Está en la página 1de 10

TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA

HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO


“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU COEXISTENCIA CON EL


MEDIO AMBIENTE Y EL HABITANTE

“Architecture does not consist in the sum of width, length and height of the structural elements which enclose space, but in
the void itself, the enclosed space in which man lives and moves.”



Una constante entre los fenómenos relativos con la interacción de los objetos arquitectónicos,
las personas que hacen uso de ellos y el contexto en el que se sitúan, consiste en la aprobación
o rechazo del público usuario de la forma y función de los elementos que constituyen un objeto
y ambiente arquitectónico. De esta conformidad o inconformidad con el objeto o espacio
arquitectónico, pueden surgir a su vez un sinnúmero de aspectos o factores secundarios, como
ramificaciones de un problema, tal sería el caso del estrés ambiental, el hacinamiento o el
rendimiento escolar y laboral, estudiados ampliamente en el campo de la psicología ambiental.
En la presente investigación se plantea un estudio sobre las características del diseño
arquitectónico de un espacio que pueden desempeñar o no una función interviniendo en la
formación de una imagen e identidad propia de un asentamiento humano y cómo esto puede
llegar a influir en la memoria colectiva de sus habitantes, al proyectar una imagen local
característica.

Es conveniente aclarar desde un principio, qué es lo que implica el concepto de diseño en la


arquitectura en este texto. De acuerdo a la ponencia de los compañeros Mario y Cristian del
Taller de Investigación sobre el ¿Para qué? del diseño arquitectónico1. Una interpretación sobre
la condición propia del diseño, los hace reconocer a éste como un proceso humano que cuenta
con diferentes recursos culturales, técnicos, ideológicos, entre otros y se basa en la capacidad
de diálogo entre el lenguaje interno del diseñador y un código lingüístico sociocultural que le
permite representarlo para su interpretación. De tal forma bajo esta óptica, la calidad de un
diseño va en función de su sentido hermenéutico.

Referente a la identidad o identificación no solamente visual de un espacio público y su relación


con sus usuarios, se entiende al espacio público como aquellas partes de un asentamiento
humano, rural o urbano, de las que un individuo puede hacer uso libremente. Comprendidas
en su mayoría por vías públicas con diferentes características dependiendo del lugar en que nos
encontremos en donde, de acuerdo a la visión del maestro Olvera normalmente prevalece la
presencia imponente y agresiva del automóvil, autobús o vehículo motorizado; del conductor

1Segunda Ponencia del Taller de investigación I: “La experiencia de lo espacial, la habitabilidad y el diseño.” del
Programa de Maestría y Doctorado en Arquitectura UNAM. 05.09.13.
TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

de ello y donde solo a veces se le concede calidad de cosa presencial al mismo transeúnte,2
hecho que puede deteriorar la calidad de vida de los habitantes.

De acuerdo con Richard Lazarus y Sheldon Cohen3, la relación entre el individuo y el ambiente
es aparentemente el resultado de un manejo efectivo del espacio, a fin de poder servir de base
para la satisfacción de las necesidades del individuo y que tal relación debe contener cierta
congruencia. Misma que se manifiesta en los sentidos ambiental y arquitectónico.

Avanzando en la exploración sobre lo que comúnmente llamamos “tema de investigación”, se


considera prudente hacer una revisión sobre los textos, hipótesis y puntos de vista que han sido
abordados anteriormente y han conformado una aproximación al estudio que se ha planeado
realizar en esta maestría, A continuación presenta un análisis de las palabras que conforman
esta oración y el sentido que esta cobra a partir de la articulación propuesta.

LAS PROPIEDADES FORMALES / EL OBJETO ARQUITECTÓNICO / COEXISTENCIA / EL MEDIO AMBIENTE / EL SER HUMANO

¿Qué se entiende como las propiedades de una forma? ¿En qué medida es posible percibir y
valorar las diferentes propiedades de una forma? Asociando esto con un objeto de diseño,
concretamente un objeto arquitectónico ¿Cuál es el papel de la expresión arquitectónica en la
percepción de un objeto o un ambiente? ¿En qué medida es posible o no, la pretensión de una
representación o simbolización del espacio?

Evidentemente, nuestros cinco sentidos principales juegan un papel determinante en el


proceso de adaptación, conocimiento y apreciación de un espacio. Así, cuando estamos en un
museo frente a una obra de arte como una pintura al óleo, la vista podría cobrar mayor
relevancia que el tacto, si tomamos en cuenta la prohibición de tocar las obras expuestas. No
obstante, durante el análisis de lo observado, podríamos preguntarnos y sacar deducciones
sobre el momento o las circunstancias bajo las que fue realizada dicha obra. De esta manera
podríamos suponer o percibir que si encontramos grumos de pintura en los que se pueden ver
las texturas que han dejado las cerdas del pincel en los trazos, será probablemente por el
entusiasmo que el autor quiso representar en su obra. David Canter4, al hablar sobre las
“constancias de percepción”, afirma que si sabemos lo que es un objeto, lo conocemos y
percibimos en los apropiados tamaños, formas, etc. El aislar las cualidades formales abstractas
de un objeto es tarea que requiere algún adiestramiento.

2García Olvera Héctor “Espacio Público e Identidad Visual.” La habitabilidad en la Ciudad. Textos de curso
propedéutico 2014-1 del Programa de Maestría y Doctorado en Arquitectura UNAM. 2009. 06.

3
Aragonés, Ignacio. Marcos de referencia en el estudio de los mapas cognitivos de ambientes urbanos
Estudios de psicología. 1983.
4
Canter, David V., Psicología del diseño ambiental / México : Editorial Concepto, 1978 P.41
TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

Mismo que se da por medio de nuestro conocimiento de la apariencia del mundo, basado en la
experiencia previa, lo que crea “distorsiones de percepción” ya que las diferentes vivencias de
cada individuo pueden determinar su percepción del mundo. A esto, quizá podría sumarse la
abstracción de las cualidades, el significado o el significante de las mismas. Sobre el significado
y la percepción, Sven Hesselgren5 argumenta que los psicólogos modernos de la percepción
¿Como Canter?, enfatizan que los significados tienen una finalidad práctica y que proporcionan
información sobre el medio ambiente. Para Hesselgren, una relación del significado con la
percepción supone que para que las señales, símbolos o expresiones sean comprensibles, el
que las percibe tiene que dar el mismo significado que sus autores y que un significado puede
relacionarse con una percepción por medio de significados convencionales, los cuales le
proporcionan a una percepción un significado. Asimismo, existen los significados asociativos,
que representan un compartición de la misma conducta y cultura y finalmente los significados
espontáneos que suponen que cierto tipo de significados sean agregados espontáneamente a
ciertas percepciones. Ligado a esta serie de significados, en la expresión arquitectónica según
Hesselgren, se puede hablar de Gestalts visuales, auditivas y táctiles. Sobre las leyes Gestalt;
(cierre, proximidad, jerarquización, entre otras) por no ser el tema propio de la investigación,
este trabajo se limitará a proponer una definición para determinar de dónde se ha partido para
hacer las futuras hipótesis y argumentaciones. Para exponer su entendimiento sobre estos
principios, Canter nos advierte que a cualesquiera principios establecidos no puede
otorgárseles el papel de leyes naturales e inevitables, sino que se consideran más bien como
guías de valores variables, de acuerdo con los contextos en los que puedan hacerse intentos de
aplicarlos6. Uno de los conceptos centrales de estas leyes descrito por Canter es el de Prägnanz,
f. concisión7 o precisión en la forma de expresarse, que implica que cualquier configuración se
percibe en forma tal que la hace aparecer tan simple, clara o comprensible como le es posible…
¿Weniger ist mehr? De esta forma, acerca de la expresión, Hesselgren nos dice que el hombre
tiene la necesidad de expresiones artísticas, ya que estas expresiones le dan información del
mundo físico externo.

Hemos de hacer en este punto, una aclaración sobre la visión de este autor. Hesselgren
considera al espacio como interno y externo. El primero es en el que se puede experimentar la
sensación de estar en un espacio restringido. No obstante es posible aumentar o disminuir esta
impresión. Sobre el espacio exterior, se afirma que puede ser experimentado como un espacio
restringido o circunscrito como cuando árboles u otras edificaciones actúan como paredes.

5
Hesselgren, Sven, autor El hombre y su percepción del ambiente urbano : Una teoría arquitectónica / México
: Limusa, 1980
6
Canter, David V., Op Cit. P.34
7
Langenscheidts Taschenwörterbuch Spanisch-Deutsch/ Deutsch- Spanisch P. 840
TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

Así, el espacio exterior y el interior no son dos antítesis incomparables, sino que se les puede
considerar como los dos extremos de una serie polar8. En la arquitectura es posible apreciar
ejercicios de una organización espacial consciente del interior y exterior.

¿En qué medida se podrían relacionar, el diseño en la proyección de los elementos que
componen el espacio público y la posibilidad de un individuo para identificar e identificarse
con el espacio?

Las necesidades propias para la subsistencia de nuestra especie y forma de vida como el manejo
de los recursos naturales y servicios básicos provistos ya sea por el gobierno o particulares,
entre los que se encuentran la infraestructura sanitaria, hidráulica o energética que una entidad
alberga y con lo que se generan las condiciones aptas para alojar a sus habitantes. Pueden ser
satisfechas de diversas maneras, obedeciendo a diversos razonamientos, en donde aspectos
como la socialización, el impacto visual y ambiental, la cultura y la memoria pública se pueden
ver afectados de diferentes maneras.

Examinando los términos de la relación en la actitud del yo-tú y yo-ello, que han sido adoptados
respecto al ambiente, en la creación de una forma de vivienda, la organización arquitectónica
de un espacio y la relación con el hombre, se pueden encontrar, según Amos Rapoport9, tres
variantes predominantes:

 Religiosa y cosmológica: En donde el entorno es considerado como dominante y el hombre es


menos que la naturaleza.
 Simbiótica: El hombre y la naturaleza están en un equilibrio, el hombre se considera
responsable ante Dios, de la naturaleza y la tierra como su capataz y guardián.
 Exploradora: El hombre completa y modifica la naturaleza, después crea y finalmente destruye
el entorno.

Analizando nuestra historia y desarrollo como civilización, podemos encontrar varios ejemplos
de la práctica de estas variables, como lo serían aspectos de la cultura japonesa en donde existe
una estrecha relación entre la naturaleza y el humano como lo podemos apreciar en sus jardines
o también en las características de la arquitectura local de las islas Feroe, la cual asimila los
factores climático, visual y funcional mediante la utilización de tejados de dos aguas cubiertos

8
Hesselgren, Sven, Op Cit P.190
9
Rapoport, Amos “3. Los factores socioculturales y la forma de la casa.” Vivienda y cultura. Barcelona: Gustavo Gili.
1972. 101.
con herbaje. Utilizando como ejemplo estas mismas localidades, es posible ver una diferente
TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
relación entre el humano y su medio ambiente, posiblemente no tan
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

positiva, pero con un trasfondo cultural o económico, como el Grindadráp que consiste en dar
muerte a cientos de cetáceos durante la temporada de caza de ballenas en las islas Feroe, sin
embargo, visto desde el punto de vista económico, al proveer gran parte de los alimentos y
ganancias de los isleños, la caza de estos animales se vuelve una actividad cotidiana o habitual.

Acerca de la o las maneras de representación del espacio, lejos de estar resuelta, ni siquiera
está planteada esta cuestión, según Bruno Zevi, el comenta al respecto que al hacer falta una
definición exacta de la consistencia y del carácter del espacio arquitectónico10, falta por
consiguiente representarla y difundirla. Por esta razón la educación de la arquitectura ha
resultado inadecuada, así como la postura de algunos arquitectos. Sobre esto, Oriol Bohigas
asegura que la aportación fundamental del arquitecto debe ser la de su actitud de
experimentación artística y por lo tanto, ineludiblemente revolucionaria. “El arte es siembre
revolución si es fiel a su misma naturaleza.”11Entendiendo lo revolucionario en el arte como la
facultad de liberar las represiones.

Una evaluación o interpretación positiva de la expresión arquitectónica depende entre otras


cosas de su autenticidad. Según Hesselgren esta evaluación puede invalidarse con la valoración
de otros elementos de la percepción, lo que implica una educación para lograr la sensibilidad
requerida.12 Ante esto, Bruno Zevi sostiene en su libro “Saber ver la arquitectura” que en la
interpretación espacial existen las interpretaciones relativas al contenido, fisco-psicológicas y
formalistas. Sobre las interpretaciones fisio-psicológicas, Zevi no considera oportuno detenerse
en interpretaciones psicológicas que son “vagas” evocaciones de estados de ánimo producidos
por los estilos arquitectónicos. Así, resulta fundamental en la historia de las interpretaciones
arquitectónicas, la teoría del Einfühlung, según la cual, la emoción artística consiste en el
ensimismamiento del espectador en las formas y por ende en el hecho de que la arquitectura
transcribe los estados de ánimo en las formas de construir, humanizándolas y animándolas.13
Sin embargo, ¿Realmente tiene la arquitectura por sí sola la facultad de trasladar un estado de
ánimo en su configuración geométrica? Eladio Dieste14 haciendo una crítica sobre las grandes
ciudades, comenta sobre la función del hombre en la tierra, que éste ha de tomar conciencia
de su dignidad, valor y misión de humanizar la tierra, de hacerla realmente su morada.

10
Zevi, Bruno, Saber ver la arquitectura: Ensayo sobre la interpretación especial de la arquitectura. / Barcelona
: Poseidón, 1978
11
Bohigas, Oriol Contra una arquitectura adjetivada / Barcelona : Seix Barral, 1969 P.62
12
Hesselgren, Sven, Op Cit.
13
Zevi, Bruno, Op Cit.
14
Eladio Dieste: La estructura cerámica. Dieste, Eladio. Escala. Colombia. 1987 P.195-200
TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

De acuerdo con Bruno Zevi, una composición arquitectónica obedece a una “aburrida” serie de
leyes, cualidades, normas y principios enunciados por los estéticos tradicionales. Dichos
conceptos consisten en cualidades formales, morales y psicológicas, estas son: Unidad,
Contraste, Simetría, Equilibrio, Proporción, Carácter, Escala, Estilo, Verdad, Expresión,
Delicadeza, Acentuación, Variedad, Sinceridad y Propiedad. De estos principios, el estilo es
definido como la lengua o bien la lingüística. Esta plataforma de comunicación cobra sentido
cuando se afirma que a través del diseño del espacio, es posible transmitir un mensaje o
significado al espectador. No obstante, a diferencia de lo dicho por Zevi sobre la inexistencia en
los idiomas de la inmutabilidad o la no esteticidad, tampoco existe en los estilos. Dado que cada
persona y especialmente cada artista adopta el idioma para expresiones y significados
individuales, es decir, crea un lenguaje, hacer una historia de los estilos no significa nada.15
Puesto que prácticamente se estaría haciendo un estudio independiente de los términos
utilizados por cada pensador, el contexto en que los usa y el significado que les da, mismos que
pueden contradecir lo expuesto por algún otro autor. Lo que difícilmente llegaría a una
conclusión general. Herman Sorgel16, al hablar sobre el estilo, sostiene que en diferentes épocas
se han comprendido cosas diferentes sobre este concepto y que con el paso del tiempo, la
comprensión del concepto ha cambiado y sugiere, con la finalidad y a manera de suposición,
que para arribar a un significado verdadero y definitivo de estilo, se ha de juntar o aproximar
éste concepto con el de la verdad artística algo parecido a lo enunciado por Bohigas sobre las
características revolucionarias del arte.

Relativo al espacio en la arquitectura, de acuerdo con Geoffrey Scott17, la arquitectura tiene el


monopolio del espacio, solamente ella entre todas las ¿artes? puede dar al espacio su valor
pleno, puede circundarnos con un vacío de tres dimensiones y el placer que se obtenga del
espacio es un don que solamente puede proporcionar la arquitectura. Sobre esto, Zevi comenta
que dentro de las propiedades del espacio nos encontramos con el concepto llamado “cuarta
dimensión” y lo trata de aclarar mediante hipótesis que sustentan que la cuarta dimensión es
suficiente para definir la volumetría arquitectónica, pero el espacio en si es la esencia de la
arquitectura y trasciende los límites de esta dimensión18, de igual forma se afirma que el
hombre, al moverse en el edificio y estudiándolo, crea por así decirlo la cuarta dimensión, lo
que tiene que ver con variables de tiempo y desplazamiento. Acerca de la coexistencia del ser
humano con las demás especies animales, su hábitat o ambiente y el espacio no solamente

15
Zevi, Bruno, Op Cit.
16
Sorgel, Herman, Theorie der baukunst / Munchen : Pilot & loehte, 1918-9999
17
Zevi, Bruno, Op Cit.
18
Zevi, Bruno, Architecture as space : How to look at architecture / New York : Horizon, 1957
arquitectónico, Scott ha dicho que aunque no le prestemos atención, el espacio actúa sobre
TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
nosotros y puede dominar nuestro espíritu.
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

Una gran parte del placer que recibimos de la arquitectura surge en la realidad del espacio. El
espacio es nuestro fin, el delimitar el espacio es el fin de construir, pues se cierra o protege un
espacio. 19 En esta perspectiva, el arquitecto es un protagonista innegable en las etapas de
proyección, producción, consumación y perpetuidad de la obra, ya que es el arquitecto quien
modela y dibuja el espacio y busca en suma, por medio del espacio suscitar un determinado
estado de ánimo en quienes “entren” en el. Entonces surge la siguiente incógnita: ¿Qué hay
acerca de la posibilidad de transmitir un mensaje utilizando al espacio como medio de
comunicación?

Sobre la relación entre la vivienda o asentamiento, su entorno natural y construido, el


habitante y la identidad local

Identidad no es más que el resultado de hacer lo adecuado en cada sitio y en cada momento.
Con un sano sentido común.20 Si se pretende investigar sobre la manera en que una persona
genera un acercamiento o una relación con un objeto o espacio arquitectónico, es necesario
indagar desde un principio sobre los factores que han intervenido en la creación del tipo de
relación que el usuario asume respecto a un escenario específico o su entorno y el grado en que
estos factores han conformado la personalidad de la persona. De esta forma, la validación o
desacreditación de un espacio arquitectónico experimentado por el usuario, reflejada en la
opinión o interpretación expresada por cada individuo, posiblemente tiene parte de su origen
en las vivencias anteriores o los valores con los que ha sido formada una persona. En el caso de
un objeto arquitectónico, dependiendo del propósito para el que el edificio ha sido planeado y
el público que hace uso de él, es posible que una gran variedad de puntos de vista, formas de
pensar, tradiciones, religiones y valores se congreguen en este espacio al mismo tiempo. De
esta forma, tanto las edificaciones nuevas, como las ya existentes, en una ciudad como el
Distrito Federal, así como en prácticamente cualquier ciudad del mundo, se encuentran sujetas
a la interpretación y evaluación que el público hará de estos espacios.

Cabe señalar que el resultado de un proyecto arquitectónico que finalmente es presentado al


público, sufre de diversas transformaciones a lo largo de su gestación. Aspectos como el social,
económico o político pueden llegar a ejercer cierta influencia sobre el objeto proyectado. En el
caso de los desarrollos habitacionales, normas de construcción, costos en la mano de obra, en

19
Zevi, Bruno, Op Cit.
20
Zohn, Alejandro “El mensaje a través de la arquitectura.” Alejandro Zohn, entorno e identidad. México:
Menhir Libros S.A. de C.V. 1997. 24.
los materiales, en las técnicas constructivas, impedimentos gubernamentales y burocráticos o
intereses de particulares, pueden limitar la capacidad creativa del diseñador al tener que ajustar
TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
todos los requerimientos al proyecto
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

arquitectónico, relegando toda esa inspiración sobre la forma de la vivienda a una mera elección
de las posibilidades existentes.21 Esto es, la industrialización de la vivienda, el afán de hacer más
con menos y el resultado de esta postura reflejada en la labor del arquitecto en el campo
laboral.

Por otro lado, es común encontrarnos con palacios funcionando como oficinas, conventos
convertidos en museos, casas que funcionan como restaurants o comercios, etcétera. Algo que
en efecto, puede generar en el individuo una confrontación entre sus valores y la realidad,
cuando lo que por fuera se muestra como una cosa y por dentro es otra, tal es el caso de la
Capilla del Pentatlón Militarizado de la colonia San Rafael, un espacio que además de ser un
recinto de culto, también se ha albergado conciertos de música punk, electrónica, entre otras
actividades o la capilla británica en la misma colonia, un inmueble anteriormente religioso que
ahora es un recinto cultural y artístico. Esta atribución inicial de ciertos inmuebles, su función
original, bien puede ir desvaneciéndose pero, si es buena, la arquitectura permanece, siempre
y cuando logre sobrevivir a las demoliciones o agresiones deformantes. Para Alejandro Zohn,
ésta es la trascendencia22 de la función inicial de la arquitectura.

La creación de micro ciudades como tendencia en algunos desarrollos habitacionales en donde


coexisten áreas residenciales, comerciales, culturales y recreativas como esferas
independientes y autónomas, como algunos desarrollos habitacionales de la ciudad suponen,
según el arquitecto Ricardo Bofill un fracaso definitivo de la modernidad, ya que para él resulta
imposible integrar aquellos edificios en un tejido y componer objetos entre ellos, crear calles y
a fin de cuentas, ciudades. Al hablar sobre un proyecto realizado en la periferia de Barcelona,
llamado Walden 7, nos narra sobre la imposibilidad de trasladar sin modificaciones, la
arquitectura vernácula a un objeto arquitectónico proyectado como el corazón de un baldío
industrial, creador de un nuevo estilo de vida.23 Se puede deducir que si bien, un espacio puede
diseñarse de manera análoga a otro, difícilmente se podrán trasladar igualar las características

21
Rapoport, Amos “3. Los factores socioculturales y la forma de la casa.” Vivienda y cultura. Barcelona: Gustavo Gili.
1972. 80.

22
Zohn, Alejandro “El mensaje a través de la arquitectura.” Alejandro Zohn, entorno e identidad.
México: Menhir Libros S.A. de C.V. 1997. 22.
23
Bofill, Ricardo “Historia de un Recorrido” Espacio y Vida Barcelona: Tusquets, 1990. 146.
componentes de la identidad del espacio del que se pretende sustraer o asemejar la esencia o
particularidad.
TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

CONCLUSIÓN

En resumen, por el momento se ha llegado a la conclusión, referente a la experiencia del estudio de


esta maestría, de que los semestres cursados han resultado bastante significativos en la adquisición
y diversificación de conocimiento. Pues ahora, más que una noción sobre lo que abarcan los
conceptos o representaciones, de espacio, identidad, imagen, diseño arquitectónico, investigación,
entre otros, se ha logrado una mejor comprensión del tema, probablemente no total, pero si
congruente, veraz y aplicable en el objeto de estudio planteado.

La cantidad de conocimiento adquirido hasta el momento sobre el objeto de estudio de esta


investigación representa el fruto de diversas lecturas, ponencias, exposiciones, investigaciones
paralelas, vivencias y discusiones que han servido como elementos diversificadores y de
retroalimentación de los puntos de vista abordados, las expectativas de la investigación y el perfil
característico que el presente estudio ha de albergar.

Se consideran como pasos a seguir dentro de esta investigación, el análisis de los resultados obtenidos
a partir de la evaluación del avance del trabajo mostrado, una mayor profundización en las teorías
sobre la espacialidad, la cultura, la comunicación, la causalidad de los fenómenos, entre otros y una
complementación de los temas abordados con los conceptos aprendidos con base en próximas
lecturas y futuras vivencias.

Agradeciendo la atención y el tiempo dedicados a la lectura de este escrito y su contribución para el


perfeccionamiento del mismo. Resulta conveniente, con la finalidad de fijar nuevos alcances, revisar
y corregir lo expuesto hasta el momento, hacer una pausa por el momento.

Marco Antonio Huerta Aguilar, Lunes 05 de Mayo del 2014.


TALLER DE INVESTIGACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE LO ESPACIAL, LA
HABITABILIDAD Y EL DISEÑO ARQUITECTÓNICO
“LAS PROPIEDADES FORMALES DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO, SU
COEXISTENCIA CON EL MEDIO AMBIENTE Y EL SER HUMANO.”
Presenta: Marco Antonio Huerta Aguilar
Mtro. Héctor García Olvera
Mto. Miguel Hierro Gómez
Mto. Adrián Baltierra Magaña

BIBLIOGRAFÍA

 Rapoport, Amos Vivienda y Cultura Barcelona: Gustavo Gili, 1972.


 García Olvera Héctor La habitabilidad en la Ciudad. Textos de curso propedéutico 2014-
1 del Programa de Maestría y Doctorado en Arquitectura UNAM, 2009.
 Bofill, Ricardo Espacio y Vida Barcelona: Tusquets, 1990.
 Holahan, Carles Psicología Ambiental, Un Enfoque General: Limusa, 1990.
 http://cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/gto/poblacion/diversidad.asp
x?tema=me&e=11

 Hesselgren, Sven “La Función de la Emoción en la Percepción.” El hombre y la Percepción


del Ambiente Urbano: Una Teoría arquitectónica. México: Limusa, 1980. 147.
 Zohn, Alejandro “El mensaje a través de la arquitectura.” Alejandro Zohn, entorno e
identidad. México: Menhir Libros S.A. de C.V. 1997. 22
 Ávila, Mario, Lara, Cristian El diseño arquitectónico, ¿Para qué se hace? Segunda
Ponencia del Taller de investigación I: “La experiencia de lo espacial, la habitabilidad y
el diseño.” del Programa de Maestría y Doctorado en Arquitectura UNAM. 05.09.13.
 Aragonés, Ignacio. Marcos de referencia en el estudio de los mapas cognitivos de
ambientes urbanos Estudios de psicología. 1983.
 Bohigas, Oriol Contra una arquitectura adjetivada. Barcelona: Editorial Seix Barral, 1969.
 Dieste, Eladio, Eladio Dieste: La estructura cerámica. Colombia: Escala, 1987.
 Norberg-Schulz, Christian, Nuevos caminos de la arquitectura existencia, espacio y
arquitectura. Barcelona: Blume, 1975.
 Zevi, Bruno, Saber ver la arquitectura: Ensayo sobre la interpretación especial de la
arquitectura. Barcelona: Poseidón, 1978.
 Zevi, Bruno, Architecture as space: How to look at architecture .New York: Horizon, 1957.