Está en la página 1de 12

EMPALMES

7.8.1.5 Cuando la cara de una columna está desalineada 75 mm o más por cambio de sección, las
barras longitudinales no se deben doblar. Se deben proporcionar espigas (dowels) empalmados
por traslape con las barras longitudinales adyacentes a las caras desalineadas de la columna. Los
empalmes por traslape deben cumplir con lo especificado en 12.17.

7.8.2.2 La capacidad de transferencia de carga por apoyo de contacto en los empalmes de los
extremos se debe considerar como máximo igual a un 50% del esfuerzo total de compresión en el
núcleo de acero.
7.10.4.5 El refuerzo en espiral debe empalmarse, si se requiere, por alguno de los siguientes
métodos:

(a) Empalme por traslape no menor que 300 mm ni menor a lo indicado a continuación:
1) barra o alambre corrugado sin recubrimiento............................................................... 48 db
2) barra o alambre liso sin recubrimiento........…………….……........................................ 72 db
3) barras o alambres corrugados recubiertos con epóxico…........................................... 72 db
4) barras o alambres lisos sin recubrimiento con un gancho estándar de estribo según 7.1.3
en sus extremos empalmados por traslape (los ganchos deben estar embebidos en el núcleo
confinado por la espiral)................................................................................................... 48 db
5) barras o alambres corrugados recubiertos con epóxico con un gancho estándar de estribo
según 7.1.3 en sus extremos empalmados por traslape (los ganchos deben estar embebidos
en el núcleo confinado por la espiral)............................................................................... 48 db

(b) Empalme mecánico o soldado de acuerdo con 12.14.3.

7.11.3 Los estribos cerrados se deben formar de una sola pieza con sus ganchos extremos
colocados superpuestos abrazando la misma barra longitudinal, o se deben formar de una o dos
piezas unidas mediante un empalme por traslape Clase B (longitud de traslape de 1, 3 dl) o
anclándolas de acuerdo con 12.13.

7.13.2.1 En la construcción de viguetas, al menos una barra de la parte inferior debe ser continua o
debe empalmarse por traslape con un empalme por traslape de tracción Clase A o un empalme
mecánico o soldado que cumpla con 12.14.3 y debe terminar con un gancho estándar en los
apoyos no continuos.

7.13.2.3 Cuando se requieran empalmes por traslape para proporcionar la continuidad necesaria,
el refuerzo superior debe ser empalmado por traslape cerca de o en la mitad del tramo y el refuerzo
inferior debe ser empalmado por traslape cerca del apoyo o en él. Los empalmes por traslape
deben ser empalmes de tracción Clase A, o empalmes mecánicos o soldados que satisfagan los
requisitos de 12.14.3.

7.13.2.4 En vigas distintas a las del perímetro, al menos un cuarto del refuerzo para momento
positivo requerido en la mitad del tramo, compuesto por un mínimo de dos barras, debe ser
continuo o debe empalmarse por traslape sobre o cerca del apoyo con un empalme de tracción de
Clase A o con un empalme mecánico o soldado de acuerdo con 12.14.3 y en los apoyos no
continuos debe terminar con un gancho estándar.
CAPÍTULO 12
LONGITUDES DE DESARROLLO Y EMPALMES DEL REFUERZO

12.1 LONGITUD DE DESARROLLO DEL REFUERZO — GENERALIDADES

12.1.1 La tracción o compresión calculada en el refuerzo en cada sección de los elementos de


concreto estructural, debe ser desarrollada hacia cada lado de dicha sección mediante una longitud
embebida en el concreto (longitud de anclaje), gancho, dispositivo mecánico o una combinación de
ellos. Los ganchos no se deben emplear para el anclaje de barras en compresión.

12.1.2 Los valores de √f´c usados en este capítulo no deben exceder de 8,3 MPa.

12.2 LONGITUD DE DESARROLLO DE BARRAS CORRUGADAS Y DE ALAMBRES


CORRUGADOS A TRACCIÓN

12.2.1 La longitud de desarrollo para barras corrugadas y alambre corrugado en tracción, dl debe
determinarse a partir de 12.2.2 ó 12.2.3, pero no debe ser menor que 300 mm

12.2.2 Para barras corrugadas o alambres corrugados, dl se calculará de acuerdo a la Tabla 12.1.
12.2.3 Para barras corrugadas y alambres corrugados, dl debe ser:

Dónde:

n es el número de barras o alambres que se empalman o desarrollan dentro del plano de


hendimiento (splitting). cb es la menor distancia entre:

 La distancia del centro de una barra o alambre a la superficie más cercana del concreto.
 La mitad de la separación centro a centro de las barras o alambres que se desarrollan.

Se permite usar Ktr = 0, como una simplificación de diseño, aún si hay refuerzo transversal
presente.

12.2.4 Los factores indicados en la Tabla 12.1, que afectan la longitud de desarrollo o empalmes
de barras y alambres corrugados en tracción, se indican en la Tabla 12.2.
El producto: t s no necesita considerarse mayor que 1,7
* Se consideran barras superiores aquellas que tienen 300 mm o más de concreto fresco por
debajo de ellas.

12.14 EMPALMES DEL REFUERZO — GENERALIDADES

12.14.1 En el refuerzo sólo se permite hacer empalmes cuando lo requieran o permitan los planos
de diseño, las especificaciones, o si lo autoriza el ingeniero proyectista.

12.14.2 Empalmes por traslape

12.14.2.1 Para las barras mayores de 1 3/8‖ no se deben utilizar empalmes por traslape, excepto
para los casos indicados en 12.16.2.

12.14.2.2 Los empalmes por traslape en paquetes de barras deben basarse en la longitud de
empalme por traslape requerida para las barras individuales del paquete, incrementada de acuerdo
con 12.4. Los empalmes por traslape de las barras individuales del paquete no deben
sobreponerse. No deben empalmarse por traslape paquetes enteros.

12.14.2.3 En elementos sometidos a flexión, las barras empalmadas por traslape que no quedan
en contacto entre sí, no deben espaciarse transversalmente más de 1/5 de la longitud de empalme
por traslape requerida ni de 150 mm.
12.15 EMPALMES DE ALAMBRES Y BARRAS CORRUGADAS A TRACCIÓN

12.15.1 La longitud mínima del empalme por traslape en tracción debe ser la requerida para
empalmes por traslape Clases A o B, pero no menor que 300 mm, donde:
Empalme por traslape Clase A............................................................................. 1,0 dl
Empalme por traslape Clase B.................................................................................. 1,3 dl

Donde dl se calcula de acuerdo con 12.2 para desarrollar fy sin el factor de modificación de 12.2.5.

12.15.2 Los empalmes por traslape de alambres y barras corrugadas sometidas a tracción deben
ser empalmes por traslape Clase A o Clase B de acuerdo con la Tabla 12.3

12.15.4.1 Los empalmes deben estar escalonados a distancias no menores de 600 mm.

12.15.4.2 Al calcular las fuerzas de tracción que pueden ser desarrolladas en cada sección, el
esfuerzo en el refuerzo empalmado debe tomarse como la resistencia especificada del empalme,
pero no mayor que fy. El esfuerzo en el refuerzo no empalmado debe tomarse como fy veces la
relación entre la menor longitud anclada más allá de la sección y dl, pero no mayor que fy.

12.15.4.3 La fuerza de tracción total que puede ser desarrollada en cada sección debe ser al
menos el doble que la requerida por el análisis y por lo menos 140 MPa veces el área total del
refuerzo proporcionado.

12.15.5 Los empalmes en elementos en tracción se deben hacer con un empalme soldado o
mecánico completo, de acuerdo con 12.14.3.2 ó 12.14.3.4, y los empalmes en las barras
adyacentes deben estar escalonados a distancias no menores de 750 mm.
Los tanques circulares y silos sometidos a tracción anular, con muchas barras y empalmes bien
escalonados y espaciados no requieren cumplir con este requisito. En estos casos deberá
considerarse para la armadura anular, empalmes por traslape en tracción Clase B.

12.16 EMPALMES DE BARRAS CORRUGADAS A COMPRESIÓN

12.16.1 La longitud de un empalme por traslape en compresión, ldc, debe ser de 0,071 fy db, para
fy igual a 420 MPa o menor, o (0,13 fy -24) db para fy mayor que 420 MPa, pero no debe ser
menor que 300 mm.
Para f’c menor que 21 MPa, la longitud del empalme por traslape debe multiplicarse por 1,3.
12.16.2 Cuando se empalman por traslape barras de diferente diámetro en compresión, la longitud
del empalme por traslape debe ser la mayor de ldc de la barra de mayor diámetro o la longitud del
empalme por traslape de la barra de diámetro menor. Se permite empalmar barras de 1 ¾´´ y 2
¼´´ con barras de diámetro 1 3/8´´ y menores.

12.16.3 Los empalmes soldados o mecánicos usados en compresión deben cumplir con los
requisitos de 12.14.3.2 ó 12.14.3.4.

12.16.4 Empalmes a tope

12.16.4.1 En las barras que se requieren sólo para compresión, se permite transmitir el esfuerzo de
compresión por apoyo directo a través de cortes a escuadra, mantenidos en contacto concéntrico
por medio de un dispositivo adecuado.

12.16.4.2 Los extremos de las barras deben terminar en superficies planas que formen un ángulo
recto con el eje de la barra, con una tolerancia de 1,5º y deben ser unidas con una tolerancia de 3º
respecto al apoyo completo después del ensamble.

12.16.4.3 Los empalmes a tope se deben usar únicamente en elementos que tengan estribos
cerrados o espirales.

EFICIENCIA DE LOS EMPALMES POR TRASLAPE

Como sabemos, tanto nuestra Norma Técnica de Edificaciones E-060, así como también el
A.C.I, consideran tres tipos de empalme para el refuerzo de las estructuras de concreto armado:

Por traslape
Por soldadura
Por uniones mecánicas

En este breve artículo comentaremos los aspectos básicos del primero de ellos.

En el caso de un empalme por traslape, la transferencia de esfuerzos de una barra a otra, se hace
a través del concreto que rodea ambas barras. En cualquier parte de la longitud de empalme (le),
la fuerza se transmite de una barra al concreto por adherencia y también por este mecanismo,
simultáneamente, se transmite del concreto hacia la otra barra. Como se podrá comprender, dentro
del concreto se generan tensiones muy elevadas y fuerzas que tienden a la falla por separación.

En consecuencia, la eficiencia de un empalme por traslape, radica básicamente de que se pueda


desarrollar eficazmente la adherencia entre la barra y el concreto, sin que éste se desintegre o se
induzcan excesivas deformaciones.

Para el caso de barras de refuerzo sometidos a tracción, se han observado dos tipos de falla por
adherencia:

a.- Falla por desprendimiento directo de la barra:

Lo cual ocurre cuando existe un buen confinamiento proporcionado por el concreto circundante.

Este tipo de falla puede esperarse cuando se utilizan barras de diámetro relativamente pequeño,
con recubrimientos de concreto y espaciamientos entre barras lo suficientemente adecuados.
b.- Fracturamiento del concreto:

Esto ocurre a lo largo de la barra cuando el recubrimiento, el confinamiento o el espaciamiento


entre barras, es insuficiente, para resistir la tensión lateral en el concreto, que resulta de la acción
de cuña producida por las deformaciones de la barra.

La falla por adherencia que resulta del fracturamiento del concreto, es más común en vigas que la
falla por desprendimiento directo. Este fracturamiento ocurre principalmente en la acción de cuña
cuando los resaltes de las barras se apoyan contra el concreto. Este puede ocurrir bien sea en su
plano vertical como en la Fig. Nº 1a u horizontalmente en el plano de las barras como lo muestra la
Fig. Nº 1b

Investigaciones experimentales han identificado los factores que afectan la longitud de desarrollo,
los cuales son: la resistencia a la tensión del concreto, el recubrimiento, el espaciamiento entre
barras y la presencia de refuerzo transversal.

Es claro que la resistencia a la tensión del concreto es importante, debido a que el tipo de falla por
adherencia más común en vigas, es el tipo de fracturamiento como el indicado en la Fig. Nº 1

Aunque la resistencia a la tensión no aparece en forma explícita en las ecuaciones desarrolladas


experimentalmente para la longitud de desarrollo:

Barras sujetas a tensión: 𝑙𝑑𝑏 = 0.006 𝐴𝑏 𝑓𝑦 / √𝑓’𝑐


N.T.E E-060
Barras sujetas a compresión: 𝑙𝑑𝑏 = 0.004 𝑑𝑏 𝑓𝑦 / √𝑓’𝑐

El término (√𝑓’𝑐) aparece en el denominador de estas ecuaciones y refleja la influencia de la


resistencia a la tensión del concreto.

La magnitud del recubrimiento también afecta en el fracturamiento. Así, si se aumenta el


recubrimiento vertical u horizontal (Fig. Nº 2), existe más concreto disponible para resistir la tensión
que resulta del efecto de cuña de las barras corrugadas, se mejora la resistencia de fracturamiento
y la longitud de desarrollo requerida es menor.

De manera similar, la Fig. Nº 2 muestra que si incrementa el espaciamiento entre barras (por
ejemplo, si se utilizan solo dos barras en vez de tres), habrá más concreto disponible para cada
barra para resistir el fracturamiento horizontal. En el caso de vigas, las barras están espaciadas
únicamente alrededor de uno o dos diámetros de la barra entre si. Por otro lado, en losas, zapatas
y algunos otros tipos de elementos, los espaciamientos entre barras, son generalmente mucho
mayores y por tanto, la longitud de desarrollo requerida se reduce.

El refuerzo transversal, como el proporcionado por los estribos, mejora la resistencia a la falla por
fracturamiento vertical u horizontal de la barra sometida a tracción, debido a que la fuerza de
tensión en el acero lateral tiende a evitar el ensanchamiento de la grieta real o potencial. La
efectividad de este refuerzo transversal depende de su esfuerzo de fluencia al igual que del área
de su sección y del espaciamiento a lo largo de la longitud de desarrollo.

Además de estos factores básicos, se han identificado otros que pueden afectar la longitud de
desarrollo, por ejemplo, la ubicación vertical de la barra. Durante la construcción se presenta una
tendencia del agua en exceso (esto sucede para mejorar la trabajabilidad de la mezcla) y del aire
atrapado, a subir a la parte superior del concreto durante el proceso de vibrado. El aire y el agua
tienden a acumularse en la parte inferior de las barras que tienen un espesor sustancial de
concreto debajo de ellas. Ensayos experimentales han demostrado una pérdida significativa en la
resistencia a la adherencia para barras que tengan más de 30 cm. de concreto fresco por debajo
de ellas, y de acuerdo con esto, la longitud de desarrollo debe aumentarse.

Tanto la Norma Técnica de Edificaciones E-060 como el A.C.I, tienen en cuenta todos los
anteriores efectos en las ecuaciones básicas para calcular la longitud de desarrollo (ld) de la cual
depende la longitud de traslape de las barras corrugadas.

Por otro lado, debido a la limitada longitud de las barras, es que con frecuencia es necesario
empalmar las barras en obra. No debemos olvidar, que hay que evitar ubicar estos empalmes en
las zonas de máximos esfuerzos; y cuando se utilicen, éstos deben colocarse de manera
escalonada.

Las barras traslapadas se colocan, a menudo, en contacto y se amarran ligeramente con alambre
Nº 16, de modo que permanezcan en su posición a medida que se coloca el concreto en el
encofrado.

Empalmes por traslape a tracción

La longitud requerida de traslape en empalmes sometidos a tensión, establecida mediante


ensayos, se plantea en términos de la longitud de desarrollo “ld”
Nuestra Norma E-060: Concreto armado, establece dos clasificaciones diferentes para los
empalmes por traslape (longitud mínima requerida):
Tipo B: le = 1.3 ld
Tipo C: le = 1.7 ld

Empalmes por traslape a compresión:

Las barras de refuerzo a compresión se empalman ante todo en columnas donde las barras llegan
normalmente un poco más arriba de cada entrepiso. Esto se hace en parte por conveniencia en la
construcción para evitar el manejo y soporte de barras muy largas en las columnas, pero también
para permitir la reducción por etapas del área de acero de la columna a medida que las cargas
disminuyen en los pisos superiores.

En cuanto a la longitud mínima de traslape, nuestra Norma dice:

“Será la longitud de desarrollo en compresión indicada anteriormente, pero no será menor a:


(0.007db fy) ni a 30 cm. Para concretos con f`c menores a 210 kg/cm2, la longitud de empalme
será incrementada en un tercio”

Todo esto se resume en el siguiente cuadro:

Para concluir, aunque algunas de estas condiciones que se ha analizado, no sean prácticas, hay
que hacerlo así, si es que se pretende que los empalmes por traslape suministren una conexión
eficiente y completa entre las barras corrugadas al desarrollar su importante trabajo dentro de la
estructura.
EMPALMES DE LA ARMADURA

El código especifica que los empalmes de la armadura solo se pueden realizar cuando la
documentación de la obra está detallada clara y exhaustivamente. Los planos de obra, planillas de
armadura y especificaciones técnicas deben mostrar o describir todas las ubicaciones de los
empalmes, los tipos de empalmes permitidos o requeridos, y para el caso de los empalmes por
yuxtaposición, la longitud de empalme requerida. El ingeniero no puede simplemente especificar
que todos los empalmes deben satisfacer los requisitos del código vigente. Esto se debe a que
existe una gran cantidad de factores que afectan los empalmes de las armaduras. Algunos de los
factores que afectan los empalmes yuxtapuestos de barra conformadas solicitados a tracción son:

 Tamaño de las barras.


 Tensión de fluencia de las barras.
 La resistencia a la compresión del hormigón.
 La ubicación de las barras (barras superiores u otras barras)
 El uso de hormigón de peso normal u hormigón de agregados livianos.
 La separación y el recubrimiento de las barras empalmadas.
 La presencia de armadura transversal de confinamiento.
 El uso de revestimiento epoxi.
 El número de barras empalmada en una sección.
EMPALMES DE LAS BARRAS Y ALAMBRES CONFORMADOS SOLICITADOS A TRACCION

Los empalmes por yuxtaposición de la armadura de losas y tabiques, la separación libre efectiva
entre las barras que se empalman en una misma sección se toma como la separación libre entre
las barras empalmadas. Este criterio para contacto entre las barras (separación entre las barras
yuxtaposición menor o igual que (1/5) de la longitud yuxtaposición o 6 pulgadas) se debe
considerar igual que para los empalmes por yuxtaposición

Empalme de barras por yuxtaposición en vigas rectangulares:

Debe tenerse en cuenta que las barras se disponen en medidas comerciales de 12m de largo, por
lo cual puede darse la posibilidad de tener que hacer empalmes de armaduras en casos de trenes
de vigas extensos.

En un empalme por yuxtaposición las tensiones se transmiten de una barra a la otra por
adherencia. Es decir que la longitud de empalme será la longitud necesaria para que, por
adherencia, se transmitan los esfuerzos de una barra a la otra.

Los empalmes por yuxtaposición se permiten solo en barras con 32 bd mm ≤ 32 mm.

Longitudes de empalme de barras solicitadas por tracción:

La longitud de empalme se expresa en función de la longitud de anclaje “ld”

Las longitudes de empalme, según la Clase serán:

Ie = 1.0 * Id ≥ 30 cm  Para empalmes Clase A

Ie = 1.3 * Id ≥ 30 cm  Para empalmes Clase B

Se definen las clases de empalmes como:

Clase A → cuando la armadura disponible es el doble de la requerida y se encuentra las mitad

o menos de la armadura total dentro de la longitud de empalme.


Clase B → otros casos

Esto significa que los empalmes de barras solicitadas por tracción deberán ser siempre empalmes
clase B (le=1.3ld) y solo se permiten empalmes clase A (le=1.0ld) cuando se cumple que (art
12.15.2):

a) el área de la armadura adoptada a lo largo de todo el empalme es, como mínimo, el doble de la
requerida por cálculo, y

b) está empalmada la mitad, o menos, de la armadura total dentro de la longitud de empalme


requerida

Estas disposiciones buscan evitar los empalmes en zonas de esfuerzos máximos (a) y hacer
empalmes escalonados, o sea no empalmar toda la armadura en una misma sección (b).

Nota: se recomienda tener a mano los capítulos 7 “Detalles de armado” y 12 “Longitudes de


anclaje y de empalme de armaduras” del CIRSOC 201-05, junto con sus comentarios, para
consultar y ver las disposiciones y aclaraciones que no se mencionan acá.