Está en la página 1de 1

Equidna era un monstruo de la mitología griega considerada descendiente directa de Forcis y

Ceto. Ésta no es un monstruo más del elenco de monstruos mitológicos. La Equidna, monstrua
ninfa, sería la madre de la mayoría de los monstruos más importantes de los mitos griegos.

Cuentan que tenía el torso de una mujer bella, pero que sus ojos escondían un color oscuro
temible, feroz aspecto que se completaba con el desconcertante cuerpo de serpiente.

Tifón fue su compañero y amante, y ambos, decidieron atacar el monte Olimpo. No obstante,
Zeus logró derrotarlos. Éste permitiría que siguieran con vida, tanto ellos como sus hijos, pero
tan sólo para crear un desafío a los héroes que llegarían con el tiempo.

La ninfa monstruosa vivía en una cueva del país de los Arineoi, un lugar en el que por cosas del
destino Hércules tendría que pisar en uno de sus viajes.

Los hijos que Equidna dejaría de su unión con Tifón serían: Cerbero, Ortro, Quimera, Esfinge,
Hidra de Lerma, Ladón, León de Nemea, el Águila de Prometeo, el Dragón de la Cólquida y la
Cerda de Cromio.