Está en la página 1de 2

CUANDO LE DICES A DIOS QUE NO QUIERES SEGUIR EN ESTA VIDA.

Hay momentos en nuestra vida, cuando no hemos conocido a Dios, que deseamos no
seguir existiendo. Somos atacados por depresiones e intentos de suicidio, muchos se han
suicidado, llegando al máximo grado de depresión. Todo esto es un ataque combinado
de espíritus de muerte que no se puede entender mientras no entre la persona al mundo
espiritual. Todo se desarrolla en el plano espiritual, no en el plano intelectual, ni lógico,
ni filosófico, ni literario, ni religioso, ni siquiátrico, ni sicológico.
No se puede entender, ni explicar el mundo espiritual bajo ninguna de las
concepciones anotadas por más que lo intenten, sólo serán intentos racionales de
interpretación a la luz de lo que las personas han estudiado o han vivido, sin embargo
todas esas formas de concepción por la mente del comportamiento humano o animal si
puede ser explicado desde el punto de vista espiritual.
El mundo espiritual actúa a través de revelaciones directas o indirectas a través de
diferentes maneras, a través de poder, de construir o destruir, de dar vida o matar, de
sanar o enfermar, de bendecir finanzas o economía familiar o maldecirlas, de levantarte
de tu cama o de postrarte, y de muchas otras formas, ya sea ese mundo espiritual
transitado en el camino del bien o del mal.
Cuando estamos sin Dios, hay momentos en nuestra vida que nos parece imposible,
por muy optimistas que seamos, superar barreras o problemas sentimentales o
amorosos, económicos, familiares, conyugales, de salud, de embarazos no deseados, de
violación, de maldad, de desempleo. Cuando hemos pensado que estamos con Dios nos
ha sucedido lo mismo. Aún más, Cuando estamos con Dios y Él con nosotros nos ha
sucedido igual, entonces hemos deseamos morir.
Muchos han concretado ese deseo por su propia mano, otros lo han intentado y han
fallado, otros en algún momento lo hemos pensado.
Nuestra vida no ha sido fácil, fuimos destinados a eso desde el inicio de la creación,
con la desobediencia y la trasgresión de nuestros primeros padres Adán y Eva.
Hay dos tipos de personas que conocen perfectamente el mundo espiritual, los Hijos
del Diablo: brujos, sectas satánicas, adivinos, santeros, vuduistas (practicantes de vudú)
etc. Y los hijos de Dios: quienes practican el bien en santidad obedeciendo a Dios. No
basta ser bueno es preciso reconocer nuestros pecados, pedir a Dios perdón por ellos y
tratar de no volver a pecar, por lo menos tratar y sobre todo creer en Jesús, Él no vino a
padecer tanto sufrimiento en balde. "El que en él cree, no es condenado; pero el que no
cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de
Dios." Juan 3: 18
Hace tiempo yo no entendía las cosas de Dios trataba de ser bueno, pero merecía
complacer los deseos de mi carne, por ser bueno. Así pensaba. Hubo momentos en mi
vida pasada que me pagaron como yo pagué, me trataron como yo traté: con infidelidad.
Tuve que levantar las cosechas de lo que sembré y sigo levantado aún.
En ese tiempo de mi vida anterior, existieron momentos depresivos donde pensé en
suicidarme, de diferentes formas. No quería existir.
El tiempo ha transcurrido y he tenido una experiencia personal, trascendental y
espiritual con Dios, me he arrepentido de mis pecados, Dios me ha perdonado. He
reconocido a Jesús como mi Salvador y mi libertador. Fui rescatado de la inmundicia de
la lujuria extrema, descubriendo este vivir y su desarrollo en el Libro: "Espíritu
Inmundo de Lujuria en el Hombre y la Mujer" Donde se narra la entrada,
crecimiento y desarrollo y comportamiento del espíritu de lujuria.
Fui librado de la brujería algo en lo que no creía, mujeres del convivir pasado me
trabajaban, sentí sus efectos, pero no creía en esa obra de maldad. Las formas de
brujería y su comportamiento a veces en forma de enfermedades incurables están
expuestas en el libro: " Brujería al descubierto en la Iglesia" Tenemos un blog donde
están publicado los dos libros: http://ministeriomisionerodepoderenjesus.blogspot.com
Mi nueva vida ha sido diferente alejado de los placeres de la carne, adulterio, playas,
cines, boxeo, ajedrez, reuniones de amigos donde las conversaciones giraban en torno a
placeres proporcionados por la mujer etc. He buscado cada día el rostro de Dios, he
buscado de su poder. Conocer la palabra de Dios, predicar su palabra, oraciones,
ayunos han sido fortalecedores de mi espíritu. Estoy trabajando para Dios totalmente.
Estoy dependiendo de Él. Hubo momentos en el camino donde junto a mi esposa Ana
María, sentía desánimo, al ver y sentir en carne propia tanta maldad, dentro de la
familia consanguínea y la familia cristiana. Experimentamos sin ser dañados efectos de
brujería, para aprender sobre ese mundo espiritual donde Dios nos entrenó.
En ocasiones le preguntamos a Dios si no era mejor estar en su Reino, sino era mejor
que viniera pronto el arrebatamiento de la iglesia de Jesús que esperamos con fe, si
faltaba mucho, sino era mejor que nos llevara.
Dios nos ha dado la fuerza para seguir adelante. Nos ha mostrado su Poder. Nos ha
enseñado ese mundo espiritual. Estos caminos no son fáciles, pero Dios nos ha animado
como al Profeta Elías, a seguir adelante en estos últimos tiempos. “Y él se fue por el
desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse,
dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres. Y
echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le
dijo: Levántate, come. Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre
las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse. Y volviendo el
ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo
camino te resta." Primera de Reyes 19:4-7
Hermanos y amigos no se desanimen hay que seguir adelante. Nuestros enemigos
estarán pronto a nuestros pies, Dios así lo ha prometido. No estamos solos, Jesús dijo
que estaría con nosotros hasta el final de los días.

Pastor Danilo Guido Chévez.


http://ministeriomisionerodepoderenjesus.blogspot.com

También podría gustarte