Está en la página 1de 2

Esta meditación debemos leerla teniendo conciencia de que nuestro ángel escribió

para nosotros las líneas que se presenta a continuación,


es sencilla y muy efectiva, y por medio de ella conoceremos el nombre de nuestro
Ángel de la Guarda. Se sugiere llevar a un
diario angelical, para escribirle cuando así lo deseen, y así acercarse aún más a él.

Todos los días hay un pensamiento de mi para ti, y un espacio por si tú tambié
n quieres decirme algo.
Yo estaré aguardando con el mayor amor cada vez que desees hacerlo;
pero igualmente seré inmensamente feliz si alguna vez no tienes ganas de escribirme.

Me gustaría muchísimo que supieras mi nombre.


Yo te lo transmitiré por medio de una meditación muy sencilla
(que es preferible que hagas por la noche, cuando vayas a dormiré)

Deberás estar tranquilo y tener la seguridad de que yo me comunicaré contigo.


Si no escuchas mi nombre en el momento del ejercicio, cuando despiertes una
mañana lo sabrás; puede ser la misma mañana después de la meditación. Todo
depende de tu apertura hacia mí.

Cuando termine esta carta te escribiré el ejercicio y una vez que conozca mi
nombre, podrás escribirlo en nuestro diario, después de cada mensaje mío para ti, y
también podrás dirigirte a mí siempre por mi nombre.

Ese nombre que escucharás o que recibirás mentalmente es con el que quiero que
me llames. Te
digo esto porque muchas personas a veces esperan oír un nombre bíblico o alguno
que suene distinto a su idioma: pero no siempre es así ,
nosotros usamos nombres sencillos. La vibración de mi
nombre producirá efectos positivos en ti… También al principio de cada mensaje de
nuestro diario, que recibas de mí. Te agradeceré que menciones tu nombre.

¿Sabes que cuando recibiste tu nombre, fue susurrado por mí? Tiene una
vibración que nos une más. Cada vez que quieras hablar conmigo lo puedes hacer:
no es necesario que lo hagas siempre por medio de nuestro diario, aunque la
comunicación mediante él reforzará nuestra unión. Yo siempre estoy junto a ti, y
ahora que empezarás a pensar en mí, la luz y la
mía y yo te mantendré cubierto con mis alas para que permanezcas siempre dentro
de mi aura.

Recuerda siempre que te amo con el mayor


y más profundo amor; que hoy todos los los ángeles celebran este gran
acontecimiento y quieren que te transmita este mensaje:

Somos tus amigos, te amamos y siempre que nos necesite, solo tiene que llamarnos para
volar en tu auxilio
Ahora trata de
sentir todo el amor que unidos todos los ángeles te estamos transmitiendo
Siempre he esperado este momento, y hoy, que te acercas a mí, me
regocijo y mi alma resplandece con más fulgor. Todos los ángeles están de
fiesta y yo te abrazo fuertemente para guiarte con amor porque te amo.

Ahora para escuchar mi nombre, solo tienes que tranquilizarte,


aquietarte y escuchar con tu corazón. Antes…. Respira profundamente tres veces,
mientras lo haces, piensas que estas inhalando aire fresco y dorado que emana de mi
corazón angelical. Yo te abrazo y con profundo amor, te acerco a mi
pecho…piensa ahora que estás viendo a muchos ángeles que transportan hacia
ti todo el aroma del campo… te bañan con las esencias mi sutiles…
Resplandeces y eres feliz… ahora te susurrare mi nombre …escucha con el oído del
alma… te amo profundamente. Yo soy tu Ángel de la Guarda y mi nombre es: ——
———.

Extraído del libro el poder de los Ángeles de Adolfo Pérez Agustí.

Intereses relacionados