Está en la página 1de 12

TEMA 2. TIPOLOGÍA TEXTUAL.

1. El texto.
a. Rasgos generales.

Definición. Es la unidad máxima de la lengua capaz de expresar un


propósito determinado en una situación comunicativa concreta. Su rasgo
fundamental no es su extensión sino su capacidad para constituir un
producto lingüístico unitario que responda a una determinada voluntad de
comunicación y en el que sus elementos se relacionen en virtud de esa
intención comunicativa.

Características. Para que un conjunto de signos pueda ser considerado


como un texto tiene que reunir una serie de condiciones. Además de una
intención comunicativa, el texto debe ser coherente, cohesionado y
adecuado a un tipo de lector. La información además, debe avanzar de
manera progresiva y opcionalmente aportar una conclusión final.

El texto debe ser coherente, es decir, debe centrarse en un mismo tema y


la información que ofrece ha de guardar una relación lógica.

El texto ha de tener cohesión. Ello quiere decir que las ideas deben
conectarse entre sí y articularse mediante procedimientos lingüísticos que
garanticen su unidad:

- Recursos léxicos. Se basan en las relaciones semánticas que se


establecen entre las palabras de un texto y son los siguientes:
o Repetición léxica.
o Campo semántico común.
o Sustitución sinonímica.
o Hiperónimos e hipónimos.
- Recursos gramaticales. Afectan a las relaciones sintácticas que se
establecen entre las diferentes partes del texto. Destacan:
o La pronominalización.
o El empleo de conectores.

El texto debe ser adecuado a la situación comunicativa, al receptor al que


va dirigido y a su intención. Por ello debe emplear un lenguaje comprensible
para ese lector y ajustado al contexto en el que se emite.

La información debe avanzar progresivamente, apoyada en la información


conocida que ya se ha ofrecido (tema y rema). Los datos, las observaciones
y demás información se sustentan los unos en los otros, de modo que el
texto progresa sobre un discurso lógico. Esta característica se denomina
progresividad de la información.

1
El texto debe contar con una intención comunicativa: convencer, informar,
advertir... El objetivo de este texto condiciona las estrategias y la forma que
éste adopte.

b. Clasificación de los textos. Criterios.

Los textos pueden clasificarse en distintos géneros según sus rasgos.


Ninguna de las clasificaciones agota sus posibilidades; y a su vez, no todos
los textos responden a una única tipología, ya que pueden presentar
características comunes a varios géneros. En realidad, el texto
tipológicamente puro es infrecuente, porque casi todos contienen rasgos de
diferentes tipos combinados en distintas proporciones. Cuando afirmamos
que un texto pertenece a tal tipo, estamos indicando que unas
determinadas características predominan sobre otras. Uno de los criterios
más habituales se corresponde con la intención comunicativa del emisor. De
acuerdo con esto tenemos la siguiente clasificación:

- Texto expositivo. Intención comunicativa: ofrecer información


objetiva sobre un determinado tema. Ej. Libro de texto, definición.
- Texto argumentativo. IC: convencer a alguien mediante
razonamientos de una idea defendida. Ej. Artículo de opinión.
- Texto descriptivo. IC: mostrar, explicar, enumerar las cualidades de
un lugar, persona, cosa. Ej. Perfil de una persona, obituario.
- Texto narrativo. IC: contar sucesos o acontecimientos ocurridos a
unos personajes. Ej. Novela, fábula, cuento.
- Texto dialogado. IC: presentar la conversación entre dos o más
personas. Ej. Entrevista, obra de teatro.
- Texto académico. IC: difundir el conocimiento científico y técnico de
las diferentes áreas del saber. Ej. Ensayo, conferencia.
- Texto periodístico. IC: informar, opinar o crear opinión sobre la
actualidad social, cultural, deportiva, política... Ej. Reportajes,
crónicas.
- Texto publicitario y propagandístico. IC: ensalzar las cualidades de un
producto o un determinado valor o una ideología. Ej. Anuncios,
propaganda política.
- Texto jurídico-administrativo. IC: regular y relacionar al ciudadano
con la administración pública. Ej. Instancia, actas, recursos, bandos.
- Texto literario. IC: captar la atención del lector y proporcionarle
placer, entretenimiento y evasión. Ej. Novela, poema...

2. Secuencia textual.

La elaboración de un texto está motivada por unas necesidades


comunicativas específicas. Esta finalidad obliga al emisor a elegir el tipo de
discurso que mejor se adapte a aquello que quiera expresar. El conjunto de
recursos lingüísticos empleados en un texto para lograr un fin determinado
se denomina secuencia textual. Las secuencias son esquemas abstractos o

2
superestructuras con una serie de rasgos lingüísticos que aparecen a lo
largo de un texto. Las superestructuras se refieren a procedimientos
discursivos, es decir, a modos de redactar y de organizar la información
según el propósito comunicativo. Dependiendo de este objetivo será el
material lingüístico o la estructura. Las secuencias textuales más comunes
son:

- La exposición.
- La argumentación.
- La descripción.
- La narración.
- El diálogo.

Los textos suelen combinar estas secuencias en diferente grado, aunque


cuando alguna de ellas predomina nos permite clasificar ese texto.

TEXTOS EXPOSITIVOS.

Este tipo de discurso tiene como finalidad transmitir información objetiva


sobre un determinado tema de forma clara y ordenada. La exposición puede
ser divulgativa o especializada. En la exposición predomina la función
representativa del lenguaje; por ello se necesita un estilo preciso, claro y
objetivo. Los rasgos lingüísticos más frecuentes son:

- Predomina un vocabulario monosémico y específico.


- Predominio del uso de verbos en 3ª persona del singular de modo
indicativo que refleja su carácter objetivo.
- Las construcciones sintácticas son sencillas y los periodos oracionales
breves, ya que facilitan la claridad del texto.
- La estructura habitual es:
o Introducción.
o Desarrollo.
o Desenlace.

TEXTOS ARGUMENTATIVOS.

Tienen como finalidad defender una opinión, hecho, idea o valor, y


convencer al lector para que adopte un determinado punto de vista. Para
ello el autor aporta razones o pruebas que apoyan su postura,
planteamiento o tesis. La estructura de un texto argumentativo puede
adoptar diversas formas, pero habitualmente consta de una tesis, un cuerpo
argumentativo y una conclusión.

La tesis es la idea que se pretende demostrar o defender. Puede aparecer al


comienzo o al final del texto.

3
La argumentación o cuerpo argumentativo es el conjunto de datos
obtenidos, ejemplos y razonamientos lógicos que el emisor emplea para la
defensa de la tesis. Tipos de argumentos. Al defender una tesis podemos
utilizar distintos tipos de argumentos:

Los tipos de argumentos más habituales son:


1. Datos y estadísticas. Su función es dar al argumento un carácter
científico, comprobable. Por ejemplo: Una reciente encuesta concluye que la
mayoría de los españoles no cree en las encuestas. Me resisto a formar
parte del pelotón de las minorías, pero esta vez no tengo más remedio que
apartarme de la siempre sabia opinión de las mayorías. Aunque lo más
verosímil es que se trate de una broma estadística. Una encuesta en la que
se afirma que la gente no cree en las encuestas es, por lógica, una muy
sospechosa encuesta (“Sondéame”, Juan Cueto).
2. Argumento de autoridad. Se acude a autoridades en la materia para
incidir en un argumento determinado. Este tipo de argumentación suele
combinarse con la cita.
Por ejemplo: Hace poco más o menos un año, con motivo de una
desafortunada e insolidaria actuación del alcalde de Milán respecto a unos
albaneses, Humberto Eco se preguntaba en un artículo qué puede hacerse…
(“Educar para civilizar”,
Fernando Savater).
3. Citas. Por ejemplo: Es lógico que mi amiga Carmen Martín Gaite
reaccione contra las multinacionales que mueven continuamente la máquina
de comernos el coco, para sacarnos el dinero. Así es. Pero hay más. Por
debajo de negocios y propagandas, como en la canción de Luis Eduardo
Aute “queda la música” (“Los Beatles”, Andrés Amorós).
4. Analogías y ejemplos. Por ejemplo: ¿Qué dirían los ecologistas si, desde
hace veinte años, la tasa de fecundidad de las ballenas hubiese bajado
hasta llegar a menos de la mitad necesaria para asegurar la renovación de
la especie? (“Los niños europeos, especie en peligro”)
5. Experiencia personal. Es muy habitual, junto con las generalizaciones
indiscutibles y el criterio sapiencial, en las columnas, pues el autor intenta
llegar al lector medio y no al especializado. Por ejemplo: Solo quería
referirme ahora al hecho de que la destreza material para escribir está
terminando; quedará limitada a breves y urgentes anotaciones. Y aun así,
yo mismo poseo un aparatito de bolsillo en el que apunto señas, teléfonos,
citas… (Fernando Lázaro Carreter).
6. Generalizaciones indiscutibles o verdades evidentes. El autor hace
referencia al sentido común, tratando así de ganarse al lector. Por ejemplo:
Que la lengua es un ser vivo, un proceso constante de cambio, es algo que
ya sabíamos desde la escuela. Que hay palabras que mueren, otras que
nacen y otras que cambian de significado al correr de los tiempos es sabido
de todos. (“Newspeak”, Elia Barceló).
7. Criterio sapiencial: refranes, proverbios, máximas, sentencias.
8. Contraste de ideas. Se enfrentan dos tesis. El texto suele ser la respuesta
a uno anterior al que se opone, complementa o matiza. Por ejemplo: No
resulta fácil aceptar, desde una perspectiva antisexista, la hipotética
conveniencia de volver a los tiempos en que los chicos y las chicas se
educaban por separado, tal y como parece sugerirse en determinados foros
de debate sobre temas educativos. Desde luego, las razones que se

4
avanzan, aunque respondan a problemas reales, no justifican semejante
paso atrás; bien al contrario. (“Chicos y chicas”, El País).
De todos modos, en general, en un texto no se emplea un único tipo de
argumentación sino que se combinan varios.

La conclusión de estos textos es un resumen final que corrobora la idea


defendida. En este tipo de textos, los rasgos gramaticales más abundantes
son el uso de conectores para la progresión lógica de los razonamientos; el
empleo de la modalidad enunciativa para la exposición de los datos;
tendencia al vocabulario técnico y una sintaxis compleja y largos periodos
oracionales.

TEXTO DESCRIPTIVO.

La descripción es una de las secuencias más comunes tanto en el registro


oral como el escrito. Presenta los rasgos más característicos de una
persona, una situación, un objeto, un paisaje... Esta enumeración de rasgos
y cualidades se realiza mediante distintas técnicas descriptivas que pueden
organizarse en dos grupos:

- Adjetivación. La ausencia de acción en contra de la narración hace de


la descripción una secuencia “nominal”, en la que tienen una gran
importancia los sustantivos o nombres y sobre todo los adjetivos.
También podremos encontrar estructuras atributivas o proposiciones
subordinadas adjetivas...
- Recursos literarios. La descripción también puede conseguirse
mediante el lenguaje figurado. El uso de metáforas, hipérboles,
comparaciones es una herramienta muy eficaz para resaltar las
cualidades de una persona o de un objeto.

Existen dos tipos de descripción claramente diferenciados:

- La científica. Predomina la objetividad, se sigue un orden lógico, se


usa un vocabulario específico, adjetivos descriptivos y denotativos, y
es poco propensa al uso del lenguaje figurado.
- La literaria. Predomina la subjetividad, el uso del lenguaje literario,
adjetivos connotativos cargados de significación y abundantes
recursos literarios.

TEXTOS NARRATIVOS.

La narración es un tipo de discurso que se caracteriza por la sucesión de


acontecimientos. Toda narración relata unos hechos que ocurren a unos
personajes en un lugar y en un tiempo determinados. De este modo el
elemento más importante de una secuencia narrativa es la acción y todos
aquellos aspectos que tienen que ver con ella: los personajes, la estructura,
el punto de vista...

5
3. Textos académicos.

La finalidad de estos textos es informar de manera clara y objetiva sobre los


conocimientos obtenidos en un área del saber humano a partir de una
investigación. En este amplio grupo, debemos distinguir entre textos
científicos y textos humanísticos. Ambos grupos comparten un afán de
difusión del conocimiento, aunque presentan entre sí diferencias
significativas.

TEXTOS CIENTÍFICOS.

Se caracterizan por el uso de un lenguaje objetivo y denotativo, en el que


prima el valor referencial y la claridad en la exposición de los datos y las
ideas. Para ello, presenta unos rasgos lingüísticos específicos:

- Rasgos léxicos. Destaca el empleo de palabras monosémicas y


abundantes tecnicismos.
- Rasgos gramaticales. La objetividad del lenguaje obliga al uso del
indicativo, tiempo presente, formas impersonales, adjetivos
especificativos. También son frecuentes los conectores y las
oraciones enunciativas.

Los textos científicos se divulgan en ponencias, conferencias... Para facilitar


la comprensión, la información debe estar bien estructurada. Para ello, el
texto se divide en 3 partes:

- Introducción o presentación del tema que se va a exponer.


- Desarrollo de los datos sobre la materia tratada de manera objetiva.
- Conclusión o recopilación de las ideas que se han expuesto.

TEXTOS HUMANÍSTICOS.

Son aquellos que se refieren a cualquiera de las disciplinas relacionadas con


el ser humano, a su conocimiento y su desarrollo. El texto humanístico, a
diferencia del científico, no renuncia a la expresión subjetiva y emplea
recursos propios del lenguaje literario debido a que el lenguaje científico
resulta insuficiente para el desarrollo de las ciencias humanas.

El ensayo es el género típico del discurso humanístico en el que el autor


afronta un tema y lo desarrolla subjetivamente y con rigor argumentativo,
pero sin los datos verificables que se aportan en un texto científico. Los
rasgos de los textos humanísticos presentan multitud de coincidencias con
los científicos, pero también poseen algunas peculiaridades propias:

- Rasgos morfosintácticos. Preferencia por adjetivos calificativos y el


predominio del modo de indicativo. Es frecuente el uso de la 1ª
persona del plural, llamado plural de modestia. Es frecuente también
la presencia del presente gnómico y el presente histórico.

6
- Rasgos léxico-semánticos. Es normal la abundancia de términos
abstractos que aluden a ideas y conceptos, el uso de conectores que
garantizan la coherencia y la conexión textuales y el empleo de
tecnicismos pertenecientes a las disciplinas humanísticas.

4. Textos periodísticos.

Tienen como objetivo primordial ofrecer información objetiva y opiniones


sobre temas de actualidad. Su ámbito de difusión natural son los medios de
comunicación aunque el auge de Internet ha hecho que éste se convierta en
un nuevo cauce de divulgación de información. Los textos periodísticos
poseen características propias que los distinguen de otras tipologías. No
obstante debemos diferencias otros dos subgrupos que presentan entre sí
notables diferencias: los textos informativos y los textos de opinión.

TEXTOS INFORMATIVOS.

La finalidad de estos textos es informar de manera clara e imparcial sobre


un hecho de actualidad. La objetividad y la claridad son los rasgos más
característicos y condicionan a los demás, que son los siguientes:

- Léxico de nivel medio. El vocabulario se ajusta al público amplio al


que se dirige aunque abundan los tecnicismos, neologismos y
extranjerismos.
- Sintaxis sencilla. Se decantan por una sintaxis simple con oraciones
cortas y enunciativas y sin subordinación.
- Estilo impersonal. La objetividad requiere un estilo sobrio en el que
prevalece la exposición y donde se eliminan los marcadores
personales.
- Estructura piramidal invertida. La información aparece por orden de
mayor a menor importancia.

TEXTOS DE OPINIÓN.

Además de informar a los ciudadanos, los medios de comunicación también


tienen como objetivo estimular el debate sobre temas de interés general.
Los textos de opinión contribuyen a la confrontación de ideas y a la
reflexión sobre asuntos públicos.

Los textos informativos y los de opinión tratan temas similares y se


difunden en los mismos medios; sin embargo la opinión se caracteriza por
la subjetividad y el cuidado formal de la siguiente manera:

- Subjetividad. Prevalecen las valoraciones personales con 1ª persona,


adjetivación.
- Argumentación. Recurren a secuencias argumentativas para defender
ideas.

7
- Cuidado formal. Es tan importante expresar una idea como hacerlo de
forma atractiva para el lector o el oyente. Se encuentra a 3 niveles:
o El vocabulario culto. Empleo de léxico elevado y culto. Éste
responde a un estilo personal, un rigor en la expresión y un
interés estético.
o Sintaxis compleja. Predomina la subordinación que facilita la
relación de ideas.
o Recursos literarios. El embellecimiento del texto hace que se
recurra con frecuencia al uso de figuras literarias.

Los subgéneros de opinión más importantes son el editorial, que recoge la


opinión de una empresa de comunicación sobre un tema (sin firma); el
artículo de opinión, que reproduce una valoración personal de un autor; la
columna, similar al artículo pero de un colaborador habitual y de menor
extensión; la crítica, que refleja una opinión sobre una obra literaria, una
película, espectáculo...; las cartas al director, que recogen las opiniones de
los lectores.

5. Textos publicitarios y propagandísticos.

Algunos textos tienen como finalidad captar la atención del destinatario y


persuadirlo para que actúe o piense de una manera determinada. Suelen ir
acompañados de recursos como la imagen, el sonido, la animación.
Habitualmente recogen los siguientes rasgos:

- Suscitan el interés del destinatario. Emplean recursos verbales y no


verbales para captar la atención del receptor. De su capacidad de
sorprender dependerá el éxito o el fracaso del anuncio.
- Contiene información sobre un producto.
- Incluye un eslogan, es decir, una frase breve, concisa y fácil de
recordar. El eslogan tiene como finalidad comunicar un contenido al
receptor con el mínimo de palabras y con el máximo de eficacia.
Como en este tipo de textos la intención primordial es convencer al
receptor, la función predominante será la apelativa o la conativa.

6. Textos administrativos.

La finalidad de estos textos es regular las relaciones entre los ciudadanos y


la administración pública. Este grupo está compuesto de una gran variedad
de textos que se ajustan a los distintos tipos de trámites y gestiones que se
llevan a cabo en la vida pública. Se caracterizan por el uso de un registro
formal y de secuencias expositivas y argumentativas. Presentan los
siguientes rasgos:

- Uso de un lenguaje con estructuras establecidas.


- Empleo de un vocabulario específico y palabras latinas.
- Uso de “verbo+Sust” para expresar acción verbal

8
- Presencia de fórmulas fraseológicas o giros gramaticales propios.
- Predominio de formas no personales del verbo, especialmente del
gerundio.
- Uso de oraciones impersonales, pasivas reflejas o sin Complemento
Agente.

TEXTO EXPOSITIVO
Los flamencos son aves gregarias altamente especializadas, que habitan sistemas salinos de
donde obtienen su alimento (compuesto generalmente de algas microscópicas e
invertebrados) y materiales para desarrollar sus hábitos reproductivos. Las tres especies de
flamencos sudamericanos obtienen su alimento desde el sedimento limoso del fondo de
lagunas o espejos lacustre-salinos de salares, El pico del flamenco actúa como una bomba
filtrante. El agua y los sedimentos superficiales pasan a través de lamelas en las que quedan
depositadas las presas que ingieren. La alimentación consiste principalmente en diferentes
especies de algas diatomeas, pequeños moluscos, crustáceos y larvas de algunos insectos...
Para ingerir el alimento, abren y cierran el pico constantemente produciendo un chasquido
leve en el agua, y luego levantan la cabeza como para ingerir lo retenido por el pico. En
ocasiones, se puede observar cierta agresividad entre los miembros de la misma especie y
frente a las otras especies cuando está buscando su alimento, originada posiblemente por
conflictos de territorialidad. ‘‘
Omar Rocha, Los flamencos del altiplano boliviano. Alimentación
La finalidad de los textos expositivos es la transmisión de información y se centran en el
contenido, que el receptor debe percibir claramente. Este texto presenta una serie de datos
acerca de los flamencos y su alimentación, y a lo largo del mismo, para mostrar que unas ideas
o hechos derivan de otros, se emplea la estructura de causa-efecto.

TEXTO ARGUMENTATIVO
En la Grecia clásica la democracia no tenía el significado que le otorgamos en nuestros días; de
hecho, sólo una pequeña parte de la sociedad griega era considerada como ciudadanía. En esa
época la democracia directa era posible gracias a las condiciones geográficas, demográficas y a
la disponibilidad de tiempo para dedicar un espacio importante a los asuntos de gobierno.
Posteriormente fue la democracia representativa la que pasó a ocupar el primer plano debido,
principalmente, a que las condiciones que hacían posible las prácticas de democracia directa
cambiaron radicalmente a partir de los procesos de emancipación popular en Europa en el
siglo XVI.
Durante la época moderna ha subsistido el debate sobre la democracia en cuanto a sus dos
formas: directa y representativa; sus diferencias, posibilidades y formas de interrelación. Es
decir que, por una parte, prevalece la idea de que la democracia es una forma de gobierno que
debe incluir a todos y a cada uno de los ciudadanos que conforman un grupo social dado y, por
la otra, debe admitirse el hecho de que las sociedades actuales, complejas y que abarcan
grandes poblaciones y áreas geográficas, no cuentan con las condiciones para mantener un
sistema de gobierno en el cual todos los ciudadanos participen directamente en la toma de
decisiones políticas.
Como vemos, en un escrito argumentativo, no necesariamente tendremos una conclusión o
una opinión definitiva. También es posible que se presenten dos conceptos relacionados y

9
argumentos a favor o en contra para ambos. El texto argumentativo, entonces, usado de
manera objetiva, sirve para fundamentar un debate razonado y no solo para la defensa de una
opinión particular.

TEXTO DESCRIPTIVO
Texto descriptivo literario (retrato)
Doña Uzeada de Ribera Maldonado de Bracamonte y Anaya era baja, rechoncha, abigotada. Ya
no existía razón para llamar talle al suyo. Sus colores vivos, sanos, podían más que el albayalde
y el solimán del afeite, con que se blanqueaba por simular melancolías. Gastaba dos parches
oscuros, adheridos a las sienes y que fingían medicamentos. Tenía los ojitos ratoniles,
maliciosos. Sabia dilatarlos duramente o desmayarlos con recato o levantarlos con disimulo.
Caminaba contoneando las imposibles caderas y era difícil, al verla, no asociar su estampa
achaparrada con la de ciertos palmípedos domésticos. Sortijas celestes y azules le ahorcaban
las falanges
Manuel Mujica Laínez, Don Galaz de Buenos Aires
El texto descriptivo, en este caso un retrato de una persona, provoca en el receptor una
imagen tal que la realidad descripta cobra forma, se materializa en su mente. En este caso el
texto habla de un personaje real: Doña Uzeada de Ribera Maldonado de Bracamonte y Anaya.
Como se trata de una descripción literaria, la actitud del emisor es subjetiva, dado que
pretende transmitir su propia visión personal al describir y la función del lenguaje es
predominantemente poética, ya que persigue una estética en particular.
Texto descriptivo no literario
''El oeste de Texas divide la frontera entre México y Nuevo México. Es muy bella pero áspera,
llena de cactus, en esta región se encuentran las Davis Mountains. Todo el terreno está lleno
de piedra caliza, torcidos arboles de mezquite y espinosos nopales. Para admirar la verdadera
belleza desértica, visite el Parque Nacional de Big Bend, cerca de Brownsville. Es el lugar
favorito para los excursionistas, acampadores y entusiastas de las rocas. Pequeños pueblos y
ranchos se encuentran a lo largo de las planicies y cañones de esta región. El área solo tiene
dos estaciones, tibia y realmente caliente. La mejor época para visitarla es de Diciembre a
Marzo cuando los días son tibios, las noches son frescas y florecen las plantas del desierto con
la humedad en el aire. ‘‘

TEXTO NARRATIVO
''Un tigre que cuando cachorro había sido capturado por humanos fue liberado luego de varios
años de vida doméstica. La vida entre los hombres no había menguado sus fuerzas ni sus
instintos; en cuanto lo liberaron, corrió a la selva. Ya en la espesura, sus hermanos
teniéndolo otra vez entre ellos, le preguntaron:
-¿Que has aprendido?
El tigre meditó sin prisa. Quería transmitirles algún concepto sabio, trascendente. Recordó un
comentario humano: "Los tigres no son inmortales. Creen que son inmortales porque ignoran
la muerte, ignoran que morirán."
Ah, pensó el tigre para sus adentros, ese es un pensamiento que los sorprenderá: no somos
inmortales, la vida no es eterna. -Aprendí esto- dijo por fin-. No somos inmortales solo
ignoramos que alguna vez vamos a....

10
Los otros tigres no lo dejaron terminar de hablar, se abalanzaron sobre él, le mordieron el
cuello y lo vieron desangrarse hasta morir. Es el problema de los enfermos de muerte -dijo uno
de los felinos-. Se tornan resentidos y quieren contagiar a todos. ‘‘
Marcelo Birmajer, El tigre enfermo
En el texto narrativo nos encontramos con un emisor que da vida al relato y nos cuenta, desde
un determinado punto de vista, una historia que le sucede a uno o varios personajes en un
lugar y tiempo determinados. Puede haber intercalación de diálogos, como en este caso. Por
tratarse de un relato literario, se sobreentiende que los hechos relatados son imaginarios.

TEXTO DIALOGADO
José, que nunca andaba por las ramas, le preguntó:
- ¿Quieres ser mi novia?
- No.
- ¿Por qué?
- Me das miedo.
- Te juro que no te tocaré un pelo de la ropa.
- Mi ropa no tiene pelos.
- Hablo en serio. Soy capaz de hacer cualquier cosa por ti.
- ¿Hasta de pegarle a Guillermo? (Guillermo: un cadete.)
- Sí. Y de llevarme por delante a quien sea.
- Chico, ¡qué fuerte te ha dado!
- No lo sabes. No hago más que pensar en ti, de día y de noche.
La calle de Valverde Max Aub
TEXTO PERIODÍSTICO
Repuestos ya de la resaca embriagadora de las dos últimas tardes de toros en Barcelona,
retirados los protagonistas a sus camerinos y con el escenario ya vacío y solo, surge la
pregunta: ¿y ahora qué...? ¿Habrá que resignarse a que los toros ya forman parte del pasado
en esta Comunidad, o queda la fundada esperanza de que sea revocado ese acuerdo
parlamentario que decidió su abolición?
Las corridas no volverán porque no interesan a los ciudadanos.
Cuentan las malas lenguas -y lo que dicen no ha sido desmentido- que el dueño de la
Monumental tenía previsto cerrar las puertas de la plaza en la temporada de 2007 a causa
del ruinoso negocio de los toros en la ciudad. Pero cambió de opinión cuando José Tomás le
comunicó que reaparecía y que le gustaría hacerlo en esa plaza. Donde antes había pérdidas
se aventuraban ganancias. Y no cerró… El Mundo

TEXTO PUBLICITARIO
¡Qué bien, qué bien, hoy comemos con Isabel!
El sabor de lo auténtico; Pura leche de vaca. PULEVA
Te falta, TEFAL.
Del Caserío me fío

11
TEXTO JURÍDICO-ADMINISTRATIVO
Ejemplo de instancia
El abajo firmante, don ...................., mayor de edad, con domicilio en Avda. de la Palmera, Nº
41, provincia de Sevilla, Documento Nacional de identidad número ............. , teléfono
............. y número de socio del Real Betis Balompié S.A.D. 19585
EXPONE:
Que como miembro fundador de la Peña Bética Santa Clara y accionista minoritario del Real
Betis Balompié S.A.D. se le reconoce el derecho a acudir a la Junta General de
Accionistas del susodicho club de fútbol, así como a tomar la palabra durante un
período de a lo sumo dos minutos en el transcurso del mencionado acto.
A lo largo de ese tiempo máximo establecido para la libre participación de todo aquel
accionista que desee pronunciarse, se podrán exigir las cuentas financieras de la última
temporada futbolística disputada, además de mencionar cualquier otro aspecto
relativo a la gestión de la entidad de las trece barras.
SOLICITA:
Que se conteste a todas y cada una de las preguntas de los asistentes al acto, respetando la
diversidad de opiniones y la integridad física y moral de los mismos, sin tener en
cuenta el mayor o menor porcentaje de acciones que posea cada uno, a fin de poder
aclarar la gran cantidad de incógnitas que rodean al presupuesto del Real Betis
Balompié, así como esclarecer de forma oficial la presunta hipoteca que el club
mantiene en torno al inacabado estadio.
Ciudad del Betis, Sevilla, 28 de enero 2008.
Fdo: ...................................
SEÑOR DON MANUEL RUIZ DE LOPERA, CONSEJERO DELEGADO DEL REAL BETIS BALOMPIÉ

12