Está en la página 1de 18

SUP∴ CO

ONS∴ DEL 33
3 Y UL
LTIMO GRAD
DO DEL

R E∴ A∴ y A∴
R∴
Para la
a Jurisdic
cción Mas
sónica de los

EE∴UU∴MM
M∴

GR
RADO DECIMO
D O QUINT
TO

MA
ASO
ON LIBR
L RE
C
CONSEJE RO DE OR
RIENTE
O
DE LA
L ESPADDA

EDICIONES
S SUPREMO
O CONSEJO
O

1
GRADO DECIMO QUINTO
Se compone de dos Cámaras; de Oriente o Roja, y de Occidente o Azul

CAMARA ROJA
Es la del Consejo del Palacio de Ciro, rey de Persia y Media en Babilonia, y se prepara
con todo el esplendor posible.
En el trono real, tantos alfanjes como candidatos, y bandas y mandiles lujosos, pero no
masónicos.
Los dignatarios de ella, como los de las antiguas cortes de Oriente, son el monarca y sus
siete oficiales, a saber:
Un PODEROSO SOBERANO que representa a Ciro, y es el Doctísimo Maestro.
Un PRIMER GENERAL, a Sisinna, jefe de la Caballería, el Primer Gran Vigilante.
Un SEGUNDO GENERAL, a Nabuzaradin, Jefe de la Infantería, el segundo Gran
Vigilante.
Un GRAN MINISTRO DE PALACIO, a Daniel y es el Gran Orador.
Un GRAN MINISTRO DEL DESPACHO, a Schemel, y es el Gran Secretario.
Un GRAN MAESTRO DE CEREMONIAS, Abazar.
Un GRAN MINISTRO DE HACIENDA, Mitrídates.
Un GRAN CANCILLER, Ratin.

Hay dos guardas armados de picas a los lados de la puerta. Todos los hermanos se
titulan CONSEJEROS.

CAMARA AZUL
Representa el antiguo Templo de Jerusalem, y se pondrán en el Altar una escala y.
tantas bandas y mandiles del grado como graduandos. Bajo el solio de Oriente el símbolo
del grado. Los dignatarios son los del Capitulo de Rosa Cruz llamándose el Doctísimo
Maestro, MUY ILUSTRADO MAESTRO.
El Guarda de la Torre, GUARDA DEL PORTICO.
Todos los hermanos se titulan VENERABLES MAESTROS
Entre la Cámara roja y azul habrá un puente artificial: pero si la primera esta arriba y la
segunda abajo, o viceversa, la escalera suple al puente.
Las insignias son: banda verde aguas que se lleva al cuello, y en la que se bordan de un
lado instrumentos y columnas rotas, cimitarras y alfanjes quebrados y algunos enteros, y
del otro lado un puente con las letras L. D. P. Dicha banda sostiene la alhaja, que es una
pequeña cimitarra o alfanje de oro. El mandil es blanco, forrado y ribeteado de verde; en
la solapa se pinta o borda una azada y una cimitarra entrecruzadas, y en medio del mandil
tres eslabones triangulares.

2
PRELIMINARES DE LA APERTURA
CAMARA DE ORIENTE 0 ROJA

Colocados los dos Guardas con sus picas en la parte interior de la puerta, el Primer General da un
golpe con el pomo de su espada y dice:

Pr∴Gen∴ Oficiales y Consejeros: el Gran Ciro, nuestro Poderoso Soberano,


nos ha reunido para fundar su CONSEJO.
¡Preparémonos a recibirle y oír lo que va a decirnos y proponernos!

Todos se levantan y se colocan en dos filas para recibirle, con los dos Generales a su
cabeza.

Pr∴Gen∴ ¡Ya llega! Oigo sus pasos.

El Poderoso Soberano da un golpe en el piso con el tacón. Los guardas abren la puerta;
aquel entra y se dirige al trono, acompañado de los guardas. Así que llega, da un golpe
con el pomo de la cimitarra, y haciendo el saludo con ella, dice:

Pod∴Sob∴ Salud a mis Oficiales y Consejeros.

Los presentes, dirigidos por los Generales, contestan el saludo con la mano derecha o la
espada, y toman asiento en cuanto lo hace el Poderoso Soberano. Los Guardas vuelven
a su sitio, dejando la puerta entreabierta.

Pod∴Sob∴ Primer General, ¿cual es vuestro deber antes de abrir el Consejo?

Pr∴Gen∴ Proveer a su seguridad, Poderoso Soberano.

Pod∴Sob∴ Pues si es así, Primero y Segundo Generales, inspeccionad los


puestos.

Los Generales examinan la puerta, ven si los centinelas ocupan sus puestos, avisan al
Guarda exterior, vuelven a sus tronos y dice el:

Seg∴Gen∴ El Consejo esta libre de espionaje, Poderoso Soberano.

Pod∴.Sob∴ ¿Basta eso?

Pr∴Gen∴ Debemos también cerciorarnos de que todos los presentes son


Consejeros.

Pod∴ Sob∴ Aseguraos, Generales

Se levantan y piden en secreto las palabras del grado a los presentes

Seg∴Gen∴ Primer General, todos los que he reconocido son Consejeros.

Pr∴ Gen∴ Poderoso Soberano, podemos proceder.

3
APERTURA DE LA CAMARA
Pod∴Sob∴ ¿Que día es hoy, Primer General?

Pr∴ Gen∴ Aquel en que se cumplen setenta años de la gran victoria de


Nabucodonosor, después de dieciocho meses de guerra contra las
feroces tribus de Judá y Benjamín, últimos restos del pueblo israelita,
que no satisfecho de la ruina de las otras, proclamo la esclavitud o la
muerte de todas las naciones que no reconociesen su gobierno
nefando. El día solemne en que libramos al mundo de aquellos
fanáticos que se llamaban el "Pueblo de Dios", y que en su delirio
degollaron a loe padres, las madres, los hombres y cuantas mujeres
habían conocido varón y se repartieron a las doncellas para saciar
los apetitos brutales sobre los cadáveres aun calientes de los que
estos amaban o a los que debían la existencia. El día en que se
destruyó el Templo que Salomón había levantado para civilizar al
mundo y adorar al Dios de la Paz y la Fraternidad universales, y que
aquellos impíos profanaban convirtiéndolo en el del genio del
Asesinato y de la Intolerancia, y en el cual se habían fortificado
creyendo que el verdadero Dios los salvaría. El día en que
cautivamos a Sedecias, ultimo Rey de la raza de David, redujimos a
esclavitud a aquellas tribus bárbaras y las trasladamos a Babilonia
para que no volviesen a horrorizar al mundo con sus crímenes
espantosos. Día que será de aquí en adelante el mas grandioso de
nuestros anales, porque en el habéis convocado por primera vez los
representantes de vuestros inmensos dominios con los siete
Oficiales de vuestra Suprema Corte, para que os sirvan de
Consejeros y os ayuden a legislar y hacer felices a las distintas
naciones que os han nombrado árbitro de sus destinos.

Pod∴ Sob∴ Para cumplir tan sagrado deber, servíos, Generales, anunciar que voy
a abrir el Consejo.

Pr∴ Gen∴ Oficiales y Consejeros, en nombre de nuestro Poderoso Soberano os


anuncio que va a abrir el Consejo.

El Poderoso Soberano da seis golpes por uno y cinco con el puño de su alfanje, que
repiten los Generales, y dice:

Pod∴ Sob∴ En pie y al orden, Oficiales y Consejeros.

Todos lo ejecutan.

Pod∴ Sob∴ A la G∴, etc., declaro abiertos los trabajos de este Consejo, A mí,
Oficiales y Consejeros

Signo y batería, diciendo el Poderoso Soberano al concluir y por una sola vez:

Pod∴ Sob∴ Honor y gloria a los Representantes del Pueblo.

Todos Honor y gloria al Gran Monarca, que reconoce sus derechos.


Este da un golpe con su cimitarra.

4
Pod∴ Sob∴ Sentaos, Oficiales y Consejeros.

Todos lo ejecutan.

Pod∴Sob∴ Oficiales y miembros de mi Consejo: hoy es el gran día en que por la


septuagésima vez se reúne la Corte de Babilonia para conmemorar la
gran victoria de mis antepasados sobre los Israelitas, y la primera en
que mis pueblos se ven dignamente representados. Deseo principiar
nuestros trabajos con una acción que trasmita nuestro nombre a los
siglos venideros, y es que en esta capital del mundo civilizado se
proclame la libertad del Genero humano, para que cese la
explotación del hombre por el hombre.
Si Nabucodonosor tuvo poderosas razones para destruir el templo de
Salomón después de 470 años, 6 meses 10 días de levantado y
esclavizar las tribus de Judá y Benjamín, que mal dirigidas por
Sanhedrín intolerante y fanático, abolieron la libertad de conciencia y
generalizaron la barbarie de que el sabio monarca israelita había
salvado al pueblo hebreo, hoy las circunstancias son bien diferentes.
Por que el hijo ha de responder de las culpas del padre que
semejante doctrina la profese una nación ignorante o de conciencia
extraviada por la ambición de su Gobierno estúpido, que le convirtió
en una horada de monstruos, es un hecho positivo, aunque doloroso;
mas que los jefes de la Persia y la Media sancionemos ese error, es
ponernos al nivel de nuestros esclavos. Entre ellos hay también
gentes de honor, de instrucción y virtudes ¿Por que hemos de
confundirlos a todos y mirarlos con igual desprecio? Yo no amo sino
la justicia, y por eso hasta naciones extrañas me eligen por
Soberano. Naciones cuyos nombres oímos por la vez primera. Somos
ricos, somos felices, y nos hallamos a la cabeza de la civilización del
mundo. Hagámonos dignos de conservar el puesto. Devolvamos al
hebreo lo que le quito la fuerza, y que este día, para el tan lleno de
dolores que se multiplican en la memoria, se convierta en día de
universal regocijo. Si, Oficiales y Consejeros, seamos justos y no
esperemos a que la cólera de Dios se descargue sobre nuestras
cabezas. Un sueño espantoso me desconsoló la noche pasada. Da
repente vi un león rugiendo pronto a lanzarse sobre mi para
devorarme. Huía espantado, cuando una brillante luz que salía de los
limbos de un triangulo resplandeciente, deslumbro mis ojos. Vi a mis
predecesores Nabucodonosor y Baltasar cargados de cadenas, oí
una voz agradable que decía: LIBERTA AL CAUTIVO, O SERAS
INDIGNO DE REINAR, Y TU CORONA PASARA A MANOS EXTRAÑAS
¿Sera este sueño delirio fantástico, simple efecto del torcedor de mi
conciencia, que me pinta a mis antecesores como criminales por
haber prolongado mas allá de lo justo el castigo de un pueblo
extraviado; o la voz del cielo que me avisa el que me aguarda si los
imito? Vos, Gran Ministro de Palacio, Daniel, que estáis dotado del
don sublime de explicar los sueños, que interpretasteis justamente el
del primer Rey que conquistó la Judea y leísteis el letrero fatídico que
anunciaba al segundo en medio de la orgia el fin de su reinado, ¿que
decís del mío?

5
Gr∴M∴de P∴ Poderoso Soberano: ese don no es efecto de una sabiduría natural que
deba envanecerme, pues no valgo mas que cualquiera otro, sino del favor
del G∴ A∴ D∴ U∴ a quien a veces agrada derramar sobre los débiles
humanos un rayo de su luz divina: esta es la que me ilustra para
comprender los decretos que nos da en las visiones. Vuestro sueño es
exacto: la voz que oísteis es la voz de Dios, la que os anunció al mundo, lo
que os condujo a la victoria, la que os hace dominar en todo Oriente. Esta
os ordena libertar a los cautivos, a los que hace diez semanas de años
gimen en la esclavitud, y devolverles sus bienes, reponerlos en su antiguo
estado y reedificar su Templo con todo su esplendor, porque estaba
destinada a el, y el monumento que se levanto a su gloria no respondía de
la locura de los que le profanaban con su fanática ignorancia. Las cadenas
de que estaban cargados vuestros predecesores os indican que si ellos
fueron los instrumentos de que el Gran Arquitecto se sirvió para corregir al
culpable, sufren por su parte las penas de sus propios excesos, porque el
castigo no debe pasar de lo que merezca, la falta, y nunca propagarse a los
descendientes. En fin el león pronto a devoraros presagia vuestra
condenación si Persistís en prestar oídos sordos a la voz del Padre
Universal del linaje humano.

Pod∴ Sob∴ El ha hablado. ¿No creéis que deba ser obedecido, Oficiales y
Consejeros?

Todos Si, Poderoso Soberano.

Este da un golpe, se levanta con todo el Consejo y dice:

Pod∴ Sob∴ Que el cautiverio concluya y que todo hombre sea libre en mis
estados
Baja la punta de su Cimitarra y la levanta con viveza en señal de libertad, como al hacer
el saludo. Los dos Generales y los Consejeros presentan las puntas de sus espadas y las
bajan a tierra en señal de adhesión a la voluntad del Poderoso Soberano, y luego las
levantan con viveza de igual modo

Pod∴ Sob∴ Sentaos, Oficiales y Consejeros.

Todos lo ejecutan.

Pod∴ Sob∴ Abazar, mi Gran Maestro de Ceremonias, disponed lo necesario para


que se cumpla el acuerdo del Consejo.

El Gran Maestro de Ceremonias saluda, sale, pone el graduando una cadena que enlaza
el cuello y las manos, dejando libres sus movimientos, y cuyos eslabones triangulares
partirán de los dos ángulos de otro mayor pasado por el cuello. En seguida lo cubre con
un velo de color ceniza y lo conduce a la puerta, encargándole que de grandes suspiros
Si hay varios aspirantes, se colocan detrás.

6
INICIACION DE LOS CANDIDATOS
Al oír suspirar, los guardias entreabren, al ver al candidato aparentan que hablan: luego
cierra y dice uno de ellos:

Guarda Segundo General, un hombre encadenado y vestido de luto pide entrar en


el Consejo.

Seg∴Gen∴ Primer General, un hombre encadenado y vestido de luto pide entrar


en el Consejo.

Pod∴ Sob∴ Informaos quien es, tomad las mayores precauciones ¡y dadme
cuenta de su pretensión!

Pr∴ Gen∴ Segundo General, preguntad quien es, que es lo que pide, ¡y
avisadme!

Seg∴ Gen∴ Guardas, ¡cumplid vuestro deber!

Uno de los guardas abre y pregunta:

Guarda ¿Que buscáis aquí?

El Gran Maestro de Ceremonias responde por el aspirante.

Zorob∴ Hablar a vuestro Poderoso Soberano si es posible.

Guarda ¿Quien sois?

Zorob∴ El primero entre mis iguales. Perfecto y Sublime Mason, y cautivo


por desgracia.

Guarda ¿Vuestro nombre?

Zorob∴ Zorobabel, de la estirpe de David y descendiente de Hiram y de los


Grandes Masones.

Guarda ¿Que os ha movido a venir a este lugar?

Zorob∴ Las lágrimas y la miseria de mis hermanos.

Guarda ¿Y para que queréis al Poderoso Soberano?

Zorob∴ Para implorar su bondad y su justicia en nombre del Gran Arquitecto


del Universo.

Guarda ¿En que asunto?

Zorob∴ En el del cautiverio de mis compatriotas que gimen en esclavitud ha


diez semanas de años

Guarda ¿Y que pedís para ellos y para vos?

7
Zorob∴ Que la clemencia del Poderoso Soberano nos conceda con el favor
del cielo, en este día solemne de la fundación del primer Consejo
popular, la gracia de nuestra libertad y el permiso de reedificar el
Templo del G∴ A∴ D∴ U∴

Guarda Instruiré al Poderoso Soberano de vuestros sentimientos y deseos.

Entonces se vuelve al Segundo General y le dice:

Guarda Segundo General: es el cautivo Zorobabel, el primero entre sus iguales,


Perfecto y Sublime Masón, que pide echarse a los pies del trono para
solicitar la clemencia del Poderoso Soberano en este día solemne de la
fundación del primer Consejo popular, la gracia de su libertad y el permiso
de reedificar el Templo del G∴A∴D∴ U∴

Seg∴ Gen∴ Primer General, ¿habéis oído?

Pr∴ Gen∴ Poderoso Soberano: el hombre vestido de duelo y cargado de


cadenas es Zorobabel, el primero entre sus iguales, Mason de rango
y cautivo por desgracia, que pide echarse a vuestros pies para que le
concedáis su libertad y la de sus compatriotas, así como el permiso
de reconstruir el Templo del G∴ A∴ D∴ U∴

Pod∴ Sob∴ Si tan justos motivos lo conducen, dadle entrada y descubridle el


rostro.

Pr∴ Gen∴ Segundo General, el Poderoso Soberano permite entrar al cautivo


con la cara descubierta.

Seg∴ Gen∴ Guarda del Consejo, ¡descubrid el rostro al cautivo y dadle paso!

Lo ejecuta, y el Gran Maestro de Ceremonias le quita el velo y le conduce a la entrada de


Oriente. El graduando saluda inclinándose noblemente.

Pod∴ Sob∴ Zorobabel: he sentido como vos cuanto habéis pasado, y os


concederé al punto vuestra libertad con una sola condición
descender de los antiguos Masones que fundaron el Templo de
Jerusalem y trajeron de Egipto las ciencias y las arte Conocedor de
esos secretos inapreciables que he deseado siempre conocer para
imitar el ejemplo del sabio Rey Salomón, comunicádmelos, y seréis
libre con todos vuestros hermanos.

Zorob∴ Poderoso Soberano: uno de nuestros principios es la Igualdad, y


esta no puede reinar entre los reyes de Oriente y sus vasallos.
Vuestra educación, títulos y grandeza son incompatibles con la
sencillez que profesamos los Masones; y los juramentos que he
hecho, y que no puedo violar, me impiden satisfacer la condición que
me imponéis. Así, si mi libertad es a este precio, moriré esclavo.

Pod∴Sob∴ ¡Pensad lo que hacéis! De vos solo depende el que vuestra nación
sea libre y que podáis reconstruir el Templo. Aun más: os
condecoraré como a los grandes de mi corte, seréis uno de mis
Sátrapas, os protegeré como un padre y os devolveré todas las
8
riquezas de que os despojaron mis predecesores. Mostrádselas, Gran
Maestro de Ceremonias.

El Gran Maestro de Ceremonias le da una vuelta fuera de la Cámara; vuelven, y después


de decir Io que sigue, continúe respondiendo por Zorobabel

Gr∴M∴de C∴ Poderoso Soberano, su alma esta a prueba de seducciones.

Pod∴ Sob∴ ¿Podréis privaros a vos y a vuestra nación de tantos tesoros sin
conmoveros? ¿Insistís en rehusar vuestra libertad y la de los
vuestros y esos caudales que os permitirán reconstruir el Templo?

Zorob∴ Sí, Poderoso Soberano.

Pod∴ Sob∴ Unís a vuestra terquedad una audacia inconcebible. ¡No más
consideraciones! ¡Veremos si vuestro cuerpo resiste los tormentos
como vuestra alma los Reclamos de la razón! Guardas, ¡hacedle
devorar por el fuego!

Los guardas traen un brasero encendido. El Gran Maestro de Ceremonias le hace


extender las manes sobre el sin que le moleste. Rato de silencio.

Pod∴ Sob∴ Os voy a hacer quemar a fuego lento si persistís en vuestra negativa.
Un solo instante os concedo para responder. ¿Que decís?

Zorob∴ Que no puedo faltar a mis compromisos, ni hacer mi felicidad y la de


mi Pueblo cometiendo una infamia. El mal trae siempre mal, y por
grandioso que sea el fin, deshonra siempre al que se prostituye por
alcanzarle. Su vileza queda inscrita en los anales del tiempo, y le
hace indigno de poseer un bien que no ha sabido adquirir con
nobleza. ¡Solo merece ser libre el que sabe ser honrado!

Pod∴ Sob∴ Generales y Consejeros: tan sublimes principios y carácter tan


superior me sorprenden y aumentan mi estimación a la Masonería,
que educa así a los afiliados. Zorobabel, solo he querido
experimentar vuestras virtudes, y jamás hubiera llevado a efecto mi
amenaza. Vuestra libertad estaba decretada.
Oficiales y Consejeros, ¿confirmáis su gracia y la de toda su nación?

Los Generales y todos los Consejeros hacen con la espada e] signo de aprobación.

Pod∴ Sob∴ ¡Que Zorobabel y toda su nación sean libres!

El Gran Maestro de Ceremonias le quita las cadenas.

Pod∴ Sob∴ Gran Canciller: haced escribir este decreto, y proclamadlo en todos
mis Estados.
"Esto manda Ciro, Rey de Persia: ¡que todo el que yazca esclavo en
mis dominios, se levante libre! Dios me ha dado los reinos del mundo
conocido, y me ordena alzarle un Templo en Jerusalem, que esta en
Judea. ¿Quienes de vosotros sois de su pueblo? Dios esta con
vosotros. ¡Acudid, partid a Jerusalem y edificad el Templo!"
Vos, Zorobabel, id con ellos a vuestro país y apresuraos a reconstruir
9
las obras que derribaron mis predecesores; os devuelvo todos
vuestros bienes y tesoros, y os nombro virrey de vuestra nación.
Quiero que se os ayude y socorra como a mi mismo en todos los
lugares por donde transitéis; que de mis tesoros salgan todos los
gastos y lo suficiente para ofrecer una hecatombe en vuestros altares
al G∴ A∴ D∴ U∴ encargándoos se implore su protección para mí y
mi pueblo. Para que el nuevo Templo sea tan grande como el
destruido, hare que los samaritanos os paguen el mismo tributo que
os abonaban antes de la conquista.
¡Aproximaos y recibiréis de mi propia mano las pruebas de la
estimación y amistad que me habéis merecido!

El Gran Maestro de Ceremonias lo lleva al trono; el Poderoso Soberano se levanta y dice:

Pod∴ Sob∴ Os entrego este alfanje que Nabucodonosor recibió de vuestro rey
Jeholachim cuando cayo en el cautiverio, para que con el sostengáis
vuestra libertad y derechos. No basta ser libres; es necesario saber
defender tan inestimable tesoro, y que cada hombre aprenda como
vos a cumplir sus deberes ¡Desde hoy sois Consejero de Oriente!

Le entrega la cimitarra y le da un abrazo. En seguida lo reviste del mandil y banda


lujosos, pero no masónicos, diciendo:

Pod∴ Sob∴ He adoptado estas insignias que llevan mis Consejeros y Oficiales,
por ser análogas a las que usaban los fundadores de vuestro Templo
destruido. Se que Salomón creía como yo en la existencia de un solo
Dios y proclamó la Libertad de Cultos que reina en mis Estados. Os
revisto de ellas para distinguiros entre vuestros iguales y haceros.
Sátrapa de Persia. Gozáis de los privilegios de los Oficiales de mi
corte. Mi Gran Ministro de Hacienda, a quien os recomiendo, cuidara
de vuestra partida y la de vuestro pueblo, y os proveerá de lo más
necesario hasta que lleguéis al sitio más propio para la reedificación
de vuestro Templo. Cuando este concluido me pagarais un pequeño
tributo, que enviaré a recibir en su pórtico, no para gravaros, sino
para que el mundo sepa que os protejo contra todos vuestros
enemigos, y que, como hermanos, vos seréis mío y yo vuestro. Os
doy mi mano en prueba de nuestra alianza, y encargo a Nabuzaradin,
mi Primer General y Jefe de la Caballería, que os de la escolta
necesaria. ¡Que Dios os guarde!

Todos salen menos el Gran Maestro de Ceremonias y los graduandos.

CAMARA DE OCCIDENTE O AZUL


CONSEJO DEL SANHEDRIM
Así que los Dignatarios están en ella, los guardas dejan sus picas, y armados de alfanjes
se colocan en el puente. Entonces el Gran Maestro de Ceremonias conduce al candidato
con otros miembros a la subida del puente, y al pasar los asaltan y simulan un combate
en que Zorobabel queda victorioso, mas pierde el mandil y la banda; cuando llegan a la
puerta del Consejo del Sanhedrim.
El Gran Maestro de Ceremonias le hace tocar como Perfecto y Sublime Mason, Ninguno
contesta, mas el Guarda del Pórtico dice:

10
G∴ de P∴ Venerable Maestro Segundo Gran Vigilante, ¡tocan a la puerta del
Sanhedrim como Perfecto y Sublime Mason!

Seg∴Gr∴Vig∴ Venerable Maestro Primer Gran Vigilante, ¡tocan a la puerta del


Sanhedrim como Perfecto y Sublime Mason!

Pr∴ Gr∴ Vig∴ Muy Ilustrado Maestro, ¡Tocan a la puerta del Sanhedrim como
Perfecto y Sublime Masón!

M∴ Il∴ M∴ ¡Inquirid quien toca, Venerable Maestro!

Pr∴ Gr∴ Vig∴ Venerable Maestro Segundo Gran Vigilante, ¡preguntad quien toca!

Seg∴Gr∴Vig∴ Venerable Maestro Guarda del Pórtico, ¡ved Quien toca!

Entreabre y pregunta

G∴ del P∴ ¿Quien toca?

EI Gran Maestro de Ceremonias responde por Zorobabel

Gr∴ M∴ Cer∴ Un liberto que desea ver a sus hermanos, pues trae la libertad a los restos
infelices escapados del cautiverio.

G∴ del P∴ Venerable Maestro Segundo Gran Vigilante, es un liberto que quiere ver a
sus hermanos y dice que les trae la Libertad.
Seg∴ Gr∴ V∴ Venerable Maestro Primer Gran Vigilante, es un liberto que quiere ver
a sus hermanos y dice que les trae la Libertad.

Pr∴ Gr∴ Vig∴ Muy Ilustrado Maestro, es un liberto que quiere ver a sus hermanos y
dice que les trae la Libertad.

M∴ Il∴ M∴ Hermanos míos: creo fundada la noticia, pues han corrido las diez
semanas de años que debla durar el cautiverio. Sin duda llegó el día
de la reedificación; no desatendamos tan precioso augurio.
Venerable Maestro Primer Gran Vigilante, preguntadle su nombre,
país, edad y pedidle pruebas de lo que dice.

Este se levanta y desde la puerta pregunta, respondiendo siempre el Gran Maestro de


Ceremonias por el graduando.

Pr∴ Gr∴ Vig∴ ¿Cual es vuestro nombre, hermano mío?

Zorob∴ Zorobabel, hijo de Salathiel (dispersio confusionis).

Pr∴ Gr∴ Vig∴ ¿Vuestro país?

Zorob∴ Esta más allá del Stabuzanairio, al Occidente de Asiria.

Pr∴ Gr∴Vig∴ ¿Que edad tenéis?

11
Zorob∴ Cumplí las diez semanas de años de cautiverio.

Pr∴ Gr∴ Vig∴ ¿Y que me traéis?

Zorob∴ La Libertad y el permiso de reconstruir el Templo.

Pr∴ Gr∴ Vig∴ ¿Que pruebas nos dais?

Zorob∴ Todas nuestras riquezas, las donaciones de Ciro y este alfanje para
sostener nuestra libertad y nuestros derechos
El Primer Gran Vigilante se dirige al centro y dice entre los Valles.

Pr∴ Gr∴ Vig∴ Muy Ilustrado Maestro, es Zorobabel, del país mas allá del rio
Starbuzanai, que ha cumplido las diez semanas de años y nos trae la
noticia de nuestra libertad y el permiso de reconstruir el Templo, y
por prueba todas las riquezas de nuestros antepasados, los dones de
Ciro y el alfanje con que debemos sostener nuestros derechos.

M∴ Il∴ M∴ Hermanos míos: cesó el cautiverio, acabó nuestro sueño doloroso,


ese hermano es el Príncipe de la casa de Judá que debe levantar
nuestro Templo, que sea admitido entre nosotros y le reconoceremos
por Jefe de nuestros trabajos si su pericia iguala a su nobleza.
Recibamos a Zorobabel en el Gran Sanhedrim de Jerusalem.

Da un golpe en el trono.

M∴ Il∴ M∴ ¡En pie y al orden, Venerables Maestros!

Todos se levantan y ponen al orden: Zorobabel entra con los hermanos que le
acompañan, y quedase en el centro con el Gran Maestro de Ceremonias y los otros
candidatos.

Gr∴ M∴ de C∴ ¡Honor y gloria a los Jefes de Jerusalem!

M∴ Il∴ M∴ Gran Maestro de Ceremonias, referidnos como habéis obtenido


nuestra libertad.

Gr∴ M∴ de C∴ El día del septuagésimo aniversario de la destrucción del Templo, Ciro


permitió a Zorobabel que entrara en el Consejo, y conmovido de nuestras
miserias, le concedió nuestra libertad y el permiso y los medios de
reconstruirlo, devolviéndole todas nuestras riquezas. Le nombro además
miembro de su Consejo, le condecoró como Sátrapa de Persia y Virrey de
Judea, y le armó de esa cimitarra para que defendiera su Libertad y la de
sus hermanos y nos enseñase a sufrir antes que perderla. Vino escoltado
por su orden hasta los confines de la Siria, mas apenas llegó al puente
que la separa de la Judea, le asaltaron al pasar el rio. Salvó los 42,370
hebreos que le acompañaban con sus bagajes, y ahuyentó a los
enemigos, Perdiendo en el combate las nobles insignias de que le
condecoró el Poderoso Soberano.
M∴ Il∴ M∴ ¡Sentaos, hermanos!

Todos lo ejecutan volviendo los candidatos frente a Oriente.

12
M∴ Il∴ M∴ Esa perdida, hermanos míos, es obra de la Omnipotencia divina para
manifestar cuan despreciables son a sus ojos la grandeza y la pompa
mundanas, pues los que profesamos los principios universales de la
Igualdad y de la Fraternidad, nosotros, MASONES LIBRES,
descendientes de los que levantaron el Templo de Salomón, no
necesitamos de esos símbolos de la presuntuosa arrogancia. Nos
basta ser Hombres. No sintáis las insignias que perdisteis, y con las
que pretendió honraros vuestro libertador. Nosotros creemos que el
que las usa es un vanidoso que ostenta sus méritos, si justamente se
las concedió Su patria, o un fatuo que se empavona con la librea de
su envilecimiento, si las obtuvo por servir a los tiranos. Solo el militar
ha de llevarlas el día de parada, para que los cuerpos le reconozcan y
distingan sus oficiales respectivos. Se que veréis como yo, en lo
ocurrido, la mano de la Providencia. Ese puente que atraviesa el rio
es el de la Libertad del Pueblo, como lo indican las letras L. D. P.
Sabed que el que no combate por ella no será nunca digno de
adquirirla.
Para conservarla seguiremos los consejos del gran Ciro,
proclamando la LIBERTAD DE LA PERSONA y el derecho de cada
uno a defenderla; y al levantar el nuevo Templo reemplazaremos las
ideas de Poder y Autoridad por las de Trabajo, Igualdad y Valor;
concepciones que fecundan el Progreso mientras que las otras
precipitan en la esclavitud, haciéndonos pasar de conquistados a
conquistadores. Que el mecanismo de los poderes políticos deje el
puesto a la organización de las fuerzas productoras.
y que de hoy mas Israel se ocupe en desarrollar los principios de la
riqueza que germinan en nuestro territorio, en convencernos de que
no hay fuerza sin unión y sin respeto a la voluntad de la mayoría,
pues siempre la opinión particular ha de ceder ante la general,
porque el bien publico, de que esta cuida, es inseparable del de las
personas; y en hacerlos a todos sesudos para el Consejo y audaces
para la ejecución, ilustrando la Conciencia y desenvolviendo el poder
físico que asegura las garantías de los ciudadanos. Para eso habéis
conservado vuestro alfanje, y os felicito por haber perdido los otros
dijes al pisar nuestros umbrales arruinados. Que cada uno sea
ardiente adalid el día del combate, y en la paz juicioso legislador,
trabajando para si propio y para los demás, y en vano el infierno de la
ambición lanzara de sus antros atrevidos usurpadores. Sus ejércitos
desaparecerán en nuestra presencia como los bandidos de la noche
a los albores de la mañana. Ahora decidnos, Gran Maestro de
Ceremonias, ¿como movió Dios a Ciro a libertarnos?

Gr∴M de Cer∴ Por el sentimiento innato de su Conciencia, que le revelaba la iniquidad


de esclavizar a sus semejantes, lo que aquel gran rey expreso en la
parábola de un sueno milagroso.

M∴Ml∴.M∴ Hermanos míos: hemos arrastrado las cadenas de la esclavitud


durante setenta anos5 y lo hemos merecido, porque olvidaros las
sabias leyes de Salomón, y los Ignorantes, los Hipócritas y los
Ambiciosos echaron del Sanhedrim a los que proclamaban la
Libertad Religiosa y los Deberes del Pueblo. Las tribus se
destruyeron entre si, y solo las de Judá y Benjamín sobrevivieron al
cataclismo, para verse a su vez presas del mas desastroso fanatismo
13
¡la esclavitud fue la condición que impusieron a los vencidos
idolatras que no inmolaban! Fuimos también criminales, y el G∴. A∴
D∴ U∴ nos ha medido con la misma Vara con que mediamos a los
demás hombres. Le ofendimos destruyendo su obra y le insultamos
envileciéndola.

INTERROGATORIO
M∴Il∴ M∴ ¿Por que os entregó el gran Ciro un alfanje al libertaros,
hermano…………...?

Si no responde bien, dirá el:

M∴ II∴ M∴ Porque todo derecho supone un deber, y si gozáis del de propia


defensa y el de que los demás os ayudéis, tenéis la obligación de
servir de igual modo a los que necesiten vuestro auxilio. El hombre
no ha nacido para vivir aislado y se debe a su país, como este a el.
Después del Derecho a la Libertad y a la Igualdad, hay el de
Seguridad, tan absoluto como los anteriores, y cuya garantía es el fin
radical de la asociación humana. La patria no puede exigir jamás el
sacrificio de ninguno de los derechos naturales de uno solo de sus
miembros, ni el de su vida, porque faltaría a su primera obligación.
Antes por el contrario, ha de luchar en su defensa y sucumbir, más
bien que abandonarlo. De otra suerte seria PARRICIDA, crimen igual
al de aquel que cuando ella sea infeliz, huya o la abandone. Ningún
hombre puede sustraerse al peligro común sin ser traidor, y ese
alfanje os fue dado para que la salvéis o muráis en la demanda.
LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD; ¡seguid en el trípode en que
descansa la felicidad de las naciones! ¡Seamos los adalides de esa
trinidad! Inculquemos sus principios en todas las conciencias que
ciegan los errores y extravían los sofismas, para que acaben la
esclavitud, "la división de castas y la Ignorancia que las apoya, y
juremos como MASONES LIBRES morir en defensa de aquellos
santos ideales.
Nuestros antepasados conocían todos el manejo de la flecha y de la
lanza; así, el día del combate cada uno sabia Acometer y defenderse;
mas después de la invención de la pólvora, el éxito depende de la
destreza del individuo en el uso de las armas, y de la táctica y
habilidad de los jefes. Por esta razón los jóvenes deben ejercitarse en
su manejo y acostumbrarse a todas las evoluciones militares, lo que
a la vez desarrolla sus fuerzas, les conserva la salud y los prepara a
las exigencias de la guerra sin embarazar sus ocupaciones; antes al
contrario, les proporciona amistades, distracciones y les habitúa a
reunirse y a contar unos con otros en los azotes de la vida. Para tener
peritos militares que poner a su cabeza en tiempo de invasión o de
lucha, y hombres que defiendan los puntos peligrosos durante la paz,
ha de conservarse un cuerpo de tropas regulares, bastante para
llenar aquel fin, y tan reducido que jamás pueda dominar al país que
lo sostiene.
Acabado el interrogatorio, da un golpe y dice el:

14
M∴ II∴ M∴ Hermanos míos; habéis oído las respuestas de Zorobabel. El Gran
Ciro ha apreciado sus talentos y le ha dado los títulos de Consejero
de Oriente y Virrey de Judea. Nosotros, que jamás hemos sufrido el
yugo, y que errantes, sin patria ni hogar, habitamos los desiertos o
dormimos en cavernas, disputando el alimento a las fieras de los
bosques, entonamos a Dios cantos de alabanza en favor de Ciro,
pero no le reconocemos por nuestro Soberano. Es el bienhechor del
mundo, y lo que manda como ley a los demás, es para nosotros un
simple consejo. Responded, pues, con toda franqueza y libertad,
como Masones Libres, ¿aceptáis a Zorobabel en vuestro seno?

Si todos responden afirmativamente, dirá:

Hermano Gran Maestro de Ceremonias, servíos conducir al Ara para


que preste el juramento; y vosotros, hermanos míos, acompañadme.

Se procede en la forma acostumbrada.

Repetid conmigo:

JURAMENTO
Yo .............................. creyendo que lo que promete un Hombre que
goza de su Razón y de sus cinco sentidos, sin que ninguna fuerza,
poder, temor ni violencia humana le obligue a ello, debe ser un eterno
compromiso del que no puede separarse a menos de convertirse en
un ser sin Honor ni Conciencia, voluntariamente me obligo a no
revelar a ningún profano ni hermano inferior en grado los secretos de
los Masones Libres o Consejeros de Oriente, decimoquinto grado del
Rito Escocés Antiguo y Aceptado, a menos que para ello se me
faculte. Juro impedir solo o en unión de mis hermanos, por cuantos
medios me sea posible, que ninguna persona abuse de su autoridad
para envilecernos, reducirnos a vasallaje o esclavizarnos, y defender
con las armas nuestra Libertad y Derechos. Juro trabajar en el
fomento de la Riqueza y por el Bien común y no permitir se inquiete
al hombre honrado en su persona y bienes, ni se le despoje de sus
haberes en todo o parte, sino en los casos y con las formas que la ley
demanda; y quiero que se me tenga por un vil si falto a lo que ofrezco
bajo palabra de honor y de Mason. ¡Que el G∴ A∴ D∴ U∴ me ayude!
¡si sea!

El Muy Ilustrado Maestro coloca su espada sobre la cabeza de los candidatos, y con el
mazo en la derecha, dice:

M∴II∴ M∴ A L∴ G∴ etc., os creo, nombro y constituyo MASON LIBRE o


CONSEJERO DE ORIENTE, y miembro activo de nuestro
SANHEDRIM, a vos……………………………….
Da seis golpes, por uno y cinco, con el mazo en la espada.

15
M∴II∴ M∴ ¡Sentaos, hermanos!

Todos vuelven a sus lugares, y el Neófito se sienta entre columnas.

M∴II∴ M∴ Hermanos míos, la destrucción del antiguo Templo y nuestra


expatriación han causado desgracias tan rigurosas, que hemos
temido que el cautiverio y las desdichas contribuyeran a corromper a
los Masones y a relajar los vínculos de nuestra unión: y así,
esperando el Instante prometido, retirados a lugares secretos, libres
del yugo de los tiranos, los mas puros nos disponíamos como
buenos artistas para el trabajo, fortaleciendo el cuerpo con el
ejercicio material y desarrollando con el estudio la inteligencia. Cada
uno de nosotros pule su palanca, desbasta su piedra y perfecciona
sus medios. Dirigid una mirada en derredor, ¿que veis? ¡Peregrinos!
Para levantar el edificio desde la base, solo nos ha alentado el afecto
a nuestros hermanos, y nos ha sostenido la confianza en la
perfección del hombre.
¡Cuanto tenemos que hacer para cumplir nuestra misión! ¡Ved a que
extremos estamos reducidos, y la desolación que reina en la obra
más grande de los Masones! Los muros arruinados, el altar abatido,
los territorios desbastados, y el temor y la desconfianza entre los
obreros; Pero, en fin, llego el tiempo de la acción, y el lauro será tanto
mas glorioso cuanto mas difícil la empresa; Zorobabel: tan grande
empresa os estaba reservada. La obligación que acabáis de contraer
nos asegura el resultado; necesitamos de un jefe que nos defienda y
guie en los trabajos. La cimitarra que poseéis, y que supisteis
conservar en los combates, nos garantiza lo primero. Venid a tomar la
azada y a recibir las instrucciones que nos aseguren lo segundo,
pues tenemos a la vez que producir y conservar lo que poseemos o
consigamos con el sudor de nuestra frente.

EI Gran Maestro de Ceremonias lo conduce al Oriente; el Muy Ilustrado Maestro baja y


presentándole la azada dice:

Habéis sido condecorado con el titulo de CONSEJERO DE ORIENTE o


SATRAPA DE PERSIA por vuestro talento, valor y virtudes; yo os he
constituido MASON LIBRE, y ahora os doy el símbolo que os enseña
a poseer la libertad. ¡EL TRABAJO! ¡Trabajad con la azada en una
mano y defendeos con el alfanje en la otra! Produciréis la riqueza, y la
conservación con la segunda.

Le pone la banda y dice:

Esta banda es la insignia del Masón Libre: llevadla siempre que os


presentéis en Logia, y morid antes que volver a cargar las cadenas
del esclavo.

Toma el mando, lo reviste de el, y dice:

Este mandil blanco, forrado y ribeteado de verde, simboliza vuestra


buena fe y la esperanza que nos alienta de ver libres a todos los
hombres, pues son nuestros hermanos,
16
En fin, Venerable Maestro, el grado que acabáis de recibir tiene como,
los demás, sus signos, palabras y toques especiales.
EL SIGNO DE ORDEN es llevar la mano derecha al corazón, y el
SALUDO, hacer con ella el ademan correspondiente. Antiguamente se
aparentaba sacar la espada y ponerse en son de combate, pero es un
anacronismo. Los orientales no conocieron la espada hasta después
de las Cruzadas, y la Orden de la Caballería se instituy6 en la Edad
Media. Así, hablar de espada y llamar a este grado Caballero de
Oriente o de la Espada, es un doble desatino.
EL TOQUE es extender el brazo izquierdo, dirigiendo el puno al pecho
del hermano como para rechazar un Ataque, aparentando abrirse
paso con el arma que se supone tener en la mano derecha.
La BATERIA consta de seis golpes, por uno y cinco.
La EDAD, treinta años.
La PALABRA DE PASE………….
La PALABRA SAGRABA ES ………
Hermano mío: os dije hace mucho tiempo que la Masonería no era
institución creada como las religiones para establecer un sistema
determinado de creencias, sino que se extendía y dilataba conforme
al progreso de las luces; y que siempre a la cabeza de la Civilización,
incorpora cada siglo nuevas verdades a las anteriores conocidas. En
los catorce grados primeros se os explico lo que el Gran Salomón
había enseñado para educar a su pueblo; mas como do basta
proclamar la Libertad si no se arbitran medios eficaces para
sostenerla, aquella se redujo prontamente a un fantasma
desconocido, y las naciones cayeron en esclavitud desastrosa.
Cuatro centurias después, tantos siglos sepultada en las tinieblas, se
vio con asombro redimida por Ciro, que sin otro guía que los
dictados de su Conciencia reconoció los derechos y deberes del
hombre y el modo de hacerlos efectivos. Fundose al instante el grado
de Mason Libre que acabáis de recibir, y que, bien entendido,
conserva al universo la felicidad, a la persona el goce de todas sus
facultades y a la nación su independencia. Trabajad hermano mío y
acostumbraos a vencer las dificultades de la vida, contando con
vuestros propios recursos para crear la riqueza, fundar la Libertad y
garantizarla y defenderla contra sus enemigos interiores o exteriores,
así es como podréis llamaros justamente uno de los nuestros.
Venerable Gran Maestro de Ceremonias, llevadle a los Grandes
Vigilantes para que lo examinen.

Hecho el anuncio, se les proclama, aplaude y da asiento en Oriente para honrarlos, y se


ofrece la palabra al Gran Orador. Dice su columna grabada; se aplaude, y después se
dan las gracias a los Visitadores y se circula la caja de asistencia.

17
CLAUSURA DE LOS TRABAJOS
El Muy Ilustrado Maestro da un golpe y dice:

M∴II∴ M∴ Venerable Maestro Primer Gran Vigilante, ¿de donde venís?

Pr∴ Gr∴ Vig∴ De Oriente, Muy Ilustrado Maestro.

M∴ ll∴ M∴ ¿Y que nos traéis de Babilonia?

Pr∴ Gr∴ Vig∴ La Libertad y los medios de reconstruir el Templo.

M∴II∴ M∴ ¿Por que habéis merecido esa gracia?

Pr∴ Gr∴ Vig∴ Porque he sabido vencer a los que me atacaron al pasar el puente de
Starbuzanai o del Éufrates.

M∴II∴ M∴ ¿Y que sois ahora?

Pr∴ Gr∴ Vig∴ MASON LIBRE.

M∴II∴ M∴ ¿Que deberes os impone este dictado?

Pr∴ Gr∴ Vig∴ El de proclamar la LIBERTAD DE LA PERSONA y enseñar a los


demás a merecerla, adquirirla y conservarla.

M∴II∴ M∴ Para que cumpláis tan sagrada obligación, anunciad, Venerables


Maestros Primero y Segundo Grandes Vigilantes, que es mi intención
cerrar los trabajos del SANHEDRIM.

Se anuncia; da seis golpes, por uno y cinco, que repiten los Grandes Vigilantes y dice:

M∴ II∴. M∴ En pie y al orden, hermanos.

Todos lo ejecutan

M∴ II∴ M∴ A la G∴ etc., declaro cerrado los trabajos ¡A mi, hermanos!

Signo y batería con la palabra HOSCHEA repetida tres veces

M∴ II∴ M∴ Id en paz, hermanos; pero antes jurad guardar silencio acerca de lo


ocurrido en la sesión. ¿Lo juráis?

Los hermanos extienden su mano derecha y dicen:

Todos ¡Lo juro!

Y se retiran en silencio.

18