Está en la página 1de 30

Intercambios y transfusiones

CARLOS F. HEREDERO

La cita es en México D. F, del 1 al 5 de octubre. Allí se celebra el I Congreso de la Cultura Iberoameri-


cana, y el encuentro está dedicado monográficamente al cine y al audiovisual. La iniciativa responde
al Plan de Acción de la Carta Cultural Iberoamericana, y fue acordada en la XVII Cumbre Iberoame-
ricana de Jefes de Estado y de Gobierno, de 2007. Se trata, en consecuencia, de una oportunidad que
puede considerarse única. Nunca antes había existido un foro para el encuentro de las cinematografías
implicadas a uno y otro lado del Atlántico, y nunca antes el cine de las dos orillas había sido objeto de
atención, tomado en su conjunto, por parte de los estados y de los gobiernos a escala intercontinental.
La confluencia en México de gobernantes y de profesionales, de la industria y de la creación, supone
una ocasión de oro para el intercambio de conocimientos, para la transmisión de saberes, para la cola-
boración industrial, para buscar sinergias institucionales y para el debate cultural.
Y de debate estamos hablando, por supuesto. La cita lo propicia y lo demanda. Son muchos años de
vivir los unos a espaldas de los otros, muchas las incomprensiones mutuas, abundantes los resabios
localistas que tantas veces encierran a cada país dentro de sus propias fronteras, no pocas las atávicas
pulsiones eurocentristas y demasiado frecuentes las tentaciones de imponer modelos importados,
creados a imagen y semejanza de miradas ajenas, o carentes de verdaderas raíces. He ahí una primera
batería de obstáculos a superar cuando se trata de intercambiar experiencias y de contrastar, dialécti-
camente, los diferentes modelos y las distintas trayectorias. Es un desafío inherente, por lo demás, a los
propios conceptos de partida: aquellos que permitirían, o no, o según de qué forma, o depende desde
qué perspectiva, hablar con propiedad de "cultura iberoamericana" y de "cine iberoamericano".
El debate se abre en estas mismas páginas. Desde una y otra orilla, la consideración de ambos con-
ceptos resulta ya lo suficientemente dispar como para llamar la atención, según ponen de manifiesto
los textos de Casimiro Torreiro y de Sergio Wolf, dos voces autorizadas que alertan, de entrada, con-
tra toda tentación de simplificar o, peor aún, de dar por sentadas ideas preconcebidas que son, como
todas, una construcción histórica y, por lo tanto mutante, fruto de unos contextos y de una mirada no
necesariamente compartidos. La reflexión conjunta sobre las implicaciones reales, sobre la traducción
a términos industriales y culturales de aquellos conceptos formará parte, de manera inevitable -tan
necesaria como deseable- de la discusión y de los debates que el encuentro auspiciará.
En el fondo de la cuestión no palpita sólo la inevitable dicotomía entre interculturalidad y multi-
culturalismo, o entre globalización etnocéntrica y pluralidad de perspectivas,
sino también la naturaleza misma y la dirección de los intercambios posibles.
El Congreso se celebra en un momento en el que, desde la Península Ibérica,
se pueden ofrecer sinergias industriales y fondos de cooperación para el desa-
rrollo de proyectos y para la coproducción, mientras que, desde el continente
centro y sudamericano, se puede exportar libertad formal, audacia narrativa y
apertura hacia nuevas estéticas y hacia nuevos formatos expresivos: un bagaje
que podría inyectar -vía transfusión intercultural- savia nueva y revitalizadora
en las arterias del cine español, lo que redundaría en beneficio de todos.
Ahora hace falta que la apuesta implícita en la propia celebración del Con-
greso no se quede sólo en los papeles. Si un encuentro de esta naturaleza tiene
sentido es, precisamente, para afianzar el espacio de lo político frente a las deri-
vas del mercado, para confrontar o poner en común legislaciones y actuaciones
administrativas capaces de intervenir para abrir espacios de libertad y de plura-
lidad frente a las tendencias estandarizadoras de la producción comercial. Para
que la diversidad de perspectivas pueda encontrar cauces de expresión y de
colaboración, para que los intereses económicos y financieros no se impongan
al intercambio, al mestizaje y al contagio provechoso de la riqueza cultural. •
CINE IBEROAMERICANO

Una necesaria convergencia


CASIMIRO TORREIRO

No viene mal, en estos días nuestros en que las disidencias se


acallan en sordina y cualquier tipo de debate parece producir
extrañas urticarias, pararse a pensar un poco en lo que significa
la expresión "cine iberoamericano", al hilo de un encuentro
como el Primer Congreso de la Cultura Iberoamericana, de
México (del 1 al 5 de octubre), venturosamente dedicado al cine,
y además en un momento en el que la reflexión sobre el medio
y su porvenir parece especialmente apropiada. Y se trata de
hacerlo, aquí, desde la, digamos, orilla cinematográficamente
más desarrollada, esta península ibérica que ha puesto en
marcha estrategias de cooperación multilateral tan exitosas
como Ibermedia y en la que, desde hace cierto tiempo, parece
haber incluso productores dispuestos a arriesgar (pocos, pero
significativos) dineros en aventuras de coproducción con países
latinoamericanos: de Pedro y Agustín Almodóvar a José María
Morales, pasando por el cada vez más arriesgado e interesante
Luís Miñarro. Whisky (Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella), una coproducción con Uruguay
Comencemos por el principio: la expresión "cine iberoame-
ricano" parece postular, más que una realidad histórica común sólo algún ejemplo reciente, extremo y un poco al azar), nada
a los países de habla hispano-portuguesa (que, a pesar de cier- parece mejor que sumar tradiciones de producción similares,
tos momentos de convergencia1, nunca fue en realidad del know how comunes y, por si fuera poco, y al margen de puntua-
todo común), una aspiración político-cultural contemporánea les problemas de inflexiones diversas en la lengua hablada en
no carente de interés. No tanto porque las realidades sociales cada país, también la posibilidad de llegar a un público masivo
y los lenguajes pensados y puestos en práctica para abordar- sin necesidad de subtitulado.
las puedan ser compartidos (que también), sino porque en la Esta convergencia, creo que razonablemente deseable, tiene
actual coyuntura de insólitas producciones multinaciona- ventajas para los creadores y hombres de empresa de ambas
les entre países otrora impensables (Francia y Kazajstán para orillas. Visto el asunto desde Latinoamérica, no es poca cosa el
poner en marcha Shuga, de Darezhan Omirbaev; Israel, Francia, poder contar con plataformas que, desde el donostiarra "Cine en
Bélgica y España, como en Zona libre, de Amos Gitai, o Austria e Construcción" hasta la ya citada Ibermedia, impulsen proyectos
Indonesia, como en Opera Jawa, de Garin Nugroho, por poner que, faltos del capital necesario, correrían el riesgo de quedarse
sin el fuelle preciso para llegar a buen puerto. No es baladí, igual-
El hijo de la novia (Juan José Campanella). coproducción con Argentina mente, y a pesar del actual estancamiento de la exhibición urbi et
orbe, la potencial ampliación, para esas películas, del público de
esta orilla, y eventualmente, de otros países europeos.
Vista desde España, esta política de coproducciones tiene una
ventaja mayúscula insoslayable: la familiaridad, mejor incluso,
la promiscuidad y el hábito que proporciona la cercanía a otras
maneras de hacer, y sobre todo a la práctica de cineastas mucho
más rupturistas y estéticamente radicales de lo que aquí en gene-
ral se estila (de Carlos Reygadas a Amat Escalante, de Lucrecia
Martel a Pablo Trapero, de Lisandro Alonso a Albertina Carri)
sólo puede traer parabienes a un cine excesivamente preocu-
pado por la repercusión de las ayudas televisivas, por la obsesión

(1) Como la fecunda década de los años sesenta en las que los llamados "nuevos
cines" cuajaron tanto en ciertos países latinoamericanos como en España y, con
menor fortuna, pero en todo caso con tímidos aires de cambio y renovación, también
en países como Portugal.
de las historias bien contadas y por unos corsés de producción El segundo escollo no es tampoco baladí viniendo de un país
que parecen penalizar cualquier intento de disidencia estética. que hace tantos siglos dio patente de corso a la picaresca: que
Por si fuera poco, la permeabilidad con que ciertos cineastas detrás del deseo de coproducir se encuentre, una vez más, la vieja
latinoamericanos transitan desde las tradicionales estructuras práctica de saquear jugosos y, en algún caso, recientes fondos de
de la ficción a su (imprescindible) hibridación/mestizaje/fecun- ayuda a la producción implementados en países como Argentina,
dación mútua con el cine de no-ficción en todas sus facetas y Brasil, México o Chile. El hecho de que algunas empresas espa-
manifestaciones, sólo puede aportar amplitud de miras a un ñolas puedan abrir sucursales en países latinoamericanos (como
cine, como el español de ahora mismo, en el cual todavía es un antes hicieran muchos ampliando sus negocios fuera de Madrid,
tabú de taquilla hablar de "documental". mediante la creación de firmas subsidiarias en distintas comuni-
dades autónomas, para hacerse con las suculentas subvenciones
Los escollos televisivas autonómicas) parece avalar ese deseo de ampliación
Pero no todo son ventajas: también conviene recordar que existen del negocio, menos una apuesta de futuro que el puntual, y en
escollos nada desdeñables. El principal ya quedó antes esbozado: ocasiones abusivo, usufructo del dinero público.
que en su afán de coproducir, los co-partners hispanos de ciertos También se puede considerar un obstáculo el hecho de que la
proyectos caigan en la tentación de buscar, ante todo, sólo los actual multiplicación de canales de subvención internacionales,
beneficios de la recaudación, impo- vía sobre todo festivales (Locarno,
niendo a las películas formas que se Viena, Pusan, además de los tradi-
alejen tanto de un cine de raigambre cionales Rotterdam, San Sebastián
popular, no del todo desaparecido en
La expresión "cine o Sundance, por citar sólo los más
Latinoamérica (sobre todo en países iberoamericano" expresa una conocidos) termine condicionando
que otrora tuvieron un público acos- unos proyectos concebidos desde la
tumbrado a la degustación de sus
aspiración político-cultural libertad de los creadores, pero some-
propias ficciones, como Argentina, no carente de interés tidos a los corsés más o menos cons-
Brasil o México, que supieron vivir lo cientes (léase, la tradicional práctica
que Paulo António Paranagua llamó, de un cine de autor en su concepción,
hace ya varios años, el "espejismo industrial"), y olvidándose, así, para entendernos, moderna) de los responsables culturales que
de la necesaria experimentación y búsqueda de nuevos caminos rigen los destinos de algunos de los festivales que aún pueden
narrativos: la única garantía no sólo de la renovación de cual- orientar o incluso traer al mundo proyectos concretos.
quier cinematografía nacional, sino de su no menos necesaria Igualmente, se corre el riesgo de que la volatilidad de las
proyección internacional, vía festivales. modas impuestas en los foros internacionales en que se dan a
conocer este tipo de películas (los ya mencionados festivales)
La influencia (Pedro Aguilera), coproducción con México dificulte la implementación de políticas de organización y con-
solidación de la producción a medio plazo; por no hablar ya de
la monstruosa, bulímica modificación de las pautas de consumo
del espectador medio a escala planetaria, piratería y "bajada" de
productos vía Internet mediante..., aunque en esto las copro-
ducciones iberoamericanas no serían ninguna excepción y sólo
compartirían los vaivenes del resto de la producción mundial.
Son desafíos interesantes, pero entiendo que se sitúan bajo un
paradigma mayor: la posibilidad de crear productos culturales
que cimenten una tradición de cercanía; productos hechos en
un mundo mucho más abierto, competitivo y complejo, pero en
el que, desde el más estricto cosmopolitismo, tampoco deje de
existir algo parecido a un legado cultural compartido por los
países de ambas orillas del Atlántico. •

C A S I M I R O TORREIRO Historiador y crítico de cine. Comisario de la muestra


"Historias en común: 40 años / 50 películas del cine iberoamericano".
CINE IBEROAMERICANO

Leonera (Pablo Trapero)

Siempre fue un problema el uso del genérico "cine iberoameri- Lisandro Alonso, o en Año uña, de Jonás Cuarón- y no en meras
cano", pero hoy esa dificultad parece ampliarse y volverse oceá- integrantes de un grupo signado por un idioma que no hace
nica no solo por esa masa de agua que separa a un continente de sino profundizar cada vez más sus infinitas gradaciones entre
otro. Es difícil pensar hoy en un "cine iberoamericano", quizás un país o una cultura y la otra, tan vecina como diferente. Pero
tanto como pensar actualmente en un "cine latinoamericano", si esto parece auspiciar el retorno de una idea de cine nacio-
porque las cercanías que supone una lengua común estallan por nal que parecía sepultada en el fondo de los tiempos, lejos esta-
la proliferación de usos diversos del mos de eso en tanto dichas películas
lenguaje a manos del argot propio y directores se vuelven cada vez más
de cada país o ciudad, que obligaría ciudadanos del mundo. La noción de
a subtitular la chilena Tony Manero
La noción de "cine "cine latinoamericano" o "cine ibe-
en México, la argentina Leonera en iberoamericano" se revela roamericano" se revela como algo
Colombia o la mexicana Cochochi en pensado por Estados Unidos, y espe-
España. Dicho de otra manera: los
como algo pensado por cialmente por Europa, en la medida
nuevos cineastas intentan que sus Estados Unidos y por Europa en que ningún festival serio del pla-
películas se vuelvan más singulares neta imaginaría una sección titulada
y contemporáneas, que respiren el "Cine europeo", donde convivan fil-
propio aire y el propio espacio específico, que escapen de los mes franceses con búlgaros, o alemanes con islandeses, solo por
estereotipos que presionan por imponer lo más conservador haberse realizado en un espectro delimitado geográficamente.
del ámbito local y de los estereotipos que espera de ellos "la Esa unidad que pretende la idea de "cine iberoamericano" ya
mirada de los otros", pero esas decisiones que les dan autono- no es un paraguas amortiguador, sino un colectivo de hetero-
mía y personalidad son las mismas que obligan a un esfuerzo de geneidades que también explota, obviamente, por las cada vez
inteligibilidad. Esa afirmación que las fortalece estéticamente más amplias asimetrías de tradición y producción entre un con-
las convierte en ciudadanas del mundo -pienso en Liverpool, de tinente y otro, o bien en el mismo continente. Porque, ¿desde
dónde podrían iniciar algo que se parezca a un diálogo pelícu- de una Ley de Cine ha multiplicado por diez la cantidad de pos-
las como El cant dels ocells, que sincretiza todo un desarrollo de tulantes al Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, que tam-
las vanguardias europeas posteriores a los años sesenta con fil- bién son seleccionados por un jurado latinoamericano. El peso
mes de países con casi nula historia cinematográfica (Colombia, de los "nuevos cines" de Argentina y México en los más signi-
Uruguay) empeñados en "contar bien una historia"? Es más bien ficativos festivales internacionales persiste, pero la hegemonía
al revés: aquellos cineastas de países latinoamericanos que no se resquebraja, y el cine chileno es quien ha tomado la ofensiva
tuvieron una tradición cinematográfica moderna están tratando del pelotón de países que venían rezagados en la última década,
de inventarla, y aquellos cineastas de países que tuvieron una con casos como los de la mencionada Tony Manero, de Pablo
tradición que intentó infructuosamente la quimera industrial Larraín, o El cielo, la tierra y la lluvia, de José Luis Torres Leiva,
(Argentina, Brasil, México) están tratando de olvidarla para en Cannes y Rotterdam.
reaprender lo que significa el cine. La renovación del cine latinoamericano abarca no sólo a direc-
tores, sino también a productores, actores y técnicos. Parece
El "cura español" lógico que muchos de esos nuevos directores empezaron a incur-
Al mismo tiempo, si tomamos la noción de "cine iberoamericano" sionar como productores de muchos nuevos cineastas, pero tam-
en términos de producción, el cambio de rumbo es evidente. A bién empiezan a intentar ayudar a distribuir películas de nuevos
finales de los años ochenta y comienzos de los noventa, pensar cineastas de otros países con los que sienten afinidad, como se ve
la idea de lo "iberoamericano" era pensar en cómo atenuar la en el caso de Carlos Reygadas, que ayuda a producir las películas
ausencia de mercados internos y fondos de ayuda locales pode- de Amat Escalante y a estrenar en México las de Lisandro Alonso.
rosos, resolviendo la ecuación a través de los capitales españoles, Frente a los sistemas cerrados de los modos de producción y
lo que daba como resultado el viaje de exhibición estandarizada, los fondos
un argentino a España o "de un cura propios o internacionales (como "Cine
español", como sintetizó ese modelo en Construcción") ayudan a hacer, los
(fallido) de co-producción un direc- festivales de nuevo tipo (el Bafici en
tor chileno en los encuentros "Open Argentina, el FICCO en México, Gijón
Doors", que dedicó al cine latinoame- y Las Palmas en España, SANFIC en
ricano el último Festival Internacional Chile) ofrecen espacio de visibilidad
de Locarno, y para el cual recibieron selectiva y los propios directores-pro-
330 proyectos. Lo que ha cambiado es ductores buscan crear nuevos circui-
el modo en que esos fondos europeos tos para dar a ver en otras condiciones
(pero no sólo europeos, si tomamos esas películas que piden otro tipo de
el caso de Leonera, de Pablo Trapero, mirada. No es menor, en este nuevo
que además de los españoles y otros mapa del cine latinoamericano, que
tuvo a la poderosa coproductora asiá- directores jóvenes ayuden a producir
tica Cineclick) inciden sobre la mate- a lo más renovador del cine inmedia-
ria misma de las películas de la región. tamente anterior, a directores cuyas
No es sólo que ya no hace falta el per- obras parecían destinadas a espa-
sonaje latinoamericano viajando al ciarse o simplemente a desaparecer,
país de la coproducción, ni tampoco el como ocurre con Paulo Sacramento
"cura español" en Latinoamérica, sino ayudando al legendario y bizarro Ze
que en todos los últimos casos la con- Tony Manero (Pablo Larraín) Do Caixao a volver al cine después
traprestación no se lleva de rehén a la de más de diez años, con Encarnação
do demônio, o bien al documentalista Joao Moreira Salles rein-
autenticidad de la película. Ni la argentina La mujer sin cabeza, ventando y ofreciéndole las condiciones de libertad y cuidado
de Lucrecia Martel, ni la uruguaya Acné, de Federico Veiroj, al gran Eduardo Coutinho para que pueda seguir haciendo esas
tuvieron que padecer las concesiones que suponía el acceso a películas que no podía hacer, y que diez años atrás lo obligaron a
esos fondos de ayuda. Son simplemente películas que pueden confinarse en el reducto siempre lúbrico de la televisión.
parecerse o distanciarse de otras de cualquier parte del mundo.
Pero esos fondos de ayuda, que tanta incidencia tuvieron en Quizás la idea de un cine iberoamericano persista por nece-
las obras de varios de los más importantes cineastas argentinos y sidad más que por vocación, quizás pueda mantener leves
mexicanos de esta última década, han empezado a diversificarse. conexiones entre las películas y los países como esos electrodos
En este sentido, una de las novedades es el progresivo aumento que mantienen vivo al enfermo pero en estado vegetativo. Pero
de la producción y del número de películas que reciben ayudas la vitalidad del cine de esta parte el mundo que se desembarazó
propias o internacionales, como se ve notoriamente en el caso tanto de la idea canónica de lo bien filmado como de la distin-
de Chile, donde este año el CORFO (régimen que ayuda al desa- ción entre ficción y documental, es mucho más explosiva que un
rrollo de proyectos, ya concluidos, a su difusión) preseleccionó colectivo donde convive con desgana o incómodamente. •
más de 30 proyectos sobre 50, en una cifra que no establece un
número de películas a ayudar, sino las que un jurado de electores
internacionales cree que son las más interesantes artísticamente.
SERGIO W O L F Director artístico del BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional
O como se ve en Colombia, donde la bastante reciente creación de Cine Independiente). Realizador y crítico de cine.
CINE IBEROAMERICANO

Deudas con Iberoamérica


JARA YÁÑEZ

España es el país europeo hace tiempo que le perdió el


con mayor demanda de cine ritmo, ni un sólo film ha lla-
iberoamericano y el que mayor mado la atención. Y así, no
número de coproducciones sólo Pedro Costa es total-
genera, pero ofrece un mente obviado, sino que a
panorama general de estrenos él van ligados autores como
-en lo que va de 2000 a la Teresa Villaverde o Miguel
actualidad- que se desvela Gomes. Mientras, la recep-
limitado, parcial cuando ción española del cine bra-
menos, escaso o incluso sileño, por su parte, parece
marginal. Así, más allá de la alimentarse exclusivamente
amplia acogida de grandes de esos cada vez más nume-
producciones con circulación rosos thrillers de carácter
internacional, dirigidas por hollywoodense sobre la droga
realizadores como Alejandro Copacabana, de Martin Rejtman, uno de los filmes indispensables / invisibles y las favelas (obras de Padilha,
González Iñárritu, Alfonso Meirelles, Héctor Babenco
Cuarón, Guillermo del Toro, Fernando Meirelles o José Padilha o Mauro Lima), dejando fuera de la cartelera a directores más
(abanderados más de un cine de la globalización que de otro que personales y arriesgados como Julio Bressane, o los más jóvenes
defina una posible idea de cine nacional), el resto de los estrenos Beto Brant, Karin Aïnouz, Cláudio Assis y João Moreira Salles.
queda siempre en un variable e inestable segundo plano.
Argentina, uno de los países con la industria cinematográ- Los olvidados
fica más activa y consolidada (junto a Brasil y México) y el que No pocos países (Panamá, Costa Rica, El Salvador, Guatemala,
mayor número de títulos exhibe en España (más de 130, inclui- Honduras, Ecuador y Nicaragua), ya sea por su reducido número
das coproducciones, en ocho años), es buen representante de esa de producciones o por sus dificultades de promoción, forman
variabilidad. Si por un lado existe un reducido grupo de películas parte del grupo de los olvidados: ni uno sólo de sus filmes ha
con respaldo promocional que llega a los cines españoles sin difi- sido estrenado en España desde 2000. Una falta de atención que
cultad y atesora una favorable respuesta de público (los filmes de es equiparable a la de países como República Dominicana (del
Campanella, Aristaráin, Burman o Sorín), existe un abundante que pudo verse tan sólo Operación Patakon, de Tito Nekerman,
conjunto de cintas, con trayectoria en festivales internacionales sin mayor repercusión), Bolivia (con el estreno sordo de ¿Quien
y representante de nuevas formas de narrar, más o menos aleja- mató a la llamita blanca?, de Rodrigo Bellott), Perú (de donde
das de los cánones, de las que en España apenas han visto la luz llegan sólo las cintas de Francisco Lombardi) o Puerto Rico
las aportaciones de Lucrecia Martel o las de Pablo Trapero. En (del que figuran sólo coproducciones con España). Y no sólo.
el tintero quedan así todos esos filmes indispensables / invisibles Sumándose al elenco de los arrinconados se encuentra la cine-
que no llegan a ser estrenados y entre los que se cuentan no sólo matografía paraguaya, si bien llegó, casi puntual y con suficiente
los de directores tan esenciales como Martin Rejtman, Rafael repercusión, La hamaca paraguaya (Paz Encina), el único largo
Filippelli o Lisandro Alonso, sino también los de Andrés di Tella, producido en el país durante los últimos años.
Juan Taratuto, Pablo Agüero, Santiago Otheguy, Albertina Carri, Al margen de cualquier tendencia de las expuestas hasta ahora,
Diego Lerman, Ezequiel Acuña o Ernesto Baca entre otros. y relegado al último lugar por constituirse como una de las pocas
A un esquema similar responden los estrenos mexicanos, entre sorpresas gratas de este análisis, se yergue la filmografía uruguaya
los que, dejando a un lado los más internacionales, se sitúan en de la que, a pesar del reducido tamaño de su industria y el escaso
primera fila directores como Arturo Ripstein o Carlos Carrero, número de filmes estrenados (once en lo que va de siglo), la selec-
para dejar en la retaguardia a Carlos Reygadas, del que no deja ción responde con suficiente acierto a algunas de las más intere-
de sorprender la disposición con la que se han estrenado sus fil- santes propuestas allí producidas. Entre sus títulos destacaron así
mes, o Francisco Vargas. Entre los que faltan, Amat Escalante, 25 Watts (2001) y Whisky (2004), de P. Stoll y J. P. Rebella, La cás-
Ernesto Contreras, Lourdes Portillo, Laura Amelia Guzmán o cara (C. Ameglio, 2007) o La perrera (M. Nieto), con resultados de
Israel Cárdenas llaman urgentemente la atención. taquilla aceptables y un reconocido apoyo crítico. •
Más llamativa y alarmante resulta, sin embargo, la atención
prestada a la cinematografía lusa, de la que, más allá del hori-
zonte Oliveira, al que por otra parte la distribución española JARA YÁÑEZ Redactara de Cahiers du cinéma. España
CINE IBEROAMERICANO

ARGENTINA

Los tiempos están cambiando (otra vez)


JAVIER PORTA FOUZ

Argentina tiene lo que se llama un "cine la calidad: la mexicana Babel compitió allí
nacional", es decir, una producción de y hasta ganó premios.
películas sostenida, aun con sus vaivenes Leonera, La mujer sin cabeza y tam-
(a veces extremos) en el tiempo. Claro bién El nido vacío, de Daniel Burman,
que no pertenece a los cines nacionales son películas de directores -ya "consa-
excepcionales, esos que tienen hoy una grados"- de lo que se ha dado en llamar
mayor estabilidad en cuanto a produc- Nuevo Cine Argentino. Y han sido con-
ción y recaudación, como lo son el ame- sideradas entre excelentes y solventes,
ricano, el francés, el indio y relativamente según la crítica (una actividad en especial
el surcoreano. El cine argentino, como el ebullición en la Argentina). Por otro lado,
brasileño, el mexicano o el español, puede Una semana solos (Celina Murga, 2008) la magnífica Historias extraordinarias, de
cambiar violentamente de un año a otro, Mariano Llinás; Una semana solos, de
tanto en calidad como en cantidad y en que la de 2007. Un medio especializado Celina Murga, o incluso experiencias tan
éxito. Hay algo, sin embargo, que se ha como la revista El Amante (quien firma particulares como La rabia, de Albertina
mantenido durante la última década: la este artículo es su editor, pero no es el Carri; Liverpool, de Lisandro Alonso;
variedad de las propuestas. El cine argen- único que piensa de esta manera) con- Construcción de una ciudad, de Néstor
tino es, por estos días, un cine variado. sidera que la calidad del cine argentino Frenkel, o La orilla que se abisma, de
Bastaría con un breve resumen de cada modelo 2008 es realmente excepcional. Gustavo Fontán, muestra a realizadores
película estrenada en 2007, o lo que va de Leonera, de Pablo Trapero, y La mujer sin asentados, sin por ello cerrarse a nuevos
2008, o de las que están por estrenarse en cabeza, la tercera película de Lucrecia caminos. Y hay nuevos nombres, como
los meses que restan de esta temporada, Martel, estuvieron en la Sección Oficial Inés Braun con su película La ronda, o
para formarse una idea de que, al menos de Cannes, marcando una presencia Gabriel Medina con Los paranoicos.
en este aspecto, el cine argentino goza de argentina muy importante. Y hubo más Los estrenos valorados por la crítica
buena salud. películas de nuestro país en otras sec- en 2007 y/o con alguna circulación por
Con respecto a la calidad de la produc- ciones del festival. Debe decirse también el circuito de festivales fueron un con-
ción, parece haber cierto consenso en que lo de Cannes es, en un punto, anec- junto menor al de 2008. Entre ellos estu-
cuanto a que la temporada 2008 es mejor dótico, y no garantiza mucho en cuanto a vieron El hombre robado, El otro, Una

La mujer sin cabeza (Lucrecia Martel, 2008)

12 CAHIERS D U CINÉMA ESPAÑA


-aquí estamos simplificando mucho- a
los partidarios del apoyo al cine de menor
tamaño contra aquellos que reclaman
del INCAA (Instituto Nacional del Cine
y Artes Audiovisuales) la ampliación de
los topes a las subvenciones, para así
poder hacer películas "más industriales".
Hace unos días, la presidenta del INCAA,
Liliana Mazure, anunció el aumento de
ese tope de subvenciones. En declaracio-
nes al periodista Diego Batlle, editor del
sitio otroscines.com, Mazure reconoció
que "se va a filmar menos, pero quienes
lo hagan tendrán mejores condiciones que
las actuales. Habíamos quedado muy des-
actualizados porque los costes de rodaje se
dispararon". Ante una pregunta del perio-
dista por el apoyo a los nuevos directo-
res, la funcionaría contestó: "Eso está
garantizado. Habrá dos concursos anua-
Liverpool (Lisandro Alonso, 2 0 0 8 )
les inamovibles para operas prima y se
instrumentará la quinta vía para películas
novia errante, Encarnación, Música noc- los estrenos nacionales. Con el coste de
de ficción (hoy existe para documentales)
turna, El árbol y Pulqui, un instante en las entradas extremadamente caro, muy
que sean terminadas en digital. La idea es
la patria de la felicidad. Si bien los datos cercano en dólares al de los años noventa
que haya una suma fija por año para ese
del consenso (crítica, público, festivales) (una década con dólar bajo en el país), los
rubro y que esa producción nutra a la tele-
indicarían una mejoría en la cantidad de estrenos argentinos deben competir en
visión, que tendrá que emitir muchas más
títulos de interés en el año 2008, hay algo un mercado en el que los consumidores
películas nacionales cuando se promulgue
que se mantiene: en el casi centenar de eligen cada vez más los grandes filmes-
la nueva Ley de Radiodifusión."
estrenos de 2007, y en otro tanto que se acontecimiento. El precio de la entrada
proyecta para 2008, hay decenas de pelí- ha contribuido al descenso de la asisten- Mazure, directora y productora de
culas irrelevantes, pequeñas produccio- cia a las salas, y así la tendencia probada cine y exproductora del Festival de
nes, muchas de ellas documentales, cuyo del público es a elegir las películas más Buenos Aires (BAFICI) y del festival de
destino lógico sería la televisión, que se grandes, con mayor peso publicitario Mar del Plata, que asumió la presiden-
estrenan en salas de cine con muy poca y con enormes lanzamientos, entre las cia del INCAA en marzo de este año, ha
repercusión crítica o de público, con con- que en raras ocasiones se encuentran las asumido desde el mes de julio un per-
tadas excepciones. Si a eso se le suman argentinas. Con los valores actuales de las fil bastante alto y ha mantenido nume-
proyectos de alarmante pobreza estética, entradas, sin más y mejores políticas cul- rosas entrevistas con diversos sectores
rayanos en la falta de decoro, de buena turales que apunten a un mejor acceso (es de la producción y también con perio-
parte del cine netamente "comercial" de imperioso regular la cantidad de copias distas especializados. Como ocurre con
ficción, lo cierto es que el cine argentino de los grandes lanzamientos), difícil- bastante asiduidad, el ambiente del cine
está formado por un puñado de muy bue- mente el cine argentino -con su profusa argentino parece encontrarse al borde
nas o grandes películas y una mayoría de variedad y notable cantidad de títulos- de cambios, o de propuestas de cambios.
títulos olvidables. logrará reconquistar Serán inevitables, seguramente, algunos
a su público, no ya en reposicionamientos. ¿Qué deparará el
De todos modos,
los niveles de siete futuro para el cine argentino? Nunca es
cualquier panorama
décadas atrás, sino muy fácil arriesgar en un país que en 1994
centrado exclusiva-
tampoco en los del tenía su cine casi extinto y hoy en día se
mente en una evalua-
principio de la década plantea como política reducir la produc-
ción de las calidades
en transcurso. ción: ¿filmarán menos películas los direc-
diversas de la produc-
ción dejaría de lado los Las d i s c u s i o n e s tores en activo?, ¿habrá menos directores
problemas más acu- sobre la producción, trabajando?, ¿aparecerán menos nuevos
ciantes, que son, por sobre la proliferación directores? La pendular y sorprendente
un lado, las continuas de estrenos y sobre la historia argentina enseña a ser cautos con
pujas por los apoyos existencia de muchas la futurología. •
oficiales, y por otro, y producciones digi-
aun más grave, la mala tales muy pequeñas,
recaudación de la desde hace tiempo JAVIER PORTA F O U Z Editor y Jefe de Redacción
inmensa mayoría de vienen enfrentando de la revista El Amante. Programador del BAFICI.
CINE IBEROAMERICANO

culas estrenadas en salas comerciales


BOLIVIA fue exhibida en formato digital, con
calidades muy discutibles, sin pasar por
el celuloide. Al diferencia del pasado, en
estos últimos años se estrenaron varios

Situación crítica documentales (Cocalero, de Alejandro


Landes; El estado de las cosas, de Marcos
Loayza). Las películas nacionales bajan
MARCOS LOAYZA considerablemente en sus recaudacio-
nes año tras año, pero, paradójicamente,
tienen cada vez más espectadores, y cir-
El cine, tanto en sus formas de pro- vecinos, el cierre de muchísimas salas culan todo tipo de copias después de su
ducción y de exhibición como en las grandes, una tímida aparición de mul- estreno. Destacan en ello, por su pro-
maneras de ser visto, está cambiando tisalas, la presencia de nuevos forma- puesta autoral, Lo mas bonito y mis mejo-
definitivamente. El impacto de este tos digitales, el monopolio absoluto de res años, de Martin Boulocq, y American
fenómeno en una sociedad que no ter- la distribución por parte de las majors Visa, de Juan Carlos Valdivia.
mina de conformarse, ni de salir de la de Hollywood, la consolidación de un Por el pánico ante la pérdida de taqui-
pobreza, se presenta de un modo bru- extenso mercado paralelo de distribu- lla, la mayoría de los directores (a partir
tal, descubriendo una crisis que sacude ción pirata y de bajadas gratuitas desde del éxito de Roberto Calasick en 2003
a toda la industria, Internet, el bloqueo a con Faustino Mayta visita a su prima)
afectada, además, por la participación en el apostaron por las comedias populares,
las deficientes gestio- programa Ibermedia livianas y costumbristas, recurriendo a
nes de las autorida- y las condiciones de lugares comunes y recursos fáciles; des-
des cinematográficas, coproducción, el ago- perdiciando toda la densidad humana
así como por la cadu- tamiento del fondo de de la que el cine es capaz y subes-
cidad de una ley de fomento cinematográ- timando la sensibilidad e inteligencia del
cine aprobada en un fico y los cambios en espectador. Y ya se sabe lo que resulta
momento de auge de el hábito de la pobla- por ese camino, donde todos pierden: el
la economía liberal. ción más joven en sus cine, y la sociedad. •
Los síntomas más consumos audiovi-
claros de esa tran- suales.
sición son el aisla- Una cantidad con- M A R C O S LOAYZA Crítico de cine en los semana-
miento con los países siderable de las pelí- rios culturales La Era y Pulso. Director de cine.

BRASIL

Documental / ficción: línea fronteriza


JOSÉ CARLOS AVELLAR

Tal vez sea posible decir que el verdadero Un punto común une películas muy pleto, sin ningún orden o principio de
tema de los más expresivos documenta- diferentes entre si, unas documentales y organización: una tensión que es algo así
les realizados durante el último año sea otras de ficción, como Santiago, de João como un gesto que antes de completarse,
la ficción cinematográfica. Tal vez sea Moreira Salles; Mutum, de Sandra Kogut; en el aire, cambia de dirección.
posible, también, invertir la proposición Tropa de élite, de José Padilha; Juizo, de Dos imágenes propuestas por João
y decir que el verdadero tema de las pelí- Maria Augusta Ramos; Jogo de cena, de Moreira Salles pueden ayudarnos a ver
culas de ficción producidas en el mismo Eduardo Coutinho; y Linha de passe, de ese punto común. La primera es una
período sea el documental fílmico y, más Walter Salles y Daniela Thomas: una ten- reflexión sobre el documental, un modo
aún, reunir las dos proposiciones para ver sión interna presiona el encuadre entre de hacer cine que reúne el máximo de
en el montaje una síntesis del cine brasi- la opción de mostrarse entero, acabado y información posible para poder filmar y
leño de ahora. en buen orden, y la de presentarse incom- vuelve para casa con una película dife-
rente de la cuidadosamente planeada. La
segunda es el comentario sobre la imposi-
bilidad de precisar el momento en el que
el paseo de Astaire y Charísse en Melodías
de Broadway 1955 (The Band Wagon; V.
Minnelli, 1953) se hace danza sin dejar de
ser un caminar, incluido en Santiago. El
pie en el aire casi a punto de tocar la tie-
rra, toma otra dirección, traza en el espa-
cio una línea (¿de pase?) y el movimiento
se convierte en danza. Dos imágenes: la
película muy planeada para llegar a un
resultado distinto de lo planeado; la pelí-
cula que, a la mitad del gesto, deja la tierra
firme bajo sus pies para flotar al viento en
el aire. Dos imágenes del deseo de compo-
ner una forma donde se borran las fronte-
ras entre el documental y la ficción.
Un paralelismo entre la sensación de Linha de passe (Walter Salles y Daníela Thomas)
que todo es resultado del azar en Linha
de passe y la de que nada resulta azaroso bandera del estadio de fútbol en Linha de ríos del juez. Y lo hace no sólo porque no
en Santiago (esa conversación de herma- passe, y la voz inaudible del niño frente está permitido mostrar la cara de meno-
nos) puede resumir la cuestión. Un para- a la justicia en oposición a la voz firme res acusados de alguna infracción, sino
lelo entre lo que parece puro sentimiento de la jueza que impone una punición al porque, al elegir no-actores de los mis-
en Mutum y lo que parece pura razón en hijo que se ha portado mal en Juizo, son mos barrios pobres en que vivían los que
Juizo (esa conversación de mujeres sobre dos imágenes vivas del país y de su cine. están frente a la justicia, puede compo-
niños sin padres, o sin país), también... Lo Como en ese modo de jugar el fútbol, ner una imagen-espejo que documenta
que parece natural en un documental, el donde los jugadores deben tocar la pelota de modo simultáneo los niños crimina-
estar disponible para el azar, lo encontra- una sóla vez y pasarla al otro jugador sin les y lo criminal del sistema que presiona
mos en la ficción. Lo que parece natural en dejar que ella toque el suelo, así, ficción a los niños.
la ficción, la imagen bien planeada antes y documental establecen una conversa- En lo documental, la presencia de la
del rodaje, lo encontramos en el documen- ción y una influencia recíproca en el cine ficción: Coutinho mira las mujeres que
tal. Mejor aún: un paralelismo entre Linha brasileño sin dejar caer la pelota: línea entrevista como actrices que han creado
de passe (el gesto casi documental para de pase. El rigor en la composición del una persona para hablar de sí mismas.
componer una ficción) y Juizo (un gesto encuadre en Coutinho, Maria Augusta y Maria Augusta mira a los jóvenes no-acto-
casi de ficción para componer un docu- Salles sitúa sus documentales bien cerca res como personas que no actúan, que son
mental) clarifica la cuestión: el cine dis- de la ficción, tal como lo inestable e infor- como vemos en la película, que sufren (en
cute la urgencia de ver lo que no se quiere mal de la composición en Kogut, Padilha otro espacio) lo mismo que sufren los que
ver al margen de las grandes ciudades, Río y Walter/Daniela sitúa sus ficciones en el se encuentran frente al juez.
de Janeiro (los niños, a los que se exige mismo espacio del documental. En las conversaciones con el mayor-
que tengan juicio todo el tiempo) y Sao
Jogo de cena pone actrices a repetir domo (filmadas en blanco y negro en
Paulo (los jóvenes a los que se exige man-
para la cámara los testimonios de muje- 1992, bajo influencia de Ozu, y montadas
tener la pelota todo el
res entrevistadas poco en 2007, bajo la experiencia de documen-
tiempo en el aire). Lo
antes en aquel mismo tales como Nelson Freire, 2003) Santiago
que un personaje de
sitio: y así el especta- propone una reflexión sobre la cuestión
Linha de pase dice al
dor ve dos mujeres que alimenta la estructura de Jogo de
hombre que no quiere
diferentes decir el cena y Juizo: el conflicto entre el osíi-
mirarlo, por creer que
mismo texto sin saber nato rigore que exigía Leonardo y una no
es un asaltante, es lo
exactamente quién es menos obstinada búsqueda (por decirlo
mismo que los niños
la actriz y quién es la así) de una ausencia de rigor. La sensa-
del documental de
entrevistada. Juizo ción que se recibe de los trabajos de Cao
Maria Augusta gri-
pone jóvenes a repetir Guimaraes es esa, la de una ausencia de
tan en silencio para la
para la cámara las res- rigor: Acídente anota los vacíos de ciuda-
jueza: ¡mírame!
puestas que los niños des elegidas al azar, y Andarilho testimo-
El vientre de la infractores ofrecie- nia los vacíos de caminantes solitarios.
madre embarazada ron poco antes en Los documentales parecen no tener nin-
en concordancia con aquel mismo espacio, gún tema para documentar y sus títulos
la línea de la enorme la sala de interrogato- componen casi una imagen-concepto >
CINE IBEROAMERICANO

BRASIL > de una ficción que se propone


como algo hecho por alguien que lo ve CHILE
por azar.
Mutum, por ejemplo: la adaptación de la
novela de Guimarães Rosa pasó por dife-
rentes versiones de guión y por investiga-
ciones de la realidad del escritor y de su
personal modo de trabajo. Pero, a la hora
Capacidad de síntesis
de filmar, Sandra trabajó casi como si no XESUS VILA CALVIÑO
existiera ni novela ni guión. Los actores no
tenían el guión en sus manos y no sabían
que la historia era de Rosa. Fueron invi- Las perspectivas abiertas en el Festival
tados a prestar sus nombres verdaderos a de Valdivia de 2005, donde a punto
los personajes y a improvisar las escenas estuvo de proclamarse el nacimiento
a partir de ciertas indicaciones. Aquí la de un Nuevo Cine Chileno, parecieron
ficción, en realidad, es un documental de frustrarse con la poco brillante cosecha
ese proceso de improvisación. Semejante de 2007. Dominó la cartelera una serie
método fue utilizado también en Tropa de de comedias "idiosincráticas" (acción
élite. Los actores no recibieron el guión y sexual versus razón sentimental): Radio
Corazón (secuela de Chacotero sentimen-
tal, gran taquillazo inspirado en el pro-
grama de radio homónimo), Che Kopete
(una astracanada en toda regla) y Casa El brindis (Shai Agosin)
de remolienda (jocosa reminiscencia de
naturalismo prostibulario). Aparte de un del público, se ha ensanchado el cuello
par de películas de animación más bien de la botella hasta alcanzar el máximo
prescindibles (Papelucho y el marciano; histórico de veinticinco estrenos. Esto
Pulentos) y otras dos comedias algo más ha provocado retrasos en cadena de los
audaces (Malta con huevo; Normal con estrenos de El brindis (ópera prima de
alas), la única ficción verdaderamente Shai Agosin) y La buena vida (último
meritoria de este año fue La vida me trabajo de Andrés Wood), dos títulos
mata, de Sebastián Silva, un ópera prima que esperan conseguir los favores del
que se la juega, lúdicamente, con la ética público y la gracia crítica. Pero lo peor
y la estética de la muerte. de los avatares de la distribución es que
Tropa de élite (Jose Padilha) Y sin embargo puede decirse, aunque dejan poco margen para obras con pres-
sin excesiva euforia, que el cine chileno tigio festivalero pero sin grandes pers-
fueron invitados a improvisar las escenas va bien. El proceso de institucionali- pectivas de taquilla, y ninguno para
y los diálogos durante el rodaje. La ficción zación iniciado en los noventa (forta- objetos inclasificables como El pejesapo
es un documental sobre ese laboratorio lecimiento de las políticas de fomento (José Luis Sepúlveda), que permanecerá
de teatro en espacio abierto. Lo distante y coproducción, Ley de Cine de 2004, en el limbo de los malditos hasta que la
que están una de la otra hace que el punto creación de escuelas y festivales) es en cinefilia lo rescate.
común se torne más visible y significativo: parte responsable del aumento de la Lo que quedó claro en Valdivia, en
una película viene de una novela, la otra producción en los 2005, es la pujanza
de un hecho realmente ocurrido; una se últimos años. Pero de un cine que, a
presenta con delicadeza, la otra explota en esta bonanza plan- falta de mejor voca-
la pantalla con violencia, pero en las dos tea por primera vez blo, calificaríamos
existe un mismo proceso creativo, que el problema de la de "independiente".
parte de un largo trabajo de construcción distribución del cine Aquel año se pre-
de una ficción para, llegado el rodaje, olvi- nacional: ¿cómo pro- sentaron las ópe-
dar lo previamente planeado y ponerse a gramar sus estrenos ras prima de Alicia
disposición de lo imprevisible. En una sin que se "maten" Scherson, Sebastián
línea de pase entre documental y ficción entre ellos y sin arro- Lelio y Matías Bize
lo que se busca es filmar lo muy conocido jarlos a los leones de (entre otros) que,
como si fuera totalmente desconocido. • la industria estado- siendo de inspira-
unidense? ción muy diversa,
tenían en común el
En 2008, coinci- centrarse en micro-
JOSÉ CARLOS AVELLAR Crítico de cine. Autor de diendo con un espec- cosmos existenciales
Glauber Rocha (Cátedra, 2002) y otros muchos libros. tacular crecimiento
y el preferir la observación al espectáculo.
En la misma línea, este año se estrenaron COLOMBIA
por fin Lo bueno de llorar, nueva inda-
gación de Bize sobre las relaciones de
pareja, y Rabia, implacable debut de Óscar
Cárdenas, retrato al escalpelo de una
mujer en busca de trabajo. Por su parte,
Scherson y Lelio ya pasean sus segundas
Recuperación industrial
obras por los festivales: respectivamente, ORLANDO MORA
Turistas y Navidad.
Por su diversidad de miras, la oferta
de 2008 vuelve a mostrar la capacidad Lo que viene sucediendo con el cine Brasil y Argentina, mucho más gran-
de síntesis del joven cine chileno. Pero colombiano en los últimos tres años des y asentadas, Colombia avanza hacia
las maneras "indie" que lucen algunas tiene una explicación clara: son los una estabilización en el número de los
de sus obras pueden ocultarnos el sano efectos que ha comenzado a produ- estrenos, que se mantuvo en ocho a
diálogo que este cine mantiene con su cir la Ley General del Cine, la n° 814 partir de 2004 y que llegó a la decena
propia historia. El peso de la producción del año 2003, sin duda el mejor marco en 2007.
documental, y muchas de sus perspecti- normativo de que se ha dispuesto en El número de películas estrenadas al
vas, son en parte legado de aquel Nuevo la historia del país. Esa ley supo con- año se convierte así en el único crite-
Cine Chileno que nació en el Festival de ciliar intereses y acercó entre sí a sec- rio válido de referencia para medir el
Viña del Mar en 1967 bajo el signo de la tores que tradicionalmente se habían tamaño de la industria, dado el dilatado
transformación social y la identidad lati- enfrentado en el asunto de la cons- tiempo que está tomando la realiza-
noamericana. De los quince estrenos de trucción de una industria nacional ción de los filmes desde su concepción
2007, cuatro fueron documentales. Este de la producción, quedando ellos con hasta la consecución de la copia final,
año se estrenarán otros tantos, entre los asiento en el Consejo Nacional de las con períodos extensos que en ocasiones
que descollan Alicia en el país, de Esteban Artes y la Cultura en Cinematografía, cubren varios años.
Larraín, y El tiempo que se queda, de José el ente público encargado de fijar los Salvo películas bajo el control de pro-
Luis Torres Leiva. planes y programas concretos dentro ductoras de peso y experiencia, capaces
La sombra de Viña del Mar es alargada. de los lincamientos de la ley. de iniciar un proyecto con fecha fija de
Pocas obras hay tan radicalmente políti- Al crear el Fondo para el Desarrollo estreno, como aconteció en 2007 con
cas como Tony Manero, de Pablo Larraín Cinematográfico y abrir posibilidades CMO y Esto huele mal, de Jorge Alí
(presentada este año en la Quincena de atractivas de participación a los inver- Triana, en la mayoría de los casos los
Realizadores de Cannes), una parábola sores privados, la citada legislación dio procesos avanzan con gran lentitud y el
sobre el pinochetismo que vincula aliena- un salto cualitativo importante, con lo dinero se va consiguiendo a medida que
ción social con enajenación mental. Pero que renacieron las esperanzas larga- se terminan etapas, utilizando con fre-
Larraín utiliza un lenguaje sincrético que mente aplazadas de llegar a tener una cuencia los estímulos que el Fondo de
recuerda realismos sucios neoyorquinos industria cinematográfica nacional. El Desarrollo Cinematográfico abre cada
y bonaerenses. En el extremo opuesto se resto ha venido gracias al trabajo admi- año para apoyar las distintas fases de la
encuentras El cielo, la tierra y la lluvia, pri- nistrativo de unas autoridades dotadas producción.
mera ficción de Torres Leiva que obtuvo de buen juicio y con interés real en el Otra circunstancia a considerar en el
el premio FIPRESCI en Rotterdam: un cine, buenas ejecutoras de una ley inte- momento por el que atraviesa el cine
paseo de soledades en la vastedad del ligente: juntas han permitido el actual colombiano es el respaldo recibido
paisaje que fluye con una limpidez y florecimiento del de los espectadores
un mutismo casi eslavos (aunque bien cine nacional y que locales, con lo que
podrían ser mexicanos o asiáticos). se haya podido pasar parecen superados
Valga este contraste para dar cuenta de un único estreno los prejuicios que
del caldo de cultivo. Quizás aún no haya en 1997 a diez en el existieron durante
grandes monumentos y sobren fraudes último año. largo tiempo hacia
como Mirageman (farsa complacida y Sin p e r d e r de las películas nacio-
complaciente que causó algún revuelo vista que estamos nales. Hoy se puede
este año). Aunque, bien mirado, las pifias hablando de u n a concebir un p r o -
nacen también de un momento del cine industria que por yecto con esperan-
chileno en el que cualquier deriva parece el tamaño del mer- zas razonables de
posible. • cado local siempre que pueda llegar a
será pequeña y mar- alcanzar los doscien-
ginal, en relación tos mil espectadores,
con otras del conti- algo difícil de pensar
X E S Ú S VILA CALVIÑO Crítico de cine para la re-
vista Latitud 0o y colaborador de Cahiers-España nente como México, en otra época. >
CINE IBEROAMERICANO

de verdad al público, como aconteció en naciente cine colombiano. En una polé-


el año 2006 con títulos como Soñar no mica difícil de zanjar y que tiene sentido
cuesta nada, de Rodrigo Triana, Al final en un cine que se encuentra en fase de
del espectro, de Juan Felipe Orozco, y consolidación, el debate debe afrontarse
Karmma, de Orlando Pardo, películas sin olvidar que los trabajos de autor
-todas ellas- que llegaron a cifras muy podrán surgir en la medida en que se
altas de asistencia. fortalezca la industria cinematográfica,
Fortuna en las historias, pero también, planteándose como parte de una diver-
y como factor fundamental, el nivel pro- sidad necesaria y plausible; lo contrario
fesional adquirido por las producciones nos devolvería a la etapa de obras aisla-
nacionales, logro que no sería del caso das y fracasos económicos que alejaron
mencionar tratándose de otros países, al público y a los inversores.
pero que en el caso colombiano se vuelve Mientras se mantenga la vigencia de la
pertinente porque supera una carencia Ley 814 (y nada en el inmediato futuro
frecuente en nuestra cinematografía. parece amenazarla), el avance en el pro-
El progreso en la dimensión industrial ceso de conformar una industria de la
Karmma (Orlando Pardo) sirve, a su vez, para abrir un debate alre- producción parece al fin cierta y posible,
dedor del espacio que debería ocupar el según lo revelan las cifras y la experien-
COLOMBIA > Claro que la amplitud de cine más personal y de autor. Algunos cia de los años recientes. •
esa respuesta tiene que ver con la sin- sectores de la crítica no creen que se
tonía lograda al acertar los productores estén consiguiendo resultados aprecia-
en las historias seleccionadas, consi- bles desde el punto de vista estético y ORLANDO M O R A Crítico de cine en el periódico El
guiendo que varias de ellas interesaran se quejan de cierta estandarización del colombiano y en la revista Kinetoscopio.

COSTA RICA

Un nuevo paisaje
MARÍA LOURDES CORTÉS

Los años 2007 y 2008 han sido los más vez un homenaje a una serie de tradicio- y constituye el otro lado de la moneda.
productivos de la historia del cine cos- nes del pueblo nicaragüense. Se estrenó Realizado en digital, su presupuesto no
tarricense. Por primera vez, el Gobierno, en el Focus del Festival de Berlín, luego llega a cuatro mil dólares, pero realmente
la empresa privada y un grupo de pro- ganó dos premios más en el Festival de es el primer film juvenil de nuestra cine-
ductores se han unido para desarrollar Cine de Guadalajara y otro galardón en matografía, que le habla a los chicos de
una estrategia de desarrollo que impli- los Encuentros de sus problemas: chi-
que tanto la atracción de capital extran- Toulouse (Francia), lo cas, drogas, posibili-
jero, mediante la creación de una Film que la convirtió en la dades de estudio, el
Comission, como el fomento a la pro- película más premiada futuro, etc. La crítica y
ducción local, con un fondo de apoyo al del cine nacional y la el público lo han reci-
audiovisual (Proartes), unido al ingreso única en presentarse bido con entusiasmo.
en el programa Ibermedia. (fuera de concurso) en Pero esto no es todo,
Pero lo más destacable es que 2008 ha el Festival de Cannes pues actualmente hay
sido el año de mayor producción en toda antes de estrenarse en seis películas más en
la historia. Por primera vez se estrenan las pantallas de Costa p o s p r o d u c c i ó n . El
dos largometrajes. El camino, de Ishtar Rica el 21 de agosto de rey del cha-cha-cha,
Yasin, trata de dos niños que huyen de este mismo año. de Isabel Martínez y
Nicaragua en busca de su madre a Costa El otro film, estre- Vicente Ferraz, que
Rica. Al romper los límites entre la fic- nado pocos días antes, traza la ruta de un
ción y el documental, es también una se titula El cielo rojo, excomandante san-
reflexión sobre el abuso infantil, pero a la de Miguel Gómez, dinista, Paco Jarquín,
que deja sus ideales revolucionarios para
empezar una nueva vida en el anonimato. CUBA
Tres Marías, de Francisco Gonzáles, una
historia urbana, en la se dibuja un micro-
cosmos de la San José de hoy, con sus
problemas de droga, violencia y prostitu-
ción, a partir de la historia de tres muje-
res. Tercer mundo, de César Caro, tres
Prometedoras tentativas
historias que suceden en Chile, Bolivia y JOEL DEL RÍO
Costa Rica y en las cuales, bajo la coar-
tada de hablar sobre extraterrestres, hay
una importante reflexión sobre nuestra Año de transición, 2007 tal vez sea
identidad. A ojos cerrados, de Hernán recordado por los historiadores del
Jiménez, sobre el tema de la soledad en cine cubano como el punto de giro que
la vejez, y Gestación, de Esteban Ramírez, indicó las potencialidades del relevo
una historia de amor entre dos jóvenes generacional, y la entronización de una
enfrentados a un embarazo no deseado. perspectiva más distendida y genérica.
Finalmente, también concluyó el Los comedidos triunfos del año deja-
rodaje de la película Del amor y otros ron el terreno fertilizado para un espe-
demonios, de Hilda Hidalgo, adaptación ranzador 2008. Ya se anuncian títulos
de la novela homónima de Gabriel García mediante los cuales el Instituto Cubano Viva Cuba (Juan Carlos Cremata)
Márquez, coproducción con Colombia y del Arte e Industria Cinematográficos
España y el proyecto más ambicioso de (ICAIC) aspira a celebrar sus cincuenta embellecido mediante la minuciosa
nuestro cine. Y en diciembre se inicia el años. Más que celebraciones oficiales y atención a las atmósferas psicológicas
nostálgicas, se pretende estabilizar un y al contexto de la época.
ritmo productivo de cinco o seis lar- Procedente de la televisión, Alejandro
gometrajes de ficción al año. Mientras, Gil postula en su debut, titulado La
se emprenden proyectos que deberán pared, una suerte de tratado psicoló-
reactivar la producción documental, gico y filosófico sobre el aislamiento y
sumida en un letargo que ya dura dos sus causas, dentro de la variante claus-
o tres lustros, si tomamos de referencia trofóbica y verbalista típica de aquel
aquella época -entre los años sesenta y cine de autor aquejado de contumaz
ochenta- cuando éste era el género de trascendentalismo. En las antípodas
privilegio en el cine cubano. en cuanto a tono y aspiraciones, por
Cuatro de las películas cubanas estre- su aire coloquial y su pequeña historia
nadas comercialmente fueron dirigidas de amor, se sitúa Personal Belongings,
por debutantes: La edad de la peseta que aborda con frescura y desprejui-
(Pavel Giroud), La pared (Alejandro cio la problemática migratoria, tema
Gil), Personal Belongings (Alejandro predilecto del cine cubano reciente.
Brugués) y Mañana (Alejandro Moya), Más cercana a la comedia, al policíaco
El camino (Ishtar Yasin) las dos últimas producidas fuera del y al melodrama filial estuvo La noche
ICAIC, en digital y con muy bajo presu- de los inocentes, dirigida por Arturo
rodaje de Agua fría de mar, de la joven puesto. El primer lar- Sotto, quien fue reci-
realizadora Paz Fábrega, que quedó gometraje de Pavel biendo galardones
entre las tres finalistas en el concurso de Giroud fue conside- durante todo el año,
la NHK/Sundance. rado, dentro del cine pues ganó el pre-
cubano, como la pri- mio al mejor guión
Es decir, se han realizado más produc-
mera película rea- en el Festival de La
ciones audiovisuales -y sólo me refiero
lizada por la nueva Habana (por Peter
aquí a largometrajes- en estos dos años
generación de pro- Pan Kids, cuya pro-
que durante todo el siglo XX. Debe cons-
fesionales. En lugar ducción se está pre-
tar, igualmete, que buena parte de estas
de p r o p o n e r un parando para 2009),
películas han contado con el apoyo de
drama contemporá- y un guión suyo
Cinergia, el fondo de fomento al audio-
neo, Giroud se deci- fue el elegido tam-
visual de Centroamérica y el Caribe. •
dió por una historia bién por la cadena
que transcurre en La Televisión América
Habana del año 1958, Latina (TAL) para
M A R Í A LOURDES CORTÉS Historiadora Autora
un retrato intimista realizar el capítulo
de La pantalla rota. 100 años de cine en Centroamérica.
CINE IBEROAMERICANO

del cine de época o histórico, se estrenó,


a mediados de 2008, El viajero inmóvil,
que pretendía acercarse a la infilma-
ble biografía del poeta y ensayista José
Lezama Lima al tiempo que ilustraba
pasajes de su poética novela Paradiso.
Los meses que restan de 2008, y los
primeros del siguiente año, también
estarán marcados por la impronta de los
debutantes, casi siempre jóvenes, en el
largometraje de ficción. Están pendien-
tes de estreno Los dioses rotos, drama
contemporáneo del debutante Ernesto
Daranas; el segundo largometraje de
ficción de Pavel Giroud, que se titula
Omerta; y la versión cinematográfica de
la obra teatral El premio flaco, a cargo de
Juan Carlos Cremata (Nada, Viva Cuba).
En posproducción se encuentran las
óperas prima Larga distancia, de Esteban
Insausti, y el thriller de época Ciudad en
La edad de la peseta (Pavel Giroud)
rojo (Rebeca Chávez), además de varios
títulos a cargo de cineastas veteranos y
CUBA > cubano de la serie documental bre una hora del metraje, y luego consagrados como Juan Carlos Tabío
Los latinoamericanos. comienza una nueva anécdota, distopía (El cuerno de la abundancia), Enrique
futurista y pesadillesca, que se cierra con Pineda Barnet (Anunciación) y Rogelio
En c u a n t o a los cineastas con
un giro espectacular, devolviéndonos Paris (Kangamba). Como evidencian
mayor experiencia, Fernando Pérez
a la primera parte. Daniel Díaz Torres estrenos y proyectos, la temporada 2007-
se arriesgaba con Madrigal a fundir
apostó por Camino al Edén, un drama de 2008 manifiesta prometedoras tentativas
dos relatos muy dispares en uno sólo,
época, coproducido con España y con- y sutiles confirmaciones. •
a partir del contraste entre lo con-
tingente y la ensoñación, un tema cebido para la televisión, que relee con
nada ajeno a su filmografía como un cierto deje de amargura antimitoló-
autor. Una primera historia, de sesgo gica algunos personajes de la Guerra de JOEL DEL RÍO Crítico de cine en la revista Cine cu-
más o menos romántico-realista, cu- Independencia. Y en esta misma línea bano y en el periódico Juventud rebelde.

ECUADOR

Institución y juventud
CHRISTIAN LEÓN

El cine ecuatoriano está en pleno despe- de Fomento del Cine Nacional, la conso-
gue. Nunca ha tenido tanta producción, lidación de algunos cineastas de mediana
visibilidad e institucionalidad. Según edad y el debut de una extensa carnada
el recién creado Consejo Nacional de de jóvenes realizadores.
Cinematografía (CNCINE), durante En 2007, a través de concurso, el
2007 se produjeron tres largos de ficción CNCINE entregó por primera vez fon- Esas no son penas (A. Hoeneisen y D. Andrade)
y trece documentales, de los cuales pocos dos públicos para el desarrollo de pro-
se estrenaron en el circuito comercial. yectos fílmicos, cuyos resultados se entidades como el programa Ibermedia
A esta cifra hay que sumar tres sucesos verán a partir de 2009. Y también ges- y el CAACI (Conferencia de Autoridades
importantes: la puesta en vigor de la Ley tionó la participación de Ecuador en Audiovisuales de Iberoamérica). El
naciente Consejo implementa con rapi- sobre la crisis de la identidad individual y jóvenes cortometrajistas salidos de las
dez acciones tendentes a profesionalizar colectiva. La primera, con música de Los escuelas del país o formados en el extran-
y estandarizar la actividad cinematográ- Iracundos y en tono nostálgico, cuenta el jero. Realizadores de preocupaciones
fica del país, al estilo de reencuentro de cinco formales y conceptuales, por lo general
sus pares en América amigas que se juntan escépticos del realismo y de la tradición
Latina. tras catorce años de de qualité a la que aspiraban habitual-
Dos largometrajes no verse. La segunda, mente sus antecesores. Entre otros títu-
de ficción marcaron con una cámara al los realizados por estos nuevos cineastas,
en 2007 la tempera- hombro ligeramente han destacado los cortometrajes A la caza
tura del cine nacio- errática, reconstruye del rey, de Patricio Burbano, Bifurcando la
nal: Esas no son penas, la vida de un forense mirada, de Federico Koeller, Señor Dios
realizado por Anahí solitario que hecha del insecto, de Iñaki Oñate, Metamorfosis,
Hoeneisen y Daniel mano del vodka y de de Marcelo Castillo, Invitación a Sepelio,
Andrade, y Cuando la ironía como meca- de Marco Rodríguez, y Emilia, dirigido
me toque a mí, dirigido nismos de defensa por Carla Valencia. •
por Víctor Arregui. ante un mundo sin
Las dos películas, his- sentido.
torias mínimas y frag- F i n a l m e n t e , son CHRISTIAN LEÓN Crfiico. Autor del libro El cine de la
mentarias, trabajan dignos de atención los marginalidad: realismo sucio y violencia urbana.

nula- investigación, una visión ideoló-


EL SALVADOR gica de derechas y una total tergiversa-
ción de la historia, hasta llamarla incluso
"Guanawood". Lo cierto es que la pelí-
cula -conflictiva, sin duda- es el primer

Renacimiento polémico largometraje de ficción que se ve en las


salas de cine desde que apareció la his-
tórica Los peces fuera del agua (1969),
MARÍA LOURDES CORTÉS dirigido por José David Calderón. Con
él se cerraban, en consecuencia, treinta
y nueve años sin cine salvadoreño en la
El Salvador es uno de los países más y fue vista por 11.718 espectadores, una pantalla grande.
violentos de América Latina y posee el cifra con la que superaba, incluso, a las No cabe duda de que la historia del
más alto índice de homicidios en toda grandes producciones hollywoodenses salvadoreño Oscar Torres, coguionista
la región. El promedio de muertes vio- de aquel momento. de Voces inocentes (2005), realizada por
lentas supera las estadísticas del pasado Sobreviviendo Guazapa, largometraje el cineasta mexicano Luis Mandoki, ha
conflicto armado, el cual todavía no ha grabado en alta definición, cuenta la his- proyectado de nuevo en el campo inter-
sido realmente puesto en la pantalla y toria de un guerrillero y un soldado que, nacional los recientes conflictos del
mucho menos aún debatido. en el cerro de Guazapa, cruzan sus vidas istmo centroamericano. La película, con
No obstante, este año una película al encontrar a una niña que se ha perdido gran éxito de público y de crítica, aborda
sorprendió al público salvadoreño: al huir de un enfrentamiento. Si bien la desde la mirada de un niño la guerra
Sobreviviendo Guazapa, dirigida por historia narrada está contextualizada en civil, que trunca su infancia y lo con-
Roberto Dávila. El film llenó las salas la época de la guerra civil (1980-1992), vierte, de un día para otro, en un soldado
de cine y se convirtió en objeto "pira- el tema es más bien la hermandad, con preparado para matar. No se puede olvi-
teado" -con el costo de un dólar- al día el personaje de la niña como metáfora, dar, sin embargo, que se trata con toda
siguiente de su pri- dentro de una guerra claidad de una producción mexicana y
mera exhibición en los que tiene lugar entre no salvadoreña.
cines comerciales. Se los mismos paisanos. Sin embargo, la profesión se está
estrenó el 19 de enero Sin embargo, la moviendo, y se creó una asociación de
de 2 0 0 8 , en once mayoría de los crí- cineastas, se están ofreciendo cursos y
salas de las principa- ticos y del público, talleres y pensamos que pronto tendre-
les cadenas del país: y especialmente los mos largometrajes de gran calidad. •
Cinemark, Cinépolis y antiguos guerrille-
Multicine. Durante el ros, c r i t i c a r o n un
primer fin de semana "contexto equivo-
M A R Í A LOURDES CORTÉS Historiadora Autora
recaudó 37.785 dólares cado", una mala -o
de La pantalla rota. 100 años de cine en Centroamérica.
CINE IBEROAMERICANO

televisiones (incluida la pública TVE)


ESPAÑA para cumplir -sin subterfugios ni triqui-
ñuelas- el porcentaje que deben dedicar
a la producción independiente, con el des-
censo generalizado de la asistencia a las

La difícil renovación salas, con la renacida desconfianza de los


espectadores jóvenes frente a la mayoría
del cine español, con la estimulante eclo-
CARLOS F. HEREDERO sión que vive el cine documental, con el
fértil abono de los nuevos maridajes entre
éste y la ficción, con el desplazamiento
Algunas veces las cifras son sólo un espe- sión en producción), planteó un intere- progresivo de algunos importantes cineas-
jismo. A juzgar por la estadística, en el sante debate ideológico-político en torno tas veteranos, con las desiguales aporta-
2007 se produjeron en España un total de al cine que debe incentivar el Estado (la ciones de los nuevos realizadores surgidos
172 largometrajes (la cifra más abultada controversia entre el modelo de produc- en los años noventa (la gran esperanza de
de toda la historia), por lo que alguien ción impulsado por las televisiones pri- la década anterior) o con la emergencia,
podría deducir que el cine español (y su vadas y la deseable pluralidad y libertad ya bien visible, de inquietas y renovado-
industria) vive un momento de euforia. creativa de la producción independiente), ras ficciones, más exigentes y radicales,
Además, si descontamos las 57 coproduc- abrió la puerta a una deseada reconver- que encuentran el soporte de los festiva-
ciones con otros países, restan un total de sión institucional (la anunciada y todavía les y de la crítica especializada mientras
115 películas íntegramente españolas: un nonata Agencia Estatal) y dejó sin resol- que -con aisladas excepciones- son casi
dato sólo superado (otro espejismo) por ver los difíciles desafíos que la reconver- ignoradas, y a veces ninguneadas, por los
la cifra récord alcanzada en 1982, cuando sión digital ha empezado a plantear ya, espectadores y por la crítica de los medios
se registraron 118 títulos de exclusiva pro- cada vez con mayor urgencia, tanto a la generalistas y mayoritarios.
ducción nacional, sólo que entonces casi industria como a los propios creadores. Estas últimas creaciones, la mayoría
el 40% de aquellos eran películas "S": surgidas desde la periferia de la indus-
una especie de subproducto industrial, Incógnitas en marcha tria, señalan un camino que los festiva-
modelo soft core, rodado en la más cutre Mientras tanto, subsisten numerosas les (convertidos hoy en imprescindible
de las indigencias. incógnitas por despejar y se abren paso contrapeso del timorato y muy conserva-
De manera que sí, efectivamente, se rea- algunos procesos que tienden a poner en dor mercado comercial) han respaldado
lizaron muchísimas producciones, pero cuestión la identidad tradicional de una y reivindicado con inequívoca decisión:
la cuota de mercado se quedó en un dis- cinematografía centrada, por tradición de ahí que, en 2007, La soledad (Jaime
creto 13,51% del total de los espectadores. histórica, en el modelo mayoritariamente Rosales) y La influencia (Pedro Aguilera)
Claro que, a lo mejor, no se trata de una costumbrista del cine popular y en la qua- estuvieran en Cannes, que En la ciudad
cifra tan modesta, puesto que hablamos lité de autor que había sido hegemónica de Sylvia (José Luis Guerín) y Die Stille
de un año en el que no hubo película ni hasta finales de los años ochenta. Ahí es vor Bach (Pere Portabella) fueran acogi-
de Almodóvar, ni de Amenábar, ni de Alex nada enfrentarse con los recelos de las das en Venecia, que Yo (Rafa Cortés) des-
de la Iglesia, ni de Santiago Segura, ni de
Fernando Trueba..., directores cuyos tra-
bajos acostumbran a ejercer como loco- Tiro en la cabeza (Jaime Rosales)

motoras de la taquilla. Sin embargo, y a


pesar de las cifras, una latente sensación
de desconcierto parece recorrer el estado
de ánimo de la industria, y eso por no
mencionar el lugar común que supone el
convencimiento, ya generalizado, de que
el mercado (la red de distribución y exhi-
bición) no tiene capacidad para canalizar
en las mínimas condiciones de decencia y
de respeto hacia las películas unas cifras
de producción tan elevadas.
La piedra filosofal alrededor de la cual
giraron todas las expectativas del año fue
la polémica y finalmente consensuada
nueva Ley de Cine. El texto legislativo
(pendiente ahora de desarrollo) intro-
dujo una gran novedad (un mecanismo
de desgravaciones fiscales para la inver-
puntara con fuerza en Rotterdam, que Lo de domingo, de José Luis Garci, La carta
mejor de mí (Roser Aguilar) encontrara un esférica, de Imanol Uribe; Canciones
hueco en Locarno o que Unas fotos en la de amor en Lolita's Club, de Vicente
ciudad de Sylvia (Guerín) fuera rescatada Aranda), o bien por la credibilidad y las
por Gijón. Por si quedaba alguna duda expectativas que generan cineastas más
acerca del cine español que interesa a los jóvenes con algunos éxitos anteriores,
festivales internacionales, los nueve pri- caso de Icíar Bollain (Mataharis), Gracia
meros meses de 2008 no han hecho otra Querejeta (Siete mesas de billar francés) o
cosa que redoblar la apuesta: en Cannes Julio Medem (Caótica Ana).
pudieron verse El cant dels ocells (Albert Entre medias, y prácticamente en
Serra) y dos valiosas coproducciones con terreno de nadie, se quedaron algunas pro-
Argentina: Liverpool (Lisandro Alonso) puestas completamente fuera de norma,
y La mujer sin cabeza (Lucrecia Martel), pero no por ello menos sugerentes, como
Locarno ha dado acogida a El brau blau son Hermanos Oligor (Joan López Lloret)
(Daniel Villamediana) y a II Somni y Mujeres en el parque (Felipe Vega), bue-
(Christophe Farnarier), y San Sebastián nos ejemplos de un cine personal que
presentará la esperada nueva realización tiene enormes dificultades para encon-
de Jaime Rosales: Tiro en la cabeza. trar su propio espacio (lo mismo que le
ha sucedido después a la muy valiente
Otras vías Todos estamos invitados, de M. Gutiérrez
Pero no ha sido ésta la única cara que Aragón), dentro de un mercado cada día
el cine nacional ha mostrado fuera de más estrecho y reticente hacia todo aque-
sus fronteras, pues el último Festival de llo que no resulta predecible.
Cannes ha mostrado una faceta novedosa: A la sazón, los siete primeros meses de
la inversión de capitales españoles en pro- 2008 sólo han permitido destacar comer-
ducciones internacionales de relumbrón cialmente a dos películas sin apenas res-
dirigidas por realizadores extranjeros de paldo crítico, aunque de muy diferente
primera fila, como Woody Allen (Vicky entidad: Los crímenes de Oxford (Alex El orfanato (Juan Antonio Bayona)
Cristina Barcelona), Steven Soderbergh de le Iglesia) y el pastiche desgarbado
(Che) o Emir Kusturica (Maradona), amén que supone Mortadelo y Filemón. Misión: Por fortuna, y para sorpresa de casi
de la extensa nónima de coproduccio- salvar la tierra (Miguel Bardem), con un todos, la exigente y valiosa apuesta esti-
nes con los países latinoamericanos con imprevisto outsider en tercer lugar (Fuera lística de La soledad acabaría por erigirse
el apoyo, en buena parte, del programa de carta, de N. García Velilla), mientras en la gran triunfadora de los Premios
Ibermedia y de "Cine en Construcción". que las obras más heterodoxas y/o radi- Goya-2007, concitando así un respaldo
Por otra vía, los llamativos y grandes cales apenas han conseguido asomarse ni académico que tenía la virtud de poner en
éxitos comerciales de El orfanato (Juan siquiera a la periferia del circuito, como primer término algunas productivas con-
A. Bayona) -líder absoluta del box-office les ha sucedido a las realizaciones de José tradicciones: el incomprensible recelo con
total, con más de cuatro millones de María Nunes (A la soledad), Pablo Llorca que la industria contempla todavía los tra-
espectadores- y de REC (Paco Plaza y (Uno de los dos no puede estar equivocado) bajos de los cineastas más consecuentes y
Jaume Balagueró) les granjearon a las dos y Alberto Morais (Un lugar en el cine). A arriesgados, la tendencia (alimentada por
una cierta circulación internacional, a la su vez, una controvertida propuesta dra- algunos medios de comunicación) de con-
vez que mostraban dos vías alternativas, mática de Javier Fesser (Camino) y una finar en guetos reduccionistas y discrimi-
y bastante diferentes, para el reciclaje del académica adaptación literaria de José natorios al cine heterodoxo, y, finalmente,
género de terror. Una Luis Cuerda (Los gira- la dificultad para avanzar en pluralidad y
doble cosecha ésta, soles ciegos) aspiran a diversidad creativa ante las poderosas
por tanto, que resultó dominar en las taqui- corrientes (incluida la presión mercantil
mucho menos accesi- llas la rentrée otoñal de las televisiones privadas) que. todavía
ble para otras produc- sin apenas otros riva- hoy, optan por el repliegue de reivindicar
ciones industriales de les en el horizonte, más de lo mismo sin asomo de autocrí-
2007 que se presen- puesto que las nue- tica. Factores, peligros y tendencias que
taban avaladas bien vas películas de Pedro vuelven a situarse aquí y ahora (otoño de
por una cierta dimen- Almodóvar (Los abra- 2008) en el corazón mismo de la encru-
sión historicista y por zos rotos), Alejandro cijada a la que se enfrenta, combativo y
el prestigio habitual Amenábar (Agora) y receloso a la vez, el cine español. •
de sus respectivos Fernando Trueba (El
directores senior (Las baile de la victoria) no
trece rosas, de Emilio estarán listas para su
Martínez-Lázaro; Luz estreno hasta 2009. CARLOS F. HEREDERO Director de Cahiers du ci-
néma. España. Crítico de El Cultural (El Mundo)
CINE IBEROAMERICANO

que se producían durante la guerra civil


GUATEMALA en los años ochenta y noventa.
En este 2008, se estrenó en el Festival
de Locarno la película Gasolina, de Julio
Hernández Cordón, y ya está invitada al

Primeros pasos Festival de San Sebastián, si bien toda-


vía no se ha estrenado en su país natal.
Se trata de una road movie sin destino
MARÍA LOURDES CORTÉS que habla sobre la ausencia de puntos de
referencia para una parte de la juventud
contemporánea. Por último, Fe, de Alejo
Después de casi diez años sin producción rior, ya que aborda el mismo tema de la Crisóstomo, participó en el programa
propia, desde el año corrupción política en "Open Doors" (Locarno), donde obtuvo
2003 el cine guate- el país, y consiguió una uno de los tres premios de ese programa.
malteco vive un cierto audiencia de ciento Tanto Gasolina como Fe han sido apo-
auge con la produc- veinticinco mil espec- yados también por el fondo de Cinergia,
ción de prácticamente tadores. La película porque este renacer del cine guatemal-
un film al año, lo que retoma el personaje de teco aún no tiene apoyos formales por
para una región como Juan Ramos, subgene- parte del Estado, ni leyes, ni subsidios
la centroamericana es ral de la nación, quien de ningún tipo. Sin embargo, acaba de
un récord. es arrestado y llevado formarse la Asociación Guatemalteca
al sector más crudo y del Audiovisual y la Cinematografía
En 2007, Casa Comal
violento de la prisión. (AGAcine), un primer paso para construir
(que produjo La casa
El tema es de gran una verdadera industria audiovisual. •
de enfrente, de Elias
Jiménez, en 2003) actualidad, puesto que
vuelve con Vip, la otra hoy las muertes vio-
casa, de Jiménez, con- lentas son más nume-
M A R Í A LOURDES CORTÉS Historiadora Autora
tinuación de la ante- rosas, incluso, que las de La pantalla rota. 100 años de cine en Centroamérica.
min.), y actualmente prepara ya su pri-
HONDURAS mer largometraje, Si Dios fuera negro,
que ha recibido apoyos de Cinergia y
de la fundación TyPA de Argentina. No
obstante, en 2002 se realizaron también

El despertar Anita, la cazadora de insectos, de Hispano


Durón, sobre las aspiraciones consu-
mistas de la clase media, y Almas de la
MARÍA LOURDES CORTÉS medianoche, de Juan Carlos Fanconi, el
cual llenó las salas por más de tres meses
seguidos, recuperando su inversión sólo
Honduras produjo un único largome- financieras, hasta 1990. En su propia casa con la taquilla. En 2006 se estrena un
traje en todo el siglo editó un primer mon- nuevo largo (El último secuestro, de José
XX (El reyecito o el taje y murió en 1996. Olay) y Juan Carlos Fanconi prepara la
mero, mero, de Fossi Pese a todo, con apoyo coproducción titulada El Xendra.
Bendeck, 1977), el cual francés la película fue Debe recordarse que Honduras es,
más bien era teatro fil- finalizada en 2002 y junto a Nicaragua, el país más pobre de
mado. No obstante, el exhibida, simultánea- la región. Pese a todo, la cinematografía
cineasta emblemático mente, en el festival hondureña está empezando a desper-
de Honduras, Sami de Cannes y en el de tar. Por otro lado, más recientemente un
Kafati, quien reali- Tribeca. grupo de directores ya logró asociarse en
zara en el año 1962 Finalmente, la joven la llamada Asociación de Cineastas de
un mediometraje (Mi Katia Lara realiza en Honduras, y preparan un proyecto de ley
amigo Angel) inició el 2006 un documen- para el fomento del audiovisual. •
film No hay tierra sin tal sobre la historia
dueño en 1986, pero no de No hay tierra sin
finalizó el rodaje, por dueño, con el título de M A R Í A LOURDES CORTES Historiadora Autora
las nulas condiciones Corazón abierto (40 de La pantalla rota. 100 años de cine en Centroamérica.

distintos grupos se relevaron en la tarea


MÉXICO de aniquilar la dignidad del cine indus-
trial. Monopolios de exhibición, leyes
que derivaron en burocracia, y producto-
res que sacarían ventaja de la disolución

Diálogo de sordos de la infraestructura estatal, tuvieron en


común sólo el desinterés por el cine, y un
método para resguardar la industria que
FERNANDA SOLÓRZANO ahuyentó al público de las salas y puso
fin a su relación de confianza con el cine
nacional. La fórmula: reemplazar la cali-
No sólo fuera de México se habla de "cine nacional como una subcategoría de dad con pura y llana cantidad. Pasados los
mexicano". Cuando el término es usado aquel otro cine, generalmente norteame- años cuarenta, la historia del cine mexi-
por los habitantes del país, el gentilicio -la ricano, pero también oriental y europeo, cano (la que vale la pena contar) es una
precisión- hace sonar a la producción que no suele despertar recelos o dudas. enumeración de excepciones: directores
En el caso del cine mexicano, la curiosi- que en cada época hicieron frente a impo-
dad suele quedarse estancada en la etapa siciones y trabas, y asumieron las desven-
Voy a explotar (Gerardo Naranjo)
anterior: escepticismo que pocas veces tajas que acarrea la marginalidad.
llega a ser puesto a prueba. Los rumores Las sombras de un pasado oscuro pesan
de años recientes sobre las nuevas aven- sobre generaciones jóvenes. El año 2007
turas del zombi (el muerto y resucitado fue propicio para la disección. En su plan
nuevo cine mexicano) no bastaron para de Gobierno, el presidente Calderón
recuperar la confianza del espectador. afirmó que el impulso a la creación y
El puro trauma histórico sería sufi- exhibición cinematográficas era de "espe-
ciente para justificar el miedo. Durante cial relevancia" para su política cultural.
casi cuatro décadas (las que siguieron a No era una declaración ingenua. El éxito
la descapitalización de la Época de Oro) de directores mexicanos en el extranjero >
CINE IBEROAMERICANO

MÉXICO > (pero con películas financia- Hugo, de Yulene Olaizola, fueron más
das por otros países) había convertido comentadas (y premiadas) que vistas.
al cine en obsesión nacional. El triunvi- Luz silenciosa, de Reygadas, y Déficit,
rato formado por Iñárritu, Cuarón y Del de Gael García Bernal, tuvieron a favor
Toro asumió su función simbólica: apro- el prestigio del primero y la notoriedad
vechando su poder mediático, confronta- del segundo. No pueden considerarse un
ron a legisladores, funcionarios y al nuevo fruto industrial.
presidente con una verdad esencial: si se El resto del año verá (o no) estrenos
trataba de consistencia en la producción de películas que antes buscan valida-
nacional, había mucho por hacer y poco ción en el circuito de festivales. ¡Voy
que celebrar. a explotar!, de Gerardo Naranjo, será
La presión de la comunidad cinemato- primero exhibida en Venecia. A fina-
gráfica logró la aprobación de una ley que les de año llegará Rudo y cursi, ópera
permitía a las empresas privadas destinar prima de Carlos Cuarón (guionista de
el 10% de sus impuestos a la producción. y tu mamá también), protagonizada por
En su informe anual, el Instituto Mexicano Diego Luna y Gael García Bernal. Con su
de Cinematografía (IMCINE) declaró que segunda película (Lake Tahoe), Fernando
en un año de haberse aplicado el estímulo, Eimbcke consiguió un par de premios
el Estado había destinado 670 millones de Luz silenciosa (Carlos Reygadas) en Berlín con el estilo minimal e inti-
pesos a esa actividad: casi la misma canti- mista que estableció ya en Temporada
dad invertida en los seis años de la pasada El patrón que emerge es claro: el de patos. Adicionalmente, dos películas
administración. Aún así, un vistazo a las público favorece las películas fáciles de todavía inéditas en salas comerciales
películas que en 2007 consiguieron las masticar y/o bien publicitadas. A su vez, han llamdo la atención de otros tan-
mayores recaudaciones revela que ni el los exhibidores extienden el tiempo de tos festivales: Parque vía, ópera prima
Estado ni las productoras privadas tienen uso de sus salas a los filmes que cada de Enrique Rivero (nacido en Madrid),
la última palabra en la consolidación de semana generan las mayores ganancias. acaba de ganar el Leopardo de Oro en
una industria que fusione valores artísti- Como la gratificación instantánea es Locarno, mientras que en el festival de
cos y viabilidad comercial. sinónimo de rentabilidad, las películas San Sebastián estará, a su vez, la copro-
mexicanas "difíciles" se exhiben durante ducción con España Cosas insignifican-
La película mexicana más taquillera
poco tiempo. No es raro que el público se tes, de Andrea M. Crowter.
del año fue Kilómetro 31, de R. Castañeda.
La única excepción a la regla, atrajo entere de su existencia una vez que han Para lograr un impacto en público y
al público y a la crítica con una buena salido del circuito comercial. crítica (condiciones de una industria
recreación genérica de la mitología de Las reglas también se aplican al docu- sana) el cine mexicano ha de recuperar
horror nacional. El segundo lugar ilus- mental. Fraude. México 2006, de Luis credibilidad. Éste podría ser un logro de
tró la ley del menor esfuerzo: Niñas mal, Mandoki (más un panfleto político que las pocas -pero buenas- películas que se
de F. Sariñana, siguió formas gastadas un documental en forma), fue financiada han filmado, si fueran percibidas como
de la comedia, pero al ser una produc- con capital privado y se estrenó con una opción continua y no como eventua-
ción mexicana financiada por una major 200 copias. Los otros cinco trabajos del lidad. Su exhibición en salas céntricas y
(Columbia) contó con recursos sobrados género estrenados en 2007 se exhibieron un tiempo en cartelera que contemple la
para publicidad y distribución. La leyenda en un promedio de dos salas por docu- carrera de obstáculos que supone des-
de la Nahuala y Hasta el viento tiene miedo mental. Este año, Los ladrones viejos, de plazarse en esta ciudad, haría posible la
(la primera una cinta de animación, la Everardo González (una denuncia al sis- eficacia del "boca en boca", y el hallazgo
segunda un remake de tema, en mucho supe- de cada película por parte de su público
un clásico mexicano rior a Fraude) apenas ideal. Ningún sector, en teoría, impone
de horror) fueron las logró dos semanas sus condiciones a otro; nadie, por tanto,
siguientes en la lista de de exhibición. Luego está obligado a sacrificar. Lo que sigue a
recaudaciones. Fuera obtendría el premio de premisas como ésta es un diálogo de sor-
del cielo, de J. Patrón la Academia al Mejor dos; monólogos que defienden políticas
Fox, ocupó el quinto Documental. y justifican maneras de actuar. Vienen a
lugar. Un drama social la memoria aquellas décadas grises y de
En 2008, cintas
de estructura exigente visión solipsista: las mismas que arrui-
sobresalientes como
y compleja, quizá no naron a una industria que no acaba de
Más que a nada en
hubiera llegado a la levantar. •
el mundo, de Andrés
lista de no haber sido
Becker y Javier Solar;
coproducida -y apo-
Quemar las naves, de
yada- por una de las
F. Franco; y el docu-
principales cadenas de FERNANDA S O L Ó R Z A N O Ejerce la crítica de cine
mental Intimidades de en la revista Letras libres. Colabora con Sight and
exhibición (Cinemex).
Shakespeare y Víctor Sound y Cahiers du cinéma (Francia y España).
NICARAGUA

Volver a filmar
MARÍA LOURDES CORTES

Si bien la cinematografía nicaragüense fue último film, se rodó La Yuma, de Florence


la más reconocida y fructífera durante el Jaugey. Esta película trata sobre una
período sandinista (1979-1989), el último joven que encuentra en la práctica del
largometraje de ficción realizado en este boxeo una salida para su marginali-
país fue El espectro de la guerra, de Ramiro dad. En su barrio pobre, los pandilleros
Lacayo (1988). Y si bien durante todos luchan por el control de la calle. En su
los años p o s t e r i o - hogar, el desamor es La Yuma (Florence Jaugey)
res se han producido la regla del juego. En
múltiples documen- el ring, la energía y la estreno se prevé para el año 2009. La pro-
tales y cortometra- agilidad de los pies y ducción cuenta con aportes de México y
jes de gran calidad, manos son sus sueños de España, y ganó dos veces el premio de
muchos de los cuales y también sus únicas Cinergia, fondo de fomento al audiovisual
han recibido diver- opciones. de Centroamérica y el Caribe.
sos reconocimientos La Yuma retrata Por su parte, Rossana Lacayo también
a nivel internacional, la vida (es decir, el prepara su ópera prima, Locura transito-
el ritual de la sala de abandono, la violen- ria, posiblemente también en coproduc-
cine estaba práctica- cia, la marginalidad) ción con México. •
mente muerto. de buena parte de la
Sin embargo, en Nicaragua de la pos-
2008, es decir, veinte guerra, especialmente M A R Í A LOURDES CORTÉS Historiadora Autora
años después de aquel de la juventud. Su de La pantalla rota. 100 años de cine en Centroamérica.

PANAMÁ

Proyectos para el futuro


MARÍA LOURDES CORTES

Aunque parezca increíble, el cine pana- Asocine, y han logrado dinamizar el


meño no ha producido ningún largome- medio. Consiguieron hacer aprobar una
traje de ficción desde que, a mediados del ley de fomento al desarrollo de la indus-
siglo pasado, surgió Cuando muere la ilu- tria y el ingreso de Panamá en Ibermedia,
sión (1949), de Carlos y Rosendo Ochoa, el fondo de coproducción más impor-
que ni siquiera se conserva. No obstante, tante de Iberoamérica, y también en el
el país ha servido como localización de programa de fomento al documental
numerosas producciones de Hollywood, Doctv-Iberoamérica.
incluido el reciente film de James Bond. Este año 2008 se rodó, finalmente,
Pero los cineastas nacionales com- Chance, de Abner Benaim, una copro-
prendieron que era tiempo de "desper- ducción entre Panamá y Colombia. La
tar". Se agruparon en lo que llamaron Chance (Abner Benaim) película es "una comedia macabra tropi- >
CINE IBEROAMERICANO

PANAMÁ > cal" ya que Franco - c o n o c i d o ayudas a la producción cinematográfica


trata de dos empleadas como realizador de nacional.
domésticas que toman documentales, vídeos A partir de entonces, otro productor
la casa de los patrones. musicales y publici- panameño que está a punto de empezar
Si bien se trata de una dad- y que será prota- a rodar su película es José Macías, con El
historia real sucedida gonizado nada menos estado plasma. En la etapa de desarrollo
en Brasil, el director que por el actor, can- del guión se encuentran, a su vez, Eduardo
quiso darle al film un tante y actual minis- Verdum, con un proyecto titulado Rex
tono jocoso. tro de Turismo, Angelorum, y Luis Palomo, con otro que
A p a r t e de la ya Rubén Blades. La his- lleva por título El tiempo que se va.
citada Chance, y gra- toria se sitúa en una En un país acostumbrado a ser sólo
cias al apoyo de la fun- isla en la que todos lugar de paso de las grandes produccio-
damental Ibermedia, los hombres son lisia- nes de Hollywood, estos proyectos ya
actualmente podemos contabilizar dos y cuyo alcalde, un tipo querendón y prevén un crecimiento de una produc-
hasta siete proyectos más en proceso chanchullero, ejerce un control dictato- ción propia, que ojalá llegue pronto a las
de preproducción, lo que objetivamente rial incluso en las cosas nimias de la vida pantallas internacionales. •
supone un enorme y llamativo salto de los isleños.
hacia delante para lo que ha sido la his- En julio del 2007 se promulgó, final-
toria fílmica del país. Entre ellos está el mente, una ley de fomento de la indus- M A R Í A LOURDES CORTÉS Historiadora Autora
largometraje El suspiro de la fea, de Luis tria audiovisual, que ofrece apoyos y de La pantalla rota. 100 años de cine en Centroamérica.

consiguió llegar a estrenarse, por lo que


PARAGUAY permanece inédita en Paraguay.
Debe decirse que hay otros proyectos
en puertas. Aunque todavía sigue dando
vueltas, continúa en proceso 18 cigarri-

Un país que debe existir llos y medio, de Marcelo Tolces (ganador


del Premio Tornasol en 2006). Además,
el segundo largometraje de Paz Encina
REBECA GONZÁLEZ GARCETE (Un suspiro), tras el enorme impacto
que supuso la selección en el festival de
Cannes de su valiosa La hamaca para-
Tengo imagen, luego existo. Si conside- ha visto un cierto movimiento en el cine guaya, también está a punto de empezar
ramos esa premisa, Paraguay no existe. digital. En este sentido, Ramiro Gómez a filmarse.
Pero el camino empieza a labrarse: sólo destacó ese mismo año con Tierra roja, Sin duda 2008 dio una grata sorpresa:
falta un empujón. una obra que ha recorrido festivales la selección en la Semana de la Crítica de
Para empezar, debe impulsarse con importantes; y después ha finalizado ya su Cannes del corto de Pablo Lamar Ahendu
urgencia la Ley de Cine (Paraguay ni siguiente documental, titulado Frankfurt. nde Sapukái (Escucho tu grito). Era
siquiera cuenta con esta reglamentación Si bien otras obras se exhibieron en un impensable que solo dos años después
básica). Así, sin apoyo estatal, poco se le ámbito reducido, el hito más destaca- de la hazaña de Paz Encina, otro realiza-
puede pedir. Si bien existe un fondo de ble del año 2008 ha sido, hasta ahora, dor paraguayo pudiera llegar a pisar un
cultura (que no se limita al audiovisual), el estreno de dos películas nacionales: festival de Clase A.
su aportación no satisface las necesida- Error de imprenta, dirigida por Nilfe Vera Como reflexión final sólo resta com-
des de un proyecto y Aragón, y El reflejo, prender que Paraguay está muy lejos aún
importante. En con- de Gustavo Delgado. de tener una industria cinematográfica.
secuencia, las obras Lamentablemente, la Es urgente que la Ley de Cine despierte
no tienen más reme- pobre calidad de ambos de su sueño en el Parlamento (donde está
dio que buscar en el filmes dejó un sabor desde 2006) y se apruebe. Además, los
extranjero los apoyos agridulce. vientos de cambio en el gobierno deben
y los impulsos que su En cine, y a pesar soplar también hacia el cine, para que
país les niega. de su exhibición en Paraguay tenga -por fin- una imagen
Pero no todo es el marco de un festi- propia y, por ende, que exista. •
malo. Por lo menos, val, la coproducción
el año 2007 marcó la paraguayo-argentina
creación de la primera Detrás del sol, el cielo, REBECA GONZÁLEZ GARCETE Periodista y críti-
Escuela de Cine y se de Gastón Guiarte, no ca de cine, desde 2000, en el diario Última hora.
PERÚ

A la espera de 2009
ISAAC LEÓN FRÍAS

Perú, como se sabe, es un país sin indus- baja definición que se viene haciendo
tria cinematográfica y uno de los pocos en en diversas ciudades del interior del
Sudamérica que no cuenta con una legis- país y que, con alguna excepción par-
lación de apoyo a la producción fílmica cial, se muestran en salas ajenas al cir-
tal como existe en Colombia, Venezuela o cuito comercial, casi siempre sólo en sus
Chile. Hasta 1992 hubo una ley de promo- localidades de origen. Sobre esta activi- La gran sangre (Jorge Carmona)
ción que otorgaba exhibición obligatoria dad, con frecuencia precaria, aunque
a cortos y largos y entregaba a las empre- muy significativa en un país fuertemente es una decepción por los antecedentes
sas productoras una parte, en el caso de centralizado en la capital, no se dispone de Cabada. Es una historia criminal, ins-
los cortos, y el íntegro de la carga impo- de datos fiables acerca del público que pirada en las intrigas del cine negro de
sitiva de las entradas a los largos. Con esa las ve y menos aún de las recaudaciones los años cuarenta, con femme fatal y giros
ley proliferó el cortometraje, pero el largo obtenidas. Es difícil incluso tener una sorpresivos, en la que la mano del direc-
subsistió a duras penas. información clara sobre lo que se viene tor no logra potenciar de manera sufi-
En 1995 se crea un dispositivo legal haciendo y no siempre hay acceso a las ciente un material narrativo que pudo
que establece premios para los mejores copias en DVD que se expenden en el tener un tratamiento más solvente de
cortos y para proyectos de largometra- mercado pirata, pues no se encuentran no contar con una producción notoria-
jes. Un organismo, el Consejo Nacional en los restringidos espacios de venta mente menesterosa. Finalmente, la pelí-
de Cinematografía (CONACINE), que legal de vídeos. El mayor éxito comer- cula que mayores expectativas creó, Una
reúne a representantes del Estado y de cial del año, aunque el vocablo éxito sombra al frente, dirigida por Augusto
diversos rubros de la actividad cinema- resulte en este caso excesivo, ha sido Tamayo, deja una impresión frustrante.
tográfica, es el encargado de convocar el traslado a la pantalla grande de una El bien esquivo (2001), la obra precedente
los concursos. Los montos señalados en miniserie de elevada audiencia: La gran de Tamayo, ambientada en tiempos del
ese dispositivo legal no han sido entrega- sangre, dirigida por Jorge Carmona, un Virreynato del Perú y a medio camino
dos sino en una pequeña parte, aunque la relato de superhéroes en lucha contra entre el film de capa y espada, el registro
cuota ha aumentado significativamente un poderoso narcotraficante. Aclaro: no histórico de un período del pasado y el
a partir del año 2007. Sin embargo, sus se trata de una versión comprimida de drama interior de un mestizo en busca de
frutos se verán ya en 2009, pues además la serie, sino de un guión especialmente legitimación social, es uno de los traba-
del aumento del apoyo a diversos pro- elaborado para la versión fílmica a partir jos más estimables realizados en el cine
yectos a cargo de CONACINE, el aporte de los tópicos de la historia televisiva y peruano de la última década. Una som-
de IBERMEDIA también se ha incre- con los mismos actores en los roles cen- bra al frente se propone como la segunda
mentado, debido a una mayor contribu- trales. El resultado es catastrófico: una parte de una trilogía y se sitúa a inicios
ción del Estado peruano. penosa imitación a escala tercermun- del siglo XX, teniendo como protago-
dista de los modelos nista a un ingeniero empeñado en lograr
Pues bien, el balance del cine de acción la comunicación telegráfica entre la costa
de 2007 arroja un norteamericano, con y la amazonia peruanas. Pese a la cuidada
escaso saldo de tres escuálidos recursos ambientación de época y a un buen regis-
largometrajes exhibi- de producción y un tro fotográfico, méritos que comparte con
dos en salas comer- manejo narrativo que El bien esquivo, Una sombra al frente no
ciales, a diferencia de hace agua por todos se libra, salvo en algunos pocos momen-
los cuatro años ante- lados. tos, del acartonamiento que suele afectar
riores en que se estre-
proyectos ambientados en el pasado his-
naron un promedio de A su vez, Muero tórico, y no sólo en Perú, sino también en
casi ocho títulos por por Muriel, el pri- otros países de la región. •
año. Estoy dejando de mer largometraje de
lado un fenómeno en Augusto Cabada, un
alza: la producción de excrítico y guionista
películas en soporte de algunas cintas de ISAAC LEÓN FRÍAS Historiador. Profesor de Len-
digital de mediana o Francisco Lombardi, guaje Audiovisual e Historia del Cine Latinoamericano.
PORTUGAL

El ojo del maligno


FRANCISCO FERREIRA

Inicialmente previsto en la ley de cine decía el comunicado del Instituto del Cine
aprobada en 2004, el Fondo de Inversión Portugués del 23 de julio de 2007? ¿Verán
para el Cine y el Audiovisual en Portugal jóvenes cineastas inconformistas como
fue anunciado y aplicado en julio de Miguel Gomes, Sandro Aguilar, Marco
2007 después de un misterioso retraso. Martins y Hugo Vieira da Silva su futuro
El Estado, la PT Telecom Multimedia y puesto en tela de juicio? Hay un refrán
diversas cadenas públicas y privadas de portugués que dice que el hombre pobre
televisión han impulsado el proyecto, es desconfiado cuando la propina es gene-
al cual se ha incorporado (¡sorpresa!) el rosa. Todo el mundo está esperando a ver
banco privado Espirito Santo, seleccio- qué ocurre, como sucede con el European
nado tras ofrecerle ser depositario de los Film Festival de Estoril, creado a finales
fondos. No menos sorprendente es la can- de 2007 por el productor y distribuidor
tidad de dinero involucrada: 83,2 millo- Paolo Branco. Cristóvão Colombo - O Enigma (Manoel de Oliveira)
nes de euros en los próximos cinco años Con doce películas portuguesas dis-
para programas de televisión (incluidas tribuidas, 2007 fue un mal año. El nuevo y un largometraje de ficción basado en
series y telenovelas), películas (ficción, film de Oliveira, Cristóvão Colombo - O una novela de Agustina Bessa-Luís: A
documental y animación) y multimedia. Enigma, los cortometrajes de Pedro Costa Corte do Norte.
En otras palabras, una cifra que excede Tarrafal y The Rabbit Hunters (ambos de Sin embargo, una nueva generación de
los veinticinco millones de euros que se encargo), y O Capacete Dourado, de Jorge realizadores y productores, que trabajan
habían planeado en un principio. Cramez, un hermoso primer largometraje sobre todo en vídeo, están reinventando
Esta diferencia puede ser determi- proyectado en Locarno, fueron excep- su propio sistema de producción: incon-
nante. A pesar de que es internacional- ciones en un paisaje poco ambicioso. El formistas como Gonçalo Tocha (cuyo film
mente reconocido, el cine portugués no director español Carlos Saura fue invi- Balaou tuvo un modesto éxito en el cir-
ha tenido éxito en su propia tierra. Por tado a Lisboa por el gobierno para rodar cuito de festivales internacionales después
debajo del 3%, la cuota de mercado del Fados. Antonio Pedro Vasconcelos hizo de estrenarlo en Indielisboa), Joao Nisa
cine nacional es la más baja de Europa. Call Girl, una caricatura de un hombre (Nocturno) y Joao Vladimiro (Jardim).
Con la aparición del Fondo, la industria anciano seducido por una femme fatale Marco Martins ha rodado How to Draw
puede contar con películas de gran atrac- (nada nuevo bajo el sol) y, lo que es más, a Perfect Circle, co-escrita con Gonçalo
tivo comercial que "mejorarán las estadís- los resultados comerciales no cumplieron M. Tavares e inspirada en un vídeo de
ticas". Sólo los próximos meses revelarán las expectativas. Lo mismo ocurrió con YouTube. Entre las nuevas productoras,
si la cuota reservada para el cine de autor, Corrupgáo, de Joao Botelho, un intento O Som e a Fúria corre los mayores riesgos
cuyo prestigio pesa en de realizar un "block- y se está forjando su propio territorio con
la producción mun- buster de a u t o r " . A Zona, de Sandro Aguilar, y con Aquele
dial, se mantendrá. Inspirada por un libro querido mes de Agosto, de Miguel Gomes,
¿Tendrán Manoel de que trataba sobre un que se pudo ver en el pasado festival de
Oliveira, Paulo Rocha, presunto escándalo en Cannes. Entre el documental y la ficción,
Fernando Lopes, Joao el mundo del deporte, este último film elogia la libertad creativa
Botelho, Pedro Costa, la película fue el caso y trata también sobre la producción cine-
Manuel Mozos y Joao más raro del año: el matográfica en Portugal. No cabe duda de
Pedro Rodrigues, p r o d u c t o r decidió que encontrará su público. •
entre otros, acceso involucrarse en el
a un fondo que esta- montaje, y el director
le llevó a los tribunales © Cahiers du cinéma, Hors-série, Mayo, 2 0 0 8
blezca que sus priori-
Traducción: Sara Requero
dades son "la calidad, mientras rodaba, para
la ampliación comer- otros productores, un
cial potencial y la inter- documental sobre el
nacionalización", como escritor Miguel Torga FRANCISCO FERREIRA Crítico de cine en el se-
manario Expresso, de Lisboa
CINE IBEROAMERICANO

Jacobo Morales, es un thriller político


PUERTO RICO sobre la voluntad de un hombre por desen-
mascarar a los responsables del asesinato
de su esposa embarazada.
Manuela y Manuel, de Raúl Marchand,

Una industria incipiente es un juego de identidades con fondo


dramático, pero con el ropaje de una
comedia de enredos. Party time (2008),
MARÍA LOURDES CORTÉS de Juan Fernández París, es una comedia
adolescente en la que se enfrentan dos
formas de baile y de jóvenes: los "coco-
El cine portorriqueño emerge gracias a de un grupo de setenta trabajadores que los" de música urbana y los "rockeros".
la legislación que otorga incentivos a los construyen la autopista entre Brasilia y El cimarrón, de Iván Dariel Ortiz, es más
proyectos nacionales y a la incorpora- Fortaleza, en medio de una región desér- bien un drama romántico de una joven
ción del país al programa de Ibermedia, tica, acompañados solamente por prosti- pareja africana durante la época de la
Doctv-Iberoamericana y otros fondos. tutas de paso. Por su parte, El clown, de P. esclavitud. Kabo y Platón, de Edmundo
Entre las películas más destacadas del A. Irizazarry y E. Rodríguez, trata sobre Rodríguez, es la historia de dos adoles-
año 2007 aparece Mal de amores, pro- un payaso de pueblo que debe enfren- centes que luchan por vencer la extrema
ducida por el célebre actor de origen tarse al dilema de ser un icono publicita- pobreza para convertirse en estrellas
portorriqueño Benicio del Toro y codi- rio o el artista que lleva dentro, pero que del rap. Otros proyectos de 2008 son La
rigida por Carlos Ruiz no puede mostrarse mala, de Lilian Rosado y Pedro Pérez,
y Mariem Pérez Ruiz. tal cual es. Diff/Miente conmigo, de Rafi Mercado, y
El film es una histo- Agua con sal, de Marina, de Sonia Fritz.
ria de amor de dife- Pedro Pérez-Rosado, Puerto Rico es el país de Centroamérica
rentes edades: desde c o p r o d u c c i ó n con y el Caribe con una producción sostenida,
el primer beso infan- España, está protago- que propone cine de diversos géneros y
til hasta el amor en la nizada por una joven cuyo fondo para el audiovisual permite
tercera edad. Meteoro, cubana que llega a cubrir todos los aspectos del cine, casi a
de Diego de la Texera, ese país para conse- nivel industrial. •
ubica su historia en guir una beca, pero
Brasil, tras el golpe termina siendo una
militar de 1964, y inmigrante indocu- M A R Í A LOURDES CORTES Historiadora Autora
aborda la historia real mentada. Ángel, de de La pantalla rota. 100 años de cine en Centroamérica.

REPÚBLICA DOMINICANA

Rodar a cualquier precio


FÉLIX MANUEL LORA

La producción cinematográfica realizada cine a toda costa. Bajo esta tendencia,


durante el último lustro en República el director José Enrique Pintor, con la
Dominicana ha permitido un proceso popular y exitosa comedia Sanky Panky,
que si bien ha alcanzado algunas con- pudo lograr un buen comienzo en un año
quistas en términos de una constancia con muchas expectativas.
creativa, todavía no ha superado difíciles Alfonso Rodríguez proyectó su ter-
obstáculos que permanecen para conse- cera producción cinematográfica, titu- Santi Cló (José Enrique Pintor)
guir armonizar los factores artísticos con lada Yuniol(2), siguiendo la línea de la
la demanda industrial. reflexión social que siempre ha manejado lización de publicidad, se estrenó como
El año 2007 continuó con la premura en sus anteriores realizaciones. Después director de largometrajes de ficción con
de los realizadores por seguir haciendo Archie López, un profesional de la rea- Mi novia está de madre, y el cortometra-
jista Víctor Ramírez película de suspense que toca el problema de los esteroides
pudo exhibir también policial El caballero en las Grandes Ligas. Con estos títu-
su debut en el campo de la medianoche. los y con la próxima llegada de otros en
del largometraje, titu- Pero la sorpresa vino 2008, como Enigma (Robert Cornelio),
lado Espejismo. de José María Cabral, 60 millas (Jorge Lendeborg), Ladrones
D u r a n t e el año un joven cineasta de a domicilio (Ángel Muñiz), ¡De campa-
2008, a pesar de la apenas veinte años de mento! (José García), Las cenizas del
larga espera por la edad, que presentó su Diablo (Javier Vargas), más los títulos
aprobación de la Ley ópera prima, Exexos, previstos para finales de año, como Al
de Cine, se continúa un film grabado en fin y al cabo (Alfonso Rodríguez) y Santi
avanzando. Se han soporte digital y de Cló (José Enrique Pintor), se podrá ver
implementado fór- bajo costo que habla un camino más claro en el futuro del cine
mulas privadas para sobre la difícil proble- dominicano. •
lograr una mayor mática de las drogas
distribución del cine en el universo juvenil.
nacional con el Circuito de Cine Digital A esto se le suma la consistencia que
y la Red de Exhibición de Cine Cristiano ha adquirido Alfonso Rodríguez, que FÉLIX M A N U E L LORA Crítico de cine en el periódi-
co digital www.clavedigital.com.do y en su propio portal:
Dominicano. El realizador Jimmy Sierra se dejó sentir en el ruedo con su cuarta
www.cinemadominicano.com. Profesor de Técnica y
también mostró, a principios del año, su película, Playball, un tema beisbolero Arte Cinematográficos en la Universidad.

echarle una ojeada barroca, ferviente,


URUGUAY rocambolesca y mucho más deudora del
realismo mágico que de la crónica perio-
dística, fue maltratada por no ser lo que
algunos pensaron que debía ser. y curio-

Cine abierto, debate cerrado samente elogiada por sus "valores de pro-
ducción". La cáscara, puesta a punto del
habitual director de publicidad Carlos
ROLAND MELZER Ameglio con su galopante cinefilia, fue til-
dada de fría y distante, y era lo contrario.
El baño del Papa, de Enrique Fernández
Si se tiene en cuenta la exigua población destinará, anualmente, a esta actividad. y César Charlone, pretextó una liviana y
de Uruguay (tres millones de habitantes) Enhorabuena. acrítica celebración pública (también en el
y el más exiguo mercado (dos millones de Pero como no hay felicidad completa, extranjero) a su naturalismo rural, cuando
entradas por año), los tres largometrajes el debate que vale, el estético, el histórico, sus méritos reales radicaban en su habili-
de ficción estrenados en 2007, otros tantos el analítico, el que indaga en los "¿desde dad en el uso de recursos narrativos pro-
estrenados en lo que va de 2008, un par dónde?" y en los "¿para quién?" luce terri- pios del neorrealismo para comunicarse
más ya finalizados a la espera de condicio- blemente devaluado. ¿Qué viene después? con ciudadanos reacios a dejarse llevar
nes de difusión adecuadas para el formato Vienen, ya vinieron, las coproducciones por amabilidades fronterizas. A Matar a
HD, más una decena de documentales que con el extranjero, algunos premios en todos, de Esteban Schroeder, le criticaron
obtuvieron u obten- festivales, las entu- que no revelara gran cosa sobre "el caso
drán próximamente siastas aunque eco- Berríos", un sonado escándalo político de
ese codiciado estatus nómicas campañas de los años noventa, pero nada se dijo sobre
comercial, el panorama promoción, los acuer- cómo y con qué se paraba frente a los
parece esperanzador. dos de todo color para códigos del thriller de raigambre denun-
Máxime cuando, por ingresar en el mer- ciatoria, su mayor desafío. Aún no se ha
fin, la esperada Ley cado internacional, las estrenado Acné, de Federico Veiroj, pero
de Cine ha sido apro- insuficientes, cuando no extrañaría que se busque en ella una
bada por el poder no frustrantes asisten- descripción generalizadora de la adoles-
político, está en pleno cias en las salas. Y los cencia uruguaya, y no el entrañable y sen-
proceso de regla- equívocos. Polvo nues- sible ajuste de cuentas del director con
mentación y promete tro que estás en los cie- sus propias raíces. •
repartir entre los pro- los, en la que Beatriz
ductores dos tercios Flores Silva tomaba
del millón y algo de la crisis política de
ROLAND MELZER Crítico cinematográfico del se-
dólares que el Estado los años 60/70 para manario Brecha desde 1985.
CINE IBEROAMERICANO

VENEZUELA

Una apuesta estatal


PATRICIA KAISER

Para el estado venezolano el cine es Arvelo, la más taquillera en lo que va de


una actividad prioritaria. Ha creado 2008) y hasta libertades de "autoría".
una plataforma audiovisual que abarca Por ejemplo, 13 segundos, de Freddy
todo el proceso cinematográfico: pro- Fadel, líder en taquilla en 2007, es una
ducción (Villa del Cine -producción película que aborda el tema del aborto y
estatal- y el Centro Nacional Autónomo en su estética mezcla ficción con tomas
de Cinematografía, que subsidia el cine reales de ecosonogramas. Esto es parte Una abuela virgen (Olegario Barrera)

independiente), distribución (Amazonia del impacto causado en el espectador


Films) y exhibición (Cinemateca venezolano ante un experimento tan (en vídeo) y las películas, y es la comuni-
Nacional). A partir de esta estructura, novedoso. dad la que decide cómo programar. Este
el año 2007 se caracterizó por una gran Y siguiendo en la onda "experimen- hermoso proyecto socialista, lleva hasta
cantidad de estrenos, más de veinte tal", tenemos dos casos interesantes. la fecha 143 salas instaladas y 120 en fun-
títulos, y un aumento en la producción. Primero Ni tan largos, ni tan cortos, de cionamiento, incluida una dentro de un
Sólo por la Villa del Cine, se produje- Héctor Palma, quien juntó tres cortome- internado judicial.
ron catorce filmes, de los cuales cuatro trajes por él dirigidos y los empaquetó Por último debemos destacar la acti-
ya llegaron a la gran pantalla. Lo intere- bajo ese título para llegar así a las salas vidad en el ámbito de la distribución. La
sante de estos números es que reflejan el comerciales. Fue la quinta película más Fundación Amazonia Films ha adquirido
renacimiento de nuestra industria cine- taquillera de su año. Y en el otro costado, cuarenta títulos de diversa procedencia;
matográfica; y esto ha sido posible gra- tenemos 1,2,3, mujeres, tres cortometra- haciendo especial hincapié en las cine-
cias al fuerte apoyo del estado, así como jes dirigidos por tres directoras; pero matografías latinoamericanas y resca-
al esfuerzo de noveles y reconocidos que para construir una unidad fílmica, tando al documental como un género que
directores y técnicos. le dieron el mismo tratamiento estético a merece ser masivamente distribuido. En
En este sentido, podríamos hablar de las historias y el casting pasa de un corto el sentido inverso, se han distribuido en
que, al menos la mitad de las produccio- a otro, intercambiando roles y creando el exterior cuatro títulos de obras nacio-
nes son primeras películas de jóvenes una interesante intertextualidad. nales. Y para lograr una directa comu-
que ahora tienen mayores oportunida- En el ámbito de la exhibición debe- nicación con los espectadores, y una
des para rodar. Y la otra parte es de afa- mos destacar la labor de la Cinemateca fuerte difusión, se han celebrado cuatro
mados directores que tras varios años de Nacional, que ha creado una red de festivales nacionales e internacionales,
silencio, han vuelto a colocarse tras las salas en todo el país. Primero con la siendo el más importante el Festival de
cámaras. Si vemos las cinco más taqui- regionalización de sus salas principa- los Pueblos del Sur. Este festival, como
lleras de 2007, dos son óperas prima, y les (que hasta 2006 eran dos y ambas su nombre indica, agrupa a las cinemato-
Una abuela virgen, de en la capital), y que grafías procedentes no sólo del sur ecua-
un director que hacía hasta la fecha suman torial, sino de ese sur geopolítico que se
más de cinco años que catorce en doce esta- encuentra en los márgenes del imperio
no rodaba. dos de los veinticua- y que poca cabida tiene en nuestras pan-
tro del país. Y por tallas. En su primera edición contó con
La variada temática
otro lado con un pro- obras de Gabón, Filipinas y Paraguay, tan
es otra de las carac-
yecto llamado "Salas sólo por nombrar algunos países.
terísticas que debe-
mos resaltar. Dramas Comunitarias", que Con este panorama, creemos que 2008
sociales de diversa son pequeñas salas será un año donde se incrementará la
índole, comedia (un ubicadas en zonas producción y exhibición de nuestro
g é n e r o que d e s d e distantes del "centro" cine, y también la aceptación del público
los ochenta no había de las ciudades, y que sobre sus propias imágenes. •
resurgido), épica, cine son operadas por la
histórico, adaptacio- propia comunidad. La
nes literarias (Cyrano Cinemateca les faci-
PATRICIA KAISER Historiadora y crítica de cine.
Fernández, de Alberto lita la infraestructura
Gerente del Laboratorio del Cine y del Audiovisual.