Está en la página 1de 3

DESARROLLO DE LA ELABORACIÓN DE LADRILLOS

Llegando a la zona de producción, se observa que tanto el lugar de extracción de


la materia prima y el lugar donde son elaboradas las unidades de albañilería se
encuentra en el mismo espacio. Es decir por un lado se realiza la extracción de la
materia prima para la mezcla y unos metros más adelante se encuentran el lugar
donde se realiza la mezcla con el agua, las adiciones, y el llenado de las gaveras.
La distancia entre el horno de cocción y el lugar de preparación de las unidades de
albañilería es de aproximadamente unos 20 metros.
Los materiales que utilizan en la preparación de la mezcla los obtienen con ayuda
de palas y picos.

La materia prima no pasa por ningún proceso de cernido, molienda o selección.


Para la mezcla utilizan arcilla, aserrín y agua. Haciendo el tendido de la arcilla se
hará formando pequeños surcos semejantes al de los sembríos de tubérculos para
que penetre el agua dejándolo remojar por un rato.
Para luego trasportar el aserrín y tenderlo sobre la arcilla ya remojada.
Seguidamente nos retiramos los zapatos y se empieza a mezclar con ayuda de
las palas realizando de tres a cuatro volteadas retirando objetos que no debieran
estar dentro de la mezcla, dependiendo y hasta que se encuentre lo más
homogénea posible, la mezcla de aserrín y arcilla. Además el agua se agregara
hasta que se disuelva todas las partículas de arcilla en caso aun existiesen
también serán retiradas.

Luego de haber agregado baldes con agua procedemos atender los montículos
que hicimos al momento de las volteadas y pasamos a pisar con los pies
descalzados la mezcla logrando mayor homogeneidad en esta, hasta alcanzar una
mezcla más consistente luego la recogemos formando con el barro ya pisado un
montículo más esférico la dejan reposando durante aproximadamente 24 horas y
después proceden al moldeo de la unidad.

Antes de empezar con el moldeo del ladrillo y luego de haber transcurrido las 24
horas de reposo, se realiza un segundo amasado de la mezcla hasta obtener la
consistencia requerida, en un proceso con ayuda de una herramienta denominada
zapeador y luego empezar a moldear. Las gaveras son moldes hechos de madera
con dimensiones de 23x13x9cm y pueden ser de tres o cuatro moldes.

Se limpian con arena suelta para evitar que se pegue la mezcla a los moldes y se
tiende arena fina en el piso pare evitar que la mezcla se pegue en el suelo y se
llena la mezcla en el molde. Cuando se realiza este proceso de moldeo no hay
una compactación en el llenado de los moldes, por lo que el resultado final puede
contener exceso de poros. La nivelación se hace empleando una regla de madera.

Luego se traslada la gavera a donde se realizara el proceso de secado pero antes


de dejarlo en el piso se tendera aserrín y se depositara le mezcla que a partir de
ese momento toma la forma del ladrillo las cuales se colocan en forma de hiladas
dejando espacio entre ellas para llevar a cabo el secado.

También podría gustarte