Está en la página 1de 3

..HHi^acción: Plaza de San Giné», á^ X3oxi:i.li:i.^O 2 6 d e Ju.xLfo d e 1.882 Administración: Plaza da Stn 6iné«, t .

^ ^ . ¿ P R E C I O S DE SUSCRIPCIÓN PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN

Cn Mes^ 1 peseta.
El NtaiTrii í ' .. 2-50
.. 10
LO provincias, j • i^-sf»*'* \^ J :
.. j- ( » ^ n o

$íada de cientos ^^,-"piiles Más pon y más azadohJÉíls


.jí "ael fondo de loaj^íppiiles. que fusiles y cafiones.

Más escuelas\5f,rC£É^les ' A b a j o las cesantías


' • de ministros de tres días.
que toros jj-í^enéráles.

Ve el Q U I J O T E madrileña
Las empresas" ferroviarias todo enemigo pequeño.
tendrán censuras diarias.

lí COSBKSPONSALES Y VENDEDOBES '«eoapn,piN nñvsk


2 5 pa.fíxxía.&Jcos, 2,50 iiptets.

S5=F
T^-úLXxx&iro 8 i : i e i t o , i s oéi3.tia3a.o».
Director: J. Osorio Pérez Castañón.
(Luis Talt)oada.
-A.3VO X Redactores: < Ensebio Sierra. , ISTTJTIVE:. as.
(Eduardo Sojo (JDEMÓCRITO)

¿Y en la propiedad ()ue tiene


IQÚÉ ^ITUACláN! grafistas, creyendo .que ellos tenían la culpa de todo;
pero rechazó la idea por no teiier si*;io á propósito. el mortal afortunado
hace lo que es de su agrado -
>'it •' Si hubiese estado'acabada Id plaza de la Cibeles, nin- y lo que más le OOUA ieneV
V ^ ^ ^ o , si ao's^qedíi nada de pa¡í:tlpi^ía¡íl/ / ' • gún ])unto me^or paya reali^.ar lo del fusilamiento, Asi tenia que .ser.
¿íjuiéu ^ d i ^ í í ^ t ^ los teleg'S^ífiíítai'le/Wi/ decla- porque hasta podrían asistir señoras pertaaecientes y fué inútil jireguntar.:.
'-J-ado-en ktíelga? ' ~^ \ 1-^' -*''-'' -• ' , ' al partido. Mientras no esté hecha lai^^ph^a, tienen 'Conque es preciso, pensar
Todo lo contrario. Ellos, agíadéoSios/á las' fiíencio- los conservadores quelímitaríse áfii8Ílar.:Clo3 bolsillos en lo que vamos a hacer.
Ues de que vienen siendo objeto-^or pa^ta dííl laioistro d é l o s contribuyentes. :^-''-:'•''J/^r '. '
d é l a Gobernación y del dipéctor general .del raéao, se E n medio de Iq, terrible situacióíi,iqíreáda por la. ac- Dijo la zorra á la hormiga:
' desviven por complacerlesf y la prtíeba -está éu que titud rebelde d é l o s aparatoáj.un d i ^ i a f f i o jefe ¿el, ' —Bien te afanáis y acongoja.s
asisten á la oficina, y mg,nípulan:,b<^, é¡í, vagyov celo cuerpo fué á bustar al directo^ y Ip dijo: para ganar el sustento,
y sonríen cariñosamenÜe..-liO q u e ^ 4 ' ^ . s ciue ellos lla- —^Venga nsía ilustrísima á la Central. Con su pre- y e.so prueba que eres tonta.
man y no les contesfcan"^^,'pié9^í|®í«'3:a, b^lp&? íío, sencia cesíiiá el confiicto. Usía ilustrísima podrá con- Mírame á mí; paso el día
jurarlo con la fuerza inOr al. desocupada y ociosa
señor. ^ -''''-'i \ ' 7 ' V W ''^' ' ' ó dápdorae paseítos
-"-Pero, ¿tengo fuerza moral? . ó tumbada á la bartola.
Lo mismo ElduayetiíJ^^éH^'tici'^É^^lfó'íflja" políti-
^—Mijcha. ilubtrífeiüio señor, mucha. Y cuando llega la noche
co, han hecho del cueí|^'5ííi)ótel c ^ ^ ó tt^dólo que
' Y a i a b o s fueron al gabinete telegráfico. E l jefe ce- bajo k la aldea más próxima
podían hacer, y hoy í^ xegal9,Saa un jítóóa, en ^ulce,
loso puso la mano sobre el manipulador y dio las lla- y allí escojo entre lo bueno
mañana un flan de m í e , al día siguieiíte uíxa gruesa
mada^ de reglamento. lo qu« taejor me acomoda.
de cerillas sin humo^^y ¡claxoí los tft],egFafistá5«stab^n ¿Trabaiar? ¡.Qué tontería!
agradecidísimos y'dmeando que les pidíeraü tin^ f<ívor • -^-¿Quién llama?—preguntaron de fuera. >
Y la hormiga contestóla:
para hacérselo iníaedi^taíaente. ' ' , •;'</ ' ' . —Soy yoj soy Sólerete... Estoy aquí con el ilu^trí-
—Para hacer lo que fu haces
Llegaron estas füír^unstancias anor;B3:aÍ6íi>y <J!Je ¿ii*"; •siíáo señor dírecí.or... , es necesario ser zorra;.
guno se sabe explicar, y los telegraftetM «e pusieron ' . - - l ^ e alegro tantp'—contestó-el otro
inmediatamente á disposiejón del p a & é po'lítico.y del '*Ií¡5s(-rostros de'los allí presentes se inundaron de
Allá, en la guerra del Norte
liijo político y del espírii^.^santo -polvijcb; peyo'tocjo ^legriá. E l dÍTectór respiró satisfecho, estiráudose los' ó del Sur, ó de Lévente,
su celo resultó i^it'íL ' * >, . ' ' ''. puños de-láiiamisa como aquel que dice: «¡Oh, la fuer-
mandaba Martínez Campos
Debe consistir 1¿ cosÉLeflulog aparatos qije no fun- za'm9ríill» •' , á las trOpa.s liberales. :
cionan á causa de "su míióha eáád, ó, en IQS- hilos, qUQ ,—¿Qué actitud es la de esos ^plesáfag?—volvió á '^alió'unafioche á paseo ;
. «stán llenos de orín coi^<3y la "imaginación d e ü o d x i - preguntar ^'olgrete por el aparaito. ' ^,' ; 'aolo, sin que's§ enterasett ••
guez San yedro. • / ,, —Unos están de pie, otros s¿%tados, otro^e está iiip8trojtes,.lir .soldados, '
El caso es que no circulan los telegí'ainas', y no po- cotrtando u n callito que le haisalido en el dedo pe- Itt'ásiétentes^ ni,oficiales.
demos saber, por cóasigurente, si el duque de Tetuán queño. ; Medra-hoiia corrió ^l.püeblo,
, figue en el reat sitio, ó se ha ido"* á Babia, de donde - r U e p i t o que está presente el director. y-'al e ^ t o r en una calle,
-^¿Sí?- repuso el de provincifts.-^P.ues dígale usted ¿Quién ya? grit<)úh,centinela,
-•te natural. ^^^ í
" y él mismo contestó: ¡Nadie!
' Bueno será advertir que hay-iRineíoiiarios de telé- 4jue cante'unas malagueñas.
grafos amantes de todo lo exiálént^;"desdólas institu- •; "Todas-los circunstantes se llevaron las manos á la
ciones hasta los Oj^lcetiníís que l l e ' ^ puestos don An- 'cabeza diciendo: «¡Qué situación!»
• tonio. Estos funcionarios se ^multiplican en servicie, Y es lo qi^o Repetimos nosotros: ¿OPOSICIONES?
, del Grobierne, ora formiindo expedientes para depuito —¡Qué situación Li que nos han creado los des-
4í % O(¿urrido, ora a g a r r á n d o s e ^ boliche del mapiipula^ aciertos, torpezas, abusos, intemperancias é ineptitud Las oposiciones y. el Gobierno e.stán á partir un
•^dor, 5ra cantándote c o ^ ^ ^álegíies'al director general de los conservadores!
para que se distíráijgaí^Sé'Sufrsíj-j.díá diciendo á estp Siempre que á Cánovas se le ocurre que no le hosti-
ficen, llama á Pidal y éste conferencia con Saga.sta en
de cuando en^afaé^* ,,, ' ^Yh^
—Señor majrqttf^ usía *}..kistrí^íQ»;i(9^* muy ^'^'•
' '"^r- '

humorado y es jalj^' n a t u r a l • S i ¿ | ! i ^ ^ u s í a ilustrísi-


,
Cabos sueltos la siguiente forma: ' '
—Dice D. Antonio que le dejen ustedes en paz.
—Dígale usted á D . Antonio qUe será complacido.
'Qa d'ésahogarse^conmigo, pégiíe]^J¿É?do lo q^ue guste.^' ilncho antes de (jue Elduayen ol-sequifira —Dice D. Antonio que no se ifletan ustedes con Cas-
:g'^UÍ'tiene usía á su disp03Í|^5n'''jítp^ |)arte postuma;.' con una dirección al eminente tañeda,- porque tiene uíia tos muy fuerte y se va á
..C'-Ewjoy muy acostumbrado á'los j ^ t a p í é s de mis su-- iiiarqucs. que es ycnio .suyo, agravar. .
>. Perij^res jerárquicos. 'i,. ¿i^-' N a (leoia la goiitc. —Dígale usted á D. Antonio que respetaremos á Cas-
para JQAbar que algún desventurado tañeda.
Hfty fuiícionarios de éstos qiié-^^ pasa, el,,día y I*; no estaba en Siis cabales Sólo falta queerímejor día Pidal l l a m e a Sagasta
^Ofih$ de pie al lado del manápuladot, esperando q^f" ó iK) tenía el juicio bien sentado: para decirle: -••"•
^e desenreden los hilos. De cuando en cuando Taiw¡á <'se ])obre infeliz está inoclniUs. —Dice D. Aut&ñió que le preste usted dos fusion¡sta.s
'm suspiro, y una lágrima rueda silenciosa por sus Bien claro se ve hoy día ; • ;-, , • de confianza pftrá tirar dé un coche.
Cejillas. *"' " •' ' ', con qué razón la gente lo decía*. ' - - Y que D. Práxedes se apresure á complacerle tam-
• ~t^2Que .tiene usted?—le preguntan. -Q bién.
—-"¿Qué quiere Y. que tenga?—contesta él.—Senti- ftuiso hacer Jove un inilagro. •' ¡Valientes oposiciones se ufsan ahora!
^ Diiento; profundo, al ver lo desgraciados que son los —no el ministerial, el otro—
conservadores. Salen á dos conflict^ós u n día con otro. un milagro que causara ;>v '
Móo^ftlfis no cesa; sube, baja, dicta, escribe, patea, en el mismo Olimpo a«>nil)ro.' ••
\ .^e i)UbO a hacer un honil re •' ,
gime, se muda de elástica y concluye dejándose caer
iaii i-aro J tan pórtente i^-o Dicen que tienes dint'ro,.
sobre Un sofá, bafjado en ^no sudor de Jeíear «Tr^s (Jije no iíupiese de nada
palos corjodos.» > ' ' > - ,,r , tú dicíes que no que no;
- - ' y .sjrviera'para todo. - qu(> le pregunten al pol)n'
, pada media hora le llai¿a al téléfoíio su p i ^ á po- .Iuíl^consuMo, poeta., que sin ello se quedó.
lítico para decirle: j > académico, anatómico,
—•¿Estás ahí2 ,1 - . . ^ - góberníttíte., diplomático, Cuando (juerías ser nutnja
• • ^Sí, señor. , ' ' •' ' historiador y retóíico. quien había" de creer
' ~-¿Qué haces? - a, T(xif) malo, partt>- á parte, que ibas á costar tan cam
nmlü liafíta lle,g-ar al colmo; a tanta g e n t é á la vez.
^-Sto hago nadsS? •gufrúí". »- ' . lÁiro eu'conjunto un in-bdigio.
,"*' . —Si no-resuelves el coníLiotd,,'tec4^'í^o'' en concilio 4 e los tbn+.os. • . - '
• |—^Hoi, á o por Dios! . > Y tantc-s^ aplicó Jove .• ' , Para tus ive^cMmimbeles
- ~í Pues resuélvelo, ¿Qü^vas áliacer? q^\^^ coríido un plazo corto. anda* pidiendo lath£{'-^\
> .«¿.'r^^stoy por abrirme u n a Vena-paa?» acabar jie ^su- también yo tengo los m í %
,' - .,efívió á jNíalaga la bí'lla 'y no los mantienes tú. IÍÍ>;
.1Í'
á Cánp\as, don Antonio"..-
—Haz lo que gustes. Así como así maldito para To No le pidas, no le pida.s
que me sirves. Aunque no se satisfaga' á la virgen del Pilar,
Antes de apelar al suicidio, Móchales hace todo gé- la pregunta es de,int(^rés: . porque es española neta .
nero de tentativas; pero ninguna le da resultado. Lo lo que se paga, claro, ¿es y no te comprenderé.
primero que se le ocurrió fué fusilar cinco ó seis tele- propiedad de quiep lij pa.g«« *
:!(..í. • « ' t -

DON QUIJOTE.

Soy iodo orejas y.-....nada


La linea está mtercepiada tes pe ala ruma en breve [ Me pondré los pantaJqjies La huelga,no es hembra es.macho
Vaya por tantos ladrones | Yá \ue ac^uíno hay qaíen los lleve c5.
Yenrreda á este mamarracho.
Lit. komiiJo, Fuentes, //. MADRID,
DON QUIJOTE
jipoiiijir'-i^./
Los que dieeu que ere.s tonta
«HB
No ha ])0(lido elegir dia mejor.
• ,-.
terior se corrieron i)or cuanta de la Diput}iiefÓa..fi^pviafe",
-^i ^ IV
pueden salir de su error: Preci.samente cuando el país entero se deshace en cial. á quien co.staron á 8.000 reales una con otra.
nunca te vi dar un duro lenguas del Sr. íllduayon (padre). Y como la enqn-esa no pag'ará esas primadas...
§in. recibir antes dos. ¡Oh, qué encantadora oportunidad! Para saber en cuántíjs miles de pesetas se equivocaron
los di])utados j)roviiiciales.
'^Vw dii dtvjaste tu tierra,
ya nejaría Luzbel De Navarro Reverter
se lia sabido con dolor Un correspon.-iíj jrtj.,Híí^Ü(k!5í'J'ibe la habitación
el iníierrro p»r-ia gdoria. que ocu])a' N ;ííí/"
Y no le'(j[mere 4 Dios bien. que le convidó á comer ^ l ^ j ^ e ' h ) í i mejore-! ho-
•:Lassala, el embajador. teles de la Ciií>it!irrt« lM'af^|ípL?.(^'^''^¡.i.-v " '
Qui(m (íonoce A (í.ste estimado Y. .según dice, es uurn qne snf^'iíte.*^«Jt'tít>,-,i•a.> ^¿<
])oÍítico de percal, • •- Se nos pone la carne de gítllí.^.^'. -^ V ' ^ "í-, "^
LANZJLPAS dijfi.ayor, todo indignado:
—De .seguro, ,el, convidad o
¡Dios eterno' ^.Cuanto nos*X'u>ta'ra:'
">.,
habrá comido muy mal.-- , -Mientras (jiie lio s(> a])ru(dr(m
La otra tarde, habló en el Congreso el Sr. Botija.
(Jomo orador, lio es cosa. , los i)i'esui)uestos.
Pero corao Botija, debe con.servar el agua muy fresca. 111 cobrara el T(».'i.oro
Leo: • ni pagaremos.. :?vé;0..
«Ayer no celebró sesión la Diputaci(Jn provincial.* ¡Pues vaya un: lanceT ' " ,... ',-
Son muchas las personas que s'e hallan atacadas de Perfectam(?nte. Por de pronto tenemos la seguridad Señores diputados. . •••:/X- '
ffrippe en Autequevá. '"" de que ese dia no se cometió ningún abuso. , - í lio apiesurar*,e.
Mire usted lo que son las cosas Los pai.sanos de Ro-
mero Eobledo padecen gn]ipe. ^ nosotros ^yjuiecPinoH u El ministi:'á\d.Ma dobeiiiatjjtiínvsa había'dich^) q'úe
Homero Robledo, que e.s una (hdeneía alg5>')í|«.'^ í í n n e Habla El HcnihUt de la desastros.i perturbación que este verano píííj^tjilia irse .a<Ta"liciií-jiu cartera.
no-, han traído los c(inM'r\adoies. y entre otras linde- Pero .su ^elny;(d íirápqiu s de ^pcliales, director tV
?a.>j^di(v: ComunicacioneíjJ^íitfhabiKdicho ^aíia- '
Respiremos. 'S^'^ñ . / ' " ' ' jj, <i\.. perturbación (pie a\er se manifestó (m el escan- Sin duda (iiieiuí''sacrifi(»iise jKja-* el cut'cpo de TMe-
El acreditado canonista >r AI(míP*«f.Rios no juímíí-' |¡íiíi.}<jso regalo de ¿O millones a ^a 'r.^isalántica, por un grafos qued.itrtiosc cu Mackul. .«;• '
retirar.se á la vida i)rivada. ^egun \\si ditdio el mi^'i^irti Pero los ffolejiíatihtas sop p(^ij{íouíVí 'bien intencio-
en un comunicado, de dudosa MUtaM^. qi»> publico en iífsiis' ,<íne lUfmer.i dt „, nadas. W ' /Tí -/ ' , \
/// Impar cial. ~Xi aun sp respetan la35t^\.jHiUiy" cariñosas de un Y han hec^io todw k>.'j>^M>Itj'^aUí» qne no se separe la
Hace perfectamente. ]iadr(' de lamilla. que<3|iir{».p(jr e! reñir de sus hijos. familia.' J "'. «fi---*- '*
Tiene poco de lisonjera la Mda p r n ada.
\t¡ De un pe^)íi(VdipSo ílimií-hj-^ , «..^%*?íjV'í9era
Todos los tiros van á dar en la exuberante i)eisíniíf. \ Han celítllraflo uñdt^ifl'f})^ ^renciá los se-, - J,(íy(tgiXíáaíie jlo va"'
del director de TelégTaíos. ;\ bien mirado, no e^ el Sf>jíi^ 'ííttres Elduayeií". iMoeíKiles^ liltinio jefe de
•liegoviado de Xe%^áA)íx. ^«^•^W WH'sidáil'
el causante de'la huelga '
Han colaborado su pa])a píditico } el Sr. j;,os \rcws. - , S'd, ip,croo (Lir <%1inppitam ros por un
de/(?//ci? recordación. ' \^^ laflfi^.íyaoJíiBta mii'reiáw'jyi" ta E^il por Dice un i)eiiodico ^^^e I'()'T,dif>utjMí9g*(?í)nbI¡canoshan
- Lucha, \acila. 'r i)tío, ''total: diez mil mJi^ifenL„...^ [•e^^uesto venido con
COn\v.»iivn/ V wii el
r^i (lobic-ruo-e^iib oponerse'a que-se
^ n i i v i i r t u w r'j^v
se despabila. 5il aí^) nnc cobl-íjji «30s>r«%e4>lj?tí< aprueben pionto los prí'su^iesfo'.
siente mortales s ' -'-;>fc'pareqe queras imuoítr """"'•' Si, hombie si - ^ .^
p£att«@ j isales. Sería lastima que los dijjutados rei)ublicai\os fueran
,. ; fPóbre Mochila' á crear diüculta(l(>s a los (íobierno.s de la monarquía.
' digo. Mochales, ¿Qué dirían sus electores?
' \ \pondeitcia no .se ha
tal. *
r La niña reiiia de Holanda acaba de enviar al K(^m- * *
plicas de Romero.
prinz alemán, niño también, (d gran cordón de la '^J^ Tampoco se opondrán al pnnecto de aiiuíénto de ta-
den del León Nocerlandes. como recuerdo d^ MI \iaje a ris mejores cartas de la rifas de ferrocarriles. " -•
Berlín. ¡Qué! ¿También los diputados republicapoi. Majan
Tratándose de un niño, lo natural sería ^ue eii ve/ con billetes de favor? ^ ^
del g*ran cordón le hubiese en\iado un cordífjncity» * " Pintonees no decimos nada. :J- _ ^ • ' '.,
Para atarse los pantaloncitos. ,^ , .as provinciales para A no.sotros nos duele eso porque sam6i^de'l;<¿-^oeoí5
de instmoción. periodistas que pagamos los billete^ iffltgíí;^'¿sabe
.^ usted? ' i> *' '
¡JAI A Y \ ^ ' -' .-. Pei'(>'snp^ti#am(^-(|tl<í ^jegiiabiaran las tornas y se , ' , ' . •' - ' *

Anúnciaíse un interesante ])artido entre j^^'eputado.'í c()^ceüu% Í»J{)3 al^m^léeM5»^<á^o!^i^ examiftar a loa El escándalo del lune's
jjelotaris Cos-Gayí'ni y Castañeda (casti(,HC)jí) contra V>¡>t diínitad()snr^Vfa«Sales.;*-.*|«''H£..V'' "4^'^, •"•.";• " . fué en JairAlmi-eXáel martes
no menos conocidos i'abie y Jo-ve \ JtíeTiá, (\erdeí»)> ' en FiesH AU^re,:\esíík claro!... .. .-•
Probablemente Acndr» de Aranj«iez/la"'infi|g|líii'-^ *"' Hubo en una. y'otra parte
lo de si Portal no aprieta,
. /' ó .si Muchacho está frágil;
La causa <^'(lel-íalsó^dt^íí dti'Teruel» ha ,%»*pert,fl<l<>' Tresv%abiil(áí'-(i^^'4< oros si el Manco de "S'illabona >
estos días,líi t'nrioíSÜíwi-'pillíifca. ' ' ' .itN Ita» 4ej.bfícado. calle no entra k jugar como él íéibe:
¿P^]fi^v'íañj^^*Tí hay-deaw.s falso.s? -; lo mismito- (^le si.. si Tandilero se queja 1
jÓííeii^«-;3t^t''sté.u pojriendo la» cosasl tres c6rd;qb'P»s(>s de s^n de Aer poco.aanwlia tarde:'
^ íHejor (Há Vi»»y.rán a darnos los óleos j teu<íremft'< ^típsH^,se t^á-en tófetii'lxr si la ctítudrfi fli¿ torpe
qi#]iveg'mitar a-l i'rí'í^Wtero: ' í i [ <líie }w soiJiíeEliara-íáidi^ \ si dio moi}riaA',mn\ grandes.
"- Antes de na'da jji-esente usted los documentos. ' ;Tre*5'i)afcítico^ are0^ie»*í§ ^ -íi el dinero es g"oÍoso,
—¿.No me 'íe usted la coronilla? de 1()H:toros dcsbOcApíe' y .si (d (lia])lo (jn(^ las t»trgiie;i^% ' "
'•-No basta: ¿(luien me asegura a mi que no s e d a Kl.fiia lütí^nos pe¿fca(Í6 lín fin. .se puno la j^lsa .•' v- I 'iif
haga usted mismo con ini cortaplumas^ <• •--«ylediíííi Oos'í^Úiaile tal como .se V'iiciíeiltr-a^-s^'iafáí» , '
¡Jesi'is. Jesús! Hasta se falsiíican los curas. ó fmbrS'X.'injehaptistaneda A, si, Dio.s n(i'l('>,teníedía„ .'<^.^5i.
Después nos extraña (jue se ^endan hucAos falsifi- *) e-críbe ifn libw) J,in,u-es. >a que cJJ'i{)Wefií9-m¿l<:^;5a(*^t'^:|¡f
cados. habrá <iue Jr ít los i:rxaii$ütte,K
coil re\<*l\t>l!,ü<>oti .sable., i"-
Otra. %é^híi'.<§iii<ro'ifDe a^idir a la pren.sa-Mfmtero
Es lo que dice Eldnayen con (>sa "ingenuidad encan Ríoé. . . . -i**-
\ í
ladora que todos le reconocenujs- .jNü', alroni a p (>S? q ^ . lo 3í luerído pegar.»^,i,; - Dice un))f.t¡(xlicoi'^Keíí^)se n I). íS»toirio¿-'.'^
«A mi me tienen sin cuidado los ]jrcsui)uest<jg,^j)(jV- íímó qu^ d«cia:üj^vis>';^i'¿. bogar por la (íohí^añiá «Prontíi yuiiprirh elíparfÉ{) liberal cotli^Tfii^^A<^
(pie yo no los pieü.so aplicar.. )i *'-''< ' .. .'íiuebrada-de
.liiieonuiasie los^^-MllcTos
ios-A,sTíllcTos < ít^ier\tóni ,.^ •• años en el |xíiltH'..l/w ,«!er\ ífiqg que ha r e a h ^ d o ^M^'
Y tiene razc'm el hombre; el ck' presupuestos•^(A^.^he-' te ese tienqx) constituxen unO'^ae los timbres más gte»
una cosa: cobrar la paguita todos los meses. .^"v., j,'3jAn ^ieiápit' la calumnia quencud.ose.eebaf efe esas
es riosíw para la eminencia ])olíti<síi, otguUo de la p|itn¿".i>
Y el que venga detrás que arree. *+cpi*ía^eti^-Íntacli^<{^.» ^.^-Í^.. í: - ^ m " ' ¿Que servicios serán eso8?,^v.
Yo no acierto a comprender, i,^
Si sera el uioditÁ tiLeiiái o s c ^ í © de P a h n e r s . ' ' "•
No se .sabe en qué consiste la baja en la recaudación &DóudÉ;.iráv .al fin Ja-.Cibeles? -... ^ rí íV
'
de consumos. .-'': •'.;•', '.1., V" . • '.•'' ''• • preguntó ayérÍlngüaS('m; ' ' " ' •' \
Es decir,'nosotros sí lo sabemos; .lo,que' hay es qu? • V'otno eoB3tesíó:-.Pues¿ hc^mbre,- s : Se queja el director de El Adalidl ^\c i^gsfalla de \Í'i,
no nos atrevemos á decirlo. ' • ' • a donde debiera ir Bosch. Sierra, de lo.s atropellos de que ejtá s'iéná« \ictima l»6r '•
::'Hí.
^¡ i- parte del alcalde del meucionadtl j^iebl^; j pide Jíisti- '
cia al goWriiHdor y al ministro.'-^ ^ *
Hii'Salido jiara la Haliana el nue^o secr«%>j;ÍH d« Pareef'-^ie a fii-,marclv le han recibido con gran en- ¿Con que también el alcalde de Caijalla la emprende .
aquel go})i(n'no geiKn-al Sr. Puga. ^i
.•'V 'v tusift.siíi(jJín la estación de Berlín.'* a palos con quien le dice laíiierdadps'
-¿Vuieii es fjste sujeto MiÜam^d*'l"'i"''^""'is le Mt;»re9«ou \ aplaudieron. Yo crei.i que esas cos,ih solo .sc le ocurrían al .señor
llamado Puga? "No-SrtW*í?.os SI d(>.^de e l ^ a l í i c ^ (Íel-emperador se Bo.sch cuando tiene que aprobar los presu])uestos., t
r^,/
- Jurisconsulto ilustre.'.". T-^f):^ "VlHíin hw-ii^jlarisos. \ ; " '
de hr Coruña. * ; P('ro si «'"o^\eron, pi(í3aríu''ui}^buen rato-í^'Binpe-.
-'I ^(í ítador^í'- - - ' * • ^ - * ' \J '*" ^
-:• -Í*'<>]ÍSP'<'.1Í^" ai)hmdir a pjsmíirtite'k silbíirkí a él^dicho
Airifio importantísimo^'
,J ,<ítítulo de un .suelto deperí(j(lico: W5(ítt t ^ . t ^ » f c-pcto—lio hay, el "canto de mi it^n.. .'> " '
; £ •"* / LA-CUESTIUN DEL.-pS,0 ' Desde el luuuei'o iiroximo pondremos caricaturas en
i4íé
j/^^.De qué niño? » ^.';|.-- * ''h\^.>' la primera y cuarta jilana, sin que la de la segunda y
/¿¿Hft.tenido el niño algUT%'fu«^úni?' ' • Can«ia.s al (Te'Tefpka^-- "-,„ tercera que \ enlmos publicando ha.sta la techa .se,,re-
-«^••'¡Por ]>l,os! Que .se aclafe esto: ^^ ,^ J. . con su habitual, arrogancia: ' *^ duzca 111 desaparezca por la mejora.
> ¡La intranquilid'ad nos a h o ^ l ' ' —¿y-tise tríifeii(f(f ccíTÍrancia? Es decir,'tótía^,l# piarás con caricaturas.
** ¿Qué nos pi(lenV,'¿Qtí<i-Boa dan?, Así somos der-tlíhh.o^'s los r|jpublicanos.
—Todo inandia'bieíi. muy bien^"*" También háceni,os saber que
hácfíijws deSdÉíe] .OTóxlrüos
qiije'deSdÉíieJ^.prüxírüOBÚHln-
Dice un ])eriódic(> monái"t[ui(H>f ' • ' ,. dijo el ministro'd|j(l?.stado...
<iUn bolsista fnuxíes. al oír (Jíié estaban e n % . ^ o i ^ n ' ro. trasladamcis. la Administrácijife 4 laéwilíe. dé las'Fuen* „
¡Pmi no se ha ¿veriguado te§, 11. '••-'--;-" jí , ¡tíA ^--^'tC-'''" ^ r _ - *
ra los telegrafistas dej)rovin(jiáíí. imaginó que .sTlrata- <i toda^ía para quilín!
ba de una rtuble\ac*i(')nniilit4tr.>( Así beberemd:f e J i - n % j ü _ ^ ^ p Í r a | ^ ^ o sucesivij, **•«- ^
No precipitenj5()«4'E>*'at;oi»'t«'?íniienfos. —i—I Con que y a ' e á t a | M | ^ P F ^ n f e r a d o s : mejoras é«.Jti " * V .
publicacií'm y t r ^ ^ H p ^ S n a calle' de la#^uéílt«s, nu-'^"''
Sei^a bueno que la empresa de la Plaza de Toros di-
El Sr. Eldnayen, hijo, celebró el miércoles su boda jese cuánto le costaron las monas que soltó el domingo.
con nnu hija de los niarque.se3;d-e;Ri.vm.;/--\ ¡s f^ yv ; ,t fBíír||ué erají muy jjarecidas á las que el domingo an- Imprenta Moderna^G^^^a^^.- I ^ « ^ í d

.resalí ^oVft\?u>;iV&r: aü .'