le r.f!lduzca, ha de ser-.:Con- ria I.á..-snp.r-esión. d-el_ -:a-cápite segundo del N.? 3.Q antigno.
b--idoen:;ablemente supeii'Í·Q:r al de 1os- d<e•p.ar.taa-r~entos, y que el1os y
no éstos- serán los verda.d.er•os·. e-xp-onerutes del interés local. L.a
t;eforma tq.n:¡..ó en c_uenta esta modifli-e&cié¡n . Q!U.e se ha produ-ci-
do en la\S c-ond!i0i·Ones ·del país,. y por eso quiso ·autárizar la,.im-
Tea;to· actual: Texto antiguo:
posi.ción de c·ontribuc-i-ones comunales, ern· el lugar de las que
antes se pO.cUa:11 impo·ner a dep.arta.mentos- M·terml·nadoiS. En 2." ·Autorizar la contr-atación 4,Q Cohtraer deudas, reconocer
cuanto 1ai inte·ré.s .reg·ional, no fü.é pre·cisO __modificar oel tex"bo .(Le -empréstitos o d·e cualquier·a las contraí-das· ha.sta ei ·.dia, y
antiguo, porque hoy como amt-es laS pro-vinci.~,- aisladas o agr1:1: otra clase de operaciones, .que designar fondos paTa .cubrirlas-.
pa.d.as·, c-omiinúan sie-ndo sus genuinos e-~ponentes. puedan comprometer el . crédito
T.ambiém. se modificó este N.Q l.Q en e1 sernti·c1o de. ·a.gr.egar la y la rooponsábi]idad finan.~iera
del Estado;
facultad le:gi&lativ'a d·e- .c;Ue•ttermi.nar 1a proporcio-nalidad o prO- e

gresión de las ·contr-i1buCiones, ide.a que ya esta·ba consultada


y en f-orma más c-ompLeta en ,el N.(l H.Q_ d·e-1 ar.t. 10.' Equiv.ale al N.l? 4.9 anti-guo, al cual modifica €dl la f-o-rma
No s·e tomó -en:- cuenta una: i-cle_a que bien 'puede ser· cons:id~e­ y en e-l fm11do. L·a -forma nue.va se armoniza con el a.c.tu·al te-cni-
~-3.1da e-n "u~11ci -re:f.O.rh11a:- f-Íltura, pues ha s~d·o 8!c1Jo,pta.c1a 'con éxito cismo financ.ie·r·o. En· eJ fond-o süprime d-os ideas d-el antilguo N.(l
e'li. laS legislaciol_l.es d'e· ·oitl'!OS p.aÍ.Se-S·: la de establecer contri1bn- ·., 4.9: la de recono-cer deudas contraídas qUJe import.a,ba a:bri·r
ci"ones Variab~es,- a vo-lu-n.ta.~ ·-die·l Pode-r Ej.ecútivO, a. fin -de eamino .a goraY-es abusos; y la de d.esignarr fondos p-ara c-n•brir
am-Mdarla:s coh ·m:ayo-r rapidez .a sitl11a,cid-nes que s-e presentan las -deud-a.s, qUJe -es i.nútil, puest-o qu.,e l-os prestamisbas del Esta-
r-ePentillá.- -o -áccide-ntalment.e e:ti ·la vida _eco.nómica, ·sobre tod.a do no han de tamar en cü.enta esas designaciones de fondos es-
en niateri¡a.·aduaneDa.' peci·ales, sin1o la solv.en:ci-a qu-e r-e-almente tenga la Narci&n e;n
·En cambio, se ·completó la- ref.or-IDJa.· ern materi-a d.e .contrihu- · _el momento de ·Bontraer una deuda, y las e..s._pe-ct~'Vas que ellos·
ciónes, suprimiendo ·-la-·-peri-odieoi·dad forzada· que' estableCía 'la mismos se formen respecto d.e la solvenc1a. futura,
antigm-a Gouwtitueión pacr>-a la, a:utorÍz-a.ción de ·su c.ohr•o. El .Sis-
te~3.'- ;eSitabl~B"dd·o'' pm~· la -~anÜgua Cob:llitiml.ción ··era ..origiria-1 y
-266.,..... -267-

'N.' 3.' N.' 4.'

Texto aetual: Xe!Cto actual: Texto anU,guo:

3;' '.t1.utoriza1· Za enaje1~ac.i6~ 4.? Apl·obU.l' anualmente el eál·


¡2. 9 Fijar anualmente los_ gas-
de bienes del Estado o de las culo d.e entra.das y fija1· ·en la
tos de la administración púb-lica.
.MunicipailUlades, o Su arrmtda- mhsma. ley los g-astos de la admi-
m,iento o concesión por más ile nistración pública. La Ley de
veinte' años; Presupuestos .no podrá alterar
los gaatos o contribuciones acor-
dados en leyeS generales o espe-
Es .c,ompietamente nuevo, y tiene por ·objeto evita:r en el ciales. Sólo los g!li!tos variables
f.utur·O .abooos que se cometieron .en años ante:dor.es. Gontiene pueden .se-r modificados ~or ella;
dos ideas: 1."' la ne:c.esioda-d de au.tori.zac.ión leg.al parla €:najrenar pero la iniciativa para su aumen-
to o para alterar el cálculo de '
bienes del Esta,do o de las Municipalidades, sin distinción al-
entradas cor11esponde exclusiv~­
guna, de modo que se rof:ilere tantO a oosas muebltes oomo a los mente _al Pr,eside-nte de la Re-.pú·
inmu~bles; 2."' la nec.esi..da.d de 1!a misma .a;utor-izac,ión para blica. El projrecto de Ley de
a·rrendar o concede?· pq-r má.s de veinte -añoS los-h~es fiscales Presupuestos d-ebe ser . presenta·
o municipaltes, que se refti.ere pr1neipalmente a 1os bien-es r.aí- do al Cong·reso con cuatro m-eses
Cffi, ya .que serán r.aDoo los casos en que 1alguiem. p·retend.-a el de anterio1·idad a la fecha e:a
que de-be empe~ar a regir; y si,
arrendamie-nto. de eosa.s muebles· pQ(r tiempo muy prolong-ado.
a la expiración de este plazo,
Consideramós sumamente lau,druble la intención que inspiró no se hubi-ere aprobado, regirá
1-a introd.uociÓn de este inc.iso -en 18, nuev:a GonstituciÓin1 p·ero el pio-y¡ecto presentado por el
al .mism-o tiemp-o, estimamos qtw produc.ilr:á muy porco he:n-ef:ih Presidente de la República. En
cio, pues el ma•rgen de veinte años como máxirn·wm. .que se de- caso de no haberse presentado
ja p.rura lOs arr_er~;da;mie'YI.-t'tJs y concesiones de bienes fiscales o el proyecto oportunamente, -el
plazo de. 1'./Uatro meses -empreza1·á
municipale,s sin requerir autorizaci-ón 1-egaJ., es más que silli- a contarse desde la fecJ:¡_a · de la
ci-ente para halagar }as esperanzas y· ·c·ompensar los es:eue:r:21os pre.-:~entación,
de la c-odicia pwrticular alentada por gest-ore-s administranh No po,drá el Congreso aprobar
vos. ningún nu-evo gasto con cargo a
los fondos de la N a.ei6n, sin
crear o indicar, al ¡;nisnw tiem-
po, las. fuentes -d-e -recursos n.eca-
sario.s para atender a dicho gas~
to ¡

~mplaza to1Jahrumto al antig,no N.o'2.' qu~ decla tan sólo:


«FIJ~r anuakruente l-os gastos de la administración pública».
E·l num-wo _nuevo no tiene m·ás p~un·tn de ,conta0 t 0 con el anti-
guo que la Idea de~ la am.ualid-a.d. P.a.r lo- demás, su redac-ción· nh
t~nto extensa, esta naJculada piDl'a. poner términ-o a ·los múl-
llples Y graves abusos que el Gmgreso cometía antes ai1 ejer-
-26S- -269-

citar .en f.-arm