Está en la página 1de 5

PROYECTO ETICA Y PROFESIONALISMO

ASUNTO:
FORMLARIO PARA IDENTIFICAR
LAS CONCEPCIONES ETICAS Y MORALES
DE UN GRUPO DE PERSONAS

REALIZADO POR:
CRISTIAN PEREZ PERTUZ
T00045799

GRUPO:
PP

UNIVERSIDAD TECNOLOGICA DE BOLIVAR


MARCO TEORICO
ANALISIS Y CONCLUSIONES
La ética de las profesiones en la formación universitaria
El tema escogido lo considero de suma importancia para el desarrollo de la
concepción de un concepto ético en la conducta del ser humano más específicamente
el desarrollo de los jóvenes en proceso universitario. Es importante evaluar los
aspectos que implican la toma de decisiones que implican a su vez planteamientos
ético-morales en ellos dado que en todo ámbito de nuestra vida tenemos la adquisición
de derechos y obligaciones, pudiendo contraerlos en forma natural o bien mediante
la aceptación de un acuerdo, teniendo entonces un compromiso por preservar un
entorno sano en dondequiera que se desarrolle la persona.
En el formulario se realizaron un total de 7 preguntas para 50 personas encuestadas
la gran mayoría hace parte de un programa de estudios universitarios y solo entre 3 o
2 personas están activos en un entorno laboral estos fueron los resultados.

El rango de edad trabajado es de 18 a 25 años, 15 personas tenían 18 años, 14 tenían


19, 10 tenian20, 6 tenían 21, 3 tenían 22, 1 tenía 23 y 1 tenía 25.
De 50 personas encuestadas 36 eran hombres y 14 mujeres

En cuanto al nivel educativo 45 eran universitarios y 5 estaban laborando

21 personas consideran que es más importante un buen trato en su entorno que el


salario o recompensa que de ello obtienen, 29 personas consideran soportar un trato
no ético en función a su recompensa.

26 personas han sido muy propensas a realizar conscientemente acciones moralmente


incorrectas en su entorno contra 24 quienes parecen preocuparse por mantener un
margen de equilibrio.
Era de esperarse que un gran número de personas consideraran las normas éticas
como forma de regulación de conducta en vez de un conjunto de prohibiciones; en
este caso es 30 contra 20. No obstante hay quienes se sienten reprimidos en su
entorno.

29 de los encuestados sienten que quienes le rodean se despreocupan del trato que
dan y 21 al parecer están a gusto en este caso con su entorno.

30 personas dicen que teniendo en cuenta la reciprocidad de su entorno ellos se verían


influenciados de tal manera que se despreocuparían de su manera de actuar contra 20
27 personas son fervientes seguidores de la frase “Ojo por ojo, diente por diente” y
23 evalúan si el estímulo recibido es merecedor de un gasto emocional.

32 personas consideraron que son guiadas a realizar acciones correctas por la


satisfacción que estas producen y 18 consideran que el desarrollo de la concepción
ética depende de otros factores.

Es claramente observable que la balanza es muy neutral si nos referimos al esfuerzo


por desarrollar una conducta ética y moralmente correcta en el entorno de desarrollo
universitario orientado al laboral. Quienes fueron encuestados tienden a considerar
oportuno el hecho de realizar acciones que conscientemente atentan contra sus
principios pero que requieren de ello para lograr un objetivo, así como hay quienes
son fieles a ellos y sus consciencias en la casi la misma proporción.