Está en la página 1de 19

5 E.I.A.

en el estado español
5.1 Trámites administrativos en la EIA
La Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) es, ante todo, un procedimiento
administrativo, es decir, un conjunto de trámites que deben seguir ciertos
proyectos para poder ejecutarse. Dentro de la EIA, la realización del estudio
de impacto ambiental (EsIA) es sólo una parte (resulta importante no
confundirlas).

Antes de profundizar en este tema, vamos a clarificar algunos conceptos:

- La EIA es un procedimiento administrativo que evalúa las


incidencias de un proyecto.

- El EsIA es el documento técnico que debe presentar el


promotor o titular del proyecto y que sirve de base para la EIA.

- La Participación Pública es una de las características de la


EIA.

- El EIA concluye con una Declaración de Impacto


Ambiental (DIA), que es el pronunciamiento del órgano
ambiental mediante el cual se rechaza, se aprueba o se
modifica el proyecto, en función de sus impactos
potenciales.

Incidencia del marco jurídico español en los trámites administrativos de la EIA

La Directiva 85/337/CEE, del Consejo, de 27 de junio de 1985, relativa a la Evaluación


de las Repercusiones de determinados Proyectos Públicos y Privados sobre el Medio
Ambiente, ha regulado la amplitud con que deben realizarse los estudios de EIA de
ciertas obras públicas y privadas. Esta norma fue incorporada en España mediante el
Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto
Ambiental, desarrollada, a su vez, mediante Reglamento para su ejecución aprobado
por Real Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre.

Así todo el procedimiento administrativo que es la EIA queda establecido en el


Reglamento aprobado por Real Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre.

Recientemente, se ha aprobado el Real Decreto-Ley 9/2000, de 6 de octubre, de


modificación del Real Decreto legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de
Impacto Ambiental, que tiene por objeto incorporar plenamente en el Estado Español la
Directiva 85/337/CEE, con las modificaciones introducidas por la Directiva 97/11/CE, del
Consejo, de 3 de marzo de 1997.

Entonces, dicho Reglamento para la ejecución del Real Decreto Legislativo


1302/1986, aprobado por RD 1131/1988, deberá ser adaptado a la nueva norma
(RDL 9/2000), estando vigente en la parte que no se oponga a la misma.
1
Nota

En la exposición que sigue, sobre el procedimiento administrativo que constituye la EIA,


se acompañan indicaciones dadas por dichas normas: RDL 9/2000 y Reglamento RD
1131/1988.

Se recomienda entonces la comparación simultánea con la figura 5.1 para ir


clarificando los pasos a seguir.

Al final de este capítulo se incluye íntegramente una Declaración de Impacto Ambiental


sobre el proyecto de construcción de una línea eléctrica publicada en el Boletín Oficial
del Estado (BOE) Español.

La lectura pormenorizada de la misma dará una idea amplia de los conceptos que
se presentan en este capítulo como, por ejemplo: promotor, órgano con
competencia sustantiva, medidas preventivas, medidas correctoras, programa de
vigilancia ambiental, memoria-resumen, estudio de impacto ambiental (resumen),
información pública, participación de las entidades consultadas (alegaciones), ...

2
Figura Esquema de procedimiento administrativo de la EIA (en referencia
5.1 a la legislación ambiental española). Fuente: elaboración propia.

3
5.1.1 Iniciación y consultas
5.1.1.1 Iniciación

El proceso se inicia con una comunicación de toda persona


física o jurídica, pública o privada que se proponga realizar un
proyecto, público o privado, consistente en la realización de
las obras, instalaciones o cualquier otra actividad entendida
como motivo de EIA, al órgano del medio ambiente
competente.

PROYECTOS SUJETOS A EIA EN EL ESTADO ESPAÑOL

 La relación de proyectos sujetos obligatoriamente a presentar EIA están


recogidos en el Anexo I del RDL 9/2000, de 6 de octubre.

 En el Anexo II de dicho RDL, aparece otra lista de proyectos sujetos a la


realización de este protocolo administrativo de EIA, sólo si el órgano ambiental lo
estima oportuno.

 En este último supuesto, la decisión que tome el órgano ambiental, que debe ser
motivada y pública, se ajustará a los criterios establecidos en el Anexo III de
dicho RDL.

 Esto último no será de aplicación en aquellos proyectos para los que la


normativa de las Comunidades Autónomas, en el ámbito de sus competencias,
exija EIA en todo caso o fije umbrales, de acuerdo con los criterios del Anexo III,
para determinar cuándo dichos proyectos deben someterse a EIA.

 Cuando un proyecto pueda tener repercusiones significativas sobre el medio


ambiente de otro Estado miembro de la Unión Europea, se seguirá el
procedimiento regulado en el convenio sobre Evaluación de Impacto en el Medio
Ambiente en un contexto transfronterizo, hecho en Espoo (Finlandia) el 25 de
febrero de 1991, ratificado por España el 1 de septiembre de 1997.

Básicamente se trata de remitir al órgano ambiental (Ministerio de


Medio Ambiente, concretamente a la Dirección General de Calidad y
Evaluación Ambiental) una Memoria-Resumen que recoja los
aspectos más significativos del proyecto que se pretende realizar.
Dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se realice el
proyecto, esta Memoria-Resumen se deberá remitir a la Consejería
pertinente en vez de al Ministerio.

Una copia de esta Memoria-Resumen se remitirá al órgano con


competencia sustantiva en el ámbito del proyecto, es decir, a quien
tiene que aprobar el proyecto.

5.1.1.2 Consultas
4
Una vez el órgano ambiental haya recibido la Memoria-Resumen,
dispone de un plazo de 10 días para consultar a las personas,
instituciones y administraciones que pueden estar afectadas o
constituyan un grupo de opinión sobre los efectos ambientales del
proyecto.

Estas personas, instituciones y administraciones disponen, a su vez,


de 30 días más, para remitir al órgano ambiental:
- las consideraciones sobre el impacto ambiental que creen que provocará el
proyecto,

- las propuestas que deseen hacer sobre la mejor defensa del medio
ambiente,

- cualquier propuesta que consideren que debe ser incluida en el EsIA.

EL SCOPING

El scoping se considera como una fase previa al EIA contemplada en la legislación de


algunos países. Esta fase vendría a englobar a la fase de consultas y tendría como
objeto establecer las líneas a seguir por la EIA según lo que opina la población afectada
y lo que establece la Administración. Dado que cada proyecto requiere de un enfoque
específico, el scoping ayudaría a perfilar este enfoque.

En el artículo 13 del RD 1131/1988 español se ofrece una versión de esta fase que
consta de cuatro etapas:

1º. Preparación de un informe que defina al proyecto propuesto y sus posibles efectos.

2º. Notificación a la población afectada y a la Administración competente, y recogida de


sus opiniones.

3º. Determinación del contenido y alcance del estudio: alternativas (co

5.1.2 Información al titular del proyecto


El Órgano Ambiental dispone de 20 días más para hacer llegar al
promotor o titular del proyecto las consultas realizadas en el paso
anterior. También indicará los aspectos más relevantes que han de
considerarse en la realización del EsIA.

5.1.3 Realización del Es.I.A


El promotor es el responsable de la redacción del EsIA, en base a lo
establecido en el paso anterior y cubriendo, al menos, las siguientes
áreas (artículo 2, del RDL 9/2000, del derecho ambiental español):
- Descripción general del proyecto y exigencias previsibles en el tiempo,
en relación con la utilización del suelo y de otros recursos naturales.
Estimación de los tipos y cantidad de residuos vertidos y emisiones de
materia o energía resultantes.
5
- Una exposición de las principales alternativas estudiadas y una
justificación de las principales razones de la solución adoptada, teniendo en
cuenta los efectos ambientales.

- Evaluación de los efectos previsibles directos o indirectos del proyecto


sobre la población, la fauna, la flora, el suelo, el aire, el agua, los factores
climáticos, el paisaje y los bienes materiales, incluido el patrimonio histórico-
artístico y el arqueológico.

- Medidas previstas para reducir, eliminar o compensar los efectos


ambientales significativos.

- Programa de vigilancia ambiental.

- Resumen del estudio y conclusiones en términos fácilmente comprensibles,


mediante el Documento de Síntesis. Informe, en su caso, de las dificultades
informativas o técnicas encontradas en la elaboración del mismo.

En la práctica quien redacta el EsIA es un equipo de profesionales a


los cuales se les encarga este trabajo. Lo ideal sería que fuese un
equipo independiente y multidisciplinar y que la participación pública
fuese real. El hecho de que el equipo dependa del promotor podría dar
pie a que el EsIA fuese claramente favorable a la aprobación del
proyecto, pero como que la aprobación final de este EsIA no depende
de este equipo, sino del Órgano Ambiental, se supone que el resultado
será imparcial.

En este sentido, la Administración pondrá a disposición del titular del


proyecto los informes y cualquier otra documentación que obre en su
poder cuando resulte de utilidad para la realización del estudio de
impacto ambiental. Asimismo, el órgano ambiental dará al titular del
proyecto, a solicitud de éste, su opinión en cuanto al alcance
específico, atendiendo a cada tipo de proyecto, del EsIA (artículo 2.2,
del RDL 9/2000, del derecho ambiental español).

En otras ocasiones (titulares de proyectos comprendidos en el anexo II


del RDL 9/2000), deberán presentar ante el órgano ambiental la
documentación acreditativa de las características, ubicación y potencial
impacto del proyecto, a fin de que dicho órgano pueda adoptar una
decisión.

5.1.4 Información pública


El EsIA será sometido dentro del procedimiento aplicable al trámite
para la autorización y realización del proyecto al que corresponda y,
conjuntamente con éste, al trámite de información pública y demás
informes que en aquél se establezcan (según establece el artículo 15
del RD 1131/1988).

Esto implica que, en aquellos casos en los que la legislación pertinente


así lo especifique, el EsIA quedará englobado dentro del mismo
proyecto, por lo que ambos serán expuesto públicamente.

6
Si en el procedimiento sustantivo no estuviera previsto dicha acción, el
órgano administrativo de medio ambiente de la administración
autorizante procederá directamente a someter el estudio de impacto
ambiental al trámite de información pública durante 30 días, y a
recabar los informes que, en cada caso, considere oportunos.

Antes de efectuar la declaración de impacto, el órgano administrativo


de medio ambiente, a la vista del contenido de las alegaciones y
observaciones formuladas en el período de información pública, y
dentro de los 30 días siguientes a la terminación de dicho trámite,
comunicará al titular del proyecto los aspectos en que, en su caso, el
estudio ha de ser completado, fijándose un plazo de 20 días para su
cumplimiento, transcurrido el cual procederá a formular la Declaración
del Impacto.

En España, el único proyecto que contempla explícitamente este paso es el relativo a


Carreteras: "los proyectos de autopistas y autovías que supongan un nuevo trazado,
así como las nuevas carreteras, deberán incluir la correspondiente EIA de acuerdo con
la normativa aplicable a tal efecto" (Artículo 9 de la Ley de Carreteras 20/88).

En algunas disposiciones, en cambio, la mención es implícita a los EsIA o la


evaluación de efectos ambientales:

 El Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas,


aprobado por Decreto 2414/1961: establece que para otorgar la licencia a estas
actividades hay que realizar una evaluación de sus repercusiones sobre la
sanidad ambiental y especificar medidas correctoras.

 La Orden Ministerial del Ministerio de Industria de 18 de Octubre de 1976 sobre protección de


medio ambiente atmosférico: prevé la posibilidad de que se exija un EsIA para instalar, ampliar,
modificar o trasladar industrias potencialmente contaminantes de la atmósfera.

 El RD Legislativo de 15 de octubre de 1982 sobre restauración de espacios naturales afectados


por actividades extractivas: dispone que, junto con el plan de restauración se tiene que presentar
un EsIA.

 La Ley de Aguas de 2 de agosto de 1985: establece (en el art. 90) que para tramitar concesiones
y autorizaciones que afecten al dominio público hidráulico, habrá que presentar una evaluación
de efectos en el medio ambiente.

 La Ley de Costas 22/1988: establece (en el art. 42.2) que cuando se prevean alteraciones
importantes se requerirá una previa evaluación de los efectos sobre el medio ambiente. Además,
el RD 1471/89 que aprueba el reglamento de esta Ley de Costas, establece que la evaluación
contemplará un estudio de la incidencia de las actividades y las medidas correctoras necesarias.

 La Ley 4/1989 de Conservación de los espacios naturales y de la flora y fauna silvestre, de 27 de


marzo: (Disposición Adicional 2ª): "amplía la lista de actividades sometidas a EIA contenida en el
Anexo I del RD 1302/86, de 28 de junio, con la inclusión en la misma de las transformaciones de
uso del suelo que impliquen eliminación de la cubierta vegetal arbustiva o arbórea y supongan
riesgo potencial para las infraestructuras de interés general del Estado, y en todo caso, cuando
dichas transformaciones afecten a superficies superiores a 100 ha". En el art. 4, se establece que
los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales concretarán aquellas actividades, obras o
instalaciones públicas o privadas a las que se deba aplicárseles el régimen de evaluación

7
previsto en el RD 1302/86 de Evaluación de Impacto Ambiental.

 El RD 1211/90 por el que se aprueba el Reglamento de la Ley de los Transportes Terrestres


señala la obligación de seguir el procedimiento de EIA.

 La Ley 54/1997, del sector eléctrico, incorpora como proyectos obligatorios de llevar a cabo EIA
la construcción de líneas aéreas de energía eléctrica con una tensión igual o superior a 220 KV y
una longitud superior a 15 Km.

5.1.5 Remisión del expediente


Con carácter previo a la resolución administrativa que se adopte para
la realización o, en su caso, autorización de la obra, instalación o
actividad de que se trate, el órgano competente en el proyecto remitirá
el expediente al órgano administrativo de medio ambiente,
acompañado, en su caso de las observaciones que estime oportunas,
al objeto de que éste formule una Declaración de Impacto Ambiental
en la que determine las condiciones que deban establecerse para la
adecuada protección del medio ambiente y de los recursos naturales
(artículo 16 RD 1131/1988).

Es decir, tanto si el tipo de proyecto que nos ocupa es una carretera o


no, el órgano con competencias para aprobar el proyecto (Órgano
sustantivo autorizante) tendrá que remitir el expediente al Órgano
administrativo de medio ambiente.

En cuanto a lo que debe contener este expediente, se establecen los


siguientes puntos:

 La documentación técnica del proyecto.

 El EsIA.

 Los aspectos a completar en el EsIA que hayan surgido como consecuencia


de la información pública (si es que hay alguno).

Cuando se trate de proyectos públicos, la remisión del expediente al


órgano ambiental se hará efectiva antes de que sean sometidos a su
aprobación técnica.

5.1.6 Información pública del Es.I.A.


Si el procedimiento sustantivo del proyecto no prevé el trámite de
información pública, será el propio órgano ambiental el que procederá
a someter a información pública el EsIA durante 30 días hábiles,
además de recabar los informes que estime oportunos.

8
Figura 5.2 Anuncio de presentación pública de un estudio de impacto ambiental de
un proyecto de ampliación de un puerto, publicado en el Boletín Oficial
del Estado (BOE) español.

Dentro de los 30 días siguientes a la finalización de dicho trámite, el


órgano ambiental comunicará al titular del proyecto o promotor los
aspectos que, según la información pública, deben ser completado en
9
el EsIA. El titular del proyecto o promotor tiene un plazo de 20 días
para completar el EsIA.

5.1.7 Redacción de la DIA


La Declaración de Impacto Ambiental (DIA) la realiza el órgano
ambiental y establece la conveniencia de realizar o no el proyecto,
eso sí, sólo a efectos ambientales.

Si la DIA es positiva deberá, además, fijar las condiciones en que el


proyecto debe llevarse a cabo. Estas condiciones serán
especificaciones concretas sobre protección del medio ambiente,
integrándolas con las previsiones contenidas en los planes
ambientales existentes y serán coherentes con las exigidas para la
autorización del proyecto.

Estas condiciones que establece la DIA deberán prever que los


adelantos científicos y tecnológicos pueden modificar la actividad
autorizada, a no ser que, por su incidencia, sea necesario formular una
nueva DIA.

La DIA recogerá, además, las prescripciones necesarias sobre cómo


realizar el seguimiento de las actuaciones según el programa de
vigilancia ambiental.

5.1.8 Remisión de la DIA


Pasados 30 días desde que el órgano ambiental recibe el expediente
del proyecto antes reseñado, se remitirá la DIA al órgano sustantivo
que tiene que autorizar el proyecto (esto implica que se da un plazo de
30 días para redactar la DIA, aunque este plazo varía en algunas
comunidades autónomas).

Una vez recibida la DIA, el órgano de la administración que


corresponda deberá decidir si se autoriza o no el proyecto.

5.1.9 Resolución de discrepancias


De existir discrepancias, entre el órgano ambiental y el órgano
sustantivo autorizante, sobre el contenido de la DIA o sobre la
conveniencia o no de realizar el proyecto, deberá resolver el conflicto
el Consejo de Ministros o el órgano competente de la Comunidad
Autónoma.

5.1.10 Notificación de las condiciones de la DIA


Si en el procedimiento sustantivo del proyecto se prevé, para el
otorgamiento de la autorización, que se notificarán primero al
peticionario (titular del proyecto o promotor) las condiciones de esta
autorización, entonces esto se aplicará también a la DIA.
10
Es decir, si el proyecto prevé que antes de hacerse pública la
autorización hay que comunicárselo al promotor, entonces también se
le facilitará el contenido de la DIA antes de publicarla.

5.1.11 Publicación de la DIA


En todo caso, la DIA se hará publica en el plazo que se
establezca para su realización.

Ejemplo de Declaración de Impacto Ambiental (DIA)

En la figura 5.3 se recoge, en su totalidad, un ejemplo de Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre
un proyecto de construcción de una línea eléctrica sujeta a EIA, publicado el 27 de marzo de 2001 en el
Boletín Oficial del Estado (BOE) de España, Nº74 de 2001, páginas 11.419 a la 11.432.
Se recomienda su atenta lectura para acabar de afianzar conceptos introducidos en este apartado. En
efecto, en este ejemplo podrán identificarse un buen número de etapas y procesos que se contemplan en
los trámites administrativos de la EIA:

 Se indican las normas legales que rigen el proceso seguido, tanto las propias de
EIA, como aquella norma sectorial (en este caso la Ley 54/1997 del Sector
Eléctrico) que refleja la necesidad de llevar a cabo la EIA en el proyecto.

 Se identifican las partes vinculantes: el promotor (Red Eléctrica de España, SA), Organo
Ambiental (Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental), Organo con Competencia
Sustantiva (Dirección General de la Energía del Ministerio de Industria y Energía), así como a los
organismos y entidades consultadas.

 La fecha en que se presentó la memoría-resumen: 11/02/99.

 La resolución del Organo ambiental sobre la viabilidad ambiental del proyecto al comienzo de la
exposición de la DIA.

 Contenido de la DIA: Medidas preventivas, medidas correctoras, programa de vigilancia


ambiental, documento adicional, financiación de medidas correctoras y tres anexos (resultado de
las consultas previas, resumen de estudio de impacto ambiental y resultado de la información
pública).

 Etc.

11
Figura 5.3 Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre un proyecto de construcción de
una línea eléctrica sujeta a EIA en España. Fuente: Boletín Oficial del Estado
(BOE) de España (Nº74 de 2001, páginas 11419 a la 11432).

12
Figura 5.3 (Continuación) Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre un proyecto de
construcción de una línea eléctrica sujeta a EIA en España. Fuente: Boletín Oficial
del Estado (BOE) de España (Nº74 de 2001, páginas 11419 a la 11432).

13
Figura (Continuación) Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre un proyecto de construcción de
5.3 una línea eléctrica sujeta a EIA en España. Fuente: Boletín Oficial del Estado (BOE) de España
(Nº74 de 2001, páginas 11419 a la 11432).

14
Figura (Continuación) Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre un proyecto de construcción de
5.3 una línea eléctrica sujeta a EIA en España. Fuente: Boletín Oficial del Estado (BOE) de España
(Nº74 de 2001, páginas 11419 a la 11432).

15
Figura (Continuación) Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre un proyecto de construcción de
5.3 una línea eléctrica sujeta a EIA en España. Fuente: Boletín Oficial del Estado (BOE) de España
(Nº74 de 2001, páginas 11419 a la 11432).

16
Figura (Continuación) Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre un proyecto de construcción de
5.3 una línea eléctrica sujeta a EIA en España. Fuente: Boletín Oficial del Estado (BOE) de España
(Nº74 de 2001, páginas 11419 a la 11432).

17
Figura (Continuación) Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre un proyecto de construcción de
5.3 una línea eléctrica sujeta a EIA en España. Fuente: Boletín Oficial del Estado (BOE) de España
(Nº74 de 2001, páginas 11419 a la 11432).

18
Figura (Continuación) Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre un proyecto de construcción de
5.3 una línea eléctrica sujeta a EIA en España. Fuente: Boletín Oficial del Estado (BOE) de España
(Nº74 de 2001, páginas 11419 a la 11432).

19