Está en la página 1de 2

TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES Y EFLUENTES EN LA INDUSTRIA DE TRATAMIENTO DE

SUPERFICIES METÁLICAS

El sector de tratamiento de superficies metálicas comprende una gran variedad de actividades


cuya finalidad es tratar las superficies metálicas para protegerlas de la corrosión, mejorar su
resistencia al desgaste y erosión, o mejorar su aspecto mediante recubrimientos metálicos.

Estas actividades o tratamiento se pueden agrupar en dos grandes bloques:

1. Procesos de limpieza y preparado de superficies (desengrase, decapado,…)

2. Recubrimientos metálicos y obtención de acabados superficiales (electrodeposición,


anodizado, inmersión,…)

Durante estos procesos de tratamiento se generan una gran cantidad de aguas residuales o
efluentes de diversa composición, según haya sido el tratamiento al que se han sometido las
superficies metálicas.

Existen diferentes tecnologías de tratamiento de aguas residuales y tratamiento de efluentes


generados en el sector de tratamiento de superficies metálicas, cuya elección dependerá de la
composición de los efluentes y de los objetivos y necesidades medioambientales de la
empresa: vertido cero, reutilización de agua, ajuste a los límites de vertido, obtención de
subproductos, etc.

La evaporación al vacío es ideal para la obtención de un vertido cero y puede aplicarse de


forma independiente o en combinación con tecnologías de membranas.

Los sistemas por evaporación permiten, entre otras aplicaciones, concentrar las aguas de
enjuague de un lavado estático haciendo posible, por un lado, la recuperación del arrastre de
forma “concentrada” y, por otro, obtener un 95% de agua que puede reutilizarse en
operaciones de enjuague. Si no fuera mediante este sistema, sería muy limitada la utilización
de los enjuagues estáticos como recuperaciones, siendo necesario su vaciado periódico y
consecuente tratamiento del vertido.

Los procesos de cristalización y precipitación se aplican para la obtención de un vertido cero


(tratamiento del rechazo del evaporador), para recuperar materias valorizables y para
regenerar soluciones de proceso, mediante la eliminación de impurezas. Es aplicable a
cualquier baño que presente algún tipo de contaminación de una sal con un metal, siempre y
cuando las sales contaminantes presenten una solubilidad limitada.

La electrodiálisis es un sistema de filtración con un reducido coste de operación, que permite


recuperar entre un 80% y un 90% de sales. Se puede aplicar para la recuperación de materias
primas de los baños de proceso y para la regeneración de baños de trabajo libres de iones.

La ósmosis inversa produce un agua que puede retornarse en circuito cerrado al proceso de
enjuague y, por el otro, un concentrado de sales de níquel que puede retornarse a los baños
de proceso (90%-97%). De esta manera, se consigue el ahorro de sales de níquel y de otros
componentes del baño, así como del agua de enjuague. Se puede aplicar sobre otros procesos
tales como el latonado, cobreado, plateado, zincado, etc.

También se aplica para la regeneración del agua de enjuague. En función del caudal de
rechazo, con el sistema de ósmosis inversa puede obtenerse un agua de entre 100-500 μS/cm.
La técnica es aplicable sobre el agua diluida de la mayoría de procesos, con excepción de baños
muy oxidantes.

Las resinas de intercambio iónico permiten la eliminación de contaminantes metálicos y la


regeneración del agua de enjuague, ya que retornan grandes cantidades de agua con una
elevada calidad por su bajo contenido en iones. El sistema retorna el agua a la cuba de
enjuague puesto que el diseño de la instalación funciona en circuito cerrado. Los enjuagues
recirculados con resinas de intercambio iónico, según la operación a la que se destinen,
pueden trabajar durante largo tiempo, a conductividades inferiores a 50 μS/cm, en incluso, por
debajo de 5 μS/cm si se trata de enjuagues finales.

Os adjuntamos un extenso documento elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente en el


que se detallan los diferentes procesos y los residuos que se generan en la industria de
tratamiento de superficies metálicas, así como las mejores tecnologías disponibles para el
tratamiento de los mismos.