Está en la página 1de 1

Del vanguardismo a la antipoesía: ensayos sobre la poesía en

Chile, Federico Schopf - Bulzoni, 1986 - 284 p. o. 264 & 265


264
265
y un sentimiento de lo sublime que debía corres-
d'un dégout ... dégout de la prétention de ces artistes
ponder al mundo moderno y ser parte constitutiva
représentantes de dieu sur terre ... dégout de toutes
de las nuevas relaciones sociales .
les catégories catalogués, de faux prophetes derriere
Estos residuos de heroísmo y esta función profé-
lesquels il faut chercher des interets d'argent ... tout
tica asignada a la poesía - cuya peligrosidad se
cela au moyen d 'artifices aveuglants et d'insinuantes
manifestaría más tarde en la « estetización » fascista
promesses de charlatans » &5 b . El poeta, mejor dicho: de la política-:
el que escribe es igual a todos :
morto e il Passato, e con le baionette
Regardez-moi bien! . . . stiamo uccidendo il Presente
Je suis idiot, je suis un farceur, 1e su1s un furmste . per mettere in trono il Futuro 84,
Regardez-moi bien!
Je suis laid, mon visage n'a pas de' expression, je suis
[petit. fueron blancos preferidos y progresivamente nece-
Je suis comme vous tous! 86 • sarios para un grupo de poetas y artistas refugiados
en Zürich durante la Primera Guerra Mundial. Me
Más radicalizado aún, desde el punto de vista refiero, claro está, a los dadaístas, muchos de los
político, llegó a ser el dadaísmo alemán. Como re- cuales van a radicalizarse políticamente a medida
cuerda Huelsenbeck « todos adivinaban que el gran que se les vayan revelando los verdaderos móviles
negocio iniciado por Hindenburg und Co. iba a de la guerra: no la defensa de la patria, la cultura
resultar muy mal » r1 . En medio de los grandes nacional, la familia, el superhombre, el cristianismo,
luchas sociales que sucedieron a la caída del Imperio occidente, dios, etc., sino la lucha interimperialista
de Guillermo, los dadaístas ven «instintivamente por la hegemonía política y económica, la repartición
que su misión es aplastar la ideología cultural neocolonial del resto del mundo.
En el Manifeste dada 1918 se anuncia, entre
otras cosas, lo que aquí nos interesa destacar, a saber,
&5 b Conférence sur dada (1922) en Merz, 7 (1924)
«DADA; abolit>ion des prophetes » &5. Pocos años
cit. de Oeuvres Completes, l , p. 423 .
86 En Sept mani/estes dada , París, Ed. du Diorama,
más adelante, aclara Tristan Tzara que « les débuts
1924. Cit. de Oeuvres Completes, I , p. 373 . Comp. co~ en Dada n'étaient pas les debuts d 'un art, mais ceux
N. PARRA , « Sinfonía de cuna», « Autoretrato » y «Epi-
tafio» todos en Poemas y Antipoemas, p. 53 , 69 y 73.
87 R. HuELSENBECK, En avant dada. Die Geschichte 84
Nmo ÜXILIA, cit. en S. PuTNAM (ed. ), The euro-
des Dadaismus, Hannover, Leipzig, Steegemann, 1920, pean caravan, New York, Brewer, Warren & Putman,
p. 26 : « ... sie ahnten, dass die grosse Sache~ die von 1931 , p. l.
Hindenburg & Co geführt wurde, sehr sch1ef gehen 85
Cit. de T. TZARA , Oeuvres Completes, l , p. 367.
würde ».